Está en la página 1de 4

La distancia entre la teoría y la práctica

 En los años 60’s la teoría de la educación recibió criticas por su carácter confuso.
 Se aceptó (en el mismo año) el plano ritual de carácter interdisciplinario y basado en
problemas de la teoría de la educación.

II

 En cierto momento, se consideraba teóricamente posible y prácticamente deseable


contemplar la "teoría de la educación" como un conjunto de principios prácticos
derivados de convicciones filosóficas generales. (P.53)
 Uno de los problemas más grandes de la teoría de la educación era la gran distancia
entre los principios abstractos y generales a las que los profesores se veían enfrentados.
Ello generó críticas de la moderna filosofía analítica.
 O’ Connor partía de que la teoría de la educación tuviera un fin práctico. Ante ello surgió
una explicación filosófica que negaba la postura de dicho autor y partía del punto que
la teoría de la educación es una teoría práctica con un fin y estructura distintas a las de
una teoría científica.
 Para Hirst la teoría educativa no tenía que limitarse a responder objetivos científicos,
sino que su fin estaba en ‘’preocuparse en determinar y orientas las prácticas
educativas’’.
 En consecuencia, el origen de la teoría de la educación no debe limitarse al saber
científico, sino "basarse en" diversas "formas de saber", en especial la filosofía, la
historia y la moralidad, así como las ciencias sociales' (p. 54)
 Se parte de la idea que la teoría educativa debe dar principios generales a los docentes
con el objetivo de mejorar su práctica.
III
 Teoría puede tener dos significados, para el autor, éste en primer lugar, puede referirse
a los productos concretos de las investigaciones teóricas, que suelen presentarse a
modo de leyes, principios generales, etc. ‘’ Por otra parte, la '1eoría" puede aludir al
marco de pensamiento que estructura y guía cualquier actividad teórica característica.
En este sentido, denota el marco conceptual subyacente en cuyos términos se desarrolla
un determinado quehacer teórico, que le aporta su fundamento general.’’(p. 55). A ello
se debe que las teorías psicológicas o sociológicas sean ambiguas.
 Las teorías surgen a partir de las actividades de psicología, o sociología son resultados
de las practicas que se rigen. Es por ello que para estos especialistas los problemas
prácticos muchas veces resultan inadecuados para sus fines de indagación o
investigación científica. los vados entre la "teoría" y la "práctica" pueden producirse
cuando los procedimientos que se emplean normalmente en las tareas teóricas son
inviables en una situación dada.
IV
 La educación no es una actividad teórica, sino es una actividad práctica que se relaciona
con la acción de desarrollar las mentes de los estudiantes a través de procesos de
enseñanza y aprendizaje.
 NO se ocupa de realizar teorías o explicaciones, la educación es semejante a las prácticas
teóricas por tratarse de una actividad intencional desarrollada de forma consciente que
sólo puede comprenderse en relación con el marco de pensamiento en cuyos términos
dan sentido sus practicantes a lo que hacen y a lo que tratan de conseguir.
 La persona que se dedique es la educación debe tener alguna teoría que lo ayude a
realizar su práctica y la vez evaluar sus logros.
 Las teorías que guian a las prácticas teóricas también guían a las prácticas educativas,
un ejemplo de ello es que ambas son productos de tradiciones existentes, es por ello
que poseen características similares.
 2do lugar: cada pensamiento emplea un conjunto de conceptos, creencias, supuestos,
etc que ayudan a interpretar situaciones. Por ejemplo la educación y la psicología, en
base a sus fines y significados darán distintos esquemas interpretativos.
 Las actividades teóricas dejan de ser efectivas para los profesionales de la educación
cuando las brechas entre t y p comienzan a surgir y por ejemplo algún método estándar
de evaluación resulta siendo insatisfactoria una nueva situación.
 En segundo lugar, el supuesto de que estas dificultades pueden descubrirse y atajarse
"en teoría", "aplicándose" después a la práctica suele ocultar que se generan a partir de
la experiencia de los profesionales y sólo salen a la luz cuando el modo habitual de
organizar estas experiencias resulta ineficaz. En tercer lugar, el punto de vista de que los
problemas que crean estos distanciamientos pueden solucionarse convirtiendo el saber
teórico en reglas de acción o "principios prácticos", pasa por alto la sencilla cuestión de
que las brechas entre la teoría y la práctica, con independencia de que se deban a los
teóricos o a los educadores, se cierran cuando los prácticos toman sus propias
decisiones a la luz del marco de comprensión que ya poseen. (p57)
 La teoría de la educación no es una teoría aplicada que se base en ciencias filosóficas,
sociales, etc. sino es una tarea de evaluar críticamente a la adecuación de conceptos de
todo tipo, creencia, etc. En otras palabras la teoría transforma la práctica buscando las
formas de experimentar y comprenderla.
 Podemos resumir de este modo los aspectos más importantes que tener en cuenta: la
distancia entre la teoría y la práctica que todo el mundo deplora es, en la actualidad,
endémica dentro de la perspectiva de que la teoría de la educación puede elaborarse en
contextos teóricos y prácticos diferentes del contexto teórico y práctico en el que se
pretende aplicar. Si, no obstante, se reconoce que la expresión "teoría de la educación"
sólo puede referirse de forma coherente a la teoría que de verdad guía las prácticas
educativas, resultará evidente que una actividad teórica explícitamente destinada a
influir en la práctica educativa sólo podrá hacerlo si influye en el marco teó- rico con
respecto al cual adquieren sentido esas prácticas.
 El éxito de la teoría de la educación depende de la estimulación de los profesores para
que estos conozcan y comprendan de forma eficaz sus problemas y prácticas.
 En 3er lugar, la t.e trata de ayudar a los profesionales a resolver sus problemas
eficazmente, es por ello que adquiere la categoría de educativa cuando se muestra
mejores formas de comprender experiencias. La práctica determinará el valor de la
teoría.
 La educación, por lo tanto, no es un fenómeno inerte del cual se pueda teorizar. Es decir,
no se puede hablar de está sin no tener cuenta la práctica. Por consiguiente, la teoría
educativa tiene que partir siempre de la práctica.
Teorías de la teoría y de la práctica
I
 Teoría de educación se divide en dos áreas distintas: las cuestiones filosóficas, por un
lado, y por otro lado, las cuestiones no filosóficas.
 En primer lugar, esto refleja, con mayor o menor exactitud, la vigente división del
trabajo entre quienes se ocupan del estudio teórico de la educación (ciencias de la
educación) y aquellos cuya principal preocupación consiste en relacionar estos
estudios teóricos con los problemas de la práctica educativa (estudios profesionales).
 esta distinción oculta que las cuestiones "filosóficas" sobre la naturaleza de la teoría
de la educación y las "no filosóficas" acerca de cómo se relaciona esta teoría con la
práctica no son de ninguna manera dos cuestiones independientes.
 Todas las teorías corresponder a la teoría y práctica en conjunto.

