Está en la página 1de 12

TEMA 1: PERIODO DE URUK Y EL DINÁSTICO ANTIGUO

1. Introducción:

La civilización tiene su origen en el Río Éufrates. Los primeros pueblos surgieron en el sur, en el mundo
sumerio, y luego se van expandiendo por toda Mesopotamia, llegando al Mediterráneo y a regiones periféricas
(Persia y Anatolia).

En lo referente a la cronología, el mundo mesopotámico tiene una gran complejidad. Como sabemos,
Mesopotamia es un territorio muy alargado, por lo que durante un tiempo, el norte y el sur estuvieron
separados. La expansión del sur hacia el norte se materializa en la época Uruk (4000-3100), encontrando ya
una zona muy homogénea culturalmente. En este ambiente tenemos que tener en cuenta el medio ambiente; el
determinismo juega un papel decisivo, por lo que hay que tener muy presente las diferencias climáticas,
topográficas, etc, entre norte y sur.

Los canales de irrigación también jugaron un papel importante en Mesopotamia, sobre todo en el sur. En esta
zona, la ausencia de un gran río como le Nilo hicieron imprescindibles la presencia de estos canales para que
el agua llegara a zonas semidesérticas con el fin de aumentar la producción y la riqueza. En época helenística-
romana sufrirán cambios radicales.

Además hay que tener muy presente la evolución de la geografía. En estos periodos había ciudades situadas
cerca del mar y esto se deja ver en su importancia económica y comercial. Sin embargo, los grandes ríos
fueron ganando terreno al mar y acolmatando la zona, alejando así a la ciudad de una gran fuente de riqueza y
de transporte. Hay que tener en cuenta la importancia de los ríos y el mar para la navegación y transporte de
personas y animales. Un ejemplo es la ciudad de Ur, cerca del mar en aquella época y alejado hoy día.

La importancia del medio es también considerable desde el punto de vista topográfico. Se tendió a construir
en altura con fines prácticos y sofisticados. Estos poblados en altura son montículos llamados: tell. En las
construcciones predomina el adobe, que cuando es destruido deja gran cantidad de restos en la zona. Las
posteriores construcciones se realizan sobre esta capa y con el tiempo se van acolmatando formando colinas
artificiales. Ejemplo Tell Hariri.

Gracias a fuentes de información como los sellos, nos informan de la presencia de estructuras (cabañas)
relacionadas con el ganado y la agricultura por lo que se puede interpretar como un almacén por las cubiertas
abovedadas, elementales que encuentran su origen aquí.

La escritura tiene un papel destacado en el mundo oriental, aunque presenta una gran paradoja pues poco
saben escribir para la cantidad de escritura que se encuentra. La tablilla sería el material más usado para esta
actividad. Esta documentación presenta gran importancia en la investigación sobre el mundo sumerio y en
general, en el mundo mesopotámico. Algunos ejemplos son:

- La lista real de Abidos: escrita en una tablilla con escritura cuneiforme (cuneus) ofreciéndonos
información sobre los reyes sumerios. Esta documentación epigráfica tiene un peso extraordinario en
la investigación sobre el mundo sumerio y, en general, en el mundo mesopotámico
- Plano de la ciudad sagrada de Nippur: ofrece información sobre la ciudad, destacando el centro de
esta. Este plano sirvió a los arqueólogos que estaban excavando el lugar. Teniendo en cuenta su
simplicidad, las conexiones son interesantes.

La cerámica, también aporta datos importantes para ubicar cronológicamente. De la etapa neolítica
encontramos cerámicas muy ricas sin volumen de producción (Samarra o Tell-Haf). Si comparamos esta, con
la cerámica del Obeid (5500-4000) observamos menos calidad y belleza pero más producción. Sobre un fondo
claro blanquecino se pintaría y se harían diseños sofisticados con motivos geométricos o vegetales en un torno
gris/negro). Este cambio se debe al desarrollo industrial de Obeid, ubicada al sur de Mesopotamía, plasmado
en la presencia de la rueda, la fuerza de tracción animal y la producción de cerámica con un torno lento y
rudimentario que aumentaría la producción a cambio de empeorar la calidad.

A parte de la cerámica en Obeid observamos ejemplos de plástica menor como figurillas (cabeza de serpiente
que sería una divinidad; mediados V milenio). Así, podemos intuir que Obeid también tendría de los primeros
edificios religiosos, dejando a un lado aquellas cabañas simples, para observar algunas construcciones
religiosas o no que son prototipos de estos realizados en adobe y que aparecen en el periodo Uruk.

2. Periodo Uruk (4000-3100 a.C)

El periodo de Uruk se fecha entre el 4000 y el 3100 a.C. Después habría un periodo corto denominado Jemdet
Nasr que iría hasta el 2900 a.C, momento en el que se inicia el Dinástico Antiguo.

De este periodo destaca Uruk, una de las primeras ciudades de Mesopotamia que se identifica con un periodo
cultural. Para saber de este debemos recurrir al registro arqueológico que poseemos. La cerámica es la
evidencia más importante ya que sirve para datar, además de hacernos ver que hay cierta continuidad con el
Obeid y que con el uso del torno rápido (3500 a.C) aumentaría la producción con una peor calidad y menos
nivel artístico, pero con formas más variadas.

