Está en la página 1de 52

Número 168 - Febrero 2010

DEP. LEGAL: VA - 94/1996


ISSN 1577-7480
MARCA REGISTRADA

Dirección
Avda. de Entrepinos, 12
Señorío de Entrepinos - SIMANCAS
47130 - VALLADOLID
• Telf. 983 59 18 84

Página Web: http://www.trainingfutbol.com


E-mail revista: revista@trainingfutbol.com
E-mail director: jecupi@trainingfutbol.com

DIRECTOR
JESÐS CUADRADO PINO

COMITÉ TÉCNICO
V¸CTOR FERN˘NDEZ BRAULIO
BENITO FLORO SANZ
JUAN MANUEL LILLO D¸EZ
FERNANDO V˘ZQUEZ PENA
JORGE D´ALESSANDRO DI NINNO
MIKEL ETXARRI SASIAIN
JESÐS CUADRADO PINO
FERNANDO NAVARRO VALDIVIELSO
ANTONIO RAYA PUGNAIRE
MANUEL FERN˘NDEZ POMBO
JUAN JOSÉ GARC¸A LAVERA
ANTONIO GALINDO RINCŁN
CIPRIANO ROMERO CEREZO
MANUEL LŁPEZ LŁPEZ
JOSÉ CARRASCOSA OLTRA
Dr. PEDRO GUILLÉN GARC¸A
Dr. RICARDO JIMÉNEZ MANGAS
JESÐS OREJUELA RODR¸GUEZ
ALFONSO M. VARAS GARC¸A

TRADUCTOR-INTÉRPRETE
FRANCISCO JAVIER YEPES GONZ˘LEZ

EDITA : JECUPI
MAQUETACIÓN : TRAINING FÚTBOL
IMPRESIÓN : INDIPRESS
PUBLICIDAD : TRAINING FÚTBOL, departamento propio

Prohibido cualquier tipo de reproducción total o parcial de los


textos sin la autorización expresa y escrita del editor.

3
PUBLICACIÓN DE EXCLUSIVO CARÁCTER TÉCNICO
QUE SE EDITA CON PERIODICIDAD MENSUAL

Trata todos los temas relacionados


con la metodología del entrenamiento en el Fútbol:

Preparación Física
Preparación Técnica
Preparación Táctica
Preparación Psicológica
Metodología y Organización
Tests de Evaluación del Entrenamiento
Biomecánica
Aprendizaje Motor
Pedagogía Aplicada
Fisiología del Esfuerzo Físico
Medicina Deportiva
Dietética…

En cada uno de los números presentamos artículos actualizados


de prestigiosos técnicos relacionados directamente
con los temas a tratar, tanto nacionales como extranjeros.
Nuestra pretensión es servir de "vehículo de apoyo"
en el reciclaje técnico para entrenadores, preparadores físicos,
médicos del deporte, técnicos de fútbol en general,
estudiantes de los diversos niveles para entrenadores,
futbolistas y aquellos aficionados que sientan
la belleza de este deporte y que
quieran comprenderle mejor.

INFORMACIÓN PARA SUSCRIPCIÓN:


En la última página encontrará
el boletín de suscripción.

4
SU M A R I O
Número 168
Febrero 2010

22
Motivar para entrenar y
competir.
José Carrascosa Oltra.

Conservación y circulación

34 de balón en el inicio del


juego ofensivo.
Raúl Alustiza Ruiz de Gauna.

7
47
Editorial
Firma invitada.

Hablamos de fútbol con…


Toni Cruz.
8
48
El entrenamiento como base Tarea de entrenamiento:
del modelo.
“Partido cambio de frente tras
robo”

El coaching: instrumento

16
para el desarrollo de

50
jugadores y entrenadores
de fútbol. Contenido de nuestro
Antonio Fraile Aranda.
próximo número.
6
Jesús Cuadrado Pino
DIRECTOR
Entrenador Nacional de Fútbol (Nivel III).
Máster Profesional en Fútbol.

e d i t o r i a l
Especialista en Táctica y Dirección de Equipos de Fútbol (CESFÚTBOL).
Especialista en Alto Rendimiento Deportivo por la Universidad Autónoma de Madrid.
Máster en A. R. D. por el C. O. E.
Técnico Deportivo Superior.
Director y Profesor del Máster Profesional en Fútbol para Entrenadores Nacionales (CESFÚTBOL).

Coartada incongruente
Lo utilizan como argumento para del fútbol proceden, o tienen que proceder, del
eximirse de su incapacidad, en todo caso, análisis del juego. Las situaciones prácticas que
como pretexto o disculpa para defender su se producen en cada partido de competición,
puesto de trabajo. Es una de sus coartadas. Pero y cómo se producen, son las que crean una
carece totalmente de lógica. Se trata de una estructura teórica. Los que no tienen ninguna
incongruencia. Los protagonistas son muchos teoría, esos que no saben analizar el juego, basan
entrenadores que con una absoluta falta de su capacitación en una especie de ciencia infusa.
capacitación profesional, o sea, carentes de
preparación y conocimientos, entrenan (supues- La teoría sin práctica es pura utopía y la
tamente) a equipos profesionales. La mayoría práctica sin teoría es pura rutina. Con una
han accedido a ese puesto de trabajo en virtud de teoría se pueden planificar entrenamientos
haber jugado al fútbol en la élite, como si jugar adecuados y se puede ejercer con eficacia la
fuese lo mismo que entrenar, cuando en realidad labor de dirección de equipo. Pero sin teoría,
se trata de dos actividades muy dis- ¿qué base tenemos para desarrollar
tintas. El haber jugado al fútbol Los hechos la labor de entrenadores?: ¿lo que
al más alto nivel no es un eximente, demuestran en se nos ocurra a cada momento?,
hay entrenadores muy buenos entre todos los campos ¿realizar aquello que recordamos
los exjugadores. Pero, como he razo- de la vida, de la época de jugadores?, ¿plan-
nado muchas veces, normalmente también en el tear juegos con balón sin objetivos
significa un hándicap. Todos los fútbol, que claros?, ¿programar partidillos y
entrenadores tienen el requisito for- siempre se vocear continuamente a los juga-
mal o administrativo, representado produce una dores cuando ejecutan mal alguna
por su titulación y la firma de un
situación práctica acción técnica?... Recuerdo una
contrato. Pero muchos de ellos care- frase de Santiago Coca: “La teoría
cen del requisito personal y, sobre y de ahí se extrae y la práctica son las dos piernas
todo, del requisito técnico al que he la argumentación que necesitamos para andar por la
aludido muchas veces. teórica vida”. La teoría en el fútbol parte de
un hecho práctico: el análisis del
Me estoy refiriendo a una coartada desarrollo de los partidos. Así se establece un
muy concreta que utilizan los pseudo modelo de competición para aplicar la práctica
entrenadores, manifestando continuamente: que lleve al mejor rendimiento. Para desarro-
“Lo que importa es la práctica, el trabajo en llar bien las tareas de entrenamiento (práctica)
el campo; todo lo demás es una teoría que no deben conocerse bien los contenidos y los obje-
vale para nada”. A los que saben de fútbol y de tivos (teoría).
su entrenamiento, a los que verdaderamente
están preparados, les tildan de “teóricos”. Sin
embargo, los hechos demuestran en todos los
campos de la vida, también en el fútbol, que
siempre se produce una situación práctica y de
ahí se extrae la argumentación teórica. Todos
los análisis y todas las argumentaciones teóricas jecupi@trainingfutbol.com

7
Conversaciones sobre fútbol
Hablamos de
fútbol con…

Toni Cruz: El diseño de cada tarea de
Toni Cruz
entrenamiento debe partir del componente
táctico y a ello se ajustarán los aspectos
técnicos y físicos
” El entrenamiento como base
del modelo
Toni Cruz.
Entrenador Nacional de Fútbol.
Máster Profesional en Fútbol.
Secretario Técnico de la U. D. Las Palmas.

Jesús Cuadrado Pino.


Cuadrado: Se practican en el
entrenamiento movimientos sin analizar
Entrenador Nacional de Fútbol.
Máster Profesional en Fútbol y Máster en Alto Rendimiento Deportivo.
Especialista en Táctica y Dirección de Equipos de Fútbol (CESFÚTBOL).
y luego se pide al equipo que juegue de Director de TRAINING FÚTBOL.
otra forma Director y Profesor del Máster Profesional en Fútbol (CESFÚTBOL).

Desarrollamos fundamentalmente aspectos
del entrenamiento, incidiendo en la necesidad
Cuadrado.- Como sabes, desde hace mucho tiempo
de que las tareas se diseñen con contenidos manejo una frase: “el jugador aprende con lo que hace, no
adecuados para lograr los objetivos previstos. con lo que se le dice”. En consecuencia, el entrenamiento
El interlocutor es un entrenador joven, pero con es la base para aprender el modelo de juego que quiera
mucha experiencia práctica acumulada en desarrollar un equipo. Se pueden, y se deben, hacer
diversos campos como técnico de fútbol. indicaciones verbales a los jugadores, pero para que
Es autor de un interesante libro que se publicó
puedan plasmar en el partido de competición las acciones
en el 99 con el título: “Fútbol, análisis del
juego, terapia correctora”. Me le dedicó y los movimientos individuales y colectivos que se plantean,
expresamente y al final de esta dedicatoria han de interiorizarlos mediante la práctica con tareas muy
escribió: “… compartimos la pasión por el juego concretas diseñadas y desarrolladas a tal fin.
de este deporte y espero que también una
incipiente amistad”. Esta amistad, que empezó Toni Cruz.- Si no todo lo que se trabaja se asimila,
entonces, se ha reforzado con el añadido de mi imagínate lo que solamente se escucha… El juego requiere
reconocimiento a su pasión por nuestro deporte la adaptación de cada futbolista a la relación con sus compa-
y, fundamentalmente, a su capacitación y ñeros, con respecto al balón y a sus adversarios. Pero a ésta
ansias de un reciclaje continuo. Hablo de
Toni Cruz, actual Secretario Técnico de la U. D.
intercomunicación motriz se le unen aspectos que inciden
Las Palmas, al que auguro una buena directamente en las leyes, conceptos y fundamentos inamo-
trayectoria como entrenador. (Jesús Cuadrado vibles que posee el juego. Esto obliga a que el entrenamiento
Pino, director de TRAINING FÚTBOL) promueva a que el jugador trabaje la incorporación de todos

8
estos elementos y eso no se consigue diciéndolo, que hoy se entiende y se trabaja como entrena-
ni viéndolo, sino practicando la toma correcta de miento integrado, dependemos de la acción motriz
decisiones. El fútbol es procedimental, por lo que para determinar, por ejemplo, la cantidad de repe-
más que saber hay que tratar de saber hacer. El ticiones de un ejercicio. Por ello, para todos los
concepto, por lo tanto, le pertenece al técnico, mien- técnicos de campo debería ser muy importante el
tras que el que procede es el futbolista. Por ello, análisis del espacio en función del desarrollo del
estoy de acuerdo contigo en que el jugador aprende juego, porque adecua el trabajo al jugador, a su
con lo que hace. perfil, evitando entonces la adaptación inversa
del jugador a la carga de trabajo. En realidad, yo
creo que los ejercicios no acaban en su diseño,
son interactivos, ya que sufren transformaciones
C.- Considero que el fútbol, al ser un deporte
continuas solicitadas por la exigencia que traslada
muy complejo que contiene una gran variedad de
la observación instantánea del trabajo con las de-
situaciones, admite todos los modelos de entre-
mandas que requiere la transferencia competitiva.
namiento y métodos de enseñanza. Dentro de los
Y es que, el espacio donde se trabaja, sus dimen-
modelos de entrenamiento, los más efectivos, y
siones, varía en función de la utilización que haga
que deben emplearse en mayor medida, son el
cada jugador, cada grupo de trabajo, según sus
globalizado y el estructurado, porque producen
características y tendencias, además de los dife-
una mejor transferencia a la competición. Asi-
rentes ensamblajes que provocan la variedad de
mismo, son más efectivos y han de tener protago-
cohesiones que se realizan en cada zona, depen-
nismo los métodos de enseñanza activos. Pero,
diendo de los futbolistas que intervengan. El espacio
en algunos casos se requiere del modelo analítico
puede ser el mismo, pero los requerimientos dife-
y de los métodos directivos.
rentes por la especificidad de los compañeros más
TC.- Sinceramente, me aburre este territorio próximos, rivales, etc. Por lo tanto, los límites no los
delimitado para la discusión futbolística. Claro que marcan los elementos que hayamos utilizado para
se requieren de todos los modelos y métodos. Y, por ello, sino los imaginarios censores que unen las
supuesto, que unos en mayor medida que otros, líneas de conexión entre los futbolistas que trabajan
dadas las particularidades práxicas de este deporte, en la tarea diseñada. Es lógico pensar que el lateral
con respecto a otros. ¿Alguien lo duda? El problema derecho realizará un trabajo diferente dependiendo
ha estado y está en que el desarrollo práctico de del espacio colectivo e individual al que sea some-
ellos, por cada uno de los diferentes grupos de tido por sus adversarios en colaboración con sus
trabajo, ha hecho borrar los límites fronterizos de la compañeros o que un delantero se mueva en zona
conceptualización de los diferentes modelos y de finalización a centros de un jugador de banda a
métodos. pie cambiado o que evolucione en su banda natural.
De igual modo, no será lo mismo superar la resis-
tencia y oposición de un futbolista que se anticipe
constantemente a otro que no lo haga, ya que la
C.- Ocurre, en demasiadas ocasiones, que anticipación supone el recorte del tiempo de res-
cuando se habla de entrenamiento analítico se puesta del adversario al reducir el espacio y dismi-
da por sentado que estamos refiriéndonos al nuir el tiempo de su maniobra.
desarrollo de aspectos condicionales, a la prepa-
ración física. Sin embargo, se puede emplear el
modelo analítico para entrenar aspectos técnicos
o tácticos. Además ocurre que, muchas veces, se
cree que por el hecho de entrenar con balón y en
forma de juego lo que se está produciendo es un
entrenamiento globalizado o estructurado y, en
realidad, simplemente se está ejecutando un
entrenamiento analítico.

TC.- Dejando al margen la contribución y el


análisis de planos como los biomecánicos (que se
relaciona más con la técnica) y bioenergéticos (que
se relaciona más con la capacidad física) y que,
evidentemente, ambos favorecen la optimización
del rendimiento, si basamos el entrenamiento en lo

9
pautas y principios inherentes e inmutables; lo que
C.- Particularmente, no estoy de acuerdo con varía es la forma de competir de cada equipo. Las
una aseveración que circula demasiado por el posiciones de los futbolistas tienen unas exigencias;
mundo del fútbol indicando que para la cons- sin embargo, la acción de un jugador es una pieza
trucción de un equipo se debe emplear mucho del puzzle que representa el funcionamiento del
tiempo, incluso años. Me parece una demagogia equipo, pues no hay que olvidar que el juego es
sin sentido. Claro que se necesita tiempo para en realidad un sistema de relaciones que se produ-
afianzar el juego colectivo de un equipo, pero creo cen en las situaciones motrices de colaboración y
que con dos o tres meses es suficiente. Aunque oposición. Pero, al margen de esa invariabilidad
un equipo haya incorporado muchos jugadores existente de principios que posee el juego, hay otras
nuevos a su plantilla, se trata de jugadores de normas que van con la idea de juego de cada equipo
fútbol, no se trata de jugadores de otra especia- y con el respeto innegociable a las características
lidad de deportes de equipo que deban aprender de los futbolistas. Un lateral ofensivo de recorrido,
algo distinto. requiere de un futbolista por delante que no mate
TC.- Es curioso como muchos técnicos se su espacio, que le de salida. Todo lo contrario si es
escudan en el tiempo para justificar la falta de un defensa estático, deberá tener un retador por
cohesión de un equipo, la adherencia a un modelo delante que obtenga el apoyo desde los lados. Es
de juego y, sin embargo, utilizan los objetivos, una misma posición, con unas exigencias globales,
contenidos y medios del periodo pre-competitivo a pero con una funcionalidad particular por sus carac-
todo menos a la construcción de su equipo, esto es, terísticas y que incide en la idea de juego de ataque
limitan las tareas de aplicación encaminadas a de su equipo. Este es el concepto de espacio en
desarrollar la idea de juego a cuestiones condi- función del desarrollo del juego, que necesaria-
cionales que simplemente ayudan a optimizar el mente diferencia la funcionalidad de cada uno de
rendimiento. Desde el primer momento, hasta el los futbolistas, con la combinación de las tendencias
último, el desarrollo del modelo de juego de un de todos los miembros de un equipo. Esa lucha de
equipo debe acaparar los objetivos del trabajo características y tendencias en el enfrentamiento
debiendo considerar la organización desde su entre futbolistas, desarrollando el ensamblaje que
totalidad, objetivizando el complejo ensamblaje de surge de la combinación de pautas, comporta-
tendencias, funcionalidades y características que se mientos, fundamentos, exigencias, respuestas y
produce entre todas las posiciones ocupadas por resoluciones tácticas entre compañeros, produce
los futbolistas en un equipo. En realidad, un modelo un hábeas de normas que puede ser opuesta al de
de juego lleva consigo un continuo reporte, que otros.
obliga a un proceso de retroalimentación conti-
nuada en la dirección de un equipo y en el diseño
del trabajo. C.- Creo que lo más difícil de entrenar, me
refiero a entrenar bien, es la táctica. Muchos
entrenan con balón, con oposición, en espacios
C.- Además, aunque cada jugador tenga unas distintos, en forma de juego, etc. Pero, en
características muy particulares, cada puesto
tiene unas funciones concretas que deben
desarrollarse siempre. Existen obligaciones y
acciones que pertenecen a cada puesto y se
mantienen aunque cambie el modelo de juego.
Las características de cada jugador harán que
varíe un poco su dinámica de juego, pero todos
han de ajustarse a lo básico que exige cada
puesto. Yo indico siempre que: un jugador ne-
cesita mucho tiempo para jugar en un puesto
distinto al suyo (incluso puede que nunca se
adapte), pero en el mismo puesto puede jugar
sin problemas dentro de cualquier formación y
modelo de juego.

TC.- El fútbol, como deporte, posee un juego


propio. El juego en sí siempre es el mismo, con

10
se pretende que juegue el equipo, no tiene sus-
tento práctico, solo se apoya en una teoría que no
garantiza el afianzamiento de las variantes
tácticas que se quieren para el equipo.

