Está en la página 1de 21

Ética Profesional – SANDRA RIVAS

B O L I L LA I

 Moral y Ética.

MORAL: La palabra Moral deriva del Latín MOS, MORIS, que traducido al español sería sinónimo de
COSTUMBRE y definiendo tenemos que es: “Conjunto de reglas, normas de conducta y convivencia que
determinan las obligaciones de los hombres, sus relaciones entre si y con la sociedad en conjunto”.-

Como sinónimos a la palabra Moral, tenemos los siguientes términos: Honesto, Decoroso, Integro,
recto, honorable, Púdico, Pudoroso.

El Diccionario Académico define a la Moral como: “Dícese de lo que no cae en la jurisdicción de los
sentidos, por ser de la apreciación del entendimiento o de la de la conciencia, y también de lo que no
concierne al orden jurídico, sino al fuero interno o al respeto humano. La Ciencia que trata del bien en
general, y de las acciones humanas en orden a su bondad o malicia. Además, conjunto de las facultades del
espíritu, por contraposición a físico.-

ETICA: Etimológicamente, la palabra ética viene del griego ETHOS, que significa costumbre, con lo
que se puede inferir que esta estudia la costumbre y los hábitos dando ciertos principios; Es la parte de la
filosofía que trata de la Moral. La Ética estudia los actos morales, sus fundamentos y cómo se vincula en la
determinación de la conducta humana. Muchos autores la catalogan como la ciencia de los actos humanos ya
que esta más cercana a la orientación en los actos u obras, otros la llaman ciencia de la voluntad en orden a
su fin y algunos creen también que puede ser denominada como la ciencia de los principios constituidos de la
vida moral

La ética estudia el desarrollo de la libre voluntad del hombre sin perjudicar al prójimo, es decir, que
esta va encaminada hacia la realización del hombre, como persona, juega un papel importante, ya que a
diferencia de muchas otras ciencias, esta es mucho mas aplicable a nuestras vidas, debido a su contenido
practico-técnico, derivado de nuestras propias costumbres y de cómo nos comportamos, siendo que esta las
perfecciona y nos ayuda a asegurar nuestra realización como personas teniendo en cuenta que fines vale la
pena perseguir y bajo que condiciones vale la pena perseguirlos.

Debido a que la ética no nos proporciona una lista o un conjunto de reglas a seguir para cada una de
las situaciones que se nos presentan en el transcurrir diario de nuestras vidas, debemos apegarnos única y
exclusivamente a las bases del actuar ético, como son la inteligencia y ser consecuentes de cómo nuestras
actuaciones pueden perjudicar a los demás, o sea, tomar en cuenta los intereses de terceros

* Historia etimológica: La palabra ética proviene del griego êthos y significaba, primitivamente,
estancia, lugar donde se habita. Posteriormente, Aristóteles afinó este sentido y, a partir de él, significó
manera de ser, carácter. Así, la ética era como una especie de segunda casa o naturaleza; una segunda
naturaleza adquirida, no heredada como lo es la naturaleza biológica. De esta concepción se desprende que
una persona puede moldear, forjar o construir su modo de ser o êthos.

* ¿Como se adquiere o moldea este êthos, esta manera de ser? El hombre la construye
mediante la creación de hábitos, unos hábitos que se alcanzan por repetición de actos. El êthos o carácter
Ética Profesional – SANDRA RIVAS

de una persona estaría configurado por un conjunto de hábitos; y, como si fuera un círculo o una rueda,
éste êthos o carácter, integrado por hábitos, nos lleva en realizar unos determinados actos, unos actos que
provienen de nuestra manera de ser adquirida

* La ética nos proporciona un número de principios fundamentales, estos son:


 Principio de solidaridad: "como seres humanos de naturaleza sociable, tenemos la obligación
moral de promover el bienestar de todos los seres humanos, y no solo del nuestro. Hay que dejar ese
egocentrismo que nos impulsa a sobresalir sin importarme el prójimo, esta aptitud me trunca como
persona y conlleva a estancar mi propia realización."
 Principio de Equidad: "la única diferencia entre un ser animal y un humano es la inteligencia,
por ello debemos forzarnos a actuar inteligentemente y consecuentemente.
 Principio de abstenerse de elegir dañar a un ser humano: "existe un viejo adagio que nos
dice: < no hagas a los demás lo que no te gustaría que te hiciesen > , tenemos que tener cierto cuidado
en no destruir la identidad de los demás aunque no sea posible medir el alcance de nuestros actos y de
ninguna manera debemos elegir conscientemente hacer el mal, hay que diferenciar entre elegir y
aceptar."
 Principio de eficiencia: "muchos hablamos de el esfuerzo que realizamos en aras de promover la
realización humana, pero será que si nos estamos esforzando lo suficiente o será que no estamos
utilizando los métodos más eficaces, he ahí el meollo del asunto, hay que esforzarse si, pero por usar las
herramientas más idóneas."
 Principio de la responsabilidad del papel que hay que desempeñar: " no somos
responsables de todos los aspectos del bienestar humano, ya que nuestras responsabilidades van ligadas
a la capacidad, compromiso, circunstancias y roles específicos que debemos descubrir y ponerlos al
servicio de la sociedad, esto nos da una responsabilidad prioritaria en nuestras vidas."
 Principio de aceptación de efectos colaterales: "la aceptación es un principio que debemos
cultivar en nuestro diario vivir ya que todas nuestras acciones no son acertadas, y probablemente estas
provocaran efectos colaterales perjudiciales."
 Principio de cooperación en la inmoralidad: "aunque suene un tanto paradójico y un tanto
enredado, ante ciertas circunstancias de la vida puede ser razonable cooperar en actos inmorales de
otras personas. Lo que no quiere decir que aprobemos tal acto, ni que se desea su éxito; solo si la acción
es una parte subordinada de la acción inmoral de otro, el participar seria solo algo material.
 El objeto de la Moral.

El objeto material de la moral son las costumbres y la conducta humanas.

El objeto formal de la moral es el conjunto de leyes que deben informar y orientar la actividad
humana

 Definición de la Moral.

- La Moral es la Suma total del conocimiento que se adquiere sobre lo más alto y noble, y
que una persona respeta en su conducta.

- Conjunto de creencias, costumbres, valores y normas de una persona o un grupo social,


que funciona como una gran guía para obrar. Es la que orienta las a cerca de que acciones
son correctas (buenas) o incorrectas (malas).-

 Características de la moral:
Ética Profesional – SANDRA RIVAS

a) La moral es normativa, porque establece las normas que determinan lo que es el Bien y lo que
es el Mal.

b) La moral formula los principios generales, porque según sus principios clasifica y juzga todos
los hechos particulares que son propios de su campo.

c) El fundamento de la moral es la razón, ya que los diferentes sistemas morales pueden


establecer distintos principios, como su fundamento. Pero en el fondo de todos ellos se encuentra la razón
que busca configurar y legitimar el respectivo sistema.

 Filosofía Moral y Teología Moral.

La teología moral es el mandato y el cumplimiento de la voz de la conciencia en el corazón de cada ser


humano, de la inspiración de la naturaleza y, en definitiva, de la voz de Dios a la que se le dice la no tan
gustosa porque vivimos en un mundo tan liberalista que se llega a dudar hasta que matar, robar, mentir y
adulterar o contaminar está mal pero se le dice: Ley divina que hace que la relación entre las personas
humanas sea la mejor y para alcanzar la gloria de Dios. Es, dicho de otra manera, la parte de la Teología que
estudia el obrar humano de acuerdo a su bondad o maldad, en la medida que hace bien al mundo

Este es sin duda alguna, un tema muy controvertido. Existen muchas corrientes de interpretación.
Difícilmente se va uno a encontrar en puntos afines. Lo que si se debe considerar es, que la sociedad no
puede sobrevivir en un medio ambiente donde cada uno hace lo que esta correcto en sus propios ojos.
Mentir o engañar (y hacer trampa), es aceptable en tanto no seas atrapado. Sin fundamento común de
verdades absolutas cualquier cultura llegará a ser débil y fragmentada. La teología moral esta saturada de
absolutismos.