En este contexto se desarrollarían los cilindros-sello, de pequeño tamaño y que funciona como un anillo
giratorio que tiene un desarrollo al principio iconográfico o figurativo en hueco-relieve y en momentos
posteriores aparecerá la escritura acompañando a esos diseños. Los sellos mesopotámicos o sumerios, son un
capítulo fundamental en el estudio de la arqueología sumeria y por extensión mesopotámica. Es un friso
corrido o diseño continuo donde no hay, o no suele haber, metopas o divisiones entre las escenas.

Un ejemplo es el sello cilíndrico e impresión: grupo de ganado en un campo de trigo (Mesopotamia, Período
de Uruk). Realizado en caliza. El sello cilíndrico estaba formado por una piedra u otro objeto de material duro
de forma cilíndrica en el cual se tallaban motivos decorativos. Este sello podía hacerse rodar sobre ladrillos de
arcilla aún blandos, grabando así sus motivos en ellos.

Este ambiente vino acompañado de la emergencia de la industrialización, como ya hemos mencionado con el
ejemplo del torno rápido. Una pieza singular son cuencos de borde bieldo que se van introduciendo en
Mesopotamia y tiene dos modos de realizarse; con el torno o con moldes (estereotipos). Estos cuencos sirven
de medida porque se han interpretado como “dietas” para los trabajadores; estos reciben un pago por su
trabajo y es un cuenco de cebada, trigo etc, que sería su “sueldo”. Hay por doquier y gracias a estos restos
conocemos el “sistema mundo” y la introducción en Mesopotamia por parte de los sumerios. Y a todo esto le
añadimos el uso de la escritura, para manejar y administrar los excedentes que se producen, por ello es mejor
hablar de protoescritura.

Encontraremos dos tipos de asentamientos: los formados por gente de Uruk (pequeñas ciudades) y aquellos
que tienen una gran influencia de elementos culturales y materiales de Uruk. Estos son muy interesantes y
poseen gran importancia e interés, ya que llegan a regiones muy remotas en una época antigua. Ejemplo de
esto se da en la zona de los Zagros, al sur de Anatolia, donde hay evidencias de individuos que llegan de Uruk
para comerciar y obtener recursos no existentes en el sur de Mesopotamia.

El proceso de sofisticación de esta cultura culmina con un fenómeno muy importante, la ciudad. La primera
gran ciudad de Mesopotamia se ubica en Uruk, la ciudad es un centro político-administrativo de captación y
organización de recursos y un centro en el cual se genera una serie de manifestaciones como una arquitectura
monumentalizada y un urbanismo complejo. También genera una demanda de productos de lujo que se
traduce en una elaboración de manufacturas que a la vez requiere de un artesanado especializado en cubrir una
demanda que viene dada por los estamentos que se sitúan en la cabecera de esa pirámide sociopolítica de una
ciudad-estado mesopotámica, y en concreto sumeria.

Desde ese punto de vista, y apelando puntualmente a las fuentes literarias antiguas, los mitos que los propios
sumerios van creando sobre sí mismos, son los que justifican, junto a una documentación arqueológica
abundante, la existencia de una serie de asentamientos que son del periodo avanzado de Uruk.

Una de estas ciudades que destaca sobre otras es Eridú. En sus excavaciones se ha podido documentar el
tránsito de una sociedad proto-urbana a una urbana. Eridú es una ciudad consagrada a Enki (diosa de las
aguas) una de las divinidades más importantes del panteón sumerio. También aparece en las fuentes como una
de las más antiguas ciudades sumerias. En la ciudad de Eridú vemos una serie de niveles que se remontan a la
época de El Obed, pero ya en los niveles VI y VII (Uruk medio, avanzado y tardío) vemos que existía una
arquitectura religiosa de gran presencia por que se monumentalizan. También vemos que hay una
sobreelevación de las construcciones en sí mismas, superponiéndose las construcciones de época posterior y
finalmente, en la tercera dinastía, se construye un zigurat.

La ciudad de Uruk es sin duda, en esta época, una gran ciudad. Al terminar el período de Uruk, era ya la más
grande de Mesopotamia. Esta ciudad contaba con una serie de factores geográficos que contenían todos los
esfuerzos económicos y constructivos. Son dos los centros religiosos importantes donde habían varias
construcciones: el sector del Eanna y el sector del Kullab.

Eanna (periodo del 4200-3400)

Encontramos dos edificios importantes:

- Templo realizado en caliza que recibe ese nombre por su cimentación realizada en esta piedra. Medía
80 por 30 metros, no es muy grande.
- Edificio de los conos de piedra: Los conos de piedras son una típica decoración del periodo del Uruk
avanzado. Se utiliza tanto en el interior como en el exterior. Son unos conos macizos que pueden estar
coloreados o no (de color rojo y blanco normalmente) y que se clavan en la pared sobre un enfoscado
creando una decoración. Esta típica decoración estaba hecha en piedra caliza, aunque en momentos
anteriores el cono estaba hecho en arcilla. Suele alternar dos clores creando una decoración bien plana
o haciendo falsas columnas o semicírculos, lo que denota no solamente un esfuerzo y un detalle, sino
también una sofisticación en cuanto a su elaboración. En cuanto a las reconstrucciones de algunas de
estas salas, todas las paredes estarían recubiertas por conos incrustados.

