Está en la página 1de 2

El sector farmacéutico

Se destina en nuestro país el 1.3% del producto interno bruto a los servicios de
salud, porcentaje que ha ido en crecimiento desde años anteriores , gran parte de
este presupuesto se dirige a la compra de farmacéuticos, que se destinan a las
instituciones de salud públicas, el gasto es alto por decir poco, a pesar de ello
muchos mexicanos tienen que financiar el gato en fármacos por su cuenta, ya que
no cuentan con seguro, sumado a esto la pobre regulación y el abuso en los
precios, crean una brecha entre el costo en el sector público y en el privado; dadas
las tendencias, la población necesita y necesitara fármacos exponencialmente,
¿Está preparado el sector farmacéutico en México?

Es un resultado lógico del crecimiento poblacional, el incremento del gasto público


en salud, sin embargo en México hay factores favorables para la importación de
fármacos de mercados extranjeros, principalmente el incremento de la demanda
derivado de padecimientos crónicos y el envejecimiento de la población; existe
una industria farmacéutica nacional, que produce principalmente materia prima y
genéricos, que se consumen principalmente en nuestro país, este esfuerzo esta
sostenido por unos cuantos laboratorios que encaminados a la producción y no a
la investigación.

La relación entre las farmacéuticas y el mercado es compleja, ya que una vez que
la farmacéutica ha decidido producir cierta patente debe invertir en estudios
preclínicos y clínicos, investigación, mercadeo y promoción, las farmacéuticas
funcionan como un negocio porque lo son, crean patentes y las comercian,
manteniéndolas protegidas hasta por 20 años (en nuestro país), evitando así que
se produzcan medicamentos genéricos, no obstante estos últimos son más
competitivos, resultan favorables para la población pero poco favorables para la
innovación.

México enfrenta grandes retos en materia de salud, aunque se han tomado varias
acciones, como agresivas campañas a favor de la prevención y la eliminación de
algunos requisitos para las farmacéuticas, entre otras; no es suficiente, la
tendencia social se encamina peligrosamente a los hábitos nocivos y la falta de
planeación, abriendo un camino rico para el negocio farmacéutico y las
importaciones, aunado a la falta de investigación en nuestro país y la falta de
inversión en la industria local, el panorama es preocupante, pese a todo el sector
farmacéutico en nuestro país existe y mantiene a México dentro de los primeros
10 mercados farmacéuticos en el mundo, ubicándose en nuestro país 14 de las 15
principales empresas farmacéuticas a nivel internacional; este ambiente es
propicio también para la investigación, innovación e infraestructura, la propuesta
está en extender oportunidades a los investigadores y en la eficiente regulación
del mercado, la industria es prospera y fuera de todo compromiso ético, será aún
más prospera, siempre y cuando, México sea capaz de generar una industria más
competitiva y fuerte.