Está en la página 1de 99

Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios

Ps. Fernando Alexis Jiménez

Un libro para ser sabios y triunfar

Lecciones para Células en el Libro de Proverbios

Introducción
El libro de Proverbios es una colección de valiosísimas enseñanzas que nos ayudan a enfrentar
exitosamente las dificultades de nuestra cotidianidad, pero además, nos llevan a ser vencedores,
cualquiera que sea la situación que amenace nuestro crecimiento personal y espiritual.

No cabe duda que el rey Salomón dejó un legado precioso para quienes en nuestro tiempo
quieren experimentar un cambio y transformación permanentes. Dios es el eslabón esencial
entre el anhelo de cambiar y de lograrlo.

Iniciamos hoy una serie de Lecciones para Células, fundamentados en Proverbios, que estamos
seguros, resultarán muy enriquecedoras.

© Fernando Alexis Jiménez

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Primera Lección—

¿Dónde encontramos a los sabios?... Andando con Dios

1.- Base Bíblica: Proverbios 1:1-7

2.- Objetivos:

2.1.- Que al terminar la enseñanza, los asistentes al grupo valoren la sabiduría que parte del
principio de caminar en consonancia con sus principios y valores fundamentales, aprendidos en
las Escrituras.

2.2.- Que al concluir el estudio, los participantes de la reunión valoren la importancia de


adquirir sabiduría (conocimiento de Dios), esencial para desarrollar el crecimiento personal y
espiritual.

3.- Enseñanza Bíblica

La Biblia contiene principios dinámicos, no solo para generar conocimiento, sino para aplicarlos
a la vida práctica. Sobre esa base debemos preguntarnos, ¿cómo estamos viviendo la vida? Si es
agradable, a pesar de las circunstancias, cumple el propósito de Dios, de lo contrario, amerita
que se realicen ajustes.

Cuando caminamos en la voluntad de Dios, Él cumple su propósito en nosotros. Una de las


rutas para conocer cuál es el sendero que debemos recorrer, lo hallamos en la Biblia y
específicamente en el libro de los proverbios. Es un compendio de enseñanzas en las que
abundan las ilustraciones, las cuales además de prácticas, facilitan la asimilación aplicación a la
cotidianidad. Es un proceso dinámico.

A lo largo del texto hay dos palabras hebreas que priman. La primera es Darth que traduce
conocimiento (Cf. Proverbios 1.7), y la segunda, chokmah, que vertida al español significa
sabiduría (Cf. 9:10). Son dos conceptos diferentes. Conocimiento, en el Antiguo Testamento,
está asociado con la información o verdad que tienen carácter de eternidad. La sabiduría por su
parte indica la capacidad o habilidad (Éxodo 28:3).

En el libro del Éxodo encontramos también (Éxodo 36:1) que sabiduría es una palabra
estrechamente ligada con una ―capacidad brindada por Dios‖. Es una habilidad especial que nos
permite servir en la obra y contribuir decididamente en la extensión del reino.

3.1.- Crecemos en el proceso de adquirir sabiduría (vv. 1-4)

El proceso de adquirir sabiduría es dinámico, jamás estático. Es como si subiéramos los


peldaños de una larga escalera. Cada paso, independiente del otro, es significativo, único e
irrepetible (versículos 1-3). Si nos disponemos a aprender, crecemos.

Cada principio aprendido nos permite corregir viejos parámetros. En esta evolución, son
esenciales la prudencia, la rectitud, el que obremos justicia y tengamos equilibrio, es decir,
equidad. Jamás terminaremos de aprender. Es un trasegar que toma toda la vida.

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

3.2.- La sabiduría que viene de Dios nos permite elevarnos a nuevas dimensiones
(vv.5, 6)

Cada vez que nos disponemos a aprender, alcanzamos nuevas dimensiones. La decesión de
crecer parte de una disposición que nace de lo más profundo del corazón. Con este ingrediente
actuando en nuestro ser, no sólo recibimos la información que nos suministran los proverbios
(del hebreo mashal que traduce máxima, adagio, parábola) para sacar adelante la vida
cristiana práctica.

En la medida en que avanzamos en la dinámica de aprender, desarrollamos mejor nuestra


intimidad con Dios y alcanzamos nuevas alturas en las dimensiones espiritual y personal, que es
en las cuales debemos crecer (versículos 5, 6).

3.3.- Honramos a dios cuando andamos conforme a Su voluntad (v. 7)

El amor de Dios lo testimoniamos con hechos. No puede circunscribir a meras palabras.


Traslademos este principio a la vida cristiana y nos encontramos que, si consideramos que
estamos en un nivel de crecimiento espiritual --como muchos se jactan de estarlo--, es necesario
evaluar cómo caminamos delante de Dios el Padre.

Dicen las Escrituras que el temor de Dios es el principio del conocimiento (versículo 7). En
cambio, quien obra en contravía de lo que el Señor dispone y espera de nosotros (pautas de
rectitud, obediencia y disposición de corazón para serle fieles –Cf. Job 1:1), así lo digan de labios
para afuera no son sabios sino insensatos. Se limitan a las palabras, y los hechos dicen lo
contrario de la fe que profesan.

4.- Preguntas para reflexionar

4.1.- ¿Adquirir conocimiento de Dios, es un proceso dinámico o estático? Explique por qué.
4.2.- ¿Para qué nos sirve cada nuevo principio de sabiduría o conocimiento de Dios?
4.3.- ¿Podría enumerar algunos principios dinámicos, contenidos en Proverbios 1:1-4, que
aplicados en nuestra vida honran y glorifican a Dios?
4.4.- Si tomamos la decisión de crecer, qué principio debe animarnos y motivarnos siempre.
4.5.- ¿Qué ocurre cuando avanzamos en la dinámica de aprender más de Dios?
4.6.- ¿Recuerda usted cuál es el principio de la sabiduría? Explíquelo.
© Fernando Alexis Jiménez – Contacto (057)317-4913705
Email pastorfernandoalexis@hotmail.com

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Segunda Lección—

La sabiduría se aprende de cosas pequeñas


1.- Base Bíblica: Proverbios 1.8-33

2.- Objetivos:
2.1.- Que al término de la enseñanza, los participantes comprendan la necesidad e importancia
de seguir las enseñanzas y aplicarlas a la vida, que nos imparte Dios y que podemos leer en las
Escrituras.
2.2.- Que concluida la enseñanza en el grupo, los asistentes asimilen la necesidad de
aprender—con ayuda de Dios—de las pequeñas lecciones que recibimos cada día, en cada
momento.

3.- Enseñanza Bíblica:

El propósito de Dios al brindarnos sabiduría es prepararnos y equiparnos para vivir


exitosamente. La esencia del cristianismo es una vida de testimonio para la honra y gloria de
Jesucristo. Se refleja en nuestra convicción de fe en el Salvador, con lo que pensamos y hacemos.
Debemos andar como lo que somos: hijos del Rey de reyes y Señor de señores (1 Pedro 2:9).

Andar en el temor de Dios no es caminar en Su presencia aterrorizados sino más bien, guardar
respeto hacia Él y tributarle reverencia. Es imperativo que reconozcamos nuestra condición
de pecadores y que Él es santo, para que nos comportemos en consonancia con nuestra
condición de creyentes.

3.1.- Adquirimos conocimiento de Dios cuando tenemos un corazón humilde (vv.


8, 9)

Cuando se es adolescente o joven, nuestra perspectiva acerca de los parámetros de pensamiento


que provienen de los padres, suele ser errónea. ¿La razón? Chocamos abiertamente con ellos.
Creemos—no con mala intención, por supuesto—que aquello que concebimos y como actuamos,
es lo mejor y aducimos que pertenecen a la ―nueva generación‖.

Lo grave del asunto es cuando descubrimos el error y a fuerza de tropezar una y otra vez,
tenemos que admitir que papá o mamá tenían la razón (versículos 8, 9).

3.2.- Decida apropiadamente qué parámetros seguirá: los del mundo o los de Dios
(vv.10-19)

El mundo, con sus pasiones y deseos, querrá arrastrarnos. Depende de nosotros si lo


permitimos (versículos 10, 11). Si bien es cierto las acciones de pecaminosidad lucen tentadoras,
enfrentamos las consecuencias de cuanto hacemos (versículos 12-19).

Jamás olvide que cosechamos lo que sembramos. Lo más aconsejable es medir cuidadosamente
cada una de las acciones. Si lo hacemos, puedo asegurarle que estará dando pasos firmes hacia
el cambio y el crecimiento, tanto personal como espiritual, que tanto anhelamos los seres
humanos..

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

3.3.- La sabiduría: un proceso que inicia con elementos sencillos (vv.20-33)

Aprender de Dios, de lo que quiere de nosotros, parte de elementos sencillos; de tomar nota y
aprender todo cuanto nos revela Dios en la cotidianidad (versículos 20, 21)

Seguir estancados en los mismos errores, dando vueltas en un ciclo interminable de fallas, no es
otra cosa que una abierta manifestación de necedad. Otra forma de manifestar un espíritu
negligente es negarnos a aceptar la realidad de que cometemos errores (versículo 22). No
obstante, si nos disponemos para el Señor, Él nos ayuda en ese proceso, el de aprender
(versículo 23); bien diferente de si seguimos afincados en la terquedad, porque debemos
prepararnos para asumir las consecuencias (versículos 42-32)

Aun cuando parezca lo contrario, lo mejor que puede ocurrir en nuestra existencia es que Dios
trate con cada uno. Es fundamental que nos moldee, pula y prepare para desarrollar la misión
que tiene para cada uno desde la fundación del mundo (versículo 339. Andar en consonancia
con la voluntad del Padre celestial nos asegura la victoria.

4.- preguntas para reflexionar

4.1.- ¿Qué error cometemos en la adolescencia y juventud al ser confrontados por las
instrucciones de nuestros padres?
4.2.- ¿Qué peligro corre el cristiano ante las tentaciones que ofrece el mundo?
4.3.- ¿Qué consecuencias acarrea quien acude al pecado?
4.4.- ¿Cuáles son los beneficios de sembrar lo bueno en nuestra vida y la de quienes nos
rodean?
4.5.- ¿Cómo alcanzamos la sabiduría?

© Fernando Alexis Jiménez – Contacto (057)317-4913705


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Tercera Lección—

El sabio permite que la Palabra de Dios obre en su vida


1.- Base Bíblica: Proverbios 2:1-11

2.- Objetivos:

2.1.- Que al término de la enseñanza, los concurrentes al grupo comprendan que no basta
con leer la Biblia sino que es esencial aplicar sus principios y enseñanzas contenidas a nuestra
vida cotidiana.
2.2.- Que al término de la enseñanza, los asistentes a la reunión asimilen el hecho de que
la sabiduría que proviene de Dios trae bendiciones a nuestra vida, y que estén en capacidad de
enumerar algunas de ellas.

3.- Enseñanza Bíblica:

Todo aquél que se somete a las enseñanzas de Dios, además de experimentar crecimiento en
todos los órdenes, no sufre pérdida cuando enfrenta circunstancias adversas. Es uno de los ejes
alrededor de los cuales gira la enseñanza de hoy. El centro de todo es que las enseñanzas que
nos hacen sabios, provienen del Señor, termino que se repite más de cien veces en el libro de
Proverbios.

Es necesario que vaya a las Escrituras con un corazón dispuesto, y aplique en todo cuanto hace,
lo que aprende en cada pasaje y versículo.

3.1.- La Palabra de Dios debe hacerse vida en nosotros (vv.1-5)

La Palabra de Dios es viva y eficaz. Lo hemos leído una y otra vez. Pero, ¿hasta qué punto
estamos haciendo real este principio?. Los principios de las Escrituras, que son dinámicos y
prácticos para llevarlos a nuestra cotidianidad, es necesario interiorizarlos de manera que
podamos desarrollarlos en lo que pensamos y decimos. Resulta de suma importancia que
guardemos—diría más: atesoremos—las instrucciones. Se trata de un proceso que demanda
perseverancia (versículo 1)

Sin duda muchas personas anhelan cambiar. Es una aspiración que por mucho tiempo han
anidado en su corazón; sin embargo, pareciera que les resulta imposible. ¿Es esto así? En
absoluto. Usted y yo podemos avanzar en el proceso si practicamos los principios bíblicos, pero
ante todo debe haber una clara disposición en nuestro ser (versículo 2).

Algo que ocurre con frecuencia es que leemos pasajes enteros, pero no pasamos de eso, de leer.
Y no nos impacta. ¿Qué hacer? Pedir al Señor revelación en cada versículo que leemos de tal
manera que la enseñanza allí contenida, se torne vida en nosotros. Él nos quita la venda que
impide descubrir aquello que necesitamos y que está contenido en la Biblia. Cuando
aprendemos algo, además de perseverar, es imperativo que miremos el proceso como una pauta
de fidelidad al Creador, andando conforme a Su voluntad (versículos 3, 4).

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

Tenga presente que si buscamos a Dios, le encontraremos. Es un principio elemental que opera
cuando hay disposición de corazón. Y algo más, nadie que procura agradar al Supremo Hacedor,
quedará igual cuando se acerca a la Palabra. La Palabra lo transformará (versículo 5).

3.2.- La sabiduría de Dios trae enormes bendiciones a nuestras vidas (versículos 6-


8)

Quien camina con el Señor, tiene aseguradas enormes bendiciones en su vida (versículo 6).
Estar en el centro mismo de la voluntad de nuestro amado Padre celestial, le motiva
amorosamente a colmar nuestros anhelos y a responder a las peticiones que elevamos en su
presencia a través de la oración.

Si nos movemos en esa dirección alcanzaremos conocimiento y ciencia, provenientes de Dios,


asi como ayuda divina cuando la necesitemos, en medio de las dificultades. Son demostraciones
de Su amor para con nosotros. Él nos cuida, como lo enseñan las Escrituras. De ahí la
importancia de ser sabios, aplicando a nuestra vida diaria, lo que aprendemos de Él y que se nos
releva en la Palabra (versículos 7, 8)

3.3.- Dios transforma nuestra forma de pensar y de actuar (vv. 9, 10)

Cuando le permitimos obrar a Dios, Él transforma nuestro ser, lo que se evidencia en un


pensamiento y acciones diferentes. La sabiduría dinamiza el proceso de crecimiento personal y
espiritual, de ahí que debemos darle especial valor a la búsqueda de caminar en el temor del
Señor (versículo 9)

Es fundamental que entendamos que ser sabios en el Señor no será algo que se produzca de la
noche a la mañana, en un abrir y cerrar de ojos. Insistimos: se trata de un proceso. Y el cambio,
aflora con nuestras nuevas acciones (versículos 10, 11)

4.- Preguntas para Reflexionar

4.1.- ¿Qué recomienda Dios en cuanto a las enseñanzas de la Biblia y nuestra vida?
4.2.- ¿Qué debe haber en nuestro corazón para dar solidez al proceso de asimilación de la
Palabra de Dios.
4.3.- ¿Por qué razón el Señor debe revelarnos en la palabra lo que quiere que hagamos?
Explique brevemente.
4.4.- ¿Ha pensado en el valor que tiene caminar en consonancia con el plan de Dios para
nuestra vida?
4.5.- ¿Recuerda algunos de los beneficios que se derivan de la sabiduría? En lo posible describa
algunos.
4.6.- ¿De qué manera afecta la sabiduría nuestra forma de pensar y de actuar?
© Fernando Alexis Jiménez – Contacto (057)317-4913705
Email pastorfernandoalexis@hotmail.com

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Cuarta Lección--

Los principios de la Biblia nos llevan a crecer en sabiduría


1.- Base Bíblica: Proverbios 2:12-22

2.- Objetivos:

2.1.- Que al término de la enseñanza, los concurrentes entiendan y asimilen la


importancia de avanzar en dirección los parámetros que aprendemos en la Biblia.
2.2.- Que al término de la enseñanza, los concurrentes comprendan la necesidad de
caminar en el sendero de Dios y depender de Él para que no incurran en inmoralidad sexual.
2.3.- Que al término de la enseñanza, los concurrentes asimilen la importancia de tomar
decisiones apropiadas y en consonancia con la voluntad de Dios para serle obedientes.

3.- Enseñanza Bíblica:

La Biblia es un libro maravilloso, exento de todo rótulo de religiosidad como pretenden


presentarla muchos. En ella aprendemos principios dinámicos que nos ayudan en el crecimiento
personal y espiritual. La esencia es encontrar, asimilar y aplicar tales pautas en procura de
experimentar una vida en armonía con Dios.

Una sociedad como la nuestra, donde priman la ausencia de principios y valores, no comparte y
hasta rechaza las pautas bíblicas, pero ellas son justamente las que nos llevan a la victoria. En
ese orden de ideas, aprendemos en las Escrituras la trascendencia de alejarnos de toda ocasión
de pecado.

El enemigo es sutil y siempre nos pone trampas; no obstante, si estamos apercibidos en la


palabra de Dios, no caeremos fácilmente. El Señor mismo nos guardará.

3.1.- Aplicar la Palabra de Dios nos permite caminar por el sendero correcto (vv.
12-15)

Resulta curioso pero aquellos que llamamos nuestros amigos, son generalmente quienes nos
arrastran a volver atrás cuando estamos avanzando en el camino de Jesucristo. Es apenas
previsible porque ellos están regidos por los parámetros del mundo, de su entorno. Es una
corriente muy fuerte que amenaza con arrastrarnos si se lo permitimos (versículo 12).

Frente a la tentación que se deriva de la influencia que ejercen factores externos sobre nuestra
vida, como son amistades e incluso familiares que no son creyentes y esperan sacarnos del
camino, usted y yo tenemos dos opciones: la primera, permitir que nos arrastre la
mundanalidad o apartarnos a tiempo, antes que caigamos en la espiral sin fondo. Recuerde eso
sí que aún estando en mal camino, podemos arrepentirnos y volvernos a Dios (versículo 13)

Es necesario que tengamos mucho cuidado. No podemos olvidar que nos desenvolvemos en una
sociedad caída, con ausencia de principios y valores, que ve el pecado como algo normal y
legitima las prácticas de maldad. No mide el alcance de las consecuencias. Esa es la razón por la
cual, nuestros congéneres consideran que aquél que obra como quiere, piensa y actúa con

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

liberad y hasta exaltan su comportamiento; no obstante, quien quiere experimentar cambio y


crecimiento, no debe permitir que lo gobiernen ese tipo de esquemas (versículos 14, 15).

3.2.- Hombres y mujeres sabios se alejan de toda ocasión de caer en inmoralidad


sexual (vv.16-19)

Satanás es muy hábil para crear las condiciones propicias en las que caigamos en pecado. Sutil.
Y si no estamos apercibidos, tomados de la mano del Señor, lo más probable es que caeremos
irremediablemente. No obstante, si estamos prendidos de Él, nos protegerá, advirtiéndonos a
tiempo sobre los peligros que encierran relaciones que pueden desembocar en inmoralidad
sexual.

Recuerde que es una de las armas más poderosas de nuestro adversario, de ahí que lleve a
muchos cristianos a enredarse en la fornicación y en el adulterio. Es una red envolvente en una
sociedad donde brillan por su ausencia los principios y valores, y donde ser inmoral es lo más
normal, por el carácter permisivo de quienes están alejados de Dios (versículo 16). Ahora,
considere que aquél que anda en inmoralidad, afrenta a Dios y en su obrar perverso, será
animado por quienes son esclavos del pecado.

¿Está en esa situación o alguna vez la vivió? No podrá negar que el comportamiento inmoral
hizo algo con su existencia: lo alejó del Señor. Progresivamente, pero lo distanció. El corazón y
la conciencia se cauterizan y la maldad luce aceptable, incluso más que tentadora, como parecía
al comienzo (versículos 18, 19). Tenga presente que Satanás es hábil para cegarnos y
conducirnos al abismo. Por eso ¡manténgase alerta!

3.2.- En sus manos está elegir qué quiere recibir: bendiciones o maldiciones
(vv.20-22)

¿Cuáles son los beneficios de adquirir conocimiento de Dios? Sin duda muchos, pero uno de
ellos y sobre el que enfatizaremos ahora, es caminar en victoria por encima de que el mundo no
acepte nuestra nueva forma de pensar y de actuar. Otro aspecto sobresaliente lo constituyen las
bendiciones que derrama el Señor sobre su pueblo, sobre quienes son justos, le buscan y se
dejan mover en Su voluntad (versículos 20, 21).

¿Qué ocurre con quien persiste en la maldad, no se arrepiente e incluso, se regocija en su


comportamiento? La Biblia es clara en advertir que acarreará las consecuencias? Es algo
inevitable. Así lo enseñó nuestro amado Dios en el libro de Proverbios (versículo 23)

4.- Preguntas para Reflexionar

4.1.- ¿Se ha preguntado qué beneficios trae a su vida la aplicación de los principios dinámicos
contenidos en la Biblia?
4.2.- ¿Qué peligro encierra dejarnos arrastrar por los parámetros de pensamiento que
aprendemos del mundo?
4.3.- Cuando se encuentra ante la disyuntiva de tomar una decisión errada y de maldad, así la
aprueben las demás personas, o inclinarse por la rectitud aún a costa de ser criticado o
malinterpretado, ¿qué decisión toma usted? De una breve explicación.
4.4.- Al reconocer que ha tomado decisiones desacertadas, ¿qué hace: se arrepiente o sigue
adelante, por el mismo sendero?

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

4.5.- ¿Ha tomado tiempo suficiente para evaluar que parámetros errados aprendió del entorno
que le rodea, los perjuicios que trae a su vida y por qué razones debe cambiarlos?
4.6.- ¿Por qué debemos huir de toda ocasión que se nos presente de incurrir en inmoralidad
sexual?¿De qué manera nos afecta caer’
4.7.- ¿Qué pueden esperar aquellos que caminan en el Plan de Dios para sus vidas? (versículos
20, 21)

© Fernando Alexis Jiménez – Contacto (057)317-4913705


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Quinta Lección--

Hacia una vida de realización plena con la Palabra


1.- Base Bíblica: Proverbios 3:1-8

2.- Objetivos:

2.1.- Que al terminar la Lección los concurrentes comprendan la importancia, no solo de leer
sino de aplicar los principios contenidos en la Biblia como paso hacia el crecimiento personal y
espiritual.
2.2.- Que al terminar la Lección los asistentes asuman como principio de vida, el llevar lo
aprendido en las Escrituras a la vida práctica con el fin de evidenciar, con el poder de Dios, la
transformación operada en sus vidas.
2.3.- Que al terminar la Lección los asistentes comprendan que el proceso de cambio y
crecimiento personal y espiritual no se logra en nuestras fuerzas sino en las de Dios.

3.- Enseñanza Bíblica

Toda persona puede cambiar. Es una realidad que se concretó al morir el Señor Jesucristo y
abrirnos la puerta de entrada delante de Dios, como leemos en el capítulo 10 del libro de
Hebreos. El proceso comienza cuando escudriñamos las Escrituras y descubrimos en ellas,
principios dinámicos que, aplicados a nuestra vida, ejercen transformación y nos llevan a pensar
y actuar diferente. Es el poder mismo de Dios operando en nuestras vidas.

3.1.- Los principios bíblicos deben interiorizarse (versículos 1,2)

La enseñanza bíblica por naturaleza es dinámica. Aprendemos principios que deben


interiorizarse, asimilarse y, por supuesto, llevarse a la práctica. De lo contrario, seremos
simplemente hombres y mujeres formados en el conocimiento, pero con una praxis (vida
cristiana práctica) en sus mínimos niveles de expresión, tanto en lo que pensamos como en lo
que hacemos. Esas enseñanzas, que aprendemos cada día de las Escrituras, deben concretarse
en nuestro desenvolvimiento cotidiano. ¿Cómo lograrlo? Cuando las atesoramos en el corazón
(versículo 1)

La ciencia moderna ha comprobado un elemento fundamental: una vida transformada por


Jesucristo, en la que prevalecen principios y valores, que nosotros encontramos en la Biblia,
tiende a experimentar dos cosas: la primera, menor tendencia a las enfermedades, y en segundo
lugar, disminución de las cargas de preocupaciones (versículo 2).

3.2.- Principios convertidos en hechos (v. 3)

El conocimiento sin práctica es intrascendente. No transforma. Se mantiene latente, vivo, pero


no se refleja en cambios que se pueden apreciar.

Esto mismo es lo que ocurre si no llevamos a nuestra cotidianidad los principios dinámicos
aprendidos en las Escrituras. Y dos cimientos que relieva el Señor a través del rey Salomón son
la misericordia, que no es otra cosa que reconocer el hecho de que los demás son nuestro
prójimo y debemos obrar con ellos como quisiéramos que obraran con nosotros; y el segundo,
Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual
Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

dejar de lado todo asomo de mentira y de engaño, que no honran y glorifican al Señor (versículo
3).

Si guardamos en nuestra mente los principios aprendidos en las Escrituras, y con el poder del
Señor los desarrollamos, seremos como un edificio con sólidas bases que no se ve conmovido
por los movimientos sísmicos más fuertes que puedan ocurrir. Usted y yo hemos sido llamados
por Dios para vencer, y vencer es posible cuando hemos interiorizado principios de vida
cristiana práctica (versículo 3)

3.3.- Cambiamos en las fuerzas de Dios (vv.4-9)

Una de las características que rodea a quien comienza a experimentar en su cotidianidad los
principios bíblicos prácticos, es que comienza a ejercer una influencia positiva y transformadora
entre quienes le rodean. Además de honrar y glorificar a Dios con sus pensamientos y acciones,
estará sembrando semillas de cambio entre aquellos que le rodean (versículo 4)

El proceso de cambio, en el que tanto hemos insistido en la presente lección, no se logra


afincados en nuestras fuerzas sino en las de Dios. Él es quien nos da la fuerza necesaria para el
cambio, pero también para el crecimiento personal y espiritual (versículos 4, 5).

Es probable que consideremos que hemos avanzado, pero no es lo que penemos sino lo que
reafirmamos con los hechos. Por esa razón, si hacemos una autoevaluación, sincera y con
sensatez, podremos descubrir en qué estamos fallando y cómo---con ayuda de Dios—podemos
lograrlo (versículos 6 al 8).

4.- Preguntas para Reflexionar

a.- ¿Por qué resulta trascendental en nuestro proceso de transformación y crecimiento personal
y espiritual que asumamos los principios bíblicos?
b.- ¿Dónde debemos atesorar los principios dinámicos de la Biblia?
c.- ¿Qué beneficios representa para nuestra vida el desenvolvernos conforme a principios
bíblicos?
d.- ¿Qué papel juegan la misericordia y la verdad en nuestras vidas?¿Por qué son importantes
para la vida cristiana práctica?
e.- ¿Qué ocurre cuando no llevamos a la práctica aquello que aprendemos en las Escrituras?
f.- ¿De qué manera ejercemos influencia en la sociedad en la que nos desenvolvemos cuando
aplicamos principios bíblicos en nuestra vida?
g.- ¿Valora Dios el que avancemos en el proceso de vida cristiana práctica?¿Por qué razón?
e.- ¿Por qué razón debemos pedir el poder de Dios para alcanzar el crecimiento personal y
espiritual?

© Fernando Alexis Jiménez – Contacto (057)317-4913705


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Sexta Lección—

¿Te has preguntado cómo honrar a Dios?


1.- Base Bíblica: 3:9-20.

2.- Objetivos:

2.1.- Que al terminar la Lección los asistentes comprendan de dónde provienen nuestros
recursos y por qué razón, a Dios que es nuestra fuente de provisión, debemos honrarle con
nuestros recursos.
2.2.- Que al terminar la Lección los concurrentes comprenda la importancia que reviste el trato
de Dios con nuestras vidas, para ayudarnos en el crecimiento personal y espiritual.
2.3.- Que al terminar la Lección los asistentes comprendan la necesidad de buscar y seguir la
sabiduría, haciendo la preciosa voluntad de Dios.

3.- Enseñanza Bíblica:

En la Biblia aprendemos enseñanzas prácticas que nos llevan a la victoria y nos permiten el
crecimiento personal y espiritual. Es necesario hacerlas prácticas en nuestra vida. Una de ellas
es tocante a los recursos económicos. Dios es la fuente de nuestra provisión, y si queremos ser
bendecidos en todos los órdenes, es necesario que seamos generosos para con Él. Si bien Él no
necesita de nuestro dinero, cada peso que aportamos es valioso para la extensión de la obra.

3.1.- De Dios proviene nuestra provisión (vv. 9, 10)

¿Se ha preguntado alguna vez de dónde provienen sus recursos? Del trabajo, me dirá usted. O
quizá de las ventas. Es probable que sea buen negociante. Cualquiera que sea su argumento,
quiero decirle que de Dios es de quien proviene todo recurso económico. Él es nuestra fuente de
riqueza (Cf. Proverbios 10:22). Y como de Él vienen los recursos, lo más apropiado como
enseñan las Escrituras, es que revirtamos a Él de lo que nos ha dado (versículo 9). Pero hay algo
más, una hermosa promesa: Si le honramos con nuestros bienes, Dios nos bendecirá y nada nos
faltará (versículo 10).

Este principio, bíblico y por tanto, muy especial y con asegurado cumplimiento, debe llevarnos a
reflexionar respecto a cuál es nuestra actitud para con Dios. ¿Damos para la extensión de su
obra?¿Acaso soy fiel al Señor diciéndole: de lo que me has dado, te doy? Sin duda usted quiere
que haya abundancia. La habrá, pero como lo enseña la Biblia, es primordial que primero
seamos generosos para con Él. Si bien Él no necesita de nuestro dinero, es una forma de
honrarle.