II

 Una práctica educativa, no es una conducta robótica, es más bien una actividad
intencional, hecha de forma consciente cuyos términos dan sentido a la experiencia
profesional.
 Una práctica ed. Es también social y por lo tanto no se adquiere de manera aislada, se
aprende de otros y se comparte con otros, a través de las tradiciones de pensamiento.
 Hasta ahora, la finalidad principal de mi argumento ha consistido en demostrar que,
cuando se centra la atención crítica en la conexión entre la práctica de la teorización
sobre la educación y las prácticas educativas a las que se refiere esa teorización,
resulta evidente que la teoría de la educación no sólo identifica la práctica educativa,
sino que también configura y define esa práctica.
III
 El enfoque del sentido común: se parte de que la t. de la e. puede articularse dentro
del mundo de la práctica. Por ello, los principios prácticos no son generalizaciones que
derivan de la teoría de la educación. Son más bien, generalizaciones que parten de la
observación y en análisis de la práctica. Por tanto, se parte que la teoría debe
comprobarse a través de la práctica.
 El enfoque de la ciencia aplicada: Es de John Smith, se parte que la teoría de la ed. Debe
adaptarse bajo las normas fijadas por la ciencia. Por consiguiente, los fenómenos
educativos, deben adaptarse a las métodos científicos. En consecuencia, la "buena
práctica" no se determina en relación con los principios prácticos inherentes a una
tradición determinada, sino con arreglo a los principios científicos por medio de los
cuales pueden producirse del modo más eficaz los resultados educativos deseados.
(p.72)
Así, en el enfoque de la "ciencia aplicada", la teoría no se relaciona con la práctica
fundándose en el sentido común de los profesionales, sino sustituyendo el sentido común
práctico por el saber teórico de la ciencia.
 El enfoque práctico: hecho don David Evans, gran parte del pensamiento antipositivista.
Parte del punto de que la teoría de la ed. Es una forma de perfeccionar la práctica. Este
enfoque considera erróneo creer que la teoría puede dar un conocimiento científico
riguroso mediante se pueda regular la práctica. Es otras palabras, su enfoque está
centrado en que la teoría ed. Consiste en dar un saber practico Con este fin, ofrece a los
profesionales teorías interpretativas que describen su situación práctica de manera que
pueda ayudarles a descubrir sus valores subyacentes y a poner de manifiesto los
supuestos básicos tácitos y, hasta entonces, inconscientes, inherentes a su trabajo. En
conclusión, la practica educativa consiste es ser una acción comprometida en sentido
moral, regida de valores educativos básicos.
 El enfoque crítico: Elaborado por Mary Jones. Consiste en aumentar la autonomía
racional de los profesionales y por ello trata de interpretar la práctica educativa no solo
como algo moral, sino que también social, cultural y siempre vulnerable de la
deformación ideológica. Así entendido, el enfoque crítico, como el "práctico", trata de
educar a los profesionales promoviendo el conocimiento de sí mismos.