Está en la página 1de 50

UNIVERSIDAD DON BOSCO

FACULTAD DE INGENIERÍA

ESCUELA DE INGENIERÍA BIOMÉDICA

“TEJIDO RESPIRATORIO”

PRESENTA:

ARAUJO TORRES, ENRIQUE ALEXANDER AT160885

GONZALEZ RIVAS, MARIO ERNESTO GR171833

MENJIVAR ESCOBAR, NELSON ARTURO ME172621

CORTES JIMENEZ, RICARDO ERNESTO CJ172706

PEÑA MELARA, MARÍA ESPERANZA PM170242

ASESOR:

DR. OSCAR ROLANDO MELENDEZ

SOYAPANGO 20 DE MARZO DE 2018.


Índice

Importancia biomédica…………………………………………………………………………………3
1. Anatomía respiratoria.............……………………………………………………………….…….4
1.1 Tracto respiratorio superior…………………………………………………………………….…..5
1.2 Tracto respiratorio inferior…………………………………………………………………………9
1.3 Proceso de respiración…………………………………………………………………………….11

2. Fisiología alveolo-capilar………………………………………………………………………….13
3. Efecto Bohr………………………………………………………………………………………...16
4. Curva de disociación de la hemoglobina………………………………………………...18
5. Oximetría de pulso…………………………………….…………………………………………..21
5.1 Concepto de oximetría de pulso………………………………………………………………......22
5.2 Uso del pulsioximetro……………………………………………………………………………..23
5.3 Principios físicos…………………………………………………………………………………..26
5.4 Partes de un oxímetro……………………………………………………………………………..30
5.5 Instrucciones de uso de un pulsioximetro…………………………………………………………33
6. Concentrador de oxígeno…………....……………………………………………….……………34
6.1 Concepto de concentrador de oxígeno…………...………………………………………………..35
6.2 La hipoxemia y la necesidad de oxigenoterapia…………………………………………………..36
6.3 Principio de Funcionamiento……………………………………………………………………...37
6.4 Partes internas del concentrador de oxígeno………………………………………………………39
6.5 Tipos De Concentradores de oxígeno……………………………………………………………...43
6.6 Como Utilizar un concentrador de oxígeno………………………………………………………..45
6.7 Limpieza y descontaminación……………………………………………………………………..47

Conclusiones…………...………………………………………………………………………………..48

Análisis……………………...…………………………………………………………………………...49

Bibliografía………………..…………………………………………………………………………….50

2
Importancia biomédica

Debido a la situación actual en El Salvador, ya no es seguro transitar por las calles debido a la alta
polución del aire, lo que nos lleva a realzar chequeos más seguido debido a enfermedades
respiratorias. Por lo tanto, es necesario tener el conocimiento de los dispositivos que nos ayuden al
diagnóstico correcto de los padecimientos que tengan las personas.

Por ejemplo, personas que no poseen vehículo de transporte propio, deben de optar por el transporte
público, o caminar. Esas personas son las afectadas directamente por el aire lleno de partículas de
dióxido de carbono (𝐶𝑂2 ).

En caso de una visita al doctor pues disponen de herramientas tales como el espirómetro y el pico
flujo, que da un buen parámetro de la gravedad de una complicación en las vías respiratorias.

En caso de que se encuentre mal, pues espirómetros y pico flujos, modernos también dan un
parámetro de la velocidad y profundidad de la respiración y la severidad de daño por asma. Sin
embargo, esta información no es suficiente por lo que se cuenta también con la oximetría de pulso;
los oxímetros de pulso nos indican además de las pulsaciones por minuto, nos indica también la
concentración de oxígeno en la sangre, como sabemos si hay cantidades inusuales de 𝐶𝑂2 en la
sangre.

Pues de ser necesario, el paciente deberá de usar un concentrador de oxígeno. Que es un dispositivo
ya sea, portátil o estacionario, estos dispositivos deben de administrar oxígeno al paciente, y de
esta forma mejorar su calidad de vida.

Estos dispositivos, están diseñados para el diagnóstico y mejoramiento en la calidad de vida, pues
las personas deben tener en cuenta que la calidad de aire actual está muy deteriorada, por lo tanto,
es necesario que se realicen diagnósticos más seguido.

3
1. Anatomía respiratoria

El aparato respiratorio es el encargado de que el aire penetre desde el exterior y de realizar el


intercambio de gases con la sangre. Luego, el sistema circulatorio llevará el oxígeno a todo el
organismo. El aire es introducido dentro del cuerpo para su posterior distribución a los tejidos y el
dióxido de carbono (CO2) producido por el metabolismo celular, es eliminado al exterior. Además
interviene en la regulación del pH corporal, en la protección contra los agentes patógenos y las
sustancias irritantes que son inhalados y en la vocalización, ya que al moverse el aire a través de
las cuerdas vocales, produce vibraciones que son utilizadas para hablar, cantar, gritar, entre otros.

El proceso de intercambió de oxígeno y dióxido de carbono entre la sangre y la atmósfera, recibe


el nombre de respiración externa, por otro lado el proceso de intercambio de gases entre la sangre
de los capilares y las células de los tejidos en donde se localizan esos capilares se llama respiración
interna. Los sistemas cardiovascular y respiratorio comparten responsabilidad para repartir el 𝑂2
por todo el cuerpo y expulsar el 𝐶𝑂2. El cambio de 𝑂2 entre los alvéolos pulmonares y los capilares
se realiza porque el oxígeno, como otros gases, pasa siempre desde donde hay mucho a donde hay
poco. Ésta es una forma de actuar propia de todos los gases, que se trasladan desde las zonas de
mayor presión a la zonas donde la presión es menor, a esto se le llama difusión y se realiza de
forma pasiva y sin gasto de energía. Entre los alvéolos pulmonares y los capilares sanguíneos se
produce esta diferencia de presión. Cuando inspiramos la cantidad de 𝑂2 que llega con el aire
inspirado a los alvéolos es muy superior al que existe en los capilares. El 𝑂2 pasa entonces desde
los alvéolos a los capilares, facilitado también porque las paredes de ambos son muy delgadas.
Luego el oxígeno es transportado por la sangre hasta las células de los tejidos. Aquí el oxígeno se
descarga y la sangre se carga de 𝐶𝑂2.

Por otro lado, ocurre lo mismo cuando los capilares arteriales después de la respiración celular
están cargados de 𝐶𝑂2 (hay mayor cantidad de este gas que en los alvéolos), así el 𝐶𝑂2 pasa desde
los capilares a los alvéolos pulmonares y es eliminado a través de la espiración. Además la difusión
del 𝐶𝑂2 es 20 veces más rápida que la del 𝑂2 y sale rápidamente de la sangre a los alvéolos, aunque
la diferencia de presión sea pequeña.

4
1.1 Tracto respiratorio superior

Ilustración 1. Tracto respiratorio superior

 Nariz y fosas nasales:


La nariz es la parte superior del sistema respiratorio y varía en tamaño y forma en diferentes
personas. Se proyecta hacia adelante desde la cara, a la que está unida su raíz, por debajo de la
frente, y su dorso se extiende desde la raíz hasta el vértice o punta. La parte superior de la nariz
es ósea, se llama puente de la nariz y está compuesto por los huesos nasales, parte del maxilar
superior y la parte nasal del hueso frontal. La parte inferior de la nariz es cartilaginosa y se
compone de cartílagos hialinos, cinco principales y otros más pequeños. En el interior de la
nariz se encuentra el tabique nasal que es parcialmente óseo y parcialmente cartilaginoso y
divide a la cavidad nasal en dos partes llamadas las fosas nasales. Las fosas nasales se abren al
exterior por dos aberturas llamadas los orificios o ventanas nasales, limitados por fuera por las
alas de la nariz, y se comunican con la nasofaringe por dos orificios posteriores o coanas. La
nariz filtra y humedece el aire (por medio del moco segregado por las mucosas), atrapa y
elimina bacterias y otras partículas externas. Las células ciliadas de la mucosa nasal crean una
corriente que mueve la capa de moco contaminado hacia el estómago para ser digerida por los
jugos gástricos. Cuando la temperatura externa es fría, la acción de los cilios se ralentiza,
haciendo que el moco se acumule en la cavidad nasal y escape a través de los orificios nasales,
aclimata el aire, cuando el aire que se inspira no llega o sobrepasa los aproximadamente 37º, lo
calienta o enfría según el caso.

5
 Senos paranasales:

Son cavidades llenas de aire, de


diferente tamaño y forma según las
personas, que se originan al introducirse
la mucosa de la cavidad nasal en los
huesos del cráneo contiguos y, por
tanto, están tapizadas por mucosa nasal,
aunque más delgada y con menos vasos
sanguíneos que la que recubre las fosas
nasales. Ilustración 2. Senos paranasales

-Senos frontales: se localizan entre las tablas interna y externa del hueso frontal, por detrás de
los arcos superciliares. Aunque es posible encontrar numerosos senos frontales, lo habitual es
que haya uno derecho y otro izquierdo, que rara vez son de igual tamaño en una misma persona
ya que el tabique que los separa no suele encontrarse en el plano medio. El tamaño de los senos
frontales varía desde unos 5 mm hasta grandes espacios que se extienden lateralmente.
- Senos etmoidales. El número de cavidades aéreas en el hueso etmoides varía de 3-18 y no
suelen ser visibles radiológicamente hasta los 2 años de edad. Desembocan en las fosas nasales
por los meatos superiores.
-Senos esfenoidales. Suelen ser 2, se sitúan en el hueso esfenoides, por detrás de la parte
superior de las fosas nasales, están separados entre sí por un tabique óseo que habitualmente
no se encuentra en el plano medio y están en relación con estructuras anatómicas importantes
como son los nervios ópticos, el quiasma óptico, la hipófisis, las arterias carótidas internas y
los senos cavernosos.
-Senos maxilares. Son los senos paranasales más grandes y su techo es el suelo de la órbita.
Desembocan en la fosa nasal correspondiente por el meato medio a través de un orificio situado
en la parte superior-interna del seno, de modo que es imposible su drenaje cuando la cabeza
está en posición vertical, motivo por el que se requieren maniobras especiales.

