Está en la página 1de 32

Escala musical

En un sentido general, se llama escala musical a un conjunto de sonidos


ordenados, notas de un entorno sonoro particular (sea tonal o no); de manera simple y
esquemática (según la notación musical convencional pentagramada). Estos sonidos están
dispuestos de forma ascendente (de grave a agudo) aunque, de forma complementaria,
también de forma descendente (de agudo a grave), uno a uno en posiciones específicas
dentro de la escala, llamadas grados.

Generalidades[editar]
La cantidad (ºgrados) y cualidad (alturas) de los sonidos seleccionados discriminadamente del
total del universo acústico para definir un ámbito sonoro particular determina la existencia de
numerosos tipos de escalas musicales; cada uno de los cuales detalla un ordenamiento
específico de un conjunto discreto de sonidos, cuyas diferentes alturas están relacionadas
entre sí sistemáticamente (según un modelo de afinación), proporcionando una medida de las
distancias entre los sonidos (intervalos) que la componen y las relaciones que los definen.
Aunque varias escalas pueden tener la misma representación, su afinación e intervalos
pueden ser diferentes y por lo tanto, sonar distintas.
Existen varias escalas musicales, tantas como ámbitos sonoros se deseen considerar;
surgidas en diferentes épocas y regiones del mundo, según las distintas formas culturales. Su
clasificación es variada, generalmente el criterio básico para categorizar cada escala musical
está dado por el número de sus sonidos componentes (escalas pentatónicas, hexatónicas,
heptatónicas, etc.), y/o los intervalos existentes entre ellos (escalas diatónicas, cromáticas,
mayores, menores, artificiales, etc.).
La escala musical se forma a partir de las distancias de tono y semitono. La mayoría de ellas
está formada por siete notas (cuando es con cromatismos suelen ser 12), pero las hay
también de seis u ocho.

Tipologías
Escala diatónica

Teclado moderno basado en la escala diatónica.

El modelo de escala diatónica (del griego διατονικός, /diatonikós/, ‘a través de los tonos’) es el
más conocido y el más «natural» audio perceptivamente, al menos desde la sensibilidad
occidental. Compuestos de 8 sonidos —en conjunto llamados «octava»—, este modelo se
evidencia esquemáticamente con el patrón que muestran las teclas blancas del piano saltando
las teclas negras, por ejemplo: siguiendo la secuencia do-re-mi-fa-sol-la-si-do. Bajo el sistema
moderno de temperamento igual, la escala diatónica está compuesta cualitativamente por 2
tipos de intervalos: el tono (T, equivalente a 200 cents) y el semitono (st, equivalente a
100 cents, o sea medio tono); cuantitativamente, la escala completa tiene cinco tonos y dos
semitonos (en total, 1200 cents). La diferente manera de distribuir de estos intervalos (los
cinco tonos y los dos semitonos) en los grados sucesivos, lleva el nombre de modo. Hay siete
modos de distribuir tonos y semitonos.
La base acústica que fundamenta la construcción de la escala diatónica natural está
determinada por los sucesivos armónicos que se desprenden de un sonido tomado como
fundamental cuya función en esa escala es la de tónica (I grado). Así, a partir de ese sonido
fundamental, se van determinando progresivamente cada uno de los grados principales de la
escala, generados siguiendo la secuencia: I-I-V-I-III-V-VIIm-I-II-III...). Particularmente, para la
música tonal clásica, los sonidos que componen una escala musical completa diatónica
natural en modo mayor son ocho, los cuales están distribuidos en siete grados consecutivos
nominados según números romanos del I al VII. Estos ocho sonidos están definidos por su
relación acústica, perceptual y funcional con un único sonido fundamental, llamado tónica (I o
primer grado), sobre el que se construye toda la escala y le da su nombre. Ejemplificando, si la
tónica se corresponde con el sonido fundamental do, la escala se llamará escala de do (sin
considerar su modo) y la sucesión de sonidos en forma ascendente será: do-re-mi-fa-sol-la-si-
do. = C-D-E-F-G-A-B-C.

I II III IV V VI VII VIII

do re mi fa sol la si do

En la música tonal clásica hay definidas como mínimo 24 escalas diatónicas (de uso en la
actualidad): 12 escalas en modo mayor y sus correspondientes escalas relativas en modo
menor. Por ejemplo: DO Mayor-LA menor (C-Am), FA Mayor-RE menor (F-Dm), SOL Mayor-
MI menor (G-Em),

etc.
Clases de escalas diatónicas:
Escalas diatónicas naturales (modales)

 según la especie de octava griega dórica (τατετα)la


 sol la si do | (do) re mi fa | sol (= hiperlidia)
 G A B C | (C) D E F | G (= hiperlidia).
 especie T T st T T T st
 do re mi fa sol la si do [moderna sin alteraciones]
 C D E F G A B C [moderna sin alteraciones]
 do re mi fa | sol la si do [según la especie de octava griega lidia (τητητη)]
 C D E F | G A B C [según la especie de octava griega lidia (τητητη)]

 especie T T T st T T st
 fa sol la si do re mi fa [moderna sin alteraciones]
 F G A B C D E F [moderna sin alteraciones]
 fa | sol la si | (do) re mi fa [según la especie de octava griega hipolidia (τητατη)],
 F | G A B C | (C) D E F [según la especie de octava griega hipolidia (τητατη)],
 fa sol la si do | (do) re mi fa [según el modo lidio eclesiástico medieval, V auténtico]
 F G A B C | (C) D E F [según el modo lidio eclesiástico medieval, V auténtico]
Escalas diatónicas artificiales

 Escala mayor artificial


 Escala menor bachiana
 Escala menor melódica
 Otras escalas variantes
Las escalas más comunes en Occidente suelen ser dos modos: el modo mayor y el modo
menor. Las escalas en los modos mayor y menor son escalas diatónicas, y nos vienen dadas
por los llamados modos gregorianos. En la escala en modo menor, los tonos están entre los
grados: I y II - III y IV - IV y V - VI y VII - VII y VIII. Los semitonos, en cambio, separan a los
grados: II y III - V y VI. Esta escala está basada en el modo menor natural, ya que cuando una
obra musical está escrita en modo menor (clásica o no) se suelen utilizar simultáneamente
varios modos menores: menor natural, menor armónica, menor melódica y menor dórica. La
escala menor armónica, es igual a la escala menor natural, salvo que debemos elevar un
semitono el VII grado. La escala menor melódica, es igual a la escala menor natural, salvo que
debemos elevar un semitono VI y VII grados ascendiendo, y descendiendo como la escala
menor natural. La escala menor dórica, es igual a la escala menor natural, salvo que debemos
elevar un semitono el VI grado.

Escala cromática
La escala cromática completa representa la sucesión ascendente y descendente de los
doce semitonos contenidos en una octava justa en un sistema atonal de temperamento justo.
En dicha escala, siete semitonos son diatónicos y cinco cromáticos. La diferente manera de
representar el ascenso y descenso cromático (por semitonos) determina 6 tipos de escalas
cromáticas, numeradas del I al VI.

Otras escalas
Modo jónico (escala mayor natural)
La escala o modo jónico es la que rige el modelo de escala mayor. Se caracteriza por tener
un semitono entre la tercera y la cuarta, y entre la séptima y la tónica. La escala
sin alteraciones se construye comenzando en la nota do. Ésta es una escala mayor, puesto
que la tercera desde la tónica es una tercera mayor. Su estructura, mostrando los espacios de
los doce semitonos, es la siguiente:

Escala jónica

tónica - - Mayor - - Mayor menor - - Mayor - - Mayor - - Mayor (menor) tónica

En el caso de do, sería así:


do [2.ª mayor] re [2.ª mayor] mi [2.ª menor] fa [2.ª mayor] sol [2.ª mayor] la [2.ª mayor] si [2.ª
menor] do
Escala jónica

tónica - - 2.ª mayor - - 3.ª mayor 4.ª justa - - 5.ª justa - - 6.ª mayor - - 7.ª mayor tónica

O más técnicamente:

 T T st T T T st
 tono+tono+semitono+tono+tono+tono+semitono
O lo que es lo mismo:

 (T T st) T (T T st).
 tetracordio + T + tetracordio
Ejemplo: do, re, mi, fa, sol, la, si, do En cifrado americano: C,D,E,F,G,A,B,C
Modo dórico
La escala o modo dórico es una escala menor, con la diferencia de que tiene una sexta mayor
en vez de menor. Sus semitonos se sitúan entre el segundo y el tercer grado, así como entre
el sexto y el séptimo. La escala sin alteraciones se construye comenzando en la nota re. Es
una escala menor porque al medir la tercera desde la tónica es una tercera menor. Su
estructura es la siguiente:
Escala dórica

tónica - - 2ª mayor 3ª menor - - 4ª justa - - 5ª justa - - 6ª mayor 7ª menor - - tónica

