Está en la página 1de 17

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular para la Educación


Unidad Educativa Colegio Privado
“Miguel Ángel Prado”
Asignatura: Biología
Municipio Baralt – Estado Zulia

Profesora: Damarys Cañizalez


Grado: 4to Sección: “B”
Integrantes:
Ballan Diana
Ballan Jazmín
Gil Darwuin
Gutiérrez Krismar
Padrón Jorberth
Torres Norosca
Viloria Noraida

Pueblo Nuevo, Mayo del 2014


Esquema

Introducción
Reino Vegetal o Plantae
Clasificación de las Plantas
Partes de una Planta
Alimentación de las Plantas
Respiración de las Plantas
Reproducción de las Plantas
Las Briofitas (Bryophyta)
Las Hepáticas
Los Musgos
Evolución de las Traqueofitas
Clasificación de las Traqueofitas
Subphylum Pterópsida
Clase Filicíneas (Los Helechos)
Importancia de los Helechos
Conclusión
Bibliografía
Anexos
Introducción

Los humanos utilizan solo un reducido porcentaje de vegetales solo para su


alimentación, cobijo y medicinas. De los vegetales depende el sustento de muchos
países pero aun tiene más importancia para la humanidad debido a los beneficios
indirectos obtenidos de todo el reino vegetal que realiza la fotosíntesis y ha
suministrado oxigeno suficiente para subsistir y no solo eso sino también sujetan
los suelos evitando la erosión de esto.

Debido a que las plantas pueden fabricar sus propios alimentos, es el primer
paso de muchas de las cadenas alimenticias en el mundo. Las plantas pueden
vivir en lugares secos o con agua, elevados o bajos, calientes o fríos. Los seres
humanos no pueden vivir en un mundo sin plantas.
Reino Vegetal o Plantae

Todas las plantas son verdes porque tienen un pigmento de este color en todas
sus células, es la clorofila. La clorofila es indispensable para realizar la
fotosíntesis, proceso que les permite nutrirse y respirar. Como gracias a la
fotosíntesis pueden fabricar ellas mismas su propio alimento, se les llama
autótrofas. Absorben materiales inorgánicos de la tierra como agua y sales
minerales, y del aire dióxido de carbono; y los transforman en elementos
inorgánicos que les servirán de alimento. Están fijas en el suelo a través de sus
raíces, aunque pueden realizar movimientos muy sencillos buscando la luz. Son
pluricelulares por estar formados por multitud de células. Una diferencia con las
células animales son unos saquitos que hay en su citoplasma; los cloroplastos,
donde se halla la clorofila. Además, en lugar de tener varias y pequeñas vacuolas.

Clasificación de las Plantas

Las clasificaciones de las plantas de acuerdo con su aspecto. Éstas son:

 Árboles: Son plantas de tallo leñoso, de más de 5m de altura que


presentan una copa de hojas. Entre éstos encontramos el samán,
araguaney, etc.
 Arbustos: Son de tallo leñoso de menos de 5 m de altura, que se ramifican
cerca del suelo. Los cujíes son un ejemplo.
 Hierbas: Son plantas pequeñas, de 3 m de altura máxima, con tallo suave,
de consistencia herbácea. Los herbazales, que ordinariamente cubren los
terrenos baldíos, y la caña de azúcar, son un ejemplo.
 Trepadoras: Son plantas cuyo tronco no puede sostenerse por sí solo, de
forma que han desarrollado estructuras especiales, anillos, por lo general,
para poder treparse a superficies de apoyo que les permitan crecer. Entre
éstas están la malanga, la parchita y la vid.
 Epífitas: Son plantas que crecen sobre otras plantas, pero sin alimentarse
de ellas, sólo las usan de soporte. Las bromelias y orquídeas son plantas
epífitas.
 Hemiparásitas: Son plantas que necesitan parasitar a otras plantas para
obtener nutrientes, aunque son capaces de realizar la fotosíntesis. Éste es
el caso de las tiñas o barba de palo.
 Hidrófilas: Son plantas adaptadas para vivir en el mundo acuático, y han
desarrollado estructuras especializadas para ello, como los lirios y las
boras.
 Rupícolas: Son plantas que crecen sobre rocas. Tal es el caso de los
líquenes.

