Está en la página 1de 5

LA CORRUPCIÓN

Corrupción (del latín corruptio, corruptionis; a su vez del prefijo de intensidad com- rumpere,
romper)
Esta tendencia se presenta y existe en todo tipo de organizaciones, en dónde los prestadores
de servicios se aprovechan de las facultades que tienen para sacar provecho de tipo
económico a todo tipo de personas susceptibles a sus circunstancias y situaciones.
Sin embargo mucho se ha intentado hacer para combatir este mal que desquebraja
la sociedad de una manera voraz, dando resultados poco notorios.

Conceptos de corrupción
Stephen D. Morris, quien realizó un interesante estudio de la corrupción en México, sostenía
que "Se la ha definido como el uso ilegitimo del poder público para el beneficio privado";
"Todo uso ilegal o no ético de la actividad gubernamental como consecuencia de
consideraciones de beneficio personal o político"; o simplemente como "el uso arbitrario del
poder".
Otra definición con un énfasis más jurídico la proporciona Guillermo Brizio: "Se designa a
la corrupción como un fenómeno social, a través del cual un servidor público es impulsado a
actuar en contra de las leyes, normatividad y prácticas implementados, a fin de favorecer
intereses particulares".
La corrupción también ha sido definida como: "comportamiento político desviado" (falta
de ética política); "conducta política contraria a las normas jurídicas" (falta de ética jurídica y
política); y "usurpación privada de lo que corresponde al dominio público". Cabe destacar que
el interés personal no es un elemento que necesariamente debe incluirse en una definición,
pues los actos de corrupción no siempre benefician únicamente intereses particulares.
La corrupción puede beneficiar a familiares, amigos o incluso a una organización, a una causa
o movimiento social, político o cultural. Debido a lo anterior, algunos autores han diferenciado
la corrupción egoísta de la solidaria. Para efectos de esta disertación, la corrupción se define
como un acto racional ilegal, ilegitimo y no ético por parte de servidores públicos, en perjuicio
del interés común de la sociedad y del gobierno, y en beneficio de un interés egoísta o
solidario de quien lo promueve o lo solapa directa e indirectamente.

Consecuencias de la corrupción
 Favorece la consolidación de élites y burocracias políticas y económicas.
 Erosiona la credibilidad y legitimidad de los gobiernos.
 Reproduce una concepción patrimonialista del poder.
 Reduce los ingresos fiscales e impide que los escasos recursos públicos coadyuven al desarrollo y
bienestar social.
 Permite la aprobación y operación de leyes, programas y políticas, sin sustento o legitimidad
popular.
 Revitaliza una cultura de la corrupción y contribuye a su proliferación.
Tipos de corrupción
Existen diversas tipologías de la corrupción desde la que hace sólo referencia a la extorsión y
el soborno, hasta las que se refieren a tipos específicos y especiales. Estos tipos son:
Extorsión.- Es cuando un servidor público, aprovechándose de su cargo y bajo la amenaza,
sutil o directa, obliga al usuario de un servicio público a entregarle también, directa o
indirectamente, una recompensa.
Soborno.- Es cuando un ciudadano o una organización, entrega directa o indirectamente a un
servidor público, determinada cantidad de dinero, con el propósito de que obtenga una
respuesta favorable a un trámite o solicitud, independientemente si cumplió o no con los
requisitos legales establecidos.
Peculado.- Es la apropiación ilegal de los bienes por parte del servidor público que los
administra.
Colusiones.- Es la asociación delictiva que realizan servidores públicos con
contratistas, proveedores y arrendadores, con el propósito de obtener recursos y beneficios
ilícitos, a través de concursos amañados o, sin realizar estas (adjudicaciones directas), a pesar
de que así lo indique la ley o normatividad correspondiente.
Fraude.- Es cuando servidores públicos venden o hacen uso ilegal de bienes del gobierno que
les han confiado para su administración.
Tráfico de influencias.- Es cuando un servidor público utiliza su cargo actual o sus nexos con
funcionarios o integrantes de los poderes ejecutivo, legislativo o judicial, para obtener un
beneficio personal o familiar, o para favorecer determinada causa u organización.
La falta de ética.- Es un tipo especial de corrupción que si bien no tiene que ver directamente
con la apropiación ilegal de recursos del gobierno y de ciudadanos usuarios, sí entraña entre
algunos servidores públicos, una conducta negativa que va en contra de los propósitos y
metas de las instituciones públicas. Esta falta de ética se pude observar cuando determinado
servidor público no cumple con los valores de su institución, es decir, cuando no conduce sus
actos con: honestidad, responsabilidad, profesionalismo, espíritu de servicio, por citar
algunos.