O también:

 T st T T T st T
que puede agruparse así:

 (T st T) T (T st T).
 tetracordio + T + tetracordio
Ejemplo: Re, Mi, Fa, Sol, La, Si, Do, Re. En cifrado americano: D, E, F, G, A, B, C,
D. Sostenidos: Fa, Do, Sol, Re, La, Mi y Si.- F, C, G, D, A, E, B. Bemoles: Si, Mi, La, Re, Sol,
Do fa.- B, E, A, D, G, C, F.,
Modo frigio
La escala o modo frigio es una escala menor, con la diferencia de que tiene una segunda
menor en vez de mayor. Sus semitonos se sitúan entre el primer grado y el segundo, y entre el
quinto y el sexto. La escala sin alteraciones se construye comenzando en mi. Es una escala
menor porque al medir la tercera desde la tónica es una tercera menor. Su estructura es la
siguiente:

Escala frigia

tónica 2.ª menor - - 3.ª menor - - 4.ª justa - - 5.ª justa 6.ª menor - - 7.ª menor - - tónica
O también: st T T T st T T
Ejemplo: Mi, Fa, Sol, La, Si, Do, Re, Mi. Cifrado: E, F, G, A, B, C, D, E.
Modo lidio
La escala o modo lidio es una escala mayor, con la diferencia de que tiene
una cuarta aumentada en vez de una cuarta justa. Se caracteriza por tener un semitono entre
el cuarto y el quinto grado, así como entre el séptimo y el octavo. La escala sin alteraciones
comienza en la nota fa. Es una escala mayor porque la tercera desde la tónica es una tercera
mayor. Su estructura es la siguiente:

Escala lidia

- 2.ª - 3.ª - 4.ª 5.ª - 6.ª - 7.ª


tónica tónica
- mayor - mayor - aumentada justa - mayor - mayor

O también: T T T st T T st
Ejemplo: fa, sol, la, si, do, re, mi, faCifrado-F,G,A,B,C,D,E,F.
Modo mixolidio
La escala o modo mixolidio es una escala mayor con la diferencia de tener una séptima menor
en vez de una mayor. Es la más conocida de las escalas gregorianas después de la mayor
(jónica) y la menor (eólica). Se caracteriza por tener un semitono entre la tercera y la cuarta, y
entre la sexta y la séptima. La escala sin alteraciones se construye comenzando en la
nota sol. Es una escala mayor, pues la tercera desde la tónica es una tercera mayor. Su
estructura es la siguiente:

Escala mixolidia

tónica - - 2.ª mayor - - 3.ª mayor 4.ª justa - - 5.ª justa - - 6.ª mayor 7.ª menor - - tónica

o también: T T st T T st T
Ejemplo: sol, la, si, do, re, mi, fa, solCifrado-G-A-B-C-D-E-F-G.
Modo eólico (escala menor natural)
La escala o modo eólico es el que rige el modelo de escala menor. Sus semitonos se sitúan
entre el segundo y tercer grado, así como entre el quinto y el sexto. La escala sin alteraciones
se construye comenzando en la. Es una escala menor porque al medir la tercera desde la
tónica es una tercera menor. Su estructura es la siguiente:

Escala eólica

tónica - 2.ª mayor 3.ª menor - 4.ª justa - 5.ª justa 6.ª menor - 7.ª menor - tónica

o también: T, st, T, T, st, T, T


Ejemplo: la si do re mi fa sol laCifrado-A-B-C-D-E-F-G-A.
Modo locrio
La escala o modo locrio es una escala menor con la diferencia de tener una segunda menor
en vez de mayor y una quinta disminuida en lugar de una quinta justa. Sus semitonos se
sitúan entre la tónica y el segundo grado, así como entre el cuarto y el quinto. La escala sin
alteraciones comienza en si. Es una escala disminuida porque al medir la quinta desde la
tónica se trata de una quinta disminuida. Es la escala más inestable de todas, porque además
la siguiente tercera después de la menor también es menor, lo que da lugar a
un acorde disminuido (la séptima es menor). Su estructura es la siguiente:

Escala locria

tónica 2.ª menor - - 3.ª menor - - 4.ª justa 5.ª dim. - - 6.ª menor - - 7.ª menor - - tónica

o también: st, T, T, st, T, T, T


Ejemplo: si do re mi fa sol la siCifradoB-C-D-E-F-G-A-B.

Escala pentatónica
Las escalas pentatónicas son las escalas más simples y las más utilizadas en música como
el blues, el heavy metal y el rock. Solo tienen cinco notas, separadas por intervalos de
segunda mayor o tercera menor, sin poder haber dos intervalos de tercera mayor juntos. No
han de ser confundidas con las escalas pentáfonas, que también tienen cinco sonidos, pero
con intervalos cualquiera. Las hay solo de modelo mayor y menor, pues sería muy difícil de
diferenciarlas escuchando cinco notas en vez de siete, entre otras escalas menores como
la dórica, la frigia y la locria, o entre otras escalas mayores como la lidia y la mixolidia.

Escala pentatónica mayor

tónica - - 2.ª mayor - - 3.ª mayor - - - - 5.ª justa - - 6.ª mayor - - - - tónica

o también: T, T, 3/2T, T, 3/2T. C-D-E-G-A-C.


(Es decir igual que la escala jónica pero sin cuarta ni séptima).
Existe una variación de la escala pentatónica mayor de sustituir el tercer grado de la escala
por el cuarto, con lo cual los grados de la escala quedan representados de la siguiente
manera:

Variación de la escala pentatónica mayor

tónica - - 2.ª mayor - - - - 4.ª justa - - 5.ª justa - - 6.ª mayor - - - - tónica

es decir: T, 3/2T, T, T, 3/2 T

Escala pentatónica menor

- - 3.ª - 4.ª - 5.ª - - 7.ª - - - 3.ª - 4.ª - 5.ª - - 7.ª -


tóni ------------- tóni tónic
men just just men men just just men
ca ---- ca a
- - or -a -a - - or - - - or -a -a - - or -
o también: 3/2 T, T, T, 3/2T, T. Ejemplos: A menor pentatónica: A C D E G A. A mayor
pentatónica: A B C# E F# A.

Escala de blues
La escala de blues es la que se suele emplear en el rock moderno. Consiste en una escala
pentatónica menor a la que se le añade una quinta disminuida o cuarta aumentada como nota
de paso (blue note). Es también frecuente añadir otras dos notas de paso: la tercera mayor y
la séptima mayor. Ejemplo: DO-Mib-Fa-Fa#-Sol-Sib-Do. Cifrado C-Eb-F-F#-G-Bb-C.

Escala enigmática
La escala enigmática, de siete notas, tiene una estructura cromática en sus extremos grave y
agudo. Es una escala atonal. Cualquier nota puede servir como punto de partida, y el siguiente
ejemplo parte de do:

Escala relativa
El término escala relativa hace referencia a un supuesto, en el que dos escalas tienen las
mismas alteraciones pero pertenecen a modos diferentes. Cada escala mayor posee
una escala relativa menor, que sería el sexto grado de la escala mayor. Por ejemplo, la
relativa menor de la escala do mayor es la menor. Ambas escalas poseen la misma armadura
de clave, que en este caso no lleva ninguna alteración. De otro modo, también podemos saber
la relativa mayor de una escala menor, ya que la tónica de la escala menor se encuentra a una
distancia de una tercera menor de la tónica de la escala mayor. Por ejemplo, la relativa mayor
de do menor es mi bemol mayor. Por lo tanto, ambas escalas poseen la misma armadura de
clave, que en esta ocasión contiene los bemoles en las notas si, mi y la. Como consecuencia,
se puede extraer a partir de las escalas relativas, las armaduras de clave. Ejemplo. C D E F G
A B C. relativo menor A B C D E F G A.

