Está en la página 1de 9

Document downloaded from http://www.elsevier.es, day 11/11/2017. This copy is for personal use.

Any transmission of this document by any media or format is strictly prohibited.

ÁMBIT O FAR MACÉUT ICO

Nut r ic ió n

Verduras y hortalizas
Fuentes naturales de antioxidantes

E
Las verduras y hortalizas son alimentos l grupo de las verduras y hortalizas incluye una
gran cantidad de alimentos vegetales proceden-
bajos en calorías, ricos en agua, fibra,
tes de la huerta. Aquellos que tienen color ver-
vitaminas y minerales. Su acción de en su parte comestible —ya sea en el tallo, hojas o
antioxidante los hace indispensables en inflorescencias— se denominan verduras.
Se trata de un conjunto de alimentos que, junto con
nuestra alimentación. En el presente trabajo
las frutas, actúan como antioxidantes naturales. Debe-
se analiza el valor nutritivo de las principales mos potenciar su consumo, puesto que sólo en su pre-
verduras y hortalizas, y se suministran sentación natural absorbemos los antioxidantes en per-
fecto estado y pueden actuar como tales. Ni los suple-
algunos consejos sobre los riesgos de su
mentos, ni los alimentos enriquecidos en antioxidantes
consumo y la forma apropiada de cocción pueden suplir las 3-5 raciones de verduras y hortalizas
de estos alimentos. que requiere nuestra alimentación cotidiana.

M ONTSE VILAPLANA BATALLA


FAR MACÉUTICA CO MUNITAR IA. MÁSTER EN N UTR ICIÓ N Y C IENCIAS DE LO S ALIMENTO S.

120 O F F A RM V O L 2 3 N Ú M 2 FEBRERO 2 0 0 4
Document downloaded from http://www.elsevier.es, day 11/11/2017. This copy is for personal use. Any transmission of this document by any media or format is strictly prohibited.

Aspect os nut ricionales Clostridium botulinum quedan libres, son competido-


res y con ausencia de aire podrán multiplicarse y for-
Las verduras y las hortalizas poseen dos características mar toxina. En estos casos el riesgo es muy alto y
importantes: la fibra, que proporciona ventajas nutri- puede ser mortal.
cionales innegables, y el agua (componente mayorita- En el ámbito industrial se conoce perfectamente este
rio de estos alimentos, entre el 80-90% del total). Su riesgo y se controla de forma adecuada. Sin embargo,
valor energético es bajo, debido a que apenas aportan esto no es así en el ámbito doméstico. El problema
macronutrientes. Exceptuando los feculentos, las ver- fundamental radica en la elaboración de conservas do-
duras y las hortalizas nunca sobrepasan el aporte de hi- mésticas, ya que no existe ningún control y podrían
dratos de carbono a más del 10%. Además, tienen con- llevar a una intoxicación por botulismo. En estos casos,
tenidos importantes de minerales y de vitaminas, lo la solución es calentar durante mucho tiempo la con-
que les hace destacar como componentes fundamenta- serva, para asegurar la destrucción total del microorga-
les de la dieta para el correcto funcionamiento de nismo.
nuestro organismo.
Las vitaminas que debemos destacar son la provita- Sustancias antinutritivas
mina A (beta caroteno), la vitamina C y los folatos. Las espinacas o las hojas de remolacha poseen oxalatos.
Esto es así porque otros vegetales como cereales y le- Éstos se fijan al calcio, limitan su absorción y suelen es-
gumbres o los productos animales carecen, en gene- tar implicados, en personas sensibles, en la formación
ral, de ellas. También aportan niacina, vitamina B1 y de piedras renales (litiasis renal).
B2. En cuanto a los minerales, aportan fundamental- Las coles poseen sustancias bociógenas que fijan el
mente potasio y también tienen pequeñas cantidades yodo de los alimentos, lo que impide su absorción e
de calcio y hierro, nada despreciables. La vitamina C induce a la aparición del bocio o carencia de yodo.
que también contienen favorece la absorción de este En cualquiera de estos dos casos, es necesario el con-
hierro. sumo reiterado y durante largo tiempo para que se pre-
sente el problema. Actualmente, gracias a la variedad
Riesgos en el consumo de la dieta, es muy difícil que ocurran estos problemas.
No obstante, recomendamos el consumo de una dieta
M ohos variada y equilibrada.
Pueden encontrarse en la mayoría de los alimentos ve-
getales o en las mezclas de alimentos, en las que for- Cómo cocer las verduras
men parte las verduras y hortalizas. Algunos de estos
mohos pueden formar toxinas de elevada actividad pa- La cocción de los vegetales facilita su ingestión y le
togénica, por lo que si evidenciamos las características confiere mejores características organolépticas, pero
colonias algodonosas de mohos, debemos rechazar la existe también una pérdida importante de vitaminas
totalidad del producto. hidrosolubles, que pasan al líquido de cocción, en es-
pecial la B1 y la C (entre un 25 y un 60%). Los minera-
Listeria monocytogenes les no se destruyen, pero pasan al líquido de cocción.
Puede encontrarse en las verduras y hortalizas frescas y Las pérdidas se producen por:
proliferar en refrigeración. Para prevenir y controlar su
crecimiento se recomienda, siempre que sea posible, • O xidación.
un buen cocinado a temperatura adecuada antes del • Altas temperaturas.
consumo. • Demasiado tiempo de cocción.
• Disolución en el líquido de cocción.
Clostridium botulinum
Es una bacteria que produce toxinas de enorme po- Para reducir al mínimo las pérdidas debemos:
tencial tóxico. N o puede crecer en presencia de oxí-
geno y resiste tratamientos por calor no excesiva- • Cocinar, cuando se pueda, al horno y con piel (pi-
mente intensos. Los vegetales, al estar en contacto mientos, patatas).
con el suelo, pueden contaminarse con esporas de es- • Cortar en porciones grandes para reducir pérdidas en
te microorganismo. El problema no son los produc- contacto con el agua.
tos frescos, puesto que tienen oxígeno, se conservan • Cocinar en la mínima cantidad de agua. Son óptimas
en refrigeración y la verdura tiene una gran cantidad las ollas a presión y las cocciones al vapor.
de microorganismos, que van a competir con los pe- • Aprovechar el agua de cocción.
ligrosos. El problema aparece en las conservas. Al dar • Si es posible, añadir a la cocción unas gotas de zumo
un tratamiento de calor se destruye gran parte, o la de limón o vinagre para favorecer el medio ácido y
totalidad, de la flora competidora. Si las esporas de así proteger las vitaminas.