3.2.- A través de la disciplina Dios nos forma (vv. 11,12)

Imagine un escultor. Él frente a un trozo de mármol o una roca, no ve simplemente un bloque


monolítico, sino la figura que desea tener al final del proceso de esculpir. Y toma martillos de
diferentes tamaños y con precisión, en cada golpe, va dándole forma. Eso es exactamente lo que
ocurre con nuestra vida cuando el Señor nos disciplina. Nos va dando forma (versículos 11, 12).

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

Sin duda al igual que todos nosotros, desea el crecimiento personal y espiritual. Hemos
aprendido que en nuestras fuerzas no es posible, sino en las fuerzas de Dios; sin embargo hay
algo más que aprendemos, y es que a través de la corrección—a la manera de Dios—alcanzamos
solidez en esa meta de crecimiento que anidamos en el corazón.

La decisión de permitir que Dios moldee nuestra existencia, es nuestra y nada más que nuestra.
Él es quien abre las puertas para pulirnos, pero usted y yo—con la posibilidad que tenemos de
elegir, bien podemos asumir una actitud de rebeldía y seguir, como quizá hasta ahora se
encuentra, enfrentando fracasos permanentes. Lo más apropiado es abrirle el corazón al Señor y
permitirle que trate con nuestras vidas.

3.3.- Busque la sabiduría y sígala (vv. 13-20)

Hemos aprendido que la sabiduría es el temor reverente de Dios, es decir, movernos en Su


preciosa voluntad. Si buscamos al Señor, no solamente le hallamos sino que alcanzamos victoria
y crecimiento personal y espiritual (versículos 13-15).

Cuando nos movemos en el centro mismo de lo que Dios quiere para nosotros, hay paz en
nuestro mundo interior y se ve reflejado en nuestras relaciones—con Dios y las de carácter
interpersonal--. La armonía espiritual y personal, en nuestro mundo interior, se tornan
evidentes. Es uno de los grandes beneficios que todos anhelamos. Y que en Dios, se puede lograr
(versículos 16-20).

Su vida puede ser diferente, transformada, si tan solo le permite obrar a Dios. Él hace las cosas
perfectas y, por sobretodo, no deja nada a medio terminar.

4.- Preguntas para Reflexionar:

a.-¿Qué dice la Biblia en cuanto a los recursos que Dios nos provee?
b.- ¿Se ha preguntado de dónde proviene el dinero con el que usted asegura la manutención?
Pregúntese ahora, ¿Honra a Dios con sus bienes?
c.- ¿Cómo podría definir usted la disciplina de Dios?
d.- ¿Por qué razón considera que es beneficiosa la disciplina del Señor para su vida?
e.- ¿Se ha mostrado renuente al trato de Dios para con su vida?
f.- ¿Actúa neciamente o está comprometido con la tarea de buscar a Dios y su guía, para
aplicarla a su vida y experimentar cambio y crecimiento personal y espiritual?
g.- ¿Ha comprendido la importancia de caminar en sabiduría, es decir, en el temor reverente de
Dios, haciendo Su voluntad?

© Fernando Alexis Jiménez – Contacto (057)317-4913705


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Séptima Lección—

¡El poder de Dios transforma tu vida!


1.- Base Bíblica: Proverbios 3:21-35

2.- Objetivos:

2.1. Que los asistentes a la reunión comprendan la importancia de edificar nuestra vida a partir
de los principios aprendidos en las Escrituras, que nos llevan al crecimiento personal y
espiritual.
2.2. Que los asistentes a la reunión asimilen la necesidad de experimentar transformación,
permitiendo que el Señor Jesucristo opere los cambios que considere necesarios en nuestra
existencia.
2.3. Que los asistentes a la reunión adopten principios orientados a desechar toda sombra de
maldad que otrora compartíamos cuando estábamos en el mundo, pero que debe cambiar por
nuestra condición de cristianos, renovados por la obra transformadora del Señor Jesús en la
cruz.

3.- Enseñanza Bíblica

Dios nos llamó a ser transformados. Es cierto que nos concibió para la perfección, pero el
pecado original del hombre trajo como consecuencia la muerte espiritual. Sin embargo—y esa
maravillosa noticia la recibimos hoy—por la obra redentora del Señor Jesucristo podemos crecer
y llegar a nuevos niveles tanto en lo espiritual como en lo personal.

3.1.- Nuestra vida puede ser transformada a partir de la Palabra de Dios


(Proverbios 3:21-26)

La tendencia natural del ser humano es recibir la Palabra de Dios, confrontarla con las
enseñanzas que recibimos del mundo, y tomar una decisión. Lo lamentable es que generalmente
nos inclinamos a los parámetros que nos marca la sociedad, cuyas consecuencias usted lo sabe
bien, no son nada alentadoras y sus resultados son nefastos. Por esa razón es fundamental que
usted y yo valoremos el contenido bíblico y lo hagamos práctico en nuestra existencia (versículo
21)

Cuando obramos en consonancia con las enseñanzas bíblicas, nuestra vida experimenta
transformación. Es un proceso estrechamente ligado al crecimiento personal y espiritual. Esos
cambios, que progresivamente se tornan evidentes a todos, tienen un segundo componente, y es
la paz espiritual que logramos alcanzar (versículos 22-25).

Cuando llegan períodos difíciles, que sin duda no faltan, podemos depositar nuestra confianza
en el Señor sabiendo que Él responde con poder y nos libra de todos los motivos de angustia
(versículo 26).

3.2.- Una vida transformada implica cambio de actitud (Proverbios 3:27-30)

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

Si alguien profesa fe en el Señor Jesucristo, su vida necesariamente debe y tiene que ser
transformada. Es una consecuencia directa de nuestro andar con Él. Por eso los principios
bíblicos no solamente se hacen vida en nosotros, sino que nos conducen al crecimiento personal
y espiritual. El cambio de actitud es la clave de todo.

Una de las primeras evidencia sobre la modificación en nuestra forma de pensar y de actuar, es
una actitud renovada, en consonancia con la voluntad de Dios. Amar al prójimo, ayudarle y
brindarle apoyo cuando lo necesita, son tres características que aprendemos en la Palabra
(versículos 27, 28)

Igualmente resulta alentador para nuestra existencia, el que desechemos procurar la maldad
para quienes nos rodean, bien sea porque estemos prejuiciados o como consecuencia de un
espíritu de venganza (versículos 29, 30), y sobre todo, algo que nos enseña la Biblia es no cazar
peleas con todas las personas—así nos provoquen—y pensar más bien en vivir en armonía con
quienes nos rodean.

3.3.- La maldad trae sus consecuencias (Proverbios 3:31-35)

Los parámetros que nos vende el mundo, se encaminan a la venganza, pagar con la misma
moneda que recibimos e incluso, hacer justicia por mano propio. Sin embargo la Biblia enseña
que el amor a los demás—tal como el Señor Jesús nos amó—debe estar por encima de cualquier
cosa.

No podemos seguir obrando como el común de las personas. Por el contrario, nuestras acciones
deben ser diferentes. Dios no comparte que seamos como el común de las personas, muchas de
las cuales se guían por paradigmas egoístas, conducentes a la maldad (versículos 31, 32).

Quien obra maldad, enfrentará en su existencia las consecuencias y conocerá quién es el Dios de
justicia. De ahí que lo más apropiado, en lo que debemos afincarnos, es en obrar bien con todas
las personas (versículos 31-35)

4.- Peguntas para reflexionar

a.- ¿Qué beneficios recibimos de guardar los principios dinámicos contenidos en la Biblia?
b.- ¿De qué manera y por qué vivir la Palabra de Dios contribuye a nuestra armonía interior?
c.- ¿Cómo responde Dios a quienes viven conforme a Su voluntad?
d.- ¿Por qué razón cree usted que debemos depositar toda nuestra confianza en Dios, si el
mundo también nos ofrece salidas al laberinto?
e.- ¿Qué nos garantiza que Dios, nuestro amado Padre celestial, nos guarde en momentos de
peligro?
f.- ¿Por qué recomienda la Biblia que no envidiemos a los malos?
g.- ¿Cuál es la razón por la que usted y yo debemos cambiar de actitud?

© Fernando Alexis Jiménez – Contacto (057)317-4913705


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Octava Lección—

Quien aplica sabiduría a su vida, crece cada día


1. Base Bíblica: Proverbios 4:1-19

2. Objetivos:

2.1. Que los asistentes a la Célula comprendan la importancia de mantener un espíritu abierto al
aprendizaje de las enseñanzas de las Escrituras que nos llevan a adquirir sabiduría.
2.2. Que los asistentes a la Célula asimilen en su vida las ventajas de experimentar la
transformación, en la forma de pensar y de actuar, que se reflejan en el cristiano en una mejor
relación con Dios y su prójimo.
2.3. Que los concurrentes a la reunión aprendan la importancia de permanecer firmes, tomados
de la mano del Señor Jesucristo, para no transitar de nuevo en los caminos de maldad de los que
fuimos rescatados por la obra redentora del Señor Jesucristo.

3. Enseñanza Bíblica:

La vida cristiana es práctica. No es mera retórica. Debe ir acompañada con hechos. Por esa
razón aprendemos en el libro de los Proverbios que el paso para lograr ese crecimiento personal
y espiritual que tanto deseamos, es mediante una vida cristiana práctica aplicando los principios
dinámicos aprendidos en la Biblia y que—tal como lo describe el rey Salomón-- nos hacen cada
vez más sabios.

3.1. El aprendizaje es un proceso y la Palabra de Dios nos ayuda en ese proceso


(Proverbios 4:1-9)

La experiencia se vivencia. Es fácil en la medida en que estamos dispuestos a aprender, de lo


contrario serán los golpes de la vida los que nos lleven a la maduración como personal y al
crecimiento espiritual. Por ese motivo el rey Salomón nos explica la importancia de estar atentos
a las instrucciones Escriturales que nos llevan a ser cada día más sabios y, enfatiza, es
fundamental que no olvidemos la necesidad de permanecer en la Palabra, recibiendo instrucción
(versículos 1, 2)

El proceso de crecimiento que vivimos, debe ser sostenido. Es decir, mantenernos en un


aprendizaje permanente. En ascenso. Una vez recibimos edificación a partir de un principio
bíblico, es menester atesorarlo en nuestro ser y mantenerlo vivo, confirmándolo en aquello que
pensamos y hacemos siempre. Dice la Escritura que si obramos así, viviremos. ¡Tremenda
promesa! (versículos 3-6)

Conseguir fama y riqueza es la principal motivación de muchísimas personas. Sin embargo, el


rey Salomón hizo particular énfasis en el hecho de que por encima de cualquier cosa, nuestro
tesoro más preciado debe ser la sabiduría (versículos 7, 8)

3.2.- Los ganadores con los que todos quieren estar (Proverbios 4:9-13)

Una realidad que no podemos desconocer es que las personas se inclinan por el triunfo, por esa
razón, generalmente están al lado de los ganadores. Ahora, ganador no es solo quien llega la
Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual
Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

meta, sino quien se mantiene firme y avanza hacia el final, sin renunciar a la carrera. Por esa
razón podemos afirmar que el hombre o la mujer sabios realmente pueden afirmar que lograron
el éxito. Recuerde siempre que exitoso no es quien tiene mucho dinero o fama, sino quien
alcanza la realización personal (versículos 9, 10)

Alguien que ha aprendido sólidos principios, aplicados en su vida cristiana, difícilmente se


apartará de ellos. Son sólidos cimientos que permiten avanzar en el crecimiento personal y
espiritual, pero también, permanecer firmes por encima de la adversidad que enfrentemos.
Caminando de la mano de Dios, en Su voluntad, todo sendero será de victoria, tal como lo
aprendemos en la Palabra (versículos 11, 12)

3.3.- Siempre estaremos tentados a volver atrás (Proverbios 4:14-19)

La tentación de volver atrás en nuestro andar cristiano, siempre estará latente. Es algo que no
podemos evitar. Aun cuando lo negamos, la inclinación al mal—la pecaminosidad—nos atrae a
lo malo. Quien anda en el mundo, guiado por los principios que prevalecen en la sociedad,
siempre buscará conducirnos en su misma dirección. Por esa razón debemos mantenernos
alerta, sabiendo que si no guardamos firmeza en Jesucristo, sin duda caeremos en el
estancamiento o en un peligroso revés personal y espiritual (versículos 14-17)

Sobre esa base, aprendemos –tal como lo enseñan también los Evangelios—que quienes
profesamos fe en Dios, somos sal y luz del mundo. Nuestra rectitud debe brillar donde quiera
que nos desenvolvamos: en el plano de iglesia o secular, es decir, en la sociedad en la que nos
movemos. Recuerde que los demás iran en derrota, pero los creyentes, estamos llamados a la
victoria y como tal—en consonancia con la voluntad de Dios—caminar en victoria (versículos 18,
19)

4. Preguntas para reflexionar:

a.- ¿Por qué recomienda el rey Salomón que debemos mantenernos en un proceso de
aprendizaje de los principios dinámicos contenidos en las Escrituras?
b.- ¿De qué manera asocia el rey Salomón las enseñanzas Escriturales con la sabiduría?
c.- ¿Por qué razón nuestro crecimiento espiritual y personal debe ser sostenido, es decir
constante en nuestro diario vivir?
e.- ¿Valoramos realmente el proceso que vivimos, de crecimiento en todas las áreas de nuestra
vida?¿Nos atrae aún el estilo de vida en que nos movíamos antes de conocer a Cristo Jesús?
f.- En la vida cristiana, ¿cómo podemos identificar a un ganador o alguien exitoso?
g.- ¿Por qué debemos cuidar nuestro andar cristiano?¿Corremos peligro de que nos arrebaten
nuevamente los principios de maldad?
h.- ¿Cómo podemos asegurarnos de permanecer firmes, sin volver atrás en nuestro crecimiento
personal y espiritual?

© Fernando Alexis Jiménez – Contacto (057)317-4913705


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Lección Novena—

El cristiano cuida de no apartarse de Dios


1.- Base Bíblica: Proverbios 4:20-27

2.- Objetivos

2.1.- Que al término de la Lección, los concurrentes hayan aprendido y asimilado la importancia
de permanecer firmes en el aprendizaje de la Palabra y en su caminar con Dios, que testimonia
la sabiduría que hay en un cristiano.

2.2.- Que al término de la Lección, los asistentes comprendan la necesidad de cuidar toda la
información que reciben y atesoran en su corazón, porque cuanto pensamos hacemos.

2.3.- Que al término de la Lección, los concurrentes comprendan la importancia de cuidar cada
paso que dan, para no incurrir en senderos de maldad, distanciándonos del Señor Jesucristo,
nuestro Salvador.

3.- Enseñanza Bíblica

La vida cristiana es en esencia práctica. No se trata de aprender un cúmulo de principios que


llevamos a exteriorizar para impresionar o por un período corto de tiempo. Vivir a Cristo, es
permanecer en Él. Mantenernos firmes en Su presencia. Andar en sabiduría, es decir, aplicando
los principios dinámicos que nos enseña la Biblia, a nuestra cotidianidad. Es unir lo que
pensamos a lo que hacemos.

3.1.- El proceso de crecimiento en sabiduría debe ser sostenido y ascendente


(vv.20-22)

Si partimos de la base que la vida cristiana constituye un proceso que involucra crecimiento en
las dimensiones personal y espiritual, ligamos este principio a la necesidad de adquirir sabiduría
con dos elementos que deben cimentar es vivencia: sostenibilidad en el tiempo y ascendente,
que no se detiene. Siempre dando pasos hacia la cima.

Lograr este propósito será posible en la medida en que caminemos conforme a la voluntad de
Dios, y que recordemos las pautas que aprendemos en las Escrituras, guía de nuestra existencia
(versículos 20, 21). El autor sagrado enfatiza en algo que debe llevarnos a reflexionar: “Porque
son vida a los que las hallan, Y medicina a todo su cuerpo.”(versículo 22).

Lo más fácil es comenzar con entusiasmo la vida cristiana y volver atrás frente a cualquier
inconveniente. Lo complejo y a lo que realmente estamos llamados, es a perseverar.

3.2.- Evalúe todo aquello que alberga en su corazón, porque lo que pensamos—
generalmente hacemos (vv.23-25)

Nuestro corazón, que en el contexto de la Biblia entendemos es nuestra mente, procesa y


guarda, en la mayoría de los casos, la información que recibimos. Es un proceso inconsciente

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

que debe llevarnos a ser cuidadosos con todo cuanto percibimos y anidamos. Sólo aquél que está
atento a la información que procesa, puede mantenerse al margen de emociones y acciones
contrarias a su condición de creyente (versículo 23) Medir lo que albergamos en nuestro
corazón, es una evidencia de sabiduría en el creyente (Proverbios 4:25)

Pero sumemos otro elemento de suma importancia: medir cuidadosamente todo cuanto
decimos. Es una recomendación Escritural que nos comparte el rey Salomón cuando escribe:
“Aparta de ti la perversidad de la boca, y aleja de ti la iniquidad de los
labios.”(Proverbios 4:24)

Tenga presente siempre que todo cuanto decimos, debe llevarse a la práctica. No solo predicar
sino obrar. Ese debe ser el distintivo de quienes profesamos fe en el Señor Jesús.

3.3.- Como cristianos, debemos velar por los pasos que damos cada día para no
apartarnos del camino del Señor (vv. 26, 27)

Si no estamos apercibidos, lo más probable es que nos inclinemos a apartarnos del sendero de
Salvación. Muchas personas comienzan su vida cristiana con éxito, pero se apartan, primero
dejando de orar, congregarse y leer la Palabra. Cuando abren los ojos a la realidad, descubren
que están totalmente distantes del Señor.

Por ese motivo el rey Salomón es cuidadoso al advertirnos sobre la importancia de velar por
nuestro andar espiritual “Examina la senda de tus pies, y todos tus caminos sean
rectos.”(Proverbios 4:24) Observe con atención que si nos movemos con precaución, viendo
dónde pisamos (las amistades que frecuentamos, lo que decimos y lo que hacemos),
seguramente permanecemos firmes. Pero para lograrlo, el gran secreto es permanecer tomados
de la mano del amado Señor Jesucristo, quien nos asegura la victoria.

Y aprendemos también, que si estamos atentos, a tiempo podremos apartarnos de todo aquello
que nos conduce a la maldad, teniendo conciencia del peligro que corremos, sin duda nos
moveremos en la voluntad de Dios (versículo 27)

4.- Preguntas para reflexionar


a.- ¿Qué nos recomienda la Escritura respecto de perseverar y crecer en sabiduría?
b.- ¿De qué manera el que la vida sea dinámica obliga un crecimiento espiritual y personal?
c.- ¿Por qué razón los cristianos debemos cuidar la información que recibimos?
d.- ¿Qué relación hay entre lo que pensamos y hacemos?
e.- ¿Por qué razón debemos velar por los pasos que damos?
f.- ¿Considera que apartarse de Dios es un proceso rápido o progresivo? Explique por qué.

© Fernando Alexis Jiménez – Contacto (0057)-317-4913705


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Décima Lección—

Cuidar la vida moral, imperativo para el cristiano


1.- Base Bíblica: Proverbios 5:1-23

2.- Objetivos:

2.1.- Que los asistentes a la enseñanza de Célula comprendan la necesidad de tomar conciencia
de los peligros que encierra el mundo para su vida moral y cómo evitamos caer.
2.2.- Que los concurrentes a la enseñanza de Célula asimilen la importancia de estar muy
atentos a los engaños de Satanás que, mediante sutiles trampas, busca la caída espiritual del
cristiano.
2.3.- Que al término de la Lección, los asistentes comprendan la necesidad que experimenta
nuestra sociedad de volver a los principios y valores fundamentales, desechando cualquier
comportamiento que pueda conducir a la infidelidad conyugal.

3.- Enseñanza Bíblica:

Si hay una estrategia que ha utilizado Satanás a través de los siglos para conducir a los creyentes
a una caída en su vida espiritual, es sin duda la inmoralidad. Decenas de personas experimentan
las terribles consecuencias de no cuidar su vida y terminan inmersos en la infidelidad y la
fornicación. Generalmente quienes se ven envueltos en esta situación, creyeron que estaban
fuertes en el ámbito espiritual, y no dependieron del Señor Jesucristo para que les guiara en sus
caminos y fortaleciera frente a la tentación.

3.1.- El hombre sabio cuida su moralidad (vv.1-8)

Si el cristiano camina en sabiduría, guardando los principios dinámicos aprendidos en la Biblia,


aprenderá no solamente la necesidad de velar por los pasos que da, sino también, por su
moralidad que debe ser intachable. El rey Salomón advirtió sobre el enorme peligro que
encierran los deslices morales.

De manera acertada enseña que la mujer—que personifica en su descripción a quien seduce y


conduce al adulterio—utiliza toda suerte de artimañas para llevar a la caída. Satanás es muy
hábil para orientarnos a la trampa. Si no somos cuidadosos, fácilmente caemos (versículos 1-4)

La muerte está ligada estrechamente a quien anda en el pecado. Y cuando decimos muerte, no es
solamente el peligro que encierra para nuestra vida física; también para la vida espiritual.
Cuidarnos y fortalecernos en el Señor Jesucristo es la clave (versículos 5-8)

3.2.- El cristiano que se deja enredar por los sutiles engaños de Satanás, enfrenta
un final doloroso (versículos 9-13)

―Difícilmente caería‖, dijo un líder de la congregación cuando alguien le advirtió sobre el peligro
de salir con una señora casada, e incluso, el visitarla cuando estaba sola en casa. Creía estar

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

firme en su vida espiritual. Lo más doloroso fue comprobar, tiempo después, que había caído y
no solo eso, sino que la mujer se encontraba a las puertas del divorcio tras ser sorprendida por
su esposo. La dejó.

El proceso de caída espiritual es justamente eso: un proceso. Comienza con un distanciamiento


de Dios, como por ejemplo, dejar de orar. Luego viene el dejar de congregarnos. Todo por
dedicarnos a una ―distracción‖ que no pasará a mayores, para comprobar después que fuimos
enredados por considerar que éramos muy firmes. Cuando dependemos de nuestras fuerzas y no
del Señor Jesucristo, lo más probable es que sufriremos las consecuencias (versículos 9-11)

Lo ideal es mantenernos alerta y escuchar los consejos. Quienes nos advierten sobre los peligros,
no lo hacen por incomodarnos sino por evitarnos sufrimientos futuros. Es mejor escuchar a
tiempo una voz de alerta, y no lamentarnos en el futuro por nuestra tozudez, que siempre trae
consecuencias negativas (versículos 9-14)

3.3.- Cuida tu hogar, a la persona que Dios puso en tu camino (vv. 15-23)

La infidelidad jamás trae buenas consecuencias. Causa dolor a aquella persona a quienes
engañamos, pero a quien incurre en esa transgresión, le produce una desazón que no pasa
fácilmente. El recuerdo del daño causado siempre persistirá. Es algo que nos acompaña como
una sombra.

El cristiano casado está llamado a ser feliz con su pareja. En su cónyuge debe encontrar
contentamiento. Es un principio que trasciende en el tiempo y que nos asegura, además de la
estabilidad matrimonial, realización plena y felicidad (versículos 15-20)

Para evitar que se produzca una caía en nuestra vida espiritual, son necesarias dos cosas: la
primera, pedirle al señor Jesucristo que nos guíe para reconocer los peligros cuando –a pesar de
ser evidentes, pasan inadvertidos a nuestro ojos--, y la segunda, depender estrechamente de Él,
tomados de su mano. Solo quien camina con sabiduría, en los caminos de Dios, puede evitar que
se produzcan dolorosos hechos producto de la maldad. Él cuida nuestro andar.

4.- Preguntas para reflexionar:

a.- ¿Por qué razón el cristiano debe velar por su vida moral?
b.- ¿Qué peligros encierra la vida cotidiana para la vida del cristiano?
c.- ¿Ha meditado en las armas más frecuentes que utiliza Satanás para producir una caída en la
vida espiritual del creyente?¿De qué manera se guarda de caer?
d.- ¿Por qué razón afirmamos que orientarnos a una caída espiritual constituye un sendero muy
sutil que amenaza la vida del cristiano?
e.- ¿Qué importancia tiene hoy la fidelidad al interior del matrimonio?
f.- ¿Por qué debemos pedirle a Dios que nos muestre los peligros en nuestro andar diario?

© Fernando Alexis Jiménez – Contacto (0057)-317-4913705


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Décimo primera Lección—

Revisa las actitudes que te llevan al fracaso

1.- Base Bíblica: Proverbios 6:1-19

2.- Objetivos

2.1.- Que los asistentes a la Célula comprendan la importancia de ser cuidadosos con lo que
decimos, evitando comprometernos para mal.
2.2.- Que los concurrentes a la Célula entiendan y asuman que actitudes como la pereza y la
negligencia están estrechamente ligadas con el fracaso y una concatenación de derrotas que nos
impiden avanzar.
2.3.- Que al término de la reunión, los asistentes a la Célula asuman en sus vidas la decisión de
permitir que el Señor Jesucristo corrija sus inclinaciones a la maldad.

3.- Enseñanza Bíblica:

Hay actitudes que terminan trayendo problemas al cristiano. Por ese motivo la mejor
recomendación es tomarnos cada día un tiempo para evaluarnos. Determinar cuál ha sido
nuestro avance en el crecimiento personal y espiritual, pero también, identificar en qué estamos
fallando. Cuestión de actitudes. Cuando nos autoevaluamos, tomamos conciencia de los errores
y resulta mucho más fácil aplicar correctivos.

3.1.- Responder por las acciones de otras personas: una imprudencia (vv.1-3).- Una
de las inclinaciones perjudiciales en los seres humanos, se orienta a hablar más de la cuenta y
como consecuencia de esa manera ligera de actuar, acarrearnos problemas. ¿Un ejemplo? Salir
fiador por alguien. Tal vez por un compromiso moral, familiar o simplemente, debido a un lazo
de amistad, terminamos dando la cara por los compromisos que aquella persona asume
(versículos 1.2)

¡Tremendo error¡ Nadie debe responder por las acciones de otra persona. Piense por un instante
que si con frecuencia incurrimos en errores, cuánto más quien nos rodea puede caer en la
misma situación. Es imperativo que usted y yo velemos por nuestra credibilidad, que no
podemos permitir quede por el suelo si alguien—por quien salimos de fiador—termina
incumpliendo la responsabilidad que asumió. Lo aconsejable entonces es ser muy prudentes. No
dejarnos arrastrar por las emociones y ser cuidadosamente con cada palabra que brota de
nuestros labios.

Ahora, ¿qué ocurre si ya estamos en el problema? La Palabra de Dios (versículo 3), advierte que
debemos aplicar correctivos y no incurrir de nuevo en el mismo error. Aplicar cambios es
sabiduría, caer en lo mismo es necedad.

3.2.- La pureza lleva a la ruina, la diligencia a la prosperidad (vv.4-11).- Alguien decía


que ―Hay quienes nacieron con estrella, mientras que otros nacen estrellados‖. Se refería a los
factores que inciden en que algunos sean triunfadores y otros fracasados y veladamente, da a
entender que influye el elemento suerte. ¡Tremendo error! Dios nos creó con la condición de ser
vencedores y brinda oportunidades a todos. Sin embargo, por no medir lo que hacen, muchas
personas terminan desperdiciando sus vidas.

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

Un ejemplo típico es la pereza. Constituye un factor crítico que lleva a la derrota, al fracaso
(versículos 4, 5). ¿Cuándo evidenciamos esta situación? Cuando se asume una de las siguientes
condiciones:

a.- Esperamos que las dificultades se resuelvan por sí solas.


b.- Esperamos que otros hagan el trabajo por nosotros.
c.- Eludimos responsabilidades.

Esa realidad nos debe llevar a examinarnos y pensar que tal vez no hemos logrado mucho, ni
hemos avanzado, porque nos dejamos gobernar por la pereza, que mata los sueños, metas y
proyectos. Tomando conciencia de este hecho, coincidimos en algo: es necesario un cambio de
actitud (versículo 6).

Recuerde que siempre, absolutamente siempre, debemos pensar en el futuro. El mañana cuenta
y con lo que hacemos hoy, sentamos las bases para que ese mañana sea de victoria o de fracaso
(versículos 7, 8)

No olvide que nadie hará por nosotros lo que sólo a usted y a mi nos corresponde hacer. A esto,
sume otro hecho: la pobreza y la escasez acompañan la vida de quien se deja gobernar por la
pereza.

3.3.- Quien obra maldad, maldad recibe (vv.12-19).- La destrucción y la ruina


acompañan al malvado. Es algo inherente a su comportamiento. Tal como decimos en
Latinoamérica ―Siembra vientos, y cosecharás tempestades‖. O también: ―El que mal obra, mal
le va”( (versículos 12-15)

Pero algo más: la Biblia es clara en enumerar, en los versículos del 16 al 19, siete
comportamientos del ser humano que no solo desagradan sino que ofenden a Dios:

a.- Altivez
b.- La mentira
c.- Provocar mal al inocente
d.- Planear la perversidad
e.- Correr presurosos hacia la maldad
f.- Testificar mentiras
g.- Provocar disensiones

Le invito para que se tome el trabajo de revisar lo que acabamos de decir. Podrá comprobar que
no solo estos comportamientos afectan nuestra vida personal y espiritual, sino que además
inciden negativamente en nuestro crecimiento personal y espiritual. ¡Hoy es el día de comenzar
el cambio!

4.- Preguntas para reflexionar

a.- ¿Por qué es importante medir cuidadosamente lo que decimos y con qué nos
comprometemos?
b.- ¿Por qué nos recomienda la Palabra de Dios no responder por las acciones de otra persona?
c.- ¿Ha pensado cuál es la importancia de conservar nuestra credibilidad? Explique las razones.