Categoría: Grados musicales

Esta categoría contiene las siguientes 9 páginas:


D

 Dominante (música)
G

 Grado musical
M

 Mediante
S

 Sensible (música)
 Subdominante
 Submediante
 Subtónica
 Supertónica
T

 Tónica (música)

Dominante (música)
La dominante, en el sistema tonal, hace referencia al quinto grado de una escala musical.
Según el contexto puede hacer referencia a la quinta nota de la escala, o bien al acorde que
se forma sobre dicha nota y/o a la función tonal y sonoridad correspondientes (siendo más
frecuente esto último). Por ejemplo, en la escala o tonalidad de do mayor que corresponde a
las teclas blancas del teclado moderno, comenzando desde do, el grado dominante
corresponde a la nota sol y al acorde de sol mayor.
En la armonía triádica (aquella que forma los acordes por intervalos de tercera desde cada
grado de la escala) el acorde tríada (de tres notas) que cumple la función de dominante, en el
ejemplo de do mayor, se compone de las notas sol, si y re, que corresponden a
la fundamental, tercera y quinta del acorde en cuestión.
El concepto de dominante se entiende dentro de la armonía funcional, yen la mayoría de las
ocasiones, se refiere a la propia función dominante (tensión o inestabilidad) que por oposición
a la función tónica (reposo) se genera por la existencia de la sensible en dicho acorde, y por
su salto de quinta descendente que se produce al progresar al I grado.
En otros casos, también pueden tener función de dominante, los acordes de quinta disminuida
y de quinta aumentada, así como cualquier acorde mayor con séptima menor (acorde de
séptima de dominante).
Para el análisis, el acorde de dominante se simboliza con el número romano V, derivado de su
posición natural dentro del escala diatónica. Para referirse a un quinto grado menor (sin
función de dominante) suele utilizarse la nomenclatura v o Vm.

Grado musical
El grado musical o grado de la escala es la posición de cada nota dentro de una escala
musical en el sistema tonal.
Por extensión, en la armonía funcional se habla de grado armónico para referirse a los
acordes construidos dentro de una tonalidad a partir de las notas de su escala diatónica (es
decir, tomando dichas notas como fundamental del acorde).
Los grados se designan mediante números romanos correlativos I, II, III, IV, V, VI y VII. En un
contexto diatónico existen siete notas y aunque las escalas se suelen cantar repitiendo la
primera nota a la octava superior después de la séptima, no se trata de un grado distinto.

Índice
[ocultar]
 1Terminología
 2Nombres de los grados
 3Términos relacionados
o 3.1Grados conjuntos y disjuntos
 4Referencias

Terminología
No existe un acuerdo absoluto en cuanto a la utilización del término grado. Tradicionalmente
se ha denominado grado a la posición de las notas o alturas (un único sonido) de una escala
musical dada.123

En la actualidad esta acepción tradicional no es compartida por ciertos autores, que prefieren
hablar de notas o sonidos de la escala y reservar el uso del término grado para
los acordes (un conjunto de sonidos) de una tonalidad.4

Por ejemplo, en la escala de do mayor los distintos grados corresponden a las siguientes
notas (o acordes):

 I Grado: do (do Mayor)


 II Grado: re (re menor)
 III Grado: mi (mi menor)
 IV Grado: fa (fa Mayor)
 V Grado: sol (sol Mayor)
 VI Grado: la (la menor)
 VII Grado: si (si disminuido)
Cuando se hace referencia a notas, la distancia entre dos grados se llama intervalo. Así, en
una escala diatónica mayor existe una distancia de semitono entre los grados III y IV y entre
los grados VII y la repetición del I. Entre el resto de grados la distancia es de un tono.

Nombres de los grados


Cada grado de una escala o acorde recibe tradicionalmente los siguientes nombres.2

 I Tónica
 II Supertónica
 III Mediante
 IV Subdominante
 V Dominante
 VI Superdominante o submediante
 VII Sensible (en la escala diatónica mayor) o subtónica (en la diatónica menor)
En la armonía funcional5 la denominación cambia:
Grado Función

I Tónica

II Supertónica

III Mediante

IV Subdominante

V Dominante

VI Superdominante o submediante

VII Sensible

Términos relacionados
Grados conjuntos y disjuntos
Tradicionalmente se ha utilizado el término grado conjunto para denominar al grado
inmediatamente anterior o posterior a la nota que se toma como referencia.2 Por lo tanto es
sinónimo de intervalo de segunda. Por el contrario el grado no adyacente a la nota que se
toma como referencia se ha llamado grado disjunto.
Es habitual encontrarse con la expresión "una melodía evoluciona por grados conjuntos" para
referirse a una sucesión de notas adyacentes en la melodía, sin saltos, aunque esta expresión
no es aceptada como correcta por todos los músicos.4

Mediante
La mediante es el sistema tonal que hace referencia al tercer grado musical de la
escala. Según el contexto puede hacer referencia a la tercera nota de la escala, o bien al
acorde que se forma sobre dicha nota y/o a la función tonal y sonoridad correspondientes
(siendo más frecuente esto último). Por ejemplo, en la escala o tonalidad de do mayor que
corresponde a las teclas blancas del teclado moderno, comenzando desde do, la mediante es
la nota mi.
Es una de las notas del acorde de tónica. Esta nota es la principal en cuanto a la "modalidad"
de la escala o tonalidad que se trate, ya que definirá si será una escala mayor o menor.

Sensible (música)
Para otros usos de este término, véase Sensible.

La sensible' es el sistema tonal que hace referencia al séptimo grado musical de una escala
musical a distancia de semitono con la tónica. Según el contexto puede hacer referencia a la
séptima nota de la escala, o bien al acorde que se forma sobre dicha nota y/o a la función
tonal y sonoridad correspondientes (siendo más frecuente esto último). Por ejemplo, en la
escala o tonalidad de do mayor que corresponde a las teclas blancas del teclado moderno,
comenzando desde do, la sensible es la nota si.

Distinción entre sensible y subtónica[editar]


Conociendo el modo de una escala, este grado está siempre situado una séptima mayor sobre
la tónica o primer grado, o una segunda menor (medio tono) bajo la tónica.
Por ejemplo, la nota si es la sensible de las tonalidades de do mayor y do menor.
Cuando el VII no está situado un semitono diatónico bajo la tónica, sino un tono por debajo, se
emplea el término subtónica, la cual se encuentra sobre todo en la escala menor melódica
descendente y en la escala dórica.
La sensible es característica del sistema tonal, y posee un carácter inestable que la atrae a la
tónica, por lo que la sensible generalmente resuelve en la tónica. Es empleada casi
sistemáticamente desde el siglo XV en detrimento de la subtónica.
En resumen la sensible es la que está a un st ( semitono ) de la tónica y la subtónica es la que
esta a un tono de la tónica
Categoría:

 Grados musicales

Subdominante
En música, la subdominante es el nombre técnico que se le da al cuarto grado de una escala
diatónica. Podemos encontrar la subdominante partiendo de una nota cualquiera (tónica)
avanzando en la siguiente estructura: Tónica - Segunda Menor - Segunda Mayor - Tercera
Menor - Tercera Mayor - Cuarta Justa. Su nombre se debe a la relación que establece con
otro grado conocido como dominante, que corresponde al quinto grado de una escala
diatónica. Una de las relaciones que se establece entre estos dos grados, está en que
comparten la misma distancia con la tónica, la subdominante se encuentra "bajando" 7
semitonos partiendo desde la tónica tal como la dominante se encuentra "subiendo" 7
semitonos partiendo desde la tónica; En otras palabras, la tónica es la dominante de
la subdominante y también resulta ser la nota que está inmediatamente "bajando" un tono de
la dominante. Pero las relaciones van más allá de la mera ubicación topográfica de una
escala, ya que la relación entre tónica, dominante y subdominante definen el campo armónico
de la mayoría de la música tonal.
Entonces según el contexto se hablará de subdominante cuando se puede hacer referencia a
la cuarta nota de una escala, o bien al acorde que se forma sobre dicha nota y/o a la función
tonal y sonoridad correspondientes (siendo más frecuente esto último). En todos estos casos,
se representa con el número romano IV si este está dentro del modo mayor, o con el iv si está
dentro del modo menor. Por ejemplo, en la escala o tonalidad de do mayor que corresponde a
las teclas blancas del teclado moderno, comenzando desde do, la subdominante es la nota fa;
y el acorde de subdominante se compondría de las notas fa, la y do.
En teoría de la música, los acordes deben ser usados en cadencias que generen tanto un
efecto de movimiento como a su vez diferentes matices para acompañar a una determinada
melodía. El matiz más importante dentro de la música tonal es la tensión provocada por la
sonoridad de la dominante, esta tensión está dada por el efecto tritonal del séptimo grado de
la escala, en palabras simples, el acorde dominante tiene notas que generan una tensión
sonora fuerte que obliga a una resolución en la tónica. Este efecto de tensión-resolución es lo
que por un lado genera vitalidad dentro de la armonía y por otro lado nos indica sobre qué
tonalidad está construida la música que se está escuchando. En cambio
el acorde de subdominante representa una función tonal de tensión moderada y no resolutiva,
ya que en su estructura los acordes que se forman no poseen el efecto tritonal, de esta forma
la subdominante complementa y matiza la función tonal de la dominante dentro de la armonía
de una pieza musical.

