Está en la página 1de 33

Plan Nacional de Conservación del

Picaflor de Juan Fernández.

M. Victoria López

J. Meza

Poblado San Juan Bautista, isla Robinsón Crusoe,


Archipiélago Juan Fernández, Región de Valparaíso.
16 y 17 de noviembre de 2005.

EDITORES
José Luis Galaz
Javiera Meza

CONAF 2005
Plan Nacional para la Conservación del
Picaflor de Juan Fernández.

Poblado San Juan Bautista, isla Robinsón Crusoe,


Archipiélago Juan Fernández, Región de Valparaíso.
16 y 17 de noviembre de 2005.

EDITORES
José Luis Galaz
Javiera Meza

CONAF 2005
El bosque sabe tu secreto
Y un pájaro anida
En un beso abandonado

Apuesto la luna
Que recordarán más
Estas piedras
Que a nosotros
1 . INTRODUCCIÓN.

El Picaflor de Juan Fernández, S. fernandensis es una de las aves chilenas con


mayor riesgo de extinción (Rottman y López-Calleja 1990) y está en peligro crítico
según la lista roja de la IUCN (Collar et al. 1994; IUCN 1996). Actualmente sólo
habita en la Isla Robinson Crusoe, en una de las tres islas del Archipiélago de
Juan Fernández.

Este Archipiélago de unas 9.970 hectáreas pertenece a la V Región y se


encuentra a unos 670 kilómetros frente a las costas de San Antonio

abita exclusivamente el bosque de la isla Robinsón Crusoe, y su población ha


descendido de varios miles de individuos en el siglo XIX (Mann 1975, Brooke
1987) a unas centenas en la actualidad: 200 individuos según Colwell (1989),
entre 250 y 400 individuos según Roy et al. (1999). Además, la proporción de
sexos en la actualidad es de 3:1 (machos:hembras; datos no publicados de
Torres-Mura et al.), lo que indica la existencia de importantes desequilibrios
poblacionales que afectan de forma diferencial a ambos sexos (que presentan un
elevado grado de dimorfismo; REF). S. sephaniodes, por el contrario, parece haber
experimentado una expansión poblacional continuada durante.

El Archipiélago fue declarado Parque Nacional en 1935 y Reserva de la Biosfera


en 1977, dado el alto número de especies de flora cuya representación en el
mundo sólo se encuentran en estas islas (alto endemismo) y a las interesantes
relaciones de parentesco con vegetación de lugares distantes como Nueva
Zelanda, México, Hawail, etc. Sin embargo, la acción del hombre en forma directa
e indirecta desde su descubrimiento en 1574 han deteriorado considerablemente
los ecosistemas insulares, siendo el Picaflor de Juan Fernández un reflejo de las
alteraciones producidas. Actualmente, el picaflor de Juan Fernández,
Sephanoides fernandensis, es una de las 10 aves que en Chile se encuentran en
Peligro de Extinción ( Glade, 1993) .

El picaflor de Juan Fernández Sephanoides fernandensis es una de las 11 aves


endémicas de Chile siendo la mas llamativa por su dimorfismo sexual, con
grandes diferencias en colorido y tamaño entre los ejemplares hembra y macho,
además resalta el macho por su costumbres territoriales y por sus cantos
variados y fuertes..

2. ANTECEDENTES SOBRE EL PICAFLOR DE JUAN FERNÁNDEZ.

2.1 CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA

Clase Aves
Orden Apodiformes
Familia Trochilidae
Género Sephanoides
Especie Sephanoides fernandensis (King, 1831)

2.2 DESCRIPCIÓN FENOTÍPICA DE LA ESPECIE

Las diferencias de colorido, tamaño y comportamiento entre machos y hembras


del picaflor de Juan Fernández motivaron a los primeros científicos, que colectaron
ejemplares del picaflor endémico, a clasificarlos como dos especies diferentes.
Consideraron los ejemplares de color rojo con corona como los machos y los
ejemplares rojos sin corona como las hembras. Asimismo identificaron como otra
especie a los ejemplares a los picaflores de combinación verde, azul y blanco con
corona como machos y los que no presentaban corona los que en realidad
correspondían a juveniles tanto para machos como para hembra de Sephanoides
fernandensis.

Macho de Sephanoides fernandensis :

Es de color rojo ladrillo, presenta una corona de plumas iridiscentes que varía de
color según el ángulo en que incida la luz entre negro y rojo mas comúnmente
pero también amarillo o verde metálico. Pico y patas negras. Pesa 10,5 a 11
gramos, sus patas son grandes y fuertes permitiéndole colgarse de las flores para
extraer su néctar. En cuanto a las vocalizaciones emite gran variedad de cantos y
llamadas de advertencia, en el periodo reproductivo sobresalen los cantos del
cortejo destinados a conquistar a la hembra, los que se combinan con aleteos y
danzas a los cuales la hembra responde con aleteos más vocalizaciones cortas y
tenues.

El macho adquiere su plumaje definitivo en el nido a excepción de la corona


iridiscente que demora entre 1 a 2 meses desde que sale del nido, siendo las
plumas de la cabeza del mismo color rojo del cuerpo. Asimismo presenta por este
periodo una línea canela en el dorso longitudinal al nivel central de la columna de
unos 5 a 6 centímetros que lo distingue como juvenil.

Hembra de Sephanoides fernandensis :

El colorido de la hembra es una delicada combinación de verde, blanco y azul


metálico. los ejemplares adultos presentan una corona de color azul turquesa, y la
garganta, el pecho y los flancos son blancos moteados con manchas circulares
verdes con azul metálico. El dorso verde y las plumas principales de la cola
blancas con un borde externo oscuro. Pico y patas negras. La hembra es de
menor tamaño pesando 7,2 a 7,5 gramos y en periodos reproductivos se han
pesado ejemplares de un promedio de 8,3 gramos lo que indicaría que se trata de
periodo previos a la postura de los huevos (Meza 1989).

La hembra juvenil no presenta la corona azul turquesa y su cabeza es del mismo


color del dorso, además al igual que el macho juvenil presenta una línea
longitudinal color canela en su lomo que permite distinguirla en vuelo como
ejemplar juvenil.

2.3 ORIGEN EVOLUTIVO

Estudios genéticos recientes (Roy et all, 1998) utilizando el DNA mitocondrial


(citocromo by ND2) permitió reconstruir la fotogenia de las dos especies de
picaflores (Sephanoides fernandensis y Sephanoides sephanoides) presentes en
el archipiélago de Juan Fernández. De esta forma se determino que ambas
especies son hermanas

2.4 ESTIMACIONES POBLACIONALES

De las estimaciones registradas sobresalen:

Expedición Científica 1872-1874: Da cuenta de la abundancia del Picaflor


endémico señalando que se podían capturar para estudio 112 ejemplares al día y
en igual tiempo sólo unos 12 picaflores continentales (Sephanoides sephaniodes).

Busse 1970: Estima el total de picaflores o colibríes en 10 mil ejemplares, siendo


el 40% al 50% de la especie endémica. Actualmente se cree que este valor se
encuentra sobreestimado.

