Está en la página 1de 2

Éste libro nos presenta la ética de manera cotidiana y con un lenguaje liviano, pasaremos

por varios conceptos esenciales, como lo son la libertad, egoísmo, conciencia,


remordimiento y justicia, y todo esto con un único fin, lograr alcanzar la “buena vida
humana”.
Es necesario insertar la ética en nuestro diario vivir, y por sobretodo en nuestra formación
con profesionales, al estar en constante contacto con otras personas, debemos tener claro
del papel que cumplimos en la vida de ellas, pero también de nuestra forma de ver la ética.
Si no la comprendemos de manera correcta, podríamos llevar a un daño mutuo e incluso a
un fracaso profesional.
CAPITULO1 LIBERTAD Para no equivocarnos en las decisiones que tomamos tenemos que adquirir
un “saber vivir” (ética) para así seguir el curso correcto de nuestras vidas. las decisiones que
tomemos y cómo vamos formando nuestra propia ética para el vivir. Como se nos indicó en el
capítulo anterior, las decisiones que tomamos están ligadas a si son buenas o si son malas

CAPITULO 2 plantea que existen tres atribuciones por los cuales nos motivamos a realizar tal
acción, estas son la costumbre,capricho y por una orden. La costumbre y la orden están dada por
externos COSTUMBRE ALGO HABITUAL , ORDEN PORQUE SE NOS MANDA Y CAPRICHO VIENE DEL
INTERIOR DE UNO como futuros profesionales no podemos por ejemplo decidir por capricho si
atiendo o no a un paciente

Nuestro actuar esta mediado por costumbres, reglas y caprichos, obedecemos porque nos mandan,
vamos a un lugar porque seguimos una rutina o nos dejamos llevar por un instinto pasajero

CAPITULO 3 Llegamos a la conclusión de un haz lo quieras, que dejaríamos atrás ordenes,


costumbres, premios y castigos solo para expresar nuestra propia libertad

CAPITULO 4 n éste capítulo el autor nos invita a reflexionar sobre lo que llamaremos “darnos la
buena vida”. Para demostrar esto nos ejemplifica los casos de Esaú y Kane. Analizando cada uno de
ellos, por una parte, nos hace notar que la vida no se limita a un “plato de lentejas” en el caso de
Esaú, nos habla del término de la buena vida desde una perspectiva de conjunto

Al tratar a una persona como una “cosa”, nunca obtendrás lo verdadero que entrega el humano y
sólo lograrás que el resto te trate a ti de la misma manera. Y como se habló en capítulos anteriores,
es fundamental la relación entre pares, el concepto de humanización, necesitamos del otro.
La ética trata de averiguar el cómo llevar ésta buena vida. Debemos ganarnos las cosas y tener
respeto por el otro.

conciencia de lo que hacemos y lo que queremos, muchas veces no notamos que nuestros actos
repercuten fuertemente en el resto y a la vez nosotros mismos nos vamos perdiendo. Con
respecto a los tipos de “imbéciles” mencionados por el autor suele ocurrir en diversas etapas,
desde la adolescencia en adelante, es difícil notar claramente lo que queremos o no, y únicamente
nosotros podemos tomar aquella decisión. El egoísmo por otra parte afecta en conjunto, muchas
veces pasamos a llevar a los demás por beneficio propio, y al obtenerlo, pocas veces notamos lo
que perdimos por llegar a él. Esto nos aleja de nuestra idea de lograr la humanización, ya que no
reconozco al otro como tal, sino que vuelvo a pensar solo en mi bienestar. Cuando tomamos
conciencia de que somos libres, que cada error que hemos cometido, cada acto realizado, fue
únicamente decisión de nosotros, pesa bastante el remordimiento, la pregunta del porque lo
hicimos y al vernos atrapados al último que culpamos, es a somos nosotros mismos. Es vital tomar
conciencia de nuestra libertad y aprender a vivir con ella.

El contenido del libro hace preguntarnos a nosotros mismos ¿cómo podemos vivir de la mejor forma
posible? Muchas veces nos enfocamos en las acciones que podremos hacer a futuro pero ¿es
realmente el enfoque que queremos dar a nuestra existencia? Destacando los capítulos del texto
que nos dicen que la vida hay que disfrutarla y valga la redundancia vivirla en el momento para estar
sanos en cuerpo y mente, claro todo esto sin llevar a pasar al otro. Resaltar aun más el hecho de
que la vida se vive con semejantes hablando de humanos y que siendo así debemos respetar al
otro, sea quien sea sin importar su cultura, religión y pensamientos el hecho de ser humanos nos
hace diversos y complejos.

Entonces como respuesta a las interrogantes que se formaron dentro del grupo: vivir de la mejor
manera posible no significa vivir con lujos o riquezas, sino que es vivir alegres y realizados como
personas, los cuales son verdaderos valores en la vida. Teniendo todo esto en cuenta para
relacionar la ética con nuestro futuro profesional vemos que si tenemos todas estas enseñanzas
en cuenta y al mismo tiempo las aplicamos podremos ser justos con nuestros pacientes,
entenderlos y buscar lo mejor para ellos y nosotros mismo