Partes de una Planta

En general todas las plantas tienen raíz, tallo, hojas, flores, frutos y semillas.
Cada una de estas partes se encarga de realizar una actividad para que la planta
pueda vivir.

 Raíces: Las raíces se desarrollan bajo el suelo. Sus funciones principales


son fijar las plantas a la tierra y absorber el agua y los minerales que hay en
ella para que le sirvan de alimento. Sujetan a la planta ramificándose en
todas direcciones en el interior del suelo. Algunas raíces también sirven de
almacenamiento, como las zanahorias y los nabos. En este tipo de raíces
se guardan sustancias que servirán de alimento para sobrevivir en invierno
y producir nuevas hojas cuando llegue la primavera. Las raíces se
componen de una raíz principal en cuyo interior se encuentran los vasos
conductores, que son como las venas y las arterias de nuestro cuerpo, pero
en lugar de transportar la sangre conducen la savia. De esa raíz principal,
gruesa y resistente, parten otras raíces más delgadas llamadas raíces
secundarias.
 Tallo: Es la parte de la planta que se alza, generalmente en posición
vertical, a partir del suelo. El él se disponen las hojas de tal manera que
reciban la mayor cantidad de luz posible; y las flores de forma que sea fácil
su polinización. Sirve de conexión entre las raíces y las hojas, ya que en su
interior hay unos conductos por los que fluye la savia. Los tallos pueden
ser:

 Herbáceos: Son blandos y flexibles.


 Leñosos: Son resistentes y duros como los troncos de los árboles.
 Rastreros: No mantienen erecta la planta ya que se arrastran por el
suelo, tal es el caso de las fresas.
 Trepadores: Se agarran a las paredes o verjas mediante unas
pequeñas ramitas llamados zarcillos, como las parras, o bien se
enrollan alrededor de otra planta para subir alto en busca de la luz,
como las lianas.

No todos los tallos crecen hacia arriba. Hay algunos que no ven la luz del sol
porque parecen bajo tierra y se suelen confundir con raíces, son los tallos
subterráneos. Los más importantes de este tipo son: el rizoma, tallo muy alargado
enterrado a poca profundidad y que aparecen horizontalmente, como el muguete o
lirio de los valles. El bulbo, tallo muy corto y abultado envuelto por hojas carnosas,
como el tulipán y la cebolla. El tubérculo, tallo que se introduce en la tierra y
engorda al acumular almidón, por ejemplo la patata y el ñame.

