Está en la página 1de 2

México y Brasil: una nueva relación

Por: José Antonio Meade Kuribreña, Secretario de Relaciones Exteriores de


México

El quinto eje rector del gobierno del Presidente Peña Nieto consiste en
consolidar a "México como un actor con responsabilidad global". Esa
responsabilidad comienza en nuestra área de pertenencia histórica y
cultural por naturaleza: América Latina y el Caribe.

Para el Gobierno de México, son claras la convicción y la


determinación de fortalecer los vínculos de comercio, inversión, cultura
y turismo, así como el diálogo político y la cooperación en la región.

En este contexto, Brasil y México han acordado relanzar su relación


bilateral con base en el entendimiento mutuo, en el reconocimiento del
papel que ambos juegan en el escenario latinoamericano y caribeño y
a nivel mundial, así como en las grandes posibilidades que ofrecen
una mayor comunicación y diálogo entre los dos países.

Como un primer resultado de este relanzamiento, a partir de este 16


de mayo se ha eliminado el requisito de visado para turistas de
nuestros países. Estas facilidades de viaje aumentarán el contacto
mutuo, el fortalecimiento de conocimientos y la capacidad institucional
y detonará posibilidades de comercio e inversión bilateral, en beneficio
del desarrollo de ambos países.

Un mayor acercamiento entre ambos países es fundamental, cuando


se trata de las dos economías más grandes de América Latina y el
Caribe. Con más de 30 mil millones de dólares, México es el principal
inversionista latinoamericano en Brasil (monto que supera la inversión
china), mientras que Brasil es el segundo inversionista de la región en
México. El comercio bilateral, que hoy se encuentra en poco más de
10 mil millones de dólares, tiene un gran potencial de crecimiento.

Existen además entre nuestros países grandes posibilidades de


fortalecer la cooperación y el intercambio de experiencias en áreas
como la energética y la agroindustrial, en las cuales los dos países
tienen conocimientos y prácticas mutuamente interesantes.
México y Brasil son miembros destacados de la Organización de las
Naciones Unidas (ONU), la Organización de Estados Americanos
(OEA), la Comunidad de Estados Americanos y Caribeños (CELAC) y
el G20, entre otros, todos ellos foros esenciales para los concreción de
acuerdos sobre los principales temas de las agendas internacional y
regional, en particular, derechos humanos, democracia, crecimiento
económico, y medio ambiente.

Es por ello que ambos países tendrán un espacio de diálogo


fortalecido para intercambiar puntos de vista en torno a estos y otros
foros, a estos y otros temas, con objeto de un mayor diálogo y
entendimiento mutuo y en la búsqueda de soluciones comunes.

El diálogo renovado entre México y Brasil debe ser piedra angular de


una América Latina y el Caribe fortalecida, unida, en paz y con una
renovada proyección en el escenario internacional, como una región
de grandes potencialidades y también de importantes retos.