6
 Boca: es la primera parte del tubo digestivo aunque también se emplea para respirar. Está
tapizada por una membrana mucosa, la mucosa oral, con epitelio estratificado escamoso no
queratinizado y limitada por las mejillas y los labios. El espacio en forma de herradura situado
entre los dientes y los labios, se llama vestíbulo y el espacio situado por detrás de los dientes
es la cavidad oral. El techo de la cavidad oral está formado por el paladar que consiste en dos
partes: una ósea llamada paladar duro, formada por parte de los huesos maxilar superior y
palatinos y otra, formada por músculos pares recubiertos de mucosa, llamada el paladar blando
o velo del paladar, que se inserta por delante en el paladar duro y, por detrás es libre y presenta
una proyección cónica en la línea media, la úvula.
 Faringe: Es un órgano muscular en forma de tubo que es común a las vías respiratorias y
digestivas. En su parte superior desembocan los orificios posteriores de las fosas nasales o
coanas, en su parte media desemboca el istmo de las fauces o puerta de comunicación con la
cavidad oral y por su parte inferior se continúa con el esófago, de modo que conduce alimentos
hacia el esófago y aire hacia la laringe y los pulmones. Para una mejor descripción se divide 5
en 3 partes: nasofaringe, situada por detrás de la nariz y por encima del paladar blando,
orofaringe, situada por detrás de la boca, y laringofaringe, situada por detrás de la laringe.
Debido a que la vía para los alimentos y el aire es común en la faringe, algunas veces la comida
pasa a la laringe produciendo tos y sensación de ahogo y otras veces el aire entra en el tubo
digestivo acumulándose gas en el estómago y provocando eructos.
 Laringe: Órgano tubular, de estructura músculo - cartilaginosa, que comunica la faringe con la
tráquea. El diámetro vertical mide 5-7 centímetros. Se ubica por encima de la tráquea. El hueso
hioides actúa como aparato suspensorio. Es un órgano especializado que se encarga de la
fonación o emisión de sonidos con la ayuda de las cuerdas vocales, situadas en su interior. La
laringe contiene las cuerdas vocales, estructuras fundamentales para permitir la fonación.
De acuerdo a la posición que adopten las cuerdas vocales se establecen dos características,
posición de respiración, las cuerdas vocales se abren hacia los lados y el aire circula libremente
y posición de fonación en el que las cuerdas vocales se acercan y el aire choca contra ellas.
Su esqueleto está formado por 9 cartílagos unidos entre sí por diversos ligamentos. Tres
cartílagos son impares: el tiroides, el cricoides y la epiglotis y tres cartílagos son pares: los
aritenoides, los corniculados y los cuneiformes.

7
Ilustración 3. Cartílagos de la laringe

-Cartílago tiroides. Es el más grande de los cartílagos laríngeos y está compuesto por 2 láminas
cuadriláteras de cartílago hialino que se fusionan por delante en la línea media, formando la
prominencia laríngea o nuez de Adán que es más marcada en los hombres porque el ángulo de
unión de las láminas es mayor que en las mujeres.

-Cartílago cricoides. Es el más inferior de los cartílagos laríngeos y tiene la forma de un anillo de
sello con el sello dirigido hacia atrás. Su borde superior se articula con el cartílago tiroides y su
borde inferior con el primer anillo de la tráquea.

-Cartílago epiglotis. Tiene forma de raqueta, está formado por cartílago elástico y situado por
detrás de la raíz de la lengua y del hueso hioides y por delante del orificio de entrada a la laringe.
Su borde superior es libre y forma el borde superior del orificio laríngeo y su borde inferior está
unido al cartílago tiroides.

-Cartílagos aritenoides. Son 2, están formados por cartílago hialino y se articulan con el cartílago
cricoides. En cada uno de ellos se inserta un ligamento que forma parte de una cuerda vocal.

-Cartílagos corniculados y cuneiformes. También son cartílagos pares y están formados por
cartílago elástico. Los cartílagos corniculados están unidos a los vértices de los aritenoides y son
como una prolongación de éstos y los cartílagos cuneiformes se encuentran en los pliegues de unión
de los aritenoides y la epiglotis. Estos cartílagos se aproximan cuando se cierra el orificio de entrada
a la laringe en el momento de deglutir.

8
1.2 Tracto respiratorio inferior

Ilustración 4. Tracto respiratorio inferior.

 Tráquea: es un tubo de unos 12 cm de longitud. Sus paredes presentan una serie de anillos
cartilaginosos en forma de U que le dan rigidez (abierto hacia la parte posterior para ceder
cuando entra el alimento en el esófago), recubiertos en su parte interna por mucosa como
la de las fosas nasales, que segrega un líquido (moco) que arrastra el polvo y
microorganismos que entran con el aire inspirado. También hay pelillos o cilios que tienen
la función de, al moverse, expulsar hacia la garganta partículas extrañas con el moco
segregado para que no vaya a los pulmones (luego en la garganta se traga o expectora). La
mitad de los anillos se ubican a la altura del cuello, mientras que la otra mitad se aloja en
la cavidad torácica, a la altura del esternón. La tráquea se bifurca cerca del corazón, dando
lugar a dos bronquios primarios. La forma tubular de la tráquea no es cilíndrica, ya que
sufre un aplanamiento en su parte dorsal donde toma contacto con el esófago. La tráquea
está tapizada por una mucosa con epitelio cilíndrico y ciliado que segrega mucus. El moco
ayuda a limpiar las vías del sistema, gracias al movimiento que los cilios ejercen hacia la
faringe. La tráquea tiene la función de llevar el aire desde la laringe hacia los bronquios.
Fumar inhibe la movilidad de los pelillos y finalmente los destruye. Sin cilios la tos es el
único mecanismo que impide la acumulación de moco. Debido a que la tráquea es la única
vía por la que puede entrar aire a los pulmones, la obstrucción traqueal es una amenaza para
la vida.

9
 Bronquios: Los bronquios principales son dos tubos formados por anillos completos de
cartílago hialino, uno para cada pulmón, y se dirigen hacia abajo y afuera desde el final de
la tráquea hasta los hilios pulmonares por donde penetran en los pulmones. Cada bronquio
principal se divide en bronquios lobulares que son 2 en el lado izquierdo y 3 en el lado
derecho, cada uno correspondiente a un lóbulo del pulmón. Cada bronquio lobular se divide,
a su vez, en bronquios segmentarios que corresponden a los llamados segmentos
pulmonares. Los bronquios segmentarios, a su vez, se dividen en bronquíolos, estos
distribuyen el oxígeno en los alvéolos pulmonares, una especie de pequeñas bolsas, con una
pared muy fina y recubierta de capilares, donde se produce el intercambio de gases. Los
bronquíolos se ramifican en tubos más pequeños, de un modo repetido hasta formar los
bronquíolos terminales. Toda esta ramificación bronquial se parece a un árbol invertido y
por ello se llama árbol bronquial.

 Pulmones: Los pulmones son los órganos esenciales de la respiración. Son ligeros, blandos,
esponjosos y muy elásticos y pueden reducirse a la 1/3 parte de su tamaño cuando se abre
la cavidad torácica. Cada pulmón tiene la forma de un semicono, está contenido dentro de
su propio saco pleural en la cavidad torácica, y está separado uno del otro por el corazón y
otras estructuras del mediastino. El pulmón derecho es mayor y más pesado que el izquierdo
y su diámetro vertical es menor porque la cúpula derecha del diafragma es más alta, en
cambio es más ancho que el izquierdo porque el corazón se abomba más hacia el lado
izquierdo. El pulmón izquierdo está dividido en un lóbulo superior, que presenta la
escotadura cardíaca en donde se sitúa el corazón, y un lóbulo inferior. El pulmón derecho
está dividido en tres lóbulos: superior, medio e inferior.
El hilio de cada pulmón se encuentra cerca del centro de la cara interna, está rodeado por
pleura y es la zona por donde pasan las estructuras que entran y salen de cada pulmón
(arterias, venas, bronquios, nervios, vasos y ganglios linfáticos) formando los pedículos
pulmonares que también están rodeados por pleura. De este modo los pedículos unen la
cara interna de cada pulmón al corazón y la tráquea. Las ramas de la arteria pulmonar
distribuyen sangre venosa en los pulmones para que éstos la puedan oxigenar. Acompañan
a los bronquios de tal modo que hay una rama para cada lóbulo, cada segmento bronco-
pulmonar y cada área funcional del pulmón. Las ramas terminales de las arterias
pulmonares se ramifican en capilares que se encuentran recubriendo las paredes de los
alvéolos. Por su parte, las arterias bronquiales son pequeñas y transportan sangre oxigenada
para irrigar los bronquios en todas sus ramificaciones. Las venas pulmonares recogen la
sangre oxigenada desde los pulmones y la transportan a la aurícula izquierda del corazón.
Por su parte, las venas bronquiales recogen la sangre venosa procedente de los bronquios y
la llevan a la vena ácigos (la derecha) y la vena hemiácigos (la izquierda).

10
1.3 Proceso de respiración.

La respiración es un proceso automático e involuntario mediante el cual se inspira aire rico en


oxígeno, el que es atraído, y se expulsan los gases de desechos mediante la espiración. El aire es
inhalado por la nariz, donde se humedece y calienta. A continuación, pasa por la faringe y la laringe
para llegar a la tráquea, la cual luego se divide en dos bronquios que de nuevo vuelven a dividirse
una y otra vez hasta llegar a convertirse en unos 250.000 bronquiolos, donde al final de éstos se
encuentran los alvéolos, que es donde se realiza el intercambio gaseoso entre la sangre y el aire
respirado.

Las dos fases sucesivas con las que cumple la respiración, son efectuadas gracias a la acción
muscular del diafragma y de los músculos intercostales, los cuales son controlados por el centro
respiratorio del bulbo raquídeo. Cuando se inspira se contrae el diafragma y los músculos
intercostales se elevan y se ensanchan las costillas. De este modo la caja torácica se amplia y el
aire que penetra desde el exterior llena este espacio. Luego, cuando se espira, el diafragma se
relaja, las costillas bajan y se desplazan hacia el interior, disminuyendo su capacidad la caja
torácica lo que provoca que los pulmones dejen escapar el aire hacia el exterior.

El proceso de la respiración está compuesto por tres fases:

1. Intercambio de gases: existen dos tipos de movimientos respiratorios, la inspiración y


espiración.
Inspiración: durante este proceso se ensancha la cavidad torácica, entrando aire en los
pulmones. Este ensanchamiento de la cavidad torácica se produce por dos fenómenos; por
un lado, por la contracción del diafragma (que se aplana y desciende) y por otro lado, se
contraen los músculos intercostales y pectorales menores, lo que provoca que las costillas
y el esternón se dirijan hacia arriba y hacia afuera.
De este modo, entonces aumenta el volumen de la cavidad torácica y como consecuencia
la presión de aire dentro de los pulmones resulta menor que la presión atmosférica, por ello
el aire tiende a entrar a los pulmones, a través de la tráquea, desde el exterior por el proceso
de difusión, para llenar el vacío resultante. Es aquí cuando los pulmones se expanden y se
produce la fase de inspiración.

Espiración: en la respiración están comprometidos los músculos intercostales internos, los


oblicuos abdominales y el recto abdominal. Mientras que el diafragma, los músculos

11
pectorales y los intercostales se relajan volviendo a su posición normal. De este modo la
cavidad torácica reduce su volumen y los pulmones se contraen. La presión en los alveolos
es mayor que la presión atmosférica, de manera que el aire es expelido hacia el exterior.

