Está en la página 1de 14

LA CASA VANNA

(ROBERT VENTURI)

(menos es un
aburrimiento)
En 1962, la
señora Vanna
Venturi encargó
a su hijo, el
entonces joven
y prometedor
arquitecto,
Robert Venturi,
el proyecto de
una casa en
Chestnut Hill
(Filadelfia).
Esta casa, aun
siendo una de
sus primeras
obras, es
compleja y
contradictoria
tanto en sus
aspectos
formales como.
UBICACION La Vivienda se encuentra en
Chestnut Hill, en las afueras
de la Ciudad de Philadelphia,
a unos 15 kilómetros al norte
del centro.
ARQUITECTURA
ANALISIS FUNCIONAL
ARQUITECTURA

ESPACIOS DE
TRANSICIÓN (rojo)
ESPACIOS PRINCIPALES
(amarillo)
4 BAÑO
5 DORMITORIO
ANALISIS FORMAL
Axonometría

(recordando a una casa


dibujada por un niño),
La primera apariencia
contradicción unitaria
a la
simplicidad de
la casa

la ventana corrida, típica de


la chimenea de Le Corbusier
Frank Lloyd
Wright.
Sólo la viga sigue sin
cortes, aunque es
interceptada por el arco.

la escalera se amplía
facilitando la función de
asiento

Interiores con
cielorrasos curvos
de yesería
La simetría se
afirma y se
niega de nuevo
en la fachada
que da al jardín.
ANALISIS ESPACIAL
Pequeña, pero a la vez de
escala grande, sus espacios
son muy complejos, tanto en su
forma, como en sus relaciones.
“Esta casa es algo único”
ANALISIS CONTENIDO
Además es importante decir
que se ve una recuperación de
la ornamentación, finalizando la
obra de su maestro Kahn en la
ruptura con todos los ideales
modernos. Su decoración
aplicada de carácter clásico, es
inusual para la época
(mediados del S. XX). Existe un
arco en la fachada que se
compone de las mismas
molduras y es aplicado para
enriquecer la abertura. Este
combinado con el dintel hacen
parecer mayor aún la escala del
SISTEMAS CONSTRUCTIVOS
Mampostería de Ladrillo.
Revocado, tanto exterior como
interior.
Cubierta de Chapa y
entrepisos de enlistonados de
madera.
Marco de madera ligero
CONCLUSIONES
Venturi considera a la verdadera
arquitectura como aquella que podrá ser
apreciada desde múltiples perspectivas y
ofrecerá siempre una riqueza de lecturas:
como edificio, como símbolo, como objeto,
como herramienta, como un lenguaje.
Algunas veces estas serán opuestas, pero
en ello radica el sentido de su propuesta.
Quiere que el proyecto arquitectónico sea
el resultado de un proceso de
introspección entre el arquitecto y su
propia conciencia creadora, histórica, y
filosófica al igual que lo hace un artista y
que no sea un acto destinado a satisfacer
simplemente una necesidad la de habitar