Habitualmente, se define como la teoría filosófica sobre el comportamiento moral, esto es, la conducta
humana libre y responsable. También se la denomina ética. El materialismo filosófico rectifica esta
definición y considera que la distinción ética/moral no es paralela a la distinción teoría/praxis, sino que se
establece en función de la consideración distributiva o atributiva de los sujetos humanos en su dimensión
normativa.

 Moral y educación.

No puede existir educación in moral, sin embargo puede existir moral sin educación, pero la moral es
intrínseco al hombre, nace con el. La Moral proviene de la misma del ser humano, esta se puede educar, se
puede moralizar las relaciones humanas a través de la educación, mas ello no significa que la moral
dependa de la educación.
La educación moral inculca los hábitos de pensar y actuar que ayudan a las personas a convivir y
trabajar juntas como familia, amigos, vecinos, comunidades y naciones.
La educación moral es un proceso de aprendizaje que permite comprender, practicar e interesarse por
los valores éticos fundamentales tales como el respeto, la justicia, la virtud cívica y la ciudadanía, y la
responsabilidad por sí mismo y por el prójimo. Sobre tales valores fundamentales, se forman las actitudes y
las acciones que son propias de las comunidades seguras, saludables e informadas que sirven como los
cimientos de nuestra sociedad.
Ética Profesional – SANDRA RIVAS

 Moral y Profesión.

La Profesión es el oficio que desempeña la persona dentro de una sociedad, debe adecuarse a ciertas
reglas, normas morales de tal manera que su conducta se vea direccionada hacia lo bueno, de lo contrario
perjudica a su imagen ante la sociedad. Es por ello que la Moral está estrechamente ligada a la Profesión ya
que el Profesional no solo necesita tener conocimiento acabado de su campo, sino también actuar acorde a
los valores fundamentales.
El profesional no se reduce a su ejercicio laboral con excelentes desempeños, sino en el fondo de la
responsabilidad social subyace la respuesta propositiva de éste en aras de la construcción de una sociedad
no utópica de justicia, libertad, solidaridad, trabajo y sobre todo, que busque la felicidad de todos.

 Ética profesional.
La ética profesional puede definirse como la ciencia normativa que estudia los deberes y los derechos
profesionales de cada profesión. También se le llama Deontología. Al decir profesional no solo se refiere a
que la ética es solo para quienes tienen un cartón o son profesionales, sino que esta en especial va destinada
especialmente a las persona que ejercen una profesión u oficio en particular.
La ética profesional tiene como objeto crear conciencia de responsabilidad, en todos y cada uno de los
que ejercen una profesión u oficio, esta, parte del postulado de que todo valor esta íntimamente relacionado
con la idea de un bien.
La ética profesional se sustenta o toma bases fundamentalmente en la naturaleza racional del hombre.
Esta naturaleza es espiritual y libre, por consiguiente tiene una voluntad que apetece al bien moral. Haga el
bien y evite el mal.
La profesión es una capacidad cualificada requerida por el bien común, con peculiares posibilidades
económico-sociales. El profesional no tiene el carácter de tal por el simple hecho de recibir el titulo que lo
certifica o le da la cualidad de profesional, nadie es profesional por el titulo en si, el titulo lo único que
expresa es su calidad de ser ya un profesional, mas no que tiene todas las cualidades éticas para serlo, el
titulo profesional mas alla de ser un ALGUIEN es la manifestación intrínseca de lo que internamente se
lleva , no por la naturaleza de la persona sino por sus cualidades éticas, como la idoneidad o aptitud que le
da un nuevo perfil a su personalidad.
El ser profesionales dignos representa la excelencia, gravedad, decoro que tiene la persona y el respeto
consigo mismo
De nosotros depende nuestra profesión, si queremos ser profesionales integrales capaces de poner en
practica esta frase < haz lo que quieras >, siendo libres e independientes, racionales y objetivos; si logramos
este objetivo seguro que los usuarios de la información jamás volverán a poner en duda de cuan éticos
somos y gozaremos nuevamente de su confianza general, y volveremos a emitir una real fe pública.

 El problema moral.

El incumplimiento de las normas morales trae consigo el remordimiento, o peso de conciencia.- El


Problema Moral son costumbres dictadas a la luz de la razón humana, cuyo cumplimiento acarrea el
remordimiento, conciencia personal.-

 La Ley moral y la conducta humana.

Existen dos tipos de actos, los Actos humanos y los Actos del hombre, ambos son ejecutados por el hombre
pero poseen ciertas diferencias:
Ética Profesional – SANDRA RIVAS

1. Los Actos Humanos. Son ejecutados consciente y libremente, es decir, en un nivel racional. Son
originados en la parte típicamente humana del hombre, es decir, en sus facultades específicas, como
son la inteligencia y la voluntad. Estos son el objeto material de la Ética y son los que pueden ser
juzgados como buenos o malos desde el punto de vista de la Moral.
2. Los Actos del Hombre. Carecen de conciencia o de libertad o de ambas cosas, un ejemplo claro es
por ejemplo la digestión, la respiración, etc. Los actos del hombre sólo pertenecen al hombre porque
él los ha ejecutado, pero no son propiamente humanos porque su origen no está en el hombre en
cuanto a hombre, sino en cuanto a animal. Estos actos carecen de moral (son amorales) por lo tanto
no pueden juzgarse desde el punto de vista moral como buenos o malos, si pueden juzgarse como
buenos o malos pero desde otro punto de vista, como por ejemplo el fisiológico.

Cuando se dice que un acto humano tiene un valor moral, se está implicando que este valor moral puede
ser de signo positivo o de signo negativo. Trabajar, por ejemplo, tiene valor moral positivo, pero asesinar
tiene un valor moral negativo. Normalmente hemos designado al valor moral negativo como "inmoral",
pero esta palabra, en su etimología, indica mas bien un desligamiento del valor moral y los únicos actos que
están desligados de los valores morales son los actos del hombre, pero estos ya han sido calificados como
"amorales".
Todo acto humano tiene un elemento psíquico que también es motivo de una valoración moral, este es
el "Fin" o "intención" que es el objetivo o finalidad por la cual se realiza un acto humano, por medio del fin
o intención dos actos humanos idénticos pueden diferir notablemente por el autor que realizó cada acto.
Un acto determinado es bueno o es malo si su objeto, su finalidad y sus circunstancias son buenos o
malos. La conformidad o disconformidad de un acto con la ley moral constituye la bondad o la malicia
material; y en relación a la conciencia, la bondad o la malicia formal. De acuerdo con esto, un acto puede
ser:

a) Material y formalmente bueno: cuando hay conformidad con la ley y la conciencia (por ejemplo, cuando
ayudo al prójimo, ley de la caridad teniendo en la conciencia la certeza de estar actuando bien).

b) Material y formalmente malo: cuando hay disconformidad con la ley y la conciencia (por ejemplo, si
odio a alguien, oposición a la ley de la caridad sabiendo en conciencia que está mal).

c) Materialmente bueno y formalmente malo: cuando uno cree mala una acción que la ley no prohíbe (por
ejemplo, comer carne los lunes).

d) Materialmente malo y formalmente bueno: cuando uno cree buena una acción prohibida por la ley (por
ejemplo, robar para dar limosna).

 La esencia de lo moral.

Todos entendemos por moralidad la regulación de los actos humanos de acuerdo con algunos
criterios, normas o leyes. De cualquier acto humano se espera que se ajuste a algún criterio; La
moralidad se refiere siempre a los actos libres del hombre, es algo subjetivo o mejor dicho personal; la
norma próxima, mediata a la moralidad es la conciencia. La esencia de lo moral es apreciar la conducta
humana del hombre desde el fuero interno, teniendo en cuenta sus actuaciones si son buenas o malas,
es decir, correctas o no.-

 Juicios Morales.
Ética Profesional – SANDRA RIVAS

Son juicios de valor acerca de las actuaciones de los demás, ya sean alabanzas, estimación,
aprobación, etc., así también lo que provocan reproche, a través de esta distinción se ve la diferencia
entre valores morales y valores naturales. El valor moral es Propio de la Persona, es inherente al
hombre y nace con él.

