Está en la página 1de 16

tóxicos al acecho

https://es.wikipedia.org/wiki/Bisfenol_A

Síntesis
El bisfenol A fue sintetizado por primera vez por el químico
ruso Aleksandr Dianin en 1891.

Bisfenol A usualmente abreviado como BPA, es un compuesto


orgánico con dos grupos funcionales fenol. Es un bloque (monómero)
disfuncional de muchos importantes plásticos y aditivos plásticos.
El bisfenol A (BPA) es un compuesto ubicuo en los plásticos. Sintetizó
por primera vez en 1891, el producto químico se ha convertido en un
elemento clave de los plásticos de policarbonato de poliéster, sólo en
los EE.UU. más de 2,3 millones de libras (1,04 millones de toneladas
métricas) de las cosas que se fabrican anualmente.

Sospechoso de ser dañino para los humanos desde la década


de 1930, Por lo menos desde 1936 se ha sabido que el BPA imita los
estrógenos, la unión a los mismos receptores en todo el cuerpo
humano como hormonas femeninas naturales.
Y las pruebas han demostrado que el producto químico puede
promover el cáncer de mama humano el crecimiento celular, así
como el recuento de espermatozoides disminuye en las ratas, entre
otros efectos.
Estos hallazgos han planteado preguntas acerca de los riesgos
potenciales para la salud del BPA, sobre todo a raíz de los ejércitos de
los estudios que muestran que se filtra de los plásticos y las resinas
cuando son expuestos al uso duro o altas temperaturas (como
en el microondas o lavavajillas).

Usos
Artículo principal: Policarbonato
 El bisfenol A se emplea principalmente en la fabricación de
plásticos. Desde hace más de cincuenta años hay en el mercado
productos que contienen bisfenol A.
 El policarbonato de plástico, que es transparente y casi
inastillable, se usa para fabricar una gran variedad de
productos comunes, incluyendo biberones y botellas de agua,
equipamiento deportivo, dispositivos médicos y dentales,
composites dentales y sellantes, lentes orgánicas, CD y DVD, y
electrodomésticos varios.
 Las resinas epoxi que contienen bisfenol A se usan como
recubrimiento en casi todas las latas de comidas y bebidas,
 BPA es también precursor de un pirorretardante,
tetrabromobisfenol A, y se usa como fungicida.
 Además, BPA es un revelador de color para papel térmico y en
papel NCR.16 Productos pasados en BPA se usan como
recubrimiento para tuberías de agua.

Se calcula que la producción mundial de bisfenol A en 2003


fue de más de 2 millones de toneladas.18 En Estados Unidos, es
fabricado por Bayer MaterialScience En 2004, estas compañías
produjeron más de 1 millón de toneladas de bisfenol A, comparado
con apenas 7260 toneladas en 1991. En 2003, el consumo anual de
EE. UU. fue de 856 mil toneladas, de las cuales el 72 % se usó para
plástico de policarbonato y un 21 % para resinas epoxi.11 Menos de
un 5 % de todo lo producido se usa en aplicaciones de contacto con
alimentos.17

Identificación en los plásticos


Plásticos tipo 1, 2, 4 y 5
Los plásticos de los tipos 1 (PET), 2 (HDPE), 4 (LDPE) y 5
(Polipropileno) no usan bisfenol A durante su polimerización o
formación del embalaje.20

Plásticos tipo 3
Los plásticos del tipo 3 (PVC) también pueden contener bisfenol A
como antioxidante en plastificantes.