TC.- Es muy difícil que los futbolistas de un


equipo incorporen un modelo de juego y afiancen
variantes de lo que se pretende a través de la
comunicación verbal. Por ejemplo, la charla previa
del partido debe servir para recordar aspectos
propios, aspectos que se hayan trabajado durante
de la semana y algunos matices a lo propio, como
consecuencia del modelo de juego del adversario,
de las características individuales de algún futbo-
lista, etc. Por eso creo no decir nada relevante si
afirmo que el diseño de cada tarea de entrena-
miento debe partir del componente táctico y a ello
se ajustarán los aspectos técnicos y físicos. Es lo
táctico lo que va a reflejar el modelo de juego que
quieres implantar.

realidad, no están entrenando en la forma que se


necesita para que el equipo juegue como se C.- El trabajo artesanal del entrenador está
pretende. Quiero decir que se entrena de una en el diseño de las tareas de entrenamiento,
forma y se juega de otra. Se entrena “de cualquier principalmente en las tareas globalizadas y
manera” y luego se pretende plantear un juego estructuradas. Trabajo artesanal que ha de estar
con una dinámica distinta. basado en conceptos claros, bien aprendidos y
analizados.
TC.- Lo más difícil de entrenar es poder hacer
que tu equipo juegue bien al fútbol y para eso hay TC.- Tan artesanal que muchos hablan del
que realizar el trabajo con eficacia. Unos relacionan tiempo total del ejercicio, sin tener en cuenta que el
su trabajo al resultado (jugar es bien es ganar y jugar fútbol más que un partido se ha convertido en una
mal es perder); otros, sin embargo, lo acercan a su trama, con paradas y arrancadas continuas y eso
relación estética. Particularmente, creo que jugar –como todo- es algo que debe estar planificado.
bien está por encima de criterios estéticos. Entrenar Particularmente, creo que cuando se diseñan ejer-
bien es saber escoger y desarrollar uno de los diver- cicios, por ejemplo, se deben pautar los intervalos,
sos modelos o estilos de competir, diseñando tareas es decir, las secuencias tácticas deben estar guiona-
de aplicación progresiva para ello y respetando los das. Realmente, el guión temporal de un encuentro
principios y fundamentos del juego. Hay que hacer de fútbol nos deja ver el partido a modo de episodios
las cosas para el día de la competición, todo tiene o unidades de competición cambiantes y diferentes.
que tener un porqué. El equipo es un ser que crece, Por ello, el inicio de cada uno de esos episodios
se transforma, se modela y se expulsa por la boca así como el desarrollo de los mismos en relación a
de un túnel en cada encuentro. Pero el cordón umbi- las variables de: duración, participación de más o
lical al que ha estado unido toda la semana es el menos jugadores, espacio utilizado, cambio de ata-
entrenamiento, que va a permitir que todos los cante a defensor, etc., me hace considerar que a la
órganos, los futbolistas, defiendan la idea de juego. hora de montar la tarea debemos considerar en el
aspecto temporal: el inicio de la tarea, las pausas,
los reinicios, los cambios de ataque a defensa y las
C.- Ocurre que se practican en el entrena- inferioridades y superioridades en cada espacio.
miento movimientos sin analizar y luego se pide Por lo tanto, las tareas deben ser propias, artesana-
al equipo que juegue de otra forma. El resultado les, y se deben tener en cuenta: la direccionalidad
es que el modelo de juego únicamente se susten- del ejercicio, los tipos de agrupamientos (socieda-
ta en lo que se diga, sin que esté verdaderamente des, líneas…), principios e idea de juego, situación
practicado. El modelo de juego, la forma en que espacial concreta, guión temporal de la tarea, regla-
mento y modelo de ejecución.

11

Toni Cruz: El entrenamiento no deja “
Cuadrado: Las normas y contenidos de
de ser un proceso de táctica cada tarea tienen que estar siempre en
pre-competitiva
” relación directa con los objetivos que se
persiguen

táctica” se tratase, las “conexiones” son múltiples
C.- Se sabe que la realización de los ejercicios para llegar a conseguir “energía de grupo” para
con balón (en formas jugadas y con oposición) re- competir. Yo entiendo el trabajo desde la progresión
presenta la mejor transferencia a la competición. en el trabajo del “uno contra uno”, “dos contra dos”,
Sin embargo, ¿no crees que en muchos casos “tres contra tres”, el trabajo de estas sociedades en
esos entrenamientos con balón se aplican sin una superioridad o inferioridad, el trabajo de las líneas,
valoración adecuada? ¿No crees que habitual- la interactuación entre dos o más líneas, hasta llegar
mente lo que se realiza es un revoltijo sin sentido al “once contra once”. No se puede exigir lo que no
con el que no pueden conseguirse los objetivos se trabaja.
que se pretenden?

TC.- El trabajo debe respetar el contexto de la


competición, o lo que es lo mismo, en el diseño y C.- Por otra parte, veo que muchas veces lo
desarrollo de las sesiones y contenidos de los ejerci- único que se busca en los entrenamientos de los
cios se perseguirá dirigir a los futbolistas a los re- equipos profesionales es que los jugadores se
querimientos estratégico-tácticos del partido. Lo diviertan (muchos lo hacen para que todos estén
táctico no se circunscribe únicamente al partido. contentos en busca de una coartada para man-
Por lo tanto, el trabajo diario ha de contextualizarse tener su puesto de trabajo, otros lo hacen por
con la demanda a la que se somete a los futbolistas desconocimiento). Lo que debe buscarse funda-
de nuestro equipo para buscar la victoria sobre el mentalmente es mejorar el rendimiento futbo-
siguiente rival. El entrenamiento no deja de ser un lístico del equipo, aunque si los jugadores se
proceso de táctica pre-competitiva, como simu- divierten entrenando será mejor, pero este no
lación aplicativa de lo que entendemos como una debe ser el objetivo principal.
preparación del desarrollo del plan de actuación
TC.- Uno de los ideales de cualquier persona es
para competir, que no es más que nuestro modelo
disfrutar con lo que hace. Considero que, por lo
de juego.
general, el futbolista disfruta de su profesión. El
objetivo principal es la mejora del rendimiento fut-
bolístico, pero si se puede favorecer en un clima
C.- Cada tarea de entrenamiento para el adecuado, óptimo de exigencia y entretenido mejor.
desarrollo de los principios fundamentales del Pero no hay que entender divertirse con no pautar
juego y de las variantes tácticas tiene que estar el trabajo. Yo creo que al futbolista lo que le agrada
bien diseñada. Las normas y contenidos de cada es sentirse implicado en el trabajo, titular hasta el
tarea tienen que estar siempre en relación directa momento en el que el entrenador tiene que escoger.
con los objetivos que se persiguen. Ahí está la Preparar el partido para unos pocos, ensayar las
clave. acciones a balón parado con solamente un grupo de
futbolistas, etc., aleja al jugador de la adherencia a
TC.- Yo creo que habría que llevar a un extremo
su trabajo. Tampoco hay que confundir la diversión
la expresión no juegan “once contra once”, sino que
con la variedad constante en el trabajo. Particular-
compiten. No se suman los elementos, sino que se
mente, creo que hay que realizar con cierta frecuen-
combinan. Y eso determina también el diseño del
cia recordatorios en las tareas semanales.
trabajo encaminado a la construcción de un equipo.
Hay que partir desde la unidad del equipo, desde su
elemento indivisible, y ese es el futbolista. Se debe,
C.- En algunos casos, el mejor entrenamiento
por lo tanto poseer una correcta identificación de
puede ser un partido once contra once tratando
cada futbolista para poder combinar sus caracterís-
de acercarse a las condiciones que se dan en la
ticas y tendencias con el resto. Como si de una “red

12
competición. Pero no siempre es así, muchas incluso el “once contra once” prefiero pautarlo y
veces entrenar de esta forma puede ser perju- guionarlo, trabajando las transiciones, ataque-
dicial. Por otra parte, me parece una paradoja que defensa-ataque, acción a balón parado ofensiva-
los que defienden que el mejor entrenamiento es defensa de contraataque rival-ataque estático, etc.
siempre un partido de competición, se quejen
luego de que tienen partidos oficiales entre se-
mana. Muchos equipos entrenan tan poco, que C.- En el entrenamiento es fundamental pro-
cuando dejan de jugar partidos oficiales entre poner tareas en las que los jugadores tengan que
semana desciende su rendimiento en la Liga. ir descubriendo soluciones, sin que éstas les sean
Al margen de que aquí tendríamos mucho que indicadas previamente.
hablar respecto a los tiempos de recuperación de
los esfuerzos máximos. TC.- En una de tus cuestiones, hablábamos de
la necesidad de que el futbolista incorpore a través
TC.- Se parte de evidenciar la taxonomía del del aprendizaje la toma correcta de decisiones. Lo
rendimiento, por el que la mejora de un deportista se ideal es utilizar métodos y estrategias de enseñanza
produce en las sesiones de trabajo y su progresión que ayuden a capacitar al jugador de fútbol a solu-
en la competición. Se entendería entonces el en- cionar los ilimitados problemas que le pueden surgir
trenamiento como un instrumento y la competición en la competición. A mi me gusta definir y utilizar el
como el camino de la mejora. Pero, dependiendo término “corregir” para que los futbolistas actúen en
del tipo de trabajo el futbolista estará capacitado función de los demás, por ejemplo: cualquier movi-
para solucionar problemas. Como especifiqué ante- miento del balón, de compañeros, o adversarios
riormente en esta entrevista, entiendo el trabajo de obliga a una “corrección” inmediata de su perfil,
forma progresiva desde el “uno contra uno”, hasta posición, etc., al resto. El futbolista aprende a elegir,
llegar a lo que puede ser una simulación de la pró- a través de ir conociendo el por qué de cada deci-
xima competición, es decir, el “once contra once” sión y esa es la mejor manera de incorporar a su
sería el colofón al trabajo. De todas formas, como disco duro. El jugador debe comprender el sentido
preparación nada es igual a la competición. Por ello, de cada acción, porque las desarrolla en el trabajo.

13
C.- Debe tenerse en cuenta que el plantea-
miento de situaciones-problemas-soluciones ha
de adaptarse al nivel de los jugadores y tiene que
dotarse de una progresión adecuada.

TC.- En cualquier proceso de enseñanza-apren-


dizaje los estímulos deben ser adecuados, sino
provocaríamos una involución. Se persigue cuando
se diseñan tareas y se plantean problemas se debe
tener como fin último generar un hábito correcto
de respuesta. Eso sí, permitiendo la variedad de
soluciones, pues solamente así no coartaremos de
inicio la toma de decisiones. En el planteamiento jugando a un solo toque, a saber lo que hay que
del trabajo diario hay que proponer tareas que se alrededor antes de que te llegue el balón. Sin
rijan por los principios, leyes y fundamentos que se embargo, no es la mejor opción muchas veces. Por
apoyen en las situaciones reales de un juego que ello, considero que hay darle variabilidad en cuanto
posee ilimitadas interacciones, con funcionalidades al número de toques en función de las circuns-
diversas en cada integrante de un equipo y con tancias, esto es, saber cuando hay que hacerlo a un
una enorme incertidumbre espacial que aleja a la toque, dos, tres o conducir para dividir y desajustar.
ejecución individual de la evaluación global del
rendimiento de un conjunto de fútbol. Los ejercicios
deben tener muchas veces un carácter abierto, C.- En muchas ocasiones, los jugadores prestan
estando, por un lado, el límite en el respeto a los excesiva atención a las trayectorias del balón y
principios inherentes al juego y, por otro, siendo el muy poca a la posición de compañeros y con-
objetivo la autonomía del futbolista dentro del trarios. Las tareas de entrenamiento tienen que
funcionamiento grupal. contener normas y situaciones para que los juga-
dores corrijan este defecto.
TC.- En el diseño de las tareas de entrenamiento
C.- En algunas ocasiones será eficaz jugar a un se esconden las posibilidades para que el jugador
solo toque para que el jugador aprenda a analizar aprenda y desarrolle su potencialidad de juego
la situación del entorno antes de recibir el balón. desde su puesto. En ellas, un futbolista desarrolla
Pero no debe abusarse de esto, porque muchas la acción de saber dónde está, con quién, frente
veces la mejor solución no aparece de inmediato a quién o quiénes y, una vez analizado, decide.
y tras una leve temporización aparecen otras Realmente, nosotros debemos saber lo que se debe
soluciones mejores para la continuación de la hacer y favorecer su ejecución sin el balón y con él.
jugada. La ejecución técnica analizada y ejecutada de forma
aislada no es fútbol. Por lo tanto, hay que promover
TC.- Una de las variables que condicionan el
el que la participación del futbolista esté siempre
comportamiento colectivo de manera significativa
relacionada con los principios fundamentales del
es el modelo de ejecución. Es por esto, que este
juego y con la táctica. Existe un comportamiento
aspecto debe determinar el modelo de desarrollo
diferente dependiendo de la situación próxima,
de la tarea a nivel técnico como condición principal
intermedia o lejana del jugador con el resto de com-
de un principio. Jugar a uno, dos o tres contactos
pañeros y adversarios, dependiendo de la situación
con la pelota puede ser una de las variables, pero
del balón. Esto obliga a que hay que estar atento a
también indicarlo dependiendo de la zona, depen-
todas las situaciones y que aprenda a analizar y
diendo del perfil del jugador, de la situación con
percibir su situación y que esa cultura táctica le
respecto a la portería, etc. Por ejemplo, señalar que
permita mejorar su habilidad táctica.
un pivote que reciba de espalda a la portería
contraria en situación espacial de creación, debe
pasar de frente y a un solo contacto, es incluir en
C.- Las tareas en espacios reducidos son muy
una tarea una variable en el modelo de ejecución
útiles en muchísimos aspectos, aunque su repe-
e incluir un principio de juego: “un pivote, por lo
tición sistemática puede alterar de forma negativa
general, no debe girar cuando está de frente a
factores indispensables para el rendimiento en
sus centrales y debe jugar con el menor número
fútbol, como son la percepción espacio-temporal
de contactos posible”. A nivel formativo, obligas

14
requerimientos estratégico - tácticos del partido.
y la visión periférica. Deben realizarse también
Circunscribir lo táctico al partido es un error. Por
tareas sobre espacios más amplios y en todo el
lo tanto, dentro de lo que es el establecimiento del
terreno de juego.
trabajo de un equipo, una vez elaborada la estra-
TC.- El trabajo en espacios reducidos te da tegia, el trabajo diario hay que contextualizarlo a la
mayor intensidad; sin embargo, juegas con ello en demanda a la que se va a someter a los futbolistas
el diseño de las tareas en función del componente de nuestro equipo para la competición. Me refiero al
físico y de la línea que quieras trabajar. Pero es proceso entendido como táctica pre-competitiva,
una variable que te permite la progresión, pero no como simulación aplicativa de la preparación del
para utilizarla siempre. Es válido para buscar deter- desarrollo del plan de actuación, que no es más que
minados objetivos, pero su abuso perjudica para nuestro modelo de juego.
que el jugador trabaje en los diferentes espacios de
juego. Las dimensiones deben ser variadas en el
diseño de las tareas y determinado en función de C.- Observo que muchos equipos entrenan de
lo que se busca y lo que se quiere. Esa utilización una forma y luego pretenden jugar de otra.
variada de los espacios del terreno de juego va a
permitir esclarecer la producción normativa que TC.- En un deporte de equipo, en un juego como
establecen las ilimitadas relaciones de cooperación el fútbol, hay que coordinar las tareas de conjunto
y oposición que se expresan en un enfrentamiento cuando un equipo posee el balón (cuando ataca) y
futbolístico. Para jugar bien hay que alternar los sincronizar la actividad de oponerse al equipo que
ritmos y las velocidades y eso solamente se produce lo posee. Por ello, resulta básico clarificar las leyes
utilizando todos los espacios. Estamos hablando que dirigen el comportamiento colectivo e individual
de fútbol, esto es, espacio y tiempo, en el que cada de un equipo cuando ataca y la normativa que
zona tiene una velocidad, determinada muchas caracteriza la conducta del equipo cuando se opone
veces por la mayor densidad de rivales, del espacio y se resiste. Si no se facilita la incorporación de la
compartido, del mayor o menor tiempo para la idea de juego (ofensiva y defensiva) en el entrena-
decisión, etc., y eso no te lo ofrece el trabajar úni- miento, ¿cuándo se va a hacer? Jugar de otra forma
camente en espacios reducidos. a la que se entrena es como pretender que un grupo
de trapecistas ensayen nuevas acrobacias sin red.

C.- Después de que el entrenador elija la forma


de jugar de su equipo, es decir, después de C.- En definitiva, modelo de juego y entre-
establecer las variantes tácticas que quiere namiento han de ir de la mano. El diseño de las
aplicar, es indispensable buscar los ejercicios y tareas tiene que desarrollar bien las variantes
tareas de entrenamiento que lleven a desarrollar tácticas que se quieran plasmar sobre el campo
bien esas variantes tácticas. en cada partido de competición. Tiene que haber
tareas para desarrollar variantes específicas y
TC.- El trabajo debe respetar el contexto de la tareas para desarrollar todas las variantes en su
competición, o lo que es lo mismo, en el diseño y conjunto dentro de la dinámica de juego global del
desarrollo de las sesiones y contenidos de los equipo.
ejercicios se perseguirá dirigir a los futbolistas a los
TC.- Por terminar de forma agresiva, creo que lo
primero para diseñar tareas y dirigir a un equipo de
fútbol, se hace necesario que los técnicos conozcan
los fundamentos que accionan el guión de cada
equipo y los mecanismos que activan las exigencias
dispares de cada 90 minutos. La mejora del rendi-
miento del futbolista no se puede dar sin favorecer
el conocimiento del juego y de abastecer de situa-
ciones en las que se obligue al análisis y desarrollo
de los conceptos. A partir de ahí, los entrenadores
debemos facilitar, en el diseño de las tareas, la capa-
cidad del futbolista para tomar decisiones durante el
juego y eso se da mediante la elección de variantes
y de un eficaz entrenamiento táctico.

15
D I R E C C I Ó N D E E Q U I P O S

El coaching: instrumento
para el desarrollo de
jugadores y
entrenadores
de fútbol
Por Antonio Fraile Aranda.
Doctor en Pedagogía.
Licenciado en Educación Física.
Catedrático de la Universidad de Valladolid.
Profesor del Máster Profesional en Fútbol (CESFÚTBOL).
Profesor de Metodología en la Escuela Nacional y en la Escuela de Castilla y León
de Entrenadores de Fútbol.