M.Brooke 1985-1986: Estima la población del Picaflor de Juan Fernández en 250


individuos dando la voz de alarma.

CONAF 1987-1990: Desarrolla un proyecto destinado a conocerr aspectos de la


biología del colibrí endémico. Se estima en un mínimo de 450 y un máximo de
1.200, considerándose como promedio unos 750 individuos. En cambio,
S.galeritus, especie en aumento, se estima en 7.200 individuos promedio. Esto
indica que S.fernandensis se encuentra en desventaja numérica respecto a
S.galeritus.

2.5 DISTRIBUCION

Las dos especies de picaflores se distribuyen básicamente en unas 2.500


hectáreas, superficie donde se presenta vegetación arbórea y arbustiva en la Isla
Robinson Crusoe. Las áreas que ocupan en algunas estaciones del año
disminuyen, dependiendo de la floración de las especies de las cuales se
alimenta. Así, en otoño-invierno entre un 60% y un 35% de la población del
Picaflor de Juan Fernández se encuentra en el sector urbano, en tan solo unas
130 hectáreas, alimentándose de flores de Eucaliptus y otras especies
introducidas como la albizzia lophanta. Dicha situación se reviente en primera-
verano, donde un 90% de la población de picaflores endémicos se encuentra en
áreas de vegetación bien conservada, unas 970 hectáreas. La especie continental
presenta migraciones estaciónales similares pero menos marcados que la del
colibrí endémico.

2.6 ALIMENTACION

Los colibríes se alimentan de pequeñas arañas y mosquitos que cazan al vuelo


efectuando danzas en el aire y también libando el néctar de las flores. La
vegetación nativa de Juan Fernández no es vafiada en flores productoras de
néctar, contando con unas ocho especies de importancia para el picaflor,
destacando el Juan Bueno (Rhaphithamnus venustus) y la madera dura
(Sophora fernandeziana) con un pick de floración en primavera, lo que favorece
el período de reproducción. Respecto de la vegetación introducida debemos
mencionar a Abizzia lophanta y Eucalyptus globulus, las que florecen en
otoño-invierno y contribuyen a mantener saludable a los picaflores en estos
períodos más difíciles. Se estima que antes de la llegada del hombre las áreas
bajas de las islas debieron estar cubiertas por coles y otra flora nativa que florecía
en estos períodos, lo que se observa con las coles plantadas en el área urbana.

2.7 ASPECTOS SOBRE SU REPRODUCCION

La hembra construye el nido en ramas delgadas y cubiertas de musgos para su


camuflaje con la vegetación. Pone dos pequeños huevos blancos en primavera,
incubándolos hasta la aparición de dos polluelos. Así, por un par de semanas la
hembra no descansa, captura mosquitos y liba néctar con lo que alimenta a las
crías a intervalos regulares durante todo el día. Destaca que con las primeras
plumas de los pollos se diferencia su sexo.

El macho, en general, defiende territorios de alimentación donde hay flores con


néctar, y durante el período reproductivo se muestra menos agresivo con la
hembra permitiéndole alimentarse en su territorio con mayor tolerancia. Con
respecto al otro picaflor llamado localmente Pinguiririta (S.sephanoides), el
macho de la especie endémica está constantemente echándolo de su territorio con
cantos de advertencia, vuelos agresivos o persecuciones. Además de las
actividades anteriores, el macho vigila la fuente de néctar, efectúa cantos de
cortejo, descansa, limpia su plumaje, liba néctar y caza insectos pequeños.

2.8 FACTORES QUE AFECTAN SU CONSERVACION

Reducción hábitat nativo o degradación de la vegetación nativa


Las especies vegetales importantes en la dieta del picaflor de Juan Fernández,
como Sophora fernandeziana, madera dura, han sido reducidas a un menos de
200 ejemplares, lo cual da una idea del grado de amenaza en que se encuentra en
general la flora del archipiélago, siendo las causas el sobrepastoreo, la explotación
de bosque nativo, la introducción de plagas vegetales y animales, entre otros
aspectos.

Se debe tener en cuenta que el Archipiélago de Juan Fernández desde su


descubrimiento en 1574 fueron explotados los bosques nativos reduciéndolo a los
sectores mas altos he inaccesibles.

Distribución restringida

Es una especie restringida a una isla de 4.799 hectáreas de las cuales son
propicias solo se considera

Competencia con Picaflor continental

El picaflor endémico gasta mucha energía defendiendo su territorio, lo que es


proporcional al aumento de esta otra especie.
Competencia con picaflor continental Sephanoides sephanoides
De acuerdo a los registros de diversos naturalistas el picaflor chico llego solo en
los

Depredadores introducidos: Los gastos domésticos cazan picaflores cuando


estos se alimentan de las flores de la col de Juan Fernández.

Ingreso de nuevas plagas

La llegada de la Vespula germanica o Chaqueta amarilla hace solo dos años


podría afectar la reproducción del picaflor endémico ya que se ha observado
depredación de polluelos en sus primeras fases de vida. Asimismo nuevas plagas
vegetales, otros insectos u hongos pueden disminuir la capacidad de
recuperación del bosque nativo que ya cuenta con plagas que lo mantienen con un
baja regeneración , siendo las mas relevantes la zarzamora, maqui, murtilla,
ratones y conejos.

2.9 EDUCACIÓN AMBIENTAL

La Corporación Nacional Forestal, dio inicio a las primeras labores de Educación


Ambiental
Actualmente existen organizaciones comunitarias que se encuentran preocupadas
de ejecutar acciones que van directamente a la

Guardianes del Medio Ambiente : Cuenta con monitores

Radio Picaflor:
Corporación Cultura

3 . FLORA NATIVA Y CONSERVACIÓN DEL PICAFLOR ROJO (Sephanoides


fernandensis) EN LA ISLA ROBINSON CRUSOE.

Marcia Ricci Ch. U. G. Patrimonio Silvestre, CONAF – región de O´Higgins.


Cuevas 480, Rancagua
mricci@conaf.cl

3.1 INTRODUCCIÓN

La flora vascular del Archipiélago de Juan Fernández presenta un alto grado de


endemismo: de 211 especies indígenas, 133 (63%) especies y 11 géneros (13%)
son endémicos, más 1 familia monotípica: Lactoridaceae (Marticorena et al. 1998,
Ricci 1992), más que cualquiera otra isla oceánica de tamaño similar (Anderson et
al. 2001).

En la actualidad esta flora vascular endémica está amenazada por erosión,


especies vegetales introducidas, ganado doméstico, conejo europeo (Oryctolagus
cuniculus), otras especies animales introducidas (principalmente de la familia
Muridae), incendios, corta indiscriminada (en el pasado), etc (Cuevas and var
Leersum 2001, Ricci 1992, Sanders et al 1982, Swenson et al. 1997).

