Está en la página 1de 75

Gregorio Uriburu

UNIDAD I: LA REALIDAD POLÍTICA


1 Concepto de política. La palabra política. Origen etimológico y acepciones (saber y hacer). La
política como ciencia; posibilidad de conocimiento de la política. La política como saber y como
hacer. Política arquitectónica, agonal y plenaria.
Política etimológicamente proviene de polis, ciudad-estado griega. Son ciudades que dentro de ellas
tenían todo lo que tiene hoy un estado (división de poderes, gobernantes, ciudadanos). En ella
empieza a desarrollarse la idea de política. Los griegos son los primeros que aportan algo a la
política. Antes de ellos, existía la deificación del gobernante (el gobernante es un dios o lo
representa). Los ciudadanos frente a ese dios no tienen ningún derecho, y el gobernante podía hacer
lo que quería con ellos. Los griegos son los primeros en la historia de la humanidad que se dan
cuenta que los gobernantes no son dioses, que cualquiera podía ser gobernante y que también
podían elegir (elegían en asambleas populares: democracia directa). Por primera vez se organizan y
toman decisiones en torno a la res pública. El individuo tenía valor en tanto y en cuanto estuviera en
su polis, por eso el peor castigo era el destierro. No valía la persona, sólo valía si estaba en su
ciudad. Para los griegos, cualquiera podía votar y ser votado.
Acepciones de la palabra política:
Para la primer acepción, expresa diversas realidades, pero todas están referidas a la vida social.
Para Zafra Valverde, la realidad política consiste en el hecho de estar, cada hombre, comprometido
en la máxima extensión e intensidad con un grupo social determinado. Otros, dicen que la política
es una “concepción, programa de acción o la acción misma de un individuo, grupo o gobierno
respecto a un problema o a la totalidad de los problemas de la colectividad”. “Ámbito donde
compiten distintos grupos o individuos, cada cual con sus fines, intereses y hasta su filosofía”.
Cierta cantidad de hombres conviviendo en un espacio determinado, con un fin en común, que
abarca a todos y abastece todas las necesidades de la vida personal y social en todos sus aspectos,
por lo que tiene un fin cualitativamente y cuantitativamente total.
Hay otra acepción de la política, como referida a lo Estatal, aún sin llegar al extremo de lo que
significaba la polis griega, el Estado influye mucho en nuestras vidas. Toda organización política
incluye una población, territorio, un bien común público, un poder político y un gobierno. Lo
político consiste en la construcción, consolidación, y conservación del Estado.
Max Webber y Herman Heller, dicen que hay una esencial referencia al poder, siendo la política
la actividad que crea, desenvuelve y ejerce el poder.
Carl Schmitt asocia la noción de política con la de amigo-enemigo, o sea, en la visión agonal de la
política. Una tercera corriente que define lo esencial de la política, es sostenida por Jellinek y
Rehm, diciendo que la política se relaciona con fines, es la actividad que tiene por fin constituir al
Estado y sus elementos.
Para Reymond Aaron, la ciencia política es la ciencia de la autoridad. El estudio de la estructura
de la autoridad.
Hay dos maneras de estudiar la política:
1 como ciencia: la crean los griegos (siglo V a. C., cuando surge la democracia, y es Platón es que
plantea la necesidad del saber político como requisito esencial para gobernar), quienes se dan

1
Gregorio Uriburu

cuenta que la polis debía ser gobernada por gente sabia, preparada y culta: aristocracia (gobierno de
los mejores). Crean a la política como ciencia, y se la estudia como cualquier otra ciencia, desde sus
causas. Así, la ciencia política es el estudio de todo cuanto universal y necesario tiene la política.
Estudia la realidad tal cual es y el cómo debería ser, con sus causas. Hay un conocimiento
especulativo puro y un conocimiento práctico. Su objeto principal, es el Estado (en qué
consiste, origen, composición mediante consideración de sus causas y elementos (territorio,
población y poder)). Aristóteles dice que la ciencia política es el saber por excelencia del
gobernante. La ciencia política es una ciencia arquitectónica, siendo ordenadora, soberana y
fundamental. La posibilidad de una ciencia política presupone la esencia de la naturaleza humana y
la afirmación de la esencia de lo político, y no una dependencia absoluta de cambios de la sociedad,
ya que la naturaleza humana no cambia.
2 como un hacer: Se trata de la política en los hechos, en el hacer de todos los días. Ej. Elisa Carrió
hablando en TN, en elecciones, al ejercerla (actuar en favor de determinada idea). Aristóteles decía
que para poseer la ciencia política, debe unirse la práctica a la teoría. La dirección de la actividad
estatal se manifiesta en órdenes y mandatos, conformando la estructura jurídica del Estado, siendo
la consecuencia lógica, la ley. El poder político es el que le da realidad efectiva, validez y vigencia
al orden jurídico. Todo lo tendiente a organizar una sociedad, para llegar a sus fines.
La política en la praxis se divide en 3:
1 Arquitectónica: aquella que se da cuando el gobernante lleva a cabo un proyecto político para
ordenar la sociedad y hacer que ésta viva bajo esas normas.
2 Agonal: cuando los partidos políticos pugnan entre sí para alcanzar el poder; es la lucha por el
poder. En Argentina se hace a través de partido político. Los que están en el llano (gobernados)
luchan por el poder, es decir, para sacar a los gobernantes; y los que están en el poder, luchan por
permanecer. Una lucha sana es que cada político haga su propuesta, es decir, que proponga su plan
de gobierno, y se voten ideas y no personas. Esto es fundamental para que haya política. Partiendo
de esta base, la política es el arte de hacer posible lo necesario, ya que los gobernantes tratan de
instaurar los principios fundamentales y por lo tanto necesarios de la política.
3 Plenaria: es la acción conjunta de las distintas tendencias que se manifiestan en la sociedad civil
por el bien común. Equivale al régimen político, que es la faz dinámica del Estado.
Definición de política: La política es un arte y una técnica del gobierno del Estado; es el
arte y la técnica de dirigir a los hombres a través de directivas generales, en la dirección de un fin
común, que es la realización de condiciones de vida favorables para el mejor y más pleno desarrollo
del hombre. La política tiende a constituir el orden vinculante de la convivencia mediante la
organización de un poder al servicio del bien común.
2 Relaciones de la política con la antropología: cristianismo, budismo, marxismo, positivismo.
Relaciones de la política con la economía.
Es imposible tener cualquier concepción de la vida política sin una concepción previa del hombre,
porque toda concepción política está basada en una concepción antropológica. Según la visión que
tengamos del hombre vamos a tener una concepción política. Variables: sociedad es sustancia o
accidente, hombre es bueno o malo por naturaleza, el hombre es o no es trascendente.

2
Gregorio Uriburu

Por ejemplo, Hobbes, tiene una visión sumamente pesimista del hombre, al considerarlo fuente de
problemas. El hombre es el lobo del hombre, y es algo malo. Es por eso que habla del Leviatán
(monstruo bíblico), a quien el hombre da todos sus derechos. Esta concepción del hombre da lugar a
sociedad despótica y autoritaria (ejemplos: Eduardo VIII, Cristina).
Locke, al contrario, dice que por el pacto social para vivir en sociedad, le entregan a la sociedad el
derecho de defensa/justicia por mano propia. El problema es cuando uno viola un derecho de otro.
Creamos la sociedad para que reestablezca los derechos cuando alguien lo viola. Da lugar a una
sociedad liberal, que esta para cuidar los derechos del hombre.
La diferencia entre ambas posturas (absolutismo y liberalismo) radica en el hecho de que se den
todos los derechos a la sociedad o considerar que todos los derechos son de la persona.

Cristianismo. Cambia la historia de la política a partir del cristianismo.


Cristianismo por primera vez en la historia trae una idea distinta a los que se venía dando. Trae una
idea antropológica nueva. El hombre es una criatura de Dios, hecha a su imagen y semejanza, con
un alma inmortal y trascendente. El hombre es un ser libre por naturaleza (por lo que es
responsable de sus acciones), y que tiene un fin de trascendencia (premiado o castigado con la
contemplación o no de Dios), lo más sagrado en el mundo es el hombre y es por eso que todas las
cosas del mundo están a su disposición. El libre albedrío va a hacer que elija el bien y me vaya al
cielo, o el mal y me vaya al infierno. Por eso su finalidad es perfeccionarse para ir al paraíso.
Redimido por Jesús, y dotado de razón, para gobernar sus tendencias. Todos los hombres tienen la
misma naturaleza, origen, y al ser redimidos por Jesús, gozan de la misma vocación y destino
divino.
Antes la visión era que los hombres no tenían un fin en sí mismo, sino un fin como miembros de la
sociedad.
Jesús introduce dos conceptos de suma importancia para la política:
1. Concepto de igualdad: Todos somos hijos de Dios, todos somos iguales. La esclavitud no es
posible.
2. Concepto de dignidad: Los hombres están hechos a imagen y semejanza de Dios. Define así la
naturaleza humana, y si es igual a la de Dios, entonces seré digno, y los gobernantes no pueden
hacer nada que me deshonre. Nada material es más digno que el alma del hombre.
Con estos dos conceptos que introduce, el gobernante ya no va a poder hacer lo que quiere ya que el
hombre frente a él es un ser digno.
También dice que el hombre no es autosuficiente, necesita de los demás para vivir, y poder alcanzar
la perfección. Eso hace que la sociedad sea un elemento necesario. El hombre necesita vivir en
sociedad, y porque vive en sociedad hace política. Es por eso que la sociedad y el Estado son
necesarios para el desarrollo del hombre: el hombre es un ser imperfecto y sin el Estado no puede
desarrollarse, y deben buscar el bien común. Por eso, el cristianismo es indiferente frente a las
formas puras de gobierno.

3
Gregorio Uriburu

Budismo. Sostienen que sólo existe Dios y lo malo es existir, al ser un mal. Existe el atmán (chispa
de Brahma) y la maia (imaginación). Según su pensamiento, cuando uno es bueno en esta vida, al
morir lo absorbe Brahma. Lo bueno es salir rápidamente de esta vida (purificándose), y llegar así al
nirvana, que es un estado de felicidad al que se llega cuando el alma se purifica. La naturaleza y el
hombre, por ser mera apariencia, son malos. Los malos, por la metempsicosis (transmigración),
continúan padeciendo los sufrimientos derivados de ser autónomo. Para purificar nuestra vida
rápidamente, debe haber un retiro de la vida y de los placeres mundanos. Sostienen un desapego de
las cosas materiales, al ser la pobreza algo bueno. La sabiduría consiste en negarse a la apariencia y
desear la propia aniquilación para volver a Brahma. Hay una salvación individual. Mientras más
busca su salvación, más se aleja del resto. Indiferencia a la pobreza y al despotismo. Hombre es
origen y fin de su sistema moral.
El gobernante, según esta concepción es un déspota, porque no importa nada más, ni siquiera
importan las leyes.
Marxismo. Karl Marx murió en 1883. Nunca vio la revolución rusa de Lenin en 1917. El hombre
no es importante en sí, sólo es importante en tanto y en cuanto vive en sociedad. Lo que importa es
lo colectivo, la sociedad. El Estado es creado por los ricos con leyes para protegerlos a ellos.
Materia suplanta a la Idea de Hegel. Hay un materialismo dialéctico, por lo que la materia es eterna,
que tiene movimiento y es infinita. El hombre, evolucionó del mono, es un ser con un desarrollo
biológico determinado. No tiene alma ni destino trascendente. Se principal vocación es el servicio a
su clase. Economía es la estructura de la historia y sociedad. Predominio absoluto de lo colectivo
sobre lo espiritual.
Con la sociedad comunista el Estado va a desaparecer, ya que no va a ser necesario. El objetivo es
llegar al estado comunista, por lo que va a ser moralmente bueno hacer cualquier cosa, así sea
matar. Ética subordinada al éxito en la lucha por el poder, el de la clase proletaria.
Para ellos Dios no existe y en la vida se acaba todo, por lo tanto hay que ser felices en vida.
Consideran que las religiones son el opio de los pueblos. Son invento de los ricos para que los
pobres sean cada vez más pobres, creyendo en una vida posterior.
Positivismo. Augusto Comte (1830). Considera que el único derecho que existe es el derecho
positivo. Niega el derecho natural, por lo tanto deja a la persona librada al Estado, porque es éste el
que decide el derecho que está vigente y el que no, lo que es bueno y malo. Funda la religión de la
Humanidad, rindiendo culto a la humanidad. La doctrina de la nueva sociedad tiene como
fundamento a la ciencia y como fin a la producción industrial, ergo, las normas éticas serán las
que hagan que aumente la producción, y no morales o religiosas. Con Bentham, las normas éticas
se basaban en lo que le diera la mayor felicidad al mayor número de personas, todo basado en el
principio del interés, la utilidad. Moral fundada en el egoísmo. Hay un nominalismo filosófico. El
fin de la ciencia es la técnica. El progreso es el desarrollo de nuevas técnicas de producción, y el
objeto del conocimiento es la transformación y utilización de la naturaleza. Mill, dice que la
economía debe prescindir de toda moral.
Relaciones de la política con la economía. No hay uniformidad de criterios acerca de qué ciencia
debe subordinarse a la otra o si deben estar coordinadas o separadas. Primera postura: algunos
piensan que la política debe estar sujeta a la economía (que no haya viejos, que no haya pobres).
Segunda postura: otros piensan que la economía debe estar sujeta a la política (Stamler) (podría

4
Gregorio Uriburu

pasar eso; tiene que haber viejos, pero ¿cómo se los mantiene?). Tercera postura: Adam Smith
sostiene que deben estar separadas. Cuarta postura: deben estar coordinadas, pero las deja al
mismo nivel y la realidad es que la política es más importante.

3 Relaciones de la política con la ética: distintas posiciones. El Bien Común como principio
fundamental; el fin y los medios. La prudencia política: concepto y partes de la prudencia.
Toda práctica política está basada en una teoría política, que se nutre de una ética, que siempre
descansa en una antropología, que siempre tiene una raíz teológica.
Maquiavelo, vivió en Florencia. Su pensamiento se puede sintetizar en la idea de que el fin
justifica los medios. Contexto histórico: en Italia, todos los reinados estaban en guerra, al estar los
señores feudales enfrentados. La Iglesia del momento era corrupta: el Papa Alejandro VI Borgia
tenía hijos Cesar y Lucrecia, que los casa con personas feudales. A pesar de ser la Iglesia corrupta,
contaba con autoridad, porque los reyes eran coronados por ella. Maquiavelo se da cuenta que Italia
era un caos y tenía miedo de que una potencia los dominara por la ausencia de la unificación
nacional. Plasmó sus ideas en El Príncipe, dirigido a Lorenzo de Medici, dándole consejos para
tomar el poder y mantenerlo, porque Maquiavelo confiaba en que él podía ser el rey que unificaría
Italia.
Sostiene que la política y la ética deben estar separadas, y que el gobernante puede hacer lo que
quiera. Dejó de lado la moral fundada en la ley natural para adoptar una moral utilitaria de la
omnipotencia del resultado y de las circunstancias. Y hasta le reconoce al gobernante el deber de
hacer lo que quiera con tal de llegar al poder ya que, en caso de atarse a principios éticos o
religiosos, podría correr el riesgo de no poder mantener el poder. El gobernante no debe ser
virtuoso, porque en ese caso no va a hacer lo necesario para alcanzar el poder. Sólo debe aparentar
ser virtuoso, pero hacer lo que deba y sea necesario hacer. Aconseja aparentar tener virtudes,
aunque en realidad no las tenga, por eso, algunos dicen que es inmoral y no amoral. Hay veces que
ser bueno es útil y otras donde ser malo es útil. No obstante, no se descartan normas morales en la
vida del ciudadano común. El gobernante impondrá el cumplimiento estricto de la moral a sus
ciudadanos para lograr la grandeza de la nación.
Platón, sacrifica la política a la moral. Política completamente subordinada a la moral.
Los cristianos, dicen que el Estado no debe suplantar al hombre en la búsqueda de Dios, sino que
debe garantizar los medios para que el hombre llegue a Dios y se salve. La política y moral no son
ajenas entre sí, ya que como la política busca servir al hombre, está dentro de los principios de la
moral. Vinculación en el plano científico y en el plano práctico. En el plano científico, la moral le
da los lineamientos fundamentales a la política, y en el plano práctico, la actividad del gobernante
se ajusta a normas que permiten que la actividad del hombre se ciña a lo bueno y justo y se aparte
de lo malo.

5
Gregorio Uriburu

Prudencia

Individual Social

Busca el bien particular de una Prudencia Política (busca el bien Prudencia familiar (busca el bien
persona común) de la familia)

Arquitectónica (de los


gobernantes)

Obediencial (de los gobernados)

El objeto de la prudencia política consiste en concluir rectamente cuáles son los medios
acertados para que la acción del hombre como miembro de la comunidad no se desvíe del bien
común, que es también su bien propio.

La prudencia, concepto y partes. La prudencia es la virtud por excelencia del gobernante.


Consiste en saber elegir entre el bien y el mal. El acto prudente consiste en saber elegir el bien y
obrarlo. Esta capacidad de ver el bien y obrarlo presupone un conocimiento: de los principios
universales de la razón que deben aplicarse, y el de las circunstancias contingentes en que deben ser
aplicados. Se debe saber qué es el bien en cada situación determinada.
En política, hay pasos para conocer el bien. Esos pasos se encuentran en dos grupos, que
son las partes de la prudencia: partes cognoscitivas y partes imperativas.

Partes cognoscitivas:
1 Raciocinio o razonamiento: es la primera parte o elemento de la prudencia
cognoscitiva. Consiste en que, partiendo de lo que se conoce, se llega a otras cosas o a un resultado,
es decir, se razona.

2 Solercia o sagacidad (ser sagaz): consiste en tener una actitud rápida e


ingeniosa y exactamente hallar el modo de afrontar lo inesperado. Aristóteles habla de la solercia
como el hábito por lo que pronto se sabe hallar lo que conviene.

Partes imperativas:
1 Providencia: pro videre, pro ver, ver más allá de lo que pasa, es decir, ver
lejos. Es la facultad para apreciar rápidamente (ver de un rápido golpe de vista) que una
determinada opción es la mejor. Es poder ver lo que conviene al fin propuesto. Es la parte más
importante de la prudencia para Santo Tomás.

6
Gregorio Uriburu

2 Circunspección: consiste en atender a las circunstancias actuales para luego


del análisis de la realidad, tomar una decisión de lo que conviene al fin propuesto.
3 Precaución: es el elemento que permite discernir entre el bien y el mal. Es
fundamental en política.
4 Docilidad: es la orientación del espíritu de quien está dispuesto a aprender.
Es la aptitud para escuchar la voz de la realidad (el gobierno actual carece totalmente de este
elemento). Requiere de humildad para reconocer que alguien sabe más. Es también virtud de los
gobernados.
5 Inteligencia: conocimiento de los primeros principios que han de informar el
obrar. Todo proceso racional debe partir de estos principios, para lograr una recta razón en el obrar.
Platón consideraba que debían gobernar los sabios por ser ellos quienes conocen la verdad y los
primeros principios. La conclusión de la inteligencia, es la acción particular a la que se considera
cierta. Tiene una parte cognoscitiva y otra imperativa.
6 Memoria: es la experiencia de las cosas pasadas. Del pasado hay que sacar
enseñanzas.

El obrar es prudente cuando implica a todos estos elementos.

7
Gregorio Uriburu

UNIDAD II: TEORÍA DE LA SOCIEDAD

1. Teoría de la sociedad: conceptos fundamentales. Su carácter necesario. Relación


social. Situación social. Noción de grupo social: grupo, categoría y conglomerado
social.
Para poder estudiar al Estado, primero hay que estudiar la sociedad. Artistóteles decía que el que no
puede vivir en la polis o que no necesita de nadie para vivir o es un bruto o es un Dios, por lo tanto,
la naturaleza inclina a todos los hombres hacia tal convivencia. El hombre necesita vivir en la
sociedad, es un animal político. Para Santo Tomás, el hombre es un ser naturalmente sociable que
necesita de los demás para poder desarrollarse. El hombre necesita para vivir muchas cosas que él
solo no puede prepararse. Lo importante es el hombre, no la sociedad, que está para ayudar al
hombre, para perfeccionarlo. El hombre necesita de la sociedad en dos sentidos: necesita de la
sociedad doméstica (familia) para aquellas cosas necesarias para su subsistencia (generación,
comida y educación); y de la sociedad política para la suficiencia perfecta de la vida, para que el
hombre no solamente viva sino para que viva bien, auxiliándolo con cosas corporales y morales. La
razón lleva al hombre a vivir en sociedad porque comprende que solo ahí puede satisfacer sus
necesidades, por lo que primero forma sociedades intermedias y luego, mediatamente, forma una
sociedad política.

La Relación Social es la influencia recíproca que se establece entre sujetos, y los medios en que la
misma se puede hacer tangible u observable. Es la influencia humana recíproca. Hay varios tipos
de influencias recíprocas:

 Efímeros: influencia recíproca desaparece rápidamente.


 Durable: eficacia persiste aún cuando las partes no se vean en el tiempo, como el
padrinazgo.
o Afección horizontal: dos personas iguales que se quieren. 2 hermanos. La forma extrema de
afección es la solidaridad, según Zafra Valverde.
o Afección vertical: afecto entre personas de distintos niveles, como padre-hijo. Ascendiente.
 Contraste Horizontal: Odio o tensión entre dos iguales
 Contraste vertical: odio o tensión entre personas de distinto nivel. Dominación.
La relación extrema de contraste es el antagonismo.

 Mixtas Horizontales: Dos personas iguales tienen una relación de afecto y contraste, como
2 compañeros que se pelean y hacen una tregua.
 Mixtas Verticales: relación de afección y contraste entre personas de distintos noveles,
como patrón y obrero, el patrón manda al obrero. Supeditación.

Contorno social: aquel que contiene a las personas con las cuales un determinado hombre tiene
posibilidades de relacionarse socialmente. Familia, amigos, facultad, toda la universidad, todo el
barrio. El contorno social se ha ampliado gracias a Internet. Influye mucho en las posibilidades de
relaciones sociales de una persona. Hay ciertos elementos que caracterizan al contorno social, y lo
limitan, como el lenguaje, moda, costumbres… todos vienen de afuera y son impersonales, pero los
utiliza porque le son necesarios para vivir (medio social).

Situación social o “status”: el contorno social y el medio social objetivo indican la situación social
en la que actúa. Su ubicación dentro de la situación social se denomina status. Al hombre le interesa

8
Gregorio Uriburu

tanto conservar su status, que está indicado en su posición social y el trato de deferencia a que es
acreedor (respeto), sino también progresar en él. Progresar es ascender, pasando del orden material
al intelectual y de éste al orden moral. A esa marcha hacia la perfección la llamamos progreso.

Grupo social: conjunto de hombres que en virtud de una cierta unidad (de origen, conciencia o
destino), manifiestan una determinada uniformidad intencional y corriente de comportamientos.

Unidad de origen: ej.: Argentinos, descendiente de vascos, del club Boca Jrs..

Unidad de conciencia: ideas (creencias –fe-, certezas u opiniones) y sentimientos comunes. Pensar
lo mismo.

Unidad de destino: querer lo mismo, tener un mismo fin, como que haya justicia, seguridad…

Para que haya un grupo social deber haber necesariamente una unida de conciencia, sumada a
alguna otra, pero si están las tres, hay una unidad mucho mayor.