Plásticos tipo 6
Poliestireno (PS). Espuma plástica (más conocida por la marca
"Styrofoam").
 Incluye tazas para bebidas calientes, envases tipo concha de
almeja para comidas rápidas, cartones para huevos y bandejas
para carnes.
 El PS representa aproximadamente el 11 % de todos los
plásticos.
Plásticos tipo 7
 El ABS (acrilonitrilo butadieno estireno) es un plástico duro
empleado en tuberías, defensas de automóviles y juguetes. Su
producción emplea butadieno y estireno además de acrilonitrilo,
un producto altamente tóxico. Dada su complejísima
composición química, el ABS es extremadamente difícil de
reciclar.
 Los discos compactos y garrafones de agua de 19 litros
normalmente están hechos de policarbonato (PC). El PC no
requiere aditivos, pero en su producción se emplea fosgeno y
solventes como cloroetano y clorobenceno, además de bisfenol
A, un disruptor endócrino frecuentemente utilizado.

Afectados
Los principales afectados son en su mayoría los bebés, tanto en su
etapa embrionaria como en la de lactancia, pues es entonces cuando
las hormonas tienen un papel fundamental. Es en estos momentos de
su vida cuando su madre le traspasa, ya sea a través del cordón
umbilical o de la leche, todas estas hormonas que han ido
acumulándose en su cuerpo.21

Toxicidad
 El bisfenol A es un disruptor endocrino.
 Es capaz de causar desequilibrios en el sistema hormonal a
concentraciones muy bajas con posibles repercusiones sobre la
salud.
 Sus efectos tóxicos se deben al consumo de alimentos que han
sido contaminados por contacto con materiales que contienen
esta sustancia, tales como envases, latas o recipientes de muy
diversa clase.
 La amplia distribución de productos con bisfenol A,22
especialmente en los países desarrollados, provoca una
exposición continua de la población, afectando a todas las
edades (desde fetos a ancianos).
Efectos tóxicos
Se han asociado numerosas alteraciones causadas por bisfenol A en
los seres vivos, basadas en una desregulación del sistema endocrino
y la producción de hormonas correspondiente:
Efectos sobre el sistema reproductor
masculino
Numerosos trabajos hacen referencia a una alteración de la
espermatogénesis que condiciona un descenso en los niveles de
esperma, de la testosterona y en general, de la fertilidad
masculina.23 24 Además, otros estudios sugieren un cambio en la
conducta sexual.
Efectos sobre el sistema reproductor femenino
 En mujeres, se producen cambios en la maduración de los
ovocitos, disminuyendo su número y calidad.24 25
 También existe algún estudio que relaciona la exposición a
bisfenol A con efectos negativos sobre el endometrio, aparición
de ovarios poliquísticos, abortos y partos prematuros.
 Por otra parte, en animales hay evidencias de quistes ováricos,
endometriosis, pubertad temprana y afectación del eje
hipotálamo-hipófisis-gonadal. El bisfenol A puede modificar la
actividad de los esteroides maternos en los embriones de
animales vertebrados.26
Efectos sobre el cerebro y el comportamiento
 Diversos ensayos en animales han confirmado el efecto del
bisfenol A sobre la diferenciación de las neuronas, alteración de
los sistemas mediados por glutamina y dopamina y cambios en
la expresión de receptores estrogénicos.
 También se le ha relacionado con posibles cambios en la
conducta materna (menor atención hacia las crías), ansiedad,
reducción de la conducta exploratoria y una feminización de los
machos.
 En humanos se han podido establecer cambios que incluyen
hiperactividad, aumento de la agresividad, aumento a la
susceptibilidad de sustancias adictógenas y problemas
tanto en el aprendizaje como en la memoria.

Efectos sobre el metabolismo y el sistema cardiovascular


 Se han establecido asociaciones de una mayor concentración de
bisfenol A con casos de diversas enfermedades cardíacas e
hipertensión.
 Además, la exposición al bisfenol A conlleva un aumento de los
lípidos en sangre, un aumento del peso y un incremento de la
lipogénesis.
 También puede incidir en la aparición de la diabetes mellitus de
tipo II al aumentar la resistencia a la insulina y el número de
células adiposas.23 24

Efectos sobre la tiroides


Algunos estudios realizados en animales concluyen que el bisfenol A
es capaz de afectar a la función tiroidea, al comportarse como
antagonista de la hormona tiroidea.