2. Transporte de gas: Una vez que el oxígeno del aire se difunde en los vasos sanguíneos
que rodean a los alveolos, es transportado por los glóbulos rojos de la sangre hasta el
corazón y después distribuido por las arterias a todas las células del cuerpo, donde se usa
en la respiración celular. En este proceso se utiliza el oxígeno por el cual se descompone
la glucosa, lo cual da como resultado la liberación de energía y la formación de ATP,
originando dióxido de Carbono y agua como productos de desecho, difundiéndose en la
sangre y posteriormente es transportado hacia los pulmones.
En el transporte de gases, la sangre oxigenada llega al corazón por medio de la arteria
pulmonar. El dióxido de carbono es recogido en parte por los glóbulos rojos y parte por el
plasma y transportado por las venas cavas hasta el corazón y de allí es llevado a los
pulmones para ser arrojado al exterior. La sangre que llega a los pulmones, previene de las
células del cuerpo, y tiene un alto contenido de dióxido de carbono y baja de oxígeno. Así,
el dióxido de carbono del cuerpo se difunde desde la sangre hacia el aire de los alvéolos,
para ser eliminado del organismo. Mientras que el oxígeno se difunde desde el aire de los
alvéolos hacia la sangre, con lo cual, esta se vuelve rica en oxígeno. Esta sangre ya
oxigenada, deja los pulmones y es transportada hacia el corazón quien la bombea a todas
las células del cuerpo. Repitiéndose entonces el ciclo.

3. Respiración celular: La respiración celular es un conjunto de reacciones que permiten a


las células obtener energía de las moléculas orgánicas al combinar sus átomos de carbono
e hidrógeno con el oxígeno para producir dióxido de carbono y agua. La respiración celular
o respiración aerobia tiene lugar en las mitocondrias en los organismos eucariotas.
Entonces, las células toman el oxígeno que les lleva la sangre y/o utilizan para quemar los
alimentos que han absorbido, allí producen la energía que el cuerpo necesita y en
especial el calor que mantiene la temperatura del cuerpo humano a unos 37 grados.

12
2. Fisiología alveolo capilar

El pulmón humano contiene unas vías aéreas de conducción, con afilamiento progresivo, que
originándose en la glotis terminan en la matriz de la delgada pared alveolar. Esta matriz alveolar
es una rica red de capilares que originadas en las arteriolas pulmonares terminan en las vénulas
pulmonares. Existen dos tipos de capilares pulmonares en la matriz alveolar. Un grupo de capilares
se encuentran en la intersección de tres septos alveolares, y probablemente no participan en el
intercambio gaseoso, pero tienen un importante papel en la hemostasia de los fluidos pulmonares.
El segundo grupo de capilares discurren por los septos alveolares, protruyendo en los espacios
aéreos alveolares, mostrando una pared delgada en dicha zona, permitiendo el intercambio gaseoso
entre el alvéolo y la sangre. Es necesario un íntimo contacto entre la red de sangre venosa pulmonar
y una correcta cantidad de gas alveolar, para la eficacia de la respiración en cada unidad alveolar.
El gas alveolar y el gas de la sangre venosa alcanzan rápidamente una presión parcial equilibrada.
En el hombre, en situación de reposo, el equilibrio para el O2 se alcanza cuando el hematíe ha
recorrido un tercio del trayecto de la longitud del capilar. El equilibrio con el CO2 se alcanza
mucho más rápidamente, difundiendo a través de la membrana capilar 20 veces más rápido que el
O2.

El transporte de O2 es el producto del gasto cardíaco y de la cantidad de dicho gas contenido en la


sangre. En la sangre más del 97% de las moléculas de O2 están ligadas de forma reversible con la
hemoglobina, siendo la cantidad disuelta una fracción mínima del total, aunque sea la que
determine la presión parcial del gas en la sangre. La mayoría del O2 va unido al hierro de la
hemoglobina formando oxihemoglobina. La relación entre la PaO2 y la cantidad del mismo
combinada con la hemoglobina viene descrita por la curva de disociación de la hemoglobina

13
Ilustración 5. Curva de la disociación de la hemoglobina.

Se puede observar que cuando la PaO2 baja de 60 mmHg la cantidad contenida por la sangre se
reduce considerablemente, sin embargo, cuando la presión parcial está por encima de dicha cifra
sólo se consigue pequeños incrementos del contenido de O2. Como medida de esta afinidad se
utiliza la denominada P50 o cifra de PaO2 necesaria para saturar la hemoglobina en un 50%. En
condiciones normales, su valor oscila entre 26-28 torr. Si la curva se desplaza hacia la derecha, es
decir, si la P50 aumenta, la afinidad de la hemoglobina para el oxígeno disminuye. El fenómeno
contrario se produce si la curva de disociación se desplaza hacia la izquierda (P50 disminuye). La
disminución del pH plasmático o el aumento de la PaCO2, de la concentración intraeritrocitaria de
2,3 difosfoglicerato (2,3-DPG) o de la temperatura provocan un incremento de la P50, con lo que
disminuye la afinidad de la hemoglobina por el oxígeno y se facilita su liberación a los tejidos. La
alcalosis, hipocapnia, hipotermia y/o disminución del 2,3-DPG tiene un efecto contrario.

Si conocemos la presión parcial del oxígeno podemos calcular el contenido de oxígeno de la sangre,
usando la siguiente relación:

CaO2 = (1,36 x Hb x SatO2%) + (0.003 x PaO2)

CaO2 = contenido de oxígeno en sangre arterial (ml de O2 /100 ml de sangre).

Hb = concentración de hemoglobina (gramos/100 ml de sangre).

SatO2% = fracción de Hb ligada con el oxígeno.

PaO2 = presión parcial de O2 en sangre arterial.

14
Respecto al CO2, una proporción significativa de moléculas de la sangre venosa sistémica también
están ligadas reversiblemente con la hemoglobina. Sin embargo, la mayor parte de las moléculas o
están disueltas en solución, o están involucradas en el equilibrio ácido carbónico-bicarbonato:

CO2 + H2O ----> H2CO3 ------> H+ + HCO3-

Este equilibrio explica las relaciones entre la PCO2 (reflejado en el número de moléculas de
CO2 disueltas) y el pH sanguíneo (una expresión logarítmica de la concentración de H+). La
elevación de la presión parcial de CO2 disuelta desvía este equilibrio hacia la derecha, e incrementa
la concentración de H+, disminuyendo el pH. Al igual que el O2, el CO2 alcanza un equilibrio
instantáneo con el ácido carbónico-bicarbonato y la carboxihemoglobina. La igualdad local entre
ventilación (V) y perfusión (Q) alveolar es el determinante principal del intercambio gaseoso. La
distribución de la ventilación alveolar en relación con el flujo sanguíneo (equilibrio V/Q) optimiza
la eliminación de CO2.

Las relaciones entre ventilación y flujo sanguíneo se muestran de forma esquemática en la Figura
2-A la ventilación y el flujo sanguíneo son uniformes (intercambio ideal del gas), por lo que no hay
diferencias de PO2 alveolo-arterial. En las restantes condiciones existirán diversas alteraciones en
la relación V/Q. Sin embargo, el intercambio de gas no es perfecto, aún en el pulmón humano
normal. Normalmente es más baja la ventilación alveolar que el flujo sanguíneo, y las relaciones
V/Q global en el pulmón es de 0.8. Las zonas pulmonares bajas reciben mayor ventilación y flujo
sanguíneo que las zonas superiores. Sin embargo, el gradiente gravitacional, es mayor para la
perfusión. Por lo tanto, las zonas pulmonares inferiores tienen por término medio una relación V/Q
relativamente más baja, mientras que en las superiores es relativamente más alta. Además, los
valores normales para PO2, pero no para la PCO 2, cambian de forma considerable con la edad,
siendo ambos influenciados por la altitud.

A, relación V/Q normal. B, alteración V/Q por


obstrucción de la vía aérea. C, shunt que hace que la
sangre no se oxigene y se mezcle con la arterializada. D,
espacio muerto, en el que un área ventilada no perfunde
y por tanto no participa en el intercambio gaseoso
Ilustración 6. Representación esquemática
de los distintos patrones de ventilación y
perfusión

15
3. Efecto Bohr.

El efecto Bohr es una propiedad de la hemoglobina descrita por primera vez en 1904 por el fisiólogo
danés Christian Bohr (padre del físico Niels Bohr), que establece que a un pH menor (más ácido,
más hidrogeniones), la hemoglobina se unirá al oxígeno con menos afinidad. Puesto que el dióxido
de carbono está directamente relacionado con la concentración de hidrogeniones (iones H),
liberados en la disociación del CO que conduce finalmente a una disminución de la afinidad por el
oxígeno de la hemoglobina.

Cristiano Bohr afirmó que en un pH inferior (más ambiente ácido, por ejemplo, en los tejidos), la
hemoglobina se uniría al oxígeno con menos afinidad. Puesto que el dióxido de carbono está en
equilibrio directamente con la concentración de protones en la sangre, el aumento del contenido de
dióxido de carbono de la sangre, de acuerdo con el efecto Bohr, provoca una disminución en el pH,
lo que conduce a una disminución en la afinidad por el oxígeno por la hemoglobina (y una
liberación de oxígeno más fácil en los capilares o tejidos).

La descripción del efecto Bohr, que es una ley fisiológica, puede encontrarse en casi todos los
libros de texto fisiológicas. Los estudios modernos relacionados con el efecto Bohr se dedican a
temas más avanzados (vea los títulos de los estudios para la investigación moderna abajo). Es la
propuesta central del efecto Bohr que la afinidad por el oxígeno a la hemoglobina depende de las
concentraciones absolutas de CO2 y los valores de CO2 reducidos disminuyen el aporte de oxígeno
a las células del cuerpo.

Ilustración 7. Curva efecto bohr.

16
Papel fisiológico

Este efecto facilita el transporte de oxígeno cuando la hemoglobina se une al oxígeno en los
pulmones, pero luego lo libera en los tejidos, especialmente en los tejidos que más necesitan de
oxígeno. Cuando aumenta la tasa metabólica de los tejidos, su producción de dióxido de carbono
aumenta. El dióxido de carbono forma bicarbonato mediante la siguiente reacción:

CO2 + H2O H2CO3 H+ + HCO3-

Aunque la reacción suele ser lenta, las enzimas de la familia de la anhidrasa carbónica en los
glóbulos rojos acelera la formación de bicarbonato y protones. Esto hace que el pH de los tejidos
disminuya, y por eso, aumenta la disociación del oxígeno de la hemoglobina en los tejidos,
permitiendo que los tejidos obtengan oxígeno suficiente para satisfacer sus necesidades.