Cuando se cierra el tronco de un árbol se pueden observar unos anillos. Estos


anillos están formador formados por los tubos o conductos que conducen la savia,
los cuales a medida que el árbol envejece se van endureciendo y uniendo a modo
de círculos. Cada año de vida se va formando un anillo más. Así podemos calcular
la edad de los árboles. No todas las plantas tienen tallos, sólo las que tienen
conductos vasculares internos.
 Hojas: Las hojas están repartidas por el tallo y las ramas. Su misión
principal es realizar la función clorofílica o fotosíntesis, proceso por el que
se transforman los alimentos que previamente han absorbido las raíces, y el
tallo ha transportado. En ellas se produce la respiración de las plantas.
Además los vegetales están continuamente perdiendo agua en forma de
vapor, transpiración, y lo realizan también a través de las hojas. Las plantas
que viven en lugares muy secos suelen ser de hojas pequeñas y con pocos
estomas para no secarse enseguida. La vida de las hojas suele ser corta,
no pasan de varios años porque al irse destruyendo su clorofila no pueden
fabricar más alimento.
 Flores: Es la parte de la planta más atrayente por su belleza y olor. Pero
todo tiene su porqué en la naturaleza. Sus hermosos colores y aromas
tienen como finalidad atraer a los insectos o pájaros para que al ir a otra
planta les lleve su polen. De esta manera, se producirá la polinización, una
forma de reproducción, entre otras, de los vegetales que consiste en el
paso de los granos de polen de los estambres al ovario. La flor, es por lo
tanto, el aparato reproductor de la planta. Su misión es producir semillas y
frutos. Las partes más visibles de una flor son los pétalos, que son las hojas
suaves y de colores. Dentro de la flor encontramos unos finos hilos
terminados en botoncillos amarillos, son los estambres. Los estambres
están formados por filamentos y anteras, es la parte masculina de la flor.
 Frutos: El fruto tiene como misión proteger la semilla de la planta. Pero
¿cómo se forma? Cuando el polen de los estambres de una flor llega al
óvulo que hay en su ovario, se unen y forman una semilla muy pequeña
(fecundación). La flor ha acabado su misión y se marchitan todas sus
partes: corola, cáliz, estambres, excepto el ovario con la semilla fecundada
dentro. El ovario empieza a crecer y a convertirse en fruto para envolver y
alimentar la semilla.
 Semillas: En el interior de los frutos se encuentran las semillas. Gracias a
ellas nacen nuevas plantas. ¿Cómo se producen las semillas? Una semilla
surge de la unión de un óvulo y un grano de polen de la flor, por tanto, son
óvulos fecundados. Cuando la semilla madura, sale del fruto y se separa de
la planta madre para empezar una vida propia. De esta manera, podrá
brotar de ella una futura planta. Para ello es necesario que las semillas se
dispersen o esparzan porque si todas cayesen debajo de la planta madre
no habría alimento y luz suficiente para desarrollarse por lo que habría
demasiada competencia entre ellas. Las semillas son esenciales para que
sigan naciendo nuevas plantas. También son muy importantes como fuente
de alimento para el hombre.

Alimentación de las Plantas

Las plantas absorben por la raíz el agua y las sales minerales del suelo. A este
líquido compuesto de agua con sustancias minerales disueltas se le llama savia
bruta. La savia bruta sube a través del tallo hasta las hojas por unos conductos
que se llaman xilema. En las hojas la savia bruta se convierte en savia elaborada
gracias a un proceso llamado fotosíntesis. Las hojas absorben dióxido de carbono
(CO2) del aire y a ellas llegan también el agua y las sales minerales (savia bruta).
La fotosíntesis no sólo aporta beneficios a las plantas al permitirlas alimentarse.
También es esencial para la vida del resto de los seres vivos en el planeta.

Respiración de las Plantas

Las plantas respiran al igual que el resto de los seres vivos. La respiración es
un proceso que consiste en tomar oxígeno del aire, para llevarlo a todas las
células del organismo, y en expulsar dióxido de carbono. Las plantas absorben el
oxígeno y expulsan el dióxido de carbono a través de unos poros o agujeros muy
pequeños, llamados estomas, que hay en las hojas.
Reproducción de las Plantas
Casi todas las plantas se reproducen sexualmente. En la reproducción sexual
intervienen dos células sexuales o gametos, una masculina y otra femenina. En
las plantas estas células se encuentran en la flor, la célula femenina es el óvulo
que está en el ovario y la masculina es el grano de polen o polvos amarillos, que
están en las antenas de los estambres. La reproducción de algunos vegetales es
asexual, es decir, sin necesidad de células femeninas y masculinas.

Las Briofitas (Bryophyta)

Son plantas relativamente pequeñas que crecen en lugares húmedos: rocas


troncos caídos, en el suelo del bosque, en pantanos o terrenos inundados, o junto
a estaques y quebradas. Algunas especies pueden sobrevivir a períodos de
sequía, pero solamente en un estado de vida latente e interrumpiendo su
crecimiento. En una palabra, las briofitas viven en tierra firme, pero no han llegado
a emanciparse totalmente de su ambiente acuático ancestral ya que, según todas
las evidencias, se originaron de las clorofíceas. Su gran dependencia de un
ambiente húmedo se debe a dos características: sus células espermáticas siguen
siendo flageladas y deben nadar para encontrarse con el óvulo, y por otra parte,
no tienen tejidos vasculares, lo que las priva de un transporte interno eficiente de
los fluidos a larga distancia. Algunas briofitas, sin embargo, poseen células
alargadas que pueden funcionar como elementos rudimentarios semejantes al
floema. Las briofitas comprenden los musgos y las hepáticas.