De las 133 especies y subespecies vasculares endémicas descritas (Marticorena


et al. 1998)
63 son exclusivas de Robinson Crusoe (RC)
28 son compartidas por RC y Alejandro Selkirk (S)
3 son compartidas por RC y Santa Clara (SC)
37 exclusivas de Alejandro Selkirk
1 compartida por AS y SC
1 exclusiva de SC
De éstas están en cultivo 80 especies (60%), y se distribuye de la siguiente
manera (Ricci 2005):

47 especies exclusivas de RC (75%)


21 especies compartidas por RC y AS (19%)
7 especies exclusivas de AS (19%)
las 3 compartidas por RC y SC,
la única exclusiva de SC
la única especie compartida entre AS y SC

El grado actual de amenaza de la flora vascular endémica, categorizada según los


criterios dados por la Unión Internacional para la conservación de la Naturaleza
(UICN 2001) es el siguiente (Ricci 2005): Extinta (E) : 2 especies, Extinta en
hábitat (EX): 1, En peligro crítico (CR): 52, En peligro (EN): 37, Vulnerables
(V): 9, Bajo riesgo (LR): 24 y No estudiadas (DD): 8

Lo anterior deja en claro el elevado riesgo de extinción de estas especies (Stuessy


et al. 1998), dado principalmente por la reducción de individuos en poblaciones
locales. Si el deterioro ambiental continua a la tasa actual, la probabilidad de
sobrevivencia de muchas de éstas decrecerá significativamente en los próximos
10 años. Lo anterior, aumentará los eventos estocásticos y la pérdida de
diversidad genética que lleva asociado las poblaciones con pequeño número de
individuos (Crawford et al 2001).

3.2 ESPECIES ENDÉMICAS DE IMPORTANCIA PARA EL PICAFLOR

La fragmentación del hábitat y la reducción de la flora endémica, ambos productos


de acciones antropogénicas, también han impactado en la fauna nativa, tales
como el cachudito y el picaflor rojo (Roy et al. 1999).

Para este último (Sephanoides fernandensis), las principales especies vasculares


endémicas que lo afectarían, tanto por alimento, refugio, cortejo y/o construcción
de nidos serían las siguientes:

Localidades Nº de Estado En
Especie presentes individuos conservación cultivo
Cuminia e. eriantha 07 local. 46 ind. CR cultivo
Cuminia e. fernandezia 10 local. 147 ind. CR cultivo
Dendroseris litoralis 02 local. 3 ind. CR cultivo
Dendroseris macrantha 03 local. 49 ind. CR cultivo
Dendroseris marginata 08 local. 104 ind. CR cultivo
Eryngium bupleuroides 08 local. 270 ind. CR cultivo
Escallonia callcottiae 19 local. 347 ind. EN cultivo
Rhaphithamnus venustus 28 local. MMM LR cultivo
Sophora fernandeziana 10 local. 156 ind. CR cultivo
Ochagavia elegans 19 local. MMM LR cultivo
También otras especies de la flora endémica participan en la construcción de sus
nidos: luma, Myrceugenia fernandeziana (LR) y helecho arbóreo Dicksonia
berteroana (LR).

Se debe mencionar a la vez, la importancia de flora introducida que está


involucrada en la historia de vida del picaflor rojo:

• Aristotelia chilensis (maqui)


• Rubus ulmifolius (zarzamora)
• Eucaliptus globulus (eucalipto)
• Crinodendron patagua (patagua)
• Abutilón

La importancia de esta flora alóctona debe estar incorporada en cualquier plan de


restauración de la vegetación endémica de la isla Robinson Crusoe.

3.3 REINTRODUCCIÓN IN SITU DE ESPECIES DE LA FLORA VASCULAR


ENDÉMICA RELACIONADAS CON S. fernandensis:

Dado el conocimiento disponible de propagación, manejo y plantación de las


especies mencionadas (Ricci 1998), se entrega a continuación una reseña para tal
fin:

Rhaphithamnus venustus: Propagar de cada una de las localidades, mantener la


marcación, y reintroducirlas in situ. Cuidar del efecto de conejos con malla
corrumet o de gallinero.
Esta especie arbórea florece durante todo el año. La floración comienza
alrededor de los 8 años, estabilizándose la población de flores por individuo
alrededor de los 15 años.

Sophora fernandeziana: Las mismas sugerencias que el anterior, pero mayor


cuidado de los conejos dados los resultados de experimentos realizados en
Vaquería y La Campana (Acevedo 1990, Ricci 1992).
Esta especie es de gran importancia en el período reproductivo. La floración
comienza a los 9 años pero se estabiliza la producción de éstas a los 16 años.

Dendroseris litoralis: especie de muy fácil cultivo, con gran producción de semillas.
Abundante floración a partir de los 3 años, pero es una especie, en general, de
vida corta: 10 – 15 años. Su reintroducción se recomienda para sectores de
roqueríos cercanos al mar.
Hay que cuidar que no se hibridice con las otras especies de la sección
Dendroseris
Dendroseris marginata: similar al anterior, pero puede reintroducirse en quebradas
interiores cercanas al mar, principalmente en el sector Sur oeste de la isla
Robinson Crusoe.

Dendroseris macrantha: es más difícil conseguir semillas para su propagación.


Además tiene una distribución más restringida.
En ambas se mantiene el cuidado para la no hibridización y contaminación
genética.

Eryngium bupleuroides: especie de fácil cultivo y rápido crecimiento. Se puede


reintroducir en las quebradas interiores y sectores rocosos. Florece a los 3 años y
su producción se estabiliza a los 6 años. Sin embargo, el número de flores es
reducido.
También se ha observado picaflores rojos libando de flores de las otras especies:
E. fernandeziana y E inaccessum. Pero de éstos cuesta más colectar semillas.

Ochagavia elegans: Bromeliaceae de fácil propagación tanto por semillas como


así también vegetativamente.
Crece en roqueríos produciendo muchas flores, principalmente a fines de invierno

Escallonia callcottiae : presenta algo de dificultad en el establecimiento de los


individuos. La floración comienza a los 3 años alcanzando una estabilización en la
producción de flores sobre los 10 años. Tanto en roqueríos costeros como en
cimas de quebradas interiores.

CONSIDERACIONES FINALES:

• La flora vascular endémica es de gran importancia para la recuperación del


picaflor de Juan Fernández, disponiéndose de técnicas de propagación,
viverización y plantación de estas las especies.

• Para la reintroducción in situ es importante contar con plantas provenientes de


las mismas localidades donde se van a reintroducir para no realizar contaminación
genética.

• Las Dendroseris sp. producen cantidad de flores suficientes a los 3 años, y


posteriormente Sophora fernandeziana y Rhaphithamnus venustus a los 16 años.

Sin embargo, es necesario recordar que la recuperación de la vegetación nativa


será significativa cuando se controle la población del conejo europeo y los
roedores existentes, ya que estas especies-plagas afectan la regeneración de la
flora, especialmente aquellas de importancia para el picaflor rojo.
4 PLAN DE CONSERVACION

Entre el 16 y 17 de noviembre de 2005, se realizó en el poblado de San Juan


Bautista de la isla Robinsón Crusoe, Archipiélago Juan Fernández, el Taller con el
que se generó el primer Plan Nacional para la Conservación del Picaflor de Juan
Fernández. A través de las opiniones vertidas por las 30 personas que
concurrieron, se logró conformar una propuesta de Plan, que involucra a la I.
Municipalidad de Juan Fernández, 7 instituciones publicas, 3 organizaciones no
gubernamentales (ONGs) y una universidades, además de privados e
investigadores independientes que se encontraban en el Archipiélago y mostraron
interés en el tema.