Clasificación de los grupos sociales:

 Organizados: hay relación de mando y obediencia.


 Inorganizados
 Transitorios: solo por el tiempo que estuvieron juntos.
 Duraderos: perduran en el tiempo.
 Territoriales: indispensable disponer de un espacio para su existencia.
 No territoriales: no necesitan disponer de un espacio para su existencia.

Categoría Social: las personas no están juntas en una realidad física exterior, sino en el ojo del
observador (Fichter). Es un conjunto de orden lógico. El observador descubre en las personas
categorías comunes. Ej.: zapateros.

Conglomerado social: reunión o pluralidad de personas que se hallan en proximidad física pero sin
comunicación recíproca (Fichter). Ej.: Las personas del tren.

Un equipo de fútbol es un grupo, los hinchas de la tribuna un conglomerado social, y todos los
hinchas del equipo una categoría social.

2. La Nación: concepto. Diferencia entre Nación y Estado. La noción de Nación en


Renán, Ortega y Gasset y Weber. Patria y Nación.

El concepto de Nación es muy elástico. El estado es una cosa, es un ordenamiento formal, una
estructura política. En cambio, la Nación tiene que ver con el sentimiento, se basa en las personas
pero no las trasciende de un modo material.

9
Gregorio Uriburu

En una nación, hay un lenguaje común, una unidad espiritual, creencias comunes, es un grupo
social organizado en el cual predomina la unidad de raza o de sangre o de sentimientos
telúricos (tradición), y hay una intensa unidad de conciencia.

Notas: generalmente, hay una unida de origen, de conciencia y/o de destino. Si están todas, la
nación será mucho más fuerte. Pero no es necesario que se encuentren las tres notas.

Este grupo provoca que los miembros se manifiesten con una determinada uniformidad intencional
y corriente de comportamientos. Este sentimiento puede tener distintas causas, pero lo más
importante es la unidad de conciencia. Es como una comunidad para un destino político, la posesión
de una historia nacional que le de orgullo y vergüenza a todos por igual, unidos por la vivencia del
pasado. Unos elementos muy importantes son la cultura y la educación, en tanto que la cultura
puede ser vínculo de unidad, y la educación transmitirla a las nuevas generaciones.

Podemos decir que se consolida como nación cuando los hombres que la constituyen toman
conciencia de sí mismo, se reconocen como grupo y se caracterizan de tal forma que quienes no lo
integran los miran desde afuera como una individualidad, concierta uniformidad, los miran como
nación.

Distinción entre Nación y Estado: en la mayoría de los casos se identifican, como Francia y
franceses, o Alemania y alemanes. Pero hay otros como Canadá, que tienen 2 naciones (ingles y
francés), mismo Estado, muchas naciones; o puede haber una nación diseminada en varios Estados,
como los judíos.

En la Nación, hay una primacía en lo que hace a la comunidad de conciencia y de destino. En el


Estado, hay una mayor importancia de la organización del orden y la consolidación de la paz.

El estado es una nación políticamente organizada (para algunos). La necesidad del hombre
de vivir en sociedad se concreta en el estado, organización social natural sin cuya existencia se
tornaría imposible la vida humana. El Estado es una colectividad política, definida por la existencia
de un control social organizado, mientras que la Nación es una colectividad de carácter
fundamentalmente social, creada a través del tiempo por elementos que se vinculan formando una
conciencia colectiva.

Definiciones de Nación:

Renán: la voluntad de unión para un obrar común en el futuro basado en un legado común recibido
del pasado. Es un alma, un espíritu, una familia espiritual. Lo que nos hace ser nación no es hablar
la misma lengua, sino haber hecho grandes cosas en el pasado y querer hacerlas en el futuro. La
Nación es un plebiscito todos los días. Todos los días elegimos ser nación.

Ortega y Gasset: (“La rebelión de las masas”) es un proyecto de convivencia total, en una empresa
común, y la adhesión de los hombres a ese proyecto incitativo.

10
Gregorio Uriburu

Max Weber: el núcleo de lo nacional es la idea de una misión propia de un grupo, que sólo puede
viabilizarse conservando los rasgos propios de un grupo.

Patria: viene de padre. Es la tierra de los padres. Lo que prepondera es el elemento territorial del
estado. Por otro lado, en la nación, el valor que la une es la espiritualidad, une al grupo social. En
Malvinas, se luchó por la patria.

3. El nacionalismo: concepto; diversos “tipos” de nacionalismo. S.S. Pío XII y el


nacionalismo, Mensajes de Navidad de 1948 y 1954 – Carta de Pío XI sobre L´Action
Francaise – Irrupción del fundamentalismo en la política.

Nacionalismo: exaltar los valores nacionales. Está bien, hasta que querés imponer tus valores a
otro. Hitler se impone al resto de Europa. Es bueno si respetás los valores nacionales de los
otros.

Hay dos tipos de nacionalismos:

Nacionalismo tradicionalista: enorme influencia de la religión y sus valores, que son


exaltados. Se fundamenta en aquellos valores que fueron origen y raíz de la nacionalidad, como
patria, hombre, Dios, familia, unidad. En él, el sentimiento de nacionalismo y patriotismo son
equivalentes. La influencia religiosa son elementos moderadores que impiden caer en idolatrías
y fanatismos, al actuar como valores fundamentales que los limitan. Ejemplos:

1) Nacionalismo ibérico: es respetuoso de la dignidad de la persona humana y de sus derechos,


así como respetuoso de la individualidad de las naciones. No es un nacionalismo totalitario, y
por ser personalista, tampoco es un determinismo étnico. El nacionalismo ibérico es
antiparlamentario, y critica el sistema capitalista-liberal.

a. Versión española con José Antonio Primo de Ribera: define a la Nación como una unidad de
destino en lo universal. Lo que hace a una Nación es haber cumplido una empresa universal,
distinta a las de las demás naciones, nos tiene que hacer únicos. Ve a la Nación como una
persona moral, con existencia real, y con una vocación propia particular. No es racista ni
totalitario, y el fin del Estado es lograr el bien común del pueblo. Es antiliberal,
antiparlamentario y corporativista, pero no es fascista.

b. Versión portuguesa con Sardinha: tampoco es totalitario, no es agresivo ni imperialista. “En


la raíz de cada nacionalismo están los mandamientos del Decálogo”. Los diversos grupos
nacionales se deben encontrar en una sociedad internacional establecida sobre las únicas bases
duraderas, las de la cristiandad. La nación es una personalidad moral que ha sido construida a
través de los siglos, gracias al trabajo y solidaridad de generaciones sucesivas, unidas por
afinidades de sangre y de espíritu. Propone la utilización de los valores nacionales para el
desarrollo de la persona y el logro del bien común. Es adversario al régimen de partidos

11
Gregorio Uriburu

políticos. Hay que buscar una organización donde el hombre pueda ser libre y afirmar su
personalidad.

2) Nacionalismo polaco de Dmowsky: el catolicismo no es un elemento del nacionalismo sino


su esencia. No niega a sus miembros el derecho de creer en algo distinto o de practicar otra
religión, pero no les concede el derecho de llevar a cabo una política anticatólica (pensar en los
comunistas rusos de esa época). La fuerza del pueblo polaco reside en su fidelidad a la Iglesia
católica.

Nacionalismo Pagano: desfiguración y degradación de todo lo bueno y positivo que puede


tener un nacionalismo. Quiere obligar a los demás a creer sus creencias, como Hitler. Ejemplos:

1) La Acción francesa de Charles Maurras: antisemitismo y hostilidad hacia la democracia


cristiana. Rechazan la subordinación de la política a la moral. Antiliberalismo. Exaltación de lo
social frente a lo particular. Esto le valió una carta del papa Pío XI, en la cual critica el rechazo
de la subordinación de la política a la moral, sumado al escepticismo metafísico y otros errores
de carácter religioso, en 1926. La carta fue formulada por el Cardenal paulino Andrieu, y
aprobada por el papa. Criticaba que ellos decían que el hombre debía estar sujeto al Estado,
como la parte al todo, y no tenía derechos frente a él.

2) El fascismo italiano de Benito Mussolini (il duce): el nacionalismo se presenta como


resultado de la acción del Estado, y a la Nación como creatura del Estado. Nada fuera ni ajeno
al Estado. “Todo en el Estado, nada contra el Estado, nada fuera del Estado”. Estado
imperialista. Quiere imponer sus valores a los otros. Niega los derechos personales.

Iglesia: El Papa Pío XII condena al nacionalismo pagano en varias oportunidades.

En el mensaje de navidad de 1948 y de 1954, Pío XII alude a las desviaciones de un intransigente
nacionalismo que niega la solidaridad entre todos los pueblos, solidaridad que impone a cada uno
múltiples deberes para con la gran familia de las naciones. También se refirió al tipo de estado
nacionalista, cerrado en sí mismo, calificándolo de pernicioso, germen de las rivalidades e incentivo
de la discordia. Asimismo, valora lo que llama “vida nacional”, que es “derecho y gloria de un
pueblo que puede y debe ser promovida”. Define a la vida nacional como un conjunto operante de
todos aquellos valores de civilización que son propios y característicos de un determinado grupo, de
cuya espiritual unidad constituyen como vínculo. Esa vida enriquece la cultura de toda la
humanidad. La errónea manipulación de la vida nacional con fines políticos que llevan a un Estado
centralizador, dominante y poseedor de una fuerza de expansión, produjo un principio de
disolución de la comunidad de los pueblos.

Mit Brennender Sorge: condena al nazismo alemán al no respetar a la persona humana.

12
Gregorio Uriburu

EL ESTADO
1. Concepto de Estado. La naturaleza del Estado: el Estado en la teoría de Aristóteles
y Santo Tomás. El Estado como creación lógico-normativa: Hans Kelsen y su Teoría
General del Estado. Doctrina de la personalidad moral de Dabin. Otras teorías sobre
la naturaleza del Estado; el Estado identificado con la Nación.

En la historia siempre los hombres vivieron organizados ya sea en clanes, tribus, polis. En
cada una de estas estructuras hubo normas que permitieron el orden entre los que
pertenecían a la misma comunidad. Los hombres se necesitan los unos a los otros, no
pueden vivir aisladamente porque el hombre es naturalmente social y político. Los hombres
tienden naturalmente a organizarse.

CONCEPTO DE ESTADO: Hacia el siglo XVI se comienza a llamar Estado a esa


organización política, que es en definitiva una sociedad política. El estado es una
corporación territorial dotada del más alto poder de dominio para lograr el bien común
público.

NATURALEZA DEL ESTADO:

 SEGÚN ARISTÓTELES: No se trata de elementos que al acercarse se absorben y


forman uno nuevo, los ingredientes de la realidad social persisten distinguibles y
operantes, sin más novedad que la derivada de la misma condición en que se ordenan.
Es una realidad de orden. Es un accidente de relación. El estado es un ser real
accidental, es decir, no sustancial; que no existe en si, sino en otro al que le agrega
perfección.
 SEGÚN SANTO TOMAS: Toma la definición de Aristóteles y le agrega que es
natural, en oposición a artificial. No es una creación del hombre, sino que es propio de
la naturaleza social y política de aquel. La natural sociabilidad humana hace que el
Estado exista naturalmente. Esa tendencia a vivir en sociedad lo lleva a darle a esa
sociedad una organización jerarquizada, mediante la politicidad. No es la unidad de
un organismo biológico basada en leyes naturales, sino que es la unidad de un
organismo moral constituida por la textura de pretensiones y deberes éticos que sólo
pueden ser cumplidos mediante la libre actividad humana, es unidad de orden, es decir,
unidad de obra, de acción, con vistas al bien común. Es la unidad de relaciones y de
vínculos entre sus miembros que, por propia voluntad y en parte por imposición,
viven coordinada y subordinadamente sujetos a un orden común.
 SEGÚN HANS KELSEN: Es Estado es una creación lógica normativa. En su obra
Teoría general del Estado, Kelsen dice que el Estado es una creación lógica normativa,
es decir, un sistema de normas jurídicas. La ciencia jurídica se ocupa del deber ser, no
del ser. Kelsen confunde estado con derecho (son idénticas porque el Estado deriva

13
Gregorio Uriburu

del derecho, es el derecho mismo). El Estado es el máximo de la imputación jurídica.


Es la personificación del orden jurídico total. El Estado mantiene su eficacia a
través de la coacción sobre las personas y el territorio. El Estado es la norma
suprema y fundamental. El Estado no es una acción o conjunto de acciones, ni un ser
humano ni un conjunto de seres humanos, es el orden de la conducta humana que
llamamos orden jurídico, el orden hacia el cual se orientan ciertas acciones del
hombre. Es un orden jurídico centralizado. Como el Estado no tiene un concepto
sociológico, el Estado y el Derecho son idénticos, se crean juntos. Así, se prescinde del
derecho natural y toda noción de justicia.
 SEGÚN DABIN: El estado es una agrupación jurídica suprema. Expone la teoría del
Estado como una persona moral. Parte de una concepción sociológica, al atender
principalmente la realidad social que constituye al Estado. Parte de un concepto
finalista del Estado, es un fin en sí mismo. Le atribuye al Estado un carácter
esencial, que es el de soberanía, y en razón del carácter social de ese fin, el
sometimiento “a una norma objetiva que será preciso traducir a derecho positivo
preciso y sancionado”. Tiene tres caracteres: es soberano; su poder no es
arbitrario; y es una persona moral titular de derechos y obligaciones. Mientras más
uno sea la población con el Estado, formando un “yo común”, más perfecto es. El
Estado más perfecto en donde los súbditos toman parte en el gobierno, para que su
obra sea obra de todos.
 SEGÚN SPENCER: Teoría orgánica. El estado es un órgano viviente que nace, crece,
desarrolla, muere. El Estado es un conjunto de aparatos orgánicos. Esta teoría puede
llegar hasta extremos, como el de eliminar el derecho de resistencia a la opresión. El
Estado es un ser viviente superior a los individuos que lo forman, necesitando de crecer
y desarrollarse.
 SEGÚN CARRE DE MALVER: Postula la teoría de la personificación de la nación.
El estado es una nación política y jurídicamente organizada.

El Estado identificado con la Nación. Empíricamente, se puede advertir que hay


naciones que no tienen un Estado propio, como podrían ser los Tobas. Hay Estados
que tienen distintas naciones adentro, como Suiza o Brasil o Canadá. Hay Estados
que tienen una sola nación, como Francia. Sin embargo, hay algunas teorías que las
identifican. Así, la teoría de la personificación, sostiene que todo grupo nacional
tiene derecho a convertirse en un Estado, sostenida por Woodrow Wilson. Otros,
dicen que el Estado es la Nación jurídica y políticamente organizada. Pensamientos
totalitarios como el de Hitler y el de Mussolini identifican Estado con Nación.

2. El Estado como instrumento de opresión. Las llamadas teorías justificatorias del


Estado: teorías de la fuerza. Teorías jurídicas: el Estado como resultado de un
contrato en la doctrina de Hobbes, Locke y Rousseau. La teoría del consentimiento:
Francisco de Vitoria y Francisco Suárez.

14
Gregorio Uriburu

TEORÍAS JUSTIFICATORIAS DEL ESTADO:

 TEORÍAS DE LA FUERZA: Las teorías de la fuerza legitiman al estado y al poder


sosteniendo que en el origen del estado hay un acto de fuerza, consistente en la
imposición y dominación de un grupo sobre otro, los más fuertes sobre los más débiles.
El estado consiste en una dualidad de gobernantes y gobernados y en un hecho de
dominación de los primeros sobre los segundos. Así, algunos sofistas sostenían esto,
como Trasímaco, que decía que la justicia era lo que le convenía al más fuerte, el
gobernante. Los más ricos someten a los más débiles para Marx el estado existe
porque los ricos crean el estado (es artificial) para mantener sojuzgados a los pobres. El
estado es un invento de los ricos para efectivamente seguir siendo ricos. Niega la
existencia del estado como tal, y afirma que es un elemento innecesario y que controla
por la fuerza. Inevitablemente, con el comunismo y la lucha de clases el estado va a
desaparecer y va a ser una sociedad sin clases. Para Hobbes, el Estado también se
impone por la fuerza, y es un Estado omnipotente.

 TEORÍAS JURÍDICAS: encaran el problema del origen y justificación del Estado


fundamentados en la familia, el patrimonio o el contrato social. La teoría patrimonial
empieza con platón, que dice que el origen de la sociedad es la necesidad de la división
del trabajo, porque nadie se basta a sí mismo. La teoría patrimonial entronca la teoría
de la fuerza al otorgar el poder político a los que poseen una propiedad. En cuanto al
Estado como resultado de un contrato, los hombres celebran pactos para vivir en
sociedad. Las teorías contractualistas son las que rigen en el mundo. Tratan de explicar
la sociedad por tratos, es decir, acuerdos voluntarios para vivir en sociedad. La
justificación por la familia es la de San Pablo de Tarso.

HOBBES: Para Tomas Hobbes (15688-1679), el derecho natural, ya no es una congerie de


normas, sino la libertad ilimitada de utilizar, por la propia conservación, todas las fuerzas
que se juzgue conveniente y emplear todos los medios que puedan ayudar a la realización
de los propósitos personales.
Los hombres viven en un estado de naturaleza en el cual están en constante lucha, y guerra
permanente los unos con los otros. EL DERECHO COMO PODER ILIMITADO: Todo
el que sea considerado como viviendo bajo el solo imperio de la naturaleza tiene el derecho
natural absoluto de usar su poder como lo crea útil, para la conservación de su propia
naturaleza (vida), codiciar lo que juzgue útil, tiene el derecho de apropiárselo de cualquier
modo. La libertad es la ausencia de limitaciones externas. Este estado de naturaleza es
nefasto, y es previo a la existencia de la sociedad. “el hombre es el lobo del hombre”.
Según Hobbes, el hombre es antisocial y peligroso. Hay tres causas de la discordia entre
hombres: la competencia (atacarse para lograr un beneficio), la desconfianza (atacarse
para lograr seguridad), y la gloria (atacarse para ganar reputación). El hombre nace con
derecho a todo, en el llamado “estado de naturaleza”. Del derecho de todos a todo surge la

15
Gregorio Uriburu

guerra de todos contra todos. Sin poder central, no hay ley, no hay justicia, y las dos
virtudes cardinales son la fuerza y el fraude. Entonces el hombre movido por su
egoísmo y por su razón a fin evita la muerte violenta, poder gozar de los bienes y lograr
la paz, trata de encontrar un medio para superar la anarquía de ese estado pre-social. Vida,
propiedad y seguridad.

La forma de superarlo es mediante la construcción de un gran artefacto: el Leviathan, el


Estado según Hobbes, encargado de corregir las atrocidades derivadas del carácter
antisocial que tendría la especie humana, imponiendo el orden y la seguridad, un estado al
cual le cedemos todos nuestros derechos.. Pero para lograr estas finalidades. Y es este
contrato, prescripto por la ley natural de la conservación de la vida y de la integridad del
cuerpo, el que constituye el derecho natural…que se reduce al principio: pacta sunt
servanda (hay que cumplir los pactos). Este principio servirá de justificación a la
voluntad omnipotente del Estado y reducirá la ley a un simple acto de autoridad. Por
lo tanto, el estado da a cada uno los derechos que quiera. No habrá mas ley que la ley
positiva dictada por el Estado”. El estado dice que esta bien y que esta mal, que debe
hacerse y que no, y es quién otorga los derechos. SOCIEDAD ABSOLUTISTA. Se llega a
esto porque para Hobbes es la única manera de vivir en sociedad, porque sin este pacto, los
hombres están en constantes luchas en su estado de naturaleza.

DEL NATURALISMO AL POSITIVISMO: El naturalismo de Hobbes nos conduce al


positivismo. Y ese Estado que dicta la única ley debe poseer un poder ilimitado para evitar
la regresión a la anarquía; también debe sumir la autoridad espiritual, sumar a la espada el
báculo, porque es uno el pueblo político y la comunidad de fe. Desaparece la distribución
entre Dios y el Cesar, incluso lo espiritual, depende del Cesar, pues la errada idea de
Hobbes acerca del derecho natural lo “condujo a la creación de un Estado que sacrifica los
valores superiores a cambio de asegurar la existencia física y el goce de los bienes
materiales”.

LOCKE: Existe un estado de naturaleza previo en el cual los hombres conocen sus
derechos naturales individuales. Según Hobbes el hombre seria antisocial, según Locke es
asocial. En ese estado de naturaleza los hombres tendrían una “completa libertad para
ordenar sus actos y para disponer de sus propiedades y de sus personas como mejor les
parezca dentro de los limites de la ley natural”. Pero se plantea el problema de ¿Qué ocurre
si alguien viola un derecho de otro en ese estado de naturaleza? Para evitar vivir en esta
incertidumbre, se hace un pacto entre los hombres. Pero el único derecho que cada uno
debe ceder es el de renunciar a la justicia por mano propia. Porque la razón del estado es
proteger nuestros derechos cuando alguien los viola. El pacto no es como en el caso de
Hobbes formal y vacío, pues tiene un contenido: los derechos pre-estatales que el Estado
debe garantizar: derechos a la vida a la libertad y a la propiedad. Eran derechos reservados,
y a la mejor forma de asegurarlos seria con la división de poderes. Eran derechos subjetivos

16
Gregorio Uriburu

que se transferían del estado de naturaleza al estado social. SOCIEDAD LIBERAL. El


estado reconoce (no otorga) los derechos y los hace valer protegiéndolos. Hay una
aceptación tacita del pacto por parte de los hombres y puede romperse.

El tema de la propiedad en fundamental en Locke, ya que “no puede haber injuria donde no
hay propiedad”, el poder supremo no puede arrebatar ninguna parte de sus propiedades a un
hombre sin el consentimiento de este. Siendo la salvaguardia de la propiedad la finalidad
del gobierno y siendo el móvil que llevo a los hombres a entrar en sociedad, se presupone y
se requiere para ello que esos hombres puedan poseer. Locke no reconoce, entonces, la
expropiación por causa de utilidad publica. Y esto es porque carece de una noción
verdadera de bien común, que no es un mero bien colectivo, ni la suma de bienes
individuales. No existe limitación alguna a la facultad de adquirir bienes: cada persona debe
ocuparse únicamente de su propio bienestar, pues el derecho ilimitado para la
adquisición de los bienes es el camino mejor para alcanzar el bienestar general. Locke debe
ser considerado por estas ideas el fundador del liberalismo político y, a través de el, el
primer defensor del capitalismo desenfrenado”.