Las Hepáticas

Las hepáticas son pequeñas plantas que crecen en lugares húmedos,


frecuentemente a lo largo de las orillas de los ríos, alrededor de los manantiales,
sobre las rocas o en el agua. Pueden desarrollarse también sobre el suelo
húmedo o sobre las macetas en los invernaderos. Tienen el aspecto de hojas
coriáceas, aplanadas, que se adhieren al terreno por medio de numerosos rizoides
colocados sobre la capa inferior. El aspecto externo de esta planta se parece a la
de los lóbulos del hígado y por mucho tiempo se le atribuyó propiedades curativas
para las enfermedades del hígado. Una de las hepáticas más comunes es
Marchantia Polymorpha.

El ciclo vital es muy semejante al de los musgos, excepto que en el esporofito


es más reducido. La reproducción asexual a veces ocurre mediante la producción
de células especiales llamadas propágalos, contenidas generalmente en
estructuras en forma de copa, llamados conceptáculos, y ubicados en la superficie
del gametofito. Cuando se desprenden de la planta, las yemas pueden crecer y
originan una nueva planta.

Los Musgos

Se parece mucho a un filamento de alga verde. A medida que crece, la planta


forma rizoides que penetran en el suelo y actúan como raíces, fijando la planta y
absorbiendo agua y nutrientes. Otras ramificaciones dan origen al talo, que posee
láminas foliares semejantes a hojas. Los musgos al tener una organización más
evolucionada, pueden resistir a breves períodos de sequía tanto, que es posible
encontrarlos en los bosques aún bastante lejanos de los cursos de agua. Los
musgos viven en lugares húmedos, en las tundras y en los bosques tropicales,
templados y fríos. Desempeñan un papel importante en la naturaleza, pues
contribuyen junto con los líquenes, a la formación de suelos al descomponer las
rocas.

Evolución de las Traqueofitas

Las plantas que poseen tejidos vasculares son clasificadas en el phylum de las
traqueofitas. Frecuentemente son denominadas también plantas vasculares. Este
término pone en evidencia el carácter más importante de estas plantas, la
presencia de vasos conductores, los cuales son verdaderos tubos, comparables a
los vasos sanguíneos de los animales. A través de los cuales el agua absorbida
por las raíces es transportada hasta las hojas más altas. De este modo, el agua
que puede encontrarse bajo el nivel del suelo es puesta a disposición de las hojas
que pueden encontrarse a decenas de metros de altura. En las plantas vasculares,
los vasos forman una densa red que se distribuye por todos los órganos,
aprovisionándolos continuamente de agua.

Aun los terrenos más áridos conservan en los estratos profundos una cierta
cantidad de agua: la función de las raíces es buscarla y absorberla e incorporarla
en la red de los vasos. Por eso, las plantas sin vasos conductores desprovistas
como están de estos órganos y de raíces, no lo han logrado colonizar las zonas
áridas. Gracias a los tejidos conductores, las dimensiones de las plantas
vasculares no están limitadas por la dificultad del transporte de agua, como
sucede en las pequeñas briofitas: pueden crecer libremente hasta lograr record de
altura como los helechos arbóreos, que vivieron hace centenares de millones de
años, o de las sequías y eucaliptos actuales que pueden alcanzar 100 metros de
altura. Las grandes dimensiones de muchas plantas vasculares son posibles por el
desarrollo de tejidos mecánicos que se disponen en el interior del tallo y de la raíz
y en menor grado también en las hojas.