Por otro lado, en los pulmones, donde la concentración de oxígeno es alta, la unión del oxígeno
provoca la liberación de protones de la hemoglobina, que se combinan con bicarbonato y se elimina
el dióxido de carbono en la respiración. Dado que estas dos reacciones se compensan, hay pocos
cambios en el pH de la sangre.

La curva de disociación se desplaza hacia la derecha cuando aumenta el dióxido de carbono o la


concentración de iones de hidrógeno. Este mecanismo permite que el cuerpo se adapte al problema
de suministrar más oxígeno a los tejidos que más lo necesitan. Cuando los músculos están
sometidos a una actividad intensa, generan CO2 y ácido láctico como consecuencia de la
respiración celular y de la fermentación de ácido láctico. De hecho, los músculos generan ácido
láctico tan rápidamente que el pH de la sangre que pasa a través de los músculos se reduce alrededor
de 7,2. Dado que el ácido láctico libera sus protones, disminuye el pH, lo que hace que la
hemoglobina libere aproximadamente un 10% más de oxígeno.

17
4. Curva de disociación de la hemoglobina.

La hemoglobina es una proteína con estructura cuaternaria formada por cuatro cadenas
polipeptídicas (globinas) a cada una de las cuales se une un grupo hemo, cuyo átomo de hierro es
capaz de unirse de forma reversible al oxígeno. Las cuatro unidades de la hemoglobina colaboran
para la fijación de oxígeno, así, con cada oxígeno que se una a la hemoglobina aumenta la afinidad
de ésta para el oxígeno. La curva de disociación representa los cambios en la saturación de la
hemoglobina de acuerdo a los cambios en la presión parcial de O2.La Hb está saturada 98% en
los pulmones y 33% en los tejidos de manera que cede casi el 70% de todo el O2 que puede
transportar. Se describe una curva sigmoidea con una porción vertical (hasta PO2: 70mmHg) y otra
horizontal (de 70 a 100 mmHg). La Hb nunca se satura al 100%.

Ilustración 8. Glóbulo rojo.

La hemoglobina actúa como un vehículo que se carga de oxígeno en los capilares pulmonares y lo
transporta a los tejidos. La Hb es una proteína del glóbulo rojo, compuesta por la globina y cuatro
grupos Hemo. El grupo Hemo está constituido por 4 núcleos pirrólicos que tienen en un núcleo
central el Fe++. En vista de que el O2 se transporta unido al F ++ y cada molécula de Hb tiene 4
iones Fe ++, cada molécula de Hb transporta 4 moléculas de O2, en forma de un compuesto lábil
de oxihemoglobina.
El grado de saturación de la Hb con oxígeno varía con la PaO2 en el plasma. La curva que expresa
esta relación (curva de disociación de la Hb) se construye sometiendo muestras de sangre a
presiones de oxígeno crecientes manteniendo constantes la temperatura (37 oC) y la PaCO2 (40
mmHg). Luego se mide la cantidad de O2 unida a la Hb a las distintas presiones y se dibuja en un
gráfico con la saturación en la ordenada y la presión parcial en la abscisa.
El porcentaje de saturación de la hemoglobina hace referencia a los sitios de unión disponibles que
están ocupados por oxígeno.

18
Si todos los sitios de unión de las moléculas de hemoglobina están ocupados por oxígeno, la sangre
está oxigenada a un 100%. La forma de la curva de disociación de la hemoglobina refleja las
propiedades de la molécula de hemoglobina y su afinidad por el oxígeno.

La curva de disociación de la Hb tiene la forma de S itálica en la cual se distingue una porción de


pendiente pronunciada, que corresponde a las presiones de O2 más bajas (<60mmHg) y una zona
aplanada en relación con las presiones de O2 más altas (>70 mmHg). Entre estas dos porciones
existe una zona de transición ubicada alrededor entre 60 y 70 mmHg de PO2.

Nótese que la curva es casi plana a niveles de PO2 mayores de 100 mmHg, aun cambios grandes
en la PO2 generan sólo cambios pequeños en el porcentaje de saturación. De hecho, la hemoglobina
tendrá un 100% de saturación cuando la PO2 llegue casi a 650 mmHg, lo cual no sucede en la vida
diaria.

El aplanamiento de la curva de disociación a PO2 elevada significa también que la PO2 alveolar
puede caer bastante por debajo de los 100 mmHg sin reducir significativamente el porcentaje de
saturación de la hemoglobina. Mientras la PO2 de los alveolos permanezca por sobre los 60 mmHg,
la hemoglobina tendrá una saturación superior al 90% y mantendrá los niveles de transporte de
oxígeno cercanos a los normales. Pero cuando la PO2 cae a menos de 60 mmHg la pendiente de la
curva se hace más pronunciada. Una pendiente marcada implica que una reducción pequeña de la
PO2 generará una liberación de oxígeno relativamente grande.

Ilustración 9. Gráfica saturación de hemoglobina

19
Los factores más importantes que afectan a la curva de disociación de la hemoglobina son:

 Los factores que desplazan la curva a la derecha son:

1. Acidosis: Cuando la sangre se vuelve ligeramente ácida (pH 7,2) la curva se desplaza hacia la
derecha en aproximadamente un 15%.
2. Aumento de 2,3-difosfoglicerato (DPG). El DPG es un polianión producido en la cadena
metabólica de la glucolisis, es escaso en la mayoría de las células al inhibir su exceso la enzima
que lo genera, pero en el eritrocito abunda porque se une a la hemoglobina impidiendo la
inhibición de su enzima. El DPG regula la afinidad de unión de la Hb al O2 en relación a la pO2
en los pulmones. Si un adulto sano se traslada rápidamente desde el nivel del mar a un lugar de
elevada altitud donde la pO2 es menor, la liberación de O2 a los tejidos se reduce. Después de
unas horas la concentración de DPG en sangre aumenta, disminuyendo la afinidad de la Hb por
el O2 y liberando la cantidad habitual de O2 a los tejidos. La situación se invierte cuando la
persona vuelve al nivel del mar.

3. Efecto Bohr: ocurre en los capilares tisulares cuando el aumento de la concentración de


CO2 origina la liberación de protones. Estos protones se unen a la globina haciendo que se
aumente la liberación de O2, disminuyendo la afinidad.

4. Otros: aumento de temperatura (fiebre) y sulfohemoglobina

 Los factores que desplazan la curva hacia la izquierda son:

1. Alcalosis: cuando la sangre se alcaliniza (pH 7,6) la curva se desplaza a la izquierda, en un


porcentaje similar al de la acidosis.

2. Hb fetal: la Hb fetal se une al DPG con menos afinidad que la hemoglobina del adulto y por
tanto la HbF fija más oxígeno. De esta manera se facilita la cesión de oxígeno desde la
circulación materna a la fetal.

3. Efecto Haldane: ocurre en los capilares pulmonares cuando la elevada concentración de


O2 hace que se reduzca la afinidad de la Hb por el CO2. Esto desplaza la curva a la izquierda
aumentando la afinidad por el O2 hasta 500 veces más.

Otros: monóxido de carbono (carboxihemoglobina), metahemoglobina.

20
5. Oximetría de pulso

Antecedentes históricos

El oxímetro de pulso es una herramienta de diagnóstico utilizada en todo el mundo en la medicina


para controlar el nivel de oxigenación de la sangre de un paciente. Siguiendo las bases de los
principios científicos; Millikan, Madera y Shaw desarrolló los principios del oxímetro de pulso
durante 1940-1964. En 1972, Takuo Aoyagi, un bio-ingeniero japonés, inventó el oxímetro de
pulso después de medir la saturación de oxígeno mediante el envío de luz a través de los tejidos.
En 1978 William New, MD, Ph.D., mejoró el principio después de darse cuenta de que las medidas
de luz infrarroja y roja la sangre.

El oxímetro de pulso ha tenido un impacto significativo en el campo de la medicina y ha impulsado


el avance de la atención de los pacientes en particular en las áreas de anestesia y cuidados críticos.
En un artículo de John Severinhaus, MD, titulado Takus Aoyagi: Descubrimiento de la oximetría
de pulso, publicado en Anesthesia & Analgesia, 23 de abril de 2007. Llega a la conclusión de que
la introducción de la oximetría de pulso coincidió con la reducción de 90 por ciento en las muertes
relacionadas con la anestesia. Por último, los pacientes oxigenación de la sangre podría ser
monitorizada continuamente y se mide por una herramienta de diagnóstico en lugar de mediante el
envío de una muestra de laboratorio de gases en sangre y la espera de los resultados.

En 1978, el oxímetro de pulso fue comercializado por la Compañía Minolta en Osaka, en Japón.
En la década de 1980 el producto catapultó al mercado en todo el mundo y ahora se está utilizando
en hospitales, clínicas, centros médicos, centros pediátricos, en los quirófanos, áreas críticas, y en
algunos hogares para monitorear los niveles de oxígeno en la sangre de los pacientes asmáticos.
Este sencillo dispositivo rápido, seguro y no invasivo y económico sigue haciendo su marca en el
campo de la medicina.

En 1970, Hewlett Packard diseñado y comercializado una amplia y voluminosa, oxímetro de oído
engorroso con un auricular torpe. Pesaba 35 libras y un costo de $ 10.000. Hoy el oxímetro se ha
reducido al mínimo. Son pequeños, ligeros, algunos modelos se celebran mano y tienen un diseño
ergonómico para adaptarse a los dedos. Están disponibles en una variedad de estilos a un precio
inicial de $50 o más.

21
5.1 Concepto de oximetría de pulso.

Un oxímetro de pulso es un aparato médico que mide


de manera indirecta la saturación de oxígeno de la
sangre de un paciente, no directamente a través de una
muestra de sangre. La mayoría de los monitores
también muestran la frecuencia cardíaca. Aquellos con
batería son portátiles para hacer mediciones de
saturación de oxígeno fuera del hospital. Un monitor
de oxígeno sanguíneo muestra el porcentaje dela
hemoglobina arterial en la configuración
oxihemoglobina. Los rangos normales van de 95 a
100%, aunque son frecuentes los valores que bajan
hasta el 90%.
Ilustración 10. Oxímetro

Saturación de oxígeno.

Los glóbulos rojos contienen hemoglobina. Una molécula de hemoglobina puede transportar hasta
cuatro moléculas de oxigeno luego de lo cual se dice que esta “saturada” con oxígeno.

Si todos los lugares de unión con la hemoglobina están transportando oxígeno, se dice que la
hemoglobina tiene una saturación de 100%. La mayoría de la hemoglobina en sangre se combina
con el oxígeno durante su pasaje por los pulmones. Un individuo sano con pulmones normales,
respirando aire a nivel del mar, tendrá una saturación de sangre arterial de 95-100%. Las altitudes
extremas afectan estas cifras. La sangre venosa colectada desde los tejidos contiene menos oxígeno
y normalmente tiene una saturación de alrededor del 75%.