ROUSSEAU: En el estado de naturaleza los hombres solo necesitan una hembra, reposo y
alimentación; y sus únicos males el dolor y el hambre. Para Rousseau era un estado feliz en
el cual el hombre era un buen salvaje, que vagaba despreocupado por los bosques,
juntándose de vez en cuando con una mujer para tener hijos.
Sin embargo, desde la concepción de Rousseau los hombres son libres y luego
encadenados, ¿por qué? Esto se debe como consecuencia de la propiedad privada. La gran
decadencia es el estado social, cuando los hombres se reúnen en grupos y aparece la
propiedad privada: “la división de las posesiones, el uso de la fuerza, la sujeción de los mas
al interés de los menos, transforma estas uniones ingenuas en agrupaciones, donde no hay
bien publico ni cuerpo político, sino tan solo y frente a frente, señor y esclavos. El estado
social es injusto, porque acaba con la felicidad del estado primitivo. El hombre, que había
nacido libre, se encontraba en todas partes encadenado. El derecho positivo que regula ese
orden social esta en absoluta oposición con el derecho natural, concebido por Rousseau
como una libertad naturalista absoluta. Esto lo lleva a una apología de la revolución y a la
crítica de todas las formas de Estado.
Lo que hace legítimo el cambio es el contrato. DEMOCRATÍSIMO ABSOLUTISTA. La
sociedad que crea es absolutista: la mayoría puede decir lo que hace la minoría. Rousseau
busca una solución y no la encuentra en un retorno al estado de naturaleza, sino en “una
forma de asociación que defienda y proteja con toda la fuerza común a la persona y a los
bienes de cada asociado, y por la que, cada cual, uniéndose a todos, no obedezca, sin
embargo, mas que a si mismo y permanezca tan libre como anteriormente”. Esa sociedad
surgida del contrato debe ante todo garantizar la libertad y la igualdad natural, pues

17
Gregorio Uriburu

ambas son absolutas. Cualquier tipo de restricción a la primera o cualquier intento de


jerarquizar a la sociedad son contrarios a la naturaleza. Y como ninguna especie de
sumisión es admisible, la asociación debe lograr que cada persona se siga obedeciendo a
ella solamente. La voluntad general (traducido en uno, la mayoría,…). “hay que obligar a
ser libres a los hombres”, es decir, aquel que no quiere hacer lo que la voluntad general dice
que hay que hacer, debe ser obligado, para que de esta manera sea libre (contradictorio).

En el instante en que el pacto engendra el cuerpo social, cada uno se absorbe de tal modo
en ese Yo común. Que al obedecerlo se obedece a si mismo. En ese momento se crea la
voluntad general, y cuanto uno mas la obedece, mas libre es. Dentro del sistema la ley ya
no emanará de la razón, sino que será expresión de la voluntad general. El pueblo soberano
que suscribió el pacto e hizo nacer la voluntad general no puede transmitir ni dividir su
soberanía. De aquí la oposición de Rousseau al régimen representativo y a toda otra forma
de división del poder. A lo sumo admitirá junto con la asamblea, un órgano que ejecute sus
resoluciones. La asamblea, mediante el voto de la mayoría de sus integrantes, adivina el
mandato de la voluntad general. Los que se oponen se equivocan en su interpretación, pero
constituyen a formarla. La voluntad general también tiene competencia religiosa. Se crea,
una religión civil que colabora en la defensa del contrato social.
La voluntad general la forman los individuos como tales, Rousseau es enemigo de las
sociedades parciales, cuya existencia obstaculiza la determinación de la voluntad general;
por eso dentro de esta concepción desaparecen políticamente todos los grupos intermedios
que se forman naturalmente entre el hombre y el Estado, quedando aquel solo y
desamparado ante la sociedad global.

LA TEORÍA DEL CONSENTIMIENTO: FRANCISCO DE VITORIA Y


FRANCISCO SUÁREZ: La tesis consensual se da cuenta que, aun reconociendo la
sociabilidad y politicidad innatas del hombre, que es necesario cierta intervención de la
voluntad humana para organizar a cada estado empírico con una forma determinada y una
autoridad concreta. El hombre, como ser racional, racionaliza esta inclinación a vivir en
sociedad. Se expresa un consentimiento por la razón, que sumado a la coincidencia de las
voluntades, nos pone en presencia de un contrato. Admitido que la naturaleza humana es la
causa eficiente remota que da origen y legitimidad al estado, se puede adoptar las
siguientes posiciones: a) que el consentimiento popular es la causa próxima e inmediata
que lo justifica; b) que ese mismo consentimiento es, el origen histórico de cada estado
empírico. Se admite también además del consentimiento que se llamaría originario (en
cuanto da origen al estado) se admite un consentimiento consuetudinario que se forma y
mantiene por uso común a través de generaciones sucesivas, que confirman y renuevan el
consenso primitivo.
Francisco de Vitoria: Considera al hombre un ser sociable, siendo esto la fuente y origen
de las ciudades y repúblicas, siendo cosa de la naturaleza y no una cosa artificial creada por
el hombre. Dice que aunque todos los ciudadanos eligiesen no tener ley ni autoridades, el

18
Gregorio Uriburu

pacto sería nulo e inválido como antinatural. Tal origen natural al que los hombres adhieren
mediante su libre consentimiento hace obvio el pacto al que considera un mero artificio.

Francisco Suárez: Viviendo en una época absolutista, su obra le pone un freno al


absolutismo y las pretensiones de los príncipes. Así, también defiende la libertad, como
base en toda sociedad, que posibilita la relación de mando y obediencia para que no se
convierta en una tiranía. Sostiene que el poder deriva de Dios, pero llega al gobernante a
través del pueblo. La causa del poder no pueden ser los hombres porque no la poseen antes
de reunirse en sociedad, así, reunidos en la comunidad, la reciben de Dios y se limitan a
transferirla al elegido para ejercerla. El poder va de Dios a la comunidad y de la comunidad
al gobernante. El pueblo es el sujeto primario de la autoridad. La autoridad, en
consecuencia, no es el resultado de un pacto, lo que sí puede pactarse es la forma como la
autoridad se confiere. La causa jurídica natural que concreta la existencia de la comunidad
es el consentimiento de sus miembros, la unión moral, que exige un pacto expreso o tácito
de mutua cooperación, que exige la sumisión a la autoridad. El pueblo transfiere el poder al
gobernante y lo puede recuperar en dos casos: si el gobernante incurre en tiranía (derecho
de resistencia a la opresión) o si hay acefalía en el poder. El pueblo puede también retener
el poder recibido de Dios, y no transferirlo a gobernante alguno: es la democracia directa.

3. Doctrinas negatorias: el anarquismo individualista y el anarquismo colectivista.


Marxismo.
Doctrinas negatorias: sostienen que el Estado no existe, y que si existe, debe desaparecer.
Hay un grupo de teorías que se niegan a justificar al estado, y que aun comprobando su
existencia, y a veces hasta explicando su origen histórico, afirman que el estado no debe
existir, que es ilegítimo. El anarquismo (sin gobierno) repudia al estado y rechaza toda
justificación del mismo. La actitud inicial del anarquismo es espiritual. El estado es un mal,
o un producto de la maldad o del pecado del hombre. Habrá que soportarlo, tolerarlo o
destruirlo, según la posición que se adopte, pero en el mejor de los casos solo será un mal
necesario. Si acaso es imposible prescindir de el, deberá mitigarse al máximo el aspecto que
provoca mayor resentimiento, que es el de la coacción, y paliar el mal con un mínimo de
actuación e intervención del estado en la vida del hombre; cuanto menos actué el estado y
el poder, tanto mejor.

El anarquismo individualista El anarquismo individualista exalta la liberación individual


del hombre. La libertad es el fin sustancial del hombre, y sostiene que todos los gobiernos
son dañosos, propugnando la aniquilación del Estado y de la propiedad privada, que
contrarían la libertad del hombre. (Max Stirner, Nietzche)

El anarquismo colectivista: Siguiendo a Marx, dice que el Estado es el instrumento de


opresión de los fuertes (ricos), para sojuzgar a los pobres, débiles. El anarquismo
colectivista propia reemplazar al estado por asociaciones libres constituidas mediante
contratos por los ciudadanos, que cumplirían sin coacción de ninguna especie las

19
Gregorio Uriburu

funciones del Estado. Acentúa la solidaridad comunitaria, principalmente, del proletariado.


En cuanto a los medios, el anarquismo pacifico difiere del revolucionario en cuanto este
propugna la violencia para arrasar con el estado. Anarquismo colectivista no violento:
Prouhdon, Leon Tolstoy. Anarquismo colectivista violento: Michail (Miguel) Bakunin,
Piotr (Pedro) Kropotkin.

20
Gregorio Uriburu

Bolilla IV. Estado y Derecho


1. Noción de Derecho. Estado y derecho. El positivismo jurídico. Los derechos del hombre. Legitimidad y derecho natural.
La relación entre Estado y Derecho puede enfocarse desde tres ángulos:
a) Cronológico: Hay quienes sostienen que el estado ha surgido fuera del derecho, y que solo posteriormente se ha encuadrado en un
orden jurídico que ha sido creación suya. Otros suponen que el derecho es anterior al estado, pero no tanto en el tiempo histórico, sino en
un orden de prelación natural y ético. Pero hay una tercera posición que estima que cronológicamente el estado y el derecho son
simultáneos: que ninguno precede al otro, porque ambos son realidades de la vida humana y social que coexisten en reciprocidad,
condicionándose mutuamente.
b) En la realidad histórica: La indagación acerca de si el estado se ha sometido al derecho, o si es al revés, no admite una respuesta
única e uniforme. La historia política nos va señalando en qué épocas y en qué lugares ha prevalecido una posición u otra. Ej: los
totalitarismos han rechazado la sumisión del estado al derecho para afirmar un derecho estatal variable y dependiente de la voluntad de
los gobiernos de turno; el constitucionalismo moderno acusa la tendencia a limitar al estado con un derecho positivo estable y de
contenido justo.
c) Valorativamente: Hay dos teorías principales: la primera enuncia que el estado debe estar sujeto al derecho, no sólo al derecho
positivo que él mismo elabora, sino al derecho natural que es anterior; la segunda sostiene que no debe existir esa subordinación (ya sea
porque consideran que el derecho natural no existe; o porque la voluntad del estado en cuanto crea el derecho queda exenta de la sujeción
al mismo).

De todo lo expuesto, se deducen dos corrientes de pensamiento acerca de la relación entre derecho y estado:
Positivismo: Esta posición formula una relación de igualdad entre justicia y derecho (Justicia = Derecho Positivo). El positivismo niega
la existencia del derecho natural (no hay más derecho que el positivo, creado por el Estado).
Jusnaturalismo: Esta posición cree en la existencia de un derecho natural objetivo y trascendente, anterior al estado. El derecho natural
señala lo que se considera como debido en justicia y propone las pautas con que debe elaborarse el derecho positivo. La valid ez del
derecho positivo deriva de su ajuste al valor justicia.
Dentro de la doctrina iusnaturalista, una corriente habla de derecho natural objetivo: en el mundo hay un orden, en virtud del cual cada
ser se dirige a su propio fin; la ley eterna es ese orden establecido por Dios. La parte de ese orden que se refiere al hombre es la ley
natural (lo que conduce al hombre a su fin último). De este orden, el hombre recibe deberes y derechos; sus derechos naturales son
facultades que le pertenecen de acuerdo al derecho natural objetivo y con fundamento en él.
En cambio, la teoría de los derechos individuales tiene carácter puramente subjetivo; no es el derecho natural el que le confiere los
derechos, sino que el hombre los tiene en virtud de su propia naturaleza, los lleva adheridos a su condición de persona. Ésta parece ser la
concepción del liberalismo político, que dentro del constitucionalismo moderno se formula en las declaraciones escritas de derechos del
hombre.

2. La doctrina de la autolimitación del Estado. El Estado y el derecho en Kelsen y Costamagna. La doctrina del derecho natural:
la escuela clásica y la escuela racionalista. Características del derecho natural. Los derechos del hombre y el Estado. La
personalidad del Estado. La imputación jurídica.
La doctrina de la autolimitación del Estado: El positivismo ha acuñado la teoría de la autolimitación (autolimitarse= ponerse límites a sí
mismo).
La tesis de la autolimitación es positiva porque niega al derecho natural. El estado no tiene sobre sí ningún derecho que objetivamente lo
limite. No hay más límite al estado que el derecho positivo creado por él.
La diferencia entre la tesis de la autolimitación y la del jusnaturalismo estriba en que para la primera el estado no tienen ningún límite
hasta el momento en que él mismo se lo traza al crear el derecho positivo; en tanto para la segunda, el estado ya tiene su limitación en
virtud del derecho natural, haciendo falta solamente, para su organización concreta, que el derecho positivo acoja una entre varias formas
de ordenación posible.
La personalidad del Estado: El problema de la personalidad del estado suscita distintas posiciones:
a) La que sólo reconoce como persona al hombre, y niega que la personalidad se predique del estado (teoría negatoria: los grupos no son
más que la suma de individuos);
b) La que sólo admite para el estado un personalidad “jurídica”, o sea, dada por el derecho (el legislador fabrica la categoría de persona
jurídica y la aplica al estado, a fin de que pueda ser titular de derechos y obligaciones);
c) La que afirma que la personalidad jurídica del estado es solamente la cobertura que el derecho pone por encima de la
personalidad moral (la personalidad moral es preexistente a la personalidad jurídica, surge con independencia del derecho);
d) La que personifica también a la nación, y define al estado como la nación organizada política y jurídicamente (la nación es una
entidad distinta del conjunto de nacionales y conforma una persona moral con unidad propia),
El estado es una persona, pero no tiene una realidad sustancial que subsista por sí misma: existe en y por los hombres, es de tipo
accesorio y accidental. Esta realidad social accidental se llama persona moral; “moral” no por la alusión a la ética sino por
contraposición a la realidad sustancial de la persona física. Esta persona moral es a la vez, persona jurídica.

Hasta hace un tiempo, la doctrina dividía la personalidad jurídica del estado en una persona pública y en otra persona privada. A
la primera se la veía cuando el estado actuaba con todo el imperio de su poder público (ej: al dictar una sentencia); y a la segunda, cuando
actuaba en pie de igualdad con los particulares.

21
Gregorio Uriburu

La teoría de la doble personalidad no goza actualmente de crédito en la doctrina. La personalidad del estado es una sola, y es siempre
pública; esta única persona actúa a veces dentro del derecho público y a veces dentro del derecho privado.

La imputación jurídica: La noción de la personalidad sirve, entre otras cosas, para afirmar la continuidad del estado en el tiempo. El
estado dura y permanece, tiene continuidad no obstante el cambio y la sucesión de los gobernantes.
El sujeto de derecho “estado” es distinto de los individuos que lo componen y aun de los hombres que como gobernantes son titulares
del poder de ese estado. Por eso los actos de los gobernantes se atribuyen al estado. Lo que esos hombres en ejercicio del poder hacen,
es como si lo hiciera el estado (el estado actúa por medio de representantes).
Decir que el estado actúa por representación, significa atribuir o imputar al estado la actividad de los gobernantes que son órganos suyos.
La imputación jurídica es una ficción necesaria. El estado tiene una capacidad de derecho pero no de hecho, y por tanto debe actuar por
medio de representantes.

3. Los derechos humanos en la enseñanza de los Pontífices: Juan XXIII (Encíclicas Pacem in Terris y Mater et Magistra). Juan
Pablo II y el derecho a la vida de las personas por nacer. Convenciones sobre Derechos Humanos.
Pacem in Terris: Trata sobre la paz entre todos los pueblos que ha de fundarse en la verdad, la justicia, el amor y la libertad.
Mater et Magistra: Trata sobre el creciente desarrollo de la cuestión social a la luz de la doctrina cristiana, y presenta a la Iglesia como
Madre y Maestra.
Sostiene que la justicia y la equidad exigen que los poderes públicos actúen para que las desigualdades entre zonas económicamente más
desarrolladas y menos desarrolladas sean eliminadas o disminuidas y en las zonas menos desarrolladas se aseguren los servicios públicos
esenciales.
Enfatiza en el derecho de los trabajadores de sindicalizarse y en la necesidad de que los salarios estén de acuerdo con la dignidad humana
del trabajador y de su familia, con la aportación efectiva del trabajador la posibilidad económica de la empresa y la situación económica
general.
Juan XXIII sostiene que una economía justa no sólo depende de la abundancia y distribución de bienes y servicios sino que incluye el
papel de la persona humana como sujeto y objeto del bienestar. Propone la cristianización de la familia, la empresa y la sociedad; la
vocación de la Iglesia y de cada cristiano es superar la excesiva desigualdad entre los distintos sectores de la sociedad y resistir los
procesos económicos y políticos que ponen en peligro la dignidad humana y la libertad.
La Convención Americana sobre Derechos Humanos (también llamada Pacto de San José de Costa Rica) fue suscrita, tras la Conferencia
Especializada Interamericana de Derechos Humanos, el 22 de noviembre de 1969 en la ciudad de San José en Costa Rica y entró en
vigencia el 18 de julio de 1978. Es una de las bases del sistema interamericano de promoción y protección de los derechos humanos.
Los Estados partes en esta Convención se "comprometen a respetar los derechos y libertades reconocidos en ella y a garantizar su libre y
pleno ejercicio a toda las personas que estén sujetas a su jurisdicción, sin discriminación alguna".
Si el ejercicio de tales derechos y libertades no estuviese ya garantizado por disposiciones legislativas o de otro carácter, los Estados
partes están obligados a adoptar medidas legislativas o de otro carácter que fueren necesarias para hacerlos efectivos.

22
Gregorio Uriburu

Unidad 5: Causas y elementos del Estado.

1 Causas y elementos del Estado. Causa eficiente, material, formal y final. El territorio: la
consideración del factor geográfico a través de la historia de las ideas políticas y en la actualidad.
Las doctrinas geopolíticas, los iniciadores. La escuela de Munich. Consideración actual de la
geopolítica. La población: el factor demográfico, cantidad, composición, calidad. La teoría de
Malthus. El neomalthusianismo. El control de la natalidad. Posición de la Iglesia Católica. La
Conferencia del Cairo de 1994. La Conferencia de Pekín de 1995. Encíclicas y documentos de la
Santa Sede. El factor etnográfico: el racismo.

Según Aristóteles, se conoce realmente por las causas. Es por eso que, para conocer realmente al
Estado, se debe estudiar primero cuáles son sus causas.

Causa material: población y territorio.

Causa formal: ordenamiento jurídico que rige en él.

Causa eficiente: según Santo Tomás, la natural sociabilidad y politicidad del hombre; según Marx,
la opresión; según Locke, el contrato.

Causa final: bien común.

La mejor definición de Estado, es la que posee sus cuatro causas: conjunto de hombres que habitan
un determinado territorio, que se encuentran bajo un mismo ordenamiento jurídico, que tiene su
razón de ser en la natural sociabilidad y politicidad del hombre, y que se encuentra ordenado al bien
común.

Territorio. Es el ámbito donde el Estado ejerce su autoridad y tiene carácter soberano.

La geopolítica es una doctrina que surgió a fines del siglo XIX, pero tuvo importancia a mediados
del siglo siguiente. Actualmente no se la tiene tanto en cuenta. La crea Federico Ratzel, quien
considera que el Estado es un organismo vivo que necesita crecer, desarrollarse y expandirse (idea
que toma Hitler), bajo riesgo de perecer y desaparecer si no lo hace. La geopolítica relaciona a la
política con la tierra, pero en realidad no es la condición geográfica la que determina a la política:
no condiciona ni al éxito ni al fracaso, aunque influye (ejemplos: Japón es muy chico y es una
potencia; Argentina es enorme y está lejos de serlo).

La Escuela de Munich (1933) coloca a la geopolítica al servicio del nazismo.

Población. Es el conjunto de hombres que habitan un determinado territorio. Malthus (aprox. 1780)
plantea el problema de la superpoblación: dice que la población aumenta geométricamente,
mientras que los alimentos aritméticamente, por lo que algún día no va a haber suficientes alimentos
(no previó el avance de la tecnología). Malthusianismo: propone que el control de la natalidad se
haga a través de un control sexual: que cada persona se regule a sí misma. Es el único medio
moralmente lícito que encuentra.

Neomalthusianismo: ya no buscan una solución moral, sostienen que el control de la natalidad debe
hacerse a través de métodos para controlarla, tales como la esterilización y la castración.

23
Gregorio Uriburu

El Papa Pablo VI, en su encíclica Humanae Vitae (1968) prohíbe todo tipo de control artificial de la
natalidad.

Densidad de población: es la relación entre el número de la población y la superficie territorial.


Según sea la densidad, habrá desarrollo o no.

Capacidad demográfica: relación existente entre la población y la aptitud que tiene la sociedad en la
que vive para darle los sustentos que necesita. Es un elemento muy bueno a nivel internacional para
medir el grado de desarrollo.

Conferencia del Cairo (1994). (Wikipedia). Se trataron asuntos relacionados con la población,
incluyendo la inmigración, la salud reproductiva, la mortalidad infantil, los métodos
anticonceptivos, la planificación familiar, la educación de las mujeres y la protección de las mujeres
de las realizaciones del aborto inseguras. Se fijaron objetivos a cumplir:

Educación universal: Asegurar la educación primaria para todos antes de 2015 e intentar
suprimir la diferencia entre las tasas de escolarización de los niños y de las niñas en la enseñanza
primaria y secundaria.

Reducción de la tasa de mortalidad infantil y de los niños menos de 5 años: Reducir a


menos del 35 por 1000 de nacidos vivos la tasa de mortalidad infantil y a menos del 45 por 1000 la
tasa de mortalidad de los niños menores de 5 años antes de 2015.

Reducción de la tasa de mortalidad materna: Disminuir las tasas de mortalidad materna de


1990 a la mitad antes de 2000, y otra vez a la mitad antes del 2015.

Acceso a servicios reproductores y de la salud sexual, incluyendo la planificación familiar:


Permitir antes de 2015 el acceso universal a los servicios de salud reproductiva, incluyendo la
planificación familiar, la salud sexual y la abolición de la ablación de clítoris.

Conferencia de Pekín (1995). La Conferencia Mundial sobre la Mujer de Pekín fue


primordialmente una conferencia sobre los derechos y las libertades fundamentales de la mujer y de
la niña, y sobre la injusta discriminación que, en mayor o en menor grado, persiste sobre ellas en
casi todas las sociedades.

Racismo. Es la exaltación de una raza por sobre las otras.

2 La finalidad del Estado: distintas posiciones. Individualismo y colectivismo. El bien común como
límite a la actividad del Estado; el principio de subsidiaridad.

El bien común político es la razón de ser del Estado, su finalidad. Sus componentes son la
necesidad de orden y de paz, la necesidad de coordinación de las actividades particulares, y la
necesidad de ayuda del gobierno a los particulares. Ésta última es conocida como el principio de
subsidiaridad: el Estado tiene que ayudar a los particulares en todo lo que ellos no pueden por sí
mismos, pero provisoriamente.

John Rawls, en su libro La Justicia como equidad, sostiene que una sociedad capitalista no puede
pretender llegar a un punto final en el que sean todos iguales ya que esto es imposible, debido a que

24
Gregorio Uriburu

los hombres son distintos por tener distintas formaciones, capacidades, etc. La función del Estado
debe ser poner a todas las personas en igualdad en el punto de partida, dando iguales oportunidades
a todos (educación, salud). Lo demás, no es función del Estado, sino que depende de cada uno el
punto de llegada.

Al fin del Estado se lo puede ver desde tres perspectivas: 1 desde el orden de la realidad de los
comportamientos políticos: el fin es una meta, no imposible, pero sí un objetivo que en su plenitud
y definitivamente no se consigue nunca (el fin del Estado no acaba nunca porque es intrínseco a la
convivencia; 2 desde el orden de las normas jurídicas: la Constitución del Estado contiene la
descripción de sus fines. En el caso de Argentina: afianzar la justicia, promover el bienestar general,
asegurar los beneficios de la libertad, consolidar la paz, proveer a la defensa común; 3 desde el
orden del valor de la justicia: el fin al que debe ajustarse el Estado para ser justo es el bien común.

Clasificación de los fines del Estado: a fines objetivos, dados objetivamente por la naturaleza del
ser; En el Estado, el fin es objetivo y necesario, porque el derecho natural lo establece como debido
para que el Estado responda a su íntima razón de ser.

b fines subjetivos: se reniega de la existencia de un fin


objetivo dado por la naturaleza a todo Estado, y se admite solamente que cada Estado empírico
tiene el fin específico y concreto que él mismo elige y se atribuye (este fin es artificial).