Para sobrevivir sin secarse rápidamente, la planta debe encontrar el modo de


controlar la evaporación, y en casos extremos, debe lograr anularla. Con este fin,
en las plantas vasculares se desarrollan los tejidos tegumentales, cuya superficie
externa impermeabilizada impide la evaporación del agua. La única comunicacion
entre el cuerpo de la planta y el ambiente externo ocurre a través de aberturas
microscópicas cuya amplitud es regulable: los estomas.
Clasificación de las Traqueofitas

El phylum Traqueofita es un grupo formado por plantas muy diversas.


Comprende la mayor parte de las plantas terrestres actuales y se subdivide en
cuatro subphylum:
 Psilópsida: Son las plantas vasculares más primitivas, de las que
sobreviven solamente 3 especies.
 Lycópsida: Licopodios o isoetáceas; comprende unas 1.000 especies.
 Sphenópsida: Son los esquisetos o colas de caballo (25 especies).
 Pterópsida: Es el mayor grupo del reino vegetal y está divido en tres
clases: Filicíneas o helechos. Gimnospermas (coníferas). Angiospermas
(plantas con flores.

Subphylum Pterópsida

 Filicíneae (Filicíneas): Comprende los helechos actuales.


 Gymnospermae (Gimnospermas): Plantas con hojas fructíferas, reunidas en
forma de cono o estróbilo. Comprende los helechos con semillas hoy
extintos las Cicadáceas, Ginkgoales y Confiérales.
 Angiospermae (Angiospermas): Producen semillas y por esto son
denominadas plantas superiores. En otras clasificaciones, estas plantas son
separadas de los helechos, formando el phylum de las espermatofitas.
Con sus raíces, tallos y hojas especializados, los pterópsidas han podido
adaptarse verdaderamente a la vida terrestre, en la que el mayor desarrollo de los
tejidos vasculares y de sostén explica que hayan alcanzado su gran tamaño.

Clase Filicíneas (Los Helechos)

Aproximadamente 10.000 especies de helechos viven actualmente sobre la


tierra. Son plantas herbáceas y rizomatosas, pero a veces, en los climas
tropicales, también arborescentes. Los helechos están distribuidos en todo el
mundo, en ambientes a veces diversos. Se les encuentra abundantemente en las
regiones cálidas y húmedas, donde habitan las especies de mayores dimensiones
y donde están representados por un notable número de especies. Particularmente
ricas en helechos son las selvas tropicales, donde constituyen una parte
importante del bosque bajo y una porción considerable del complejo de las plantas
epifitas.

Importancia de los Helechos

La importancia de los helechos es bastante limitada. Algunos, sin embargo,


encuentran un cierto uso, por ejemplo, en la industria farmacéutica por los
principios vermífugos que contienen. Es el caso del helecho macho (Dryopteris) de
cuya parte subterránea se extrae una sustancia utilizada contra las tenias. En
algunos países ciertas especies de helechos proveen materiales comestibles
ricos en almidón. Gran importancia tienen muchos helechos cultivados como
plantas ornamentales.
Conclusión

El reino vegetal es uno de los siete reinos en que se clasifican los seres
vivos y además uno de los más complejos debido a su antigüedad y la gran
diversidad de representantes que existen en todo el planeta.

Presenta características particulares que los diferencian plenamente de los


otros reinos, sin tener duda a equivocación, puede establecerse si un ser
pertenece o no al reino plantae, estudiando sus características particulares y luego
estableciendo semejanzas con las características generales de un individuo
perteneciente a este reino.

Se pudo conocer la clasificación del reino plantae, sus características, clase,


órdenes y familias, cada una con características propias. Es de gran importancia el
estudio de este reino ya que estamos en permanente contacto con sus integrantes
y conociendo sus particularidades podemos contribuir con su desarrollo.
Bibliografía

Serafín Mazparrote (2000). Biología de 4to año. 2da edición. Editorial Biosfera.
Caracas.

Diccionario Enclopedico Visual. (2003). Editorial Océano. 2da edición. Barcelona.