Está en la página 1de 575

JULIO ARMANDO GRISOUA JULIO ARMANDO GRISOLIA

...............................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................
Abogado (UBA). Doctor en Ciencias Jurídicas y Sociales (UMSA). Doctor en Derecho
del Trabajo, Previsión Social y Derechos Humanos (USAC). Magíster en Derecho del manuales universitarios
Trabajo y Relaciones Laborales Internacionales (UNTREF). Juez Nacional del Trabajo.
Ingresó a la Justicia en 1982. Director y docente de la Maestría en Derecho del Trabajo
y Relaciones Laborales Internacionales (Universidad Nacional de Tres de Febrero) y
de las Diplomaturas en Derecho Individual y Colectivo del Trabajo y de la Seguridad
Social que dicta ARTRA en convenio con distintas Universidades. Docente de posgra-
do. Miembro del Comité Académico y docente de la Maestría en Derecho Empresarial
de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE); profesor titular de la Maestría
en Derecho del Trabajo y Relaciones Laborales Internacionales (Universidad Nacional
de Tres de Febrero); profesor titular de la Especialización en Derecho Procesal de la
Universidad del Salvador (USAL). Docente de grado. Profesor titular en la Universidad
Argentina de la Empresa (UADE), en la Universidad Católica Argentina (UCA), en la
Universidad del Salvador (USAL) y en la Universidad Católica de Salta (UCASAL). Pro-
fesor adjunto regular por concurso de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social en
la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y en la Facultad de
Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Autor de varios libros,
entre ellos, Tratado de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social (6 tomos, Abeledo
Perrot, 2013). Coautor de distintos libros y autor de numerosos trabajos monográficos
y artículos publicados en diversas revistas dedicadas al Derecho del Trabajo y a las
Relaciones Laborales. Vicepresidente de la Asociación de Relaciones del Trabajo de la
República Argentina (ARTRA) y de la Sociedad Argentina de Derecho Laboral (SADL).
anual de
Presidente de la Comisión de Actividades Académicas y Publicaciones de la SADL.
Miembro de Honorario Nacional de la Asociación Médica Argentina. Docente de la Aso-
ciación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional. Director del Instituto de
erecho Laboral
Estudios lnterdisciplinarios en Derecho Social y Relaciones del Trabajo (IDEIDES) de
la Universidad Nacional de Tres de Febrero y del Instituto de Derecho del'Trabajo y de
la Seguridad Social de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad del Salvador
(USAL). Director de la Revista de Derecho Laboral y Seguridad Social de Abeledo Perrot
y de la revista Laboral de la Sociedad Argentina de Derecho Laboral (SADL). Director
de la Summa Laboral, Abeledo Perrot: 2011. Jurado y director de tesis Doctorales y de .................................................................................................. ..........................................................................................................................................
.. .............................................................................................................................................
Maestrías. Conferencista en congresos y seminarios de la especialidad.

Edición revisada y actualizada 2014

ABELEDOPERR T
Grisolia, Julio Armando

Manual de derecho laboral. - 5a ed. - Ciudad Autónoma ÍNDICE GENERAL


de Buenos Aires: Abeledo Perrot, 2014.

1152 p.; ;24x17 cm.

ISBN 978-950-20-2606-0
Palabras preliminares de la 10ª edición................................................. XLVII
1. Derecho Laboral. l. Título.
Palabras preliminares de la 9ª edición ..... ..... .... ....................... ...... ...... .. XLIX
CDD 344.01 Palabras preliminares de ediciones anteriores ...................................... .. LI

IJNIVERSJDAD CAPÍTULO 1
FACULTAD DE DE:RECH0 - BIBLH'..:lTECA

. ARIO
. . .No '1535 TRABAJO HUMANO. DERECHO DEL TRABAJO.
lNVENT ·······-------··-~-·-·-~·-.~·--- POLÍTICA SOCIAL
24 - ,• :Lo_;~

- © Grisolia, Julio Armando, 2014


l. Trabajo humano ............ ~ ............................................................ .
1. Concepto ....................................................... ! ..................... .
1.1. Trabajo benévolo, amateur, religioso, familiar y autóno-
1
1
©de esta edición, AbeledoPerrot S.A., 2014 mo .............................................................................. . 1
Tucumán 1471 (C1050AAC) Buenos Aires 1.2. El trabajo en la Ley de Contrato de Trabajo (LCT) .... .. 3
Queda hecho el depósito que previene la ley 11.723
1.3. La relación de dependencia ........................................ .. 3
Impreso en la Argentina 11. Derecho del trabajo .................................................................... . 4
Todos los derechos reservados 1. Concepto y división ............................................................. . 4
Ninguna parte de esta obra puede ser reproducida 2. Contenido ............................................................................ . 5
o transmitida en cualquier forma o por cualquier medio 3. Naturaleza jurídica .............................................. ~ .............. .. 6
electrónico o mecánico, incluyendo fotocopiado, grabación 4. Caracteres ............................................................................ . 7
o cualquier otro sistema de archivo y recuperación · 5. El carácter protectorio. El orden público laboral.. ................ . 7
de información, sin el previo permiso por escrito del Editor y el autor. 6. Diferencias con el derecho común y relación con otras cien-
cias....................................................................................... 9
Printed in Argentina
III. Perspectivas de las relaciones laborales: Desarrollo económico
All rights reserved con protección social .................................................................. . 10
No part of this work may be reproduced 1. Introducción ....................................................................... .. 10
or transmitted in any form or by any m~ans,
electronic or mechanical, including photocopying and recording
2. Argentina: flexibilización de las relaciones laborales en el pe-
or by any information storage or retrieval system, . ríodo 1991-2001 .................................................................. . 11
without permission in writing from the Publisher and the author. 3. El regreso al derecho laboral clásico (2002-2013) ............... .. 13
4. La situación social como elemento disciplinador de las rela-
Tirada: 400 ejemplares ciones laborales .................................................................... . 13
5. Algunas premisas para la transformación de la política labo-
ISBN 978-950-20-2606-0 ral ........................................................................................ . 14
SAP 41545578 6. Los ejes de las políticas de protección social ....................... .. 15
7. El rol de la Justicia en las relaciones laborales ...................... . 17
8. Algunas conclusiones .......................................................... .. 18
9. Reflexiones finales ................................................................ . 19
VIII MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA ÍNDICE GENERAL IX

Pág. Pág.
CAPÍTULO 11 III. Origen......................................................................................... 62
N. Principales principios . .. .. .. .. .. ... ...... .... ..... . .. ... .. .. .... .. ... .. ................ 63
HISTORIA OH DERECHO DEL TRABAJO. 1. Principio protectorio............................................................. 63
PERSPECTIVAS DE LAS. RELACIONES LABORALES 1.1. La regla in dubio pro operario..................................... 63
l. El trabajo a lo largo de la historia............................................... 21 1.2. La regla de la norma más favorable............................. 64
1. Primera época: las prestaciones laborales "preindustriales"... 22 1.3. La regla de la condición más beneficiosa...................... 65
2. Segunda época: las prestaciones laborales de la etapa indus- 2. Principio de irrenunciabilidad.. ... ............ ........ ...... ..... ........ ... 66
trial....................................................................................... 24 2.1. Imperatividad de normas, irrenunciabilidad y disponi-
3. La cuestión social: soluciones teórico-filosóficas ................... 26 bilidad de derechos...................................................... 66
2.2. Concepto y alcance ................................................ ;..... 67
II. Evolución histórica del derecho colectivo del trabajo.................. 30 2.3. Distintas posturas hasta la reforma al art. 12, LCT in-
1. Antecedentes en el mundo..................................................... 30 troducida por la ley 26.574 (BO del 29/12/2009) ........ 69
2. Historia del derecho colectivo del trabajo en la Argentina .... 31 2.4. La reforma al art. 12, LCT de la ley 26.574 (BO del
III. Evolución histórica del derecho individual del trabajo................ 33 29/12/2009) ................................................................. 72
1. Historia del derecho individual del trabajo en la Argentina... 33 2.5. Otros efectos de la irrenunciabilidad ... ......... .... .. ... .... .. 73
2. Los últimos tiempos............................................................... 38 2.6. Excepciones................................................................. 74
3. Principio de continuidad de la relación laboral..................... 80
4. Principio de primacía de la realidad...................................... 82
CAPÍTULO 111
5. Principio de buena fe .. .... .. ............. ......... .. .......... ........ ...... .... 83
6. Principio de no discriminación e igualdad de trato................ 83
FUENTES DEL DERECHO OH TRABAJO 7. Principio de equidad............................................................. 86
7.1. Consideraciones generales........................................... 86
l. Fuentes del derecho del trabajo .................................................. . 41 7.2. Conclusiones............................................................... 89
1. Concepto .............................................................................. . 41 8. Principio de justicia social..................................................... 90
2. Clasificación ........................................................................ . 42 9. Principio de gratuidad........................................................... 90
2.1. Fuentes clásicas ........................................................... . 42 10. Principio de razonabilidad.................................................... 92
2.1.1. Constitución Nacional... ................................. . 42 11. Principio de progresividad .................................................... 93
2.1.2. Tratados con naciones extranjeras .................. . 43
2.1.3. Leyes, decretos y resoluciones ......................... . 43 V. Nuevos principios del derecho del trabajo................................... 94
2.1.4. Jurisprudencia ................................................ . 44 VI. Medios técnico-jurídicos............................................................. 95
2.1.5. Usos y costumbres .......................................... . 45
2.2. Fuentes propias ........................................................... . 45 Jurisprudencia....................................................................................... 96
2.2.1. Convenios colectivos ...................................... . 45
2.2.2. Estatutos especiales ........................................ . 46
2.2.3. Laudos arbitrales obligatorios y voluntarios .. .. 46 CAPÍTULO V
2.2.4. Los convenios de la OIT .................. :............. .. 47
2.2.5. Reglamentos de empresas ............................... . 47 • CONTRATO DE TRABAJO •
2.2.6. Usos de empresas ......................... :.................. . 48 RELACIÓN DE DEPENDENCIA
II. Orden jerárquico y orden de prelación. Conflictos de normas .... . 49 l. Contrato de trabajo ................................................................... . 101
1. Definición ............................................................................ . 101
III. Constitucionalismo social .......................................................... . 51
2. Elementos ............................................................................ . 101
Jurisprudencia ......................................................................... ~.; .......... . 56 3. Caracteres ........................................................ ;................... . 102
II. Relación de trabajo ......................... ·........................................... . 103
1. Contrato sin relación de trabajo .......................................... . 104
CAPÍTULO IV
III.. Sujetos del contrato de trabajo ................................................... . 105
PRINCIPIOS DEL DERECHO DEL TRABAJO 1. Trabajador .......................................................................... .. 105
1.1. Auxiliares del trabajador ........................................... .. 105
l. Concepto ................................................................................... . 61 1.2. Socio empleado ........................................................... . 106
II. Funcion~s ................................................................................... . 61 2. Empleador ........................................................·................... . 107
X MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA ÍNDICE GENERAL XI

Pág. Pág.

2.1. Empresa ..................................................................... .. 107 XIII. Empleo público ......................................................................... .. ·134


2.2. Empresario ................................................................. . 108 1. Introducción ........................................................................ · 134
2.3. Establecimiento .......................................................... . 108 2. Régimen del empleo público ............................................... .. 135
3. El Estado .............................................................................. . 108 XIV. El trabajador autónomo ............................................................. . 135
IV. Requisitos del contrato ............................................................. .. 109 1. Introducción ............................................................... ··.... ·.. · 135
1. Consentimiento ................................................................... .. 109 2. El trabajador autónomo en la Argentina ............................. .. 136
2. Capacidad de las partes .................................................... .".. . 110 Práctica laboral. Modelos ..................................................................... . 137
2.1. Capacidad del empleador .......................................... .. 110
2.2. Capacidad del trabajador. Ley 26.390 (BO del Jurisprudencia ................................................................................. ······ 138
25/6/2008) .................................................................. . 111
2.2.1. Personas con discapacidad ............................. .. 115
3. Objeto ................................................................................. . 116 CAPÍTULO VI
3.1. Contratos de objeto ilícito ......................................... .. 117
3 .1.1. Efectos de la ilicitud ....................................... . 118 REGISTRACIÓN DEL CONTRATO.
3.2. Contrato de objeto prohibido .................................... .. 119 EMPLEO NO REGISTRADO Y DEFECTUOSAMENTE
3.2.1. Extranjeros .................................................... .. 120 REGISTRADO. SANCIONES Y MULTAS
4. Forma .................................................................................. . 120
5. Causa ................................................................................... . 122 l. Introducción ..................................................................... ···· ······ 149
1. Contenido de las obligaciones a cargo del empleador .......... . 149
V. Prueba del contrato de trabajo ................................................... . 122 2. Sistema Único de Registro Laboral ..................................... .. 150
1. Introducción ........................................................................ . 122
2. Medios de prueba ................................................................ . 122 11. Libros y documentación laboral.. .............................................. .. 151
3. Presunciones ........................................................................ . 123 1. Principales libros y documentación ..................................... .. 151
3.1. Presunción del art. 23, LCT ....................................... .. 123 1.1. Libro del art. 52, LCT................................................ .. 152
3.2. Presunción del art. 57, LCT ........................................ . 124 1.1.1. Contenido del libro ........................................ . 152
1.1.2. Prohibiciones ................................................. .. 152
VI. Relación de dependencia y trabajo autónomo ........................... .. 125 1.1.3. Rúbrica del libro. Autoridad competente ....... .. 153
1. Noción de dependencia ........................................................ . 125 1.1.4. Centralización de la rúbrica. Procedimiento .. .. 153
2. Proyecciones de la dependencia ........................................... .. 126 1.1.5. Provincia de Buenos Aires: res. 310/2009 del
2.1. Técnica ....................................................................... . 126 Ministerio de Trabajo ................ ~ ................... .. 153
2.2. Económica .................................................................. . 126 1.1.6. Registro unificado ......................................... .. 154
2.3. Jurídica ...................................................................... .. 126 1.1.7. Distintos sistemas de habilitación de registros. 154
3. Contrato de trabajo y locación de servicios .......................... . 127 1.1.8. Presunción a favor del trabajador: art. 55,
VII. La crisis del contrato de trabajo. La parasubordinación ............ .. 127 LCT ................................................................ . 154
1.1.9. Alcances de la presunción .............................. .. 154
VIII. Nuevas perspectivas del concepto de dependencia ...................... . 129 1.1.10. El libro del art. 52, LCT y las empresas de servi-
IX. Casos dudosos de relación de dependencia ................................. . 130 cios eventuales ............................................... .. 155
1.2. PyMEs: Registro Único de Personal ............................ . 155
X. Diferencias del contrato de trabajo con otras formas de con- 1.3. Libros especiales ......................................................... . 155
tratación .................................................................................... . 130 1.4. Planilla de horarios: art. 6º, ley 11.544 ...................... .. 156
1. Contrato de locación de obra ............................................... . 130 1.5. Planilla de horas extras .............................................. .. 157
2. Contrato de sociedad ........................................................... . 131 1.6. Recibos de sueldo ....................................................... . 157
3. Contrato de mandato ....................................... .,................... . 131 1.6.1. Recibos de sueldo en formato digital .............. . 158
4. Contrato de agencia ............................................................. . 131
5. , Contrato de concesión ......................................................... . 132 III. Sistema Único de la Seguridad Social (SUSS) .............................. . 158
6. ( Contrato de distribución ............................................ ~ ......... . 132 1. Res.1891AFIP (BOdel2/6/2005),res.2016 (BO del 17/3/2006),
res. 210412006 (BO del 28/7/2006) y res. 2988 (2010) ......... , 158
XI. Teletrabajo ................................................................................. . 132 1.1. Resolución general 899 de AFIP ................................. . 158
1. Introducción ......................................................................... . 132 1.2. Resolución general 943 de AFIP ................................. . 158
2. El teletrabajo como modalidad de prestar servicios .............. . 133 1.3. Resolución general 1891 de AFIP .............................. .. 159
XII. Voluntariado social .................................................................... . 133 1.4. Resolución general 2~16 de AFIP ............................... . 159
ÍNDICE GENERAL XIII I;
XII MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA
Pág.
Pág. 1. Solidaridad en el derecho civil. Su trasvasamiento al derecho
IV. Régimen actual: res. AFIP 2988 (BO del 9/10/2010) y res. 3399 del trabajo ........................................................................... . 190
(BO del 9/11/2012). "Mi Simplificación II" ................................ . 160 2. Art. 705, CCiv.: fallo plenario 309, C. Nac. Trab., 31212006,
1. Plazos ..................................................................... ;........... .. 160 "Ramírez, María I. v. Russo Comunicaciones e Insumos SA" 191
1.1. Altas ..................... :.................................................... .. 160 3. Regla general del art. 14, LCT ............................................. . 193
1.2. Bajas .......................................................................... .. 161 3.1. Figuras contractuales no laborales .............................. . 193
2. Modificaciones a la res. 2988 (BO del 9/10/2010): res. gral. 3.2. Interposición de personas ........................................... . 194
3399 AFIP (BO del 9/11/2012) ....................................... ~ .... . 161 3.3. Interposición de persona física, testaferro u hombre de
V. Trabajo decente ......................................................................... .. paja ............................................................................ . 194
161 3.4. Falsas empresas. Personas jurídicas ............................. . 194
VI. Certificado de trabajo registrado ................................................ . 162 III. Arts. 29 y 29 bis, LCT. Interposición e intermediación. Empresa
VII. Administración del trabajo. Ley 25.877 .................................... .. 163 de servicios eventuales. Solidaridad ................................. ············ 195
VIII. Regímenes de Regularización, Promoción y Protección del empleo 1. Interposición e intermediación. Regulación en la L5=T ......... . 195
registrado. Ley 26.476 (BO del 24/12/2008) ............................. .. 2. Empresas de servicios eventuales: art. 29, tercer parrafo y 29
163 bis LCT ............................................................................... . 195
IX. El trabajo no registrado como problemática social.. .................. .. 163 2.1. Regulación legal de las Empresas de Servicios Eventua-
X. Principales normas dictadas para combatir el empleo informal .. . les (ESE) ..................................................................... . 196
165 2.2. Pautas generales sobre la relación entre la ESE y el tra-
XI. Inspección del trabajo en la argentina ....................................... .. 165 bajador eventual ........................................................ .. 196
XII. Las multas de la ley 24.013 ........................................................ . 2.3. Causas de la contratación eventual ............................. . 197
165 197
1. Introducción ........................................................................ . 2.4. Registro de la relación ................................................ .
165
2. Incumplimientos sancionados por la ley 24.013 .................. .. 2.5. Denuncia del contrato ............................................... .. 198
165
2.1. Ausencia total de registro del contrato de trabajo. 3. Certificados de trabajo. Jurisprudencia ............................... .. 198
Art. 8º, LNE .............................................................. .. 4. Multa art. 8º, ley 24.013: fallo plenario 323 de la C. Nac.
167
2.2. Registro de una fecha de ingreso posterior a la real. Trab., "Vásquez" (30/6/2010) .............................................. . 199
Art. 9º, LNE ............................................................... . 169 IV. Art. 30, LCT. Contratación y subcontratación. Fallos de la Corte
2.3. Registro de un salario inferior al real percibido por el Sup., "Rodríguez" (15/4/1993) y "Benít~~" (22/12/2009) .......... .. 202
trabajador. Art. 10, LNE ............................................. . 169 1. Cesión, contratación y subcontratac10n ............................... . 204
3. Intimación del art. 11, LNE ................................................. . 170 1.1. Cesión total o parcial. ............................................ ··· .. · 204
4. Mora del empleador. Prescripción ........................................ . 174 1.2. Contratación y subcontratación .................................. . 205
5. Despido sin causa o indirecto dentro de los dos años de cursa:- 1.3. Contratación vertical y horizontal .............................. . 206
da la intimación del art. 11. Art. 15, LNE ........................... .. 175 2. Actividad normal y específica propia del establecimiento. De-
XIIL El art. 1º de la ley 25 .323 .......................................................... .. 178 limitación. Posturas ........................................ ············· ........ ·· 206
1. Principales alcances ............................................................. . 178 3. Corte Sup., "Rodríguez v. Compañía Embotelladora SN'
2. Exclusiones y situaciones dudosas ........................................ . 181 (15/4/1993) ......................................................................... .. 209
4. Corte Sup., "Benítez, Horacio Osvaldo v. Plataforma Cero SA
Práctica laboral. Modelos .................................................................... .. 182 y otros" (22/12/2009) ......................................................... .. 210
Jurisprudencia ...................................................................................... . 183 5. Certificados de trabajo. Jurisprudencia ............................... .. 211
6. Operatividad de la solidaridad ............................................. . 212
7. Industria de la construcción ................................................. · 214
CAPÍTULO VI 1 v. Art. 31, LCT. Empresas relacionadas y subordinadas. Solida-
ridad .......................................................................................... . 215
FRAUDE. RESPONSABILIDAD SOLIDARIA 215
1. Empresas relacionadas y subordinadas .. _. ............ :.. :.............. .
REGULADA EN LA lCT 1.1. Empresa, empresario y la personalidad 1und1ca ......... .. 215
I. Fpude y simulación en el contrato de trabajo ............................ . 1.2. Tipos de relación empresaria ...... :................;····: ........ .. 216
189 1.3. La regulación del control y el con1unto econom1co en la '
1. Introducción ........................................................................ . 189
2. Fraude ................................................................................. . LCT ............................................................................. . 219
189 1.4. El carácter permanente ............................................... . 220
3. Simulación ........................................................................... . 190 1.5. Maniobras fraudulentas y conducción temeraria ........ . 222
II. Responsabilidad solidaria en el contrato de trabajo .................. .. 190
XV
XIV MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA ÍNDICE GENERAL
Pág.
Pág.
2. La responsabilidad laboral de la Unión Transitoria de Empre- 3. Efectos de la transferencia del establecimiento ..................... . 252
sas......................................................................................... 223 4. Cesión del contrato y cesión temporaria de personal ........... . 253
2.1. Regulación legal ... .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. ... .. .. .. .. . .... .... .. . 223 5. Situación de despido ............................................................ . 254
2.2. La falta de personalidad jurídica de las UTE...... .......... 223 VI. Transferencia en favor del Estado. Privatizaciones .................... .. 255
2.3. Los criterios jurisprudenciales en materia de trabajado-
res contratados por las UTE .... ........................... ...... ... 224 Práctica laboral. Modelos .................................................................... .. 257
Jurisprudencia ...................................................................................... . 257
Práctica laboral. Modelos...................................................................... 224
Jurisprudencia....................................................................................... 224
CAPÍTULO IX
CAPÍTULO VIII PERÍODO DE PRUEBA.
MODALIDADES DEL CONTRATO
RESPONSABILIDAD DE SOCIOS, GERENTES Y DIRECTORES.
TRANSFERENCIA Y CESIÓN DEL CONTRATO l. Definición ........... ~ ...................................................................... . 263

I. Introducción . .. .. .. ............. .... .. .. .. .... .. .... .. ......... ...... ...... ........ .... .. .. 235 II. Finalidad..................................................................................... 263
II. La personalidad jurídica: su reconocimiento en el derecho argen- III. Antecedentes nacionales.............................................................. 264
tino............................................................................................. 235 IV. Régimen actual. El art. 92 bis, LCT (texto según ley 25.877, BO
III. Incumplimientos laborales de parte de sociedades comerciales.... 235 del 19/3/2004)............................................................................. 265
l. La resJ?~esta de la justicia del trabajo de la Nación: orígenes, l. Principales cambios............................................................... 266
evoluc1on y posturas............................................................. 236 2. Reglas................................................................................... 266
2. Corrimiento del velo societario. Art. 54, LSC........................ 236 3. Obligación de registro........................................................... 268
2.1. Posturas favorables a la extensión ............................... 236 4. Sanción por omisión de registro............................................ 268
2.2. Posturas contrarias a la extensión................................ 238 5. Derechos y obligaciones de las partes.................................... 269
3. Responsabilidad de administradores, directores y gerentes: 6. Pago de aportes y contribuciones.......................................... 269
arts. 59, 157, 274, LSC ......................................................... 239 7. Prestaciones por accidente y enfermedad ......... ....... ... .. ... ... ... 269
3.1. La regulación de la responsabilidad del administrador 8. Cómputo del período de prueba a todos los efectos.............. 269
9. Plazo de duración del período de prueba ........... ......... ... ....... 269
societario en la ley 19.550 ........................................... 239
10. Carácter no formal............................................................... 270
3.1.1. Las normas específicas son los arts. 157 y 274,
LSC ................................................................. 240 V. Indemnización y preaviso .............. .... .. .... .. ... ........ .................... ... 2 71
4. Extensión de responsabilidad en el fuero del trabajo directo"' a 1. Supuestos especiales.............................................................. 2 72
res, administradores y gerentes.............................................. 241 l. l. Despido de la mujer embarazada durante el período de
5. Extensión de responsabilidad en caso de sociedades extranje- prueba......................................................................... 272
ras......................................................................................... 242 1.2. Despido de los representantes sindicales ....... .......... ... .. 2 73
1.3. Fallecimiento del trabajador. Procedencia de la indem-
IV. Novación subjetiva del contrato de trabajo................................. 243 nización del art. 248, LCT ........................................... 274
l. Transferencia mortis causa ................................................... 243
2. Transferencia por actos entre vivos ........... .... .. .... .. ................ 244 VI. Los tipos de contrato según su duración .. .. ... ... .. ..... .. ... ... ........ .... 2 75
2.1. Transferencia definitiva................................................ 244 l. Principio general: indeterminación del plazo......................... 2 75
2.2. Transferencia transitoria.............................................. 245 2. La regulación actual y fundamento de las modalidades con-
3. La novación subjetiva en la LCT........................................... 245 tractuales .............................................................................. 2 75
V. Transferencia del establecimiento................................................ 246 VII. Las modalidades contractuales en la LCT ................................... 276
l. Fallo plenario 289, "Baglieri v. Nemec" ................................ 249 l. Contrato a plazo fijo............................................................. 276
2. Supuestos particulares de transferencia................................. 250 1.1. Requisitos.................................................................... 2 77
2.1. Transferencia del fondo de comercio............................ 250 1.2. Extinción del contrato ....... .... ...... .. ................ .......... .... 2 79
2.2. Licitación y concesión.................................................. 251 2. Contrato de temporada......................................................... 281
2.3. Fusión y escisión.......................................................... 251 2.1. Modalidades del contrato de temporada...................... 281
2.4. Quiebra del empleador .......................... ;..................... 251 2.2. Comportamiento de las partes al inicio de cada tempo-
2.5. Subasta pública............................................................ 252 rada............................................................................. 282
XVI MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA ÍNDICE GENERAL XVII

Pág. Pág.
2.3.Cómputo y goce de las vacaciones .............................. . 284 2. Decreto 1547/1994 (Pronapas) ............................................ . 306
2.4.Asignaciones familiares ................................•............... 284 3. Reglamentación del Sistema de Pasantías. Dec. 137412011
2.6.Salarios por enfermedad o accidente inculpable .......... . 284 (BO del 19/9/2011) .............................................................. . 307
2.5.Extinción del contrato ................................................ . 284 4. Becas .................................................................................... . 310
3. Contrato de trabajo eventual ............................................... . 285
3.1. Caracteres de la contratación eventual.. ...................... . 286 Práctica Laboral. Modelos ................................................................... . 310
3.2. Diferencias con otras modalidades .............................. . 287 Jurisprudencia ...................................................................................... . 314
3.3. For1na del contrato ................................................. .-... . 287
3.4. Prueba del contrato .................................................... . 288
3.5. Supuestos previstos en la normativa ........................... . 288 CAPÍTULO X
3.6. Servicios extraordinarios determinados de antemano .. . 288
3. 7. Exigencias extraordinarias y transitorias de la empresa, DERECHOS Y DEBERES DE LAS PARTES
explotación o establecimiento ..................................... . 288
3.8. Régimen jurídico ........................................................ . 291 I. Concepto y alcance .................................................................... . 321
3.9. Improcedencia del período de prueba en los contratos
de trabajo eventual ..................................................... . II. Deberes de conducta comunes a las partes ................................. . 321
291 1. Deber de buena fe ................................................................ . 322
3.10. Extinción del contrato ................................................ . 292
4. Empresas de servicios eventuales .......................................... . 2. Deber de colaboración y solidaridad .................................... . 322
293
4.1. Regulación legal de las empresas de servicios eventua- III. Derechos del empleador ............................................................. . 323
les ............................................................................... . 293 1. Facultad de organización ..................................................... . 323
4.2. Elementos esenciales para la contratación a través de 2. Facultad reglamentaria ........................................................ . 323
una ESE ....................... ·............................................... . 293 3. Facultad de dirección ........................................................... . 324
4.3. Relación entre la ESE y el trabajador .......................... . 294 4. Facultad de control .............................................................. . 325
4.4. Causas que justifican la contratación eventual ............ . 294 4.1. Control sobre la prestación del trabajo ....................... . 326
4.5. Registro de los contratos ............................................ . 295 4.2. El control y las nuevas tecnologías .............................. . 326
4.6. Períodos de receso. Deber de dar ocupación ............... . 295 4.3. Control de salida ........................................................ . 326
4. 7. Denuncia del contrato ................................................ . 296 4.4. Controles médicos ...................................................... . 327
5. Contrato de equipo .............................................................. . 297 4.4.1. Control de ausentismo .................................... . 327
5.1. Facultades del jefe de equipo ...................................... . 297 4.4.2. Control del embarazo de la trabajadora ......... . 327
5.2. Integrantes del equipo ................................................. . 298 5. Facultad de modificar las condiciones del contrato. Ius va-
5.3. Remuneración ............................................................ .
5 .4. Diferencias con el contrato por equipos de la ley
298 ·~·················································································· 328
5 .1. Requisitos ................................................................... . 328
11.544 ········································································· 298 5 .2. Consentimiento .......................................................... . 329
5.5. Norma antifraude. Art. 102, LCT ............................... . 299 5.3. Cambios posibles ........................................................ . 330
6. Contrato a tiempo parcial .................................................... . 299 5.3.1. Modalidades de la prestación de las tareas ..... . 330
6.1. Limitación temporal ................................................... . 300 5 .3.2. Distribución del tiempo de trabajo ................. . 331
6.2. Modalidades contractuales a las que resulta aplicable .. 300 5 .3 .3. Lugar de la prestación .................................... . 331
6.3. Cálculo de la remuneración ........................................ . 301 5 .4. Remuneración ............................................................ . 332
6.4. Prohibición de realizar horas extra ............................. . 302 5.5. Acciones del trabajador frente al ejercicio abusivo del
6.5. Contrato a tiempo parcial y jornada reducida. Diferen- ius variandi ................................................................ . 332
cias ............................................................................. . 302 5 .5 .1. Despido indirecto ........................................... . 332
6.6. Extinción del contrato ................................................ . 302 5 .5 .2. Acción cautelar o de reposición ...................... . 333
7. Contrato de aprendizaje ....................................................... . 302 5.5.3. Acción de daños y perjuicios .......................... . 334
7.1. Introducción ............................................................... . 302 5 .5 .4. Excepción de incumplimiento contractual ...... . 334
7.2. Caracteres del contrato. Forma y plazo ....................... . 303 6. Poder disciplinario ............................................................... . 335
7.3. Límites a la contratación ............................................ . 303 6.1. Requisitos para el ejercicio del poder disciplinario ...... . 335·
7.4. Preaviso. Conversión del contrato ............................... . 304 6.2. Tipos de sanciones disciplinarias ... ~ ............................. . 336
VIII. Contratos no laborales ............................................................... . 304 6.3. Plazo para impugnar la suspensión disciplinaria ......... . 338
1. Pasantías .............................................................................. . 304 IV. Deberes del empleador ............................................................... . 338 '
1.1. Pasantías ed~cativas: ley 26.427 (BO del 22/12/2008) y 1. Pago de la remuneración ...................................................... . 339
reglamentac1on ........................................................... . 304 2. Deber de previsión ............................................................... . 340
ÍNDICE GENERAL XIX
XVIII MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA
Pág.
Pág.
2.2.2. Invenciones de explotación o de empresa ...... .. 365
2.1. Deber de seguridad personal ....................................... . 340 366
2.2. Deber de seguridad patrimonial o indemnidad ........... . 341 2.2.3. · Invenciones de servicio o contractuales ........... .
2.3. Obligación de guardar secretos ................................... . 366
2.3. Deber de protección, alimentación y vivienda ............. . 342 366
3. Deber de dar ocupación ....................................................... . 343 3. Derecho a la formación profesional en las pymes ................ ..
344 4. Derecho a la libertad de expresión ....................................... . 367
3 .1. Excepciones ......... :...................................................... .
4. Deber de diligencia e iniciativa ............................................. . 344 5. Derecho a la intimidad: nuevas tecnologías y utilización del
5. Deber de formación profesional ........................................... . 346 correo electrónico ................................................................ . 367
6. Deber de información. Balance social.. ................................. .. 347 6. Percepción del salario .......................................................... . 368
6 .1. Deber de información ................................................. . 347 7. Ocupación efectiva ............................................................. .. 368
6.2. Balance social ............................................................ .. 348 8. Igualdad de trato y no discriminación ................................. .. 369
7. Deber de no discriminar e igualdad de trato ........................ . 349 8.1. Introducción ............................................................... . 369
8. Deber de observar las obligaciones frente a los organismos 8.2. La discriminación y su tratamiento legal.. ......... :......... . 369
9. Discriminación en el derecho del trabajo ............................ .. 371
sindicales y de la seguridad social. Entrega de certificado de
trabajo ................................................................................. . 349 VI. Acoso sexual y mobbing ........................................................... . 371
8.1. Introducción ............................................................... . 349 1. Acoso sexual ........................................................................ . 371
8.2. Deber de ingresar aportes y contribuciones ................. . 350 2. Mobbing o acoso psicológico en el ámbito laboral... ............ . 372
8.3. El art. 132 bis de la LCT ............................................. . 351 2.1. Concepto ................................................................... .. 372
8.4. Retenciones a cargo del empleador ............................. . 351 2.2. Características y elementos ......................................... . 373
8.5. Retención y falta de ingreso: art. 132 bis, LCT ........... . 352 2.3. Tipos de mobbing organizacional ............................... . 373
8.6. Importe de la sanción. Momento hasta el que se deven- 2.4. Consecuencias ............................................................ . 374
ga ............................................................................... . 352 2.5. Regulación legal ......................................................... . 375
8.7. Intimación ................................................................. .. 353
8.8. Condiciones de procedencia de la sanción .................. . 353 VII. Deberes del trabajador ............................................................... . 375
8.9. Improcedencia de la sanción frente a la falta de registro 1. Introducción ........................................................................ . 375
del contrato ................................................................ . 354 2. Deberes del trabajador ......................................................... . 375
8.10. Plazos ......................................................................... . 354 2.1. Deber de diligencia y colaboración ............................ .. 375
8.11. Momento a partir del cual se computa la sanción. Pos- 2.2. Deber de fidelidad ....................................................... . 376
turas ........................................................................... . 355 2.3. Deber de guardar reserva o secreto de informaciones .. . 377
9. Deber de entregar constancias documentadas y certificados de 2.4. Deber de obediencia ................................................... . 377
trabajo y de servicios y remuneraciones ............................... . 356 2.5. Custodia de los instrumentos de trabajo ..................... . 378
9 .1. Introducción .............................................................. .. 356 2.6. Responsabilidad por daños ........................................ .. 379
9 .2. Certificado de trabajo ................................................ .. 357 2.7. Deber de no concurrencia .......................................... .. 379
9.3. Contenido y forma de los certificados de trabajo ........ . 358 2.8. Deber de prestar auxilio o ayudas extraordinarias ...... . 380
9 .4. Certificado de servicios y remuneraciones .................. .. 359 2.9. Deber de no aceptar sobornos ................................... .. 381
9.4.1. Regulación. Forma ......................................... . 359 Práctica laboral. Modelos ..................................................................... . 381
9.4.2. Sujetos obligados a entregar los certificados. So-
lidaridad ......................................................... . 360 Jurisprudencia ...................................................................................... . 385
9.4.3. Arts. 14, 29 y 29 bis, LCT .............................. . 360
9.4.4. Arts. 30 y 31, LCT ......................................... . 361
9.4.5. Ind~:nnización por incumplimiento de la obli- CAPÍTULO XI
gac1on contractual ......................................... .. 361
9 .5. Necesidad de intimación previa .................................. . 361 REMUNERACIONES
9 .5 .1. Cuestionamiento de la constitucionalidad del
I. La remuneración: importancia y proyecciones .......................... .. 395
. p~~zo del art. 3º, dec. 146/2001 ..................... .. 362
9.6. Prescr1pc1on ................................................................ . 1. Concepto ............................................................................. . 395
362 395
2. Carácter oneroso de la remuneración ................................... .
v. Derechos del trabajador ............................................................. . 363 3. Naturaleza y composición de la remuneración ..................... . 396
1. Introducción ........................................................................ . 363 4. Diferencias con conceptos no remuneratorios ...................... . 397
2. Invenciones o descubrimientos del trabajador ...................... . 363 5. Caracteres de la remuneración ............................................. . 398
2.1. Introducción ............................................................... . 363
2.2. Clasificación ............................................................... . 364 II. Salario mínimo, vital y móvil ..................................................... . 401
2.2.1. Invenciones personales o libres ....................... . 365 1. Introducción ........................................................................ . 401
XX MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA
ÍNDICE GENERAL XXI
Pág.
2. Fijación del monto................................................................ 401 Pág.
3. El salario mínimo como referente de otros institutos ............ 401 4.1.2. Excepciones a la naturaleza salarial del pago en
4. Evolución del salario, mínimo vital y móvil en la Argentina.. 402 especie. Estipulación legal................................ 428
4.1. Evolución del monto.................................................... 402
5. Salario mínimo vital. Diferencias con el salario garantizado y V. Retribuciones especiales para el personal jerárquico................... 429
el salario convencional .................... ;................ ;.................... 403 VI. Protección de la remuneración.................................................... 430
5 .1. Salario garantizado...................................................... 403 1. Introducción......................................................................... 430
5 .2. Salario convencional..................................................... 403 2~ Protección de la remuneración frente al empleador............... 430
III. Incremento de la remuneración básica en los convenios c:olectivos 2.1. Pago de la remuneración (arts. 124 a 129, LCT).......... 431
de trabajo.................................................................................... 404 2.1.1. Sujetos............................................................. 431
1. Decs. 1273/2002, 2641/2002 y 90512003 ............................. 404 2.1.2. Tiempo............................................................ 432
1.1. Inconstitucionalidad. Doctrina de la CSJN .................. 404 2.1.2.1. La opción por el despido indirecto.
1.2. Decs. 39212003. Transformación escalonada del au- Necesidad de intimación previa......... 433
mento no remunerativo .. .. .. .... .. .. .. .. ... . .. ... . ... .. ..... .... .. ... 405 2.1.2.2. La retención de tareas ....................... 433
2.1.3. Lugar............................................................... 434
IV. Clasificación de la remuneración................................................. 405 2.1.4. Medios de pago............................................... 434
1. Introducción ........................................................ .-................ 405 2.2. Prueba del pago. Recibos............................................. 437
2. Por tiempo y por resultado .... .. ....... .. ... .. .. ... . .. .. .. ..... .. ... .... .. .. . 406 2.2.1. Contenido del recibo de haberes...................... 439
2.1. Por tiempo (art. 104, LCT) .......................................... 406 2.2.2. La exigencia del doble ejemplar....................... 440
2.2. Por resultado y rendimiento (art. 104, LCT) ................ 407 2.2.3. Firma en blanco. Presunciones......................... 440
2.2.1. A destajo o por unidad de obra ...... ~................ 408 2.3. Adelantos (art. 130, LCT)............................................ 440
2.2.2. Comisión (arts. 108 y 109, LCT) ..................... 409 2.4. Retenciones, deducciones y compensaciones (arts. 131 a
2.2.2.1. Clases de comisiones......................... 410 133, LCT).................................................................... 441
2.2.2.2. Liquidación de las comisiones ........... 411 2.4.1. Excepciones a la prohibición de retener........... 441
2.2.3. Primas............................................................. 411 VII. Protección de la remuneración frente a los acreedores del empleador
3. Remuneraciones principales y complementarias.................... 412 (privilegios) y del trabajador, y frente al propio trabajador......... 443
3.1. Remuneraciones complementarias............................... 412 1. Protección frente a los acreedores del empleador en la quie-
3.1.1. Sueldo anual complementario (SAC), arts. 121 bra. Privilegios...................................................................... 443
a 123, LCT ...................................................... 412 2. Protección frente a los acreedores del trabajador. Inembarga-
3.1.1.1. Fechas de pago del sueldo anual com- bilidad .................................................................................. 446
plementario ........ .......... ............. ........ 413 3. Protección frente al propio trabajador.................................. 447
3.1.1.2. Incidencia del SAC en el rubro indem-
nización por antigüedad.................... 414 VIII. Prestaciones no remuneratorias................................................... 448
3.1.2. Gratificaciones (art. 104, LCT) ........................ 414 1. Beneficios sociales (art. 103 bis, LCT) ................................... 449
3 .1.2.1. La gratificación y su exigibilidad .. ..... 414 1.1. Definición. Caracteres.................................................. 449
3.1.3. Participación en las ganancias (art. 110, LCT). 416 1.2. Enumeración............................................................... 450
3.1.3.1. ·Habilitación...................................... 417 2. Prestaciones y compensaciones complementarias no remune-
3.1.4. Propinas (art. 113, LCT) ................................. 418 rativas................................................................................... 454
3 .1.4 .1. El carácter salarial de la propina ....... 418 Práctica laboral..................................................................................... 455
3.1.4.2. La situación especial de los trabajado-
res gastronómicos en relación con la Jurisprudencia....................................................................................... 457
propina............................................. 419
3.1.5. Viáticos (art. 106, LCT)................................... 420
3.1.5.1. El viático y el reintegro de viáticos. Su CAPÍTULO XII
diferente naturaleza........................... 421
RÉGIMEN DE JORNADA. DESCANSOS, FERIADOS,
3.1.6. Adicionales...................................................... 421
3.1.6.1. Clasificación de adicionales remunera- VACACIONES Y LICENCIAS
torios ................................................ . 422 I. Concepto de jornada................................................................... 4 73
4. En dinero y en especie (arts. 105 y 107, LCT) ...................... . 425
4.1. La remuneración en especie ......... ~ .............................. . 426 11. Criterios para definir a la jornada............................................... 473
4.1.1. Tipos de remuneración en especie ................... . 427 III. Regulación legal de la jornada en Argentina. Extensión. Funda-
mento ............. ;........................ ~··················································· 4 74
XXII MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA ÍNDICE GENERAL XXIII

