Está en la página 1de 7

EL MODELO CLÁSICO

Los orígenes del enfoque clásico se remontan a hace más de 200 años, por lo menos al
famoso economista escocés Adam Smith. En 1776, Smith público su obra clásica
llamada, Las Riquezas De Las Naciones, en la que propone el concepto de mano invisible.
La escuela clásica del pensamiento está compuesta por las ideas de A. Smith, D. Ricardo,
T. R. Malthus, J.S. Mill. Entre otros. En términos generales para estos autores el
crecimiento de las economías se basaba fundamentalmente, en la evolución que
experimentaba el progreso tecnológico en la relación con el proceso demográfico.

El aumento de la productividad económica en el plano de la empresa solo significa, en


algunos casos, aumento de la tasa de ganancia para el empresario, sin repercusión en el
nivel del ingreso global. Por consiguiente no se debe confundir el aumento de
productividad en el plano micro económico con el desarrollo, el cual difícilmente puede
concebirse sin aumentos del ingreso real per cápita. No obstante, el aumento de la
productividad física en el plano de la empresa es un fenómeno de gran importancia para
el mecanismo del desarrollo, por el hecho de que, casi siempre, dicho aumento se basa
en la introducción de nueva tecnología y contribuye a liberar mano de obra.

Adam Smith se planteó este problema, ¿Porque aumenta el producto social?, él pensó
que la causa última de tal fenómeno radicaba en los progresos de la división del trabajo,
en la cual vio tres virtudes: aumento de habilidad en el trabajo, economía de tiempo y
posibilidad de utilización de maquinaria. Siguiendo a J. B. Say, los clásicos de la primera
mitad del siglo XIX clasificaban los "elementos de la producción" en tres factores: tierra,
capital y trabajo. No obstante, atribuía al trabajo el origen de todo "valor". Con todo, la
cantidad de trabajo que podía ser empleada se hallaba determinada por el total del
capital acumulado. Esa teoría establecía implícitamente que el nivel de los salarios reales
no era arbitrario, y que, por consiguiente, no podía ser modificado por la acción de los
sindicatos o del gobierno, sino que dependía de la oferta de trabajo y de la capacidad de
empleo de la economía. Ahora bien, la capacidad de empleo era una función de la
acumulación del capital.

Teniendo en cuenta ese modelo, Ricardo estableció dos principios de gran alcance
práctico. El primero era que la elevación de los salarios presuponía la acumulación de
capital, no pudiendo ser realizada a costa del sacrificio de las ganancias de los
empresarios; el segundo era que la clase de los terratenientes construía un creciente
peso social, que solamente podía ser reducido mediante una política de libre
importación de productos agrícolas.

Sobre la base de estos argumentos polémicos, desarrollados por los economistas de la


clase industrial inglesa al calor de la lucha contra los propietarios de las tierras y contra
la clase obrera que comenzaba a organizarse, J. S. Mill formuló su "teoría general del
progreso económico", que, en rigor de verdad, es una teoría de "la tendencia al estado
estacionario", Cabria indagar. ¿Qué papel desempeña el progreso técnico dentro del
proceso económico? Para J.S. Mill, ese progreso retarda el advenimiento del estado
estacionario, pero no puede evitarlo, ya que la presión hacia el descenso de las
ganancias será cada vez mayor. Ricardo, con sentido práctico, supo utilizar el argumento
del progreso técnico con fines polémicos. "con cada incremento de capital y de
población, el alimento subirá en general, porque es mas difícil producirlo. La
consecuencia de un alza de los alimentos será la elevación de los salarios, y cada alza
tendrá tendencia a restringir el capital ahorrado en una proporción mayor que con
autoridad al empleo de maquinaria y la mano de obra están en competencia constante
y la primera puede frecuentemente no ser empleada hasta que suba la mano de obra".
Por consiguiente el proceso técnico representaría un medio de defensa de la clase
capitalista contra la elevación de los salarios. Pero el aumento de los salarios no
beneficiara a los obreros, sino a aquellos que usufructuarían la renta de la tierra. Por
consiguiente, la clase obrera quedaba comprimida entre los capitalistas y los dueños de
la tierra, beneficiarios de un monopolio particularmente antisocial. De esta manera,
Ricardo conjuraba todas las fuerzas sociales contra el principio adversario de la clase
industrial, que eran los propietarios de la tierra. Pero este argumento conlleva de
manera igualmente implícita, la idea de una tendencia al estancamiento.