Submediante
La superdominante es el sistema tonal que hace referencia al sexto grado musical de una
escala . Según el contexto puede hacer referencia a la sexta nota de la escala, o bien al
acorde que se forma sobre dicha nota y/o a la función tonal y sonoridad correspondientes
(siendo más frecuente esto último). Por ejemplo, en la escala o tonalidad de do mayor que
corresponde a las teclas blancas del teclado moderno, comenzando desde do, la submediante
es la nota la; y el acorde de submediante tendría en ese caso, las notas la, do y mi.
En una escala mayor la submediante es la tonalidad relativa de la tónica. Otros teóricos le
llaman superdominante, en similitud a la supertónica, debido a que se encuentra por encima
(por eso el prefijo super-) de la dominante.
En teoría de la música, el acorde de submediante se representa con el número romano VI.
Tonalidad (música)
Para otros usos de este término, véase Tonalidad.
En el ámbito de la música, el término tonalidad puede hacer referencia a dos conceptos
diferentes, aunque relacionados:

 La tonalidad, entendida como tonalismo o sistema tonal (en inglés, tonality), implica una
determinada organización jerárquica de las relaciones entre las diferentes alturas en
función de la consonancia sonora con respecto al centro tonal o tónica, que es una nota,
su acorde y su escala diatónica. El grado de consonancia se denomina «función tonal» o
«diatónica», cuyo parámetro fundamental es el intervalo que cada nota forma a partir de la
nota tónica. Este sistema es el predominante en la música de origen europeo desde
el siglo XVI al XIX.
 La tonalidad, entendida más específicamente como tonalidad o clave de una obra
musical (en inglés, key), es decir, la tónica, junto con los acordes y las escalas asociados,
en torno a la cual giran las frases y progresiones musicales. Este concepto «en clave de»
se suele emplear para hacer referencia a una determinada obra que fue creada bajo las
reglas del tonalismo anteriormente descritas.1

Diferencia entre Tonalidad y Escala[editar]


Los conceptos de tonalidad (tono) y la escala diatónica (mayor o menor) expresan ambos el
mismo conjunto de sonidos. La leve diferencia es que el concepto de escala diatónica se
refiere al movimiento conjunto (ascendente o descendente) dentro de estas notas, mientras
que en la tonalidad (de una obra) se refiere a las notas en sí que las forman, junto a sus
relaciones: no importa el orden de presentación: pueden presentarse por movimiento conjunto
o disjunto, lo cual obedece a los designios del compositor.

 Tonalidad: es un conjunto de sonidos que están en íntima relación entre sí.2


 Escala: es la sucesión de los sonidos por grados conjuntos en forma ascendente (do, re,
mi, fa, sol, la, si) o descendente (si, la, sol, fa, mi, re,do).

Grados[editar]
Se llama grado a cada una de las notas de la escala3. Según el concepto de tonalidad, las
siete notas o intervalos de una escala diatónica (mayor o menor) tienen cada uno una relación
predeterminada entre ellas. Y como se ha mencionado antes, el punto referencial es
la tónica (en inglés key note). Cada nota o acorde de una tonalidad recibe un determinado
nombre o grado musical, según la posición que ocupa cada nota en una escala diatónica. El
primer grado (I o tónica) es el más importante de todos, junto al quinto (V o dominante). La
combinación de ambos acordes es la base de la música tonal occidental y la que es capaz de
crear efectos de tensión (dominante) y reposo (tónica).
Los siguientes son los nombres con los que se designan cada uno de esos grados de la
escala:

 I (primer grado): tónica


 II (segundo grado): supertónica
 III (tercer grado): mediante
 IV (cuarto grado): subdominante
 V (quinto grado): dominante
 VI (sexto grado): superdominante o submediante
 VII (séptimo grado): sensible (en la escala diatónica mayor) o subtónica (en la escala
diatónica menor).

Funciones Tonales[editar]
La Función Tonal hace referencia a la función de los acordes dentro de la tonalidad. En el
Sistema Tonal, las notas están organizadas alrededor de una Tónica, una nota central
soportada de una forma u otra, por todas las demás notas de esta escala. Cada grado de esta
escala tiene su parte en el esquema de la tonalidad, su función tonal. Existen al respecto
coincidencias en que los grados I, V y IV representan las funciones básicas del Sistema Tonal,
es decir Tónica, Dominante y Subdominante, respectivamente. En cambio, las diferencias de
criterio entre teóricos y compositores radica no solamente en la clasificación de los demás
grados, sino en la necesidad de encuadrarlos sistemáticamente.

Armadura de Clave[editar]
La armadura de clave o simplemente armadura en notación musical es el conjunto
de alteraciones propias (sostenidos o bemoles) que escritas al principio del pentagrama sitúan
una frase musical en una tonalidad específica. Su función es determinar qué notas deben ser
interpretadas de manera sistemática un semitono por encima o por debajo de sus notas
naturales equivalentes, a menos que tal modificación se realice mediante alteraciones
accidentales. Los sonidos que se encuentran fuera de la escala básica se denominan «notas
extrañas a la tonalidad».

Usos y efectos[editar]
El efecto de la armadura se extiende a lo largo de una pieza o movimiento, exceptuando que
este sea expresamente cancelado mediante una nueva armadura o bien mediante un signo
de becuadro. Además, si una armadura al principio de una pieza indica por ejemplo que la
nota si debe ser tocada como si bemol, incluso las notas si de octavas superiores e inferiores
se verán afectadas por esta regla. La única excepción será que la nota si vaya precedida por
una alteración accidental que anule el efecto de la armadura.
Cuando un intérprete lee una partitura por primera vez, solo con ver la armadura puede
hacerse una idea de la tonalidad en que se encuentra la obra. En principio, cualquier pieza
puede ser escrita en cualquier tonalidad con su armadura específica, utilizando luego
alteraciones accidentales para corregir individualmente cada nota en la que tal armadura no
debería aplicarse. Aunque, por otra parte, no es extraño encontrar una obra musical escrita
con una armadura que no coincide con su tonalidad. Por ejemplo, en algunas piezas barrocas4
o en las transcripciones de melodías modales folclóricas.5

Cantata n.º 106, de Johann Sebastian Bach, escrita casi por completo en mi bemol mayor (3 ♭), aunque
la armadura de clave es de si bemol mayor (2 ♭).
La convención para el funcionamiento de las armaduras sigue el círculo de quintas.
Cada tonalidad mayor y menor cuenta con una armadura asociada que adjudica sostenidos o
bemoles como alteraciones propias a determinadas notas en esa tonalidad. Partiendo
de do mayor (la menor) que no tiene alteraciones, existen dos posibilidades:

Figura 7. Círculo de quintas mostrando las tonalidades mayores y menores con sus armaduras.

 Seguir el movimiento de las agujas del reloj alrededor del círculo de quintas para
aumentar sucesivamente la tonalidad por quintas añadiendo un sostenido cada vez. El
nuevo sostenido se coloca sobre la sensible (VII grado) de la nueva armadura para las
tonalidades mayores; o bien sobre la supertónica (II grado) para las tonalidades menores.
En consecuencia, sol mayor (mimenor) tiene 1 ♯ en fa; re mayor (si menor) tiene
2 ♯ (en fa y do); y así sucesivamente.
 Seguir un movimiento contrario a las agujas del reloj alrededor del círculo de quintas para
reducir sucesivamente la tonalidad por quintas añadiendo un bemol cada vez. El nuevo
bemol se coloca sobre la subdominante (IV grado) de la nueva armadura para las
tonalidades mayores; o bien sobre la submediante (VI grado) para las tonalidades
menores. En consecuencia, fa mayor (re menor) tiene 1 ♭ en si; si bemol
mayor (sol menor) tiene 2 ♭ (en si y mi); y así sucesivamente.
Dicho de otra manera, la secuencia de sostenidos o bemoles en las armaduras suele ser
rígida en la notación musical actual. Salvo do mayor (la menor), las armaduras se presentan
en dos variedades: «armaduras de sostenidos» (tonalidades de sostenidos) y «armaduras de
bemoles» (tonalidades de bemoles), llamadas así porque contienen solo alteraciones de una u
otra índole.6 En las armaduras con sostenidos el primero se coloca en fa y los siguientes
en do, sol, re, la, mi y si; en las armaduras con bemoles el primero se coloca en si y los
siguientes en mi, la, re, sol, do y fa.7
Así pues, hay 15 armaduras convencionales para tonalidades mayores y sus respectivas
menores con un máximo de siete sostenidos o siete bemoles, incluyendo la armadura vacía o
sin alteraciones que corresponde a la tonalidad de do mayor o cualesquiera de
sus variaciones modales; como la menor, que es su relativo menor. La tonalidad
relativa menor está una tercera menor hacia abajo contando desde la tonalidad mayor,
independientemente de si se trata de una armadura de bemoles o de sostenidos.
Corolarios