Pág. Pág.
IV. Exclusión de la legislación provincial ......................................... . 475 6. Período de otorgamiento ....................................................•.. 502
7. Omisión de otorgamiento ................................................. ,.. . 503
V. Exclusiones y excepciones .......................................................... . 475 8. Retribución .......................................................................... . 504
VI. Trabajos exceptuados de la jornada máxima de la ley 11.544 .... . 476 9. Pymes .................................................................................. . 505
1. Directores y gerentes. Carácter del empleo. Ley 26~597 (BO 1O. Extinción del contrato ......................................................... . 506
del 11/6/2010) ..................................................................... . 476
2. Trabajos con jornada especial en razón de la actividad o la 01::- XX. Régimen de las licencias especiales ............................................. . 507
ganización del trabajo .......................................................... . 477 1. Matrimonios de igual sexo ................................................... . 508
VII. Trabajos con jornada máxima sobre la cual se puede obligar, Práctica laboral .................................................................................... . 509
excepcionalmente, a trabajar horas extraordinarias ................... . 479 Jurisprudencia ...................................................................................... . 512
l. Auxilios o ayudas extraordinarias en horas suplementarias
para casos excepcionales ...................................................... . 479
2. Trabajos en ~oras suplementarias en forma temporaria previa
CAPÍTULO XIII
reglamentac1on ..............................................................•...... 480
VIII. Jornada normal diurna ............................................... .'............... . 480 TRABAJO DE MUJERES Y DE MENORES
IX. Jornada nocturna ........................................................................ . 481 I. Trabajo de mujeres ...................................................................... . 517
X. Jornada insalubre ........................................................ ~··············· 482 1. Antecedentes ........................................................................ . 517
2. La protección en la legislación actual.. ................................. . 517
XI. Jornada promedio admitida por la disponibilidad colectiva 2.1. Normas de la Organización Internacional del Trabajo
(art. 198, LCT) ........................................................................... . 484 (OIT) .......................................................................... . 517
XII. Otros tipos de jornada ............................................................... . 485 2.2. La regulación de la protección en la Ley de Contrato de
XIII. Horas extraordinarias .................................... :........................... . 486 Trabajo (LCT) ··························~·································· 518
2.3. La Constitución Nacional, Tratados y Pactos Interna-
1. Pago de las horas extras ....................................................... . 486 cionales ....................................................................... . 518
2. Prueba ................................................................................. . 487
3. Contrato de trabajo a tiempo parcial ................................... . 487 2.4. Otras leyes .................................................................. . 519
4. Registro. Art. 6º, ley 11.544 ................................................. . 488 3. Prohibiciones respecto del trabajo de mujeres ...................... . 520
5. Pago de las horas que exceden la jornada pactada inferior a la II. Protección de la maternidad ....................................................... . 521
legal······~··············································································· 488 l. Licencia por nacimiento. Prohibición de trabajar ................. . . 521
6. Límite a la realización de horas extraordinarias ................... . 489 2. Conservación del empleo ..................................................... . 522
XIV. Las pausas en la relación de trabajo ........................................... . 490 3. Aplicación del régimen de enfermedades inculpables ........... . 522
4. Obligación de comunicar el embarazo. Estabilidad .............. . 523
XV. Descanso diario .......................................................................... . 490 4.1. Presunción. Inversión de la carga de la prueba ............ . 525
l. Descanso dentro de la jornada ............................................. . 490 5. Descansos diarios por lactancia ........................................... . 526
2. Descanso entre jornadas ...................................................... . 491 6. Opciones de la trabajadora al finalizar la licencia por mater-
XVI. Descanso semanal ...................................................................... . 491 nidad ................................................................................... . 527
XVII. Descanso compensatorio ............................................................ . 492 7. Estado de excedencia ........................................................... . 529
8. Reingreso de la trabajadora ................................................. . 530
XVIII.Feriados y días no laborables ..................................................... . 494
1. Días no laborables u optativos ............................................. . 496 III. Ley 26.485 de Protección Integral a las Mujeres (BO del 14/4/2009)
y <lec. 1011/2010 (BO del 20/7/2010) ........................................ . 532
XIX. Vacaciones anuales ..................................................................... . 497 1. Ámbito de aplicación de la norma y objeto .......................... . 532
1. Concepto ............................................................................. . 497 2. Violencia contra la mujer: definición .................................... . 532
2. Requisitos para su goce ........................................................ . 498 3. Derechos tutelados ............................................................... . 532
2.1. Tiempo mínimo .......................................................... . 498 4. Tipos de violencia contra la mujer ....................................... . 533
2.1.1. Días trabajados .............................................. . 499 5. Modalidades de la violencia. Violencia laboral....; ................ . 533
2.2. Antigüedad ................................................................. . 499
3. Distintas situaciones ............................................................ . 500 IV. Protección del matrimonio ......................................................... . 534
4. Plazos .................................................................................. . 501 1. Introducción ........................................................................ . 534
5. Acumulación y fraccionamiento ........................................... . 501 2. Regulación en la LCT ........ ,. ................................................. . 535
!,,
XXIV MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA ÍNDICE GENERAL XXV
Pág. Pág.
3. Operatividad del art. 181, LCT, frente al despido del trabaja- ·VIII. Despido ...................................................................................... . 566
dor........................................................................................ 536
4. Ley 26.618 (BO del 22/7/2010) ............................................ 537 Práctica laboral. Modelos ..................................................................... . 567
5. Acumulación de indemnizaciones. Posturas.......................... 537 Jurisprudencia ...................................................................................... . 569
6. Cálculo de la indemnización................................................. 538
V. Trabajo de menores .................................................................... . 538
1. Protección legal del trabajo de menores .............................. .. 538 l CAPÍTULO XV
1.1. Constitución Nacional, convenios y pactos internacio-
nale·s ........................................................................... . 538 SUSPENSIÓN DEL CONTRATO DE TRABAJO
1.2. Convenios de la OIT .................................................... . 539 I. Concepto de suspensión ............................................................ .. 573
1.3. Regulación en la LCT y en otras leyes ........................ . 539:
1. No tas características ........................................................... .. 573
2. Capacidad. Prohibición de trabajar ...................................... . 539 ¡
3. Régimen de jornada y descansos ......................................... .. 540 II. Suspensiones por causas económicas y disciplinarias ................. .. 574
4. Ahorro ........................ ~ ........................................................ . 541 1. Requisitos de validez ........................................................... .. 574
5. Protección psicofísica ........................................................... . 541 1.1~ Justa causa .................................................................. . 574
6. Ley 26.390 (BO del 25/6/2008). Prohibición del trabajo in- 1.2. Plazo fijo .................................................................... .. 575
fantil y protección del trabajo adolescente ........................... . 542 1.3. Notificación por escrito ............................................. .. 575
6.1. Elevación de la edad mínima ..................................... .. 543 2. Plazos máximos ................................................................... . 575
6.2. Salario ........................................................................ . 543 3. Salarios de suspensión .......................................................... . 576
6.3. Jornada de trabajo, descansos y vacaciones ................ . 544, 3.1. Suspensiones por causas económicas ......................... .. 577
6.4. Accidentes y enfermedades inculpables ...................... .. 544 3.1.1. Suspensión por falta o disminución de trabajo 578
6.5. Estatutos .................................................................... .. 545 3.1.2. Suspensión por fuerza mayor ......................... .. 578
6.6. Derecho colectivo ....................................................... . 545 4. Procedimiento preventivo de crisis ...................................... .. 579
6.7. Contrato de aprendizaje ............................................ .. 545 4 .1. Generalidades ........................... ~ ................................. . 579
6.8. Cláusulas transitorias ................................................ .. 545. 4.2. Incumplimiento ................ ·.......................................... . 581
7. Ley 26.847 (BO del 12/4/2013). Art. 148 bis del Código 4.3. Etapas del procedimiento ........................................... .. 582
Penal ................................................................................... .. 546 4.4. Efectos del procedimiento de crisis ............................ .. 583
4.5. Suspensión concertada ................................................ . 583
Práctica laboral. Modelos ..................................................................... . 546··.
4.6. Suspensión disciplinaria .............................................. . 584
Jurisprudencia ...................................................................................... . 549 / 4. 7. Suspensión por quiebra ............................................... . 584
~=~""
4.8. Suspensión preventiva .................................................. . 585
4.9. Suspensión precautoria o cautelar .............................. .. 587
CAPÍTULO XIV 4.10. Suspensión por desempeño de cargos electivos y gre-
miales ......................................................................... . 588
ENFERMEDADES Y ACCIDENTES INCULPABLES 4.11. Servicio militar. Convocatorias especiales ................... . 589
I. Concepto y alcance .................................................................... . 553 Práctica laboral. Modelos ..................................................................... . 590
II. Obligaciones del dependiente. Facultades del empleador ............ . 555 Jurisprudencia ...................................................................................... . 591
III. Licencia por enfermedad. Cómputo de los plazos retribuidos .... .. 558
IV. Distintas hipótesis: reincorporación al trabajo. Incapacidad CAPÍTULO XVI
absoluta...................................................................................... 559
1. Incapacidad definitiva parcial............................................... 560 ESTABILIDAD. PREAVISO. DESPIDO.
2. Incapacidad absoluta ..................... _....................................... 561 CASOS DE INJURIA
V. Resolución 239/2013 MTEySS (BO del 5/4/2013): opción de la I. Estabilidad en el empleo.............................................................. 593
modalidad de teletrabajo para los trabajadores que se encuentren 1. Reinstalación en caso de discriminación. Jurisprudencia de la
en la situación prevista por el art. 212, LCT .... .. .. .. .. .. ......... ........ 5 63 Corte Sup.: fallo "Álvarez, Maximiliano y otros v. Cencosud
VI. Liquidación de salarios por enfermedad...................................... 5 64 SA" (7/12/2010) .................................................................... 594
2. Reinstalación en caso de discriminación. Jurisprudencia de la
VII. Conservación del empleo ............ ......... ........ .... .... .. ......... ............ 5 65 Corte Sup.: fallo "Cejas, A~rián E. v. Fate SA" (261312013) ... 599
XXVI MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA GENERAL XXVII

Pág. Pág.
II. Protección contra el despido ...................................................... . 599 CAPÍTULO XVII
III. Perfeccionamiento de la extinción. Deberes de las partes ............ . 601 RÉGIMEN INDEMNIZATORIO. ART. 245, LCT, Y RUBROS
IV. Pre aviso ...................................................................................... . 601 PRINCIPALES. INDEMNIZACIONES AGRAVADAS
1. Concepto ............................................................................. . 601 I. Régimen indemnizatorio ............................................................. 635
2. Plazos .................................................................................. . 602 1. · Indemnización por antigüedad. Art. 245, LCT ...................... 635
3. Perfeccionamiento ................................................................ . 603 1.1. Antigüedad.................................................................. 636
4. Efectos .............................................................. ;.................. . 604 1.2. Mejor remuneración, mensual, normal y habitual........ 638
5. Indemnización sustitutiva .................................................... . 606 1.2.1. Remuneración................................................. 638
6. Integración del mes de despido ............................................ . 607 1.2.2. Mensual .................................................... ;..... 639
1.2.3. Habitual.......................................................... 641
V. Despido ...................................................................................... . 608 1.2.4. Normal............................................................ 641
1. Concepto ............................................................................. . 608 1.2.5. Mejor.............................................................. 642
2. Comunicación. Efectos ......................................................... . 609 1.3. Tope salarial................................................................ 643
3. Clasificación ....................................................................·.... . 610 2. Fallos de la Corte.................................................................. 644
3 .1. Despido directo .......................................................... . 611 2.1. Evolución histórica...................................................... 644
2.2. Cambio de criterio: el fallo "Vizzoti" (14/9/2004)........ 646
3.2. Despido indirecto ....................................................... . 611
3. Otros aspectos de la aplicación del tope en el art. 245, LCT. 648
VI. Despido con justa causa ............................................................ .. 612 3.1. Indemnización mínima ................................................ 652
1. Expresión de la causa. Invariabilidad. Art. 243, LCT .......... .. 612 4. Indemnización sustitutiva de preaviso (arts. 231 y 232, LCT) 653
2. Injuria. Valoración ............................................................... . 614 5. Integración del mes de despido (art. 233, LCT)..................... 653
6. Conceptos de pago obligatorio cualquiera sea la causa de la
VII. Casos de injuria del trabajador .................................................. . 616 extinción............................................................................... 654
1. Inasistencias y falta de puntualidad ...................................... . 617 6.1. Sueldo anual complementario (SAC) proporcional
2. Agresión a compañeros, riñas e insultos ............................... . 617 (art. 123, LCT) ............................................................ 654
3. Estado de ebriedad y consumo de drogas ............................. . 618 6.2. Vacaciones proporcionales (art. 156, LCT) .................. 655
6.3. Días trabajados hasta el despido.................................. 657
4. Iniciación de juicios contra el empleador ............................. . 619
7. Indemnizaciones en distintos contratos................................. 657
5. Pérdida de confianza ............................................................ . 619 7.1. Contrato a plazo fijo (arts. 90 a 95, LCT): .............. '..... 657
6. Comisión de un delito .......................................................... . 620 7.2. Contrato eventual (arts. 99 y 100, LCT, y 68 a 80,
7. Disminución del rendimiento ............................................... . 620 ley 24.013) .................................................................. 657
8. Participación en una huelga ................................................. . 621 7.3. Contrato de temporada (arts. 96 a 98, LCT)................ 657
9. Uso indebido del correo electrónico e Internet .... ;............... .. 621 8. Plazo de pago de las indemnizaciones. Art. 255 bis, LCT (conf.
10. Otros casos de injuria del trabajador ... ~ ............................... . 621 ley 26.592, BO del 26/5/2010) .............................................. 657
9. Falta de pago en término. Art. 9º, ley 25.013 ........................ 658
VIII. Casos de injuria del empleador ................................................. .. 622 10. Incumplimiento de los acuerdos. Temeridad y malicia.
1. Negativa de vínculo ............................................................. . 622 Art. 275, LCT. Ley 26.696 (BO del 29/8/2011)..................... 660
2. Falta de pago de las remuneraciones .................................... . 622 11. Incremento indemnizatorio del art. 2º, ley 25 .323 ................. 661
3. Exceso de ius variandi ......................................................... . 623 12. Ejercicios. Casos prácticos·····························~······················ 664
4. Suspensiones excesivas ......................................................... . 623 12.1. Despido por matrimonio con reclamo por los arts. 8º y
5. Falta de registración laboral... .............................................. . 623 15, ley 24.013. Piso mínimo. Tope............................... 664
6. Falta de depósito de aportes ................................................. . 623 12.1.1. Rubros de pago obligatorio............................. 665
12.2. Despido por maternidad con reclamo por arts. 9º y 15,
7. Silencio ante el emplazamiento del trabajador ..................... . 624 ley 24.013, y art. 132 bis, LCT (ley 25.345) ................ 665
8. Negativa de tareas ............................................................... . 624 12.2.1. Rubros de pago obligatorio............................. 665
9. Acoso sexual ........................................................................ . 624 12.3. Despido durante el goce de la licencia por enfermedad
10. Mobbing ............................................................................. . 624 y accidente inculpable (art. 213, LCT). Trabajador par-
11. Otros actos de discriminación .............................................. . 624 cialmente registrado. Art. 1º, ley 25 .323 .. ........... .. ....... 666
12.3.1. Rubros de pago obligatorio............................. 666
Práctica laboral. Modelos ..................................................................... . 625 12.4. Despido del delegado gremial. Falta de entrega de certi-
Jurisprudencia ....................................................................................... . 628 ficados de trabajo (art. 80, LCT, según ley 25.345) ...... 666
XXVIII MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA
ÍNDICE GENERAL XXIX
Pág.
Pág.
12.4.1. Rubros de pago obligatorio............................. 667
12.5. Despido con reclamo en los arts. 10 y 15, ley 24.013. III. Clasificación según el origen de la causa o la voluntad que la
Art. 2º, ley 25.323. Tope.............................................. 667 motiva......................................................................................... 692
12.6. Despido con pago de indemnización reducida. Art. 247, 1. Extinción por voluntad del empleador.................................. 693
LCT ...................... :...................................................... 668 a) Despido con justa causa............................................... 693
12. 7. Trabajadora que rescinde el contrato al finalizar la li- b) Despido sin justa causa................................................ 693
cencia por maternidad. Liquidación final..................... 668 2. Extinción por causas ajenas a la voluntad de las partes......... 693
a) Causas que afectan al empleador................................. 693
II. Las indemnizaciones y el impuesto a las ganancias ................ ~..... 668
a.l) Causas económicas.......................................... 693
III. Intereses en las indemnizaciones.................................................. 669 a.1.1) Falta o disminución del trabajo......... 694
l. Capital Federal..................................................................... 669 a.1.2) Fuerza mayor.................................... 695
2. Provincia de Buenos Aires y otras jurisdicciones................... 669 a.1.3) Quiebra o concurso del empleador.... 69 5
3. Fecha del cómputo................................................................ 669 a.2) Causas biológicas............................................ 697
4. Intereses punitorios ............................................................... 670 a.2.1) Muerte del empleador ... ... .... ... .. ... .... . 697
5. Ley 24.283............................................................................ 670 b) Causas que afectan al trabajador................................. 698
6. Pago en juicio....................................................................... 671 b.l) Incapacidad del trabajador.............................. 698
IV. Referencia histórica. Régimen indemnizatorio de la ley 25.013 b.1.1) Incapacidad definitiva parcial............ 698
derogado por la ley 25.877 (aplicable a contratos iniciados desde b.2) Inhabilidad del trabajador............................... 700
el 3/10/1998 y extinguidos hasta el 27/3/2004) ........................... 671 b.3) Jubilación ordinaria del trabajador.................. 701
1. Ámbito temporal de aplicación de la LCT sin la reforma de la b.4) Muerte del trabajador ..................................... 703
ley 25.013 y de la LCT seg6n redacción de la ley 25.877...... 671 3. Extinción por voluntad del trabajador.................................. 706
2. Generalidades ........................................ ·.. .... .. ... .... ... ... .. .. .. .. .. 672 a) Despido indirecto........................................................ 706
3. Preaviso ................................................................................ 674 b) Renuncia ... .. .. ... . .. .. ........... .. .. .. .. .. ..... .. ... ... .. ..... .. ...... .. ... 706
4. Indemnización por antigüedad.............................................. 675 c) Abandono de trabajo................................................... 707
5. Despido discriminatorio........................................................ 677 4. Extinción por voluntad de ambas partes............................... 708
6. Extinción por fuerza mayor y falta o disminución de trabajo 679 a) Disolución por voluntad concurrente de las partes o
mutuo acuerdo............................................................ 708
V. Despido por maternidad ............................................................. 680 b) Vencimiento de plazo cierto......................................... 71 O
VI. Despido por matrimonio............................................................. 680 c) Cumplimiento del objeto o finalización de obra........... 710
VII. Despido durante la licencia por enfermedad................................ 680 Práctica laboral. Modelos...................................................................... 71 O
VIII. Despido de representantes sindicales ......................................... .. 680 Jurisprudencia ...................................................................................... .. 711
IX. Daño moral. ............................................................................... . 681
X. Multas de la ley 24.013 ... ~ ......................................................... .. 682 CAPÍTULO XIX

XI. Incremento indemniza torio del art. 1º, ley 25 .323 ...................... . 682 RÉGIMEN DE LAS PEQUEÑAS Y MEDIANAS EMPRESAS
XII. Art. 80, párr. 1º, LCT, y art. 132 bis, LCT (según ley 25.345) ... .. 682 (PYMES). ESTATUTOS ESPECIALES
XIII. Art. 80, LCT, segundo a cuarto párrafos (según ley 25.345) ....... . 682 l. La ley 24.467 .............................................................................. 719
XIV. Indemnización por clientela (viajantes de comercio) .................. .. 682 l. Aspectos generales................................................................ 719
2. Definición de pequeña y mediana empresa (PyMEs) ............. 720
Jurisprudencia ...................................................................................... . 682 3. Efectos.................................................................................. 720
4. Modificaciones operativas en forma automática................... 720
5. Registro Único de Personal................................................... 720
CAPÍTULO XVIII 6. Mod~lidades de contratación de la Ley Nacional de Empleo 721
7. Preav1so ................................................................................ 721
FORMAS DE EXTINCIÓN DEL CONTRATO DE TRABAJO 8. Formación profesional.......................................................... 722
9. Disponibilidades colectivas permitidas por la ley. Negociación
l. Clasificación de las formas de extinción ..................................... . 691 colectiva................................................................................ 722
II. Clasificación según los efectos indemnizatorios ......................... .. 691 9 .1. Pago del sueldo anual complementario .. ... .. ... ... .. .. .. .. . .. 723
9 .2. Vacaciones................................................................... 723
XXX MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA GENERAL XXXI

Pág. Pág.
9.3. Régimen de extinción del contrato de trabajo.............. 723 2.23. Tribunal de Trabajo para el Personal de Casas Particu-
9.4. Redefinición de puestos de trabajo............................... 724 lares............................................................................. 743
9 .5. Período de prueba........................................................ 724 2.24. Sustituciones. Exclusión ................................. :............. 744
9.6. Aplicación a los casos de subcontratación y solidari- VII. Docentes particulares. Ley 13.047............................................... 744
dad.............................................................................. 724 1. Clasificación......................................................................... 745
9. 7. Asignaciones familiares................................................ 725 2. Derechos de los trabajadores................................................ 745
II. Regímenes de Regularización, Promoción y Protección del Empleo 3. Despido................................................................................ 745
Registrado. Ley 26.4 76 (BO del 24/12/2008) .............................. 725 4. Consejo Gremial de Enseñanza Privada................................ 746
III. Ley 26.496 (BO del 7/5/2009)..................................................... 728 VIII. Trabajo a domicilio. Ley 12.713 ........................................... '...... 746
1. Personal comprendido .. ... ..... .. ......... ... ... ..... .. ... ... .. .... ... ... ... .. . 746
IV. Estatutos especiales. Concepto y enumeración ........... ..... ............ 729 2. Categorías............................................................................. 747
V. Trabajadores de la construcción. Ley 22.250 .............................. 730 3. Remuneración....................................................................... 747
1. Ámbito de aplicación y exclusiones....................................... 730 4. Extinción de la relación........................................................ 748
2. Inscripción obligatoria. IERIC .............................................. 731 IX. Periodistas profesionales. Ley 12.908.......................................... 748
3. Libreta de aportes. Tarjeta "Soy constructor"........................ 731 1. Personal comprendido ..... .. .. .. .... .... ... .. .. .. ... ..... .. .. ... .... ... ... .... . 748
4. Fondo de cese laboral ........................... ~............................... 732 2. Matrícula.............................................................................. 748
5. Licencias............................................................................... 734
3. Período de prueba................................................................. 749
6. Prestaciones por desempleo. Aportes y contribuciones.......... 735
4. Categorías............................................................................. 749
VI. Servicio doméstico. Personal de casas particulares....................... 735 5. Remuneración....................................................................... 749
1. Dec.-ley 326/1956 (derogado por ley 26.844, BO del 6. Jornada y descansos.............................................................. 750
121412013) ............................................................................ 735 7. Extinción del contrato ................................·.......................... 750
2. Régimen especial de contrato de trabajo para el personal de
casas particulares: ley 26.844 (BO del 12/4/2013) ................ 736 X. Encargados de casas de renta. Ley 12.981................................... 751
2.1. Ámbito de aplicación................................................... 736 1. Personal comprendido.......................................................... 751
2.2. Modalidades de prestación.......................................... 736 2. Definición y alcances............................................................. 751
2.3. Aplicabilidad............................................................... 736 3. Período de prueba................................................................. 752
2.4. Exclusiones-prohibiciones............................................ 736 4. Derechos y obligaciones........................................................ 752
2.5. Principios de interpretación y aplicación de la ley........ 737 5. Remuneración ........................................ ;.............................. 753
2.6. Grupo familiar. Retribución......................................... 737 6. Descansos y vacaciones......................................................... 753
2.7. Contrato de trabajo. Libertad de formas. Presunción... 737 7. Enfermedades y accidentes inculpables y profesionales......... 753
2.8. Trabajo de los menores................................................ 737 8. Preaviso y extinción del contrato.......................................... 754
2.9. Deberes y derechos de las partes.................................. 738 XI. Viajantes de comercio. Ley 14.546.............................................. 755
2.9.1. Derechos......................................................... 738 1. Ámbito personal de aplicación de la· ley................................ 755
2.9 .2. Deberes ........................................................... 739 2. Relación de dependencia: configuración................................ 755
2.10. Documentación del empleado/a................................... 739 3. Obligación de llevar libro, art. 10 .................. :...................... 756
2.11. Remuneración............................................................. 739 4. Remuneración....................................................................... 756
2.12. Horas extras................................................................ 740 5. Licencias y vacaciones........................................................... 756
2.13. Sueldo anual complementario...................................... 740 6. Despido................................................................................ 757
2.14. Extinción del contrato. Pago proporcional................... 740
2.15. Licencias especiales...................................................... 740 XII. Trabajo agrario. Leyes 22.248 y 25.191 y dec. 453/2001. Ley
2.16. Accidentes y enfermedades inculpables........................ 740 26.727 (BO del 28/12/2011). Dec. 30012013 y 301/2013 (BO del
2.17. Protección de la maternidad y del matrimonio. Estabili- 22/3/2013) ........................................... ;...................................... 757
dad. Licencia................................................................ 741 1. Régimen de las leyes 22.248, 25.191 y el dec. 453/2001....... 757
2.18. Despido por causa de embarazo. Presunción. Indemni- 2. Nuevo Régimen del Trabajo Agrario. Ley 26.727 (BO del
zación especial. Matrimonio .. ............ ......... ......... ........ 741 28/12/2011) .......................................................................... 758
2.19. Preaviso ....................................................................... 741 2.1. Contrato de trabajo agrario. Definición....................... 758
2.20. Extinción del contrato de trabajo. Supuestos............... 742 2.2. Fuentes de regulación.................................................. 758
2.21. Indemnización por antigüedad o despido..................... 743 2.3. Actividades incluidas................................................... 758
2.22. Agravamiento por ausencia y/o deficiencia en la regis- 2.4. Exclusiones ......... .'..... ;........... ~ ................ ~..................... 759
tración ......................................................................... 743 2.5. Modalidades contractuales.......................................... 759
XXXII MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA ÍNDICE GENERAL XXXIII
Pág. Pág.
2.6.
Vivienda y alimentación............................................... 760 5. Obligaciones del empleador.................................................. 784
2. 7.
Remuneración............................................................. 760 6. Cantidad de delegados.......................................................... 784
2.8.
Jornada y descansos..................................................... 760 7. Reserva de puesto................................................................. 785
2.9.
Indemnización en caso de extinción del vínculo........... 761 8. Estabilidad gremial............................................................... 785
2.10.
Solidaridad en casos' de contratación, subcontratación y 9. Prescripción.......................................................................... 785
cesión y actuación de empresas subordinadas o relacio-
IV. Prácticas desleales....................................................................... 785
nadas. Regulación de la actuación de las cooperativas
1. Sanciones.............................................................................. 786
de trabajo ............................................................... ~.... 762
2. La protección de la OIT........................................................ 788
2.11. Servicio público de empleo para trabajadores tempora-
rios de la actividad agraria........................................... 762 V. Conflictos sindicales. Encuadramiento sindical............................ 788
2.12. Comisión Nacional de Trabajo Agrario (CNTA).......... 762 1. Encuadramiento sindical y convencional............................... 788
2.13. Ley de Contrato de Trabajo. Modificación. Aplicación 2. Procedimiento para dirimir cuestiones de encuadramiento
de otras leyes............................................................... 763 sindical ................... !............................................................. 789
3. Decretos 300/2013 (BO del 22/3/2013) y 301/2013 (BO del
22/3/2013). Reglamentación de las leyes 25.191 y 26.727 .... 764 VI. Asociaciones profesionales de empleadores................................. 791

Jurisprudencia ...................................................................................... . 765 VII. Protección de los representantes sindicales ................................. . 791
1. Tutela sindical ...................................................................... . 791
1.1. Concepto y alcances ................................................... . 791
1.2. Amparo sindical ......................................................... . 791
CAPÍTULO XX
1.3. Licencia gremial. ......................................................... . 792
ASOCIACIONES SINDICALES DE TRABAJADORES 1.4. Alcances de la protección ........................................... .. 793
1.5. Cese de la tutela .......................................................... . 793
I. Derecho colectivo ....................................................................... . 769 2. Acciones por reinstalación o por restablecimiento de las con-
1. Concepto ............................................................................. . 769 diciones de trabajo .............................................................. .. 794
2. Fuentes ................................................................................ . 769 2.1. Exclusión de tutela ..................................................... . 795
3. Contenido ............................................................................ . 770 2.2. Reinstalación .............................................................. . 796
4. Principios ............................................................................. . 770
Jurisprudencia ...................................................................................... . 797
II. Asociaciones sindicales de trabajadores ...................................... . 771
1. Concepto y caracteres .......................................................... . 771
2. Afiliación ............................................................................. . 772 CAPÍTULO XXI
3. Clasificación ....................................................................... .. 774
4. Asociaciones simplemente inscriptas y asociaciones con per- NEGOCIACIÓN COLECTIVA. CONVENIOS COLECTIVOS
sonería gremial .................................................................... . 775
4.1. Denegatoria de la inscripción ...................................... . 776 I. Negociación colectiva ................................................................ . 805
4.2. Inscripción y personería gremial ................................ .. 776 1. Aspectos generales .............................................................. .. 805
5. Derechos y obligaciones de las asociaciones sindicales ......... . 778 2. Procedimiento de la negociación colectiva .......................... .. 805
6. Unidad y pluralidad sindical ................................................ . 778 3. Las modificaciones introducidas por la ley 25.877 ............... . 807
7. El nuevo escenario jurisprudencia! en materia de libertad sin- 3 .1. Aspectos generales de la reforma ............................... .. 807
dical ..................................................................................... . 779 3.2. Deber de negociar de buena fe .................................... . 808
7.1. Fallo de la Corte Suprema, 11/11/2009, "ATE", sobre 3.3. El derecho a la información ....................................... .. 809
libertad sindical .......................................................... . 779 II. Convenios colectivos ................................................................. .. 809
7.2. Fallo de la Corte Suprema, 9/12/2009, "Rossi, Adriana 1. Definición ........................................................................... .. 809
María v. Estado Nacional-Armada Argentina-" ...... 780 2. Regulación ........................................................................... . 810
8. Derechos exclusivos de las asociaciones sindicales con perso- 3. Naturaleza jurídica .............................................................. . 810
nería gremial ........................................................................ . 780
4. Objeto ................................................................................ .. 811
III. Representación sindical en la empresa. Delegados del personal .. . 782 5. Ámbito de aplicación ................... ó •••••••••••••••••••••••••••••••••••••••• 811
1. Derechos de los trabajadores ............................................... . 782 6. Representación del sector empleador ................................... . 812
2. Requisitos ............................................................................ . 782 7. Homologación ..................................................................... . 813
3. Condiciones de elegibilidad .................................................. . 783 8. Procedimiento de la homologación ..................................... .. 813
4. Funciones del delegado ........................................................ . 784 9. Registro y publicación ........................................................ .. 814
XXXIV t.
MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA ÍNDICE GENERAL XXXV
Pág.
Pág.
10. Ámbito de aplicación y efectos ............................................. . 814 1.2. Procedimiento administrativo ..................................... .
11. Contenido ............................................................................ . 815 843
2. Administración del trabajo. Ley 25.877 ............................... . 844
12. Ámbito de la negociación colectiva. Tipos de convenios ....... . 815 2.1. Sistema Integral de Inspección del Trabajo y de la Segu-
13. Vigencia del convenio colectivo ............................................ . 817
ridad Social (SIDITySS) ............................................... . 844
13 .1. Entrada en vigencia y extinción del convenio colectivo 817 2.2. Simplificación y unificación de inscripción registra! .... .
13.2. Ultraactividad ............................................................ .. 818 846
2.3. Cooperativas de trabajo ............................................. .. 847
14. Articulación y sucesión de convenios .................................. .. 818 3. Régimen de sanciones por infracciones laborales ................. .
15. Contenido de los convenios colectivos ................................ .. 820 849
4. Derecho penal del trabajo .................................................... . 851
16. Características de los convenios colectivos en la Argentina ... 821
11. Servicio de conciliación laboral obligatoria (SeCLO) ................ .. 852
III. Comisiones paritarias ................................................................. . 822
1. Introducción ........................................................................ . 852
Jurisprudencia ...................................................................................... . 824 1.1. Competencia territorial del SeCLO ............................. . 853
1.2. Trámites exceptuados ................................................. . 853
1.3. Servicios brindados por el SeCLO .............................. .. 853
CAPÍTULO XXII 1.4. Conciliación laboral obligatoria: procedimiento ........ .. 853
2. Incumplimiento de los acuerdos. Temeridad y malicia. Ley
CONFLICTOS COLECTIVOS DE TRABAJO. 26.696 (BO del 29/8/2011) ................................................. .. 855
MEDIDAS DE ACCIÓN DIRECTA 3. Procedimiento ante el SECOSE ........................................... .. 856
I. Conflictos colectivos ................................................................. .. 827 III. Procedimiento judicial. Orígenes del derecho procesal del trabajo 858
1. Concepto ......................................................................... ·.. .. 827 IV. Procedimiento judicial en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 859
2. Clasificación ........................................................................ . 827 1. Introducción ........................................................................ . 859
3. Regulación ................................................ ~ .......................... . 828 2. Regulación legal. ................................................................. .. 859
11. Huelga y otras medidas de acciqn directa .................................. .. 828 3. Caracteres del procedimiento ..............•................................. 859
1. Concepto de huelga ............................................................. . 828 4. Principios ............................................................................. . 862
2. Titularidad del derecho de huelga ........................................ . 828 5. Principales características. Diferéncias con el proceso civil.. .. 862
3. Finalidad y consecuencias de la huelga ................................. . 829 5 .1. Impulso de oficio ....................................................... .. 862
4. Ilegalidad de la huelga ........................................................ .. 829 5 .2. Reclamo previo ante el SeCLO .................................. .. 862
5. Huelga en los servicios esenciales ......................................... . 830 5.3. Eximición del trabajador de pagar tasa de justicia ...... . 862
5 .1. Consideraciones preliminares .................................... .. 830 5.4. Gratuidad del poder ................................................... . 863
5 .2. La regulación legal en la Argentina ............................. . 831 5 .5. Particularidades en las notificaciones y en los plazos .. . 863
5.2.1. Los servicios esenciales en la ley 25.877. El 5 .6. Conciliación homologada ........................................... . 863
dec. 27212006 (BO del 13/3/2006) .................. . 831 5. 7. Intimación previa al traslado de la demanda ............... . 863
5.3. Lockout ...................................................................... . 834 5. 8. Producción de las ·pruebas .......................................... . 863
6. Otras medidas de acción directa .......................................... . 835 5 .9. Traba de la litis y ofrecimiento de prueba .................. .. 864
5.10. Consentimiento de resoluciones .................................. . 864
III. Conciliación y arbitraje en conflictos laborales. Leyes 14. 786 y
5 .11. Otras particularidades ................................................ . 864
25.877 ························································································ 836
1. Conciliación ......................................................................... . 836 5.11.1. Plazos ............................................................ .. 864
2. Arbitraje ....................................................... ~ ...................... . 837 5.11.2. Notificaciones ................................................ .. 865
5.11.3. Domicilios ...................................................... . 865
Jurisprudencia ...................................................................................... . 837 5.11.4. Representación en juicio ................................ .. 866
5 .11.4 .1. Gestor procesal ................................ . 867
5.11.4.2.Acta poder ...................................... .. 867
CAPÍTULO XXI 11 5.11.5. Costas ............................................................ . 867
5.11.6. Regulación de honorarios ............................... . 868
DERECHO ADMINISTRATIVO Y PROCESAL 5.11.7. Capacidad. Extinción de la legitimación proce-
DEL TRABAJO sal. .................................................................. . 869
5.11.8. Nulidades ...................................................... .. 869
l. Derecho administrativo del trabajo ............................................ . 841 5.11.9. Medidas cautelares ........................................ ..
1. El Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social .......... .. 841 870
5.11.10. Competencia ................................................... . 870
1.1. Funciones del Ministerio de Trabajo .......................... .. 841 6. Aspectos puntuales del proce.dimiento ................................. . 871
ÍNDICE GENERAL XXXVII
XXXVI MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA
Pág.
Pág.
CAPÍTULO XXV
V. Procedimiento judicial en la provincia de Buenos Aires............... 874
1. Carácter facultativo de la conciliación prejudicial: actuación ACCIDENTES DEL TRABAJO Y ENFERMEDADES
ante el Ministerio de Trabajo................................................ 874 PROFESIONALES. JURISPRUDENCIA
2. Procedimiento judicial: Regulación legal............................... 875
3. Caracteres............................................................................. 8 75 l. Accidentes y enfermedades del trabajo........................................ 903
3.1. Inmediación................................................................. 875 1. Antecedentes históricos y legislativos. De la ley 9688 a la
3.2. Concentración .....................................................·........ 875 ley 24.028 ............................................................................. 903
3.3. Oralidad...................................................................... 876 11. Ley de Riesgos del Trabajo.......................................................... 905
3. 4. Instancia única............................................................. 876 1. Aspectos generales de la LRT ................................................ 905
3.5. Actuación colegiada..................................................... 876 2. Objetivos y personas comprendidas...................................... 907
4. Administración de justicia en la provincia de Buenos Aires: 3. Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (ART) ......................... 909
organización......................................................................... 876 4. Aseguradoras de Riesgos del Trabajo sin fines de lucro (ART-
4.1. Síntesis del procedimiento............................................ 877 Mutual). Decreto 1720/2012 (BO del 20/9/2012) ................. 909
5. Tasa de interés aplicable: modificación del art. 48, ley 11.653 4.1. Obligación legal de la ART de visitar a los asegurados... 911
(tasa activa). Ley 14. 399 (BO, 12/12/2012). Inconstituciona-
5. S:iperii;iten.dencia de Riesgos del Trabajo............................... 911
lidad de la norma. Aplicación de la tasa pasiva: fallos de la 6. F1nanc1am1ento ..................................................................... 912
SCBA.................................................................................... 880
7. Comisiones médicas.............................................................. 913
6. Aspectos puntuales del procedimiento.................................. 880 8. Jurisprudencia de la Suprema Corte de la Provincia de Buenos
VI. El procedimiento judicial en las provincias.................................. 881 Aires..................................................................................... 916
1. Formulario de iniciación del reclamo ante el SeCLO............. 883 9. Jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Na-
2. Acuerdo espontáneo. Solicitud de ratificación....................... 883 ción. Caso "Castillo, Ángel Santos v. Cerámica Alberdi SA"
3. Acuerdo espontáneo. Acta de ratificación.............................. 883 (7/9/2004) ............................................................................. 917
10. Contingencias cubiertas........................................................ 919
10.1. Accidentes del trabajo.................................................. 919
CAPÍTULO XXIV 10.2. Accidentes in itinere .................................................... 919
10.3. Enfermedades profesionales......................................... 920
DERECHO INTERNACIONAL DEL TRABAJO 10.3.1. Nuevas enfermedades profesionales. Decreto
l. La internacionalización del derecho del trabajo.......................... 887 49/2014 (BO del 20/1/2014)............................ 924
11. Contingencias excluidas........................................................ 925
11. La integración regional en América Latina.................................. 888 12. Prestaciones en especie.......................................................... 925
13. Prestaciones médicas............................................................. 925
111. La_ Unión Europea ...... '................................................................. 888
14. Exámenes médicos ...................·............................................. 926
IV. Derecho internacional privado del trabajo.................................. 889 15. Prestaciones dinerarias. Incapacidades.................................. 928
1. Ámbito de aplicación del derecho del trabajo ....................... 889 15.1. Resolución 1286/2011 de la Superintendencia de Ries-
2. Límite personal..................................................................... 890 gos del Trabajo (BO del 9/9/2011) ............................... 936
3. Límite espacial...................................................................... 890 16. Extinción del contrato de afiliación. Requisitos formales...... 938
4. Límite temporal.................................................................... 893 17. Seguro adicional de responsabilidad civil. Resolución
5. Inmunidad de jurisdicción de los Estados extranjeros........... 893 SRT 35.550/2011 (BO del 7/2/2011) .................................... 938
V. Derecho internacional público del trabajo................................... 895 18. Los topes en la LRT .............................................................. 939
19. Aplicación del decreto 169412009 a eventos ocurridos con an-
VI. Organización Internacional del Trabajo...................................... 896 terioridad a su entrada en vigencia ................................ ~....... 939
1. Origen y concepto................................................................. 896 20. Jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
2. Fines . .. .... .. ... .. .. .. .. .. .. .. .. ..... .. .. .. .. .. .. ..... ...... ... . .. ... ... .. ..... ...... .... 897 Caso "Milone v. Asociart ART" (26/10/2004)....................... 940
3. Principios.............................................................................. 897 21. Jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
4. Organización y funcionamiento............................................ 898 Caso "Suárez Guimbard, Lourdes v. Siembra AFJP SA s/in-
5. Decisiones de la OIT. Convenios y recomendaciones............. 899 demn. por fallecimiento" (21/6/2008) ................................... 941
5 .1. Convenios de la OIT ratificados por la Argentina y los 22. Jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
países del Mercosur ..................................................... 902 Caso "Gioia, Gustavo Américo y otro v. Consolidar ART SA"
5 .2. Convenios de la OIT ratificados por la Argentina........ 902 (18/10/2011) .......................................................................... 942
5.3. Convenios ratificados por países del Mercosur............ 902 23. Prescripción.......................................................................... 943
5 .4. Convenios ratificados por Bolivia, Chile y Venezuela... 902
XXXVIII MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA ÍNDICE GENERAL XXXIX
Pág. Pág.
24. Jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Na- 8. Jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
ción.Casos "Berti, Alfredo Jesús v. Asociación Civil CA Boca Caso "Aróstegui, Pablo Martín v. Omega ART SA y otro"·
Junior"(23/3/2010) y "Ascua, Luis Ricardo v. SOMISA" (8/4/2008) ············································································· 969
(10/8/2010) .......................................................................... . 944 9. Jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
25. Reclamo por el derecho civil ................................................ . 945 Caso "Suárez Guimbard, Lourdes v. Siembra AFJP SA s/in-
25.1. Jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la demn. por fallecimiento" (21/6/2008) .................................. . 970
Nación. Caso "Gorosito v. Riva SA y otros/daños y per- 10. Jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Na-
juicios" (1/2/2002) ............................................... .'...... . 946 ción. Caso "Torrillo, Atilio Amadeo v. Gulf Oíl Argentina SN'
25.2. Jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la (31/3/2009) .......................................................................... . 970
Nación. Caso "Aquino, Isacio v. Cargo Servicios Indus- 11. Jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
triales SA s/accidentes ley 9688" (21/9/2004) .............. . 947 Caso "Robles, Manuel Regino v. Frutihortícola Don Carlos y
25.3. Jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia,. de otros s/accte. acción civil" (30/11/2009) ............................... . 971
la Nación. Casos "Díaz v. Vaspia" (7/3/2006) y "Avi- 12. Jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Na-
la Juchami, Nicolás Urbano v. DECSA SRL y otro" ción. Caso "Trejo, Jorge Elías v. Stema SA y otros s/accidente"
(28/3/2006) ................................................................ ·.. 953 (24/11/2009) ........................................................................ . 972
III. Ley 26.773 (BO del 26/10/2012). Derogación del artículo 39, 13. Jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
LRT ........................................................................................... . 954 Casos "Suárez Guimbard" (2008), "Berti" (23/3/2010) y "As-
cua" (10/8/2010) .................................................................. . 973
IV. Síntesis de los principales aspectos positivos y cuestionables de la 14. Jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
ley 26.773 .................................................................................. . 957 Caso "Gioia, Gustavo Américo y otro v. Consolidar ART SA"
l. Aspectos positivos ..........................................·...................... . 957 (18/10/2011) ................................................................... ·..... . 973
2. Reglamentación: Comisión de seguimiento .......................... . 958 15. Jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
3. Aspectos cuestionables ......................................................... . 958 Caso "Guillén, Hilda Alicia Geraldine v. Parra, Carlos Daniel
v. Modificaciones introducidas por la ley 26.773 (BO del y otro s/accidente" (20/12/2011) .......................................... . 973
26/10/2012) ............................................................................... . 959 16. Jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
Caso "Iglesias, Daniel Alejandro v. Ingeplam SA y otro s/acci-
VI. La interpretación jurisprudencia! después de "Gorosito" y antes dente" (17/4/2012) ............................................................... . 975
de "Aquino" ............................................................................... . 962 17. Jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
VII. Doctrina de la Corte Suprema de Justicia de la Nación después de Caso "Ielly, Yanina Vanesa v. Asociart s/acción de amparo"
"Castillo", "Aquino" y "Milone" ···~······ ..................................... . 962 (17/4/2012) .......................................................................... . 975
l. Jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. 18. Jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
Casos "Díaz v. Vaspia" (7/3/2006) y "Ávila Juchami, Nicolás Caso "Roldán, Germán Esteban v. Giomon SRL y otro s/acci-
Urbano v. DECSA SRL y otro" (28/3/2006) ......................... . 962 dente" (7/8/2012) ................................................................. . 975
2. Jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Na- Jurisprudencia ...................................................................................... . 975
ción. Casos "Rivarola, Mabel v. Neumáticos Goodyear SA"
(1117/2006) y "Soria, Jorge Luis v. Ra y Ces SA y otro"
(10/4/2007) .......................................................................... . 962
CAPÍTULO XXVI
3. Jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
Caso "Busto, Juan Alberto v. QBE Aseguradora de Riesgos del DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL
Trabajo SA" (17/4/2007) ...................................................... . 965
SISTEMA INTEGRADO PREVISIONAL ARGENTINO (SIPA)
4. Jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
Casos "Saldaño" (9/8/2005), "Venialgo" (13/3/2007) y "Mar- I. Definición y sujetos .................................................................... . 997
chetti" (4/12/2007) ............................................................... . 965
5. Jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. II. Diferencias con el derecho del trabajo ........................................ . 997
Casos "Llosco, Raúl v. Irmi SA" (12/6/2007) y "Cachambí, III. Encuadre jurídico ....................................................................... . 998
Santos v. Ingenio Río Grande SN' (16/6/2007) ..................... . 966
6. Jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. IV. Evolución histórica .................................................................... . 999
Caso "Silva" (18/12/2007) .................................................. .. 968 v. Fuentes de la seguridad social .................................................... . 1001
7. Jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. l. Art. 14 bis, CN .................................................................... . 1001
Caso "Gal ván, Renée v. Electroquímica Argentina SA y otro" 2. La ley ................................................................................... . 1001
(30/10/2007) ................................................ ;........................ . 968 3. Decretos ............................................................................... . 1003
ÍNDICE' GENERAL XLI .1,
XL MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA

