Está en la página 1de 15

LAS ESTATUAS HONOR ÍFICAS COMO MEDIO DE

AUTORREPRESENTAC IÓN DE LAS ELITES LOCALES DE HI SPAN IA I

Arll1in U. STYLO\v *

Dos siglos tardaría Roma en conqu istar Hispania, y durante la mayo r parte de es te
tiempo los habitantes de la Penínsul a sería n básicamente destinatarios, pero 11 0 productores
de inscripciones en lengua latina. Por lo menos no conocemos más testim onios hasta ahora
qu e las mon edas locales, donde e l latín iba suplal1lando poco a poco a las leye ndas ibéricas.
celtibéricas y púnicas. y un os pocos grafi tos sobre cerámica itálica imporwda 2. En las
inscripciones de la época - casi todas grabadas en bro nce por el interés que su contenido
te nía para los afec tados por él - . las únicas personas que aparecen en un papel activo son los
magistrados romanos. reglame nt ando. p. ej .. las relaciones de de pende ncia e nt re las
co munidades indíge nas 3. aceptando la detlirio de un populus "', expidiendo rórmul as
procesuales romanas para un pleito sobre derechos de aguas 5 o pon iend o su nomb re en los
miliarios que bordeaban las calzadas cons truidas por ellos 6. No es aje na a es te c uadro la
aUlOrrepresel1lació n : ve mos. p. ej., al conquistador de Cori nto que obsequia a una población
de itálicos con piezas de su botín de guerra 7, o al procó nsul rebelde Scn ori o que, igual que
sus adversari os en Roma, anuncia su prog rama polít ico co n eslóganes co mo /:"JI) ES, VER/TAS,
PI/:.7 AS etc .. pero. al conLrari o de sus e ne migos, no los propaga a través de monedas que
hub ie ra ac uñado, sino q ue los escribe en bellotas de honda para meté rselos - literalmente-
e n la cabeza 8.
Las rormas indígenas de autorrepresel1lación que sin duda ex istían - basta co n
record ar el c ulto hispánico al líder y los mag níficos productos de la esc ultura monumental
ibérica - apenas se perciben. debido sobre Lodo a nuestra ralta de e ntender los tex tos

• Kommission für Aile Geschichtc und Epigraphik. Munich. Alemania.
El lema ya ha sido objcto de una comun icación pronunciada en el Deu tsc hcr HislOrikcnng del 1996
(resumen en: Weinfuner & Siefanh 1997.71·72). Agradccemos a W. Eck y :1 los panicip:UlteS en el Coloquio de
Burdeos sus críticas y sugerenc ias. Para la publicación ~ ha mantenido esenciahnelUe la fonna de conferencia.
añad iéndose las notas con las referenc ias.
2 Si ex istían más inscripciones - y no C:lbe dudar de su ex istencia -. estarían escritas sobre materiales
perecederos. Por otro lado. es innegable la influcncia sobre los tcxtos de escritura ibérica m:1s recicntcs de los
modelos epigráficos lati nos. patente en la ordillario "romana" y las letras grabadas ¡l///I eli", del gran bronce
ccltibérico procedcnte de Botorrit:l (Beltrán Ll oris el (¡l. 1996) o en el fmgmcnto de una inscripc ión ibéric:1
monument:ll (con letras de 65· 70 cm). de época julio·eI'lUdia avanzada. encon trado en eltcmro de Sagunto (Maye r
& Velaza 1996. 107- [ 10).
J ClL. I! . 504 1 = P. 6 14 (ed iclO dc L Aemilim Pmllllu) .
..1 AE. 1984.495: er. Norr 1989.
CIL. P. 295 1a.
6 Lostal 1992. nC> 2-4.
7 elL. P. 630 = 11. 1119 (ltalica): la nucva intcrpretación propuesta por C uuo 1985 (yen más lugares)
no resulta convincente. er. Ferrary 1988.580 n. 29.
8 Navarra: Beltrán Llori s 1990: prov. de Huelva: ClLA . l. 19 : prov. de Guadalajam: Abasc:!1 1990.
274·275. Para los otros hallazgos de esta últ im:1 I.ona y una interpret:lc ión del programa político resull.une de esos
eslóganes remit imos al :Inículo de J. W:lhl de próxima publicación en Chirol/.

C. Unas décadas más tarde. Abasca l & Ramallo 1997.97-99). puesto que en las monedas hay leyendas latinas rmís antiguas) parece que nacen en la segunda mitad del siglo 11 a. 3350 : 3351 = IPI7. p. para la inscripción de La Cahaiiela (El Bu rgo de Ebro). 12 Parecida cs la inscri pción CIL. Los autores de esas inscripci ones. destinad os a desaparecer por co mpl eto un a ge nerac ió n más tarde. pero el mag istrado supre mo. p. C uand o Hi spania po r fi n e mpieza a arti c ularse de lIllll1odo inte li g ible para nosotros .3). un a c iud ad pe reg rina al s ur de Corduba lO. de l 49 a .\· de fa milia PO/JIpeia 13.o lo q ue se co nside raba co mo tales . que procede de Sabe lulll . el'. 4.69. 11. 11 . 26-52 : para Tarraco d. cuand o seg ún Estrabón (3 . 10 ClL. a con tinu ac ió n. 2. e ncOlllramos ya un a buena part e de los e le me ntos que dete rmin arán la vida urba na de Hi spa ni a en los próx imos dos siglos : l. qu e ll eva e l títul o de Xuir maXSUII/l/S 11 . e n la raya orient a l de la Bética. un a es pec ie de g ramát ica c uyo medio por excele ncia es la estatu a ho norífi ca 4..109. y un poco más tarde rodavía un a Camelia L. en qu e los nó mbres indígenas son poco más que fós iles. .por medio de gastos pri vados e n pro de la co munidad y e l dese mpe iio de cargos públ icos. y en el valle del Ebro. . Pompeius Q. Itá li co es lambién el no mbre del aedilis de la insc ripció n. 13 CIL. 1087 (Uipa). 1986. Un caso modé lico es e l epíg rafe fechado más anti g uo de la Béti ca 9. En esas tres insc ripc io nes muy temprana s. Hisp(jl!iellse~' pues. un ta l M. f Sil/ibaris po ne en Oss ig i. y es a su vez ho nrada por la plebs co n un a estatua pública cuyos gastos e ll a . una co mu nidad cívica q ue se bene fi c ia de es ta co mpetencia y ex presa su reconoc imiento de los méritos a través de hon ores públicos 3. un a insc ripc ión edili c ia. 521 : cL Lacort el (1/.c. 2 19-238. 37-46. el'. no Hispani (eL Vell . Para la Bél ica. 24 1-248. J Icsm is de un a c iudad vec ina se de sig na a sí mi smo como e l l/u ir primu. IP/5.51 .C. más o menos contemporánea Ul'dwil AIiIl(J f ChilaslIl'gll/1 porwxfomic. son inm igrantes itálicos . 11. Mayer 1995. aedificalld. 1585 = IP/5 .sa ti sfecha con e l ho nor . ya en época de Au g usto. un fina me nle mati zado siste ma de reg las qu e determin an es tos honores. II El decem virato en las comunidades peregrinas de la Hispania ul terior tenía su origen probablemente en unos model os itálicos. sobre lOdo en Carthago Nova (cf.. una es tatua a su difunto mari do que había desempeiiaclo los cargos de duol/ ir y palllifex Caesaris primus en ese muni c ipio de privileg io probablemente aug ústeo. La inscripc ió n va encabezada po r un a datac ión Illuy compl eta no mbrando a los cónsul es y al gobe rn ador . véase Stylow 1995b. 15) la " romani zac ión" de los turdetanos sería tan co mpl eta que se habían o lvidado incluso de su prop ia le ngua. [os dos supremos magistrados locales deja n constancia de que portal1l faci ulldal11 coerctuermlf de sua p ecullia . en la costa oriental. una é lite urba na c uyos inregrantes compite n e ntre ell os para ganar merita . 5. Stylow 1993. Ferrerue la & Mínguez en eSlas Actas. lo hace por med io de tex tos esc ritos e n latín y desde e l princ ipio e n fo rm as ro manas.condo na 14 . e l c ulto imperial que juega un pape l fu nda me nt al en la form ac ió n y cohes ió n de la co munid ad cívica Los primeros núcleos epigráfkos de la Península (con inscri pcioncs en piedra o plomo. 409 (Torreparedoncs) . 142 ÉLlTES HI SPAN IQ UES ibéri cos. ellmlli! de s. y pa ra aumentar de esta forma tanto el hOllos propio como de la familia 2. que según el estlldo actual de nuestros conocim ientos se queda a la zaga de eSaS zonas.. l-l elL. 12. se ll ama Billsnes Vercellonis f 12. escrit a con una preciosa le tra capita l monumental. sin embargo.esto s ucede en e l c urso de l siglo [ a. un a declaració n pa ra la qu e no es difíc il enco ntrar paralelos e n las c iud ades de la Ila li a tardo rrepublicana.