Las construcciones más importantes y complejas en los niveles IV A y B. Aunque parecen desconexas, se
observa la posible existencia de edificios religiosos con otros de carácter político. Esto quiere decir que junto
a los edificios de carácter religioso encontramos edificios más singulares y difíciles de interpretar. En el nivel
IV-B:

- Reimchen (20x9x9m): edificio pequeño que utiliza material de caliza, importa por que encontramos
signos de fuego y sacrificios votivos. Puede ser que se realizara algún tipo de cocina sacra para
rituales y ceremonias.
- Edificio E: Edificio cuadrangular con un gran patio interior, hay dudas sobre si es un complejo
religioso o un palacio. Hay dudas ya que no se parece a un edificio religioso y a que la arqueología ha
querido ver en el edificio la casa del gobernante. Sea como fuere dentro se han encontrado gran
cantidad de tablillas con protoescritura sumeria.
- El resto encontramos edificios con elementos en común; construcciones religiosas sumerias
vinculadas a un explanada que sirve de acceso. El Edificio A es un templo de pequeñas dimensiones.
El CM es un patio de mosaicos asociado como si fuese el témenos de un templo (una plazoleta
cerrada decorada con mosaicos mirando al templo de lado). Destacar también una especie de patio
que mira a un edificio alargado y que está cerrado por otras estructuras en forma de U.

Entre Eanna IV-a y IV-B la sucesión de tiempo es muy corta, la sucesión de remodelaciones en tan poco
tiempo no tiene una clara explicación pero se modifican elementos importantes. El nivel IV-A se situa en
torno al 3200 a.C momento de la remodelación, no se aprovecha lo anterior:

- Templo rojo, decorado por ese color tanto dentro como fuera, aunque se conserva mal y poco. Se
construye sobre un antiguo templo de caliza y seguimos observando una plaza previa al acceso.
- Edificio GC: edificio cuadrangular que recuerda al edificio E. encontramos canalizaciones de agua
que podrían indicar un espacio ajardinado. En este gran patio comenzaría el inicio al complejo
religioso.
- Junto al templo rojo observamos otros dos templos; C y D. de grandes dimensiones, algo que destaca
en Uruk es la monumentalización que se sustituirá por menor tamaño en época posterior.Los templos
C y D se componen de una nave central con pseudonaves laterales y con accesos laterales siempre. La
decoración estaba compuesta por contrafuertes entrantes y salientes. En el interior vemos una gran
nave recta con dependencias a los lados, los restos arqueológicas hacen que pensemos sobre cierta
actividad desarrollada en estos espacios (almacenamiento, archivos, talleres etc.) paredes de adobe y
techo de madera y paja, poca iluminación.
- Pilar Hall, sala de columnas que parece ser que podría tener una fucion de dirigir los caminos de visita
a este complejo.

Había una forma concreta de recorrer los edificios del nivel IV-A, conocido como recorrido en eje acodado,
ya que entras y lo más importante no se encuentra enfrente, sino que hay que girar hacia la derecha para
encontrarte con los grandes templos.

El nivel III coincide con el periodo de Jemdet Nasr, esto es periodo final de Uruk 3100-3000. Para esta etapa
la información es contradictoria pero parece un periodo de esplendor para la ciudad. Se arrasa con el periodo
IV y encontramos una arquitectura más laberíntica y menos monumental que en periodo anteriores.

Kullaba

El Kullab es el lugar dedicado a An. En este sector no existía una sobreelevación (riadas) como en el Eanna
por lo que van a crear una terraza artificial con una altura que va entre los 13 y 15 metros de altura. Esta
terraza tiene paredes inclinadas en forma de terraplén, recubiertas y que adquieren el aspecto de una fachada
sumeria con entrantes y salientes. Una vez que subinmos por una escalera lateral llegaríamos a una terraza
donde hay que girarse para ver el templo, ya que la entrada estaba por detrás (eje acodado).

Está vinculado con las etapas más antiguas de Eanna porque debajo se ha encontrado una estructura de caliza
con forma laberíntica y con restos de sacrificios. El templo es blanco y mide 18x23 m, no todo el mundo
podía acceder al templo; dentro encontramos un altar del que no conservamos nada pero debería tener una
estatua y está en penumbra.

Como bien sabemos, el sistema mundo de Uruk nos ha dejado influencia sumeria y modas, cultura material y
arquitectura donde se reproducen modelos de esta ciudad:
- Tell-Uqair (3100 a.C): Lo mismo podemos encontrar también en otros lugares del mundo
mesopotámico y también en esta época del 3.100 a. C (final del cuarto milenio) en el famoso templo
de Tell-Uqair. Tiene una terraza artificial, plataforma artificial, una plazoleta (en este caso dos = idea
de zigurat) y por supuesto las entradas están en el lado largo.

Presentaba restos de pintura en la fachada y esto no es una cosa normal, en verdad está acorde con la
mayor complejidad de sus terrazas, no está pintado en blanco, hay una decoración pictórica de una
cierta envergadura. Combina lo geométrico con lo figurado, ya que nos encontramos animales como
el toro y unos conos de caliza pintada parecidos a los que conformaban los mosaicos de la fase más
antigua de Uruk en Eanna (decoración arcaizante).