V O L 2 3 N Ú M 2 FEBRERO 2 0 0 4 O F F A RM 121
Document downloaded from http://www.elsevier.es, day 11/11/2017. This copy is for personal use. Any transmission of this document by any media or format is strictly prohibited.

ÁMBIT O FAR MACÉUT ICO

Nut r ic ió n

A examen
A continuación se enumerarán las verduras y hortalizas
de mayor consumo y se hará hincapié en sus aspectos
nutricionales e indicaciones y consejos para su consumo y
conservación.

Acelga
Aporta mayoritariamente agua y cantidades mucho
menores de hidratos de carbono y proteínas, por lo
que resulta poco energética, aunque constituye un ali-
Tabla 2. Indicaciones y contraindicaciones
mento rico en vitaminas, sales minerales y fibra (tabla 1). de las acelgas
Tras la espinaca, es la verdura más rica en calcio y po-
see cantidades nada despreciables de magnesio. En Indicaciones • Dietas de adelgazamiento (hervidas,
cuanto a vitaminas, destaca la presencia de folatos, vita- al vapor o salteadas con un poco
de aceite de oliva)
mina C y beta caroteno (provitamina A). La acelga
• Dieta de la mujer embarazada
cruda contiene mucha más vitamina C que la cocida, (por su gran aporte de folatos)
por lo que en ensalada constituye una buena fuente de • Propiedades laxantes y diuréticas
esta vitamina. (ideales en estreñimiento,
Las hojas verdes más externas son más vitaminadas hemorroides, hipertensión y
retención de líquidos, entre otras)
(hasta 50 veces más en el caso de los beta carotenos).
En las tablas 2 y 3 presentamos sus indicaciones y Contraindicaciones • Consumir con moderación en caso
contraindicaciones, así como las condiciones óptimas de cálculos biliares o litiasis renal
(por su presencia de oxalatos)
de compra, conservación y consumo.