 Partiendo de una tonalidad con bemoles en la armadura: al ascender por quintas


sucesivamente se reducen los bemoles hasta cero, en do mayor (la menor). Además,
dicha elevación añade sostenidos como se ha descrito anteriormente.
 Partiendo de una tonalidad con sostenidos en la armadura: al descender por quintas
sucesivamente se reducen los sostenidos hasta cero, en do mayor (la menor). Además, tal
reducción añade bemoles como se ha descrito anteriormente.
 Cuando el proceso de ascender por quintas (agregando un sostenido) produce más de
cinco o seis sostenidos, las tonalidades ascendentes sucesivas en general, implican un
cambio a la tonalidad equivalente enarmónicamente mediante una armadura basada en
bemoles. Normalmente, esto ocurre en fa♯ = sol♭, pero también en do♯ = re♭ o
en si = do♭. El mismo principio se aplica al proceso de reducción sucesiva por quintas.
Armadura Tonalidad mayor Tonalidad menor

si♭, mi♭, la♭, re♭, sol♭, do♭, fa♭ do bemol mayor la bemol menor

si♭, mi♭, la♭, re♭, sol♭, do♭ sol bemol mayor mi bemol menor

si♭, mi♭, la♭, re♭, sol♭ re bemol mayor si bemol menor

si♭, mi♭, la♭, re♭ la bemol mayor fa menor

si♭, mi♭, la♭ mi bemol mayor do menor

si♭, mi♭ si bemol mayor sol menor

si♭ fa mayor re menor

do mayor la menor

fa♯ sol mayor mi menor


fa♯, do♯ re mayor si menor

fa♯, do♯, sol♯ la mayor fa sostenido menor

fa♯, do♯, sol♯, re♯ mi mayor do sostenido menor

fa♯, do♯, sol♯, re♯, la♯ si mayor sol sostenido menor

fa♯, do♯, sol♯, re♯, la♯, mi♯ fa sostenido mayor re sostenido menor

fa♯, do♯, sol♯, re♯, la♯, mi♯, si♯ do sostenido mayor la sostenido menor

En la música occidental, se utilizan 24 tonalidades diferentes. Las armaduras con siete


bemoles y siete sostenidos rara vez se utilizan puesto que tienen equivalentes
enarmónicosmás sencillos. Por ejemplo, la tonalidad de do sostenido mayor, con siete
sostenidos, puede ser representada de manera más simple como re bemol mayor, con cinco
bemoles. A efectos de la práctica actual estas tonalidades son lo mismo en el temperamento
igual, debido a que do♯ y re♭ son enarmónicamente la misma nota. En cualquier caso, hay
piezas escritas en estas tonalidades extremas de sostenidos o bemoles. Un ejemplo, es el
«Preludio y fuga n.º 3» del libro 1 de El clave bien temperado (BWV. 848) de Bach, que está
en do sostenido mayor. Más muestras se encuentran en el musical
moderno Seussical de Stephen Flaherty y Lynn Ahrens, que también cuenta con
varias canciones escritas en estas tonalidades extremas.
Para averiguar la tonalidad mayor que corresponde a cada armadura, suele seguirse este
razonamiento:

 En armaduras de sostenidos, la tónica de la pieza en tonalidad mayor está


inmediatamente por encima del último sostenido de la armadura. Por ejemplo, en una
armadura con un sostenido (fa♯), el último sostenido es fa♯, lo cual indica que la tonalidad
es sol mayor porque la siguiente nota por encima de fa es sol.
 En armaduras de bemoles, la tónica de la pieza en tonalidad mayor está cuatro notas por
debajo del último bemol, o lo que es lo mismo, es el penúltimo bemol de la armadura.8 Así
por ejemplo, en una armadura con cuatro bemoles (si♭, mi♭, la♭, re♭) el penúltimo
bemol es la♭, lo cual indica que la tonalidad es la bemol mayor.

Historia y desarrollo[editar]
Antes del establecimiento de la Tonalidad (Sistema Tonal), prevalecían los Modos
Gregorianos (también llamados «antiguos» o «eclesiásticos»), fundamentales en el canto
llano, y que a su vez es una herencia de los Griegos (Modos Griegos). Este sistema se
componía básicamente de siete modos, pero desde el principio de la Música
Barroca (principios del siglo XVII) hasta el final del posromanticismo (finales del siglo XIX), se
desarrolla y prevalece el Sistema Tonal, basado en únicamente dos modos, el mayor y
el menor, derivados de los modos Jónico y Eólico, respectivamente.
Desde el comienzo de la tonalidad, se incluían sonidos que no pertenecían a la escala básica,
pero con criterios aún muy consecuentes con el establecimiento claro de dicho centro tonal.
Con el tiempo, y sobre todo a partir de la segunda mitad del siglo XIX, varios compositores
sintieron la necesidad de ir ampliando más y más la frontera de este sistema, incluyendo
sonoridades más lejanas, modulaciones y cromatismos, todos recursos o técnicas que
alejaban el sentimiento funcional de los acordes y del centro tonal establecido.
Durante el siglo XX, muchos músicos comienzan a investigar otras formas de organización
(pantonalismo, modalismo, atonalismo, dodecafonismo, politonalidad,
polimodalidad, serialismo, etc.). Pero, mientras tanto, la música popular ha seguido usando el
Sistema Tonal, los Modos Gregorianos, incluyendo uno en otro, y valiéndose de las
herramientas adquiridas en la expansión de la tonalidad, confluyendo en un Sistema Tonal-
Modal.

Ampliación de la Tonalidad[editar]
A pesar de los intentos académicos de dejar de lado la Tonalidad como forma compositiva,
este sistema sigue vigente en las nuevas músicas que se originarán en la América del siglo
XX, sobre todo en el Jazz. Como música que muy pronto se transformaría en un estilo musical
con amplia repercusión mundial, a nivel interpretativo y compositivo, el jazz creará escuela y
sus propios métodos de análisis y arreglos. Aunque basados en la música Europea, el jazz
impondrá en muchos casos, su propia visión de la armonía y el concepto de Tonalidad se verá
así reinterpretado, al incluir elementos usados en diferentes períodos de la música europea,
junto a la improvisación como vehículo expresivo e interpretativo fundamental.
Dentro de las técnicas empleadas para ampliar la Tonalidad - sin abandonarla - podemos
mencionar el Intercambio Modal y la Tonicalización (dominantes secundarias).

Tonalidades y personalidades[editar]
Historia[editar]
Los griegos le adjudicaban una personalidad a cada uno de los modos (jónico, dórico, frigio,
etc.). Para un oído entrenado, cada modo es distinto y se puede reconocer por sus diferentes
intervalos y sonoridad generada. A partir del sistema tonal, se establecen el modo mayor y el
modo menor con una clara diferenciación sonora, e incluso en la música popular se reconoce
sus personalidades como alegre y triste, respectivamente.
Algunos escritores sostienen que el carácter de una composición no puede reducirse al modo
―mayor o menor― utilizado. Se pueden encontrar obras musicales en modo mayor (que
deberían ser alegres) que expresan una gran nostalgia, u obras en modo menor (que deberían
ser tristes) con una «luminosa esperanza».
A partir del Romanticismo se utilizó una convención ―imposible de demostrar en la práctica―
que imponía un cierto carácter o personalidad a cada una de las doce tonalidades.
Esa convención se pudo utilizar solo hasta fines del siglo XIX, cuando se empezó a
popularizar el tipo de afinación llamado temperamento igual (que ―por definición― hizo que
todas las tonalidades quedaran iguales, y acabó con las diferencias auditivas entre
tonalidades). Es imposible para un oyente común reconocer en qué tonalidad se encuentra
una obra. (Solo podrían dilucidarlo las personas con oído absoluto ―una de cada diez mil
personas―).
Las siguientes personalidades son completamente subjetivas, un ejemplo de ello es el tono La
bemol mayor, se encuentra caracterizada con "Gravedad, muerte y putrefacción." cuando una
de las obras más dulces de la historia "Liebesträume" mejor conocida como "Sueños de Amor"
compuesta por Franz Liszt se encuentra en esta tonalidad.
Tonalidad Personalidad9

Alegre, guerrero, completamente puro. Su carácter es de inocencia y de


Do mayor
simplicidad.

Oscuro y triste. Declaración de amor y a la vez lamento de un amor no


Do menor
correspondido. Anhelos y suspiros.

Miradas lascivas. Pena y éxtasis. No puede reír, pero puede sonreír. No


Do ♯ mayor puede aullar, solo puede hacer una mueca de su llanto. Caracteres y
sentimientos inusuales.