Efectos sobre el sistema inmunitario


Se ha demostrado en animales de experimentación una inducción de
linfocitos T y un aumento de la producción de citoquinas,
favoreciéndose así los procesos alérgicos.23

Efectos carcinogénicos
Cuando el bisfenol A se metaboliza por hidroxilación y posterior
oxidación, forma una ortoquinona que puede establecer enlaces
covalentes con el ADN y desarrollar efectos mutagénicos y
teratogénicos.28
Los efectos mutagénicos podrían ser los iniciadores de varios
procesos carcinogénicos asociados al bisfenol A:
Cáncer de próstata
La actividad estrogénica de la sustancia puede derivar en un aumento
del tamaño prostático y en una disminución del tamaño del
epidídimo.29
Cáncer de mama
Se ha detectado una mayor susceptibilidad mutagénica y
carcinogénica a nivel de las células mamarias en las mujeres debido a
la estimulación estrogénica del desarrollo y división de las glándulas
mamarias.29

Controversia
La industria respalda el uso de esta sustancia apoyándose en la falta
de evidencia de pruebas en humanos. No obstante, no reconoce los
numerosos estudios llevados a cabo en animales que ponen de
manifiesto la peligrosidad de esta sustancia y que deberían tenerse
en cuenta.

Respuesta gubernamental e industrial


Desde el Gobierno tanto español como el japonés y otros organismos
regulados internacionalmente, así como empresas dedicadas al sector
del plástico como PlasticsEurope, opinan que las cantidades de
Bisfenol A que se encuentran en los plásticos es tan mínima que
apenas puede considerarse [cita requerida]. Sin embargo, los
estudios realizados por distintos grupos de investigación
concluyen que lo importante no es la cantidad de Bisfenol A
sino el plazo de acción de este componente en nuestro a día a
día; aunque los niveles sean mínimos, el Bisfenol A llega a
interferir en las funciones endocrinas. (Francisco Cimadevila,
Sobre los efectos del Bisfenol A, El Mundo, 24/09/2009, sección:
cartas al director.)[cita requerida]

En países como Canadá, donde se publica una gran mayoría de


artículos al respecto, se ha dado a conocer el tema a la población y,
desde el propio gobierno, se prohibió inmediatamente su uso y se
buscó una solución al problema que planteaban. Ante la imposibilidad
de utilizar otro tipo de biberones (pues en el momento en el que
fueron publicados los artículos y fueron dadas las conferencias no
existían en el mercado), se difundió entre la población la idea de que
no se calentaran en el microondas, ni se utilizaran con líquidos
calientes, que es cuando se liberan los tóxicos que más tarde afectan
el funcionamiento normal del sistema hormonal. Actualmente, a nivel
internacional la empresa, Toys 'R' Us, distribuye en sus tiendas
biberones y otros artículos relacionados con la alimentación de niños
y bebés.[cita requerida]

El 1 de junio de 2011, la Unión Europea prohibió la venta de


biberones de plástico que lleven el componente Bisfenol A por
sus posibles efectos perjudiciales para la salud. De esta forma,
Europa se suma la lista de países que ya han legislado sobre el tema,
como Canadá –el primero en calificar al BPA como sustancia tóxica–,
y algunos estados y ciudades de EE.UU..

Perú también se une en Noviembre del 2012 a la no comercialización


bajo ninguna circunstancia de producto con Bisfenol-A, Argentina
adoptó en marzo de 2012 la medida de prohibir la fabricación,
importación y comercialización de mamaderas que contengan Bisfenol
A debido a que esta sustancia puede causar efectos tóxicos en los
lactantes.31
En Colombia el Ministerio de Salud y Protección Social prohibió el uso
de la sustancia Bisfenol A según la resolución 4143 del 7 de diciembre
2012.32 La prohibición entró en vigencia el 12 de junio de 2013 y
aplica solo en caso que el material plástico que contenga Bisfenol A
entre en contacto con alimentos y bebidas de consumo humano.33

http://www.nytimes.com/2008/04/22/health/22well.html
tóxicos al acecho en su cocina?