Pág. Pág.
5.6. Omisión de aportes/contribuciones. Solución desde la
4. Convenios de seguridad social ............................................. . 1003
5. Convenios de corresponsabilidad ......................................... . 1003 jurisprudencia ............................................................. . 1030
5. 7. Antecedentes jurisprudenciales ................................... . 1030
VI. Principiós de la seguridad soc}al... .............................................. . 1003 5.8. Incorporación de "remuneraciones sin aportes", certifi-
VII. Principios de la OIT sobre seguridad social.. ............................. .. 1005 cadas por la ANSeS, en el cálculo del haber inicial.. ..... 1031
6. Fallos de la Corte Suprema "Chocobar", "Sánchez" y "Bada-
VIII. Contingencias cubiertas ............................................................. . 1006 ro" ....................................................................................... . 1031
1. Contingencias biológicas ................................................. ~ .... . 1006 7. Compatibilidades ............................................... ~ ................. . 1033
2. Contingencias patológicas .................................................... . 1006 8. Prestaciones del régimen de reparto .................................... .. 1034
3. Contingencias sociales ......................................................... . 1007 8.1. PBU ............................................................................ . 1034
IX. Tipos de prestaciones ................................................................. . 1007 8.2. PC .............................................................................. . 1034
8.3. PAP ............................................................................ .. 1035
X. Cargas sociales. Aportes y contribuciones .................................. . 1007 8.4. Retiro por invalidez ................................................... .. 1035
1. Bases imponibles y haberes ................................................. .. 1008 8.5. Pensión por fallecimiento ........................................... .. 1038
2. Régimen simplificado para pequeños contribuyentes (Mono- 8.6. Prestación por edad avanzada .................................... ..
1008 1039
tributo) ................................................................................ .
8.7. Prestación por edad avanzada por invalidez ............... . 1039
3. Régimen especial de los recursos de la seguridad social para
8.8. Prestación por edad avanzada para trabajadores rura-
pequeños contribuyentes ...................................................... . 1009
les ............................................................................... . 1039
XI. Régimen de inclusión social y promoción del trabajo indepen-
diente ......................................................................................... . 1010 XVIII. Situaciones especiales ................................................................ .. 1040

XII. Seguridad social. Ley 26.063. Principio de la realidad económica. XIX. Referencia histórica. Reforma de la ley 26.222(BO del 8/3/2007)
Presunciones .............................................................................. . 1010 a la ley 24.241 ........................................................................... . 1040

XIII. Régimen de sanciones por infracciones a la normativa de la


seguridad social. ......................................................................... . 1010 CAPÍTULO XXVI 1
XIV. Evolución histórica ................................................................... .. 1011
1. Antecedentes ................................... .-................................... .. 1011 SEGURO DE DESEMPLEO
2. Las leyes 18.037 y 18.038 .................................................... . 1012 l. El desempleo en la Argentina .................................................... .. 1051
3. Breve cronología de hechos históricos .................................. . 1013
II. Emergencia ocupacional nacional .............................................. .. 1051
XV. Régimen de la ley 24.241 .......................................................... .. 1014
1. Programa Jefes de Hogar. Decreto 165/2002 ....................... .. 1051
1. Introducción .............................................. ~ ........................ ~. 1014
2. Funcionamiento del derogado SIJyP .................................... .. 1014 2. Programa Jefes de Hogar. Decreto 5 6512002 y resolución
312/2002 ............................................................................. . 1052
XVI. Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) ........................ .. 1017 3. Seguro de capacitación y empleo .......................................... . 1053
1. ~égi~e~ previsi_onal Rúblico. Eliminación del régimen de ca- 4. Programa de Inserción Laboral. Resolución 45/2006 MTEySS
p1tahzac1on. Un1ficac1on ....................................................... . 1017 (BO.del 19/1/2006) ............................................................. .. 1053
XVII. Régimen de la ley 24.241 con las modificaciones de la ley 26.425 5. Programa Teletrabajo a partir de los 45 años. Resolución
(BO del 9/12/2008) ................................................................... .. 1020 MTEySS 1003 (BO del 9/11/2009) ..................................... .. 1053
1. Sujetos comprendidos ......................................................... .. 1020 6. Resolución 280/2012 (BO del 7/03/2012). Reglamento Ope-
2. Contingencias cubiertas y prestaciones ............................... .. 1022 rativo del Programa Trabajo Autogestionado ...................... ..
. ¡
1054
3. Financiamiento .................................................................... . 1023 III. Seguro de desempleo .................................................................. . 1054
4. Disposiciones generales comunes del régimen de reparto y del 1. Concepto y alcance .............................................................. . 1054
derogado régimen de capitalización ..................................... . 1024 2. Requisitos para acceder al beneficio .................................... .. 1055
5. Movilidad de los haberes jubilatorios ................................. .. 1026 3. Tramitación ......................................................................... ..
5.1. Movilidad jubilatoria (art. 32, ley 24.241) .................. . 1027 1056
4. Tiempo y monto de la prestación ........................................ .. 1056
5.2. Determinación del haber inicial (art. 24, ley 24.241) .. . 1028
5. Obligaciones de las partes .................................................... . 1058
5.3. Acto administrativo. Requisito de fundamentación ..... . 1028
1029 6. Suspensión de la prestación ................................................. .. 1058
5 .4. Sumas no remunerativas. Fallo de la Corte Suprema .. ..
5 .5. Importancia del concepto de remuneración a los fines 7. Extinción del beneficio ......................................................... . 1059
laborales y provisionales ............................................. . 1029 8. Financiamiento .................................................................... . 1059
XLII MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA ÍNDICE GENERAL XLIII

Pág. Pág.
IV. Prestaciones por desempleo para trabajadores del régimen de la 1. Antecedentes y concepto....................................................... 1081
construcción. Ley 25.371 ..................................... ;..................... . 1059 2. La ley 23.660. Ámbito de aplicación..................................... 1083
V. Seguro de desempleo para trabajadores rurales. Ley 25.191. 3. Documentación e inscripción................................................ 1083
Resoluciones 690/2006, 1519/2009 y 784/2011 del RENATRE .. 1060 4. Personas induidas en calidad de beneficiarias....................... 1084
5. Extensión del beneficio......................................................... 1084
6. Administración y financiamiento.......................................... 1086
CAPÍTULO XXVIII 6.1. Bases imponibles. Resolución general nacional 3389
(BO del 2/10/2012) ...................................................... 1086
ASIGNACIONES FAMILIARES 7. Aportes y contribuciones...................................................... 1086
7.1. Decreto 488/2011 (26/4/2011). Aportes y contribucio-
l. Concepto y origen ...................................................................... . 1061 nes de obra social en relación con el seguro de salud... 1087
11. Clasificación ............................................................................... . 1062 7 .2. Resolución 362/2009. Superintendencia de Servicios de
Salud (BO del 25/3/2009) ............................................ 1087
111. Ley 24.714 y modificatorias ....................................................... . 1063 8. Atribuciones de la Dirección Nacional de Obras Sociales..... 1088
1. Beneficiarios ......................................................................... : 1063 9. Acciones y recursos ............................................................... · 1088
2. Antecedentes ........................................................................ . 1063 10. Prestaciones obligatorias....................................................... 1089
3. Alcances de la ley 24.714 ..................................................... . 1064 10.1. Otras normas trascendentes......................................... 1089
4. Concepto de remuneración para la ley 24.714 ..................... . 1066 11. Derecho de opción del trabajador......................................... 1089
5. Sistema Único de Asignaciones Familiares (SUAF) ............... . 1066 11.1. Mecanismo de opción de cambio de obra social. Reso-
IV. Obligaciones de los empleadores ................................................ . 1067 lución 950/2009. Sup~rintendencia de Servicios de Sa-
lud (BO del 25/9/2009) ................................................ 1090
V. Obligaciones de los trabajadores y beneficiarios ......................... . 1067 11.2. Opción de cambio de obra social. Procedimiento. Pla-
VI. Financiamiento .......................................................................... . 1067 zos. Resolución 1240/2009. Superintendencia de Ser-
vicios de Salud. Formulario del 3011212009 (BO del
VII. Análisis de cada una de las asignaciones .................................... . 1068 8/1/2010) ..................................................................... 1090
1. Asignaciones 'de pago mensual ............................................. . 1068 11.3. Opción de cambio de obra social. Trámite. Resolución
1. ~. D?~umenta.~ión respaldatoria (en general} .................. . 1068 1436/2012 (BO del 12/11/2012).................................. 1090
1.2.As1gnac1on por hiJo .............................................................. . 1069
1.3. Asignación por hijo con discapacidad ......................... . 1070 11. Seguro de salud........................................................................... 1090
1.4. Asignación prenatal ..................................................... . 1071 1. Alcance y objetivos .. .. ...... .... .. ....... .. .... .. ... ... ....... ..... ... ........... 1090
1.5. Asignación por maternidad ......................................... . 1072 2. Personas incluidas en el seguro ............................................. 1091
1.6. Asignación especial a la madre por nacimiento de hijo 3. Administración..................................................................... 1091
con·síndrome de Down ............................................... . 1073 4. Registro y agentes del seguro................................................ 1092
1. 7. Beneficiarios del SIPA ................................................. . 1073 5. Financiamiento...................................................................... 1092
1.8. Asignación Universal por Hijo para Protección Social. 1074 6. Registro Nacional de Prestadores.......................................... 1093
1.8.1. Subsistema no contributivo de Asignación Uni- 7. Infracciones y competencia ............ ,...................................... 1094
versal por Hijo para Protección Social.. .......... . 1074 8. Obras sociales. PMO. Resolución 479/2006 (BO del
2. Asignaciones de pago anual ................................................. . 1076 25/8/2006) . ... .... .. .. ... .. ...... ...... .. .... ... ... ... .... ... ... .. ....... .. ........... 1094
2.1. Asignación por ayuda escolar anual para la educación 9. Programa Médico Obligatorio. Resolución 755/2006 (BO del
básica y polimodal....................................................... · 1076 31/10/2006) Superintendencia de Servicios de Salud............. 1094
3. Asignaciones de pago único. Aspectos comunes ................... . 1077 111. Emergencia sanitaria nacional y en la Ciudad Autónoma de
3 .1. Asignación por nacimiento ......................................... . 1077 Buenos Aires............................................................................... 1095
32 A" ·~ d ·~
1078
. . s~gnac~~n por a op_c1on ·:···········································
3.3. As1gnac10n por matnmomo ........................................ . 1078
VIII. Montos de asignaciones familiares ............................................. . 1079 BIBLIOGRAFÍA
Abreviaturas de revistas citadas............................................................. 1097
CAPÍTULO XXIX Bibliografía recomendada ..................................................................... . 1097
Libros de Julio Armando Grisolia .............................................. . 1097
OBRAS SOCIALES. SEGURO DE SALUD
Bibliografía general ......................................................... ;.................... . 1098
l. Obras sociales ............................................................................ . 1081 Páginas web ................................................................................ · 1099
A los que quiero y me quieren de verdad
-con amor sincero y desinteresado-,
porque su felicidad es la energía
que justifica cualquier esfuerzo
y me empuja a seguir adelante.
Y a aquellos que ya no están,
pero siguen vivos en mi corazón.
PALABRAS PRELIMINARES
DE LA 1 Oª EDICIÓN

Esta 10ª edición -basada en mi obra Tratado de Derecho de/trabajo y de


la seguridad social (AbeledoPerrot, 6 tomos, 2013)- se publica en 2014 luego
de agotarse en pocos meses la 9ª edición de agosto de 2013.
Ello motiva, una vez más, agradecer a los lectores por la masiva recepción
y amplia repercusión que ha tenido este libro, que motivara además elogiosos
comentarios de docentes, profesionales y estudiantes de todo el país, lo cual me
enorgullece.
En esta nueva edición se revisaron y actualizaron todos los temas que lo
requerían, reemplazando e incorporando las nuevas nOrmas y enfoques en los
diferentes capítulos.
Por ejemplo, se suman: el decreto 1282/2013 (BO del 4/9/2013 ), que am-
plía los límites máximos para tener derecho al cobro de asignaciones familia-
res; el decreto 1768/13 (BO del 12/11/2013), que establece nuevos días de des-
canso con fines de promoción de la actividad turística interna en el país para
los años 2014, 2015. y 2016; la ley 26.911 (BO del 5/12/2013), que modifica el
art. 73 de la LCT respecto a la libertad de expresión del trabajador, en lo atinen-
te a los derechos y deberes de las partes; el decreto 49/2014 (BO del 20/1/2014)
que incorpora nuevas enfermedades profesionales al listado y sustituye la Tabla
de Evaluación de Incapacidades Laborales, en lo relativo a los alcances de la
Ley de Riesgos del Trabajo, complementando los cambios introducidos por la
ley 26.773, y el decreto 185/2014 (BO del 14/2/2014) que aumenta el monto de
la asignación por ayuda escolar anual.
Como en todas las ediciones, dedico este libro a quienes tanto quiero y me
quieren de corazón, con amor sincero y desinteresado, porque su felicidad es la
energía que justifica cualquier esfuerzo. Y también a los estudiantes, auguran-
do que se transformen en profesionales honestos, que tengan como horizonte la
Ética, la Equidad y la Justicia, y prioricen los valores esenciales y el respeto a la
dignidad del hombre.
Con este manual rindo homenaje a mi abuelo -Juan Emilio Grisolia-,
paradigma del buen profesor, docente de alma con vocación de servicio, que
supo generar durante toda su vida el reconocimiento y afecto de sus alumnos, y
a mi padre -Armando Eneas Grisolia- que me legó su ejemplo, me alentó in-
cansablemente, me enseñó a querer los libros y me transmitió el don de la ora-
toria.
Juuo ARMANDO GRISOLIA
Marzo 2014
PALABRAS PRELIMINARES
DE LA 9ª EDICIÓN

I. Esta 9ª edición publicada en agosto de 2013 está totalmente renovada


respecto de la octava. Se basa en mi libro Tratado de Derecho del trabajo y de la
seguridad social (AbeledoPerrot, 6 tomos, 2013 ), que ha tenido una amplia re-
percusión y difusión, al que podrán consultar para profundizar los temas.
En esta edición 2013 se agregaron y profundizaron temas y se actualiza-
ron todas las citas de normas, reemplazando e incorporando las nuevas en los
diferentes capítulos. Además, se renovó la jurisprudencia, incorporando espe-
cialmente más de 200 fallos dictados entre 2011 y 2013. Asimismo, se ha pro-
ducido un importante cambio en la presentación del libro, ya que se modificó la
caja, se unificaron capítulos y se renumeraron títulos y subtítulos para permitir
una lectura más cómoda.
Como las anteriores, pretende no sólo servir de herramienta para la apro-
bación de la asignatura, sino brindar al alumno un panorama global de lama-
teria que otorgue los conocimientos básicos y esenciales de cada instituto, im-
prescindibles tanto para su formación jurídica como para el posterior ejercicio
profesional.
El abordaje es teórico-práctico y jurisprudencial, analizando lo esencial de
cada instituto con la legislación vigente (transcripción de las principales nor-
mas) y la jurisprudencia actualizada. Se citan ejemplos y se incluyen cuadros de-
mostrativos, gráficos y liquidación de indemnizaciones. A ello se suman al final
de la mayoría de los capítulos aspectos útiles para el futuro profesional: mode-
los de notas y telegramas y un anexo jurisprudencia! que refleja los temas trata-
dos y la posición de los tribunales.
II. Las palabras siguientes son esencialmente de agradecimiento por lama-
siva recepción que han tenido mis libros, que motivaran elogiosos comentarios
de los más importantes iuslaboralistas y de profesionales, docentes, magistrados
y funcionarios y estudiantes de distintos puntos del país.
Asimismo, quiero destacar la colaboración de queridos colegas -do-
centes y egresados de la Maestría- con los que resulta gratificante compar-
tir la actividad académica, que han efectuado sugerencias, acertados consejos
y enriquecedores aportes: ellos son los Dres. Pedro Núñez en los capítulos de
Derecho Colectivo, Alberto Chartzman Birenbaum en Seguridad Social, Ricardo
Hierrezuelo en Responsabilidad Solidaria y Derecho y Deberes, Ernesto Ahuad
y Graciela Bozzo en Accidentes de Trabajo y los fallos, María Elena López en
Remuneraciones, Eleonora Peliza en Derecho Comparado y Laura Cáceres en
la selección y sistematización de la jurisprudencia. Y también son palabras de
felicidad, porque pude ver plasmado en la realidad uno de los objetivos plan-
teados al escribirlos: que fueran formativos para el alumno y útiles para el pro-
fesional.
L MANUAL DE DERECHO LABORAL -JULIO ARMANDO GRISOLIA

Asimismo, el lanzamiento del Tratado de Derecho del Trabajo y de la


Seguridad Social en 6 tomos y el de este Manual en su novena edición en 2013,
coincide con los diez años de dos emprendimientos académicos de gran tras-
cendencia que dirijo y que me brindan enormes satisfacciones: la Revista de
Derecho Laboral y Seguridad Socia! de AbeledoPerrot y la Maestría en Derecho
del Trabajo y Relaciones Laborales Internacionales de la Universidad Nacional
de Tres de Febrero (UNTREF).
III. Como en las ediciones anteriores, dedico este libro a quienes tanto PALABRAS PRELIMINARES
quiero y me quieren de corazón, con amor sincero y desinteresado, porque su DE EDICIONES ANTERIORES
felicidad es la energía que justifica cualquier esfuerzo. Y también a los estudian-
tes, augurando que se transformen en profesionales honestos, que tengan como
horizonte la Éticá, la Equidad y la Justicia, y prioricen los valores esenciales y el
respeto a la dignidad del hombre.
Con este manual rindo homenaje a mi abuelo -Juan Emilio Grisolia-, L Cuando se prepara una clase, se efectúa un planeamiento docente, o se
paradigma del buen profesor, docente de alma con vocación de servicio, que escribe un libro, necesariamente se deben resaltar tres aspectos del proceso en-
supo generar durante toda su vida el reconocimiento y afecto de sus alumnos, y señanza-aprendizaje: el objetivo ("para qué se enseña"), el contenido ("qué se
a mi padre -Armando Eneas Grisolia- que me legó su ejemplo, me alentó in- enseña") y las estrategias metodológicas ("cómo se enseña"), todo ello priori-
cansablemente, me enseñó a querer los libros y me transmitió el don de la ora- zando la didáctica,
toria. Como todo ejercicio docente, la búsqueda es trascender el agotamiento del
contenido didáctico específico para propender a la instrucción formativa inte-
Juuo ARMANDO GRisouA gral y bregar por el perfeccionamiento total de la persona.
Cuando una obra está dirigida a estudiantes, su objetivo no se cumple sólo
Agosto 2013 con servir de herramienta para la aprobación de la asignatura, sino que debe
brindar un panorama global de la materia que otorgue los conocimientos bási-
cos y esenciales de cada instituto, imprescindibles tanto para su formación jurí-
dica como para el posterior ejercicio profesional, sin introducir en su contenido
matices que puedan entorpecer la visión real y objetiva de los temas.
Esta concepción de la enseñanza es compartida por queridos y prestigio-
sos especialistas, como la Dra. Estela Ferreirós -profesora titular regular de
la UBA y de la UCA- y el Dr. Pedro Fernando Núñez -profesor titular de la
UADE-, y por rnuchos docentes de distintas universidades del país en la que
habrá de utilizarse este libro.
II. Partiendo de esas premisas, en el manual se realiza un abordaje teórico-
práctico y jurisprudencia!, analizando lo esencial de cada instituto, con la legis-
lación vigente (transcripción de las principales normas) y la jurisprudencia ac-
tualizada. Se citan ejemplos y se incluyen cuadros demostrativos, gráficos y li-
quidación de indemnizaciones.
Los temas que tienen un desarrollo más extenso son los que entiendo de
mayor trascendencia en la materia y los que resulta necesario conocer para des-
empeñarse con idoneidad en esta rama del derecho. También he tomado en con-
sideración las preguntas efectuadas reiteradamente en cursos de grado y posgra-
do, lo que me ha permitido establecer otros puntos de interés y sobre ellos fo-
calizar la obra.
Con el título "Práctica laboral. Modelos", se incorporan aspectos útiles
para el futuro profesional: modelos de notas y telegramas, referidos a los temas
tratados en los distintos capítulos.
Se incorporan también anexos jurisprudenciales que reflejan los temas tra-
tados en la mayoría de los capítulos y la posición de los tribunales. Se han selec-
cionado los últimos fallos (más de mil sumarios), a través, principalmente, del
online de AbeledoPerrot Laboral y Seguridad Social, de la Revista de Derecho
Laboral y Seguridad Social de AbeledoPerrot y de los boletines de jurispruden-
cia publicados periódicamente por la Secretaría General de la Cámara Nacional
Lll MANUAL DE DERECHO LABORAL -JULIO ARMANDO GRISOLIA

d.e Apelaciones de! Tra?ajo; en los casos de provenir de otra fuente, ésta fue con-
signada entre parentes1s; cuando en el sumario sólo se detalla la sala, pertenece
a la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo . El criterio de selección fue
priorizar la jurisprudencia más trascendente sobre temas de interés práctico y
-dentro de ésta- la más reciente.
III. La octava edición está basada en mi libro Derecho del trabajo y de la
seguridad social. Doctrina. Legislación. Jurisprudencia. Modelos (3 tomos), que
ha tenido una amplia repercusión y difusión. En sus distintas ediciones ha reci-
bido numerosos elogios (merecidos o no) de profesores de la materia de distin- CAPÍTULO 1
tas universi?ades del país y de abogados especialistas en derecho del trabajo, así
como también comentarios de prestigiosos juristas publicados en revistas dedi- TRABAJO HUMANO. DERECHO DEL TRABAJO.
cadas a la materia.
La idea de realizar un manual se basó esencialmente en que la profundiza-
POLÍTICA SOCIAL
ción y extensión de los temas tratados allí excedían los requerimientos mínimos
~ecesarios de conocimiento del alumno de grado, ya que está dirigida a profe-
s10nales y estudiantes de posgrado, sin perjuicio de resultar de interés para los
estudiantes que en el futuro piensen dedicarse al derecho laboral y deseen pro-
fundizar el análisis de los temas desarrollados en este manual. l. TRABAJO HUMANO
IV. Agradezco a varios docentes integrantes de la Maestría en Derecho del
Trabajo y Relaciones Laborales Internacionales -que se dicta en la Universidad 1. Concepto
Nacional de Tres de Febrero-y que comparten mi vocación docente en las cá-
tedras de Derecho del Trabajo de distintas universidades, que han colaborado En sentido amplio se puede definir el trabajo humano como toda activi-
en la elaboración de este manual. Al Dr. Pedro Fernando Núñez -profesor titu- dad realizada por el hombre, con su esfuerzo físico o intelectual, que produce
lar en la UADE-, por su colaboración en los caps. XXY1I ("Derecho de la segu- bienes y servicios y que tiene por objeto convertir las cosas, es decir, transfor-
ridad social") y XXVIII ("Sistema Integrado Previsional Argentino"); a la Dra~ mar la realidad. ·
Graciela O. Bozzo, por su colaboración en el cap. XXVI ("Accidentes y enfer- En cambio, para el derecho del trabajo el concepto es más estricto. Se cir-
medades del trabajo. Ley de Riesgos del Trabajo") y en la jurisprudencia; al Dr. cunscribe a toda actividad lícita prestada a otro -persona física o jurídica (em-
~icardo D. Hierrezuelo -docente en la UBA y en la UADE-, por su colabora-
pleador individual o empresa)- a cambio de una remuneración: el derecho del
ción en los caps. VII ("Fraude. Responsabilidad solidaria. Transferencia del con- trabajo no se ocupa de todo el trabajo humano sino sólo del trabajo en relación
trato"), XXI ("Asociaciones sindicales de trabajadores") y XXII ("Negociación de dependencia.
colectiva. Convenios colectivos"); al Dr. Alberto Chartzman Birenbaum por El trabajo está hecho para el hombre, pero éste no ha sido creado exclusi-
su colaboración en los caps. XXVII ("Sistema Integrado de Jubilaciones y vamente para el trabajo; primero, porque el trabajo no es todo, sino una parte
Pensiones") y XXXI ("Obras sociales. Seguro de salud") y al Dr. Ernesto J. de su vida y, en segundo término, porque no es un fin en sí mismo, sino sólo un
Ahuad -docente en la UADE y en la Universidad del Salvador-, por su cola- medio, ya que le sirve al hombre para obtener otras cosas.
boración en el cap. V ("Contrato de trabajo. Relación de dependencia") y en la En principio, en el trabajo oneroso -remunerado- hay una relación de
actualización de la jurisprudencia. cambio de carácter patrimonial, ya que el trabajador desarrolla tareas para su
V. Dedico este manual a nuestros estudiantes de todo el país, augurando subsistencia y la de su familia: trabaja por la remuneración. Pero, por encima de
que se transformen en profesionales honestos, que prioricen los valores esencia- ello, la dignidad humana del trabajador merece una valoración legal pre{eren-
les -los derechos humanos y la dignidad del hombre que trabaja-y defiendan te, que queda evidenciada no sólo en la legislación argentina, sino también en el
la Equidad y la Justicia. derecho comparado, en los convenios y recomendaciones de la OIT y en distin-
E~ el plano personal, a quienes tanto quiero y me quieren de corazón, con tos tratados internacionales.
amor smcero y desinteresado, porque su felicidad es la energía que justifica cual- Desde el punto de vista histórico, un antecedente del trabajo son los escla-
quier esfuerzo. vos; pero cabe destacar que eran considerados por el derecho romano como co-
Rindo con este trabajo un homenaje a mi abuelo -Juan Emilio Grisolia- sas y, por ende, no eran trabajadores, ya que carecían de libertad.
paradigma del buen profesor, docente de alma con vocación de servicio, que El trabajo humano ha evolucionado a lo largo del tiempo, pasando de un
supo generar durante toda su vida el reconocimiento y afecto de sus alumnos. trabajo esencialmente físico a uno básicamente intelectual. En la historia, el
hombre utilizó para trabajar: sus propias fuerzas; los animales; las máquinas; fi-
Juuo ARMANDO GRISOLIA nalmente, el avance de la tecnología incorpora al trabajo la computadora, la ro-
bótica, la cibernética, etcétera.
1.1. Trabajo benévolo, amateur, religioso, familiar y autónomo
El trabajo que regula la LCT no es todo el trabajo humano, queda fuera de
su alcance el benévolo, amateur, religi~so, familiar y el trabajo autónomo.
2 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA TRABAJO HUMANO. DERECHO DEL TRABAJO. POLÍTICA SOCIAL 3