Sentimientos de ansiedad, angustia y dolor profundo en el alma,


Do ♯ menor desesperación, depresión, sentimientos sombríos, miedos, indecisiones,
escalofríos. Si los fantasmas hablaran se aproximarían a esta tonalidad.

Re mayor Feliz y muy guerrero. El triunfo, Aleluyas, júbilo, victoria.

Re menor Grave y devoto. Melancolía femenina. El rencor.

Mi ♭ mayor Crueldad, dureza, amor, devoción, conversación íntima con Dios.

Mi ♭ menor Horrible, espantoso.

Mi mayor Querellante, chillón, gritos ruidosos de alegría, placer al reírse.

Mi menor Afeminado, amoroso, melancólico.

Fa mayor Furioso y arrebatado.


Oscuro, doliente, depresivo, lamento funerario, gemidos de miseria, nostalgia
Fa menor
solemne.

Triunfo sobre la dificultad, libertad, alivio, superación de obstáculos, el eco de


Fa ♯ mayor
un alma que ferozmente ha lidiado y finalmente conquistó.

Pesimista, triste, sombrío, oscuro, terco a la pasión, resentimientos,


Fa ♯ menor
descontentos.

Dulcemente jovial, idílico, lírico, calmado, pasión satisfecha, gratitud por la


Sol mayor
amistad verdadera y el amor esperanzado, emociones gentiles y pacíficas.

Serio, magnífico, descontento, preocupado por el rompimiento de los


Sol menor
esquemas, mal templado, rechinamiento de dientes, disgusto.

La ♭ mayor Gravedad, muerte y putrefacción.

Quejándose todo el tiempo, incomplaciente, insatisfecho, corazón sofocado,


La ♭ menor
lamentos, dificultades.

Alegre, campestre, declaración de amor inocente, satisfacción, la esperanza


La mayor de volver lo que le pertenece a uno de nuevo al regresar de una partida,
juventud, aplausos y creencia en Dios.

La menor Tierno, lloroso, piedad femenina.

Magnífico, alegría, amor alegre, conciencia limpia, metas y deseos por un


Si ♭ mayor
mundo mejor.

Oscuro, terrible, criatura pintoresca y curiosa, ropa de noche, tosco,


Si ♭ menor maleducado, burlesco, descortés, descontento con sí mismo, sonidos del
suicidio.
Duro, doliente, deslumbrante, fuertemente coloreado, anunciando pasiones
Si mayor
salvajes, enfado, odios y resentimientos.

Solitario, melancólico, ermitaño, paciencia, fe y sumisión esperando el perdón


Si menor
divino.

Hay otros factores muy importantes que pueden dar carácter a una obra: la línea melódica,
sus células rítmicas, y principalmente la armonía (la progresión de los acordes de la obra).
Este intento de simplificación analítica ha sido criticado por compositores como Edgar Varèse,
quien afirmaba que «explicar la música por medio del análisis es descomponer, mutilar el
espíritu de una obra».

Afinación[editar]
Antiguamente ―y actualmente a la hora de tocar música antigua―, se utilizaban otros
sistemas de afinación, como el Kimberger, la afinación pitagórica y otros, que al guardar unas
relaciones muy específicas de altura entre cada sonido, sí podían ser responsables de
diferentes "personalidades" de las tonalidades, de modo que un oyente sin oído absoluto
pudiera diferenciar de qué acorde se estaba tratando. A modo de ejemplo, si se afina un
instrumento de manera no temperada, la quinta do-sol, por ejemplo, será pura. Esto quiere
decir que no es como la afinación temperada actual y sonará diferente, ya que acústicamente
las quintas "puras" son más pequeñas que las temperadas. Esto genera una sonoridad
diferente en todos los demás intervalos, por lo que en este tipo de afinación no temperada, se
pueden apreciar claras diferencias entre las tonalidades, en cuyo caso permitían establecer
las diferentes "personalidades" de las tonalidades, siempre desde un punto de vista subjetivo y
en ocasiones arbitrario.
Una de las razones de mayor peso por la que se dejó de usar esta afinación a nivel general,
es porque en un sistema de doce sonidos, si afinamos las quintas en forma pura, la última no
llegará a dar cerrar el círculo. Por ejemplo, si empezamos en fa, luego afinamos do en forma
de quinta pura, luego vendrá sol, re, la, mi, si, fa# (solb), do# (reb), sol# (lab), re# (mib), la#
(sib) y por último para que el círculo de las doce notas de nuestro sistema cierre nos tiene que
dar nuevamente fa. Pero ese intervalo sib-fa es más grande que una quinta justa (y por
consiguiente más grande que una quinta pura), y fue llamada históricamente la quinta del lobo.
Al temperar en forma igual (Temperamento igual) todas las notas, esto es, dividir la octava en
doce partes igual se evita ese intervalo, pero también se quita la naturalidad a otros,
unificando las relaciones entre los sonidos, con las consecuencias (buenas y malas) que ello
trae.

Lista de tonalidades[editar]
 Do mayor  Mi menor  Sol sostenido menor
 Do menor  Mi bemol mayor  La mayor
 Do bemol mayor  Mi bemol menor  La menor
 Do sostenido mayor  Fa mayor  La bemol mayor
 Do sostenido menor  Fa menor  La bemol menor
 Re mayor  Fa sostenido mayor  La sostenido menor
 Re menor  Fa sostenido menor  Si mayor
 Re bemol mayor  Sol mayor  Si menor
 Re sostenido menor  Sol menor  Si bemol mayor
 Mi mayor  Sol bemol mayor  Si bemol menor
Tabla de armaduras de clave[editar]
sin alteraciones

armadura tonalidad mayor tonalidad menor

do mayor la menor

Sin sostenidos
ni bemoles

con bemoles con sostenidos

tonalidad tonalidad tonalidad tonalidad


armadura armadura
mayor menor mayor menor

fa mayor re menor sol mayor mi menor

1 bemol 1 sostenido

si bemol
sol menor re mayor si menor
mayor

2 bemoles 2 sostenidos
mi bemol fa sostenido
do menor la mayor
mayor menor

3 bemoles 3 sostenidos

la bemol do sostenido
fa menor mi mayor
mayor menor

4 bemoles 4 sostenidos

re bemol si bemol sol sostenido


si mayor
mayor menor menor

5 bemoles 5 sostenidos

sol bemol mi bemol fa sostenido re sostenido


mayor menor mayor menor

6 bemoles 6 sostenidos

do bemol la bemol do sostenido la sostenido


mayor menor mayor menor

7 bemoles 7 sostenidos
2 1 0
Ton 7♭ 6♭ 5♭ 4♭ 3♭ 1♯ 2♯ 3♯ 4♯ 5♯ 6♯ 7♯
♭ ♭
alid
ad

Mod
do sol re♭ la♭ mi si♭ fa do sol re mi fa♯ do♯
o la m si m
may ♭m ♭m may may ♭ m may may may may may
ayor
mayo
ayor
may may
ayor ayor or or ayor or or or or or r or or
or:

Mod
o la♭ mi♭ si♭ do sol re la mi si fa♯ do♯ sol♯ re♯ la♯
fa m
men meno men meno meno men men men men men men men men men
men enor
r r or or or or or or or
or r or or or
or:

Véase también[editar]

 atonalidad
 círculo de quintas
 funciones tonales
 historia de la notación en la música occidental
 notación musical
 signos musicales
 tonalidad homónima
 tonalidad relativa
 tonalidad vecina

 Progresión armónica
 En música, una progresión armónica es una sucesión de acordes, explícitos o
implícitos. Algunas de las progresiones más comunes son las que se basan en
el círculo de quintas, como también la progresión IV -V7 - I, y la IIm7 - V7 - Imaj7 y sus
variantes en tonalidad menor, típicas de la música clásica y popular respectivamente.

Armonía
Para otros usos de este término, véase Armonía (desambiguación).
Traité de l’harmonie de Jean-Philippe Rameau.

La Armonía o harmonía (del griego «αρμονία») musical es el desarrollo de las relaciones


entre las notas, en términos de intervalos de tono sea simultáneos que subsiguientes, de
arpegio, de progresión y de estructura general del tema. Individua y determina la tonalidad, las
escalas en uso y el empleo de los acordes. Es uno de los elementos que constituyen la
música junto al ritmo y a la melodía.