 Formación de los principios morales

Los Principios morales ordenan siempre el bien o el mal, si una persona actúa mal, a consecuencia
siente remordimiento; esos principios se forman acorde los valores de la persona.-

***---***

B O L I L L A II

 La Ley: Nociones.

El término Ley tiene distintos significados, y se emplea en todos los ámbitos humanos: Leyes físicas,
leyes económicas, leyes jurídicas, leyes Morales, Ley divina, etc. Pero el sentido más amplio de la Ley es el
de Ordenación. Todas las Leyes referidas al hombre son también una ordenación, pero no de carácter
necesario, sino libre. La Ley referida al hombre significa un deber ser, pero no como algo distinto al ser, ya
que el deber ser implícito en la Ley Moral no es una simple posición de la voluntad, sino una exigencia de la
misma naturaleza de las cosas.

Santo Tomás definía a la ley: Ordenación de la recta razón, dirigida al bien común, promulgada por
aquel que tiene el cuidado de la comunidad. La ordenación al bien común es el requisito general de
cualquier ley, con tal de que se entienda bien común en su sentido mas profundo y escalonado: el bien
común del universo es Dios.

La Ley es dada por aquel que tiene a su cuidado l comunidad, ese es Dios, para la totalidad del
universo, y es la autoridad política para la sociedad civil. Para que exista la Ley, debe estar debidamente
promulgada. La Ley eterna de Dios es promulgada a través de su participación en la criatura racional (ley
natural moral). La Ley Divino Positiva ha sido promulgada en la Revelación sobrenatural. La Ley humano
Positiva a través de distintas formas de publicación.

 Clases de leyes:

La división clásica de atiende al criterio del autor: dios y el Hombre.


La Ley Divina que se divide en:

a) Ley Eterna: Es la ordenación de todas las criaturas por Dios hacia su bien último o común, que es
el mismo Dios, Principio y Fin de todo lo creado.

La noción de la Ley eterna ha sido presentada en las mas diversas culturas por todos los que han
reconocido la existencia de Dios, creador del mundo y providente. Es conocida la frase de Cicerón: “ Veo
que esta fue la enseñanza de los mas sabios: que la ley no ha sido excogitada por el ingenio humano, ni
es algo pronunciado por los pueblos, sino algo eterno, que rige a todo el mundo con la sabiduría del
mandar y del prohibir”.
Ética Profesional – SANDRA RIVAS

San Agustín definía a la Ley como: La razón y voluntad divinas que mandan conservar, respetar el
orden natural y prohíben perturbarlo.

Santo Tomás de Aquino: Ley es el plan de la sabiduría divina que es la directriz de todas las acciones
y movimientos que se dan en lo creado.

La Ley Eterna se realiza de modo necesario en las criaturas no dotadas de razón, en las criaturas
racionales se ha de cumplir de forma consciente y libre; En ese sentido, le ley eterna es la primera y
gran ley moral.

b) Ley Natural Moral: también llamada participación de la ley eterna en la criatura racional; el
conocimiento que tiene el hombre de la ley eterna a través de su razón.

Santo Tomás define la Ley natural como la participación de a ley en la criatura racional, con esto
la ley natural adquiere un sentido moral, porque sólo los seres racionales y libres son capaces de esa
participación. La Ley Natural lo es porque comprende preceptos que están en la misma naturaleza del
hombre, y además, porque puede ser conocida con la sola luz de la razón. En la práctica moral, la ley
natural es un continuo criterio de referencia.

Contenido de la Ley Natural: La dignidad de la persona humana que se funda en el hecho de


que ha sido creada a imagen y semejanza de Dios, es inseparable de la Ley natural. Su espiritualidad
(inteligencia y voluntad ibre) hace que el individuo humano sea persona: dueño de sus propios actos,
sujeto de derechos y deberes. Es un ser racional y libre, ordenado a alcanzar su último fin, Dios quiere
que coincida con su felicidad. El contenido de la ley natural es el conjunto de derechos y deberes que
derivan de ka naturaleza humana y son por tanto, comunes a todos los hombres.

c) Ley divino positiva: también llamada ordenación promulgada en la Revelación sobrenatural.

La Ley divino Positiva ha sido promulgada por Dios, no en el orden natural de la creación
( como la ley eterna y la ley natural) sino a través de la Revelación. Según Santo Tomás de Aquino, la
Ley divina es moralmente necesaria, es decir, no con necesidad estricta, por dos razones principales: a)
para que el hombre pueda conocer sin ningún género de duda lo que tiene que hacer y lo que tiene que
evitar; b) porque el hombre ha sido ordenado por Dios a un fin sobrenatural y era necesaria una norma
que le dirigiera adecuadamente hacia ese fin.- Ley divino Positiva es antes que anda, una ley interior, es
una ley de libertad, ya que se basa en la aceptación voluntaria de la fe.

La Ley Humana que se divide en:

a) Ley Civil: elaborada y promulgada por la autoridad política

La Ley civil es una declaración de voluntad hecha por el legislador para que sirva como
ordenación de la sociedad. La ley va acompañada también de una sanción jurídica externa, como
garantía de la eficacia de su cumplimiento.

Su finalidad es la realización de la justicia y ese es el principal punto de su conexión con la ley


natural.

b) Ley Eclesiástica: elaborada y promulgada por la autoridad eclesiástica.

 Relaciones entre Derecho Natural y Derecho Positivo.


Ética Profesional – SANDRA RIVAS

El Derecho natural, llamado así por estar fundado en la naturaleza humana, es el conjunto de
principios intrínsecamente justos, concebidos como fundamento e ideal respecto de las normas
positivas legisladas o consuetudinarias; vale por si mismo, en cuanto es intrínsecamente justo. Su
validez no depende de elementos exteriores. El Derecho positivo se caracteriza por su valor formal, la
validez del mismo está condicionada por la concurrencia de ciertos requisitos que determinan su
vigencia.

El Derecho natural es un orden superior, un ideal hacia el cual el hombre tiende en su


permanente perfeccionamiento. El Derecho Positivo es el sistema de normas jurídicas creadas por el
hombre que rigen o han regido con carácter obligatorio la vida de un pueblo enana época determinada.

Es relativamente corriente presentar en antítesis el derecho natural y el derecho positivo, sin


embargo, ello no es justo ni adecuado. Uno sirve de fundamento de justicia al otro. Es falsa la oposición
derecho natural – derecho positivo. El derecho Positivo no puede oponerse a las exigencias de justicia
en los principios fundamentales del Derecho natural. Es necesario que el derecho positivo explicite y
adopte esas normas naturales a las concretas circunstancias históricas. Incluso dentro de las Normas
positivas existe la remisión a los principios generales del derecho que constituyen en esencia derecho
natural.

 Normas Morales

Regla de conducta, criterio o padrón para juzgar algo. La palabra deriva del griego que es
escuadra o modelo a que debe seguirse las operaciones de trabajo ejecutado, formulan imperativamente
los deberes ordenados al bien personal del hombre, que son considerados individualmente y su fin es la
perfección individual del hombre.

 Las Virtudes Morales: Virtud: concepto.

La Virtud es una cualidad buena, que perfecciona de modo habitual las potencias, inclinando al
hombre a obrar el bien. Las Virtudes mas excelentes son las virtudes teologales, que se refieren
directamente a Dios, pero también son importantes las virtudes morales, que perfeccionan el
comportamiento del individuo en los medios que conducen a Dios.

 Virtudes Cardinales: Prudencia; Justicia; Fortaleza; Templanza.