¿Cuál es la evidencia de que el BPA es dañino?

Todo viene de los estudios en animales. Crías de rata expuestas a


BPA, a través de inyección o los alimentos, mostraron cambios en el
tejido mamario y de próstata, lo que sugiere un riesgo potencial de
cáncer. En algunas pruebas de ratones hembras, la exposición
apareció para acelerar la pubertad.

La principal preocupación es el posible riesgo para los niños y las


mujeres embarazadas, aunque Canadá ha iniciado un estudio para
controlar la exposición al BPA entre los cerca de 5.000 personas para
evaluar cualquier peligro para los adultos.

¿Cómo puedo saber si los contenedores de


plástico en mi casa contienen BPA?

Cualquier producto hecho de plástico duro, claro es, probablemente,


a partir de policarbonato a menos que el fabricante especifica que es
libre de BPA. Una forma de comprobar es buscar la marca de
triángulo en o cerca del fondo: los plásticos de policarbonato deben
tener el número 7 en el triángulo, a veces con las letras PC.

También encontré botellas reutilizables de agua sin un sello. Debido a


que son difíciles, irrompible y transparente, es razonable suponer que
están hechos de policarbonato.

¿Qué pasa con la comida enlatada y bebidas?

Si bien gran parte de la atención se centra en botellas de plástico, la


exposición más humana se produce a través del revestimiento de los
alimentos envasados. Bebidas enlatadas parecen contener menos de
la sustancia química que los alimentos enlatados como sopas, pastas,
frutas y verduras, que a menudo son procesados a altas
temperaturas. Prácticamente todos los productos en conserva, incluso
aquellos etiquetados como orgánicos, tiene un revestimiento con BPA.
Una marca, Eden al horno Frijoles Orgánicos, dice que utiliza un BPA
puede.

¿Cómo puedo reducir mi exposición?


Cambiar a verduras congeladas o frescas. El uso de vidrio, porcelana
y recipientes de acero inoxidable, especialmente para los alimentos y
líquidos calientes. Si no desea utilizar un biberón de cristal, varias
compañías, incluyendo la popular marca Born Free, ahora se venden
libres de BPA en biberones y tazas para bebés. Para bebés
alimentados con fórmula, puede cambiar a la fórmula en polvo en
lugar del líquido.

Aunque muchos productos de plástico pretenden ser en el


microondas, algunos científicos advierten en contra de poner
cualquier plástico en el microondas.

http://www.scientificamerican.com/article.cfm?id=just-how-harmful-
are-bisphenol-a-plastics

bisphenol A
En el día de la carrera Patricia Hunt se desvió en un campo
totalmente diferente, sus estudiantes de postgrado de la Case
Western Reserve University se quejaban, con ganas de utilizar
algunos datos de nuevo y excitante en sus propios experimentos,
pero nos dijeron que esperar a que Hunt (sólo una vez más) revisó
sobre sus súbditos.

Hunt, un genetista, se analiza por qué la reproducción humana es tan


plagado de complicaciones. Ella tenía el presentimiento de que los
huevos cromosómicamente anormales que afectan a los embarazos
humanos estaban vinculados a las hormonas. Un documento que
describe los resultados de los experimentos de caza en los niveles
hormonales de los ratones hembra estaba listo para su publicación.
Todo lo que necesitaba era asegurarse de que su control de la
población, los ratones dejaron solo en el estudio, era normal. En
lugar Caza tropezó con un inquietante resultado de 40 por ciento
tenía defectos de huevo.

Caza dejado de lado las esperanzas de la publicación y analizado


todos los métodos y la pieza de equipamiento de laboratorio utilizado
en su experimento. Cuatro meses más tarde finalmente dedos a un
sospechoso.