En el llamado trabajo benévolo -gratuito- no se observa una relación de denes ni está sometido al poder disciplinario; pero tampoco goza de vacaciones
cambio (trabajo-remuneración) sino que se presta en forma desinteresada sin pagas, ni de licencias, ni tiene derecho a percibir como mínimo un determinado
buscar el beneficio propio, por ejemplo, el trabajo realizado en una parroq~ia o salario legal o convencional, entre otros beneficios.
en una cooperadora escolar. No tiene por finalidad poner su fuerza de trabajo a
dispó.sición de otro a cambio de una remuneración, sino que, por lo general, su 1.2. El trabajo en la Ley de Contrato de Trabajo (LCT)
ob1etivo es cooperar en una obra de bien común. ·
Lo mismo ocurre con el llamado trabajo amateur, que no responde a una El art. 4º, LCT dispone que "constituye trabajo, a los fines de esta ley, toda
finalidad laboral, sino a otras de carácter cultural, recreativo, deportivo, etc. actividad lícita que se preste en favor de quien tiene la facultad de dirigirla me-
(por ejemplo, integrantes de un coro musical o de un equipo deportivo). diante una remuneración. El contrato de trabajo tiene como principal objeto la
Los religiosos que profesaron no pueden ser considerados trabajadores actividad productiva y creadora del hombre en sí. Sólo después ha de entender-
(art. 25, LCT) en relación de dependencia de las órdenes a las cuales pertenecen se que media entre las partes una relación de intercambio y un fin económico en
(cualquiera que sea la confesión religiosa de que se trate), aunque el servicio lo cuanto se disciplina por esta ley".
reciba un tercero (por ejemplo, en hospitales o establecimientos de enseñanza). El párr. 2º del artículo imparte la directiva de privilegiar la faz dignificante
En principio, tampoco cabe incluir dentro de la LCT el denominado "tra- del trabajo del hombre, desplazando a un lugar secundario la mera relación de
bajo familiar"; por ejemplo, los cónyuges o los padres respecto de sus hijos que intercambio y el fin económico. El trabajador no es un recurso económico más:
están bajo su patria potestad. No podría haber contrato de trabajo entre espo- es digno porque es persona y como tal debe ser respetado.
sos, en virtud de la prohibición de celebrar entre sí contratos de compraventa
(art. 1358, CCiv.) y del art. 27, ley 19.550, por el cual los esposos pueden inte- 1.3. La relación de dependencia
grar entre sí sociedades por acciones y de responsabilidad limitada.
El trabajador protegido por la LCT y el derecho individual del trabajo es
Sin embargo, la Corte Suprema de Justicia de la Nación resolvió que en la
el que presta su actividad personal a cambio de una remuneración, en relación
legislación vigente no existe prohibición genérica de contratar entre cónyuges
de dependencia o subordinación respecto de otro -empleador (persona física o
ni específica de celebrar contrato de trabajo, por ende, dado que la independen-
cia de los patrimonios -aun gananciales- de los cónyuges permite conciliar empresa)- que requiere de sus servicios.
sus derechos y deberes en la órbita matrimonial con la relación de dependencia El trabajador dependiente es una persona física que se caracteriza por: a) tra-
propia del mencionado contrato que se limita· a las actividades de la empresa, bajar en una organización ajena, sometido a las .directivas o instrucciones que
no existen razones objetivas para negar la prestación jubilatoria solicitada por se le imparten; b) trabajar bajo el riesgo de otro, que recibe la tarea y la dirige:
la cónyuge invocando los servicios dependientes efectuados para su esposo si se no asume riesgos económicos; c) estar protegido por la Constitución Nacional
acredita la efectiva realización de las tareas y de los correspondientes aportes (art. 14 bis) y por la legislación de fondo (LCT, entre otras): tiene una remunera-
impuestos por la legislación previsional. (Corte Sup., 26/11/2002, "Segurotti ción mínima asegurada (el salario mínimo, vital y móvil), su jornada legal es de
Luciana v. Anses", DT 2003-A-418). ' 8 horas o 48 semanales con un descanso mínimo de 12 horas entre jornadas, las
. Tampoco tienen carácter laboral los trabajos que presten los hijos que vacaciones son pagas, está protegido contra el despido arbitrario, etcétera.
viven con sus padres en favor de ellos, aun si la prestación es remunerada. La relación de dependencia entre empleador y trabajador no es un víncu-
Al respecto, el art. 277, CCiv. establece que "los padres pueden exigir que los . lo de superior a inferior en dignidad -no hay una subordinación servil- sino
hijos que están bajo su autoridad y cuidado les presten la colaboración pro- que se trata de trabajo dirigido: el trabajador está bajo la dependencia o direc-
pi~ d~ su edad, sin que ellos tengan derecho a reclámar pago o recompensa". ción del empleador (cumple horarios, recibe órdenes, etc.).
Asimismo, el art. 279, CCiv. dispone que "los padres no pueden hacer con- La relación de dependencia se caracteriza por la subordinación que se ma-
trato alguno con los hijos que están bajo su patria potestad". Por lo tanto no nifiesta en un triple sentido:
puede existir contrato de trabajo entre padres e hijos menores de edad ~ero 1) técnico: somete su trabajo a los pareceres y objetivos señalados por el
sí con los mayores. ' empleador; resulta más amplia respecto de los trabajadores con menor califica-
En cambio, no existe prohibición legal de celebrar un contrato de trabajo ción, y más tenue en relación con los más capacitados profesionalmente;
con otros parientes, aunque se debe analizar detenidamente si el cumplimiento 2) e~onómico: no recibe el producto de su trabajo y, en principio, no com-
de la tarea se realiza en razón de la convivencia familiar. A tal efecto, se debe ve- parte el nesgo de la empresa; el trabajador pone su fuerza de trabajo a disposi-
rificar si el familiar convive con el pretendido empleador y si la tarea sirve para ción del empleador a cambio de una remuneración, y no se beneficia ni perjudi-
el mantenimiento de la familia y no para exclusivo beneficio del empresario. ca por las mayores ganancias o pérdidas derivadas de la explotación;
. El trabajo autónomo, a diferencia del trabajo benévolo, es retribuido, pero .3) jurídico: es la principal característica para configurar la dependencia;
no m~luye la nota de dependencia: el autónomo trabaja por su cuenta y riesgo, consiste en la posibilidad jurídica del empleador de dirigir en el empleo la con-
por e1emplo, el dueño de un kiosco o un cuentapropista. El trabajador autóno- ducta del trabajador hacia los objetivos de la empresa. El trabajador está some-
~o no tr~baj~~sometido.a una organización ajena, sino que lo hace en su pro- tido a la autoridad del empleador: facultades de organización, dirección, con-
pia orgamzac10n o traba1a solo. Es un trabajador independiente: trabaja bajo su trol y poder disciplinario.
propio riesgo -autorriesgo- y puede ganar mucho, poco o nada. No obstante, el hecho de que una persona "realice actos, ejecute obras o
No está protegido por la LCT ni por otras normas del derecho del trabajo: preste servicios en favor de otra [... ] mediante el pago de una remuneración",
no está sujeto a un régimen de jornada (lugar y tiempo de trabajo), ni recibe ór- no implica necesariamente la existencia de contrato de trabajo. Lo importante
4 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA
TRABAJO HUMANO. DERECHO DEL TRABAJO. POLÍTICA SOCIAL 5

es determinar si actúa "bajo la dependencia de otra". Estar bajo la dependencia -y efectivamente se aplica- a una gran cantidad de personas que prestan
de otra -como quedara dicho- significa la existencia de una relación de au- servicios para distintas empresas dentro de una sociedad básicamente orga-
toridad entre ellas.
nizacional.
El tema es tratado en detalle en el capítulo "Relación de dependencia". El derecho del trabajo puede dividirse en cuatro partes bien diferenciadas;
dos de ellas constituyen la esencia de su contenido: el derecho individual del tra-
TRABAJADOR
bajo y el derecho colectivo del trabajo; a estas dos partes se suman el derecho in-
No hay dependencia
AUTÓNOMO ternacional del trabajo y el derecho administrativo y procesal deltrabajo.
Excluido del derecho 1) Derecho individual del trabajo: se ocupa de las relaciones de los sujetos
del trabajo individualmente considerados: por un lado, el trabajador (persona física) y, por
el otro, el empleador (persona física o jurídica).
Trabaja por su cuenta y riesgo 2) Derecho colectivo del trabajo: se ocupa de las relaciones de los sujetos
colectivos; por un lado, la asociación sindical de trabajadores (sindicato) y, por
Técnica el otro, los grupos o entidades representativas de los empleadores (grupo de em-
TRABAJADOR pleadores, cámaras empresariales), y también el Estado como órgano de aplica-
EN RELAC.IÓN [ Subordinación Económica ción y control.
DE DEPENDENCIA [ 3) Derecho internacional del trabajo: está constituido por los tratados
Jurídica
internacionales celebrados entre distintos países -tratados multinaciona-
les- y esencialmente por los convenios y recomendaciones de la Organización
Internacional del Trabajo (OIT).
11. DERECHO DEL TRABAJO 4) Derecho administrativo y procesal del trabajo: se ocupa del procedi-
miento administrativo, esencialmente ante el Ministerio de Trabajo, en el que ac-
1. Concepto y división túa como veedor, mediador o árbitro en los conflictos individuales (por ejemplo,
en Capital Federal el Servicio de Conciliación Laboral Obligatoria -SeCLO-)
En sentido amplio, se puede definir al derecho como el conjunto de prin- y colectivos (conciliación y arbitraje). También se refiere al procedimiento en la
cipios y normas jurídicas (coercitivas) que regulan la conducta del hombre en órbita judicial ante los tribunales del trabajo, tanto respecto de conflictos indi-
sociedad. El derecho debe ser entendido como una unidad sistemática; al dere- viduales como colectivos.
cho del trabajo -como parte del derecho- se lo puede definir como el conjun-
to de principios y normas jurídicas que regula las relaciones -pacíficas y con- 2. Contenido
flictivas- que surgen del hecho social del trabajo dependiente, y las emanadas
de las asociaciones sindicales, cámaras empresariales y grupo de empleadores, Si bien la relación de trabajo y la dependencia específica del trabajador
entre sí y con el Estado. son el eje del derecho del trabajo -relación privada e individual entre trabaja-
La esencia de esta rama del derecho la configura el contrato individual de dor y empleador- se extiende a las relaciones colectivas en las que intervienen
trabajo, ya que el resto de la normativa, incluida las referidas a las actuaciones las asociaciones profesionales de ambas partes y el Estado, adquiriendo especial
colectivas de los trabajadores, resultan un medio para mejorar los contenidos importancia los convenios colectivos de trabajo.
de los contratos individuales. a) En cuanto al derecho individual del trabajo, la Ley de Contrato de
El derecho del trabajo contiene normas imperativas, que restringen la au- Trabajo -LCT- (ley 20.744, modificada por ley 21.297) constituye el cuerpo
tonomía de la voluntad, porque las partes se encuentran en una evidente des- normativo principal. Rige todo lo atinente al contrato de trabajo, se haya cele-
igualdad, debido a la hiposuficiencia, desigualdad e inferioridad prenegocial del brado en el país o en el exterior, mientras se ejecute en nuestro territorio.
trabajador. La LCT establece las condiciones mínimas de trabajo de todo contrato eje-
El fin perseguido por el derecho del trabajo es proteger a los trabajadores; cutado en el territorio argentino, sin que importe el lugar de celebración ni la
se constituye así en un medio -una herramienta- para igualar a trabajadores nacionalidad de las partes (principio de territorialidad, art. 1209, CCiv.).
y empleadores: de esta manera genera desigualdades para compensar las dife- Tal cual surge del art. 2º, LCT, están excluidos de su ámbito de aplica:.
rencias preexistentes. Sus elementos prinCipales son: ción los dependientes de la Administración Pública nacional, provincial o mu-
- el trabajo humano libre y personal; nicipal -excepto que por acto expreso se los incluya en ella o en el régimen
- la relación de dependencia, caracterizada por la subordinación y el tra- de convenios colectivos de trabajo-. El personal de casas particulares está
ba jo efectuado por cuenta ajena; excluido conforme el inc. b) del art. 2º, LCT, modificado por la ley 26.844
- el pago de la remuneración como contraprestación. (BO del 12/4/2013 ), pero las disposiciones de la LCT son aplicables si resul-
La importancia de esta rama del derecho radica, esencialmente, en su tan compatibles y no se oponen a la naturaleza y modalidades del régimen.
repercusión social y económica. Se caracteriza por su universalidad, ya que Respecto de los trabajadores agrarios, el inciso c) del art. 2º, LCT, modificado
alrededor del 80% de la población activa del país, en algún momento de su por la ley 26.727 (BO del 28/12/2011), dispone que están excluidos los traba-
jadores agrarios, "sin perjuicio que las disposiciones de la presente ley serán
vida, trabaja en relación de dependencia. Se trata de un derecho que regula
de aplicación supletoria en todo lo q~e resulte compatible y no se oponga a
6 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA TRABAJÓ HUMANO. DERECHO DEL TRABAJO. POLÍTICA SOCIAL 7

la naturaleza y modalidades propias del Régimen de Trabajo Agrario". En las 4. Caracteres


actividades que tienen una regulación particular (estatuto especial o convenio
El derecho del trabajo presenta los siguientes caracteres:
colectivo) opera como norma supletoria.
1) Es un derecho dinámico: se trata de un derecho en permanente forma-
Desarrolla en su articulado los caracteres del contrato de trabajo, la for-
ción y en constante evolución. Constantemente se discuten proyectos de refor-
ma, prueba y objeto, las modalidaaes, los derechos y obligaciones del trabaja-
mas de distintos institutos de esta rama del derecho, tanto en el aspecto indivi-
dor y del empleador, la remuneración, el régimen de jornada y descanso, las sus-
dual como colectivo.
pensiones del contrato, las distintas formas de extinción, el despido y las indem-
2) Es un derecho de integración social: sus principios y normas -principio
. mzac1ones.
protectorio, de irrenunciabilidad, normas de orden público, limitación de la au-
También resultan trascendentes otras leyes, como la ley 11.544 de tonomía de la voluntad- obedecen al interés general y se vinculan con la rea-
Jornada de Trabajo; la ley 24.013, conocida como Ley Nacional de Empleo; la lidad social.
ley 24.467 de PyMEs; la ley 24.557 de Riesgos del Trabajo y la reforma introdu- 3) Es profesional: se ocupa del hombre por el hecho del trabajo.
cida por la ley 26.773 (BO del 26/10/2012); la ley 25.323 (BO del 11/10/2000); 4) Es tuitivo: protector, tutelar del trabajador que es la parte más débil en
la ley 25.345 (BO del 17/11/2000); y la Ley de Ordenamiento Laboral 25.877 la relación laboral; el derecho del trabajo parte del presupuesto de que no existe
(BO del 19/3/2004). . un pie de igualdad entre las partes, es decir que no hay paridad en el cambio.
A ellas se suman distintas normas que introdujeron cambios, vaiias refor- 5) Es un derecho especial: se aplican las normas de derecho del traba-
maron e incorporaron nuevos artículos a la LCT (arts. 9º, 12, 17 bis, 66, 92 ter, jo sobre las del derecho civil, que tienen carácter complementario o supleto-
103 bis, 124, 255 bis, 275), entre ellas, las leyes 26.390, 26.427, 26.428, 26.474, rio y pueden ser aplicadas en tanto no estén en pugna con el principio protec-
26.476, 26.574, 26.590, 26.593, 26.597, 26.598. 26.696 (BO del 29/8/2011), torio. Algo similar ocurre con el derecho procesal del trabajo: en el ámbito de
26.704 (BO del 11/10/2011), 26.727 (BO del 28/12/2011), 26.729 (BO del la Capital Federal rige la ley 18.345 -reformada por la ley 24.635 (BO del
28/12/2011) y el decreto 1584/2010. Además se han dictado recientemente 3/5/1996)-y sólo se aplican las normas del Código Procesal Civil y Comercial
las siguientes normas: res. 212013 (BO del 15/2/2013 ), dec. 30012013 (BO del de la Nación cuando una norma específica de la ley 18.345 (art. 155) así lo dis-
221312013 ), dec. 301/2013 (BO del 22/3/2013 ), res. 239/13 MTEySS (BO del pone.
5/4/2013),ley 26.844 (BO del 12/4/2013), dec. 614/2013 (BO del 31/5/2013),res. 6) Es autónomo: tiene autonomía científica, legislativa y didáctica que le
412013, CNEPySMVM (BO del 29/7/2013 ), dec. 1282/2013 (BO del 4/9/2013 ), permite resolver motu proprio el objeto de la materia.
ley 26.911 (BO del 5/12/2013), dec. 1768/13 (BO del 12/11/2013), dec. 49114 Obviamente, esa "independencia" no es absoluta ni se trata de un derecho
(BO del 20/1/2014), y dec. 185/2014 (BO del 14/2/2014) entre otras. de excepción: la autonomía es relativa, ya que el derecho está interrelacionado
Asimismo, integran su contenido los denominados estatutos especiales, entre sus distintas partes. ·
que son leyes que rigen determinada actividad -por ejemplo, la ley 22.250 El derecho forma una unidad sistemática, sin perjuicio de que sus distintas
de Obreros de la Construcción; la ley 14.546 de Viajantes de Comercio; la ley ramas -como el derecho del trabajo- tengan contenidos propios. Sus fuentes
12.981 de Encargados de Casas de Renta, la ley 26.727 de Trabajo Agrario, la (por ejemplo, los convenios colectivos) y sus principios (por ejemplo, el protec-
ley 26.844 del Personal de Casas Particulares, etc. (ver capítulo "Estatutos es- torio y el de irrenunciabilidad), también son distintos de los de otras ramas y
peciales"). sirven para justificar su autonomía.
b) Respecto del derecho colectivo -que se ocupa esencialmente de las re-
laciones de los sindicatos y los representantes de los empleadores, de los con- 5. El carácter protectorio. El orden público laboral
venios colectivos y de los conflictos-, las dos leyes fundamentales son: la ley
14.250 -modificada por ley 25.877- de convenios colectivos de trabajo, y El derecho del trabajo es tuitivo; al no existir igualdad entre las partes, pro-
la ley 23 .551 de asociaciones sindicales; también resultan trascendentes la ley tege al trabajador, que es la parte más débil en la relación de trabajo. Es decir
14.786 de conciliación obligatoria, la ley 23.546 (procedimiento para las ne- que mientras los empleadores tienen recursos suficientes para imponer determi-
gociaciones colectivas) y la Ley de Ordenamiento Laboral 25.877 (BO del nadas condiciones, los trabajadores sólo cuentan con su fuerza (capacidad) de
19/3/2004). trabajo.
Nace así el principio protectorio que está enunciado expresamente en el
3. Naturaleza jurídica art. 9º, LCT, pero cuya esencia se observa en toda la LCT y las demás normas
laborales. La protección legal consagrada no reviste sentido clasista: está fijada
El derecho del trabajo es una parte del derecho privado integrado por nor- en el art. 14 bis, CN, que dispone que "el trabajador en sus diversas formas go-
mas de orden público; esto se justifica por la desigualdad del poder negociador zará de la protección de las leyes". Su fundamento es la desigualdad en el poder
entre las partes y la aplicación del principio protectorio: coexisten normas de negociador entre trabajador y empleador.
derecho privado y de derecho público. Doctrinariamente, se lo considera como Para lograr equiparar la relación laboral, la ley impone a las partes, con ca-
derecho público, derecho privado e, incluso, como un derecho mixto. rácter de orden público, un mínimo de condiciones inderogables. No se suprime
Resulta indudable que en materia de derecho individual prevalece el orden la autonomía de la voluntad (art. 1197, CCiv.), sino que se la limita hasta don-
público, por lo cual cabe afirmar que se trata de un derecho privado limitado de resulte necesario para cumplimentar sus fines. Esto significa que el emplea-
por el orden público laboral. dor puede contratar a un trabajador libremente: impone los requisitos que esti-
8 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA 1,
TRABAJO HUMANO. DERECHO DEL TRABAJO. POLÍTICA SOCIAL 9

me necesarios para cubrir el puesto de trabajo y contrata a la persona que, se-


gún su parecer, los cumplimenta. Es relativo cuando sus efectos se limitan a producir la imperatividad de la
Pero el orden público laboral implica que en la relación laboral el emplea- norma o bien sólo la irrenunciabilidad de los derechos (efectos menos intensos);
dor debe respetar las condiciones mínimas establecidas en la LCT, o -en su mientras que es absoluto cuando se generen en conjunto tanto la imperatividad
caso- en el convenio colectivo aplicable: el empresario puede pactar con el de- como la irrenunciabilidad (efectos más intensos) 4 .
pendiente condiciones más favorables para el trabajador pero no más perjudi- Llevado al ámbito del derecho del trabajo, el orden público tiene carácter
ciales. Por lo tanto, no se limita la libertad de contratación, sino que una vez de absoluto cuando la ley se impone sobre la autonomía colectiva y sobre la au-
concretada la relación, sus condiciones deben subordinarse a las normas inelu- tonomía individual; ampara el interés general de la sociedad por sobre el inte-
dibles que constituyen el orden público laboral. . rés de los grupos o de los particulares, creando un ámbito reservado sólo a la
Estas normas son inmodificables por las partes en sentido negativo: se pro- ley. En cambio, es relativo cuando la ley o el convenio colectivo ceden ante los
duce una limitación de la autonomía de la voluntad y se establece un mínimo de mejores derechos del trabajador, que emanan, por ejemplo, de un contrato in-
garantía social con carácter necesario e imperativo. dividual de trabajo.
El concepto de orden público es uno de los más difíciles de precisar. Para Como apuntan Hierrezuelo y Núñez, desde los albores mismos de nues-
Salvat el orden público resulta de un conjunto de principios de orden superior, tra disciplina, y como mecanismo para restablecer y mantener el equilibrio del
políticos, económicos, morales y algunas veces religiosos, a los cuales una so- contrato frente a la manifiesta disparidad negocia! que existe entre ambas par-
ciedad considera estrechamente vinculada la existencia y conservación de la or- tes del sinalagma laboral, el derecho del trabajo ha contado y cuenta con dos
ganización establecida: por ejemplo, la separación de los distintos poderes que herramientas jurídicas, cuyo rasgo tipificante es restringir la autonomía de la
ejerce el gobierno, la libertad individual, la propiedad, etcétera. voluntad, imponiendo imperativos mínimos que deben ser respetados por las
Con posterioridad, Llambías se alineó en el mismo sentido al sostener que mismas.
"se denomina orden público al conjunto de principios eminentes -religiosos, Estas técnicas jurídicas la constituyen, por un l~do, el intervencionismo es-
morales, políticos y económicos- a los cuales se vincula la digna subsistencia tatal, que se evidencia a través de una serie de normas coactivas, que regulan
de la organización social establecida" 1 . distintos aspectos de la relación individµal; y por el otro, el reconocimiento de
De la Fuente lo define como la institución de que se vale el ordenamiento las autonomías colectivas, cristalizado en la gran cantidad de convenios colecti-
jurídico para defender y garantizar, mediante la limitación de la autonomía de vos que fijan, entre otras materias, condiciones de trabajo que las partes deben
la voluntad, la vigencia inexcusable de los intereses generales de la sociedad, de respetar, que reducen aún más el margen de discrecionalidad de los contratan-
modo que siempre prevalezcan sobre los intereses particulares 2 • tes, en especial, del empleador5 •
Álvarez, luego de señalar las grandes confusiones que generaba el concep- Ambas técnicas jurídicas conforman el orden público laboral, es decir, el
to de orden público en el derecho civil del siglo XIX, agrega que la única coin- conjunto de normas de carácter imperativo que forman un piso mínimo indero-
cidencia que se tuvo acerca del orden público es que no se puede definir. Pasaba gable in pejus y que debe ser respetado por las partes individuales, o, en otros
como con la frase de San Agustín y el tiempo: si no me lo preguntan lo sé y si términos, el conjunto de normas imperativas (de ley o de convenio colectivo)
me lo preguntan lo ignoro. que se imponen a la voluntad de las partes en tanto éstas no establezcan condi-
Por ello los civilistas se pusieron de acuerdo en que el orden público se ciones más favorables al trabajador. Es un marco heterónomo, ajeno y cambian-
debe definir sólo por sus efectos, que son tres. te, que debe ser respetado por las partes del contrato.
El primero es la territorialidad y la extraterritorialidad. Se decía: "el orden
público es como una aduana", ya que "nada puede entrar o salir". 6. Diferencias con el derecho común y relación con otras ciencias
El segundo es la retroactividad e irretroactividad (art. 3°, CCiv. "las leyes
no tienen efectos retroactivos sean o no de orden público"). Las diferencias más notorias que se observan entre el derecho del trabajo y
El tercero, y más importante, es el límite a la autonomía de la voluntad; el derecho civil son las siguientes:
de ahí que el orden público sea lo que no está en ella, sea un límite al contrac- El derecho común es un derecho individualista y patrimonialista y parte de
tualismo3. la base de la igualdad de las partes, rigiendo sin mengua el principio de la auto-
El orden público es un concepto cambiante, ya que se refiere a intereses que nomía de la voluntad.
el legislador considera esenciales en la sociedad en un momento determinado y En cambio, el derecho del trabajo es humanista y colectivista; protege al
que deben ser protegidos; depende de las circunstancias sociales y económicas y trabajador y vela por la dignificación del trabajo humano y su bienestar; parte
del modelo de relaciones laborales adoptado. de la premisa de que el trabajador es el más débil de la relación y limita el prin-
cipio de la autonomía de la voluntad. Se vincula estrechamente con otras ramas
del derecho, como el derecho civil -capacidad de las personas, formación de
1
Ver SALVAT - LLAMBÍAS, cit. por DE LA FUENTE, Horado H., Orden público, Astrea, los contratos- y el comercial -concursos y quiebras-.
Buenos Aires, 2003, p. 12.
2 DE LA FUENTE, Horado H., Orden público, cit., p. 23.
3
ÁLVAREZ, Eduardo O., extractado de la clase dictada el 29/5/2003, en la Maestría
4
de Derecho del Trabajo y Relaciones Laborales Internacionales, Universidad de Tres de DE LA FUENTE, Horado H., Orden público, cit., ps. 52/53.
Febrero, tema "El orden público laboral y su relación con la renuncia de derechos". 5
HIERREZUELO, Ricardo D. - Núñez, Pedro F., Responsabilidad solidaria en el contrato
de trabajo, Hammurabi, Buenos Aires, 201 O, ps. 81/82.
!,_
10 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA TRABAJO HUMANO. DERECHO DEL TRABAJO. POLÍTICA SOCIAL 11

También se relaciona con otras ciencias, entre ellas: tonomía de la voluntad, imponiendo imperativos mínimos que deben ser respe-
la sociología, que explica la importancia de la empresa, los sindicatos, tados por ellas: el intervencionismo estatal y el reconocimiento de las autono-
la huelga y las relaciones colectivas; mías colectivas, técnicas jurídicas que conforman el orden público laboral y tie-
- la economía, en la inteligei;icia de que capital y trabajador tienetJ. igual nen por finalidad equilibrar la relación de disparidad entre empleador y traba-
importancia; 'jador.
- la medicina, ya que en ella se basó para limitar la jornada de trabajo, También opera como límite la irrenunciabilidad de los derechos y las res-
fijar vacaciones, descansos semanales, medidas preventivas contra accidentes y tricciones a las facultades de organización, dirección y disciplinarias del emplea-
enfermedades; · dor, la búsqueda para evitar el fraude y preservar la vigencia del contrato de tra-
--: la psicología, en las pericias, análisis del carácter y gustos del trabaja- bajo al establecer la nulidad de todo contrato en el cual se haya procedido con
dor; simulación o fraude, aparentando normas contractuales no laborales, interposi-
- la ergonomía, que busca la adaptación del hombre al trabajo y su me- ción de personas o de cualquier otro medio.
dio para aumentar el rendimiento;
- la ingeniería, en las pericias, estudio del ámbito de trabajo, ruidos, má- 2. Argentina: flexibilización de las relaciones laborales en el período
quinas y elementos de seguridad; , 1991-2001
- las ciencias exactas, en las pericias, determinación de salarios y análisis
de los libros de la empresa. Hasta hace algún tiempo algunos sectores afirmaban que para generar em-
pleo y reducir el desempleo (y subempleo) y el trabajo precario (y no registrado)
y obtener mayor productividad y crecimiento económico se debían "flexibilizar/
111. PERSPECTIVAS DE LAS RELACIONES LABORALES: DESARROLLO desregular" las relaciones laborales y bajar el llamado "costo laboral".
ECONÓMICO CON PROTECCIÓN SOCIAL Ello en el entendimiento de que ese objetivo no se podía lograr mantenien-
do el grado de protección fijado en la legislación laboral, y establecían una suer-
1. Introducción te de vinculación causal entre estos factores y el derecho laboral, relegando la
influencia del sistema económico a un segundo plano.
Se han producido en los últimos tiempos importantes cambios que impac- Sostuve que, por ejemplo, se defendió la llamada fiexibilidad laboral o
taron en las relaciones laborales, como consecuencia de transformaciones so- "desregulación normativa", que se desarrolló mediante reformas legislativas
ciales, políticas y económicas y de los avances tecnológicos, especialmente en lo desde 1991 en sus tres manifestaciones.
concerniente a la información y comunicación. Se ha pasado así de modelo for- - La fiexibilidad en la organización productiva, con la extensión a dis-
dista a sistemas de organización del trabajo más complejos. tintas actividades de la polivalencia funcional, la multiprofesionalidad y la mo-
Si bien se debe reconocer la evidente relación entre economía y relacio- vilidad interna, a través de la ley 24.013 (1991), que autorizó a las partes co-
nes laborales, estando en juego derechos humanos esenciales, es claro que el lectivas a debatir esa temática e incorporarla a los convenios colectivos, y de la
Derecho del Trabajo debe impedir que se conculquen derechos alimentarios ley 24.467 (1995) relativa a las pequeñas y medianas empresas, que hace refe-
que están protegidos constitucionalmente y por el Derecho Internacional del rencia a la "redefinición de puestos de trabajo y movilidad interna".
Trabajo. - La "fiexibilidad de entrada", con las distintas regulaciones del perío-
Se observó una involución de los principales institutos del Derecho del do de prueba (entre 1995 y 2004) y las modalidades promovidas (contratos de
Trabajo en contra de las constituciones sociales. Se produjo un desplazamiento tiempo determinado con reducciones o exenciones de cargas sociales) creadas
del sujeto protegido; los trabajadores fueron resignando derechos y, en muchos en 1991 (ley 24.013) y 1995 (ley 24.465) -derogadas en 1998 (ley 25.013)-,
países, éstos se han ido concentrando en las grandes empresas, que se erigieron que se erigieron en un aspecto importante de la precarización laboral.
en el nuevo objeto de protección. - La "fiexibilización de salida", con un nuevo régimen indemnizatorio
El trabajo humano en el mundo -como en varios momentos de la his- creado en 1998 (ley 25.013) -derogado en 2004 (ley 25.877)- que redujo
toria- no es valorado adecuadamente, y en los hechos (aunque no en las drásticamente las indemnizaciones de los trabajadores con menos de 2 años de
declamaciones) vuelve a transformarse en mercancía, en un factor más de antigüedad.
la producción. Se advierte que así como el Derecho del Trabajo surgió para Las reformas legislativas en materia laboral producidas entre 1991 y 1999
evitar la explotación del trabajo humano ante una situación social grave a flexibilizaron las relaciones laborales: la 24.013 creó las modalidades promovi-
fines del siglo XIX y comienzos del XX, la desregulación de esa protección das y la disponibilidad colectiva (art. 25), la ley 24.465 sumó otro contrato pro-
produjo una nueva cuestión social en las últimas décadas del siglo pasado: movido e introdujo el período de prueba con disponibilidad colectiva y sin car-
la exclusión. gas sociales, la ley 24.557 de Riesgos del Trabajo caracterizada por sus incons-
No hay que olvidar que el Derecho del Trabajo es dinámico y está en titucionalidades y mezquindades, la 25.013 que "redujo" las indemnizaciones
constante evolución; se trata de un derecho de integración social, ya que sus de los trabajadores de menor antigüedad. Entre 2000 y 2001 las normas fueron
principios y normas obedecen al interés general y se vinculan con la realidad esencialmente de carácter fiscalista (ley 25.345 -arts. 15, 80 y 132 bis, LCT-,
social. y resoluciones de la AFIP 899 y 943).
Como mecanismo para restablecer y mantener el equilibrio del contrato Hoy se ha comprendido que es el sistema económico el que destruye más
cuenta con dos herramientas jurídicas, cuyo rasgo tipificante es restringir la au- puestos de trabajo que los que produ~e, sumado a la sustitución de mano de
12 MANUAL DE DERECHO LABORAL -JULIO ARMANDO GRISOLIA TRABAJO HUMANO. DERECHO DEL TRABAJO. POLÍTICA SOCIAL 13

obra por tecnología (posibilidad técnica de producir con menos mano de obra): Se ha entendido también que es el sistema económico es el que destruye
por ello, las soluciones no se deben buscar en modificaciones in peius de la le- más puestos de trabajo que los que produce (sumado a la sustitución de mano
gislación laboral, a la cual no debe endilgarse culpas que no tiene. Las últimas de obra por tecnología) y que no se trata de aumentar la cantidad de empleo con
publicaciones de la OIT descreen de la relación entre desregulación y empleo y formas precarias de 'contratación sino que se debe priorizar la calidad del em-
sostienen que las reformas flexibilizadoras no contribuyeron a generar empleo pleo y propender a generar trabajo decente.
sino a deteriorar la calidad del empleo restante. Resulta paradójico memorar que a principios del siglo XIX Argentina es-
También se ha entendido que no se trata de aumentar la cantidad de pues- taba a la par de Australia y Canadá, que eran tierras de promisión a las que
tos (por ejemplo con formas precarias de contratación) sino que hay que hacer acudían en masa inmigrantes de todo el mundo. Estos países -según informes
hincapié en la calidad del empleo, es decir, generar trabajo decente como sostie- de las Naciones Unidas- ocupan los primeros lugares con Noruega, Suecia,
ne la OIT y reafirma el art. 7º de la ley 25.877 (BO del 19/3/2004): empleos con Dinamarca y EE.UU. sobre desarrollo humano.
ingresos regulares y justos, condiciones de trabajo dignas, protección legal y se-
guridad social, para bregar por la equidad social. 3. El regreso al derecho laboral clásico (2002-2013)
En definitiva, la realidad demostró que la flexibilización que llevó a la des-
protección no fue el medio adecuado para lograr el progreso social y produjo Desde 2002, se produce un punto de inflexión en la legislación laboral, re-
una nueva cuestión social: la exclusión. sultando auspiciosas las últimas modificaciones, en las que se observa un regre-
La Argentina -desde los inicios del siglo XXI- parece haber comprendi- so a la esencia de los valores del derecho del trabajo.
do que no existe necesariamente vinculación entre desregulación y generación Por ejemplo, en 2002 -etapa caracterizada por la crisis económica ge-
de empleo y que la legislación laboral no es la culpable de los problemas so- neral, la emergencia y la crítica situación social- se reforzó la estabilidad y
cioeconómicos del país. Para ello debió sufrir la experiencia de bajar los niveles se castigó el acto antisocial de despedir sin causa, fijando temporariamente los
de protección mediante reformas flexibilizadoras producidas en la década de los puestos de trabajo e incrementando la indemnización en caso de incumplimien-
noventa, que no sólo no contribuyeron a generar empleo sino que deterioraron to (art. 16, ley 25.561 de enero de 2002 y decretos que prorrogaron su vigen-
la calidad del empleo restante y precarizaron las condiciones de trabajo. cia). En igual sentido, la ley 25.877 (marzo de 2004) propende al empleo decen-
En efecto, en las décadas de los ochenta y los noventa algunos sectores te, mejora la regulación del período de prueba (3 meses con preaviso -o de no
sostuvieron que para generar empleo y reducir el desempleo (y subempleo) y otorgarse indemnización sustitutiva-) y unifica las disposiciones relativas a la
el trabajo precario (y no registrado) y obtener mayor productividad y creci- extinción e indemnizaciones, del mismo modo que distintas disposiciones pos-
miento económico se debía "flexibilizar/desregular" las relaciones laborales y teriores.
bajar el llamado "costo laboral". Ello en el entendimiento de que ese objeti- También desde 2004 se produce un cambio trascendente en la jurispruden-
vo no se podía lograr manteniendo el grado de protección fijado en la legis- cia sobre derecho del trabajo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación: se
lación laboral, y establecían una suerte de vinculación causal entre estos fac- hace hincapié en el respeto irrestricto a las normas constitucionales y supralega-
tores y el derecho laboral, relegando la influencia del sistema económico a un les, se retoma los principios del Derecho del Trabajo y el eje vuelve a ser el hom-
segundo plano. bre y no el mercado (entre otros, fallos "Vizzoti" -del 14/9/2004- y "Aquino"
Durante la década de los noventa en Argentina, mediante reformas legis- -del 21/9/2004-).
lativas, se aplicó en forma práctica la llamada flexibilidad laboral o "desregu- Al respecto, resultan paradigmáticos los fundamentos del fallo de la Corte
lación normativa'' en la organización productiva (con la extensión a distintas Suprema de Justicia de la Nación "Vizzoti, Carlos A. v. AMSA SA s/despido",
actividades de la polivalencia funcional, la multiprofesionalidad y la movilidad cuando afirma que no son las leyes del mercado el modelo al que deben ade-
interna), en el "ingreso" (con las diferentes regulaciones del período de prueba cuarse las normas laborales, porque no debe ser el mercado "el que someta a
y los contratos de tiempo determinado con reducciones o exenciones de cargas sus reglas y pretensiones las medidas del hombre, ni el contenido ni alcance de
sociales) y en el "egreso" (con un nuevo régimen indemniza torio que redujo los los derechos humanos". Es el mercado "el que habrá de adaptarse a los mol-
montos a los trabajadores con menor antigüedad). des de la Constitución y del Derecho Internacional de los Derechos Humanos".
El devenir de la legislación y parte de la jurisprudencia de esa época, la fle- Considera que "no se puede consentir que la reglamentación del derecho del tra-
xibilización, la errante política laboral y las consecuencias en la situación social bajo reconocida por la Constitución Nacional, aduciendo el logro de supuestos
y en los derechos de los trabajadores, hace trascendente que se recuerden e inter- frutos futuros, deba hoy resignar el sentido profundamente humanístico y pro-
nalicen los elementos estructurales del Derecho del Trabajo -la hiposuficiencia tectorio del trabajador que aquélla le exige. Ello implicaría, dice la Corte, inver-
del trabajador, la desigualdad preexistente y la necesidad de protección-, a fin tir la legalidad que nos rige como Nación organizada y como pueblo esperanza-
de propender a que experiencias tan negativas no vuelvan a repetirse. do en las instituciones, derechos, libertades y garantías que adoptó a través de
Recién en los primeros años de este siglo se produce un regreso a la esencia la Constitución Nacional".
de los valores del Derecho del Trabajo a través de modificaciones a la legislación
laboral que también encuentran eco en la jurisprudencia de la Corte Suprema de 4. la situación social como elemento disdplinador de las relaciones
Justicia de la Nación y la mayoría de los tribunales laborales, adquiriendo la fi- laborales
gura del Juez un valor preponderante. Se hace hincapié en el respeto irrestricto a
las normas constitucionales y supralegales, se retoma los principios del Derecho De todos modos, la situación socioeconómica -sustancialmente mejor
del Trabajo y el eje vuelve a ser el hombre y no el mercado. que en 2002- pero caracterizada todavía por un importante porcentaje de tra-
14 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA TRABAJO HUMANO. DERECHO DEL TRABAJO. POLÍTICA SOCIAL 11 15

bajo precario y no registrado en documentación laboral -cercano al 35%- _e do en documentación laboral y el trabajo precario, y que ello no se logra flexibi-
índices aun elevados de pobreza, motivan que el trabajador tenga mayor nec~si­ lizando ni desregularizando la legislación laboral, se puede establecer un "nue-
dad de protección, ya que la debilidad está del lado del que se siente compelido vo" punto de partida para la regulación de las relaciones laborales en la región
por la necesidad de trabajar. . ./ . y fijar algunas premisas.
En el primer trimestre de 2014 sobre una poblacion de 40 millones de ha- 1) Legislación laboral que respete la esencia de la Constitución Nacional
bitantes alrededor de 3 millones de trabajadores tienen problemas de empleo y las normas supralegales. El centro referencial no debe ser el mercado sino el
(entre d~socupados y subocupados) y hay más de 4 millones de trabajadores no hombre que trabaja, y sus ejes el principio protectorio y el de irrenunciabilidad
registrados. · de derechos, ya que el trabajador no es un recurso económico más: es digno por-
Particularmente, la falta de registración es un disvalor que se proye_cta ·en que es persona y como tal debe ser protegido.
todo el orden social, produciendo evasión fiscal y previsional, compet~ncia des- Para ello es preciso que se dicten normas claras y esencialmente justas, en
leal con los empleadores que cumplen sus obligaciones y descenso de ingresos a las cuales el bien jurídico protegido sea el hombre, que respeten la dignidad y
los sindicatos por falta de pago de las cuotas sindicales. L/as co?diciones del tr_a- los derechos humanos, y se propenda a generar trabajo decente y estable, a in-
bajador no registrado son de total desprotección: no esta cubie/rt? por _la leg~s­ centivar los contratos de tiempo indeterminado, a reducir el tiempo de la jorna-
lación faboral ni de la seguridad social y carece de cobertura medico ~sistencial da laboral, que las tareas se presten en condiciones y medio ambiente de traba-
para él y su familia (no tiene derecho al cobro de salario familiar, seguro de des- jo adecuados, a revalorizar la negociación colectiva y los convenios colectivos,
empleo ni accidentes de trabajo). la formación y capacitación profesional permanente, y a bregar por una justicia
En este contexto la situación socioeconómica opera como elemento fle- del trabajo ágil y eficiente.
xibilizador y disciplii;ador de las relaciones laborales: existe una "flexibiliza- 2) Cumplimiento efectivo de las normas laborales (fiscalización y san-
ción de hecho" de la legislación laboral ante el temor a la extinción del contra- ción). Si bien existen normas sancionatorias, en muchos casos no se ejecutan.
to. Ejemplo de ello son el uso abusivo del ius variandi, la violación al principio El Estado debe reasumir su rol de garante de las relaciones laborales y fiscalizar
de irrenunciabilidad, el no pago de horas extras, etcétera. adecuadamente. Para lograr efectivamente que se cumplan las normas vigentes
En un régimen de protección contra el despido arbitrario con estabi~idad protectorias de los trabajadores que surgen del derecho sustancial del trabajo es
impropia -cuya consecuencia práctica es la libertad d_e _d~spido. a cambio de preciso redoblar los esfuerzos por mejorar la situación social.
una reparación conocida de antemano de daños y peqmc10s tarifados- y la Por ejemplo, se debe fiscalizar que las tareas se presten en condiciones y
inexistencia de una acción de reinstalación que obligue al empleador amante- medio ambiente de trabajo adecuados. La salud es un bien irremplazable cuyo
ner las condiciones de trabajo, el empleador puede evaluar según su convenien- deterioro no puede ser compensado. Con mediciones en los puestos de trabajo
cia y analizando el costo laboral y económico si despide al dependiente o man- se pueden corregir los aspectos perjudiciales, evitar daños y reducir costos eco-
tiene las condiciones de trabajo. nómicos futuros.
Por el contrario, el trabajador por temor a la extinción del contrato o al 3) Importancia de la Justicia del Trabajo en la dinámica de las relaciones
cierre de la empresa -ante la posible pérdida de su fuente de ingresos y el fan- laborales y como política laboral. La justicia debe ser eficiente en tiempo y for-
tasma de la desocupación- consiente la adopción de medidas -tácita o incluso ma. "Como la belleza de una música, la bondad de una ley no depende sólo de
expresamente- que violan sus derechos labora~e~: compelidoª. aceptar -por quién la compone, sino también de quién la ejecuta" (Carnelutti).
ejemplo- decisiones que implican nuevas condic10nes de traba10, aun cuando Desde el punto de vista cuantitativo, la dilación de los procesos indirec-
resultan arbitrarias. tamente fomenta despidos y conciliaciones en montos bajos. Desde el punto
de vista cualitativo es trascendente el valor de los pronunciamientos judiciales
5. Algunas premisas para la transformación de la política laboral como fuente de derecho: las doctrinas se expanden por las sentencias que la re-
ceptan.
De principio, resulta trascendente recordar las palabras del Papa ~uan La interpretación judicial debe equilibrar la desigualdad: el juez no puede
Páblo II en oportunidad de pronunciar el discurso a los obispos argentinos renunciar conscientemente al deber moral de administrar justicia. Su función no
(1995). El Sumo Pontífice afirmó que "la situación social no n:iejora tan sólo es hacer ciencia del derecho en base a especulaciones abstractas sino hacer juris-
aplicando medidas técnicas sino, también y sobre todo, promoviendo reformas prudencia, usar de la prudencia en la realización efectiva del derecho.
sobre una base humana y moral que tenga presente una consideración ética de
la persona, de la familia y de la sociedad". Asimismo, en las pa~abras dirigidas a 6. Los ejes de las políticas de protección social
la Academia Pontificia de Ciencias Sociales (25/11/1994), mamfestó que "se ob-
serva a nivel internacional que númerosas propuestas de reforma macroeconó- De principio cabe concluir que es posible lograr desarrollo económico con
mica no toman en cuenta la dimensión humana, de manera que ·son siempre los inclusión social, sencillamente porque no son objetivos antagónicos.
más débiles quienes sufren los efectos nefastos de la fuerte disminución del gas- Se debe comprender que la protección social, la inclusión, que en definiti-
to público. Conviene recordar: ningún modelo de crecim_iento ~co!1-ómico que va se materializa en el respeto a los derechos humanos, es un presupuesto; no
descuide la justicia social podrá sostenerse a largo plazo m tan siqmera desde el constituye una variable sino la premisa mayor del silogismo que debería servir
punto de vista estrictamente económico". . de piedra angular para abordar el tema.
Teniendo en cuenta lo precedentemente expuesto, que las asignaturas pen- De allí que los diseños de política laboral y económicas deberían pensarse
dientes son generar empleo decente, reducir el desempleo, el trabajo no registra- partiendo de esas premisas -protecció~ social, inclusión, estabilidad, seguridad
TRABAJO HUMANO. DERECHO DEL TRABAJO. POLÍTICA SOCIAL 17
16 MANUAL DE DERECHO LABORAL-JULIO ARMANDO GRISOLIA

