Está en la página 1de 3

El Marco Conceptual de la Contabilidad es el conjunto de fundamentos, principios y conceptos

básicos cuyo cumplimiento conduce en un proceso lógico deductivo al reconocimiento y


valoración de los elementos de las cuentas anuales, y se concibe de la misma forma para todas
las empresas, con independencia de su tamaño, presentando por lo tanto una estructura
idéntica y un contenido muy similar al previsto en el Plan General de Contabilidad.

Las pequeñas y medianas empresas deberán formular el balance, la cuenta de pérdidas y


ganancias, el estado de cambios en el patrimonio neto y la memoria, que son los documentos
que forman parte de sus cuentas anuales. La contabilidad de la empresa tendrá que contar con
estos documentos para ser totalmente correcta.

OBJETIVOS DE LA INFORMACIÓN FINANCIERA

La información financiera tiene como objetivos fundamentales:

Conocer y demostrar los recursos controlados por un ente económico, las obligaciones que
tenga de transferir recursos a otros entes, los cambios que hubieren experimentado tales
recursos y el resultado obtenido en el período.

 Predecir flujos de efectivo.


 Apoyar a los administradores en la planeación, organización y dirección de los negocios.
 Tomar decisiones en materia de inversiones y crédito.
 Evaluar la gestión de los administradores del ente económico.
 Ejercer control sobre las operaciones del ente económico.
 Fundamentar la determinación de cargas tributarias, precios y tarifas.
 Ayudar a la conformación de la información estadística nacional, y
 Contribuir a la evaluación del beneficio o impacto social que la actividad económica de
un ente represente para la comunidad. [D2649, Art. 3]

La contabilidad financiera permite:

 Obtener en cualquier momento la información ordenada y sistemática sobre el


desenvolvimiento económico y financiero de la empresa.
 Establecer en términos monetarios, la cuantía de los bienes, deudas y el patrimonio que
posee la empresa.
 C. Llevar un control de todos los ingresos y egresos.
 Facilitar la planeación, ya que no solamente da a conocer los efectos de una operación
mercantil, sino que permite prever situaciones futuras.
 Determinar las utilidades o pérdidas obtenidas al finalizar el ciclo contable.
 Servir de fuente fidedigna de información ante terceros (los proveedores, los bancos, y
el Estado)
 Registrar sistemáticamente todas las transacciones u operaciones de la empresa
 Controlar en forma efectiva todos los bienes y obligaciones de la empresa.
 Presentar en un momento determinado la situación financiera de la empresa
 Analizar e interpretar los hechos económicos lo que permite conocer el desarrollo o
retroceso de la empresa.
 Proyectar con anticipación las actividades económicas de la empresa.
 Proteger y comprobar que los recursos, obligaciones y todas las transacciones de la
empresa son de carácter confiable ante el estado y ante terceras personas.
 Determinar las utilidades o pérdidas obtenidas en cada periodo.

CARACTERÍSTICAS CUALITATIVAS DE LA INFORMACIÓN FINANCIERA ÚTIL II

Comparabilidad. La información es útil si esta puede ser comparada con la que suministran otras
entidades, o con la información suministrada por la misma entidad de periodos anteriores.

La comparabilidad es sacrificada por IASB, cada vez que una nueva NIIF incorpora políticas
contables nuevas, sin embargo es necesario sacrificar la comparabilidad para mejorar las
políticas de una entidad y alcanzar su representación fiel.

Todas las cifras que presente la entidad deben ser comparables con el periodo o periodos
anteriores, incluso la información cualitativa o descriptiva.

Verificabilidad. La información financiera puede ser analizada por observadores independientes


diferentes y debidamente informados y sobre ella alcanzar un acuerdo, aunque no
necesariamente completo.

La verificabilidad no implica exactitud de la información, simplemente implica acuerdos entre el


elaborador de la información financiera y un auditor de estados financieros.