- Tepe Gawra (3100 a.C): Este lugar es muy importante porque en menores dimensiones nos permite
ver algo que ya se insinuaba en Uruk, en Eanna. Podemos encontrarnos una alineación de templos
formando un U y dejando clarísimamente un espacio central en medio.

A medida que nos introducimos en el Uruk tardío hay que ir a la parte alta del Eufrates para ver testimonios
que reproducen elementos ya vistos. En el norte de Mesopotamia, sobre el 3100 a.C encontramos testimonios
sobre la presencia de elementos sumerios del sur que, en algunos casos, podían tener características locales.
En los templos se han encontrado registros exvotos ofrecidos a una divinidad. Un buen ejemplo es el Templo
de los Mil Ojos en Tell-Brak, del que destacamos exvotos de alabastro con formas humanas y grandes ojos.
En la fase antigua de Uruk, nos encontramos con figuras como la de los oferentes. Son muy monolíticas,
aparte de su sexualidad quieren marcar la cabeza, los brazos y las manos, suelen estar hechas de alabastro o
piedra caliza. La postura es fundamental, ya que los sumerios se representan así, en actitud de recogimiento
(como las monjas rezando).

De nuevo, en la ciudad de Uruk hay que destacar una serie de piezas para hablar del artesanado de lujo que
hacen cosas para alimentar a los templos fundamentalmente y a los palacios:

 Abrevadero de Uruk

Es una especie de pila de agua sagrada que nos indica la importancia del agua en los ritos religiosos, el agua
purifica. Quizás el ganado de las procesiones religiosas bebiera agua aquí, en todo caso lo importante es la
decoración; una recreación paisajística donde aparecen animales semi-fantásticos. Está hecho en alabastro.

 Vaso de Uruk o de Barca (IV-III)

Es una pieza excepcional, pues se supone que es la más antigua de las grandes manufacturas de vasos de
carácter ritual vinculados al santuario del complejo religioso de la ciudad de Uruk. Es una pieza calciforme de
casi un metro de alto, hecho de alabastro y que apareció en una de las fosas o tesoros con basura ritualizada de
uno de los templos del Eanna. Hay un debate sobre su cronología para algunos pertenece al periodo III de
Uruk, y otros según el estilo de la decoración avisan de que es más antiguo.

Este vaso se ha relacionado con los ritos o procesiones de la diosa Inanna, la gran divinidad vinculada a Uruk.
Este vaso es importantísimo por la iconografía. Lo primero que tenemos que ver es ¿Cómo piensan los
sumerios en el desarrollo gráfico de una escena? El vaso está hecho a base de la sucesión circular de una serie
de frisos o escenas (frisos corridos). Esta sucesión de 4 frisos, van sucediéndose de menor tamaño a mayor
tamaño y a medida que avanzamos la importancia de lo ahí representado va creciendo. Esto ocurre porque en
Oriente hay una jerarquización que llega hasta el arte, por lo que el dios o gobernante es más grande.
Se representa a un personaje divino femenino, que por una serie de atributos que tiene detrás, se puede
identificar, en este caso es una representación de la diosa Inanna. Hay estudios que dicen que es una
sacerdotisa que representa a la diosa. Así se busca una profesión nueva, la de la sacerdotisa que se une a la
diosa en la gran procesión (hierogamia). Este vaso reproduce la procesión de la gran festividad de Inanna.
Frente a esta divinidad observamos a un personaje masculino que podría representar al gobernante de la zona
ofreciendo sus respetos a la diosa.

La estructura del vaso es la siguiente:

- La banda más baja se compone de plantas y animales en los que la diosa se manifiesta y que sustentan
al hombre: espigas de cebada alternan con palmeras datileras, y ovejas con carneros8 (ocuparían el
primer y segundo friso respectivamente).
- El friso siguiente o medio, muestra a unos hombres cargados de ofrendas, desnudos, como era
habitual entonces y en todo el Período Proto-dinástico cuando el hombre se acercaba a los dioses. Esta
escena está íntimamente relacionada con la última y escena principal.
- Por último, la escena principal. La fiesta de consagración de la diosa Inanna. De ésta se han perdido
desgraciadamente algunos fragmentos encima y detrás de la figura de la diosa, y no sabemos por tanto
si llevaba o no la tiara con cuernos que distinguirá a los dioses en monumentos posteriores. Está
recibiendo un cesto de frutas, como los que aparecen en el friso inferior. Detrás de ella se yerguen dos
haces de caña, atados de una forma especial: sirven para identificarla, pues este tipo de haz es el
prototipo pictográfico del signo con que se escribirá su nombre; todas las figuras que hay detrás son el
resto de regalos de boda que ha recibido y un carnero. El oferente que aparecía tras el sacerdote
desnudo se ha perdido; seguramente sería la figura barbada de un rey, o jefe, conocido por los sellos
grabados de la época. Le ofrece, como regalo de boda, un ceñidor muy adornado con borlas, uno de
cuyos extremos está bien conservado.

Este vaso simboliza y representa lo que pasaba en los lugares sagrados, en esos templos. Una de las
características del relieve sumerio, en general, es que se trata de un relieve muy plano, la incisión es poco
profunda. No es tan plano como el egipcio, pero no tiene el volumen que destaca de la superficie.