Causas
Las causas pueden ser endógenas (internas) o exógenas (externas):

 Entre las muchas causas endógenas (las que tienen que ver con el individuo) podemos
enlistar las siguientes:
 Carencia de una conciencia social.
 Falta de educación o de una cultura del compromiso.
 Paradigmas distorsionados y negativos.
 Personalidades antisociales y megalomanía.
 Percepción sesgada del grado de corrupción presente.
 Infravaloración de la posibilidad de ser descubierto.
 Como elementos exógenos de la corrupción (los que dependen de la sociedad), tenemos:
 Impunidad efectiva en los actos de corrupción.
 Corporativismo partidista.
 Modelos sociales que transmiten una falta de valores, realizando una carencia de
estos.
 Excesivo poder discrecional del funcionario público.
 Concentración de poderes y de decisión en ciertas actividades del gobierno.
 Discrecionalidad y escasez de decisiones colegiadas.
 Soborno internacional.
 Control económico o legal sobre los medios de comunicación que impiden se expongan
a la luz pública los casos de corrupción.
 Salarios demasiado bajos.
 Falta de transparencia en la información concerniente a la utilización de los fondos
públicos y de los procesos de decisión.
 Poca eficiencia de la administración pública.
 Extrema complejidad del sistema.
Efectos
Efectos económicos
La corrupción mina el desarrollo económico ya que genera ineficiencia y distorsiones
considerables. En el sector privado, la corrupción incrementa el coste de los negocios y
actividades empresariales ya que a éste hay que sumar el precio de los propios desembolsos
ilícitos, el coste del manejo de las negociaciones con los cargos públicos, y el riesgo de
incumplimiento de los acuerdos o de detección. Aunque hay quien argumenta que la
corrupción reduce los costes al sortear una posible burocracia excesiva, la disponibilidad de
sobornos puede inducir también a los cargos públicos a inventar nuevas reglas y retrasos.
Eliminar abiertamente las regulaciones costosas y prolongadas es mejor que permitir
encubiertamente que sean sorteadas utilizando sobornos. Allí donde la corrupción infla el
coste de los negocios, también distorsiona el terreno de juego, blindando a las empresas con
conexiones frente a las competidoras, sustentando, en consecuencia, a empresas ineficientes.
La corrupción también genera distorsiones en el sector público al desviarse inversiones
públicas a proyectos de capital en los que los sobornos y mordidas son más abundantes. Los
funcionarios pueden incrementar la complejidad de los proyectos del sector público para
ocultar o allanar el camino para tales tratos, distorsionando de este modo todavía más la
inversión. La corrupción también hace descender el cumplimiento de las regulaciones
relacionadas con la construcción, el medio ambiente u otras, reduce la calidad de los servicios
e infraestructura gubernamentales e incrementa las presiones presupuestarias sobre el
gobierno.
Efectos medioambientales y sociales
La corrupción facilita la destrucción medioambiental. Los países corruptos pueden tener
formalmente una legislación destinada a proteger el ambiente, pero no puede ser ejecutada si
los encargados de que se cumpla son fácilmente sobornados. Lo mismo puede aplicarse para
los derechos sociales, la protección laboral, la sindicación y la prevención del trabajo infantil.
La violación de estos derechos legales permite a los países corruptos ganar una ventaja
económica ilegítima en los mercados internacionales.
Efectos políticos
La corrupción produce desconfianza en los partidos políticos, en los dirigentes políticos y en
la mayor parte de instituciones públicas. Conduce a mucha gente a adoptar estrategias menos
cooperativas y fomenta la deserción con el objeto de no ser explotado por personas
pertenecientes a redes corruptas. Como consecuencia de lo anterior, en muchos países,
genera abstención y pérdida del interés por la política, por períodos prolongados. Eso sí,
ocasionalmente, aparecen movimientos de protesta que tratan de confrontarse con el poder
político, y generan inestabilidad política y subsiguientemente represión política o policial.
Efectos en la ayuda humanitaria
Está en aumento la escala de la ayuda humanitaria a las regiones pobres e inestables del
mundo, pero es muy vulnerable a la corrupción, siendo la ayuda alimentaria, a la construcción
y otras ayudas valiosas, las que están sometidas a mayor riesgo. La ayuda alimentaria puede
ser desviada de su destino intencional directa y físicamente, o indirectamente a través de la
manipulación de las evaluaciones de necesidades, registro y distribución, para favorecer a
ciertos grupos o individuos. Del mismo modo, en la construcción y acogida hay numerosas
oportunidades de desviación y beneficio a través de una ejecución de calidad inferior,
mordidas o contratos y favoritismos en la provisión de material de acogida adecuado. Por ello,
aunque las agencias de ayuda humanitaria tratan de contrarrestar la desviación de la ayuda
incluyendo un exceso de la misma, los recipientes, por su parte, están sobre todo preocupados
por su exclusión. El acceso a la ayuda puede terminar quedando limitado a aquellos con
conexiones, a aquellos que pagan sobornos o que son forzados a proporcionar favores
sexuales. Del mismo modo, quienes son capaces de hacer esto, pueden manipular las
estadísticas para inflar el número de beneficiarios y trasvasar la ayuda adicional.
Otras áreas
La corrupción no es específica de los países pobres o ricos, de países en desarrollo o en
transición. La forma preferida de corrupción varía de un país a otro, y se aprecia que en países
más transparentes y democráticos adopta formas más sutiles y complejas, al existir un
escrutinio público mayor. Por otra parte en países sin prensa, ni elecciones libres la
corrupción puede tomar formas más burdas. En los países del oeste de Europa ha habido
casos de sobornos y otras formas de corrupción en todos los campos posibles: por ejemplo,
desembolsos "debajo de la mesa" efectuados a cirujanos reputados por pacientes con la
intención de que se les adelante su posición en las listas de espera, sobornos pagados por
suministradores a la industria del automóvil para que se incluyan conectores de baja calidad
por ejemplo en equipamientos de seguridad, como airbags, sobornos pagados por
suministradores de desfibriladores, (para vender condensadores eléctricos de escasa
capacidad), contribuciones pagadas por parientes ricos al "fondo social y cultural" de una
universidad prestigiosa a cambio de la aceptación de sus hijos como alumnos, sobornos
pagados para obtener diplomas, ventajas financieras y de otro tipo ofrecidas a los miembros
del comité ejecutivo de un fabricante de automóviles a cambio de posiciones favorables a
empleados y votos, etc … Estas variadas manifestaciones de corrupción pueden en última
instancia suponer un peligro para la salud pública o pueden producir descrédito en ciertas
instituciones esenciales o relaciones sociales.