“El coaching se puede definir como una técnica metodológica que facilita un proceso de formación y
capacitación personal del jugador o del entrenador a través de autoconocerse y relacionarse con todos mejor”.
Esta frase, indicada por el autor dentro de su artículo, significa el punto de partida para que todos nos
interesemos por esta técnica, admitiéndola como una herramienta muy útil para el entrenador de fútbol en su
compleja tarea de dirección de equipo. Antonio Fraile Aranda, profundo estudioso de la metodología de
entrenamiento y reconocido profesor, nos la describe con sencillez para que todos la comprendamos
perfectamente y como inicio de otros trabajos más profundos. Dividiendo su artículo en: introducción,
concepto de coaching, metodología, contenidos formativos y aplicaciones. (Jesús Cuadrado Pino, director de
TRAINING FÚTBOL)

Introducción convertir en oportunidad de cambio; revisando


todo aquello que será posible llevar a cabo y hacia
dónde podremos dirigir esos cambios.
s una realidad que hoy día el mundo está

E en plena transformación, lo cual nos exige


a todos desarrollar nuevas competencias
instrumentales, personales y sistémicas, así como
El cambio personal será posible abordarlo
desde el “coaching” transformador, como una for-
ma de concebir la vida en búsqueda de la máxima
descubrir y aprender nuevas habilidades y destre- plenitud, donde los seres humanos nos inven-
zas para seguir progresando en nuestras vidas tamos a nosotros mismos continuamente, a través
profesionales y personales. Un cambio en el modo de una conversación transformadora con nuestra
en cómo cada uno de nosotros nos interpretamos realidad. Así para Echeverría (2003) “no hay un
a nosotros mismos y cómo nos posicionamos ante cambio más importante en la historia de la huma-
los avatares diarios. La actual crisis mundial no nidad que aquel que transforma de manera radical
sólo a nivel económico, sino de valores, se debe nuestra concepción sobre nosotros mismos”.

16
entrenador estén habituados a interactuar con
“Los aprendizajes técnicos deben profesionalidad, compromiso, responsabilidad,
formación, motivación, entusiasmo, confianza y
respeto mutuo. Todos estos valores confluyen en
estar en continua evolución, ya un estado de plenitud para todo el grupo.

que cada gesto precisa que se Esa búsqueda de una mayor plenitud, no sólo
deberá formar parte de nuestra propia auto-
exigencia; sino de la ayuda y participación activa
destruya y construya con objeto de todos lo que rodean el escenario deportivo
(presidente y directiva del club, los socios y afi-
de seguir aprendiendo ” cionados, los medios de comunicación, las empre-
sas que los esponsorizan, etc.); los cuales no se
deben conformar con conseguir unas metas de
forma puntual (ya que los grandes resultados
pronto se olvidan y se han de fijar otras metas más
En el escenario deportivo y, más concre- altas), sino que debe haber una demanda conti-
tamente, en el fútbol profesional se precisa de nuada de estos agentes socio-deportivos para
ese cambio permanente de personas y orga- ganar siempre y ser los mejores.
nizaciones, como medio para obtener mayor
rendimiento y mejores resultados. Así, a modo de Con objeto de favorecer una mayor sinergia de
ejemplo en un ámbito específico, los aprendizajes cambio entre las exigencias mencionadas y los
técnicos deben estar en continua evolución, ya resultados que los jugadores y entrenadores han
que cada gesto precisa que se destruya y cons- de conseguir; se han de saber aplicar todos
truya con objeto de seguir aprendiendo (Gallwey, aquellos medios tecnológicos y didácticos que el
2006). Será gracias a las conversaciones transfor- mundo de las ciencias pedagógicas (enseñanza-
madoras a través del “coaching” como el jugador aprendizaje) pone a nuestro alcance (Fraile,
y el entrenador podrán ver mejorar sus resultados, 2005). Una de estas herramientas, de las que nos
ya que este proceso les ayuda a impulsarse hacia podemos valer en el ámbito del entrenamiento
la plenitud, a mejorar la motivación personal, a co- deportivo es el “coaching”. Este término, de origen
nectarse con las emociones y valores personales. anglosajón, procede de “coach” entrenador; aun-
que en este caso se refiere al acompañamiento
Para que un equipo de fútbol (como grupo que se hace al sujeto a nivel emocional, afectivo
humano) pueda desarrollar de forma óptima sus y psicológico. Con ello, las personas que son
labores y obtener sus metas eficientemente, debe buenas (en el ámbito moral, físico, técnico, etc.,)
tener una serie de competencias personales como pueden llegar a ser mejores y más eficaces en los
son: saber trabajar en equipo, poseer habilidades diferentes ámbitos de su vida, y entre ellos en el
sociales, espíritu (auto) crítico, compromiso ético, deportivo.
etc. Para ello es importante que jugadores y

Concepto de coaching”
El “coaching” se puede definir como una
técnica metodológica que facilita un proceso de
formación y capacitación personal del jugador o
del entrenador (en este caso de fútbol) a través de
autoconocerse y relacionarse con todos mejor.
Es decir, gracias a que me conozco mejor y me
relaciono mejor con los colegas del equipo puedo
llegar a lograr una mayor efectividad en mi
rendimiento deportivo. En este caso el “coach”,
como responsable de la dirección y acompa-
ñamiento del proceso formativo personal, debe
disponer de una capacitación profesional (a nivel

17
El origen del “coaching” se relaciona con

“El “coaching” representa un los primeros pensadores griegos, y entre ellos


Sócrates, que inspiró el método denominado
como socrático. Dicho proceso está basado en
medio para acompañar al jugador buscar (mediante preguntas) el conocimiento que
tenemos de nuestra persona; es decir, ayudar al
o al entrenador de fútbol a sujeto a explorar en su propio talento personal.
En la actualidad, tomando como referentes la for-
ma de liderar de los entrenadores de los equipos
adquirir un mejor conocimiento deportivos ganadores, el “coaching” representa

de sí mismo ” un sistema integral experimentado en diferentes


contextos deportivos internacionales que vienen
aportando los medios y recursos necesarios para
la obtención del éxito. Así, son numerosos los
jugadores y equipos deportivos de categoría mun-
inicial y permanente), así como saber manejar un dial que gracias a este proceso son más cons-
conjunto de herramientas (técnicas individuales cientes de sus principios, valores, convicciones
y de dinámica de grupos) que ayuden al sujeto y estilos de liderazgo. Por tanto, desde esta
implicado a desarrollar sus competencias perso- metodología de trabajo pueden llegar a explicar
nales en beneficio del logro de sus metas. sus buenos resultados.

El “coaching” representa un medio para acom-


pañar al jugador o al entrenador de fútbol a ad-
quirir un mejor conocimiento de sí mismo, y con
ello llegar a ser el dueño y autor de su propia vida Metodología del coaching
personal y deportiva que le facilite obtener un
mayor rendimiento. Aunque esto también le exige La metodología del “coaching” se apoya en
al cliente (jugador-entrenador) un fuerte compro- procesos de interacción y comunicación entre el
miso, para no sólo seguir aprendiendo, sino para “coach” y el jugador o entrenador, donde el pri-
llegar a conseguir su respectivo ideal (ser un mero simboliza un espejo en donde el cliente debe
entrenador o jugador 10). mirarse, pero sin aportar soluciones. Una de las
claves de este proceso, es conseguir generar
preguntas potentes que permitan visualizar las
soluciones a los respectivos problemas. Este ca-
mino, desde una perspectiva pedagógica, repre-
senta evitar la transmisión de las experiencias
o saberes propios, muchas veces limitantes y
ajenos de los intereses y necesidades del cliente
(haciendo que éste sea el único responsable de su
aprendizaje ya que, posteriormente, será él quien
de forma activa debe tomar sus decisiones). Lo
cual precisa que el “coach” se valga del cono-
cimiento, de la intuición y de la empatía para llegar
a comunicar un “feedback” positivo al sujeto
participante.

El proceso del “coaching” nos plantea los


siguientes procedimientos de acción:
• Reconocer el problema a resolver. Una de las
tareas del “coach” es ayudar a que el jugador-
entrenador encuentren, por sí mismo, soluciones
a los problemas planteados. Para ello debemos
realizar una serie de preguntas que les permita
adoptar nuevos puntos de vista de su realidad,
remover sus creencias y conductas. Se trata de

18
• Cumplimiento de los compromisos adqui-
ridos. Todo proceso de “coaching” concluye con
una acción comprometida, alineada con el plan de
acción establecida previamente entre el “coach” y
el cliente. Se puede decir que sin esta última fase
el resto no tiene sentido.
Por tanto, entre las competencias del “coach”
deben estar el conocimiento y manejo de las téc-
nicas de negociación, de planificación estratégica,
de habilidades de liderazgo y auto-liderazgo, de
resolución de conflictos. Así como saber aplicar
la escucha profunda y el arte de la mayéutica, es
decir hacer al cliente preguntas poderosas y reta-
doras. A su vez, este proceso le exige al “coach”
de forma más concreta:
- Conocer los hechos, las acciones, la expe-
riencia, el fenómeno, los interlocutores, además
de la historia, la interpretación, explicación y el
juicio del cliente (ya sea jugador o entrenador).
- Separar los hechos de las justificaciones,
para que el cliente no siga atrapado en su auto-
ayudarles a elegir las vías de solución más interpretación, lo cual facilitará el acceso a otras
adecuadas y desde una perspectiva personal. posibles reinterpretaciones que le “abrirán” a
• Toma de conciencia. Igualmente, es impor- nuevas opciones más amplias y posibilitadoras.
tante ayudarle en las elecciones que deben tomar - Ayudar al cliente a buscar las soluciones a
y las consecuencias que ellas pueden llegar a través de preguntas potentes que representen un
suponerles. Para ello es necesario saber aplicar referente para él, pero nunca el “coach” debe ser
diferentes técnicas, con las que puedan tomar quien se las aporte, ya que eso no será relevante
conciencia tanto de su problema como de la solu- para encontrar el mejor camino.
ción que han de adoptar y elegir conscientemente.
- Mantenerse durante un tiempo en contacto
• Determinación de objetivos del plan de con el cliente con objeto de comprobar el cumpli-
acción. Para el cliente será bastante complejo miento de sus compromisos o de reformular el
poder avanzar en dicho proceso, sin previamente proceso.
una buena selección y definición de los objetivos.
Éstos deberán establecerse y definirse con la
ayuda del cliente para poder garantizar mejor su
consecución.
• Aplicar el plan de acción. Una vez reunida Los contenidos formativos del
toda la información, hay que actuar de una forma coaching
sostenida en el tiempo. Esta tarea es crucial ya
que servirá de guía para la toma de decisiones y Una vez presentado el “coaching” como una
las respectivas acciones. Para ello el “coach” forma de ayudar a los sujetos para hacerles mejor
deberá acompañar de cerca este proceso con personas (logro vinculado a su desarrollo integral
objeto de ayudar al cliente a superar las difi- en donde el aspecto físico, emocional y cognitivo
cultades que aparecerán en la puesta en práctica deben estar claramente conectados para conse-
de dicho plan. guir su plenitud, como paso previo a la acción),
pasamos a presentar los contenidos de su forma-
• Evaluar la consecución de las metas. En todo ción, los cuales se apoyan y se vinculan con las
momento es imprescindible comprobar si nos competencias intrapersonales e interpersonales
acercamos o nos alejamos del objetivo marcado. del jugador, tanto a nivel individual como de equi-
Esto permitirá tomar acciones correctivas y así po y del propio entrenador, facilitando a cada uno
contribuir a la obtención de los logros buscados. de los implicados sacar hacia fuera su máximo

19
potencial, superar sus barreras y limitaciones
personales.
En primer lugar, para Vaello (2009) la mejora
“El fútbol, como deporte
de las competencias intrapersonales del jugador
o del entrenador corresponden con su mejor:
colectivo, exige que cada sujeto
autoconocimiento (capacidad de reflexionar sobre
las propias emociones o estados de ánimo), auto-
actúe íntegramente en cada
control (capacidad sobre el dominio de uno mismo
ante situaciones, pensamientos o emociones que momento con sus máximos
puedan tener un efecto negativo), autoestima
(conjunto de juicios de valor sobre uno mismo), potenciales cognitivos, físicos y
automotivación (capacidad para emprender
nuevas metas por iniciativa propia) y resilencia
(capacidad de superar adversidades, saliendo
reforzados de las mismas).
afectivos-emocionales ”
En segundo lugar, retomando al mismo autor,
las competencias interpersonales se desarrollan afectivos-emocionales. Gracias a la suma del
gracias a que el jugador o entrenador llegue a conjunto de competencias personales consegui-
lograr tener un respeto sobre uno mismo o aser- remos un efecto multiplicador, donde todos los
tividad (capacidad de hacer valer los derechos miembros del equipo logren un mayor rendimiento
propios sin atentar los ajenos y considerar los colectivo. Desde una perspectiva sistémica, el ser
ajenos sin renunciar a los derechos propios), humano justifica su existencia y sus funciones
comunicación (capacidad de intercambiar men- como un todo mediante la interacción de sus
sajes verbales o no verbales entre dos o más partes (O´Connor y McDermott, 1998).
sujetos, con intención de lograr unos objetivos),
empatía (capacidad de conectar afectivamente
con los demás y de ponerse en su lugar), gestión
de conflictos (capacidad de afrontar problemas de
unas forma saludable, creativa y pacífica) y de Aplicaciones del coaching
negociación (capacidad para llegar a acuerdos
entre personas en beneficio de todos). Entre las aplicaciones principales del “coa-
ching” destacamos la posibilidad de ayudar a que
Cada una de estas competencias intra-inter- los pensamientos y emociones de los jugadores
personales, a mejorar por los jugadores o entre- y entrenadores sean positivos, conscientes y
nadores, deben formar parte de su desarrollo eficaces. Muchas de las decisiones que se toman,
integral como aprendices que son. Entendemos tanto dirigiendo al equipo (por parte del entre-
que el fútbol, como deporte colectivo, exige que nador) y en el terreno de juego (por parte del
cada sujeto actúe íntegramente en cada momento jugador), no son neutras y están cargadas de
con sus máximos potenciales cognitivos, físicos y emocionalidad. Lo cual nos exige a los entre-
nadores poseer un dominio de nuestros senti-
mientos y de los mensajes verbales que enviamos
a nuestros jugadores, así como a nivel de las
respuestas motrices de los jugadores que pueden
verse afectadas si no disponen de un buen control
mental.
Por ello, tanto técnicos como jugadores, desde
un lenguaje positivo, deben aprender a ser cons-
cientes de que por muy mal que les vayan las
cosas lamentarse, deprimirse, estar mal con uno
mismo, no vale para nada. Aprender a disponer de
una mente y lenguaje optimista permitirá el
desarrollo de unos pensamientos y emociones
favorecedores de su estado personal. Más con-
cretamente, será preciso cambiar las emociones

20
negativas por positivas, hacerse dueños de momentos y decisiones confusas y conflictivas,
nuestros sueños, generar energía a partir del especialmente antes, durante y después de la
conocimiento de uno mismo, interpretar la reali- competición deportiva.
dad de una forma positiva, controlar mejor la
consecución de metas, encontrar cómo utilizar
mejor la mente, identificar las creencias falsas/ BIBLIOGRAFÍA
limitantes y los saboteadores que nos pueden
bloquear la práctica, aprender a escuchar y a • Boyatzis, R; McKee, A y Johnston, F. (2008) Líder
comunicarnos mejor con los otros, etc. Así como emocional. Barcelona. Deusto.
disponer de la libertad y del liderazgo interior, para • Covey, S. (2009) Los 7 hábitos de la gente
en cada momento poder elegir lo mejor (Covey, altamente efectiva. Barcelona. Paidós.
2009). • Echeverría, R. (2006). Ontología del Lenguaje.
Santiago de Chile. Lom Ediciones.
Por último, nos parece sumamente importante
para entrenadores y jugadores aprender a ser • Gallwey, W.T. (2006) El juego interior del tenis.
conscientes de cuales son nuestros principios, Málaga. Sirio.
como creencias que pueden llegar a ejercer una • Fraile Aranda, A. (2005) Metodología de
influencia real en todo lo que pensamos y hace- enseñanza y entrenamiento deportivo aplicado al
mos, ya que generan unas determinadas acti- fútbol. Madrid. Gymnos.
tudes y afectan a las elecciones y a la manera de • O´Connor, J y McDermott, I. (1998)
actuar en la vida (deportiva) (Boyatzis, McKee, A. Introducción al pensamiento sistémico. Barcelona.
y Johnston; 2008). Es decir, nuestros principios y Urano.
creencias actúan a modo de un timón moral que • Vaello, J (2009) El profesor emocionalmente
nos pueden ayudar a encontrar el norte ante competente. Barcelona. Graó.

21
P S I C O L O G Í A

Motivar para
entrenar y
competir
Por José Carrascosa Oltra.
Director de sabercompetir.com
Licenciado en Psicología y en Ciencias de la Educación (Pedagogía).
Máster en Psicología del Deporte.
Ex-Psicólogo del Valencia, Rayo Vallecano y Levante.
Profesor de la Universidad de Valencia.
Miembro del Comité Técnico de TRAINING FÚTBOL.
Profesor del Máster Profesional en Fútbol (CESFÚTBOL).

Conocido es que la preparación psicológica es fundamental en el ámbito del deporte de competición.


El objetivo primordial de esta preparación es procurar la adecuada motivación en el deportista para encarar el
entrenamiento y la competición. José Carrascosa Oltra, reconocido psicólogo del deporte, que lleva muchos
años en el asesoramiento de equipos de fútbol y de futbolistas (además de su labor, también, en otras
especialidades deportivas), nos presenta un completo trabajo en el campo de la motivación de equipos y
jugadores. Como he dicho muchas veces, sus libros, artículos y escritos con esenciales en la aplicación de los
resortes motivacionales y de dirección de equipos. (Jesús Cuadrado Pino, director de TRAINING FÚTBOL)

1. Introducción Los mecanismos que mueven al futbolista y a


los equipos al esfuerzo diario, a la superación
propia y de los rivales pueden ser muchos, diver-
l interés mueve montañas”, “hace más
”E el que quiere que el que puede”, son
afirmaciones muy extendidas entre el
sos y además muy sutiles, es decir muy próximos
a los pequeños detalles. Todos ellos relacionados
con factores motivacionales.
saber popular. Reflejan la importancia de la moti-
vación. ¿Qué mueve a un futbolista a someterse
a duros entrenamientos, a competir contra otros
rivales, a llevar un estilo de vida en el que ha de
hacer renuncias de tipo personal? ¿Qué mueve a 2. ¿Qué se entiende por
los miembros de un grupo cuando son capaces motivación?
de aunar esfuerzos y trabajar en equipo? La expli-
cación se encuentra en factores que tienen que Motivación: es la dirección e intensidad
ver con la motivación. En fútbol se dan muchos del esfuerzo (Sage, 1977)
hechos que tienen su explicación desde la moti- - La dirección del esfuerzo hace referencia
vación de los individuos y de los grupos. a la orientación hacia donde se encamina el
esfuerzo.
En el deporte, en general, y en el fútbol, en
particular, existe una creencia equivocada como - La intensidad del esfuerzo tiene que ver
es que el profesional tiene que estar siempre con la cantidad de empeño o trabajo que se
motivado. Esto no es así realmente. invierte en la consecución de un objetivo.