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

d.- ¿Explique por qué razón la pereza mata nuestros sueños, metas y esperanzas?
e.- ¿Qué relación hay entre el fracaso y la pereza?
f.- ¿A quiénes acompañan la destrucción y la ruina?
g.- ¿Por qué rechaza Dios acciones como la altivez y la mentira en una persona?

Ps. Fernando Alexis Jiménez - Contacto (0057)317-4913705


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Décimo segunda Lección--

Las sutiles trampas para producir la caída del cristiano

1.- Base Bíblica: Proverbios 7:1-27

2.- Objetivos:

2.1.- Que los asistentes a la Célula aprendan a valorar la importancia de fortalecernos en Dios y
atesorar los principios bíblicos que nos permiten vencer las tentaciones conducentes al pecado.
2.2.- Que los asistentes a la Célula asimilen la importancia de estar atentos a cualquier
asechanza de Satanás, hábil en crear trampas que nos llevan a un revés espiritual y personal.
2.3.- Que los asistentes a la Célula comprendan la necesidad de permanecidos firmes, asidos de
la mano del Señor Jesucristo, dependiendo de Él para obtener la fortaleza que nos permita
vencer el pecado.

3.- Enseñanza Bíblica:

Los cristianos nos encontramos siempre a las puertas de experimentar un revés espiritual. ¿La
razón? Satanás es muy hábil para tendernos trampas, y si no estamos prendidos del amado
Jesús en oración, dejándonos guiar en nuestros pasos, corremos el peligro de caer. Por esa
razón, la Lección de hoy nos permitirá profundizar en las sutiles trampas del enemigo y cómo
salir bien librados para evitar una caída.

3.1.- La sabiduría nos prepara para enfrentar cualquier situación en la vida (vv.1-
4)

Los seres humanos somos proclives de fallar. En cualquier momento, incluso cuando pensamos
que todo marcha bien y no hay problemas, es probable que se produzca un desliz de orden
espiritual y físico. Las consecuencias, sobra decirlo, son desastrosas.

Frente a este tipo de situaciones, lo más aconsejable es atesorar en nuestro corazón las
enseñanzas bíblicas. Son las que nos conducen a ser sabios, y el sabio—cuando está afirmado en
Dios—difícilmente cae. Es como un muro monolítico, que se torna inamovible (versículos 1-4)

Como lo anota el rey Salomón, la sabiduría y la integridad deben estar estrechamente ligadas a
nuestra existencia, al devenir diario, aplicables a todo cuanto pensamos y hacemos.

3.2.- Las trampas del enemigo espiritual y de nuestra carne (vv.5-11)

Si hay algo que no podemos negar jamás es que Satanás es sutil en sus engaños. Tiende redes
que pasan inadvertidas. Aquél que no está prendido de la mano de Dios, lo más probable es que
se encamine a fallar, a verse inmerso en un yerro del que luego se arrepiente y se pregunta, ¿Por
qué a mi?

La Biblia nos advierte que una de las caídas más frecuentes en los seres desapercibidos, es de
orden moral. Nuestro adversario espiritual lo sabe y no desaprovecha oportunidad para poner

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

trampas en el camino (versículos 7-11). Por esa razón enfatiza en el versículo 7 a alguien
simple—es decir falto de sabiduría—a quien califica de falto de entendimiento.

Lo más apropiado es permanecer siempre prendidos de la mano del Señor Jesucristo en oración,
con el fin de que, de un lado nos advierta sobre los peligros que nos acechan y de otra parte, para
ser cuidadosos en cada paso que damos. Sólo de esta manera podremos escapar a tiempo de las
asechanzas de Satanás.

3.3.- La maldad nos enreda sutilmente para llevarnos a una caída moral y física
(vv.12-27)

Satanás no descansa en su propósito de tendernos trampas. Es algo que aprendemos en la


Palabra (versículo 12) y si no estamos apercibidos, podemos ser arrastrados fácilmente hacia el
pecado.

Piense por un instante en la dinámica del adulterio. No se presenta en un abrir y cerrar de ojos.
Es algo sutil, que comienza con una mirada, un guiño de ojo, y después que está anidada la
tentación, da a la luz la muerte. Por eso, frente a toda tentación, debemos mantenernos alerta
(versículos 12-21)

Lo más grave es cuando alguien marcha camino a la destrucción, como se relata a partir del
versículo 22. Pareciera que la persona no entiende razones. Está cegada. Avanza sin medir las
consecuencias. Y cuando, lamentablemente hay que advertirlo, se cae la venda de sus ojos, es
demasiado tarde. Esa es la razón para reafirmar la importancia de permanecer alerta,
dependiendo siempre de nuestro amado Dios en procura de la fortaleza para vencer la tentación.

4.- Preguntas para Reflexionar:

a.- ¿Por qué razón debemos guardar los principios bíblicos y de qué nos preservan en la vida?
b.- ¿Por qué debemos atesorar las enseñanzas bíblicas en nuestro corazón?
c.- ¿Cuál es la dinámica de las trampas que pone el enemigo a nuestro paso?
d.- ¿Cuáles son los peligros que enfrenta nuestra vida espiritual cuando nos dejamos enredar
por las sutiles trampas del enemigo?
e.- ¿Qué nos asegura permanecer firmes frente a la tentación?
f.- ¿Por qué debemos permanecer tomados de la mano del Señor Jesús, dependiendo de Él en
oración?

© Fernando Alexis Jiménez – Contacto (0057)317-4913705


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Décimo tercera lección---

Aquél que es sabio, lo pone en evidencia con su vida práctica

1.- Base Bíblica: proverbios 8:1-14

2.- Objetivos

2.1.- Que los asistentes a la reunión asuman en su vida las experiencias aprendidas de los
aciertos y errores, con el propósito de avanzar en su proceso de crecimiento personal y
espiritual.
2.2.- Que los asistentes a la reunión comprendan la necesidad de aplicar los principios de
sabiduría a la vida cotidiana, como fundamento para avanzar en su proceso de crecimiento
personal y espiritual.
2.3.- Que los concurrentes comprendan la necesidad de aplicar principios de prudencia en todo
lo que piensan y hacen, como base para avanzar en su proceso de crecimiento personal y
espiritual.

3.- Enseñanza Bíblica

Cada día aprendemos algo nuevo. La existencia dinámica. Es cierto, cometemos errores, pero en
conjunto, errores y aciertos pueden convertirse en poderosos instrumentos para ayudarnos en el
proceso de crecimiento personal y espiritual. Nada nos detiene, ni debe hacerlo. Si avanzamos
prendidos de la mano del Señor Jesucristo, cada nuevo obstáculo e incluso, los yerros, nos
permitirán experimentar crecimiento en Dios, con el principio claro de no volver a incurrir en
las mismas fallas.

3.1.- La vida es un proceso de constante aprendizaje (vv. 1-7)

Cada error debe convertirse en nuestra vida cristiana, no en el terrible obstáculo que asumen
muchos para detenerse en el proceso de crecimiento personal y espiritual, sino en una
experiencia para avanzar y no incurrir de nuevo en lo mismo. A ese proceso ayudan el
arrepentimiento y la firme determinación de caminar en verdad (versículo 1)

Si nos lo proponemos, como lo enseñan las Escrituras, damos pasos firmes—aunque parezcan
lentos en algunos casos—en el ascenso hacia la realización plena en Dios. Si nos lo proponemos,
podemos aprender. Cada nueva experiencia, nos resulta valiosa. Todo depende de la forma
como la valoremos (versículos 2, 3)

En todos los casos lo esencial es que haya en usted y en mi, disposición. Dios posición para
reconocer cuando fallamos, disposición para corregir, y disposición para seguir adelante,
tomados de la mano del Señor Jesucristo. De lo contrario, como ocurre con los necios,
volveremos a lo mismo: a los yerros que no se corrigen (versículo 5-7).

3.2.- La sabiduría en la vida práctica es muy valiosa (vv.8-11)

Para todo cristiano es importante y esencial comprender y aplicar la existencia la sabiduría. Los
principios que llevan a ella, son peldaños que conducen con seguridad a la realización plena
(versículo 8)

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

Si nos movemos en dirección a la búsqueda y aplicación de la sabiduría, experimentaremos


transformación en nuestro mundo interior, la que a su vez se reflejará en nuestro mundo
exterior. Recuerde siempre que es fácil aprender. Está al alcance de todos (versículo 9)

Ahora, nadie nos obliga a cambiar ni a ustedes ni a mí. Como lo aprendemos en la Biblia, se
trata de una decisión muy personal (versículos 8-11) que rinde los mejores resultados.

3.3.- La prudencia es una muestra evidente de la sabiduría (vv.12-14).

Quien experimenta un cambio en Dios, lo pone de manifiesto con sus nuevas actitudes. Nuestras
acciones comienzan a ser diferentes. Evidencian cambio, el mismo que opera nuestro amado
Dios. En otras palabras, la sabiduría es práctica y no se circunscribe al plano cognoscitivo, es
decir de conocimiento. Ante todo se vuelve praxis, es decir, práctica. Esa sabiduría acompasa
coherencia entre lo que decimos y lo que hacemos (versículo 12)

¿Qué ocurre cuando persisten en nuestra existencia la maldad, el orgullo y la arrogancia? Que lo
más probable es que tengamos conocimiento de la sabiduría pero no la estemos aplicando.
En tales casos incurrimos en tremendo error, porque actuar de esa manera no honra ni glorifica
al Señor (versículo 13)

Por el contrario, quien manifiesta cambio porque ha dejado que Dios obre en su ser, comienza a
gozar de tres elementos que son claves y que nos enseña el libro de Proverbios: entendimiento,
poder y buen juicio. Lo que se hace sale bien, porque hay sabiduría (versículo 14)

4.- Preguntas para reflexionar

a.- ¿Por qué cada nueva experiencia nos ayuda en el crecimiento personal y espiritual?
b.- ¿Por qué razón los errores nos ayudan a aprender?
c.- ¿Cuál es la diferencia entre el necio y el sabio?
d.- ¿De qué manera nos ayuda la aplicación de principios de vida a nuestra cotidianidad?
e.- ¿Cómo contribuyen a nuestra transformación personal y espiritual la aplicación de
principios de sabiduría?
f.- ¿Por qué debemos evidenciar transformación en nuestra forma de pensar y de actuar?
g.- ¿Cómo afectan a nuestro testimonio cristiano la maldad, el orgullo, la arrogancia y el
lenguaje perverso?

© Fernando Alexis Jiménez – Contacto (0057)317-4913705


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Décimo cuarta lección--

La sabiduría, fundamento para una vida plena

1.- Base Bíblica: Proverbios 8:15-36

2.- Objetivos

2.1.- Que los participantes en la reunión asuman en su vida la necesidad de mantener una
estrecha dependencia de Dios como paso para alcanzar la victoria en todo lo que hacen, y en su
proceso de crecimiento personal y espiritual.
2.2.- Que los concurrentes comprendan el valor que otorga Dios a la sabiduría, porque nació en
su propio corazón desde antes de crear el universo, y sobre esa base, valoren los principios de
vida que nos ayudan en el crecimiento personal y espiritual.
2.3.- Que los participantes en la reunión comprendan la necesidad de asumir en su existencia la
sabiduría, como paso fundamental para alcanzar la realización plena.

3.- Enseñanza Bíblica

La Biblia es clara cuando nos enseña que la sabiduría está estrechamente ligada a una vida
plena. Es una relación directa. La salida, decía un experto, al cúmulo de problemas que llevan a
hombres y mujeres a la frustración y a sentir que sus días no tienen sentido. Hoy aprenderemos
principios valiosos que redundarán—si los asumimos—en un avance significativo en el proceso
de crecimiento personal y espiritual.

3.1.- El verdadero poder lo adquieren los sabios (vv. 15-219

Hoy día cuando el mundo experimenta convulsiones tremendas, entra a considerarse en detalle
cuál es y de donde proviene el verdadero poder. En criterio de los políticos, se adquiere
mediante la conquista de adeptos que respalden sus propuestas de gobierno. Para los ejecutivos,
estriba en la posición o cargo que se les otorgue y para algunos líderes religiosos, el poder se
desprende del respaldo que les brinde una denominación eclesial.

No obstante, aprendemos en las Escrituras que el poder auténtico lo otorga Dios y que ese
poder—que el mundo sin Cristo no comprende—es el que nos ayuda a brindar una adecuada
dirección a los demás, a quienes tenemos a cargo, cualquiera que sea la posición que ocupemos
(versículos 15, 16)

Si nos disponemos en Dios a ser sabios, encontraremos sabiduría. Ella se dejará encontrar. Pero
algo más: Dios honra a aquellos que buscan ser sabios. Les acompaña. Además, en el Señor, las
decisiones serán sabias porque como es apenas previsible, tomar decisiones en nuestras fuerzas,
puede llevarnos a cometer tremendos errores (versículos 17-21)

3.2.- La sabiduría nació en el corazón mismo de Dios (vv.22-33)

Cuando vamos a las Escrituras, aprendemos que la sabiduría nació y está en el corazón mismo
de Dios. Desde antes que fuera concebido el universo, ya estaba en el Creador. Por esa razón,
resulta sumamente valiosa para la existencia de quienes somos Sus hijos, sus criaturas más
preciadas (versículos 22-29).

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

Los cristianos no podemos menospreciar esa búsqueda de la sabiduría, que parte de una
relación en intimidad con Dios a través de la oración.

La Biblia es clara también en advertirnos sobre tres aspectos: el primero, la necesidad de prestar
atención a la sabiduría—que no es otra cosa que asumir los principios de vida que Dios ha
trazado para nosotros--; el segundo, andar en los caminos de la sabiduría, sin apartarnos ni a
derecha ni a izquierda y, por último, no descuidar en nuestra cotidianidad, la aplicación de tales
pautas que nos llevan a tornar sostenible nuestro proceso de crecimiento personal y espiritual
(versículos 30-32)

3.3.- En aplicar la sabiduría, radica una vida plena (vv.34-36)

Sin duda habrá leído, al igual que yo, sinnúmero de artículos de periódicos e informes médicos,
que dan cuenta sobre el incremento de enfermedades de nuestro tiempo que dan al traste con la
vida de las personas. Las preocupaciones, el estrés, la frustración y el rencor, se convierten en
peligrosos enemigos que minan la existencia de las personas.

La Biblia nos enseña que quien aplica los principios que Dios enseña, que asumimos en la
práctica como sabiduría en la forma de pensar y de actuar, experimentan cambio y a su vez,
realización y crecimiento tanto personal como espiritual. Mantienen una buena relación con su
Creador y se llevan bien con los demás. Cambio. Crecimiento (versículo 34)

La verdadera vida, entonces, está en vivirla en Dios. Ir en retroceso, en cambio, es el producto de


rechazar los principios maravillosos que nos enseña el Señor y nos llevan a vivenciar la
realización plena. Es posible disfrutar cada día, cada minuto, a pesar de las dificultades, pero en
Él, no en nuestras fuerzas (versículos 35, 36).

4.- Preguntas para reflexionar

a.- ¿Cuál es la verdadera fuente de poder, según lo aprendemos en la Biblia?


b.- ¿De qué manera podemos asegurarnos que ofreceremos una adecuada dirección a las
personas que tenemos a cargo, cualquiera que sea la posición que ocupemos?
c.- ¿Qué valor da Dios a la sabiduría, según lo aprendimos en el texto bíblico de hoy?
d.- ¿Cómo asumimos en nuestra vida principios de sabiduría?¿Dónde los aprendemos?
e.- ¿Cuáles son las recomendaciones que nos da la Biblia en torno a la sabiduría?
f.- ¿Por qué rechazar los principios de sabiduría en nuestra existencia nos lleva a experimentar
problemas?
g.- ¿Qué nos enseña la Biblia en torno a la relación que tiene la sabiduría con la realización
plena?
h.- ¿Por qué recomiendan las Escrituras que seamos sabios en nuestra forma de pensar y de
actuar?

© Fernando Alexis Jiménez – Contacto (0057)317-4913705


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Lección Décimo Quinta—

Inclinarnos por la sabiduría: una decisión personal

1.- Base Bíblica: Proverbios 9:1-18

2. Objetivos:

2.1. Que los concurrentes a la reunión asuman en su vida la necesidad e importancia de


cimentarse en principios de sabiduría.
2.2. Que los concurrentes a la reunión comprendan la importancia de reconocer errores y
disponernos a corregirlos, como fundamento para el crecimiento personal y espiritual.
2.3. Que los concurrentes a la reunión aprendan la necesidad de permanecer alerta frente al
sutil ataque de la inmoralidad, y comprendan las terribles consecuencias que desata una caída
moral.

3.- Enseñanza Bíblica:

¿Cuáles son sus cimientos? Los principios y valores que haya adquirido a lo largo de sus años de
existencia, determina su forma de pensar y de actuar. Podríamos asegurar que es algo inevitable.
Pero ¡preste atención! Comportamientos y hábitos, forjados con el paso del tiempo, pueden ser
modificados. Con el obrar del Señor Jesucristo en nuestro corazón, puede producirse la
transformación que tanto anhelamos.

3.1. Estamos llamados a cimentarnos en la sabiduría (vv.1-5)

La sabiduría se constituye en nuestras vidas en un poderoso cimiento, que conforme ha


profundizado en nuestro ser, llega a ser inamovible (versículo 1). Pero todo obedece a un
proceso que parte de una decisión personal por dejar atrás todo camino de insensatez. Es una
determinación que debe ser firme, radical, por andar en los caminos de sabiduría, que honran y
glorifican al Señor.

3.2.- El sabio se dispone para aprender; el necio se afirma en su error (vv.7-12)

La maldad anida en el corazón de las personas. Es un principio que aprendemos en la Biblia. Por
tal motivo, quien se encuentran en esta situación no acepta los errores y menos, que tratemos de
orientarlo a un cambio. Legitima sus acciones diciendo: ―Siempre lo he hecho así‖ Está lleno de
odio y, pretender que humanamente experimente un cambio llevándolo a reflexionar, nos puede
acarrear tremendos problemas (versículos 7, 8 a)

El sabio en cambio está presto a entender, reconoce los errores y en su corazón, se dispone al
cambio (versículos 8 b, 9). Constituyen tierra buena, en la que se puede sembrar. Si les vemos
que incurren en un error, bien podemos orientarles, en la certeza de que recibirán la dirección
de buena gana con un decidido propósito de mejoramiento personal y de crecimiento espiritual.

Otro elemento, y consideramos que uno de los más importantes, lo representa la concepción de
que un fundamento de la sabiduría es andar en el temor del Señor, que no es otra cosa que
movernos en Su presencia con reverencia, para agradarle (versículo 10) Esta disposición nos
permite avanzar en el proceso de crecimiento en todos los órdenes.

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

Si damos pasos en Dios, tomados de Su mano y dependiendo de Él, sin duda alcanzaremos
realización personal y espiritual (versículo 11). No olvide que nuestro mañana, será la
consecuencia directa de nuestro presente porque absolutamente todos nosotros respondemos
por lo que hacemos hoy (versículo 12)

3.3. La inmoralidad se viste atrayente y nos seduce a caer en todos los ámbitos
(vv.13-18)

La Biblia nos presenta la inmoralidad como una mujer necia, de la que relaciona tres
características nefastas en la práctica: ingenuidad –porque no sabe que un hombre o mujer
precavidos le ponen al descubierto--, alborotadora e ignorante (versículo 13). Fruto, al fin y al
cabo, de la necedad.

Una vez está en marcha una estratagema pecaminosa de inmoralidad, ejerce presión en nuestros
pensamientos y acciones. Entra a nuestras vidas sutilmente, camuflada y, si lo permitimos, nos
conduce inevitablemente a una caída (versículos 14 al 17). No olvide jamás que la inmoralidad es
una de las principales causantes de caídas en la vida espiritual y personal del creyente.

No podemos, bajo ninguna circunstancia, permitir que nos arrastre. Para evitarlo, es importante
que hoy tomemos decisiones firmes y rechacemos todo aquello que nos conduce al pecado.

4.- Preguntas para reflexionar:

a.- ¿Por qué nos enseña la biblia que en la sabiduría alcanzamos cimientos sólidos?
b.- ¿Por qué razón adquirir sabiduría parte de una decisión personal?
c.- ¿Cuál es la razón para afirmar que andar en sabiduría obliga que tomemos una
determinación firme?
d.- ¿Por qué recomiendan las Escrituras que no debemos instruir e incluso reprender el
escarnecedor?
e.- ¿Es posible que humanamente llevemos a alguien a producir un cambio en su forma de
pensar y de actuar?
f.- ¿Cuál nos enseña la Biblia que es el principio de la sabiduría?
g.- ¿Por qué la inmoralidad sexual es la peor enemiga de quien busca creer en sabiduría?
h.- ¿Recuerda cuáles son los tres elementos mediante los cuales la inmoralidad sienta las bases
en una persona?

© Fernando Alexis Jiménez – Contacto (0057)317-4913705


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Lección Décimo Sexta—

Ser sabio y fiel a Dios, ¿Vale la pena?

1.- Base Bíblica: Proverbios 10:1-16

2. Objetivos:

2.1. Que los concurrentes a la reunión comprendan la importancia de velar cuidadosamente por
los principios y valores sobre los cuales edifican a sus hijos.
2.2. Que los concurrentes a la reunión comprendan las terribles consecuencias que se
desprenden de un corazón gobernado por la maldad, lo que afecta no solo a quien tiene un
comportamiento errado sino también a quienes le rodean.
2.3. Que los concurrentes a la reunión comprendan la importancia de andar conforme a la
voluntad de Dios, lo que trae bendición a nuestras vidas.

3. Enseñanza Bíblica

En una sociedad que experimenta un progresivo deterioro como lo es la nuestra, en la que nos
desenvolvemos, para muchas personas no tiene sentido ser sabio y menos, ser fiel a Dios. Dos
características de suma importancia que debemos valorar. Si evaluamos el pasaje bíblico para la
lección de hoy, descubriremos las enormes bendiciones que encierra caminar en la presencia del
Señor. No solamente alcanzamos desarrollo personal y espiritual, sino que poco a poco damos
solidez a la armonía que tanto requerimos.

3.1.- El presente de nuestros hijos es el fruto de lo que sembramos en ellos (v. 1)

Con muchísima frecuencia recibimos cartas de padres y madres desesperados porque sus hijos
se convirtieron, de tiempo acá, en un verdadero dolor de cabeza para ellos. ―No se qué hacer.
Ayúdeme. Denme una orientación‖, repiten invariablemente.

Pues bien, la respuesta está en los cimientos que hemos colocado en ellos. En los principios y
valores que sembramos en sus corazones de desde pequeños. Una vez crecen y ejercen la
posibilidad de elegir, difícilmente podemos pretender que experimenten cambios a nuestro
antojo y, más aún, de la noche a la mañana.

Los hijos, en consecuencia, pueden ser sabios o necios (versículo 1). Todo depende –insisto—de
las enseñanzas que les transmitimos. Ese aspecto es importante y es en el cual usted y yo somos
fundamentales como progenitores, tutores y guías. Pero hay un segundo componente: la
naturaleza. Su individualidad. En tal situación, nos corresponde orar. Clamar a Dios que
produzca el cambio en nuestros hijos e hijas.

3.2. La maldad anida en el corazón. Usted y yo decidimos si alimentarla o


erradicarla.

¿De dónde nace la maldad del hombre? De su naturaleza carnal. Está afincada en lo más
profundo de su corazón, a raíz de su pecado. El único que puede producir un cambio es Dios
mismo, y ese cambio comienza cuando la persona recibe a Jesucristo como Señor y Salvador.

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

Un primer elemento a considerar es que quien obra mal, producto de lo que hay en lo más
profundo de su ser, acarrea tremendas consecuencias (versículo 2) Y no es gratuito el obrar de
alguien en tales condiciones. Por el contrario. La Biblia nos enseña que proviene de una
amalgama de cosas: el malo es el producto de lo que piensa, de lo que dice y, como consecuencia
natural, de lo que hace (versículo 6 b) Por esa razón, su maldad está reflejada en sus actitudes.
Una de ellas, la negligencia (versículos 4 y 5)

Ahora: la maldad no solo afecta a quien se deja mover por ella, sino a terceras personas. Causa
daño en nuestro entorno (versículo 10)

3.3.- Aquél que obra con sabiduría, recibe las bendiciones de Dios

Ser fiel a Dios tiene su paga. Es positiva. Se refleja en enormes bendiciones, tanto materiales
como espirituales.

Las Escrituras nos enseñan que sobre aquellos hombres y mujeres que caminan conforme a la
voluntad de Dios, recaen las bendiciones (versículo 3). Dios prospera lo que hacen (versículo 4
b), y por supuesto, modifica para bien su forma de pensar y de actuar conforme se disponen
para que Él obra en su ser (versículos 4 y 5 a)

Si usted camina en Dios, y es algo que aprendemos en la Palabra, las bendiciones irán con usted
(versículo 6 a) Ahora, ¿cómo es esto posible? Andando en Sus caminos. Atendiendo sus
mandamientos y preceptos para nuestra existencia (versículo 8) lo que nos lleva al cambio y al
crecimiento, tanto personal como espiritual.

El sabio es íntegro (versículo 9 a) y en consonancia, obra en estrecha relación con lo que dice.
Sus palabras encierran sabiduría (versículos 11 y 13 a) y no anida rencor en su corazón, a pesar
de las circunstancias adversas, ataques, críticas o daño en contra que pueda recibir (versículo 12
b). ¿Por qué lo hace así, porque tiene sabiduría sembrada en su corazón (versículo 14) y por
ende, da frutos (versículo 16).

4. Preguntas para reflexionar

a.- Se ha preguntado, ¿cómo está edificando a sus hijos?¿Les está sembrando principios y
valores?
b.- ¿Por qué afirma la Biblia que la maldad trae sus consecuencias?
c.- ¿De qué manera influyen nuestros pensamientos en lo que decimos y hacemos?
e.- ¿Qué actitudes negativas, de quienes obran movidos por la maldad, podría usted enumerar?
f.- ¿Por qué la Biblia nos enseña que las personas fieles a Dios reciben bendiciones?¿Podría
enumerar algunas de ellas?
g.- ¿Podría describir algunas características de quien evidencia sabiduría en su corazón?

© Fernando Alexis Jiménez – Contacto (0057)317-4913705


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Lección Décimo Séptima--

Obrar bien, para recibir el bien

1. Base Bíblica: Proverbios 10:17-32

2. Objetivos:

2.1. Que los concurrentes a la reunión comprendan la importancia de medir el alcance de


nuestras palabras cuando proferimos juicio contra algo o contra alguien, por el daño que
causamos y lo negativo que tal actitud desata.
2.2. Que los concurrentes a la reunión comprendan las consecuencias negativas que se derivan
en las dimensiones física y espiritual producto de obrar maldad.
2.3. Que los concurrentes a la reunión comprendan la importancia de aplicar principios de
sabiduría en todo lo que pensamos, decimos y hacemos.

3. Enseñanza Bíblica:

Un famoso dicho latinoamericano señala que ―Por la maleta se conoce al viajero‖. Pero aplicada
a nuestra forma de expresarnos, debería decir: ―Por lo que dices, se conoce quién eres‖. Esa la
razón por la que abordaremos, entre otros aspectos, la necesidad de ser cuidadosos al decir algo,
porque refleja lo que hay dentro nuestro.

Pero no es solo lo que decimos, sino también lo que hacemos. Nos acarrea bendición o
maldición. Por este motivo es importante hacer una permanente evaluación de todo cuanto hay
en nuestro ser.

3.1.- Medir el alcance de cuanto decimos, nos evita grandes dolores de cabeza
(vv.18-21)

Aun cuando muchas personas hablan por hablar, sin pensar y solo piensan cuando ya están
metidos en problemas, lo que decimos reviste en valor especial.

Para entenderlo es importante medir la fuerza que encierran las palabras. El contenido de lo que
hay en nuestro corazón (odio, rencor, entre otros) se reflejan en el contenido de lo que
expresamos (versículo 18), que puede ser también, calumnia o mentira. Lo que nos acarrea
problemas, entonces, es no medir el alcance de lo que decimos (versículo 19).

El justo por su parte, es cuidadoso con lo que dice (versículo 20) y sabe que cada palabra edifica
o destruye (versículo 21 a) Piense por un instante: decir cosas a la carrera, nos acarrea
problemas.

3.2. Una ley infalible del Reino de Dios: Si obras bien, te va bien; si obras mal, te va
mal (vv.23-25)

Si bien es cierto el pecado es inherente al ser humano, también lo es que la maldad toma fuerza
y se enquista en el corazón de algunas personas, las cuales se encuentran cauterizadas en su
conciencia y han llegado al endurecimiento de su corazón. El único que conoce nuestro corazón
es Dios mismo (versículos 23 b y 26)

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

La maldad acarrea maldición (versículo 24 a) por esa razón, mientras el cristiano permanece
sólido y crece, el malo se orienta a recibir las consecuencias de su maldad (versículo 24).
Recuerde siempre que el sabio es conocido por lo que dice. Sus palabras construyen y por
supuesto, tiene en cuenta si lo que dirá va a herir o estimular a alguien al crecimiento (versículos
31, 32)

3.3. Obrar sabiamente nos encamina a las bendiciones

Los principios que conducen al éxito, y que encontramos reflejados en el libro de Proverbios,
deben aprenderse, asimilarse y –por supuesto—aplicarse en la cotidianidad. Si lo hacemos, no
cometeremos los mismos errores (versículo 17). Solo cuando andamos conforme agrada al Señor
(versículo 27) podemos tener la certeza de que estamos caminando hacia el crecimiento
personal y espiritual. Pero dar tales pasos, no es posible n nuestras fuerzas sino en las de Dios
quien nos fortalece y nos permite permanecer firmes (versículos 29, 30)

Tenga siempre presente que Dios conoce nuestro corazón y nos bendice (versículo 24 b). Él
quiere lo mejor para nosotros, nos ayuda a colmar los anhelos. Sobre esta base, obrar
sabiamente nos permite mantenernos en bendición (versículo 26) lo que obliga que obremos
con diligencia y perseverancia.