Era el portero. En el laboratorio. Con el limpiador de pisos.

Una simple infracción de protocolo se había convertido alrededores de


los roedores a salvo en los hábitats de toxicidad aguda. Un trabajador
de mantenimiento había usado un limpiador de pisos abrasivos, en
lugar del detergente habitual, para lavar las jaulas y las botellas de
agua. La solución ácida marcada la superficie dura de policarbonato
de plástico y permitió un culpable solo producto químico que se filtre
fuera de bisfenol A (BPA).

Descubrimiento desconcertante de Hunt, en 1998, la llevó a hablar


sobre los riesgos para la salud humana posible de BPA, que ella y
Frederick vom Saal, una bióloga de la Universidad de Missouri-
Columbia, se han convertido en destacados científicos hacer sonar la
alarma. Para los críticos, sin embargo, Hunt y Saal vom han sido
alarmistas, sino que sostienen que no ha habido casos documentados
de los seres humanos de plástico a base de BPA de hacer daño y que
los temores de los productos químicos son exagerados.

Sintetizó por primera vez en 1891, el bisfenol A se empezó a


usar como un estrógeno sintético en la década de 1930. Más
tarde, los químicos descubrieron que, en combinación con el fosgeno
(utilizado durante la Primera Guerra Mundial como un gas tóxico) y
otros compuestos, el BPA producido el plástico transparente de
policarbonato resistente a los golpes de los faros, lentes, DVDs y
biberones.

Sin embargo, durante el proceso de fabricación, no todos los BPA se


queda encerrado en los enlaces químicos, explica Tim A. Osswald, un
experto en ingeniería de polímeros de la Universidad de Wisconsin-
Madison. Residual que el BPA puede liberarse de trabajo,
especialmente cuando el plástico se calienta, ya sea una botella de
Nalgene en el lavavajillas, un recipiente de comida en el microondas,
o un tubo de ensayo a la esterilización en un autoclave.

En los últimos años decenas de científicos de todo el planeta se han


vinculado a efectos sobre la salud BPA miles de roedores: cáncer de
mama y de próstata, defectos genitales en los hombres, el inicio
temprano de la pubertad en mujeres, la obesidad y hasta problemas
de conducta como el trastorno de hiperactividad y déficit de atención.

Por su parte, la caza de 54 años de edad, ahora en la Universidad


Estatal de Washington, se centra en la aneuploidía, o un número
anormal de cromosomas en los huevos que causa defectos de
nacimiento y abortos involuntarios. El año pasado fue co-autor de un
artículo publicado en PLoS Genetics que, dice, hace parecer
descubrimiento original como "un juego de niños." Caza de ratones
expuestos a embarazadas al BPA al igual que los ovarios en su
desarrollo de los fetos femeninos se produce un suministro de por
vida de los huevos. Cuando los fetos expuestos en la edad adulta, el
40 por ciento de sus huevos fueron dañados, lo que suponía un
problema para sus hijos. Efectos del BPA, al parecer, no se limitan al
ratón que recibieron la dosis. "Con que la exposición a una", dice
Hunt, "en realidad estamos afectando a tres generaciones al mismo
tiempo."

Aunque los expertos debaten si los ratones hacen buenos modelos


para los efectos humanos, el quid de la discusión sobre el BPA es que
los resultados experimentales no han sido reproducidos. Un informe
de 2004 del Centro de Harvard para Análisis de Riesgos no encontró
"ninguna evidencia consistente afirmativa para efectos de dosis bajas
de BPA." De acuerdo con I. Sipes Glenn de la Universidad de Arizona,
uno de los autores de ese documento, que es esta falta de coherencia
que molesta los escépticos. "Nunca he tenido un problema diciendo
que podemos ver los efectos biológicos de estos estudios en dosis
bajas", dice. "Pero ¿por qué estamos viendo estos estudios que no se
puede repetir?" A consecuencia de antaño en un modelo de roedores,
Sipes argumenta, no se pueden extrapolar en el sentido de los
impactos negativos para la salud humana.