22
La perspectiva más ampliamente aceptada 3. Consideraciones prácticas
actualmente por los psicólogos del deporte es que
para explicar la motivación se interrelacionan derivadas de las diferentes
individuo y entorno, las características indivi- teorías sobre la motivación
duales del futbolista y la influencia del medio o del
Haciendo una revisión de las diferentes teorías
entorno.
que explican la motivación, como son la Jerarquía
La motivación no tiene que darse por supuesta de las Necesidades (Maslow), la Teoría de la
en futbolistas y equipos profesionales simple- Atribución (Heider), la Teoría de la Motivación de
mente por tratarse de profesionales. Cualquier Logro (Atkinsony McCelland), la Orientación de la
otro profesional, independientemente de sus Motivación Extrínseca / Intrínseca (Lepper y
ingresos económicos, suele encontrase con cir- Greener), la Teoría de la Autoeficacia (Bandura),
cunstancias personales y ambientales que con la Teoría de la Percepción Subjetiva de Compe-
toda seguridad le afectan en su motivación, como tencia (Susan Harper), la Teoría de la Metas de
el sistema de incentivos de la empresa, la relación Logro (Maehr y Nicholls), y el Modelo Integrado de
con los compañeros, el estilo de liderazgo de sus Motivación (Isabel Balaguer), se pueden extraer
jefes, el rol que desempeña en el proceso pro- consideraciones prácticas muy interesantes a
ductivo, la valoración que se tiene de él y de su tener muy presentes a la hora de programar el
trabajo en la empresa… trabajo diario. A continuación éstas se exponen
agrupadas según diferentes aspectos:
La motivación no depende exclusivamente de
3.1. Respecto a la satisfacción de
los ingresos económicos. Es el resultado de la
necesidades individuales
confluencia de multitud de factores relacionados
tanto con la personalidad del futbolista como con − En la motivación del futbolista confluyen
las características situacionales que le rodean. factores individuales (edad, madurez personal,

Factores Factores
Personales Situacionales
Interacción
entre
− Necesidades futbolista − Estilo del líder o
− Intereses y entrenador
− Metas situación − Clima del vestuario
− Personalidad − Objetivos del equipo
− Expectativas − Resultados de los
− Creencias y valores últimos partidos
MOTIVACIÓN
− Experiencias de éxito − Posición del equipo
INDIVIDUAL Y
y de fracaso COLECTIVA, en la clasificación
DEL − Opiniones del entorno
FUTBOLISTA del equipo
Y DEL − Sistema de incentivos
EQUIPO − Cultura organizativa,
historia y prestigio del
Club

23
condición física de base, la experiencia de éxito o
de fracaso, ...) y factores sociales (historia y
cultura organizativa del Club, el tipo de incentivos
utilizados desde el Club, el estilo de liderazgo del
“ El entrenador debe ayudar a
entrenador, el nivel socioeconómico y cultural del los futbolistas a establecer metas
futbolista y de su familia, ...).
- El salario no es la necesidad más importante realistas y asequibles, ajustadas
por la que orientan su comportamiento los futbo-
listas. Es una necesidad más. Una vez cubiertas
las necesidades básicas (fisiológicas y de segu- en cuanto al grado de
ridad) gracias a un salario suficiente, el futbolista
aspira a satisfacer otras necesidades relacio-
nadas con la aprobación social, la auto-estima y
la autorrealización personal.
dificultad ”
- El salario es un incentivo necesario pero no
suficiente. No es el incentivo más importante para
explicar la conducta del grupo. En cambio, si no - El entrenador debe ser consciente de que
existe un sistema de remuneración equitativo y varias experiencias de éxito desarrollan la auto-
justo, el salario se puede convertir en un motivo de confianza, tanto del futbolista como del equipo.
conflicto en el equipo. Lograr el éxito es una buena forma de alimentar
la autoconfianza individual y colectiva, pero no la
- Los comentarios del entrenador, los resul- única.
tados o rendimiento, y la valoración del grado de
dificultad determinan la percepción que tiene el - Lo ideal es orientar al futbolista y al equipo
futbolista y el equipo de su propia competencia, la tanto hacia superar al rival (ganar y lograr títulos)
autoconfianza individual y colectiva. como hacia la mejora permanente de las propias
destrezas y habilidades (perfeccionar la tarea y
lograr la excelencia).
A ningún futbolista ni a ningún equipo les
gusta ser objeto de críticas por parte de los
aficionados y medios de comunicación debido a Puede afirmarse que el entrenador es un
su bajo rendimiento, aun teniendo altas fichas inhibidor o un facilitador del rendimiento indi-
y contratos duraderos. Todos ansían recibir el vidual y colectivo, según sea su comporta-
apoyo y el reconocimiento social que les “impul- miento con el futbolista y el equipo.
se” a liberar todo su talento.

3.3. Respecto a la necesidad de sentirse


3.2. Respecto a la necesidad de sentirse ilusionados, con “hambre” que saciar
valorados y competentes
- El tipo de metas u objetivos que tiene un
- La influencia del entrenador es muy grande futbolista o un equipo determina el tipo de com-
sobre la percepción que el equipo y el futbolista portamiento que adoptarán en la competición.
tienen de su propio nivel de competencia.
- Las metas de cierta dificultad pero asequibles
- Es peligroso para el entrenador generar son las de mayor poder motivacional. Metas exce-
expectativas previas sobre el rendimiento de los sivamente fáciles o demasiado difíciles no tienen
futbolistas o del equipo, ya que sin darse cuenta incidencia sobre la motivación.
contribuye con su comportamiento posterior a que
- Son mucho más potentes y útiles los incen-
se concreten. Este proceso está muy bien expli-
tivos psicológicos o emocionales que los tangibles
cado a través de la Teoría de la Profecía Auto-
o materiales.
cumplida (Rosenthal y Jacobson 1968).
- El esfuerzo del futbolista y del equipo se
- El comportamiento del entrenador es un fac-
explica en función de los objetivos que persiguen,
tor clave en el clima motivacional del equipo. Su
individual y colectivamente.
comportamiento, sus comentarios, el sistema de
refuerzos utilizado por él, tienen un peso decisivo - El entrenador debe ayudar a los futbolistas a
en la orientación motivacional que va implan- establecer metas realistas y asequibles, ajustadas
tándose en el e quipo, bien hacia el éxito (ganar), en cuanto al grado de dificultad, a la capacidad y
bien hacia la mejora (aprendizaje), o hacia ambas. a las habilidades individuales y colectivas.

24
- Cada futbolista debe sentirse comprometido
con unos objetivos individuales (físicos, técnicos,
tácticos, emocionales y de colaboración con el
liderazgo colectivo) y con otros de tipo colectivo
(de línea, de pasillo, y de equipo).
- Si el futbolista tiene claros los objetivos que
se le encomiendan será más fácil que los cumpla
y que así tenga claro su papel en el equipo, de-
biéndose partícipe en el éxito colectivo.
- Cuando los objetivos están bien especifi-
cados es más fácil evaluar el rendimiento indi-
vidual y colectivo.
- Al establecer metas o programar objetivos
hay que buscar el equilibrio entre el individuo y el
grupo, futbolista y equipo. El futbolista ha de sentir
que tiene la oportunidad de desarrollarse a nivel 3.4. Respecto a la necesidad de recibir
deportivo o profesional y que ello es más fácil a retroalimentación sobre el rendimiento
través del trabajo colectivo, mediante la colabo- - El futbolista y el equipo necesitan información
ración con otros compañeros (línea y pasillo), y en objetiva de su propio rendimiento (feedback)
equipo. para así modificar su comportamiento buscando
- El entrenador debe tener presente que todos la mejora. El entrenador es quien mejor puede
los futbolistas deben tener la oportunidad, mayor ofrecer esta información objetiva. Cuando el entre-
o menor, de realizarse y participar en el éxito del nador no ofrece esta información el futbolista
equipo. No debe mantenerse en el equipo a aque- tiende a explicar su rendimiento de forma ses-
llos futbolistas a los que no les pueda ofrecer esta gada, desde su estilo cognitivo o carga emocional,
oportunidad. es decir desde su subjetividad.
- El Club debe ir creando una cultura interna - El futbolista y el equipo necesitan conocer
que potencie una mayor motivación de logro de qué elementos de la ejecución se han realizado
sus futbolistas. Debe crearse un clima de exi- correctamente y cuáles se han de mejorar o co-
gencia ajustada y progresiva. Ello es posible rregir. Cuando no recibe este tipo de feedback se
cuando temporada tras temporada se elevan los desorienta y pierde la motivación.
objetivos gradualmente hacia cotas de mayor - El futbolista y el equipo pueden llegar a
dificultad. La exigencia se debe ir aumentando perder la referencia de qué deben hacer para
gradualmente desde el Club, siempre que el equi- mejorar si no reciben feedback de su propio rendi-
po vaya respondiendo de igual forma, es decir su miento, si la información que reciben es excesiva,
rendimiento se vaya aproximando a las nuevas si es contradictoria, o si se da en un momento
expectativas. inadecuado. La consecuencia de no ofrecer infor-
mación del rendimiento o de ofrecerlo de forma
Abrir la competencia interna entre la mayoría incorrecta es la desorientación del individuo y del
de los integrantes de a plantilla aumenta la grupo, la aparición de respuestas de ansiedad y la
motivación individual y beneficia al equipo. El disminución del rendimiento.
jugador que participa más en los partidos ha de - En la medida en que los objetivos, las metas,
sentir que en cualquier momento puede dejar las tareas estén definidas de forma clara, con-
de hacerlo si disminuye su rendimiento, mien- creta, operativa y sean observables, el entrenador
tras que el que participa menos ha de sentir que y el futbolista se entenderán mejor a la hora de
tiene que estar preparado ya que en cualquier evaluar el rendimiento.
momento puede encontrarse con la oportunidad
- El entrenador trata de transmitir al futbolista y
de participar desde su inicio.
al equipo su forma de entender el juego. A nivel
Recitar el “once” de memoria conlleva el ries- táctico el entrenamiento se puede entender como
go muy probable de la desmotivación genera, un proceso de enseñanza-aprendizaje, por el que
tanto de los que no juegan ya que hacerlo el entrenador le trasmite al futbolista y al equipo
parece un objetivo imposible de conseguir como contenidos de aprendizaje.
de los que juegan ya que hacerlo es un objetivo
- Es muy importante que el entrenador inicie el
muy fácil de lograr.
proceso de enseñanza-aprendizaje a partir de los

25
conocimientos tácticos reales de que disponen los 3.5. Respecto a la necesidad de disfrutar en
futbolistas. Partiendo de estos conocimientos irá la tarea de entrenar y competir
introduciendo gradualmente otros nuevos. La - El entrenador debe ayudar a que el futbolista
progresión debe darse en función del ritmo de y el equipo disfruten entrenando y compitiendo, y
aprendizaje de los futbolistas y se irá de los a que logren sentir satisfacción por la percepción
contenidos más gruesos a los más específicos, de de mejora de la propia tarea deportiva, tanto indi-
lo más sencillo a lo más complejo. vidual como colectiva. Se trata de vincular el
- Partir del nivel real de dominio del equipo disfrute máximo al esfuerzo máximo.
refuerza la actitud de ayudar a desarrollarse al - Poner énfasis en el propio trabajo, en lo que
futbolista y al equipo. se ha de hacer cada futbolista, cada línea, y el
- El entrenador cuando no conoce al futbolista propio equipo, estimula la motivación de forma
en profundidad no puede saber qué aprendizaje positiva, mucho más que poner énfasis en el juego
tiene asimilados y cuáles domina. Debe observar del rival.
y evaluar el domino táctico individual y colectivo. - Los comentarios y comportamientos de los
Es peligroso dar por supuesto que el futbolista compañeros y de los familiares más próximos van
debe tener un amplio bagaje de aprendizajes orientando al joven futbolista hacia el éxito o hacia
relacionados con la táctica por haber llegado al el aprendizaje y la mejora, o hacia ambas.
nivel profesional.
- La influencia de los medios de comunicación
- Haber entrenado ya determinados apren- refuerza la orientación motivacional en el futbolista
dizajes y observar cómo los aplica el futbolista y hacia el éxito exclusivamente.
el equipo sobre el terreno de juego no es garantía - La orientación motivacional que va tomando
de que estén asimilados definitivamente. No se cuerpo en el futbolista y en el equipo, junto con la
puede dar por sabido y asimilado el trabajo ya percepción de competencia que tengan ambos,
realizado, ya que puede olvidarse si no se repasa crea en ellos un estado emocional individual y
de forma periódica. colectivo que, dependiendo de las características
- El entrenador requiere habilidades docentes, individuales y sociales del futbolista, influye más o
que faciliten el aprendizaje por parte de los fut- menos en su motivación.
bolistas de los contenidos relacionados con la - Un enfoque positivo de entrenar ayuda a
técnica y la táctica. generar en el vestuario un clima motivacional idó-
neo, que lleva a los futbolistas a rendir de forma
óptima individual y colectivamente.
Recibir información del propio rendimiento
aumenta la motivación, mientras que no dispo-
Sentir disfrute en las actividades del entre-
ner de ese tipo de retroalimentación por parte
namiento es un aspecto clave para aumentar el
del entrenador desorienta al futbolista y le resta
motivación. esfuerzo y el grado de implicación del futbolista
en los objetivos del entrenamiento. Entrena-
Si se compite exclusivamente por superar al mientos con un ritmo intenso, divertidos y com-
rival y lograr títulos ¿qué puede suceder cuando petitivos motivan al futbolista mucho más hacia
en una temporada se conquistan todos los el esfuerzo y el trabajo.
títulos de las competiciones que se disputan,
como le sucede al Barça? El riesgo entonces es
que se pierda motivación por la ausencia de 3.6. Respecto a la auto-motivación
nuevos retos. - El futbolista no puede depender en su moti-
Cuando, además, se compite por mejorar o vación de factores externos a él exclusivamente,
perfeccionar diariamente el dominio del juego como son el entrenador, el clima del vestuario,
y por encontrar satisfacción por el trabajo bien participar más o menos en la competición… sino
hecho, aun quedan muchas razones para se- que debería ser autónomo en sus propias moti-
guir compitiendo tras lograr todos los éxitos vaciones.
posibles, como son superar las dificultades que - Moverse por objetivos inmediatos y a corto
los rivales van planteando al tener más estu- plazo, y saber formularse nuevos y sucesivos
diado el estilo de juego del campeón, seguir objetivos conforme se van alcanzando aquéllos
trabajando más y mejor que el máximo rival, potencia la motivación. Esta es la clave de los
seguir sintiendo el disfrute intrínseco al juego y futbolistas que logran mantenerse en la élite de
a la superación del rival… forma prolongada, alargando su propia trayectoria
profesional.

26
- El futbolista tiene que evitar su propia como-
didad ya que le resta competitividad y le acabará
apartando de la competición más exigente. Ha
de saber encontrar motivación tanto relacionadas
“ La mente fluye cuando la tarea
con lograr cotas de éxito como con seguir mejo- se vive como un reto y un desafío
rando en el desempeño de su trabajo.

El futbolista que es capaz de formularse


a la vez ”
continuos y sucesivos retos son mejores com-
petidores y alargan su carrera profesional.
Los equipos que renuevan sus objetivos y el instante presente, momento a momento, sin-
se marcan nuevos y sucesivos retos son más tiéndose capacitado y competente para resolverla
competitivos. casi de forma automática, sin dudas ni temores,
sin sentir la presión de hacerlo bien o mal, sin-
Alinear las motivaciones individuales con las
tiendo un disfrute intrínseco al trabajo bien hecho.
del equipo es un ejercicio de inteligencia ya que
El grado de concentración en la tarea es tal que
éste es el mejor socio con quien colaborar para
uno se olvida de todo, hasta de si mismo. Uno es
alcanzar los retos personales. Los futbolistas
lo que está haciendo en ese instante. Un actitud
con un elevado grado de motivación interna son
muy inteligente permite leer la situación y resol-
el mejor aliado del equipo a quien contagien su
verla con eficacia, casi de forma automática. Se
ambición personal.
siente competente en lo que está haciendo, ¡tiene
confianza! La mente es llevada por el devenir de
las acciones, fluye, lo que provoca que el talento
se exprese libremente, sin límites.
“Saber competir” se enseña; “saber competir”
4. Motivar para competir: se aprende. “Saber competir” comienza por
enseñar a “saber competir” superarse uno a sí mismo y termina por estar en
disposición de superar a tus rivales.
Básicamente, “saber competir” es una expre-
sión del valor de la superación personal. “Saber Aprender a “saber competir” es un proceso
competir” es estar comprometido con la idea de cuyo motor es el valor o espíritu de superación
crecer o seguir mejorando a todos los niveles, personal. En este proceso se pueden distinguir
técnico, físico, emocional y personal, es decir ser tres etapas: 1) Mi rival soy yo; 2) mis rivales son
mejor cada día. Saber competir se manifiesta mis compañeros; y 3) mis rivales son los adver-
en un esfuerzo permanente por incrementar las sarios o deportistas del otro equipo.
habilidades, superar los miedos, entender y tolerar
los cambios, convivir con los imprevistos, hacer
frente a las dificultades con la intención de supe-
rarlas, sentirse estimulado ante la exigencia
máxima, moverse por nuevos y sucesivos retos,
trabajar más y mejor que los rivales, consiste en
caminar hacia la excelencia. “Saber competir” es
una manera de estar o de ser. “Saber competir” es
un proceso en que se construye una mentalidad
de “superviviente”.
“Saber competir” consiste en alcanzar la
máxima eficacia bajo cualquier tipo de circuns-
tancias, es decir lograr que la mente “fluya”
sobre la tarea ¡siempre!, bajo cualquier circuns-
tancia y en cualquier escenario, de forma que se
libera todo el talento y se alcanza un rendimiento
óptimo.
La mente fluye cuando la tarea se vive como
un reto y un desafío a la vez. Se aborda de forma
inteligente, con una atención máxima, sintiendo
plenamente lo que se está haciendo, viviendo