Tabla 1. Tabla de composición nutritiva para las acelgas (100 g porción comestible crudo)

ENERGIA AGUA H IDRATOS DE FIBRA POTASIO M AGNESIO CAROTENOS VITAM INA C FOLATOS
(kcal) (g) CARBONO (g) (g) (mg) (mg) (µg) (mg) (µg)

28 48 4,5 0,8 380,0 71,0 183,0 20,0 140,0

Tabla 3. Compra, conservación y consumo

M ejor temporada de consumo De finales de otoño a principios de primavera

Calidad óptima Acelgas con hojas tersas, brillantes y de color verde uniforme (sin manchas), con pencas duras
y de color blanco

Calidad baja Hojas muy grandes y arrugadas, significa que ya han florecido o están a punto de hacerlo,
lo que hace que sus pencas tengan un sabor muy amargo

Consumo óptimo Al ser una verdura muy perecedera, conviene consumirlas en el menor período de tiempo.
Las hojas tiernas se pueden tomar crudas en ensalada (en ensalada su aporte de provitamina
A es mayor, ya que es muy sensible al calor y al cocerla se pierde parte importante de vitaminas)

Congelación Si se compran frescas y se desean congelar, se han de escaldar previamente durante 2-3 minutos
en agua hirviendo y posteriormente se congelan

122 O F F A RM V O L 2 3 N Ú M 2 FEBRERO 2 0 0 4
Document downloaded from http://www.elsevier.es, day 11/11/2017. This copy is for personal use. Any transmission of this document by any media or format is strictly prohibited.

ÁMBIT O FAR MACÉUT ICO

Nut r ic ió n

Berenjena
Contiene una gran cantidad de agua, mientras su por-
Conviene mantener la berenjena
centaje de hidratos de carbono, proteínas y grasas es
muy bajo (tabla 4). Carece de fibra, excepto una pe- aislada del resto de verduras y frutas,
queña cantidad en la piel y las semillas. El mineral ma- porque reacciona con el gas etileno,
yoritario es el potasio, además de pequeñas cantidades
producido por la respiración de otros
de calcio, magnesio y fósforo. R especto al contenido
vitamínico destaca su pequeña cantidad de vitamina C, vegetales, y se estropea antes
provitamina A y folatos.

Tabla 4. Tabla de composición nutricional para la berenjena (100 g de porción comestible)

ENERGIA PROTEÍNAS H IDRATOS DE FIBRA POTASIO CALCIO FÓSFORO VITAM INA C FOLATOS PROVITAM INA
(kcal) (g) CARBONO (g) (g) (mg) (mg) (µg) (mg) (µg) (µg)

28 48 4,5 0,8 380,0 71,0 183,0 20,0 140,0 5,17

Tabla 5. Ventajas e inconvenientes de su consumo

Indicaciones Baja en calorías • Puede formar parte de cualquier dieta de adelgazamiento por su escaso valor
calórico (asada o cocida, en forma de puré, sola o junto a otras verduras)

Fácilmente digerible • Cocida y pelada es muy fácil de digerir, apropiada incluso para quienes
presentan trastornos digestivos

Tónico digestivo • Estimula la función de hígado y vesícula biliar, favoreciendo el vaciamiento


de la bilis

Inconvenientes • La berenjena cruda contiene cierta cantidad de solanina (alcaloide tóxico que se
encuentra en mayor cantidad en los frutos poco maduros y que puede provocar
migraña y alteraciones gastrointestinales)

Tabla 6. Compra, conservación y técnicas culinarias

Calidad óptima Las mejores berenjenas deben ser tiernas y firmes, de unos 5-8 centímetros de diámetro, con la cáscara lisa
y brillante. El color, varía según la variedad, pero debe ser siempre uniforme, sin manchas, arrugas ni zonas
blandas

Punto óptimo Está bien madura si al hacer una ligera presión con los dedos sobre el borde de ésta, los dedos dejan huella.
Si tras la presión no quedan marcas, aún no ha alcanzado la madurez óptima

Calidad baja Las berenjenas más grandes y maduras suelen resultar fibrosas y amargas

Conservación • M anipularla con cuidado y conservarla en refrigeración hasta su consumo, que debe ser lo antes posible
• No envolver en una película transparente (impide su respiración)
• Conviene mantenerla aislada del resto de verduras y frutas, porque reacciona con el gas etileno, producido
por la respiración de otros vegetales, y se estropea antes

Técnicas culinarias Debe consumirse cocinada (nunca cruda) en sus muchas preparaciones culinarias, para eliminar la solanina
que contiene