1 fines particulares: dentro de los subjetivos, son los que se


dan en un momento histórico determinado.

- fines absolutos: son aquellos de los que, de ningún modo,


el Estado puede apartarse.

- fines relativos: un relativismo absoluto deja al Estado sin


fines absolutos y objetivos, y convierte a los fines subjetivos en relativos. Una postura moderada,
ajusta los fines objetivos a las necesidades históricas.

- fines universales: aquel fin que deben alcanzar todos los


Estados.

- fines exclusivos y fines concurrentes: los primeros


incumben sólo al Estado, mientras que los segundos admiten la participación de los individuos.

El bien común es un fin objetivo (propio del orden natural), absoluto (ningún Estado debe apartarse
de él, bajo pena de incurrir en injusticia), universal (pertenece a todos los Estados).

Distintas posiciones acerca del fin del Estado: 1 Estatismo y totalitarismo: proponen al fin del
Estado el bien y la grandeza del propio Estado, que interviene en todo. El hombre se encuentra a
disposición del Estado.

2 Liberalismo: el fin del Estado es únicamente la


defensa de los derechos individuales. Hay un máximo de libertad y un mínimo de poder del Estado.

25
Gregorio Uriburu

3 Socialismo: aspira a una justicia social, con


control del orden económico por parte del Estado, y a una sociedad en la que las clases sociales
cooperen mutuamente, o directamente no existan.

4 Escuelas cristianas y pensamiento pontificio:


asumen la posición aristotélico-tomista del bien común. La intervención del Estado para
promoverlo y alcanzarlo está en función de las necesidades concretas y de la composición empírica
del bien común en cada circunstancia. Rige el principio de subsidiaridad.

El bien común como limitación del Estado: surge de tres principios, que son que el Estado: 1 debe
hacer todo lo que conduce al bien común; 2 no debe hacer lo que daña al bien común; 3 debe
abstenerse de actuar cuando el bien común no está comprometido.

3 Las formas de Estado: concepto. Sistemas y regímenes políticos. Centralización y


descentralización política. El Estado Unitario. La confederación de Estados. Sistema político de la
Unión Europea. La experiencia regional del Mercosur. VER UNIDAD 7.

26
Gregorio Uriburu

Bolilla VI

El poder y el poder político

Poder: es la capacidad o aptitud para hacer o decidir algo.

Poder político: Es según Hauriou y Burdeau, la fuerza nacida de la voluntad social, destinada a
conducir al grupo en la búsqueda del bien común y capaz de imponer la conducta que esa búsqueda
exige a sus miembros.

Tipos de Poder Político:

a) Poder revolucionario del Pueblo: Busca instrumentar la legítima resistencia. Se expresa


mediante el acto creador y fundacional del pueblo.
b) Poder electoral: Es un poder organizado y representativo que implica la capacidad de
poder discernir. Se expresa mediante el acto del sufragio.
c) Poder del Estado: Es el poder de la organización estatal y se expresa por los actos
estatales.
d) Poder en el Estado: Es el poder de los titulares del poder político. Se expresa por los actos
de gobierno.
e) Poder dentro del Estado: Es el poder constituyente originario y derivado de la
Constitución. Se expresa en un acto constituyente o reformatorio de la constitución.

Autoridad: Es el reconocimiento de la aptitud de mandar de un hombre o grupo por parte de


quienes obedecen. Implica una relación de mando y obediencia y es necesario para que el poder
pueda ser ejercido; es el fundamento del poder o su reconocimiento.

Legalidad y legitimidad

La legalidad es el ejercicio del poder conforme al derecho vigente. (Forma)

La legitimidad es la condición de la viabilidad del ejercicio del poder. En otras palabras, es la


aceptación y la confianza en quienes ejercen el poder para solucionar las problemáticas de la
sociedad. (Fondo).

Doctrinas jutisificadoras del poder político:

Doctrinas religiosas: Derecho divino

Parten en considerar que el fundamento del poder se origina en lo religioso.

Los apóstoles consideraban que el poder se originaba en Dios.

Los escolásticos (Tomás de Aquino) desarrollaron la teoría de la soberanía del pueblo, la cual
plantea que Dios es el creador del orden establecido y de la naturaleza social y política del hombre
y, por consiguiente es el creador del poder, que surge de la sociedad la cual lo transmite al
gobernante.

27
Gregorio Uriburu

Los neoescolásticos (Vitoria, Suárez) plantean su doctrina de la traslación, según la cual la fuerza
ordenadora de la de la sociedad, que es necesaria para la existencia de esta, proviene de Dios, que lo
transmite a la sociedad, y esta, que no puede ejercer el gobierno en su totalidad elige un individuo o
grupo al cual se lo delega.

El derecho divino providencial: reconoce dos teorías:

a) Si el poder es recibido por la comunidad y este lo delega al elegir al gobernante, hablamos


de la teoría de la transmisión.
b) Si el poder es recibido por el gobernante sin transmisión del poder por parte de la
comunidad, la cual simplemente lo señala o erige como titular del poder, hablamos de la
teoría de la designación.

En el derecho divino sobrenatural (Lutero, Bossuet) no se contempla la posibilidad de cambiar


el gobernante si abusa o mal utiliza el poder, en cambio, en el derecho divino providencial si se
admite ese cambio.

Doctrinas inmanetistas: Parten de conceptos meramente humano-positivos prescindiendo de


cualquier noción de derecho natural.

Contractualismo

Hobbes

En su contrato, el hombre cede al Estado el poder y determina su fin, que es protegerlo de otros
hombres. El derecho y el Poder provienen de la voluntad del hombre al momento de establecer ese
contrato

Jean Jacques Rousseau

Desarrolla en su obra El Contrato Social las bases de su teoría contractualista: los hombres
acuerdan la enajenación total de sus derechos y la cesión de los mismos a la comunidad, que regida
por la voluntad general, que es soberana. Quien se oponga a la Voluntad General será obligado por
esta a ser libre.

El poder y el derecho, al igual que en Hobbes, provienen de la voluntad del hombre al momento de
realizar el contrato.

La Fuerza como Base del poder

Marx considera que el poder está sustentado en la fuerza. Así lo expresa en Manifiesto Comunista:
“el poder político es la violencia organizada de una clase para suprimir a la otra”. De hecho, esta
teoría define al Estado, titular del poder, como el dominio político de la clase económicamente
imperante.

División de poderes

28
Gregorio Uriburu

Montesquieu plantea la necesidad de que “el poder frena al poder”. Para ello, considera que es vital
un sistema de contrapesos, que se obtiene con la división del poder en tres poderes: ejecutivo,
legislativo y judicial, los cuales no pueden estar unidos en una misma persona o grupo.

Soberanía

Concepto y formación histórica del concepto: Etimológicamente el término soberanía significa


superioridad.

El concepto de soberanía comienza a formarse alrededor del Siglo XIII a consecuencia de las
continuas disputas de poder entre el Papado y el Imperio y luego entre los reyes y los Señores
Feudales.

Será Jean Bodin, en su obra La República quien defina a la soberanía como concepto político,
definiéndola como el poder absoluto y perpetuo de la República.

La soberanía no es un atributo personal del gobernante, sino una cualidad objetiva del poder estatal.
Esto quiere decir que para que haya soberanía debe haber poder y para que haya poder, debe haber
Estado.

Cuando el poder constituyente organiza políticamente a un Estado con sus 4 elementos, al


organizarlo implanta un ordenamiento que no deriva su validez positiva de otro ordenamiento
anterior ni superior, el poder constituido de ese Estado va a tener cualidad de soberanía.

Soberanía del pueblo y soberanía de la Nación

Estas dos teorías caen en el error de considerar la soberanía como un atributo subjetivo
personalizado en un sujeto. Es decir, no salen del error de señalar un titular de la soberanía.

Estas teorías consisten en considerar que la soberanía se ha desplazado del monarca al pueblo o la
nación, o sea, que ha cambiado de titular y que ahora reside en la comunidad o en la nación.

Según el criterio del autor, la soberanía no es atributo personal de ningún sujeto, ni tampoco tiene
titular. Por ende, tampoco el pueblo ni la nación son titulares de la soberanía.

Soberanía popular: La soberanía se desparrama o divide en la totalidad del pueblo, quienes


coparticipan de la soberanía (cada individuo tiene una alícuota parte de la soberanía)

Soberanía nacional: No se cree en la coparticipación. Se dice que la soberanía reside en la nación,


y la nación, como unidad personificada, es la titular de la soberanía.

Constitución nacional: art. 34: soberanía del pueblo. Art. 37: soberanía popular.

Soberanía en el Estado Federal:

Estado Federal: Estados que se unen para formar un Estado Federal. En estos Estados, ¿cuál es el
soberano? Con respecto a esto existen diversas teorías:

29
Gregorio Uriburu

a) Una teoría dice que la soberanía es una cualidad del poder de los Estados miembros; por
ende, el Estado Federal no es soberano.
b) Otros sostienen que tanto los estados como el estado son soberanos (dualidad de soberanía)
c) Una tercera postura sostiene que la soberanía es cualidad exclusiva del Estado Federal. Esta
es la que tiene mayor adhesión en nuestra doctrina y la que se acepta en nuestro régimen.

Esto se debe al que al organizarse jurídicamente las provincias reconocen una institución o un orden
positivo de cuya validez deriva la validez de los ordenamientos provinciales.

Esto se puede ver en nuestra Constitución Nacional en los arts. 5 y 31, que establecen esta relación
de subordinación, estableciendo que los ordenamientos provinciales deben estar de acuerdo con el
ordenamiento del Estado Federal.

Negación de la Soberanía: Esta negación puede tener dos alcances:

a) La negación del concepto de soberanía, por considerarlo inútil


b) La negación de que existe la cualidad de soberanía con respecto al poder del Estado.

Entre quienes niegan el concepto de soberanía, podemos encontrarnos, por ejemplo, con aquellos
que lo identifican con el absolutismo y podemos encontrar la teoría de Duguit, quien sostiene que
la soberanía es un atributo de la voluntad, y en el Estado no hay voluntad porque ese es un elemento
sólo de las personas físicas.

30
Gregorio Uriburu

Unidad VII: Formas de gobierno.

1 Formas de gobierno, concepto. Las clasificaciones de Herodoto, Platón y Aristóteles. El


gobierno mixto en Polibio y Santo Tomás. Maquiavelo; Montesquieu.

Las formas de gobierno son los distintos modos de organización de una comunidad y
de establecimiento de la autoridad y sus alcances en la misma. Cuando se habla de
forma de gobierno, se hace alusión a la manera de organizar o distribuir estructuras y
competencias de los órganos mediante los cuales se ejerce el poder.

Herodoto es el primero que explica las diferencias entre las tres formas de gobierno, con
las ventajas y desventajas de cada uno de ellos. La primer forma de gobierno es la
democracia o isonomía, por la igualdad ante la ley. Critica a la monarquía por sujetar a la
mayoría al gobierno de uno solo, que se puede regir por sus caprichos, sin que nadie lo
pueda contradecir. La democracia evita los excesos ya que todos pueden llegar a los cargos
públicos por sorteo. Con respecto a la aristocracia, gobierno de los mejores. Critica la
arrogancia y la falta de preparación de las multitudes en la democracia. Dice que es más
peligrosa la tiranía de muchos que la de uno solo, porque no se le puede oponer. La ventaja
de la aristocracia es que están bien preparados. Sobre la monarquía, es el único que puede
mostrar la cualidad de la unidad. Hay una unidad de conducción, y se pueden guardar
secretos políticos, solucionando las discusiones eternas de las otras formas de gobierno.

Platón:

Las leyes: monarquía y república.

El Político: La clasificación de las formas de gobierno hecho en esta obra resulta de la


conjugación de dos criterios: el primero cuantitativo, toma en consideración el numero de
los que participan directamente en el gobierno; el otro cualitativo, tiene en cuenta el hecho
de que se gobierne con arreglo a las leyes o campee la ilegalidad. Así tenemos tres formas
legitimas de gobierno y tres formas ilegitimas:

-Monarquíatiranía

-aristocraciaoligarquía

-República -> Democracia

La Republica: Buenos: monarquía y aristocracia. Malos: timocracia (búsqueda de honores


y riquezas; corrupción de la aristocracia y término medio entre aristocracia y oligarquía),
oligarquía (riqueza por encima de todo, gobiernan los ricos), democracia (derroca a la
oligarquía por la fuerza; hay insolencia, anarquía, y libertinaje) y tiranía (por los excesos de

31
Gregorio Uriburu

la democracia, sucede la tiranía, yendo de la más completa libertad al despotismo más


absoluto e intolerable).

Aristóteles distingue entre formas puras e impuras. La diferencia radica en que en las
primeras, los que gobiernan lo hacen por el bien común y se rigen estrictamente por la
justicia, mientras que en las segundas, lo hacen por sí mismos y por sus intereses. Distingue
a las formas de gobierno por número y por la finalidad perseguida.

Formas puras Formas impuras (son la corrupción de las formas puras)

Monarquía Tiranía

Aristocracia Oligarquía

Democracia Demagogia

Polibio es quien establece la teoría de los ciclos históricos (anaciclosis): en base a las
formas puras e impuras de gobierno de Aristóteles, dice que en la vida de los pueblos se
producen ciertos cambios. Se empieza con una monarquía, pero por su corrupción, se
transforma en tiranía, pero gracias a la reacción de los mejores el tirano era derrotado y se
establecía una aristocracia. La corrupción de la aristocracia la convertía en oligarquía, por
lo que el pueblo, cansado de abusos, reaccionaba y establecía una república, que a su vez,
por la corrupción, se transforma en una democracia/demagogia, la que era suprimida por un
líder carismático que se convertía en monarca, volviendo a comenzar el ciclo. El problema
es que el poder corrompe: cada forma de gobierno lleva dentro de sí el germen de su propia
destrucción.

La solución para frenar este ciclo es la teoría del poder mixto: se trata de crear un
gobierno mixto en el que se representen a los tres principios (monárquico, aristocrático y
democrático), mezclando los mejores elementos de las tres formas de gobierno. Polibio ve
esto en Roma (Consulado –elemento monárquico-, Senado –elemento aristocrático- y
Comicios y Tribunos –elemento democrático-), y dice que es por eso que Roma es tan
grande.

Santo Tomás: hace la misma clasificación que había hecho Aristóteles (qué raro, nunca me
lo hubiera imaginado). Así, distingue primero el fin que se propone el gobernante y luego el
número de quienes ejercen el poder político. Dice que la mejor forma de gobierno es un
gobierno mixto. Aunque cree que la monarquía es lo mejor, dice que en la práctica, la
mejor forma de gobierno será aquella en la cual uno sea puesto al frente del Estado e

32
Gregorio Uriburu

impere según la virtud, y subordinadamente a el, colaboren otros magistrados principales, y


sin embargo, tal régimen sea de todos, en cuanto todos pueden ser elegidos y electores.

Quien desarrolla este pensamiento es Montesquieu: estudia el absolutismo. Dice que la


mejor forma de combatir y debilitar al poder es dividiéndolo, es decir, estableciendo tres
subpoderes cuya función es equilibrarse y cuidarse entre sí: sistema de frenos y
contrapesos.

Su libro El Espíritu de las Leyes es seguido por los independentistas de EEUU, quienes
inspiran a constitucionalistas de Argentina y a Alberdi, quien escribe Las Bases…

Maquiavelo: En “El Príncipe”, se limita a reunir las formas de gobierno en dos grupos sin
tomar en consideración la finalidad buscada por el gobernante. Es una clasificación no
valorativa que constata el hecho de que los Estados pueden ser gobernados por uno o por
varios, y de esa manera, sólo hay “principados”, cuando gobierna uno, o “repúblicas”,
cuando gobiernan varios.

2 El sistema democrático. Tipos de democracia: representativa o indirecta, semidirecta y


directa. La democracia constitucional. Las formas de gobierno en el sistema democrático;
presidencialismo, parlamentarismo, semi-presidencialismo. Pío XII: Alocución de Navidad
de 1944. Democracia y relativismo (Karl Popper).

Democracia representativa o indirecta: el pueblo no delibera ni gobierna sino a través de


sus representantes. El pueblo elige a quienes vana ejercer el poder, pero se considera que es
el pueblo quien gobierna. Su voluntad política se expresa esencialmente en las elecciones
de los representantes.

Democracia semi-directa: se rige por dos principios distintos: uno de la democracia


directa, que consiste en la actuación del pueblo por sí mismo; el otro lo toma de la
democracia indirecta, y se manifiesta por la intervención en las decisiones de mandatarios o
representantes. Ambos principios no actúan simultáneamente. Su aplicación en la decisión
política se produce mediante distintas instituciones en las que antes o después de la
actuación de los representantes, el pueblo actúa por sí mismo, como a través de
referéndums, plebiscitos, derechos de disolución y destitución, y la apelación popular de las
sentencias. La mayor crítica es que no todos están preparados para decidir sobre los temas
que conciernes al país (es como si un ferretero manejara el comercio interior, exterior y la
economía, ahhh… no, cierto…, eso pasa en Argentina). Además, cansa a la gente el tener
que votar siempre, y paraliza la actividad política al buscar siempre que los voten.

33
Gregorio Uriburu

Democracia directa: Consiste en la participación de todo el pueblo en la adopción de


medidas de gobierno, sin que se produzca la delegación de tal función. No hay
representantes.

Democracia Constitucional: El sistema democrático, tiene dos parámetros: el fin que


orienta la acción de gobierno (bien común público); y la participación, activa y conciente,
de los ciudadanos en la designación de los gobernantes y en la elección de las políticas. Los
gobernantes no ejercen el poder a título personal. La democracia Constitucional en cuanto
régimen político integral debe dar respuesta con normas, pero también con conductas, a tres
preguntas fundamentales: ¿Quién gobierna? ¿Cómo? ¿Para qué? Las respuestas son: el
pueblo, a través de sus representantes, de acuerdo con la Constitución, para el bien común.
En cuanto forma de Estado, implica la subordinación de gobernantes y gobernados al
derecho. En cuanto forma de gobierno, es el sistema que organiza la elección por los
ciudadanos de una minoría para gobernar. La democracia constitucional ha adaptado sus
necesidades y tradiciones a dos modelos básicos: el británico o parlamentario, y el
estadounidense o presidencialista.

Las formas de gobierno en el sistema democrático:

Forma de gobierno, según cómo se designe al titular de la jefatura de Estado. A nivel de


Estado, hay dos jefaturas importantes: la jefatura de Estado y la jefatura de Gobierno. Los
que integran la jefatura de Gobierno diseñan las políticas y dirigen. Se trata del Poder
Ejecutivo, según la tradición francesa (distinto de la tradición de EEUU: son todos poderes
del Estado). La jefatura de Estado implica representar o simbolizar al estado: el jefe de
Estado representa a la administración ante la comunidad internacional. Es más simbólica
que efectiva, y puede estar desdoblada como no.

Formas de gobierno según atribuciones:

Presidencialismo: originado en la organización de los poderes en la Constitución


estadounidense, y resulta inseparable de la forma republicana (no monárquica). A
diferencia del parlamentarismo, no diferencia entre jefatura de Estado y jefatura de
gobierno. Al titular del Poder Ejecutivo no lo elige el Parlamento, sino los ciudadanos,
pudiendo ser de manera directa o indirecta (a través de electores que conforman un colegio
electoral). El presidente es electo por un período determinado, reelegible bajo condiciones
especificadas en la constitución, o no, pero nunca es vitalicio. Un ministro no puede ser al
mismo tiempo parte del Poder Legislativo. Aunque ejerce poderes considerables, no llega a
ser un monarca. Ni el parlamento puede removerlo de su cargo ni él puede disolver el
Parlamento. Sin embargo, ambos se controlan mutuamente, a través del juicio político al

34
Gregorio Uriburu

presidente por parte del Congreso, y el veto de las leyes por parte del presidente. El hecho
de tener una cabeza facilita la unidad de acción y se evita las discusiones innecesarias.

Parlamentarismo: originado en Inglaterra. El Rey es el jefe de Estado, que simboliza la


continuidad nacional. Y nombraba ministros de entre los miembros de la Asamblea, y
reconocía como presidente del Consejo a quien tenía el respaldo de la mayoría
parlamentaria. El poder ejecutivo surge del Parlamento. Ni el primer ministro ni el resto del
gabinete son elegidos por el pueblo directamente para desempeñar sus funciones ejecutivas.
Son elegidos para ser representantes en el Parlamento, quien luego le asigna esa función.
Así, el primer ministro es responsable ante el parlamento, que el Parlamento puede hacer
valer con el voto de confianza y con la moción de censura (que causa la renuncia de los
ministros y miembros del gabinete). Pero a su vez, el primer ministro (en Inglaterra), o el
Jefe de Estado en Francia, pueden disolver el parlamento (más precisamente la cámara
baja), llamando inmediatamente a elecciones de nuevos representantes.

Semi-presidencialismo: La Constitución de 1958 lo puso en vigencia en Francia. El Poder


Ejecutivo es desempeñado por el presidente de la República, que es elegido mediante
sufragio universal y voto directo, para cumplir un mandato limitado, con posibilidad de
reelección. Tiene como funciones garantizar con su arbitraje el funcionamiento regular de
los poderes públicos, nombrar al primer ministro y a los miembros del gabinete y ponerse
en sus funciones cuando el Premier o jefe de gobierno renuncia. También preside el
Consejo de Ministros, puede disolver la Asamblea Nacional y someterla a referéndum
cualquier proyecto de ley referente a la organización de los poderes públicos. A propuesta
del Premier y en forma concurrente con el Parlamento, tiene iniciativa para propiciar la
reforma de la Constitución y en caso de extrema gravedad pública ejerce poderes de
excepción. El poder legislativo el bicameral, integrado por un Senado y una Asamblea
Nacional. Los integrantes de la Asamblea Nacional son elegidos por el voto directo de los
ciudadanos y participan con los senadores en la aprobación de las leyes, declaraciones de
guerra y estados de sitio. La Asamblea tiene la posibilidad de censura, que obliga al primer
ministro a presentar su renuncia ante el Presidente de la República. El Premier, previa
deliberación del Consejo de Ministros, comprometerá ante la Asamblea Nacional la
responsabilidad política del gobierno proponiendo el programa a realizar, con sus
lineamientos generales (presupuesto). A su vez, si la Asamblea ejerce su poder de censura,
obligando a renunciar al Premier, el Presidente puede disolver la Asamblea y convocar a
elecciones para renovar sus miembros.