27
En la primera etapa el deportista trata de éstos pasen desapercibidos. Uno se siente que
superarse a sí mismo. Uno se enfrenta consigo maneja la situación y que está por encima de las
mismo; trata de estimular el desarrollo de sus circunstancias. Siente que tiene la llave de su
propias habilidades; busca superar a ese enemigo rendimiento.
interno que le crea obstáculos y le impide avanzar Saber Competir puede quedar muy bien
en la dirección que persigue. Uno vive ensimis- ilustrado desde la inteligencia y el equilibrio
mado, pendiente de sí mismo, metido en su propia emocional de Roger Federer; la motivación y el
guerra. espíritu de superación de Rafa Nadal; la alegría
Desde la cultura de superación personal se y el atrevimiento de Valentino Rossi; la perse-
llega irremediablemente a una segunda etapa. verancia de Raúl González; la solidaridad y
Uno va tomando conciencia de que el rival está el carácter lúdico plasmado en el juego de la
muy cerca. Ya no es uno mismo. Es otro que está Selección Española de Fútbol y Baloncesto y el
junto a él. Es su propio compañero de equipo con liderazgo de Xavi.
el que establece una sana competencia y de la
que se enriquece tanto él como el equipo. El “Saber competir” se conquista desde el
esfuerzo se centra en la superación del compa- esfuerzo y el trabajo diario. Los futbolistas que
ñero. La superación personal le ha ido haciendo solo compiten los “domingos” son poco fiables y
competente y le ido dando fuerza hasta despertar en cualquier momento pueden defraudar; los
interés hacia si mismo. Ello va haciendo que que compiten cada día en el entrenamiento son
se vaya despreocupando de si mismo y vaya muy fiables y raramente defraudan los “domin-
pasando a ocuparse más de sus rivales. El rival gos, en los partidos.
más próximo lo tiene junto a si, su compañero.
Cuando se entiende esta sana competencia Interiorizar el valor de superación, de saber
dentro del equipo el compañero deja de ser rival y competir, es un recurso interno que alimenta y
pasa a ser un cómplice o socio con el que es mantiene diariamente una óptima motivación
necesario colaborar, hacer un auténtico trabajo en hacia el esfuerzo y el trabajo, tanto en los entre-
equipo. Cuando el compañero se convierte en namientos como en los partidos.
cómplice, sin abandonar esa rivalidad interna
con él, cobra protagonismo el auténtico rival, el
adversario. Ése ya no está al lado sino enfrente.
En una tercera y última fase cobra relevancia 5. Algunas reflexiones
el rival que vive fuera del vestuario. Se trata del sugerentes sobre la motivación
adversario. Ese se sitúa enfrente durante la
competición. En este momento el esfuerzo se Para finalizar quiero trasladar al lector algunas
centra en la superación del adversario. La supe- opiniones de los profesionales del fútbol sobre
ración personal y la sana competencia con los aspectos relacionados con la motivación. Al
compañeros de equipo le han ido preparando a releerlas uno toma se da cuenta que teoría y
uno, dotándole de recursos, de tal forma que le práctica son coincidente, como no puede ser de
llevan a estar en disposición de superar a sus otra manera.
auténticos rivales en la competición deportiva. Los A continuación se exponen diferentes opi-
equipos rivales van a hacer todo lo posible por niones de algunos entrenadores y futbolistas
superarnos. Uno, los compañeros, y el equipo han trasladas al autor del artículo con motivo de su
de estar preparados para superar el duelo en que colaboración en uno de sus libros (Carrascosa,
consiste la competición. Motivación, 2003) y/o en la Revista Técnica de
La competición supone un doble desafío o www.sabercompetir.com
duelo. Exige la superación personal e invita a
la superación del adversario. El rendimiento − Vicente DEL BOSQUE
óptimo se explica desde la idea de fluir. Estos
Cada éxito que se consigue queda aparcado y
desafíos no se viven de forma amenazante; todo
hay que seguir mirando hacia delante.
lo contrario, se viven y se sienten como un estí-
mulo, una oportunidad o un reto que se percibe Además de haber exigencia es necesario que
como atractivo y asequible, ya que uno se sabe el jugador disfrute entrenando y compitiendo. La
competente y capaz de superarlo desde el esfuer- esencia y la naturalidad del fútbol no se deben
zo y el trabajo bien hecho. Entonces se puede perder nunca. El jugador ha de sentir el fútbol
hablar de un disfrute intrínseco vinculado al como algo magnífico, que le hace disfrutar. Tiene
máximo esfuerzo físico y mental, que hace que que sentirse feliz cuando lo practica.

28
El jugador no puede encajar la crítica perma- − MARCELINO García Toral
nente. Yo creo que le va mermando su potencial.
La competitividad se genera mediante la
Por eso estoy más a favor del apoyo y del estímulo
exigencia y la intensidad del trabajo diario que te
a los jugadores desde el elogio que desde la
lleva a competir cada día. He tenido la suerte de
crítica.
disponer siempre de plantillas de futbolistas muy
profesionales.
− JUANDE Ramos Yo no distingo durante la semana entre ti-
tulares y suplentes. Trabajo todo con todos. Lo
Un equipo necesita objetivos estimulantes por
hacemos para que cuando, por decisión nuestra
los que competir. Nos hemos percatado que
un futbolista salga a jugar, lo haga como cualquier
cuando se pierde la ilusión de luchar por algo
otro de la plantilla, sabiendo que puede haber
grande se baja mucho el rendimiento.
algunas diferencias en cuanto a la calidad
Si un equipo pierde un objetivo competitivo individual.
claro es complicado que mantenga la motivación.
La intensidad necesaria para competir la bus-
Le doy todo el poder al propio trabajo, al de mi co diariamente en el trabajo. Se la debo exigir al
equipo, no entro en muchos detalles del equipo equipo cada día, en cada entrenamiento. Nos
rival, ni cuando se trata de un grande. Comentas gusta elegir en función de cómo trabajan. Si en los
alguna novedad que puedan tener en cuanto a la entrenamientos no te da el futbolista algo de lo que
alineación, pero lo mínimo. El centro es tu propio estás trabajando no esperes que te lo pueda dar
equipo. Pongo hincapié en lo que tenemos que en los partidos.
hacer nosotros con y sin balón, y acierto en el
Soy partidario de que el futbolista sepa en
remate. Doy importancia a hacer las cosas como
cada momento lo que pienso de él. Como no tengo
debemos.
nada que esconder al futbolista en ninguno de los
Un enemigo de la motivación es la rutina, la aspectos, tanto a nivel personal como profesional,
monotonía. Nosotros variamos mucho los entre- puedo hablar con él con total tranquilidad. Lo que
namientos, intentamos que no surja la rutina. es más difícil es que el futbolista hable con esa
Aunque esto cambia según en las competiciones tranquilidad con el entrenador.
que estemos jugando. A la hora de organizar los
Intentamos que el futbolista entrene al máximo
entrenamientos no es lo mismo participar en dos
nivel cada día y compita al máximo nivel cada
o tres competiciones que participar solo en una.
domingo. Compites según entrenas. El entrena-
Se intenta que el jugador no sepa qué le espera
miento de cada día te lleva a la competición. Si
hoy. Así se implica más en el trabajo, aunque
quieres tener una regularidad competitiva alta
siempre nos ajustamos a unos parámetros.
tienes que entrenar con esa exigencia diaria. El
También es muy importante para la motivación
hábito marca al final el comportamiento.
que el jugador disfrute entrenando. Aunque tene-
mos el trabajo programado para que el jugador
disfrute, buscamos la motivación del jugador
− Claudio RANIERI
también de otras formas.
Yo siento que el equipo necesita de mí, su
energía depende mucho de la mía, de la que yo
les doy. Yo intento darles siempre el cien por cien.
Esta es una de las dificultades de mi trabajo. Si
el domingo estamos perdiendo yo pienso, esta
semana no les he dado todo. Yo soy importante
para estos chicos cuando les doy todo. Yo se que
cuando mi ánimo no está bien el equipo lo pueda
notar. Ese es mi mayor temor. El jugador me va
examinando y ese es mi miedo.
Yo creo que cuando los jugadores entienden
que en el entrenador siempre quiere mejorar tanto
individualmente como en equipo, entonces se
implican más. Sin duda.
Hay que poner metas que el jugador sienta
que puede conseguir. Pero la meta más impor-
tante es ganar el partido siguiente. Cada partido

29
es un mundo, como un capítulo. Mi atención está
totalmente puesta en cada partido, en cómo mis
jugadores pueden matar al contrario.
El jugador necesita tener claro su trabajo en
el equipo. Estoy convencido de que el jugador
prefiere poca información táctica, dos o tres cosas
muy claras y pequeñas variantes. Solo doy más
información para dos o tres jugadores, el resto
quiere tener claro su trabajo y sus pequeñas
cositas.
Yo siempre voy a ganar. Siempre pido el máxi-
mo. Yo siempre quiero superar al rival. Así que
siempre quiero lo máximo de los míos. Quiero que
en cada entrenamiento se trabaje mucho, por lo
que busco que disfruten en él, con la sonrisa en
los labios.

− RAÚL González Blanco


Saber Competir es manejar con habilidad,
contundencia e inteligencia las situaciones límite
en un campo de fútbol
Mantengo la ilusión de levantarme todas las
mañanas con ganas de ir a entrenarme. El fútbol
es mi ilusión, mi pasión. Disfruto tanto ahora como
en aquellos días, cuando de crío cruzaba todo
Madrid para ir a la antigua Ciudad Deportiva del
que tienen que decidir porque son ustedes los que
Real Madrid”. Tengo mucha suerte porque me
hacen el fútbol”. Dice también: “yo he aprendido
gusta mucho el deporte, y por supuesto adoro el
de ustedes, de los jugadores, viendo vídeos,
fútbol. Creo que eso sí se nota, que soy feliz con
observándoles en el campo, ...; si no sale lo que
mi trabajo”.
nosotros ensayamos en el entrenamiento no pasa
Tener retos en la vida siempre ayuda. Hay que nada, ustedes son los que mejor pueden decidir
marcarse desafíos y en el mundo del fútbol éstos en los partidos las cosas que hemos probado
son continuos. No hay mucho tiempo para pensar. durante la semana”.
Siempre hay una competición a la vuelta de la
Hay que conocer al rival pero si hablas mucho
esquina”.
de él digamos que te pierdes un poquito. Prefiero
A los chicos jóvenes les diría que sigan que sugestionen mi autoconfianza para trasladar
aprendiendo y mejorando, que nunca crean que lo al juego todo lo que nosotros tenemos. Por
saben todo. supuesto juega un papel clave en la motivación
del jugador la capacidad que tiene el entrenador
de hacer que, a través de una breve charla, se le
- Roberto Fabián AYALA erice la piel por jugar.
El jugador necesita constantemente que lo En los momentos previos a los partidos hay
estimulen bien. Nosotros en la jerga del fútbol frases muy cortas pero cargadas de contenido,
decimos que siempre se nos tiene que apretar, no muy “llegadoras” para el jugador.
insultar, pero sí decirnos cosas porque siempre
tenemos que tener un reto cerca en forma de
objetivo, para sí mantenernos juntos en el mismo − Amadeo CARBONI
fin. Se trata de fijar retos positivos, de recordar los
Un buen entrenador es medio equipo. Motivar
objetivos, no de amenazar ni de castigar.
es el objetivo principal, como cambiar el chip de la
El entrenador debe dar responsabilidad y cabeza del futbolista a veces apagado o derrotado
protagonismo a los jugadores. Bielsa siempre por un mal resultado. Este empujón psicológico
dice: “nosotros siempre entrenamos para dar una del entrenador es fundamental. El entrenador que
idea, pero después en el partido son ustedes los es mal psicólogo siempre repercute en el equipo.

30
Es muy importante que el futbolista entienda equipos en que he militado, y por otro lado ir bus-
que el entrenamiento es solo para él, no para otras cando los estímulos necesarios en cada momento
personas. Él es el máximo beneficiado. Si yo que me permitiesen no bajar en mí el ánimo y la
juego bien, esto repercute también en el equipo. Si ilusión, que esa motivación se fuera manteniendo.
el compañero tiene el orgullo de jugar bien para
ir a su selección o por cualquier otro motivo, el Para sentirme importante también hay otras
equipo también se beneficia. Conseguir una cosas. Yo intentaba, sobre todo en los últimos
óptima forma física, jugar mejor, progresar, que el años, transmitir cosas a los demás, experiencias.
domingo cincuenta mil personas se levanten de Intentar hacer ver al grupo que tú les puedes
sus asientos para ovacionarme... ese amor propio ayudar dentro y fuera del campo. El resto del
debe tenerlo el futbolista. Por ello debe pelear el grupo se siente importante y a ti te ayuda a sentirte
entrenador. bien, a gusto contigo mismo y con los compa-
ñeros, lo que te ayuda a que el rendimiento siga
La clave es tener un cincuenta por cien de siendo bueno.
humildad y un cincuenta por cien de ambición. Sin El jugador necesita que el entrenador dé el
ambición no ganas nada y solo con humildad paso de hablar individualmente con él. Si no habla
tampoco ganas nada. Hay que intentar equilibrar claro con cada jugador se pueden generar dudas
ambas cosas. en ellos. Las dudas le surgen porque no sabe qué
piensa el entrenador de él. Puede ser que el
Ante una final no es necesario recordar qué se
entrenador esté contento de él, es bueno que esta
juega. La motivación y la responsabilidad en el
información le llegue al jugador. En el entrena-
futbolista están a tope. Lo que tiene que decir el
miento y en el partido el entrenador tiene sus ideas
entrenador son pocas cosas y muy sencillas. Solo
y razones para realizar ciertas cosas, ¿por qué no
enseñar al futbolista cómo superar al rival. No
lo puede hacer llegar al jugador?. No creo que
tiene sentido que nos diga cosas como nos
esto suponga ningún problema, más bien sería
jugamos mucho, tenemos que salir a muerte...
positivo. Es muy importante tener referencias de
Eso ya lo sabemos, somos futbolistas.
lo que está bien o mal hecho, para saber lo que
debes mejorar. O bien, para sentirte con confianza
y con una autoestima grande porque las cosas
− EUSEBIO Sacristán las estás haciendo bien. Por eso debe hablar el
entrenador individualmente con los jugadores.
El fútbol a mí me ha enseñado que siempre
estás en disposición de aprender más cosas y que
nadie está por encima de todo, nadie lo sabe todo.
Además, el fútbol es un mundo de vaivenes conti- − Andoni ZUBIZARRETA
nuos, de igual forma que estás arriba de la mon-
taña otras veces vas a estar abajo, a lo mejor al El entrenador ha de tener la capacidad de
domingo siguiente. Una vez que eres consciente romper con la rutina. Eso de el lunes descanso, el
de eso sabes que tú tienes que trabajar y apren- martes entrenamiento, el miércoles doble sesión,
der, que de esas situaciones tanto buenas como el jueves partidillo, el viernes baño y masaje, ... es
malas vas a salir. peligroso. Ha de introducir pequeños cambios
para mantener al equipo despierto. Antes de los
Hay jugadores que, a lo mejor, el fútbol no les partidos al jugador le gusta hacer siempre lo
gusta mucho, juegan más por el ánimo de com- mismo, dejarse llevar por pequeñas rutinas. Pero
petir, superar al rival, ser importantes, participar ha de llegar a este momento con los ojos bien
del éxito. Más que por el juego en sí. Pero a mí abiertos. Por eso es importante que las cosas se
siempre me han atraído más otras cosas, como muevan que no sea siempre lo mismo. Por eso
disfrutar haciendo lo que más me gusta. Evi- tampoco creo en esa afirmación de que “mi equipo
dentemente, el éxito, el sentirte importante es tiene un sistema fijo”. Hay que fomentar la capa-
entendible, pero el buscar el disfrute también lo es. cidad de adaptarse a cualquier circunstancia. Al
final las estructuras rígidas acaban chocando con
Tener estímulos te llevan a la superación. A mí algo tan dinámico y tan variable como es el fútbol.
no me ha bajado la motivación porque he tenido
muy claro que a mí el fútbol me gustaba mucho, El entrenador debe saber ilusionarte. Debe
quería estar mucho tiempo, y para ello me di cuen- marcarte nuevos retos. Ha de analizar tranqui-
ta que tenía que encontrar estímulos siempre. Lo lamente contigo los puntos que puedes mejorar.
mejor que he podido hacer es ir adaptándome Incluso ha de descubrirte nuevas capacidades,
a las diferentes situaciones en los diferentes nuevas posibilidades.

31
Según mi experiencia para permanecer mu-
cho tiempo en la élite es necesario no abandonar
la sensación de que no lo tienes todo hecho, que
te quedan muchas cosas por hacer, por aprender.
“ El entrenador es el gestor de
Yo veía los resúmenes de los partidos y pensaba
“lo que hace ese portero yo no soy capaz, tengo
las emociones individuales y
que intentarlo”. Conforme vas logrando metas es
bueno que tu propio conocimiento te haga ver colectivas, el responsable de
que aun te quedan cosas por mejorar. Es una
cuestión de autoexigencia. Es como en el salto de crear climas motivacionales, que
altura. Cuando saltas 2´35 cm te esfuerzas por
superar 2´36 cm. Un centímetro más. Siempre un
poco más.
inviten al esfuerzo y al

− Miroslav DJUKIC
rendimiento óptimo ”
La motivación es muy importante. A algunos
les viene de dentro, a otros hay que apoyarlos y
mimarlos cada día. Ahí es donde es trascendente cruzados. En cambio, a veces en el entrenamiento
el papel del entrenador como director o líder del hay juegos en los que el jugador fácilmente se
grupo. Yo soy de un carácter por el que me auto- implica, se divierte, pudiendo permanecer al
animo constantemente. Me gusta este deporte y margen el entrenador.
me gusta ganar, y es algo a lo que uno se acos-
tumbra. Te gusta ganar hasta en las pachangas. Muchas veces se valora al contrario mucho
Nuestro cerebro va grabando pequeños compor- cuando lo mejor es potenciar el trabajo de tu
tamientos y actitudes, los vas memorizando propio equipo. Has de creer en tu propia perso-
durante años, hasta que acaban siendo tu forma nalidad, en tu juego. Hay muchos entrenadores
habitual de ser. que estudian al rival muchísimo y entonces cargan
más las tintas sobre él. Yo he vivido la experiencia
Tanto a la hora de entrenar como en los parti- de un entrenador que hablaba tanto del rival
dos para mí es muy importante el orgullo propio que nos sentíamos inseguros, estábamos “tem-
que uno lleva dentro. Yo hago una carrera junto a blando”, no pensábamos en cómo hacerle daño
un chaval y no quiero perder. Quiero ganarle, me sino más bien en que no nos lo hiciera a nosotros.
gusta competir, me molesta perder. Es algo de Un día ese entrenador cogió a ese equipo y se dio
orgullo, del carácter de cada uno. El trabajo del cuenta que no se comían a nadie.
entrenador es incentivar al jugador para sacar de
él el máximo rendimiento. A veces, en series de
velocidad hay que incentivar a algunos jugadores
con gritos y palabras de ánimo, para que den su
máximo entusiasmo. Es importante que el entre-
nador esté activo y no deje a la gente dormirse, 6. A modo de CONCLUSIÓN:
situándose en el centro del campo con los brazos
la necesidad de crear CLIMAS
MOTIVACIONALES
- La motivación no es algo interno e inaccesi-
ble que escape a las influencias del entorno y
que deba gestionar el propio futbolista exclusiva-
mente.
− La motivación no va en el “sueldo” como se
piensa comúnmente. Cualquier profesional pue-
de ser víctima de climas “enfermos” que inhiben
el rendimiento individual y colectivo.
- El entrenador es el gestor de las emociones
individuales y colectivas, el responsable de crear
climas motivacionales, que inviten al esfuerzo y
al rendimiento óptimo.