Y aun cuando todo luzca ensombrecido, es posible—tomados de la mano de Dios—mirar el


futuro con esperanza (versículo 28). Jamás olvide que en Dios somos más que vencedores.

4. Preguntas para reflexionar

a.- ¿Qué encierra el contenido de lo que decimos?


b.- ¿Por qué razón el cristiano debe medir cuidadosamente todo cuanto dice?
c.- ¿Por qué afirmamos que nuestras palabras edifican o destruyen?
d.- ¿De dónde brotan la mentira, el engaño y las calumnias, y por qué razón?
e.- ¿Por qué afirmamos que en algunas personas la maldad ha llegado a cauterizar su corazón?
f.- ¿Por qué la maldad acarrea maldición para las personas?
g.- ¿Por qué el sabio es conocido por lo que dice?
h.- ¿Qué debemos hacer con los principios que conducen al éxito?

© Fernando Alexis Jiménez – Contacto (0057)317-4913705


Email fernandoalexis@aol.com

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Lección Décimo Octava—

Quien obra en justicia, come los frutos de la justicia

1. Base Bíblica: Proverbios 10:17-32

2. Objetivos:

2.1. Que los concurrentes a la reunión comprendan la importancia de acceder en integridad y en


justicia delante de Dios.
2.2. Que los concurrentes a la reunión comprendan las enormes bendiciones que se derivan de
caminar conforme a la voluntad de Dios, dando frutos en nuestra forma de pensar, hablar y
actuar.
2.3. Que los concurrentes a la reunión comprendan que como consecuencia de sus acciones al
que obra mal y le va mal y come del fruto amargo de sus acciones.

3.- Enseñanza Bíblica:

Lo mejor que le puede ocurrir a toda persona es tener un encuentro personal con el Señor
Jesucristo. Es un paso de suma importancia que asegura beneficios en el presente y vida eterna.
Pero algo más, si andamos en integridad, por un principio infalible del Reino de Dios, nos irá
bien y de hacer lo contrario, igual, acarreamos las consecuencias de lo que hacemos. Hoy
aprenderemos principios de suma importancia que nos ayudarán en el proceso de crecimiento
personal y espiritual.

3.1.- El hombre sabio se convierte en un agente de cambio para la sociedad

En el Reino de Dios priman principios que son de carácter universal, aplican a todos nosotros y
determinan el cómo nos irá. Si obramos bien, por esas leyes es evidente que nos irá bien. Pero
para movernos en esa dimensión es necesario que sembremos esos principios y valores en
nuestro corazón (versículo 3 a). Usted y yo, a diferencia de quienes obran mal, aprendemos de
los errores y aplicamos correctivos (versículo 59

Dios es quien guarda nuestros caminos y nos libra de ceder a la maldad. Él y nadie más que Él es
quien nos guarda (versículos 6, 8). Si obramos justicia, es decir, conforme a la voluntad de Dios,
agradamos al Señor y de paso, impactamos positivamente a quienes nos rodean (versículos 10,
11)

3.2.- El hombre sabio revela su sabiduría por sus acciones

Nadie que obra mal puede decirse que es bueno y que el bien anida en su corazón. Sería una
enorme contradicción. Sobre esa base, le invito a considerar cuidadosamente algunos de los
frutos de la justicia:
Transparencia en lo que decimos y hacemos (versículo 1 b); sabiduría (versículos 2 b, 14 a, 15 b),
referida como sabiduría en lo que pensamos y hacemos; protección que recibimos de Dios por
nuestro obrar en justicia (versículo 9 a); bien que anida en el corazón y acciones de quien anda
conforme a la sabiduría de Dios (versículo 10 a) y bendiciones, que se derivan de caminar con el
Señor (versículo 11)

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

3.3.- Quien obra justicia, come de sus frutos

La maldad es evidente en aquél que anida esa condición en su corazón. No solo en lo que piensa
sino que se refleja en lo que dice (versículo 11 b).

Sus palabras ponen de manifiesto su deslealtad al no manejar con prudencia todos aquellos
asuntos de los que tiene conocimiento (versículo 13 b)

Por supuesto, procuro de sus acciones, el malvado acarrea las consecuencias.

Destrucción (versículo 3 b); de nada sirven sus posesiones, porque se van como agua (versículo
4 a); le irá mal en todo cuando piense, emprenda o haga (versículos 5 b, 6 b, 7 b, 10 b) y
finalmente, tribulación (versículo 8 b).

4. Preguntas para reflexionar

a.- ¿Cuá es la importancia que reviste andar en integridad y justicia delante de Dios’
b.- Enumere algunas bendiciones que se derivan de andar en integridad y justricia delante de
Dios.
c.- ¿Qué le ocurre a quienes piensan y obran maldad?
d.- ¿Por qué quien obra en justicia impacta positivamente a quienes le rodean?
e.- ¿Qué refleja el malvado en sus acciones?
f.- Enumere algunos frutos del hombre sabio

© Fernando Alexis Jiménez – Contacto (0057)317-4913705


Email fernandoalexis@aol.com

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Lección Décimo Novena—

Nadie nos obliga a cambiar, es una decisión personal

1. Base Bíblica: Proverbios 12:1-14

2. Objetivos:

2.1. Que los concurrentes a la reunión comprendan la importancia de incorporar nuevos


principios de vida como paso para experimentar crecimiento en las dimensiones personal y
espiritual
2.2. Que los concurrentes a la reunión comprendan que la maldad del ser humano se evidencia
a través de lo que piensa y lo que hace y que dicha malicia cosecha sus frutos para las personas
que obran mal.
2.3. Que los concurrentes a la reunión comprendan que las bendiciones sobre nuestra vida se
derraman a partir de obrar en consonancia con los planes y propósitos de Dios para nuestra
vida.

3. Enseñanza Bíblica:

En la medida que el hombre reciba formación en principios y valores, experimentará


transformación en su forma de pensar y de actuar. Por ese motivo, es necesario destruir todos
los paradigmas de mundanalidad alrededor de los cuales nos hemos desenvuelto, y comenzar a
aplicar cambios que testimonien un verdadero cambio en nuestro ser. Por ese motivo hoy
aprenderemos aspectos de suma importancia, como por ejemplo, cuál es la verdadera evidencia
de que somos cristianos y que se relaciona con una nueva forma de vida.

3.1. Somos el reflejo de cuanto hay en nuestro corazón

La decisión de cambio, es personal. Nadie nos puede obligar a cambiar, y por supuesto, ni usted
ni yo podemos obligar a nadie para que inicie ese proceso, esencial de cara al crecimiento
personal y espiritual. Por esa razón, quien tiene en su corazón el anhelo de experimentar
transformación, tanto personal como espiritual, está presto a dejar que dios trate con su vida
(versículo 1)

Como consecuencia de permitir que Dios impacte favorablemente nuestra forma de pensar y de
actuar, se derraman sobre nuestra existencia enormes bendiciones, como lo aprendemos en la
Palabra (versículos 2, 3) Nuestro amado Padre celestial conoce lo que hay en nuestro corazón, y
por ende, nuestras acciones, y prospera nuestro camino o por el contrario, determina el que se
produzca un retroceso o estancamiento en aquello que pretendemos realizar.

Jamás olvide que todo cuanto anida en el corazón, se refleja en las acciones. Es algo innegable y
real. Tal como lo anota el propio Evangelio, el árbol bueno, da frutos buenos y el mal, da frutos
malos. Y aun cuando con hipocresía, se pretenda esconder la maldad, siempre aflorará
(versículos 5, 10).
3.2. Somos el fruto de lo que pensamos

Lo que pensamos, hacemos. Es un principio del reino de Dios. Actuamos mal porque no solo
pensamos mal sino que, además, de maldad cimentamos nuestro corazón (versículos 3, 12).

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

Una actitud muy común de quienes están distantes de Dios, gobernados por la maldad, es
precisamente que albergan pensamientos que no conducen a nada bueno, que afectan a los
demás y que, así pretendan ocultarlo, termina aflorando en lo que dicen: la crítica, la calumnia,
los comentarios desmedidos y malintencionados, entre otros (versículos 6, 12,13, 14)

El destino de quien obra mal, es recibir el mal. Es un principio ineludible, que no podemos
modificar porque es real tanto en la dimensión física como en la espiritual. Por ese motivo, un
principio hacia el éxito y el crecimiento personal, es cambiar nuestra forma de pensar para que
cambie nuestra forma de obrar, y permanecer firmes por encima de cualquier circunstancia
(versículo 6)

3.3. Por mucho que se lo proponga, el hombre o la mujer buenos no dan frutos de
maldad

Es cierto que todos fallamos. Incluso, es una inclinación natural de todo ser humano. No
obstante, cuando tenemos la naturaleza de Cristo, se nos dificulta movernos en la misma esfera
en la que se mueven los demás. El esposo, evidencia transformación en el trato con su cónyuge y
lo propio, la esposa (versículos 3, 4)

Pero hay algo más que no debemos olvidar, y es que quien se mueve en la esfera de la voluntad
de Dios, no solamente experimenta cambios, sino que la bendición se manifiesta en su vida en
dos esferas de suma importancia: la personal y la espiritual (versículos 9, 11)

4. Preguntas para reflexionar:

a.- ¿Por qué quien aborrece la enseñanza es necio, de acuerdo con la Biblia?
b.- ¿Qué determina que recibamos bendiciones en nuestra vida?
c.- ¿Qué se evidencia en lo que piensan y hacen los hombres y las mujeres que andan en la
justicia de Dios?
d.- ¿Ha puesto filtro a sus pensamientos?
e.- ¿Por qué las acciones de alguien que tiene pensamientos de maldad terminan aflorando?
f.- ¿Podría enumerar algunas características de quienes avanzan en el crecimiento personal y
espiritual?

© Fernando Alexis Jiménez – Contacto (0057)317-4913705


Email fernandoalexis@aol.com

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Lección Vigésima--

Construyendo vidas a partir de nuestras palabras y acciones

1. Base Bíblica: Proverbios 12:15-28


2. Objetivos
2.1. Que los concurrentes reconozcan la importancia de hacer una evaluación de su vida y
apliquen correctivos, cambiando su inclinación a justificar los errores.
2.2. Que los concurrentes a la reunión aprendan la importancia de permanecer fieles a Dios,
quien nos guarda y nos bendice.
2.3. Que los concurrentes a la reunión asuman en su vida la necesidad de ser prudentes y
comprendan que edificamos a los demás, no solo a través de lo que decimos, sino de lo que
hacemos.

3. Enseñanza Bíblica

3.1. Reconocer los errores, nos ayuda a crecer

La necedad es el mayor factor que incide en la derrota de quienes emprenden un proyecto. ¿La
razón? Aun cuando hacen las cosas mal, les parece que está bien, o en el peor de los casos, no
aceptan ningún tipo de corrección. Y aun error, suman otro. Empecinarse en los yerros, en lo
que está mal, y recibir—en consonancia—el fruto de obrar equivocadamente (versículo 15)

Cuando reconocemos nuestros errores, avanzamos en el proceso de crecimiento personal y


espiritual. Es esencial. Un paso que nos permite dan pasos concretos en esa dirección (Cf.
Versículo 20).

Concluimos este primer aspecto considerando lo que ocurre con quien obra neciamente, movido
además por la maldad. Primero, no mide el alcance de sus palabras y anda cayendo en errores
tras errores. A éste elemento, suman un segundo aspecto: su falta de cordura y sabiduría les
lleva a reaccionar de manera airada ante lo que consideran, es una vulneración a su seguridad. A
lo que consideran que está bien y sobre lo que no quieren la intervención de nadie más
(versículos 18, 16)

3.2. Dios guarda a sus hijos

Quien tiene a Dios por padre, sin duda está asegurando la victoria. Él, nuestro amado Señor, le
guarda, guía y protege (versículo 21) Hombres y mujeres que se mueven en rectitud, honran y
glorifican al Señor (versículo 22; Cf. 26).

También en lo que callamos o lo que decimos, honramos y glorificamos a Dios. Alguien


imprudente, por supuesto, desencadenará problemas y no será motivo de bendición (versículo
17). El prudente, en cambio, guarda mesura en lo que dice y hace.

Por último, en esa misma línea, siendo prudente, no anda proclamando a los cuatro vientos
cuanto sabe. Con sus hechos lo demuestra (versículo 23)

3.3. Edificando vidas a través de las palabras y las acciones

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

¿Se ha preguntado cuánta influencia y cambios podría usted lograr en su cónyuge, en su familia
y entre quienes le rodean, a partir de lo que comparta con ellos, con sus palabras? No, no le digo
de manipular a nadie; le hablo de edificar con palabras que sean justamente eso: edificantes.
Pero sume a esto las acciones. Acciones que construyen y que nos permiten ayudar para que se
produzca el crecimiento en otras personas, bien familiares o aquellos con los que interactuamos
diariamente (versículos24, 28) Incluso, cuando alguien próximo a usted enfrente momentos
difíciles, una palabra de aliento le ayudará a levantarse y seguir adelante (versículo 25)

Se edifica también a partir de la diligencia y la perseverancia. Imagine a alguien que fácilmente


cede ante la desesperación al ver que su cónyuge no cambia. Y esa persona quisiera que se
produjera el cambio. Lo apropiado, en tales casos, es seguir adelante, sin desmayar, siendo
diligentes, esperando que Dios hará la obra. El negligente, por su parte, rápidamente se dará por
vencido (versículo 27)

4. Preguntas para Reflexionar

a.- ¿Por qué razón al necio todo cuanto hace le parece que está bien hecho?
b.- Quienes rápidamente se enojan, ¿son sabios o necios? Explique por qué…
c.- ¿Qué caracteriza a quienes fraguan engaño en su corazón?
d.- ¿Es posible identificar a quienes hablan verdad?
e.- ¿De qué manera se benefician quienes son diligentes?
f.- ¿Por qué el hombre justo y prudente se convierte en guía de su prójimo?
g.- ¿Por qué Dios desecha a quienes son hombres y mujeres de labios mentirosos?

© Fernando Alexis Jiménez – Contacto (0057)317-4913705


Email fernandoalexis@aol.com

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Lección Vigésima Primera –

La prudencia, las crisis y las bendiciones en el cristiano

1. Base Bíblica: Proverbios 13:1-25

2. Objetivos:

2.1. Que al terminar la reunión los asistentes asuman en su vida la importancia de ser prudentes
en lo que dicen y lo que hacen, evidenciando en sus acciones que hay rectitud en el corazón.
2.2. Que al terminar la reunión los asistentes comprendan la importancia de ser muy
cuidadosos con la información que guardan en su corazón, y a la vez, asimilar la necesidad de
escoger cuidadosamente sus amistades, dejando de lado aquellos que les instan a pecar.
2.3. Que al terminar la reunión los asistentes tengan claridad sobre el verdadero valor de los
bienes, que son un medio que nos provee Dios y no en el único y principal fin de la vida de un
cristiano. Principalmente se orientará a lograr el crecimiento personal y espiritual.

3. Enseñanza Bíblica:

Prudencia, amistades y bendiciones, tres componentes esenciales en la vida del cristiano. Son
cimientas de mucha significación. Es de suma importancia tenerlas en cuenta, no solo nosotros
sino también como baluartes para sembrarlos en los hijos. Con fundamento en el capítulo 13 del
libro de Proverbios, aprenderemos hoy una serie de principios que nos ayudan a avanzar en el
proceso de alcanzar el éxito, representado en el crecimiento personal y espiritual.

3.1.- ¿Obra con prudencia en lo que dice y en lo que hace?

Obrar con imprudencia está asociado, generalmente, con dos inclinaciones propias del ser
humano: la primera, la impulsividad. Está relacionada con no medir el alcance de lo que
decimos y de las consecuencias que tales palabras desatan. La segunda, procurar resolver todos
los asuntos al amparo de nuestra propia lógica. Eso, por supuesto, va en contravía de un
principio esencial, y es que toda persona tiene su propia perspectiva de las cosas. Una
cosmovisión particular que obedece a los principios y valores que maneja cada individuo
(Proverbios 13:16).

Partiendo de esta base, el rey Salomón comparte con unas valiosas pautas: el primera instancia,
cuidarnos de lo que decimos porque de ser mesurados depende si nos irá bien o mal (versículos
2, 3, 5, 17).En adelante una meta será cuidarnos al expresarnos.

Ligado a esto se encuentra la importancia de obrar con rectitud (versículos 6, 9, 13, 21). La
Biblia menciona que nos da solidez en lo personal pero también cuando interactuamos con los
demás. Tenga presente siempre que la vida cristiana está estrechamente relacionada con dos
elementos de suma importancia. El primero, la práctica, y el crecimiento en dos niveles:
personal y espiritual.

3.2. Dime con quien andas y te diré quien eres

La sociedad ejerce una poderosa influencia en los individuos. Por esa razón, si lo permitimos,
usted y yo terminaríamos pensando y actuando como los demás, con los mimos principios que

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

conducen a los demás, y gobernados por iguales anti-valores. La Biblia es muy clara cuando nos
advierte sobre el peligro de no velar por la información que guardamos en nuestra mente, y el
tipo de personas con las que nos asociamos (Proverbios 13:20).

Un elemento de suma importancia es poner freno a conversaciones subidas de tono, chistes


vulgares, chismorreo, leer información cargada de sensualidad y apreciar imágenes asociadas
con pornografía (versículo 14).

Una persona a quien brindaba consejería, me compartió que libraba una tremenda lucha con la
depresión. Al ahondar en el asunto, descubrimos que veía pornografía, lo que abría las puertas a
Satanás para que le produjera altibajos en su estado de ánimo. ¡Cuidado con lo que ve y ore, y
también lo que guarda en su corazón!

Sin duda todos queremos ver materializados nuestros más caros anhelos: reflejados en una
familia de éxito, crecimiento en nuestra vida personal y espiritual, prosperidad en todo lo que
emprendemos, proyectos viables. Todo esto es posible si damos pasos, confiando no en nuestras
fuerzas sino en el poder de Dios (versículos 12, 15, 19) y en esa dirección debemos instruir a
nuestros hijos: tener amistades que edifiquen y dependan enteramente de Dios (versículo 24).

3.3.- ¿Cuál es la fuente de nuestras bendiciones y las riquezas?

Sorprende que nuestra sociedad acuda en una afanosa carrera por alcanzar prosperidad
económica. Se han tergiversado los valores. Primero el interés por alcanzar solidez económica
antes que lograr el desarrollo en lo personal y espiritual. No obstante, el cristiano tiene claro que
“los ricos se vuelven ricos, y sufren hambre; pero a los que buscan al Señor nunca
les faltará ningún bien”(Salmo 34:11, Versión Popular)

Este principio bíblico se encuentra íntimamente relacionado con la enseñanza del rey Salomón
cuando instruye: “En el campo hay comida abundante, pero mucho se pierde donde
no hay justicia”(Proverbios 13:23. Cf. 13:25, Versión Popular)

La fuente de las bendiciones y las riquezas es Dios mismo (Proverbios 10:22), pero es necesario
que nos remitamos al capítulo 13 de Proverbios para descubrir y asimilar principios de suma
importancia. Por ejemplo: la diligencia. Dios nos ayuda pero debemos poner manos a la obra.
Hay quienes enseñan e incluso conciben proyectos maravillosos, pero no los concretan porque
no hacen nada—tomados de la mano de Dios—para materializarlos (versículos 4, 11). En Dios es
en quien prosperamos. Él es quien nos provee, aun mucho más de lo que necesitamos y siempre
en abundancia.

Sume a estos elementos otro de trascendencia: saber manejar cuanto nos ha dado Dios. Los
bienes materiales no deben afectar nuestra forma de pensar y de actuar. El orgullo no es buen
consejero (versículo 10) como tampoco hacer alarde de cuanto tenemos y no tememos
(versículos 7, 8). Quienes obran así, sin duda se preocupan de las apariencias por encima de la
realidad.

Y por último, la importancia de recibir consejos sabios, de Dios primeramente, y de quienes


tienen más conocimientos en el campo financiero (versículo 18). De nuestra prudencia hoy,
depende que podamos dejar herencia a nuestros hijos, que es ante todo un principio ético y
moral obligado en todo padre cristiano (versículo 22). Ahora, cabe aclarar que la herencia no

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

siempre es económica, pero al menos, que se vea materializada en principios y valores que les
dan sólidas bases en Dios para alcanzar el éxito.

4. Preguntas para reflexionar:

a.- ¿Por qué la impulsividad y resolver toda situación de conflicto de acuerdo con nuestra lógica
y perspectiva, nos acarrean tantos problemas?
b.- ¿Por qué debemos tomar en consideración lo que piensan los demás en un proceso de
resolución de conflictos?
c.- ¿Qué necesidad tenemos de ser cuidadosos con la información que recibe y procesa nuestro
corazón? Explique por qué.
d.- ¿Por qué razón la Biblia recomienda asociarnos con personas sabias?
e.- ¿Está bien que un cristiano esté inmerso en conversaciones desagradables, expresiones
vulgares o chistes con fuerte contenido pornográfico? Expliqué por qué.
f.- ¿Explique la razón por la que debemos edificar a nuestros hijos en principios y valores?
g.- Para el cristiano, ¿cuál es la fuente de las bendiciones y las riquezas?
h.- ¿Por qué razón muchas personas sueñan alcanzar metas y proyectos y no logran
materializarlos?

© Fernando Alexis Jiménez – Contacto 80057) 317-4913705


Email fernandoalexis@aol.es

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Lección Vigésima Segunda --

Sabiduría, rectitud y justicia, honran a Dios

1. Base Bíblica: proverbios 14:1-35

2.- Objetivos:

2.1. Que al término de la reunión los asistentes hayan aprendido y asimilado la necesidad de
tomar decisiones acertadas con la ayuda de Dios, como parte del proceso de crecimiento
personal y espiritual.
2.2. Que al término de la reunión los asistentes hayan asumido en su vida que un principio del
Reino de Dios es que a quien obra bien, le va bien y a quien obra mal, le va mal.
2.3. Que al término de la reunión los asistentes

3.- Enseñanza Bíblica:

Hay seis elementos que llevados a la práctica, determinan éxito o decrecimiento en la vida del
cristiano. Están contenidos en el capítulo 14 del libro de Proverbios que estudiaremos hoy. Son
de suma transcendencia porque sientan bases a una vida cristiana que pone de manifiesto que
honramos a Dios, la sabiduría que rodea nuestras acciones, cuáles son las actitudes necias y las
del malvado, como es evidente que hay rectitud en nuestro andar delante del Señor y las
decisiones que son acertadas o desacertadas, de las que hacia el futuro tendremos que
arrepentirnos o sentirnos sanamente orgullosos.

3.1. ¿Qué decisiones tomamos cada día?

Una de las prácticas que más ayudan al cristiano en su proceso de crecimiento personal y
espiritual, es que diariamente y al terminar la jornada, evalúe qué ha hecho y qué no ha hecho,
para determinar en qué se ha avanzado, dónde hay estancamiento o en qué momentos se
experimenta retroceso. También examinar si hemos aplicado principios de cambio.

Hay muchas decisiones que son trascendentes, entre las que es menester mencionar: invertir
dinero y tiempo con ayuda de Dios—para asegurar el mañana en mejores condiciones de vida
(versículo 4), aprender a manejar nuestras emociones de tal manera que no transmitamos
nuestros problemas a los demás, comenzando por la familia (versículos 10, 13, 17, 18, 20, 21).
Por ese motivo es importante ser muy reflexivos con respecto a las actuaciones cotidianas, y en
lo posible, medir cuidadosamente lo que decimos porque desata consecuencias, muchas veces
lamentables.

Ahora, es en Dios en quien alcanzamos plenos desarrollo en el desenvolvimiento tanto familiar


como secular (versículos 30, 35). Y una última recomendación: Pídale a Dios que le conceda la
sabiduría y serenidad necesarias para asumir todas las situaciones cotidianas. Si carecemos de
dominio propio para darle manejo a los hechos inesperados, terminaremos gobernados por el
desasosiego e incluso la depresión. Es un principio que aprendemos en la Biblia, y que reviste
particular importancia asimilar con ayuda de Dios y es tener una ―… mente tranquila‖. En
otras palabras, mantener la tranquilidad cuando llegan las tormentas, convencidos de que Dios
tiene el control de todas las circunstancias.

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

3.2. Honramos a Dios con lo que pensamos y hacemos

Piense por un instante que la religiosidad que mostramos no es tan importante como sí lo es
delante del Señor, lo que hay dentro, en el corazón, y que se ve reflejado en pensamientos y
acciones. Un hombre o una mujer que caminan en rectitud son aquellos que cumplen la
voluntad del Señor (versículos 5, 25), midiendo que en todo haya justicia (versículo 34)

Quienes se mueven conforme a los principios establecidos por el Reino de Dios, sin duda honra
y glorifica al Señor. Ser sabio, entonces cuidar nuestro andar (versículos 8, 12, 15, 16) Este
comportamiento apropiado, que es prueba tangible de la transformación que se está
produciendo en nuestro ser, se evidencia en prudencia, paciencia y perseverancia, y en pensar
con cuidado qué va a ocurrir si actuamos de determinada manera (versículos 24, 29, 33).

La decisión de honrar a Dios es nuestra y nada más que nuestra (versículo 22) y frente a la
decisión que tomemos, la de honrar y glorificar al Señor con lo que pensamos y hacemos, nos
asegura paz, prosperidad y realización plena en nuestra situación presente y futura, y para
nuestros ascendientes (versículos 26, 27, 31). Es posible cambiar, recuérdelo siempre, con ayuda
de Dios, y ese cambio, le exalta y glorifica a Él, a nuestro supremo Hacedor.

3.3. ¿Quiere que le vaya mal? Piense y obre con maldad

Un seguro para que nos vaya mal, es pensar y obrar mal. Un axioma sencillo pero real. Deja ver
en la persona, no solo la maldad que hay en el corazón, sino también, la necedad que alienta sus
acciones. Quienes actúan así, no generan atracción sino rechazo porque a pocos les gusta
frecuentes a quienes destilan hiel y veneno, producto de su odio y resentimiento (versículos 3, 6,
7, 9). Generalmente quienes andan en maldad, no reconocen sus errores y por el contrario, los
justifican (versículos 14, 23). Esa es la razón por la que se les dificulta experimentar en cambio
en sus vidas.

Sobre este fundamento aprendemos que en casa de quienes obran mal, cosechan mal. Satanás
trae a sus vidas angustia, zozobra, temor e inseguridad. No prosperan, porque la prosperidad es
únicamente sinónimo de bienes materiales (versículos 11, 19), envidiando que a quienes conocen
y buscan de Dios, les vaya bien. Tenga siempre presente lo que enseña la Biblia. “Al malvado
lo arruina su propia maldad; al hombre honrado lo protege su
honradez”(Proverbios 14:32, Versión Popular)

4.- Preguntas para reflexionar:

a.- ¿Evalúa cada día sus aciertos y desaciertos de cara a aplicar correctivos que le ayuden en el
cambio y crecimiento personal y espiritual?
b.- ¿Qué ocurre sino aprendemos a manejar nuestras emociones cuando llegan períodos de
crisis?
c.- ¿Por qué razón debemos estar preparados para atender y resolver todas las situaciones que
se presenten en la vida, favorables y desfavorables?
d.- ¿Por qué razón se asegura que a aquel que obra mal, le irá mal?
e.- ¿Qué beneficios encuentra en su vida por la decisión de pensar y obrar bien?
f.- ¿Por qué es más importante delante de Dios lo que pensamos y hacemos que la religiosidad
del ser humano?

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

g.- ¿Qué torna evidente ante las personas que estamos experimentando una transformación
personal y espiritual?
h.- ¿De qué manera considera usted que está honrando a Dios con lo que piensa y hace?

© Fernando Alexis Jiménez – Contacto 80057) 317-4913705


Email fernandoalexis@aol.es

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Lección Vigésimo Tercera—

Es hora de cambiar, andando en nuevos caminos

1. Base Bíblica: Proverbios 15:1-33

2. Objetivos:
2.1. Que al término de la reunión los asistentes comprendan la importancia de saber manejar
los conflictos, teniendo como fundamento medir cuidadosamente las palabras que utilizamos
cuando estamos frente a alguien que no conserva la serenidad y por el contrario, resulta
amenazante.

2.2. Que al término de la reunión, los asistentes comprendan la importancia de permitirle al


Señor Jesucristo que ocupe el primer lugar en sus vidas y en sus hogares, paso fundamental en
el proceso de movernos en las bendiciones y en la prosperidad.

2.3. Que al término de la reunión los asistentes asuman en sus vidas nuestros principios,
velando por no apartarse del camino del Señor ni a derecha ni a izquierda.

3. Enseñanza Bíblica:
El manejo de las relaciones interpersonales resulta complejo hoy día. No es fácil tratar con
diferentes temperamentos y formas particulares de ver la vida. Meditar en lo que decimos y
hacemos, es un fundamento importante en el proceso de relacionarnos con los demás. Otro
elemento sobre el que meditaremos hoy, a partir del capítulo 15 del libro de Proverbios, es en
torno a la manera como podemos recibir las bendiciones de Dios y conservarlas.