Las virtudes morales son numerosas: tantas cuantas son nuestras facultades y apetitos
naturales. Pero se pueden reducir a cuatro principales, que son como el fundamento de todas las demás,
y por eso se llaman cardinales (como cardos, alrededor de los cuales giran las demás) que son.
Prudencia, Justicia, fortaleza y Templanza.

El Adjetivo cardinal se deriva del sustantivo latino “cardo”, que significa gozne, bisagra, y se les
llama así por ser virtudes gozne, es decir, sobre ellas dependen las demás virtudes morales. Si un
hombre es realmente prudente, justo, fuerte y templado podemos afirmar que posee también las otras
virtudes morales.

Prudencia: (Sensatez, cordura) La primera virtud cardinal es la prudencia, que es la


Facultad de juzgar rectamente. Una persona temperamentalmente impulsiva, propensa a acciones
precipitadas y sin premeditación y a juicios instantáneos, tendrá por delante la tarea de quitar estas
barreras para que la virtud de la prudencia pueda actuar en él efectivamente. Resulta también evidente
Ética Profesional – SANDRA RIVAS

que, en cualquier circunstancia, el conocimiento y la experiencia personales facilitan el ejercicio de es a


virtud.

Justicia: La segunda virtud cardinal es la Justicia, que perfecciona nuestra voluntad (como la
prudencia nuestra inteligencia), y salvaguarda los derechos de nuestros semejantes a la vida, la libertad,
a la santidad del hogar, al buen nombre y el honor, a sus posesiones materiales. Esta virtud es la clave
de la convivencia, es la que nos inclina a dar a Dios y al Prójimo lo que les es debido, tanto individual
como socialmente. La Justicia ordena la voluntad de dar a cada uno lo que le es debido; ya por estricto
derecho entre los particulares, justicia conmutativa, ya que lo que cada uno debe a la sociedad según las
exigencias del bien común determinado por ley, justicia legal, ya lo que la sociedad debe a cada uno de
sus miembros en beneficios y cargos, justicia distributiva.-

Fortaleza: La fortaleza, tercera virtud cardinal, nos dispone para obrar el bien a pesar de las
dificultades. La perfección de la Fortaleza se muestra en los mártires, que dejaron la vida por su fe. Es la
virtud que en medio de las dificultades asegura la firmeza y constancia para practicar el bien, ordena las
pasiones cuando nos retan de aquello que dicta la razón. A ella se refieren otras virtudes como la
paciencia, la mansedumbre y la perseverancia

Templanza: La cuarta virtud cardinal es la Templanza, que nos dispone al dominio de


nuestros deseos, y, en especial, al uso correcto de las cosas que placen a nuestros sentimientos. La
templanza es necesaria especialmente para moderar el uso de los alimentos y bebidas, regular el placer
sexual en el matrimonio. La virtud de la templanza no quita la atracción por el alcohol; por eso, para
algunos, la única templanza verdadera será abstinencia.- La Templanza es la virtud que frena el apetito
de los placeres sensibles e impone moderación en el uso de los bienes creados, ordena así mismo las
pasiones cosas contra la regla de la razón o de la Ley de Dios.-

 Otras Virtudes Humanas.

Además de las cuatro virtudes cardinales, hay otras virtudes morales. Sólo mencionaremos
algunas, y cada cual, si somos sinceros con nosotros mismos descubriremos su obstáculo personal.

Otra puede ser: patriotismo, piedad filial, obediencia, sinceridad, veracidad, libertad, paciencia,
humildad, castidad, amistad, sencillez, lealtad, orden, generosidad, responsabilidad y comprensión.-

Está la Piedad Filial, que nos dispone a honrar, amar y respetar a nuestros padres y nuestra
patria. Está la obediencia, que nos dispone a cumplir la voluntad

***---***
BOLILLA III

 La conciencia: Nociones.

Libertad, libertad, cuantos crimines se comete en tu nombre ( Madame Roland)

Conciencia, conciencia cuantos crímenes se comete en tu nombre ( Siglo XX).

El cogito ergo sum de descartes ha influido en la mente del hombre moderno más de lo que
normalmente se supone. Desde descartes existe la tentación de dar por real lo que la evidencia
interior asegura: “Existo porque pienso” y no es así. La verdad es “pienso porque existo”. La postura
Ética Profesional – SANDRA RIVAS

cartesiana pasada al terreno de la ética se explicitaría del siguiente modo: “pienso que esta bien,
luego se puede hacer”, “no lo veo claro, pues, entonces, no lo hago”.

Evidentemente eso no es así, primero el ser, luego el entender. En Moral el hombre tiene una
posibilidad de conocerse y conocer sus actos, como consecuencia de que existe y tiene un fin, una ley
por la cual conducir sus actos. Por eso,”la conciencia no es la única voz que puede guiar la actividad
humana”, y su vos se hace tanto más clara y poderosa cuando a ella se une la voz de la Ley de la
autoridad legítima. La voz de la conciencia no es siempre infalible, ni objetivamente es lo supremo.

Pero sí, la conciencia es la capacidad que tiene una persona de conocer el valor moral de una
acción; esto es, si la acción que ha de desarrollar o llevar a la practica es buena o mala respecto al in
último enseñado por Dios. La conciencia puede ser: recta o errónea, segun juzgue acertada o
equivocadamente una acción. Tenemos la obligación de formarnos en conciencia recta para que
ante cada caso nos señale el buen proceder, eso es, lo que para ello nos indica las reglas de la moral.

La Conciencia es la Facultad moral que distingue el bien del mal. Es el sentimiento interior
por el cual la persona reconoce sus propias acciones, conocimiento del bien que debe hacer y el mal
que debe evitar.

Siempre ha sido considerada la conciencia lo que técnicamente se llama “norma próxima de


moralidad”. No se entiende aquí la conciencia en el sentido de conciencia psicológica (consciencia),
ni tampoco en un sentido cognoscitivo (tomar conciencia de algo ), se entiende en un sentido
estrictamente moral, Conciencia es un juicio o dictamen del entendimiento práctico, que califica la
bondad o la malicia de un acto hecho o por hacer. La Conciencia juzga de acuerdo a la Ley Moral y
es considerado, el supremo grado de dignidad en los hombres: que no por los otros, sino por ellos
mismos lleguen a la realización del bien.

 Diferencia con conceptos afines:

Con la Sindéresis: La sinderesis es el hábito de los primeros principios morales. La


conciencia es un acto que, en forma de juicio, dictamina sobre la bondad o maldad de un caso
particular.

Con la Conciencia Moral: Ésta deduce conclusiones objetivas de los principios morales.
La Conciencia es subjetivo, en el sentido de personal (no de subjetivista); su dictamen puede estar
de acuerdo o en desacuerdo con esas conclusiones objetivas. Alguien puede estar dotado de una
gran ciencia moral y, sin embargo, actuar inmoralmente. Y al revés, personas que creen que carece
de ciencia moral pueden actuar moralmente bien.

Con la Prudencia: La Prudencia es la virtud que incluye el hábito de obrar bien, mientras
que la conciencia es un acto. El juicio de la Prudencia coincide con la propia conciencia. Por eso, los
actos de la conciencia recta se facilitan con la virtud de la Prudencia.

Estas diferencias no significan que la conciencia sea algo separado de la sindéresis, de la


ciencia moral y de la prudencia, al contrario, el ejercicio de la conciencia – aplicación de la
sindéresis – lleva a adquirir el hábito de la prudencia, lo que, a su vez, perfecciona la conciencia.
Junto a esto se da, en la medida de las posibilidades personales, un aumento de la ciencia moral.
Ética Profesional – SANDRA RIVAS

 Formación de la conciencia: necesidad de esta formación.

Es necesaria la formación “Hay que formar la conciencia, y esclarecer el juicio moral” Una
conciencia bien formada es recta y veraz.”. Formula sus juicios según la razón, conforme al bien
verdadero querido por la sabiduría del Creador. Le educación de la conciencia es indispensable a
seres humanos sometidos a influencias negativas y tentados por el pecado a preferir su propio juicio
y a rechazar las enseñanzas autorizadas.