32
Entrenador

CLIMA
Club MOTIVACIONAL Plantilla

Futbolista

- Existen muchísimas sugerencias desde la BIBLIOGRAFÍA


psicología del deporte en las que los entrenado-
- CARRASCOSA, J. (2003) ¿Dirigir o Liderar? Cla-
res deben apoyarse para ir creando esa pócima
ves para la cohesión de grupo.
que mueva la motivación del futbolista y del equi-
po. No es posible que el entrenador aun funcione Editorial Gymnos.
respecto a su rol de gestor de recursos humanos - CARRASCOSA, J. (2003). Motivación. Claves pa-
de forma intuitiva, guiado desde su propia expe- ra dar lo mejor de uno mismo.
riencia y el sentido común.
Editorial Gymnos.
- Algunos factores que potencian climas moti-
vacionales son: el estilo de dirección del entrena- - CARRASCOSA, J. (2003). Saber Competir. Cla-
dor, la distribución de roles, la claridad de la ta- ves para soportar y superar la presión.
rea propuesta, la utilización de reforzadores de ti- Editorial Gymnos.
po emocional, diseñar entrenamientos variados,
competitivos y divertidos, fomentar la competen- - CARRASCOSA, J; DAMIÁ, Y; KASE, K; URRUTIA,
I. (2009). Reconversión organizativa: El Método
cia interna en la plantilla, poner énfasis en el pro-
Juande. Editorial Netbiblo.
pio patrón de juego, potenciar valores asociados
a saber competir, disponer de un sistema eficaz - BALAGUER, I. (1994). Entrenamiento Psicológi-
de incentivos por parte del club… co en el Deporte. Albatros Educación.

33
T Á C T I C A

Conservación y
circulación de
balón en el inicio
del juego
ofensivo
Por Raúl Alustiza Ruiz de Gauna.
Entrenador Nacional de Fútbol.
Especialista en Táctica y Dirección de Equipos de Fútbol (CESFÚTBOL).

Todavía predomina mucho el trabajo defensivo ante ofensivo en la planificación y ejecución de los
entrenamientos. La defensa se tiene en cuenta mucho más que el ataque en el trabajo semanal con el equipo.
Considero que debería darse más importancia a los desarrollos de la situación de ataque. Partiendo de que
el pase de gol suele aparecer, estimo que hay que entrenar movimientos que favorezcan la aparición de ese
pase de gol. Además, la situación de defensa, la situación de ataque y las transiciones aparecen en el juego
como un todo, son absolutamente dependientes y forman un bloque indivisible. Para llegar bien hay que
salir bien, hay que manejar el balón desde atrás para que la salida sea limpia. Sobre ello nos ofrece un
interesante trabajo Raúl Alustiza Ruiz de Gauna, ejecutado en un ámbito concreto pero con extrapolación a
cualquier equipo y situación con los pertinentes ajustes. (Jesús Cuadrado Pino, director de TRAINING FÚTBOL)

Introducción entrenamiento a la hora de ajustar el trabajo a los


aspectos relevantes de juego, sin perdernos en
entrenamientos que no contienen ninguna riqueza
artimos de la idea de que en el fútbol, en vez

P de mecanizar respuestas lo que hay que


hacer es memorizar conceptos, fundamen-
tos, principios y situaciones del juego, que son
pedagógica. De la riqueza en la experiencia acu-
mulada en los entrenamientos y en la competición
haremos un jugador inteligente tácticamente y
creativo en sus respuestas, o todo lo contrario en
como pequeños esquemas mentales que la me-
caso de realizarlo mal.
moria táctica los utiliza para responder sobre la
marcha en función de las situaciones que van Como decimos, el juego es una actividad de
apareciendo en el juego. Lo que sí hay que meca- habilidades y situaciones abiertas, por lo tanto,
nizar son los gestos técnicos, dedicando toda la hay que estar preparado para lo inesperado, y
atención a lo táctico y que sea la creatividad la lo inesperado se aprende repitiendo muchas
que realiza su trabajo. Aquí entraríamos de lleno situaciones similares de incertidumbre y de su
en la importancia que tiene la metodología del inmediata respuesta, que unas veces se acierta y

34
otras se confunde, pero que la experiencia hará Análisis del contexto de estudio
que seleccione las respuestas acertadas y
deseche las erróneas. Los ejercicios deben con- El Proyecto se centra en un equipo de juveniles
tener esa parte de incertidumbre donde el jugador de Liga Vasca, una categoría inferior a la Juvenil
dude en las respuestas, analice, interiorice y eje- Nacional, donde el nivel de competición es alto.
cute en función de las situaciones que se pre- Son casi todos jugadores de primer año. Un equipo
sentan, y el entrenador se dedique más a corregir que pertenece al Club Deportivo Aurrerá de Vitoria
que a solucionar. O sea, seguir al pie de la letra la y cuya filosofía futbolística siempre ha sido la
definición de pedagogía: arte de suscitar ideas, de cantera y la formación de jugadores. Por lo tanto,
hacer pensar a los demás, de estimular el pen- nuestra programación y filosofía debe de ir dirigida
samiento para su análisis. No se trata de, simple- a formar más que a ganar, aunque mantener el
mente, aconsejar, instruir, adiestrar. Se trata de equipo en categorías altas ayuda a exigirse más, a
estimular con preguntas para motivar a responder competir a tope y a progresar deportiva y huma-
con acierto y de paso desarrollar la capacidad de namente. A partir de aquí intentaremos imponer
análisis donde el propio jugador detecte los fallos un modelo o estilo de juego, después de haber
y los aciertos sin tener que corregir el entrenador. analizado las condiciones, el nivel futbolístico y
Así el proceso o los mecanismos de respuesta competitivo del equipo y la categoría. Modelo de
siempre están presentes en el trabajo diario del juego que nunca debe de ser cerrado ni único, sino
jugador. No podemos hacer lo que era muy común abierto a variantes y cambios, ya que no debemos
hace algunos años, y que lamentablemente segui- olvidar que estamos en un equipo en formación y
mos viendo hoy en día con demasiada frecuencia, lo importante es adquirir recursos futbolísticos y
trabajos analíticos donde se descontextualizan competitivos. Para ello, cuantas más vivencias,
las acciones técnicas o respuestas motoras del dificultades y problemas hayan vivido y solu-
contexto general del juego. cionado, más se habrán enriquecido, para que
cuando lleguen a categorías altas, tengan un
Los proceso cognitivos son fundamentales en bagaje de recursos futbolísticos y competitivos
las respuesta y el acierto en cada situación. La importante. Podríamos decir que el modelo de
respuesta técnica no depende de la habilidad para juego que debemos emplear en estas categorías
realizar el gesto concreto, sino de la capacidad es un modelo universal, donde se empleen todas
para procesar información o experiencia relacio- las formaciones (sistemas) posibles, pero donde
nada con la situación del momento. Para ello está principalmente se apliquen todos los recursos
la creación de contextos en el entrenamiento donde técnico-tácticos posibles. Hay que tener en cuenta
la conceptualización de ejercicios complejos y que en el fútbol es más común encontrar entre-
sus condiciones (tiempos, espacios, jugadores, nadores que se dedican a seleccionar que a
estrategias….) hacen interiorizar las situaciones formar. En muchos casos existe “la ley de la selva,
reales y responder con acierto en la competición. los más fuertes sobreviven”, aunque con una
Además, hay que considerar los aspectos estra- buena formación podrían ser más fuertes. Quiero
tégicos del partido, resultado momentáneo, tiempo que quede clara en mi equipo esta idea, porque a
de juego, lesiones, expulsiones, o sea, todas las partir de aquí el resto de los aspectos que quera-
circunstancias externas al juego y propias del mos exigir estarán muy condicionados por la
partido o competición. filosofía en la formación futbolística.

Tener presente que en los ejercicios hay que Por lo que respecta a los medios de trabajo,
poner un lenguaje común para poner de acuerdo instalaciones, material, equipo técnico y apoyo
lo colectivo. Que los ejercicios contengan calidad y institucional del club, no hay nada que objetar, casi
variedad dentro de una adaptabilidad a ciertas podríamos decir que se trabaja en condiciones
situaciones rutinarias y repetitivas para conseguir óptimas. A no ser por el aspecto económico, que
que los jugadores respondan en la competición en ese apartado es totalmente deficitario. Es más
con anticipación y creatividad Esta sería la prin- la vocación y el poder aportar salud futbolística al
cipal filosofía o estrategia a seguir en la dinámica fútbol, que ningún otro interés material, lo que me
de la dirección técnica de un equipo. A partir de motiva en esta aventura. Prefiero formadores a
aquí, organizar los demás aspectos del trabajo en entrenadores, calidad a cantidad, capacidad y
la dirección de un equipo. conocimientos a historial.

35
Definición del problema: origen por detrás, y de ruptura por delante más como
aclarado para volver a servir de apoyo, que como
y causas ruptura (opción que nunca hay que descartar pero
El planteamiento es: posesión para maniobrar, que en el inicio suele ser complicado). En definitiva
maniobrar para dar amplitud, amplitud para jugar maniobras colectivas que dan tiempo y claridad
por las bandas, jugar por las bandas para pro- para iniciar la progresión ofensiva con un mínimo
fundizar y profundizar para que aparezcan si- de criterio táctico y no, lo que comúnmente suele
tuaciones de remate. Mientras las porterías se ocurrir, que el jugador intente huir hacia delante
encuentren en el carril central, siempre existirá y cuanto más corre menos avanza (es un compor-
más facilidad de entrar por las bandas. Aunque tamiento instintivo que por desgracia no se suele
parezca una paradoja, dando una vuelta más se corregir en fases de la formación del jugador). Es
llega antes. No es ninguna contradicción, porque lo aquí donde el estudio, la investigación y la capa-
primero que asegura el rival es su portería, y ésta cidad del entrenador y su calidad metodológica en
se encuentra en el pasillo central. Además de otra el entrenamiento corrigen una situación que por
razón: físicamente (tiempo-espacio) es imposible lógica natural se comporta al revés. Cuando hay
cerrar todo el ancho del campo, por lo tanto, algo que tener paciencia salimos corriendo y cuando
tendrá que dejar el rival si no quiere descuidar el podemos correr nos encanta darle una vuelta más.
pasillo central. Para llegar a los costados, hay que Nuestro trabajo en el equipo es corregir estos
pasar casi siempre por el centro; y al centro se errores de base.
llega antes por los costados. Aquello de que “la
línea recta no es el camino más corto”, en el fútbol
es un principio táctico que hay que aplicar la
mayoría de las veces. Aunque siempre que se den Concepto y marco teórico
las circunstancias no hay que descartar lo que relativo al problema de estudio
sería la lógica física: emplear la línea recta, que
es la distancia más corta entre dos puntos; juego “Fútbol: entrenamiento global basado en la
directo, pero muy pocas veces aplicable, por lo interpretación del juego”, un libro de Óscar Cano
tanto, la elaboración y las maniobras tácticas son Moreno, en el que se relacionan los aspectos
lo más práctico. cognitivos o mentales y con el trabajo práctico de
campo.
Así, si el centro crea más preocupación a la
defensa, hay que maniobrar de tal manera que Jesús Cuadrado Pino indica en varios artículos
atraigamos la atención del rival a esa zona para sobre modelos de entrenamiento y métodos de
sorprender por las bandas. De lo contrario, la de- enseñanza que: “la enseñanza y el entrenamiento
fensa cerraría el carril lateral o banda, y resultaría del fútbol admite y requiere el empleo de variadas
muy difícil profundizar o simplemente progresar. metodologías. Lo fundamental es emplear cada
Por lo tanto, ¿qué necesitamos para ello? : con- una de ellas en la forma y la situación adecuadas.
servación, circulación y posesión ofensiva para Respecto a los modelos de entrenamiento, el
maniobrar con criterio táctico y poder progresar entrenador, basándose en los principios funda-
en el terreno de juego, con el fin de pasar a la mentales del entrenamiento, en las características
siguiente fase, la de profundización, y posterior- competitivas propias del fútbol, en el análisis del
mente finalización y remate. La amplitud crea juego, en las particularidades de sus jugadores y
espacios libres y, como consecuencia, apoyos en los objetivos parciales perseguidos en cada
fáciles para crear superioridad numérica en todo el momento, empleará el modelo de entrenamiento
ancho de ataque. que considere más oportuno para cada situación.
El proceso de entrenamiento puede desarrollarse
En la realidad del juego, lo más habitual es que desde distintos modelos de trabajo y en el fútbol,
quien recupera el balón no se suele encontrar en por sus características como juego y como depor-
la mejor disposición u orientación visual y corporal te, caben todos los modelos: modelo analítico,
para tener clara la situación y poder iniciar con modelo analítico más transferencia, modelo globa-
cierta facilidad la fase ofensiva. Por lo tanto, lizado y modelo estructurado. Asimismo, respecto
lo ideal es iniciar desahogando la jugada con a los métodos de enseñanza, estimo necesarios
desmarques de apoyo lateralmente o de seguridad tanto los métodos directivos (mando directo,

36
asignación de tareas, enseñanza recíproca y
enseñanza individualizada) como los métodos
activos descubrimiento guiado y resolución de
problemas. Aunque considero que el modelo
globalizado y el modelo estructurado son los que
muestran un entrenamiento más específico y con
mayor transferencia a la competición, no hay que
despreciar los otros dos modelos”.
El Dr. Luis M. Ruiz Pérez, en su libro “Torpeza
motriz: elementos básicos para el análisis de las
tareas motrices”, presenta un esquema donde
explica los aspectos que condicionan la precep-
ción y decisión en las respuestas tácticas en el
análisis de las tareas motrices.
Menotti suele decir que para ser profundo hay
que ser amplio, para ser vertical antes hay que
ser horizontal, para desbordar antes hay que
temporizar…. La amplitud es un principio del juego Recuperación y control del juego, sería la
que garantiza claridad espacial y, por lo tanto, primera acción táctica en el inicio de la transición
tiempo para pensar aprovechando pasillos, líneas ofensiva. Una vez asegurada esta primera fase
y ángulos de pase; para profundizar si es por o situación del juego, viene la fase de progresar
los pasillos laterales y para definir si es por el pa- en el terreno de juego mediante maniobras colec-
sillo central. Para que se den estas condiciones tivas como circulación, combinaciones y movilidad;
ofensivas, antes hay que maniobrar en el centro acciones colectivas que hay que aplicar en esos
del campo hasta que aparezcan situaciones de primeros momentos nada más haber recuperado
amplitud-profundidad y claridad-verticalidad. el balón, para posteriormente pasar a la siguiente
fase la de profundización.
Como dice Santiago Coca, en uno de sus
muchos artículos relacionados con el fútbol, “la Profundizar sería la fase siguiente a la de pro-
creatividad no deja nunca de progresar, y si no, gresar, fase o situación del juego que se realiza
veamos esos pianistas de edades muy avanzadas con más fluidez por los pasillos laterales, para
como mejoran a pesar de los años”. llegar a la última fase de la transición ofensiva:
Muchos aspectos relacionados con este tema la finalización, mediante un centro, “pase de la
en los Apuntes del Curso de Especialista en muerte”, o incluso jugada personal y posterior
Táctica y Dirección de Equipos de Fútbol, organi- remate, objetivo táctico en la estrategia del juego
zado e impartido por CESFÚTBOL. para cumplir con el objetivo del partido o de cual-
quier competición: ganar. Pero esta fase del juego,
la de finalización y posterior remate, es la conse-
cuencia de un buen inicio con un buen control del
juego por medio de acciones tácticas de posesión
Establecer hipótesis y posibles del balón, nada más recuperar el balón. De esta
soluciones manera, por haber aplicado en inicio criterios tác-
ticos adecuados, se facilitará el desarrollo de la
La dificultad que existe en el equipo en parti-
progresión y las posteriores fases de la transición
cular y en el fútbol en general a la hora de la
hasta llegar al remate final.
elaboración del juego por dificultades en el inicio
de la transición. Carencias en el dominio de la La causa: una desconfianza en la circulación,
posesión del balón y en el control del juego en esa combinaciones y pases. En definitiva, en mantener
fase de la transición motivadas por la falta de la posesión o conservación del balón, con el fin de
capacidad en el manejo del balón, en el dominio de dar tiempo a realizar con criterios lógicos una
las combinaciones, la circulación y la movilidad, elaboración clara que asegure la rápida progre-
aspectos relacionados totalmente con la creación sión. Aquello de que “lo que bien empieza, bien
del juego. acaba”, lo podríamos aplicar aquí.

37
experiencias para poder detectar o percibir lo que

“ De la riqueza acumulada en los antes le pasaba por delante de la nariz y no era


capaz de ver para poder interpretar, analizar y
decidir con acierto. Se trata de repetir situaciones
entrenamientos y en la competición reales la mayor cantidad de veces posible en su
vida deportiva. Cuestión que depende totalmente
haremos un jugador inteligente de la calidad pedagógica de los entrenadores y
de su capacidad creativa en la planificación y
tácticamente y creativo en sus metodología del entrenamiento. Cuestión que hará

respuestas ” aprender, mejorar o perfeccionar con más o menos


rapidez en cada fase, situación o momento de la
vida deportiva o profesional del jugador.