16 Alf61dy 1979. hace 20 años.tambi én en la Penínsul a ya no ex istirían. 15 El corpus provincial de Hurtado ( CPILC). escasean tambi én esos ingredientes de la c ultura urba na o fallan por comp leto. co munid ades pe regri nas. puesto que sola me nte allí di sponemos de sufi c ie nte materi a l de comparac ió n. e n cuanto a la de nsidad epigráfica. después de qu e Vespas iano otorgara e l La /i l/m a uniflersa H ispania . y sólo un o de esos pedestales soste nía la estat ua de un emperador. no ascienden a más de un a docena larga las insc ripciones pú bli cas procedentes de las 6-7 ciudades an tig uas de l área de la provinc ia de Cáceres : no más de tres de ellas está n sobre pedestales de estalllas. e l urbani smo pocas veces pasa de tener un va lor anecdóti co. las áreas del COlluellfllS Asrigitalll/s en la Bética y de la provincia ac tu al de Cúceres e nc lavada en e l lusitano COlluellfus Ellleriren sis : aqu é l tiene un os 16000 km 2 . hay una abrumadora superi oridad de la epigrafía rural sobre la urbana. Porque una c ultura urbana plename nte desarro llada la encont ra mos so lame nte e n e l Este y Sur de la Península.. pe ro. Esta situación no se puede ex plicar por unas supuestas dife ren c ias en el mismo "epigraphi c habit" p. nos te nd remos que limi tar al Sur de la Península. del an álisis de los pedestales de estallla del COlll/ elllllS Tarraconensis 16. . e inc luso allí no es posible sino en un os pocos casos aportar pruebas fehac ie nte s de que esos pedestales co n sus es tatu as se hubieran colocado públicame nte o que al mell as estuviesen en sitios públ icos. de forma más puntual ta mbié n en e l Cent ro. donde conocemos a las é lites locales sob re todo por sus e pi tafios o su apa ri c ión e n las insc ripc iones de los gra ndes centros. en principio. era menos important e la dife renc ia entre comunidades peregrin as y pri vilegiadas que la situac ión geográfica de e llas. El inmenso resto está constitu ido por inscripc iones fun erari as y un alto número de aras voti vas pri vadas y. En un segundo apartado come ntare mos algun os aspectos de los tipos y lugare s de colocac ión de los pedes ta le s de es tatu a. Quedan así determi nados los límites geográfi cos del fe nómeno (sobre sus límites c rono lóg icos vo lve re mos más tarde) : Hispania .continuando así la po lítica de coloni zación y municipali zac ión de César y Au gusto . Donde e l desarro ll o de l urbani smo (Stiidtewesel1 ) e ra escaso o nulo. ej . demostrac ión que Alfbldy consiguió hacer e n un núme ro de ciudades del CO/llI ellll/S Tarraconensis. cua ndo en lo sigui ente intentem os co mprobar la validez para e l res to de la Península de las normas consuetudin ari as deduc idas por Géza AlfOld y.j unto con la Transpadana y la Narbo ne nse . mie ntras que e n e l 'oroeste y 'ort e. és ta un os 20 000 . est:í totahnente desfasado. Por lo ta nto. en lo que a la c ultura urbana se refi ere. 12 insc ri pc iones por km 2. Pe ro mi e ntras que en el ASligiUl11uS co nocemos ahora un mínimo de 55 c iudades anti guas y casi 200 insc ripciones de carácter púb li co. y term inare mos co n algunos eje mpl os ilustrando el fun c ionamiento del sistem a de colocación de es tatu as y su comp leja gramática. so n perfec tame nte comparables.c iertamente e ra un a de las partes del Impe ri o de roman izac ión más te mp rana y profund a y. LAS ESTAT UAS HONORíFICAS COMO MEDIO DE AUTORREPRESENTAC IÓN 143 Es pues la c iudad orga ni zada según e l modelo roman o la que ofrece tanto e l es pac io topográfi co como el marco soc iopolítico para la actuac ión y autorre prescntac ión de las é lites urbanas. las I 350 insc ripc iones conocidas de l ASligiraJ/us y las I 700 de Cáceres 15) dan e n ambos casos un a den sidad de 0. en ge nera l.

cte. 11. 21 Mientras que su constntcc ión sc debía a la in icimiva de un jltlmell pro\'incial.fue ra construido por Augusto. 1984. Con toda probabilidad. 22 1-240). EI /(lIIIIS AlIglIsfIIs cerca de Mengíbar.al menos pro forma . p.82·85. se encontraban debajo de las innumerables es tatu as de los emperadores vivos o muertos y divinizados.unbién /ljtl /lg/lsUl OomiliwU/ en un miliario de Domiciano : CIL. Si llicres 1990. tras su análisis de las normas vigentes al respecto en el COll/tel/lus Tarracollel/sis.el emperador aparece en Hispania sobre todo fuera de las ciudades: en algunos lermini Augusta/es y . 789. 96a) estuvo también grabada en el pa l:lcio imperial de Ccrcadilla en Cordub:1 : con e lla no hay que re lacionar el ragmento CIL. L a gran mayoría de las inscripciones imperiales. Z2 El nombre del emper. véase Eck 1998a. 205) : Aqu{/ NOII(l f)omjt. constitucio nes y rescripl os emitidos por ellos y expuestos pl1blicamente 19. 35-37. Agri ppa . 19 I'ara la diferencia entre Un:l publicación pu ntual y la cX l>osición plí bl ic. 1 & R¡unallo 1998. 220). 24 RI7: 91. unque de ello cabe infe rir la restitución Aq{tw AltgluU/1 en e l L. 161 : cr. Otro miembro de la f¡lmilia illll:x:rial. 26 Tucci.:c ión del teatro. Pébry 1985: para Hispania: Boschung 1990.bien como individuos o bien como colecti vo. 144 ÉUTES HI SPA IQUES l. Consabido es que las imágenes del emperador eran omnipresentes 17. se ha perdido j unto con las inscripciones que seguramente llevara (cr. aparcr. 11. 2603 encontrado en las termas privadas del pal:lcio (cr.ldor. 11 3·1 15. no todo el mundo era l ibre de erigir una estatua al emperad or en un lugar públ ico. Hidalgo & Ventura 1994. 11'114. llegaba a las siguientes conclusiones: " Im Gegensalz zu!' Pra xis bei del' A ufstellung von Gotterstatuen \V urde die Erri chtllng der KHi serstmllen nicht einzelnen A ngehori gen der Gemeindcn und schon ganz lInd gar nicht einzclnen seuiri Augusta/es überlassen. CIL. U. 2 18. desde luego. 25 Cástulo. 20 Garda Iglesias 1973. 1660 = 112/5.adem{1S de los miliarios (donde el nominativo poco a poco será sust ituido por e l dati\'o) . Del mismo tipo ¡xucce ser la inscripción augústc:1 del oppidl//1/ de Mi n:tteda (He ll ín. Tiberio: C/L. de al menos uno de los acueductos de CordubH 22 o . Dentro de las ciudades. . sondern (wurde) von den 17 Cf.de un edificio ('!) en Denosa 23 y del pOrl ico de la Ibnsilicn? / l ouia en Tarraco 2~ . que se mencionara en nominativo .S. (CIL.y esto en las inscri pc iones significa. 359-38 1.57-92. 65 = /l. en lug.44. 1280 (Ll Carlota) y la del puente de Alcantarill as (S i lli~res 1990.como el ordenante de las uiae pllblicae con sus construcciones y miliarios 18. IPI7. amén de en los edi ctos. 3269 : er. Pam realiza r la an un ciada co mparac ión nos ce ntrare mos e n la prese ncia visible del emperador en las ciudades y las relaciones con él de las élites locales . Ahora bien.. Ib"etc). 28.llo ordenó un. 493) . alXlrece aquí adjctiv:ldo (cr.{/I/(I Allg. t. y L. donde la Vía Augusta ent raba en la Bética. 189-199.1 renovación completa: Alfóldy 1997.ya en época tardoanti gua . IPn. cL Abasc .lr de estar en nominalivo. Si n embargo. Un C¡ISO Imreeido se da en Carthago Nova donde parecc que C.1 pe rmanente. 18 Cf. IPn. " e /L.. 795-798). 99·10-l. normalmente. ej. lal vez con letras de bronce (ef. IP/5. Alfó ldy 1985. nO106). co n un papel ac ti vo . un:1 inscripción de cste tipo. 11217. Christol & mougin 1985. . normalmcnte no obligatoria. tres inscripciones idén ticas en se ndos arq ui trabcs : elL. Abad 1996. 4697 = 112/5. C1audio.la inscripción viaria CIL. 163. los emperadores se presentan. M. Casi todas esas estatuas se encontraban en lugares públicos como foros.:e como el ordenanle del colindante leatro: Garda Ig lesias 1973. de los anfi teatros de A ugusta Emerit a 20 y Tarraco 21. A lfoldy. pórti cos. nombrándolos como beneficiari os de honores y devoción en dat ivo (cuso que no es siempre fáci l de disti nguir del ablat ivo de datación 27). p. templos. Caesar j ug:lron un papel muy importante en la conSlrur.igual que el acueducto homón imo de Augusta Emeri ta (AE.288-289. Totalmente excepcionales son los casos en que el emperador se ju nta con un particular para ej ecutar una obra 25 o para dedicar una estatua a una divinidad 26. como ordenantes de proyectos de gran envergadura en las capitales provinciales. Elagáb. no es posible demostrar que est:l ú ltima . basíli cas.