Los estados financieros siempre se encontraran llenos de estimaciones en sus partidas, tales
como un deterioro de cuentas por cobrar, el valor razonable de instrumentos financieros que
no coticen en bolsa, las probabilidades de desembolsar recursos por litigios, el uso de tasas de
descuento, etc.

Oportunidad. Información disponible a tiempo, para que pueda influir en las decisiones de los
usuarios.

La oportunidad implica que la información debe estar disponible a los usuarios, aunque entre
más antigua la información menos útil es, muchas veces información antigua es necesaria para
evaluar tendencias por parte de los usuarios.

Comprensibilidad. Una información comprensible es aquella que es clara y concisa, respecto de


su clasificación, caracterización y presentación de la información a los usuarios.

Una información comprensible es aquella que describe la naturaleza de los hechos, que detalla
transacciones complejas, y que suministra información clave para los usuarios de la información
financiera.

A pesar del cumplimiento de las anteriores características cualitativas de mejora y de las


fundamentales, la información financiera no puede incluir todo lo que necesitan los usuarios.

Reconocimientos de los elementos de los estados financieros

Se denomina reconocimiento al proceso de incorporación, en el balance general o en el estado


de resultados, a una partida que cumpla la definición del elemento correspondiente.

Debe ser objeto de reconocimiento toda partida que cumpla con la definición de un elemento,
siempre que:
 Sea probable que cualquier beneficio económico asociado con la partida llegue a o salga
de la empresa.
 La partida tiene un costo o valor que pueda ser medido con fiabilidad.

Reconocimiento de Activos: Se reconoce un activo en el balance general, cuando es probable


que se obtengan del mismo beneficios económicos futuros para la empresa y además el tenga
un costo que pueda ser medido con fiabilidad.

Reconocimiento de Pasivo: Se reconoce un pasivo en el balance general cuando es probable


que una salida de recursos representativos de beneficio económicos resultará del pago de una
obligación actual que puede ser medida fiablemente.

Reconocimiento de Ingresos: Se reconoce un ingreso en el estados de resultados cuando ha


surgido un incremento en los beneficios económicos futuros, relacionado con un incremento en
los activos o una disminución en los pasivos, y además el monto del ingreso puede medirse con
fiabilidad.

Reconocimiento de Gasto : Se reconoce un gasto en el estado de resultados cuando ha ocurrido


una disminución en los activos o un incremento el los Pasivos, ,y que puede medirse con
fiabilidad.

Concepto de Capital y Mantenimiento de Capital según las NIIF

De acuerdo con el Marco Conceptual que emitió el IASB, en septiembre del 2010, es muy común
que los estados financieros de los entes que presentan información bajo NIIF, estén
elaborados con base en un modelo cuyos fundamentos son el costo histórico recuperable y el
concepto de mantenimiento de capital. El siguiente Gráfico ilustra los aspectos más importantes
del concepto de capital y mantenimiento de capital.

Según lo indicado en el Marco Conceptual, la cualificación de capital deberá realizarse teniendo


en cuenta a los usuarios de los Estados Financieros, según el dinero invertido y su poder
adquisitivo o la capacidad productiva de la empresa; como bien se indicó en la anterior gráfica,
el capital de la compañía puede dividirse en dos grupos que según el marco conceptual de las
NIIF se definen como:

Capital financiero: Hace referencia a las ganancias obtenidas cuando el importe de los activos
netos al principio del período es mayor al importe de los mismos al final, pero sin tener en cuenta
los aportes de los socios o propietarios, o las distribuciones de utilidades realizadas en el mismo
período. El mantenimiento de este tipo de capital puede realizarse tanto en unidades
monetarias nominales como en unidades de poder adquisitivo constante.

Capital operativo o físico: Equivale a las ganancias obtenidas cuando la capacidad productiva en
términos físicos u operativos de la empresa es superior al final del período en comparación con
las cifras calculadas al inicio, después de haber excluido las aportaciones de los propietarios y
las distribuciones hechas a los mismos durante dicho período.