3.1. Serenidad y prudencia en el manejo de los conflictos


¿Cómo reaccionamos cuando nos encontramos con alguien que además de airado, muestra
agresividad en su comportamiento? Nuestra decisión en momentos así es determinante para
agravar o bajarle el tono al conflicto. El rey Salomón recomienda conservar la serenidad y
contestar en un tono de voz conciliador (versículo 1). Conviene hablar con palabras sensatas,
prudentes, de las que se mide el alcance de su impacto. Términos que edifican, que animan, dan
vida y no generan condenación. Pensar cuidadosamente antes de decir cualquier cosa
(versículos 2, 4, 7).

Las reacciones son esenciales en las relaciones interpersonales. Las manifestaciones airadas
generalmente provienen de quien siente que una exhortación o llamando de atención, por
cordial que sea, es una provocación o en el peor de los casos, una provocación (versículos 14,
18).

Recordemos siempre que las palabras edifican o destruyen. De ahí que si recibimos una
recomendación orientada a nuestro mejoramiento personal, debemos valorarla y desechar
aquello que consideramos, no obedece a la realidad. Y en segundo lugar, saber qué responder y
en qué tono lo hacemos (versículos 22, 23, 28, 31)

3.2. ¿Desea ser bendecido? Camine de la mano del Señor

Aunque no hay una explicación lógica para el mundo respecto a cuál es la razón por la cual
prosperan los hijos de Dios; usted y yo sabemos la razón: Dios nos ama y quiere lo mejor para

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

nosotros. Andar conforme a la voluntad del Señor se refleja en el crecimiento personal y


espiritual, armonía en las relaciones interpersonales, solvencia material y algo importante: que
haya prosperidad en todo cuanto emprendemos (versículos 6, 25, 279

Si clamamos a Dios por un milagro o una bendición, se producen porque Él escucha nuestras
oraciones. Definitivamente la presencia de Dios nos bendice de una manera poderosa e
inexplicable para el común de las personas (versículos 6, 19, 25, 27, 29, 33)

¿Quiere esas bendiciones en su vida y en su hogar? Busque al Señor, ande en sus caminos y
déjese transformar por Él. Sabiduría y prudencia serán los primeros frutos que evidencian el
cambio (versículo 20, 21)

3.3. Es hora de cambiar, andando en nuevos principios


Aun cuando nos escondamos en un lugar recóndito, Dios está al tanto de lo que hacemos y
decimos. Está con nosotros en todo tiempo e igual, ante Él responderemos por lo que pensamos
y obramos. Nuestras acciones determinan si le somos agradables o no, porque reflejan hasta qué
punto estamos andando en Sus caminos (versículos 3, 8, 9, 11)

En aras de andar en el sendero del Señor, reviste singular importancia medir cuidadosamente lo
que hacemos, preguntándonos: ¿Estoy honrando y glorificando al Señor? Si descubrimos que no
es así, es hora de aplicar correctivos en la vida (versículos 16, 24, 26)

¿Cambiar es posible? Por supuesto que sí. Con ayuda de Dios. Asumiendo los principios que Él
nos enseña en Su Palabra. Examinando nuestro caminar diario y aplicando las modificaciones
necesarias cuando descubrimos fallas. En este proceso resulta constructivo evaluar los buenos
consejos. Quien no oye sanas orientaciones, se estanca en la dinámica de crecer en las
dimensiones personal y espiritual (versículos 5, 10, 12, 31, 32)

Cambiar y crecer se refleja en una vida de armonía plena, de paz interior (versículos 13, 15, 17,
30). ¿Quiere experimentar esa vida plena y de realización? Reciba al Señor Jesucristo en su
corazón como Salvador.

4. Preguntas para reflexionar:


a. ¿Cuál es nuestra reacción cuando nos encontramos frente a alguien agresivo en lo que dice y
lo que hace? ¿Qué recomienda la Biblia?
b. ¿Por qué razón debemos medir el alcance de nuestras palabras?
c. ¿De qué manera influyen nuestras reacciones en el manejo de las relaciones interpersonales?
d. ¿Cuál debe ser nuestra reacción frente a las críticas?
e.- ¿Por qué los hijos de Dios son bendecidos en lo personal, lo espiritual y en el hogar?
f- ¿Cómo se refleja el hecho de que andemos en los caminos del Señor?
g.- ¿Escucha las oraciones de sus hijos?
h.- ¿Cómo podemos comprobar que Dios escucha nuestras oraciones y responde con poder en
nuestras vidas?
i. ¿Qué importancia tiene el que Dios esté atento a todo lo que pensamos y hacemos?
j.- ¿Honramos y glorificamos a Dios con lo que pensamos y hacemos diariamente?

© Fernando Alexis Jiménez – Contacto (0057) 317-4913705


Email fernandoalexis@aol.es

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Lección Vigésimo Cuarta–

¿Cómo tener éxito en nuestros proyectos presentes y futuros?

1. Base Bíblica: Proverbios 16:1-33

2. Objetivos:

2.1. Que al término de la enseñanza, los asistentes a la reunión comprendan la necesidad de


someter en manos de Dios todos sus planes y proyectos, presentes y futuros, como fundamento
para tener éxito en los emprendimientos y asegurar que estén en Su divina y perfecta voluntad.
Ese es el principio de los ganadores.

2.2. Que al término de la reunión, los asistentes comprendan y asimilen en su vida que no hay
fundamento para creer en la buena o mala suerte, y que asuman nuevos principios de vida,
conforme a la voluntad de Dios, como base para tener éxito en los emprendimientos presentes y
futuros.

2.3. Que al término de la enseñanza, los concurrentes comprendan lo que significa ser un
cristiano en proceso de crecimiento personal y espiritual, y opten por abrir sus corazones con el
propósito de que Dios ocupe el primer lugar y obre los cambios en la forma de pensar y de
actuar que necesita cada persona.

3. Enseñanza Bíblica:

Toda persona anhela el éxito. Que sus emprendimientos salgan bien. Lograrlo es posible cuando
entregamos en manos del Señor todas nuestras acciones, presentes y futuras. No hay secreto
para tener prosperidad. Simplemente movernos en la voluntad y bajo la guía de Dios. No hay
verdad en la creencia de que hay quienes nacieron con buena suerte y aquellos, que por el
contrario, tienen mala estrella. El éxito o el fracaso, está determinado por nuestro andar delante
del Señor.

3.1. ¿Quieres ser prosperado en lo que haces? Encomienda planes y proyectos en


manos de Dios

En la vida de todo ser humano, salvo aquello que no quieren mostrar, no hay secretos. Ese
principio sirva de base para entender que si deseamos ser prosperados en los planes y proyectos,
no hay secretos de los ganadores. El asunto es simple: someter todas nuestras iniciativas en
manos de Dios.

La Biblia es clara cuando nos instruye al respecto, y nos explica que una cosa es lo que
planeamos usted y yo, y otra bien distinta lo que está en el corazón y en la voluntad de Dios. Él,
que puede ver el mañana, nos ayuda a identificar si hay errores en lo que planeamos e incluso, si
las consecuencias serán contrarias. Por eso nos ayuda a corregir con tiempo (versículos 1-3). Esa
es una de las grandes ventajas de llevar a Su presencia todas nuestras acciones.

Otro aspecto que debemos ligar a este principio, es que conforme crecemos en las dimensiones
personal y espiritual, adquirimos sabiduría, y esa sabiduría nos lleva a ser prudentes. En ese

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

orden de ideas, quien es prudente no obra estimulado por la impulsividad y las reacciones
inmediatas, sino que somete a Dios sus planes y deja que Él le corrija (versículos 8, 16).

3.2. La verdadera causa de la mala suerte

Otrora se creía que la dependencia de las personas de riegos, amuletos y oraciones a ídolos, era
propia de Latinoamérica, fruto de su cultura ancestral. Sin embargo la realidad es otra. No solo
Norteamérica sino Europa, evidencian una inclinación de hombres y mujeres a lo oculto en
procura de la buena suerte.

¿En dónde estriba que a muchos les vaya mal? En sus pensamientos y acciones. La Biblia nos
enseña que quien obra maldad, recibe maldad. Toda su existencia gira alrededor de obrar con
ventaja, causar daño para recibir beneficios, robar la honra de los demás a costa de mentiras y
calumnias y sembrar discordia donde quiera que se desenvuelva. Obviamente quien actúa así,
no puede esperar que haya prosperidad en lo que planea (versículos 27-30)

Pretender sembrar maldad y cosechar bendiciones, además de ilógico, resulta una utopia. La
solución entonces, para asegurar que las circunstancias cambien alrededor, estriba en una
estrecha dependencia de Dios, abriéndole el corazón para que Él modifique nuestro ser
(versículos 4, 5, 7)

3.3. Los cristianos vivimos un proceso de mejoramiento continuo

En términos de administración empresarial, hay un concepto interesante del que sin duda habrá
escuchado. Me refiero al ―mejoramiento continuo‖, que no es otra cosa que revisar
periódicamente todo cuanto se hace, con el propósito de identificar fallas y aplicar correctivos.
Igual ocurre con la vida del creyente. Usted y yo somos cristianos en construcción, sujetos al
mejoramiento continuo (versículos 6, 17, 18, 26). Hay mucho que cambiar, partiendo de lo que
expresamos con palabras, porque allí tenemos un tremendo talón de Aquiles (versículos 13, 26).
No cabe duda que en lo que decimos, generalmente por no pensar cuidadosamente, radica el
que tengamos problemas (versículos 9, 19-24).

Ahora, quien experimenta cambio—que no es otra cosa que transformación permanente en su


ser por la obra del Espíritu Santo-necesariamente refleja ese crecimiento en sus acciones. Hay
justicia en su obrar, no concibe andar en la maldad y se aparta a tiempo, y guarda la calma,
sabiendo que en la serenidad encontramos un buen fundamento para el manejo de los
conflictos. (Versículos 11, 12, 32)

Si duda en usted hay deseo de cambio. No se desanime. Entienda que con el poder del Señor
Jesucristo es posible ese crecimiento que tanto anhela. Recuérdelo siempre: quien transforma
su vida es el Espíritu Santo que Dios derrama en sus hijos.

4. Preguntas para reflexionar:

a. ¿Por qué debemos encomendar a Dios todos los planes y proyectos?


b. Explique la razón por la cual la altivez de corazón no honra ni glorifica al Señor.
c. ¿Qué diferencia hay entre lo que pensamos y la forma como Dios determina el curso de los
acontecimientos?

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

d. ¿A qué se debe el hecho de que examinar nuestro andar diario nos debe llevar a aplicar
modificaciones en la forma de pensar y de actuar?
e. ¿Qué validez tiene delante del Señor la transparencia y honestidad en lo que pensamos y
hacemos?
f. ¿Por qué afirma la Biblia que la sabiduría y la prudencia tienen mayor valor que todas las
riquezas?
g. ¿Qué valor le otorgan las Escrituras a quienes obran serenamente ante los conflictos y tardan
en airarse?
h. ¿Por qué afirma la Biblia que la vejez es una corona de honra?

© Fernando Alexis Jiménez – Contacto (0057) 317-4913705


Email fernandoalexis@aol.es

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Lección Vigésimo Quinta—

¿Quieres una vida plena? Desecha la maldad y ama la prudencia

1. Base Bíblica: Proverbios 17:1-28

2. Objetivos
2.1. Que al término de la reunión los asistentes a la célula comprendan la importancia de medir
cada paso que damos, evaluando cuidadosamente las consecuencias. Dios espera que seamos
prudentes.
2.2. Que al término de la reunión los asistentes comprendan la necesidad de evaluar sus
pensamientos y acciones, y en caso de encontrar semillas de maldad, disponerse para el cambio
con ayuda de Dios.
2.3. Que al término de la reunión los asistentes comprendan la importancia de incorporar a su
práctica de vida cristiana, principios y valores sólidos que reflejen en su existencia el amor de
Jesucristo.

3. Enseñanza Bíblica

Si bien es cierto el libro de Proverbios ofrece una serie de principios prácticos y sencillos que
nos ayudan a edificar una vida de éxito en las dimensiones personal y espiritual, nos ofrece una
perspectiva sobre Dios y las características preciosas que le rodean en su proceso de formarnos
y ayudarnos a cambiar y crecer. En el capítulo 17 encontramos que nuestra amado Hacedor es
Aquél que prueba los corazones, pero a la vez, el que nos purifica (versículo 3). Nuestro Señor y
Dios nos edifica y transforma, especialmente el carácter, a través de las circunstancias y pruebas
de la vida. De ellas podemos aprender grandes lecciones. La de hoy, por ejemplo, girará
alrededor de tres ejes esenciales: el valor de la prudencia, las consecuencias de la maldad y las
relaciones interpersonales (en el hogar y en general con quienes nos rodean).

3.1. Con prudencia se edifica una vida de éxito

Obrar bien nos beneficia, en primera instancia, pero también afecta positivamente las relaciones
interpersonales. A éste hecho se suma la recomendación bíblica de medir todo lo que hacemos,
velando cuidadosamente cada paso que damos, para evaluar las consecuencias que se pueden
derivar de nuestras acciones. Y pone como ejemplo la inconveniencia de salir de fiador—una
práctica muy común con nuestros profusos sistemas crediticios——versículos 2, 12, 18.

Cuando vamos a las Escrituras encontramos la recomendación de guardar silencio antes que
caer en la insensatez, y respecto del necio, le recomienda calla como paso para evitar cometer
errores (versículos 26-28). Si no tenemos nada bueno que decir, es mejor guardar silencio;
cuando escuchamos antes que hablar, aprendemos, y por último, ser prudentes y callar
caracterizó a los sabios de la antigüedad. Quien habla demasiado, por una parte, desencadena
contiendas y se agencia dolores de cabeza (versículo 19).

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

Además, en el proceso de crecimiento espiritual y personalmente, aprendemos el valor que


tiene el trato de Dios con nosotros. Nos ayuda a cambiar eficazmente (versículos 3, 10).

3.2. La maldad nos impide una vida plena

Los frutos de la maldad saltan a la vista. La mentira es uno de ellos (versículos 4, 7, 15). Quien
miente, causa daño y destruye los puentes que conducen a un diálogo sincero y constructivo
entre dos personas. A su turno aquél que obra por maldad, provoca perjuicios a su prójimo—
insensible al sufrimiento que produce; saca siempre ventaja de los demás; genera contiendas; no
tienen la delicadeza de agradecer a quienes le prestan un servicio o le brindan ayuda;
malbaratan hasta el último peso; amparan sus acciones y errores en las mentiras, y procuran
siempre aprovecharse de los demás (versículos 5, 8, 11, 13, 16, 20, 23)

Es fundamental que evaluemos nuestras acciones para determinar si provienen de un corazón


dominado por la maldad, y reconocer el daño causado a los demás y a nosotros mismos. Esto,
en procura de aplicar correctivos.

Un examen honesto nos llevará a concluir en qué áreas debemos aplicar cambios con ayuda de
Dios. Tenga presente que no es en nuestras fuerzas sino en las que provienen del Señor.

3.3. Más que versículos, la vida cristiana es práctica

La vida cristiana debe ser práctica. No se puede circunscribir a memorizar unos versículos de
los que ni siquiera meditamos en su significado. El primero y más grande de estos principios es
concederle a Dios el primer lugar en el hogar, paso para que se produzca un afianzamiento de
la armonía y la sana convivencia familiar. Otro muy importante es guardar prudencia y
abstenernos de estar haciendo comentarios sobre todo aquello que sabemos o percibimos
(versículos 1, 9)

Juega un papel preponderante para el creyente, honrar a los padres. A su vez, los progenitores
están obligados a criar a sus hijos sobre sólidos principios y valores, enseñándoles a guardarlos,
y aplicándoles una sana disciplina cuando los transgreden (versículos 6, 21, 25)

Mantener la actitud correcta frente a las circunstancias favorables o desfavorables, de tal


manera que no nos robe la paz interior, constituye otro cimiento preponderante. Quien tiene a
Cristo en su corazón, alcanza plenitud y la armonía en su ser. Por este motivo, confiados en Él,
nada de lo que acontezca alrededor deberá ni podrá alterarnos (versículos 22, 24). Y cierran las
enseñanzas de Proverbios capítulo 17, poniendo de relieve la amistad verdadera,
comprometida, sin doblez (versículo 19).

4. Preguntas para reflexionar

a. ¿Por qué el obrar bien nos beneficia personalmente como también a quienes nos rodean?
b.- ¿Por qué recomienda la Biblia medir cuidadosamente todo cuanto decimos y hacemos?
c.- ¿Explique por qué la Biblia señala que no es prudente servir de fiador a terceras personas?
Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual
Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

d.- ¿Por qué dicen las Escrituras que hasta cuando un necio calla resulta ser sabio?
e.- ¿De qué manera evidenciamos en nuestras vidas y en las demás los frutos de maldad?
f.- ¿A quienes causa daño la mentira y por qué razones?
g.- ¿Podría enumerar algunos de los frutos de la maldad que se ponen de manifiesto en las
personas que no tienen a Cristo en su corazón?
h.- ¿Por qué debemos evaluar nuestras acciones cotidianas?
i.- ¿Por qué la vida cristiana debe ser ante todo práctica?
j.- ¿Cómo logramos afianzar armonía en el hogar?

© Fernando Alexis Jiménez – Contacto (0057)317-4913705


Email fernandoalexis@aol.es

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Lección Vigésimo Sexta—

Emociones y sentimientos en manos de Dios

1. Base Bíblica: Proverbios 18:1-24

2. Objetivos:

2.1. Que al término de la reunión los asistentes a la célula comprendan y asuman la importancia
de que le permitamos a Dios tomar control de nuestras acciones, como cimiento en el proceso
de crecimiento personal y espiritual.
2.2. Que al término de la reunión los concurrentes a la célula comprendan la importancia de
medir lo que decimos, bajo el convencimiento de que nuestras palabras evidencian sabiduría o
necedad.
2.3. Que al término de la lección, los asistentes a la célula aprendan y apliquen el hecho de que
somos verdaderamente fuertes y victoriosos en Dios, dependiendo enteramente de Él.

3. Enseñanza Bíblica:
Dios es nuestra mayor fortaleza. Es el fundamento para que alcancemos el éxito en los ámbitos
personal y espiritual. El capítulo 18 del libro de Proverbios lo resalta cuando el rey Salomón
escribe: “Torre fuerte es el nombre de Jehová; a Él correrá el justo, y será levantado”(versículo
10). En Dios cambiamos, crecemos y avanzamos—firmes—tomados de Su mano, hasta que
llegue el momento de partir a la eternidad. Pero hallamos además otros tres elementos: saber
guardar silencio antes de hablar, medir el alcance de las palabras y recibir nuevas ideas, incluso
las críticas que resulten constructivas, dentro del proceso de enriquecimiento espiritual y
personal.

3.1. Permita que Dios controle sus emociones


Las emociones descontroladas nos llevan a cometer errores de los que a la postre nos
arrepentimos, y que generalmente levantan alrededor nuestro grandes barreras que afectan
nuestra relación con Dios y con quienes nos rodean.

Es así como aprendemos que el egoísmo es una enorme burbuja en la que se encierra quien
piensa solo en sus propias necesidades y se aísla de todos los demás, porque en su cosmovisión
particular aplican el criterio de “Primero yo; segundo yo, y tercero… pues yo”(Cf. Versículo 1)

En su actitud tienen algo en común con los necios: no escuchan consejos. Por esa razón estas
personas van de fracaso en fracaso (versículo 2)

Otra emoción descontrolada y por tanto negativa, es el orgullo. La Biblia enseña que lleva al
fracaso y anuncia que el éxito verdadero comienza con la humildad (versículo 12) Y en otro
orden de ideas, conservar el ánimo se convierte en soporte para sobreponernos a condiciones
desfavorables (versículo 14). Cabe preguntarnos: Si somos cristianos, ¿Cuál es nuestra actitud
cuando soplan vientos de adversidad?¿Confiamos en Dios o nos dejamos arrastrar por la
angustia?
Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual
Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

3.2. Las palabras revelan sabiduría o necedad


La sabiduría y la necedad se conocen a través de las palabras (versículo 4). Lo aconsejable es no
apresurarnos a hablar sino escuchar antes de proferir opiniones (versículos 13, 15). A partir de
lo que decimos, crecemos y ayudamos a crecer a los demás, o herimos y causamos dolor
(versículos 20, 21)

El asunto es como una moneda: tiene dos caras. La otra parte es que no medir lo que decimos,
provoca discusiones, se granjea problemas y se causa daño a terceras personas (versículos 6-8).
Y un tercer aspecto es que resulta valioso guardar silencio, cuando las circunstancias así lo
obligan. Hablar, así sea para justificarnos, nos acarrea serios problemas (versículo 17)

Quien habla necedades evidencia la maldad que alimenta muchas de sus acciones. Y nada de lo
que hace quedará sin pagar consecuencias (versículos 3, 5, 9, 19). Revise su vida. Si halla
errores, recurrentes y que le han traído problemas, es hora de aplicar correctivos.

3.3. En Dios somos fuertes y vencedores


Dios nos hace fuertes. Nos ayuda a superar dificultades, Nos lleva a ser vencedores (versículo
10). No somos fuertes por la riqueza y el poder, sino por la estrecha dependencia de nuestro
amado Padre celestial (Cf. 11; 23, 16)

Ahora, ¿problemas? Sin duda todos tenemos dificultades; sin embargo para salir airosos, por
encima de todas las circunstancias, debemos depender de nuestro amado Señor, quien nos
ayuda a encontrar la salida del laberinto (versículo 18).

Dos recomendaciones finales se orientan a que seamos verdaderos amigos, brindando una
amistad sincera; y la segunda, valorar al cónyuge. Una buena esposa, plantea el autor sagrado,
es una demostración del amor de Dios (Cf. 22, 24).

4. Preguntas para reflexionar:


a. ¿Por qué Dios es nuestra torre fuerte?
b. ¿Por qué debemos escuchar antes de responder?
c.- ¿De qué manera nos perjudica, y también a los demás, el egoísmo?
d.- ¿Qué tienen en común el necio y el orgulloso?
e. ¿Por qué las palabras evidencian la sabiduría o la necedad que anidan en el corazón?
f.- ¿Qué acarrean en la persona las palabras necias?
g.- ¿Cuándo podemos afirmar que las palabras edifican o destruyen?
h. Explique por qué razón es valioso guardar silencio antes que hablar a la ligera.
i. ¿Podría explicar por qué Dios nos lleva a ser vencedores?
j. ¿Qué debemos hacer cuando nos encontramos ante problemas complejos de resolver?
k. ¿Cómo debe ser un verdadero amigo?

© Fernando Alexis Jiménez – Contacto (0057)317-4913705


Email fernandoalexis@aol.es

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Lección Vigésimo Séptima--

Creador por Dios para vivir plenamente

1.- Base Bíblica: Proverbios 1:1-29

2.- Objetivos:

2.1. Que al término de la reunión el asistente a la Célula comprenda que si bien es cierto nos
vemos expuestos a factores externos, no debemos permitir que afecten nuestra forma de pensar
y de actuar con equilibrio, porque Dios nos concibió para vivir plenamente y no para que la
amargura, el resentimiento o el odio nos nublen la vista y nos lleven a obrar con impiedad.
2.2. Que al término de la reunión los concurrentes valoren la necesidad de reconocer sus fallas,
medir los perjuicios que ha desatado en sus vidas y disponerse al cambio con ayuda del Señor
Jesucristo.

3.- Enseñanza Bíblica:

Si queremos vivir la vida plenamente, algo que debemos aprender es que los factores externos
no deben afectar nuestra perspectiva del mundo que nos rodea, ni tampoco nuestro trato con los
demás. Por el contrario, si somos equilibrados, actuaremos con justicia, cualquiera sea la
circunstancia que enfrentemos. Un ejemplo práctico lo representa el que aprendamos a manejar
los conflictos en nuestras relaciones interpersonales.

En el proceso de crecimiento personal y espiritual resulta valioso que reconozcamos que hemos
fallado, y una vez tomemos conciencia del enorme perjuicio que representa obrar mal, nos
dispongamos a cambiar, como fundamento para encontrarle sentido a la existencia.

3.1. Fuimos concebidos para una vida plena

Un Dios amoroso como es nuestro Padre celestial, nos concibió para vivir plenamente. La
decisión de poner tropiezos en ese camino, y llenarnos de amargura, es nuestra y nada más que
nuestra. Cuando partimos de esa premisa, comprendemos el valor que tiene aplicar a nuestra
existencia, la prudencia en todos los órdenes. Pensar con cuidado lo que vamos a hacer,
midiendo las consecuencias; aprender de los errores y aprender a perdonar, como fundamento
para no envenenarnos con el mal que podamos recibir de los demás. Siempre encontraremos
personas que actúan mal, pero ni usted ni yo podemos permitir que nos dañen los factores
externos, que pueden influir en nuestra forma de pensar y de actuar (versículos 2, 8, 11, 25).

En el proceso de aprender a vivir plenamente, honrando y glorificando el propósito original de


Dios, adoptamos nuevos principios que nos ayudan a crecer en lo personal y lo espiritual: dejar
de lado la pereza, ser diligentes, escuchar consejos y aceptar las reglas. No es lo más indicado,
por ejemplo, que si hay una fila el cristiano trate de obviar los trámites, ganando ventaja sobre
los demás. La trampa en nuestra forma de pensar y de actuar, no exaltan a Dios, sino que por el
contrario, transgreden claros principios que Él trazó para nosotros (versículos 15, 16, 20).

Otro pilar en la construcción de una vida de armonía, lo representa el hogar. El texto que
estudiamos hoy nos llama la atención sobre la necesidad de disciplinar a nuestros hijos,
formarlos en sanos principios y valores, y también: aprender a manejar situaciones de conflicto

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

con el cónyuge, no dejándonos arrastrar por sus actitudes que desencadenan peleas (versículos
13, 14, 18, 26, 27).

3.2.- Es tiempo de modificar nuestra forma de ver el mundo

Hasta tanto no reconozcamos que hemos fallado, difícilmente podremos cambiar. Si nos va mal,
examinemos hasta qué punto somos arquitectos de nuestros problemas, y no le echemos la
culpa ni a quienes nos rodean, ni menos a Dios. No hay tal como la mala suerte, en la que
muchos escudan sus fracasos, sino en decisiones desacertadas y en no corregir a tiempo. Ser
fieles al Señor, aplicando sus principios a nuestra vida, desechar la mentira y el engaño y
además, confiar plenamente en Él y no en las riquezas ni en las posiciones de poder, que son
algo pasajero, nos ayudará a solidificar una vida plena, conforme a la voluntad divina (versículos
3, 6, 7, 10, 22)

No podemos olvidar que actuar mal, nos acarrea problemas, y que dejarnos arrastrar por las
pautas que guían a los demás, sabiendo de antemano que llevan al fracaso, no son otra cosa que
necedad y labrarnos conflictos sin necesidad (versículos 5, 9, 12, 19, 28).

4.- Preguntas para Reflexionar:


a.- ¿Por qué recomienda la Biblia que debemos obrar con calma, midiendo nuestras reacciones?
b.- ¿Qué aconsejan los Proverbios en cuanto al manejo de conflictos de pareja?
c.- ¿En qué contribuye al mejoramiento de nuestras relaciones interpersonales, el perdonar a
quien nos ha ofendido?
d.- ¿Cuál es el beneficio de escuchar consejos y aprender de los errores?
e.- ¿Por qué no debemos echarle la culpa ni a los demás ni a Dios de nuestros fracasos?
f.- ¿Qué le ocurre a quien obra mal?¿Cuál es la razón para que le vaya mal?
g.- ¿Qué beneficios se obtienen de ser fieles a Dios?
h.- ¿Cómo nos beneficia reconocer que hemos fallado?
i.- ¿A dónde nos llevan la mentira y el engaño?
j.- ¿Por qué recomienda la Biblia que no nos dejemos arrastrar por los parámetros del mundo?

© Fernando Alexis Jiménez

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Lección Vigésimo Octava--

Prudencia y fidelidad a Dios, bases de una vida equilibrada

1. Base Bíblica: Proverbios 20:1-30

2. Objetivos:
2.1. Que al término de la reunión los asistentes comprendan la necesidad de ser equilibrados en
todo lo que pensamos y hacemos, como fundamento para el crecimiento personal y espiritual,
pero también como base en la construcción de buenas relaciones interpersonales.

2.2. Que al término de la reunión los asistentes comprendan la importancia de reflejar con
hechos cuanto predicamos o decimos, ya que el cambio en la forma de pensar y de actuar de un
creyente, es tangible, es decir, se evidencia con lo que se hace.

2.3. Que al término de la reunión los asistentes comprendan la importancia de recibir consejos
oportunos, como paso para avanzar en el proceso de crecimiento personal y espiritual.

3. Enseñanza Bíblica:

La sobriedad es fundamental en nuestra vida (versículo 1), no solamente por la inconveniencia


de las bebidas sin moderación que nos atraen problemas, sino sobriedad entendida como el
equilibrio en lo que hacemos.

En el propósito que tenemos de experimentar cambio, es necesario que transformemos nuestra


forma de pensar para que, de manera directa, se modifique nuestra forma de actuar. No
podemos desconocer que el asunto no es tanto decir que somos nuevas criaturas, lo que se logra
cuando tenemos a Cristo Jesús en el corazón, sino que cuanto predicamos, de vea reflejado en
hechos.

3.1.- Recibir consejos oportunos, nos ayuda a crecer

Nadie recibe a Jesucristo en su corazón para seguir pensando y actuando como otrora, cuando
su existencia era miserable, llena de problemas y enfrentando el fracaso en todo cuanto
emprendía. Cambiamos para crecer y avanzar hacia una vida plena.