C6rdoba) cuya procedcnci:l de I/il/o e /'//sficae es segu ra.. lo que C ~ natural puesto que pocos de esos pedestales llevarían inscripciones. Ep"E". porque difícilmente puede trat:lrse dc la ded icación a Nerón (aunque corno tal es interpretad:. una est:Jlua de Tiberio lcvant:lda por disposición testame ntaria de un destacado personajc sagunti no (C/L . primero.l n e n Hispania. JO La lin ka supuesta "cxcepc ión ..) del IJlVSCaellilll11 y la o rchesrr(l ell l/1 Ol"l/alllelllis del teatro (es impos ible e ntender por omol//('I//(/ ullas eve nlual es est atuas del emperador) por p:lrte del AI/g lI. El s illar n" 10 (flg.con o si n indicación de un cargo municipal . Hauschild. no es Inl ni es necesario recu rri r a la ex pl icación de Alfóldy 1979.207-209. pero queda por sa be r. Fabri (reproduci dos en Hau sehi ld. mie ntras que Hi.en la mi sma Tarraco y en Sagun to . Puesto que esas normas se han deducido de los mon umentos conocidos del cOl/uel/lus Tarracoll ellsis la descripci ón es o bvia men te correcta para ese grupo JO. tampoco estaría fu e ra de lugar en una datación PU\!sto que el donante e ra un AlIgl/sllIfis.-. 377-378 la fórmula imperial grabada en el ¡.se co noce n pedestales de estat ua para e mperad ores ant eri o res a Anton ino Pío. al contrario de lo que ocu rre en parte de lo:. di e Pro vin z du rc h ¡hre n Landtag ulld auch durch die ranghochstcn Beamten del' Provinzverwaltu ng reprasc nti e n wcrd en kOlln lcn" 29 . 394 (Cast ro del Río). Fcm. y. p. ISO. lám. o sea . mi entras que en diez c iudade s no se ha co nse rvado nin gún pedestal an terior al sig lo [11. 377 conscrvn las Ictras ETO (con una T :l Ita. Con razón interprcta H.ibner. 28b) . in rra. 23 ( Augu ~ta Emerita): C/ L. 9i. por mm. tre~ nichos s iguie ntes: c L tambi én la palabra ORNA M ENfTllS cn el nicho -l con pérdida de una letra e n la j unta de dos sillares ( Hau sc hild. 183: cL Sil va 1944 . cL corno último. Augustales. Hauschild 1990. segund o. V III. de l primer siglo y medi o de l Princ ipado. 350 ss.ín-Núñez. CIL. Para RIT. Niemeyer en Trillmich ef al. Está claro que todas esas eSlatUils eran donadas (// emperador (. detalle del nicho en cuesti6n en lám . las placas con inscripciones imperiales CIL. por un lado. 15m.'/1 (m) de la c iudad (pa ra la doble referenc ia er. n" 70 ) el NERONltran smi tido a NERONE. wobei die Gcmcindcn durch ihre Institulionen und ihre Oberschi cht .H(/Ii. Nótese además que en los planos levantados entonces por el arquitecto R. 511. si. dos primeras letras del nombre. En cuanto a l pri mer aspeclO. 66 cf. 11 2/ 14 . 11. El fen ó me no es bie n co noc ido y se ex plica por las frec uentes 17 eL p. 1302 prefería e nte nder un dativo de dedicación.revcstimi enlO de pedestal es?) . Si en la insc ri pción ponía efect iv:unel1le NERONE (en la actualidad se conserva solamente el s illar con la:. 1'J Alfüldy 1979. LAS ESTATUA S HO NORíFICAS CO MO MEDIO DE AUTORREPRESENTAC IÓN 145 GCl11cinden und in Tarraco auch vo n del' Provin z durchge rührt . X. líneas transvers¡¡ les. que ocu paban ('Ilatro de los cinco nicho~ del I}/VSCl/(!/¡¡"I//1/ por los que se extend ía la inscri pción unilineal. por error designado "h" en la lig. in rra). 203 de que resultaba superfluo ind icar la dedicación por toda la comunidad cívica c ua ndo un ciudadano pudiente corría con los gastos del monumentO. 16 Los testimonios para es t atu a ~ imperiales colocadas en el ámbi to pri vado escaSC. lo conservado es una muestra represe nt ativa de este CO llllellll/s y no se está utilizando un arg ume nt o ex si/enrio . 29. cf. pero c~ to no cambia el hecho de que el donante e n e~te caso .6ca lo del trapezoforo de Conobaria C01110 una datación (la mes"..~ pape/l/l/s C. 28a) la inscripción de los dos primcros nichos e~ dibujada sin indicar la distribución de las letras sobre los di slÍ ntos sillares. . 1569 = IP/5. Córdoba) y 573 (Domiciano : C:lbriñ:lI1a. no E/O) y pertenece:tl nicho 4 (el O/t"hesrram). 2 Y I:lm . G. pero e l'. Por la misma razón es recomendable corregir en la inscri pción de l proscenio del tealro de Olisipo (C/L. Montilla. 11. ej .512 (Nerón y Clnudio [?J : Mudapelos.l cuando se encont ró la inscri ¡x:ión en 1798 bajo los escombros dellcrrclllolo del 1755: la letra pucde habcr estado cscri ta sobre lajunta de dos si llares y un desconchó n e n el dere<:ho de ellos puede haber resu lt ado en la pé rdida de la:. H eim Prilll/lS Ca{(J. la dctallada mención del nombre y de los tíllL los del empcrador. 9) no atribuido por Hauschild p. Por ot ro lado. habitualmente. fig.era un particular y no la ci udad. si las normas re fl ejan la situac ión durante todo el Alto Imperio y no es tán enc ubri e ndo qui zás un a evoluc ión hi stóri ca. 11 . ntillllich durch den ardo decuriolllllll llnd ge legcnlli ch durch die Korperschaft der seui. aunque no su modo de colocac ión (. 35 a) la E ti nal qu iz:ls estuvie ra y:l deteriorad. qu izas llevara un exvoto para una di vinidad ). 1993. F. da la casualidad qu e sólo e n dos de las diec iseis c iudades de l cOlluelllus Tar racollellsis . si los re sult ados son ex te nsivos a l resto de la Penínsul a o sólo obedece n a un a coyuntura geográfi ca espec ial. IP/5 . 307).