35
Gregorio Uriburu

Pío XII, la alocución de Navidad de 1944: El Papa quiso plantear el problema de la


democracia a la luz del magisterio de la Iglesia. La Iglesia no se expide por ninguna
forma de gobierno siempre que sea pura. En el Mensaje de Navidad de 1944, Benignitas
et Humanitas, dice que una democracia fundada sobre los inmutables principios de la
ley natural y las verdades reveladas, es contraria a la corrupción de la legislación de un
Estado sin límites con poder sin frenos que hace del sistema democrático una forma de
absolutismo. Un Estado es absoluto cuando sobrepasa la libertad de las personas, y aún
cuando toma decisiones arbitrarias más allá del bien y del mal, no deja apelar a alguna ley o
principio moral. El Papa señala como características propias de los ciudadanos del régimen
democrático, el poder tener una opinión propia y poder expresarla y hacerla valer conforme
al bien común. La democracia permite a los ciudadanos no estar obligados a obedecer sin
ser escuchados. El ciudadano debe tener conciencia de su propia libertad unida al respeto
de la libertad y dignidad de los demás. Sin embargo, cuando se abandona el gobierno al
arbitrio de la masa, el Estado se puede corromper, transformando la libertad en una
pretensión tiránica de dar libre curso a los impulsos y a los apetitos humanos con daño para
los demás. Así, existe una oposición ente el pueblo y la masa. El pueblo vive y se mueve
por su vida propia, mientras que la masa amorfa sólo puede ser movida desde afuera. La
masa es un juguete manipulable por cualquier político ambicioso que explote sus instintos e
impresiones para seguir hoy una bandera y mañana una distinta, utilizándola como simple
máquina, para cumplir con sus caprichos, hiriendo al bien común. El orden del derecho y
es sentimiento de justicia son de una gran importancia para la democracia, y deben tenerlo
en especial los del poder legislativo, que deben estar dotados de aptitud práctica, capacidad
intelectual y elevación moral.

Democracia y relativismo (Karl Popper):

3 Las formas de Estado: concepto. Sistemas y regímenes políticos. Centralización y


descentralización política. El Estado unitario. La confederación de Estados. Sistema
político de la Unión Europea. La experiencia regional del MERCOSUR.

Cuando se habla de la forma de Estado, se alude a cómo uno de los elementos, el


poder, se relaciona con cada uno de los otros dos, el territorio y la población. Las
formas de Estado hacen referencia a cómo se ejerce el poder, mientras que las formas
de gobierno hacen referencia a quién ejerce el poder. En ambas se tiene en cuenta si se
cumple o no con la finalidad del Estado, el bien común. Algunas formas de Estado
son: democracia, autocracia, totalitarismos; unitarismo, federalismo.

36
Gregorio Uriburu

De los Estados en particular, se construyen categorías o taxonomías. Éstas son:

1 Relación del poder con la población: Autocracias (como categoría separada, los
totalitarismos) o Estados de derecho, según el papel asignado al hombre, habrá límites al
poder o no.

2 Relación entre el poder y territorio: puede ser un sistema unitario, federal o de


confederación.

Centralización y descentralización política: Se relaciona a la distribución del poder desde


el punto de vista territorial. Hay categorías y gradaciones. Los Estados se pueden formar
con un único poder o con una pluralidad de poderes que coexisten. La forma de estado se
relaciona a las modalidades jurídico-políticas y no a las modalidades en cuanto a la
elección. La autonomía es la descentralización política. Permite al ente autónomo
ejercer los poderes propios de todo Estado, ejercitando las funciones de administrar,
legislar y juzgar. En cambio, la descentralización administrativa tiene que ver con la
organización de la administración pública y se la conoce como autarquía. La autarquía es
la administración propia en virtud de un régimen legal establecido por el poder central y
bajo control de éste. El poder central controla los entes autárquicos, al controlar la
legitimidad de sus actos. Además, hay un control legislativo.

La desconcentración se diferencia de la descentralización ya que la desconcentración


consiste en la entrega a agentes locales de ciertos poderes del Estado, como delegados,
siendo éstos agentes representantes del poder central quien los nombra y revoca; por otro
lado, la descentralización consiste en que las normas que la ordenan son tomadas por
autoridades emanadas del grupo interesado.

El Estado Unitario o centralizado: Todo el poder está concentrado en el Estado Nacional,


consolidado en la unidad de régimen. No existen distritos más pequeños con autonomía.
Hay una unidad de la soberanía, del poder del Estado y de los gobiernos. Es uno en su
estructura y su ejercicio. Tienen jurisdicción en todo el territorio nacional, y tienen la
capacidad para dictar el derecho positivo.

El poder tiene dos características: titularidad y ejercicio. El hecho de ser un Estado


Unitario no quiere decir que no sea posible una descentralización del poder a través de la
delegación del mismo. El Estado Nacional les delega atribuciones, pero éstas son del
Estado, conservando la titularidad. Los órganos descentralizados deben su existencia

37
Gregorio Uriburu

jurídica, y con ella su poder y competencia al Estado central, del cual dependen y al cual
están sujetos.

Confederación de Estados: La Confederación no es un Estado sino una unión de ellos. No


es un modelo práctico importante. Argentina y EEUU tuvieron antes esta forma de Estado;
Suiza lo tiene hoy. No hay una constitución que los une, sino un Tratado. Cada Estado
conserva su plena soberanía. Uno de los fines fundamentales es la defensa común. Así, se
destaca: a) la unión permanente de Estados independientes; b) fundado en un pacto; c) con
la finalidad de proteger su territorio y asegurar la paz interior. El órgano común no tiene
competencia directa sobre los ciudadanos de los Estados miembros, que también pueden
rechazar las prescripciones del mismo. Hay dos derechos fundamentales que tiene cada
Estado dentro de la Confederación: 1 derecho de nulificación: derecho a no aceptar una
norma y a no ponerla en práctica (en un sistema federal no se tiene este derecho). El órgano
común tiene competencias específicas, que deben ser aprobadas por unanimidad, pero
además de eso, deben tener el consentimiento de los Estados para acatarlas. 2 derecho de
secesión, si no se está de acuerdo con el modelo. En la Confederación, hay un lazo
federativo entre Estados soberanos.

Estado Federal: Es el resultado de una federación de Estados (pactos entre ellos), mediante
el cual se unen. Hay un único Estado soberano. La Federación es una institución de
Derecho público Interno, mientras que en la Confederación, es una institución de derecho
público internacional. El Estado tiene un imperium, o poder, directo sobre los ciudadanos
de los Estados miembros. Es una formación intraestatal, no extraestatal En la forma de
Estado federal, tanto las provincias como el Estado son autónomos. Hay dos o más niveles
de gobierno que coexisten: hay competencias propias de cada nivel de gobierno.
Compartidas, es decir, propias de los dos niveles (tiende a causar conflictos). Hay
integración recíproca de poderes locales en el poder nacional, y del poder nacional en
poderes locales.

Sistema político de la Unión Europea:

La experiencia regional del MERCOSUR:

38
Gregorio Uriburu

Unidad 8:

3. El sistema autoritario, sus diferencias con el totalitarismo.

Toda organización tiene una estructura, habiendo en dicha estructura distintos roles, cuyo
objetivo es darle solidez a la organización. Esto se puede ver evidenciado con nuestra
propia experiencia, ya que nosotros integramos distintas sociedades, donde ocupamos una
jerarquía diferente (la universidad, la familia, etc.).

Para que funcione cualquier organización, el poder es determinante, habiendo en las


organizaciones luchas por el poder.

El poder es una facultad que alguien tiene para lograr que otros lleven a cabo determinadas
conductas o eviten llevar a cabo determinadas conductas. De lo contrario, hay una sanción.

Comunidad política: La comunidad política ocupa un lugar central ya que no sólo se


ocupa de sus funciones, sino que puede intervenir en otros grupos. Por ejemplo: si la
familia no cumple con su función, la comunidad política interviene (le saca a los hijos de la
familia).

La comunidad política ha ido evolucionando a lo largo de la historia:

a) Polis

b) República
c) Cristiandad
d) Estado: Podríamos definirlo como una estructura accidental, ya que existe POR la
personas y PARA las personas. El Estado sirve para satisfacer tanto cuestiones
naturales como sociales.

El Estado se encuentra hoy en un proceso de declive. El Estado ocupa un papel central. No


obstante, hay más política que el Estado.

El derecho político tiene como objeto de atención el sistema político.

Este sistema político puede ser nacional o internacional.

Dentro de los sistemas políticos nacionales, existen tres factores determinantes: los actores,
las reglas y el comportamiento.

Actores: Grupos, factores o instituciones que juegan en la política. Dentro del sistema
político existen varios protagonistas que intervienen de forma sistémica. Si se modifica un
actor, puede llegarse hasta cambiar el sistema (Ej: la muerte de Chávez en Venezuela).

Dentro del sistema político hay muchos actores, siendo el más relevante dentro del sistema
político el Estado. Estos actores, deben funcionar conforme a determinadas reglas.

39
Gregorio Uriburu

Reglas: La reglas son el aspecto normativo de la política, teniendo el Estado en la


aplicación de ellas un peso enorme.

Las reglas se pueden encontrar explicitadas, formalizadas o pueden no ser tan claras.

Comportamiento: Como se comportan los actores sujetos a la reglas.

Estado: Podemos verlo con dos miradas distintas:

Mirada genérica y deductiva: Desde sus principios.

Mirada inductiva: Desde lo particular.

Estado de derecho vs autocracias.

Estado de derecho: También llamado Heterocracia o Poliarquía, podríamos definirlo como


un sistema político bueno, donde hay un reparto de poder, habiendo muchos poderes que
coexisten y que se controlan. También existe un poder de control externo.

Autocracia: Etimológicamente significa poder concentrado. Podríamos definirlo como un


sistema político donde el poder se encuentra concentrado. En las autocracias hay un líder y
las cosas se hacen como él dice.

La mayor parte del mundo vive hoy bajo autocracias (Ej: China).

La autocracia es el género y el totalitarismo la especie. Hoy en día los sistemas totalitarios


autocráticos tienen formas diferentes a los anteriores.

Características del Estado de derecho

a) Finalidad: Humanista: En el Estado de derecho, el Estado busca satisfacer a los


hombres. Por eso, si hay conflicto entre la comunidad y los individuos, se debe
imponer la preocupación por la persona.

b) Descansa sobre dos principios básicos:

1) Jurídico: La administración está sometida a un orden jurídico que no puede


manejar. Le es indisponible (no la puede tocar).
2) Soberanía del pueblo: Indispensable para que haya Estado de Derecho.
Si falta alguno de estos principios, no hay Estado de derecho.

c) Técnicas: Son elocuentes acerca de la calidad de un sistema político. Pueden ser


políticas o jurídicas. Estas son orientativas, pueden estar o no. Algunas técnicas
políticas:

1) Tiene que haber oposición con posibilidades de ganar las elecciones.


2) Mandatos definidos (2 mandatos como máximo)

40
Gregorio Uriburu

3) Prensa libre
4) Opinión pública transparente
Algunas técnicas jurídicas:

1) Constitución escrita

2) División de poderes.

Autocracia: No tiene esta finalidad humanista, sino que es autoritarista. Si bien en la


mayoría de las autocracias hay gran cantidad de corrupción ya que los actores son los que
manejan todo el sistema político, la corrupción no se puede decir que es una nota esencial.

Podemos tomar como ejemplo a China, que es un país autocrático, donde los niveles de
corrupción son reducidos. En China, si un funcionario es corrupto, se le aplican las
sanciones más severas.

Aclaración: No se debe distinguir gobierno de facto con autocracia, ya que pueden existir
gobiernos de facto (tiene que ver con cómo se llega al poder y como se mantenga) que sean
estado de derecho.

¿Cómo distinguimos una autocracia?

A las autocracias las caracterizamos por descarte: Todo lo que no es Estado de derecho. Es
decir, se caracteriza por contraste con el Estado de derecho.

No es imprescindible para la autocracia la ausencia de constitución, ya que puede ocurrir


que existan países que tengan constitución, pero que sean autocracias (Ej. Irán) y viceversa,
es decir, que pueden existir Estados de Derecho sin constitución (Ej. Inglaterra).

De esta forma, podemos más que afirmar que las técnicas no definen su es un Estado de
Derecho o Autocracia, aunque nos dan una orientación.

Autocracias Estado de Derecho


Poder Concentrado Muchos poderes
Autocontrol (casi no hay límites de poder) Control externo (Poder limitado)
No tiene finalidad humanista Finalidad humanista.

Aclaración: Hablar de Estado de derecho es hablar de una cuestión jurídica. No se habla


de: Calidad de vida, economía, prácticas sociales, etc.

Un ejemplo de esto es el hecho de que Guinea Ecuatorial (autocracia) es el País con mayor
PBI per cápita.

41
Gregorio Uriburu

Tipos de autocracias: Las autocracias se caracterizan por descarte. Esto hace que el
concepto de autocracia sea muy amplio (“una bolsa de gatos”), es decir, que haya mucha
diversidad.

1) Autocracias por inmadurez: Son aquellas que nunca llegaron a una “Revolución
Francesa*”, es decir, aquellas que nunca llegaron a tener un episodio que haga
poner en jaque al absolutismo (hay falta de experiencia transformadora).

Nunca ese país vivió un Estado de Derecho. Son monarquías absolutas que nunca
llegaron a conocer el Estado de derecho (Ej. Brunei, Nepal, Arabia Saudí y
Birmania)

*Revolución Francesa: Pone fin a la monarquía absoluta: se pasa de un absolutismo a un


Estado de derecho.

2) Autocracias por desviación: Hay un Estado de Derecho, pero, por algún motivo,
que suele ser un conflicto bélico o una crisis social, el Estado de Derecho entra en
suspenso.

En estos casos, se cree en el Estado de derecho, pero se cree que el Estado de


derecho necesita moldearse ya que resulta inviable por el momento.

Un Ejemplo de esto son los Gobiernos de Facto ocurridos en la Argentina. Esto se


puede ver en el Golpe de Facto de 1976, en el cual asumió un Proceso de Reorganización
Nacional, como consecuencia de que había un gobierno ineficiente y corrupto y un riesgo
flagelado terrorista.

1. El sistema totalitario. Influencias ideológicas. Sus notas distintivas. El Estado, el


derecho, la Economía, y el régimen de los partidos políticos. La importancia de la
ideología. La masificación.

En este caso, las autocracias son una modalidad que pretende superar el Estado de
Derecho. Se pretende instaurar que el Estado de derecho es malo en sí mismo y que debe
ser superado, es decir, ven al Estado de Derecho como inviable, buscándolo cambiar por
algo, según ellos, mejor.

Influencias ideológicas: Hegel: el hombre, espíritu subjetivo, es menor que el Estado,


encarnación del Espíritu objetivo como síntesis, aunque algunos no creen que sea así,
porque debe coordinar la moral (individual) y la ética (intereses sociales). Así, dicen que el
Estado debe ser honrado como divino en la tierra. El mayor Estado se convierte y encarna
al espíritu, siendo el Estado orientador de toda la humanidad, y que se expresa a través del
gran hombre en quien encarna el alma nacional, como Hitler. ROUSSEAU: la voluntad

42
Gregorio Uriburu

general es titular de una soberanía ilimitada, poder absoluto e infalible. La misma


infalibilidad del líder. El triunfador le exige al perdedor que reconozca su error y se retracte
sólo porque es mayoría. Ese poder pasa al Estado, que se impone sobre las personas. Culto
romántico al grupo, negando todo derecho natural y aplastando a las personas.
Otras ideas que sostienen: positivismo jurídico, nacionalismo pagano, agresivo y
expansionista; negación de los derechos personales en cuanto derechos naturales;
amoralismo político.

Caracterización de los totalitarismos: Elementos que son habituales, pero no


sustanciales:

1) Militaristas: La mayoría de los totalitarismos son expansivos.

2) Culto a la personalidad: El totalitarismo se constituye en virtud de una figura. Por


ejemplo Rusia con Stalin, que cambió el nombre de las ciudades por Leningrado,
Stalingrado.

3) Ejercicio del poder en su estado puro: Cuentan con la capacidad fáctica para poder
hacerlo, como soldados, aviones, etc. Les encanta demostrar que tienen un gran despliegue
(poder), como Corea del Norte.

4) Una búsqueda permanente de una mirada agonal de la política. Son partidarios de que
el problema justifica las medidas extraordinarias. Buscan excusas para distraer la atención
de la gente y así justificar sus hechos.

5) Eficiencia a la hora de administrar los recursos.

6) Nunca entran en estado de paz: Si se acaba un conflicto, los totalitarismos tratan de


encontrar uno nuevo.

Rasgos esenciales:

Se caracterizan por un idealismo mesiánico y voluntarista. Con el idealismo se hace


referencia a que la realidad tiene que ser como ellos la creen.

Desde el punto de vista doctrinario, tienen una mirada intolerante sobre los demás. El
grupo está por encima del individuo (Es una mirada colectiva). Ordenación de las
personas y de las sociedades al Estado. Confusión entre lo público y lo privado.

Desde el punto de vista político, tienen un sistema concentrado de poder, y una


consecuencia de esto, sería por ejemplo, el desconocimiento de los derechos humanos.

El poder del estado totalitario “lo puede todo” porque ideológicamente el fin del estado totalitario
abarca todo. Todo el ser y toda la vida del hombre se sumen en el estado, que lleva en su propia

43
Gregorio Uriburu

esencia su propia razón. No es ya el estado para el hombre, sino el hombre para el estado. El
totalitarismo es un monismo triple: monismo sociológico, monismo político, monismo jurídico. En
lo social, en lo político y en lo jurídico concibe una sola realidad primaria y básica, en función de la
cual existen acaso otras realidades secundarias.
 Sociológicamente, el totalitarismo es monista porque su ideología supone que la realidad
primera y fundamental es la sociedad; al hombre lo considera nada más que en función de la
sociedad, negando que la persona sea la unidad primaria de toda la realidad social derivada; el
hombre vale en cuanto parte o miembro de la sociedad y no en cuanto persona por sí mismo. Se
trata de afirmar que el hombre recibe su dimensión personal desde afuera, desde la sociedad en
la que está inmerso. El hombre en un engranaje de la sociedad. Se diviniza al medio social. Al
hombre se lo reputara y valorara en tanto sea parte de ese medio social, en tanto lo integra, con
hostilidad hacia los otros hombres que pertenezcan a medios sociales distintos.
 Políticamente, el totalitarismo también es monista porque en vez de concebir al poder político
como el poder social más alto y supremo, que coordina y preside a los demás poderes sociales,
lo erige monolíticamente como el único, adsorbiendo o asociando a los otros en tanto le son
adictos, y negándolos en tanto le son independientes o adversos.
 Jurídicamente, el monismo totalitario maneja su propia concepción del derecho, afirmando que
el derecho natural no existe y que solo existe el derecho positivo que el estado crea. Niega la
dignidad intrínseca de la persona y niega su libertad y sus derechos subjetivos. Si acaso el
totalitarismo admite que el hombre sea titular de derechos individuales, supone que tales
derechos le son otorgados o regalados por el estado.
 El totalitarismo es una ideología transpersonalista, o sea, que busca fines más allá de la persona,
no para la persona, sino para satisfacer supuestos valores que encarnan y realizan en el
estado. Todo el ser del hombre es poseído y asumido por el estado.
 Hay intervencionismo del estado en todos o en los más importantes ámbitos de la vida personal
y social (economía, educación, cultura)
 Hay opinión pública regimentada con impedimentos para que otras opiniones públicas no
oficiales nazcan y se difundan.
 Hay copamiento de los medios de expresión.
 Hay propaganda oficial favorable al régimen con prohibición o restricción de la no oficial.
 Hay persecución y se instaura un sistema de partido único.
 El estado totalitario no suele tolerar a las iglesias salvo cuando obtiene de ellas silencio,
complicidad o adhesión.

Las autocracias son una modalidad que pretende superar el Estado de Derecho. Se pretende
instaurar que el Estado de derecho es malo en sí mismo y que debe ser superado, es decir, ven al
Estado de Derecho como inviable, buscándolo cambiar por algo, según ellos, mejor.

Tienen una serie de instrumentos: la BUROCRATIZACION que sirve para controlar a la


población. Estos instrumentos dependen obviamente también de la tecnología. Hay un
despliegue de fuerzas policiales de seguridad, que generan miedo en la población. Se busca
concientizar que el Estado tiene la fuerza y que la va a usar hasta las últimas consecuencias.

44
Gregorio Uriburu

Existencia de una ideología excluyente y totalizadora sustentada en una concepción del


mundo atea, materialista y positivista

Otro instrumento es el uso frecuente de propagandas, para convencer a la población acerca


de ese grupo dominante.

Positivismo jurídico, nacionalismo pagano, agresivo y expansionista; negación de los


derechos personales en cuanto derechos naturales; amoralismo político.

Desaparición de facto de la división de poderes, aunque exista de derecho; monopolio a


favor de un partido de la actividad política; monopolio de la educación, información y
propaganda; control absoluto de la economía; represión a toda oposición, política exterior
expansionista.

El totalitarismo es injusto en tanto niega al otro ser otro, dentro de la sana diversidad. Niega
la independencia y la libertad humanas.

Monopartidismo: se suprime toda posibilidad de crítica. Se adueñan de todos los medios


de difusión, y se apodera de la educación. Monopoliza la enseñanza para tener una
conformidad máxima ética, política y religiosa, orientada hacia el Estado como centro de
unidad. Hay una existencia legal de un solo partido, sin aceptar competidores ni
alternancias del poder. Pretende destruir por la democracia a la democracia. Con una
cosmovisión totalmente inatacable y que no tolera al resto, tiene dogmas. Estructura
paramilitar que actúa indistintamente en la legalidad y en la clandestinidad. Conducción
rígida y centralizada, verticalista. Confunde partido (parte) con el todo, la Nación y el
Estado. Se adueña del Estado y lo pone al servicio de su ideología. El partido es siempre
revolucionario porque la ideología es revolucionaria, y necesita de la milicia armada. No
ser del partido es ser enemigo de la Nación.

Economía: está dirigida por el Estado, no solo por la ideología, que no permite una
economía de mercado, sino por el mismo carácter belicista del sistema, por las guerras. Es
proteccionista y tiende al autoabastecimiento. Aumenta la producción de los bienes que el
gobierno estima necesarios. Decide qué, cuanto, quién y cómo producir. Decide los
salarios, hay un control de precios. Aumentan los bienes para la guerra, disminuyendo el
poder adquisitivo. También controlan el sistema financiero y las tasas de interés (precio del
dinero).

Masificación: el totalitarismo trata de hacer que todos sean iguales, según la ideología que
quieren imponer, aunque la realidad sea distinta. Aspira a la desaparición de la diversidad y
a la indistinción entre lo público y lo privado. Masificación. La masa pierde la religión, la
capacidad de pensar, al perder la memoria, pierde la tradición. Todo es ocupado por la
política. El hombre masa es fácilmente manejable, como por la propaganda, especialmente

45
Gregorio Uriburu

la irracional. Pío XII, decía que si hay pueblo, hay democracia, si hay masa, un
totalitarismo democrático.

2. Notas distintivas del nacionalsocialismo, fascismo y comunismo. La Iglesia y los


regímenes totalitarios. Encíclicas “Divini Redemptoris”, “Non abbiamo bisogno”,
“Mit brennender sorge”.

Fascismo: no hay más derecho que el derecho positivo, excluyendo al derecho natural. El
Estado es la fuente de lo ético. Hay Estados llamados a mandar y otros a obedecer. No hay
igualdad sino relaciones jerárquicas. El líder es órgano del estado, y tiene el poder
ejecutivo y legislativo. El derecho es expresión de la voluntad del líder, o sea del Estado.
Tiene 3 puntos fundamentales:

1- Confusión entre Nación y Estado: el Estado es la forma jurídica que reviste la


Nación.

2- El Estado se origina en un acto de Imperum: originado por un hecho de fuerza.


Mussolini: el día en que en un grupo el más fuerte se hizo cargo.

3- Estado totalitario: al Estado no se le puede sustraer esfera alguna de la vida


individual ni de la vida colectiva.