En ese orden de ideas, reviste singular importancia aprender a recibir sanos consejos, aquellos
que contribuyen al mejoramiento continuo en el creyente. A este cimiento muy valioso, se suma
el que permanentemente realicemos una evaluación de nuestro ser para identificar errores y
disponernos, con ayuda de Dios, a aplicar correctivos. Es el Señor quien nos permite reordenar
nuestros caminos, lo que a su vez se refleja en sólidos cimientos en el afianzamiento de una vida
plena.

Las personas que nos apreciarán, nos brindarán sanos consejos. No podemos desconocer que
generalmente no somos conscientes de nuestras fallas, sino que es a través de otras personas
que tenemos una perspectiva clara de en qué áreas estamos errando, de cara a modificar esa
conducta (versículos 5, 8, 24, 27, 29, 30)

3.2. El cambio se evidencia con hechos

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

Una apreciable señora posaba en su barrio de ser nueva criatura, renovada por el Señor
Jesucristo; sin embargo no paraba de andar chismorreando y en cierta ocasión que alguien
arrojó basura frente a su antejardín, reaccionó de una manera grosera. Olvidó que el cambio se
evidencia no con palabras sino con hechos.

Hay quienes se muestras orgullosos por el cambio que están experimentando en su forma de
pensar y de actuar. Viven de la imagen, de la fachada, se hacen publicidad a sí mismos. No
obstante sus acciones distan mucho de ser las de verdaderos cristianos.

Algo en lo que es importante recabar es que alguien que ha vivenciado un cambio, no lo anda
pregonando con arrogancia y en cierta medida, con fanfarronería. Por el contrario, lo muestra a
través de sus obras. Esa es la gran diferencia entre quienes dicen ser fieles a Dios, y quienes
verdaderamente lo son (versículos 6, 7, 9, 10, 15)

Hay quienes obran al contrario. Dicen mucho y hacen poco. Son imprudentes, y de acuerdo con
las Escrituras, el imprudente obra precipitadamente, se granjea problemas y de paso,
generalmente recibe el mal que desea para su prójimo (versículos 2, 20, 21).

3.3. Alejados de Dios, nuestro camino está sembrado de conflictos

No hay nada mejor para una persona, que caminar tomados de la mano de Dios. Distantes de Él,
nuestro camino estará sembrado de conflictos, no solo en nuestro fuero interno sino en el trato
con los demás.

La primera gran recomendación de las Escrituras para no mantener diferencias que lleven a la
ruptura con los demás, es evitar las contiendas (versículos 3, 22). La segunda, ser diligentes,
desechando toda sombra de pereza que es la cama de los derrotados y quienes nunca alcanzan
nada en la vida (versículos 4, 13)

Por último, están otros consejos no menos valiosos como son: cuidarnos de decisiones
insensatas, como salir de fiadores por terceras personas (versículo 16), y no deshonrar a Dios
obrando con engaño hacia los demás, sacando ventaja y de paso, andar difundiendo chismes
(versículos 10, 14, 17, 19, 23)

Nuestra vida puede ser diferente, pero es necesario disponernos al cambio y avanzar en ese
sendero, tomados de la mano del Señor Jesucristo quien nos fortalece para vencer y desarrollar
la estirpe de triunfadores con la que fuimos concebidos por Dios.

4. Preguntas para Reflexionar:

a. ¿Por qué aseguran las Escrituras que las bebidas sin moderación son fuente de problemas?
b. ¿Cuál es la razón por la que recomiendan las Escrituras no actuar precipitadamente?
c. ¿Qué fundamento tenemos en las Escrituras de que generalmente recibimos el mal que
deseamos para los demás?
d. ¿Por qué recomiendan la Biblia dejar a tiempo la contienda y dejar la justicia a Dios, quien
obra a favor nuestro?
e. ¿Cómo recomienda el libro de Proverbios que debe actuar quien está experimentando
cambios?¿Hablando o haciendo? Explique la razón?

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

f. ¿Por qué el engañar a los demás y sacar ventaja deshonra a Dios?


g. ¿Explique las razones por las cuales recomiendan las Escrituras no salir de fiador por terceras
personas?

© Fernando Alexis Jiménez

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Lección Vigésimo Novena--

Sembrando semillas de victoria

Base Bíblica: Proverbios 21:1-31

2. Objetivos:

2.1. Que al término de la Lección los concurrentes a la reunión asuman en su vida la


importancia de constituirse en agentes de cambio de la sociedad en la que se desenvuelven, en
su condición de cristianos comprometidos.
2.2. Que al término de la Lección los concurrentes a la reunión asimilen en su vida la
importancia y la necesidad de cuidar lo que pensamos y hacemos sobre la base de que todos
debemos responder ante el Señor y ante los hombres?
2.3. Que al término de la Lección los concurrentes a la reunión comprendan la importancia de
aplicar principios de sabiduría a su existencia, base para el crecimiento personal y espiritual.

3. Enseñanza Bíblica:

El mundo comienza a cambiar. Cuando cambiamos nosotros, y lo testimoniamos en nuestra


forma de pensar y de actuar, empieza la transformación alrededor nuestro. Todos,
absolutamente todos cuantos hayamos tenido un encuentro personal con el Señor Jesucristo,
estamos llamados a experimentar el cambio y crecimiento.

Usted y yo fuimos concebidos por Dios para experimentar una vida plena. Ese propósito se
fundamenta en dejar de lado la maldad, y obrar con rectitud. Aprender de los errores. Crecer a
partir de cada nueva experiencia, tomados de la mano del Señor Jesucristo.

3.1. El cristiano, agente de cambio para el mundo

En nuestro continente, múltiples refranes resalta la enorme brecha que separa lo que se planea
de lo que verdaderamente se ejecuta. Es un principio con el que coincide la Biblia. Nos enseña
que Dios cambia el curso de la historia; de ahí que no es apropiado ni aconsejable planear en
nuestras fuerzas, sino someter los planes y proyectos en manos del Señor (versículos 1, 2).
Adicionalmente a esto aprendemos que cada quien responde ante Dios y ante los hombres por lo
que hace.

Cambiar y crecer. Es el nervio dinámico que debe caracterizar la vida del cristiano. Quien avanza
en este proceso, piensa y obra con justicia. Se torna evidente no sólo en presencia de Aquél que
nos creó, sino entre quienes nos rodean. Testimonia al mundo sobre la nueva vida en Cristo que
estamos experimentando (Cf. Versículos 3, 15, 30, 31)

3.2. La maldad hiere y daña a quien obra así pero también a quienes le rodean

Quien obra movido por la maldad evidencia orgullo y vanagloria en todo cuando rodea sus
pensamientos y acciones. Es como una marca (versículo 4). La arrogancia y la prepotencia
resultan contraproducentes y levantan a su alrededor una enorme barrera que dificulta las
relaciones interpersonales (versículo 24).

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

Ahora bien, la posición, el poder y las riquezas del malvado resultan efímeras; enfrentan
violencia—fruto del mal que sembraron con sus pensamientos y obras--, y como solemos decir
en Latinoamérica ―El diablo tapa y destapa‖. En otras palabras, la aparente solidez de la que
gozan los malvados se desmorona y les deja expuestos a las consecuencias (versículos 6, 7, 10,
27, 29)

Aunque no quiera ni admitirlo ni asumirlo, aquellos que actúan sin Dios ni ley, gobernados por
el pecado, terminan cosechando lo que plantaron. Dios es justo y actúa con justicia. Y la justicia
obra en bien de los fieles al Señor, aquellos que se mueven alrededor de nuevos principios de
vida (versículos 12, 13, 16, 18)

En medio de todo el panorama desalentador que se abre ante los malvados, hay una luz de
esperanza: la oportunidad que todos los seres humanos tenemos de arrepentirnos, y con la
ayuda del Señor Jesucristo, emprender una nueva vida. Reemprender el camino. Camiar y
crecer en las dimensiones personal y espiritual.

3.3. Obrar sabiamente trae cambio, crecimiento y victoria en todos los órdenes

Quien obra como consecuencia de la improvisación y con afanes, generalmente termina mal
(versículo 5). Por esa razón lo apropiado es someter todas nuestras acciones y proyectos en
manos de Dios (Cf. Salmo 37:5). A partir de este fundamento, es necesario comprende que cada
uno decide si quiere avanzar en victoria, o sembrar semillas para la derrota (versículo 8)

Con ese antecedente, reconocemos la importancia de obrar con sabiduría, aprendiendo cada día
y desde cada nueva situación, con ayuda de nuestro amado Dios. Quien se mueve en esa
dirección cosechará prosperidad y larga vida (versículos 11, 14, 20-22). Hay dos
recomendaciones adicionales que aprendemos en la Lección de hoy: la primera, guardar
prudencia—muchísima prudencia—en lo que decimos, y la segunda, que apliquemos el principio
de la diligencia en lo que planeamos, para llevarlo a efecto.

4. Preguntas para reflexionar

a.- ¿Por qué hay una enorme brecha entre lo que planeamos al margen de la voluntad de Dios, y
lo que realmente ocurre?
b. ¿Ante quién deberemos responder por nuestros pensamientos y hechos?
c.- ¿Por qué razón cambiar y crecer es un distintivo del cristiano?
d.- ¿A quiénes daña el mal que hacemos?
e.- ¿Por qué afirma la Biblia que el poder, la posición y las riquezas son algo
transitorio?¿Qué debemos hacer al respecto?
f.- ¿Qué consecuencias se derivan del mal que hacen quienes no han experimentado una nueva
vida en Cristo?
g.- ¿Por qué debemos someter nuestros planes y proyectos en manos de Dios?
h.- ¿Por qué la sabiduría nos ayuda en el crecimiento personal y espiritual?

© Fernando Alexis Jiménez – 0057-317-4913705


Email fernandoalexis@aol.es

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Lección Trigésima–

Camino a la victoria, camino de la mano de Dios

1. Base Bíblica: Proverbios 22:1-12


2. Objetivos:

2.1. Que al terminar la enseñanza, los concurrentes a la Célula comprendan la necesidad de


abandonar los senderos de maldad, que desencadenan consecuencias negativas, como paso
esencial para emprender una nueva vida.
2.2. Que al término de la enseñanza los concurrentes a la Célula comprendan que Dios es la
fuente de nuestra riqueza y de las bendiciones, y que tales beneficios se derivan de caminar en
consonancia con Su voluntad.
2.3. Que al término de la enseñanza los concurrentes a la Célula comprendan que caminar en
la voluntad de Dios se refleja en bendiciones para nuestro ser y nuestra existencia.

3. Enseñanza Bíblica:

La vida de todo ser humano cambia y se encamina a la victoria, cuando comprende que
moviéndose en el sendero de pecado, sólo acarreará derrota. Lo más aconsejable es que cada
persona examine su vida.

En Dios somos ricamente bendecidos. Él es la fuente de nuestra provisión. Nos ayuda cuando lo
necesitamos, y nos da mucho más abundantemente de lo que pedimos. ¡Hoy es el día para
emprender una nueva vida!

3.1. Es hora de salir de los senderos de maldad

La vida de Simón cambió el día que decidió reemprender su camino de vida. Se cansó de girar
en el círculo sin fin de pecar, causar daño a los demás y causárselo a sí mismo. Un sendero
frustrante por el que comprendió que nunca llegaría a ninguna parte. Su existencia dio un giro
de ciento ochenta grados.

Lo que ocurre a quienes caminan en la maldad, es que sus días se convierten en un verdadero
caos. Sólo hay victoria para quien se aparta a tiempo. Jamás podemos olvidar que cosecharemos
lo que sembramos (versículos 5, 8). Es una ley ineludible del Reino de Dios. Ruina hay para
quien camina contrario a la voluntad de Dios (versículos 10, 14, 16)

Hay dos elementos más que traen ruina a todo ser humano. El primero de ellos es la pereza
(versículo 13), y el segundo, la necedad (versículo 15). Son altamente negativos si permitimos
que se afinquen en nuestro corazón, porque se reflejaran en nuestras acciones.

3.2. Dios es la fuente de riquezas y bendiciones

La abundancia económica no trae felicidad. El problema 3ewstriba en el mal manejo que damos
a las posesiones materiales. Y todo proviene de Dios, de de comprar loterías o participar en rifas
(versículo 2). Pero sumado a esto, está el principio de no contraer deudas—en lo posible. El
deudor termina convirtiéndose en esclavo de su acreedor (versículo 7).

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

Las bendiciones se derivan de la generosidad que evidenciamos hacia nuestro prójimo. En


Latinoamérica solemos decir que ―Dios no se queda con nada ni tampoco con el bien que
obramos a favor del necesitado‖(versículos 9, 11)

3.3. Dios bendice a quienes caminan en su voluntad

La honradez y la rectitud en toda persona se reflejan en un buen nombre. Las Escrituras


enseñan que la honra vale más que las riquezas (versículo 1), y Dios mismo nos bendice
ricamente, recompensando nuestro caminar en consonancia con sus preceptos para nuestra
existencia (versículo 4).

Es esencial que caminemos con prudencia y sabiduría. Dios sin duda nos bendice cuando nos
movemos en Su voluntad y, además, todo alrededor cambia (versículos 3, 12). No podemos
olvidar que Dios está atento a lo que hacemos y nos recompensa. Y en los caminos de santidad
nos enseñan las Escrituras que debemos edificar a nuestros hijos. Es un principio de victoria
infalible.

4. Preguntas para Reflexionar

a. ¿Qué puede esperar en su vida alguien que obra movido por la maldad?
b.- ¿De qué manera perjudican a una persona la pereza y la necedad?
c.- ¿Por qué la abundancia ce bienes no producen la felicidad en un ser humano?
d.- ¿Cuál es el camino para ser bendecido en nuestra vida personal, espiritual y económica?
e.- ¿De qué manera reflejamos en nuestra vida la rectitud y la honradez?
f.- ¿Cómo recompensa Dios a quienes caminan en Su voluntad?

© Fernando Alexis Jiménez – 0057-317-4913705


Email fernandoalexis@aol.es

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Lección Trigésima primera --

Cristianos con hechos, no con palabras

1. Base Bíblica: Proverbios 22:17-29; 23:1-16

2. Objetivos:

2.1. Que al término de la enseñanza los concurrentes comprendan la necesidad de aplicar


nuevos parámetros de pensamiento y comportamiento, que evidencien crecimiento personal y
espiritual.
2.2. Que al término de la enseñanza los concurrentes comprendan la necesidad de depositar
toda su confianza en Dios, quien defiende al oprimido y hace justicia al oprimido, de manera
oportuna y eficaz.
2.3. Que al término de la enseñanza los concurrentes comprendan que el cristiano evidencia su
compromiso con los hechos y no con palabras, con un comportamiento que impacta a los demás
y agrada a Dios.

3. Enseñanza Bíblica:

Resulta lamentable pero muchísimas personas se muestran recelosas de asistir a una iglesia
cristiana por considerar que, en la práctica, tienen expectativas que no ven colmadas. ¿Cuál es
la razón? Que hay quienes se congregan en determinado grupo, profesan ser creyentes en Cristo,
pero lo niegan con sus hechos. El cristianismo, en esencia, es compromiso. Está unido al
crecimiento personal y espiritual. Nuestro reto, entonces, es vivir a Cristo. Hacerlo real en
nuestra forma de pensar y de actuar.

I.- Cada cambio en la vida de una personal, evidencia su crecimiento

Solamente cuando aplicamos nuevos principios de vida, en la forma de pensar y de actuar,


damos pasos sólidos hacia el crecimiento en las dimensiones personal y espiritual. Aspectos
morales y éticos son modificados, y se convierten en testimonio para los demás (22:17, 18). Es
esencial asimilarlos y aplicarlos en la cotidianidad (23:12) Si lo hacemos así, seremos cristianos
victoriosos, poniendo de manifiesto los cimientos para articular unas buenas relaciones
interpersonales (22:21). Estrechamente ligado a este punto, se encuentra la necesidad de evitar
amistades que sabemos, resultan perjudiciales. No edifican y, por el contrario, sientan bases
para traernos problemas, porque corremos peligro de asimilar sus malas costumbres (22:24,
25).

Cabe resaltar asimismo, que de acuerdo con el rey Salomón—autor de los Proverbios--, usted y
yo testimoniamos hasta con nuestros modales. Sobre esa base nos lleva a dos escenarios: el
primero, una cena en la que no podemos dejarnos arrastrar por la gula, sino mostrar prudencia,
desechar la glotonería, y evidenciar mesura (22:1-3).

Suma otra recomendación: ser muy cuidadosos del tipo de invitaciones que aceptamos, y en el
caso de personas tacañas y por ende, conflictivas, lo mejor es decir no con suficiente antelación,
dejando de lado participar en tales banquetes (23.6-8)

II.- Dios es quien obra justicia al justo

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

No es un juego de palabras; es una realidad: Dios es quien hace justicia al justo. Por ese motivo,
en nuestra condición de creyentes, debemos depositar toda nuestra confianza en Él (22:19) Él es
quien obra justicia a nuestro favor (22:23), y no permitirá que sobre nuestras vidas recaigan
injusticia, opresión y explotación

Vengarse no es el camino. Por el contrario, si tomamos justicia por nuestra mano, no


permitimos que Dios se manifieste con poder, saliendo al paso para defendernos.

III.- El cristiano evidencia su compromiso con hechos

Se testimonia con hechos, no con palabras. Si de algo está cansada la gente, es de tanta retórica.
Exposiciones muy lindas, grandilocuentes, que en la práctica, se desmoronan porque muchos de
quienes proclaman su fe, no la reivindican con hechos. La honestidad en nuestras acciones es
una de las manifestaciones fehacientes de la fe que nos asiste (22:28; 23:10, 11). Lo contrario,
acarrea consecuencias nefastas en el creyente.

También es importante enfatizar en la validez de la diligencia, que las Escrituras asocian con el
progreso (22:29), y algo en lo que enfatiza el rey Salomón: ser muy cuidadosos al comprometer
la palabra, y no salir fiadores por nadie (22:26, 27). Otro aspecto de valor, es no dejarse
arrastrar por la ambición que lleva al ser humano a pensar que sólo con lo material, se puede
alcanzar la felicidad (Cf. 23:4, 5).

Advierten también los Proverbios sobre la necesidad de no insistir ni pretender en aconsejar a


un necio, porque a menos que haya disposición de cambio en su corazón, difícilmente cambiará
sus razonamientos (23:9).

Cierran las recomendaciones haciendo hincapié en lo primordial que resulta ofrecer una sana
disciplina y educación a los hijos, lo que a su vez se refleja en sólidos valores y principios que
evidenciarán en su vida presente y futura (23:13-16)

4. Preguntas para reflexionar


a.- ¿Cómo podemos crecer en las dimensiones personal y espiritual?
b.- ¿Por qué es tan importante aplicar en nuestra vida nuevos principios de vida?
c.- ¿Cómo afecta nuestras relaciones interpersonales el cambio y crecimiento personal y
espiritual?
d.- ¿Por qué es tan importante evaluar qué tipo de amistades frecuentamos?
e.- Explique por qué razón los modales y comportamiento ponen de manifiesto nuestro
crecimiento personal y espiritual.
f.- ¿Cuál es la razón fundamental para depositar toda nuestra confianza en Dios?
g.- ¿Por qué razón podemos confiar en que Dios defiende al oprimido?
h.- Ilustre con sus palabras, de qué manera impacta positivamente la honestidad de una
persona.
i. ¿Por qué razón la diligencia de una persona está asociada con el progreso?
j. ¿Cuáles son las razones por las cuales la ambición es mala consejera de las personas?

© Fernando Alexis Jiménez – (0057)317-4913705


Email fernandoalexis@aol.es

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Lección Trigésima segunda --

Cristianos con hechos, no con palabras

1. Base Bíblica: Proverbios 23:17-35

2. Objetivos:

2.1. Que al término de la enseñanza los concurrentes comprendan la necesidad de asumir


principios de vida que lleven al cristiano a marcar la diferencia en la sociedad en la que se
desenvuelve.
2.2. Que al término de la enseñanza los concurrentes comprendan los peligros que encierra la
inmoralidad en cualquiera de sus manifestaciones, y la imperiosidad de mantenernos alerta
para no ceder y dejarnos arrastrar por sus sutiles formas de generar tentación.
2.3. Que al término de la enseñanza los concurrentes comprendan lo inconveniente de asumir
como normal el consumo de bebidas embriagantes, por dos razones esenciales: afecta nuestra
salud, y no agrada, honra ni glorifica a Dios.

3. Enseñanza Bíblica:

La sociedad en la que nos desenvolvemos, en la que no priman ni principios ni valores, obliga


que los cristianos marquemos la diferencia. Asumir nuevas pautas de vida constituye un paso
eficaz hacia la transformación y crecimiento personal y espiritual.

Uno de los peligros latentes que nos rodean, y sobre el cual debemos mantenernos alerta, es la
inmoralidad. A menos que permanezcamos firmes en Jesucristo, es probable que cedamos
terreno para terminar involucrados en hechos lamentables, que afectan nuestra vida, la de la
familia y por supuesto, la de quienes nos rodean.

En aras de avanzar victoriosos, es fundamental que adquiramos sabiduría, la que se fundamenta


en sólidos principios bíblicos.

I.- La historia del cristiano marca la diferencia

Vivimos en una sociedad que ―fotocopia‖ la forma de vida. Todos asumen la forma de vida de
todos. Ser grosero se tornó común y la vulgaridad recibe la validación de quienes se mueven
alrededor de ese esquema. La infidelidad hoy se plantea como ―libre opción‖ del manejo
sentimental en cada individuo, y andar al margen de dios se considera apropiado como una
demostración de la ―libertad para elegir‖. Una sociedad de fotocopia. Cada quien viviendo a su
manera.

La Biblia es clara cuando nos advierte que no podemos envidiar el desenvolvimiento social y
espiritual de los pecadores (versículo 17), sino que son imperativas dos cosas: la primera, ser
fieles a Dios (versículo 19), y segundo, dejar de lado y desechar costumbres de quienes andan en
pecaminosidad (versículos 20, 21).

La vida cristiana, entonces, marca la diferencia. No se ajusta a lo que hace el común de las
personas, que dista mucho de la voluntad de Dios. Para avanzar y crecer cada día, es

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

fundamental asumir la confianza en el Señor (versículo 18). Caminando con Él, asumimos
nuevos parámetros de vida, tanto los que provienen de la Palabra, como también los que
recibimos de personas a quienes consideramos sabias, como son nuestros progenitores
(versículo 22). Traemos a sus vidas satisfacción de haber sembrado en nosotros sólidos
principios y valores (versículos 24) y nos asegura caminar en rectitud, sin apartarnos (versículo
25).

Téngalo presente siempre: la sabiduría se adquiere, nos edifica en verdad, disciplina y


discernimiento.

II.- Desechar la inmoralidad, un imperativo

La sociedad en la que nos desenvolvemos, legitima la infidelidad y prácticas inmorales que


atentan contra el individuo, la familia y el entorno en general. Frente a esta situación, la Biblia
es clara en advertir sobre la necesidad de cerrar filas y toda puerta en pensamientos y acciones
estrechamente ligadas con la inmoralidad (versículos 27-29).

El rey Salomón explica que las prácticas pecaminosas seducen sutilmente y se materializan
cuando una persona no está firme en sus convicciones. A menos que se tenga claridad sobre los
peligros que se corren, una persona puede caer y sólo toma conciencia del problema en que se
encuentra, cuando está bajo la red (versículo 28).

Un hecho ineludible e innegable es que quien se ve inmerso en prostitución, adulterio e


inmoralidad—cualquiera que sea su manifestación—termina lamentándose por los problemas
que desatan sus acciones (versículo 29)

III.- El enorme perjuicio de las bebidas embriagantes

Las bebidas embriagantes han tomado fuerza en la sociedad. Una reciente encuesta publicada
en Colombia reveló que para el 70% de los jóvenes, beber constituía una práctica, además de
normal, aceptada socialmente y por tal motivo, no censurable.

Sin duda estos resultados son los mismos que podríamos hallar en cualquier país y ciudad del
mundo. La alta accidentalidad, enfermedades, problemas de relaciones interpersonales y todo lo
que se deriva de embriagarse y asumir ese comportamiento como algo cotidiano, nos obliga a
consultar: ¿Qué dice la Biblia?

La bebida atrae, seduce (versículos 30, 31), más con el cúmulo de publicidad que se ofrece
actualmente a través de todos los medios de comunicación. Su consumo, desencadena
problemas (versículo 32); se pierde la razón (versículo 33); afecta el organismo (versículo 34) y
desencadena tremendos problemas (versículo).

De plano, el cristiano no debe participar en su consumo, incluso ni siquiera bajo presión social.
Por nuestro bien y el de quienes nos rodean, lo más aconsejable es decir no cuando nos ofrecen
beber, en fiestas o en sencillas reuniones. ¿La razón? Está en juego nuestro testimonio, nuestra
salud y nuestra relación con Dios.

4. Preguntas para reflexionar

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

a.- ¿Por qué los cristianos debemos marcar la diferencia?


b.- ¿Cuál es la razón por la que no debemos sujetarnos a los parámetros de vida de
pecaminosidad de la sociedad que nos rodea?
c.- ¿Explique en sus propias palabras el por qué debemos asumir plena confianza en Dios?
d.- ¿Cuáles son los peligros que encierra la inmoralidad?
e.- ¿Por qué razón el cristiano debe asumir una posición firme en cuanto a no consumir bebidas
embriagantes?

© Fernando Alexis Jiménez – (0057)317-4913705


Email fernandoalexis@aol.es

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Lección Trigésima tercera—

Volando a nuevos niveles de crecimiento

1. Base Bíblica: Proverbios 24:1-36

2. Objetivos

2.1. Que al término de la reunión los participantes comprendan la importancia de sembrar


sólidos principios en su existencia, con una mente renovada de tal manera que puedan sumarse
al propósito que Dios tiene para nosotros, de éxito y crecimiento en todos los ámbitos de nuestra
vida.
2.2. Que al término de la reunión los participantes comprendan la importancia de construir una
vida de éxito a partir de sólidos principios bíblicos que encierran sabiduría para crecer en las
dimensiones personal y espiritual.
2.3. Que al término de la reunión los participantes comprendan la importancia de depositar
toda nuestra confianza en Dios, bien sea que nos encontremos en serios problemas pero
también cuando avanzamos por el camino de la victoria.

3. Enseñanza Bíblica

La vida cristiana implica cambio y las modificaciones en los patrones de pensamiento y acción,
encuentran acogida y se reflejan en nuestra intimidad con el Padre celestial y las relaciones
interpersonales. Usted y yo fuimos concebidos por Dios para grandes cosas y cuando lo
entendemos, al caminar de Su mano, razonamos en la necesidad de reemprender el camino,
dejando atrás todo aquello que nos conducía al fracaso, producto del pecado.

¿Cuál es la solución? Abrirnos al mover de Dios y permitirle que él aplique transformación a


nuestras vidas y al del entorno. Que reine en nuestro hogar, trabajo, ministerio y donde quiera
que nos desenvolvamos.

Uno de los capítulos más apasionantes del libro de Proverbios, como es el 24 que estudiaremos
hoy, deja sólidas bases en el cristiano de camino al éxito…

3.1. Bajo nuevos principios de vida

¿Para qué se es cristiano sino es para emprender una nueva vida y crecer en los principios de
éxito que nos traza Jesucristo en la Biblia, llevándonos al crecimiento personal y espiritual?
Cuando le recibimos en el corazón como único y suficiente Salvador, iniciamos una existencia
renovada, que impacta nuestra relación con Dios, con nuestra familia y con quienes nos rodean.

Cuando tenemos claro este hecho, encontramos que no podemos profesar fe en el Salvador y
seguir como otrora, cuando andábamos sin Cristo en el corazón. Es imperativo entonces,
desechar las pautas de vida de quienes no tienen ni Dios ni ley (versículos 1, 2). Quienes obran
así, tienen asegurada la derrota en todos los ámbitos. Siembran fracaso, mientras que aquellos
que obran en consonancia con los principios divinos, están sentando bases para el éxito
(versículos 8, 9, 15, 16).

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

¿Qué los malvados viven bien? No lo crea, pero igual: no envide sus parámetros de
comportamiento. Usted fue concebido para grandes cosas, no para el fracaso. Prepárese para la
victoria (versículos 19, 20).

3.2. Sabio es quien actúa con sabiduría

Quienes somos en realidad, se torna evidente cuando nos enfrentamos a situaciones complejas,
aquellas que rompen nuestros esquemas y nos sacan de la comodidad a la que estamos
acostumbrados. Es por esa razón que el rey Salomón señala que es con sabiduría como se
cimienta la casa, y que esas bases firmes nos llevan a tener éxito y poder, el mismo que muchos
anhelan y por más que procuran en sus fuerzas, no logran (versículos 3-7)

Con la sabiduría se estructuran vidas victoriosas, de las que nosotros mismos disfrutamos
porque hay paz, reconciliación y fortaleza para encarar cualquier situación; pero también,
damos basamento a la formación de hogares inamovibles, e hijos e hijas con principios y valores
fundamentales para encarar los retos que les depara la sociedad moderna (versículos 13, 14).

3.3. Quien confía en Dios, no resulta defraudado

Jamás olvidaré a alguien a quien encontré, después de salir del servicio religioso, comprando la
lotería. Se abochornó y aunque le hablé para tranquilizarlo, dijo: ―Aquí comprando un quintico
de lotería porque Dios dijo: Ayúdate que yo te ayudaré‖. Por supuesto, en ninguna parte dice
eso, pero es una excusa de quienes se afincan en cualquier cosa en procura de salir de sus
problemas, dificultades económicas o problemas en las relaciones interpersonales. Olvidan que
es en Dios en quien encontramos salida al laberinto.