3 103. e lla se rvía e n definitivo al bonul/I publicwlI. 2039 = 1F/5. 1570 = IP/5. 610). 2 ¡ 58 = 1]2/7.-) (CIL. sin men cionar ningún encargo oficial. 401 . 11. 307. 36 CJL. para Augusto: Tucci. 72): Urgavo. e l donante nun ca es la co munidad 35 . LarWII (CI L. 11. La hipótesis de que todas esas estatuas no hub iese n estado en lugares públicos es a priori poco probable y. 5182. cf. 33 Augusto : Ilici (CJL. ponr. 34 De las ciudades nombradas en las dos notas anteriores las siguientes no eran municipios en el I1lOmCl110 de la erección de las estatuas: Alcolea del Río (tanto Canania como Arva son municipios flavio s). 69. 5048 = IP/5. 11. J5 CL también una estatua de Druso de autoría desconocida en el poslerior mun icipio flJvio de V(. 142) : Ipagrum O) (GIL. yeso ocurre indi stintame nte en comunidades tanto privileg iadas como peregrinas 3-1 . 11. un aedo Iluir (C/L . porque independientemente de si la donación procedía de la pietas de l liberto o de s u deseo de destacarse o. Castro del Río .. lo más probable. 775). por lo menos. 845 ) : grupo de eSlatuas de la dOllll/s AI/gusra flavia. 218 1 = IPI7. ¿Có mo ve ían las co munidades ta les donaciones por parte de indi viduos? Esto se des prende co n toda la c laridad de seable de una insc ripc ió n que re lata la erección de una estatua de Aug usto en el año 45 p. no se observa nin g una difere nc ia de fondo e ntre colonias y muni c ipios por un lado y las co munidad es no pri vileg iadas por otro. Si ahora miramos a o tras zo nas de la Penín sul a. 677) : Claudia: Epora ( CIL. (CIL. 2062 = IP/5 . con helOria): Tiberio: Sacili. XviI' (CIL 11. flav.i (C/L. 11. 89 . 2041 = 112/5. 3 1(4) Livia y Gcrmánico: Anticaria . en defi nitiva.ta nota y la siguiente se podrían ampliar). 184) : L. 11. 94. 886). la inscripció n termina con una sentenc ia poco habitual' sena tus decreui! jJeljJetllo bOl1is ¡JlIblicis inleresse .lIl/i. nueva lectu ra en Stylow 2000: Domiciano: Ilmo. 748. sino por individuos actuando por iniciativa propia o. 30): ll urco (elL. 32 P. (los ejemplos citados ell e~. la probabilidad de su conservación . 11. 1]1/14. . sino tambi é n unos priuati que no tiene n un cargo (o no lo indican ) 33. XI/ir /l/ax. 11. qu eda la incógnita de si la situación e ncontrada en e l conuen/l/S Tarraconensis refl eja la rea lid ad hi stóri ca o es debida al azar de conse rvac ión. 1569 = 11 2/5. avan! la lettre . de los dos moti vos.C. ej .0. fla v. co n la uni ca exce pc ión de que e n éstas. 11. Adriano: Singilia Barba (CJL 11. Druso: Ostippo. 146 ÉLlT ES HI SPAN IQVES re utili zac iones de esas piezas C uanto más antiguo era un pedestal tanto menor es. ). Jluir (C/L 11.un seu ir AlIgllstalis. Illliri (CJL. tRCP. Entre ellos se encuentran no sólo magi strados y sacerd otes de las res pecti vas comunid ades 32. si es pedestaL cf.749). 962) : Claudio : Cartima. e n la ciuilas entonces todavía peregrina de Castro de l Río por parte de un liberto y sus dos hijos 36 . e n general . 2038. J1 urco (mun. JI Una caso muy ilustrativo es un pedestal de Tarragona tres veces reutilizado. 1666 = 1]2/5. 11. ). no anterior a Galba). supra. flav. l/l/ir (CIL. 2106 = 1(2/7 . por así dec irlo. CartimJ (mun. Oc LOdos modos. Anticaria (mull. n. 1063) : Tiberio: Sagunto (CJL. procedentes de varias c iudades hi s panas y que no fu eron erigidos por las co munidades. Caesar: Alcolea del Río (de Canania o Arva: CIL. más tarde mun. nos llama poderosa ment e la atenc ión una seri e de pedestal es de e mpe radores del siglo J. (CIL. 11. 1519 = IP/5. de la conservac ión de su texto primitivo 3 1. 95). 204) Druso y Germánico Segóbriga. Ostippo (cíl/itas lihera . 394. 1945) : Domitia: Metellinum. e n vista de la catego ría de mu chos donantes. 11. Salacia (CIL. 2338 = 11'17. 11. En e l uso de poner estatua s a los emperadores. por lo menos. /l/ag.yeso es mu y co mpren sible. 11. 1953) : Vespasiano : Nescania.). hay que descartarla. Caesaru/ll (CJL. 11. 11. 2014 = IP/5. por lo que parece. 583) : cf.. 3555). aed. que llevaba suces ivamente las estatuas primero de un magistrado (RI7: 171 ) Y luego de tres emperadores de los siglos IJI y IV (RIT. aedo Jluir(C/L. 11.

placa).no es sostenible: 1:11 identilic:\ción va :\demás en contra de la lectura del texto.\5 inscri pciones funerarias y edilicias . Cordub:\. 1027 (Ursa..al menos en His- punia . Probo).IP/5. J6 Los casos llIás tardíos p.iban perdiendo. Probo): en CIL. y no será mas que una consecuencia que los únicos proyectos municipales de construcción atesti guados epi gráficamente en el sig lo I V . 1533). 47 (Pax Julia). pOlltifica/lIs de su marido . 20 = ILS. 11. Los personajes que aparecen como dedicantes y pron to también C0 l11 0 donantes pertenecen pues a niveles cada vez más altos de la jerarquía polí- ti co . Septimio Severo). Const:lncio I Cés:lr). /Re.huy que suponer que acababa de fallecer 37. 38 Prescindimos :\qui de los pocos C. 1167-1169). cura re . II . 19 (Sigarra. 1533). 494 (Vlia). 191 (Olisipo).. 1.19. 4JI2 = HIT. 11. agere. si no se les nombra ya sólo como epónimos JI. 2207. JO P.\9 P. Con seguridad no se trata de un fenómeno aislado... GIL. CIL... p. ej . Floriano) se observa todavía una separación de las funciones: dedicación por el procurador.ISOS de eS(¡Jwas erigidas por colegios u organizaciones semcjantes (p. 13·W. 111 desconocido).w.admi nistrati va.679 (lIurco): GIL. 11. esto sobre todo cuando el representante de la res publica y ded ican te de la estatua es un curator re. . 82. 1116 ( halica. ej . que . 187 (Olisipo). 4992 = 5221. J 1 CIL. también ILER.restauraciones. J I Cf. para las élites locales <Iue seguían viviendo en ellas. su función de escenario para méritos y reconocimiento. IP/5. 11. Pero ya mucho antes. CIL. 1049-1051. LAS ESTATUAS HONORíFICAS COMO MEDIO DE AUTOR REPRESENTACiÓN 147 El caso más tardío de una estatua imperial e ri gida por un individuo se da e n e municipio bético de Balara: se trata de un a estatua de Marco Aurelio puesta por una seiiora ob hOllore".. J . 99 (si se mantiene 1:1 muy probable atribución a Constantino). 11. IP/5. 5239 (Aeminium. 1i/ce. 11. 4993. 11. sino que reHeju por un lado el progresivo traslado de competencias desde las ciudades a los órganos de la admi- nistración central y por otro el propio debilitamiento de las ciudades. sino actlÍan en 1l00nbre y por encargo de la cO lllunidad que ahora en efecto es el único donante en el ámbito l11unicipal 38 • El papel jugado por los magistrados se describe con la preposició n per o con verbos como llgere. ej . emperador s. circo y teatro). ClL. : el argumento aducido por Hübncr para la identificación con Constancia 11 -la aclamación antepuesta al nombre.494 (U lia.. siendo esta funci ón monopolizada por los altos cargos de la admi nistración central. 693 (Norba): eL también. aproxi madamente desde época navia.5511). 12 18 1= 12361. CIL. Severo Alejandro y hllia Mamaea): IPn. Alróldy para la última línea de RIT. por supuesto . 678 (= 11.81. Maximiano Aug. JoS G/L . 80 (= JI. 493 (= 11. fJublictle . estamos ya a un paso de la dedicación de la estatua en nombre de la ciudad por parte del gobernador J5 .una situación no infrecuente en el siglo 1I 1 . 11 .. A finales del sig lo 111. ClL. 266 (= 11. ej . JJ Cf. e lL. ya que estarían .¡x lulia.en las sdw/{/e correspondiellles . GIL. cf. 493 (= 11. desde que habían sido decre- tadas las últimas estatuas honorífi cas a ciudadanos beneméritos por los decuriones había tra nscurrido ya mucho ti empo: a partir de Constantino las ci udades también dejan de erigir nuevas estatuas él los emperadores J6.. J2 Cf. Si ese cur(l/or es el legado del procón sul JJ o un procurador imperial .II. 1405 = IP/5. tamb ién co n dedicare 40. 11 15 (h'll ica. 37 CIL. En vista de esos límites cronológicos sea tal vez preferible b segu nd:\ de las posibles in lerpret:lciones propuestas por G. 11. 84 (Augusta Emerita. Y se adapt:\ nml al resto de la titulatura del emperador).. 3738 = 112114. 11215. J2 .. Septimio Severo).lrecen ser ClL. 441 (Ucubi. es decir que el dedicallle fuera m:ts bien un gobcm:\dor de la Hispania Tarraconen sis que el ordo tarraconensc. se pueden obser var ciert os ca mbios en ese LI SO: Los priuati desaparecen por completo y también los magistrados dejan de figurar como donantes autónomos.. ("l/mI/fe .59.1 Cf. al menos la mayor pane de ellas .IRCI~ 291 (p. Probo). cura".) y ClL. 597 (Valentia.fueran ejecutados por encargo (¿y por cuenta?) de los gobernadores J 7. 1673. 1171 ( Hispalis. Const:\ncio t Aug. 155 (T'lmlco): Garcia Iglesias 1913. Cl/rtlfOre . El uso de dedicare invade wmbién los campos de 1. .