Los economistas clásicos, generalmente, veían en el progreso técnico sobre todo un


medio para sustituir la mano de obra por el capital. La sutileza se Smith, que atribuía el
aumento de productividad a la división del trabajo, despreciando los efectos ejercidos
sobre aquella en virtud de la mayor densidad de capital por persona ocupada, creo
dificultades casi insuperables para sus seguidores.
La validez del concepto de mano invisible depende de un supuesto fundamental: los
diversos mercados de la economía, incluyendo los mercados financieros, los mercados
de trabajo y los mercados de bienes y servicios, deben funcionaran armoniosamente y
sin impedimentos como los salarios mínimos y los tipos de interés máximo. En concreto,
los salarios y los precios deben ajustarse rápidamente para mantener el equilibrio –
situación en que las cantidades demandadas y ofrecidas son iguales- en todos los
mercados. En aquellos en los que la cantidad demandada es mayor a la ofrecida, los
precios deben subir para que el marcado este en equilibrio.

El enfoque clásico de la macroeconomía se basa en los supuestos básicos de Smith de


que los individuos buscan su propio provecho y de que los precios se ajustan
razonablemente deprisa para lograr el equilibrio de todos los mercados. Con los dos
postulados como fundamento, los seguidores de este enfoque intentan construir
modelos de la macroeconomía coherentes con los datos que puedan utilizarse para
responder sus propias preguntas.

La utilización del enfoque clásico tienes algunas poderosas consecuencias para la política
económica. Como los clásicos implican que la mano invisible funciona bien, los
economistas que apoyan esta vertiente afirman que el estado debe desempeñar un
reducido papel en la economía. También sostienen que la política económica será
ineficaz o contraproducente para lograr los objetivos fijados. Asi pues, la mayoría de los
economistas cree que el estado no debe tratar de eliminar activamente los ciclos
económicos.

EL MODELO NEOCLÁSICO

Modelo de crecimiento de Solow o modelo de Solow-Swan, también conocido como


el modelo exógeno de crecimiento o modelo de crecimiento neoclásico, es un
modelo macroeconómico creado para explicar el crecimiento económico y
las variables que inciden en este en el largo plazo. El modelo se remonta a los trabajos
de Robert Solow y Trevor Swan en 1956.

El modelo económico de Robert Solow, también conocido como el modelo exógeno de


crecimiento, establece que el crecimiento de una economía se debería basar en la
gestión de la oferta, la productividad y la inversión, y no en el resultado exclusivo de la
demanda.

Robert Solow ideó un modelo de crecimiento económico que, se ha convertido en uno


de los pilares más importantes sobre los que se asientan muchas teorías modernas de
macroeconomía. Aun así, es poco conocido entre el público general.

LAS RAÍCES DE LA TEORÍA

En la literatura podemos encontrar información sobre esta teoría bajo la denominación


de “modelo de crecimiento neoclásico”, un nombre que puede resultarnos extraño si no
estudiamos brevemente las raíces que alimentaron a este modelo, pero que tiene una
sencilla explicación.

Mediante el análisis del modelo de Harrod bajo la perspectiva de la “escuela neoclásica”,


el autor realizó varias modificaciones que poco a poco irían formulando un nuevo
constructo teórico. De esta manera, mientras que para Harrod las variaciones en la
demanda eran los objetos fundamentales a estudiar, perdieron todo su protagonismo
en la teoría de Solow.

Para llegar a dicha conclusión también analizó la teoría de competencia perfectade Léon
Walras y pensó que se podría estudiar el crecimiento económico mediante la
producción, entendiéndola como el resultado de dos variables: el trabajo y el capital.

De igual modo resultó muy importante el peso de las teorías del conocido economista
John Maynard Keynes, de entre las que retomó la ley psicológica fundamental, según la
cual el ahorro es producto directo de los ingresos, afectado en menor medida por el
consumo.

Respecto al mercado laboral, descartó la idea neoclásica de que los salarios dependían
de la cantidad de puestos de trabajo ofertados en una economía, de manera que,
aunque el modelo ha sido concebido como uno “neoclásico”, en el fondo se planteó de
manera relativamente crítico respecto a las teorías precedentes.

¿EN QUÉ CONSISTE EL MODELO?


Si nos metemos en materia, podemos decir que el modelo de crecimiento de Solow se
centra en la capacidad productiva de un país, cuyas variables suelen expresarse en
términos “per cápita”. Es decir, en el modelo suponemos que toda la población de una
nación es igual a la fuerza de trabajo de la misma y que el producto “per cápita” es igual
al producto por trabajador.

Con esto debemos comprender una cosa: se trata de un modelo simplificado que
estudia el crecimiento sin contar con el comercio internacional -ni importaciones, ni
exportaciones- en el que la inversión doméstica equivale a hablar del ahorro nacional.
En otras palabras, hablamos de un constructor teórico de análisis macroeconómico.

Como en la teoría el tamaño de la población y el número de trabajadores son


equivalentes, las variables biológicas que establecen el número de personas -
nacimientos y muertes-, también influyen al número de personas productivas.
Igualmente entran en juego otras variables como la evolución técnica sobre la
productividad que tuvo una importancia vital para el modelo.

Para entender a grandes rasgos, en qué consiste la teoría de Solow podemos establecer
una serie de conclusiones:

 El Producto Interior Bruto de un país es estudiado como la suma de las rentas


nacionales.