Nacionalsocialismo: es más revolucionaria que la teoría fascista. El Estado no es una


persona jurídica, sino un conjunto de funcionarios de diversas jerarquías colocados bajo la
directa dependencia del Führer. De ese conjunto se sirve para hacer efectiva su conducción.
El conductor no es representante del Estado, sino que el Estado depende de él. El
conductor expresa la voluntad de la comunidad racial alemana. El Estado pierde su
personalidad jurídica. El poder político, la soberanía, pertenece al conductor, no al Estado.
No hay división de poderes. La ley es voluntad y plan del conductor, y él es la Suprema
justicia. El Estado es mero instrumento del conductor para su conducción.

Características del fascismo, mezcladas con las del nacionalsocialismo. El fascismo constituye
un fenómeno complejo que adquirió diferentes características según los países. Un ejemplo
controvertido es el “franquismo” que, si bien compartió con el fascismo y el nacionalsocialismo
importantes rasgos, tuvo algunos elementos diferenciadores (especialmente el peso de la Iglesia
Católica) con respecto a los regímenes italiano y alemán.
No obstante, podemos distinguir una serie de rasgos comunes al fascismo:
Totalitarismo
El estado fascista fue un estado totalitario. El gobierno y la burocracia estatal trataron de intervenir
en todos los ámbitos de la vida, coartando la libertad de los individuos. El estado trató de controlar
la escuela, la juventud, la vida laboral y empresarial, el mundo femenino, los medios de
comunicación…

46
Gregorio Uriburu

A diferencia del estado liberal, sustentado en la libertad individual, en el fascismo las personas se
subordinaban plenamente al estado. Un estado que se fundamentaba en la fuerza, el liderazgo y la
jerarquía, ejerciendo un absoluto control de la sociedad.
El partido oficial era la única organización política permitida. El partido (fascista, nacional-
socialista) fiscalizaba y regulaba la acción del estado con el cual llegó a confundirse.
Antiliberalismo
Para los ideólogos fascistas el liberalismo era una ideología débil, incapaz de frenar al auge del
comunismo e ineficaz para mantener el rumbo de una economía sometida a una profunda crisis en
el período de entreguerras.
La democracia y el sufragio universal fueron considerados métodos artificiales e inútiles que
intentaban igualar la natural desigualdad entre los hombres.
La libertad, encarnada en los derechos de expresión, asociación o reunión fue contemplada con
absoluto desdén por una ideología fascista que defendía los conceptos de jerarquía, disciplina y
obediencia.
Los partidos políticos eran elementos que llevaban al desorden y a la desmembración social y por
consecuencia, en aquellos países donde el fascismo alcanzó el poder, fueron ilegalizados y
perseguidos. El estado fascista se basó en un único partido bajo el liderazgo del jefe o caudillo.
Anticapitalismo
El fascismo tuvo en su origen un carácter anticapitalista. El término nacional-socialista es una
reminiscencia de esos inicios.
Sin embargo, especialmente en el caso alemán, el capitalismo se identificó con los financieros y
banqueros judíos, calificados como elementos degenerados de la burguesía. La propaganda fascista
trató de distinguir entre la figura del gran capitalista, sinónimo de usurero corrupto, y la del
empresario, honrado, laborioso y solidario con la comunidad.
El anticapitalismo fascista tuvo su mayor expresión en la organización corporativa del mundo del
trabajo. Empresarios y trabajadores fueron obligados a pertenecer a sindicatos obligatorios,
controlados por el partido único. Los trabajadores, que perdieron sus sindicatos libres, fueron los
grandes perjudicados de esta reorganización del mundo laboral.
Sin embargo, a pesar de la palabrería propagandística, Hitler, Mussolini y otros dictadores fascistas
recibieron el apoyo del gran capital en su ascenso al poder. Y una vez alcanzado éste, la alianza con
los grandes empresarios se estrechó aún más, hasta constituirse en la columna sobre la que se
vertebró la economía.
Antimarxismo
La lucha de clases, elemento clave en la visión marxista de la sociedad, chocaba frontalmente con la
ideología unificadora, nacionalista y totalitaria del fascismo. Los grupos paramilitares fascistas, los
“squadristi” o “camisas negras” italianos, los SA o “camisas pardas” alemanes, hostigaron desde un
principio a las organizaciones socialistas, comunistas y anarquistas. Los sindicatos y partidos de
izquierda fueron inmediatamente ilegalizados y perseguidos al acceder al poder los fascistas y
nacional-socialistas.
La furibunda actitud fascista contra las organizaciones obreras le granjeó a Mussolini y Hitler la
simpatía de muchas clases medias que veían con pavor la posibilidad de una revolución comunista
en sus países.
Autoritarismo y militarismo

47
Gregorio Uriburu

El fascismo concebía la sociedad como una organización militar. En ella cada individuo debía
ocupar un lugar determinado y desarrollar una función específica. La jerarquía, el mando y la
disciplina debían regir el funcionamiento social. No había lugar para discrepancias o disensiones.
Cualquier desobediencia se debía solucionar por la violencia.
Así, los partidos fascistas organizaron desde un principio grupos paramilitares uniformados, los SA
nazis, los “camisas negras”, que desde un principio aplicaron la violencia terrorista a la actividad
política.
Al llegar al poder el fascismo y el nacional-socialismo potenciaron el papel de las fuerzas armadas,
esenciales para poner en práctica sus planes de expansión territorial. El espíritu militar impregnó
completamente la sociedad: los grandiosos desfiles militares se hicieron cotidianos, los jóvenes
fueron educados en los valores castrenses, los saludos y uniformes proliferaron…
En concordancia con la exaltación de lo militar, el fascismo promovió los “valores masculinos”. El
papel de la mujer quedó relegado al rol tradicional de madre y esposa.
Nacionalismo exacerbado
Los fascismos organizaron su visión totalitaria en torno al concepto de nación. La unidad nacional
en torno al estado, al partido único y al líder será la máxima aspiración de la ideología fascista. Este
nacionalismo extremo tomó diferentes formas en los distintos países.
El nacionalismo de los partidos fascistas derivó inmediatamente en sueños expansionistas.
Mussolini soñó con resucitar la antigua Roma y unificar el mediterráneo, “il mare nostro”, bajo la
hegemonía italiana. Hitler imaginó, y esta ensoñación trajo consecuencias siniestras, con un nuevo
III Reich, el tercer imperio alemán, bajo la dirección de la raza superior germana. Incluso Franco se
permitió proclamar la vuelta al imperio, exaltando la España de los Reyes Católicos y los primeros
monarcas Habsburgo.
Liderazgo de un jefe carismático
Los partidos y, posteriormente, los estados fascistas se organizaron en torno a la figura de un jefe
("Duce, Führer, Caudillo") con poderes absolutos sobre el partido, el estado y la sociedad. El
eslogan italiano "Il Duce ha sempre ragione" (el Duce siempre tiene razón) explica por sí solo esa
postura irracional de obediencia absoluta al líder.
El jefe estaba dotado de un especial carisma que hiciera que su personalidad sobresaliera sobre los
demás mortales. Este carisma fue alimentado a través del culto a la personalidad. Un culto
alimentado por una propaganda sistemática de exaltación del líder. En este sentido el fascismo se
hermana perfectamente con el estalinismo.
Empleo de la propaganda y el terror
Los regímenes fascistas pusieron gran empeño en controlar los medios de comunicación,
especialmente, la radio y la prensa. Tras abolir libertad de expresión y perseguir a cualquier medio
que se atreviese a desafiar esta prohibición, los gobiernos fascistas utilizaron masivamente la
propaganda para inculcar los valores de su ideología. La gran figura en la manipulación de la
verdad y la propaganda alienante fue el ministro de propaganda nazi, Joseph Goebbels.
A los que no se dejaban convencer por la manipulación informativa, el fascismo reservaba el
empleo sistemático del terror, desde la amenaza hasta la reclusión en campos de concentración y el
asesinato.
Racismo

48
Gregorio Uriburu

La ideología fascista era totalmente contraria a la idea de igualdad (entre los seres humanos, entre
los sexos, entre las naciones). En este sentido, el fascismo y, muy especialmente, su versión
alemana: el nacional-socialismo fue una ideología radicalmente racista.
El nazismo se basaba en una visión racial de la humanidad en la que las razonas superiores, en la
cúspide entre ellas la raza aria germana, debía de dominar y esclavizar a las razas inferiores (los
eslavos especialmente). Punto y aparte lo constituía lo que los nazis denominaron “infrahombres”,
el pueblo judío.
El antisemitismo constituyó el eje central de la ideología nazi. Desde el hostigamiento se pasó a la
discriminación jurídica (Leyes de Nuremberg, 1935), para llegar durante la segunda guerra mundial
a la “solución final” del problema judío. Un eufemismo para referirse al exterminio de seis millones
de judíos de la Europa central y oriental.
El pueblo gitano sufrió también una brutal persecución por parte del nazismo alemán.

Comunismo marxista-leninista: el Estado es el dominio político de la clase


económicamente dominante. Puede ser para la opresión, o para la liberación, en la dictadura
del proletariado. Lenin decía que la dictadura es el poder basado en la violencia y no
limitado por ninguna ley, contra la burguesía. Es Estado es un instrumento de violencia de
una clase contra otra. Toda forma de Estado es opresiva. El Estado se termina cuando se
terminen las clases sociales. Esto es prácticamente imposible, porque surge una nueva
clase, la de los disponedores de medios.

Los regímenes comunistas se definen por un cierto número de características, particularmente la


dominación de un partido único de masas vinculado, por lo menos verbalmente, a la ideología
comunista. El poder se concentra en manos de un pequeño número de dirigentes del partido, que no
considera necesario rendir cuentas ni respetar la primacía del derecho.
1. El partido ejerce sobre el Estado un control total, causando que la separación entre estas dos
nociones desaparezca, y este control se extiende a todos los aspectos de la vida cotidiana de la
población.
2. El derecho de asociación no existe, el pluralismo político es abolido y toda oposición, así como
toda organización independiente, son reprimidas. Por otro lado, la movilización de masas por parte
del partido es animada, y a veces hasta impuesta.
3. Para asegurar su imposición sobre los ciudadanos y prevenir toda acción que escapa de su
control, estos regímenes desarrollan las fuerzas de policía, establecen redes de informadores y
animan la delación. La amplitud de las formaciones de policía y el número de informadores secretos
variaron según las épocas y los países, pero siempre sobrepasaron las cifras de los Estados
democráticos.
4. Los medios de comunicación de masas son monopolizados y/o supervisados por el Estado. Se
aplica una censura estricta y previa. Como resultado, el derecho a la información es violado y no
existe prensa libre.
5. La nacionalización de la economía impone restricciones a la propiedad privada y la actividad
económica individual. Debido a ello, los ciudadanos son más vulnerables frente al Estado que tiene
el monopolio del empleo y representa la única fuente posible de rentas.

49
Gregorio Uriburu

6. No obstante, a pesar de esta diversidad, podemos sin ningún género de dudas desprender
características comunes a los regímenes comunistas históricos, cualesquiera que sean el país, la
cultura o el período. Una de las más manifiestas de estas características es la violación flagrante de
los derechos del hombre.

La Iglesia y los regímenes totalitarios. Encíclicas “Divini Redemptoris”, “Non


abbiamo bisogno”, “Mit brennender sorge”.

Los principios del totalitarismo son incompatibles con el catolicismo, por lo que fueron
condenadas expresamente.

En 1937, Pío XI, condenó el nazismo con la encíclica “Mit Brennender sorge”. Habla
sobre la dignidad de las personas y de la existencia de un orden sobrenatural, negado por el
nazismo. Condena la concepción panteísta y pagana. Dice que el nazismo es el culto a la
fuerza, idolatría de la raza y de la sangre, y la opresión de la libertad y de la dignidad
humana.

Non abbiamo bisogno: 1931. Condena toda estatolatría, toda agresión política a la libertad
de conciencia, del monopolio estatal de la enseñanza y del abuso del juramento en la
política del partido. No condenó al régimen en cuanto tal sino en todos los principios
anticristianos.

Divini Redemptoris: 1937, Pío XI. Condena el comunismo. Condena el sistema, sus
autores y defensores, por ser una concepción materialista de la vida y de la historia,
contraria a al cristiana. Al ser atea, no hay lugar para Dios. El comunismo dice que no hay
alma ni vida futura, no hay esperanza. Despoja al hombre de su libertad y le quita toda
dignidad. Niegan los derechos naturales al individuo y se los dan a la comunidad. Su única
misión sería la producción de bienes. Todo esto está mal, llega a una humanidad sin Dios.
Es un sistema subversivo del orden social, porque destruye sus fundamentos, por lo que es
intrínsecamente malo.

50
Gregorio Uriburu

Unidad 9: La Iglesia y el Estado

1. Política y religión: concepciones antiguas y cristiana.


El poder temporal equivale al poder político, y está en manos del Estado. El poder espiritual es el
poder religioso, que está en manos de la Iglesia. Lo temporal no debe confundirse con lo material.
El cristianismo, al separar el ámbito político y el ámbito religioso, hace que el Estado no se ocupe
más de la vida religiosa del hombre, que establece su fin último. El Estado tendrá su fin propio, el
Bien Común Político. Hasta el Cristianismo, el Estado se ocupaba de la vida religiosa del hombre,
esta separación es el gran aporte de la Iglesia, ya que al establecer una división entre lo temporal y
lo espiritual, limita al Estado y es un beneficio para la libertad de los hombres.

En la antigüedad, el jefe político era al mismo tiempo el jefe religioso. No había libertad de elección
o de adhesión a la religión. La organización política y religiosa coincidían, y hasta en algunos casos,
los gobernantes eran considerados dioses o descendientes de Dios, tales como los faraones egipcios,
los shah de Persia o los emperadores chinos.

2. Formas históricas de relación entre la Iglesia y la Comunidad Política; laicidad de la


Política. Alcances y ámbitos.
Fuera del marco romano, con las persecuciones y los edictos de Milán y Tesalónica, las formas
históricas de relación de lo temporal con lo espiritual fueron:

a) La sacralidad o Estado sacro: cuando la homogeneidad religiosa de la población, la


importancia institucional de la Iglesia o comunidad religiosa de esa población, y sus
creencias gravitaban tanto en el bien espiritual y religioso de a comunidad que resultaba
indispensable la formalización de la religión para el bien público. Esa sacralizad no
confundía lo temporal con lo espiritual, pero el Estado tenía un carácter servicial y
ministerial con respecto a lo espiritual y a la Iglesia. La política se espiritualizaba.
b) La secularizad o Estado secular: cada Estado debe hacerse cargo del hecho espiritual y
religioso tal como se presenta y se vive en su ámbito. Si la religión es homogénea, así debe
ser el Estado, si hay muchas religiones, el Estado debe ser distinto. Podrá reconocerse una
preferencia a alguna Iglesia, dependiendo su importancia. Pero siempre habrá una libertad
religiosa, y el Estado aceptará el principio religioso mínimo que coincida con el
denominador común de todas las familias espirituales que componen su población. Será un
Estado confesional que se preocupe por el bien espiritual de todos los individuos.
c) La laicidad o Estado laico: la laicidad parte a priori de una posición neutral o
agnosticismo, sin reparar en la realidad religiosa de la población. Afirma que el Estado no
debe preocuparse de la religión y debe prescindir totalmente de ella. En realidad, al
declararse neutral a priori, y no escuchar las posturas, en general, en la práctica, lleva a
conductas hostiles hacia las religiones, que quedan relegadas de opinar.
Sin embargo, autores católicos dicen que hay una primacía de lo espiritual, suponiendo un orden de
prelación. Afirmar que lo espiritual prevalece sobre lo temporal no quiere decir que el Estado
dependa de la Iglesia, ni que le esté subordinado. Significa que lo espiritual es más importante, que
es más valioso, es una superioridad en el orden del valor, tal como puede decirse que la vida vale

51
Gregorio Uriburu

más que la propiedad. Esto se da por la jerarquía de fines, ya que mientras el fin religioso apunta a
la salvación eterna, el bien común público apunta al bienestar terrenal limitado. En caso de
conflicto, que sea directo, hay que obedecer a Dios antes que los hombres.

Cuando lo temporal afecta y hace peligrar el bien espiritual y la salvación del hombre, puede haber
una extensión más allá del ámbito propio de la Iglesia, por lo que lo temporal cae bajo jurisdicción
de la Iglesia. Pero no es en forma directa sino en forma indirecta. Así, la Iglesia tiene competencia
en un ámbito que en principio le es ajeno, y siempre que sucede, sucede de forma excepcional. Por
otro lado, las cuestiones mixtas son aquellas que por su naturaleza, tienen un aspecto doble,
importando al bien común público y al bien espiritual. En tales casos, se trata de que cada uno se
ocupe de lo suyo, y se coopere para resolver esa cuestión de acuerdo a sus funciones.

3. La Iglesia y el Estado. Principios informadores de la doctrina católica; distinción y


autonomía; Cooperación y coordinación; libertad religiosa; Documentos del Concilio
Vaticano II. La Iglesia y el Estado Argentino: del Patronato al Acuerdo de 1966 y la
Constitución reformada en 1994.

Hablar de división o deslinde, quiere decir que hay dos jurisdicciones distintas, con poder y
fin propios. Sin embargo, este deslinde no significa un divorcio ni incomunicación entre ambos. La
razón es simple, porque si bien el fin es distinto, y tienen poderes diferentes, los hombres son los
mismos, porque forman al mismo tiempo parte del Estado y de la Iglesia. El Bien común público no
se identifica con el bien religioso, la salvación, pero debe proporcionar las bases que lo posibiliten,
y no debe interferir ni impedirlo. Además, este principio de separación hizo que en los Estados
desarrollados, no se absorbiera más la religión, cualquiera que ésta sea. Así, no deben estar
confundidos en un único poder ni una única jurisdicción. Pero “separar” no tiene el sentido de
cortar toda conexión y colaboración entre ambos. Los documentos pontificios postulan la unión
moral entre ambos, condenando la separación. La unión moral significa que el Estado reconoce a la
Iglesia Católica y le brinda el apoyo que necesita para la función espiritual que le es propia. Debe
haber una cooperación y coordinación para alcanzar los fines de cada uno.

Libertad religiosa y documentos del CVII: El Concilio Vaticano II defiende con ímpetu la
libertad religiosa. La verdad no se impone sino por la fuerza de la misma verdad. La verdad penetra
suavemente y fuertemente las almas. Siempre debe haber una libertad religiosa, ya que el
cristianismo no se puede imponer a la fuerza, por ser contrario a su doctrina, y aún los Estado
católicos deben defender esta libertad religiosa. La libertad religiosa se refiere a la inmunidad de
coacción de la sociedad civil. No se puede obligar a nadie a actuar en contra de su conciencia.

Patronato, acuerdo y reforma de 1994: consiste en una suma de privilegios con ciertas
obligaciones o cargas que la Iglesia otorga a fundadores católicos de una Iglesia, capilla o beneficio,
y a sus sucesores. El Estado tenía derecho a la presentación de candidatos para los cargos
eclesiásticos, y el poder de darle pase o no a las bulas papales. Con la independencia de España,
comenzó un conflicto, ya que el Estado argentino reclamaba el patronato, y la Iglesia se lo negaba,
ya que le correspondía a la corona de Castilla, no a otro Estado independiente. Unilateralmente, fue
incluido en la constitución de 1853, dándole al Congreso la capacidad de arreglarlo. En 1966, hubo

52
Gregorio Uriburu

un Acuerdo entre la Santa Sede y la Argentina, que tenía la naturaleza jurídica de un concordato.
Puso fin al ejercicio del patronato, incorporándose este acuerdo y modificaciones correspondientes,
en la reforma constitucional de 1994.

53
Gregorio Uriburu

Unidad 10: LOS CAMBIOS POLÍTICOS


1. Cambio social y cambio político: nociones

La realidad política tiene dos planos: uno de ideas y otro de realidades:

El plano de realidades se manifiesta en la constitución, el régimen político, etc.

Con respecto al plano de ideas, debemos decir que hay gente que reflexiona sobre la
política, buscando soluciones a los problemas concretos.

Hay una tensión permanente entre la estabilidad y el cambio. De alguna manera, no


podemos decir que existe una dependencia mediata entre la política y la sociedad, pero la
verdad es que guardan cierta relación. La política a veces va más rápido que el orden social,
y esto se da por ideologías, y otras veces va más lento. Entonces no se logra adecuar a la
estabilidad, a la realidad.

Esto se pudo ver claramente en África , donde al ser descolonizados, en algunos países se
trato de imponer el Estado de derecho, cosa que fue imposible, debido a que los africanos
no estaban acostumbrados a dicho régimen.

Cuando no hay una relación sólida entre la política y la sociedad, decimos entonces que hay
una gran inestabilidad.

2. Cambio en el régimen y cambio del régimen.

La política tiene una gran tendencia a la estabilidad, pero también tiene una tendencia al
cambio.

La tensión entre ambas nos da diferentes posibilidades. Frente a los cambios políticos y
sociales, las instituciones jurídicas pueden reflejar estos cambios o pueden estar atrasadas
respecto a esto.

Frente a este cambio, puede ocurrir que haya una presión/reclamo, para que se dé lugar a
una reforma o puede ocurrir que directamente las instituciones se adecuen paulatinamente
a los cambios.

Cambio en el régimen: La reforma: apunta a cambiar algo que está en nuestro régimen.

Cambio del régimen: Revolución: Busca modificar las estructuras. Hay un sistema
político nuevo.

Reforma: Adecuación paulatina, dentro del régimen.

54
Gregorio Uriburu

El sistema político debe ser flexible, es lo más sano. Pero cuando el sistema no es lo
suficientemente flexible, comienza a haber resistencias, las cuales pueden tener
características distintas según la manera en que se ejerzan*.

Esta cuestión de los cambios tiene que ver con la:

Legitimidad: comportamiento que es considerado correcto.

Legitimidad por origen: Alguien llega a un cargo cumpliendo con las expectativas que
esperaban el resto de los miembros de un grupo.

Legitimidad en ejercicio: Se debe cumplir con lo que se debe. Hay un ejercicio ilegítimo,
cuando alguien no hace lo que debe (ej. Profesor que falta siempre).

Legalidad: Conducta que se hace cumpliendo el orden jurídico explicitado.

Si el sistema no se va adecuando, el sistema se va deslegitimando.

*Resistencias: Pueden ser

De carácter individual: Una de las maneras de manifestación contra un mandato es la


objeción de conciencia: Es el rechazo a un mandato legal que en virtud de una convicción
ética o religiosa se plantea el derecho a no cumplir con el mandato de la ley.

Por ejemplo: Obstetra a realizar un aborto, pues va en contra de sus principios católicos.
Esta resistencia preserva el equilibrio moral del sujeto.

Otra forma de resistencia es la Desobediencia civil, que consiste en no cumplir el mandato


con la intención de que sea modificado o sustituido.

Ejemplo: Que ninguno pague así bajen los impuestos. Esto perturba el orden público, es
SIEMPRE ILEGAL y siempre tiene una esencia política.

Resistencia a la opresión: Es un derecho largamente sostenido, aun en su tradición clásica


como moderna. Este derecho, mencionado en el art 36 de la constitución nacional, permite
levantarse en contra de las autoridades legítimamente constituidas, cuando estas actúen
desconociendo los deberes civiles y/ o políticos.

Se cree que esto solo puede superarse por el camino de la violencia cuando hay una
situación dramática que no figura en la letra de la constitución. Esto está implícito en su
espíritu.