26 1 : cf. ésta es dedicada por e l gobe rn ador 55.J ViI1:muevn). 148 ÉLlTES HISPAN IQUES Una evolución análoga en el LI SO de eri gir estatuas a los emperadores a la que hemos observado en las ci udades. 3 142. se puede co nstatar tambi é n. c uando la provinc ia le dedi ca un a estatua o un busto de oro a Tiro. 5. C/L. }J Gallieno: AE. 255. 206.sin me nc ión de la c iudad o de la provinc ia 51. Los pedestal es im peria les en qu e nos he mos basado pa ra nu estro exame n diacrónico. 111 ) : Saquete & Márquez 1997. e l cOllciliulII nun ca es nomb rado C0l110 do nan te po rque ese deta lle parece que se sobre nLendía por la colocación de las es tatuas e n e l reci nto de l cOllciliulII 48. IV). Poco después. IHIII (Manínez & Rodríguez 1984. la sede del cOllciliulI1 prouil/ ciae de la Hispania c ite rior. En el siglo 111. se había acabad o. e n e l caso de una de las es tatuas de Salonina es so la mente la flIVuill cia sin me nc ión del cOllci/illm 5". pero la estatua de Ju lia Mamaea es dec retada ya por e l co nvelllo e n solitari o sin me nc ión del jlamell 52 . }2 CI L. queremos in sistir en que la es tatua e ra un med io poli va le nt e. 259. e l jlamell aparece sola mellle co mo mag istrado epó nimo después de l gobernador 50. IPn. desde luego. 50 CI L. puesto qu e pod ía re presentar tanto a di oses co mo a mortal es. en Augusta Emerita. 89·96. Aunque pueda sonar a una perogrull ada. fi nalmente. El pape l represen talivo de los cOllci/ia hispánicos. Parec ida es la situac ión e n e l COl1llellfllS Ca nhagil/iel/sis : cuando éste le dedi ca una estatua a A nto ni no Pío es e l jlamell quien aparece y actúa en nomb re de l cOlluemus int roduc ido por cUre/me. al igual qu e la au tonomía de las c iudades. el/ Dil/ae AI/g.242-243). "9 CIL . 473. no sabemos si se mcncionaba al lla mell y en qué forma. 11 . Es c ierto que los jlal11ines seguían sie ndo pe rsonajes co n un elevado presti g io social 56. una estatu a de Di/tus Augusltls es e ri gida por e l mismo Jlalllen provinc ial e n época claudia 49 . 258: como la inscripc ión est. que han sustituido a los j lamilles como rep rese nt antes de la provincia ante a l e mperador.. inc luyend o a los e mperadores que oc upaban un a posición 48 Alfóldy t979. S6 Aunque no tencmos ningú n prueba de que los jlol/Jine. En Corduba.co mo la casi toralidad de los pedestal es de este tipo en e l mundo romano. JI.\' provinc iales estu viera n incluidos enlrc los l lamines mencionados en las aClas del Conci lio de Il ibcrri (princ ipios del s. 11. C'U1.. Fishwick 1981. la sede de l cOl/ciliwll lusitano. erig ida por elllllmell / Dilli AI/g. po r mu y limitada que hubi era sido. ss CIL. sin embargo. Venlur.í fra gmentada.914: emperador desconocido (segunda mil ad del s. IPn. lJ2n. 3 143.con la dataci ón por el f1alll el1 anual -. segú n la convincente reconstrucción por Edlllondson 1997. 53 CI L. 2. las dos estatuas imperia les qu e conocemos de Augusta Emerita fuero n erig idas por e l gobernador . . sustentaban generalmente stall/ae pedeslres . a panir de las estatuas decretadas por las provinc ias hispanas (o por los d istintos COIlUellftls). E! olro pedcstal de Salonina. 1993. Mientras que en Tarraco. y cua ndo poco de spués la estatua de un e mperador desconocido es donada por la provincia . 5264 = l iS. rec1clllemente encontrado en el foro coloniaL fue dedicado por la res {mblica Cord"bensü (agradecemos In amnble comu nicnción nA. la flIVuin cia Baelica le pone un a estatua a FiEpo e l Arabe ex decrelo concilii co n la datac ión segú n e l jlamol1iul11 de l jlamel1 provi ncial 53 . Las esta tu as imperiales del sig lo I V e n COI'duba so n erig idas exclusivame nte por a ltos func io nari os de la adm ini strac ión central. au nque la base doc ument a l es mucho más escasa. pero ya no aparece n e n los epígra fes.

Esos suelen ser UIl OS sencillos paralelepípedos co n la inscripción grabada en uno de los lados menores. 59a (sol:ullente se conserv:l parte del pedestal de Agripa Póstu mo). 499. 886-895. ¡pn. lo que es lodo cuanto se conserva. con escasas oscilaciones hacia arriba o abajo. LAS ESTATUA S HO 'ORÍFI CAS COMO MEDIO DE AUTORR EPRESENTAC IÓN 149 intermedi a entre esos ex tremos. ej . de los grupos de estatuas ecuestres de AuguSlO y su familia eri g idas por algunos municipios béticos de nuevo cuila 59. f Sel:.gona mencion:\do :. por Sll S municipes co n lIna estatu a ecuestre de idéntico tam año por haberl es sal vado del hambre 61 . 11. Esa constatación vale ta mbié n para los pedestales de estatu as ecuestres. en un lugar pues eminentemente públi co. CILA. 7 1 n. p. 61 CIL.rri ba. POlllius C. Si ya las distintas estatuas se diferenciaban esencialmente por poco más que el porte y el gesto.wtlln elltQ ponerle una estalua sobre un pedestal de la misma serie imperial: CIL. 11. . Lacorl et tll.. sin mención de cargo alguno. generalmente de tamaño natural. 61 (p. 62 CIL. lo que era puCStO en entredicho por Canto 1985. tal uniformidad y polivalencia es mayor aun en los pedestales 57 . como lo prueban las medidas de sus netos ce ntrales ( 11 0/115 x 45/50 x 145/150 cm).. El hecho de que no exista la más mínima menció n de la . probablemente despu és de su muerte y por su hija: porque el pedestal se hall a en una fi la de basas parecidas (de las que se con ser va n s6lo los zóca los) entre las co lumnas del pórti co situ ado detrás de la escena del teatro de Itálica. También estas estatuas eran de tamaño natural aprox imadamente. 1536. Puede ca usar ciert a sorpresa el lugar donde estaba otra estatua ecuestre de parecido tamaño 63. 1534 = 112/5. que fue eri gida en época au gústea a un lal L. porqu e no se habían identificado como tales numerosas bases tripartitas. nos debería poner sobre aviso: de la au sencia de tales indicac iones no es líci to sac<:u' la conclusión automáti ca de que la estatu a en cuesti ón hubiese estado en un lugar pri vado o en un contex to fun erari o.1525· 1529 = 112/5. si no se conser vaban más que los ne l OS ce ntrales 58. donde se encontraba lino de los mencionados conjuntos de estatuas ecuestres de Augusto y su familia.por otro lado impresci ndible . 486-490: tstllrgi : CIL. er. 229 : nelO ccntral 86 x 50 x 149 cm. ~9 Ulia: elL. 2. el pedeslal de Tarr:. 60 ef. pedestal cntero: t 73 (. 38 Cf. iterlllll prae¡ecflt s. es decir. 498. prae¡ecflis C.autorizació n del ordo para su co locación en ese sitio.. l. ej . ¡ám. 1537 = IP/S. Por cierlo . el si ngulnr conjunto de estatuas (p ed estres) de Trajano '1 su fa milia oficialmente decrel:ldas por el municipio Aavio V(. 399 con falo: fOlo de l conjunto en Eck 19943. n. Griinhagen 1976. 90 x 213 cm. pero posi blemente costeadas por un ex- magistrado que mandó ex te. Caesn ris. un tipo cuya parte en el tema de las estatuas fu e seriamente subestimado hasla hace poco. pero sufic iente para UIl:l estatua ecuestre. era honrado poco después un ciudadano excelente. 6) Neto central : 11 6 x 4 1 x 103 cm : la profundidad es menor que en los Olros pedestales menc ionados. 31. seguirían otras estatuas ecuestres para magistrados municipales 62. !t7Cf. 1986. ¡pn . p. y que ll evaba la estatua de un caballo de tamaño natural dedicada a Di spater 60. la estatu a ecues tre no era monopolio de los emperadores : En el mismo foro de Ulia. con coronamientos y zócalos trabajados aparte.. patronos del municipio.-) (Azuaga).lIgo más bajo que los pedcstales de Ulia) x aprox. 89 : Bergemann 1990. 284) : ef. antaño co locado en una exedra del foro de M unigua. y a lodos casi s iempre modelados como seres humanos. 495. que coinciden con las de un pedes tal tripartito co mpletamente co nservad o. XXX t c. pontifex saCfO rtlm y finalmente J/tunen Ditá Aug uSl¡ (un impresionante CI/rsus municipal) . 11.

