Está en la página 1de 3

TEJIDOS ANIMALES

Se entiende por tejidos animales aquella concentración de células semejantes que poseen una
función y estructuración en particular, vitales para el organismo del ser vivo.

CARACTERÍSTICAS

Los tejidos animales están formados por células unidas entre sí y con sustancia o matriz
intercelular entre ellas. La matriz intercelular está compuesta por agua, sales minerales y proteínas
en distintas proporciones según el tejido de que se trate.

TIPOS

1. Tejido epitelial: especializado en la protección, revestimiento y producción de sustancias. Las


células forman membranas manteniéndose unidas entre sí.

2. Tejido conjuntivo: es el tejido de relleno y de sostén, forma cápsulas de almacenamiento de


sustancias. Cumple funciones de defensa. Las células se encuentran separadas.

3. Tejido muscular: tiene muy desarrollado el citoesqueleto. Las células se especializan en la


contracción generando movimiento.

4. Tejido nervioso: es un tejido muy especializado; las células (llamadas Neuronas) responden a
estímulos. Están acompañadas por las Células de la Glía. Las neuronas coordinan a otras células.

FUNCIÓN

Los tejidos jerarquizan funciones tales como la digestión y obtención de energía, la inmunidad,
protección y respuesta al entorno. Muchos de estos tejidos proceden desde un mismo origen
embrionario llamado mesénquima embrionario, y son conocidos como tejidos conjuntivos

TEJIDOS VEGETALES

Los Tejidos vegetales se puede definir como una célula o un grupo de células que se dividen, para
dar lugar a un gran número de células, que se denominan colectivamente tejidos. Son estructural y
funcionalmente similares a estas células.

CARACTERÍSTICAS

Los tejidos vegetales están formados por células eucariotas de tipo vegetal, cuyas diferencias con
las células animales. Los tejidos vegetales son un conglomerado o conjunto de células que
comparten una misma condición, unidas de forma sólida con una misma función en común. Su
estructura se asemeja en todo el grupo de células, lo que les permite llevar a cabo una misma
función.

TIPOS
- Los tejidos de crecimiento o meristemos están constituidos por células jóvenes cuya única
actividad es la de dividirse continuamente por mitosis. De las células de los meristemos derivan
todas las células que forman el vegetal. Existen meristemos primarios, cuyas células permiten el
crecimiento de la planta en longitud, y medistemos secundarios, el cámbium y el felógeno, cuyas
células permiten el crecimiento de la planta en grosor.

- Los tejidos parenquimáticos están constituidos por células especializadas en la nutrición. Los
principales parénquimas son: el parénquima clorofílico, con células capaces de realizar la
fotosíntesis; el parénquima de reserva, con células que almacenan sustancias alimenticias; el
parénquima aerífero, que contiene aire, etc.

- Los tejidos protectores, también llamados tegumentos, están formados por células que recubren
el vegetal y lo aíslan del exterior. Hay dos clases de tegumentos: la epidermis, formada por células
transparentes e impermeabilizadas, y el súber o corcho, formado por células muertas de paredes
gruesas.

- Los tejidos conductores están formados por células cilíndricas que se asocian formando tubos,
por los que circulan las sustancias nutritivas. Se distinguen los vasos leñosos, o xilema, por los que
circula la savia bruta formada por agua y sales minerales, y los vasos liberianos, o floema, por los
que circula la savia elaborada formada por agua y materia orgánica, que ha pasado por el proceso
de la fotosíntesis y es el verdadero alimento de la planta.

- Los tejidos de sostén están constituidos por células alargadas de paredes muy gruesas formadas
por celulosa. Estos tejidos dan forma y confieren rigidez a los vegetales.

- Los tejidos excretores están formados por células especializadas en producir y excretar diversos
tipos de sustancias, como la resina de las coníferas o pinos y abetos, el látex de las plantas
lechosas, las bolsas secretoras de la corteza de la naranja, etc.

FUNCIÓN

Los diferentes tipos de Tejidos vegetales tienen sus propias funciones respectivas.

Los Tejidos vegetales ayuda a proporcionar resistencia mecánica tanto a los órganos internos
como externos.

También ayudan a proporcionar elasticidad y flexibilidad a los órganos.

El tejido también ayuda a doblarse fácilmente en varias partes de una planta como hoja, tallo y
ramas sin causar daños a la planta principal.

El tejido también ayuda a transportar materiales a través de las plantas y evita la pérdida de agua.

Se dividen para producir un nuevo crecimiento y construir la masa de las plantas.


Están involucrados en diversos metabolismos celulares como la fotosíntesis, la regeneración, la
respiración, etc.

Elaboración, transporte, almacenamiento de agua o aire y acumulación de sustancias son


desempeñadas por células parenquimáticas, que constituyen la masa fundamental del vegetal.

FITOPATOLOGÍA (también llamada patología vegetal) es la ciencia del diagnóstico y control de las
enfermedades de las plantas. Cubre el estudio de los agentes infecciosos que atacan plantas y
desórdenes abióticos o enfermedades fisiológicas, pero no incluye el estudio de daños causados
por herbívoros como insectos o mamíferos.

HISTORIA Y DEFINICIONES

Las enfermedades de las plantas han sido conocidas desde la antigüedad, pero generalmente eran
atribuidas a fuerzas sobrenaturales. La primera enfermedad vegetal para la que describió un
origen patológico fue la caries o carbón del trigo producida por Tilletia caries.

Corresponde a los fitopatólogos el mérito de ser los primeros en identificar un virus, el TMV (Virus
del mosaico del tabaco). También es un hito histórico el primer fungicida usado para el control de
una enfermedad vegetal, el caldo bordelés, una mezcla de sulfato de cobre y cal.

AGENTES PATÓGENOS

Los agentes que causan enfermedades en las plantas se caracterizan por ser infecciosos (bióticos o
vivos) y no infecciosos (abióticos o no vivos). Los agentes infecciosos incluyen las bacterias,
hongos, micoplasmas, nematodos y virus. Los agentes no infecciosos incluyen, desbalances
nutricionales, estrés ambiental y toxicidad química (causada por plaguicidas y contaminantes del
aire. Para propósito de esta publicación vamos a hablar de los agentes infecciosos.