Índice
[ocultar]

 1Etimología
 2Definiciones
 3Historia
 4Estudio de la armonía
 5Desarrollo
o 5.1Armonía tonal o funcional
o 5.2Grados
o 5.3Funciones
o 5.4Clasificación
o 5.5Tensión y reposo
o 5.6En la música popular
 6Véase también
 7Referencias
o 7.1Notas
o 7.2Bibliografía
 8Enlaces externos
Etimología[editar]
El término «armonía» deriva del griego ἁρμονία (la diosa Harmonía), que significa ‘acuerdo,
concordancia’1 y este del verbo ἁρμόζω (harmozo): ‘ajustarse, conectarse’.2 Sin embargo, el
término no se utilizaba en su acepción actual de armonía polifónica (relación ordenada entre
varias melodías superpuestas, formando un todo que mantiene cierta autonomía respecto de
cada una de las partes), ya que la ejecución simultánea de notas distintas (exceptuando
las octavas, que el oído humano percibe como idénticas) no formó parte de la práctica musical
de Occidente hasta entrada la Edad Media.

Definiciones[editar]
Las definiciones habituales de la armonía suelen describirla como la «ciencia que enseña a
constituir los acordes y que sugiere la manera de combinarlos de la forma más equilibrada,
consiguiendo así sensaciones de relajación, sosiego (armonía consonante), o de tensión y
vibraciones hirientes (armonía disonante o dispuesta)».
Esta diferencia entre sonidos «consonantes» y «disonantes» tiene una base acústica: todo
sonido incluye dentro de sí a varios sonidos que suenan con menor volumen (el original sería
la nota «fundamental» y los menores, sus «armónicos»). Cuando la combinación de diversos
sonidos incluye a varias notas que son armónicos de la misma fundamental, tales
combinaciones serán percibidas como «consonantes». Este interés por relacionar los
conceptos de consonancia y disonancia con la naturaleza provienen, en su codificación
académica, del siglo XX, y del marco cultural del positivismo. Los autores positivistas,
como Helmholtz, trataron de explicar estos conceptos de consonancia y disonancia —los
cuales resultan fundamentales para el estudio del estilo musical— a partir de la física del
sonido con los mismos presupuestos que los biólogos, físicos y demás científicos de su época:
la idea de que existía una base científica en la naturaleza que podía ser descubierta y
aprovechada para el beneficio y progreso de la humanidad.
Ahora bien, en la percepción humana no sólo intervienen factores físicos, sino también (y
sobre todo) factores culturales. Lo que un hombre del siglo XV percibía como consonante,
puede sonar estridente para uno del siglo XXI, y una combinación de sonidos que sugiere una
sensación de reposo a un japonés puede no sugerírsela a un mexicano. A partir de la década
de 1980 comenzó a aparecer un corpus considerable de estudios centrados en la percepción
humana de la música, no desde el punto de la percepción psicológica —tal y como presenta
Janet Wydom Butler en su manual—, sino desde el punto de vista de su interpretación por un
sujeto que pertenece a una cultura determinada. Tal es el campo de estudio de la
actual psicosociología de la música.
De esta manera, el estudio en occidente de la armonía que trata de presentarla fundamentada
sobre elementos acústicos, tratando de acercar su análisis al análisis científico, es sólo un
intento de legitimar como válida universalmente una práctica musical concreta. Este intento es
el característico de la musicología en sus inicios en el siglo XIX, el cual tuvo un marcado
sesgo eurocéntrico.

Historia[editar]
En la música de la antigua Grecia, el término se usaba más bien como un sistema de
clasificación de la relación entre un tono grave y otro agudo.3 En la Edad Media, el término se
usaba para describir dos tonos que sonaban en combinación, y en el Renacimiento el
concepto se expandió para denotar tres tonos sonando juntos.3
El Traité de l’harmonie (1722), de Rameau, fue el primer texto acerca de la práctica musical
que incluía el término «armonía» en el título. Sin embargo, no significa que esa fuera la
primera discusión teórica acerca de este tema. Como todo texto teórico (particularmente de
esta época), se basa en la observación de la práctica; Rameau observa la práctica musical de
su época y elabora algunas reglas, otorgándole una supuesta validez universal. Especial
importancia tiene en su desarrollo el fenómeno de la resonancia armónica para la justificación
de los distintos elementos. Este y otros textos similares tienden a relevar y codificar las
relaciones musicales que estaban íntimamente vinculadas con la evolución de
la tonalidad desde el Renacimiento hasta fines del periodo romántico.
El principio que subyace a estos textos es la noción de que la armonía sanciona
la armoniosidad (los sonidos que complacen) si se adapta a ciertos principios compositivos
preestablecidos.4

Estudio de la armonía[editar]
Como otras disciplinas humanas, el estudio de la armonía presenta dos versiones: el estudio
descriptivo (es decir: las observaciones de la práctica musical) y el estudio prescriptivo (es
decir: la transformación de esta práctica musical en un conjunto de normas de supuesta
validez universal).
El estudio de la armonía sólo se justifica en relación con la música occidental, ya que la
Occidental es la única cultura que posee una música «polifónica», es decir, una música en la
que se suele ejecutar distintas notas musicales en forma simultánea y coordinada. De modo
que, a pesar de que el estudio de la armonía pueda tener alguna base científica, las normas o
las descripciones de la armonía tienen un alcance relativo, condicionado culturalmente.
También ocurre en los aspectos del ritmo y la melodía musicales.
En la música occidental, la armonía es la subdisciplina que estudia el encadenamiento de
diversas notas superpuestas; es decir: la organización de los acordes. Se llama «acorde» a la
combinación de tres o más notas diferentes que suenan simultáneamente (o que son
percibidas como simultáneas, aunque sean sucesivas, como en un arpegio). Cuando la
combinación es solo de dos notas, se llama «bicordio».
La idea de vertical y horizontal es una metáfora explicativa, relacionada a la disposición de las
notas musicales en una partitura: verticalmente se escriben las notas que se interpretan a la
vez, y horizontalmente las que se interpretan en forma sucesiva. Sin embargo, también forma
parte del estudio de la armonía las sucesiones horizontales de acordes, y su efecto sobre el
fluir general de la música.
En la escolástica musical, el contrapunto es una disciplina complementaria a la armonía (y que
se confunde con ella), pero que se centra más en la elaboración de melodías que sean
combinables simultáneamente que en los acordes resultantes de tal combinación. Es decir: se
centra más en la percepción de las partes que en la del todo. Como disciplina creativa (y no
como disciplina académica), el contrapunto tuvo su auge durante el Barroco, particularmente
con la figura de Johann Sebastian Bach.

Desarrollo[editar]
Melodía, contrapunto y armonía están totalmente interrelacionadas. Tradicionalmente, la
armonía funciona como acompañamiento, armazón y base de una o más melodías. La
melodía (dimensión horizontal de la música) es una sucesión (en el tiempo) de sonidos. Para
acompañarla, se hace que sean pertenecientes a acordes, que la enriquecen con otros
sonidos que adornan y suavizan, o bien generan tensión, es decir, que producen efectos
expresivos, complementando la melodía gracias a las sutiles relaciones que entablan entre sí
(integrándose perfectamente la melodía con los acordes, es decir, con la armonía).
Armonía tonal o funcional[editar]

La armoniosa tríada mayor se compone de tres tonos, que sigue este ratio de frecuencia: 6:5:4.

Aunque resulta incómodo intentar una definición de tonalidad, podemos decir que es un
sistema de organizar las alturas (notas) de los sonidos, sistema que imperó durante unos tres
siglos como sistema único, siendo usado por barrocos, clásicos y románticos.
Esto no nos acaba de decir lo que es la tonalidad: lo que la caracteriza fundamentalmente es
que en este sistema las alturas de los sonidos están sometidas a una jerarquía, en la que hay
un sonido principal del que dependen todos los demás, que a su vez no tienen especial
significación salvo por su relación con el principal.
Pero hay algo importante, y es que el sonido principal puede ser en principio cualquiera. Esto
es, una altura dada puede corresponder a un sonido principal en una obra, y esa misma altura
ser en otra obra un sonido subordinado a otro principal. Por lo mismo, el sonido principal no es
tanto un sonido, sino una función que recae sobre un sonido.
Por ello el nombre de armonía funcional (de la función que cumple cada sonido) es más
idóneo que el de armonía tonal(nombre que se comenzó a usar cuando los compositores del
siglo XX comenzaron a experimentar con el sistema contrario, la atonalidad).
Un acorde son tres o más sonidos simultáneos superponiéndose a distancia de tercera, según
la teoría de Rameau. Para saber si es mayor o menor hay que analizar la tercera que está
sobre la nota fundamental. Si esa nota, la generadora del acorde, está en la parte más grave,
el acorde está en estado fundamental; si no, está invertido.
Grados[editar]
Toda tonalidad tiene siete grados, cuyos nombres son:

 I (tónica, la nota fundamental, la que da el tono)