Origen: un excesivo miedo (cuando no


ignorancia) por parte del entrenador, en exigir o
trasmitir confianza a sus jugadores para realizar Objetivos
ese proceso en la elaboración del juego. Lo habi-
Los ejercicios para el mantenimiento de la
tual es ver un temor excesivo y, como conse-
pelota están destinados a conseguir un dominio
cuencia, una deficiente o inexistente elaboración
en una parte del juego que es imprescindible en
en el inicio del juego ofensivo, aplicando el recurso
cualquier modelo. Es muy difícil realizar una tran-
más fácil y menos peligroso: “el patadón y a ver
sición ofensiva sin un mínimo de posesión. Sola-
qué pasa, a ver si hay suerte y cogemos el recha-
mente en esos casos donde se crean situaciones
ce”. Lo que provoca un juego empobrecido y lo
de finalización sin transición, se puede decir que
origina una mala formación del futbolista. Algo que
no existe posesión, y estas situaciones suelen ser
debe de considerarse un recurso para ciertos
como consecuencia de errores del equipo con-
momentos, se termina por convertir un estilo. Una
trario en las proximidades del área rival. Mantener
pena, si además estamos hablando de la fase de
la posesión de la pelota siempre será una opción,
formación del futbolista, y una fase del juego que
recurso o alternativa importante en la elaboración
necesita mucha calidad pedagógica.
del juego ofensivo en cualquier modelo de juego,
Así, el origen del problema suele ser más por ya que siempre conseguiremos:
deficiencias de base, dominio de fundamentos y
principios tácticos y técnicos, que por estrategias o
planteamientos, ya que imponer este estilo de
juego no es una cuestión de querer sino de saber.
La base de un buen desarrollo del juego está en
dominar los mecanismos o procesos de respuesta.
Lo ideal es que todos interpretemos lo mismo
aunque percibamos de diferente manera (entre-
namiento integral, global, en definitiva funcional
aplicando su correspondiente proceso de res-
puesta: percibir-decidir-ejecutar).
Aquí entraríamos de lleno en la importancia
que tiene la metodología del entrenamiento a la
hora de ajustar el trabajo a los aspectos relevantes
del juego, sin perdernos en entrenamientos que no
contienen ninguna riqueza pedagógica. De la
riqueza acumulada en los entrenamientos y en
la competición haremos un jugador inteligente
tácticamente y creativo en sus respuestas, o en
caso de realizarlo mal, todo lo contrario. De la
calidad de la metodología dependerá la carga de

38
“ La metodología debe ir en la
apoyos, realizados con tres equipos, con objetivos
tácticos múltiples.
(2) Ejercicios para mantenimiento de posesión
misma dirección que el modelo de en espacios de juego reglamentario, los cuales
pueden ser divididos en: realizados en superio-
juego ” ridad numérica, realizados en igualdad numérica,
en inferioridad numérica, realizados con tres equi-
pos, con objetivos tácticos múltiples, con domi-
nante de carácter físico.
- Controlar la dirección y el ritmo de juego (3) Ejercicios para mantenimiento de posesión
mediante continuos cambios de orientación y de combinando con los métodos de juego ofensivo y
ritmo defensivo, siendo constituidos por el contraataque,
- Circular la pelota entre los jugadores del ataque rápido, ataque posicional y defensa de
equipo, porque crea situaciones y predispone a un zona presionante.
continuo apoyo con más posibilidades, mejores La metodología debe ir en la misma dirección
posiciones del propio equipo y desequilibrios en la que el modelo de juego y para ello no hay otro
organización defensiva rival.
método de trabajo que no parta del contexto real
- Organizar bloques homogéneos y compactos del juego en concreto, del partido en particular y de
mediante desplazamientos acercándose o aleján- la competición en general. La fase o secuencias
dose del compañero que posee el balón, creando son una consecuencia de las intenciones u obje-
continuas situaciones de superioridad numérica en tivos estratégicos-tácticos.
el centro del juego ofensivo, haciendo también que
esta situación sirva para predisponer al equilibrio
en los balances ofensivos-defensivos, pudiendo
minimizar los posibles fallos individuales corre-
gidos por los demás compañeros, ya que esa Contenidos, procedimientos,
disposición ofensiva sirve también como cobertura actitudes
defensiva, creando un espíritu de solidaridad y
cohesión colectiva en el equipo en general y en el No existe estilo ni táctica ni juego si no existe
modelo de juego en particular. Como dice Menotti, una actitud de predisposición al esfuerzo. O sea, lo
“la jugada aparece tocando…” humano primero, lo demás es la consecuencia.
Cuanto mejor persona, mejor profesional. Cuanto
Recursos o acciones a trabajar: Las combi- mejor profesional, mejor jugador. Muchas veces
naciones, la movilidad, la circulación. Acciones hemos visto como un jugador gana él solo un
que obligan al jugador a estar predispuesto y partido, pero no hemos visto las veces que, por
pensando cual es “el vector”, “la línea de pase” o el jugadores así, se pierde una Liga. Los valores
espacio que hay que crear o esperar que apa- humanos condicionan “las milésimas” que hacen
rezca, tanto para recibir (recepción) como para falta para ser superior a los rivales, ya que jugar al
dar salida (pase o conducción). De manera que fútbol más o menos lo hacen todos, pero ser los
por medio de las combinaciones, movilidad y mejores muy pocos.
circulación en el proceso de creación del juego,
aparezcan líneas de pase o de conducción. Valores o filosofía deportiva a trasmitir al
equipo:
Los ejercicios que tienen por objetivo el mante-
nimiento de la posesión del balón pueden ser - El gusto por el juego, motivación, ambición
organizados bajo tres grandes grupos: competitiva sana (una cosa es salir a ganar y otra
es ganar como sea sin respeto, en lo fundamental,
(1) Ejercicios para mantenimiento de posesión a lo humano). Mentalizar con una dedicación pro-
en espacios reducidos, los cuales pueden a su fesional íntegra: actitud positiva al esfuerzo, ganas
vez ser divididos en: realizados en superioridad de aprender, predisposición hacia su mejora, equi-
numérica, realizados en igualdad numérica, reali- librio anímico o emocional, disciplina de hábitos
zados en inferioridad numérica, realizados con higiénicos sanos, agresividad deportiva sana,

39
“ La implicación intrínseca en el
calidad y variedad dentro de una adaptabilidad a
ciertas situaciones rutinarias y repetitivas para que
faciliten que los jugadores interioricen las situa-
proyecto es mejor que la imposición ciones reales y puedan responder con antici-
pación, creatividad y acierto en la competición. No
dictatorial ” debe olvidarse el trabajo analítico para corregir
algún gesto técnico, acciones combinativas
concretas y acciones a balón parado.

rigurosidad en la disciplina táctica, iniciativa,


fluidez y creatividad en la elaboración del juego,
originalidad, acierto, anticipación e iniciativas en Metodología y recursos
la estrategia táctica, evitar situaciones negativas
del entorno. Los ejercicios deben contener condiciones
pedagógicas, como estimular con preguntas para
- La implicación intrínseca en el proyecto es motivar a analizar el juego y encontrar solucio-
mejor que la imposición dictatorial. La automa- nes, sin que el entrenador dé estas soluciones.
tización de gestos técnicos hace que en momentos Aprender descubriendo en vez de demostrando.
de excesiva tensión no haya que procesar más No adiestrar, sino enseñar. Las tareas deben con-
información que la imprescindible. Crear una tener varias posibles decisiones, para crear dudas
actitud positiva frente a situaciones negativas. y buscar la mejor solución. Debe intervenir una
Aprender a centrarse en lo fundamental y no gran cantidad de respuestas y gestos físico-
cargar de información innecesaria. Suele ser muy técnicos específicos del juego y generales del
común prestar excesiva atención al balón y no al movimiento, para mejorar los aspectos coordi-
entorno del juego, por ello hay que habituarse en nativos, de agilidad y movilidad motriz general del
los entrenamientos a juegos con mucha carga de cuerpo, para responder en las acciones técnicas
tensión y de competición, pero siempre sabiendo con rapidez y precisión. La riqueza está en dar
medir. Aprender mecanismos de relajación sobre diversas opciones a elegir. Animar a buscar solu-
la marcha para descargar tensión. Utilizar como ciones y no sólo a recibir consejos. Cuando se
“sedante” el discurso sobre nuestras virtudes y no disfruta de lo que se hace, se hace mejor. Cuando
sobre las del rival. Cultivar estos aspectos desde el entrenamiento es lo más parecido a la realidad,
las primeras fases de la formación. Hay que es cuando puede haber transferencia de lo apren-
entrenar al jugador a estas situaciones como se dido en el entrenamiento al partido.
entrenan otros aspectos del juego. No imponer
objetivos muy difíciles de conseguir ni demasiado
fáciles, los primeros desaniman por su impotencia
y los segundos son engañosos.
Control y evaluación
Explicar la táctica o el juego como una actividad
que se puede medir por sus algoritmos es algo
muy común en los medios de comunicación, donde
Actividades quieren ajustar sus argumentos a valoraciones
Conviene incluir en todos los calentamientos fáciles de entender y medir, como se puede hacer
ejercicios de movilidad, coordinación, destrezas, en el atletismo, mediante tiempos, distancias o
habilidades y movimientos originales con la idea repeticiones. En fútbol es diferente, la aleatoriedad
de enriquecer los aspectos psicomotrices. Son y la improvisación de las numerosas y diversas
muchísimas las horas que un futbolista emplea situaciones, acciones y comportamientos que se
en los calentamientos a los largo de su carrera dan en el juego hacen que sea la ciencia heurística
deportiva. Por lo que respecta al trabajo principal, la que dé una razón o sentido a las valoraciones.
los mecanismos de respuesta siempre deberán Descontextualizar las situaciones o acciones del
estar presentes; los procesos cognitivos son contexto general (partido) para medirlas en por-
fundamentales en las respuestas y en el acierto centajes o cifras es un error, porque se trata de
ante cada situación. Los ejercicios deben contener datos que no explican lo que ocurre en la realidad

40
del juego. El juego es una continua acción-
reacción, estrategia-contraestrategia, acierto-
error…, donde un buen ataque se responde con un
buen contraataque o una buena jugada ofensiva
con una buena defensa, o a una acción no co-
rresponde siempre la misma reacción. Una gran
exigencia física puede no responder a una buena
respuesta táctica. Un dominio en el juego no
corresponde siempre un dominio en el resultado.
Querer medir una actividad que no es lineal es
como querer medir la inteligencia con un metro.
En fútbol, la aleatoriedad y la improvisación de
las numerosas y diversas situaciones, acciones
y comportamientos, que se dan en el juego, ha-
cen que sea la ciencia heurística la que le dé
una explicación. Las deducciones del análisis y
valoraciones de las cosas no están directamente
relacionadas con los datos observados. No hay
que no deja de ser la capacidad, el potencial del
una relación directa de causa-efecto. Para ello hay
equipo para desarrollar el mejor juego posible,
que seguir analizando datos más internos en si-
cuestión que influirá directamente en el resultado
tuaciones anteriores al momento de la acción, así
final. Además, debemos considerar otro pará-
posiblemente le demos una explicación y valo-
metro, como es: ¿qué porcentaje de influencia ha
ración a lo que ocurre en el juego.
tenido el aspecto táctico que estamos desa-
Por lo que a nuestro caso se refiere (analizar y rrollando dentro del rendimiento del equipo?
valorar el trabajo realizado respecto a la posesión
del balón, la conservación y las combinaciones, así Ejemplo de test
como su eficacia en la competición) podríamos
Tres ejercicios: A) 2 x 2 + 1 comodín; B) 4 x 4
decir lo mismo. Si nos limitamos exclusivamente al
+ 1 comodín y C) 8 x 8 + 2 comodines con cuatro
hecho en sí de la conservación de balón, podre-
porterías pequeñas. Se trata de contar los pases
mos aplicar algún test, pero sin un rigor científico,
consecutivos que realiza cada equipo en un tiempo
simplemente como orientación del trabajo que
determinado y luego sacar el total. En el ejercicio
estamos realizando. Hay que considerar ciertas
de 8 contra 8 con dos comodines que juegan con
pautas de funcionamiento a la hora de valorar el
el equipo que tiene el balón, además de contar los
juego del equipo y sus diferentes aspectos para
pases hay que contar el número de veces que
comprobar que esté correctamente ejecutado o no,
pasa el balón por cada una de las cuatro porterías
y para detectar las carencias del trabajo o método
pequeñas que se sitúan en cada lado del cuadrado
de entrenamiento aplicado al modelo de juego del
del campo. En este ejercicio se añade un objetivo
equipo.
más concreto como son los cambios continuos de
El mejor test y más real sería el partido de orientación y circulación de balón. La idea de jugar
competición. La evolución del jugador en la com- con comodines es para facilitar la continuidad de
petición comparándose con los rivales, es una juego al equipo ofensivo. El proceso se inicia con
referencia para sacar suficientes conclusiones, el ejercicio A), y la idea es combinar las parejas de
pero de todas formas no deja de ser algo subjetivo. forma que en el ejercicio B) jueguen una serie
El problema es tener los criterios o herramientas entre ganadores y otra entre perdedores del primer
adecuadas para poder interpretar con objetividad ejercicio. En el ejercicio C) comprobar si la dife-
si lo que está realizando nuestro equipo está en rencia en los resultados depende de la confección
función del trabajo de entrenamiento. Es impor- de los equipos o de la capacidad individual, con el
tante no confundir resultado con rendimiento, lo fin de analizar los resultados lo más individual-
primero puede ser por casualidad, ya que todos mente posible, además de comparar la progresión
sabemos la cantidad de circunstancias que influ- o no del equipo. Deben relacionarse los resultados
yen en el resultado. Otra cosa es el rendimiento, de los test con los resultados en la competición.

41
Realización
VUELTA
CALEN- 10ª SEMANA DE ENTRENAMIENTOS --TRABAJO Intensi-
DÍA A LA
TAMIENTO PRINCIPAL dad
CALMA

PSCOG.
FIS.ICA
OBJE-

EJER
TIVO

T´ EJERCICIOS OBJETIVOS T´. T´

- EJERCICIOS CON COMODINES, el nº 5. Cada vez


que toca un COM. Se cambia al espacio libre.-
-Movilidad general -C.C.

3 x 3 + 3C
PUESTA EN ACCIÓN

Principal objetivo, la orientación espacial, el orden 20´


intercambios posicional, además de la presión, el control del balón

Estira Abdo: 60
Lumb: 30 Rep.

Media-Alta
Media-Alta
L y juego...
U

5´ - 10´
N (3 x 3 +2C) x - PORTERÍAS, el ejercicio nº-5. Transición rápida y el
20´ 30´
E 2P continuo remate
S
PARTIDILLO PORTERÍAS CENTRADAS. Gol 1º toque por delante, 20´
libre por detrás
El trabajan específicamente en los mismos
PORTEROS
ejercicios. (3x3+2C) x 2P
Circuito FÍSICO-TÉCNICO POR PAREJAS dirigido a
la fuerza general. 80% de carga máxima, 3 vueltas - 30´
Movilidad general Coordinación

P. FÍSICA 8 postas –10 repeticiones – 30”-20”-10” de


recuperación. (aproximadamente)
PUESTA EN ACCIÓN

M POSESIÓN -EJERCICIOS CON COMODINES, el nº


2 x 2 + 2C

Estiramientos
A 1 y nº 2.
1 x 1 + 2C 20´
R Importantísimo Principalmente, triangulaciones,

5´ -15´
Triangular

Alta
Alta
T 10´ paredes, coberturas, desmarques,...
E POSESIÓN -El entendimiento, la colaboración, la
S situación más que el balón.
3 x 3 + 2C Trabajo principal el entendimiento colectivo, la 20´
(Posesión) triangulación, concepto ideal para acertar los tres, en
el momento, en el espacio y el balón
PORTEROS Trabajo específico de portería
1xP Trabajo: 1 x P, de salidas fuera de la portería o del área 20´

P. FÍSICA Aeróbica-anaeróbica 3 series –3 repeticiones


–80mts –70% intensidad –recuperación entre series 15´
Movilidad general Coordinación

RESISTENCIA 120 pulsaciones.


Estiram Abdomi 40 Rep.
PUESTA EN ACCIÓN

POSESIÓN: Ejercicios con superioridad numérica.,


3x2:
J Importante el trabajo del ritmo, acertar el momento,
1º toque > 20’
U relación velocidad-pausa, o temporización-
Muy Alta

toque libre aceleración, resumiendo, el control del juego


5´ 10´

E
Alta

V 10´ Principal objetivo: Diferenciar entre recuperar y


E 3x3x3 destruir, acertar el momento de presión, el sitio, el
(el pressing y contrario y los compañeros, temporizar para
S presionar, replegar, bascular para ahogar, pues de lo 15´
posesión) contrario se correría a lo tonto. Memorizar señales,
referencias para acertar el momento del pressing.
Además de posesión el equipo con balón
PARTIDILLO Como repaso del trabajo anterior de la semana. 25’
CONVOCATORIA
PUESTA ACCIÓ
Movili Coordina.

V -VELOCIDAD
Estiramientos

I - 4 x 40mts. Velocidad pura aláctica.