gia de competitividad con igualdad de oportunidades. También apuntar a redu-


social, condiciones y medio ambiente de trabajo dignos, prote~~ión a la salu_d cir la informalidad y los abusos en el sector formal.
psicofísica, seguridad e higiene, protección a los derechos del nmo- Y a partir 4) La modernización de las relaciones laborales requiere contratos de tra-
de allí comenzar el debate. , bajo de tiempo indeterminado -principio de continuidad de la relación labo-
Es importante establecer claramente el cuadro de situación de cad~, pais o ral- la reducción del tiempo de trabajo, formación y capacitación profesional
región -con sus evidentes asimetrías- para p~der enco~t~ar una solucion ade- permanente, mecanismos de protección y contención social, dinamismo de los
cuada, porque un diagnóstico correcto es el pn~er}eqm~ito de un buen trata- convenios colectivos como instrumento autónomo para adaptar el marco nor-
miento. Siguiendo las enseñanzas de Santo Tomas para Juzgar hay que cono- mativo a los presupuestos fácticos y las necesidades concretas de cada actividad,
cer". profesión o empresa.
En las situaciones de crisis se deben tomar decisiones trasc_en?entes de c~- 5) Otro punto trascendente es apuntar a la estabilidad, que resulta impor-
rácter estructural e intentar un cambio de rumbo y no meros paliativos. Los chi- tante en la calidad del empleo y en la reducción de la incertidumbre laboral. Es
nos desde hace siglos afirman que "crisis es oportunidad", y la histori~ ?e los positiva como estrategia de competitividad empresarial a diferencia de la situa-
países demuestran que -en general- las crisis_ dejaron algún saldo positivo. ción de alta rotación de mano de obra en la cual la inversión eri capacitación es
La cuestión social debe ocupar real y efectivamente un lugar trascendental, mínima (o inclusive nula), y los trabajadores no se sienten comprometidos con
para así poder sentar las bases de países en los cuales ~~impleme_nte- se pueda el éxito de la empresa. De allí que deba apuntarse a la innovación, a la capaci-
vivir con dignidad; ésta debe ser la pauta rectora. Reci_en a partir de estas pre- tación continua y a la participación de los trabajadores.
misas se debe plantear una política social efectiva con sistemas transparen_t~s de
distribución de fondos y apuntar decididamente al aumento de la producc10n, el 7. El rol de la Justicia en las relaciones laborales
empleo y el ingreso y a reinsertarse en el mundo global. . . ,
Es claro que el empleo es la demanda social más acuciante. En vanos p~ises Sin dudas la celeridad en los procesos judiciales e independencia y eficien-
la realídad demuestra que a pe~ar de la_ existencia de norma~ laborale~ tmt~v~~' cia de la Justicia del Trabajo adquiere esencial importancia en la dinámica de las
el trabajador tiene una protección rel~tiva co~o con~ec':1encia de una flexibih- relaciones laborales y en la política laboral.
zación de.hecho" impuesta por la realidad socio~conomica que opera como ele- Desde el punto de vista cuantitativo, la demora de los procesos es un dis-
mento flexibilizador y disciplinador de las relacion~s laborales. . . valor del orden que produce denegatoria de Justicia. La dilación de las causa ju-
El trabajador acepta trabajar en forma no regis~rada, pr~cana o en condi- diciales indirectamente fomenta despidos -ya que el empleador sabe que paga-
ciones infrahumanas, y no reclama por temor al despido o a! ~ierre de la empre- rá mucho tiempo después-y conciliaciones en montos bajos -ya que el traba-
sa: está compelido a aceptar decisiones que implican condiciones de traba10 Y jador necesita el dinero para subsistir, y no se puede reinsertar rápidamente en
empleo castigadas por la legislaci~n. . . . el sector formal del mercado laboral por la desocupación, la subocupación y el
De allí que los objetivos si bien deben dmgirse a proveer u~ marco, regu- trabajo precario-.
latorio para la gestión del trabajo adecuado a las nuevas tecnol?gias y metodos Por el contrario, con procesos judiciales de corta duración, sumado a nor-
de organización de la. producción, también deben respetar efectivamente los de- mas claras y precisas, es decir, reglas de juego claras, el empleador revisará su
rechos de los trabajadores. . conducta antes de despedir, y si ya lo hizo será él quien fotente conciliar y el
1) Se debe establecer un sistema verdaderamente pro~ector de -la sa~ud del ofrecimiento de dinero será más elevado.
trabajador, que se ocupe de las condiciones y med,io ambi~nte de traba10: ~as Se debe fomentar los métodos adecuados de resolución de conflictos y pro-
nuevas tecnologías pueden ser incorporadas despues de verificar. que su utiliza- fundizar las técnicas y herramientas para la gestión del conflicto laboral siemp.i;e
ción no producirá resultados disvaliosos en la salud de los_trab~1adores. con la debida intervención del Estado para revisar los acuerdos y homologándo-
Debe evaluarse el costo social a largo plazo del traba10en1ornadas exten- los cuando constituyan una justa composición de derechos e intereses.
sas y agotadoras y realizadas en condiciones y medio ambiente inadecu~dos. Si
Asimismo, se debe propender a un procedimiento judicial simplificado,
partimos de que la salud es un_ bien irremJ?lazable y un valor cuyo deterioro no
más flexible y despojado de excesos rituales, que no pueden prevalecer sobre lo
puede ser compensado, el capital -traba10 humano acumulado- es el qu~ se
debe adaptar al hombre, que es la única causa eficiente del proce~o produc~i~o. sustancial; el exagerado apego a las formas es un abuso de derecho incompati-
2) Resulta necesario invertir en infraestructura .-~ecnologia Y co~?ici~­ ble con un adecuado servicio de justicia.
nes y medio ambiente de trabajo- por un lado, y~ prmcipalment~,, en el capi- Se debe precisar el concepto de Justicia: debe ser confiable y eficiente (se-
tal" humano mediante el mejoramiento del salario, reglamentac10n adecuada guridad jurídica), ágil y oportuna (celeridad procesal): lograr un servicio de
del trabajo y' fundamentalmente la capacitación profesi~nal, lo que podría d~­ Justicia más eficiente en tiempo y forma tiene directa incidencia sobre la diná-
nominarse "neokeynesianismo". James Heckman. (pren:10 Nobel de ~co~,omia mica de las relaciones laborales. El Juez debe actuar como gestor del orden y la
del año 2000) hace referencia en la necesidad de mvertir en la capacitac10n de paz, debe tener sensibilidad social y no puede estar aislado de la situación real
los más jóvenes. · en que se desarrollan los conflictos laborales.
3) Debe pensarse en hacer consistente el funcio?amiento del mercado de Desde el punto de vista cualitativo es trascendente el valor de los pronun-
trabajo con las condiciones de la economía global, cmdando de desarrollar me- ciamientos judiciales como fuente de derecho: las doctrinas se expanden por las
canismos para moderar los efectos de los shocks externos sobre el ~?1pleo. ~tro sentencias que la receptan. Las sentencias formal y materialmente justas, con
elemento esencial es elevar las competencias laborales de la poblac10n Yme1orar apego a la legislación vigente, a la Constitución, principios de la disciplina, tra-
su adecuación a los requerimientos de la demanda, como parte de una estrate-
18 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA
TRABAJO HUMANO. DERECHO DEL TRABAJO. POLÍTICA SOCIAL 19

tados y convenios internacionales, resultan previsibles y también coadyuvan a la


. Por ej~mplo, se debe. fiscalizar que las tareas se presten en condiciones y
paz social y a la seguridad jurídica. . . ~ . . med10 ambiente de traba10 adecuados, que tienen directa vinculación con la
Sin justicia, entendida desde el punto de vista axiologico como virtud~ va- protección de la salud psicofísica del trabajador. Debe evaluarse el costo social
lor ideal al servicio de la verdad objetiva y fin esencial del Estado, no hay siste- a largo plazo del trabajo en jornadas extensas y agotadoras realizadas en condi-
ma de convivencia. ciones y medio ambiente inadecuados.
8. Algunas conclusiones Si partimos de que la salud es un bien irremplazable y un valor cuyo dete-
rioro no puede ser compensado, el capital -trabajo humano acumulado- es el
1) La legislación laboral se debe concebir en téri:ninos diná~ic?s -~el i:iis- que ~e debe adapt~~ al hombre, que es la única causa eficiente del proceso pro-
mo modo que la doctrina y la jurisprudencia- analizando los d~stmtos ms~itu­ ductiv~. e.o~ medic~ones en los puest~s de trabajo se pueden corregir los aspec-
tos en el contexto general, es decir, teniendo en cuenta los camb10s producidos tos pequdiciales, evitar daños y reducir costos económicos futuros.
a nivel social, económico y político. . 5! ?e debe fom~n~ar los métodos adecuados de resolución de conflictos y
Se debe buscar el punto medio aristotélico: el Derecho del Trabajo debe la Justicia debe adqumr un rol protagónico. No se puede dar amparo jurispru-
acompañar la evolución económica -no se lo puede soslaya:- sin desvirt°:ar dencia! a la concepción económica del Derecho, para la cual lo importante es
sus principios rectores, esencialmente resguardando s1:1 ~aracter protectorio. qu~ las relacio~es laborales no sean una desventaja competitiva para la produc-
Toda reforma legislativa debe ser consensuada con los distmtos sectores, y pen~ t1Vldad; al decir de Palomeque, el Derecho del Trabajo debe dejar de ceder al
"chantaje de la crisis".
sada desde el trabajador (tomando como centro al hombre) y no al mercado.
En varios países hay que retornar a los principios r~ctores cl~s.ic?~ del Se debe recordar que la función de los Jueces no es hacer ciencia del dere-
Derecho del Trabajo y propender al empleo decente: normalidad, previsibilidad, cho en base a especulaciones abstractas sino "jurisprudencia" es decir. usar de
respeto a las normas constitucionales y supralegales y. a los tratado~ y _c<:>nve- la prudencia en la realización efectiva del Derecho. La inter;retación' judicial
nios internacionales. Para cambiar el rumbo se debe de1ar de lado el mdividua- debe equilibrar la desigualdad: el juez no púede renunciar concientemente al de-
lismo del actual orden económico mundial en el cual el mercado ocupa el lugar ber moral de administrar justicia. Como afirmaba Carnelutti "como la belleza
central, y que el hombre retome el lugar que nunca debió ceder. Se deben ab~n­ de una música, la bondad de una ley no depende sólo de quién la compone sino
también de quién la ejecuta". '
donar ideas peregrinas como la flexibilización que sólo produjeron mayor m-
equidad social. 9. Reflexiones finales
2) No se trata de oponerse al progreso, a la búsqued~ ~el crecimien~o e~?­
nómico -inversión y nueva tecnología-, ni a generar politicas de capacitac10n La. sociedad no es natural, es una construcción humana y como tal pue-
del personal para las nuevas realidades de reinserción labor.al. ?implemente, lo ~e i:nodificarse. Se d~b.en plas~ar propue~tas serias y concretas, y no meros pa-
pretendido es que esos objetivos se logrei: ~on desa:rollo social, J~S~~mente par~ liativos que en defimtiva habran de dejar las cosas en el lugar en el que se en-
evitar el alto impacto social que las politicas neohberales y flexibihzadoras de cuentran.
los niveles de protección de las normas laborales provocó, produciendo pau.pe- La búsqueda debe ser lograr un ordenamiento jurídico laboral esencial-
rización de la población, trabajo precario e inestable y empresas con una vida mente justo, con normas claras y precisas, previsibles y ejecutables efectivamen-
limitada (especialmente las pequeñas y medianas). . te, en el cual el bien jurídico protegido sea el hombre, que respete su dignidad,
3) Para ello es preciso que se dicten normas claras y j~st~s, en las cuales el derecho a la salud, a la vida, en definitiva, los derechos humanos. A ello debe
el bien jurídico protegido sea el hombre, que respeten la digmdad Y: los d~re­ acompañar el Estado en su rol de garante, controlando y sancionando los in-
chos humanos, y se propenda a generar trabajo decente y estable, a mcentivar cumplimientos y la Justicia con sentencias justas, previsibles y rápidas.
los contratos de tiempo indeterminado, a reducir el tiempo de la jornad~ labo- Lograr estos objetivos es posible: se requiere concientizarse de su nece-
ral, que las tareas se presten en condiciones y medio amb~ente de t:aba10 ade- sidad y de los beneficios que producirá para todos los sectores de la sociedad.
cuados, a revalorizar la negociación colectiva y los convemos colectI~os~ l~ for- Con una férrea voluntad colectiva de lograrlo, efectuando cada uno un profun-
mación y capacitación profesional permanente, y a bregar por una justicia del do examen de conciencia y asumiendo cada sector su cuota de responsabilidad
trabajo ágil y eficiente. . . . ... seguramente será un objetivo realizable. '
Debe simplificarse la legislación con normas precisas: evitar ambigueda-
des falta de claridad, conceptos equívocos, superposición de normas. De este
modo se logrará un marco normativo protectorio y previsible ("reglas de juego
claras para todos los sectores"). . . · .
4) Además ·es preciso que se fiscalice y verifique el cumplimiento efectn~o de
las normas laborales y que se sancione su incumplimiento. Actualmente existen
normas sancionatorias, que en muchos casos no se ejecutan.
El Estado debe reasumir su rol de garante de las relaciones laborales y fis-
calizar adecuadamente. Para lograr efectivamente que se cumplan las normas vi-
gentes protectorias de los trabajadores que surg_en de la l.egisl~~ión l~boral tam-
bién es necesario redoblar los esfuerzos por me1orar la situac10n social.
CAPÍTULO 11
HISTORIA DEL DERECHO DEL TRABAJO.
PERSPECTIVAS DE LAS RELACIONES LABORALES

l. El TRABAJO A LO LARGO DE LA HISTORIA

En la evolución histórica del trabajo humano cabe distinguir dos épo-


cas que resultan claramente diferenciables. El punto de inflexión lo marcó el
movimiento social-económico de carácter mundial denominado "Revolución
Industrial", con el cual comienzan a aparecer las prestaciones laborales en rela-
ción de dependencia y por cuenta ajena.
Como consecuencia de ello, a la primera etapa evolutiva se la denomina
"preindustrial", entendiendo por tal al período que corre desde las prestacio-
nes rudimentarias de la Roma clásica hasta la aparición de los primeros em-
prendimientos industriales del siglo XVIII. En este período no existen relacio-
nes laborales como las conocidas actualmente, sino meras prestaciones rudi-
mentarias.
A la segunda etapa se la designa "industrial" propiamente dicha, por cuan-
to en ella hay que incluir las distintas formas de prestación laboral que se han
ido verificando desde la revolución industrial hasta hace algunos años.
Finalmente, en los últimos años ha surgido una tercera etapa que se puede
llamar "posindustrial" y que presenta características propias. A partir de la dé-
cada del 70, se va conformando un nuevo orden económico y pólítico -"po-
sindustrial"-.
Esta etapa se caracteriza por los siguientes factores: la informatización, la
robotización, la electrónica aplicada, la automatización de los procesos de pro-
ducción y la búsqueda de la eficiencia y el bajo colto. Se materializa en los pro-
cesos de globalización, flexibilización laboral y precarización del empleo, que se-
rán analizados en el capítulo "Política social. Derecho laboral en el siglo XXI".
Previo a analizar las dos primeras etapas, a modo de síntesis -y sin re-
montarse a la historia antigua- se puede ubicar los hechos que dieron naci-
miento al derecho del trabajo en la segunda mitad del siglo XVIII, que enmarca
la llamada Revolución Industrial.
Sin embargo, debe tenerse en cuenta que el capitalismo como fenómeno
tiene raíces muy anteriores, siendo corriente a lo largo de los tiempos y encon-
trándose en la mayoría de las culturas y países.
En Europa Occidental, por ejemplo, la alta burguesía monopolizó desde su
origen la administración de las villas, y durante los siglos XII y XIII un patricia-
do reclutado entre los mercaderes más notables había asumido en todas partes
el gobierno municipal.
22 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA HISTORIA DEL DERECHO DEL TRABAJO ... 23

A medida que se fueron revelando las evidentes deficiencias de un sistema conductio operarum. Cabe recordar que sólo los ciudadanos romanos -como
que dejaba la reglamentación de la gran industria en m~nos de quienes, p~r el hombres libres- podían realizarlas.
hecho de vivir de sus utilidades, se sentían naturalmente impulsados a reducir ~l Al contrario, las prestaciones de los esclavos no pueden ser entendidas
mínimo la parte correspondiente de los trabajadores, éstos comenzaron a mam- como laborales, ya que no eran considerados por el derecho romano personas
festar su disconformidad a través de 'manifestaciones de diversa índole, entre las sino cosas u objetos, y como tal, carecían de libertad; la relación entre dador de
que se encontraron las primeras huelgas en el seno del ~amo textil. .~ trabajo y beneficiario era de dominio. .
En el siglo XVIII las transformaciones producidas con la Revoluci~:m Con el tiempo se fue restringiendo el poder absoluto del señor, mejorando
Industrial fueron revelando las deficiencias del sistema, por lo cual los traba1a- la condición del esclavo (podía llegar a comprar su libertad, o a adquirirla por
dores comienzan a organizar la defensa de sus intereses, mediante la unión en- voluntad del señor -manumissio-, o por disposición de la ley, etc.). Los escla-
tre ellos mismos con la finalidad de obtener cambios que les fueran favorables. vos eran parte del "inventario" de un predio urbano o de un fundo rural y les
Los Estados debieron avenirse a estos hechos, limitando la autonomía indivi- estaba vedada cualquier actividad libre de tipo creativo.
dual mediante la ley, al menos en los casos más graves, como, por ejemplo, la El trabajo de los esclavos era un elemento fundamental del sistema social
protección de niños y mujeres, la limitación de la jornada y la protección de los clásico, el cual puede ser conceptualizado como "sistema esclavista de produc-
infortunios laborales. ción". No se debe olvidar que la fuente principal de suministro de esclavos era
Comienza a formarse así el derecho del trabajo, que como rama 'autóno- la guerra, y los últimos doscientos años de vida del Imperio Romano fueron
ma del ordenamiento jurídico aparece en el siglo XX, acuñado en el texto de la épocas de crisis general de la producción, caracterizadas por la decadencia de
Constitución de la Organización Internacional del Trabajo, donde se consigna las costumbres y de la civilización romana.
que "el trabajo no es una mercancía" y que "la libertad de asociación es esencial Con la caída del Imperio Romano y la estructura de la nueva sociedad me-
para el progreso constante". . ~ . dieval, las prestaciones que antes efectuaban los esclavos -trabajo esclavista-
Es en dicho marco histórico donde esta nueva clase (los obreros de fabri- fueron trasladadas a los siervos de la gleba, mientras que las que hasta enton-
ca), comienza a perfilarse como grupo socialmente do~inante, luego de los cam- ces venían desarrollando los romanos libres fueron asumidas por los artesanos.
pesinos y sirvientes todavía invisibles y sin organización, en contraste con los Los nuevos siervos -herederos de los primitivos esclavos del mundo clási-
primeros. co- continuaron desarrollando las tareas encomendadas por sus amos de ma-
A mediados del siglo XX los obreros industriales se habían convertido en el nera infrahumana, ya que seguían siendo considerados como cosas y no como
grupo más numeroso en todos los países desarrollados, incrementando sus ingr~­ personas o sujetos de derecho. Estos siervos, que en su mayoría realizaban ta-
sos y beneficios complementarios, pero también su poder político, lo que contri- reas de siembra y cosecha, eran parte inescindible de los fundos de los señores
buyó a que campesinos y sirvientes pasaran también al empleo industrial. feudales para los cuales trabajaban.
En los años que van desde 1970 a 1990 se observa un fenómeno parado- Sólo a manera de rudimentaria contraprestación era permitido a los sier-
ja!: se incrementa la producción industrial pero los trabajadores ind~striales no vos conservar una pequeña porción de lo obtenido del suelo para su subsisten-
aumentan en número, sino que disminuyen, duplicándose en camb10 en secto- cia y la de su familia. La sociedad medieval era una organización de estamentos
res no industriales. y clases, dominada por el clero y la nobleza. Los campesinos quedaban exclui-
Este proceso, fruto de diversos factores, contribuyó a que al iniciarse la ~1- dos de cualquier derecho de carácter político y estaban -por su condición de
tima década del siglo XX, tanto los obreros industriales como sus sindicatos dis- siervos- anexados a la tierra del señor para el cual trabajaban, conformando
minuyeran en número y en participación. lo que se podría llamar una "economía natural".
Las nuevas modalidades de trabajo y tecnologías provocaron una revolu- El sistema de las prestaciones, tal como se venía pactando desde la antigüe-
ción en cuanto al modo en que se organiza el trabajo en los diferentes ámbitos: dad clásica en su doble dimensión esclavo-hombre libre, no varió demasiado du-
la tecnología de la automatización ya no requiere gran cantidad de trabajado- rante la Edad Media y los comienzos de la modernidad.
res sino sólo un puñado de personas que ni siquiera deben estar unas al lado de
En efecto, pese a los avances científicos y al desarrollo intelectual y artísti-
las otras para poder comunicarse; y las microtecnologías permiten muchas ve-
co de la humanidad que se verificaron entre los siglos X y XVIII, no se produjo
ces que las máquinas o herramientas de trabajo estén en cualquier lugar, con lo
un cambio trascendente en el ámbito del trabajo humano, donde seguían labo-
cual el trabajo comienza a desplazarse hacia la persona, y no a la inversa (fenó-
rando los hombres libres y los esclavos con la misma división de tareas y la mis-
meno del teletrabajo).
!?ara entender cómo juega el derecho del trabajo en estos tiempos debe cen- ma construcción retributiva heredada de la Roma antigua.
trarse la atención en lo que Drucker denomina "trabajadores del saber", depen- En cuanto a la duración de la jornada de trabajo, las leyes de Manú (año
dientes de una organización superindustrial, pero al mismo tiempo dueños de 1280 a.C.), establecían el trabajo de sol a sol: se trabajaba mientras duraba la
los medios de producción, esto es, su saber. En la sociedad de los empleados del luz, y estaba limitado el trabajo nocturno, que era considerado perjudicial.
saber, éstos y los medios de producción son interdependientes. En esta época cabe observar tres etapas bien diferenciadas:
a) La antigua (hasta el siglo X): caracterizada por el trabajo esclavista, por
1. Primera época: las prestaciones laborales "preindustriales" las industrias familiares y por el agrupamiento de los artesanos en colegios.
b) La medieval (siglos X a XV): las comunas se liberan de la tiranía feudal
El primer antecedente de prestación en esta época es la que realizaban los y comienzan a aparecer -y luego a afianzarse- los gremios de practicantes de
1

primitivos romanos cuando llevaban a cabo una locación de.servicios o locatio oficios y las corporaciones.
HISTORIA DEL DERECHO DEL TRABAJO ... 25 J,
24 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA

Como corolario de lo expuesto, se puede afirmar que hacia fines del si-
c) La monárquica (siglos XVI a XVIII): los monarcas, reforzados en supo- glo XVIII y comienzos del XIX la situación de los trabajadores fue peor que en
der tras la decadencia y disolución del sistema feudal, trataron de desarrollar al- cualquiera de las épocas anteriores, ya que prácticamente se habían transforma-
gún tipo de industria rudimentaria y emitieron reglamentaciones para los gre- do en una nueva expresión social de la esclavitud de los siglos pasados.
mios. En tanto, con el advenimiento de la Revolución Industrial y el uso de las
máquinas, los accidentes y riesgos en el trabajo se multiplicaron. Comenzaron a
2. Segunda época: las prestaciones 1.aborales de la etapa industrial producirse muertes, mutilaciones y enfermedades originadas por el trabajo rea-
lizado en los centros donde la Revolución Industrial se había asentado.
Hacia fines del siglo XVIII, tanto la Revolución Francesa como la Éste es el panorama que presentaba Europa a mediados del siglo XIX;
Revolución Industrial transformaron de manera definitiva las estructuras socia- era la época de la consagración a ultranza del liberalismo económico y jurídico
les y las formas tradicionales de prestación laboral. -siendo su máxima expresión el "Código Napoleón" (Código Civil francés de
En efecto, con la aparición de las primeras máquinas, de la consecuente
1804 )- que consagraba el principio de la autonomía contractual.
producción en serie y de la iluminación de gas de carbón -que permitía el tra-
La necesidad de terminar con las altas tasas de mortalidad entre las muje-
bajo nocturno-, comienza una etapa de "industrialización", en la cual se veri-
res, niños y obreros en general, por un lado, y los socialistas utópicos y cientí-
ficó una mutación de los típicos papeles de artesano-vasallo-propietario hasta
ficos, el levantamiento de la Comuna de París (1848 y 1870) y los pensadores
lo que hoy se conoce como obrero-empleador. ,
católicos franceses de mediados del siglo XIX, por otro, conformaron un hecho
A diferencia de lo que ocurría en las etapas anteriores, en las cuales el fun-
social de suficiente magnitud como para exigir una legislación que contemplara
do o el pequeño taller eran el eje absoluto de la vida del trabajador -ya que allí
no sólo trabajaba, sino que además vivía junto con su familia-, en la etapa in- la siniestralidad del trabajo.
dustrial los obreros comenzaron a desplazarse en movimientos migratorios in- Con la aparición de la doctrina de Josserand -que impuso la responsa-
ternos para asentarse en las típicas aglomeraciones suburbanas que fueron na- bilidad objetiva- se logró dictar las primeras leyes sobre accidentes de traba-
ciendo alrededor de las fábricas que se iban instalando. jo. La legislación inglesa toma en cuenta el riesgo que produce la industria, de-
El hacinamiento que se fue produciendo en los suburbios de las grandes jando a un lado la culpa, y aparece la "teoría del riesgo". Este criterio es adop-
ciudades y, como consecuencia de ello, el exceso de mano de obra ofrecida a tado por la legislación francesa, luego por la belga, y posteriormente se trasla-
cada establecimiento fabril, originaron nuevas relaciones de abuso, en las cua- da a América.
les el empresariado naciente sometió a sus obreros a condiciones infrahumanas La teoría de Josserand responsabiliza al dueño de un establecimiento por
de labor. haber generado el riesgo y repara el daño hasta determinado monto: la indem-
En cuanto a la jornada, el trabajo era realizado esencialmente de día y se nización r;i.o era integral, sino tarifada, lo cual fue aplicado a la mayoría de los
descansaba el sábado o el domingo por razones religiosas. Las jornadas de tra- países de Europa. Pero la posición de Alemania -unificada por Bismarck- en-
bajo eran extenuantes, ya que se extendían hasta 16 horas diarias; sólo a fines tre los años 1889 y 1890 fue consagrar los seguros obligatorios para supuestos
del siglo XVIII, en Inglaterra, se redujeron a 12 horas, y a fines del siglo XIX se de accidente, enfermedad, muerte y otras consecuencias emergentes de los si-
intentaba reducirlas a 10 horas. niestros laborales.
Las primeras leyes sobre la jornada datan de la mitad del siglo XIX en En síntesis, en esta segunda época dominaba el sistema capitalista de pro-
Inglaterra, Francia y Australia. Sin embargo, la jornada de 8 horas diarias y 48 ducción, que cobró fuerza en Francia con la disolución de las corporaciones y las
semanales, a nivel internacional, fue establecida luego de la finalización de la regulaciones y con la libertad de contratar, de comerciar y de trabajar. En 1776,
Primera Guerra Mundial en el Tratado de Versalles, que creó la Organización el ministro Turgot dispuso la abolición de las corporaciones, y en 1791 se votó la
Internacional del Trabajo (1919). En la Argentina se legisló sobre la jornada de famosa Ley Chapelier, que abolió de manera definitiva el sistema corporativo.
trabajo en la ley 11.544, que data de 1929 y rige actualmente. El régimen que estableció la Ley Chapelier implicaba cuatro facultades:
El trabajo, en la primera mitad del siglo XIX, se caracterizó por jornadas 1) la· de establecimiento: toda persona, nativa o extranjera, podía instalar una
extenuantes en lugares carentes de seguridad e higiene, el trabajo de niños de empresa en el territorio del país, sin otras restricciones que las de la policía; 2) la
corta edad y mujeres en cualquier actividad, la exigua retribución salarial y la de acceso al trabajo: desaparecido el régimen corporativo, el trabajo quedaba
inexistencia de los descansos hebdomadarios. despojado de la traba del aprendizaje; 3) la de elección de los procedimientos
Esta nueva concepción del trabajo, en un marco de maquinismo y de li- técnicos: todo productor podía realizar su trabajo según la técnica que estimase
beralismo político y económico, trajo como consecuencia la conformación de correcto emplear; 4) la de libre contratación: las condiciones de trabajo -jor-
una construcción que presentaba las siguientes características: 1) la aplicación nadas, salarios, descansos, etc.- quedaban liberadas a la voluntad de las par-
al trabajo de una energía distinta de la del hombre; 2) la propiedad de los me- tes contratantes.
dios de producción y la apropiación del producto del trabajo por los patrones; El Código Civil francés de 1804 tradujo en sus normas estos principios y
3) el tra?ajo por cuenta ajena y asalariado, aunque de manera insuficiente; 4) la consagró la autonomía de la voluntad. Equiparó las convenciones establecidas
producción en gran escala y estandarizada; 5) la concentración industrial; 6) la en los contratos a la ley misma y dedicó a las relaciones de trabajo apenas dos
división del trabajo; 7) la formación de monopolios y sindicatos; 8) la disocia- artículos (el 1780 y el 1781): uno disponía que no se podía contratar servicios
ción entre los factores de la producción; 9) la división de la sociedad en clases· por tiempo determinado y el otro daba prevalencia, en caso de controversia, a
10) el antag0nismo profundo entre los patrones como elementos fundadores d~ la afirmación del patrono. Como se puede observar, ni el trabajo ni el trabaja-
una nueva forma de capitalismo y los trabajadores, que comenzaban a conside- dor tuvieron cabida en ese Código.
rarse como una verdadera "clase".
26 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA HISTORIA DEL DERECHO DEL TRABAJO ... 27

El Código Penal francés (sancionado en 1810), contenía disposiciones de que son producto del trabajo humano, al cual consideraban como creador de
carácter laboral que, lejos de tener un fin protectorio, buscaban reprimir las ma- valor.
nifestaciones colectivas de reivindicación: las asociaciones profesionales y las Para ellos, el poseedor del dinero compra "fuerza de trabajo" como si com-
coaliciones. Ambos códigos expresan el más crudo liberalismo y el individualis- prase cualquier otra mercancía por e.l /valor equivalente al tiempo de trabajo. s~­
mo con que se nutrió la Revolución. Francesa. cialmente necesario para su producc10n; por lo cual al obrero le cuesta subsistir
y mantener a su familia. . . . .
3. la cuestión social: soluciones teórico-filosóficas Después de la compra de dicha fuerza laboral, el propietario del dmero es
también detentatario del derecho de consumirla: obligarla a trabajar durante
A esta delicada situación descripta de abusos y de avance desmedido del toda la jornada.
capitalismo, se la conoce como cuestión social. Las soluciones para paliarla fue- Pero, quizá. en la mitad de tiempo de la jornada, el obrero produce una
ron variadas y disímiles, ya que desde distintos ámbitos y posiciones teórico-fi- mercancía que cubre los gastos de su manutención, y en la segunda mitad crea
losóficas se buscó interpretar y encausar el industrialismo hacia formas más hu- un producto suplementario que el sistema capitalista no retribuye al obrero y
manas. cuyo beneficio el patrono se guarda para sí.
En la búsqueda de paliativos para la "cuestión social" cabe distinguir cua- A esa producción suplementaria, no retribuida al obrero, y con cuyo valor
tro tipos de soluciones teórico-filosóficas claramente diferenciadas tantp por su se queda el propietario de la fábrica, es lo que los comunistas denominan plus-
origen como por sus fundamentos ideológicos: el liberalismo, el socialismo, el valía.
comunismo y la Doctrina Social de la Iglesia. d) Doctrina Social de la Iglesia. Esta solución teórico-filosófica reconoce
a) Liberalismo. Esta doctrina, nacida de la conceptualización teórica de sus orígenes en las enseñanzas de Jesucristo, en las de los padres de la Iglesia (en-
Adam Smith y propuesta en su obra Investigación acerca de la naturaleza y las tre otros, santo Tomás de Aquino) y en las encíclicas papales.
causas de la riqueza de las naciones, propone la regulación natural de las rela- La Doctrina Social condena tanto las soluciones capitalistas como las so-
ciones sociales nacidas del nuevo industrialismo. Es decir que propugna la nor- cialistas y las comunistas:
malización paulatina "sin intervención de ente alguno" de las relaciones obre- - condena al capitalismo porque, en un pretendido sistema idílico de li-
ro-patrono. bertad y de libre competencia, se produce el triunfo del más fuerte y una explo-
El liberalismo es antiintervencionista por definición, ya que Smith postu- tación del trabajador tan dura que lo reduce al pauperismo;
la que cualquier regulación conspira contra las leyes naturales de la división del - condena al comunismo porque -además de profundamente materialis-
trabajo, de la moneda y de la oferta y la demanda. ta y anticristiano- propicia la lucha de clases y la instalación de una dictadura
Para esta doctrina, el Estado sólo debe limitarse a preservar el discurrir estatal férrea en manos del proletariado.
normal de dichas leyes naturales, removiendo -aun de manera coercitiva, si Los teóricos de la Doctrina Social sostienen que la sociedad tiene como fi-
fuera necesario- los obstáculos que puedan presentarse. De allí que a la con- nalidad primordial conservar, desarrollar y perfeccionar a la persona como una
cepción liberal del Estado se la caracteriza como "Estado gendarme". integralidad, que no puede ser dividida en "hombre-político" y en "hombre-so-
b) Socialismo. El primero de los teóricos socialistas que expuso sus ideas cial" como lo hacen las restantes posiciones filosóficas analizadas. Para esta po-
acerca de la imposibilidad de la existencia de la armonía espontánea y natural sición, el hombre es un ser único e indivisible, que debe dedicarse a la búsqueda
de las relaciones sociolaborales, de que hablaba Smith fue Sismondi. de su propio bien pero sin desatender el bien común social.
Considera que la abstención gubernamental no tiene razón de ser, por Las más modernas construcciones de la Doctrina Social surgen, principal-
cuanto el Estado tiene la obligación de intervenir para evitar los abusos, poner mente, de siete documentos -encíclicas papales- emanados de los últimos pa-
límites a las iniciativas individuales y mantener el equilibrio de los distintos fac- pas, desde León XIII hasta Juan Pablo 11, que han realizado un aporte trascen-
tores de producción. Por ello, Sismondi es considerado como el primero de los dente para la solución de la cuestión social:
"intervencionistas". · - La encíclica Rerum Novarum: fue emitida por el papa León XIII el
c) Comunismo. El comunismo o "socialismo científico" fue conceptualiza- 15/5/1891. En ella se plantea, por vez primera, lo que conocemos como "cues-
do por Carlos Marx y Federico Engels y expuesto en el llamado Manifiesto co- tión social" y el rechazo explícito a la concepción liberal de la sociedad y del
munista de 1848. trabajo humano.
En el Manifiesto, sus autores proclaman que los instrumentos de produc- El papa León XIII condena severamente la acción socialmente nociva del
ción deben ser puestos en manos de los obreros ("proletariado") mediante la lu- capitalismo deshumanizado, a la vez que afirma la necesidad de la existencia de
cha de clases, propuesta como solución para la eliminación de la burguesía. la propiedad y la iniciativa privadas, del beneficio común de los bienes y de la
Sostienen que tal fin no puede ser alcanzado sin la supresión violenta de intervención estatal como fuerza necesaria para balancear la fuerza de los dis-
todo el orden social tal como está organizado en ese momento. tintos sectores que actúan en la comunidad.
Para el pensamiento de Marx y Engels, las clases son irreconciliables y la También en esta encíclica se dejan sentados por primera vez algunos dere-
lucha no termina hasta que sea instalada una verdadera "dictadura del prole- chos inalienables de los trabajadores, los cuales tomaron algunas construccio-
tariado". nes normativas del constitucionalismo social moderno. Entre ellos, cabe desta-
Los comunistas también teorizaron acerca del concepto de "plusvalía". car: el derecho a la libre agremiación, al salario mínimo y vital, a la limitación
Sostienen que la sociedad capitalista se funda en la producción de mercancías, de la jornada laboral y a la protección de las mujeres y los niños en el trabajo.
28 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA HISTOltlA DEL DERECHO DEL TRABAJO ... 29