 II (supertónica)
 III (modal, si está a dos tonos de la tónica -modo mayor-, o mediante, si se halla a
tono y medio de la tónica -modo menor-)
 IV (subdominante)
 V (dominante, la que aparece de manera más recurrente en la melodía)
 VI (superdominante, aunque es más efectiva a efectos estructurales la
denominación submediante)
 VII (sensible, si está a un semitono de la tónica -modo mayor-, o modal, si está a un
tono de la tónica -modo menor-)
Funciones[editar]
Cada uno de estos grados cumplirá una función tonal, determinada por su relación y gravedad
con el centro. Las funciones clásicas son las de Tónica -representada por el I grado -
, Dominante - representada por el V grado - y Subdominante - representada por el IV grado-.
Los demás tiene una relación con estas funciones dependiendo del teórico que las clasifique.
Clasificación[editar]
Los acordes pueden clasificarse en:

 perfectos mayores, cuando presentan un intervalo de tercera mayor (dos tonos sobre la
tónica) y quinta justa (tres tonos y un semitono sobre la misma tónica),
 perfectos menores, que tienen una tercera menor (un tono y un semitono) y una quinta
justa,
 disminuidos, que tienen una tercera menor y una quinta disminuida (dos tonos, dos
semitonos) y
 aumentados, que tienen una tercera mayor y una quinta aumentada (tres tonos y dos
semitonos).
En una escala de modo mayor, el I, IV y V grado son acordes perfectos mayores, el II, III y VI
acordes perfectos menores, y el VII un acorde disminuido.
En una escala de modo menor, el I y IV grado son acordes perfectos menores, el II y VII son
acordes disminuidos (visto que, en la escala menor armónica, al VI grado se le aumenta medio
tono) y el III es aumentado (por lo mismo). Los grados restantes se omiten, pues serían
mayores.
Los mejores grados o grados tonales son el I, IV y V. Los grados menos importantes o débiles
son el II y el VI. Los grados muy débiles son el III y el VII.
Lo básico para enlazar acordes es hacerlo en estado fundamental, sin preocuparse de la
musicalidad. Una forma de enlace entre acordes es guardando notas comunes, es decir, una
nota del primer acorde se repite en el segundo (se puede alargar la del primero,
manteniéndola mediante una ligadura). El resto de notas que forme el acorde deberá de
moverse hacia un intervalo lo más próximo posible. Otra forma de enlazar acordes es no
guardar notas comunes, en cuyo caso el movimiento que lleve la nota principal, idealmente,
será opuesto al que realice el resto de notas que tenga el acorde. Se consigue más
musicalidad al haber un dinamismo (movimientos contrarios) en el movimiento de las notas del
acorde, es decir, si unas ascienden, que desciendan las otras, y viceversa. La nota principal
del acorde corresponde a la voz del bajo, y el resto no tiene una jerarquía fija. Al tratarse de 4
voces (que de abajo hacia arriba serán llamadas bajo, tenor, alto y soprano), los acordes se
pueden enlazar de distinta manera dependiendo del uso que se quiera hacer de ellos.

 Un movimiento paralelo son dos voces que siguen una misma dirección o sentido (ambas
ascienden, o bien, ambas descienden) usando el mismo intervalo.
 Un movimiento oblicuo lo realizan una voz que repite la nota (o la alarga) y otra voz que
asciende o desciende.
 Un movimiento directo son dos voces moviéndose en el mismo sentido, pero con
intervalos distintos (lo que lo diferencía del movimiento paralelo).
 Un movimiento contrario son dos voces que se mueven en distinto sentido (ninguna se
repite o alarga, antes bien una asciende y otra desciende, no importa cuál).
En movimientos como el paralelo o el contrario pueden surgir problemas armónicos, como que
haya dos octavas consecutivas o dos quintas justas consecutivas, formadas por las mismas
voces (octavas paralelas o quintas paralelas, consideradas la peor trasgresión a las reglas de
la armonía), aunque existe una excepción en el caso de las quintas, siempre y cuando no se
produzca sobre voces extremas (bajo y soprano): la segunda quinta deberá ser aumentada o
disminuida.
El movimiento directo también presenta problemas armónicos. Si se da entre voces extremas
(mencionadas anteriormente), la voz de la soprano deberá moverse por grado conjunto
(ascender o descender sólo un grado). En partes intermedias (voces centrales o una voz
central y otra extrema), una de esas dos voces deberá moverse por grados conjuntos, o ese
enlace será considerado erróneo. En el caso de las quintas hay una excepción: si en el
segundo acorde, entre las voces involucradas, apareciese una nota común al acorde anterior.
Entre voces contiguas, habrá que evitar la octava directa.
Tensión y reposo[editar]
Desde hace varios siglos se descubrió que algunas combinaciones de acordes producen una
sensación de tensión mientras que otras producen reposo. Algunos acordes, en un
determinado contexto, tienen un sentido conclusivo y otros un sentido transitorio (aunque en
realidad esto es relativo y depende de su relación con el conjunto de la composición). En
la música académica europea (desde el final del siglo XVII hasta comienzos del siglo XX),
hasta el oído menos cultivado puede distinguir cuándo está próximo o distante el final de
una frase musical.
La armonía tradicional de los estilos renacentista, barroco, clásico y romántico se conoce
como armonía tonal, ya que está basada en el sistema tonal, teniendo una fuerte función
estructural, siendo determinante en la forma musical de una determinada composición.
A partir del período romántico (siglo XIX), empieza a utilizarse con más fuerza el valor colorista
de la armonía, debilitando paulatinamente la función estructural de la armonía tonal, e
introduciendo cada vez más modalismos, proceso que culmina con la aparición de
compositores impresionistas, nacionalistas y experimentalistas (atonalidad, dodecafonismo,
etc.) que utilizarán una armonía más libre y modal.
En la música popular[editar]
La música popular urbana más difundida en la actualidad tiene, en su mayoría, una
construcción tonal. Esta puede variar en complejidad, y en muchos casos presenta
tintes modales. Por ejemplo, está el caso de la chacarera, que a veces usa el modo dórico, o
el del flamenco, que utiliza el modo frigio (cadencia andaluza).

Véase también
Subtónica
Acorde de do mayor séptima. La nota más aguda es la subtónica.

Progresión «puerta trasera ii-V» en do: ii-♭VII7-I.

La subtónica en el sistema tonal hace referencia al séptimo grado de una escala musical.

Descripción[editar]
Es el grado que se encuentra por debajo de la tónica, o, más específicamente, la séptima
bemol (♭VII): el grado séptimo rebajado o menor (séptima menor) de la escala, a la distancia
de un intervalo de segunda mayor bajo la tónica, en contraposición a la sensible, que está a
solo una segunda menor bajo la tónica.1 También puede decirse que es la nota que se
encuentra 10 semitonos por encima de la tónica, o 1 tonopor debajo, a diferencia de la
sensible, que se encuentra 11 semitonos por encima o 1 semitono por debajo. Corresponde al
séptimo grado en la escala menor melódica descendente.2 La distinción entre sensible y
subtónica ha sido realizada por los teóricos al menos desde la segunda mitad del siglo XX.3

La subtónica aparece de tres formas: como el grado musical, ♭^7, melódicamente y como el
acorde ♭VII tanto en la cadencia ♭VII-I como en modulaciones armónicamente.4
Por ejemplo, en la escala de la menor (teclas blancas del piano, empezando por la), la
subtónica es la nota sol (en do mayor sería si♭); y la tríada subtónica comprende las
notas sol, si y re (en do: si♭-re-fa). En teoría musical, el acorde de subtónica se representa
con el número romano ♭VII para una tríada mayor construida sobre la nota, o ♭vii para una
tríada menor; en modo menor, el símbolo bemol se omite a veces por algunos teóricos porque
la nota subtonica aparece en la escala menor natural, pero en cambio es usado normalmente
en modo mayor porque la subtónica no pertenece a dicha escala.

Un acorde de I, do mayor, seguido por un acorde


de ♭VII, si♭ mayor, prestado del homónimo menor, domenor, mostrados con las claves de domayor y do

menor.

En jazz, el grado de séptima bemol también se usa como sustituto del dominante, V,
específicamente en la cadencia «puerta trasera»,5 ii-♭VII7-I, donde la subtónica se usa en vez
de la séptima dominante. ♭VII es en este caso un acorde pivote prestado del menor
homónimo (su séptima dominante). V7, acorde de séptima dominante, y ♭VII7, acorde de
séptima subtónica, tienen dos notas en común (en do: sol-si-re-fay si♭-re-fa-la♭).
No obstante, mientras que «la relación entre la sensible y la tónica es axiomática en la
definición del período de la práctica común», especialmente en cadencias y modulaciones,
en música popular y rock la sensible de la escala diatónica a menudo está ausente.6 En la
música popular, el uso de la escala diatónica de séptima bemol no debería verse, no ya como
aberrante, sino ni siquiera como desviación.7