3. Revolución y reforma: concepciones y causas; revolución y golpe de Estado.


Situaciones de anormalidad constitucional. Noción y diversos supuestos. El
problema del reconocimiento y de la validez de los gobiernos de facto.

55
Gregorio Uriburu

Dictadura: Situación institucional que consiste en adjudicarle poderes extraordinarios a un


dictador. Es una magistratura republicana especial.

Golpe de estado: El término golpe de estado fue acuñado por Karl Marx en el siglo 19 para
referirse al golpe realizado el 18 de Brumario por Luis Napoleón Bonaparte (sobrino de
Napoleón), que siendo magistrado, se corona emperador.

De esta forma, podemos definir al golpe de Estado como a alguien que tiene una cuota de
poder y lo incrementa, es decir, como el que está en el Estado y aumenta sus poderes. NO
ES UN MOVIMIENTO MILITAR que toma el poder. Lo que paso en Argentina no fue un
golpe de estado, porque los militares no tenían un poder que acrecentar.

Gobiernos de facto: Hay una doctrina de facto para los gobiernos de facto.

Los gobiernos de facto plantean cuestiones respecto del derecho, ahora, los actos
normativos de un gobierno de facto, ¿deben ser admitidos o no?

Históricamente, en nuestro país, se fue incrementando cada vez más el reconocimiento de


las capacidades del gobierno de facto.

Históricamente fueron reconocidas todas las cuestiones de derecho realizadas por los
Gobiernos de Facto, tanto por la Corte Suprema, como por la doctrina. A partir de 1994, se
estableció en la Constitución que no deben ser reconocidos (art. 36). Sin embargo, en estos
casos, es necesario aclarar que el hecho está por encima del derecho.

¿Por qué se reconoce?: El reconocimiento se debe a dos principios fundamentales:

a) El derecho a la revolución triunfante: es decir, debido a la aceptación social que


tiene dicho gobierno. + consentimiento del pueblo.
b) Necesidad de que haya una continuidad en la gestión/ administración pública.

¿Qué atribuciones le reconozco? ¿Con qué alcance?

En principio, la Corte sostuvo que el gobierno tiene funciones de administración (Poder


Ejecutivo). Posteriormente, también se le fueron atribuyendo posteriormente cuestiones
legislativas.

El gobierno del ´76 tenía hasta el poder constituyente: Estatuto Revolucionario sobre la
constitución.

¿Cuáles son los límites del gobierno de Facto?

En general, la solución que se ha dado es que el gobierno de facto debe respetar principios
constitucionales.

Las decisiones que han sido elaboradas por un gobierno ¿qué valor tienen?

56
Gregorio Uriburu

A futuro, la constitución establece que las normas dictadas por el gobierno de facto carecen
de valor. Sin embargo, en la doctrina, esta cuestión es de profundo debate, considerando
algunos que sí tiene valor.

Recientemente la Corte aceptó las normas del último gobierno de facto, en homenaje a la
seguridad jurídica, dándoles de esta forma validez.

57
Gregorio Uriburu

Unidad 11, las ideas políticas.


1 La virtualidad política de las ideas: concepciones idealistas, materialistas y realistas. Teorías y
doctrinas políticas. Concepción del mundo y política.
En buena medida, las ideas resultan altamente significativas, porque son reflejo o distorsión de la
realidad. Las ideas políticas son un prisma a partir del cual se examina la realidad y se ejercen
actos que influyen sobre la realidad.
Los actores políticos no toman sus decisiones a partir de lo que las cosas son, sino a partir de lo
que ellos creen que las cosas son. Las ideas políticas les dan a los actores una influencia.
Las ideas tienen una enorme influencia política, las ideas políticas son consecuencias de una idea.
Las ideas pueden ser más o menos dogmáticas.
Por ejemplo, en el nazismo, había una concepción de que había una jerarquía dentro de los grupos
étnicos, siendo la superior la raza aria. Estos debían tener mayor riqueza, mejor puesto de empleo,
etc. Esta fue una ideología llevada hasta sus máximas consecuencias, lo que llevó a la muerte de
varios inocentes.
Tendencias modernas: Por lo general, las tendencias modernas tienden a ser menos estrictas con
las ideologías. El actual gobierno (con su “modelo”) es más ideológico que los anteriores.
Las ideas políticas son mediadoras entre la realidad y la acción política, y es por eso que tienen
importancia. Las ideas influyen significativamente sobre el diseño del derecho: detrás de una norma
jurídica y su aplicación, hay ideas políticas. En este sentido, el conjunto de estas ideas se integra
junto con valores, creencias, representaciones de la realidad, formando lo que se denomina cultura
política.

2 Las ideologías: sentido neutro y peyorativo del vocablo; el llamado fin de las ideologías.
Las ideas políticas se pueden convertir en ideologías cuando se integran en un conglomerado más o
menos coherente y sistemático. En este sentido, la palabra ideología proviene de una obra de
Destutt de Tracy, “Elementos de ideología”, que es una obra destinada a Napoleón, donde habla
acerca de cómo se debía actuar. Esto hizo que el término ideología termine como una caricatura de
la realidad.
A veces, las ideologías terminan convertidas en una especie de filosofía política masificada.
Sentido neutro del vocablo. Una ideología es un conjunto de ideas relacionadas entre sí sobre la
realidad, sistema general o sistemas existentes en la práctica de la sociedad respecto a lo
económico, lo social, lo científico-tecnológico, lo político, lo cultural, lo moral, lo religioso, etc. y
que pretenden la conservación del sistema (ideologías conservadoras), su transformación (que
puede ser radical y súbita, revolucionaria, o paulatina –ideologías reformistas–), o la restauración de
un sistema previamente existente (ideologías reaccionarias).
Sentido peyorativo del vocablo. En muchas ocasiones se usa el concepto ideología para
desprestigiar a un sistema de pensamiento o concepción del mundo (o incluso a un autor o un texto,
diciendo de ellos que están ideologizados). A diferencia de una más neutral toma de posición que
exprese el punto de vista presente de una persona o un grupo, ante una situación nueva, después de
haber evaluado las distintas opciones existentes. Este uso peyorativo de ideología la entiende como
un discurso que: posee un conjunto de soluciones preestablecidas para los problemas que quisiera
superar; es dogmática, produciendo en el enfrentamiento partidista (posiciones políticas o
religiosas); se acompaña del proselitismo y, en grados extremos, del adoctrinamiento. Ideología es,
por tanto, el fruto del pensamiento sometido al prejuicio.

58
Gregorio Uriburu

El Fin de las ideologías. En "El fin de las ideologías", Daniel Bell precede a otros autores que han
teorizado, desde posiciones más conservadoras que la suya, acerca del final de la dialéctica de la
historia y la aparición del pensamiento único. La historia y las ideologías ceden ante la implantación
universal de la democracia y de la economía de mercado.

3 Las utopías y su función política. Los mitos: acepción clásica y moderna; grandes mitos políticos
contemporáneos.
Utopía: Término creado por Tomás Moro haciendo alusión a un no lugar. Son Construcciones
racionales, pero fantasiosas. Se intenta construir un relato sobre algo, con el objetivo de criticar la
realidad.
A lo largo del tiempo, se les han atribuido numerosas funciones: Función orientadora. Las utopías
consisten, básicamente, en la descripción de una sociedad imaginaria y perfecta. Algunos de los
procedimientos que se describen pueden aplicarse a posibles reformas y orientar la tarea
organizadora de los políticos. Función valorativa. Aunque las utopías son obras de un autor
determinado, a menudo se reflejan en ellas los sueños e inquietudes de la sociedad en la que el autor
vive. Por ello, para muchos autores, las utopías no sirven tanto para construir mundos ideales como
para comprender mejor el mundo en el que vivimos. Función crítica. Al comparar el Estado ideal
con el real, se advierten las limitaciones de este último y las cuotas de justicia y bienestar social que
aún le restan por alcanzar. Función esperanzadora. Para algunos filósofos, el ser humano es
esencialmente un ser utópico.

59
Gregorio Uriburu

BOLILLA 12: LAS FUERZAS POLITICAS

1. Noción y división. Fuerzas políticas individuales y colectivas, organizadas y no


organizadas.
En el sistema político, hay distintas fuerzas/actores y elementos que pueden actuar e incidir
en la vida política.
Los actores pueden ser:

 Individuales: formadas por una sola persona, como Néstor o Duhalde. Aunque
tienden a desaparecer o durar poco, lo que opinen o hagan influye en la vida
política, y ejerce presión.

 Colectivos: Formadas por muchas personas. Suelen tener una mayor influencia
y más duradera. Así, un partido político.
 Inorgánica-inorganizada: no tiene una estructura definida, como la opinión
pública.
 Orgánica: Cuentan con una estructura.
 Especializadas: su objetivo primordial dominante es la participación
en política: partidos políticos.
 No especializada: estructuras no dedicadas a la política, como un
sindicato, o el colegio de abogados, que de todas formas ejercen
presión.

2. Los Partidos políticos: Origen y evolución. Concepto, estructuras, funciones.


Clasificaciones. Régimen legal. Valoración.
Origen y evolución: Los partidos políticos son un fenómeno propio del siglo XX. En el
siglo XVIII, David Hume escribe su ensayo sobre los partidos, aunque comienzan a
concretarse en el siglo XIX. Su base fueron los clubs de opinión constituidos con la
revolución francesa, donde se compartían ideas y el objetivo de llevarlas a la Asamblea de
París de 1789. El horizonte histórico e ideológico en el que aparecen los partidos políticos
se vincula con la existencia y el funcionamiento de los parlamentos, con el sufragio, con la
participación del electorado, con la doctrina del gobierno popular, la democracia
representativa, etc. Cuando el pueblo asume la pretensión de expresar activamente sus
opiniones políticas, los partidos políticos surgen como agrupamientos de las diferentes
tendencias, como canales de comunicación entre el electorado y el gobierno, como fuerzas
de control, etc.

Concepto: Grupo social organizado de carácter político que, en mérito de una intensa
unidad de conciencia y destino, procura que sus miembros participen mediante la acción, la
concertación o la oposición en el ejercicio del poder para asegurar el cumplimiento de la
finalidad del Estado. El partido es una asociación con fines políticos muy precisos. Como

60
Gregorio Uriburu

grupo social, es un conjunto de hombres que en virtud de una cierta unidad de origen,
conciencia y destino, manifiestan una determinada uniformidad intencional y coherente de
comportamientos. Necesariamente hay una unidad de conciencia y de destino. La unidad de
conciencia se expresa en el programa ideológico del partido. A veces, las bases doctrinales
son sustituidas, pero lo que permanece como factor de unión, es la maquinaria partidaria.
Las bases que orientan sustancialmente la acción del partido constituyen el Programa
político. La unidad de destino se da en el objetivo o finalidad a cumplir. Ese grupo o
asociación de individuos se organiza en torno a una ideología política común y de un
proyecto político, con un fin especifico, eminentemente político, que puede ser:
a) Llegar al poder para cumplir desde él esa ideología y ese proyecto.
b) Influir sobre el poder y participar en su dinámica de alguna manera con aquella ideología
y proyecto.
c) Controlar el ejercicio del poder que está a cargo de hombres de otros partidos.
Estructura de los partidos políticos: la maquinaria partidaria es tan importante que a
veces, llega a sustituir como factor vinculante a las bases doctrinales, fundado en una férrea
disciplina partidaria, ya que mediante ella mantiene la adhesión y lealtad a los principios, a
la organización, a los líderes y dirigentes del partido. En la organización partidaria se
pueden distinguir los líderes, los dirigentes, la organización burocrática y técnica, los
miembros activos y los miembros pasivos.
El líder tiene la opinión que influye en las decisiones políticas. Es la cabeza del partido
político. Tiene un carisma excepcional que le permite convencer y atraer a los demás,
sobresalir siempre. Posee la confianza de los demás, que lo siguen. Para ser un líder
auténtico, debe destacarse por su prudencia, justicia y su autoridad, contrarias a la astucia,
arbitrariedad y demagogia. Pretenderá rodearse de los mejores y buscará los más altos
valores para la comunidad. El mal líder se rodeará de obsecuentes, que no constituirán una
élite sino un entorno.
Los dirigentes son el cuerpo jerárquico o plana mayor que dirige el partido. Son los
responsables de la conducción del partido. Se constituyen en voceros e intérpretes de la
doctrina partidaria. Su pensamiento pesa en la expresión partidaria. Se encargan de todo lo
burocrático y técnico.
Los miembros activos son los dirigentes y los militantes y afiliados. Los afiliados se
limitan a una mínima participación, abonando sus cuotas para el sostenimiento del partido
y votando en las elecciones internas. Los militantes, además de esto, también postulan pre-
candidatos, hacen proselitismo para difundir el ideario del partido y para lograr nuevos
adeptos. Los miembros pasivos son los simples simpatizantes, que manifiestan mediante
adhesiones circunstanciales. No retacean el voto y acompañan las demostraciones de fuerza
del partido. Se diferencian del mero elector, que se limita a votar la lista del partido sin
hacer una manifestación de su simpatía.
Funciones: las funciones internas, son la formación de dirigentes y candidatos a
desempeñarse en la actividad política; formulación del programa y plataforma partidaria;
selección de candidatos y dirigentes partidarios; obtención de recursos para el

61
Gregorio Uriburu

mantenimiento del partido; mantener al unidad y disciplina partidaria. Son funciones de


carácter externo; participar en la intermediación entre estructura social y la organización
política; movilizar y ordenar la opinión pública para apoyarlos; difundir y enseñar su
ideología partidaria; controlar la rectitud del proceso electoral; ayudar en la conducción del
gobierno de sus miembros.
Clasificación de los partidos políticos: Los partidos han sido clasificados con diferentes
criterios:
a) Partidos de cuadro y partidos de masa. El partido de cuadro (u opinión) se preocupa
más por la calidad de los afiliados que por su cantidad, buscando integrarse con notables.
El partido de masa trata de agrupar el mayor número de adherentes y es generalmente
centralista, autoritario y rígido.
b) Partidos de derecha, de izquierda o de centro según sean preponderantemente
conservadores, socializantes o intermedios.
c) Partidos nacionales e internacionales según surjan y se delimiten dentro de un estado, o
a nivel universal.
d) Partidos puros e impuros, según que en su ideología y proyectos políticos atiendan a la
generalidad de la política en todos sus aspectos, o que se reduzcan a intereses exclusivos de
un sector de la sociedad, como los partidos de raza, clase, etc.
e) Partidos de lucha en el régimen y partidos de lucha sobre o contra el régimen. Los
primeros acatan resolver los conflictos y antagonismos dentro del régimen sin negar su
legitimidad ni pretender la destrucción de sus instituciones. Los segundos impugnan esa
legitimidad y quieren aniquilar el régimen para cambiarlo por otro.
f) Partidos de gobierno y de oposición, según que se hallen en el poder o no.
En cuanto al número de partidos:
a) Pluralista que se subdivide en bipartidista /dualista, cuando el juego político se
desarrolla entre dos partidos equivalentes en fuerza. Y en pluripartidista/multipartidista
cuando el juego político se desarrolla entre dos o más partidos con posibilidades similares
para todos.
b) Monopartidista: es un sistema de partido único.
Entre el sistema pluralista y el sistema monopartidista, se ubica el sistema de partido
dominante, que se caracteriza porque existiendo más de un partido, hay uno entre varios
que tiene frente a sus rivales una fuerza política sumamente mayor.

Ordenamiento legal del partido político:


El estado no deja totalmente librada a la sociedad las opciones para crear partidos, para
regular su vida y su funcionamiento. Interviene en mayor o menor grado a través de una
ordenación legal. Tal regulación puede estar contenida en la CN o en las leyes,

62
Gregorio Uriburu

estableciendo los principios a los cuales se deben ajustar los partidos para ser reconocidos y
poder actuar políticamente.
Es decir, su ordenación legal consiste en una serie de condiciones que deben reunir, y esto
es controlado por el estado:
 Control ideológico: Lo hace obligándolos a acomodarse a ciertos principios básicos
de la constitución, régimen, etc. Cuando la ideología del partido es incompatible
con los principios básicos del estado, este le niega su reconocimiento y no puede
funcionar como tal (proscripción ideológica).
 Control cuantitativo: Exige a cada partido un número mínimo de afiliados, por no
querer un arraigo ideológico reducido en la comunidad.
 Control funcional interno: Ej como se designan a las autoridades, cómo se realiza
la afiliación de los simpatizantes, etc.
En cada estado donde la CN o la ley reglamentan a los partidos, debe existir un órgano que
compruebe si estos se ajustan a los lineamientos legales y que tenga competencia para
reconocer o no a este, su calidad y su status. Es conveniente que este órgano sea imparcial.
En Argentina corresponde a los tribunales judiciales.
La Ley Orgánica de los Partidos Políticos, ley 22.627, dictada por el Gral. Bignone en
1982, y ratificada por Alfonsín. Parte de diversos principios, como el derecho a agruparse
en partidos políticos, garantizar el ejercicio de ese derecho constitucional; reconocerlos
como necesarios y darles el monopolio de la nominación de candidatos para cargos
públicos electivos. Condiciones sustanciales para la existencia de un partido político:
vínculo permanente entre los ciudadanos que lo componen; doctrina que promueva el bien
público y propugne expresamente el desarrollo del régimen democrático, representativo,
federal y republicano y los principios de la Constitución Nacional; organización estable y
funcionamiento interno democrático con elecciones periódicas de autoridades y candidatos;
reconocimiento judicial como persona jurídica; establecer el control de vida de los partidos
políticos mediante los Tribunales de Justicia. Los divide en partidos de distrito o
nacionales, admite la posibilidad de confederación de partidos reconocidos. Legisla sobre el
derecho al nombre para evitar confusiones. Regulan toda la vida del partido en general.

3. Los factores de presión. Concepto. Caracteres y formas de actuación.


Clasificación. Tecnoburocracia y fuerzas armadas.
Grupos de presión y factores de poder:
Los grupos de presión: (Bidart Campos los llama factores de presión, porque es más
amplio al incluir a los factores individuales): grupos que pretenden alterar las decisiones
de la administración o incidir sobre ellas, como el grupo Clarín.
El grupo de presión puede ser:
 Individual o colectivo, según quién lo ejerza.
 Puede ser un factor interno de presión, si esa presión sobre el poder se produce
dentro del mismo poder, o también puede ser un factor externo de presión, si
proviene de fuera del poder.

63
Gregorio Uriburu

 Los factores de presión pueden actuar de manera directa sobre el poder (ministro
que amenaza con renunciar); o de manera indirecta, cuando lo que se motiva es
la opinión pública con el fin de crear las condiciones necesarias para que el poder
adopte las medidas deseadas o para que no pueda adoptarlas.

Si entre los factores de presión grupal (género) incluimos los grupos de interés, presión
y tensión, hay que hacer una distinción conceptual, es conceptual porque los grupos van
de uno a otro cambiando según sus funciones.
Grupo de Interés: grupo compuesto por un conjunto de personas que sobre el
fundamento de una comunidad de actitudes, expresan reivindicaciones, emiten
pretensiones o adoptan posiciones que afectan directamente a otros actores de la vida
social. Hay una identidad en el interés de las personas que expresan su coincidencia para
defender o afianzar aquello que les resulta muy estimado.
Grupo de Presión: el grupo de interés se convierte en grupo de presión cuando
quiere obtener el apoyo o el uso del poder político para el cumplimiento de sus
finalidades. No buscan obtener el poder, sino que éste apoye sus objetivos o decida a
favor de sus pretensiones. La actuación de los grupos de poder puede ser abierta y
pública o disimulada y oculta. Actúan en la legalidad; ejercen poder político o
económico; temen o evitan la anarquía; intentan obtener ventajas particulares; persuaden
o sobornan al poder público; crean “estado de opinión” favorable a sus intereses.
Grupos de Tensión: cuando los grupos de presión crean una atmósfera que hace
peligrar la estabilidad de la vida social, se convierten en grupos de tensión. Para lograr
una decisión favorable a sus intereses, enfrentan al poder político de forma abierta,
creando tensiones que perturban la vida social. Actúan fuera de la legalidad; ejercen el
poder social; promueven convulsiones y provocan anarquía; desean modificar el
régimen institucional; enfrentan abiertamente el poder; crean estados de tensión en el
orden social, político y económico.

Los factores de poder: Son las fuerzas activas y eficaces que informan todas las leyes e
instituciones jurídicas de la sociedad haciendo que no puedan ser más que tal y como
son. Bidart Campos diferencia el factor de presión del factor de poder, manifestando que
toda vez que el poder oficial se ve precisado a tener en cuenta a ese factor para la
generalidad de las decisiones que adopta, estamos ante un factor de poder. A juicio de la
administración son imprescindibles a la hora de tomar una decisión, como la CGT en
materia de salarios. Por ejemplo el campo a partir de la 125, las abuelas y madres de
plaza de mayo, etc. Estos son sectoriales y en el ejemplo de las abuelas se encuentran en
el sector de los derechos humanos, la iglesia en el sector de la educación, etc.

64
Gregorio Uriburu

Unidad 13

Concepto de Opinión Pública (política): Es aquella opinión que se ocupa de la política, que opina
sobre política.

Cuando hablamos de opinión, hablamos de un punto de vista sobre algo, un parecer, una toma de
posición. La opinión se considera discutible y admite confrontación con otras opiniones.

¿Cuándo una opinión es pública?: Existen tres respuestas:

a) unos dicen que una opinión es pública en razón del sujeto que opina, cuando quien opina es el
público (opinión del público);

b) Otros dicen que la opinión es “pública”, en razón del objeto sobre el que se opina, cuando se
opina sobre algo que interesa a una generalidad indeterminada del grupo social;

c) Un tercer grupo dice que la opinión es pública, por la forma y sus caracteres de exteriorización
que esa opinión tiene, es decir, por su naturaleza. Es decir, una opinión es pública cuando por su
naturaleza externa y notoria tiene publicidad.

Una opinión es pública cuando es externa y notoria. Para ser externa y notoria, una opinión debe
adquirir constancia y expresión sociales o colectivas, o sea, llegar a conocimiento de todos y de
cualquiera de la “gente”. Esta última posición parece radicarse a la verdad.

Conclusión: La opinión es pública en razón de su naturaleza, por la forma y los caracteres que
presenta, pero tal naturaleza sólo puede alcanzarla una opinión que tiene un determinado sujeto (no
cualquiera) y que versa sobre un determinado objeto (no sobre cualquiera).

¿Cuál es ese sujeto?:

A) Unos dicen que es el pueblo, es decir, la pluralidad de hombres que forman la población de
un Estado. Esta pluralidad carece de unidad y es heterogénea, lo que nos demuestra que
el pueblo no puede ser objeto de la opinión pública.
B) Otros dicen que es el público. (Este término no debe diferenciarse con pueblo). Hay varios
públicos porque hay varios objetos o materias y cada uno tiene “su” público. Cada uno de
esos públicos opina sobre el objeto que le interesa.
De esta forma, dentro del público, el sujeto concreto es el “grupo de opinión”, es decir,
el grupo está formado por grupos de opinión, siendo la totalidad de estos grupos el público
político.
C) Otros dicen que es el hombre individualmente considerado, pero el hombre sólo puede
ser sujeto de una opinión privada o individual, nunca de una opinión pública.

Conclusión: Es sujeto de la opinión pública es un conjunto de hombres que forman o hacen


“público” a través de los grupos de opinión.