- La encíclica Quadragesimo Anno: fue emitida por el papa Pío XI, el - La encíclica Centesimus Annus: fue emitida el 1/5/1991 y pertenece al
151511931, para conmemorar el 40º aniversario de la encíclica Rerum Novarum grupo de aquellas que tienen como tema la denominada "Doctrina Social": en-
de León XIII. Este documento ataca, abierta y definitivamente, tanto al capita- seña a buscar la dignidad del hombre bajo cualquier sistema económico, polí-
lismo como al socialismo, dejando sentado que tanto una doctrina como la otra tico o jurídico, haciendo más justas y mejores las relaciones entre los hombres
son aberrantes, antinaturales y profundamente nocivas para los individuos, en en todo el mundo.
particular, y para la sociedad, en general. Juan Pablo II invita a la relectura de documentos anteriores, proponiendo
Se anuncia, también por primera vez, el principio de "subsidiariedad" por echar una mirada retrospectiva a la encíclica Rerum Novarum para descubrir
el cual el Estado debe intervenir, en forma directa o por medio de instituciones nuevamente la riqueza de sus principios, en orden a la solución de la cuestión
o grupos intermedios, en la vida socioeconómica de la comunidad y en las rela- obrera (el conflicto entre el capital y el trabajo).
ciones laborales. Refleja con detalle las realidades empíricas de la situación económica mun-
- La encíclica Mater et Magistra: fue emitida por el papa Juan XXIII el dial del momento, combinando dos focos de atención, a saber: el análisis moral
151511961. Este documento reitera y reafirma varios conceptos tratados en los de la economía y la filosofía de la acción moral característica del Pontífice. El re-
anteriores: el de salario justo, la cogestión, la socialización de los bienes de pro- sultado fue una encíclica que no analiza la economía en términos de macroagre-
ducción, la justicia social, el derecho de propiedad, el de subsidiariedad y el de gados, sino mediante la descripción de la persona económica como dimensión
equidad. del agente moral creado con inteligencia y libre albedrío.
- La encíclica Pacem in Terris: también fue emitida por el papa Juan XXIII Así, analiza los eventos que llevaron a la caída del régimen soviético en
el 11/5/1963. Constituye el primer llamado institucional de la Iglesia Católica 1989, entre ellos "la violación de los derechos de los trabajadores" por parte de
a los políticos de las naciones, instándolos a defender la libertad y los derechos un sistema que decía gobernar en su nombre. Insta a los trabajadores a comba-
fundamentales de los hombres en comunidad. Condena por igual al estatismo tir las injusticias mediante la protesta pacífica, "sin usar otras armas que las de
colectivista del marxismo y al liberalismo individualista del capitalismo. la verdad y la justicia".
- La Constitución Pastoral Gaudium et Spes: éste es uno de los documen- En suma, no sólo es una reafirmación de todo lo expuesto por León XIII
tos modernos más importantes de la Iglesia Católica, emitido por el Concilio hace más de cien años, sino también una actualización creativa del ideal cristia-
Vaticano II el 7/12/1965. En su cap. III se dedica a destacar la responsabilidad no en el mundo actual.
social de los titulares del capital en la sociedad y su obligación de mejorar el sa- - La encíclica Deus caritas est: fue emitida por el papa Benedicto XVI en
lario y las condiciones de la prestación laboral de los trabajadores. 2006, de elevado contenido intelectual y erudito, se refiere al ejercicio del amor
Insta a suprimir las grandes diferencias sociales surgidas entre clases con solidario. Uno de sus méritos consiste en el reconocimiento de las objeciones
el avance y la afirmación del industrialismo, pero por medio de la agremi~­ que se hacen a la acción caritativa desde determinadas posiciones económico-
ción y de la utilización de los medios pacíficos de resolución de conflictos. políticas (específicamente el marxismo, al cual critica), y también una interesan-
Conceptualiza el derecho a la huelga para los trabajadores, pero aclarando que te y responsable alusión a la lentitud de la Iglesia en darse cuenta del cambio del
ella es el último de los recursos que deben emplear para solucionar sus contro- panorama social traído por el proceso industrial del siglo XIX, remediada lue-
versias salariales. go por la abundante aparición de documentos eclesiásticos que constituyen el
- La encíclica Populorum Progressio: fue emitida por el papa Pablo VI el cuerpo de su Doctrina Social.
261311967. Proclama la injusticia de la existencia de países extremadamente po- Se efectúa también una referencia expresa a la responsabilidad del Estado
bres frente a las naciones más desarrolladas, con sobreabundancia de bienes no y la Iglesia respecto de la justicia, sosteniendo que la sociedad justa no es obra
destinados a la redistribución entre los más necesitados. Sostiene que las rela- de la Iglesia, sino de la política con inspiración eclesial a través de diversos me-
ciones entre capital y trabajo deben ser fundamentalmente armónicas y propo- camsmos.
ne soluciones basadas en la solidaridad y en la justicia social. Este primer documento público del Sumo Pontífice establece definiciones
- La encíclica Laborem Exercens: fue emitida por el papa Juan Pablo II frente a la situación concreta de relaciones de la Iglesia y la sociedad, volviendo
el 14/9/1981. Establece un principio teórico-filosófico que su autor denominó a la doctrina más tradicional del pensamiento eclesiástico.
como de "socialización de los bienes de producción"; entiende que el derecho de - La encíclica Caritas in veritate: fue emitida por el papa Benedicto XVI
propiedad de los medios de producción no es absoluto ni concentrable en pocas en 2009 y está dedicada a la economía y al trabajo. Hace referencia a la crisis
manos, sino que debe hallarse subordinado y al servicio del trabajo. mundial y las vías de salida; la idea central es que para que la economía funcio-
Esta encíclica fija, por primera vez, la diferencia existente entre emplea- ne correctamente es necesaria la ética. El mundo necesita nuevas reglas y un go-
dor directo y empleador indirecto, considerando al primero como el sujeto con bierno de la globalización que aspire al bien común. El mercado no debe ser aje-
quien el trabajador acuerda su trabajo, y al segundo como aquel conformado no a la ética y se debe evitar el aumento de las desigualdades.
por los entes, factores y circunstancias que inciden sobre el empleador directo; Habla de resistir la tendencia a rebajar los sistemas de protección social
por ejemplo, la política económica y laboral del Estado, los convenios colecti- que "otorgaron ventajas competitivas en el mercado global, pero con grave
vos, el sistema económico, la normativa laboral, etcétera. peligro para los derechos de los trabajadores, para los derechos fundamenta-
Para Juan Pablo II, trabajo y salario son dos factores fundamentales de la les del hombre y para la solidaridad en las tradicionales formas del Estado so-
dignidad humana, por los cuales se debe asegurar no sólo la subsistencia del tra- cial".
bajador, sino, además, la de su familia. - El 13/3/2013 fue designado el Papa Francisco (Jorge Bergoglio).
HISTORIA DEL DE.RECHO DEL TRABAJO ... 31
MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA
30
menores y las mujeres y jornadas reducidas de labor para la generalidad de los
El trabajo a través de la historia obreros.
El primer país que reconoció a los trabajadores el derecho a agremiarse fue