-PARTIDILLO Insistir en la idea del juego: 1º aclarar para después
10´- 15´

E
Baja
Alta

R 15´ -J. B. profundizar. 60’


N - Saques de banda – faltas – cornees, durante el
PARADO partidillo
E - Preparar el próximo partido contra Zaramaga.
S

DOMINGO PARTIDO DE COMPETICIÓN valoración:

42
Sesión tipo
SESIÓN TIPO
CALENTAMIENTO O PUESTA EN ACCIÓN
EJERCICIOS OBJETIVOS TIEMPO: 20´-25 ´ // INTENSIDAD: BAJA
Volteretas, coordinación de brazos y piernas, tijeretas
Coordinación, movilidad Lanzar B. al aire con las manos, tocar el suelo, control, pase, tiro...// Botar el B. fuerte, tocar
general, habilidades el suelo, control, pase, tiro... //Sentados, botar fuerte, levantarse, control, pase, tiro... //“Boca-
técnicas y destrezas arriba” , lanzar el B. al aire, levantarse, control, pase, tiro... //Voltereta , incorporación,
gestuales, flexibilidad, control, pase, conducción, tiro... //Subirse el balón pisando con un pie, rodarlo hacia el otro
carrera-continua pie de forma que suba de la puntera al empeine y en este momento realizar un pequeño salto
como “a la pata coja”, para lanzarlo hacia arriba para realizar habilidad con toques.
TRABAJO PRINCIPAL
EJERCICIOS OBJETIVOS // TIEMPO: 20´+20´+20´+10´R= 80´T. // INTENSIDAD: ALTA
2 x 2 +1c /POSESIÓN Y RITMO 2 contra 2 con un comodín que juega con el que tiene el balón, en un cuadrado o
rectángulo de 8 m. x 8m. aproximadamente. Como variante para progresar puede ser :
3 x 3 + 1c, que resulta más complicado al añadir jugadores, menos espacios y más
opciones para decidir .La dificultad está en mantener la posesión aplicando un orden
temporal mediante secuencias o ciclos donde hay que respetar un cierto ritmo que nos
obliga a realizar un orden secuencial: primer toque>toque libre>1º toque>toque libre>
Como variante que no es más complicado, es permitir siempre 1º toque, ya que hay que
obliga a llevar el ritmo.
3 X 3 +3C: INTERCAMBIOS Y INTERCAMBIOS DE ESPACIOS Y POSESIÓN
POSESIÓN Se trata de mantener el B. con algunas condiciones:
En un cuadrado de 15m x 15m. juegan 3 x 3 con 3 c. (comodines en las bandas a un
toque y que cada vez que tocan el balón tienen que cambiar a la banda que se queda
libre)
Variantes: //1º- Intercambien el sitio con otro comodín, (cuando se juega 4 x 4 con 4 c.)
//2º- Con el que le ha hecho el pase , (ocupación de espacios, orientación) // Que
cambien todos los comodines de sitio….
- Más condiciones: Que los de dentro, jueguen a 2- 3...toques.?? La alternancia en
las secuencias del ritmo, un toque-toque libre-1º toque – toque libre...
4 X 4 + 4C (CON O SIN - El ejercicio nº 3, probablemente el más importante. Cuatro comodines por cada lado
PORTERÍAS REALES Y del campo, que juegan con el que tiene el balón. Este ejercicio es la puesta en acción
PORTEROS ) del trabajo anterior de posesión y conservación en un contexto muy real y con la ventaja
de poder repetir muchas veces situaciones prácticamente reales.
- Porterías reales a la distancia del área. -El juego puede ser libre o a nº de toques, (al
principio es interesante poner límite de toques, 2º, 3º, para obligar a circular con los
comodines creando amplitud y verticalidad a la vez -Los comodines como siempre de 1º
toque.- Con o sin fuera de juego, al principio sin, para coger la dinámica del ejercicio.
(No contamos el fuera de juego del comodín frontal, para darle dinamismo al ejercicio).
- Una excepción, si se pega a la 1ª la recién recuperada, a la espalda de la última línea
rival , no contamos fuera de juego para predisponer y memorizar esta situación táctica
tan importante en los primeros segundos recién recuperada, siempre que antes se haya
conseguido el objetivo táctico, dominar la posesión, conservación, control del juego y
balón, con el fin de crear alternativas, progresión y riqueza táctica, ya que el trabajo de
posesión por posesión sin otro objetivo no tendría sentido. La conservación para la
progresión, la progresión para la profundización, la profundización para la finalización, la
finalización para el remate y el gol para ganar, pero si esto lo conseguimos de un pase
profundo sería lo ideal, pero como no suele ser así, elaboramos o maniobramos en el
campo hasta que aparezca la jugada de profundización o penetración en zonas de
remate.
PARTIDILLO 20´: Obligatorio: Plasmar en el partidillo la idea particular del entrenamiento, insistiendo y corrigiendo su
Saque de banda 1º toque. desarrollo no perdiendo de vista el partido de competición del próximo domingo.
Gol vale doble si es en menos Aspectos defensivos, posicionamientos de las líneas en función del estilo o modelo de
de 4 pases, pero se resta si no juego, relacionando con los aspectos o posicionamientos ofensivos del modelo de
lo consigue, con el fin de medir jugo, elaboración y creación por medio de combinaciones, posesión y conservación en
bien cuando pegamos larga con el inicio de la transición. Esto siempre que no podamos realizar un ataque rápido o
criterio o cuando interesa contraataque. Aprovechar las jugadas a balón parado para repasar sobre la marcha.
elaborar con paciencia.
VUELTA A LA CALMA
EJERCICIOS OBJETIVOS // TIEMPO: 10´-15´ // INTENSIDAD: BAJA
Regeneración, recuperación, c.c. /// 3-4 series de 20-30 abdominales /// 2-3 series de 10-15 brazos /// Flexibilidad-
prevención, asimilación, elasticidad-estiramientos /// charla informal, distendía...
consejos…..

43
Resultados del estudio espacios, postes o banderolas, para que los juga-
dores puedan siempre que sea posible direccionar
Demostrar ciertos conceptos e ideas resulta sus comportamientos táctico-técnicos. De esta
muy difícil por no estar relacionados directamente forma se evita que los repitan y asimilen compor-
con la evidencia de su propia experiencia. Para ello tamientos sin tener como referencia última la por-
están los procesos de análisis mentales, donde por tería adversaria.
medio de generalizar e individualizar analogías y
oposiciones, contradicciones y lógicas de ideas o 3.- Favorecer la circulación del balón y de los
conceptos anteriores, se llega a la conclusión jugadores evitándose al máximo su interrupción.
científica y sensata. Es importante, para avanzar Para eso importa establecer situaciones peda-
en ciertos temas tan arraigados como son estos gógicas de superioridad numérica y de ventaja
del fútbol, destruir las ideas anteriores y empezar espacial.
de cero. Aquel dicho que afirma que es mejor o 4.- Determinar objetivos múltiples para que el
más fácil enseñar a uno que no sabe nada, es muy mantenimiento sea encarado como un medio a
aplicable en el fútbol. Es muy difícil destruir ciertas través del que se intenta crear condiciones favo-
ideas muy arraigadas dentro de uno. Hay que tener rables para alcanzar el objetivo fundamental del
cuidado para que no sea muy violento el cambio, e juego: el gol. No como un fin en sí mismo, para ello
ir con cierto tacto para retocar las ideas poco a se recomienda que los equipos, después de la
poco. El fútbol es un caso claro de conserva- realización de un objetivo intermedio, tengan que
durismo e inmovilismo. Así es muy difícil evaluar, rematar a puerta para finalizar la acción. La
medir o investigar nada, por lo tanto, las valora- elaboración de ejercicios que contengan objetivos
ciones que se hacen son siempre muy superfi- múltiples (mantenimiento de posesión o finali-
ciales, sin ningún rigor científico, que esa palabra zación) suscita algunos esclarecimientos su-
suena muy mal en este mundillo. plementarios. No existe tipo alguno de contrain-
Así, volviendo al asunto, diremos que el dicación o incompatibilidad en la conceptua-
objetivo de los ejercicios para el mantenimiento de lización de ejercicios que determinen en un primer
la posesión es preparar al equipo frente al riesgo momento la necesidad de mantener la posesión y
irracional de perder la pelota en la forma extem- a continuación atacar la puerta rival y concretar
poránea que algunos jugadores presentan en un gol. Efectivamente, el hecho de que se pueda
diferentes situaciones. Actuando de esta forma finalizar en gol no cambia necesariamente un
malogran todo un esfuerzo colectivo, el que deter- ejercicio que se pretende “de posesión” en uno “de
minó su anterior recuperación, tanto como todos finalización”.
los procedimientos ofensivos realizados hasta ese
momento. Efectivamente, si las acciones indivi-
duales o las circulaciones tácticas utilizadas para
la construcción y creación de situaciones de fina- Conclusiones relevantes
lización no resultan fructíferas, se recomienda que
las mismas se reinicien, y no que se transformen Considero que la calidad metodológica es la
en una lotería. clave de la mejora, la progresión y el rendimiento
del equipo y del jugador en cualquier fase de su
Con este trabajo enseñamos al jugador a carrera. Cuando los ejercicios de entrenamiento de
desenvolverse en situaciones o contextos en el la posesión están mal construidos o utilizados de
entrenamiento que obligan a: forma exagerada presentan grandes limitaciones,
1.- Promover el mantenimiento de la posesión. produciendo a corto o a largo plazo transferencias
De esta manera se crean situaciones para la cons- negativas de índole motora e intelectual para la
trucción de una consciencia individual y colectiva evolución del jugador y del equipo.
que evite el riesgo irracional de perder de forma
En el plano individual, la gran mayoría de los
inútil la posesión de la pelota.
ejercicios de entrenamiento para la posesión no
2.- Establecer blancos/referencias. La obligan a que los jugadores direccionen constan-
conceptualización de estos ejercicios debe esta- temente sus comportamientos tácticos técnicos
blecer contextos o situaciones que evidencien en función de una referencia fundamental, la que
constantemente referencias, tales como porterías, significa la portería rival. Esto significa que las

44
acciones motoras específicas (recepción, pase, esencial que nunca se produzca, pues el fútbol que
conducción, regate, etc.) son solamente ejecu- realice un equipo en esas circunstancias no tiene
tadas en función de las limitaciones momentáneas profundidad ni objetivo claro. La posesión debe ser
de la situación contextual, independientemente de utilizada circunstancialmente, cuando el equipo no
la direccionalidad objetiva del juego. Se puede así puede o no consigue crear de inmediato las situa-
observar, de forma más sistematizada, por ejem- ciones más propicias y favorables para la concre-
plo la utilización de recepciones de balón en dife- ción del proceso ofensivo. Así, al mantenerse la
rentes direcciones, cuando el objetivo del jugador posesión del balón, se puede continuar teniendo
sería (y de hecho es) direccionarla constante- la iniciativa del juego, sorprender al adversario,
mente hacia la puerta rival. Pues bien, el uso cansarlo físicamente y obligarle a jugar sometido a
abusivo de éstos disminuye claramente la eficacia una elevada presión psicológica. Desde este punto
cuando se le presenta en un contexto donde no es de vista, solamente en situaciones muy espe-
necesaria tanta elaboración y más verticalidad.
cíficas, puntuales y temporales del juego (tales
En el plano colectivo, la utilización de estos como recuperarse físicamente de un esfuerzo,
ejercicios de entrenamiento puede provocar en los ganar tiempo para que un compañero pueda rein-
jugadores la noción de que el mantenimiento de la gresar en el terreno de juego después de ser asis-
posesión de balón es un fin en sí mismo, y no un tido médicamente, mantener un resultado numé-
medio indispensable para que el equipo pueda rico estando cerca del final del partido) el mante-
concretizar los objetivos establecidos por el nimiento de la posesión se convierte en un fin en
método de juego ofensivo sostenido por el modelo sí mismo. Aunque incluso en estas situaciones
adoptado. Esta posible inversión de valores es particulares el mantenimiento de la posesión debe

45
- Entrenamiento en el fútbol base (Alex Sans
Torrelles y Cesar Frattarola Alcaraz)
- Estudio y génesis de la psicomotricidad
(Vitor da Fonseca)
- 1000 ejercicios y juegos de fútbol (Bernhard
Bruggmann)
- La enseñanza de los juegos deportivos
(Amandio Graça y José Oliveira)
- Técnicas de entrenamiento (Grosser y
Neumaier)
- Modelos tácticos y sistemas de juego (Javier
López López)
- Fundamentos del desarrollo de la
motricidad en edades tempranas (José Luis
Conde Caveda y Virgini Viciana Garofeno)
- Entrenamiento de la técnica, la táctica y la
condición física (Gerharda Bauer)
- Entrenamiento con niños (Erwin Hahn)
- Factores de rendimiento, dirección de
jugadores y del equipo (Gerharda Bauer y
ser realizada en forma ofensiva, es decir, obli- Heiner Ueberle)
gando a los adversarios a desplazarse hacia espa-
cios de juego más cercanos a su propia portería y - Análisis de las estructuras del juego
nunca dejar de aprovechar cualquier desequilibrio deportivo (J. Hernández Moreno)
o distracción del rival para poder obtener gol. - Aprendizaje de la técnica y la táctica
deportivas (Joan Riera Riera)
- Fútbol en zona (Felice Accame)
- Hombres para el fútbol (Santiago Coca)
BIBLIOGRAFÍA
- La visión de juego en el futbolista (Luis
- Apuntes del curso de Especialista en Táctica
Fradua Uriondo)
y Dirección de Equipos de Fútbol (Jesús
Cuadrado Pino) - Fundamentos de la táctica deportiva,
análisis de la estrategia de los deportes (Javier
- Entrenamiento global basado en la
Sanpedro)
interpretación n de juego (Oscar Cano Moreno)
- Didáctica de la educación física y el deporte
- Estructura y dinámica del juego (Jorge F. F.
Castelo) (Fernando Sánchez Bañuelos)

- Movimientos tácticos para lograr - Motivar para el aprendizaje, teoría y


superioridad (Miguel A. López. Rodríguez) estrategias (Jesús Alonso Tapia)

- Fútbol a la medida del niño (Horst Wein) - Análisis del juego (Ricardo Olivos Arroyo)

- Entrenamiento moderno del fútbol (D. - El pensamiento creativo (Edward De Bono)


Brüggemann y Dirk Albrecht)
- Deportes de equipo, comprender la
- Creatividad y motricidad (Eugenia Trigo y complejidad para elevar el rendimiento (Rafael
colaboradores) Martín Acero y Carlos Lago Peñas)

46
Firma invitada

Arturo Alvarado
Redactor de Deportes del
Diario de Valladolid-El Mundo.

Miedo a hablar de fútbol

E
xceptuando la foto que se hacen los capitanes con el cuerpo arbitral y que
nunca sale publicada, no existe ceremonia tan vacía de contenido en el
planeta fútbol como la rueda de prensa pospartido. Los entrenadores, en
general, se empeñan en no hablar de fútbol, no sea que a alguno se le noten sus
carencias. Los periodistas no somos precisamente un dechado de originalidad y
nos abonamos a los lugares comunes, poniéndoselo a huevo a los técnicos para
que afloren sus respuestas facilongas y tópicas.
«Don Fulano, no pudo ser. ¿Qué ha fallado?». Si el entrenador lo supiese,
seguro que habría puesto remedio. «Señor Mengano, su equipo está a un punto
del descenso y doce de la UEFA». Para eso no hace falta ser periodista sino
saber contar. « ¿Ve justo el resultado?». Quien lleve dos días en este mundillo
sabe que justicia y fútbol son en más ocasiones de las habituales términos
refractarios.
Éstas son sólo algunas de las perlas que los plumillas dejamos por los
campos de España. Hay miedo a hablar de fútbol. A uno y otro lado de la tarima.
Los informadores pensamos que realizar un análisis táctico excede de nuestro
cometido cuando es precisamente lo que se nos demanda. No nos pagan por ver.
Para eso se cobra y ya están los espectadores. Nos pagan por contar lo que
vemos y analizarlo, pues se presupone que contamos con esa capacidad.
Mientras, los técnicos están encantados de que se les hable en este idioma,
pues no se pone a prueba su capacidad ni se habla de sus posibles errores. Algunos
enseguida aluden a que los periodistas no son entrenadores. Un burladero en el
que suelen refugiarse los menos dotados, para zanjar a las bravas discusiones.
Los buenos no tienen problema en explicarse, admitir críticas e, incluso, reconocer
fallos. Es curioso que esta forma de descalificación del interlocutor no se dé en
otros deportes o en otras ramas del periodismo.
« ¿No cree que hoy ha perdido la batalla del centro del campo sacando a
Zutanito y Perenganito, dos medios defensivos que sólo pasan en corto, con lo
que ha desequilibrado la zona y provocado una superioridad del rival, que
recuperaba enseguida el balón?». Preguntas como ésta son como trufas en el
bosque. Por eso el espacio que los medios dedican a las ruedas de prensa es
cada vez menor.

47
Nuestro ejercicio del mes Revista TRAINING FÚTBOL nº 168
TAREA DE ENTRENAMIENTO
Autor: Juan Manuel Lillo.
Entrenador Nacional de Fútbol.
Entrenador del Almería.

Título: “Partido cambio de frente tras robo”.

OBJETIVOS:
- Dar amplitud al ataque tras recuperar el balón.
- Sacar el balón del lugar en que se robó.
- Aprovechar la inestabilidad atencional del equipo adversario en los tránsitos
ataque-defensa.

Consideraciones:
Pueden introducirse algunas variantes en la progresión de la tarea, como: obligar a
un número determinado de pases y poner más porterías pequeñas en las líneas de
banda.

EXPLICACIÓN Y DESARROLLO

La tarea se desarrolla sobre el espacio total del terreno de juego


reglamentario, y bajo un enfrentamiento de once contra once. Se trata, en realidad
de un partido normal, introduciendo las variantes y referencias que se indican.

Se traza una línea paralela a las líneas de banda para que separe el
campo en dos pasillos iguales y en la mitad de cada línea de banda se colocan
dos porterías pequeñas (ver el gráfico).

Cuando un equipo roba el balón al equipo rival, tiene que enviarle al otro
pasillo para reiniciar desde ahí su ataque.

Pueden conseguirse los goles tanto en las porterías reglamentarias


defendidas por el portero, como en las porterías pequeñas de las líneas de banda.

48
GRÁFICO

SELLO

REVISTA TÉCNICA PROFESIONAL


Avda. de Entrepinos, 12
Señorío de Entrepinos - SIMANCAS
47130 VALLADOLID
Número 169 - Marzo 2010 Contenido de nuestro PRÓXIMO NÚMERO
Hablamos de fútbol con… Miguel Ángel Portugal.
Planteamientos tácticos y plantilla.
Miguel Ángel Portugal.
Entrenador Nacional de Fútbol.
Entrenador del Racing de Santander.

Jesús Cuadrado Pino.


Entrenador Nacional de Fútbol.
Máster Profesional en Fútbol y Máster en Alto Rendimiento Deportivo.
Especialista en Táctica y Dirección de Equipos de Fútbol (CESFÚTBOL).
Director de TRAINING FÚTBOL.
Director y Profesor del Máster Profesional en Fútbol (CESFÚTBOL).

Fútbol: talento, táctica y entrenamiento.


Por Jesús Cuadrado Pino.
Entrenador Nacional de Fútbol.
Máster Profesional en Fútbol.
Máster en Alto Rendimiento Deportivo.
Especialista en Táctica y Dirección de Equipos de Fútbol.
Director de TRAINING FÚTBOL y de CESFÚTBOL.
Expreparador físico de U. D. Salamanca y Real Valladolid.

.
La velocidad en el fútbol: planificación.
Por Juan Manuel Molina Molina.
Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, con Maestría en Fútbol.
Máster en Alto Rendimiento Deportivo.

Consideraciones sobre el pressing.


Por José María Amat Marín.
Entrenador de Fútbol nivel II.
Especialista en Táctica y Dirección de Equipos de Fútbol (CESFÚTBOL).

.
Firma invitada.

Tarea de entrenamiento: “Tres espacios con distintos desarrollos”


BOLET¸N DE SUSCRIPCIŁN
REVISTA TÉCNICA PROFESIONAL

Don , con domicilio en

Calle , NÀ , Piso

Código Postal ,Población , Provincia

Teléfono Suscripción: 63,72 Euros + Gastos envio: 13,18 = 76,90 Euros


IVA (4%) 3,08 Euros
e-mail
TOTAL: 79,98 Euros
Desea suscribirse a DOCE números de la Revista.
MEDIANTE DOMICILIACIÓN BANCARIA
CŁDIGO CUENTA Firma
ENTIDAD OFICINA D.C. NÐM. DE CUENTA

Banco o Caja de Ahorros


Dirección
Población Provincia
Titular de la cuenta