 Dama de Warka

En un contexto en torno al 3000 a. C, hay que situar lo que se viene considerando como una de las obras
cumbres de la escultura sumeria. Es excepcional porque no tiene recorrido, es decir, la extraordinaria calidad
que tiene esto en el 3000 a. C no tiene continuidad en la escultura sumeria posterior, sino que esta va a peor.
La escultura mide unos 20 centímetros. Por su singularidad se supone que debió ser una representación de la
diosa Inanna y consecuentemente debió formar parte de una estatuilla de culto.

Como era esta estatuilla de culto no lo sabemos, ya que lo único conservado es la cabeza. Desde el punto de
vista estilístico, los pómulos, la barbilla y los labios y comparándolo con otras figuras del periodo, es de gran
calidad. Sus ojos estarían rellenos con hueso para el blanco, con lapislázulis para las pupilas y el punto negro
y las cejas con una cosa que los sumerios utilizaban mucho porque lo tenían al lado, el alquitrán. Sabemos que
tenía adosada una corona o una peluca de oro, u otro tipo de material que le enganchaba en el medio de la
cabeza para que no se cayera y se acoplara bien gracias a los rehundimientos que bajan por ella. Por las
cuencas de los ojos y la línea de las cejas vacías, sabemos que estuvieron rellenas de betún y que los ojos
serían de concha o hueso (el blanco) y lapilaszuli (pupilas).

 Gobernante sumerio. Inicios de la cultura sumeria.


Está hecha de alabastro, es una imagen estereotipada y representa a un alto funcionario que por comparaciones
iconográficas podía ser el rey sacerdote de Uruk. 99% de las representaciones de estos gobernantes es como
esta pieza que observamos en la imagen, en alabastro y también encontrada en Uruk.

 Toro de Warka

Está realizado en alabastro y se fecha en torno al año 3000 a. C. Esta figura formaría parte de las figuritas
ofrendadas a la divinidad. Estaría realizada en lapislázuli y alabastro

 Estela de Uruk

Como elemento excepcional cabe llamar la atención sobre la existencia de una pieza, la estela de Uruk o la
estela de Barca. En ella nos encontramos una representación en doble registro, el rey que caza un león abajo y
arriba lo está rematando con una lanza. Mide menos de un metro y está hecha en granito. Es un documento
importante porque representa al gobernante en un formato de estela que todavía tardará en desarrollarse en la
arqueología sumeria y mesopotámica.

 Monumento Blau

Es una especie de mini estelita, en la que aparece un dignatario que está en actitud de recogimiento y se ha
vinculado a un alto dignatario. Nos sirve para ilustrar las funciones de estos gobernantes. Aquí aparece
proyectando su autoridad sobre el pueblo. Aparece algo de protoescritura sumeria, pictogramas, que sirven
para datar monumentos.

 Vaso de clorita pintada

La caliza y el alabastro han sido los materiales dominantes en el artesanado sumerio. También hay que
destacar la clorita, de la cual está realizado este vaso. Esto nos dice que había gente que trabajaba con estos
materiales que venían de muy lejos, de las fronteras de Mesopotamia.

3. Dinástico Antiguo (2900-2350 a.C)

El dinástico antiguo va del 2900 al 2350 a.C y se divide en tres subperiodos:

- Dinástico Antiguo I: 2900-2750 a.C


- Dinástico Antiguo II: 2750 – 2600 a.C
- Dinástico Antiguo III: 2600-2350 a.C

Para el dinástico I podemos identificar a la zona norteña de Jafache, al antigua Tutub. Esta ciudad es muy
importante, y está situada en el entorno del Valle de Villala, al norte de Mesopotamia. Aquí se identificaron
tres templos: el Templo de Sin, el Templo de Oval y el Templo de Nintu. Estos templos son bastantes
interesantes y aunque tienen una serie de elementos comunes, tanto en su tamaño como en su urbanística son
bastantes diferentes.

 Templo de Sin

Es el más antiguo, es de inicios del dinástico antiguo I y final de Jemdet Nasr (2900). Su planta está vinculada
con la del templo de Kullab; se accede a él por una escalinata que lleva a una plazoleta por la que se entra el
templo. Aunque podamos ver distintas fases, nos quedamos en la fase dos, en la que vemos un templo
sumerio, porque tiene una nave rectangular, las tres separaciones entre naves.

 Templo Oval
No se sabe a la divinidad que estaba dedicado, por lo que se le da un nombre descriptivo. Su recinto es
ovalado, entre comillas. ¿Es una aspecto único?, no, ya que hay antecedentes en el norte de Mesopotamia.
Dejando a un lado esta singularidad la parte más importante es que tanto el templo oval como los demás, son
templos urbanos, ya que están metidos en la ciudad. Mide 103x75m.

Se trata de un templo que está integrado en lo que podemos calificar como un santuario. Decimos esto porque
primero hay una pequeña ciudad y luego un segundo que podríamos calificar como el témenos del templo un
recinto donde estaría el templo propiamente dicho. El santuario tiene la particularidad de tener un doble
recinto, siendo su espacio más grande de unos 100 metros por 60 metros. Dentro del segundo recinto habría
almacenes y talleres de donde procede manufactura de lujo, los objetos que vemos son creados aqui.