Preparación previa Se puede salar antes de su cocción para eliminar su contenido en jugos amargos, reducir su humedad
al cocinado y conseguir una pulpa más densa que absorba menos aceite durante su preparación culinaria. Se dejan
reposar de este modo durante unos 30 minutos para que suelten los jugos y, posteriormente, se enjuagan
para eliminar el exceso de sal, se secan con papel absorbente y se cuecen lo antes posible. En caso de que no
se sale se puede añadir un poco de zumo de limón con el fin de eliminar el sabor amargo

Técnicas culinarias • Su carne se consume a modo de verdura, cocida, frita o rebozada en rodajas o rellenas de carne, verduras,
jamón o pescado, que finalmente se pueden gratinar con queso antes de servir
• La berenjena frita es la forma menos digerible y la más calórica, puesto que absorbe importante cantidad
del aceite de la fritura

124 O F F A RM V O L 2 3 N Ú M 2 FEBRERO 2 0 0 4
Document downloaded from http://www.elsevier.es, day 11/11/2017. This copy is for personal use. Any transmission of this document by any media or format is strictly prohibited.

ÁMBIT O FAR MACÉUT ICO

Nut r ic ió n

Calabacín
El calabacín está formado, principalmente, por agua,
hidratos de carbono y una baja proporción de lípidos y Por su elevado contenido de potasio
proteínas. Asimismo, el consumo de esta hortaliza su-
pone un aporte moderado de fibra. En cuanto al apor- y bajo de sodio, el calabacín puede
te vitamínico destaca la presencia de folatos y una pe- incluirse en las dietas de personas
queña cantidad de vitamina C. De minerales, destaca con patología cardiovascular y renal,
su contenido en potasio y pequeñas cantidades de
magnesio y fósforo (tabla 7). así como en los casos de quienes
En las tablas 8 y 9 quedan recogidas sus acciones, padezcan de hipertensión arterial
calidad óptima, conservación así como técnicas
culinarias.

Tabla 7. Tabla de composición nutricional para el calabacín (100 g de porción comestible)

ENERGIA AGUA H IDRATOS DE FIBRA POTASIO CALCIO FÓSFORO FOLATOS VITAM INA C PROVITAM INA
(kcal) (ml) CARBONO (g) (g) (mg) (mg) (mg) (µg) ( M g) (µg)

29,6 91 6 1,3 400 21 30 22,1 10 34

Tabla 8. Ventajas de su consumo

• Por su escaso valor calórico se incluye en numerosos platos en dietas


hipocalóricas

• Tiene propiedades emolientes sobre el aparato digestivo debido a su


contenido en mucílagos. Así, al tratarse de un alimento fácil de digerir y con
ligero efecto laxante, su consumo resulta adecuado en caso de dispepsia,
gastritis y estreñimiento

• Por su elevado contenido de potasio y bajo de sodio, puede incluirse en las


dietas de personas con patología cardiovascular y renal, así como en los casos
de quienes padezcan de hipertensión arterial

Tabla 9. Técnicas culinarias. Criterios de calidad en la compra y conservación

Técnicas culinarias • Permite gran variedad de preparaciones culinarias: cocido, rehogado, frito, asado, relleno o
gratinado, como ingrediente en purés, salsas y pistos. Sin embargo, la preparación culinaria
influye directamente en el aporte calórico (se pueden llegar a duplicar las calorías si se consume
frito)

• Si se van a cocinar no es necesario pelar, ya que es en la piel donde se concentran


principalmente los nutrientes

Temporada óptima El calabacín es una hortaliza de verano, aunque se puede adquirir durante todo el año
de consumo

Calidad óptima Calabacines compactos de pequeño o mediano tamaño, con la piel brillante, sin defectos
ni manchas y pesados en relación con su tamaño

Conservación en nevera Se conserva bien durante 2 semanas en el verdulero de la nevera, separado de frutas y tomates,
ya que es sensible al etileno (gas que éstos desprenden durante su almacenamiento como
consecuencia de la respiración), por lo que puede llegar a alterarse con rapidez

Congelación También se puede congelar, previamente escaldado en agua hirviendo durante 3-5 minutos

126 O F F A RM V O L 2 3 N Ú M 2 FEBRERO 2 0 0 4
Document downloaded from http://www.elsevier.es, day 11/11/2017. This copy is for personal use. Any transmission of this document by any media or format is strictly prohibited.