La sangre arterial luce rojo brillante mientras la venosa se ve como roja oscura. La diferencia en
color debida a la diferencia en la saturación de la hemoglobina. Cuando los pacientes están bien
saturados, su lengua y labios tienen color rosado; cuando están desaturados, tiene color azul. Esto
se llama cianosis. Puede ser dificultoso detectar cianosis clínicamente, particularmente en pacientes
con piel oscura. Se puede no notar este signo hasta que la saturación oxigeno sea menos a 90%.
Los pacientes con niveles de oxígeno en sangre por debajo de 90% (saturación de oxígeno baja) se
considera que tienen hipoxemia, y un nivel de oxígeno en la sangre por debajo del 80% se conoce
como hipoxemia severa.

22
5.2 Uso del pulsioximetro

Los pulsioxímetros se utilizan para evaluar la adecuación de los niveles de oxígeno en la sangre en
una variedad de circunstancias, como cirugías, otros procedimientos que involucren anestesia,
ajustes de oxígeno suplementario, según sea necesario, la eficacia de medicamentos para los
pulmones, y la tolerancia del paciente a los aumentos de los niveles de actividad. Otras razones
pueden incluir, pero no se limitan a las siguientes:

1. La ventilación mecánica

2. El uso de un ventilador para mantener la respiración

3. La apnea del sueño

4. Los períodos de interrupción de la respiración durante el sueño.

5. Condiciones médicas, tales como ataque al corazón, insuficiencia cardíaca congestiva,


enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), la anemia, el cáncer de pulmón, asma o
neumonía

Oximetría y sus principios ópticos.

Un espectrofotómetro mide la intensidad de la luz transmitida a través de una sustancia a una


determinada longitud de onda. La fracción de luz absorbida a una cierta longitud de onda está dada
por la absortividad o coeficiente de extinción de la sustancia. El coeficiente de extinción se puede
graficar a varias longitudes de ondas como un espectro el cual es único para cada sustancia. El
espectrofotómetro posee un fotodetector, el cual convierte la intensidad de luz en corriente
eléctrica. A una intensidad de luz dada transmitida a través de una sustancia se produce una
corriente eléctrica proporcional a dicha intensidad. Midiendo la intensidad de la luz incidente sobre
un material representada por (I₀) y midiendo la intensidad de luz transmitida a través del mismo
material representada por (I) se puede determinar la transmitancia de la misma, la cual está definida
por la ecuación.

T = I/Io

23
La espectrofotometría está fundamentada en dos leyes principales, la ley de Lambert y la ley de
Beer.

 Ley de Lambert: Esta ley establece que la potencia de una radiación electromagnética
monocromática que incide perpendicularmente en una superficie decrece
exponencialmente con el espesor del medio atravesado. La radiación absorbida por el medio
se representa por un parámetro conocido como absorbancia, definida en la ecuación:

Donde Al es la absorbancia determinada a través de la ley de Lambert, b es el espesor del


medio y k1 una constante de proporcionalidad que depende del medio. Esta expresión indica
que la absorbancia es directamente proporcional al espesor del medio atravesado.

 Ley de Beer: Por su parte, la Ley de Beer establece que la potencia de una radiación
electromagnética monocromática que incide perpendicularmente sobre una muestra
decrece exponencialmente con la concentración de la muestra. La radiación absorbida por
el medio se representa por un parámetro conocido como absorbancia, definida en la
ecuación:

Siendo c la concentración de la muestra, k2 una constante de proporcionalidad y Ab la


absorbancia determinada a través de la ley de Beer. Esta expresión nos indica que “la
absorbancia es ´ directamente proporcional a la concentración de la solución”.

24
 Ley combinada de Lambert y Beer: Combinando la ley de Lambert y la ley de Beer, se
obtiene lo que se conoce como la ley de Lambert-Beer que describe la atenuación de la luz
que viaja a través de un medio uniforme que contiene una sustancia absorbente. La
intensidad de la luz que viaja a través del medio decrece exponencialmente con las
distancias y está definida por la ecuación:

Donde ε (λ) es el coeficiente de extinción de la sustancia absorbente, λ es la longitud de


onda, c es la concentración de la sustancia absorbente que es constante en el medio, y d es
la longitud del camino óptico a través del medio.

Ilustración 11.

Las propiedades de la ley de Lambert- Beer son válidas incluso si hay más de una sustancia
absorbente en el medio. Cada sustancia contribuye con su parte a la absorbancia total dando como
resultado que la misma es la suma de las n-esimas absorbancias presentes en el medio.

25
5.3 Principios Físicos.

Un oxímetro de pulso irradia luz de dos longitudes de onda a través de una capa de tejido y mide
la señal de la luz transmitida. El dispositivo opera con base en los siguientes principios físicos:

 Propiedad Nro. 1: La cantidad de luz absorbida es proporcional a la concentración de las


sustancias que absorben. La hemoglobina absorbe luz, la cantidad de luz absorbida es
proporcional a la concentración de hemoglobina (Hb) en los vasos sanguíneos.

 Propiedad Nro. 2: La cantidad de luz absorbida es proporcional a la longitud del camino


de luz.
 Propiedad Nro. 3: La oxihemoglobina absorbe mayor cantidad de radiación infrarroja y la
desoxihemoglobina absorbe mayor cantidad de radiación roja. Se conoce como la
concentración y la longitud del camino afectan a la absorbancia de la luz, adicionalmente
el oxímetro de pulso hace uso de otra propiedad importante; la cual se basa en que la
oxihemoglobina y la desoxihemoglobina absorben luz de diferentes longitudes de ondas de
una manera característica.

Un gráfico de la absorbancia de la oxihemoglobina y desoxihemoglobina para diferentes


longitudes de ondas se muestra en la Figura.

Ilustración 12. Oxihemoglobina y Desoxihemoglobina.

26
El oxímetro de pulso entonces utiliza dos haces de luz de diferentes longitudes de onda para
analizar la hemoglobina; un haz es la luz roja con una longitud de onda aproximadamente de
650nm, el otro haz es luz infrarroja con una longitud de onda de 950nm.

El oxímetro de pulso opera determinando la saturación de oxígeno al comparar cuanta luz roja e
infrarroja es absorbida por la sangre. Dependiendo de las cantidades de oxihemoglobina y
desoxihemoglobina, la relación de luz roja absorbida se compara con la relación de luz infrarroja
absorbida.

La unidad principal del oxímetro de pulso, contiene una serie de circuitos electrónicos que cumplen
con las siguientes funciones:

 Amplificación y conversión corriente a tensión de la señal del fotodetector.


 Separación de la componente pulsante que corresponde a la señal arterial.
 Amplificación de la señal fotopletismografica.
 Conversión analógica – digital de las señales roja e infrarroja.
 Calculo de la relación de absorbancia roja – infrarroja.
 Determinación de la saturación de oxıgeno (SpO2).

 Determinación del ritmo cardiaco.

Ilustración 13. Diagrama de bloques simplificado del oxímetro de pulso.

27
Sensor o sonda del oximetro: El sensor de un oximetro de pulso consiste en dos LED’s de
longitudes de ondas específicas, y un fotodetector. Las longitudes de onda de los LED’s se escogen
en 660 nm y 940 nm, y el detector empleado es un fotodiodo. Este ensamblaje debe ser protegido
de la luz ambiental para el rango de longitudes de onda en que el fotodiodo es sensible.

Ilustración 14. Sensor del oxímetro

Amplificación y conversión corriente a tensión de la señal del fotodetector: El amplificador


empleado para convertir la corriente a la salida del fotodiodo en voltaje, se denomina convertidor
corriente a tensión o amplificador de transimpedancia, el circuito diseñado consta de 2
amplificadores de transimpedancia conectados a una etapa diferencial, cuyo diseño es el más
comúnmente usado en los oxímetros de pulso. Puesto que la señal del fotodiodo es una corriente,
es posible emplear diferentes entradas en configuración diferencial. Como estas corrientes van en
diferentes direcciones, si las resistencias de realimentación son iguales, la amplitud de salida
diferencial será el doble que para la configuración de un solo amplificador. Al conectar la salida
del convertidor corriente tensión a una etapa diferencial, el ruido se verá como una señal de modo
común a ambas entradas, por lo que esta última será reducida.

Separación de la componente de señal arterial: Se conoce que la señal pletismografica tiene una
componente DC debida a la absorbancia constante de tejidos, huesos etc. y una componente AC
que corresponde a la señal arterial, la cual es la requerida para el cálculo de la saturación de oxígeno
en la sangre. Se hace necesario eliminar la componente DC presente en la señal de tal modo de
poder observar solamente la componente AC, y adicionalmente debe eliminarse cualquier
perturbación producida por fuentes externas, tales como el ruido de línea (60 Hz), y de alta

28
frecuencia. Para acondicionar la señal pletismografica se diseñó un filtro pasa bandas con
realimentación múltiple, el cual posee las siguientes características: ganancia (Ao) de 1 V/V,
frecuencia central (fo) de 1,75 Hz, rizado de banda pasante permitido de 0 dB, ancho de banda
pasante de 2,5 Hz, orden 4.

En la etapa de amplificación, se adecua la señal obtenida a la salida del filtro de acuerdo a los
valores correspondientes necesarios para el uso del convertidor analógico-digital. El ADC típico
de los microcontroladores PIC, opera comúnmente en un rango de 0 a 5 VDC. Para adecuarla al
rango de 0 – 5V es necesario primeramente amplificarla y segundo añadirle una componente DC,
de tal manera, de que el mismo tome únicamente valores positivos en el intervalo considerado.
Esto, se obtiene mediante el uso de un amplificador sumador, para este caso, no inversor. Posterior
a la etapa de amplificación, las señales ya se encuentran adecuadas para ser muestreadas.

Determinación de la saturación de oxigeno (SpO2): El fotodiodo del sensor de oximetría mide


tres niveles lumínicos diferentes: la luz roja, la luz infrarroja y también la luz ambiente. El principio
que permite que el oximetro sea un oximetro arterial” o “de pulso”, es que se basa en los valores
medidos al momento de cada pulsación de la sangre arterial, ya que se supone que solo la sangre
arterial pulsa en el lugar de la medición, lo que se denomina el componente arterial (AC) pulsátil.
La luz absorbida cambia al variar la cantidad de sangre en el lecho tisular y al modificarse las
cantidades relativas de HbO2 y Hb. La medición de los cambios en la absorción de la luz permite
estimar la SpO2 arterial y la frecuencia cardiaca. Además, existe el componente estático (DC),
formado por los tejidos, el hueso, los vasos sanguíneos, la piel y la sangre venosa.