El Plan contiene la Visión, los Objetivos Específicos y las Líneas de Acción que
identifico el grupo de trabajo. Los plazos fueron considerados de acuerdo a la
complejidad de las actividades y la realidad de la isla Robinson Crusoe, sin
embargo, la reevaluación del Plan no debe ser más allá de cinco años. La
responsabilidad del seguimiento del cumplimiento del Plan recae en el Grupo de
Trabajo para la Conservación del Picaflor de Juan Fernández (GTCP), el que
deberá conformarse durante el año 2006.

4.1 CONTEXTO DEL PLAN DE CONSERVACIÓN

Chile posee un marcado endemismo de géneros y especies producto de su


condición insular, definida por su ubicación geográfica y especialmente, por la
presencia de la Cordillera de los Andes y el Océano Pacifico. La presión que se
ejerce sobre la diversidad biológica, vía reducción y transformación de hábitat
naturales, así como por la explotación de los recursos naturales, persisten como
factores significativos que amenazan el estado de conservación de la biota local.

Si bien la conservación de una muestra de los ecosistemas naturales se ha


logrado gracias a la cobertura actual del Sistema Nacional de Áreas Silvestres
Protegidas del Estado (SNASPE), ésta es claramente insuficiente y no garantiza la
conservación de la diversidad genética de la biota del país.

Como marco para la conservación de nuestro patrimonio natural, se han realizado


múltiples esfuerzos, además del esquema de conservación propuesto en el
SNASPE, que apuntan su mejor conocimiento, conservación y manejo sostenible.
Dichos eventos se han propiciado como una forma de compartir, entre la
institucionalidad publica y la sociedad civil, los esfuerzos en conservación que
nuestra diversidad requiere.

Uno de los esfuerzos realizados en esta materia fue el desarrollo del Programa
para la Conservación de la Flora y Fauna Silvestre Amenazada de Chile (CONAF,
1999). Esta iniciativa aborda, a través de aspectos puntuales, la conservación de
las especies de flora y fauna que se encuentran en alguna categoría de
conservación en el Libro Rojo de Flora o Fauna de Chile (Benoit, 1991 y Glade,
1993, respectivamente).

La creciente preocupación por el estado del medio ambiente nacional, es parte de


un fenómeno universal, en respuesta al deterioro ambiental derivado de la
utilización cada vez más intensa y extensiva de los recursos naturales. Esta
preocupación se manifiesta por primera vez a nivel de los gobiernos de algunos
países del mundo, en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio
Ambiente Humano, realizada en Estocolmo en 1972.

Todo este escenario busca aportar a una mejor calidad de vida para el hombre, a
través de un ambiente más saludable, una mejor estabilidad social y económica y
su autodeterminación cultural. Esta trilogía implica, en nuestro actual sistema
económico político, la necesidad de tener un esquema productivo sostenible, que
la equidad intergeneracional exista y que las especies que hoy nos acompañan,
logren ser vistas y aprovechadas integralmente por las generaciones futuras.

En este contexto estratégico y conceptual está inserto el presente Plan del


Picaflor. Considerando que es una especie emblemática de nuestra fauna
silvestre, que se han efectuado investigaciones para conocer su biología, los
participantes en el desarrollo del Plan consideran que es posible implementar
medidas de manejo que permitan aminorar las causas que han provocado la
disminución de la población de S. fernandensis. Así se han determinado que los
principales esfuerzos se aboque a la recuperación del hábitat del picaflor y a
controlar los depredadores y disminuir los efectos de competencia con
S.sephanoides, si se desarrollan íntegramente las acciones aquí propuestas, se
estará aportando en forma efectiva a la conservación de la especie.

4.2 METODOLOGÍA PARA LA REALIZACIÓN DEL PLAN


NACIONAL DE CONSERVACIÓN DEL PICAFLOR DE JUAN
FERNANDEZ

El proceso de conformación del Plan surgió a partir de la identificación de


personas e instituciones que estuvieran involucradas, directa o indirectamente, en
la conservación del Picaflor de Juan Fernández y su hábitat, las cuales fueron
invitadas a participar a un Taller realizado en el Parque Nacional Archipiélago de
Juan Fernández, los días 16 y 17 de noviembre de 2005, cuyo programa se
adjunta en anexo 1.

La metodología utilizada consistió en procesos grupales participativos que tienden


a movilizar lo mejor de la creatividad y habilidad de las personas, en relación a las
tareas que se pretenden asumir y a los resultados que se requieren alcanzar. En
este sentido, la fuerza del grupo es la base sobre la cual se desarrolla la
metodología empleada1.

En la metodología utilizada, convergen técnicas de moderación grupal, de


visualización y de comunicación. Ella consta de cuatro aspectos:

1) Secuencia lógica de preguntas que constituye el hilo conductor de la


discusión: A lo largo del proceso, se formula una serie de preguntas
relacionadas con las diversas fases de este, las que aportan los
argumentos necesarios para cada uno de los pasos siguientes. El conjunto
de resultados obtenidos en cada etapa, da cuenta del objetivo general que
se persigue con el proceso.

2) Técnica de visualización: Durante la faciltación/moderación de procesos


convencionales grupales, es de primordial importancia la visualización de la
discusión mediante el uso de apoyos visuales en la comunicación con el
grupo. Se ha demostrado que la visualización potencia sustancialmente en
las posibilidades de una interacción clara y constructiva entre las personas,
ampliando sus posibilidades de aprendizaje.

El desarrollo del presente Taller se centró en la Técnica de Visualización


con Tarjetas, las que apoyan todo el proceso desde la formulación de la
pregunta inicial, pasando por todos los momentos de moderación del
debate, hasta constituirse en la base de un informe final. Las tarjetas, que
contienen las respuestas o las opiniones de los participantes son adheridas
a un papelógrafo, cuyos pliegos de papel son guardados por los
moderadores a fin de llevar un registro de las opiniones vertidas durante el
trabajo grupal y de elaborar el informe final, como se mencionó
anteriormente.

Este sistema de tarjetas ejerce una fuerte influencia sobre la dinámica de la


discusión, las formas de raciocinio y la participación de los que están
involucrados en el proceso.

Las principales funciones de dicho recurso didáctico son:

 Facilita el ordenamiento de
ideas.
 Contribuye a una mayor
Ayuda al desarrollo de la identificación del grupo con su
discusión trabajo.
 Tiende a profundizar el proceso
de reflexión individual.
 Contribuye a la profundidad de la

1
La metodología utilizada, denominada Metodología Participativa con Técnicas de Visualización, fue elaborada
por el proyecto ORPLA (Organización y Planificación) de la Fundación Friedrich Ebert en el año 1994.
discusión.
 Promueve y prioriza la
participación de todos en el
proceso de discusión.
Permite la participación de
 Respeta la igualdad de
todos los involucrados
opiniones.
 Contribuye a la constitución de
observaciones comunes.
 Facilita y agiliza el levantamiento
y la socialización de las
Relata la discusión opiniones del grupo.
 Facilita la elaboración del
protocolo de la actividad.