ÁMBIT O FAR MACÉUT ICO

Nut r ic ió n

Lechuga
La lechuga es un alimento que aporta muy pocas calo-
El oxígeno del aire oxida parte
rías, un alto porcentaje de agua (90-95%), vitaminas
(folatos, provitamina A o beta caroteno y cantidades importante de las vitaminas de la
apreciables de vitamina C; estas dos últimas con acción lechuga. Para evitarlo, una vez preparada
antioxidante, relacionadas con la prevención de enfer-
para ensalada conviene rociarla con unas
medades cardiovasculares e incluso ciertos tipos de cán-
cer), minerales (potasio, magnesio) y fibra (necesaria gotas de zumo de limón. Igualmente, al
para el buen funcionamiento intestinal) (tabla 10). trocearla hay mayor superficie en
Las hojas externas de color más oscuro son más nutri-
contacto con el oxígeno, por lo que la
tivas que las blanquecinas del interior. La mejor forma
de disfrutar de la frescura, agradable sabor y valor nutri- oxidación de vitaminas es mayor.
tivo de la lechuga es comiéndola cruda. Las hojas más Por tanto, se tratará de partir justo en el
duras se pueden cocer como cualquier otra verdura.
momento que se vayan a consumir
En las tablas 11 y 12 quedan descritas propiedades de
la lechuga así como criterios de calidad y conserva-
ción.

Tabla 10. Tabla de composición nutritiva para la lechuga (100 g porción comestible crudo)

ENERGIA AGUA H IDRATOS DE FIBRA POTASIO M AGNESIO CAROTENOS VITAM INA C FOLATOS
(kcal) (g) CARBONO (g) (g) (mg) (mg) (mg) (mg) (µg)

14 95 1,4 1,5 240 12 59,17 12 34

Tabla 11. Propiedades de la lechuga

• Propiedades anestésicas para ciertas neuralgias como


la ciática e inductora del sueño

• Por su contenido en fibra, produce una gran sensación


de saciedad

• Aporta muy pocas calorías (indicada como entrante


o como guarnición en dietas hipocalóricas)

Tabla 12. Criterios de calidad, conservación, manipulación e higiene compra y conservación

Calidad óptima • Un parámetro es el color verde intenso de sus hojas


• M ejor de temporada, ya que resulta más nutritiva, sabrosa y barata que la que se cultiva
en invernaderos

Conservación • Liberarlas de cualquier envoltorio plástico para que puedan respirar y eliminar aquellas hojas
que estén deterioradas con el fin de evitar que se estropee el resto

• Guardarla en un lugar fresco, seco y protegido de la luz), aunque se conserva mejor y más
tiempo envuelta en papel de periódico (para que conserve la humedad) en el verdulero
del frigorífico

Higiene alimentaria Conviene lavarla bien antes de consumirla con el fin de eliminar insectos o restos de pesticidas
que pudiera contener

Preparación El oxígeno del aire oxida parte importante de las vitaminas. Para evitarlo, una vez preparada para
ensalada conviene rociarla con unas gotas de zumo de limón. Igualmente, al trocearla hay mayor
superficie en contacto con el oxígeno, por lo que la oxidación de vitaminas es mayor. Por tanto,
se tratará de partir justo en el momento que se vayan a consumir

128 O F F A RM V O L 2 3 N Ú M 2 FEBRERO 2 0 0 4
Document downloaded from http://www.elsevier.es, day 11/11/2017. This copy is for personal use. Any transmission of this document by any media or format is strictly prohibited.