http://www.scientificamerican.com/article.cfm?id=full-exposure-how-
will-fda
http://www.scientificamerican.com/article.cfm?id=plastic-not-
fantastic-with-bisphenol-a

Plastic (Not) Fantastic


El bisfenol A (BPA) es un compuesto ubicuo en los plásticos. Sintetizó
por primera vez en 1891, el producto químico se ha convertido en un
elemento clave de los plásticos de policarbonato de poliéster, sólo en
los EE.UU. más de 2,3 millones de libras (1,04 millones de toneladas
métricas) de las cosas que se fabrican anualmente.

Por lo menos desde 1936 se ha sabido que el BPA imita los


estrógenos, la unión a los mismos receptores en todo el cuerpo
humano como hormonas femeninas naturales. Y las pruebas han
demostrado que el producto químico puede promover el cáncer de
mama humano el crecimiento celular, así como el recuento de
espermatozoides disminuye en las ratas, entre otros efectos. Estos
hallazgos han planteado preguntas acerca de los riesgos potenciales
para la salud del BPA, sobre todo a raíz de los ejércitos de los
estudios que muestran que se filtra de los plásticos y las resinas
cuando son expuestos al uso duro o altas temperaturas (como en el
microondas o lavavajillas).

Los EE.UU. Centros para el Control de Enfermedades (CDC) encontró


rastros de BPA en casi todas las muestras de orina se recogieron en
2004 como parte de un esfuerzo por evaluar la prevalencia de
diferentes sustancias químicas en el cuerpo humano. Al parecer, a
niveles que van desde 33 hasta 80 nanogramos (un nanogramo es la
milmillonésima parte de un gramo) por kilogramo de peso corporal en
un día determinado, los niveles de 1000 veces menor que la de 50
microgramos (una millonésima de un gramo) por kilogramo de peso
corporal por día se considera seguro por los EE.UU. Agencia de
Protección Ambiental (EPA) y (UE) de la Unión Europea European
Food Safety Authority (EFSA).

Los estudios sugieren que el BPA no permanece en el cuerpo durante


más de unos pocos días porque, una vez ingerido, se divide en
glucurónido, un producto de desecho que se excreta fácilmente. Sin
embargo, el CDC encontró glucurónido en la mayoría de las muestras
de orina, lo que sugiere una exposición constante a la misma. "Hay
un bajo nivel de exposición, pero la exposición regular a bajo nivel",
dice el químico Steven Hentges, director ejecutivo del grupo de
policarbonato / BPA global de la American Chemistry Council. "Es de
suponer que está en nuestra dieta."

El BPA se utiliza rutinariamente para las latas de la línea para


evitar la contaminación a la corrosión y la comida, sino que
también hace vasos de plástico y botellas de bebé y otras
transparentes e inastillables. Cuando los plásticos de
policarbonato y resinas epoxi a partir de la química están
expuestos a líquidos calientes, se filtra a cabo BPA 55 veces más
rápido que lo hace en condiciones normales, según un nuevo estudio
de Scott Belcher, un biólogo endocrina de la Universidad de
Cincinnati. "Cuando se añade agua hirviendo [a las botellas de
policarbonato] y permite que se enfríe, la tasa [de las fugas] se
incrementó en gran medida", dice, a un nivel tan alto como 32
nanogramos por hora.