Determinación del ritmo cardiaco: El pulso cardiaco se determina acondicionando la señal AC


pulsátil, de tal forma que detecte el nivel máximo del pulso, generándose así una señal rectangular,
cuyo periodo es igual al ritmo cardiaco. Cada latido activara un temporizador que medirá el tiempo
transcurrido entre dos latidos, dicho tiempo se proyectara a un minuto, lo que dará como resultado
el número de pulsaciones cardiacas por minuto. Esto se logró, mediante el uso del circuito Schmitt
Trigger (comparador regenerativo) en configuración no inversora.

Ilustración 15. Comparador no inversor

29
5.4 Partes de un oxímetro

Ilustración 16. Partes de un oxímetro

Símbolo. Descripción.
Saturación de Oxígeno en sangre

Frecuencia Cardiaca (Pulso)

Pilas gastadas

Versión de Software
No hay señal

30
5.6 Tipos de Pulsioximetros.

 Oxímetro de muñeca: El pulsioxímetro de


muñeca es un oxímetro de pulso que se coloca en la
muñeca, similar a un reloj de pulsera y el sensor se
coloca en el dedo, conectando las dos partes
mediante un alambre para la vigilancia continua del
paciente. Se utilizan normalmente en los centros de
sueño en los pacientes que sufren de apnea del
sueño.

 Pulsioxímetro de dedo: Es el tipo de


pulsioxímetro que se usa en institutos médicos,
hospitales y muchas personas los utilizan en sus
domicilios y a nivel personal. Se coloca en el dedo y
tiene un pequeño ordenador con pantalla. Es portátil,
y se puede guardar en el bolsillo o en el bolso. Es
fácil de utilizar, ya que simplemente se desliza en el
dedo índice y así, mide y muestra las lecturas en la
pantalla del nivel de oxígeno en la sangre.

 Oxímetro de Sobremesa: son grandes y


comparados con todos los otros son de los más
caros. La pantalla viene con una sonda para dedo,
la cual se conecta y mantiene constante el
monitoreo. Este tipo de pulsioxímetro tiene un
bipeo (sonido) continuo y cuando éste sube o se
baja sobre cierto nivel del umbral el bipeo se
vuelve más rápido.

31
Pulsioxímetro portátil o de mano: Es el oxímetro de
pulso más comúnmente utilizado ya que es portátil y la
mayoría de los pacientes hacen uso de él (junto al
oxímetro de dedo) para controlar en casa su nivel de
oxígeno de la sangre. Tiene un clip que tiene que ser
puesto en el dedo o el lóbulo de la oreja. La pantalla está
en el clip que muestra la lectura. La luz infrarroja pasa a
través de las venas y si hay un coágulo de sangre o la mano
está fría pueden no dar la lectura correcta.
Los pulsioxímetros portátiles son útiles para los pilotos, escaladores y atletas de montaña
cuyos niveles de oxígeno pueden disminuir a grandes altitudes o con ejercicio en los que es
importante verificar los niveles de oxígeno en la sangre.

 Pulsioxímetro pediátrico: Este dispositivo es


en realidad un tipo de oxímetro de dedo
y está diseñado para adaptarse a dedos muy
pequeños. Cuenta con una abertura más
pequeña para que los sensores se ajusten
fácilmente a los dedos de los niños. Algunos
dispositivos también tienen sensor alrededor del
dedo del pie o la palma del paciente
minimizando los problemas que pueden ser causados por el movimiento del paciente y es
posible enganchar el paciente mucho mejor. Con el sensor apropiado también pueden tomar
lecturas de la frente y del oído, aunque no se recomienda que pesen menos de 22 kilos.

32
5.7 Instrucciones de uso de un pulsioximetro.

1. Introduzca el dedo con el que


se puede realizar la medición en
la abertura del pulsioxímetro,
tal como se muestra en la
imagen, y no lo mueva.

2. Pulse la tecla de función. El


pulsioxímetro comenzará la
medición. No se mueva durante
el proceso de medición.

3. Transcurridos unos
segundos, aparecerán en la
pantalla los valores medidos.

Factores que afectan el monitoreo con oximetría de pulso.

 Luz: luz brillante (tal como la luz de la sala de operaciones o luz de sol)
directamente aplicadas al sensor pueden afectar la lectura. Proteja al sensor de la
luz directa.
 Temblores: el movimiento puede dificultar al sensor en su lectura de la señal.
 Volumen de pulso: el oxímetro solo detecta flujo pulsátil. Cuando la presión
sanguínea esta descendida por shock hipovolémico o el gasto cardiaco está bajo el
paciente tiene una arritmia, el pulso puede estar débil y el oxímetro puede no ser
capaz de detectar la señal.
 Vasoconstricción: reduce el flujo sanguíneo a la periferia. El oxímetro puede fallar
en detectar una señal si el paciente está muy frio o vaso contraído en la periferia.
 Intoxicación por monóxido de carbono: puede dar una lectura de saturación alta
falsa. El monóxido de carbono se une muy a la hemoglobina y desplaza al oxígeno
para formar un compuesto rojo brillante llamado carboxihemoglobina. Esto solo es
un problema en pacientes con lesión inhalatoria por humo en un incendio.

33
6. Concentrador de Oxigeno.

Antecedentes Históricos

Los concentradores de oxígeno datan de principios de 1800. El oxígeno, el elemento, ni siquiera


fue descubierto hasta 1772, por el químico sueco, Carl Wilhelm Scheele. Joseph Priestly, un
químico inglés que, aunque descubrió la molécula de oxígeno en 1774, publicó sus hallazgos tres
años antes que Scheele. Dicho esto, todavía se reconoce que Scheele es el primer hombre en
descubrir qué es el oxígeno.

A partir de ahí, tomó un poco menos de 100 años para que los científicos y médicos entendieran
cómo usar el oxígeno para ayudar a las personas con enfermedades y enfermedades variables. En
1885, el primer uso registrado de oxígeno fue documentado con un propósito médico. Este
procedimiento médico fue para tratar a un paciente con neumonía. Este revolucionario tratamiento
fue administrado y promovido por el Dr. George Holtzapple. Solo dos años después, se inventó y
vendió un producto que almacenaba suficiente oxígeno para uso intermitente.

A finales del siglo XX, se usó un catéter nasal como conexión entre el oxígeno y el paciente. Sin
embargo, no fue sino hasta 1917 que Jon Scott Haldane inventó la máscara de gas para proteger y
tratar a los soldados que habían sido afectados por peligrosos gases de cloro durante la Primera
Guerra Mundial. La década de 1970 fue revolucionaria para los avances de la terapia de oxígeno
de grado médico. Finalmente, podría tener su propia unidad de terapia de oxígeno en su hogar. Este
avance en la terapia de oxígeno fue extraordinario debido al hecho de que el concentrador purificó
el oxígeno dentro de sí mismo. El inconveniente que presentaban era su tamaño y peso.

Durante los siguientes 30 años, los concentradores de oxígeno comenzaron a reducirse, debido a la
demanda de pacientes con terapia de oxígeno más jóvenes y más activos que querían máquinas
más pequeñas y más móviles. Con estos avances médicos llegó más conocimiento sobre el oxígeno
y diversas enfermedades respiratorias. Al mejorar nuestra comprensión, los pacientes pudieron ser
diagnosticados y prescritos con oxígeno antes en su vida, perpetuando así una demanda joven y
activa. Hoy en día, algunos concentradores pueden pesar menos de 3 libras, otros tienen más de 10
horas de duración de la batería, y algunas unidades domésticas tienen una producción de oxígeno
de más de 10,000 ml por minuto.

34
6.1 Concepto de concentrador de oxígeno.

Un concentrador de oxígeno (también llamado a veces "generador de oxígeno") es un dispositivo


médico que se utiliza para suministrar oxígeno a quienes lo requieren. Las personas pueden
necesitarlo si tienen una afección que causa o resulta en niveles bajos de oxígeno en la sangre.
Estos concentradores de oxígeno generalmente se obtienen por prescripción y, por lo tanto, no se
pueden comprar sin receta médica. Los concentradores de oxígeno funcionan con enchufes a una
toma de corriente o con batería. Si el concentrador funciona con una batería eléctrica, esa batería
deberá cargarse enchufándose a una toma de corriente. Varias partes forman un concentrador, que
incluye un compresor, un filtro de lecho de tamiz y placas de circuito.

Un concentrador de oxígeno tiene un elemento de compresión, pero no debe confundirse con


oxígeno comprimido o un tanque de oxígeno. Mientras que un tanque tiene una cantidad
determinada de oxígeno que dispensa, un concentrador filtra en el aire, lo comprime y suministra
aire continuamente. El suministro de aire nunca se agotará. En lugar de volver a llenar el aire
comprimido, la concentradora solo necesita acceso a la energía.

Ilustración 17. Concentrador de oxígeno.

35
6.2 La hipoxemia y la necesidad de oxigenoterapia

El oxígeno es fundamental para salvar la vida de personas gravemente enfermas. La oxigenoterapia


es una intervención muy eficaz para disminuir la mortalidad mundial. Las directrices de la OMS
subrayan la importancia de la oxigenoterapia y sus muchas indicaciones en neonatología, pediatría,
obstetricia, medicina interna, medicina de urgencias, triaje, anestesia, cirugía, traumatología,
servicios de supervivencia y preparación para pandemias, así como el tratamiento de otros
padecimientos y enfermedades que aquejan a personas de todas las edades.

La hipoxemia (saturación insuficiente de oxígeno en la sangre) es una complicación común en


muchas situaciones clínicas. El oxígeno es esencial para el tratamiento de la hipoxemia y se le debe
administrar al enfermo para mejorar y estabilizar la saturación de oxígeno de la sangre. La norma
asistencial vigente en torno a la oxigenoterapia exige la monitorización apropiada y la capacitación
del personal clínico con respecto al momento y el modo de administrar este tratamiento. Los
oxímetros de pulso son una tecnología importante de bajo costo y constituyen la norma aceptada
para detectar la hipoxemia y monitorizar la oxigenoterapia. La oximetría de pulso combinada con
el aporte adecuado de oxígeno permite usar este gas con eficacia.

Beneficios de los concentradores de oxigeno:

 Mejora saturación de oxígeno

 Disminuye la hipertensión pulmonar

 Aumenta esperanza y calidad de vida

 Incrementa tolerancia al ejercicio

 Retrasa la progresión de la EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica)

36
6.3 Principio de Funcionamiento.

Los concentradores de oxígeno funcionan según el principio de "adsorción rápida de oscilación de


presión", que es donde se elimina el nitrógeno del aire utilizando minerales de zeolita que adsorben
el nitrógeno, dejando que los otros gases pasen y dejen el oxígeno como gas primario.