La formación ayuda al hombre al conocimiento de la verdad y a la vivencia de su libertad.


Esta afirmación no se refiere a las grandes verdades científicas, filosóficas, etc, sino a la necesidad
de tener criterio sobre cualquier materia ética. En cualquier materia intentamos alcanzar un mayor
conocimiento para ser doctos en aquel saber. Y si no alcanzamos, evitamos hablar del tema por
indoctos. Pero, ¿Sucede lo mismo con los temas relativos a la Fe y la Moral? Muchas veces se
pontifica lo que se ignora, por todo ello, la conciencia tiene necesidad de formación. Una educación
de la conciencia es necesaria, como es necesario para todo hombre ir creciendo interiormente,
puesto que su vida se realiza en un marco exterior demasiado complejo y exigente. “ La educación
de la conciencia es tarea de toda la vida… garantiza la libertad y engendra la paz del corazón”.

Por ello, la formación de la conciencia seguirá reglas parecidas a las de toda formación. Sin
embargo, a la hora de aplicarlas, no podemos olvidar un dato importantísimo: lo que pretendemos
al formar la conciencia no es simplemente alcanzar una habilidad o desarrollar una facultad, sino
conseguir nuestro bien en esta vida y nuestro destino eterno.

 Evolución de la conciencia.

a) la conciencia del niño es una conciencia protegida por el adulto, es una conciencia en
formación, y por tanto, débil.

b) La conciencia moral del joven es una conciencia contradictoria y difícil para el adulto. Es
idealista, impaciente, orientada hacia el futuro o el presente, sin importar el pasado.

c) La conciencia moral del adulto es, o deberá ser, una integración armónica de todos los
elementos diferenciales: el yo y el mundo, el conciente y el inconciente, los diferentes
valores, la autocrítica y la heterocrítica. Reposada en el presente vivido con la experiencia
del pasado y abierto al porvenir.

d) La conciencia moral del anciano es un conciencia con tendencia a la amargura, a la


lamentación o el ensimismamiento, si no tiene en su vida una fuente de servicio a los
demás.

De una educación recibida en una sociedad de caníbales saldrán casi sin remedio, un caníbal
más. Pero en principio existe siempre la posibilidad de que el individuo reciba con actitud crítica los
juicios de valor de la sociedad y los transforme basado en la sindéresis. Si tal transformación
valorativa no fuera posible no habría de imaginarse el desarrollo sociocultural.

 Conciencia verdadera y conciencia errónea.


Ética Profesional – SANDRA RIVAS

La obligación central en materia moral se puede resumir así: Hay que juzgar siempre con
conciencia cierta y verdadera (recta), lo que supone el conocimiento de la Ley Moral. La razón es
clara, siendo la conciencia próxima y subjetiva de moralidad, si falla la conciencia, falla el conjunto
de la actuación moral.

Conciencia recta o verdadera: es la que juzga rectamente, la que da con la verdad de los
principios verdaderos, aplicados al caso concreto. Por ejemplo: se actúa con conciencia recta cuando
se dictamina que el homicidio es ilícito; en efecto, está prohibido por la Ley Natural y por la Ley
Civil. Es la que juzga rectamente, es decir, dando con la verdad.

Conciencia errónea, llamada también falsa, es la que de acuerdo con principios falsos (que
sin embargo se estima que son verdaderos) juzga sobre la ilicitud o licitud de algo. A veces se piensa
que actuar rectamente es actuar – de buena fe- aunque se está equivocado.

 Formación y educación de la conciencia.

Actuar en conciencia y a conciencia es el ideal moral en un planteamiento ético profesional,


y por tanto, en la ocupación profesional, esto se traduce en actuar con conciencia verdadera (recta) y
cierta, es decir, en actuar con certeza sobre el deber ser concreto, que estará señalado por el
dictamen de la conciencia que conoce la autentica y verdadera ley moral. Este ideal no es una
utopía, esos actos no obedecen a una simple espontaneidad ética, sino que son resultado de la
primera y principal responsabilidad moral: formación y educación de la conciencia.”Es la
responsabilidad por alcanzar una recta conciencia: la luz de la norma llega a través de la conciencia
que descubre la moralidad de la situación personal y señala el orden objetivo a nuestra conducta
subjetiva. No hay otro camino para que se presente obligando a la norma moral.. nadie puede
sustituirnos en nuestros juicios de conciencia, no es posible delegar la responsabilidad moral hasta
tal punto: la conciencia es singular, propia, intransferible.

Los principales medios naturales para la formación de la conciencia pueden reducirse a dos:
* La Sinceridad de vida, es decir, la claridad del hombre consigo mismo, el examen atento de sus
propias intenciones, el enjuiciamiento de la rectitud de sus actuaciones. * La Paulatina adquisición
de la Ciencia Ética, la ciencia moral debida para la rectitud de la conciencia comprende, para todo
hombre, el conocimiento de la Ley Natural, para el cristiano, además, el conocimiento de la Ley
Divino Positiva y de los mandamientos de la Iglesia. Por otro lado, la formación de la conciencia no
puede limitarse a la simple adquisición de una ciencia moral, sino que es, en si misma, una tarea
moral, de adquisición de virtudes. En efecto, la prudencia, que lleva al juicio habitualmente recto y
verdadero de la conciencia, no es posible sin el esfuerzo por adquirir las demás virtudes morales.

La formación y educación de la conciencia, no puede imponerse, porque no hay ética sin


libertad, pero cualquier persona puede darse cuenta de que lo ético se impone por si solo,
intrínsecamente, con la fuerza de la racionalidad y de la libertad.

 Libertad de la conciencia y libertad de conciencia.


Ética Profesional – SANDRA RIVAS

Libertad de la conciencia quiere decir que cada conciencia, al ser personal e intransferible,
ha de decidir por si misma. El juicio que prefiere la conciencia en su libertad puede ser equivocado,
pero hasta tal punto se trata de algo personal que, si el error no es conocido en cuanto tal, sería
inmoral actuar en contra de ese dictamen.

Ya la libertad de conciencia: conversión de la conciencia en legisladora en materia moral; en


este supuesto, sería verdadero lo que la conciencia decidiese, incluso cuando actuase a sabiendas en
contra la Ley Moral. Esta libertad de conciencia equivale en la practica a la negación de la moral,
porque, en le limite, cada hombre seria el creador de su propia moral, y lo haría de manera
contingente, efímera, cambiante. Matar a otro seria bueno hoy y malo mañana, según la situación de
“mi conciencia”

 Remordimiento de conciencia.-

El remordimiento de conciencia es la vuelta de la conciencia sobre actos malos cometidos en


el pasado con el dolor por haber obrado de esa manera. No debe confundirse con el sentimiento de
culpa de una conciencia escrupulosa que no distingue adecuadamente el bien del mal y considera
malos hechos que en una conciencia recta no tiene maldad. Por ello, es que a veces los actos malos
también se intentan justificar con intenciones buenas. Y por ello también la importancia en formar
la conciencia según las pautas y en su caso buscar un buen asesoramiento moral, religioso o
psicológico

Sin embargo el remordimiento forma parte del dolor por la falta cometida y puede ser causal
de desesperación (negativa) o de conversión (positiva)

 Clasificación de la conciencia moral.-

a) con relación al acto:

- Anterior: Es la que antecede al acto


- Simultánea: la que acompaña al acto mientras se realiza
- Posterior: la que vuelve sobre el acto para juzgarlo una vez realizado

b) Desde el punto de vista objetivo

- Recta: cuando está de acuerdo con la verdad


- Errónea: prescribe como verdadero lo que es falso o falso lo que es verdadero, si sus afirmaciones
existen menos que lo que determinan las verdaderas normas de la moral. La errónea puede ser
vencible (si no se ponen todos los medios para salir del error) e invencible (si puestos todos los
medios no se puede salir del error)

c) Desde el punto de vista del asentimiento de un acto:

- Cierta, cuando juzga, sin temor de equivocarse, la moralidad del acto


- Probable: cuando existen posibilidades de que un acto pueda ser juzgado tanto como en un sentido
moral o inmoral.
Ética Profesional – SANDRA RIVAS

- Dudosa: si la mente no decide porque no tiene motivos suficientes para actuar, si vacila ante el
enjuiciamiento de un acto.

