Está en la página 1de 7

Denuncia: Nº 136-2008

REFERENCIA: RESOLUCION DE
ARCHIVO DEFINITIVO Nº 14 de
fecha 13/02/09
ESCRITO: N° 02.
SUMILLA: QUEJA CONTRA
RESOLUCION DE ARCHIVO
DEFNITIVO

SEÑOR FISCAL DE LA TERCERA FISCALIA PROVINCIAL MIXTA DEL


DISTRITO DE NUEVO CHIMBOTE.-

JOSE ANTONIO ALEGRE SILVA, en la denuncia interpuesta contra


CESAR JOAQUIN ALVAREZ AGUILAR Y OTROS, por el delito de
ASOCIACION ILICITA PARA DELINQUIR Y OTROS; a usted como mejor
proceda en derecho. -------------------------

DIGO:

Que, dentro del plazo que establece el artículo 12º de la Ley


Orgánica del Ministerio Público aprobado mediante Decreto Legislativo N°
052°, vengo a FORMULAR RECURSO DE QUEJA DE DERECHO, contra la
Resolución Nº 14 de Archivo Definitivo de fecha 13/02/09, al no
encontrarla ajustada a los hechos y al derecho ya que tiene como fin LA
CORRECTA APLICACIÓN DE LA PLURALIDAD DE INSTANCIAS, derecho
fundamental de la correcta administración de Justicia, Tutela Procesal
Efectiva con sujeción a un Debido Proceso.

I.- FUNDAMENTOS DE HECHO Y DERECHO DEL RECURSO DE QUEJA


DE DERECHO.

1.- Que, la Comisión Especial Permanente de Adjudicación Directa


Selectiva y Pública otorgó la BUENA PRO a CONSORCIO AUTOMOTRIZ DEL
NORTE S.A., para la adquisición de cuatro (04) camionetas 4 x 4
petroleras, las mismas que mediante Resolución Gerencial Nº 084-2007-
GRAP.E-CHINECAS del 26/12/06, resolvió de oficio declarar la nulidad del
proceso, además de que las fechas publicadas de las bases de la
convocatoria difieren abiertamente con las publicadas en la página Webb,
y que al no haber sido favorecido el postor de preferencia de los
denunciados.

2.- Según refieren los denunciado la nulidad de oficio de la


convocatoria, es por inobservancia del inciso c) del Artículo 4º de la Ley
del Presupuesto del Sector Público para el año 2007 Ley Nº 28927.

3.- Que, vuestro Despacho ha emitido la Resolución de Archivo


Definitivo de fecha 13/02/0, resuelve NO HA LUGAR la denuncia en contra
de CESAR ALVAREZ AGUILAR Y OTROS, y dispone el archivo definitivo de
la presente denuncia, sin haber motivado dicha resolución, donde se
aprecia las falencias de hecho y de derecho en sus considerandos, ya que
no se han tomado la molestia de revisar minuciosamente los medios
probatorios, que se encuentran en el presente expediente, menos se han
tomado la molestia de materializarse e investigar los hechos sucedidos
en mi agravio, donde parcializadamente ha amparando en toda la
investigación en base a lo argumentado expuestos por los denunciados.

4.- Es más prueba de los delitos denunciados, se encuentra en la nulidad


oficio de la CONVOCATORIA, solamente con el ánimo de favorecer a
personas de su entorno.

5.- 4.- Con toda esta manera de actuar, de los funcionarios


denunciados, se puede apreciar claramente no sólo la comisión de ilícitos
penales, sino también la falta de capacidad técnica que pone en
evidencia manejos irregulares en los procesos de licitación, los mismos
que merecen ser investigados a profundidad por parte de vuestro
Despacho, con el fin de cautelar los bienes del Estado, y sobre todo
defender los intereses del pueblo de Chimbote.

6.- Todos estos actos ponen en tela de juicio la manera como se está

llevando la administración a nivel del Gobierno Regional de Ancash por

medio de os funcionarios denunciados, es decir, existe un total concierto

de voluntades dolosas, que según expone el profesor James REATEGUI

que el fenómeno de la corrupción está muy anclado y arraigado desde la

existencia de la humanidad misma, en razón a que sus raíces responden

precisamente a consideraciones sociológicas y modernamente también a

ámbitos de ciencia política por la vinculación que tiene la corrupción con

el poder, por ser éste último su ámbito de germinación y relevancia.

Asimismo, desde una perspectiva semántica, el término corrupción

proviene del latín rumpere, que significa romper, dividir, quebrar, violar,

anular; que a su vez se deriva de corrumpere entonces, debería

significar echar a perder o pudrir, debiéndose concluir que “(…) en líneas

generales, la presencia de dos partícipes en el acto, que se corresponden

principalmente con dos espacios; el corruptor y el corrupto, es decir la

fuerza que corrompe y aquella persona sobre el que recae y que, en

definitiva, es lo que se echa a perder, lo que se pudre” ..