Al activar el interruptor de encendido, se aplican 230 V de CA al motor del compresor, el medidor


de tiempo, el transformador, el ventilador de refrigeración y la placa de circuito impreso. El aire
de la estancia entra en el compresor a través del filtro de la carcasa y el filtro de entrada del
compresor. Los pistones oscilantes del compresor comprimen el aire a una presión de 144,79 kPa
(21 psi) en los modelos de 5 litros y de 172,36 kpa (25 psi) en los modelos de 9 litros. Dado que el
aumento de presión genera un incremento de la temperatura, se usa un intercambiador de calor para
bajar la temperatura antes de que el aire entre en la válvula de cuatro vías. Una vez allí, se encauza
a un tamiz que contiene el material de absorción. La restricción descendente del tamiz provoca que
se acumule presión dentro de este, lo que resulta necesario para el proceso de absorción. Una
pequeña cantidad de oxígeno relativamente puro ingresa a la parte superior del segundo tamiz a
través de una fuga controlada en la válvula de nivelación de presión (P. E.), mientras que el resto
entra en el tanque de almacenamiento. El nitrógeno eliminado vuelve a salir del tamiz a través de
la válvula de cuatro vías hacia el aire de la habitación. En el extremo de escape de la válvula, hay
un silenciador que atenúa el sonido del escape al salir del concentrador. El oxígeno que no se usa
en el escape se encauza hacia el tanque de almacenamiento. El oxígeno presurizado se reduce a
34,5 ± 3,45 kPa (5 ± 0,5 psi) en los modelos de 5 litros y a 62,05 kPa ± 3,45 kPa (9 ± 0,5 psi) en
los modelos de 9 litros. A continuación, entra en un dispositivo que mide el caudal apropiado, fluye
a través del filtro de salida HEPA y la válvula de contención y después sale hacia el paciente. Los
componentes electrónicos de la placa de circuito impreso y el sensor de presión activan el
suministro eléctrico de la válvula de cuatro vías cada 8 - 15 segundos cuando la presión alcanza un
punto establecido (144,79 kPa (21 psi) en los modelos de 5 litros y en 172,36 kPa (25 psi) en los
modelos de 9 litros). El tiempo entre ciclos depende de la altitud, el caudal y los factores
ambientales internos. Justo antes de que la válvula de cuatro vías conmute, se abre la válvula de P.
E. Esto permite que el oxígeno con una alta concentración entre desde arriba en el mismo tamiz
del que acaba de salir. Esta presión adicional permite que el tamiz inicie su ciclo a una presión más
alta. En cuanto la válvula de cuatro vías conmuta, la válvula P. E. se cierra. Si se desactiva el

37
suministro eléctrico, la alarma de pérdida de alimentación sin batería emitirá un breve pitido
seguido de una pausa prolongada. Todas las unidades están equipadas con un sistema de alarma de
diagnóstico que indica si hay una avería en los sistemas eléctricos o de presión neumática. En la
guía de solución de problemas de este manual, se explican las señales del sistema de alarma y los
motivos en detalle.

Ilustración18. Diagrama de bloques del funcionamiento neumático de un concentrador de oxígeno.

38
6.4 Partes Internas de un concentrador de oxígeno.

Ilustración 19. Parte interna

 Caja: Aloja los componentes internos


 Filtro de partículas gruesas: Filtra las partículas gruesas y prolonga la duración del filtro de
entrada del aire
 Filtro de entrada del compresor: Filtra las partículas finas para proteger el compresor y las
válvulas.
 Compresor: Aumenta la presión del aire y lo bombea al sistema.
 Ventilador de enfriamiento: Hace circular el aire del gabinete y enfría el compresor.
 Intercambiador de calor o tubería de aluminio: Disipa el calor generado por la compresión
de los gases.
 Circuito de control: Analiza el estado del sistema y controla las válvulas y el compresor.
 Conjunto de válvulas (Solenoide, regulador, válvulas rotativas): Controla los procesos de
flujo de gas del tamiz y el conducto de escape.
 Tamices (Zeolita): Separan los gases a la entrada y salida del aire.

39
 Silenciador del escape de N2: Expulsa y amortigua el ruido del aire rico en N2 que se devuelve
al aire ambiente.
 Tanque del producto: Acumula el gas para producir un flujo estable y continuo.
 Fluxómetro: Controla la velocidad del flujo de salida.
 Filtro del producto: Elimina partículas de la corriente del producto.
 Humidificador: Humidifica el gas de salida antes de que sea inhalado.

Vista Frontal.

1. Instrucciones para el funcionamiento


2. Luz verde de encendido– se ilumina cuando
su concentrador está funcionando.
3. Interruptor de encendido | = ON O = OFF
4. Perilla del medidor de flujo
5. Medidor de flujo
6. Cortacircuitos – reinicializa la unidad
después de un apagado por exceso de corriente
eléctrica.
7. Salida de oxígeno – el oxígeno se dispersa a
través de este orificio.
8. Luz (verde) de oxígeno
9. Luz (amarilla) de oxígeno bajo
10. Luz roja de necesidad de servicio – cuando
se enciende contacte a su proveedor

40
Vista Posterior.
11. Manija
12. Escape
13. Cordón eléctrico y/o Conector de
suministro IEC (siglas en inglés de
“Comisión Electrotécnica Internacional”).
14. Tira de cordón recto
15. Filtro de aire - evita la entrada de
suciedad, polvo y pelusa a su unidad.16.
Filtro de aire - evita la entrada de suciedad,
polvo y pelusa a su unidad.

Componentes Adicionales.

 Humidificadores: La humidificación puede requerirse cuando las necesidades de un flujo


elevado de oxígeno superan los 2 l/min o si el oxígeno no pasa por la nariz, como cuando se
usan catéteres nasofaríngeos o cánulas traqueales. En tal caso, la botella de humidificación
proporcionada por el fabricante debe interponerse entre el concentrador y el circuito de
respiración del paciente. De ordinario, los humidificadores traen conectores de rosca para
acoplarlos directamente a los concentradores con salida de rosca o requieren un adaptador para
los concentradores con salida dentada. El agua de la botella tiene que cambiarse periódicamente
para prevenir la contaminación, y el flujo hacia el paciente ha de ser comprobado en cada
cambio con miras a identificar fugas de oxígeno atribuibles al humidificador.

41
Puntas nasales y mascarillas de oxígeno

Todo concentrador de oxigeno tiene que cumplir con los siguientes requisitos.

 Concentración de oxigeno:

 El concentrador deberá ser capaz de suministrar un flujo continuo de oxígeno a una


concentración mayor del 82%. La mayoría de los concentradores actuales producen una
concentración de oxígeno entre 82 y 96% de fracción de volumen cuando se operan con arreglo
a las especificaciones del fabricante.
 La concentración mínima de oxígeno deberá mantenerse a la tasa de flujo máxima establecida,
a 40 °C, con un 95% de humedad relativa y una presión atmosférica equivalente a una altitud
de 2000 m sobre el nivel del mar.

 Control del flujo:

 El concentrador de oxígeno deberá estar equipado al menos con un flujómetro integrado con
control de la tasa de flujo. Si el dispositivo tiene varios flujómetros, cada uno debe contar con
su propio control de la tasa de flujo.
 Para uso pediátrico, el flujómetro tendrá que ser capaz de suministrar una tasa de flujo mínimo
de al menos 0,5 l/min. La tasa de flujo máximo debería depender de las necesidades de oxígeno.
 Deberá evitarse que el concentrador de oxígeno suministre una tasa de flujo mayor que la
máxima establecida.

42
 El flujómetro deberá proporcionar un control continuo de la tasa de flujo, con marcas que vayan
desde 0 L/min hasta la tasa de flujo máximo establecida, a intervalos mínimos de 0,5 L/min.
 El concentrador de oxígeno deberá ser capaz de generar como mínimo 55 kPa con todos los
flujos, hasta la tasa de flujo máximo establecida.

 Indicadores y alarmas:

 El monitor de oxígeno deberá indicar cuando la concentración del gas sea inferior a 82%.
 El concentrador de oxígeno deberá incorporar alarmas para alertar al usuario de fallas tales
como: concentración baja de oxígeno, interrupción del flujo, presión alta o baja, batería baja,
corte de luz, temperatura elevada.
 El concentrador de oxígeno deberá incorporar un cronómetro que registre las horas acumuladas
de operación.

 Salidas:

 El concentrador deberá tener por lo menos una toma o salida de oxígeno que pueda acoplarse
directamente a la tubería para administrar el gas.
 Las salidas deberán ser boquillas dentadas y estar empotradas o hechas de materiales que no se
doblen o rompan con facilidad para evitar el daño.

 Caja:

 El concentrador de oxígeno deberá incorporar filtros de partículas gruesas para evitar que el
polvo y la suciedad penetren en la caja y en la entrada de aire.
 Todos los filtros que puedan ser extraídos por el usuario deberán poderse limpiar. Las
instrucciones de uso deberán describir la limpieza de los filtros.
 La caja deberá tener ruedas para trasladar el concentrador de oxígeno de una habitación a otra.
 El concentrador de oxígeno no deberá producir un ruido superior a los 50 dB(A) cuando esté
funcionando.

43
6.5 Tipos De Concentradores de oxígeno.

Concentradores portátiles de oxígeno:

Ligeros, de fácil transporte o tirados por carro, los concentradores de oxígeno portátiles es la terapia
más avanzada del mercado. Con el acceso para encender su dispositivo donde quiera que vaya.

 Beneficios:

Los concentradores de oxigeno


portátiles se pueden llevar
mediante un clip para el cinturón,
una correa para el hombro y una
mochila, lo que le permite pasear
a su perro, jugar a atrapar,
cultivar el césped en el jardín o lo
que sea que le guste hacer.

Con los concentradores de oxigeno portátiles se puede Viajar en automóvil, avión, tren o
crucero con un concentrador portátil a su lado.

Concentradores de oxigeno estacionarios:


El concentrador estacionario o en el hogar está diseñado para
ofrecer un flujo continuo de oxígeno a un rango completo de
caudales, lo que le permite descansar cómodamente.

 Beneficios:

Oxígeno Inagotable. Una sola entrega al paciente hasta que se


le acabe el tratamiento; el equipo puede estar encendido las 24
Hrs del día sin necesidad de reposo del mismo.
Bajo Costo no causa gastos adicionales por cambiar el equipo al paciente constantemente, lo
cual representa un ahorro considerable.

44
6.6 Como Utilizar un concentrador de oxígeno.

1. Primeramente llene con agua su Vaso


humidificador, teniendo un rango de
llenado entre el mínimo y el máximo,
como se marca en la superficie del vaso.

2. Coloque el vaso en el lugar


correspondiente. Es importante colocarlo
totalmente vertical y no inclinarlo,
enrosque la tuerca de mariposa en la
salida de oxígeno y asegúrese que quede
bien colocado para evitar fugas, de igual
manera verifique que la salida para la
cánula quede hacia fuera.