. grupos de estat uas.70 In 64 : el pedestal suste ntaba pues quizás un a biga o tal vez más bien un a estatua ec uestre colosa l.co mo sabe mos ahora . $ tylow 1989. con una reconstrucción hipotética de la inscripción. 83 : el'. 66. normalmen te más fi nas. p.:Íc il olvidarse de que e l homenaje no co nsistía e n la pi edra inscril a..Jaure de II/ieux . Nesselhauf citada por Koch 1978. pert enecía COIl segurid ad al revestimiento de un ancho pedestal o pod io de fáb ri ca sobre e l que estaría n estatu as de Augusto y su fa mil ia. por nombrar sólo algunas . Licillilf. co n inscripciones dedicad as a los e mperad ores. que lleva la no menclatura de Ti berio anteri or a su adopción y e l resto de un nomb re indi vid ual. ex testamento de un pe rsonaje por lo de más desconocido.bien solo o bie n acompañado por su famil ia 66 . Otra vez el autor del homenaje no es la ciudad.~ Lf Serg.649-650. un pedestal giga nt e puesto por la ciud ad de Tarraco a Caraca lla y del que no se conserva más que la mitad de un a placa de mármo l de 20 cm de grosor que ori ginalme nte habría medido unos 2. y que estaría n solamente reves tidos co n placas de . sino qu e la insc ri pción solamente desig naba al homenajeado. cuadri gas. e n la gran mayoría de los casos ull a estatu a.ampli amente aprovec hada .. y qu e lleva ba con loda probabilidad tambié n una estatu a de Augusto . bigas. norm alme nte tambi én al autor de l homenaj e. Licinio Sumo tres veces cónsul y ¡lInigo de Trajano.sobre la Vía Augusta recién co nstruid a. si no un particular (con o .en me nor medida . 66 El L. Alroldy 1996. Con ese LI SO es f. 168. Cad a uno de esos tres lugares o frecía la posibil idad . neto. La llUeva datac ión en Dupré 1994 : d. 'Ehre ni nsc hri fte ll '. 6:1 RIT. pero tambi é n a ci udadanos be ne mé ritos.' insc ripciones honoríficas'. 158-170. Un fragmento de placa procede nte de las cercanías del foro colo ni al de Tarraco. Debaj o de cada una aparecería su inscripción y. De este tipo era. segú n la interpretación de H. ex istían otras muchas formas de es tatuas honorífi cas .de presentar inform ac iones positivas (y otras nat uralmente no se e ncue ntran ). el famoso Arco de Bará (A rc de lle ra) situado e n el terri tori o de Tarraco. aceptada por Alf6ldy 1996.mármol. es decir e n solwlI pl/bliclfl11. sino que en muchos casos podían lener un núcleo ele fábri ca e incluso hueco. co mo. e n una línea larga el nombre de l donan te o de los donant es 65 .sin indicación de un cargo munic ipal ). 65 RIT. . y ocasionalmente indicaba la ocasión o ca usa de l home naje (es to va le en principi o ta mb ién para los pedestales de estatu as divinas : sólo los exvotos podían consistir en la o frend a inscrit a). p. y que sole mos llamar . SI/m ha sido generalmente identilic. al igual que decimos e n aras de la co modidad y brevedad 'eri gir una insc ri pción honorífi ca' . ej . cuyos pedestal es no siempre eran monolít icos o labrados en tres pa rtes (zócalo. coronamiento). ej . ade más de e llas. p. Pe ro el medi o u objeto ve rdade ro del homenaj e no era la insc ri pció n.es tatu as sent adas. ej . 150 ÉLJTES HISPAN IQUES Co n la pronta ide ntifi cació n y el gran núm ero de pedes tales para es tatu as pedest res y . aunq ue hay que contar co n bustos u otras imágenes. 15 111 x 1..norm almente . que fu e leva ntado e n é poca augúslea . 387-399. De Hispan ia co noce mos centenares de se mej antes placas de mármol. a continuació n.¡do con L. sino por regla general una re presentació n fi gurad a de l ho menajeado. tilUli hOllorarii. Tambi én Ull arco podía hace r las veces de un pedes tal. estatu as colosales.ec uestres es fác il olvidar que.probablemente .

un tercio aprox imadamente de las estatuas de dioses fueron dedicadas por los seuiri Auguswles ob 1I0llorelll 7 1 seuiratl/s.'1 la sa ldan co n Ull 61 cr. 307 : ClIlrc JaIHO se ha rccupcr. o cuando en la M ellaria de la Beturi a túrd ula un pOl/llfex obsequia a SUO lIIunicipio por disposición testamentari a con otra Aqua Augusta 70 . 11 cr. que normalmen te es sobrentendido y pocas veces ex presado. unos moti vos idénticos pueden dar co mo resultado mensajes diferentes. p. tenía la oportunidad de at raer. y es que co n la erección de una estatu a honorífi ca también el donante. A hora bien . que aseguran y protegen su ex istencia. 650-662. ej . la co munidad y los particulares erigen signos visibles de los garan tes del orden terrenal y etern o. Su preocupación por el culto imperi al se reneja en el ca l ificativo AugusIIIs atribuido a esas divinidades. a menudo también son complej os los mensajes y referencias de las i nscripciones públi cas. en ambos casos.\' en el prim ero implica la relación relig iosa.. puede sonar C0 l110 una tautol ogía. la res publica munic ipal: Omamellf(l rei publicae son los ed ifi cios y las estalUas levantados por los indi v iduos en honor propio y en benefi cio de. que fue co nstru ida por un parti cular pm s{¡/lIIe l1IulIicipi F/ClUi Caperellsiwl/ 69. 2343 = 11217. que aparece a menudo también en otros contextos. la gloria de la ciudad es aumemada por sus dest acados ciudadanos a los que o bien ella mi sma honra con estatu as o bien les permit e utilizar un lugar público para perpetuar su memoria: fin almente. 10 elL. . 68 Ese aspecto es dcslacado por Eck 1995. 1986. Dardaine 1991. El sector públi co y pri vado. el nombre del acueducto remite al emperador. sea por la co munidad co mo colecti vo . adenuís. otro pu nto de re ferencia más. todas esas inscripciones públi cas .Ldo un tercer ejemplar de la inscripción. es pocas veces mencionada de forma expresa C0 l11 0 pun to de referencia. la atención pública él su propia persona y de presentar Sll S propios méritos en la inscripción correspondiente. LAS ESTAT UAS HONORíFI CAS COMO MEDIO DE AUTORR EPR ESENT AC IÓN 15 1 3. La cOJ11unidad. la única posibilidad que tenían normalmente esos li bertos acomodados de dejar una memoria públi ca. En Hispan ia. L a deuda en que están los seu iri co n la c iudad po r su elección a este 110110. 632-633. 11. 303-307 = AE. y la mención de so /u.sea que fueran eri gidas por miembros i ndi viduales de las él ites locales. pero aquí prácti ca mente sin excepción. sus ci udades. y que es la comunidad. donde el texto ded icado a la perso na del donan te es más largo que el del realmente homcnajeado 67 . ademá s. amén de la relación establecida entre el donante y el beneficiari o designados por los tex tos. Por co nsiguiente. co mo hemos dicho.ti enen. tos ejemplos d Iados en Eck t994b. la esfera reli giosa y política se entremezclan y se co mpenetran i nseparabl emente. 798. Decir que el objeti vo prin cipal de una estatu a honorífica era el de rendir homenaje al benefici ari o. que qui zás nunca pud iera contar CD I1 recibir él mismo el homenaj e de una estatu a pública. con las imágenes y templos de los dioses y emperadores. 6<J Slylow 1986. 281-291. a través del monumento. Hasta conocern os inscri pciones. aunque no son frecuentes. Pero hay un aspecto en que pocas veces nos fij amos. y para dar brillo a. y cuando lo hace lo más habitu al es q ue aparezca en inscripc iones edi licias situadas fuera de las propias c iudades C0l11 0 las de los acueductos 68. y unos resultados idénticos pueden ser frut o de moti vac iones muy distintas : recorden1OS de paso la polivalencia de la estatua C0 l110 vehículo de significado. la del Aqu{/ Augusta en la vetona Capera.