 La objeción de conciencia

Es el rechazo al cumplimiento de determinadas normas jurídicas por ser éstas contrarias a


las creencias éticas o religiosas de una persona. Puede plantearse ante cualquier tipo de mandato
que se derive del ordenamiento jurídico, como normas médicas u obligaciones tributarias: el
supuesto más destacado, no obstante, es la objeción de conciencia al servicio militar.-

Podemos decir que la objeción de conciencia es la aptitud o creencia de carácter ético


filosófico o religioso que impide a una persona desarrollar una actividad determinada, que se
traduce en la decisión personal, frente a ciertas normas jurídicas específicas, de no acatarlas, sin
perjuicio del respeto a la normativa general que rige a la sociedad de que se trate; podríamos decir
también que es el rechazo de someterse a una norma, una disposición de ley que considera injusta,
en cuanto que se opone a la Ley natural, es decir, fundamentalmente en la vida humana, y percibida
como tal en la conciencia.

La objeción de conciencia respeta la virtud leal de las personas a sus convicciones. La


primacía de la escala de valores personal frente a las diversidades que puedan presentarse aún como
obligación legal.

***---***

B O L I L L A IV

DERECHO Y MORAL

 Naturaleza humana y derecho.

La expresión Derecho humano es pacífica y prácticamente aceptada hoy generalmente,


quiere decirse con esto que al hombre le corresponde simplemente por serlo, determinado
derechos, y que estos han de ser expresados objetivamente a la vez que han de ser exigibles
subjetivamente. Cuando en la conocida Declaración Universal de los Derechos Humanos (ONU,
10 de diciembre 1948) se lee, que: Todos tienen derecho a la vida, libertad y seguridad de la
persona, etc, se está haciendo referencia a derechos humanos que existen por el hecho de que
existen hombres. El hombre nace con esos derechos y por eso son valido erga omnes, frente a los
demás hombres y frente a cualquier tipo de organización jurídica de la sociedad; este es un
derecho humano, es un derecho natural, con todas las propiedades generales del derecho:
alteridad, razón de debido, razón de igualdad.

Se ha tratado de fundamentar los derechos humanos o derechos naturales, pero si se desea


profundizar en una justificación razonada, es preciso vincular el derecho natural con la Ley
Natural Moral. La ley natural moral es la participación de la Ley eterna en la criatura de racional;
gracias a esa participación, el hombre puede saber como comportarse moralmente en la relación
con Dios y en relación con los demás hombres. Así se explica que el derecho natural sea una parte
de la ley natural o ley moral natural. Todo lo que es Derecho Natural es ley moral, pero no toda la
Ley Moral esta extendida al derecho natural, ya que el derecho implica alteridad. En efecto, hay
Ética Profesional – SANDRA RIVAS

exigencias morales personales que no son derechos: por ejemplo, el amor al prójimo, el cuidado
del propio cuerpo y de la salud.

La ley natural presenta en cierto modo, un carácter mas íntimo, mas interior que el derecho
natural; por otra parte, como el hombre es social, también la naturaleza, la mayoría de su
conducta ética cae en la práctica ley natural moral y derecho natural se empleen como sinónimos.

 La existencia del derecho natural.

La existencia o inexistencia del Derecho Natural es uno de los temas más debatibles en el
estudio del Derecho. La diversidad de opiniones se dividen en dos conjuntos; los positivistas
jurídicos (aquellos que niegan la existencia del Derecho Natural) y los de la doctrina idealista del
Derecho Natural (aquellos que afirman su existencia).
Los puntos de vistas de grandes pensadores al respecto fueron:
- Eduardo García Máynez
Como lo explica en su libro "Filosofía del Derecho", no existe un Derecho Natural como
conjunto sistemático de normas, reconocible por todo el mundo, ni hay tampoco una, sino
incontables teorías acerca de ese Derecho que la mayoría de los autores contrapone a los
ordenamientos positivos. García Máynez sita en su libro a Eric Wolf, quien dice: "Nadie sabe nada
con certeza de aquel Derecho, pero cada uno siente y tiene la seguridad de que existe, y es posible
encontrarlo en alguna parte, en algún momento y en algún modo".
De acuerdo con García Máynez basta con señalar los puntos centrales de discrepancia, para
percatarse de las infinitas formas de Iusnaturalismo. Estos puntos son cuatro; el relativo al
fundamento, el del contenido, el de la mutabilidad o inmutabilidad y el de las relaciones que tiene
con el Derecho Positivo.
El primer punto, el fundamento que se atribuye al Derecho Natural, nos muestra que al
contrario de haber oposición, todos coinciden que este encuentra su fundamento en la naturaleza,
como su nombre lo estipula. El problema viene con la interpretación de lo que es naturaleza.
El segundo punto, el contenido. Para muchos filósofos tal contenido es reducido a unos
cuantos principios de máxima generalidad, a los que se atribuye validez absoluta, otros autores
piensan que es posible formular sistemas completos de Derecho Natural que, por su mismo carácter
exhaustivo, cabe comparar con el Derecho Positivo e incluso deben ser vistos como superiores a
este, ya que no provienen de la voluntad del legislador y resultan validos para todo tiempo y lugar.
El tercer punto de desacuerdo es respecto a la mutabilidad o inmutabilidad. Para algunos
autores atribuirle un carácter eterno e inmutable, es inaceptable ya que es contrario a las realidades
históricas que han manifestado que el Derecho Natural, tanto como el Positivo, esta sujeto a
cambios y transformación. Los que consideran que el Derecho Natural es inmutable, encuentran su
fundamento en que los principios de justicia y bien común son eternos, por lo tanto es Derecho
Natural no es modificable.
El cuarto y último punto de desacuerdo es acerca de la relación que tiene con el Derecho
Positivo. Aquí enfrentamos 3 opciones; la dualista, que acepta el Derecho Natural por encima del
Derecho Positivo, la que asevera que solo existe el Derecho Positivo, y la opuesta, según la cual, solo
el Derecho Natural es genuino.
Hans Kelsen
Ética Profesional – SANDRA RIVAS

Es partidario del positivismo jurídico, y en su libro Teoría Pura del Derecho nos explica lo
que considera como las principales contradicciones o errores del Derecho Natural. Kelsen estipula
que en esta doctrina no existe diferencia entre el ser y el deber ser, ya que las leyes naturales son
reglas de Derecho. Parte del punto de que Dios manifiesta su voluntad en la naturaleza. No
distingue de la naturaleza y la sociedad como consecuencia de no distinguir el ser del deber ser. Las
reglas aplicables a la conducta del hombre son deducidas de la naturaleza al hombre. La naturaleza
es un sistema de hechos ligados unos a otros por relaciones de causa y efecto mientras que el
Derecho y la moral son sistemas de normas creadas por una voluntad humana o divina y que
establecen relaciones fundadas sobre el principio de imputación entre las conductas humanas que
regulan. La naturaleza es lo que es y el Derecho y la moral es lo que debe ser. La doctrina del
Derecho Natural considera a la naturaleza dentro de la sociedad, al pretender que el orden de la
primera es un orden social justo.
Otra contradicción que encuentra Kelsen es que si el Derecho Natural tiene como fuente la
naturaleza humana, se debe admitir que el hombre es bueno, pero por otro lado para justificar la
necesidad del Derecho Positivo, se invoca la perversidad del hombre, por lo tanto el Derecho
Natural se deduce de la naturaleza humana como debería ser y no como es, de la naturaleza ideal del
hombre y no de la naturaleza real.
Según Kelsen si tomamos el Derecho Positivo como un conjunto de normas subordinadas al
Derecho Natural, toda norma legislativa o consuetudinaria contraria al Derecho Natural debería ser
considerada nula e inexistente, ya que la validez del Derecho Positivo emana del Derecho Natural.
También nos dice que la afirmación de que una conducta humana es natural, es decir,
conforme a la naturaleza, es un juicio de valor subjetivo, y como consecuencia no habría Derecho
Natural sino solo muchas doctrinas que sostienen tesis opuestas.
Un error más que Kelsen cree ver en el Derecho Natural es que la justicia de este, decreta dar
a cada quien lo que le corresponde, más no entabla que es lo que corresponde a cada quien, por lo
que se tiene que asistir del Derecho Positivo para saber que es lo correspondiente.
Por último, Kelsen, aludiendo a el dialogo Las Leyes, de Platón, en el cual el filosofo
distingue las mentiras permitidas de las que no son, considera que el Derecho Natural no es más
que una mentira útil, porque esta trastorna la verdad al pretender ser apta para determinar de
manera objetiva lo que es justo, sin embargo puede garantizar la obediencia del Derecho.