3) Moderación: El rol de los moderadores no consiste en entregar


conocimientos temáticos específicos, sino primordialmente en facilitar el
proceso conversacional, promoviendo la participación activa de los
integrantes del grupo. Sin embargo, el o los moderadores proponen algunas
distinciones analíticas que homologan el lenguaje utilizado por el grupo y,
de esta manera, ayudan a lograr consensos e identificar discensos, tanto en
relación a la construcción de una visión compartida de una realidad
determinada, como a la identificación de posibles soluciones.

4) Informe Final: Este consta de una descripción y análisis del desarrollo del
trabajo grupal, en relación a los objetivos planteados y al hilo conductor
predefinido. Además, incluye la trascripción literal de los papelógrafos
producidos durante la jornada.

De esta forma a los concurrentes al Taller se les solicitó que analizarán la


situación del picaflor de Juan Fernández, identificando problemas.

El Taller estuvo estructurado en cuatro sesiones. En la primera, se expusieron los


antecedentes conocidos sobre la biología del picaflor para la realización del
diagnóstico.

En la segunda sesión, se generaron la visión, los problemas limitantes

En la tercera sesión se desarrollaron los objetivos y líneas de acción

Finalmente, en una cuarta sesión, se incluyó el detalle de la planificación, las


responsabilidades y plazos y el acuerdo del grupo de trabajo en la realización del
Plan.
En dicha sesión final, además se propuso la creación del Grupo de Trabajo para la
conservación del Picaflor de Juan Fernández, que se le denomino GTCP, que
coordinará y apoyará la gestión de Plan.

4.3 PLAN NACIONAL DE CONSERVACIÓN DEL PICAFLOR DE JUAN


FERNÁNDEZ.

4.3.1 Visión.

Para dar inicio al proceso de planificación, es necesario en primer término,


elaborar una visión de la situación a la cual se quiere llegar en el futuro, para lo
cual se enfrenta al equipo planificador a la siguiente situación y pregunta :

“Imagínese que en el año 2015, nuestro país debe informar a la comunidad


nacional e internacional respecto de la situación del Picaflor de Juan Fernández y
su hábitat, ¿Qué debiéramos informar al respecto?”, los asistentes desarrollaron
una serie de comentarios e ideas, las que se tradujeron en la siguiente visión del
Plan:

“Avanzar en la recuperación del hábitat y la población del Picaflor de


Juan Fernández, liberándolo del estado de conservación en el que se
encontraba, con amplia participación de la comunidad local, nacional e
internacional, del Estado, del ámbito científico, dando a conocer este
éxito a la comunidad nacional y mundial”.

4.3.2 Problemas.

En el análisis realizado por el grupo de trabajo sobre las limitantes al cumplimiento


de la visión, se identificaron ocho grupos de problemas, con jerarquía entre ellos,
estos son:

Financiamiento: 18 prioridades
Falta de recursos económicos
Aumentar e recursos plata
Dificultad en el acceso de la Isla, gran costo de pasajes para los investigadores
Falta de recursos para educación
Falta de recursos para eliminar plaga animal y vegetal
Falta de dinero
Falta de recursos para la recuperación de flora nativa endémica alimenticia de
picaflor
Falta de financiamiento para eliminar especies invasoras y depredadoras
Falta de recursos que se inviertan directamente en la recuperación del hábitat y no
sólo en estudios de diagnostico que digan lo que hay que hacer
Contar con financiamiento para controlar plagas de flora y fauna
Falta de recursos necesarios para que un grupo de científicos expertos tengan la
permanencia necesaria en la Isla para entregar directrices de acción

Control de especies invasoras: 10 prioridades


Deterioro del hábitat por plagas animales y vegetales
Falta eliminar especies invasoras que atentan contra la flora, que sustenta al
picaflor
Falta disminuir población de depredadores
Las plantas exóticas destruyen hábitat
Falta control de flores exóticas
Falta control de especies invasivas vegetales y animales
Eliminar los depredadores directos
Falta control y eliminación de gatos y ratas
Alta población de depredadores
Falta eliminar las principales plagas vegetales como animales: mora, maqui y gato
Especies invasoras vegetales y animales
Vegetación exótica

Educación Ambiental: 9 prioridades


Falta de educación publica
Falta de conciencia comunal
Falta de conciencia local y nacional
Falta de educación que permita crear conciencia
Falta de participación de la comunidad
Falta establecer un programa de educación a la comunidad sobre conservación y
recuperación dela especie
Falta crear conciencia valórica en las familias de la comunidad local del daño que
realizan algunas plagas para lograr la existencia de picaflor
Falta de crear una real conciencia en la población
Falta de una mayor conciencia de la comunidad permanente en la protección del
picaflor
Se requiere insistir en la educación con los niños y población en general sobre el
tema

Gestión: 5 prioridades
Problema de competencia para definir as acciones
Conflictos de intereses
Falta de interés de las organizaciones permanentes en la Isla
Falta de participación coordinada de todos los actores locales, nacionales e
internacionales
Políticas y normas: 3 prioridades
Falta de parte de la autoridades el hacer leyes claras y con financiamiento
Falta de política especial para el territorio insular

Comunicaciones: 2 prioridades
Concientización de la gente a nivel local y nacional
Falta lograr convencer a la comunidad nacional e internacional de la importancia
del problema
Falta de conciencia comunal
Desmotivación de la comunidad local al tener una meta que no se cumple a corto
plazo
Falta de compromiso y colaboración de la comunidad completa

Manejo y recuperación: dos prioridades


Falta de recuperación de especies que sustentan la sobre vivencia de picaflor
Faltan acciones continuas para la recuperación del hábitat, especialmente
plantaciones de especies favorables para el picaflor
Faltan acciones de recuperación del bosque nativos
Faltan acciones de control de erosión

Investigación: cero prioridad


Bajo conocimiento de la comunidad local, nacional e internacional, de cómo
recuperar el hábitat y el numero de especies en el Archipiélago de Juan
Fernández
4.3.3.Objetivos y líneas de acción.

A) Ámbito financiamiento:

Objetivo: Generar e implementar los mecanismos necesarios para contar con el


financiamiento que permita cumplir con los compromisos establecidos en el Plan.

Línea de Acción Plazo Responsable


Promover el financiamiento de la cartera de Permanente GTCP
proyectos necesarios para la “protección
del ecosistema”
Postulación de proyectos por las distintas Permanente GTCP
organizaciones públicas y privadas
Catastro de alternativas de financiamiento Permanente GTCP
(nacionales, internacionales, públicas,
privadas, donaciones, etc. Publicable en la
web)
Identificar fondos que puedan ser Permanente CONAF, SAG,
redireccionados para el financiamiento de Municipalidad, Dirección
acciones enfocadas a la conservación del de Colegio, Dirección del
picaflor de Juan Fernández y su hábitat Jardín y Posta

B) Ámbito educación ambiental:

Objetivo: Desarrollar las acciones de educación ambiental que permitan a la


comunidad local y nacional tomar conciencia sobre las cualidades y situación
ambiental del archipiélago y el picaflor de Juan Fernández, considerando los
objetivos de las reservas de la biosfera.

