Está en la página 1de 3

5.- PROCEDIMIENTOS DE R.C.

P EN PEDIATRIA

En los niños es raro el paro cardiaco primario en cambio es mucho más frecuente el
paro respiratorio inicial el mismo que no es tratado con prontitud ya que evoluciona
hacia el paro cardiaco
Los niños con paros respiratorio responden más fácilmente a las maniobras de
reanimación.
En los EE. UU los índices de sobrevida en paro respiratorio puro alcanza un 50 por
ciento cuando las maniobras de ventilación asistida se efectúan tempranamente.
Las causas mas frecuentes de paro respiratorio infantil son: aspiración de cuerpos
extraños y lesiones traumáticas
Para el R.C.P E se considera lactante al menor de un año y niño entre 1 y 8 años.
A.- Determinar la presencia de paro respiratorio o cardiaco
Debido a su pequeño volumen corporal el sacudir con fuerza a un niño puede agravar
una lesión medular golpe con suavidad su rostro o sus hombros y háblale en voz alta
buscando una respuesta si no responde determine si se encuentre en paro
respiratorio o cardio respiratorio .
Esto se procede como se describió para el adulto con la excepción de que en el niño es
muy difícil palpar el pulso carotideo debido a la cortedad de su cuello por lo tanto se
recomienda palpar el pulso de la arteria braquial comprimiéndola contra el humero en
la porción superior de la cara interna del brazo .
B.-Activar los servicios de urgencias medicas
Inicie la RCP y delegue a otra persona la activación del SEM. Si se encuentra solo
considere la posibilidad de movilizarse junto con el niño hacia un teléfono cercano
C.- Colocar al niño en posición correcta.
La movilización de un niño traumatizado debe efectuarse con extrema precaución
evitando la extensión flexión y rotación del cuello y del tronco. La cabeza y el cuerpo
deben sostenerse firmemente y movilizarse como una sola unidad.
D.- Medidas básicas del RCP en él niño.
a) Vía aérea

 Maniobra cabeza atrás mentón arriba


Coloque los 4 dedos de la mano mas cercana a los pies de la víctima en la parte
inferior del mentón y desplace la mandíbula hacia arriba
Apliqué la otra mano sobre la frente del paciente y efectué un movimiento opuesto
de las manos, inclinando la cabeza hacia atrás

 Maniobra mandíbula extendida


Coloque 2 o 3 dedos detrás de los ángulos de la mandíbula desplazando hacia
adelante del maxilar inferior mientras inclina ligeramente la cabeza de la víctima
hacia atrás
La maniobra de extensión de la mandíbula sin extensión de la cabeza se debe
utilizar cuando se sospecha la existencia de lesión en la columna cervical puede
efectuarse con una sola mano traicionando el mentón con los dedos índice y medio
B) Boca a boca
Si no se ha recuperado la respiración se procede del modo que se indicó para los
estudios con las siguientes diferencias

 En los lactantes, los labios del rescatador deben aplicarse a la boca y nariz de la
victima
 La cantidad de aire que se infla depende del tamaño corporal del niño no se
pueden establecer normas fijas. El flujo del aire producirá una expansión del
pecho del niño si no se expande significa que la presión de insuflación es
insuficiente o que existe una obstrucción de la vía aérea.
 La frecuencia de ventilaciones en caso de un paro respiratorio puro es lo
siguiente
En la lactante es 20 veces por minuto es decir una ventilación cada 3 segundos
En los niños 15 veces por minuto una ventilación cada 4 segundos
La maniobra de Heimlich no se recomienda en los lactantes pues se pueden
producir lesiones en el hígado y bazo, debido a su gran tamaño. Si se sospecha una
obstrucción por cuerpo extraño en un lactante se procede con la siguiente
secuencia.

1. Mantenerlo boca abajo a caballo sobre el antebrazo del reanimador, con la


cabeza mas baja que el cuerpo
2. Aplicar 1 a 5 golpes con la palma de la mano entre los hombres del lactante
3. Girar al bebe colocando la otra mano y antebrazo sobre su cabeza y espalda
volteando para colocarlo boca arriba sobre las rodillas del rescatador
manteniendo siempre siempre la cabeza más baja que el cuerpo.
4. aplicar 1 a 5 compresiones en el tercio distal del esternón.
5. Abrir la boca del lactante y si se observa el cuerpo extraño retirarlo con los
dedos
6. Reiniciar la ventilación. Si persiste la obstrucción repetir el procedimiento