La Biblia nos recomienda depositar toda nuestra confianza en Dios, en momentos de crisis, de
incertidumbre, desesperación y—por supuesto—cuando no sabemos qué hacer y creemos estar
en medio de un laberinto (versículos 10-12)

3.4. ¿Qué es ser cristiano? Experimentar una vida práctica

Más que un compendio de hagas o no hagas esto, el cristianismos es una vivencia práctica de los
nuevos principios que aprendemos. En ellos aprendemos la relevancia de no alegrarnos del mal
ajeno, respetar las autoridades legítimamente instituidas (Cf. Versículos 17, 18, 21, 22). Más que
palabras, son hechos.

También el actuar con justicia e imparcialidad, obrar con sinceridad, ser diligentes, no
calumniar, pagar con la misma moneda a quien nos ofende, dejar de lado la pereza, y tener
sanas aspiraciones pero en Dios (Cf. Versículos 23-34). Todo este conjunto de enseñanzas
preciosas que encierra el capítulo 24, se convierte en una cimentación para alcanzar el éxito en
todos los ámbitos de nuestra existencia. Con la ayuda de Jesucristo es posible llegar a nuevos y
mayores niveles de crecimiento. ¡Decídase hoy por el Hijo de Dios y recíbalo en su corazón!

4. Preguntas para Reflexionar

a. ¿Por qué quien obra mal tiene asegurada la derrota en su existencia?


b. ¿Por qué los justos sientan las bases para el éxito?

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

c. ¿Cuál es la razón por la que no debemos envidiar a los malvados?


d.- ¿Por qué razón el quiénes somos en realidad se evidencia cuando enfrentamos situaciones
difíciles?
e . Explique a los demás, como parte del proceso de retroalimentación, de qué manera
contribuye a una vida de éxito, asumir principios de sabiduría.
f. Cómo ayudan en la estructuración de hijos con valores y principios, el que vivenciemos como
padre la sabiduría.
g. ¿Qué beneficios encontramos de depositar toda nuestra confianza en Dios?

© Fernando Alexis Jiménez – (0057)317-4913705


Email fernandoalexis@aol.es

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Lección Trigésimo cuarta--

Lealtad, modestia, prudencia y generosidad ¿qué lugar ocupan en la vida del


cristiano?

1. Base Bíblica: Proverbios 25:1-28

2. Objetivos

2.1. Que al término de la lección los concurrentes a la reunión comprendan la necesidad de


permitirle a Dios que obre los cambios que requiere nuestro ser, desechando toda maldad y
dando lugar a nuevos principios de vida que nos llevan al crecimiento personal y espiritual.
2.2. Que al término de la lección los concurrentes a la reunión comprendan la necesidad de
aplicar principios tan sencillos pero a la vez tan trascendentes como la modestia y la lealtad,
como fundamentos para edificar unas relaciones interpersonales satisfactorias.
2.3. Que al término de la lección los concurrentes a la reunión comprendan la necesidad de
aplicar la prudencia a nuestra vida diaria, evidenciada en lo que pensamos, decimos y hacemos,
con el propósito de desarrollar una vida equilibrada en nuestra relación con Dios y con los
demás.

3. Enseñanza Bíblica

Por mucho que nos esforcemos, resulta difícil renunciar a viejos paradigmas y cambiar;
solamente en Dios es posible que desarrollemos ese proceso de crecimiento personal y
espiritual. Por esa razón y como lo aprenderemos hoy, debemos abrirle las puertas al Señor para
que obre en toda nuestra existencia y afiance el cambio.

A este proceso debemos incorporar, no solamente rendición y sujeción a nuestro Supremo


Hacedor, sino también, asumir nuevos principios y valores enseñados por nuestro amoroso
Padre celestial a través de las Escrituras.

3.1. Dios elimina la maldad y transforma nuestro ser

―Los seres humanos somos una caja de sorpresas‖, decía alguien al referirse a lo insondable que
puede resultar el comportamiento de las personas (Cf. Versículos 1-3). Por mucho que nos
esforcemos, difícilmente lograremos cambiar; no importa la técnica o terapia de que hagamos
acopio.

Un paso ineludible y a la vez eficaz, consiste en permitirle a Dios que obre en nuestras vidas,
dejándole que opere los cambios necesarios en nuestra forma de pensar y actuar (versículos 4,
5). Poco a poco comportamientos como la calumnia y el engaño, la falta de prudencia para
manejar los conflictos interpersonales, y aprender a confesar lo bueno y no solamente
solazarnos y vivir en lo mal que nos puede ocurrir, son reemplazados, abriéndonos las puertas a
una nueva forma de vivir (Cf. 18, 23-25)

3.2. Modestia y lealtad, dos principios que mejoran nuestras relaciones


interpersonales

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

Hay dos cimientos esenciales para la construcción de relaciones interpersonales satisfactorias:


la lealtad y la modestia. Respecto de ser leal, la Biblia nos enseña que debemos guardar nuestra
firmeza, no revelando incluso detalles de cosas que sabemos que perjudicarían a quienes han
confiado en nosotros. Quien obra así, afianza el respeto ganado como una persona seria,
confiable, de testimonio (versículos 9, 10).

Otro elemento de singular importancia es la modestia. No está bien vanagloriarnos en procura


de reconocimiento. Querer figurar incluso pasando por encima de los demás, denigrando de lo
que hacen con el propósito de visibilizarnos nosotros, es perjudicial para todos (versículos 6-8,
27).

3.3. Por encima de todo, prudencia

Una de las inclinaciones del ser humano es a reaccionar frente a los estímulos. Algo natural y en
cierta medida, comprensible. Por esa razón cobra particular importancia el ser prudentes. Las
Escrituras recomiendan hablar en el momento oportuno, saber escuchar un consejo sabio, traer
palabras de ánimo en el instante indicado, guardar márgenes de tolerancia y no apresurarnos a
hacer nada sin antes medir las consecuencias, (Cf. versículos 11-13, 15, 16)

También hay que ser muy cuidadosos de no andar frecuentando las casas ajenas, así se trate de
amigos, como también, dejarnos guiar por el Señor para que haya mesura en lo que hacemos
(Cf. versículos 17, 28).

¿Y qué papel juega la generosidad? Muy importante. El rey Salomón lo resaltó en sus
enseñanzas, prácticas hoy para la vivencia cristiana. Nos enseña que no basta con anunciar algo,
positivo por supuesto, sino con hacerlo, favoreciendo incluso a quienes nos han causado daño
(versículos 14, 21, 22). Pero cierra el cúmulo de instrucciones sencillas y fáciles de aplicar, el que
seamos cuidadosos para no confiar en quienes demuestran deslealtad y de otro lado, el no
propiciar el que una persona en situación de angustia deje de experimentar algo tan natural y
propio de situaciones difíciles, diciéndole que debe calmarse y fortalecerse, dejando de lado la
comprensión que debemos manifestar (versículos 19, 20).

4. Preguntas para Reflexionar

a. ¿Por qué puede resultar tan insondable el comportamiento humano?


b. ¿Cuál es la razón por la que es perentorio dejar a Dios que obre cambios en nuestra forma de
pensar y actuar?
c. ¿Qué ocurre cuando dejamos que operen en nuestra vida nuestros principios y valores,
fundamentos en la Biblia y que reflejan la voluntad de Dios?
d. ¿Por qué la modestia y la lealtad son esenciales en procura de mejorar nuestras relaciones
interpersonales?
e. ¿Qué tan perjudicial resulta el buscar visibilizarnos para que los demás noten lo que
hacemos?¿Qué es lo más aconsejable?
f. ¿Por qué la generosidad debe ser un distintivo del cristiano?

© Fernando Alexis Jiménez – (0057)317-4913705


Email fernandoalexis@aol.es

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Lección Trigésima quinta–

Las pequeñas cosas que marcan la diferencia en el cristiano

1. Base Bíblica: Proverbios 26:1-28

2. Objetivos:

2.1. Que al término de la reunión los participantes comprendan el error que implica pensar y
obrar con necedad, y la imperativa necesidad de aplicar cambios a nuestra forma de pensar y de
actuar.
2.2. Que al término de la reunión los participantes asuman la importancia de valorar la
prudencia en todos los ámbitos de su vida.
2.3. Que al término de la reunión los participantes reconozcan lo perjudicial que resulta anidar
la pereza en el corazón, los chismes, el odio y el obrar mal contra los demás, abriendo las puertas
para que el Señor Jesús ministre sanidad.

3. Enseñanza Bíblica:

Un paso esencial para experimentar un cambio en nuestra vida, radica en abrirle las puertas al
Señor Jesucristo y reconocer que hemos fallado. Una demostración fehaciente del tremendo
error de no admitir fallas, lo manifiestan los necios: no solamente saben que están mal en sus
pensamientos y actuaciones, sino que justifican su comportamiento.

El proceso de testimoniar el cambio y crecimiento, tanto personal como espiritual, implica el


que haya en la vida del cristiano una tácita demostración de prudencia, midiendo
cuidadosamente el alcance de lo que se piensa y hace.

3.1. Si obramos neciamente, cosecharemos frutos de necedad

¿Ha tratado de hacerle entender a una persona dominada por la terquedad que se encuentra en
un error? Probablemente si, como nos ha ocurrido a la mayoría de nosotros. El problema estriba
en que el necio, como lo identifica la Biblia, no solo persiste en sus fallas sino que las justifica.

Aprendemos por el rey Salomón que resulta infructuoso hacer entrar en razón a un necio
(versículos 4-6). ¿La razón? A pesar de sus yerros están convencidos de que tienen la razón
(versículo 11) Incluso, revelan lo que encierra su corazón en lo que expresan (versículos 7, 9).
Aunque parezca muy duro plantearlo en esos términos, con los necios lo más aconsejable es no
asumir compromisos (versículo 10).

La misma condición en que están inmersos, determina que no prosperan y difícilmente les
llevaremos a razonar con nuestros razonamientos, y más aún: conducirlos a que avancen
(versículo 12). Hay quienes por tratar de congraciarse con los que piensan y obran con necedad,
les exaltan. Tremendo error. Merecen respeto, como todo ser humano, pero de ninguna manera
exaltación (versículos 1, 8). Al fin y al cabo, por lo que hacen quienes se mueven en la dimensión
de la necedad, no acarrean sobre sí otra cosa que castigo (versículo 3).

3.2. Todo será diferente si valoramos la prudencia

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

Ocurrió en una céntrica avenida de la ciudad. Dos personas se encontraban enfrascadas en una
acalorada discusión. Alguien se acercó a tratar de mediar en la situación. ―No se inmiscuya que
no es asunto suyo‖, le dijo uno de los contendores. Quien había intervenido para zanjar la
diferencia, no hizo más que alejarse abochornado.

La Escritura nos enseña a valorar en su verdadera dimensión la prudencia; enseña que ―meterse
en pleitos ajenos es como agarrar un perro por los orejas‖ (Proverbios 26:15, Nueva Biblia al
Día). Lo más aconsejable es alejarse, y si nuestra inclinación es a propiciar conflictos, con mayor
razón debemos guardarnos de nuestras reacciones (Cf. v. 21)

En ese propósito de obrar con prudencia, fundamento para construir relaciones interpersonales
sólidas, se encuentra el hecho de que aprendamos a medir lo que decimos (versículo 2)

3.3. Los chismes, el odio y la pereza, ¿cómo afectan al cristiano?

Hay aparentes pequeñas cosas que afectan la vida del cristiano. No les damos trascendencia
pero revisten una significación especial. Porque afectan negativamente la forma de pensar y
actuar de las personas.

Los chismes son un primer aspecto que abordaremos, porque es altamente perjudicial para
nosotros. Comienzan como algo aparentemente insignificante, pero se convierten en una
tremenda bola de nieve que provocan un daño terrible (versículos 2º0, 22, 28).

Un segundo elemento es la pereza. Lleva a quien la permite, a experimentar estancamiento en


las dimensiones personal y espiritual (Cf. versículos 13-16). Produce además de un sentimiento
de derrota, una barrera que impide progresar.

Un tercer elemento con una poderosa carga negativa, es planear y ejecutar el mal contra el
prójimo. Aunque no alcanzamos a medir el alcance de lo que se desencadena, olvidamos que es
como un boomerang que se vuelve en contra nuestra (Cf. versículos 19, 20, 27)

Una forma de hacer mal, es permitir que el odio anide en nuestro corazón y alimentar ese
sentimiento (Cf. versículos 24-26). Es necesario permitir que Dios transforme nuestro ser y
opere esa sanidad interior que sólo Él puede ministrar.

4. Preguntas para Reflexionar:

a. ¿Por qué recomienda la Biblia pretender hacer razonar a una persona necia?
b. ¿Ha meditado en torno a qué es lo que lleva a un necio a no reconocer sus errores?
c. ¿Podría explicar por qué no prosperan los necios?
d. ¿De qué manera resulta contraproducente exaltar a los necios?
e. ¿Por qué debemos aprender a valorar la prudencia en todo lo que hacemos?
f. Cuando encontramos personas inmersas en conflictos, ¿qué es lo más aconsejable?
g. ¿Podría recordarle a los presentes la necesidad de medir el alcance de sus palabras?
h. ¿Cómo perjudica en nuestra vida anidar y alimentar el odio?
i. ¿Recuerda algún incidente en el que un comentario suyo, sin medir las consecuencias,
desencadenó un problema?

© Fernando Alexis Jiménez

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Lección Trigésima sexta–

Cambiar y crecer: pasos para una vida enriquecedora

1. Base Bíblica: Proverbios 27:1-25

2. Objetivos:

2.1. Que al término de la reunión, los participantes asuman en su vida la necesidad de darle a
Dios el primer lugar para que nos ayude a construir un hoy de victoria y un mañana de éxito.
2.2. Que al término de la reunión los participantes comprendan la importancia de ejercer
influencia positiva y edificante en los demás, a través de una relación que edifique, rodeada de
sinceridad y lealtad.
2.3. Que al término de la reunión los participantes asuman en su vida el hecho de que los
grandes cambios comienzan con pequeñas modificaciones en la forma de pensar y de actuar.

3. Enseñanza Bíblica:

No sabemos nada en torno a qué ocurrirá mañana. Todo aquello de lo que podemos tener
certeza, es de lo que vemos, y aún así, resulta poco confiable. ¿Qué hacer entonces? Entregar
nuestras acciones, presentes y futuras, en manos de Dios. Él nos asegura ir de triunfo en triunfo.

3.1. En Dios el hoy es de victoria y el mañana de éxito

Cuando apreciamos las grandes obras de la antigüedad no podemos menos que sorprendernos
¿La razón? Si aún hoy con todos los avances tecnológicos, ejercer la ingeniería y la arquitectura
resulta complejo y demanda amplios márgenes de riesgo.

Cuando meditamos en este hecho nos retrotraemos a un interrogante, ¿qué será de mi vida
mañana? El rey Salomón lo dejó planteado en los siguientes términos: “No presumas del día
de mañana porque no sabes lo que el día traerá”(27:1).

Los tiempos propicios están en manos de Dios. Él es quien dispone nuestro presente y mañana.
Sólo Él nos asegura ir de triunfo en triunfo (versículos 25-27)

Tenga presente que tenemos en nuestras manos el influenciar en los demás, para construir o
destruir. Eso es evidente. En ese proceso, debemos aprender a corregir con mesura. Decir las
cosas como son, pero cuidándonos de no dañar a los demás con nuestras palabras (versículos 5,
6-9)

Otro elemento que nos enseña la Biblia en el proceso de crecimiento personal y espiritual, es
articular una amistad sincera, confiable y que edifique ¿De qué manera? Con lealtad y
aportando con sabiduría, al tiempo que recibimos edificación de quienes nos rodean (Cf.
versículos 1º, 17, 18).

3.2. Envidiar a los demás nos impide desarrollar nuestras propias potencialidades

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

Es imperioso que en el proceso de crecimiento personal y espiritual, evaluemos qué nos resulta
edificante y qué perjudicial. Por ejemplo, la envidia, la necedad, y no asumir una actitud
responsable con nuestra familia.

La envidia, por ejemplo, consume nuestra vida su le permitimos que tome forma y fuerza en el
corazón (versículo 4) Es necesario cortar con ese sentimiento por lo sano, porque querrá
llevarnos a anhelar con rabia y frustración lo que tienen otros. Esa situación está íntimamente
ligada con la molestia de no poseer aquello que los demás, que no es otra cosa que una
manifestación de necedad (versículos 3, 22)

Y un tercer elemento: el manejo que hacemos de nuestra propia valoración. Hay quienes se
creen superiores, y miran a los demás por encima del hombro; por el contrario hay quienes no
se dejan mover negativamente cuando reciben reconocimiento por lo que hacen o dicen. El
centro del asunto está en cómo manejamos el reconocimiento o exaltación que nos prodigan
otras personas (versículos 2, 21)

3.3. Los grandes cambios comienzan con pequeñas modificaciones en nuestra


forma de pensar y de actuar

¿Cuántas veces no nos metemos en problemas por ser imprudentes? Sin duda, muchas. Una
característica de alguien que es prudente es saber apartarse a tiempo del peligro (versículo 12).
Es imprescindible que asociemos prudencia con medir el alcance de lo que hacemos (versículos
23, 24). También el no inmiscuirnos en lo que no nos corresponde, porque a la postre puede
acarrearnos problemas (versículo 20)

En la vida es necesario aprender a valorar la escasez y la abundancia (versículo 7). No vivir al


fiado es otro consejo conducente a la victoria, y no salir fiador por terceras personas (versículo
13).

Siguiendo la búsqueda de crecimiento personal y espiritual, está el procurar obrar sabiamente y


no con impertinencia (versículos 11, 14) En la medida en que hay equilibrio en nuestra vida, lo
reflejamos en nuestro semblante (versículo 19)

4. Preguntas para Reflexionar:

a. ¿Por qué no podemos gloriarnos del día de mañana?


b. ¿De qué manera podemos asegurar que nuestro hoy sea de victoria y nuestro mañana de
éxito?
c. ¿Cuál es la razón por la que debemos cuidar lo que decimos?
d. ¿Por qué resulta perjudicial la envidia en el ser humano?
e. ¿Cuál es la razón por la que debemos ser mesurados cuando alguien exalta nuestras labores?
f. ¿Por qué debemos cambiar nuestra forma de pensar y de actuar?
g. ¿Qué relación hay entre la prudencia y medir el alcance de lo que pensamos y hacemos?

© Fernando Alexis Jiménez

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Lección Trigésimo Octava---

Necedad y pereza, ¿cómo afectan su vida?

1. Base Bíblica: Proverbios 26:1-28

2. Objetivos:

2.1. Que al término de la enseñanza los participantes comprendan la necesidad de evaluar en su


vida hasta qué punto la necedad ha causado perjuicios y se dispongan a asimilar y poner en
práctica en su vida, nuevos principios de vida.
2.2. Que al término de la enseñanza los participantes en la reunión comprendan las
consecuencias perjudiciales que encierra para sus vidas anidar y alimentar la pereza, y la
necesidad de aplicar cambios de cara a afianzar el crecimiento personal y espiritual.
2.3. Que al término de la enseñanza los participantes en la reunión comprendan la necesidad de
cultivar la prudencia en sus vidas, aplicando principios de sabiduría en lo que piensan y hacen.

3. Enseñanza Bíblica:

¿Se ha preguntado alguna vez de qué manera afectan a nuestra vida la necedad y la pereza? El
rey Salomón hace en el capítulo 26 un análisis sumamente edificante acerca de estos dos
aspectos, y además nos ofrece principios sencillos y prácticos que resultarán altamente
enriquecedores para nuestro crecimiento personal y espiritual. Los necio y perezosos no
progresarán y levantan a su alrededor senderos de derrota.

3.1. Quien persiste en la necedad se granjea un presente de problemas y un


mañana de derrotas.

La necedad está ligada a los problemas. Pensamientos y acciones permeados por esta condición,
están íntimamente ligados con dificultades en las relaciones interpersonales y serios obstáculos
en el proceso de cambio y crecimiento, tanto personal como espiritual.

Antes que recibir reconocimiento por lo que llaman, los necios no logran otra cosa que
granjearse serias dificultades (Cf. versículos 1, 3, 8) Antes que reconocer sus errores, consideran
que están actuando bien, persisten en su error y trato con los demás, lo que a su vez está seguido
de confrontaciones (versículos 4, 7, 9, 11 y 12)

3.2. ¿Quiere estancarse y no progresar? Permítale a la pereza que se fortalezca en


sus pensamientos y acciones

Cuando la pereza anida en el corazón de una persona, se sientan las bases para el
estancamiento. El perezoso no progresa y, por el contrario, va en detrimento. ¿La razón?
Siempre tiene pretextos para no hacer las cosas, y prefiere seguir en el estatismo sin metas y
proyectos que consuman sus esfuerzos (versículos 13, 14)

Hasta lo más mínimo le resulta engorroso a quien está gobernado por la pereza. Considera que
no esforzarse es lo más conveniente, desconociendo que el más perjudicado es él mismo
(versículos 15, 16). ¿Solución? Por supuesto que hay una: fijarse metas y proyectos hacia las

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

cuales encaminar nuestros esfuerzos. Inicialmente no necesita fijarse propósitos faraónicos;


basta con pequeñas metas. Le ayudarán a crecer.

3.3. La prudencia viene acompañada de pensar y actuar, midiendo


cuidadosamente las consecuencias

Si hay algo aconsejable para toda persona, es mantenerse al margen de los conflictos que no le
competen. Hacerlo es agenciarse problemas sin necesidad (versículo 17). Ligada a esta
recomendación, está el hecho de no avivar ni enredarse en chismes, que no hacen otra cosa que
alimentar conflictos (versículos 20-22)

El rey Salomón asocia el obrar con prudencia a no dejarse convencer por los aduladores, ni
dejarse engañar por quienes anidan rencor en su corazón. Como no han permitido que el Señor
Jesús transforme su corazón, viven gobernados por el resentimiento y el ánimo vengativo
(versículos 23-28)

Dios es quien guía nuestros pasos para que pensemos y obremos con prudencia. Con Su ayuda,
avanzamos en el proceso de cambio y crecimiento, tanto en la dimensión personal como
espiritual.

4. Preguntas para reflexionar:

a. ¿Por qué la necedad está ligada a los problemas?


b. ¿Cuál es la razón para que los necios persistan en su error?
c. ¿Por qué las personas necias no resultan confiables?
d. ¿Cómo afecta a un necio el que reciba honor?
e. ¿Cuál es la razón para que la pereza resulte tan perjudicial en la vida de una persona?
f. ¿Por qué la pereza está relacionada con el estancamiento y la falta de progreso?
g. ¿Cómo evidencia una persona que hay prudencia en su vida?
h. ¿Por qué razón no es aconsejable enredarse ni avivar los chismes?

© Fernando Alexis Jiménez - (0057)317-4913705

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Lección Trigésimo Novena---

Sabiduría de Dios para manejar las emociones

1. Base Bíblica: Proverbios 27:1-27

2. Objetivos:

2.1. Que al término de la enseñanza, los participantes comprendan la necesidad de aprender a


manejar nuestras emociones con ayuda del Señor Jesucristo que trata todas las áreas del ser
humano.
2.2. Que al término de la enseñanza, los participantes comprendan la importancia de abrirle el
corazón a Dios para que opere los cambios que nos permiten el crecimiento personal y
espiritual.
2.3. Que al término de la enseñanza, los participantes aprenden la importancia de desarrollar en
su vida dos principios de éxito: la prudencia y la sabiduría.

3. Enseñanza Bíblica:

Con la ayuda de Dios crecemos en l personal y lo espiritual. En ese proceso aprendemos a


manejar las emociones, que en muchos casos y cuando son negativas, amenazan con tomar el
control de lo que pensamos y hacemos. Es en Dios en quien se forma apropiadamente nuestra
personalidad. Él, nuestro amado Señor Jesús, trata con todas las áreas de nuestra vida.

3.1. Es necesario aprender a manejar las emociones

Si hay algo con lo que resulta difícil librar las batalles, es con nuestras emociones. Confiar en un
mañana, pero en Dios. No jactarnos del tiempo, sobre el cual no tenemos control (versículo 1).
Tampoco debemos tener un más alto concepto de nosotros mismos, que el que debiéramos
tener, con ayuda de Dios (versículo 2)

El rey Salomón recomienda asimismo pedir a Dios la sabiduría para poner guarda a las
expresiones de ira, que arrojan resultados negativos (versículos 3, 4). T no se queda atrás la
curiosidad, que no es buena consejera para nadie (versículo 20). Reviste importancia el
desarrollar prudencia en nuestra vida, con ayuda del Señor, fundamento para cambiar y crecer
en lo personal y espiritual (versículos 14, 18, 22)

3.2. En Dios se estructura una personalidad atrayente y edificante

El proceso de formación en un individuo, es esencialmente en el presente y para el futuro. Todo


obedece a un proceso de cambio, aprendizaje y crecimiento. Recibimos enseñanza por ejemplo,
de los consejos de personas que nos aprecian verdaderamente (versículos 5, 6, 9, 17).

Valoramos lo que Dios nos da, así parezca poco. Es lo mínimo que debemos hacer con un Padre
amoroso, como el nuestro. Desarrollamos gratitud en el corazón (versículos 7, 23-27). También
contribuye a la articulación de una personalidad atrayente, el ser buenos amigos (versículo 10),
y reflejar lo que pensamos y hacemos, en un rostro y corazón alegres (versículo 19).

3.3. El valor de la prudencia y la sabiduría en el cristiano

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

La prudencia y la sabiduría son fundamentales en la vida de todo ser humano. Prudencia y


sabiduría se siembran desde la niñez, y llevan a la persona a obrar apropiadamente en todas las
circunstancias de la vida. Y por supuesto, a no incurrir en conductas y compromisos que
resultan contraproducentes (versículos 11-13)

Conforme se crece en los ámbitos personal y espiritual, aprendemos a manejar el concepto


propio. Y por supuesto, no nos debemos dejar mover para mal, cuando alguien expresa elogios
sobre lo que pensamos y hacemos.

4. Preguntas para reflexionar:

a. ¿Qué recomienda la Biblia respecto de quienes se jactan del día de mañana?


b. ¿De qué manera perjudica la ira sin control en una persona?
c. ¿Por qué reviste importancia el recibir consejos de las personas que nos aprecian?
d. ¿Qué recomienda la Biblia en cuanto a las relaciones con los amigos?
e. Frente al peligro, ¿cómo obra en prudente?
f. ¿Por qué razón no debemos salir por fiadores de terceras personas?
g. ¿Cuál es el valor de la prudencia y la sabiduría en una persona?

© Fernando Alexis Jiménez – (0057)317-4913705

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Lección Cuadragésima---

Principios y valores, bases para una vida de victoria

1. Base Bíblica: Proverbios 28:1-28

2. Objetivos

2.1. Que al término de la lección los participantes comprendan la necesidad de evaluar su vida y
desechar, con ayuda del Señor Jesucristo, prácticas de maldad en sus vidas.
2.2. Que al término de la lección los participantes comprendan el fundamento de ser justos en
todo cuanto piensan y hace, medio a través del cual honran y glorifican a Dios, y avanzan en el
proceso de crecimiento personal y espiritual.
2.3. Que al término de la lección los participantes comprendan la importancia de asumir en su
vida principios y valores que imprimen solidez y cimientos firmes al proceso de crecimiento
personal y espiritual.

3. Enseñanza Bíblica:

Reviste suma importancia que, en nuestra condición de cristianos, revitalicemos la aplicación de


principios y valores; no solo agradamos al Señor sino que además, avanzamos en el crecimiento
personal y espiritual.

El cristiano está llamado a revisar su existencia e identificar si hay maldad en sus acciones. Dios
nos ofrece siempre una nueva oportunidad para cambiar. Y no solo nos abre las puertas a una
nueva existencia, renovada y plena, sino que nos ayuda a vivenciar ese proceso.

3.1. La maldad rinde resultados: ruina, fracaso y estancamiento

El malvado está marcado para enfrentar la ruina, el fracaso y el estancamiento en todo lo que
emprenden. Evidencian sus semillas con acciones de rebeldía (versículo 4), injusticia (versículos
5 a, 24). Aun cuando se enriquecen, no disfrutan de sus posesiones (versículos 3) y ni siquiera
sus oraciones son escuchadas (versículo 9).

Si bien es cierto conciben trampas contra su prójimo, caen en ellas (versículos 10 a, 18 b, 28) y, a
la par están signados para verse inmersos en la desgracia (versículo 14 b). otra enseñanza que
nos imparte la Biblia es que la tacañería desencadena pobreza, lo que debe llevarnos a
considerar la importancia de ser generosos con el necesitado (versículos 22, 23)

3.2. La justicia honra a Dios y desata bendiciones

Obran con justicia es lo mejor que podemos hacer. Dios nos permite vivir confiadamente y en
victoria (versículos 1b, 2b), además de que heredarán el bien (versículo 10 b) y crecen en el
entendimiento (versículo 5 b). En desarrollo de ese proceso de crecimiento, aprenden el
principio de sujeción (versículo 7)

Si los justos son quienes gobiernan, o bien tienen posiciones de poder, hay tranquilidad,
estímulo y hasta alegría entre quienes trabajan a su lado (versículo 12). En cambio quienes son
injustos y están en puestos de dirección, se causan daños asimismo y a las personas (versículo

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

12); propician el rechazo hacia sus ejecutorias y desaliento entre quienes tienen a cargo
(versículos 15, 16). Adicional a esto, desatan problemas porque se dejan arrastrar por la
tentación de las obras con parcialidad (versículo 21)

3.3. Los principios y valores ayudan a crecer

Aun cuando nuestra sociedad privilegie la vida y el salir airosos a toda costa en un mundo en el
que ―sobrevive el más fuerte‖, cuando andamos en los caminos de Dios, valoramos en su justa
proporción la aplicación de principios y valores. Entre ellos la Biblia resalta: la honradez, la
diligencia, la generosidad, el temor de Dios y la fidelidad al Señor.