Este templo oval sufre una importante remodelación en un momento de finales del dinástico antiguo II, o a
inicios del dinástico antiguo I. esto sirve de pretexto para hablar de una reforma urbanística en la ciudad. Esta
reforma se lleva por delante al tercero de los templos, el templo de Nintu, es decir desaparece debido a la
reurbanización (seguramente lo hablan trasladado a otro sitio pero no se ha documentado). Esto es importante
porque sabemos que todo lo que aparece en el templo oval son anteriores al dinástico antiguo II.

Gracias a la decoración de muchos cilindros-sellos se ha podido averiguar la decoración que tendrían estos
templos, como personas haciendo ofrendas a los dioses o un friso con una procesión de animales. Algunas de
estas piezas a destacar son:

- Placa votiva de Ur: Son unas piezas elaboradas en piedra, caliza la mayoría, que presenta siempre
como elemento común su forma cuadrangular y la existencia de un orificio en su centro, que se
supone que fue para colocarlas o embutirlas en la pared. Fuera de Jafache destacan otras figuras,
como las placas votivas de Ur .
No se sabe la función general de estas placas, que tienen una perforación interior que podría servir
como soporte en el suelo para introducir algo, aunque quizás también se encajaran en la pared a modo
de decoración. Concretamente, la de Ur procede del DA III y refleja una escena de ofrendas y
procesiones religiosas. En la parte de abajo se representan personas llevando obsequios al templo y en
la de arriba aparecen estos mismos dentro de él y rindiendo culto al dios Nannar. También destaca
otra placa en la que aparece una divinidad con dos mazas. De éstas se han encontrado muchas que
estaban decoradas y con inscripciones que decían que estaban dedicadas a la divinidad de la ciudad de
Lagash, por eso aparece representado un águila con cabeza de leona, con las alas extendidas y con las
garras asentadas en los cuartos traseros de dos animales, conocido como Imdugud.
- Mazas votivos: Esta tiene un motivo una iconografía, y nos enseña la existencia de símbolos
vinculados a distintas divinidades. Estos símbolos sirven para aludir o representar a las distintas
divinidades, como es el ejemplo del águila de Zeus o la lechuza de Atenea. Si vemos un águila con
cabeza de León con las alas abiertas, vemos que es el símbolo de una divinidad llamada Ningirsu.

Tell-Asmar

Otro templo a destacar es el templo de Tell Asmar, en la ciudad de Eshunna, dedicado al dios Abu. Este
templo tiene una capilla adosada que cuando se excavó se encontró uno de los conjuntos escultóricos más
famosos: el grupo de las 12 estatuillas de Tel-Asmar.

Estas eran 12 piezas, una más grande que todas las demás, y eran para exvotos a la divinidad. Destacan sus
grandes ojos. Están hechas en alabastro y representan la típica imagen del gobernante sumerio, porque la
posible interpretación como una divinidad es bastante endeble o improbable. Si la comparamos con las figuras
anteriores, la evolución es evidente. Presenta una actitud orante y algunas de ellas llevan un vaso como
ofrenda.
Son exvotos que se sabe que fueron colocadas intencionadamente en donde se encontraron. Se cree que
pueden ser figuras oferentes o de dioses que pudieron ser encargadas por particulares. Son figuras muy planas
por detrás y están desproporcionadas, pero es que los sumerios jamás desarrollaron demasiado el campo de la
escultura, por lo que no tenían demasiada experiencia tallando estatuas.

Al ver estas piezas los especialistas han considerado que anterior a esta etapa halla otra fase que no se ha
conservado, en la que las piezas estarían realizadas en madera. Esto se dice sobre todo al ver las espaldas y al
ver el tratamiento de las articulaciones, que parecían que tenían el aspecto de la talla de madera.

Entemena

A medida que los artesanos vayan trabajando estas esculturas irán incorporando elementos que no habían sido
antes, como pueden ser la escritura o epigrafía. Entemena es un personaje famoso de la época, ya que aparece
en distintas inscripciones, entre las que destaca un conos. Manda a realizar una escultura famosa que
conservamos y a la que le falta la cabeza y lleva una inscripción; quien la manda a hacer, la divinidad
dedicada y el lugar.

Vasos de Entemena

En el borde de este vaso pone que es un vaso, que es una ofrenda que Entemena dedica a Ningirsu y sabemos
que se lo dedica en el templo que esta divinidad tenía en la ciudad de Girsu, a unos 25 kilómetros de Lagash.
Es un vaso de unos 35 centímetros y tiene un cuerpo de plata y la peana o apoyo está hecho en cobre, y se
supone que eran unas garras de león. Pertenece al DA III.

En este vaso el artesano no ha esculpido, sino que ha trazado un bello relieve en un friso continuo que se
repite como si fuera un sello cilíndrico. Según la inscripción, este vaso lo dedica Entemena al Dios Ningirsu.
El símbolo de Girsu es el águila leontocéfala, por lo que este vaso proviene de esta ciudad. Se usa la epigrafía
a modo de emblema. Tiene dos frisos:

- Friso central: el águila a modo de emblema. Esta águila recibe el nombre de Imdugud o Anzu.
- Friso superior: una procesión de animales.