d. 172.segu ramente con los rasgos de la jfal1lillica .484).2096). 3580 ( Dianium) : Pro salme AlIg. que fue admitido al ordo decuriolllllll de su patria chi ca como immullis y sin tener que pagar la SlIl1Ima honoraria: en agradecim iento por ello y a la vez en nombre del ordo puso un a estatua del DillllS Pius que fue dedicada el día del natalicio del difunto clllperador SO • Existía pues un a gran fl exibi lidad en la reglamentación que determi naba la colocación y dedi cación de las estat uas públicas. 401 con la nueva lectura e interpretación de Stylow 2000 . expresand o de esta forma su agradec imienlO po r el belleficiwl1 recibido de los emperadores fl av ios (la referencia es a la concesión de l ius Larii). l't il1 /¡Ol/orem .. supra. 11.. 1570 = 112/5. Allg.n. 39 1. unos duouiri de los nuevos municipios de lIuro y Castro del Río erigieron una estatua . 360. 292 (= 11. por los ramiliares de la difunta 77. grac ias al cual podían adquirir la ciudada nía romana per hOllorem : sin tácti camente. desde la admi nistrac ión estat al y muni cipal pasando por distintos aspectos religiosos hasta el derec ho privado 78.291. 69 (Urgavo).a Domiciano o pusieron un grupo de estatuas de varios miembros de la casa imperi al fla via 79. 2326.. Aun así. co n las que algunos mag istrados donaban estatu as de dioses A ugusti a sus respectivos municipios. 255.en luga r de a una di vinidad . Una estatua imperial eligió también un veterano de los pretorianos y ellocatus de Antonino Pío. 4056 = 112114. 633.351 ss. 152 ÉUTES HI SPA NIQUES munus 72 que municipio dalla dam 7. 7J P.94-99. 1610). ej . 1635). 11. I P/5. 11. p.. 27). \'el/eri sacro CI/. Nada. particularmente en Hispan ia 76. ILER. como era hab itual. en las capas altas lllélS de uno n IRC. 75 C/L. IV. 35 1. 304 (= 11. . 422 : cf. 11'/5.\' 1I111111i. en el foro y la basílica de lI ibcrri (ClL. 634) o en el teatro de Olisipo(C/L. impedía que la estatua del dios fuese dedicada por aiiadidura también pro salwe Augusú 74 O incl uso in flOllorem de l propio hijo difunto 75. II. jili. con la nuev •• lectunI e interpretación de Gimeno & Stylo\\' 1999. 416.226.528. 77 At:. d.. ej . Comparable es CIL. m/lnicipio d. otro ejemplo parec ido en Celti : C/L. El mIli/liS wmbién podía consislir en un ed ifi cio como. 131. 183: el". 163 1): er. La compenet rac ión de las distintas esferas se hace patente ta mbién en una seri e de inscripciones halladas en vari as ci udades de l COlluellfUS AsrigilClIlus. 1987.". CIL.I!. 30. 11. Wredc 1971. Un ejemplo especialmente ilustrati vo es una inscripción procedente de la gaditana Barbesula : /11 hOl1orel1l de una jlal1lillica pelpellla difunta. CIL. 296.308 (= 11. 175 (Olisipo).m(l11l deorulIl que fi nalmente se puso.229-237. 73 CIL.una cOllsecrmio in /o. 785 (Denosa) : ob 1/OlIo/"em seuimrus Sil.. con la inscripció n fUl/olli Augustae sacrum y con los gastos pagados. 2 106 = IJlI7. 78 CIL. Por el mismo motivo. 11. 76 P. un pedeslal de cSl:llUa dedicado por un magislrado ¡¡ Auguslo y Victoria: hay que suponer que el pedestal sustentara una cstalUa de Victoria.. 5232 (Collippo).1 . 1984. Semeja ntes dedicaciones de es tatuas de dioses in honorem el memoriam (o con fórm ul as parecidas) de difunlos eran de lOdos modos un a práctica común. 79 C/L. sin embargo. 1945. por otro lado. Ocra/fills Flom. 5'l'low 1986. el ordo decretó poner una estatua de 100 li bras de plata: dado que en la Béti ca éste era una especie de peso está ndar para estatuas de dioses.615 (= 11. 1 : 111/1111/5 c(o!ol1iaej B (urcil1oI1C!I1Silflll) : cL Jacques 1984.. es tas inscripciones están a punto de reve ntar por el intento de dar cabida a circunstancias lan diversas y tocantes a tan gran número de áreas distintas. 327. 302. 179 (con la nucva ICClUra de Slylow 1987. . ti . 117 n" A 3 = Al:. 298-301. hay que suponer q ue la estatu a dec retada iba a ser desde el principio la de un a luna . cr. ahora wmbién 1999. ej .

SI /Re.\' decrelO ()rdill.':!. e IL. 1072). no tiene un dedican te - a no ser que éste fuera el mismo Rufo 8S . 1\4 CIL. IV. 5356. Quil1liwi Rufus en el lugar asignado por el ordo 86.rlam(' lI fO.'i por el quc su m.' de C isimbrium dona un foro con cinco santuari os y sendas estatu as de dioses y pone allí Sll S propias estatu as S4 o co mo los OC/{ll/ i i de Segóbri ga. co/legia y amigos priuati SI. 8 1-84 .. en 1" inscripc ión conmcmorando el decreto de los decuriOl/(i. ej . 2098 = IP/5. por lo ta nto. 2. 11. LAS ESTAT UAS HONORíFICAS COMO MEDIO DE A UTORREPRESENTACIÓN 153 miraría CO I1 desprecio la ostentación vulgar de un seuircoll1o L. 11 . en. 802. 83 A falt a de in formación I>crtinentc no sabemos dónde se colocaban 1:ls estat uas que se m(l1Idab¡m hacer los d ifunlo!' ('X 1t!.ceplO locQ ('. pe ro otra vez 110 hay dcdic:lluc (eIL.eri gir estatu as propias en lugares públicos sin la autorización del ordo 'd3 . en la misma scaelloe jiVIIS monumental del teatro que habían rega lado a su ci udad $5. Pero. Sin embargo los emperadores lo permi tían cuando se integraban en unos programas edilicios de ciert a enve rgadura.A . como expresa la inscripción idéntica de los pedestales de cada una de las 23 estatu as (hecho que demuestra que el autor del tex to era el mismo homenajeado) que le fueron puestas en Barcino por vari as ci udades del noreste hispano. j unto con las inscripciones derallando los clIrsus 1/Ol1ortll1l . pero cabe suponer que normalmente estarían e n ambientes privados. 294 = US. ~2 P.no era posible lograr el ho menaje de una eSlatua públi ca ni del ordo ni de algún familiar O amigo? Una solució n. sc organiza un elmll/m. IP/S. 5492 (Sosontigi).:tIIs Jábrum de Singilia Barba. Para un seui. es de esa opinió n. 96). No hay mi. hizo añadir como en un" especie dI. 116 CJ/.. la ve mos en Munigua. liberto del poderoso Licini o Sura y accellSIIS de su patrono en los tres consulados de éste. ~~ Se podría pensar en un error de grabación (y Gonzálc7. pero hasta para los mi e mbros de las capas más alias de la sociedad l11unicipal era práctica mente imposible . sin tener en cucnt a el siguiente ejemplo). 780-782. lccr esa enorme demanda parece que incl uso se uti lizaron bloques destinados en princi pio :l otros tipos de pede. 1378 = e l LA. lambién co n el nombre en dalivo y. juslo al lado de ese pedeSlal se hallabH otro.'itales ( /R C. 796. t a1llbi~1I dos vcces duouir.\"OI'. cfeetivamente.:uubién la rica li berta AciJ ia Plecusa que no sólo inundó el foro de Singi li a Barba con laS est:uu:ts de sus descendientes y de sus ami gos ele alcurnia (C/L .1s.por la razón que fuere . 87 C/l.. Para s:uisf. rec ibe una estat ua. 784. n° 83-104. donde en las excavaciones del foro se encontró en una de sus esquinas el pedestal de ulla estat ua de bronce puesta al dos veces duoair L. segur:ullel1te ex /eslamel/Io. 1074.2. ta mbién dos veces duollir.corriente ya signifi caba un gran honor que el ordo le asignara un lugar para colocar un a estatua propia o de sus familiares 82. 803). . que se pone m.rido. 1721 = 112/5. honrado con una estatua.o al menos estaba mal visto . colocan sus es tatuas.para evitar lo correcto y habi tu:tl libel'/(I el/1.2.. si no iban destinadas a los mismos sepulcros. aunque de una estatua de mármol . a con tinuación.A.. ¿qué hacer si . IV. el tex to accepto loco ex decreto ordinis posllit 87 . II1[¡S /Re. 125. : J: Aemi/ilU' PI/del/S. así ve mas como un duuJlluir y pon/ife. 8S Para la reconslrucción de los restos fm gmcllIados véase Alfo ldy 1987 . dedicada al hijo. una famili a que co ntaba co n equi/cs y senadores. J'1'(leJel. y si no nos fijamos bi en 110 nos damos cuenta de que ese posuit no ti ene sujeto y que la eSlatu a. Li cinio Secundo. sino que.. muy parecido. aunque poco ortodoxa. 795.! dedicación secundaria las p:! labras ptllnmo l'I marilO . IV. si no se repi tiera el caso en la misma Munigu:. 11. 1075... Quimius RlIjillllS por su hijo L.232 = ILS. A las buenas cOSlU mbres atent aba probablemente .