El Derecho natural, llamado así por estar fundado en la naturaleza humana, es el conjunto
de principios intrínsecamente justos, concebidos como fundamento e ideal respecto de las normas
positivas legisladas o consuetudinarias. El Derecho natural vale por si mismo, en cuanto es
intrínsecamente justo, su validez no depende de elementos exteriores. El derecho Positivo se
caracteriza atendiendo su valor formal, su validez está condicionada por la concurrencia de ciertos
factores que determinan su vigencia. El derecho natural es un orden superior, inmanente, un ideal
hacia el cual el hombre tiende en su permanente perfeccionamiento.-

Es frecuente entre algunos profesionales del derecho opinar que: “El Derecho Natural no
existe”, esta afirmación solo es posible si previamente se ha entendido por derecho sólo la
legalidad jurídica vigente, típica postura positivista; también es negada por los relativistas, en el
tratamiento del derecho por parte de la sociología y la antropología social, en realidad, no es
necesario remontarnos a la historia para demostrar las posturas contrarias al Derecho Natural, en
la sociedad actual está relativamente extendido el aborto, tanto en su forma legal como de manera
clandestina, y el aborto va contra de ese derecho natural elemental que es el derecho a la vida.
Ética Profesional – SANDRA RIVAS

El Derecho Natural, como la ley natural moral, es un deber ser, algo que está escrito en la
naturaleza de las cosas, en la naturaleza racional y libre del hombre. Precisamente porque es un
deber ser ha de ser realizado en libertad, y la libertad del hombre puede de hecho escoger un
comportamiento que está por debajo de su naturaleza.

a. El Derecho Natural proviene de la ley natural (la cual es la participación en lo que corresponde al
hombre de la ley eterna, puesta por Dios en la naturaleza del hombre, cuyos principios conocemos
no por revelación directa de Dios, sino por medio de nuestra razón, así la ley natural es el conjuntos
de leyes racionales que expresan el orden de las tendencias o inclinaciones naturales a los fines
propios del ser humano, aquel orden que es propio del hombre como persona) y ordena la conducta
en una criatura racional, esto porque lo que manda o prohíbe lo hace en razón de la naturaleza del
hombre. Esta visión del Derecho Natural establece un vínculo entre el hombre y un ser supremo,
que es quien impone el Derecho Natural.
b. Esta perspectiva afirma el Derecho Natural, aun cuando se niegue la vinculación entre el hombre y
Dios, al deducirse la naturaleza racional del hombre, es decir, que el Derecho Natural ya no es
impuesto al hombre desde una instancia superior, sino que es inmanente a este, fruto de su propia
razón y conocimiento.

Es falsa la oposición Derecho Natural – derecho Positivo, este último no puede oponerse a
las exigencias de justicia implícita en los principios fundamentales del derecho natural, es necesario
que el derecho positivo explicite y adopte esas normas naturales a las concretas circunstancias
históricas. Incluso dentro de las normas positivas existe la remisión a los principios generales del
derecho que constituyen en esencia el derecho natural.-

 Propiedades del derecho natural.

Son las mismas que la Ley Natural:

a) Universalidad: entendida no como universalidad de hecho, sino de su validez, de su deber ser


b) Inmutabilidad: Al basarse en el derecho natural, en la naturaleza humana, es inmutable como
esa naturaleza. Esta inmutabilidad no se ve contrastada por la existencia de usos o instituciones
históricas contrarios al derecho natural.
c) Cognoscibilidad: El derecho natural es cognoscible por el simple uso de la razón, aunque de
hecho este conocimiento no se vea favorecido cuando existe una simulación en la que se educa en
una concepción relativista del derecho y de la moral. La cognoscibilidad del derecho natural explica
cómo, a través de los tiempos, se da una continuidad real entre los defensores del derecho natural
paralela a otra continuidad de práctica: consideración de la mentira, el homicidio, el robo, etc.,
como contrarios a la exigencias del deber ser.

 Derecho Natural y Derecho Positivo.

Es común presentar en antítesis el derecho natural y el derecho positivo; esta tendencia


surge a principios del Siglo XIX, con el desarrollo de la que se llama “Escuela Histórica del
Derecho”, que consideraba el derecho natural como un sistema de deducciones fundado en la
racionalidad; el derecho natural era así, un sistema a priori, que “racionalizaba” las exigencias de
una filosofía del progreso. Contra esta visión del derecho natural los ataques de la Escuela Histórica
resultaban muy fáciles, lo mismo ocurrió cuando nació la sociología jurídica. Los ataques
adquirieron nueva forma con el positivismo jurídico que, considerando notas esenciales del derecho
la coactividad y la voluntad del estado, estimaron que ese derecho natural no era derecho, ya que
Ética Profesional – SANDRA RIVAS

esas exigencias racionales no estaban dotadas del refuerzo de la coactividad y del encuadramiento
en un claro ordenamiento jurídico que emanase del Estado.-

Surgió así la antítesis Derecho Natural – Derecho Positivo, El primero sería derecho sólo
metafóricamente; el verdadero, único y autentico derecho era el positivo. La diferencia
fundamental entre el autentico iusnaturalismo y el positivismo queda establecido netamente por los
positivistas en la siguiente afirmación: La validez del derecho positivo es independiente de su
relación con una norma de justicia, mientras que para el iusnaturalismo la validez de la norma de
justicia es el fundamento de la validez del derecho positivo.

Las relaciones entre el derecho natural y el derecho positivo pueden por tanto, entenderse
según principios claros, que han sido resumidos así:

a- Obligatoriedad del orden jurídico positivo: se basa en el principio de derecho natural


que obliga al legislador a promulgar leyes para el bien común y obliga al ciudadano a
obedecerlas.
b- En algunas leyes positivas, las exigencias de derecho natural resultan tan claras, que
se puede hablar de derecho natural codificado (las leyes que prohíben y penan el
robo).
c- Otras leyes positivas son realizaciones concretas de los principios de derecho natural;
aplicados en las concretas circunstancias históricas; así por ejemplo, muchas de las
disposiciones jurídicas sobre la propiedad de los bienes;
d- La mayoría de las leyes positivas no se refieren directamente en su contenido al
derecho natural, pero sirven a la exigencia general de justicia; así las leyes de
procedimiento, las leyes administrativas, etc.
e- Aquellas leyes positivas que directa y claramente se opongan a alguna exigencia
fundamental de derecho natural son inválidas, porque son injustas.

 Legalidad y moralidad.