Un informe reciente de la revista de Toxicología Reproductiva


encontrado que los humanos deben estar expuestos a niveles de BPA
al menos 10 veces lo que la EPA ha considerado seguro por la
cantidad de la sustancia química detectada en muestras de tejido y
sangre. "Si, como algunos datos indican, los seres humanos
metabolizan el BPA con mayor rapidez que los roedores", escribió el
autor del estudio, Laura Vandenberg, un biólogo del desarrollo en la
Universidad Tufts en Boston, "entonces la exposición diaria en
humanos tendría que ser aún mayor de ser suficiente para producir
los niveles observado en el suero humano. "

Los datos de los CDC muestra que el 93 por ciento de las 2.157
personas entre las edades de seis y 85 se analizaron tenían
niveles detectables de BPA por producto en la orina. "Los niños
tenían niveles más altos que los adolescentes y los adolescentes
tenían niveles más altos que los adultos", dice el endocrinólogo Retha
Newbold, del Instituto Nacional de EE.UU. de Ciencias de Salud
Ambiental, que encontró que el BPA afecta la fertilidad en las
hembras. "En los animales, el BPA puede causar efectos permanentes
después de períodos muy cortos de exposición. No tiene por qué
permanecer en el cuerpo para tener un efecto."

Pero los expertos están divididos acerca de los riesgos potenciales


para la salud de los seres humanos. La Administración de Alimentos y
Medicamentos ha aprobado su uso y la EPA considera que no es
motivo de preocupación. Una EE.UU. Institutos Nacionales de Salud
(NIH) del panel de acuerdo, pero otro equipo de científicos del
gobierno el año pasado encontró que la cantidad presente de BPA en
los seres humanos excede los niveles que han causado efectos
adversos en los animales. También descubrieron que la capacidad de
los adultos para tolerar no impide que los efectos perjudiciales en
bebés y niños.

"Es el feto y los niños que los investigadores están más


preocupados", Newbold dice, señalando que el BPA se relacionó con
un aumento de mama y las ocurrencias de cáncer de próstata,
alterado los ciclos menstruales y la diabetes en ratones de laboratorio
que aún estaban en desarrollo.

Fred vom Saal, un biólogo de la reproducción en la Universidad de


Missouri-Columbia, advierte que los bebés probablemente frente a la
"mayor exposición", en las poblaciones humanas, ya que tanto los
biberones y latas de fórmula infantil probable BPA de lixiviación. "En
estudios con animales, los niveles que causan daño ocurren menos
10 veces por debajo de lo que es común en los EE.UU." dice vom
Saal, quien también dirigió el panel del NIH concluyó que la sustancia
química puede ocasionar riesgos para los seres humanos.

En medio de creciente preocupación, el congresista John Dingell


(demócrata de Michigan), presidente del Comité de Energía y
Comercio, ha iniciado una investigación sobre el BPA, el envío de
cartas el mes pasado a la FDA y siete fabricantes de productos
infantiles se venden en los EE.UU. solicitando información en las
pruebas de seguridad BPA, así como niveles específicos en los
artículos para bebés. Las empresas que forman Similac, comenzar y
Buena Tierra ya han respondido, lo que confirma que recubrir el
interior de las latas con BPA, pero los análisis que no lo detectó en los
contenidos. También hacen hincapié en que la FDA ha aprobado BPA
para tal uso.

"Con base en los estudios revisados por la FDA, se producen efectos


adversos en los animales sólo en los niveles de BPA que son órdenes
de magnitud mucho mayor que aquellos a los cuales los niños o los
adultos están expuestos", dice el portavoz de la FDA Stephanie
Kwisnek. "Por lo tanto, la FDA no ve ninguna razón para prohibir o
restringir los usos actualmente autorizados en este momento."

La FDA aprobó por primera vez BPA como un contenedor de


alimentos en 1963, porque ningún mal efecto de su uso se ha
demostrado. Cuando el Congreso aprobó una ley-la Ley de Control de
Sustancias Tóxicas de 1976-que ordena que la conducta de la EPA o
los estudios de revisión de seguridad en los nuevos productos
químicos antes de darles el visto bueno, los compuestos como el BPA
ya estaban en el mercado. Por lo tanto, no estaban sujetos a la nueva
normativa ni obligados a someterse a pruebas adicionales a menos
que las preocupaciones específicas se habían planteado (por ejemplo,
en el caso de los PCB). "La ciencia que existe hoy en día soporta la
seguridad del BPA", dice Hentges ACC, basado principalmente en la
investigación de su organización ha financiado.