3. Ahora coloque el tubo de oxigeno


directamente a la unión de la salida de la
botella del humidificador. Ponga la
Cánula nasal o la mascarilla facial según
sea el caso en el tubo de oxígeno.

4. Enchufe su concentrador a una toma de


corriente eléctrica, al encenderlo los
cuatro indicadores del panel frontal se
iluminarán durante un corto espacio de
tiempo y se emitirá una breve señal de
alarma. Transcurridos unos segundos,
solo permanecerán encendidos los
indicadores luminosos de energía y nivel
de oxigeno normal.
Los otros dos indicadores se prenderán
si hay una baja de oxigeno o si existe una
falla técnica.

5. A través de la perilla se puede ajustar el


flujo de oxigeno según el Usuario
necesite.

45
6. Coloque ahora la cánula o la mascarilla
apropiadamente. Espere 20 minutos para
que el concentrador de oxigeno alcance
el funcionamiento previsto.
Ahora puede usar libremente su
concentrador y realizar actividades sin
problema alguno, o solo descansar
tranquilamente.

Posibles peligros

Los concentradores producen oxígeno a concentraciones elevadas, lo cual aumenta el peligro


de que otros objetos inflamables ardan más fácilmente. Los fabricantes tienen que cumplir las
normas internacionales de seguridad que exigen la colocación de salvaguardas mecánicas y
advertencias para abordar los riesgos de incendio. Las siguientes precauciones con respecto a
la seguridad y las precauciones frente al riesgo de incendio deben ser abordadas durante la
instalación y la capacitación del personal clínico y técnico:

 remplazar inmediatamente los cables o enchufes eléctricos estropeados.


 utilizar conectores cortafuegos para detener el flujo de oxígeno si se produce un
incendio.
 apagar el concentrador (interruptor de alimentación en la posición de «apagado» u
«off») cuando no se esté usando.
 Cuando las puntas o catéteres nasales no se estén usando, no se deben dejar en contacto
con las sábanas o mantas; hacerlo representa un riesgo de infección y de incendio si el
concentrador se pone a funcionar, ya que el oxígeno hará que las ropas de cama sean
mucho más inflamables.
 mantenga bien alejados de los concentradores, cilindros y tuberías de oxígeno cualquier
objeto o equipo que pueda producir chispas, como cigarrillos, velas, linternas,
calentadores portátiles, estufas y aparatos eléctricos.
 No use aceite, grasa ni productos a base de petróleo sobre el dispositivo ni cerca de este,
pues ello aumenta el riesgo de explosión e incendio.

46
6.7 Limpieza y descontaminación.

Los procedimientos de limpieza y descontaminación deberían efectuarse respetando las


recomendaciones del fabricante y las prácticas clínicas corrientes. La limpieza puede hacerla
fácilmente el usuario, en particular las enfermeras o asistentes. No hace falta una capacitación
especial para limpiar el concentrador de oxígeno; solo hay que mostrarle al usuario cómo extraer,
lavar, secar y volver a colocar el filtro de partículas gruesas del dispositivo. Si el entorno es
particularmente polvoriento o sucio, el filtro de partículas gruesas y la parte exterior del dispositivo
tienen que limpiarse con más frecuencia, al menos dos veces por semana y después de una
tempestad de polvo.

Por lo general, el filtro se puede limpiar con un detergente suave, enjuagarse con agua limpia,
secarse y volverse a colocar. Si es necesario seguir usando el concentrador mientras se limpia el
filtro, se coloca un filtro de repuesto. El filtro de partículas gruesas se puede reutilizar después de
cada limpieza, pero debe ser cambiado si presenta deterioro visible. Los usuarios deben consultar
al fabricante con respecto a los protocolos de limpieza y remplazo.

De modo semejante, el exterior del concentrador debe limpiarse siguiendo las instrucciones del
fabricante, desconectando el aparato de la corriente eléctrica. Los fabricantes generalmente
recomiendan limpiarlo con un detergente o producto de limpieza suave. Deje actuar la solución
limpiadora durante 10 minutos y luego enjuague y seque el aparato.

Los fabricantes recomiendan que las puntas nasales no se reutilicen. Sin embargo, esto no es
práctico en algunas situaciones, por lo cual se están preparando protocolos uniformes para la
reutilización segura. Si las puntas nasales se reutilizan, hay que seguir siempre los protocolos de
limpieza y desinfección, que requieren: limpiarlas con agua y jabón; remojarlas en solución diluida
de blanqueador de cloro; enjuagarlas con agua limpia; y dejarlas secar al aire de la habitación. Se
puede preparar una solución limpiadora eficaz combinando blanqueador de cloro sin diluir
(hipoclorito de sodio al 5 o 5,25%) con agua a razón de 1:100 a 1:10.

Cuando se usan humidificadores, estos deben llenarse todos los días con agua limpia y dejarse
remojar en solución diluida de blanqueador de cloro durante 15 minutos cada semana (entre
pacientes) y luego secarse.

47
Conclusiones

En conclusión, como grupo podemos decir que el sistema respiratorio es un componente


fundamental en el correcto funcionamiento del cuerpo humano, ya que, por medio de la respiración
se da el paso de ciertos gases hacia el cuerpo humano y la eliminación de otros gases.

Su función principal consiste en la manera de proporcionar un medio para el intercambio de


oxígeno y dióxido de carbono, entre el torrente sanguíneo y el medio ambiente externo,
suministrando oxígeno a las células y los tejidos del organismo, eliminando de ellos los desechos
del dióxido de carbono.

Y es aquí en donde el trabajo del Ing. Biomédico entra en acción siendo una de sus tareas conocer
la forma en la que este funciona para poder crear equipos capaces de simular su funcionamiento,
en caso de fallar cualquiera de los órganos que intervienen en este proceso y la otra seria que la
medicina no solo se debe de centrar en curar enfermedades sino también en prevenirlas y en el
sistema respiratorio se han creado distintos artefactos que permiten determinar si este sistema
trabaja en forma correcta como lo es el pulsioximetro, flujometro y inspirómetro para prevenir
futuras enfermedades.

48
Análisis

El sistema respiratorio al igual que al sistema circulatorio son indispensables para la vida porque
gracias a estos dos sistemas el cuerpo se mantiene con vida, el sistema respiratorio es el encargado
de inhalar la mayor cantidad de oxigeno posible del ambiente hacia los pulmones en los cuales
gracias a los alveolos y los capilares ocurre el intercambio de gases en la sangre la cual la sangre
cargada con CO2 que viene de recorrer todo el cuerpo al estar en presencia del O2 libera el CO2 y
captura una molécula de O ya que esa es su afinidad y esta regresa y se distribuye al cuerpo en todo
el sistema circulatorio y así se mantiene una homeostasis incluyendo en la regulación del pH
evitando así una acidosis por CO2. Como hemos visto el sistema circulatorio y respiratorio son
indispensables para la vida por lo cual el cuido de estos es prioritario, gracias a lo oximetría de
pulso podemos saber los niveles de concentración de oxígeno en el cuerpo, lo cual es indispensable
saber en un paciente, así como para el conocimiento general de una persona, la baja concentración
de oxigeno nos muestra que algo no está funcionando bien lo cual debe ser atendido por el personal
médico lo más pronto posible.

Existen momentos en los cuales una persona no puede por sí sola mantener los niveles normales
de concentración de oxigeno por un malfuncionamiento del sistema de lo cual las causas pueden
variar para esto, la persona necesita una ayuda auxiliar como un tanque de oxígeno o en lo mejor
de los casos un concentrador de oxigeno de los cuales existen diferentes tipos los cuales y
mencionamos, cabe recalcar que una persona que se encuentre en cuidados intensivos no puede
usar tanque de oxígeno ya que la mayoría no pueden ejercer la respiración por si solos, por lo cual
el concentrador de oxigeno induce respiración artificial al paciente en cualquiera de los modos que
el paciente lo necesite para esto el concentrador cuenta con múltiples sensores entre ellos el
concentrador de oxigeno con el cual el sistema reconoce la cantidad de oxigeno que el paciente
necesita, así como los ciclos de la respiración, etc.

En los hospitales de El salvador si se poseen este tipo de tecnologías, de hecho, la empresa Infrasal
Medica se dedica a proveer soluciones confiables a través de productos y servicios especializados
y de calidad para satisfacer las necesidades de la industria, mantenimiento y de la salud, es vital
tener estos equipos médicos puesto que son capaces de mantener con vida al paciente no solo dentro
de un hospital sino darle la oportunidad de vivir como una persona normal con los aparatos en casa.

49
Bibliografía

Bencomo, Solibella; Villazana, Sergio; Salas, Bruno. (2, agosto, 2016). Diseño y construcción de
un oximetro de pulso. Revista INGENIERÍA UC, vol. 23, núm. 2.

HCM&C. (Junio 2009). Manual de Usuario – CMS 50D – Pulsioxímetro. , de HCM&C Sitio web:
http://www.tutratamiento.es/WebRoot/StoreES3/Shops/eb6521/4D63/9A80/F3F9/809D/0426/D9
4C/9B1E/0330/Manual_de_Usuario_Pulsioximetro_CMS50D_0.93.pdf

r. Eduardo Martín Rojas-Pérez*. ( Abril-Junio 2006). Factores que afectan la oximetría de pulso.
1, de Instituto Nacional de Cardiología “Dr. Ignacio Chávez” México, D.F Sitio web:
http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/anestesiologia/factores_que_afectan_oximetria_pulso.pdf

David Woodroffe, Patrick McKern, L’IV Com Sàrl, Villars-sous-Yens, AvisAnne Julien . (14 de
agosto de 2014). ESPECIFICACIONES TÉCNICAS DE LOS CONCENTRADORES DE
OXÍGENO Serie técnica de la OMS sobre dispositivos médicos. 1, de Organización Mundial de
la Salud Sitio web: http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/251911/1/9789243509884-spa.pdf

F. Barranco Ruiz (Sin fecha). Fisiología intercambio de gases. Sitio web:


https://www.uninet.edu/tratado/c020202.html.

Dr. D. José Albaladejo Méndez. (2012). Transporte de oxígeno. Sitio web:


http://www.ffis.es/volviendoalobasico/4transporte_de_oxgeno.html.

Biblioteca de investigaciones. (Sin fecha) Sistema respiratorio. Sitio web:


https://bibliotecadeinvestigaciones.wordpress.com/biologia/sistemas-y-aparatos-del-cuerpo-
humano/sistema-respiratorio/.

Luis Vicente. (Sin fecha). Intercambio de gases. Sitio web:


http://recursos.cnice.mec.es/biosfera/alumno/3ESO/diges/contenidos10.html.

50