Línea de Acción Plazo Responsable


Programa permanente de Educación Permanente Dirección del colegio y
Ambiental sobre el Picaflor de Juan Dirección del jardín
Fernández, tanto en el Jardín Infantil
Sandalito como en el Colegio Insular
Robinson Crusoe dirigido a los alumnos,
padres y apoderados.
Capacitación del cuerpo docente en Permanente Dirección del colegio y
temas ambientales propios del Dirección del jardín
archipiélago y Picaflor de Juan
Fernández (teórico- práctico) CONAF
Capacitación de guardaparques y Permanente CONAF
monitores locales en temas ambientales SAG
propios del archipiélago y Picaflor de Guardianes del Medio
Juan Fernández (teórico- práctico) Ambiente
Participación de los investigadores Permanente Dirección del colegio y
aportando a la creación de material Dirección del jardín
didáctico relativo a sus investigaciones y Guardianes del Medio
charlas a la comunidad. Ambiente
CONAF
Recopilación y generación de diferente Permanente Municipalidad de Juan
material de Educación Ambiental Fernández
(videos, discos compactos interactivos, CONAF
libros, material audiovisual) para todas Guardianes del Medio
las organizaciones e instituciones locales Ambiente
nacionales.
Educación sobre el tema ambiental del Permanente Guardianes del Medio
Archipiélago a través de programas Ambiente
radiales, concursos, entrevistas, etc. Radio Picaflor Rojo
Charlas del personal de CONAF y Permanente CONAF
monitores ambientales a visitantes Guardianes del Medio
nacionales e internacionales. Ambiente
Municipalidad de Juan
Fernández
Fomentar la integración con escuelas Permanente Dirección del colegio
nacionales y extranjeras en el ámbito de Municipalidad de Juan
la educación ambiental enfocado a la Fernández
conservación del Picaflor de Juan
Fernández

C) Ámbito investigación:

Objetivo: Fomentar y apoyar el desarrollo de investigaciones que, permitan


complementar los antecedentes necesarios en la implementación de medidas para
la conservación efectiva del picaflor de Juan Fernández y su hábitat.

Línea de Acción Plazo Responsable


Creación de un comité científico nacional Un año Grupo de trabajo de
e internacional, asesor del grupo de coordinación del plan
trabajo de coordinación del plan. (GTCP)
Hacer un listado de prioridades de temas 18 meses Comité científico asesor,
de investigación para el archipiélago GTCP
Dar prioridad y facilidades a los permanente CONAF,
investigadores que trabajen en la lista de MUNICIPALIDAD, GTCP
investigaciones prioritarias
Solicitar el compromiso a los Permanente CONAF
investigadores de entregar resultados y
publicaciones de sus trabajos con un
resumen en español
D) Ámbito gestión:

Objetivo: Promover el desarrollo de mecanismos que permitan el fortalecimiento


de los canales de coordinación y gestión intra e interinstitucional a nivel local,
nacional e internacional, con énfasis en los temas que favorezcan la conservación
del picaflor de Juan Fernández y su hábitat.

Línea de Acción Plazo Responsable


Creación del grupo de trabajo de 12 CONAF,
coordinación del plan. MESES MUNICIPALIDAD,
POSTA, COLEGIO,
JARDÍN, JEFE DE
RETEN, LOS
GUARDIANES, SAG,
RADIO PICAFLOR
ROJO.

E) Ámbito manejo y recuperación:

Objetivo: Desarrollar acciones que permitan la recuperación y manejo efectivo de


los componentes ambientales relevantes para la conservación del Picaflor de Juan
Fernández y su hábitat.

Línea de Acción Plazo Responsable


Diagnostico y monitoreo permanente de la Permanente
condición del ecosistema en donde se CONAF e investigadores
desarrolla el picaflor de Juan Fernández asociados
Identificación, cuantificación y priorización 1 año y
de los factores ambientales relevantes luego una CONAF e investigadores
que requieren acciones concretas vez al año asociados
Implementar un programa de reforestación
de especies nativas paralelamente a la Permanente GTCP
ejecución de las acciones definidas en el
objetivo de control de plagas.

Manejo y control de ganado Permanente GTCP

Identificación, priorización y recuperación Permanente GTCP


de zonas erosionadas.
Desarrollo de un plan alternativo de
reproducción y manejo ex situ del picaflor, 2 año GTCP
frente a una disminución confirmada
Control y erradicación de depredadores y Permanente GTCP
competidores directos del picaflor de Juan
Fernández, como: Gato, Coatí, Chaqueta
amarilla, hormiga Argentina y picaflor
continental, mediante el apoyo de
especialistas

F) Ámbito control de especies invasoras:

Objetivo: Implementar acciones necesarias para el control y erradicación de


especies invasoras de flora y fauna presentes en la Isla que afecten la
conservación del picaflor de Juan Fernández y su hábitat.

Línea de Acción Plazo Responsable


Favorecer la plantación de plantas nativas Permanente CONAF, Grupo asesor
en su lugar de origen, con investigación científico
que soporte la decisión de lugar de origen
Controlar la población de gatos en el Permanente CONAF, Municipio,
poblado y erradicarlo en el Parque Posta, SAG
Prevenir interacciones entre gatos y pájaro Permanente GTCP
mediante el uso de instrumentos de alerta
(actividad dentro de mecanismos de
control y manejo de la población de gatos)
Desarrollo e implementación de programa Permanente GTCP
de eliminación del maqui, murtilla y la
zarzamora en el archipiélago
Cuidar los lugares prístinos existentes hoy Permanente Coordinados por
en día y limpieza de malezas de áreas en CONAF GTCP
donde se encuentren nidos
Erradicación de factores bióticos Permanente GTCP
identificados como plagas, tales como:
conejo, ratas y control de zorzal en todo el
archipiélago Juan Fernández
G) Ámbito políticas y normas:

Objetivo: Promover, ante las instancias pertinentes, la creación y adecuación de


políticas y normas especiales para la protección y conservación de la biota en el
archipiélago Juan Fernández.

Línea de Acción Plazo Responsable


Identificación de situaciones y acciones Permanente GTCP
necesarias de desarrollar para la
protección y conservación del ecosistema
del archipiélago Juan Fernández, que
requieran la generación y/o adecuación de
políticas y normas .
Estudio de generación de normas locales Permanente Municipio, GTCP.
(ordenanzas) orientadas a abordar el tema
de felinos y mantención de jardines, entre
otros
(Fomentar y apoyar la implementación de 1 año SAG, Municipio, Posta
una barrera sanitaria
Apoyo, a nivel nacional, la iniciativa de 1 año Municipio y actores
estatuto especial para territorios insulares locales
(Isla de Pascua y Arch. Juan Fernández)
en el sentido de introducir la variable
ambiental

H) Ámbito comunicaciones:

Objetivo: Implementar mecanismos de difusión y comunicación que permitan


incrementar el conocimiento en la comunidad local y dar a conocer a la comunidad
nacional e internacional la importancia de la protección y conservación del
ecosistema único del archipiélago Juan Fernández.