¿Cuál es el objeto?: Puede ser cualquier cosa, pero también debe ser público, o sea, interesar
colectivamente. El objeto de la opinión pública política es el conjunto de los fenómenos políticos,

65
Gregorio Uriburu

la política en sí misma (estado, poder, forma de gobierno, etc.). Como este objeto tiene una
infinita variedad de enfoques, esto se traduce en diversas opiniones públicas.

¿Hay una opinión pública política o hay muchas? Hay muchas opiniones públicas políticas.
Esto se debe a que hay muchos grupos de opinión dentro del público y porque dentro del mismo
objeto (política) hay multiplicidad de problemas.

A su vez, el público político dividido en grupos de opinión a veces discrepa y a veces coincide, lo
que origina muchas opiniones públicas políticas.

Nacimiento, difusión y formas de expresión de la opinión pública

1) Primero surge un problema político: Cuestiones como la existencia del estado y del
poder, incitan o provocan a opinar.
2) Para opinar, los hombres han de conocer los problemas, ya que no se puede opinar sobre lo
que se ignora. Es importantes destacar que la publicidad de los actos de los gobernantes
(acción gubernamental) que caracteriza un gobierno republicano tiende, a ponerlos bajo
consideración, crítica y control de la opinión pública.
3) Análisis del problema: Permite formar juicio o concepto acerca de él.
4) En torno del problema, se forman opiniones individuales.
5) Después de las opiniones individuales, se tratan estas opiniones en la generalidad del
grupo social.
6) Si todas las etapas anteriores se cumplen, surge la opinión pública política.

Medios de difusión

La opinión que todavía no ha llegado a ser pública, y que para serlo necesita adquirir de notoriedad
y constancia, ingresa y es recepcionada en la generalidad del grupo social mediante medios de
comunicación y difusión. Estos medios sirven para dar notoriedad a una opinión y hacerla pública,
la difunden una vez formada.

En esta difusión, hay variables tanto en la intensidad como en la forma de hacerla circular.

Diferencia entre publicidad y propaganda: La publicidad tiene la finalidad de poner algo en


conocimiento del público. La publicidad es objetiva, porque muestra, transmite y difunde.

La propaganda, en cambio, tiene una intención subjetiva: promover y conseguir adhesiones, lo


que a veces lleva incluso a deformar o falsear alguna cuestión. La propaganda está destinada a las
masas y dirigida a los sentimientos y emociones colectivos.

Libertad de Prensa

Hay varias opiniones públicas políticas. Esta pluralidad hace necesitar la libertad de información y
la libertad de expresión.

¿Cómo es la opinión pública en los Estados totalitarios? La hay, pero oficial o bajo control
oficial. Ningún gobernante puede mantenerse en el poder sin una opinión pública que le sea
favorable.

66
Gregorio Uriburu

El hecho de que no haya otra opinión pública hace que se reduzca a los ciudadanos a un silencio
forzoso que atenta contra el derecho natural del hombre.

¿y en los Estados Democráticos? También hay opinión pública oficial, pero es una entre varias o
muchas no oficiales, que entra y concurre en un juego de libre competencia.

2. El sufragio

Regulación de la constitución de los sistemas electorales

Art 99 inciso 3: Se refiere a los Decretos de necesidad y urgencia, estableciendo que estos no
pueden modificar nada relacionado con materia penal, tributaria, electoral o de régimen de los
partidos políticos.

Los sistemas electorales no son competencia del Poder Ejecutivo. Los cambios en el sistema
electoral deben ser aprobados por la mayoría calificada (mayoría especial, mayoría que tienen un
plus de exigencia).

Art 37: Sufragio Universal, secreto y obligatorio.

Art 38: Los partidos políticos son instituciones fundamentales del sistema democrático.

En los sistemas electorales, si se modifica una variable, el cambio que se produce es muy drástico
(puede suceder que el que gane, pierda).

Sufragio: Parte del sistema electoral. El derecho al sufragio integra al sistema electoral.

El sufragio se considera como el derecho político que tienen los integrantes del pueblo (ciudadanos)
para participar como electores y elegibles. El sufragio se funda y legitima en el estado
contemporáneo por la necesidad y la justicia de dar a la comunidad un medio o procedimiento
organizado de expresión política.

Concepto: El sufragio es una técnica o un procedimiento institucionalizado mediante el cual el


cuerpo electoral (el conjunto de hombres con derecho electoral activo) hace manifestación o
expresión de opiniones políticas con dos finalidades distintas: a) elegir gobernantes; b) para la
adopción de decisiones políticas.

El sufragio en el cual la voluntad política se expresa para elegir, nos lleva a lo que llamamos
sufragio electoral o elección popular de los gobernantes.

El sufragio en el que la voluntad popular se utiliza para decidir cuestiones ajenas a la elección de
gobernantes, nos conduce a las llamadas formas semidirectas: referéndum, plebiscito, iniciativa
popular, etc.

Objeto: A través del sufragio el pueblo no gobierna ni ejerce una supuesta soberanía o poder
político, sino que participa políticamente en el régimen expresando su opinión política.

Naturaleza jurídica del sufragio:

67
Gregorio Uriburu

a) Para unos, es un derecho natural subjetivo de todo hombre, en cuanto miembro o parte
de un Estado.
b) Para otros es un derecho positivo otorgado por el Estado.
c) Otros sostienen que se trata de un derecho y de un deber.
d) Una cuarta opinión (y la más destacable) dice que el sufragio es una función política. Esta
función es de cada hombre con derecho electoral activo. Es una función política porque la
finalidad de su ejercicio se vincula con el estado y con el poder.

Cuerpo electoral: Se llama cuerpo electoral al conjunto de electores. El cuerpo electoral merece
ser reconocido como un sujeto auxiliar del estado o del poder, ya que participa en la designación de
los gobernantes o en la expresión de opiniones públicas a través de las formas semidirectas.

¿Quiénes forman parte del derecho electoral? Esto es una cuestión del derecho positivo, ya que
es cada estado el que establece quienes conforman ese cuerpo (edad, sexo, ser ciudadano, etc).

Voto: Manifestación del derecho a sufragar.

En la Argentina, hay una exigencia formal con respecto al ejercicio de la condición de ciudadano.
La habilitación para ejercer este derecho depende del registro en el padrón (Registro electoral).

Modalidades del sufragio (negrita nuestro país).

1_Exigibilidad: El sufragio puede ser facultativo u obligatorio.

Chile: El voto es obligatorio, pero la inscripción en el registro electoral es optativa.

2_Por su modo de manifestarse: Puede ser Secreto (tendencia universal) o Público.

3_Por el grado de proximidad con el elegido: Sufragio directo o sufragio indirecto (EEUU).

4_Extensión: A quienes se les asigna el derecho de sufragio. Puede ser Universal o restringido.

5_Dimensión cuantitativa del sufragio: Puede ser Igual o diferente.

6_ Sufragio uninominal y plurinominal o por lista, según que el ciudadano vote por un solo
candidato, o por una lista de varios, llamándose esta bloqueada cuando el elector no puede tachar ni
sustituir a sus integrantes

Diferente: Puede ser

a) Voto calificado (calificación): Que el voto de alguno valga más que otro (el que tiene
profesión tiene más voto que el que no).
b) Voto múltiple: El ciudadano puede votar al mismo tiempo en dos o más distritos (Ej. Por
lugar de nacimiento y residencia).

6_ Sentido de la representación: Puede haber un sufragio que sea Político (oposición a


corporativo) o corporativo.

En cuanto a las divisiones territoriales

68
Gregorio Uriburu

En cuanto a las divisiones electorales de carácter territorial los sistemas son diversos. Cuando todo
el territorio de un Estado se considera a los fines de un comicio como un solo distrito, el sistema se
llama de distrito único y el cómputo de votos se efectúa sobre la totalidad de los emitidos en la
única circunscripción electoral existente.

Cuando el territorio se divide en varios distritos, el sistema se llama de distritos intermedios y el


cómputo de votos se efectúa sobre la totalidad de los emitidos en cada uno de ellos, con
independencia de los demás.

Cuando el territorio se divide en tantas zonas como cargos hay que cubrir en la elección, el
sistema se llama de circunscripciones unilaterales y en cada una de ellas el elector vota por un
solo candidato.

Representación de mayorías y minorías: Hay dos grandes sistemas: mayoritario y minoritario:

a) Mayoritario: Consiste en adjudicar la totalidad de cargos en cada distrito o circunscripción


al partido que ha obtenido mayor número de votos, excluyendo a todos los demás, que
componen las minorías.
b) Minoritario: Permite que una o más minorías alcancen también algunos de esos cargos en
menor proporción que el partido mayoritario.

El sistema electoral se llama de mayoría absoluta cuando se exige que el partido triunfante haya
logrado más de la mitad de los votos emitidos en el distrito y de mayoría relativa cuando se
conforma con que tenga la mayoría simple.

Cuando en la elección regida por el principio de mayoría absoluta ningún partido alcanza más de la
mitad de los votos, la elección se repite en una segunda vuelta (o ballotage), participando en esta los
dos o tres partidos que en la etapa anterior tuvieron mayor numero de votos.

¿Qué es un sistema electoral?

Los sistemas electorales son mecanismos que traducen la voluntad popular en decisiones y/o cargos.
Lo habitual es que el ejercicio del sistema electoral se dé por medio del voto.

En este sentido, nos vamos a encontrar que con ningún sistema electoral se refleja de manera exacta
la voluntad popular (siempre hay un margen).

El conocimiento de los sistemas electorales ofrece una mayor competitividad (Ej. Ley de Lemas).

Ley de lemas: Mecanismo inventado en Uruguay que suprime las elecciones internas. La elección
general suprime las internas.

Desventaja: El que gana queda muy debilitado, ya que es designado producto de una coalición
electoral.

Tópicos de los sistemas electorales.

Distribución del Cuerpo Electoral.

69
Gregorio Uriburu

Cuerpo electoral: El registro de los padrones hacia el cuerpo electoral. Según como lo distribuyo
va a tener distintas consecuencias.

La distribución se hace en circunscripciones o distritos electorales

Sistemas Argentinos

Art 94 (CN): El Presidente y el vicepresidente de la Nación serán elegidos directamente por el


Pueblo, en doble vuelta, según lo establece esta Constitución. A este fin el territorio nacional
conformará un distrito único.

Para la elección de diputados y senadores hay distintos distritos electorales (provincias y Capital
Federal).

Art 54: El Senado se compondrá de tres senadores por cada provincia y tres por la ciudad de
Buenos Aires, elegidos en forma directa y conjunta, correspondiendo dos bancas al partido político
que obtenga el mayor número de votos, y la restante al partido político que le siga en número de
votos. Cada senador tendrá un voto.

Artículo 45.- La Cámara de Diputados se compondrá de representantes elegidos directamente por el


pueblo de las provincias, de la ciudad de Buenos Aires, y de la Capital en caso de traslado, que se
consideran a este fin como distritos electorales de un solo Estado y a simple pluralidad de sufragios.

El número de representantes será de uno por cada treinta y tres mil habitantes o fracción que no baje
de dieciséis mil quinientos. Después de la realización de cada censo, el Congreso fijará la
representación con arreglo al mismo, pudiendo aumentar pero no disminuir la base expresada para
cada diputado.

En principio, las circunscripciones son de carácter territorial, pero también pueden ser de otra
índole.

Ejemplo: En Nueva Zelanda se le da una banca a un diputado Maorí, electo entre los Maoríes.

Desde el punto de vista territorial, encontramos varias cuestiones que pueden alterar el sistema
electoral:

1) Dimensiones: Puede ser territorial o numérica. No son lo mismo distritos pequeños que
grandes.
2) Alcances y límites: Tienen que ver sobre todo con la forma. Esto NO es un tema menor.
3) Cargos a asignar: Se pueden hacer circunscripciones distintas para distintos cargos.

Las candidaturas:

¿Quién las puede presentar?

En Argentina son monopolio exclusivo de los partidos políticos. Existen mecanismos de


preselección de los candidatos. Actualmente, en nuestro país se hace mediante las elecciones
“primarias”, que son elecciones simultáneas, abiertas y obligatorias, donde los partidos hacen su
decisión interna.

70
Gregorio Uriburu

Si el partido saca menos de un 1,5%, no puede llevar su partido a elecciones.

Aclaración: El partido suma todos los votos. En las primarias se elije un candidato

Listas: Es la candidatura efectuada. Pueden ser Individuales o colectivas y de colectivas se


derivan las siguientes características:

1) Abiertas (posibilidad de incorporar gente, y esto lo decide el elector) o cerradas. En argentina


son cerradas: no se puede agregar ni tachar.

2) Bloqueadas o flexibles (se puede cambiar el orden). En argentina es bloqueada.

3) Con suplentes o sin suplentes. En Argentina es con suplentes. Aunque las provincias no están
obligadas a optar por el sistema electoral nacional.

Regla de asignación de cargos: En este sentido nos encontramos con que puede haber:

a) Sistema de Lista completa: El que gana, gana todo


b) Sistema de lista incompleta: El que gana se queda con un porcentaje, el segundo ganador
se queda con una parte (menor) y el tercer candidato se queda con nada. Este es el sistema
de la ley Sáenz Peña y el sistema de los senadores.

En los mecanismos de elección proporcional (sistema Hagenbach) se divide el electorado en


porciones y se mira cuantas porciones tiene cada partido. Es proporcional pero tiene diversos
mecanismos.

En Argentina se da el sistema D´ Hondt en el cual los resultados electorales se dividen entre sí


sucesivamente hasta la cantidad de cargos que haya disponibles. Ejemplo:

A B C D
37000 1 32000 2 18000 5 20000 3
18500 4 16000 6 9000 10000 9
12333 7 10666 8 6000 6666
9250 10 8000 5600 5000
7200 6400
Saca 4 cargos 3 cargos 1 cargo 2 cargos

La cantidad de votantes en este ejemplo es de 107000. El problema que presenta este sistema es que
los partidos chicos suelen estar menos representados con este sistema.

Regla del umbral: Los partidos políticos, las listas tienen posibilidad de pelear candidatos una vez
que superan un número mínimo. En nuestro país, el mínimo es del 3%.

Esta regla de juego siempre favorece a los partidos más grandes.

3. Otras formas de participación popular

Representación funcional: Es aquella en la que se pretende volver a una representación parcial de


los diversos intereses o grupos sociales de todo tipo. Esta se puede obtener:

71
Gregorio Uriburu

a) Por medio de la formación de órganos o cuerpos con poder de decisión o sólo a nivel de
asesoramiento.
b) Otra es la forma de sufragio, haciendo que estos grupos voten, entrando estas entidades
colectivas en el cuerpo electoral.

Debemos decir que estos grupos, por más de que no exista la representación funcional, actúan en
representación de sus intereses, siendo fuerzas políticas de hecho, que dan lugar a una
representación funcional no institucionalizada.

Representación familiar: Forma de sufragio en la que el jefe de familia acumula uno o más votos,
representando él a el grupo doméstico a su cargo y bajo su dependencia.

72
Gregorio Uriburu

Bolilla 14: Medios de actividad política


1. NO ENCONTRE NADA DE NADA!
2.Estrategias y tácticas.

Concepto de estrategia: Es la teoría de la acción política, del empleo del poder para alcanzar los
objetivos políticos, superando los conflictos, porque los eludimos o ganamos.

Interrelación con la política: A partir de los “objetivos nacionales” que surgen del contenido de
las Constituciones Nacionales, se determinan metas concretas en forma de “objetivos políticos” y
establecen “políticas y estrategias”, o sea grandes modos de acción orientadores.
A partir de estos “objetivos y políticas” actúa la Estrategia, toda vez que deban superarse obstáculos
generados por voluntades adversas. Aparece así la Gran Política como responsable de la
determinación de objetivos y de las grandes líneas de acción a seguir para su logro y la Gran
Estrategia, como actividad aplicada, de manera racional y concreta, al empleo de los medios.

Concepto de táctica: Una táctica es un método empleado con el fin de tener un objetivo.
Originalmente, en el ámbito milicia se entiende como táctica a una acción o método empleado para
lograr enfrentarse al enemigo con éxito en batalla. Sin embargo su uso hace tiempo que se ha
extendido, con su significado más general, a otros usos y campos tanto teóricos (como por ejemplo
la economía, el comercio o los juegos) como prácticos (como la negociación o la navegación).
3. La propaganda:
Noción: La propaganda es una forma de comunicación que tiene como objetivo influir en la actitud
de una comunidad respecto de alguna causa o posición, presentando solamente un lado o aspecto de
un argumento
La propaganda, en su sentido más básico, presenta información parcial o sesgada para influir una
audiencia. Con frecuencia presenta hechos de manera selectiva y omite otros deliberadamente para
sustentar una conclusión, o usa mensajes manipulados para producir una respuesta emocional,
más bien que racional, respecto de la información presentada. El efecto deseado es un cambio en la
actitud de una audiencia determinada acerca de asuntos políticos, religiosos o comerciales.
Generalidades:

Se articula a partir de un discurso persuasivo que busca la adhesión del otro a sus intereses. La
propaganda generalmente se repite y se dispersa sobre una amplia variedad de medios con el fin de
crear el resultado deseado en las actitudes de la audiencia.

Su planteamiento consiste en utilizar una información presentada y difundida masivamente con la


intención de apoyar una determinada opinión ideológica o política.

Su uso primario proviene del contexto político, refiriéndose generalmente a los esfuerzos
patrocinados por gobiernos o partidos para convencer a las masas; secundariamente se alude a ella
como publicidad de empresas privadas. Propaganda, difusión de ideas e información con el fin de
inducir o intensificar actitudes y acciones específicas.

Dado que la propaganda con frecuencia va acompañada de distorsiones de los hechos y de


llamamientos a la pasión y a los prejuicios, a menudo es considerada como falsa o engañosa. Sin
embargo, este punto de vista es relativo. A pesar de que algunos propagandistas pueden distorsionar
los hechos de forma intencionada, otros los presentan de forma tan fiable como cualquier
observador objetivo. El alegato de un abogado puede ser tan propagandístico como el anuncio de
una valla publicitaria. Incluso la educación, cualquiera que sea su objetivo, podría ser
considerada en último término como una forma de propaganda. La principal diferencia reside

73
Gregorio Uriburu

en la intención del propagandista al intentar convencer a una audiencia de que adopte la actitud o
acción que él representa.

La propaganda puede ser difundida para o por personas, empresas, minorías étnicas, organizaciones
religiosas o políticas y gobiernos a cualquier nivel. Miles de grupos con intereses específicos
difunden propaganda: sociedades patrióticas, ligas anti alcohol, comités de prevención de
accidentes y de seguridad vial, etc. Sea cual sea su objetivo, intenta la persuasión a través de los
sentimientos o de la razón.

La propaganda puede utilizarse en contextos muy diferentes. Así, la propaganda religiosa ha sido
muy difundida a lo largo de la historia, como cuando san Pablo ejerció el apostolado de la nueva
religión y estableció las primeras iglesias cristianas en Asia Menor, Grecia e Italia. Algunos libros,
incluso novelas, también han sido utilizados como vehículo para la propaganda. Entre las novelas
famosas de propaganda literaria se encuentran Los viajes de Gulliver (1726) del escritor satírico y
panfletista político Jonathan Swift, que atacó la vanidad e hipocresía de la política de su tiempo, o
La cabaña del tío Tom (1852) de Harriet Beecher Stowe, que al describir la esclavitud en los
estados sureños de Estados Unidos, contribuyó al desarrollo del movimiento abolicionista.

Clases de propaganda política:

Una forma habitual de propaganda política es la denominada propaganda 'blanca', cuyo objetivo
es crear una opinión favorable sobre una organización, grupo o gobierno específico, como la
que difundían los nazis en la década de 1930 para destacar la supremacía y la prosperidad de su
país. De forma análoga, la propaganda política, denominada con poco acierto 'propaganda negra',
intenta fomentar la intranquilidad y la superstición con respecto a las acciones o intenciones de
otra entidad. Un ejemplo de este tipo de propaganda es la difundida durante la Guerra fría a través
de las emisoras de radio, donde cada país cantaba sus excelencias y atacaba a sus enemigos. Los
avances tecnológicos de los medios de comunicación, especialmente los electrónicos, están
ampliando los canales de propaganda y es probable que en el futuro tengan un enorme impacto.

En el contexto de la propaganda electoral es difícil encontrar propaganda negra, en los regímenes


democráticos sería censurada por los ciudadanos. En cualquier caso, los partidos políticos difunden
carteles, folletos… cuya autoría es atribuida a una organización política no afín con el objetivo de
desacreditarla. Desde los gobiernos de países democráticos se usa la propaganda negra
generalmente para combatir a movimientos terroristas que pudieran desestabilizar el Estado. Pero
en las democracias es muy raro que se vea la propaganda negra.

La propaganda gris: La fuente puede ser o no correctamente identificada y la exactitud de la


información es incierta.

Historia:

Etimológicamente propaganda proviene de propagar, tomada del participio de futuro pasivo del
verbo latino propagare que significa 'perpetuar, acrecentar, extender', de modo que el significado
literal sería "(las cosas) que deben ser propagadas". Aunque a veces la palabra propaganda es usada
como sinónimo de exageración, falsedad y abuso, la propaganda como tal significa expansión,
diseminación, multiplicación rápida.

La propaganda en Europa tiene sus inicios escritos ya en inscripciones de mensajes publicitarios


entre los comerciantes griegos. Siendo conocida mucho antes en la India y China. En la curia

74
Gregorio Uriburu

romana se la utilizaba para difundir el mensaje religioso. Su uso continúa en el periodo de la


Contrarreforma donde de nuevo la Iglesia emplea la expresión de propaganda fide con intención
pastoral. Cuando el 22 de junio de 1622 el Papa Gregorio XV instituye la Congregación para la
Evangelización de los Pueblos, también conocida como propaganda fide, con el fin de propagar el
catolicismo en los continentes en vías de colonización.

Esta connotación religiosa desaparece con el uso de la propaganda por parte de los regímenes
totalitarios del siglo XX (nazismo, fascismo, estalinismo). A partir de este momento, el término se
asocia con el control de la opinión pública mediante medios de comunicación masivos.
Posteriormente, la propaganda se vinculará con las estrategias de los partidos políticos y los
gobiernos no identificados con las fórmulas de gobierno totalitarias.

En las sociedades capitalistas, el auge de la publicidad comercial y de la propaganda política ha sido


parejo desde principios del siglo XX hasta la actualidad. Como se sabe, son las grandes empresas y
expertos publicitarios los que hoy en día organizan las campañas electorales de los políticos en sus
más mínimos detalles.

Meta de la propaganda:

La meta de la propaganda es aumentar el apoyo (o el rechazo) a una cierta posición, antes que
presentarla simplemente en sus pros y sus contras. El objetivo de la propaganda no es hablar de
la verdad, sino convencer a la gente: pretende inclinar la opinión general, no informarla.
Debido a esto, la información transmitida es a menudo presentada con una alta carga emocional,
apelando comúnmente a la afectividad, en especial a sentimientos patrióticos, y apela a argumentos
emocionales más que racionales.

La propaganda, cuando es utilizada de forma no ética, es en realidad un modo de desinformación y


censura y usa la metodología de la retórica para convencer a los destinatarios de la misma. En el
sentido político del término se desarrolló fundamentalmente en el siglo XX con la Sociología
moderna y la consolidación de la sociedad de masas. El ministro de propaganda de Adolf Hitler,
Joseph Goebbels, sociólogo, lo primero que hizo para llegar al poder fue apoderarse de los medios
de comunicación de masas para adoctrinar al pueblo con propaganda política.

75