Aprendemos por ejemplo que la honradez es altamente valiosa, más que las riquezas; nos
mantiene a salvo, y evidencia sabiduría en nuestros pensamientos y acciones (versículos 6, 11,
18). La fidelidad y temor de Dios se reflejan en la prosperidad espiritual, emocional y material
(versículos 12, 14, 25 b, 26). Desata bendiciones (versículo 20 a), a diferencia de los ambiciosos
que se ganan problemas y contiendas por todo lado (versículo 5).

A su turno la diligencia está íntimamente unida a la abundancia y la prosperidad 8versículo 19),


al tiempo que en casa de quienes ayudan al necesitado, no hay escasez y abunda la provisión
(versículo 27)

4. Preguntas para Reflexionar

a. ¿Por qué tienen aún vigencia los principios y valores en los pensamientos y actuaciones de
una persona?
b. ¿Qué lugar ocupan la honradez y la diligencia en su vida?
c. ¿Por qué considera que la fidelidad está relacionada con las bendiciones y la prosperidad?
d. ¿Qué beneficios trae la diligencia en la vida de una persona?
e. ¿Cuáles son las consecuencias, de acuerdo con la Biblia, que trae asociada la disposición de
ayudar al necesitado?
f. ¿Por qué obrar con justicia es lo mejor que podemos hacer, tanto en lo personal como en lo
espiritual?
g. ¿Qué beneficios hay en el hecho de que quienes están en posiciones de poder, ejerzan dicha
autoridad con justicia y equilibrio?
h. ¿Qué lecciones dolorosas aprenden los malvados en su vida?
i. ¿Qué ocurre cuando los malvados tienden trampas contra su prójimo?

© Fernando Alexis Jiménez – (0057)317-4913705

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Lección Cuadragésima Primera---

¿Cómo ejerces la autoridad en el trabajo, la iglesia y el hogar?

1. Base Bíblica: Proverbios 29:1-27

2. Objetivos

2.1. Que al término de la lección los participantes comprendan y pongan en práctica principios
prácticos que les permitan ejercer apropiadamente la autoridad donde quiera que se
desenvuelvan: en el trabajo, el estudio, la iglesia y el hogar.
2.2. Que al término de la lección los participantes comprendan la necesidad de aplicar cambios
a su forma de pensar y de actuar de tal manera que se pueda avanzar en el proceso de
crecimiento personal y espiritual.
2.3. Que al término de la lección los participantes comprendan la importancia de asumir en sus
vidas la justicia como principio rector que apliquen en todo cuanto hacen en los lugares en que
se desenvuelvan, testimoniando en sus vidas que son cristianos comprometidos.

3. Enseñanza Bíblica:

Todos los seres humanos nos vemos enfrentados a la necesidad de tomar decisiones. ¿Cómo
lograr que sean las más apropiadas? Dependiendo de nuestro amado Dios. Nos ayuda a
garantizar la victoria y prosperidad en todo cuanto emprendamos. Igual, es con ayuda de
nuestro Señor que ejercemos con sabiduría el poder, evidenciamos ser justos en nuestro
desenvolvimiento y además, desechados todo aquello que nos impide avanzar en el proceso de
crecimiento personal y espiritual.

3.1. ¿Poder? No todos saben ejercerlo

¿Es usted director de empresa, jefe, pastor, líder de iglesia o quizá padre de familia? Si es así,
ejercer una posición de poder. En sus manos están muchas decisiones. De la orientación que
brinde, dependen incluso personas y el curso de sus vidas. ¿Lo ha pensado así? Ahora, le
invitamos a considerar, ¿cómo está ejerciendo el poder?

La Biblia enseña que quienes son justos y ejercen bien el poder, traen alegría, pero si obran con
injusticia, siembran dolor (versículo 2) Su desenvolvimiento afirma cualquier institución,
secular o eclesial, donde se desenvuelva (versículo 4), asegura firmeza y prosperidad en cuanto
haga (versículos 4, 6 b, 7 a). A esto hay que tener en cuenta algo: quien ejerce el poder con
justicia, de la mano de Dios, tiene sensibilidad en su trato con los demás, lo que se relaciona
estrechamente con unas buenas relaciones interpersonales.

Al obrar con sabiduría, se evita dolores de cabeza y causarse daño y a los que le rodean. Controla
sus emociones cuando se desbordan y se orientan a ser negativas, como la ira (versículos 8 b, 11
b). Y una pregunta que tal vez le asalta: ¿Cómo se logra solidez en la vida, con sabiduría? Se es
sabio mediante un proceso de formación y dependencia de Dios, corrigiendo errores, incluso
desde cuando formamos a nuestros propios hijos (versículos 15, 17, 19)

3.2. ¿Quiere ser un fracasado? Actúe con necedad y engaño

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

La necedad y la maldad son dos semillas que conducen al fracaso. Muchísimas personas desean
progresar, pero se encuentran frente a sus ojos con enormes barreras. ¿La razón? No han
querido cambiar. Reconocen que están fallando, pero se afirman en sus errores y son
negligentes ante la necesidad de evaluar las modificaciones que necesita su comportamiento;
cambios que se operan no en nuestras fuerzas sino en las de Dios. Su necedad les conduce al
abismo (versículos 1, 3 b), no tienen reposo (versículo 9), engañan, generalmente en todo cuanto
hacen (versículo 6 a) y tienen asegurada la ruina y la derrota (versículo 24). Por su condición,
aborrecen el camino de los perfectos (versículo 10 a)

Sus elogios a los demás, generalmente tienen un propósito: sacar ventaja (versículo 5), pero
ellos mismos son engañados. Se asesoran de quienes no hacen otra cosa que ofrecerles malos
consejos (versículo 139 y algo que resulta preocupante: no saben manejar sus emociones
negativas como la ira (versículos 11 a, 22, 23 a).

3.3. Sea justo, y disfrute las bendiciones de la vida

Los justos son bendecidos. Así lo enseña la Biblia. Son guardadores de los mandamientos y
preceptos de nuestro amado Dios (versículo 18), lo que está asociado a las bendiciones de lo
Alto; pero algo más: en su existencia, buscan el bien ajeno y el propio, así como los caminos de
rectitud (versículo 10 b), abominan la inquietud y los que la practican (versículo 27 a) y
desechan la imprudencia, porque saben lo que produce (versículo 20). Ellos reciben honra y, a
pesar de la oposición de quienes no conciben que vivan en rectitud, verán la ruina de los
malvados (versículo 16)

El hombre o la mujer justos, además de ser fieles a Dios, confían plenamente en Él, lo que les
conduce a la victoria. No se dejan arrastrar por el temor, sea cual fuere el reto que tengan
delante, porque saben que quienes confiamos en el Señor, somos más que vencedores
(versículos 20, 25, 26)

4. Preguntas para Reflexionar

a. ¿Por qué un gobernante justo o quien tiene puestos de dirección, edifica vidas y naciones?
b. ¿Cómo ayuda la sabiduría para manejar nuestras emociones negativas como la ira
desbordada?
c. ¿Cuál es la razón para que quien guarda los mandamientos sea catalogado como dichoso?
d. ¿Qué consecuencias le desata a una persona no saber contener la ira?
e. ¿Por qué quienes obran maldad están condenados a la ruina?
f. ¿Por qué debemos evaluar cuidadosamente cómo ejercemos el poder?
g. ¿Cómo logramos afianzar la sabiduría en nuestra vida y de qué nos sirve?
h. ¿Por qué la justicia está asociada con las bendiciones?

© Fernando Alexis Jiménez – (0057)317-4913705

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Lección Cuadragésimo segunda --

El crecimiento se logra día a día, pero en Dios

1. Base Bíblica: Proverbios 28:1-28

2. Objetivos:

2.1. Que al término de la enseñanza los participantes comprendan la importancia de caminar en


fidelidad delante del Señor, permaneciendo firmes por encima de las circunstancias, con una
convicción consistente y duradera en su fe, principios y valores.
2.2. Que al término de la enseñanza los participantes tomen la decisión de emprender el
proceso de cambio y crecimiento personal y espiritual.
2.3. Que al término de la enseñanza los participantes asuman en su vida la actitud de cambio,
como un principio esencial en la transformación y crecimiento personal y espiritual, desarrollo
que está en la voluntad de Dios.

3. Enseñanza Bíblica:

Las Escrituras resaltan la fidelidad a Dios, que asocian con una vida de prosperidad espiritual y
material. El versículo 20 señala que: ―El hombre fiel recibirá muchas bendiciones; el
que tiene prisa por enriquecerse no quedará impune‖. En hebreo fiel proviene del
término hebreo emunah, que viene de una raíz que traduce: firme, seguro, establecido‖. En
español traduce firme, estable, leal, consistente, duradero. Resulta interesante notar que es un
vocablo que se encuentra 49 veces en el Antiguo Testamento.

¿Quiere recibir bendiciones que se reflejen en todo cuanto hace? La Biblia es clara al enseñan
que debemos ser fieles. La lección de hoy resalta enriquecedora para nuestra vida, porque nos
estimula a cambiar y crecer de manera sólida con ayuda del Señor.

3.1. Es hora de emprende el cambio

Necedad es persistir en el error a pesar de las consecuencias negativas y aunque en lo íntimo de


su ser, quien obra mal sabe que están fallando, generalmente—producto de la necedad—se
justifican, asegurando que obran bien a pesar de sus equívocos, lo que impide que puedan
cambiar y crecer.

El necio se mueve en esa frontera indeterminada entre la maldad y la injusticia, propias de una
naturaleza inclinada a rechazar lo bueno y a actuar en consecuencia con la maldad que anida en
sus corazones. Sobre esa base, experimentarán un estado permanente de zozobra (versículo 1 a),
conciben trampas contra los demás en las que terminan cayendo (versículos 10, 18, 24, 25).
Producto de sus acciones, avanzarán camino a la desgracia (versículo 14 b)

Cuando alguien ejerce el liderazgo bajo el influjo de la maldad en su corazón, destruye a los
demás. Obra arbitrariamente y con parcialidad, causando daño (versículos 3, 8, 15, 16, 21).
Hasta sus oraciones son estorbadas delante de Dios (versículo 9), e incluso, amasan riquezas de
las que no pueden disfrutar, y que a la postre van a parar a manos de los necesitados (versículo
8)

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

Su desenvolvimiento despierta rebeldía (versículo 2 a), y delante de Dios pero delante de los
hombres, responderán por sus errores (versículo 17)
3.2. El crecimiento personal se construye cada día en Dios

El cambio y crecimiento personal se construye día a día. El primero y más grande paso es
reconocer nuestros errores, confesarlos delante de Dios, en la certeza de que alcanzaremos el
perdón (versículo 13), gracias a la obra redentora del Señor Jesucristo. Persistir en el pecado nos
lleva al estancamiento y fracaso.

Conforme crecemos, asumimos principios y valores que enriquecen nuestra existencia, como la
honradez que no se puede modificar con dinero (versículo 6), y se actúa bajo tales principios y
valores cualesquiera que sean las circunstancias de la vida (versículo 11)

En el cambio y crecimiento personal y espiritual hay prosperidad. Aprendemos que no basta con
tener ideas y buenas intenciones, sino que se debe actuar (versículo 19). Ahora, de acuerdo con
la Biblia, la tacañería está asociada con la ruina, lo que se manifiesta en quienes no son capaces
de invertir ni siquiera en ellos, en su propio bienestar (versículo 22). Enseña la Palabra que por
su parte, los generosos serán bendecidos y prosperados (versículo 27).

3.3. Quien obra con justicia afianza su crecimiento personal y espiritual

Aquellos que obran con justicia delante del Señor caminan confiadamente, paz que se refleja en
todo lo que piensan y hacen (versículos 1 b, 26). Su desenvolvimiento es eficaz en todos los
ámbitos porque Dios se mueve poderosamente en su existencia (versículo 2 b)

Los justos son sabios, aman los preceptos y enseñanzas del Señor (versículos 4, 5, 14 a). Su obrar
conforme a la voluntad de Dios no es producto de la imposición sino del amor y respeto hacia el
Padre celestial (versículo 7). Contrario al temor que se genera en la vida de los injustos, los
justos despiertan aceptación y alegría (versículo 12) Y algo alentador: De acuerdo con las
Escrituras: Los justos serán grandemente bendecidos (versículos 20, 27)

4. Preguntas para reflexionar:

a.- ¿A qué se debe que el impío huya sin que nadie lo persiga?
b.- ¿Por qué el malvado cae en las trampas que concibe para los demás?
c.- ¿Cuál es la razón para que al malvado lo persiga la desgracia?
d.- ¿Por qué razón quien tiene liderazgo y ejerce su posición injustamente causa destrucción a
los demás?
e.- ¿A qué se debe el que las oraciones del malvado y de los injustos no reciban contestación?
f.- ¿Qué beneficios alcanza quien reconoce su pecado y lo confiesa delante de dios?
g.- ¿Por qué no basta con soñar y tener buenas ideas?¿Qué importancia reviste soñar y actuar?
h.- Por qué la tacañería está ligada a la pobreza?

© Fernando Alexis Jiménez – (0057)317-4913705

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Lección Cuadragésimo tercera---

La sabiduría y sabiduría, identifican a los cristianos

1. Base Bíblica: Proverbios 29:1-27

2. Objetivos:

2.1. Que al término de la enseñanza los participantes comprendan que la sabiduría y la justicia
son dos elementos que identifican a los cristianos y comprendan la necesidad de aplicar en sus
vidas estos cimientos, esenciales para el crecimiento personal y espiritual
2.2. Que al término de la enseñanza los participantes comprendan y apliquen la instrucción en
principios y valores al interior de la familia como un paso para asegurar una sociedad
transformada, en la se abran puertas para el crecimiento personal y espiritual.
2.3. Que al término de la enseñanza los participantes comprendan los enormes perjuicios que
encierra anidar y alimentar la necedad, porque quienes obran así, no solo se perjudican sino que
perjudican a los demás.

3. Enseñanza Bíblica:

Como es apenas natural, cuando Dios comienza a obrar en nuestra vida, se producen cambios
que se manifiestan en nuestra forma de pensar y de actuar. Pero es necesario que en ese
proceso, le permitamos que se manifieste como quiera. Que trate con nuestro ser. Por esa razón,
sabiduría y justicia son dos elementos de suma importancia que nos ayudan a avanzar en el
proceso de crecimiento personal y espiritual.

3.1. Sabiduría y justicia, principios para crecer

Ser sabio es tomar decisiones en el tiempo apropiado y bajo las circunstancias oportunas.
Generalmente esas decisiones no solo nos edifican sino que además, edifican a otras personas
(versículo 3), ya que la insensatez—que es el polo contrario—nos afecta negativamente y a
quienes nos rodean.

Vamos ahora a las relaciones interpersonales: el sabio construye. Cuando hay dificultades, antes
que avivar los problemas, saben detenerse y responder con prudencia (versículo 8; Cf. versículo
9). Si ejerce una posición de liderazgo, permite no solo crecer él sino que crezcan los demás
(versículo 14. Cf, 18) Y un aspecto más: sus palabras ayudan a corregir a quien está inmerso en
un error (versículo 19). Son muestras fehacientes de que Dios está obrando en nuestro ser.

¿Y qué de la justicia? Los justos—quienes piensan y actúan con justicia--despiertan aliento entre
quienes le rodean. Atienden las necesidades de los más necesitados, por la generación que
reviste su corazón. No comparten los antivalores que rigen el pensamiento de los malvados y,
algo importante: las circunstancias no los llevan a cambiar su disposición de obrar
correctamente (versículos 2, 7, 26, 27).

3.2. La justicia comienza a aplicarse desde el núcleo familiar

Los conferencistas sobre temas sociales coinciden en señalar que educar en principios y valores,
desde el mismo seno de la familia, conlleva a la transformación de nuestro mundo. El amor se

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

manifiesta en todos los ámbitos, y una evidencia del amor, es saber educar, pero también
corregir. Dios mismo, a pesar de la insensatez de algunos, les sigue prodigando amor e
instrucción (Cf. versículo 13)

¿Por qué involucrarnos activamente en la crianza de nuestros hijos? Porque traerá paz a
nuestras vidas, pero además, sienta las bases para que nuestra sociedad sea cada vez mejor. No
es con brutalidad, sino con sabiduría como se instruye y corrige. Pasar por alto los errores de
nuestros hijos, antes que ayudarles, les traerá perjuicio (versículos 13, 15, 17, 21)

3.3. La necedad destruye su vida y la de los demás

América se vio fuertemente golpeada por la gripe, en sus diferentes variables, como
consecuencia del prolongado verano del 2009 y mitad del 2010. Pero además de que afloraba
casi espontáneamente en unos, se contagiaba en otros. Igual con la necedad y el pecado.
Terminan tomando tanta fuerza en la sociedad, que los antivalores se convierten en una
auténtica epidemia.

La Biblia se refiere a la necedad como la actitud que impide identificar y corregir los errores, y es
conducente a la destrucción, personal y espiritual (versículo 1). La necedad se pone de
manifiesto en las decisiones equivocadas que podemos tomar y que perjudican a otros
(versículos 4, 20, 23), sino también en sus reacciones, que ponen tropiezo a unas buenas
relaciones interpersonales (versículos 11, 22).

Del necio se puede esperar, no solo que se reafirme en sus errores sino que además, siembre
maldad en lo que piensa y hace (Cf. versículos 5, 6). Lo hacen así porque hay insensibilidad en
sus corazones, han dejado de lado a Dios y procuran que imperen sus propios antivalores en la
sociedad que les rodea (Cf. versículos 10, 12, 16, 24, 25)

Es imperativo que realicemos un auto examen, para identificar errores, pero también para
disponernos a corregirlos. Sólo con ayuda del Señor Jesucristo podemos lograr ese propósito.

4. Preguntas para Reflexionar:

a. ¿Por qué el actuar injustamente destruye antes que edificar a quienes le rodean?
b. ¿Qué evidencia quien no se preocupa de las necesidades de los demás y caen en la indolencia
frente a ser respetuosos de los derechos que les asisten?
c. ¿Cuál es la razón por la que justos y malvados no pueden compartir un mismo espacio?
d. ¿Cómo podría definirse a un hombre o una mujer justos?
e. ¿Cómo manifiesta nuestro amado Dios su condición de padre amoroso y qué nos enseña en la
relación con los hijos?
f. ¿Por qué la instrucción y disciplina no van de la mano con la violencia cuando educamos a
nuestros hijos?
g. ¿Por qué razón un padre o una madre que no corrigen a sus hijos les causan perjuicio?
i. ¿Qué perjuicio provocan la impulsividad y agresividad del necio?

© Fernando Alexis Jiménez – (0057)317-4913705

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Lección Cuadragésimo cuarta–

¿Errores? Los identificamos, y con ayuda de Dios, los corregimos

1. Base Bíblica: Proverbios 30:1-33

2. Objetivos:

2.1. Que al término de la enseñanza los participantes reconozcan que el principio del cambio y el
crecimiento personal y espiritual fundamenta en someternos a Dios y abrirle las puertas del
corazón para que trate todo nuestro ser.
2.2. Que al término de la enseñanza los participantes valoren la necesidad de realizar un auto
examen con el fin de identificar los errores y disponernos a corregirlos.
2.3. Que al término de la enseñanza los participantes comprendan la importancia de asumir
compromiso en el proceso de cambio y crecimiento, y pagar la cuota de esfuerzo y perseverancia
en ese proceso vital del cristiano.

3. Enseñanza Bíblica:

Dios nos concibió con enormes potencialidades para experimentar cambio y crecimiento en
todas las áreas de nuestra vida. Él es quien nos da la fortaleza necesaria para vencer en aquellos
aspectos que consideramos, somos todavía débiles. Frente a aquellos que creen que es imposible
cambiar, es importante enfatizarles que sí es posible porque la Biblia enseña que todo—
absolutamente todo—lo podemos en Cristo que nos fortalece (Filipenses 4.13)

En el proceso de cambio es fundamental; primero, que examinemos, reconozcamos y corrijamos


los errores, y lo segundo, que apliquemos la prudencia a todo cuando pensamos y hacemos.

3.1. El cambio y crecimiento personal y espiritual comienza con el sometimiento a


Dios

A una pregunta frecuente sobre qué factores impiden el crecimiento personal y espiritual en una
persona, sólo hay una respuesta contundente: dos actitudes de las personas que se convierten en
enormes obstáculos: el orgullo y la autosuficiencia. El cambio comienza cuando reconocemos
que sólo Él es sabio y puede guiarnos a experimentar una vida transformada, dinámica, que se
construye día a día conforme a Su voluntad.

Dar pasos hacia una existencia renovada toma base en sujetarnos a al maravilloso obrar de Dios
en nuestro ser, y se acompaña de alimentarnos cada día con los principios sencillos y prácticos
pero a la vez eficaces de la Palabra de Dios. La enseñanza bíblica es limpia y confiable. En Él
encuentran refugio aquellos que le buscan, de ahí que los fundamentos Escriturales no son para
manipular a nuestra conveniencia sino para asimilarnos en nuestra cotidianidad (versículos 5,
6)

El proceso de transformación se solidifica cuando le permitimos a Dios que quite de nuestro


corazón la falsedad y la mentira, al tiempo que afianzamos la humildad para agradecer todo
cuanto nos ha dado Dios, concientes que la abundancia puede llevarnos a la arrogancia y

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

autosuficiencia, y la escasez a cuestionar su amorosa y constante provisión para atender


nuestras necesidades (versículos 7-9)

3.2. Un principio ineludible para el cristiano: ser responsables con nuestras


acciones

La prudencia es esencial en todo cuanto pensamos y hacemos. ¿Se ha preguntado cuántos


errores cometemos por no guardar mesura y prudencia? Sin duda obrar apresuradamente, sin
medir las consecuencias, nos granjea muchas dificultades (Cf. versículo 10). El segundo aspecto
sobre el que llama la atención el capítulo 30 es sobre la importancia de reconocer nuestros
errores y disponernos a corregirlos. Obrar con arrogancia, sin respetar a los superiores,
comenzando por nuestros padres, no conduce más que a la destrucción (Cf. versículos 11-14).

En el proceso de crecimiento personal y espiritual juega un papel fundamental el que tengamos


un corazón grato para Dios. Ser agradecidos es muy importante. No basta con recibir siempre,
sin dar nada, ni siquiera las gracias (versículos 15, 16).

De otra parte nos enseñan las Escrituras lo grave y perjudicial que resulta irrespetar a nuestros
superiores, comenzando por nuestros padres. Acarrea en el ser humano consecuencias
devastadoras (versículo 17). Añada a lo anterior el que nada de lo que hagamos con maldad o
bajo el rótulo de ―ilícito‖, así nos parezca intrascendente, quedará oculto para siempre. Dios lo
sabe y saldrá a la luz. Además, desencadena consecuencias destructivas en los ámbitos personal
y espiritual.

3.3. Cambiar, crecer y prosperar demandan compromiso y esfuerzo

Cambiar, crecer y prosperar es un proceso que demanda una cuota de esfuerzo personal. Dios
nos ayuda, pero debemos comprometernos en cada paso que demos. Nada, absolutamente nada
se logra en esta vida sin poner de nuestra parte. Es necesario que seamos participantes activos
(Cf. versículos 21-23).

Las Escrituras resaltan algunas características que—para el caso que nos ocupa—deben rodear
los pensamientos y acciones del cristiano: como las hormigas, debemos adoptar el principio de
ser previsivos; como los tejones (algunos autores mencionan conejos), ser concientes del peligro
y edificar la casa sobre la roca que es Cristo; como las langostas, colaborar unos con otros; como
las lagartijas, asumir el principio de la prudencia al avanzar, sin caer en el error de llamar la
atención sobre nosotros ni en lo que hacemos (versículos 24-28)

Sume otros elementos sumamente valiosos: la disposición de no rendirnos ni retroceder en lo


bueno que hayamos hecho, no caer en el orgullo porque destruye nuestra vida y la de quienes
nos rodean y valorar el esfuerzo y perseverancia, por los resultados que arroja. Concluye el
pasaje objeto de análisis hoy, con la necesidad de obrar con prudencia, midiendo
cuidadosamente lo que pensamos y hacemos para no desatar contiendas (versículos 29-33).

4. Preguntas para reflexionar:

a. ¿Cuáles son las dos actitudes que nos impiden el crecimiento personal y espiritual?
b. ¿Qué es aquello que aprendemos en la Biblia, esencial en el crecimiento personal y espiritual?
c. ¿De qué manera nos perjudican la falsedad y la mentira?

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

d. ¿Por qué debemos valorar la amorosa provisión de Dios?


e. ¿De qué manera nos perjudican el orgullo, el irrespeto a los demás y no admitir nuestros
errores?
f. ¿Por qué los imprudentes se granjean tantos problemas?
g. ¿Cuál es la razón para realizar un auto examen constante en nuestra vida?
h. ¿Por qué aseguran las Escrituras que nada de lo malo que hagamos quedará oculto?

© Fernando Alexis Jiménez

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

--Lección Cuadragésimo quinta--

La mujer sabia edifica la casa

1. Base Bíblica: proverbios 31:1-31

2. Objetivos:

2.1. Que al término de la enseñanza los participantes comprendan la necesidad de fortalecer en


su vida el dominio propio, con ayuda de Dios.
2.2. Que al término de la enseñanza los participantes comprendan de qué manera el consumo
de bebidas alcohólicos o cualquier otra sustancia que afecta el comportamiento humano, resulta
perjudicial para el crecimiento personal y espiritual.
2.3. Que al término de la enseñanza los participantes aprendan a valorar el desempeño de la
mujer al interior de la familia y asuman el compromiso de prodigarles protección, seguridad,
amor y ternura.

3. Enseñanza Bíblica:

3.1. El dominio propio, fundamento para avanzar en el crecimiento personal y


espiritual

Uno de los grandes principios que motiva al ser humano lo representa el dominio propio que no
es otra cosa que equilibrio, para hacer todo con sabiduría y prudencia. Es un cimiento sencillo y
práctico que aprendemos en las Escrituras. El cierre del libro de Proverbios aborda el tema con
una sentida recomendación para que los hijos, a quienes edificamos en principios y valores
desde la casa, sean mesurados en su relación moral y sentimental (versículo 1-3), no se den al
consumo de bebidas (versículo 4, 6, 7), guarden siempre y no se aparten de los mandamientos y
preceptos de Dios para su pueblo (versículo 4, 5) y que siempre velen por obrar justamente
(versículo 8, 9).

Recuerde siempre que optar por el cambio parte de una decisión personal, a la que nadie nos
obliga y que demanda de nuestra parte, compromiso y esfuerzo. Son los cimientos de los
triunfadores, de aquellos que dan pasos hacia la victoria tomados de la mano del Señor
Jesucristo.

3.2. ¿Quieres casarte? Busca con ayuda de Dios una mujer virtuosa

Si para nuestros bisabuelos y abuelos pudo resultar difícil la decisión de casarse, más en nuestro
tiempo donde priman los antivalores y la relación sentimental se reduce al gusto, la pasión y
―vivir el momento‖. Aunque parezca frase de cajón, encontrar una buena mujer no res fácil
(versículo 10-12). Una persona que edifique nuestra vida, tal como nosotros—en la condición de
esposos—estamos obligados a hacerlo con ellas: brindarle apoyo y edificación, con relaciones
que construyan y no que destruyan.

En esa dirección, como cónyuges estamos llamados a brindarles apoyo. A no coartar sus
iniciativas y valorar su emprendimiento. Esposos que respaldan a sus esposas, sientan las bases

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705
Serie de Lecciones para Células en el Libro de Proverbios
Ps. Fernando Alexis Jiménez

para una relación sólida y afectivamente gratificante. Si llegan momentos difíciles, como
maridos nuestro compromiso es estar ahí, para respaldarles (Cf. versículos 13-19)

3.3. Tener esposa, una bendición de Dios para nuestras vidas y la familia

La esposa es una bendición, no como diría alguien por allí—creo más en chiste que por otro
motivo—que conseguir mujer es comenzar a llevar la ―pesada cruz‖. Todo parte de la
perspectiva que tengamos sobre el matrimonio y la apropiada valoración que le demos a la
relación.

Las Escrituras describen a la mujer virtuosa como alguien que expresa generosidad, cuida de su
familia, vela hasta por lo detalles en apariencia más elementales, es diligente, apoya a su esposo,
es esforzada y confía plenamente en el Señor (versículos 20-25)

La sabiduría rodea a la mujer virtuosa, de acuerdo con la descripción de las Escrituras, instruye
amorosamente a su familia, está atenta a su hogar y, sobre todo, honra a Dios (versículos 26-31)

4. Preguntas para reflexionar:

a. ¿Por qué recomiendan las Escrituras que tengamos dominio propio?


b. ¿De qué manera los perjudican los excesos en todo lo que hacemos?
c. ¿Cómo afecta en lo moral, físico y espiritual el consumo de licor, de acuerdo con lo que
enseñan las Escrituras?
d. ¿Cómo describen las Escrituras a una mujer virtuosa?
e. ¿De qué manera beneficia al ser humano actuar con diligencia?
f. ¿Cómo actúa una madre que se preocupa por su familia?
g. ¿Por qué el estar asidos de la mano de Dios, aprendiendo y fortaleciéndonos en su Palabra
nos ayuda en el crecimiento personal y espiritual?

© Fernando Alexis Jiménez

Sitio http://estudiosbiblicos.jimdo.com Blog www.guerraespiritual


Email pastorfernandoalexis@hotmail.com Teléfono (0057)317-4913705

También podría gustarte