Línea de Acción Plazo Responsable


Creación de una página web, en versión a 18 meses Dirección del Colegio,
lo menos en español e inglés, para Municipalidad y GTCP
informar a la comunidad local, nacional e
internacional sobre la particularidad del
ecosistema del archipiélago y mostrar el
problema de conservación de
Sephanoides fernandensis, y sensibilizar a
la comunidad nacional e internacional para
apadrinar a esta especie endémica .
Diseño y elaboración de material de Permanente GTCP
difusión .
Instaurar el “día del Picaflor”, generando Periódica Guardianes del Medio
actividades lúdicas, creativas y Ambiente,
entretenidas para toda la comunidad local. Municipalidad,
Dirección del Colegio,
Dirección de Jardín
5. GRUPO DE TRABAJO.

El Grupo de Trabajo de Conservación del Picaflor de Juan Fernández (GTCP) está


constituido por Administrador del P. N. Archipiélago de Juan Fernández, Directora
Escuela Insular Robinson Crusoe, Médico Posta Isla Robinson Crusoe, Secretario
Municipal, Directora Jardín Infantil Sandalito, Monitor Guardianes del Medio
Ambiente, Jefe de Reten isla Robinson Crusoe y comenzara a seccionar dentro
del primer año después de la reunión del Taller.

Dicho grupo realizará funciones de coordinación y seguimiento del Plan, el que


será evaluado a los cinco años de su creación.

Además se conformará un equipo Científico asesor de apoyo a las labores del


Grupo de Trabajo y a la ejecución del Plan de Conservación del Picaflor de Juan
Fernández.
6. REFERENCIAS

Anderson, G. J., Bernardello, G., Stuessy, T. F. & Crawford, D. J. 2001. Breeding


system and pollination of selected plants endemic to Juan Fernández islands.
Am. J. Bot. 88, 220-233.

Bernardello, G., Aguilar, R. & Anderson, G. J. 2004. The reproductive biology of


Sophora fernandeziana (Leguminosae), a vulnerable endemic species from Isla
Robionson Crusoe. Am. J. Bot. 91, 198-206.

Bourne, W. R. P., Brooke, M. de L., Clarke, G. S. & Stone, T. 1992. Wildlife


conservation problems in the Juan Fernández archipelago, Chile. Oryx 26, 43-
51.
Brooke, M. de L. 1987. The Birds of the Juan Fernández Islands. Study Report No.
16. International Council for Bird Preservation, Cambridge, Reino Unido.

Collar, N. J., Crosby, M. J. & Stattersfiedl, A. J. 1994. Birds to Watch 2: The World
List of Threatened Birds. Birlife Conservation Series 4, 1-407.

Colwell, R. K. 1989. Hummingbirds of the Juan Fernández islands: natural history,


evolution and population status. Ibis 131, 548-566.

CONAF, 1999. Programa nacional para la conservación de especies de flora y


fauna amenazada de Chile.

Crawford, D.J., E. Ruiz, T.F. Stuessy, E. Tepe, P. Aqeveque, F. Gonzalez, R.J.


Jensen, G.J. Anderson, G. Bernardello, C.M. Baeza, U. Swenson and M. Silva.
2001. Allozyme diversity in endemic flowering plant species of the Juan
Fernández Archipelago, Chile: ecological and historical factors with implications
for conservation. American Journal Botany 88: 2195 – 2203.

Cuevas, J. G. & van Leersum, G. 2001. Project “Conservation, Restoration, and


Development of the Juan Fernández islands, Chile”. Rev. chil. hist. nat. 74,
899-910.

Glade A. (Ed.). 1993. Libro rojo de los vertebrados terrestres de Chile.

IUCN. 1996. 1996 IUCN Red List of Threatened Animals. Gland, Suiza.

International Union Conservancy of Nature (IUCN). 2001. Categorías y criterios de


la lista roja de la UICN: Versión 3.1. Comisión de Supervivencia de Especies
de la UICN. UICN, Gland, Suiza y Cambridge, Reino Unido. ii + 33 pp
Mann, W. G. W. 1975. Observaciones sobre el estado actual de algunos
representantes de fauna y flora en el Parque Nacional Juan Fernández. Bol.
Mus. Nac. Hist. Nat. (Chile) 34, 207-216.

Marticorena C, TF Stuessy and M Baeza. 1998. Catálogo de la flora vascular del


Archipiélago de Juan Fernández, Chile. Gayana Botánica 55: 187 – 211

Meza, J. 1988. Informe Anual del Proyecto Conservación del Picaflor de Juan
Fernández , Sephanoides fernandensis, Otoño 1987 – Verano 1988. Informe
Técnico CONAF, V Región , Chile.

Meza, J. 1989. Informe Anual del Proyecto Conservación del Picaflor de Juan
Fernández , Sephanoides fernandensis, Otoño 1988 – Verano 1989. Informe
Técnico CONAF, V Región , Chile.

Ricci, M. 1992. Programa de conservación y recuperación de plantas


amenazadas de Juan Fernández. Informe Final, 3° etapa, Proyecto CONAF –
WWF – US 3313, Chile, 55 pp.

Ricci, M. 1998. Manual de propagación de especies de la flora vascular endémica


del Archipiélago de Juan Fernández. Manual Técnico, Proyecto Conservación,
recuperación y desarrollo del Archipiélago de Juan Fernández, Chile. (N/BHOL/
M RREE/93/003), CONAF - V región, Viña del Mar, Chile. 128 pp.

Roy, MS, JC Torres-Mura, F Hertel, M Lemus and R Sponer. 1999. Conservation


of the Juan Fernández firecrown and its island habitat. Oryx 33: 223 – 232.

Sanders, RW, TF Stuessy and C Marticorena. 1982. Recent changes in the flora
of the Juan Fernández Islands, Chile. Taxon 31: 284 – 289.

Rottmann, J. & López-Calleja, M. V. 1990. Estrategia nacional de conservación de


aves. Serie Técnica del Servicio Agrícola y Ganadero (Chile), 1.

Roy, M. S., Torres-Mura, J. C., Hertel, F., Lemus, M. y Sponer, R. 1999.


Conservation of the Juan Fernández firecrownand its island habitat. Oryx 33,
223-232.

Skottsberg, C. 1928. Pollinationsbiologie und Samenverbreitung auf den Juan


Fernandez Inseln. En: Skottsberg, C. (ed.), The Natural History of the Juan
Fernández and Easter Islands, vol. 2, Botany, 503-547. Almqvist & Wiksell,
Uppsala, Suecia.

Stuessy, T. F. 1995. Juan Fernández Islands, Chile. Pg. 565-568 in S. D. Davis, V.