El estandarte de El Obeid. Templo de Ninhursag.

Ninhursag o Ningirsu es la divinidad protectora de Girsu. Ésta tiene varios templos en esta ciudad, de uno de
los cuales procede una serie de materiales importantes. En el templo de Ninhursag encontramos el famoso
Estandarte o Relieve del Obed (FIG. 35). Es una especie de panel que estaba situado en el dintel superior de la
entrada del templo.

Este templo no es un templo dedicado a Ningirsu. Allí se encuentra el estandarte de El obeid, que no es otra
cosa que una obra cumbre la toréutica sumeria, es decir de los trabajos de los metales, que está entre caballo
entre el alto relieve y la escultura exenta. El material es cobre y el interior es de madera. Este estandarte
representa de nuevo el Imdugud o Anzu (el águila leontocéfala). Es un relieve altísimo, pues las figuras casi se
salen. Estaba encima del dintel que servía de acceso al templo.

El templo tiene dos columnas adosadas que forman parte de la decoración de la entrada del edificio. Una de
estas columnas está realizada de taracea, que es el equivalente de la marquetería, que es una técnica de
incrustación de trozos ya tallados (de marfil, conchas lapislázuli, etc.) sobre algo (madera generalmente), con
esto se crea un maravilloso mosaico.
Este templo también tiene una plataforma con una escalinata de acceso y una plazoleta. Es un modelo
parecido al de los templos vistos con anterioridad. Este templo es excepcionalmente importante porque tiene
cosas que no se han visto en otros sitios, como el estandarte y la decoración que veremos a continuación.

Observamos un doble friso corrido, llamado friso de la lechería, porque hay una escena de ambiente
naturalista en la que unas personas ordeñan el ganado. Es una especie de mosaico donde se incrusta trozos o
placas de alabastro sobre una base blanda de betún. Lo verde que hay arriba es cobre oxidado.

Otra de las piezas importantes encontradas en el templo es la de un toro de cobre. También de este templo
proceden estatuillas de orantes, de gente que están rezando a la divinidad, de la que hay que destacar la
estatuilla de Kurlil. También observamos que hay conos de arcilla cuya decoración eran de flores de arcilla.

Otras piezas interesantes de este templo son unas columnas realizadas en taraceas que es una
técnica de incrustación de trozos ya tallados (de marfil, conchas, lapislázuli, etc.) sobre algo
(madera generalmente). Estas columnas son un trozo de madera recubiertas de betún (por eso
tiene partes negras) a la que se le han incrustado estos materiales ya mencionado. Aunque la
imagen no corresponda a las columnas de taracea del templo de Ninhursag, la técnica es la
misma. En este estandarte (Ur 2700) se representa una procesión de ofrendas al monarca, que
aparece sentado y de mayor proporción en la parte izquierda del registro superior.

Estela de los buitres

Una de las piezas más famosas del mundo mesopotámico es la Estela de los buitres (o de Eannatum,
gobernante de la ciudad de Lagash) y que nos permite hablar de las estelas conmemorativas. Esta estela, cuyas
dimensiones son 1,80 metros por 1,30 metros, es una pieza excepcional, ya que hasta el momento no se había
hecho nada por el estilo. Forma parte del dinástico antiguo III (2400 a.C).

En cuanto a su forma tiene la forma típica de las estelas sumerias, con las puntas redondeadas. La estela tiene
dos caras con una disposición de frisos superpuestos, sin ningún tipo de corte. Tiene una decoración por
ambos lados y combina la iconografía con la escritura, lo que permite que sepamos lo que se está
representando, que no es otra cosa que la guerra que mantuvo la ciudad de Lagash contra la ciudad de Umma.
Esta guerra es ganada por Lagash, y la estela lo narra por sus dos caras.

Cara principal: encontramos dos frisos, arriba se representa a Ningirsu con una maza de guerra y una red llena
de prisioneros y de enemigo muertos. La red está empuñada por el símbolo de Ningirsu, el águila. Abajo está
el rey (Eannatum) tirado por un animal fantástico. Ningirsu es el dios que asegura la victoria de Lagash.

Cara posterior: hay cuatro frisos, donde aparecen escenas de batalla y el rey con una larga lanza. Esta estela
cuenta la guerra entre Lagash y Umma. Es una especie de relieve histórico, a su manera, ya que esta narrando
una campaña militar.

Es la primera vez que aparece un relato histórico apoyado por la escritura. Relacionado con esta estela, se
encuentra el vaso de Umma, en donde aparece escrita la versión de la batalla narrada desde el punto de vista
de esta ciudad.

El tema de las estelas tiene un recorrido más grande. Encontramos algunos restos de estelas donde parece que
la decoración es más bien pacífica y palaciega que bélica. Esta pieza representa “un retrato de gobernantes
sumerios”, que aparecen idealizados y una de ellas es el rey Eannatum, sabemos que es él porque viene
escrito. También hayamos una escultura orante de su hijo, con el nombre en la espalda.