ÁMBIT O FAR MACÉUT ICO

Nut r ic ió n

Zanahoria Tabla 14. Propiedades de la zanahoria

El agua es el componente más abundante (88%), • Ayuda a cubrir las necesidades de vitamina A cuyos requerimientos
seguido de los hidratos de carbono. La zanahoria diarios son de 0,8 a 1 mg
nos aporta energía en cantidades superiores a • El betacaroteno o provitamina A, tras ser absorbido en nuestro
otras hortalizas, ya que se trata de una raíz. Su cuerpo se transforma en vitamina A o retinol (visión, buen estado
de la piel, tejidos y buen funcionamiento del sistema inmunológico)
color naranja se debe a la presencia de carotenos,
• Aporta vitamina E (antioxidante que neutraliza los radicales libres).
entre ellos el betacaroteno o provitamina A. Por ello, contribuye a reducir el riesgo de enfermedades
Es fuente de vitamina E (interviene en la es- cardiovasculares, degenerativas y de cáncer
tabilidad de las células sanguíneas, en la fertili- • Aporta ácido fólico que contribuye a tratar o prevenir anemias y a
dad y tiene acción antioxidante) y de vitaminas reducir el riesgo cardiovascular y de espina bífida en el embarazo
del grupo B, tales como los folatos, vitamina B3 • Aporta niacina que interviene en el funcionamiento del sistema
o niacina. En lo que se refiere a su contenido digestivo, el buen estado de la piel, el sistema nervioso y en la
de minerales destaca el aporte de potasio, cal- obtención de energía
cio, fósforo y yodo (tabla 13). A continuación, • Posee propiedades vermífugas
en las tablas 14 y 15, recogemos propiedades de • Posee un alto poder de gelificación y acción astringente
la zanahoria, técnicas culinarias y conservación. (aceite esencial y pectinas)

Tabla 13. Tabla de composición de las zanahorias (100 g de porción comestible)

ENERGIA PROTEÍNAS H IDRATOS DE FIBRA POTASIO CALCIO YODO PROVITAM INA A VITAM INA E FOLATOS
(kcal) (g) CARBONO (g) (g) (mg) (mg) (µg) (µg) (µg) (mg)

40 0,90 7,30 2,90 260,0 33,0 10,0 1346,0 0,50 NN

Tabla 15. Técnicas culinarias

Preparación para el consumo • Resulta más conveniente rasparlas que pelarlas, al estar la mayor parte de las vitaminas
próximas a la piel
• El beta caroteno resiste el calor, pero se oxida fácilmente, por lo que conviene rasparlas
y rallarlas justo antes de comerlas crudas
< • Las manchas verdes al final de la raíz indican que la zanahoria ha estado expuesta al sol;
esas zonas presentarán un sabor amargo, por lo que conviene eliminarlas

Técnicas culinarias • Se pueden consumir de muy diversas maneras: enteras, troceadas, ralladas, crudas, cocidas
o en puré
• Es conveniente no cocinarlas demasiado para que su sabor y valor nutritivo no se vean
afectados
• Puede tomarse licuada (para los que tengan problemas de masticación). El jugo debe
de tomarse recién obtenido

Criterios de calidad • Los ejemplares óptimos son de piel suave y pequeño o mediano tamaño
• El color debe ser anaranjado vivo, y la textura firme
• Las hojas verdes indican frescura, mientras que se desaconseja comprar las zanahorias
con arrugas, poco firmes, con manchas o brotes
• Lo ideal es que exista gran proporción de corteza y pequeño corazón, preferiblemente
del mismo color de la corteza

Conservación • Limpiar la superficie sin utilizar agua


• M antener en un lugar fresco y aireado
• No almacenar junto a ciertos alimentos como manzanas, plátanos, melones o melocotones, porque
secretan etileno procedentes de su proceso de maduración y le darían sabor amargo a las zanahorias
• Conservar hasta durante 2-3 semanas en la nevera

Congelación • Se pueden congelar hasta 8 meses. Para ello, conviene quitarles los extremos, raspar su
superficie, trocearlas y escaldarlas en agua hirviendo durante unos pocos minutos antes
de proceder a su congelación

130 O F F A RM V O L 2 3 N Ú M 2 FEBRERO 2 0 0 4
Document downloaded from http://www.elsevier.es, day 11/11/2017. This copy is for personal use. Any transmission of this document by any media or format is strictly prohibited.

Tomat e
Es un alimento poco energético, dos tomates medianos
tan sólo aportan 22 calorías. Aproximadamente, el 95%
de su peso es agua y cerca de un 4% son hidratos de
Debido a su acidez, el consumo
carbono (tabla 16). Se le considera una fruta/ hortaliza,
ya que contiene mayor cantidad de azúcares simples de tomate puede estar
que otras verduras, lo que le confiere un ligero sabor contraindicado en tractos
dulce. También es fuente importante de ciertas sales
digestivos delicados, aunque
minerales (potasio y magnesio, principalmente). De su
contenido en vitaminas destacan la B1, B2, B5, vitamina dependerá de la tolerancia de
C y carotenoides como el licopeno (pigmento que da cada persona. A algunas personas
el color rojo característico al tomate). Estas dos últimas
su consumo les provoca úlceras
sustancias tienen carácter antioxidante con función
protectora de nuestro organismo. Durante los meses de en la boca recurrentes y eccema
verano, el tomate es una de las fuentes principales de
vitamina C.
En la tabla 17 recogemos otros aspectos a destacar del
tomate. ■