 La producción depende de la mano de obra y el capital.

 Para mejorar el PIB tendremos que aumentar las dotaciones de capital, y


así realizar inversiones tecnológicas que permitan aumentar la producción
futura. Para ello una parte de los ingresos de un país deben ser destinados a la
inversión en dichas mejoras productivas.

 Si el crecimiento económico de un país se basa en el ahorro, pero sin aumentar


la oferta de empleo ni producir inversión, este será menor al de otras economías
que promuevan el aumento productivo.

 El crecimiento económico alcanza un tope estacional -un nivel constante de


producción- a largo plazo si no se producen inversiones de capital.
 Las inversiones en capital compensan las pérdidas productivas causadas por la
estacionalidad.

 Cuando se producen ampliaciones de capital, la tasa de crecimiento es mayor


que la producida en los topes estacionales. De esta manera se explica que
algunas economías con mucho capital ahorrado puedan crecer a tasas inferiores
que otras con menos.

El modelo de crecimiento económico de Solow, por tanto, estableció que las mejoras
productivas de un país deben promoverse mediante la inversión de capital y el ahorro
nacional, lo cual también impulsará las tasas de empleo y el consumo. En definitiva, el
crecimiento económico partiría en gran parte de la oferta generada y no como mero
resultado de la demanda.

MODELO DE CRECIMIENTO EVOLUCIONISTA

La Economía Evolucionista es una teoría que se contrapone a la teoría ortodoxa o clásica


puesto que ésta presenta una percepción un poco alejada de los cambio sociales,
económicos, tecnológicos e institucionales que se generan en el entorno económico
producto del desarrollo de nuevos conceptos e ideas que surgen en la sociedad. En este
sentido, la teoría clásica, a diferencia del pensamiento evolucionista, ostenta que la
economía es un fenómeno estático en el que el mercado es quien actúa para encontrar
un equilibrio; en cambio, los evolucionistas afirman que la economía es un fenómeno
dinámico y cambiante, debido a los diferentes factores que influyen como la innovación
y la tecnología.

A su vez, argumentan que sus modelos son mejores que los de la teoría ortodoxa porque
incorporan por medio de las diferentes corrientes un análisis de la situación de las
empresas, ofreciendo grandes ventajas por medio de las innovaciones y el avance
tecnológico como los determinantes del crecimiento a largo plazo.

Bajo este panorama definimos la economía evolucionista como un proceso de transición


al cambio económico e institucional, por medio de la innovación y la tecnología como
principales factores influyentes en el crecimiento económico de las firmas en el largo
plazo.
GENERAL PURPOSE TECHNOLOGIES

La corriente más nueva, que pretende esclarecer el papel del crecimiento económico,
es la llamada General Purpose Technologies (GPT´s). Ubica como “fuerza principal” del
crecimiento al “progreso tecnológico” en general, -coincidiendo con otras vertientes
teóricas- y a las “innovaciones drásticas” en particular, con lo que se acerca a ideas
claves (“paradigmas tecnoeconómicos”) de los evolucionistas.

La parte central de GPT´s, es que los economistas, dicen, han prestado muy poca
atención al papel de lo que ellos llaman “innovaciones drásticas.” Estas son “las
innovaciones que introducen una discontinuidad, en el sentido que conducen a la
sustitución de una vieja tecnología, que jugó un papel importante en la industria, por
nuevos métodos de producción.” Explican un tipo específico de innovaciones drásticas
que califican como “general purpose technologies”; éstas son innovaciones que tienen
el potencial para dominar amplios sectores y de cambiar drásticamente su modo de
operación. Son nuevas tecnologías cuyos efectos repercuten, a través de la economía
entera, afectando las estructuras sociales, económicas y políticas. Tecnologías como el
motor de vapor, la electricidad, el motor de combustión interna, la computación,
Internet, láseres, cambios organizacionales, entre otras. Admiten que hay dos corrientes
que intentan capturar versiones de GPT´s. Una es la evolucionista apreciativa y la otra
es la formal-ortodoxa, con la diferencia que la primera es capaz de aportar estudios
empíricos más valiosos sobre las innovaciones y el progreso tecnológico que la teoría
formal, pero al costo de no poder modelarlos matemáticamente. Por lo tanto, la
corriente GPT´s busca modelar con base a la teoría de los endogenistas y aprovechar los
estudios empíricos de los evolucionistas y/o schumpeterianos como Nelson, Freeman,
Pérez, Soete, Rosenberg y otros, para demostrar que el motor del crecimiento se
encuentra en el progreso tecnológico; en otras palabras, están uniendo aspectos
microeconómicos del proceso de innovación con estudios macroeconómicos. En esto
fundamentan su originalidad y aportación en la comprensión de los determinantes del
crecimiento. Otra síntesis más. Síntesis de la síntesis.