Está en la página 1de 2

"Caso Sofía" instala el debate sobre el regreso de la pena de

muerte en Chile
La muerte de una niña de un año y once meses asesinada a manos de su presunto padre
generó además distintas movilizaciones en el país para exigir justicia por la menor.

El asesinato de una menor de un año y once meses a manos de su presunto padre


biológico en Puerto Montt reavivó el debate sobre la pena muerte en Chile.

Recordemos que la menor falleció a manos de su aparente progenitor identificado como


Francisco Ríos Ríos de 26 años. En el cuerpo de la niña había quemaduras, hematonas y
supuestos signos de abuso sexual.

El agresor fue formalizado este lunes, quedando en prisión preventiva en el Complejo


Penitenciario de Puerto Montt tras ser sindicado como autor del homicidio de la niña,
estableciéndose que su causa de muerte fue por un hemoperitoneo, producto de un
trauma abdominal que afectó un conjunto de arterias y alrededor de seis órganos vitales.

Tras esto, se han registrado manifestaciones en Santiago, Concepción y Puerto Montt que
buscan endurecer las penas por este tipo de crímenes e impulsar la llamada "Ley Sophia",
incluso pidiendo la pena de muerte para los agresores.

El hecho provocó que deportistas como Gary Medel y Claudio Bravo repudiaran la muerte
de la pequeña, exigiendo que ningún niño muera en circunstancias tan trágicas.

El calvario que sufrió Sophie antes de encontrar su muerte: Tuvo 29


atenciones de urgencia
La pequeña Sophie, niña de un año y once meses que fue brutalmente asesinada en Puerto Montt
a manos de su padre, tuvo una corta vida, pero llena de maltratos. La historia en torno al deceso
de la menor reabrió el debate sobre la pena de muerte, debido al calvario que sufrió la niña y que
no alcanzó a resistir.

La niña tuvo al menos 29 atenciones de urgencia en el Centro de Salud Familiar (Cesfam) de Alerce
antes de encontrar su muerte. La vida de la menor, quien su padre nunca reconoció y que fue el
autor de su asesinato, no estuvo exenta de hechos de violencia y maltrato.

Su madre, quien quedó embarazada a los 16 años y admitió tener una concepción no deseada,
tuvo su primer control a los siete meses. Asimismo, también reconoció haber consumido drogas y
alcohol en el periodo de gestación, consciente de que Sophie llegaría al mundo. Su padre, quien no
estuvo presente hasta que la menor cumplió un año y medio de vida, nunca le dio el apellido, pero
un examen de ADN confirmó su paternidad.

El primer control tras el nacimiento de Sophie fue realizado al tercer mes, en los cuales se
solicitaba exámenes hacia la niña por anemia, aunque en otros se constataba que mantenía
sobrepeso. Sin embargo, en paralelo se registran numerosos ingresos en la unidad de emergencia.

En abril de 2017 la menor ingresó al centro por una quemadura en su pierna, hecho que quedó
registrado en la ficha de papel que llenó el médico de turno y que hoy guarda el Cesfam en su
historial médico. El documento no detalla las características del hecho, tampoco su extensión ni
profundidad.

Meses después de esta quemadura, Sophie volvió a ser atendida por otra lesión de urgencia,
donde su madre declaró que la menor sufrió una caída, ante lo cual se le ordenaron exámenes
porque presentaba convulsiones.

En otras atenciones de urgencia también se encuentra la presencia de convulsiones, sin embargo,


el hecho no alertó a los profesionales del recinto. Cabe destacar que más del 90% de las personas
que se atienden en el Cesfam de Alerce es vulnerable, donde su capacidad supera los 30 mil
pacientes. Además, sólo en los últimos dos meses, el centro ha denunciado dos casos de maltrato
infantil. Según cifras del Sename, la región de Los Lagos es la segunda con mayor cantidad de
delitos contra menores de edad en Chile.

Sólo en 2016 la menor fue atendida 14 veces, mientras que en 2017 acudió en 15 ocasiones de
urgencia al Cesfam de Alerce, sumando 29 controles de este tipo. El informe de la perito a cargo
del caso permite a la Fiscalía formalizar al imputado por parricidio y maltrato relevante. Sumado a
ello, se añade el delito de violencia intrafamiliar tras golpear a la madre de su hija.

Sin embargo, el informe no alude a delitos de tipo sexual, instalados en la conciencia colectiva tras
conocerse este caso que remeció al país. A raíz de ello, el tribunal determinó que se investigue el
hecho durante cinco meses, por lo que el imputado quedó en prisión preventiva.

Además de las acciones del Ministerio Público, la municipalidad de Puerto Montt, del cual
depende el Cesfam de Alerce, presentó una querella en la que se agrega el delito de violación
contra quienes resulten responsables, acusando responsabilidad de la madre también en este
caso.

Hasta ahora la Fiscalía formalizó al acusado de matar a Sophie por los delitos que se desprendan
del informe preliminar de la perito a cargo del caso, las que se refieren al maltrato y posterior
deceso, sin mencionar delitos sexuales contra la menor. La principal prueba contra el imputado es
el testimonio de la madre de la niña, sin embargo, futuras indagatorias podrían apuntar a otras
pruebas y revelar, incluso, otros delitos contra la menor.