·
TRES ETAPAS

n ·
Época antlqua (hasta s. X)
{ Esclavos
Industrias familiares
Artesanos en colegios
·
Estados Unidos de América del Norte (1825), pero hasta 1890 no se reconocen
los derechos de los sindicatos obreros en virtud de la llamada Sherman Act.
En España, los sindicatos son admitidos (1868) por un breve período y lue-
. - ETAPA PREINDUSTRIAL go son disueltos (1872); en Inglaterra, son reconocidos en 1871; y en Francia, en
(hasta s. XVIII) . . Se afianzan los gremios y corporaciones
·organización de estamentos Y clases. Época medieval (siglos X a XV) { 1884 e incorporados al Código del Trabajo en 1927.
Dominada por el clero Y la nobleza. { { l~dustria rudimentaria La incorporación de los derechos colectivos de los trabajadores a los textos
Época monárquica (siglos XVI a XVIII) Reglamentación para los gremios
constitucionales de los países adquirió su mayor auge hacia fines de la Segunda
_ETAPA INDUSTRIAL {LAS IDEAS {Liberalismo-Adam S~lth- .
Guerra Mundial.
(desde fines del s. XVIII) Teórico-filosóficas Socialismo -Sismondi- Manifiesto comunista
Aparición de las primeras maquinarias.
Sistema capitalista. Jornadas
para pallar la cuestión
social fueron:
Comunismo -C. Marx Y F: Engels-. .
1 s-
Doctrina social de la Iglesia -Enclchclas papa e
2. Historia del derecho colectivo del trabajo en la Argentina
extenuantes. Desproteccíón. .
El primer sindicato argentino reconocido como tal fue la Sociedad
_ETAPA POSTINDUSTRIAL {Informatización Tipográfica Bonaerense, formada en 1867. Hacia 1890 aparecieron las .Pri-
(actual) Robotlza~ión
Nuevo orden económico caracterizado Teletrab~Jo . meras federaciones de carácter obrero: la FORA (Federación Obrera Regional
por la globallzación Y la flexibilidad
1
Electrónica aphcada d d cción
Automatización de los procesos e pro u Argentina), dirigida por inmigrantes anarquistas, y la UGT (Unión General de
labora . Búsqueda de eficiencia y bajo costo Trabajadores).
Aglutinamiento de maestros artesanos, disclpulos Y aprendices a partir de la Edad
Más tarde, y ante la debilidad protectora de la nueva legislación laboral
que iba apareciendo, fueron formándose distintos sindicatos de inspiración so-
~~~-de cofradlas de personas de Igual profesión: ~nfo~aciones ~e tipo gremial. cialista o anarquista. Estos sindicatos, todavía simples asociaciones civiles que
- DERECHO COLECTIVO Revolución francesa: aparición de las primeras orgamzac1ones gremiales de
{ trabajadores. . no estaban agrupados en confederaciones de carácter nacional, no concibieron
Revolución industrial: maquinismo; des protección
otra medida (para alcanzar algunos logros que los posicionase entre los trabaja-
n
Reclamo de normas para protección del trabajo de los menores Y muieres
y jamadas reducidas para la totalidad de los obreros.
. dores) que llamar a largas y constantes huelgas.
Este tipo de conformación y de acción gremial provocó una nueva for-
ma de antagonismo entre el Estado y los trabajadores, ya que aquél veía, en las
nuevas formadones, instituciones altamente disociadoras y perniciosas para el
mantenimiento de Ja paz social.
11. EVOLUCIÓN HISTÓRICA DEL DERECHO COLECTIVO DEL TRABAJO La CGT (Confederación General del Trabajo) fue creada en 1930 y produ-
ce la primera unificación de todos los gremios bajo una misma entidad greIIJ.ial
de carácter general. ." :_' :' i'.', e'"·.
1. Antecedentes en el mundo Desde 1945 comienza a gestarse un vasto y activo proceso legislativo, en
A artir de la Edad Media, los artesanos -como hombres li~res- ~o­ el cual se consagran numerosas figuras, instituciones y procedimientos de carác-
menzar~n a desarrollar tareas de tipo laboral por cuen~a y en ben~CH? ~~~fd~ ter gremial; son reglamentadas las asociaciones profesionales y las convenciones
colectivas de trabajo y se organiza el régimen previsional en varias "cajas".
Estos artesanos, cuyos talleres, en principio,. ~uerhon m1croeml?ren 1m1: verda- La primera normativa estatal, destinada a unificar la organización y el fun-
ti o familiar evolucionaron en su orgamzac10n asta convert1rs.e en u - i
d~ro aglutin~miento de maestros-artesanos, discípu~os Y apre~dtces, .qud do~.~ cionamiento de las entidades sindicales, fue el dec. 2669 de 1943, a la cual suce-
den el dec. 23.852 de 1945 y las leyes 14.455, 20.615 (1973), 22.105 (1979) y,
naban un oficio en particular y ejercían el monopolio de una etermma a ac I
finalmente, la ley 23.551 (BO del 22/4/1988), vigente en la actualidad.
vidad;; ~tit~~~r~~·unirse en cofradías de personas que ejercían un: misma En 1953 fue sancionada la ley 14.250, de Convenios Colectivos de Trabajo,
f ·, · ._ ' · ros trabajadores libres conformaron -aunque e mane- vigente en la actualidad con distintas modificaciones, entre ellas la de la Ley de
pro es10n,;.:i~~f:::::~ una formación de tipo gremial. La aparic~ón de los gre- Ordenamiento Laboral, 25.877 (BO del 19/3/2004); el antecedente más impor-
ra muy ru 1 d secuencia de este nue- tante de la ley 14.250 fue el dec.-ley-23.852 de 1945.
mios es contemporánea a la de los merca os, y como con d l ., Comienzan a generarse nuevos derechos en materia laboral, y una protec-
. ma de negociación, que se iba conformando en c~ , a ag omerac10n ur-
ción especial a los trabajadores garantizada por el art. 14 bis, CN (derechos sin-
b~:~:t:l artesano podía convenir libremente su remunerac1on con el contratan- dicales).
te de su servicio. ., ta co- Esta disposición constitucional establece la organización sindical libre y
Sin embargo fue a partir de la Revolucion France..sa, como res pues. ,d. - democrática, reconocida por su simple inscripción en un registro especialmen-
' -· · d buso que se producian en un marco 1un 1
lectiva :~~e~:~;~s c~::~;::~el~s d:rechos individuale~ y las liberta~edpúblicas,
te abierto a tal efecto; garantiza a los gremios concertar libremente convencio-
nes colectivas de trabajo y el derecho a la conciliación y al arbitraje, y garantiza
~~a~u;o aparecieron las primeras organizaciones gremiales del trab~d¡a ortes.l del a todos los trabajadores el derecho a la huelga, y a los representantes gremiales,
d d t "gremiales" en e sent1 o ac ua
Estas organizaciones, ver a eramen e 1 . , d 1 trabajo de los en particular, la estabilidad en sus empleos mientras dure su cargo sindical.
término, comenzaron a reclamar normas para a protecc10n e
32 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA
HISTORIA DEL DERECHO DEL TRABAJO ... 33
La estrategia antes aludida condujo a la inexorable escisión de la CGT, for-
mándose una agrupación: paralela, el Movimiento de Trabajadores Argentinos En nuestro medio las primeras huelgas documentadas fueron las de los ti-
(MTA), que adoptó una postura más contestataria a las medidas guberi:iamen- pógrafos en 1887 y la de los albañiles en septiembre de 1889, donde ya se daba
tales; también surgió una nueva central sindical, la Central de los Traba1adores cuenta del acaecimiento de incidentes entre huelguistas y rompehuelgas, lo que
Argentinos (CTA), que sostuvo la au,,tonomía sindical, cuestionando la política brinda la idea de la utilización de alguna modalidad de piquete.
socioeconómica del gobierno y proponiendo otros criterios de organización y El llamado "movimiento piquetero" propiamente dicho tuvo sus primeras
acción sindical. exteriorizaciones entre fines de 1994 y principios de 1996, y pese a haber sido
Tanto la CGT, como la MTA y la CTA, han participado y participan en la el piquete en su concepción original la herramienta de lucha del asalariado en
organización de medidas de conflicto, como en las mesas de diálogo convocadas conflicto, adoptó en su resurgimiento como protagonistas a los desocupados,
por el Ministerio de Trabajo, en una clara señal de pluralismo sindical. con planteas relacionados con el trabajo pero de carácter más general, como la
Desde el año 1983 a 2002, se inscribieron en el registro sindical más de colonización de tierras para su entrega a desocupados, planes de obras públicas
1200 nuevos sindicatos, de los cuales el 90% no obtuvo la personería gremial, autogestionados, la contratación de mano de obra desocupada y el otorgamien-
y más de 400 solicitaron la simple inscripción, pero tampoco obtuvieron ese re- to de planes asistenciales por parte del Estado.
conocimiento. La ocupación de establecimientos aparece en nuestro país en la década del
En septiembre de 2001 existían 2340 sindicatos de primer grado,, de los 50, siendo utilizada en el marco de conflictos de diferentes contenidos, y consis-
cuales 1243 tenían personería gremial y contaban con el 90% de los afiliados, tía en el atrincheramiento de los ocupantes, con la finalidad de evitar el desalo-
lo cual muestra las dificultades para sobrevivir para los que carecen de ese atri- jo. Su diferencia principal con el método del piquete radica en que la defensa se
buto. despliega dentro del establecimiento y no afuera o en sus accesos.
En ese tiempo, el trabajo no registrado, el crecimiento de los índices de des- Una situación de este tipo dio lugar al clásico fallo "Kot", en el cual la
empleo, una mayor rotación laboral, la disminución del empleo público to~al Corte Suprema de Justicia de la Nación admitió el amparo contra actos de par-
y la merma de la representatividad y legitimación de los sindicatos, favorecie- ticulares y completó la exposición de las reglas que constituyeron fuente directa
ron la caída en las tasas de afiliación de alrededor del 40% de la población ac- de la reglamentación legal de este remedio procesal.
tiva sindicalizable. En lo que hace a los cortes de rutas, puentes y en general vías de comunica-
En 1988, pese a la continuidad de la ultraactividad, se reanudó el proces9 ción, si bien también utilizados por los movimientos populares ligados al mun-
de negociación colectiva, firmándose pocos convenios, en su mayoría de activi- do del trabajo, fueron adoptados en otro tipo de protestas, por ejemplo, por
dad o rama, o a nivel empresa. Estos últimos se incrementaron a partir del año productores agropecuarios y transportistas y víctimas de delitos, entre distin-
1991, y la tendencia se fue acentuando durante el transcurso de la década.del tos actores sociales.
90; a modo de ejemplo, mientras las negociaciones a nivel empresa alcanzaban Esta forma de manifestación de los conflictos mereció especial atención
el 19% en 1991, representaban el 86% en 1997. · desde la óptica del derecho penal, por cuanto el impedimento de la libre y nor-
Ello provocó una reducción apreciable en la cantidad de asalariados cu- mal circulación de personas y cosas mediante la ocupación de las vías de comu-
biertos por nuevos convenios, ya que más de la mitad de ellos están comprendi- nicación constituye en sí mismo el delito tipificado por el art. 194, CPen;,:y me-
dos en los convenios concertados en 1975 y porque, a pesar del incremento de reció una respuesta ambigua del Estado, probablemente ligada a la masividad
convenios colectivos de empresa, abarcan poblaciones de trabajadores más re- de dichos actos, a la innegable base fáctica de los reclamos (exclusión social,
ducidas. empobrecimiento, falta de perspectivas de progreso), a.l acostumbramiento de la
En las últimas dos décadas, y como consecuencia de éstos y otros factores, población a la afectación de la vida cotidiana por estas formas de protesta, y a
entre los que se pueden mencionar los procesos de tercerización y la dispersión motivos de orden ético, que impiden a los funcionarios actuar penalmente con-
geográfica -con la consiguiente pérdida de poderío de las conducciones cen- tra aquellos que se encuentran -o alegan estar- en estado de necesidad.
trales-, se produjo un cambio en la metodología de confrontación, sustituyén- ~

dose gradualmente los clásicos métodos de acción directa por otros más nove- 111. EVOLUCIÓN HISTÓRICA DEL DERECHO ll~DIVIDUAL DEL TRABAJO
dosos o de antigua data pero reciclados a los tiempos que corren, como las mo-
vilizaciones, las protestas callejeras, piquetes, "escraches", huelgas de hambre, 1. Historia del derecho individual del trabajo en la Argentina
ollas populares, acampamientos en lugares públicos y cacerolazos, con la finali- Si bien la regulación de las relaciones laborales en la Rep ública Argentina
dad de producir un impacto directo sobre la opinión pública, utilizando los me- 1
es la típica de la etapa del constitucionalismo social -como es común a toda
dios de comunicación. América latina- los antecedentes del derecho del trabajo se remontan al dic-
En cuanto a los piquetes en particular, lejos de configurar nuevas formas de tado de las Leyes de Indias, -surgidas luego de casi tres siglos de dominación
protesta, poseen una larga tradición en la historia de las luchas obreras y su re- hispánica- como un ordenamiento jurídico inspirado en un profundo sentido
lación con el ejercicio del derecho de huelga en sus primeras épocas. ·· humanista y cristiano en procura del beneficio y la protección de los indígenas
Consiste en un trabajador o un grupo de trabajadores colocado por una americanos.
organización sindical o un comité de huelga en el acceso a un establecimiento Dicho ordenamiento se fue readaptando a medida que lo hizo el marco so-
afectado por un conflicto, con el objeto de controlar el movimiento de los tra- cial e ideológico que le servía de referencia.
bajadores, persuadidos o influirlos, de alguna otra manera, a plegarse a la pro- Sin embargo, hay que tener en cuenta que en los hechos, dicho cuerpo nor-
testa. mativo fue utilizado casi exclusivamente para convertir a los habitantes del nuevo
continente y someterlos a la obediencia y al ordenamiento jurídico de la Corona.
34 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA HISTORIA DEL DERECHO DEL TRABAJO ... 35

En cuanto al surgimiento de la legislación del trabajo propiamente dicha, sometimiento y aceptación de condiciones impuestos por quien aparece deten-
ya en las últimas décadas del siglo XIX comenzaron a agitarse los trabajadores tando los medios de producción, económicos y/o materiales.
dependientes y unos años después se planteó la "cuestión social" como corola- De este modo, la regulación y principios laborales intentan equiparar a
rio de la conjunción de diversos factores entre los que es posible mencionar: el través de diversas leyes, las desigualdades generadas en las'relaciones económi-
cambio en la estructura económica debido al proceso de industrialización; el au- co-sociales partiendo de principios basados en el aspecto social y proteccionis-
mento y la modificación de la población por la inmigración, el deterioro de las ta del trabajador.
condiciones laborales de la clase trabajadora, la aparición y difusión de ideolo- Sin embargo, cabe destacar que aún la Argentina no cuenta con un sistema
gías contestatarias y el surgimiento de las primeras asociaciones obreras. codificado de legislación laboral.
En Europa y en los Estados Unidos la cuestión social ya estaba presente La discusión acerca de la conveniencia o no de codificar el Derecho del
desde mediados del siglo XIX. Trabajo tiene ya más de un siglo de antigüedad. El proyecto de Ley Nacional del
El Primer Congreso Obrero Regional Argentino solicitó al Congreso de la Trabajo de 1904, ya expresaba la necesidad de unificar la legislación obrera en
Nación la limitación de la jornada de trabajo a ocho horas, la prohibición del un código y si bien fue un intento fallido, a éste le siguieron iniciativas similares
trabajo de los menores de catorce años y reducción a seis horas de la jornada de que corrieron la misma suerte (proyecto del Poder Ejecutivo de H. Yrigoyen y
los jóvenes de catorce a dieciocho años, el descanso semanal de treinta y seis ho- R. Gómez -1921-, proyecto del senador Diego Luis Molinari -1928-, en-
ras, la abolición del trabajo nocturno, la prohibición de emplear mujeres entra- tre otros).
bajos insalubres y del trabajo a destajo, el seguro obligatorio de accidentes de En forma sintética y cronológica es posible efectuar una enumeración de
trabajo, la creación de tribunales de arbitraje, entre otras cuestiones. las primeras leyes dictadas en materia laboral:
Aparecen las primeras organizaciones gremiales de tipo federati- - En 1904 fue enviado al Congreso Nacional el primer proyecto de Ley
de Trabajo que se redactó en nuestro país, y cuyo autor fue Joaquín V. González,
vo: Federación Obrera de la República Argentina, sucedida en 1901 por la
quien se abocó a la tarea en la convicción de que los problemas existentes de-
Federación Obrera Regional Argentina (FORA), y acompañada en 1902 por la
bían resolverse por vía legislativa, En esta labor aportaron sus ideas Juan Bialet
Unión General de Trabajadores.
Massé, Augusto Bunge, Federico Grote, José Ingenieros, Leopoldo Lugones,
Esta nueva realidad social motivó el accionar tendiente a la regulación le- Alfredo L. Palacios, Pablo Storni, Manuel Ugarte, Alejandro M. Unsain, Enrique
gal como forma de controlar la situación. del Valle Iberlucea. ·
Con la situación general así planteada, se comenzaron a formular propues- El proyecto constó de 465 artículos agrupados en catorce títulos: disposi-
tas de reforma legal que convergieron en el gran proyecto de Ley Nacional del ciones preliminares y generales; de los extranjeros; del contrato de trabajo; de
Trabajo de 1904, aunque ello no fue pacífico sino que surgió en un ámbito pla- los intermediarios en el contrato de trabajo; accidentes del trabajo; duración y
gado de cuestionamientos esgrimidos por aquellos que sostenían que las nor- suspensión del trabajo; trabajo a domicilio e industrias domésticas; trabajo de
mas civiles eran suficientes para regular las cuestiones atinentes a la prestación los menores y de las mujeres; contrato de aprendizaje; del contrato de los indios;
de tareas para otro. condiciones de higiene y seguridad en la ejecución del trabajo; asociacio:q:ys in-
Con el nacimiento de la llamada Legislación Industrial u Obrera se confor- dustriales y obreras; autoridades administrativas; y de los tribunales de con-
mó una nueva rama del sistema jurídico, caracterizada por la regulación de re- ciliación y arbitraje. Dicho proyecto fue rechazado por la Federación Obrera
laciones entre desiguales que se diferencia de la premisa del derecho civil en la Argentina, la Unión General de Trabajadores y la Unión Industrial.
medida que éste brinda soluciones para sujetos que, prima facie, se encuentra en - En 1905 fue sancionada la ley 4661, que fue la primera Ley del Trabajo
igualdad de condiciones de negociar. que estableció el descanso dominical fundado más en la presión de la Iglesia que
Consecuencia de lo expuesto, en la República Argentina apareció regulado en una clara intención tuitiva del trabajador. De forma paulatina las provincias
el trabajo dependiente -como en casi todos los países- con medidas netamen- fueron adhiriendo a esta iniciativa (Salta en 1905, Mendoza y Santa Fe en 1906,
te protectoras, como la limitación de la jornada de labor, la regulación del tra- Tucumán y Córdoba en 1907, Buenos Aires en 1908, Catamarca y Corrientes
bajo de las mujeres y los niños, la fijación de los descansos hebdomadarios y la en 1909, San Juan en 1911, San Luis en 1915, La CRioja y Entre Ríos en 1932,
protección contra los accidentes del trabajo. Santa Fe en 1935).
Luego le sucedieron las regulaciones del salario vital y de un sistema rudi- - En 1907 fue sancionada la ley 5291, regulatoria del trabajo de mujeres
mentario de jubilaciones y pensiones. y niños, prohibiendo la ocupación de menores de catorce años y permitiendo la
Asimismo, fueron apareciendo diversos principios que conforman reglas de los mayores de esta edad y menores de dieciocho años siempre que se conta-
inmutables sobre las que se asienta todo el ordenamiento jurídico laboral y en- ra con un certificado médico que acreditara su aptitud física. Se limitaba la jor-
tre los que se puede mencionar: el principio protectorio, el de irrenunciabilidad nada para los varones menores de dieciséis años y las mujeres menores de die-
de derechos, continuidad de la relación laboral, primacía de la realidad, buena ciocho quienes no podrían trabajar más de seis horas diarias. Se prohibía el tra-
fe, no discriminación e igualdad de trato, equidad, justicia social, gratuidad, ra- bajo de las mujeres en el período anterior y posterior al parto, garantizando la
zonabilidad y progresividad. percepción de su salario. Se prohibía el trabajo de mujeres y menores en indus-
Como puede observarse, el Derecho del Trabajo surge para regular y brin- trias consideradas insalubres y en jornadas nocturnas.
dar solución frente a los conflictos que se presentan entre actores con diferentes Esta ley fue modificada posteriormente ·por la ley 11.317 de 1924.
poderes y pesos de negociación, posicionados en extremos muchas veces irre- - En 1914 fue dictada la ley 9511, que establecía la inembargabilidad de
conciliables, que confinan a la parte más débil de la relación (el trabajador) al los bienes del trabajador.
36 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA HISTORIA DEL DERECHO DEL TRABAJO ... 37

- En 1915 se dictó la primera ley regulatoria de los accidentes del traba- Asimismo, se produjeron importantes cambios. El antiguo Departamento
jo (ley 9688), que estuvo vigente -con distintas modificaciones- hasta 1991; Nacional del Trabajo fue sustituido por la Secretaría de Trabajo y Previsión,
cabe destacar que esta ley resultó un modelo y fue precursora en nuestro con- antecedente inmediato del actual Ministerio de Trabajo Empleo y Seguridad
tinente. Social.
- En 1921 fue dictada la ley U.127, que regulaba las normas de seguri- En 1944 fueron creados los tribunales del trabajo, destinados a solucio-
dad industrial, y en 1929, la ley 11.544, que establecía la jornada laboral a la nar los conflictos entre empleadores y trabajadores mediante el decreto-ley
que se suma su decreto reglamentario 16.115/33, aún vigentes. 32.34711944 aunque cabe destacar, que el proyecto de Ley Nacional del Trabajo
- En 19 34 fue sancionada la ley 11. 729, que hasta 1973 fue la norma re- de 1904 había previsto la instalación de tribunales de conciliación y arbitraje
gulatoria de las relaciones del trabajo. para dirimir los conflictos laborales, es decir, una jurisdicción especial para diri-
En esta somera cita de importantes eventos en la evolución histórica del mir dichos conflictos que no se llevó a la práctica sino hasta la sanción de la le-
derecho del trabajo argentino, no se puede dejar de mencionar que Argentina gislación apuntada.
fue uno de los primeros en contar con una oficina estatal, especialmente dedica- Cabe destacar que fue precisamente la jurisprudencia de estos tribunales
da a tratar y solucionar los problemas inherentes a las relaciones laborales, cu- -a lo largo del tiempo- la que contribuyó tanto a la evolución como a la jerar-
yos orígenes datan del año 1907, donde se destacó la necesidad de contar con
quización del derecho del trabajo en la República Argentina, sirviendo de fuen-
un organismo que se dedicara al estudio de la cuestión social nucleandó la doc-
te formal de derecho.
trina y la información que servirían de antecedente a los legisladores para for-
Hacia 1945, por el dec. 33.302 fueron consagrados por vez primera los
mar su opinión.
conceptos ·de "estabilidad en el empleo", de "vacaciones legales pagadas", de
Dicha oficina fue el Departamento Nacional del Trabajo, creado en
"salario mínimo y vital" y de "sueldo anual complementario" (como aguinaldo
1912 por el presidente José Figueroa Alcorta, y presidida por José Nicolás
Matienzo con la misión de "recoger, coordinar y publicar todos los datos re- o decimotercer salario mensual del año).
lativos al trabajo de la República, especialmente en lo que concierne a las re- En 1949, el derecho del trabajo alcanza, de manera definitiva en la
laciones del trabajo y del capital y a las reformas legislativas y administra- República Argentina, su rango constitucional.
tivas capaces de mejorar la situación material, social, intelectual y moral de En efecto, la Constitución Nacional de 1949 incorporó los derechos al tra-
los trabajadores". bajo, a la retribución justa, a la capacitación del trabajador, a las condiciones
Paralelamente y a nivel internacional -pero con clara influencia en la le- dignas de trabajo, al.cuidado de la salud, al bienestar personal y familiar del tra-
gislación argentina- aparece la Organización Internacional del Trabajo (OIT), bajador, a la seguridad social, al progreso económico y a la agremiación.
creada en 1919 por el Tratado de Paz de Versalles, en la que participan repre- Asimismo, la reforma constitucional de 1949 atribuyó al Congreso la san-
sentantes de los Estados miembros y de las organizaciones de trabajadores y pa- ción de un Código Social, comprensivo no sólo del régimen del clásico contrato
tronales más representativas de esos Estados. de trabajo, sino también la parte colectiva de los problemas laborales y el régi-
1

Desde el año 1969 y mediante la suscripción de un acuerdo formal de sede, men de la previsión social1 .
la Argentina cuenta con una oficina de la OIT. Producido el golpe de Estado en el año 1955, quedó suprimida la
A partir de 1940 comenzaron a surgir los primeros estatutos especia- Constitución de 1949, aunque se conservó la facultad del Congreso de sancio-
les, destacándose, por ejemplo, el estatuto del bancario, aprobado por la ley nar el Código, rebautizado del Trabajo y Seguridad Social y se reimplantó la
12.637 de 1940, y el de los trabajadores a domicilio por la ley 12.713 de 1941, Constitución de 1853.
choferes particulares con la ley 12.867 de 1946, y el Estatuto del Peón con el Sin embargo, en 1957 fue reformada la Constitución Nacional e incorpo:..
dec. 28.167/1944. rado el art. 14 bis, que consagra los derechos del trabajador, los derechos sindi-
En 1943, luego de la revolución del 4 de junio, se inicia una nueva época en cales y los derechos provenientes de la seguridad.
la transformación de la legislación y de las relaciones laborales en nuestro país. Con posterioridad a 1957 se dictaron distintas leyes dirigidas a regular as-
En efecto, a partir de la implantación a nivel oficial de una concepción pectos de las prestaciones laborales, de las asociaciones gremiales y de la segu-
social, el derecho del trabajo y la seguridad social comienzan a ser entendidos ridad social.
como los elementos fundamentales para lograr el desarrollo y la justicia so- El marcado crecimiento de los fenómenos del desempleo ·y la subocupa-
cial. ción, sumados a la marcada recesión y a la dificultad. de las empresas para
Fundamentalmente, las nuevas autoridades se dedicaron al fortalecimien- afrontar procesos reestructuradores, incidieron en el modelo histórico de rela-
to de los sindicatos, concebidos como factores inmejorables de transformación ciones laborales, sometiéndolo a transformaciones intensas.
social y de dignificación de las condiciones laborales de los trabajadores. El pro- En 1974 se. sanciona la Ley de Contrato de Trabajo -LCT- (ley 20.744,
pio Estado no sólo propició su constitución, sino que, además, por medio de una modificada por ley 21.297 en 1976). Es la ley de mayor trascendencia, respecto
compleja legislación, logró su control y reguló su desarrollo. del derecho individual del trabajo, la cual, con diversas reformas, continúa vi-
Estos nuevos sindicatos, lejos de las primitivas asociaciones gremiales de gente y constituye el cuerpo normativo fundamental en la materia.
los anarquistas y los socialistas de los primeros tiempos, se alinearon junto a las
estructuras estatales y lograron importantes avances en. materia de conquistas 1 T1SSEMBAUM, M. R., La reforma constitucional argentina y los principios sociales. Sus
sociales y convenios colectivos de trabajo. antecedentes y el espíritu que la informa, DT IX-1949-161 y ss.
38 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA HISTORIA DEL DERECHO DEL TRABAJO ... 39

Rige todo lo atinente al contrato de trabajo, se haya celebrado en el país o En las últimas dos décadas fueron dictadas una serie de normas que resul-
en el exterior, mientras se ejecute en nuestro territorio. tan tr~scendentes para la conformación del actual derecho del trabajo de nues-
La LCT establece las condiciones mínimas de trabajo de todo contrato eje- tro pais.
cutado en el territorio argentino, sin que importe el lugar de celebración ni la Los lineamientos de estas leyes serán analizados al tratar las modificacio-
nacionalidad de las partes (principio de territorialidad, art. 1209, CCiv.). nes a cada instituto en los distintos capítulos del libro. ·
Tal cual surge del art. 2º, LCT, están excluidos de su ámbito de aplicación . L~ Ley de_ Orde_namiento Laboral 25.877 (BO del 19/3/2004) derogó el ré-
los dependientes de la Administración Pública nacional, provincial o municipal g~men mdemmzatono de la ley 25.013 (salvo el art. 9º). Sin embargo, continúan
-excepto que por acto expreso se los incluya en ella o en el régimen de conve- vige~ntes otros aspect<:>s de la ley 25.013 (que comenzó a regir el 3/10/1998 y de-
nios colectivos de trabajo-. El personal de casas particulares está excluido con- rogo todas las modalidades de contratos promovidos): la modificación de la re-
forme el inc. b) del art. 2º, LCT, modificado por la ley 26.844 (de abril de 2013), gulació.n y n~;urale~a jurídica del.contrato de aprendizaje (art. 4º, ley 24.465), y
pero las disposiciones de la LCT son aplicables si resultan compatibles y no se la modificac10n al regimen de solidaridad establecido en el art. 30, LCT.
oponen a la naturaleza y modalidades del régimen. La ley 25.877 derogó totalmente la ley 25.250 (BO del 2/6/2000) que
Respecto de los trabajadores agrarios, el inc. e) del art. 2º, LCT, modifica- c?nstaba d~ 3~ artículos, divididos en ocho títulos. La derogada ley 25.250 ha-
do por la ley 26.727 (BO del 28/12/2011), dispone que están excluidos los tra- bia producido importantes cambios en materia de convención y negociación co-
bajadores agrarios, "sin perjuicio que las disposiciones de la presente' ley serán lectiva. Había reformado la ley 23.546, derogaba las leyes 16.936 y 20.638 y
de aplicación supletoria en todo lo que resulte compatible y no se oponga a la los a~ts. 11, 18 y 20 de la ley 14.250 e incorporaba tres capítulos (arts. 21a29).
naturaleza y modalidades propias del Régimen de Trabajo Agrario". En las ac- Modificaba e.l ~rt. 92 bis de~ la LCT y los arts. 3º y 4º de la ley 25.013, que fija-
tividades que tienen una regulación particular (estatuto especial o convenio co- ban las condic10nes del penado de prueba. También derogaba los arts. 12, 14,
lectivo) opera como norma supletoria. 15 y 16 de la ley 25.013 y los <lees. 2184/1990 y 47011993.
Desarrolla en su articulado los caracteres del contrato de trabajo, la forma, La ley 25.323 (BO del 11/10/2000) establece un incremento de las indem-
prueba y objeto, las modalidades, los derechos y obligaciones del trabajador y del nizaciones l~borales ~~ distin~<:>s supuestos. Rige desde el 20/1012000 y sus fines
empleador, la remuneración, el régimen de jornada y descanso, las suspensiones son combatir la evas10n previs10nal, el trabajo no registrado ("en negro") y de-
del contrato, las distintas formas de extinción, el despido y las indemnizaciones. fectuosamente registrado ("en gris").
También resultan trascendentes otras leyes, como la ley 11.544 de jor- En el art. 1º dispone:, en caso de falta de registración o registración defec-
nada de trabajo; la ley 24.013, conocida como Ley Nacional de Empleo; la t?osa de l~ re~ación l~b~ral, ~~ duplicación de la indemnización por antigüedad,
ley 24.467 de PyMEs; la ley 24.557 de Riesgos del Trabajo; la ley 25.323 (BO sm requerir nmguna mtimac10n del trabajador.
del 11/10/2000); la ley 25.345 (BO del 17/11/2000); y la Ley de Ordenamiento ... En el. art. 2º ~ja?? incre.me1:1to del 50% sobre las indemnizaciones por an-
Laboral 25.877 (BO del 19/3/2004), como asimismo los distintos estatutos pro- tigu:dad, mdemmzac10n sustltl.~tiva de .pre~viso e integración del mes de despi-
fesionales (ley 11.546 de Viajantes de Comercio; ley 22.250 de la Industria de do si el ~U:pleador no paga l~s ~ndei::mzac10nes J?Or despido en tiempo oportu-
la ~Constrücción; etc.). no, re~mne°:do .er: este caso mtimacion del traba1ador y que ¿ste hubiese inicia-
do a~c.iones Judiciales o cualquier instancia previa de carácter obligatorio para
2. los últimos tiempos percibirlas.
. ~~ c~p. VIII de la ley~25.34~ (BO d:l 17/11/2000), conocida como ley "an-
A las referidas se suman distintas normas que introdujeron cambios, varias ~ieyas10n -9ue ~omenzo a regir a partir del 26/11/2000 y que. tiene como ob-
reformaron e incorporaron nuevos artículos a la LCT (arts. 9º, 12, 17 bis, 66, jetivo prevemr mas eficazmente la evasión fiscal-, en el título "Normas referi-
92 ter, 103 bis, 124, 255 bis, 275), entre ellas, las leyes 26.390, 26.427, 26.428, das a la.s rela.ciones la.b~rales y el empleo no registrado" (arts. 43 a 4 7), intr.odu-
26.474, 26.476, 26.574, 26.590, 26.593, 26.597, 26.696 (BO del 29/8/2011), ce modificac10nes ~ d~stmtas normas laborales: a la Ley de Contrato de Trabajo,
26.704 (BO del 11/10/2011), 26.727 (BO del 28/12/2011), 26.729 (BO del a la ~ey de Procedimiento Laboral de la Capital Federal' (ley 18.345) y a la Ley
28/12/2011). La ley 26.773 (BO del 26/10/2012) y el decreto 2038/2012 in- Nac10nal de Empleo (ley 24.013). º

corporan importantes cambios al régimen de reparación de accidentes de tra- Incorpora a la LCT otro artículo, el 132 bis, y agrega párrafos a los arts. 15 y
bajo y enfermedades profesionales instituido por la ley 24.557. En 2013 e ini- 80. I~corpora un párrafo al art. 132, ley 18.345 y al art. 2º, ley 23.789. También
cios de 2014 se dictaron diferentes normas: res. 2/2013 (BO del 15/2/2013), modifica el art. 11, ley 24.013. ·
<lees. 300 y 301/2013 (BO del 22/3/2013 ), res. 239/13 MTEySS (BO del Por su parte, el dec. 146/2001 (BO del 13/2/2001) -reglamentario de los
5/4/2013), ley 26.844 (BO del 12/4/2013), dec. 614/2013 (BO del 31/5/2013), arts. 43 a ~5, ley 25.345- dispone que el Ministerio de Trabajo queda faculta-
<lec. 1282/2013 (BO del 4/9/2013 ), dec. 1768/13 (BO del 12/11/2013 ), do para dict.~r las normas aclaratorias, complementarias y de aplicación de la
ley 26.911 (BO del 5/12/2013), <lec. 49/14 (BO del 20/1/2014), y <lec. 185/2014 reglamentac10n.
(BO del 14/2/2014). . Además varias normas entre 2009 y 2011 reformaron la normativa vigen-
A través de la historia, el marcado crecimiento de los fenómenos del des- te e mcorporaron o modificaron artículos de la LCT (arts. 9º 12 17 bis 92 ter
empleo y la subocupación, sumados a la marcada recesión en diferentes mo- 103 bis, 124, 255 bis, etc.), entre ellas, las leyes 26.390, 26.427, Ú.428, l6.4 74:
mentos históricos, y a la dificultad de las empresas para afrontar procesos rees- 26.476, 26.574, 26.590, 26.593, 26.597, 26.598, 26.696 (BO, 29/08/2011)
tructuradores, han incidido en el modelo histórico de relaciones laborales, so- 26.704 (BO, 11/10/2011), 26.727 (BO, 28/12/2011), 26.729 (BO, 28/12/2011):
metiéndolo a transformaciones intensas. el <lec. 1584/2010 (BO del 3/11/2010) y la res. 2/2012 del CNEPySMVM
40 MANUAL DE DEREC:HO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA

(BO del 28/8/2012). A ellas se suman en 2013 y comienzos de 2014 las si-
guientes: res. 2/2013 (BO del 15/2/2013 ), dec. 300/2013 (BO del 22/3/2013 ),
dec. 301/2013 (BO del 22/3/2013 ), res. 239/2013 MTEySS (BO del 5/4/2013 ),
ley 26.844 (BO del 12/4/2013), dec. 614/2013 (BO del 31/5/2013), ley 26.844
(BO del 12/4/2013 ), dec. 614/2013 (BO del 31/5/2013 ), dec. 1282/2013 (BO del
41912013 ), dec. 1768/13 (BO del 12/11/2013 ), ley 26.911 (BO del 5/12/2013 ),
dec. 49/14 (BO del 20/1/2014) y dec. 185/2014 (BO del 14/2/2014). entre
otras.
La ley 26.773 (BO del 26/10/2012), el decreto 2038/2012 y el decreto CAPÍTULO 111
49/2014 (BO del 20/1/2014), incorporan importantes cambios al régimen de re-
paración de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales instituido por FUENTES DEL DERECHO DEL TRABAJO
la ley 24.557.

l. FUENTES DEL DERECHO DEL TRABAJO

1. Concepto
Se debe diferenciar la fuente material de la fuente formal.
La fuénte material es uñ??ecEO o/actor social que surge como consecuencia
cte una necesidq_a ~r:_}a~,o~~f!~~q:,~ª=qJJJf:_~11-s~-;:19EE:.~~~fla; ª~ª·9u,1ere-e~-Ee~!~1 _¡~por-
tancia enoeterniina~01TIOm~nto y lugar (por ejemplo, la' Revolución Francesa);
esuñ~hecho11istÓrico que. da orlgén~a .i.ina norma jurídica. Por lo tanto, se trata
áel anfeceaenre·ae üüa norma'y~deilaetor.gravitaiiteque motiva su sanción.
En la evolución histórica del derecho del trabajo, la consideración diver-~
sa de la situación del trabajador y del capital y de los intereses contrapuestos de
los sectores constituyeron hechos sociales -fuentes mat~rj_<!lc:_s- que generaron
la sanción de normas. ---· ~-
~jüSfümente;ld fuente formal es la norma que surge de ese hecho social que,
a su vez, es la exteriorización de una necesidad de la sociedad o de parte de ella.
Esa norma jurídica -ley, decreto, resolución-, que constituye una fuente formal
de origen estatal, debe re-flejar lo más fidedignamente posible el hecho social.
í El art. 1º, LCT enumera las fuentes del derecho del trabajo, al expresar
! que "el contrato de trabajo y la relación de trabajo se rigen: "a) por esta ley; b)
por las leyes y estatutos profesionales; c) por las convenciones colectivas o lau-
dos con fuer:Za de tales; d) por la voluntad de las partes; e) por los usos y cos-
tumbres".
"" No se trata de una enumeración taxativa de ~fas fuentes, sino meramente
enunCiativa, ya que han sido omitidas Tuentes trascendentes del derecho del tra-
bajo. Tampoco consagra un orden de prelación, ya que se aplica la norma más
favorable-:-~---· · · · · · ·- · · ··---··
-"····~~-_Q!!Ü!~.Jél Gonstituci§11 Nc:tf.i()~al a pesar de que en el art. 14 bis queda
consagrada la protección y defensa del derecho a trabajar y a una vida digna, al
establecer pautas para el ejercicio del trabajo en libertad, .el derecho a la agre-
miación libre y las garantías para el ejercicio de la gestión sindical y estabilidad
en el empleo, y al dictaminar que el Estado garantiza el otorgamiento de los be-
neficios de la seguridad social. De todos modos, esta omisión no es relevante,
porque todo el ordenamiento jurídico debe adec~arse a la Constitución y a los
tratados internacionaks sobre derechos humanos (art. 75, inc. 22).
Tampoco están incluidos en la enunciación del art. 1º, LCT los tratados y
concordatos que tienen jerarquía superior a las leyes, en virtud de lo estableci-
do en elart:. 75, inc. 22, CN.
MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA FUENTES DEL DERECHO DEL TRABAJO 43
42

: La aplicación del derecho común en el derecho del trabajo puede ser subsi- Las cláusulas sociales contenidas en la Constitución Nacional, en tanto es-
1,, diaria o supletoria cuando se aplica una norma de otra rama o analógica, si im-
tablezcan competencias negativas -esto es, imponen al Estado obligaciones de
porta la adaptación de la solución dada por el derecho civil a los requerimien- no hacer-, son siempre operativas. No ocurre lo mismo con las que' atribuyen
competencias positivas, ya que por lo general requieren de normas supletorias
tos del derecho del trabajo.
Se debe recurrir al derecho coniún cuando determinadas cuestiones no fue- que las regulen e indiquen su modo de ejercicio.
ron conceptualizadas ni definidas por el legislador (por ejemplo, determinados El tema se desarrolla al final del capítulo.
institutos que se mencionan en los textos legales) o en caso de tratarse de con-
ceptos jurídicos especialmente considerados dentro del contrato de trabajo en 2.1.2. Tratados con naciones extranjeras
los que no se ha aportado su significado. Por ejemplo, el modo de contar los in- En virtud de lo dispuesto en el art. 31, CN, en el derecho argentino los tra-
tervalos de tiempo, los conceptos de culpa, dolo, fuerza mayor, solidaridad, los tados int~r.nacionales constituyen una fuente formal. Para que resultaran aplica-
efectos de la mora en el cumplimiento de las obligaciones, etcétera. bles y ex1g1bles en el derecho interno nacional requerían no sólo que fueran sus-
criptos por nuestro país, sino que debían ser ratificados por una ley dictada a tal
2. Clasificación efecto por el Congreso nacional (teoría dualista). Sin embargo, a partir de la re-
Por su alcance, cabe distinguir las fuentes especiales y las generales. forma constitucional de 1994, los tratados internacionales suscriptos y ratifica:-
a) Las fuentes especiales tienen un alcance reducido, ya que se dirigen a un dos por nuestro país son aplicables en el derecho interno (teoría monista).
conjunto determinado de personas; por ejemplo, a una categoría de trabajado- El art. 31, CN otorga a los tratados con potencias extranjeras la jerarquía
res amparados por un estatuto profesional o un convenio colectivo de trabajo. de ley suprema de la Nación, junto con la propia Carta Magna y las leyes que
b) Las fuentes generales tienen un alcance amplio, ya que abarcan a la ge- en su consecuencia dicte el Congreso. ·
neralidad de los trabajadores, !os cuales, por ejemplo, están amparados por la Pero la reforma de la Constitución Nacional de 1994 modificó la redac-
LCT o la Ley de Riesgos del Trabajo. ción del art. 75 -atribuciones del Congreso-, que ahora, en su inc. 22, párr. 1º,
Teniendo en cuenta su relación con el derecho del trabajo, se las puede da-' establece que corresponde al Congreso de la Nación "aprobar o desechar trata-
sificar en fuentes clásicas y propias: dos concluidos con las demás naciones y con las organizaciones internacionales
a) Las fuentes clásicas (o generales) son aquellas que se presentan en todas y los ~oncordatos con la Santa Sede. Los tratados y concordatos tienen jerarquía
las ramas del derecho: superior a las leyes ..."; asimismo, el párr. 2º del inc. 22 del art. 75 enumera los
1) la Constitución Nacional; trat~dos ~el~tivos a los derechos humanos que tienen jerarquía constitucional, y
2) los tratados con naciones extranjeras; el parr. 3 dicta el modo en que futuros tratados de tal índole podrán gozar de
3) las leyes, decretos y resoluciones; dicha jerarquía constitucional. ·
4) la.jurisprudencia; Por lo tanto, deben diferenciarse dos tipos de tratados: a) los referidos a
,'· .. S} los usos y costumbres. derechos humanos enumerados en los párrs. 2º y 3º, que pueden ser considera-
· · · 6) la voluntad de las partes. dos como si fueran Ja letra misma de la Constitución; por ejemplo, el Pacto de
b) Las fuentes. propias (o específicas) son exclusivas del derecho del traba- San José.. de Costa Rica (Convención Americana sobre Derechos Humanos); b)
jo: los demas tratados y los concordatos con la Santa Sede, que tienen jerarquía su-
1) los convenios colectivos; perior a las demás leyes pero inferior a la Constitución Nacional. ·
2) los estatutos especiales; El tema se desarrolla en el capítulo "Derecho internacional del trabajo".
3) los laudos arbitrales voluntarios y obligatorios;
4) los convenios de la OIT; 2.1.3. Leyes, decretos y resoluciones
5) los reglamentos de empresas;
6) los usos de empresas. En sentido amplio, la ley es toda norma jurídi~a con cierto grado de gene-
ralidad. La LCT menciona como fuente, en el art. 1º, a esta ley (LCT) y a las le-
2. 1. Fuentes clásicas yes y estatutos profesionales.
La LCT es una ley general que se ocupa de las relaciones individuales del
2. 1.1. Constitución Nacional trabajo. Constituye el cuerpo normativo básico al cual se debe recurrir cuando
no existe otra regulación del contrato o en caso de no existirun convenio colec-
Los derechos sociales fueron introducidos en la Constitución Nacional con
tivo o unestatuto profesional, o ante un acuerdo individual que viola alguna de
la reforma de 1957, que incorporó el art. 14 bis. El texto original de 1853 sólo
se ocupaba del derecho a trabajar y ejercer toda industria lícita (art. 14). las normas imperativas que constituyen el orden público laboral.
El art. 14 bis consagra el constitucionalismo social en la Argentina; el También se deben destacar, en materia de derecho individual, las leyes
Estado debe respetar los derechos de los trabajadores, los derechos sindicales y 24.013, 24.467, 25.323, 25.345, 25.877, 26.390, 26.427, 26.428, 26.474,
los emergentes de la seguridad social, absteniéndose. de asumir cualquier con- 26.476, 26.574, 26.590, 26.593, 26.597, 26.598, 26.696 (BO del 29/8/2011),
ducta que, de algún modo, lesione dichos derechos. Respecto de su interpreta- 26.704 (BO del 11/10/2011), 26.727 (BO del 28/12/2011), 26.729 (BO del
ción, deben armonizarse con los demás derechos amparados por el texto cons- 28/12/2011), entre otras, el dec. 1584/2010 y la res. 4/2013, CNEPySMVM
titucional, evitando su colisión. (BO del 29/7/2013). Además se han di~tado más recientemente las siguientes
44 MANUAL DE DERECHO LABORAL - ARMANDO GRISOLIA FUENTES DEL DERECHO DEL TRABAJO 45

normas: res. 2/2013 (BO del 15/2/2013), dec. 300/2013 (BO del 22/3/2013), Mucha.s veces esi mayor en la práctica la gravitación de la jurisprudencia
dec. 301/2013 (BO del 22/3/2013 ), res. 239/2013 MTEySS (BO del 5/4/2013 ), que la doctrma. Y esto es así, ya que sin jueces que la recepten esas doctrinas no
dec. 614/2013 (BO del 31/5/2013, dec. 1282/2013 (BO, 4/9/2013), dec. 1768/13 s~ ~xpand~n. _Dna do~tr~na judicial protectoria de los derechos esenciales, pre-
(BO, 12/11/2013), ley 26.911 (BO del 5/12/2013) y dec. 49/14 (BO, 20/1/2014). vISible, evita mcumphm1entos, marca los caminos a seguir y evita gastos inne-
En materia de derecho colectivo, las leyes 14.250 (reformada por la ley 25.877) cesarios: tiene carácter preventivo, sancionatorio y disuasivo de conductas an-
y 23.551, entre otras. tisociales.
Otras leyes generales se refieren a materias determinadas; por ejemplo, la Los pronunciamientos judiciales se erigen como fuente esencial del dere-
ley de Jornada de Trabajo (ley 11.544) y la de Higiene y Seguridad {ley 19.587). cho del trabajo, brindando respuestas concretas e inmediatas a las situaciones
La Ley de Riesgos del Trabajo (24.557) fue reformada por la ley 26.773 (BO del que se van planteando y coadyuvan a la paz social y a la seguridad jurídica.
26/10/2012), el decreto 2038/2012 y el decreto 49/14 (BO, 20/1/2014), que in- En el ámbito de la provincia de Buenos Aires, la doctrina legal emanada de
corporan importantes cambios al régimen de reparación de accidentes de traba- la Suprema. Corte de la Provincia de Buenos Aires es de aplicación obligatoria
jo y enfermedades profesionales instituido por la ley 24.557. para los Tribunales de grado, aún, cuando no haya sido invocada por el recu-
También existen leyes que se ocupan exclusivamente del personal de deter- rrente antes del dictado de la sentencia del Tribunal de Trabajo.
minadas actividades: los denominados estatutos especiales o profesionales, por
ejemplo, la ley 26.844 (BO del 12/4/2013 ). Cabe recordar que las leyés proce- 2.1.5. Usos y costumbres
sales son competencia que las provincias han conservado para sí; por tanto, en
Los usos y costumbres son la repetición de actos o conductas socialmente
cada provincia hay distintos códigos o leyes de procedimiento laboral. Los de-
aceptadas a lo largo del tiempo. En el ámbito del derecho del trabajo se utiliza
cretos reglamentarios que dicta el Poder Ejecutivo nacional, en virtud de lo dis- cuando nada puede extraerse de las demás fuentes; se configura cuando en una
puesto en el inc. 2º del art. 99, CN, son necesarios para adecuar el texto de la actividad, las partes reiteradamente asumen determinada conducta que' motiva
ley a situaciones concretas. Las resoluciones administrativas surgen de faculta- que ~e la tenga por incorporada al contrato de trabajo.
des normativas limitadas y específicas que otorgan las leyes a determinados or- . lEl ~erecho ~e la costumbre, que tiene sus bases en usos y prácticas de la
ganismos administrativos para interpretar normas o reglamentarlas sin alterar vida social, necesita la prueba de su notoriedad cuando no ha sido reconocida
su esencia (por ejemplo, resoluciones del MT, AFIP, etc.). en precedentes jurisprudenciales o tratada particularmente por la doctrina\ Por
2.1.4. Jurisprudencia ejemplo, la comisión de los peones de taxi, tanto en lo referido a la forma de re-
caudación, como a la percepción no documentada del monto percibido.
Los fallos judiciales~ especialmente los emanados de los tribunales superio- Los usos y costumbres producen plenos efectos cuando ratifican el conte-
res, constituyen una fuente para la sanción de nuevas normas y la interpretación nido de la ley (costumbre secundum legem) o mejoran las condiciones mínimas
y modificación de las existentes. La reiteración de los fallos en determinado sen- de trabajo; o bien cuando se ocupan de aspectos no legislados (costumbre prae-
tido y su aceptación ha fundado o consolidado doctrinas jurisprudenciales con ter legem).
akance general, las cuales, en muchos casos, se han transformado en leyes. En cambio, no puede ser considerada fuente de derecho cuando viola nor-
-- Resulta trascendente destacar la autoridad de los fallos de la Corte Suprema mas imperativas que constituyen el orden público laboral (costumbre contra le-
fde Justicia de la Nación que i1:.11!fi~a!1JQ_§ c,rit~,i-ig_s, sobre determinado tema y que
1
gem). Sin embargo, estos usos y costumbres son válidos si benefician la situa-
~ión deLtrabajador. ·
\son acatados por los tribunales inferiores, aunque no son vinculantes porque no
:opera como tribunal de casación. Al decir de Justo López, no existen en rigor costumbres contra legem, toda
----- Los fallos de la Corte sobre la LRT, que declararon inconstitucionales di- vez que cuando una costumbre más favorable prevalece por sobre el texto de
versos artículos de la ley 24.557 (desde "Castillo", "Aquino" y "Milone" -de la ley estamos ante otro orden de prelación, derivado del mismo ordenamien-
2004- hasta los de fines de 2010) son fuente de derecho indiscutible y son la to jurídico y compatible con la prioridad jerárquica inversa. La única excepción
base y el punto de partida de los proyectos de reforma de dicho cuerpo legal. a este concepto estaría dada por el orden público absoluto (disposiciones de la
También han tenido esencial incidencia otros fallos de la Corte, entre ellos, el LCT sobre la ilicitud del objeto del contrato de trabajo, por ejemplo )1 •
caso "Vizzoti" sobre el tope salarial del art. 245, LCT, y los casos "Madorrán",
"Ruiz" (2007), "González", "Ramos" y "Álvarez" (2010). 2.2. Fuentes propias
También los fallos plenarios de la Cámara Nacional de Apelaciones del
Trabajo, que son dictados cuando existen criterios distintos entre dos salas de la 2.2. 1. Convenios colectivos
Cámara sobre un tema idéntico; conforme a lo previsto en el art. 303, CPCCN,
resultan obligatorios para todas las salas del tribunal y para los juzgados de pri- ,_Constituye una fuente autónoma y propia del derecho del trabajo regula-
mera instancia y tribunales inferiores. Asimismo, cabe destacar los fallos de los da en la ley 14.250 (modif. por ley 25.877). Es el acuerdo celebrado entre una
tribunales nacionales y provinciales. asociación sindical con personería gremial y una empresa o grupo de empresas
Los fallos que receptan doctrinas limitativas de los derechos de los traba-
jadores tienen influencia negativa en la dinámica de las relaciones laborales, ya
que dan señales a los mercados y otorgan una especie de "bill de indemnidad" a 1
Ló~EZ, Justo - CENTENO, Norb~~to O. - FERNÁNDEZ MADRID, Juan C., Ley de Contrato
los malos empleadores para incumplir. de Traba¡o comentada, t. 1, Contabilidad Moderna, Buenos Aires, 1978, ps. 21/22.
46 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA
FUENTES DEL DERECHO DEL TRABAJO 47

o una asociación profesional de empleadores que debe ser homologado por el


Ministerio de Trabajo::
2.2.4. Los convenios de la OIT
Tiene por objeto fijar condiciones de trabajo y empleo en determinada ca- . L~ OIT tiene c?mo ~ne~ es~nciales promover internacionalmente la justi-
tegoría profesional; es decir, respecto de los sujetos comprendidos en una ac- cia .social, P.resta~ asis~encia tecmca a los programas de desarrollo económico y
tividad, oficio o erripresa!Es obligatbrio no sólo para los firmantes, sirio tam- ~ocial, reumr y difundir toda la información relativa a los problemas del traba-
bién para los trabajadores y empleadores comprendidos en su ámbito de apli- J<;', establecer norrr:as de validez internacional y controlar su aplicación y efica-
cación.) cia en todos los paises.
En cuanto a su naturaleza jurídica, tomando en consideración su forma Los convenios y las recomendaciones son normas de validez internacional
de celebración, tiene "cuerpo" de contrato -es un acuerdo de voluntades-, que son adoptadas en el seno de la OIT.
pero por su alcance y por requerir el control de legalidad de la autoridad de . ,, Los convenios fijan di!ectivas para .facilitar la uniformidad de la legisla-
aplicación -homologación-, tiene "alma" de ley, aunque no en sentido for- c10n laboral de los paises miembros; mediante las recomendaciones se busca es-
mal. tablecer. mecanismos unifo~mes de validez internacional para llevar a la acción
Los convenios colectivos deben diferenciarse de los contratos celebrados las medidas a adoptar y orientar a los Estados miembros en la preparación de
por empresas con grupos de trabajadores, que son acuerdos que tienen por par- la legislación laboral.
tes al empleador y a un grupo d~ trabajadores, sea en forma directa, o bien re- . ~especto de la operatividad de las normas emanadas de la OIT, debe dis-
presentados por sus delegados. (Lo convenido -que no tiene los alcances ni tmgmr.se. entre co1:1venios promocionales, normas programáticas, normas con
efectos del convenio colectivo- está dirigido a reglamentar ciertos aspectos de operatividad prop.ia, n?rmas con directivas determinadas sobre temas específi-
la relación laboral, que se incorporan a los contratos individuales de los suje- cos, normas autoe1ecut1vas y normas que reconocen derechos subjetivos confor-
tos intervinientes. ·1 me a las condiciones impuestas por los Estados.
También debe distinguirse los contratos de empresas de los acuerdos plu- Si bien ~i~~_ún conve11io. de. la OIT figura en la I1Ófl1Ín(l deJd.enominad.o
rindividuales, ya que mientras en los primeros suelen pactarse con los represen- "blg~!l~_,de.. ~onstifiiciónalidad", el convenio ·87 sobre Libértad Si~di~al está
tantes de los trabajadores y tiene efectos extensivos a los trabajadores futuros, mencionado en los pactos en la parte pertinente al derecho sindical indicándo-
esto no sucede con los segundos. · s~ qu~ ninguna disposición autoriza a los Estados parte a "adoptar'medidas le-
El tema se desarrolla en el capítulo "Negociación colectiva. Convenios co- gislativas que pu~dan menoscabar las garantías previstas en él ni a aplicar la ley
lectivos". de tal manera que pueda menoscabar esas garantías".
~obre la. has~ de ello., podría concluirse que el convenio 87 goza de una je-

r-
2.2.2. Estatutos especiales rarqma constituc10nal suz generis.
La República Argentina ha ratificado, entre otros, los siguientes convenios
(Son leyes que se ocupan exclusivamente del personal de determinada acti- de la OIT:
vidad, arte, oficio o profesión; regulan sus relaciones laborales y contienen me- l,..
canismos antifraude.) - Sobre derecho individual:
conven~o 1, sobre jornada de trabajo (1919);
Pueden ser clasificados, por el ámbito, en: estatutos de actividad (construc-
ción), de profesión (médicos), de especialidad (viajantes), de arte u oficio (radio- conven~o 3, sobre protección a la maternidad (1919);
telegrafistas, peluqueros), según la empresa (PyMEs). conven~o 26, sobre métodos para fijación de salarios mínimos (1928)· ·
Los principales estatutos especiales o profesionales son los siguientes: de la convemo 100, sobre el principio de igual remuneración por igual ~area
(1951);
construcción (ley 22.250), de viajantes de comercio (ley 14.546), de los encar-
gados de casas de renta (ley 12.981), de los periodistas y empleados administra- convenio 105, sobre abolición del trabajo forzoso (1957).