H. Heywood, and A. C. Hamilton, eds. Centres of plant diversity: a guide and
strategy for their conservation, vol. 2. World Wide Fund for Nature and IUCN-
the World Conservation Union, Cambridge, UK.

Stuessy, T. F., Marticorena, C., Rodríguez, R., Crawford, D. J. y Silva, O. M. 1992.


Endemism in the vascular flora of Juan Fernández Islands. Aliso 13, 297-307.

Stuessy TF, U Swenson, DJ Crawford, G Anderson and M Silva. 1998. Plant


conservation in the Juan Fernandez Archipelago, Chile. Aliso 16: 89 - 98

Swenson U, TF Stuessy, M Baeza and DJ Crawford. 1997. New and historical


plant introductions and potential pests in the Juan Fernández Islands, Chile.
Pacific Science 51: 233 – 243.

Wester, L. 1991. Invasions and extinctions in Masatierra (Juan Fernández islands):


a review of early historical evidence. J. Hist. Geog. 17, 18-34.

Zunino, S. 1989. Origen y distribución de los conejos en Chile. Noticiario Mensual


del Museo Nacional de Historia Natural (Chile) 316, 8-10.
ANEXO 1

PROGRAMA
“PLAN NACIONAL DE CONSERVACIÓN DEL
PICAFLOR DE JUAN FERNÁNDEZ, Sephanoides fernandensis.
Isla Robinson Crusoe 16 y 17 de Noviembre 2005

16 de Noviembre Primer Día Taller “Plan Nacional de Conservación del


Picaflor de Juan Fernández”

9:15 Palabras de inicio y bienvenida


Sr. Gastón Correa Administrador Parque Nacional Juan Fernández
Sr. Leopoldo González, Alcalde I. Municipalidad Juan Fernández

9:30 Significado de los Planes Nacionales de Conservación de la Flora y


Fauna y modalidad de trabajo. José Luis Galaz, Encargado Nacional
de Fauna Silvestre CONAF.

9: 50 Biología Evolutiva de los picaflores del Archipiélago (morfología,


genética y relaciones con picaflores continentales). Juan Carlos Torres
Mura, Museo Nacional Historia Natural. Expone Javiera Meza.

10:15 Breve reseña de estudios realizados sobre el Picaflor de Juan


Fernández. Dinámica poblacional estimaciones y migraciones
estaciónales del Picaflor de Juan Fernández. Javiera Meza, Encargada
de Fauna Silvestre CONAF V Región.
.
10: 40 Café

11:00 Antecedentes reproductivos del Picaflor de Juan Fernández. Federico


Johow, Unión Ornitólogos de Chile. Expone María Victoria López.

11:20 Alimentación, conducta y competencia picaflor de Juan Fernández.


Maria Victoria López, P. U Católica de Chile.

11: 40 Acciones de Educación Ambiental en torno al Picaflor de Juan


Fernández. Cristian López, Enc. Proyecto Ed. Ambiental del Picaflor
de Juan Fernández, Isla Robinson Crusoe. Monitor Guardianes del
Medio Ambiente

12:00 La flora de Juan Fernández y la conservación del Picaflor de Juan


Fernández. Marcia Ricci, Bióloga Patrimonio Silvestre CONAF VI
Región. Expone Javiera Meza.
12:20 Discusión y consultas de la biología del Picaflor de Juan Fernández
Formación de grupos de trabajo. Ronda de presentación asistentes al
taller.

12:45 Receso

14:00 Trabajo en Grupos para determinar objetivos del plan de conservación,


Líneas de Acción y Acciones que incluirá el Plan de Conservación del
Picaflor de Juan Fernández.

16:00 Café

16:30 Continuación de trabajo en grupos

17 de Noviembre Segundo Día Taller “Plan Nacional de Conservación del


Picaflor de Juan Fernández”

9:00 Trabajo en forma Grupal para determinar objetivos del plan de


conservación, Líneas de Acción y Acciones que incluirá el Plan de
Conservación del Picaflor de Juan Fernández.

10:30 Café

11:00 Trabajo grupal

13:00 Receso ( almuerzo)

14:30 Se reanuda trabajo grupal

16:00 Café

16:30 Conclusiones y trabajo grupal diferentes grupos

17:30 Discusión final del Plan Nacional de Conservación del Picaflor de Juan
Fernández elaborado en forma grupal.

18:30 Cierre de Taller de elaboración del Plan Nacional de Conservación del


Picaflor de Juan Fernández, entrega diplomas de participación. Cóctel
ANEXO 2

LISTADO PARTICIPANTES TALLER


PLAN DE CONSERVACION DEL PICAFLOR DE JUAN FERNANDEZ

Alfonso Andaur
Guardaparque P. N. Juan Fernández. CONAF
Alfredo Angulo
Microempresario Isla Robinson Crusoe
Guillermo Araya
Guardaparque P. N. Juan Fernández. CONAF

Danilo Arredondo
Guardaparque P.N. Juan Fernández. CONAF

John Bower
Ornitólogo

Luis Bustos Figueroa


Capitán de Puerto Archipiélago Juan Fernández

Gastón Correa
Administrador P.N. Juan Fernández. CONAF

Phillippe Danton
Botánico
Juan Fuller
Jefe DEPROREN SAG Región de Valparaíso
José Luis Galáz
Jefe Sección Fauna Silvestre. CONAF Of. Central
Luis Gajardo
Jefe Retén Isla Robinson Crusoe
José Luis Gatica
Médico Posta isla Robinson Crusoe

Hernán González
Servicio Agrícola y Ganadero Isla R.Crusoe

Leopoldo González
Alcalde I. Municipalidad de Juan Fernández

Carolina Hernández
Secretaria P. N. Juan Fernández. CONAF
Bernardo López
Guardaparque, P. N. Juan Fernández. CONAF

Cristian López Chamorro


Monitor Guardianes del Medio Ambiente. Isla Robinson Crusoe.

María Victoria López


Investigadora P. Universidad Católica. UNORCH

Karín Maturana
Educadora Párvulos. Jardín Infantil Sandalito

Javiera Meza
Encargada Fauna Silvestre, CONAF, V Región
Lis Nelis
Ecóloga
Maria de los Ángeles Nuño
Antropóloga, cineasta.
Christophe Perrier
Botánico
Maximiliano Recabarren
Guardaparque P.N. Juan Fernández. CONAF

Jaime Recabarren
Radio Picaflor Isla Robinson Crusoe

Schiela Recabarren
Monitora Guardianes del Medio Ambiente. Isla R. Crusoe
María Cecilia Reyes
Directora Colegio Insular Robinson Crusoe

Fernando Sánchez
Secretario Municipal Comuna Juan Fernández

Ramón Schiller
Guardaparque P.N. Juan Fernández

Manuel Tobar
Guardaparque, P.N. Juan Fernández

Víctor Valverde S.
Coordinador Nacional de Evaluación de Impacto Ambiental. CONAF.
Moira Venegas F.
Educación Parvularia. Escuela Insular Robinson Crusoe