7.- En tal sentido, y avocándonos al estudio del delito de colusión


materia de denuncia, se entiende que en su ámbito objetivo, el delito de
colusión desleal incorpora dos elementos necesarios: la concertación con
los interesados en la defraudación del Estado o ente público concreto, i)
la concertación significa ponerse de acuerdo con los interesados, pero
este acuerdo debe ser subrepticio y no permitido por la Ley, lo que
implica alejarse de la defensa de los intereses públicos que le están
encomendados, y de los principios que informan la actuación
administrativa, ii) En cuanto a la defraudación, la conducta que la define
está dirigida al gasto público en los marcos de una contratación o
negociación estatal, incide en la economía pública en tanto debe implicar
una erogación presupuestal. El peligro potencial que se requiere, es que
deben darse conciertos colusorios que tengan idoneidad para perjudicar
el patrimonio del Estado y comprometer indebida y lesivamente recursos
públicos.

8.- En este orden de ideas, queda perfectamente entendido, que existe


un concierto de voluntades por parte de los denunciados, por cuanto no
sólo se está transgrediendo Ley de Contratación y Adquisiciones del
Estado y su respectivo Reglamento, sino, que se está permitiendo se
beneficien con la BUENO PRO en la licitación, se beneficie con el
patrimonio del Estado. Por ello, existen suficientes elementos para que
se realice una profunda investigación al respecto, a fin que se sancione
las conductas denunciadas.

9.- Es decir, se está acreditando con los hechos expuestos, la


configuración del delito de Colusión Desleal y tiene en el mismo el
agente (Sujeto activo) aprovechando su posición funcional o cargo logra
obtener ventajas e incrementos injustificados en su patrimonio, violando
con ello los deberes especiales o de función que le fueran encomendados
en el sentido de procurar mantener o mejorar la intangibilidad del
patrimonio público así como no beneficiarse indebidamente
aprovechando el cargo público que ostenta. Estando a lo antedicho, se
tiene que apreciar que también existiría un enriquecimiento ilícito por
parte de los denunciados pues el Artículo 401° del Código Penal describe
esta conducta, que forma parte ahora de los delitos de corrupción de
funcionarios, donde apreciamos a un funcionario o servidor público que
se enriquece ilícitamente en razón de su cargo, incluyéndose similar
perspectiva estructural en el código punitivo colombiano de 1980
describiendo en su artículo 148° un incremento patrimonial no justificable
por razón del cargo público del sujeto activo; advirtiéndose una diferencia
con el artículo 268° del código penal argentino, que considera un
enriquecimiento patrimonial apreciable, no pudiéndose justificar la
procedencia del enriquecimiento.

10.- El delito se consuma con el enriquecimiento. La tentativa aunque


imaginable, no resulta punible, puesto que nada hay que justificar. En tal
sentido, la descripción típica sólo consciente la consumación, siendo
que pueda configurarse ésta, se necesita no solamente el
“enriquecimiento del funcionario”, es decir el incremento de su
patrimonio, sino el vencimiento de los plazos para la “Justificación“ de tal
incremento. Aunque no esté expresamente contemplado en el tipo penal,
el centro de gravedad delictiva recae en la desproporción económica de
origen ilícito.

11.- No hay que olvidar tampoco que la figura del enriquecimiento ilícito

debe ser subsidiaria a otros delitos específicos, es decir, si el funcionario

se enriquece, por ejemplo, apropiándose de bienes que tenia por función

administrar habrá cometido “peculado” antes que “enriquecimiento

ilícito”. La razón de ser el tipo penal ahora analizado es la de cubrir vacíos

de punibilidad, pero también puede tener sustantividad propia en los

casos ya señalados de enriquecimiento no justificados, provenientes de

delitos no perseguibles penalmente o de otro tipo de ilícitos penales. No

obstante la pena prevista por este tipo penal atenta contra la lógica que
inspira la creación de tipos penales subsidiarios que siempre debe ser

menor que la de los tipos penales principales.

12.- Por las consideraciones expuestas, solicitamos se sirva proveer el


presente recurso de queja, el cual tiene por finalidad sea examinado todo
lo actuado por el Superior en Grado, para que con un mejor criterio
resuelva conforme a derecho.

II.- NATURALEZA DE AGRAVIO

Con este tipo de decisiones el FISCAL atenta


contra la misma administración de justicia por tratarse de una fallo que
sentaría un absurdo precedente para esta institución, en agravio de
personas como nosotros que acudimos a dicha institución pública en
busca de Justicia.

Nos causa agravio su Judicatura al emitir una


resolución sin realizar un estudio concienzudo de los autos sin merituar
en forma debida los medios probatorios ofrecidos por nuestra parte,
menos analizar los hechos, ya que con esta resolución absurda que
protege este ilícito penal a los denunciados se estaría protegiendo la
impunidad de hechos en nuestra sociedad. Además no se estaría
sancionando los hechos delictuosos, que es lo que persigue nuestro
ordenamiento penal.

POR LO TANTO :
Pido a usted admitir el presente recurso de queja de derecho
y elevarlo al superior en grado en el modo y forma de ley.

Nuevo Chimbote, Marzo del 2,009.


JOSE ANTONIO ALEGRE SILVA
ABOGADO
CAS Nº 311