Sin embargo, otros estudios desde 1976 han demostrado que dosis
pequeñas (menos de una parte por billón) de productos químicos a
estrógeno, como BPA, puede ser perjudicial. "En la próstata del ratón
fetal puede estimular los receptores de estradiol con alrededor de dos
décimas de una parte por billón, y con BPA menos mil veces mayor",
dice vom Saal. "Eso sigue siendo 10 veces menor que lo que un niño
de seis años ha." En otras palabras, los niños de seis años de edad se
encontró que tenían niveles más altos de BPA por producto
glucurónido en la orina de los ratones se administró la sustancia
química que luego desarrollaron cáncer y otros problemas de salud.

Para complicar aún más el problema es el guiso de otros productos


químicos que imitan al estrógeno que los seres humanos están
expuestos rutinariamente, a partir de soja a los ingredientes
antibacterianos en algunos jabones. Los efectos de mezclas químicas,
no se conocen, pero los científicos dicen que puede servir para
mejorar los efectos negativos de la otra. "La suposición de que los
estrógenos naturales son de alguna manera inmediata bueno para
usted y estos productos químicos son inmediatamente malo", dice
Belcher, "probablemente no es una suposición razonable de hacer."

La industria química argumenta que a menos que el BPA se ha


demostrado que tiene efectos nocivos que deben seguir siendo
fabricados y utilizados, porque es barato, ligero, irrompible y ofrece
otras características que son difíciles de igualar. "No hay alternativa
para cualquiera de los materiales [plásticos de policarbonato y
resinas epoxi] que simplemente caería en donde los materiales se
utilizan", dijo Hentges.

No es así, dice vom Saal, quien señala que hay un montón de otros
materiales, como plásticos de polietileno y polipropileno, que se
sustituye bien por lo menos en algunas aplicaciones. "Hay una gran
variedad de diferentes tipos de materiales plásticos y de vidrio", dice.
"Todos ellos son más estables que las de policarbonato."

La preocupación por el BPA no se limita sólo a los fabricantes


japoneses EE.UU. comenzó a utilizar la resina natural en lugar de BPA
a las latas de la línea en 1997 después de que científicos japoneses
demostraron que era la filtración de los biberones. Un estudio
posterior de ahí que los niveles medidos en la orina en 1999,
encontró que se habían reducido considerablemente.

Un nuevo E.U. la ley (Registro, Evaluación, Autorización y Restricción


de Sustancias Químicas, o REACH), que entró en vigor el año pasado,
exige que los productos químicos, tales como BPA, se demostró
seguro. En la actualidad, sin embargo, sigue siendo utilizada en
Europa, el año pasado encontró EFSA hay motivo de alarma basado
en estudios con roedores. Los científicos europeos citó estudios
multigeneracionales rata como tranquilizador y señaló que los
estudios del ratón puede ser erróneo porque los roedores pequeños
son más susceptibles a los estrógenos.

Por ahora, los científicos de los EE.UU. con las preocupaciones sobre
el BPA recomiendan que cualquiera que comparta las preocupaciones
de evitar el uso de productos derivados de ésta: de plástico de
policarbonato es transparente o de color y suelen marcarse con un
número 7 en la parte inferior, y los alimentos enlatados como sopas
se pueden comprar en cajas de cartón cajas de cartón en su lugar.

Si los productos en conserva o botellas de plástico son una necesidad,


estos envases no deben ser cocinados en el microondas, utilizados
para almacenar líquidos calientes o alimentos, o lavar en agua
caliente (ya sea a mano o en lavavajillas mucho más caliente). "Estos
son productos fantásticos y funcionan bien ... [pero] sobre la base de
mi conocimiento de los datos científicos, no hay razón para la
cautela", dijo Belcher. "He tomado una decisión por mí mismo a no
usarlos."