Está en la página 1de 4

REFLEXIONES SOBRE LA UNIDAD CINCO: “EL CONOCIMIENTO COMO

EXPRESIÓN DE LA SUBJETIVIDAD SOCIAL DOMINANTE; DESDE EL


HISTORICISMO A LA DIALÉCTICA, EL CONFICTO COMO RELACIÓN
SOCIAL COMPLEJA

Postitulo: Mediación Social de Conflictos- Universidad de Chile


Modulo: Fundamentos Epistemológicos de la Mediación Social de Conflictos
Profesor: Carlos Lafferte Céspedes, Roberto Bruna
Alumna: Marta Alejandra Bustos Méndez.
REFLEXIONES SOBRE LA UNIDAD CINCO: “EL CONOCIMIENTO COMO
EXPRESIÓN DE LA SUBJETIVIDAD SOCIAL DOMINANTE; DESDE EL
HISTORICISMO A LA DIALÉCTICA, EL CONFICTO COMO RELACIÓN
SOCIAL COMPLEJA”,

En el postitulo “MEDIACIÓN SOCIAL DE CONFLICTOS FAMILIARES”,


dentro del modulo “FUNDAMENTOS EPISTEMOLÓGICOS DE LA MEDIACIÓN
SOCIAL DE CONFLICTOS”, se me ha solicitado reflexionar sobre una de las Unidades
desarrolladas en el Modulo, yo elegí la Unidad cinco, esto es “EL CONOCIMIENTO
COMO EXPRESIÓN DE LA SUBJETIVIDAD SOCIAL DOMINANTE; DESDE EL
HISTORICISMO A LA DIALÉCTICA, EL CONFICTO COMO RELACIÓN
SOCIAL COMPLEJA”, escogí este tema, por cuanto me parece de vital importancia
plantear lo conflictos sociales ya no desde una perspectiva de las partes, sino desde las
relaciones e interdependencias sociales.
Los seres humanos no somos partes aisladas, sino que estamos determinados por
nuestras relaciones familiares, sociales, políticas, económicas, morales y éticas, esto se
puede ejemplificar del siguiente modo, de acuerdo al lugar geográfico donde vivimos
adoptamos determinadas frase, palabras, muletillas y un definido ritmo al hablar, es el caso
que las personas que viven en el sur, utilizan un lenguaje distinto a nosotros que habitamos
la zona central, así los habitante del sur para designar la repitencia utilizan el modismo
quedar de chape, cuando quieren referirse a lo garabatos usan el modismo insolencia.
Si el lugar geográfico donde habitamos repercute en nuestro modo de hablar y de
actuar, nuestro lugar de trabajo y la interacción con nuestro compañeros de labores, con
mayor fuerza ejerce influencia en nuestras forma de relacionarnos, adoptamos también
frases, palabras, modismos y mulitillas que antes no utilizamos o usábamos en menor
medida, como también ciertas costumbres que son traspasadas en la interrelación.
Si estamos determinados por nuestro lugar geográfico donde habitamos, por
nuestro lugar de trabajo, con mayor razón estamos influenciados por las relaciones
familiares. Así por ejemplo una persona cuya madre tenga una personalidad autoritaria se
relacionara con su madre de un manera particular y como consecuencia de ello se
relacionará con las otras personas influenciada por esta relación. A la vez la personalidad
de esta persona esta determinado por su relación con su padre, con sus hermanos, abuelos,
compañeros de escuela etc, quienes estarán influenciados por su relaciones políticas,
sociales, morales y éticas y así cada uno de estas relaciones se influenciaran mutuamente.
Por ello el mediador al observar el conflicto lo hará desde las perspectivas de sus
propias relaciones políticas, sociales, familiares, económicas, morales y éticas. Ya que las
personas no pueden deshacerse de sus propios valores, creencias y relaciones familiares,
políticas, económicas, morales y éticas. Por tanto el conflicto se observa, ya no desde una
perspectiva de sujeto/objeto, sino sujeto/ sujeto, por cuanto tanto el sujeto que observa
como el sujeto observado están determinado, por sus relaciones sociales, políticas, morales
y éticas y son parte de un sociedad dada en momento histórico determinado.
Si analizamos solas las partes y no sus relaciones sociales, políticas, económicas,
morales y éticas, esta parte podrá solucionar los conflictos solo el problema en forma
particular, pero no el conflicto en general. Por ejemplo si tomamos el alcoholismo como
causa de la violencia intrafamiliar y se interviene desde esa parte ordenando la realización
de un tratamiento para superar el alcoholismo y con este se obtienen resultados positivos, y
no se analizan el conjunto de relaciones y no nos preguntamos cual es la razón final del
alcoholismo, puede suceder que las razones finales del alcoholismo sean las deseos de
evadir una conjunto de relaciones que le causan insatisfacción y que le seguirán estando
presente y por tanto una vez superado el alcoholismo, se buscaran nuevas formas de
evasión que pueden ser horas excesivas de trabajo, largas horas frente la televisor, Internet,
altos grados de consumismos, que derivaran en nuevos problemas familiares, persistirá la
incomunicación familiar y con ello la posibilidad de nuevos frotes de violencia
intrafamiliar.
Al estudiar el conflicto no desde las partes, sino que desde las relaciones complejas
que generan el conflicto, las partes, ya no serán víctima y victimario, sino que sus
conflictos se habrán producidos desde sus relaciones complejas, por tanto para solucionar el
conflicto habrá que producir un cambio en las relaciones, las partes ya no serán tomadas
como culpables de los conflictos, pero deberán asumir un rol activo en la producción del
cambio de las relaciones, para poder superar el conflicto.
Por lo antes expuesto el mediador no debe buscar las causas del conflicto, sino
que tiene tratar de comprender la cadena de relaciones complejas que generan el conflicto,
porque la comprender que los conflictos derivan de relaciones familiares, sociales, política,
económicas, morales y éticas, podrá intencionar al sujeto para que produzcan un cambio en
estas relaciones y de esta manera supere el conflicto de un manera definitiva y no en forma
transitoria.
Ahora como las relaciones son complejas y están determinadas unas otras, hay que
buscar una causa principal. Morin indica que la relación primordial que engendra los
conflictos es la relación con el orden material, a partir de la cual se generaran las
inadecuaciones de las otras relaciones y se producen los conflictos.
De lo anteriormente expuesto se puede concluir que para dar una solución a los
conflictos que se generen se debe tener en consideración todas las relaciones sociales,
familiares, económicas, políticas, morales y éticas, pues sino se toman en consideración
todas estas relaciones se dará solución al problema pero se engendraran nuevos conflictos,
por cuanto las relaciones que los crean seguirán estado presente, por tanto los cambios
deben producirse en las relaciones y no en las partes, por ello es importante ver que el
problema no esta en la parte, al desvincular el conflicto de la parte y situarlo en la
relaciones sociales, familiares, económicas, políticas, morales y éticas se podrá producir el
cambio en las relaciones y de esta manera dar una real solución a los conflictos.
Por ello al iniciar esta reflexión señale lo importante que era desvincular el conflicto
de la parte y tomar en consideración las relaciones complejas que generaban el conflicto
para poder logra dar una solución integral a los conflictos y no una solución parcial, en que
las partes tengan que volver a la mediación, por cuanto se ha solucionado la raíz del
conflicto, sino el problema parcial que se ha generado.