Niveles de corrupción y transparencia

Uno de los organismos internacionales que monitoriza el nivel de corrupción y transparencia


en 180 estados del mundo es Transparencia Internacional, con sede en Berlín, que presenta
un informe anual de todos los países y les da una puntuación de 1,0 a 10,0. De acuerdo con el
informe de 2009, el país con el más alto nivel de transparencia del mundo y que ocupaba el
primer puesto con una puntuación de 9,4 era Dinamarca y a la fecha se conserva en el puesto
número uno. Por otro lado, el estado con el nivel de transparencia política más bajo del
mundo y que ocupaba el puesto 180 era Somalia, con 1,1.1
Factores que favorecen o que dificultan la corrupción
Naturalmente son muchos los factores que inciden sobre los niveles de corrupción, algunos
facilitándola y otros dificultándola.
Es obvio que si a nivel institucional y en la justicia se tiene una posición firme y atenta
respecto de los distintos tipos de corrupción, ella tendrá tendencia a disminuir, y a la inversa
si se da el caso contrario. De todas formas, la represión y la sanción en relación a los actos de
corrupción deben existir y fortalecerse cada vez más, pero también tienen sus límites. El
narcotráfico por ejemplo así como ciertos sectores corruptos enquistados en la política, llegan
a tener tanto poder y a ejercer tanta presión, que difícilmente logran ser combatidos.
La clave para en alguna medida frenar la corrupción posiblemente se encuentre en el
fortalecimiento del tejido social-institucional. En este sentido la educación en valores puede
llegar a ser uno de los pilares, así como procedimientos menos abiertos y más transparentes
en relación al manejo del dinero y a la implementación de las transacciones financieras,
incluyendo por cierto el uso del llamado dinero telemático o dinero digital, o sea el uso de
especies dinerarias electrónicas y nominativas, sin base material anónima, y que permita el
cómodo seguimiento de largas cadenas de transacciones.
Lucha contra la corrupción
Existen entidades nacionales e internacionales, oficiales y privadas, con la misión de
supervisar el nivel de corrupción administrativa internacional, como es el caso de
la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Organización de los Estados
Americanos (OEA), y Transparencia Internacional. Además, la corrupción no es sólo
responsabilidad del sector oficial, del Estado o del Gobierno de turno, sino que incluye muy
especialmente al sector privado, en cuyo caso se puede hablar de corrupción empresarial o
de tráfico de influencias entre el sector privado y el público. En muchos países, como en los
de Latinoamérica, dicho sector tiene una gran influencia estatal y por lo tanto el nivel de
corrupción presente en esos países tiene mucho que ver con la manera en la que se comporta
el sector privado en conjunto con los sistemas políticos.
La lucha contra la corrupción implica dos enfoques complementarios: uno concentrado en el
combate frente a los actos realizados y otro concentrado en acciones preventivas. Entre las
acciones preventivas se pueden nombrar la transparencia de las instituciones ante el uso de
recursos públicos, mayor independencia de los medios de comunicación y la revisión legal de
las normas que se relacionan con el poder judicial para lograr una mayor independencia del
poder ejecutivo y legislativo. Si el poder legislativo y ejecutivo son controlados por ciertos
partidos corruptos, estos pueden modificar la situación legislativa entorpeciendo las labores
judiciales o incluso convirtiéndolas en algo inocuo. En ciertas épocas históricas, la aparición
de manifiestos, figuras intelectuales o nuevos partidos políticos provocan el cambio necesario
en la legislación para que actos de esta índole no sucedan.