Tabla 16. Tabla de composición nutritiva del tomate (100 g porción comestible crudo)

ENERGIA AGUA H IDRATOS DE FIBRA PROTEÍNAS GRASAS CAROTENOS VITAM INA C


(kcal) (g) CARBONO (g) (g) (mg) (mg) (µg) (mg)

23 94,2 3,5 1,8 1,0 0,2 820 24

Tabla 17. Propiedades del tomate

Ventajas de su consumo Eficaz para tratar el estreñimiento dentro de una dieta rica en fibra

Inconvenientes en su consumo • Su contenido en ácido oxálico es moderado (5,3 mg/ 100 g), similar al de muchos otros
alimentos e inferior al de la lechuga (17 mg/ 100 g), el té (83 mg/ 100 g) o las espinacas
(779 mg/ 100 g)
• Se puede considerar al tomate como alimento depurativo

• Debido a su acidez, su consumo puede estar contraindicado en tractos digestivos


delicados, aunque dependerá de la tolerancia de cada persona. A algunas personas
su consumo les provoca úlceras en la boca recurrentes y eccema

Producto óptimo • Tomates frescos, con la piel lisa y suave al tacto, sin reblandecimientos ni manchas en la piel

• Conviene comprarlo semimaduro, porque sigue madurando durante


el almacenamiento

M anipulación e higiene Si se va a consumir crudo conviene lavarlo con abundante agua y unas gotas de lejía,
para eliminar cualquier germen

V O L 2 3 N Ú M 2 FEBRERO 2 0 0 4 O F F A RM 131
Document downloaded from http://www.elsevier.es, day 11/11/2017. This copy is for personal use. Any transmission of this document by any media or format is strictly prohibited.

ÁMBIT O FAR MACÉUT ICO

Nut r ic ió n

CONSEJOS DESDE LA FARM ACIA

Cómo favorecer la seguridad


en el consumo de verduras
y hortalizas

■ Desechar la totalidad del vegetal ante la sospecha de


la proliferación de mohos.

■ Asegurar su correcta preparación en la preparación de


conservas caseras.

■ El cocinado debe respetar una temperatura adecuada.

■ Una dieta variada y equilibrada, también con una


variación suficiente de verduras y hortalizas, evitará las
sustancias antinutritivas naturales presentes en los
vegetales.

■ Es importante lavar convenientemente las verduras


antes de consumirlas, especialmente aquellas que van
a consumirse en crudo, para eliminar insectos o restos
de pesticidas.

Cómo favorecer un correcto aporte


calórico y nutricional de verduras
y hortalizas
■ Cualquier vegetal que se consuma crudo mantiene
mucho mejor su aporte de vitaminas.

■ Las verduras y hortalizas con colores (zanahoria, tomate)


son más calóricas que las verdes (espinacas, acelgas).

■ La lechuga debe de trocearse justo antes de su consu-


mo, para prevenir una oxidación de las vitaminas.

■ En el momento de limpiar las zanahorias es más con-


veniente rasparlas que pelarlas, ya que las vitaminas
están muy próximas a la piel.

■ Una ensalada que contenga sólo lechuga aporta tan solo


14 kcal/100 g. Las ensaladas son más calóricas si se aña-
den alimentos que no sean vegetales (queso, jamón, fru-
tos secos), en cuyo caso pueden pasar a ser plato único. ■

Bibliografía
Subcommitee on the Tenth Edition of the R DA. Food and Nutrition
Board. Comission on life Sciences. National R esearch Council.
R aciones dietéticas recomendadas. Barcelona: Consulta, 1991.
Mataix J, Carazo E. Nutrición para educadores. Madrid: Díaz de Santos,
1995;167-79.
Lloveras G, Serra J. Menjar, salut i plaer. Barcelona: Afers de
Comunicació Visual, 2000;35-7.
www.infoagro.com
www.consumaseguridad.com

132 O F F A RM