Está en la página 1de 3

5 cuentos populares de Guatemala

EL CADEJO
Cuando la soledad y la afición acongojan el corazón de alguna alma apesadumbrada que trata de
olvidar su dolor con el alcohol, entonces aparece el acompañante idóneo que no se separa de el
hasta lograr aliviar su dolor y su pana hasta ganarlo con una muerte repentina.
Este espíritu protector, mejor conocido como el cadejo, que se presenta como “un perro negro
con casquito de cabra y ojos y aliento de fuego”. El personaje que persigue y protege a los bolos. El
cadejo gris cuida a los niños solos y el cadejo blanco es el protector de las mujeres solas,
abandonadas y viudas.
Se dice que este ser maligno acompaña “a los bolos”, pero si llega a lamerles la boca, los sigue por
nueve días y no los deja en paz hasta que se mueren. Entonces se, lleva su alma.
Cada vez que sea un perro negro detrás de un hombre no te confundas, puede ser que sea el
cadejo….
Las Zapatillas del Cadejo
El alba rayada de lila y palorrosa los volcanes y el horizonte de la ciudad.
En los árboles y arbustos de las plazas del teatro, de la victoria y en las plazuelas de los templos,
cabeceaban miles de pájaros. El fresco de aquella mañana era intenso.
Sobre la calle del Ángel, en la fonda del calvario, sentada frente a una mesa de pino, tiritando de
pesadumbre y sudando soledades, un hombre joven, profundamente demacrado, bebía en un
pequeño vaso de herradura.
A su lado, un perro negro dejaba acariciar una oreja de manera descuidada. Las puertas de la fonda,
recién abiertas al frescor de la mañana, permanecieron a la claridad colarse en su interior.
Tullido de frió, el hombre se restregó las manos. Engullo un trago más y saco del bolsillo interno de su
raído saco unas zapatillas de ballet que en un tiempo fueron rosadas y ahora estaban lustrosas de
tanta caricia. Las contemplo, las beso y las acaricio con esmero por largos minutos. Las dejo sobre la
mesa del piano y extrajo luego un papel escrito, lo desdobló con ternura y cuidad, y lo leyó.

EL CANTO DE LA FLOR DEL AMATE.


El Progreso-Guastatoya don Domingo Castillo, "contador de maravillas", de la aldea Casas Viejas,
narra el cuento "El Canto de la Flor del Amate", muy difundido y vigente en todo el departamento.
Asegura don Domingo Castillo que ese palo es encantado y nunca da flor, pero cuando le entra el
encanto si florece. "El encanto sólo se abre la noche de la víspera del Día de San Juan y es necesario
que haya luna llena. El hombre o la mujer deben llegar al pie del árbol a las doce de la noche para
que les caiga el encanto". Y si al Encanto del Árbol le cae bien la gente, les deja caer una flor y con
ello los vuelve "suertudos en el amor y con mucho dinero".

La llorona
La llorona era una mujer indígena, enamorada de un caballero español o criollo, con quien tuvo tres
niños. Sin embargo, él no formalizó su relación: se limitaba a visitarla y evitaba casarse con ella.
Tiempo después, el hombre se casó con una mujer española, pues tal enlace le resultaba más
conveniente. Al enterarse, la Llorona enloqueció de dolor y mató a sus tres hijos en el río. Después, al
ver lo que había hecho, se suicidó. Desde entonces, su fantasma pena y se la oye gritar "¡Ay, mis
hijos!" (o bien, emitir un gemido mudo). Suele hallársela en el río, recorriendo el lugar donde murieron
sus hijos y ella se quitó la vida. Se dice que la Llorona no puede llevarse el alma de una persona si
ésta usa la ropa interior al revés. También se cuenta que cuando a la Llorona se la escucha que está
muy lejos, es porque está cerca, y cuando se escucha cerca, es porque está lejos.

EL ORIGEN DEL MAIZ


Otro tipo de leyendas son las del origen del maíz, como en todas las etnias máyense. Así, entre tanto,
los Ajtziij Winaq cachiqueles de San Antonio Palopó, narran que en tiempos antiguos no conocían el
maíz y en el pueblo pasaban mucha hambre.

Ellos sabían que otras comarcas ya los tenían. Entonces los ancianos rezadores (Ajch'ab'”l), le dijeron
al hombre más fuerte del pueblo que fuera a buscar ese alimento. El hombre tenía un perro muy listo
y se lo llevó. Se fue corriendo hasta llegar al cerro Juyu Sanco’th, donde encontró unas piedras muy
grandes. Aunque le costó mucho, el hombre las partió con ayuda del perro. Al quebrarse las piedras,
saltaron mazorcas de maíz, pero cuando terminaron de brotar salió una culebra muy grande, la que
se enroscó, mordió al hombre y lo metió al cerro. Entonces el perro que era muy listo, agarró con el
hocico una mazorca, corrió y llegó al lago, lo atravesó nadando como pudo hasta llegar al pueblo
donde todos lo querían agarrar, pero el chucho sólo se dejó tomar de la mujer de su dueño y le dejó
caer la mazorca a los pies.

El Caballo de Cortés.
Uno de los cuentos más arraigados en Petén es la del Caballo de Cortés, que se escucha en los pueblos
del lago como San Miguel y Santa Elena. Cuentan que cuando Hernán Cortés, en los tiempos de la
Conquista de México y Guatemala, dirigía su expedición hacia Honduras, y cuando pasó por las
márgenes del lago Petén Itzá; como iba "muy cansado y agotado", dejó recomendado su caballo a los
Itza'es del Señorío del Rey Caneck.
Cortés ya no regresó a México por esa ruta, y el caballo se quedó con los itza'es, pero el animal se
murió de tristeza porque ellos le daban de comer flores y plumas preciosas, y no lo sacaban a pasear.
Los indígenas con la pena de quedar mal con Cortés, construyeron uno de piedra, "igualito y del mismo
color".

El caballo quedó entre los itza'es, quienes lo adoraron como deidad. Pero una vez que querían
trasladarlo de la punta del Nij Tum cerca de San Andrés, hacia la Isla de Flores; la balsa donde lo
llevaban dio vuelta, el caballo cayó al agua y quedó parado en el fondo del lago. Los lancheros dicen
que el caballo está todavía ahí, frente a Tayasal, es decir, frente a la Isla de Flores, y puede ser visto
en las mañanas claras.
Los lancheros de San Benito cuentan que han escuchado los relinchos del caballo en las noches del
Día de San Juan, y que se oyen sus pasos en el fondo del lago. Los habitantes de la aldea El Remate,
dicen que debido a las flores que le dieron al caballo, a la isla se le dio el nombre de Flores.
10 enfermedades y sus síntomas, prevención, tratamiento
10 figuras Geométricas en tres D
El Circulo del Embarazo

Intereses relacionados