En principio la legalidad debería coincidir con la moralidad, en aquellos aspectos de la


moralidad que son derecho natural. La ley positiva no tiene como fin realizar la moralidad en todas
sus dimensiones, porque los actos internos o estrictamente personales no caen bajo el imperio de la
Ley Humana. Ningún moralista cristiano dotado de un mínimo de coherencia, ha pretendido que la
ley civil tenga que castigar por ejemplo el vicio de la gula, ni los deseos no llevados a la practica, de
subvertir por la violencia el orden social, etc.

La Ley Positiva al ser derecho, connota siempre alteridad, es decir, se refiere a aquellos actos
que tienen trascendencia social. Este derecho positivo tiene que estar basado en el derecho natural.
Actualmente, sin embargo, existe una tendencia a trasladar al ámbito meramente personal, de la ley
moral, acciones antes consideradas con trascendencia social, esto es lo que ha llevado, por ejemplo,
a la despenalización del adulterio, del concubinato, etc. Cuando esos comportamientos son
legalizados no son automáticamente “moralizados”, el adulterio que ya no es delito, sigue siendo
como es lógico una grave actuación inmoral.-

La mayoría de estas acciones legislativas inciden claramente en el ámbito del derecho


natural, dándose así una diferencia o margen cada vez mayor entre la legalidad y la moralidad. Esta
diferencia, que es un antítesis hace que aumente el numero de las leyes que pueden y deben
denominarse injustas. Ej: mientras se liberalizan conductas como las que llevan al adulterio, el
divorcio, el aborto, etc, las leyes se hacen más rígidas en materias que en ocasiones son moralmente
menos graves: leyes de tráfico, régimen fiscal, etc.
Ética Profesional – SANDRA RIVAS

La situación afecta de modo especial a los profesionales del derecho, pero sus efectos
alcanzan a todas las personas, motivos de seguridad jurídica, de supervivencia, etc, pueden llevar a
tolerar una cooperación material con esas leyes; pero nunca es lícito aprobarlas en el fuero interno,
ya que son inmorales y, por la misma razón, existe la obligación natural de oponer una legítima
resistencia a esos ordenamientos.-

 Determinación de la moralidad de un acto.

Los criterios que deben ser observados para determinar si los actos son morales o no, es
decir, buenos o malos son:

a) El contenido o resultado que trae consigo la acción u omisión; el objeto de ese acto, ya que los actos
se especifican siempre por sus objetos.
b) Las circunstancias que rodean al acto
c) El fin subjetivo que pretende el que realiza el acto.

a) El Objeto o finalidad objetiva de la acción: Aquello a lo que tiende cualquier acción


humana es la finalidad intrínseca de esa acción, su objeto y en algún sentido su objetivo, el
resultado. El objeto no es la simple realidad física, sino su calificación moral: el objeto del robo no
es la cosa en si, sino adueñarse de la cosa en cuanto que es ajena, sin permiso del dueño. El objeto es
el primero y principal criterio de la moralidad.

b) Las circunstancias: Es una condición que modifica más o menos gravemente la sustancia
del acto moral, estas han sido clasificadas con relación a términos latinos, y son:

- Quis (quién): se refiere a la calidad del agente. No es lo mismo la mentira de un amigo que la de un
testigo en un proceso.
- Quid (Qué): Designa la calidad o la cantidad del objeto. No es lo mismo falsificar el propio
documento de identidad que un billete de banco
- Ubi (Dónde): Es la especificación del lugar; el robo en una iglesia de un objeto sagrado es, además
de robo, ofensa a la religión y sacrilegio.
- Quipus auxilius (Con qué medios): El apropiarse con engaño de lo ajeno es estafa; con violencia es
robo.
- Cur (Por qué): Expresa el fin extrínseco que se pretende con el acto. Esta se confunde con el fin del
agente.
- Quomodo (Cómo): Indica el modo moral con el que se realiza, no el modo instrumental, ej: con
pasión, por juego, etc.
- Quando (Cuándo): Especificación temporal. No es lo mismo mentir en una charla informal con el
propio abogado que en el desarrollo de un Proceso.

Las circunstancias tiene importancia porque pueden modificar e incluso cambiar totalmente
la calidad del acto, en algunos casos disminuye la culpabilidad, en otros, la agrava. Son estas,
eximentes, atenuantes o agravantes, dicho en términos jurídicos.

c) La finalidad del agente: Se entiende con esto la finalidad subjetiva que persigue el agente,
o mejor, los motivos que le llevan a obrar así. El fin del agente modifica la moralidad del acto. Por
ejemplo, un acto indiferente (pasear) puede convertirse en algo bueno si se pretende con ello
acompañar a alguien que lo necesita; es malo si se hace con el objeto de encontrar una ocasión de
robar. El fin pretendido con una acción mala puede disminuir la gravedad (robar para ayudar a un
Ética Profesional – SANDRA RIVAS

necesitado), pero nunca convertirse en un acto bueno, ya que en este caso, el robo sigue siendo
“robo”,a pesar de la buena intención del agente, pues el fin, no justifica los medios.

 Condiciones y condicionamientos de los actos humanos

Como sabemos, los actos humanos son aquellos que proceden de la voluntad del hombre,
esta expresión es sinónimo de: acto libre, acto voluntario, acto moral, acto imputable. La ética se
refiere sólo a estos actos humanos, excluyendo los actos meramente naturales.

 Condiciones para que se dé un acto moral: El hombre a diferencia de los animales está
dotado de inteligencia y de voluntad, de libre voluntad; por eso, para que se pueda hablar de
acto moral han de darse esas dos condiciones o requisitos; el conocimiento o advertencia y la
voluntad libre.
- Conocimiento o advertencia: El acto moral requiere para serlo que se sepa lo que se hace o lo que se
está haciendo, que haya conocimiento, advertencia.

- Impedimento de la advertencia: El principal es la ignorancia o carencia de la ciencia debida (ver


pag. 64 y sgts Deontología Jurídica – Rafael Gómez Pérez)

- La voluntariedad: Acto voluntario es el que procede de un principio intrínseco, con conocimiento


del fin. El acto voluntario que se realiza con plena advertencia se llama perfecto, e imperfecto si falla
en algún aspecto la advertencia. Esta última, disminuye la responsabilidad moral

 Condicionamiento de los actos humanos: Ordinariamente se justifica la moralidad de


algunos actos recurriendo a expresiones tales como: “presión social”, “condicionamiento
externo”, “ambiente en que se vive”, etc. Otras veces esas justificaciones hacen referencia al
temperamento (introvertido, extrovertido, estable, inestable), a la edad, el sexo, a la
herencia, etc. En los casos normales, estos factores constituyen, a lo más, circunstancias
atenuantes de la moralidad del acto, por falta de advertencia y, más raramente, por falta de
voluntariedad. Sin duda, los condicionamientos pueden hacer más difícil el conocimiento de
la ley moral o su práctica, pero no se convierten los actos en algo desligado de la moralidad.

 La Cooperación al mal.

El principio primario de la ley moral natural, hacer el bien y evitar el mal. No basta obrar
individualmente el bien; es preciso cooperar en el bien ajeno. En general, se entiende por
cooperación al mal cualquier ayuda que se presta al mal de otro. En ese sentido amplio coopera al
mal tanto el mandante como el inductor, el cómplice, el encubridor, el intermediario, etc. En un
sentido restringido, se entiende por cooperación al mal, la acción propia con la que se hace posible o
se facilita la realización de un mal por parte de otra persona, sin que se influya directamente en su
voluntad.

 Tipos de Cooperación al mal.

 Cooperación formal: cuando de forma positiva o negativa (por omisión) se coopera en el


mal perpetrado pro otro, queriéndolo a la vez, consintiendo en él.

 Cooperación material. Cuando se coopera en el mal realizado por otro sólo en cuanto a
la acción física, sin quererlo y sin consentir en él.
Ética Profesional – SANDRA RIVAS

 Cooperación directa o inmediata: cuando se concurre a la acción misma del que hace
el mal.

 Cooperación indirecta o mediata: cuando se proporciona un medio que otro utilizará


para el mal, pero que en si no tiene una relación necesaria con el pecado.

***---***