La ciudad de Mari

La ciudad de Mari es también importante y sabemos que es un lugar frecuentado por gente de Uruk. Aquí se
han encontrado niveles antiguos vinculados al famoso palacio de Mari, famoso ya en momentos posteriores
(segundo milenio). Destaca la existencia de varios templos, el más importante de los cuales está dedicado a
una divinidad es Istar: el tesoro del templo de la diosa Ishtar (se puede asociar con Inanna), de entre los que
destacan la estatua del rey Lamgi-Mari, la del cantante de Mari (se cree que es un cantante por la posición de
sus brazos), de un periodo más avanzado y en la que se puede apreciar mejor la policromía, y la del alto
funcionario Ebih-Il, en la que aparece sentado y con actitud orante.

La figura de Ebhi-il, sobre todo en su barba, que es más moderna. También es más moderno el hecho de que
nos encontremos esculturas con nombres que no eluden a reyes ni héroes. En este caso Ebhi-il es un primer
ministro o visir

Otra escultura a destacar es la escultura del cantante o músico de Mari, cuya pose es distinta, es más
evolucionada. Esta pieza es estilísticamente de un periodo avanzado, la policromía se aprecia mejor. Otra
pieza es la de Ebhi-il, un funcionario de Mari que aparece sentado.

4. Urbanismo y arquitectura durante el DA III (2600-2350 a.C)

Hay que comentar lo poco que se conoce sobre la arquitectura doméstica y el urbanismo en el Dinástico
Antiguo, sobre todo en el III. En Abu Salabikh (Norte de Mesopotamia) se han documentado restos de casas a
partir de los cuales se puede estudiar cómo eran estas casas “ricas” de estos momentos. Se caracterizan por
tener la planta cuadrangular con habitaciones cuadrangulares y rectangulares. Su elemento principal es un
patio que es el que distribuye los espacios. Podrían tener una o dos plantas. El techo era plano.

En cuanto a los palacios tenemos pocas referencias. Los más conocidos son el palacio de Eridú y uno de los
palacios de Kish. Esencialmente, estos palacios están articulados por patios que sirven como para unir varias
casas grandes cada uno con una función diferente (privada, administrativa, etc.). Esto se puede ver muy bien
en el palacio A de Kish. En el palacio de Eridu observamos que la ampliación del palacio es repetir el
esquema de la casa. En Kish se diferencia claramente el espacio viejo del nuevo, y se encuentra una novedad,
un espacio con columnas que sirve de antesala al lugar donde se encuentra el trono. El material de estos
palacios es adobe aunque se comienza a introducir el ladrillo.

En Tell Asmar también vemos palacios. Es un palacio urbano que está pegado al templo de Abu (aquel donde
se encontraron las 12 estatuillas de Tell Asmar).

Siguiendo con los edificios civiles, vamos a hablar del cementerio real de Ur. Al excavar la ciudad, entre otras
cosas, se descubre el cementerio real. Este nos permite hablar de la arquitectura funeraria sumeria en el
dinástico antiguo y de la existencia de elementos suntuarios (piezas) que ahora están ubicadas en las tumbas.
Los cementerios de Ur del Dinástico Antiguo III comprenden un vasto territorio que incluye 2000
enterramientos, pero sólo unos 20 se pueden clasificar como reales o principescos.

Estas tumbas reales están excavadas en el subsuelo (hipogeas) y se accede por un corredor (dromos). Pueden
ser simples o tener varias cámaras, según la riqueza del difunto. Algunas cámaras servían para almacenar
cosas, y la última de todas era donde estaba el cuerpo.
En la tumba Ur III 779 encontramos el estandarte de Uruk; Las tumbas tienen en su excavación algo que
decirnos, y esto es los materiales que componían, los ajuares. Así observamos objetos de palacio que forman
parte de estos ajuares funerarios

Es un friso corrido con escenas que van desde abajo hacia arriba. El personaje principal está sentado en una
especie de simposium (simposio) en el registro superior. Es una escena de banquete. El reverso muestra a un
ejército en formación (estela de los buitres). Esta pieza está hecha de taracea y se ha recubierto con trozos de
marfil blanco y lapislázuli. Le llaman estandarte pero en realidad eran cajas de resonancias de instrumentos
musicales.

En la tumba Ur III 1237 encontramos a súbditos del rey o personaje importante que se han suicidado a la
muerte de este, importa porque iban acompañados de sus instrumentos: arpas u objetos musicales, vasijas de
oro y juegos. Tenemos escenas dentro de los propios objetos musicales que nos las interpretan, es decir en un
arpa aparecen personas tocando el arpa en escenas de banquete de los gobernantes sumerios. Es decir aparecen
objetos característicos de la vida de palacio.

En la tumba 755 hayamos el casco de Meskalamdug unos de los vestigios más importantes de este cementerio.
Este casco es un casco de parada, es decir lo uso para hacer un desfile, no voy con él a la guerra. Simula la
cabeza y el peinado de un personaje real. Sabemos que es de este gobernante porque nos encontramos con
algunos sellos cilíndricos que indican el nombre del personaje enterrado.

En la tumba 800 encontramos el sello de pu-abi, En la tumba 800 aparece el sello de pu-abi. Este nombre es
semita y pertenece a una reina, lo que quiere decir que estos contextos ya había semitas y acadios viviendo y
teniendo puestos destacados en la sociedad sumeria. Destacar que en la cabeza aplastada de la reina se
encuentra un tocado real de gran calidad