1995). Lefebvre. S'ag issa m des é lites. Sly low a posé le probleme du li eu el de la distin ction entre monumenl public el 1110nUI1lcnt pri vé. ¿Tal vez soportaban estatuas ecuestres? . Lefe bvre 11 y a aVolubi lis l'exe mpl e dll forwlI occupé par des insc rip ti ons dédi ées allx Caecilii Caeciliani sur lesquc lles fi guren t la dénomination du dédicata ire. Le Roux La belle cO l1ll1lunicati oll citA . un notable. Navarro Caball ero Quisiera introduc ir dos pequeños elementos relacionados con la co muni cació n de A. por lo tanto . en muchos casos. U. 3). ~ Interve ntion de M. c'est-a dire un personnage qui viva iL jusqu'a sa mor!" so LIS le regard de la co mmun3uté civique? . mai s auc un e melllio n des instan ces publiques. con todo su prestigio y peso socio-económico. exce pcio nalmente. ce ne di stin ction est-e ll e poss ible eL quelle signification aurait-ell e a lars. y de pende mos tot a lm ent e de la información que proporc ionan las propias insc ri pc iones. no co nocemos e l lugar en que se eri gían las estatuas. Ré po ll sc de A.154 ÉLlTES HI SPAN IQUES DI SCUSS ION . y difícilmente. Quintius Rufu s hay que tomar al pie de la letra la afirmación de qu e e l lugar de la es tatua fue co ncedido por un dec/'elum decll/'ioJU/I11 . no es menos cierto que tambi én para e llos ex istía la di st inción entre el sue lo público y el pri vado. Este texto expondría un a co nducta. aunque tampoco fa ltan ej emplos de Hispa nia) del ordo. U. si éstos no lo habían prometido (D.6. E l prime ro conc iern e a los dedicanl es pri vados de estatuas al emperador: una rúbrica de l DigeslO firmada por Ulpiano rec uerda sendos rescripta de Septimio Severo y Caracalla por los que se impedía que las ciuitales impusiesen a los pri vados la ob li gac ió n de erig ir estatuas al e mperador. 12. El prob le ma es que. aunque e l be nefi ciado y el donante eran. En s u interior. car je pense qu'un 1100able était. podían ocupar un lugar públi co a su libre albed río. la mi sma persona. ~ Intervention de S. que l que rOl le licu el malgré la symbolique de celui-c i. Magalló n el al. la de rea li zar estatuas a l emperador por pan e de los privados. cuyas conclusiones son de un gran interés para el estudio de la forma. sin la autori zac ión ex presa o implícita (co mo en el caso de los pedestales de l Foro de Volubili s c itado a continuación por S. U. Slylow Si bien es innegable que tambi én la vid a pri vada de los notabl es siempre te nía una componente pública. aparecen pedestal es tripartitos. Question de P. por falta de datos. en una casa privada o en un se pulcro. El seg undo e le mento es un ava l de la tipología de pedestales qu e ha sido propuesta y se enc uentra e n la curia de Labito losa (Na varro Caball ero 1994. si e n un lu gar público. sa carri ere et d'éve ntu els qu alifi catifs. que tambi én en el caso de la estatu a de L. 50. pedestal es co n placas ad osadas y grandes pedestales comp ue stos de varios bloques. la d isposición y e l signi ficado de los honores públicos. y un a cau sa. C reo. Sty low.

S in e mbargo. 50. Ins pruebas para di cha tesis ex iste n. Inler venli on de G. muy d ife re nte. como ha subrayado A. Réponse de A. con frec uenc ia. en e l COllllelllllS Tarracollellsis. porqu e e n vari as peque ñas cuidades de la zo na no hay inscripc iones re levantes de di c ha época. 12. Hay que ser conscie nte de que e l epigraphic habit pod ía se r. perso nages parti cula res todav ía e n é poca seve ri ana. U. A IFOldy El ami go A. se observa. Sly low En lo toca nt e al prime r punto. e n lodo e l Imperi o. till as grandes líneas co munes de l desarroll o de la prac tica e pigrá fi ca se observa n. c. Stylo\V ha c riti cndo mi co nclusió n de que. las estatuas de e mperadores durante la é poca augustea y julio-claudi a eran dedi cadas (e n general a por la mayoría) por las c iudades o sus represe nt ant es o fi c iales y no por personas privadas. . los dedica ntes de estatuas im pe ri a les e ra n. Stylow co n razón. En el caso de la curia de LabilOlosa. U. posibleme nte de dos e mpe radores. colocados simétri camente a los dos lados de la curi a. a juzgar por e l ta ma ño desco munal de los pedestales y e l lugar pri vi legiado que oc upaba n. En Africa. dife re nt e me nte de la situac ión e n toda la Hispal1 ia en esta é poca. hay que desearrar la posibilidad de que hubieran ex istido allí un as estatu as ec uestres. Lo más probable es que soportarían un as estatu as colosales. ha pensado que se trata de un argulI1eml/lI1 e silemio. s in qu e e ll os hubi eran hec ho una promesa explíc ita al res pec to. U. se conserva n los zóc(lios cuadrados de más de dos metros de lado y con ran uras para e ncaja r sendas placas inscritas adosadas al dado cent ral. De los dos granel es pedestales. por ejempl o.6.3) regulaba conHielas muy específi cos que podían surgir entre ciudades y pri vados. hay que considerar los hechos sigui e nt es: a. En los grandes ce ntros urbanos. hay que destaca r qu e la di sposició n de Septim io Severo y Caracalla (D. . li brando a estos de cualquier compro miso cuando la ciudad les obligaba a colocar estatu as a l prill ceps. sobre todo e n Tarraco y e n Saguntum . b. por eje mpl o. observa mos que las pequeñas c iudades de la reg ió n imitan e l epigraflhic habit de los grandes ce nt ros casi servilmente. La mi sma prác tica co mo e n las c iudades de l COllltel1tus Ta r raco l1ellsis. e n las vari as regiones de l im perio. e n la regio X Ilatine igualme nte. puede que eso era la si tu ac ión ya desde los comi enzos de la cultura epigrá fi ca. Sin e mbargo. L AS ESTAT UAS HONORÍFICAS COMO MEDIO DE AUTORR EPRESENTACIÓN 155 . A1 me nos e n las é pocas pos teri or mejor documentadas.

Intereses relacionados