tivos de empresas periodísticas (ley 12.908, dec.-ley 13.839/1946), del servicio - Sobre derecho colectivo:
doméstico, actual régimen especial de contrato de trabajo para el personal de convenio 87, sobre libertad sindical y protección del derecho a la sindica-
casas particulares (ley 26.844, BO 12/4/2013 ). lización (1948) y
convenio 98, sobre derechos sindicales y de negociación colectiva (1949).
2.2.3. Laudos arbitrales obligatorios y voluntarios
El tema se desarrolla en el capítulo "Derecho internacional del trabajo".
Son formas tendientes a posibilitar la solución de conflictos colectivos de
trabajo; consisten en la participación de un tercero -árbitro-, a fin de que dic- 2.2.5. Reglamentos de empresas
tamine sobre un desacuerdo entre las representaciones paritarias.;¡
El art. 7º, ley 14.786 dispone que los laudos tienen el mismo/ efecto que los También son l~amados acuerdos internos de empresa o reglamentos de ta-
convenios colectivos. lle.r;Qas em.pre.sas tienen la posibilidad de organizar el trabajo en un ordena-
miento escnto.1
~p _el laucJg arbitral _voluntario, establecido en la ley 14.786 -Ley de
Procedimiento Obligatorio de Conciliación de Conflictos Colectivos de Trabajo (Po.r,, medí~ del reglamento de empresa el empresario puede organizar la
(arts. 4º a 7º)-, las partes, voluntariamente, eligen a un tercero para que solu- prestaczon lab?ral y reglamentar cue~tion_es referidas a las conductas del perso-
cione el conflicto~ n_a~ en el traba¡o, que establezcan obhgac10nes y prohibiciones propias de la ac-
tividad o de la forma habitual de efectu.ar las tareas)
FUENTES DEL DERECHO DEL TRABAJO 49
48 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA

11. ORDEN JERÁRQUICO Y ORDEN DE PRELACIÓN. CONFLICTOS


Los reglamentos de empresa o taller¡ son una serie de normas relativas al DE NORMAS
trabajo dentro de un, establecimient~ determinado y a las sanciones derivadas
de su incumplimiento} Por lo general;, la empresa pretende establecer el modo de El orden jerárquico surge de lo dispuesto en los arts. 31 y 75, inc. 22, CN
cumplimiento del dé~ito laboral, y fijar específicamente los derechos y deberes (redacción según la reforma de 1994 ).
La jerarquía máxima la tiene la Constitución Nacional y los tratados inter-
de cada una de las partes.' nacionales relativos a los derechos humanos; en segundo lugar se ubican los de-
Como ~manan exclusivamente pe la volunta~ del ~IJ1plea~or, no requier~n más tratados internacionales; en tercer lugar las leyes, y luego los convenios co-
homologació:i:i ni autorización alguna, y su límite reside' en las propias faculta- lectivos y laudos arbitrales (voluntarios u obligatorios) con fuerza de convenios
des de organización, dirección, control y disciplinaria. colectivos, y los usos y costumbres.
Sus disposiciones son exigibles y tienen validez y, por ende, deben ser En el ámbito del derecho del trabajo, el orden jerárquico de las normas no
acatadas por los trabajadores, obviamente, si sus cláusulas no se contr3:E_?- coincide con el orden de prelación o de aplicación concreta de ellas a un caso
nen a las normas de la LCJ, ni a las disposiciones del convenio colectivo a,pli- determinado.
cabies a la actividad o a la empresa, ni a lo pactado en el contrato in~ividual Al regir el principio protectorio con sus tres reglas, una norma de jerarquía
d~ trabajo. inferior puede prevalecer sobre otra de jerarquía superior si resulta más favora-
ble al trabajador; por ejemplo, un convenio colectivo se aplica por encima de la
2.2.6. Usos de empresas ley porque establece condiciones más favorables al trabajador.
Se debe recordar que la autonomía de la voluntad individual está limitada
Se trata de usos frecuentes y generalizados de la empresa respecto de su por las normas imperativas que constituyen el orden público laboral y que sur-
personal, referidos a la forma de prestar las tareas, la organización del trabajo, gen de las disposiciones de la LCT y del convenio colectivo aplicable.
las conductas a asumir en determinadas ocasiones, etcétera.) De presentarse un conflicto en la aplicación de las distintas fuentes del de-
Tienen un alcance similar al reglamento de empresa en tanto se pruebe la recho del trabajo (dejando a un lado la Constitución Nacional y los tratados in-
existencia de la repetición de los actos y la aceptación reiterada de tales conduc- ternacionales), la ley -en principio- se impone sobre las demás fuentes.
tas. La diferencia es que las condiciones de la prestación laboral no e~~~das La ley tiene jerarquía superior al convenio colectivo (art. 7º, ley 14.250);
~n un reglamento escritó. --- - por ende, excepcionalmente y teniendo en cuenta cada caso particular, una ley
podría derogar una cláusula de un convenio colectivo si afecta el orden público
Clasificación de las fuentes absoluto y en situaciones de emergencia (Corte Sup., 24/12/1985, "Nordensthol,
Gustavo v. Subterráneos de Buenos Aires", Fallos 307:326; 71811990, "Soengas
v. Ferrocarriles Argentinos", S.1O1.XXII).

[
Especiales Se dirigen a un conjunto determinado de
personas Resulta indiscutible que una ley posterior deroga a la anterior que ocupa
POR SU el mismo espacio normativo. Una ley general posterior complementa a una ley
ALCANCE Generales Abarcan la generalidad de los
[ especial, salvo que otorgue mejores derechos al trabajador; en ese caso, la susti-
trabajadores tuye parcial o totalmente.
El convenio colectivo tiene eficacia derogatoria respecto de una ley anterior
Clásicas (se Constitución Nacional menos beneficiosa y deja sin efecto al convenio colectivo anterior aun cuando
presentan en
otorgara mejores derechos a los trabajadores; también deroga cláusulas menos
todas las ramas
del derecho) favorables incluidas en un contrato individual. En cambio, las cláusulas norma-
Tratados con naciones extranjeras tivas de los convenios colectivos no se incorporan val contrato individual.
Leyes y sus reglamentaciones Al contrario, ni la ley ni el convenio colectivo pueden afectar el contrato
Jurisprudencia individual anterior que otorga mayores beneficios al trabajador; en este caso, el
POR SU Usos y costumbres contrato individual se impone tanto al convenio colectivo como a la ley.
RELACIÓN Voluntad de las partes En síntesis, para saber cuál es la fuente (ley, convenio colectivo, etc.) que
CON EL corresponde aplicar al caso concreto, se debe tener en cuenta los principios pro-
DERECHO Convenios colectivos pios del derecho del trabajo y analizar lo siguiente:
DEL
TRABAJO
1) lo pactado por el trabajador en el contrato individual de trabajo;
Propias 2) observar si a la actividad o a la empresa le resulta aplicable un convenio
(exclusivas del Estatutos profesionales colectivo de trabajo, o bien si la ac;:tividad está regida por un estatuto especial, o
derecho del Laudos arbitrales voluntarios y si existe un r~lamento de empresa;
trabajo) obligatorios 3) si la respuesta a los puntos 1 y 2 es afirmativa, verificar que ninguna de
Convenios de la OIT las cláusulas o normas contenidas en dichas fuentes viole el orden público la-
Reglamentos de las empresas boral;
Usos de las empresas
50 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA FUENTES DEL DERECHO DEL TRABAJO 51

4) si la respuesta a los dos primeros puntos es negativa, o la del punto 3 es 111. CONSTITUCIONALISMO SOCIAL
afirmativa, se debe aplicar la Ley de Contrato de Trabajo. .~
Cuando colisionan dos o más fuentes de derecho en la resoluc10n de un Hacia fines del siglo XIX y comienzos del XX, a los partidos tradicionales
caso específico, es decir que se produce un .co.nflicto entre. ellas, y cad~ fuente de la burguesía de corte liberal y capitalista se sumaron los representantes de las
(ley, convenio o estatuto especial) qtorga d1stmtos benefic10s al traba1ador, se clases medias y trabajadoras. Ello trajo como consecuencia el traslado a los par-
debe aplicar la regla del régimen más favorable. . . lamentos de los antagonismos que hasta ese momento sólo venían producién-
Para lograr tal objetivo, doctrinariamente se han establecido tres crite- dose en el ámbito social.
rios: El afianzamiento de estos nuevos sectores y la sanción de leyes orientadas a
-Acumulación: En este sistema se toman normas y cláusula·s más favo- mejorar las condiciones de la vida y de la prestación laboral de los trabajadores
rables de cada una de las fuentes de derecho, y con ellas se conforma una nue- provocó la aparición de lo que hoy llamamos "Estado social de Derecho", que
va norma. se caracteriza por la introducción de derechos y principios sociales en los textos
- Conglobamiento: En este sistema se elige la fuente que contenga mayo- constitucionales de los Estados.
res beneficios para el trabajador y se descarta la restante. En consecuencia, se puede definir al constitucionalismo social como la co-
- Conglobamiento por instituciones: Es un método orgánico en el cual s.e rriente de opinión que ha introducido en las constituciones de los Estados, en
toman como base, para efectuar la elección, las normas más favorabl.es ,c.ontem- forma explícita, derechos y garantías de contenido social -cláusulas sobre sa-
das en un determinado instituto; es decir que se divide la norma por ms~t1tutos y lario justo, igual remuneración por igual tarea, derecho de huelga, vivienda dig-
luego se elige aquella que tenga mayores beneficios para el trabajador. Este es el na, etc.- que en las constituciones clásicas estaban implícitos.
sistema adoptado por la LCT. . . Como ejemplos cabe citar dos Constituciones cuya influencia fue decisiva
El ámbito geográfico de la aplicación del derecho del traba¡o es el territo- en la construcción de esta nueva corriente: la mexicana de 1917 y la alemana de
rio nacional y las zonas sometidas a su jurisdicción. Ante la ejecución de un con- 1919 (Constitución de Weimar).
trato de trabajo dentro del territorio nacional hay que aplicar las normas labo- México fue el primer país que incluyó en forma orgánica en un texto cons-
rales argentinas, independientemente de si el acuerdo se celebró dentro o fuera titucional los principios generales del derecho del trabajo. Cabe destacar lo es-
del territorio. tablecido respecto del contrato de trabajo, de la jornada laboral de 8 ·horas, del
Cuando los casos son mixtos -con elementos nacionales y de uno o más descanso semanal de un día, del salario mínimo, vital e inembargable, del pago
países- se debe recurrir al derecho internacional privado para resolver la diferenciado de las horas extraordinarias de labor y de la inembargabilidad de
aplicación de las normas en conflicto y, en función de ellas, determinar la nor- los bienes declarados como patrimonio familiar del trabajador.
mativa aplicable y el juez competente para entender en la causa. Aun cuan- La Constitución de Weimar consagra la protección estatal para el trabajo
do el contrato se haya ejecutado en la Argentina, en los casos mixtos se pue- en todas sus formas, la libertad y el derecho de trabajo, el derecho a la huelga,
de aplicar el derecho extranjero si las normas resultan más favorables al tra- la libertad de agremiación, el control de las condiciones del trabajo y de la pro-
bajador. ducción en beneficio del obrero.
El tema se desarrolla en el capítulo "Derecho internacional del trabajo". En la República Argentina, el principal antecedente del constitucionalismo
social fue la Constitución de 1949, que consagró en su texto el derecho al traba-
jo, la retribución justa, la capacitación del trabajador, las condiciones dignas de
ORDEN JERÁRQUICO trabajo, el cuidado de la salud, el bienestar personal y familiar del trabajador, la
seguridad social, el progreso económico y la agremiación.
Constitución Nacional Entendía el trabajo como el medio fundamental de la persona para satis-
(acer en f arma conjunta y armónica sus necesidades materiales y espirituales, al
y tratados internacionales considerar que el individuo sólo alcanza su verdadera dignificación con el tra-
bajo. V

sobre derechos humanos


Justamente por tratarse de un bien primordial, el trabajo debía ser prote-
Demás tratados internacionales gido en todas sus formas por el Estado, el cual, además, debía garantizarlo para
todos los habitantes del territorio, sin distinción alguna.
ratificados por nuestro país En cuanto a la retribución del obrero, consagraba la necesidad de asegu-
rarle una compensación acorde con su esfuerzo y con el beneficio que su labor
Leyes producía a su patrono en particular y a la sociedad en general.
Entendía que este nuevo concepto de compensación guarda en sí una doble
Convenios colectivos y laudos arbitrales naturaleza: la de compensación material y la de compensación moral; la retribu-
ción tiende a cubrir las necesidades materiales del obrero y su familia y a recom-
voluntarios y obligatorios con fuerza pensarlo espiritualmente por el esfuerzo realizado y por su dedicación.
También reconocía al obrero el derecho a su capacitación, en la inteligen-
de convenios colectivos, y usos y costumbres cia de que constituye uno de los pilares del mejoramiento material y espiritual
del hombre, los derechos a las condiciones dignas de trabajo y al bienestar. Hace
52 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA FUENTES DEL DERECHO DEL TRABAJO 53

referencia al salario digno que permita al trabajador pagar su vivienda, vesti- obligatorio a cargo de entidades nacionales o provinciales con autonomía eco-
menta y alimentación para sí y para su familia. Asimismo, reconocía el derech? nómica; jubilaciones y pensiones móviles; protección integral de la familia (de-
al descanso semanal que le permitiera el esparcimiento personal y el mantem- fensa del bien de familia, compensación económica familiar y acceso a una vi-
miento de sus vínculos familiares. vienda digna).
El derecho a la preservación de ·la salud abarcaba tanto el,, cuidado de lasa- Para determinar su alcance es importante distinguir si los derechos y ga-
lud física como la moral de los trabajadores y de su familia. Este es uno de los rantías consagrados en el art. 14 bis, en cada una de sus cláusulas, están enun-
derechos que debía ser garantizado y tutela?..º socialmente en fori;n~ permanente ciados en forma operativa o programática: ·
por el Estado, al cual le correspondía tambien velar por las co~dic10nes adecua- - Normas operativas: generan derechos y obligaciones que permiten ac-
das de higiene y seguridad en que se desarrolla?an las pr~stac10nes laborales. cionar directamente con la sola invocación del derecho constitucional. Las cláu-
Se ocupaba del derecho a la seguridad social al consignar que el ~stado de- sulas operativas se aplican y funcionan sin necesidad de reglamentación ni acti-
bía garantizar la digna subsistencia del o~rer?, t~~to ante la event.uahdad d~ la vidad ulterior de los órganos de poder.
pérdida de su trabajo, como luego de su 1ubilacion, una vez fi~al~zada su vida Los derechos establecidos en el art. 14 bis claramente operativos son la es-
laboral útil. Lo mismo ocurría con el derecho al progreso economico, ya que el tabilidad del· empleado público, el derecho de huelga, el principio de igual re-
Estado debía incentivar, por todos los medios, la superación permanente de los muneración por igual tarea; estos derechos admiten la reglamentación pero no
trabajadores, estimulando la posibilidad de que lograran, en el futuro,' llegar a la exigen imprescindiblemente.
desarrollar prestaciones de tipo autónomo. . . ,, - Normas programáticas: requieren de otras normas de carácter regla-
Respecto del derecho colectivo, consagra~a el ?erecho a la agremiacion, al mentario para que se pueda invocar derechos a su respecto. Su aplicación que-
reconocer a los trabajadores el derecho a reumrse libremente en defensa de sus da diferida a la decisión del legislador común, que tiene el mandato del consti-
intereses profesionales en gremios, cuya actividad estaría expresamente prote- tuyente para dictar la norma reglamentaria que haga efectivo el derecho consti-
gida por el Estado. tucional "programático".
El art. 14 bis de la Constitución Nacional Las cláusulas programáticas necesitan, para su aplicación y funcionamien-
Producido el golpe de Estado de 1955, quedó supr.imida la. Constitución to, de una norma reglamentaria. En ausencia de la norma reglamentaria, la cláu-
de 1949 y retomó vigencia la de 1853 con las reformas introducidas hasta ese sula constitucional programática no goza de andamiaje propio; el derecho per-
momento. manece en expectativa. Por ejemplo, la participación en la ganancia de las em-
Sin embargo, los derechos sociales y la prote~ción ~l trabaj~dor er_an valo- presas (art. 14 bis, CN) y el juicio por jurados (art. 118, CN) son dos cláusulas
res que ya estaban definitivamente instalados no solo a mvel nacional, su:1;o eI?-..el programáticas de la Constitución Nacional.
plano internacional. De allí que los. redactores d~ la reforma ~e l~ Constltuc10n Seguidamente se analizan sucintamente cada uno de los derechos consa-
incorporaran, en 1957, el art. 14 bis, que otorgo rango constituc10nal a los de- grados en el art. 14 bis, CN.
rechos del trabajador, a los derechos sindicales y a los derechos emergentes de - Derecho de trabajar: Es el derecho a elegir la propia actividad, concre-
la seguridad social. tado de manera efectiva en un contrato de trabajo. También implica el derecho
De lo expuesto, cabe afirmar que los derechos sociales y laborales queda- a la libertad de contratar.
ron establecidos al incorporar el art. 14 bis a la Constitución Nacional. Así, den"' - Derecho a las condiciones dignas y equitativas de labor: Alude a la ca-
tro de una Constitución de corte liberal, que reflejaba las ideas de la época, se lidad de trato que debe recibir el trabajador. Las "condiciones dignas" abarcan
introdujo un artículo que consagró los derechos sociales y el constitucionalis- también el ambiente, lugar, horario, descanso, retribución, trato respetuoso, et-
mo social. cétera. El adjetivo "dignas" debe ser interpretado como condición compatible
El art. 14 bis consagra las garantías mínimas del trabajo en la Argentina en con la dignidad del hombre. El adjetivo "equitativas" alude a la justicia de cada
los siguientes aspectos: . . . . caso particular, al trabajador en cada situación.
a) Derechos del trabajador en el contrato de trabajo: .cond1c10nes d~gI?-as Y - Derecho a la jornada limitada: Con ello se establece constitucionalmen-
0

equitativas d_e labor; jorna.~a ~imitada y ?esc~I1;so y ~acac10n;,es. p~gas; regimen te que el tiempo de trabajo no puede insumir todo el tiempo de vida del hombre.
remuneratorio (remunerac10n JUSta, salario mimmo, vital y movil, igual remune- La duración del trabajo debe tener tres pausas: la diaria, la semanal y la anual.
ración por igual tarea y participación en las ganancias con con~rol del.a pr<;>duc- El texto no establece una cantidad máxima de horas; hace referencia a una
ción y colaboración en la dirección); protección ..co~tra el de~i:ido arbitrario del jornada limitada, desde el punto de vista del principio de razonabilidad, y te-
empleado privado y estabilidad del empleado publico; estabilidad ~e~ represen- niendo en cuenta la índole del trabajo; varía, por ejemplo, si es insalubre o si se
tante sindical; compensación económica familiar (asignaciones familiares). trata de un menor. La ley es la que fija la cantidad de horas; uno de los princi-
b) Derechos sindicales: derecho a la organización sindical libre y democrá- pios de la OIT establece, desde 1919, que la jornada máxima de labor no puede
tica reconocida por la simple inscripción en un registro especial;. derecho de_ l_os exceder de 8 horas diarias.
sindicatos a concertar convenios colectivos de trabajo, a recurrir a la concilia- - Derecho al descanso y vacaciones pagadas: Tiene relación con lo expre-
ción, al arbitraje y a la huelga; protección especial a l?s representantes gr~1?ia­ sado anteriormente, debiéndose destacar que el adjetivo "pagadas" debe ser en-
les para el ejercicio de su gestión, en especial la relacionada con la estabilidad tendido como pago previo o anticipado.
en su empleo. . - Derecho a la retribución justa: Cabe entenderlo como el derecho a per-
c) Derechos emanados de la seguridad social: otorgamiento de los bene.fi- cibir un salario que, por su monto y oportunidad de pago, resulta suficiente
cios de la seguridad social con carácter de integral e irrenunciable; seguro social para vivir.
54 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA
FUENTES DEL DERECHO DEL TRABAJO 55

- Derecho al salario mínimo, vital y móvil: Se refiere a aquella remunera-


- Derecho a la organización sindical: Surge del art. 14 bis cuando se re-
ción por debajo de cuyo monto se presume que resulta insuficiente para garan-
tizar la supervivencia del trabajador, es decir, para satisfacer sus necesidades vi- fiere a "asociarse con fines útiles". Esta libertad implica la posibilidad de for-
tales que no sólo le permitan vivir, sino, además, vivir bien. mar una asociación, poder ingresar en ella, desasociarse y no ser compelido a
Ni en los convenios colectivos ni en los contratos individuales de trabajo se asociarse.
puede pactar un salario menor al considerado legalmente como mínimo y vital. Asimismo, hace referencia a una organización sindical libre y democráti-
El salario también debe ser "móvil", porque si existe "inflación" el salario debe ca, reconocida por la simple inscripción en un registro especial. Se debe distin-
ser ajustado para no perder su poder adquisitivo. · guir entre "unidad sindical", en la que sólo se reconoce un sindicato por cada
- Derecho a percibir igual remuneración por igual tarea: Ésta es la úni- sector de actividad o profesión, y "pluralidad sindical", en la que puede actuar
ca igualdad que la Constitución consagra en las relaciones privadas. Tiene por más de uno.
finalidad suprimir la arbitrariedad en cuanto a la fijación de retribución entre Efectuando una interpr~tación literal, el art. 14 bis parece optar por el sis-
personas que realizan iguales tareas (sobre todo por sexo o edad), evitando dis- tema de pluralidad sindical, deduciéndose ello de la referencia a "la organiza-
cnmmac10nes. ción libre y democrática". Cabe entender como organización "libre" a aquella
Este precepto no se opone a que el empleador otorgue un trato 4istinto, exenta de trabas~ tanto para su formación como para su desenvolvimiento, sin
fundado en razones objetivas como, por ejemplo, por mayor eficacia, laboriosi- coerciones estatales de ninguna especie, como tampoco de los empleadores o de
dad, contracción al trabajo; no se prohíbe al empleador premiar -por encima los partidos políticos.
de lo estipulado en el convenio- a aquellos trabajadores que demuestren mé- Por su parte, "organización democrática" significa una organización respe-
rito suficiente, sino que se sanciona el trato discriminatorio y arbitrario ante si- tuosa de la persona, de sus libertades y de sus derechos.
tuaciones iguales. Sin embargo, la ley 23.551 -y las dictadas sobre las asociaciones sindica-
- Derecho a participar en el beneficio, el control y la dirección de la em- les con anterioridad- adopta el sistema de unidad sindical.
presa: La "participación en los beneficios" es un aspecto salarial. El "control de El tema se desarrolla en el capítulo "Asociaciones sindicales de trabajado-
la producción y la colaboración en la dirección de la empresa" sirve para que el res".
trabajador tenga derecho a verificar el crédito patronal; estos dos últimos dere- - Derecho de huelga: El derecho de huelga está constitucionalmente reco-
chos no tienen carácter remuneratorio. La participación es debida a todo em- nocido a los trabajadores, pero no como movimiento individual, sino colectivo.
pleado que coopere directamente para la obtención de un beneficio lucrativo. Es decir que le pertenece a la pluralidad de los trabajadores que comparten un
- Derecho a la protección contra el despido arbitrario y a la estabilidad mismo conflicto. El sujeto de la huelga es el sindicato: no existe norma expre-
del empleado público: Hay que distinguir entre relaciones laborales privadas y sa que reconozca el derecho de huelga o lo niegue a otros sujetos activos distin-
empleo público. tos de los gremios.
En las relaciones laborales privadas rige la estabilidad impropia, que no El art. 14 bis atribuyó el derecho de huelga a los gremios que se constitu-
prohíbe el despido ni lo anula, sino que se limita a establecer una compensa- yen en sujetos activos de la huelga, por lo que no puede negarse su ejercicio. La
ción económica reparatoria; es decir que no existe la reinstalación en el empleo, Corte Suprema de Justicia de la Nación reconoció que el derecho de huelga es
sino que la reparación por el despido incausado se traduce en el pago de una in- operativo, es decir que puede ser invocado y ejercido aunque no se dicte una ley
demnización. que lo reglamente.
En el ámbito del empleo público, el derecho a la protección contra el des- El tema es desarrollado en el capítulo "Medidas de acción directa".
pido arbitrario se vincula con la estabilidad del empleado público, que es pro- - Derecho de los representantes sindicales a las garantías gremiales: Los
pia y está asegurada por la nulidad de la cesantía arbitraria y la obligación es- representantes gremiales gozan de las garantías necesarias para el cumplimiento
tatal de reincorporación. de su gestión sindical y las relacionadas con la estabilidad de su empleo. Cabe
La doctrina y la jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la interpretar la expresión "representante gremial" .i:::on elasticidad, de modo que
Nación sostienen que la estabilidad del empleado público, garantizada por el ningún trabajador, que bajo una u otra denominación desempeña permanente o
art. 14 bis, obliga también a las provincias y alcanza, por consiguiente, al perso- transitoriamente esa función, quede desprotegido. ·
nal de las administraciones locales. Ante una cesantía sin causa legal justa o sin El representante gremial tiene estabilidad propia relativa, lo cual impide
sumario, el Estado está obligado a reincorporarlo. el despido sin causa y el despido arbitrario y obliga al empleador a reincorpo-
Este tipo especial de estabilidad queda vulnerada en los siguientes casos: rarlo.
a) sí la cesantía se dispone sin causa legal suficientemente razonable; b) si se dis-
Es doctrina de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que los represen-
pone sin sumario previo y sin forma suficiente de debido proceso; y c) si se de- tantes gremiales no están al margen de medidas de racionalización administra-
clara en comisión al personal.
tiva general, autorizadas legislativamente, ni están exentos de sanciones disci-
Al contrario, no se ha considerado vulnerada la estabilidad del empleado plinarias.
públiFo: a) cuando hay causa legal razonable, acreditada por un sumario pre-
El tema es desarrollado en el capítulo "Asociaciones sindicales de tra;baja-
vio; b) cuando se suprime el empleo; c) cuando se dispone la cesantía porra-
dores". .
zones de. verdadera racionalización o economía administrativa, fehacientemen-
te acreditada; y d) cuando el empleado está en condiciones de jubilarse con be- - Derecho a la seguridad social: El art. 14 bis expresa que "el Estádo otor~
neficio a·rdinario. gará los beneficios de la seguridad social...". Se entiende como tal a aquella que
protege a la persona contra la inseguridad social. ( ·
FUENTES DEL DERECHO DEL TRABAJO 57
56 MANUAL DE DERECHO,lABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA
sive a los fines de declarar la inaplicabilidad motivaron y no tienen efecto derogatorio ge-
o nulidad de normas que afectan el ejercicio nérico -Fallos 247:700, 248:702, 255:262,
Se la conceptúa como un conjunto á;
medidasfgd;antías adoptadas en fa- de la función judicial. En tal sentido el tribu- 264:364, 315:276, 322:528 entre otros-
vor de los hombres para protegerlos contra Ciertos ries-gos. Los beneficiarios de nal ha admitido el control de constitucionali- (del voto de los ministros Fayt y Belluscio,
la seguridad social son todos los hombres y su objeto es amparar las necesida- dad de oficio cuando están en juego normas en mayoría) (Corte Sup., 271912001, "Mili de
des que obstaculizan su bienestar. . __ que consagran excesos respecto de los lími- Pereyra, Rita y otros v. Estado de la Prov. de
Después de afirmar que el Estado otorgárá los'-beneficios de la seguridad tes puestos por la Constitución Nacional a Corrientes").
social, el texto añade que tendrá carácter integral e irrenunciable. Por "integral" sus respectivas atribuciones (Fallos .143:191, La C. Nac.Trab., sala 2\ en autos "Pache-
se debe entender que la cobertura de las necesidades debe ser amplia, ~in especi- 185:140, 238:288) (del voto del ministro co, Osear H. v. HIH Interamericana ART",
ficar las necesidades que tiende a amparar. "Irrenunciable", apunta a la obliga- Vázquez, que adhiere a la mayoría). De con- estableció que a pesar de la imperatividad de
toriedad y a que no admite voluntad en contrario, ni la incorporación de parti- formidad con antigua doctrina de esta Corte, la Carta Magna cuando únicamente se en-
los jueces no están facultados para declarar cuentra comprometido un interés particular,
culares al sistema.
de oficio la inconstitucionalidad de las leyes la falta de invocación de lesión constitucio-
También dispone que se establecerá un seguro social obligatorio; no se re- (Fallos 282:15, 289:89, 303:715, 305:302 y nal en la demanda impide la eventual decla-
fiere a las jubilaciones y pensiones, sino que apunta a cubrir necesidades distin- 2046, 306:303, 310:1090 y 1401, 311:1843, ración de inconstitucionalidad de oficio; ade-
tas de las amparadas por el sistema jubilatorio. entre otros) (de la disidencia parcial de los más, sostuvo que el planteo de una cuestión
Sin embargo, se podría interpretar que el régimen jubilatorio es una for- ministros Nazareno y Petracchi). Si bien los federal en la expresión de agravios contravie-
ma posible de seguro social, quedando absorbido por éste. En realidad, se debe jueces no pueden declarar la inconstituciona- ne los principios que rigen el contradictorio
entender que se trata de cuestiones distintas: el texto del artículo obliga a que lidad de la ley en abstracto, es decir fuera de (27/11/2008).
el legislador implante ambos sistemas, optando por cubrir algunas necesidades una causa concreta sometida a su juzgamien- La C. Nac. Trab., sala 3ª, en autos "Port-
mediante el seguro social y otras mediante las jubilaciones. to, de ello no se desprende que necesariamen- mann, Enrique v. Anses", estableció que las
El seguro social obligatorio está a cargo de entidades nacionales o provin- te la parte interesada deba requerir en for- condiciones emergentes de una determinada
ciales. Esto significa que, en caso de falta de decisiones, no sería inconstitucional ma expresa el control de constitucionalidad, convención no se incorporan definitivamente
ya que éste constituye una cuestión de dere- al contrato individual y no son exigibles más
que los organismos federales se encargaran de ello.
cho, ínsita en la facultad de los jueces que se allá de la vigencia de aquélla (o de su posible
- Derecho a la protección de la familia del trabajador: En la parte final del resume en el antiguo adagio romano iura no-
artículo_~fil:-ª_n_~l1Y-_n~iª_4ª~_las cláusulas tutelares de la familia. El art. 14 bis dis-
ultraactividad), razón por la cual pueden ser
vit curia y que incluye el deber de mantener válidamente modificadas in peius, derogadas
pone que la ley establecerá la defensa del bien de familia, la compensación eco- la supremacía de la Constitución. Este prin- o sustituidas por otras pactadas en un nuevo
nómica familiar y el acceso a una vivienda digna. cipio, por el que se le concede a los jueces la convenio (31/3/2009).
El bien de familia y el salario familiar han recibido consagración legal. El potestad de suplir el derecho que las partes
acceso a una vivienda digna sigue siendo una promesa incumplida para grandes no invocan o que invt>can erróneamente, in- 2. Constitución Nacional. Tratados
sectores de la población. cluye el deber de mantener la jerarquía nor- internacionales. Rango constitucional
mativa de nuestro orden jurídico, de allí que
una sentencia que aplique normas inconstitu- Nuestra Constitución Nacional garanti-
JURISPRUDENCIA cionales se subleva en contra de aquélla (del za el derecho de defensa en juicio y de igual-
dad ante la ley en sus arts. 16 y 18, además
voto del ministro Boggiano, que adhiere a la
1. Control de constitucionalidad Suprema de Justicia de la Nación admitió el de los Tratados Internacionales con ran-
mayoría). La declaración de inconstituciona- go Constitucional, que avalan esta postu-
control de constitucionalidad de oficio en el lidad es -según conocida doctrina de este
No resulta necesario que medie un pedi- caso "Mili de Pereyra" (del año 2001) y rati- ra. Por ende, corresponde confirmar el pro-
do expreso de parte interesada acerca de la tribunal- una de las más delicadas funcio- nunciamiento que otorga el beneficio de liti-
ficó el criterio en los autos "Banco Comercial nes que puede encomendarse a un tribunal de
declaración de inconstitucionalidad. Ello así, de Finanzas SA" (del año 2003) -del voto de gar sin gastos solicitado (sala 1ª, 12/7/2011,
toda vez que el control de constitucionali- justicia; es un acto de suma gravedad, al que "Orieta, Azucena del Carmen p/si y E/R.H.
Stortini, en minoría- (sala 10\ 25/2/2011,
dad no es una cuestión de hecho en la que el sólo debe recurrirse cuando una estricta ne- Men. Fernando Guillermo, Cristian, Marcelo,
"Saeco Argentina SA v. Koprivc, María del
juez se halla limitado a los presupuestos fác- cesidad lo requiera, en situaciones en las que Walter y Fiamma O.").
Carmen s/consignación").
ticos denunciados y probados por las partes la repugnancia con la cláusula constitucional
por vía del principio procesal de congruen- sea manifiesta e indubitable y la incompatibi- La disposición contenida en. el art. 7 5,
En tanto órgano supremo a cargo del inc. 22, que otorga jerarquía constitucional
cia (art. 34, inc. 4º, CProc.) y en definitiva gobierno del Poder Judicial, la Corte tiene lidad inconciliable (Fallos 247:121 y sus ci-
debe velar por el derecho de defensa en juicio a los tratados internacionales que versen so-
una jerarquía superior a la de cualquier tri- tas). Es por ello que con más rigor en este bre derechos humanos, es reflejo de la juris-
de raigambre constitucional (art. 18, CN). bunal inferior, como también respecto del caso, la declaración de inconstitucionalidad prudencia que, premonitoriamente, emanara
El control de constitucionalidad, en cambio, Consejo de la Magistratura y el Jurado de sÓlo será procedente cuando no exista la po- del más alto tribunal. En efecto, ya en el caso
constituye una cuestión de derecho y en' ellas sibilidad de una solución adecuada del jui-
Enjuiciamiento (Acordada 4 del 14/3/2000, "Ekmekdjian" la Corte Suprema dijo que la
el juez actúa independientemente del derecho cio por otras razones que las constitucionales
Fallos: 323:1293). En cuanto actúa en su "Convención de Viena sobre el Derecho de
no invocado o invocado erróneamente por comprendidas en la causa (Fallos 260:153,
condición de cabeza del Poder Judicial, y a los Tratados (aprobada por la ley 19.865,
las partes, en tanto que rige el -antiguo ada- consid. 3º y sus citas). De acuerdo con la doc- ratificada por el Poder Ejecutivo nacional
gio romano "iura novit curia" según el cual los fines de cumplir con las trascendentes
funciones institucionales antes aludidas, la trina de este tribunal, las decisiones que de- el 5/12/1972 y en vigor desde el 27/1/1980)
le incumbe al juez la aplicación del derecho, claran la inconstitucionalidad de la ley, sólo confiere primacía al der.echo internacional
que incluye obviamente al derecho consti- Corte no precisa del planteo de caso o con-
producen efectos dentro de la causa y con sobre el derecho interno. La convención es
tucional y por ende al deber de mantener la troversia judicial alguna. Tampoco requiere
vinculación a las relaciones jurídicas que las un tratado internacional constituc~onalmen-
supremacía de la Constitución en su aplica- del estímulo que provee la petición de parte
ción al específico pleito que se trate. La Corte legitimada, pudiendo obrar de oficio, inclu-
58 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA
FUENTES DEL DERECHO DEL TRABAJO 59

te válido, que asigna prioridad a los tratados que, en principio, le son ajenas, es necesaria
internacionales frente a la ley interna en el zarlos con precisión (en pleno, 3111011966, en definitiva si los hechos reprochados como
la concurrencia de algunas de estas dos cir- "Alba, Angélica v. UTA", nro. 104).
ámbito del derecho interno, esto es, un reco- justa causa de despido, constituyen incumpli-
cunstancias: 1) que sea imposible dictar la ley mientos imposibilitantes .de la continuación
nocimiento a la primacía del derecho inter- mediante el trámite ordinario previsto por la Una convención colectiva de trabajo cele-
nacional por encima del propio derecho in- de la relación de trabajo (sala 8ª, 28/3/2003,
Constitución, vale decir, que las Cámaras del brada de conformidad a la ley 14.250 no pue- "Garramone, Raúl v. Citibank NA").
terno" (sala 10ª, 311712000, "Lizarraga,Juan· Congreso no puedan reunirse por circunstan- de dejar sin efecto las condiciones de trabajo
v. Streitfeld, Jorges/accidente"). cias de fuerza mayor que se lo impidan, o 2) pactadas bajo la forma de uno de los deno- 7. Voluntad de las partes
que la situación que requiere solución legisla- minados "convenios de empresa de derecho
3. Ley. Interpretación tiva sea de una urgencia tal que deba ser solu- común", aplicables a una determinada rela- La voluntad unilateral del empleador es
La interpretación de la ley debe tener en cionada inmediatamente, en un plazo incom- ción individual de trabajo más favorable al fuente de derecho con relación a él mismo y
cuenta que la inconsecuencia o la falta de patible con el que demanda el trámite nor- trabajador (en pleno, 15/7/1971, "Borghello, de esta forma queda comprendida en el con-
previsión del legislador no se supone. La exé- mal de las leyes. Corresponde descartar cri- Roberto v. Standard Electric Argentina SA", cepto más amplio de "voluntad de las par-
gesis de las normas debe hacerse siempre evi- terios de mera conveniencia ajenos a circuns- nro. 157). tes" como una de las fuentes de regulación
tando darles un sentido que ponga en pug- tancias extremas de necesidad para justificar del contrato y la relación de trabajo que esta-
La C. Nac. Trab., sala 53, en autos "Mén- blece la Ley de Contrato de Trabajo (art. 1º,
na sus disposiciones, destruyendo las unas el dictado de un decreto de necesidad ·y ur- dez Villagomez, José A. v. Clínica Privada
por las otras y adoptando como verdade- gencia en los términos del art. 99, inc. 3º, Ley inc. d]) (sala 3", 311312004, "Arévalo, Julio
Independencia SA", consideró válida la de- v. Transportadora de Caudales Juncadella
ro el que las concilie y suponga la integral Fundamental, pues la Constitución Nacional nuncia del vínculo efectuada por el trabaja-
armonización de sus preceptos (Corte Sup., no habilita el elegir discrecionalmente entre SN').
dor si existió reconocimiento expreso de la
2011112001, "Antonucci, Roberto v. YPF SA la sanción de una ley o la imposición más rá- empresa acerca de la existencia de una rebaja
y otro s/part. accionario obrero", TySS 2001- pida de ciertos contenidos materiales por me- 8. Conflictos de normas
salarial, así como del diferimiento en el pago
1056). dio de un decreto de necesidad y urgencia. de los salarios invocando un "convenio inter- El contrato de trabajo es una figura jurí-
Los constituyentes de 1994 no han elimina- no" cuya existencia no se acreditó y cuyos dica de tracto sucesivo y, por lo tanto, el dic-
Por encima de lo que las leyes parecen de- do el sistema de separación de las funciones
cir literalmente, es propio de la interpretación términos serían inhábiles por contrarrestar tado de nuevas leyes le alcanza en toda su
de gobierno que constituye uno de los conte- expresas disposiciones legales sobre el plazo plenitud y eficacia, aplicándose aun a las
indagar lo que dicen jurídicamente, es decir,
nidos esenciales de la forma republicana pre- de pago de las remuneraciones (9/6/2009). consecuencias de las relaciones y situacio-
con conexión con las demás normas que in-
vista en el art. 1º, Ley Fundamental, por ello nes jurídicas existentes (sala 5ª, 19/3/2001,
tegran el ordenamiento del país, con el fin de
establecer así la versión técnicamente elabo- la admisión del ejercicio de facultades legis- 6. Reglamentos de empresa. Usos "Rolla, Guillermo David Antonio v. Banco
rada de la norma aplicable al caso, por medio lativas. por parte del Poder Ejecutivo se hace y costumbres de la empresa Hipotecario Nacional").
de una hermenéutica sistemática y razonable. bajo condiciones de rigurosa excepcionali-
dad y con sujeción a exigencias materiales Tanto los reglamentos de empresa como 9. Ámbito territorial de aplicación de la
En la interpretación de las leyes cabe estar al las costumbres y usos empresarios constitu-
espíritu de la norma, a la intención legislati- y formales que constituyen una limitación y ley
no una ampliación de la práctica seguida en yen una expresión de voluntad del. emplea-
va y al bien jurídico protegido por la misma dor como fuente de creación de obligaciones El art. 610, ley 20.094, en cuanto estable-
(sala 10ª, 91912002, "Trigo Mogro, Hernán v. el país hasta entonces (del voto en disiden-
cia de los Dres. Fayt y Vázquez). (Corte Sup., y si ello es así, es evidente que tienen carác- ce que se rigen por la ley dél pabellón del bu-
Pecom Energía SA", DT 2003-A-81).
201212000, "Casime, Carlos A. v. Estado na- ter "general", es decir que se refieren, indife- que los contratos de ajuste "del capitán, los
La primera fuente de exégesis de la ley es cional", DT 2001-A-775). rentemente de las personas respecto de quie- principales y demás tripulantes que prestan
su letra y cuando ésta no exige esfuerzo de nes rija, a la totalidad de la empresa. La cir- sus servicios", constituye una disposición del
interpretación debe ser aplicada directamen- 5. Convenios colectivos cunstancia de que los trabajadores hubieran estatuto específico que desplaza a la genéri-
te, con prescindencia de consideraciones que obtenido su alta luego de que se modifica- ca previsión del art. 3º, LCT. La legislación
excedan las circunstancias del caso expresa- El convenio colectivo, una vez homologa- ra el modo de abonar el "aguinaldo" no re- nacional no resulta aplicable a los sucesivos
mente contempladas por la norma, ya que de do por la autoridad administrativa, adquie- sulta suficiente como para excluirlos del ré- contratos de ajuste celebrados para trabajar
otro modo podría arribarse a una interpre- re fuerza erga omnes. Desde dicha perspec- gimen anterior más beneficioso en cuanto a en un buque de pabellón extranjero (sala 10ª,
tación que, sin declarar la inconstitucionali- tiva, al tratarse además de una de las fuen- su cálculo (sala 103, 21/6/2001, "Toscano, 261512009, "Deibe, Rubén D. v. Sig Marine
dad de la disposición legal equivaliese a pres- tes que regulan la relación laboral indivi- Adrián G. y otros v. Volkswagen Argentina Ltd. SA y otro").
cindir de su texto (Corte Sup., 11/4/2006, dual (art. 1º, LCT) que es obligatoria para SN', DT 2001-B-2318).
La operatividad de la tesis de la oficio-
"Gulle, Rubén v. Lotería Nacional", del dic- todos los trabajadores y empleadores de la El Código de Ética es un reglamento in- sidad en la aplicación del derecho extranje-
tamen de la Procuración General, al que re- actividad (aun cuando no hayan suscripto el terno plenamente oponible a los funciona- ro, establecida en los Tratados de Derecho
mitió la Corte Suprema. Mayoría: Petracchi
acuerdo colectivo), es pasible de declaración rios a los que se aplica, en cuanto especifica Internacional de Montevideo, es indiscuti-
Highton de Nolasco, Fayt, Maqueda;
Zaffaroni, Lorenzetti, Argibay). de inconstitucionalidad cuando el órgano ju- conductas calificadas, como incumplimien- ble, aunque condicionada a la existencia de
dicial decide desplazar su aplicación al caso tos contractuales o transgresiones a deberes una norma indirecta que determine la apli-
4. Decretos de necesidad y urgencia por vulnerar derechos o garantías de la Ley de comportamiento, y en su caso, un régimen cabilidad de la legislación foránea para la re-
Fundamental -del voto del Dr. Stortini- disciplinario, e incluso, supuestos de justa solución de un conflicto que, en el caso, es el
El estado de necesidad a que hace referen- (sala 10ª, 27/11/2009, "Ríos, José Albino v. cáusa de despido. En una controversia judi- art. 3º, LCT, que dispone la aplicación del de-
cia el art. 99, inc. 3º, CN, se presenta úni- Search Organización de Seguridad SA s/dife- cial, el juez, analizando el producto final de la recho peruano para dirimir el fondo de la litis
camente cuando circunstancias excepciona- rencias de salarios"). actividad probatoria es quien, por así prescri- (Sup. Corte Bs. As., 28/4/2004, "Soto, Javier
les hicieran imposible seguir los trámites or- bido el párr. 2º del art. 242, LCT, determina v. Exxe SA").
dinarios previstos para la sanción de leyes. Las partes no están obligada~ a probar la
Por tanto, para que el Poder Ejecutivo pueda existencia y contenido de los convenios co-
ejercer legítimamente facultades legislativas lectivos de trabajo, pero deben individuali-
CAPÍTULO IV
PRINCIPIOS DEL DERECHO DEL TRABAJO

l. CONCEPTO

Los principios generales del derecho son pautas superiores emanadas de la


conciencia social sobre la organización jurídica de una sociedad. Fundamentan
el ordenamiento jurídico y orientan al juez o al intérprete de la norma.
Los principios del derecho del trabajo son las reglas inmutables e ideas
esenciales que forman las bases sobre las cuales se sustenta todo el ordenamien-
to jurídico-laboral. Su finalidad es proteger la dignidad del trabajador y proyec-
tar su eficacia, tanto al iniciarse el vínculo laboral, como durante su desarrollo
y al momento de su extinción.
Sirven también como una especie de filtro para la aplicación de normas
ajenas al derecho del trabajo. Si bien la norma hace referencia a ellos, no los ex-
presa directamente (enuncia su presupuesto) ni tampoco contempla un procedi-
miento técnico de e);Cteriorización.
Alonso García define a los principios como aquellas líneas directrices o
postulados que inspiran el sentido de las normas laborales y configuran la re-
gulación de las relaciones de trabajo con arreglo a criterios distintos de los que
pueden darse en otras ramas del derecho.
Para Montoya Melgar son las ideas fundamentales de la organización ju-
rídico-laboral que surgen del orden normativo dado y lo realimentan, dándole
determinado sentido a cada una de las disposiciones que lo componen, resultan-
do indispensables para aplicar rectamente sus normas 1 .

11. FUNCIONES

Es posible establecer cuatro funciones esenciales:


1) Orientadora e informadora, porque ilustra al legislador y delimita su ac-
tuar conforme a las pautas superiores; orienta también a quien debe sancionar
una ley y, por ende, sirve como fundamento del ordenamiento jurídico.
2) Normativa o integrativa, ya que es un instrumento técnico para cubrir
una laguna del ordenamiento jurídico; integra el derecho, actuando como fuen-
te supletoria en caso de ausencia de la ley.
El art. 11, LCT otorga expresamente la función de integración del dere-
cho jurídico positivo ante una laguna del derecho (carencia de normas), al dis-

1 GARCÍA, Manuel A. - MONTOYA MELGAR, Alfredo, cits. por FERNÁNDEZ MADRID, Juan
C., Tratado práctico de derecho del trabajo, t. 1, La Ley, Buenos Aires, 1989, p. 160.
PRINCIPIOS DEL DERECHO DEL TRABAJO 63
62 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA

Bien sea que se ubique como contenidos en el derecho natural o que se los
poner que "cuando una cuestión no pueda resolverse por aplicación de las nor-
haga depender no de un derecho divino sino de un derecho de la razón -como
mas que rigen el contrato, o por las leyes análogas, se decidirá conforme a los
principios de la justicia social y a los generales del derecho del trabajo, la equi- lo denomina Radbruch-, existe el convencimiento de que alimenta al derecho
dad y la buena fe". positivo, dándole vida y sentido 4 •
3) Interpretadora, ya que fija reglas de orientación al juez o al intérprete
de la norma en las controversias y lo conduce hacia la interpretación correcta; IV. PRINCIPALES PRINCIPIOS
también está dirigida al abogado -que debe encuadrar una norma en un caso
determinado- y al jurista y al doctrinario, que fuera de los litigios concretos La mayoría de los autores señala como los más importantes principios del
deben interpretar una norma. Derecho del Trabajo a los siguientes:
El juez laboral debe desechar la interpretación meramente teórica, literal 1) Principio protectorio. Se manifiesta en tres reglas: a) In dubio pro ope-
y rígida de la ley y, por ello, desinteresada de sus resultados prácticos concre- rario; b) Regla de la aplicación de Ja norma más favorable; c) Regla de la con-
tos (una sentencia "formalmente" justa), e inclinarse por una interpretación que dición más beneficiosa.
contemple las particularidades del caso, el orden jurídico en su armonía total, 2) Principio de irrenunciabilidad de los derechos.
los fines que la ley persigue, los principios fundamentales del derecho, las garan- 3) Principio de la continuidad de la relación laboral.
tías y derechos constitucionales y los tratados internacionales, y el logro :de re- 4) Principio de primacía de la realidad.
sultados concretos jurídicamente valiosos. No debe prescindir de las· consecuen- 5) Principio de buena fe.
cias que naturalmente derivan del fallo. 6) Principio de no discriminación e igualdad de trato.
4) Unificante o de armonización de política legislativa y judicial, ya que 7) Principio de equidad.
vela por la seguridad jurídica al preservar la unidad sistémica del derecho, evi- 8) Principio de justicia social.
tando que tanto el legislador -al sancionar la ley- como el juez -al interpre- 9) Principio de gratuidad.
tarla- se aparten del sistema.
10) Principio de razonabilidad.
111. ORIGEN 11) Principio de progresividad.

Una cuestión controvertida que divide a la doctrina es el origen o proce- 1. Principio protectorio
dencia de los principios.
. ~ara los positivistas, que tienen a Kelsen como su máximo exponente, los Es considerado -junto con el principio de irrenunciabilidad- el más im-
prmc1pios generales del derecho (y especialmente los de cada una de las ra- portante. Tiene como finalidad proteger la dignidad del trabajador en su condi-
mas jurídicas) guardan estrecha y exclusiva dependencia con el derecho vigen- ción de persona humcina.--~------·--····-········· . . . ,,, ., . . -------·-- -·-----· ' '
te. Entienden que· los principios son sólo aquellos que han sido acogidos por ·--cóñsísre'"'eñ''d.Istíñ.tas técnicas dirigidas a equilibrar las diferencias preexis-
la normativa que estructura el ordenamiento jurídico de un país y que, según ~tl!.t!!!§.2~ir:_{r~_FcflX(i]qfiqT]Leiiz.fI~qqO'i; evífijjaQ:~~~~-9ii~~~ei.ie~SI~~~Iiíii~-naii__b_éffó
la expresión de Carnelutti, "se encuentran dentro del derecho escrito como la depe_p.j~n~~jur~~~~_de _E_!!_~~~e_':l_ll_~i~!i~~-~-~e aE_~~~~_g_ue ofe~dan su digni-
el alcohol dentro del vino: son el espíritu o la esencia de la ley " 2 • Dentro de dad, .en virtud .d~l _poder diferente de negociaci§n y el .4e?eql1ilibfio jurídico y
1§1 doctrina laboralista argentina comparten esta postura Fernández Madrid y ".!~Qn.Q.iüifº ~xisi~ii.t.i~e.·v!n~ _elJqs. ·" -- ·. · · ·· ...... -· -------
Alvarez. r_!!~9~-~~~!~5 desde dos aspectos. :P2L~-~.l,élqQ, S:.2fil2~,1!!!~4iEe~_!!~~-ªl !~
. . En cambio, para la postura iusnaturalista -a la que adscribo- los prin- gisl~=~r para que adopte las técnicas necesarias para cumplir con el art . .J:L!?j_§
c1p1os no se agotan en aquellos que han sido acogidos por la ley y constituyen en cuanto consagra que "el trabajo en sus diversas formas gozará de la protec-
como la malla de la estructura jurídica, hay también otros de derecho natural
ción de las leyes, las que asegurarán al trabajador...'?.
que la ley puede no haberlos sancionado positivamente, pero aun considerándo-
Por otro lado, c9mo l!na direcüva dirigi4a al juez para interpretar la nor-
los como derecho extralegal o "extrapositivo" constituyen el fundamento últi-
mo y primordial del orden jurídico, según la naturaleza de las personas y de las ma la-bor~Trespetañ<lü 1a8Iileñtesy-l0s prlndpl'os-propios.
cosas, sobre cuya trama básica se construye el orden positivo 3 • ELE!!ESiEi9~~o~~~~?~Í,c:>_!.~._f!!.~ifi~sta.,.!!!!:.!!es regJ!!_s:
Lo contrario importaría atribuirle al legislador la autoridad suprema de
construir el ordenamiento jurídico caprichosamente, aunque no se compadezca 1.1. La regla in dubio pro operario
con la realidad objetiva. Asiste razón a Orgaz al sostener que los principios ge- ·
nerales del derecho no pueden ser ligados a ningún sistema positivo. Habrá que Es una ~.irectiv-a ~irigida al ju(!Z _(o_ al intérprete) para el.célS() de e:xis~i~ 11na
atenerse mejor a los principios de justicia universal, aquella conciencia jurídica dudá razonable. enla iriterpretacTón-·a:e.. una.
ñorma-o--enTa--apredaéión- de fas
pr~-~~§is~- . . - .. -· ·. -·
de los pueblos de Savigny, que supera las circunstancias de tiempo y lugar.

4 VELASCO, Luis M., "Los principios del derecho del trabajo en época de flexibiliza-
2 VÁZQUEZ VIALARD, Antonio, Tratado ... , cit., p. 127. ción", LexisNexis - Abeledo Perrot Revista de Derecho Laborat y Seguridad Social, nro.
3 1, enero 2004.
VÁZQUEZ VIALARD, Antonio, Tratado ... , cit., t. 2, p. 127.
64 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA
PRINCIPIOS DEL DERECHO DEL 65
El párr. 2º del art. 9º, LCT disponía que "si la dllda recayese en la interpre-
tación o alcance de la ley, los jueces o encargados de-·aplicarla se decidirán en el instituciones del derecho del trabajo". Por lo tanto, a_?~pt(l el sis!<:!!!~-~4~--c~qg_g:
sentido más favorable al trabajador". - lobamiento de instituciones.
--ra ley-2K4Z8--(BO-delZ611Z/2008) modificó el párr. 2º del art. 9º de la ·~--~'~'-'c·;r;~·;·~~o~d;;q_-;}~-~~-~i fallo plenario 82 del 22/8/1961 la Cámara Nacional
LCT y extendió su alcance a la apreciación de la prueb-a:·suacfüaTreaácc-ion es de Apelaciones del Trabajo había optado por el sistema de la acumulación, es-
la siguiente: " ... Si la düaarécay-ese-enTa-interpretacilln o alcance de la ley, o en tableciendo que correspondía aplicar ambas normas según cuál fuera más favo-
la apreciación de la prueba en los casos concretos, los jueces o encargados de rable al trabajador.
aplicarla se decidirán en el sentido más favorable al trabajador". La solución fue criticada por Deveali y parte de la doctrina, sosteniendo
Tiene su antecede_nte en el aforismo del derech,o r()II1ano según el cual en la el sistema de conglobamiento que implicaba adoptar en un rubro determinado
duda~había-que..estar'a-favor del acusado o reo (in dubio. pro reo), que pasó al una u otra norma, pero no las partes más convenientes de ambas.
derecho civil como in dubio pro so/vendo, es decir que en caso de duda el pri- Esta regla también se manifiesta én la redacción del art. 8º, LCT, al consig-
"--vilegiado era el deudor. nar que "las convenciones colectivas de trabajo o laudos con fuerza de tales, que
, En lo atinente a "la interpretación o alcance de la ley", significa que si una contengan normas más favorables a los trabajadores, serán válidas y de aplica-
norma resulta ambigua, y puede ser interpretada de varias farmas y con distin- ción. Las que reúnan los requisitos formales exigidos por la ley y que hubieran
tos alcances, el juez debe, obligatoriamente, inclinarse por la interpretación más sido debidamente individualizadas, no estarán sujetas a prueba en juicio".
favorable al trabajador.
Resulta obvio que sólo debe aplicársel(l cuandoexistan dudas razoi:iables 1.3. La regla de la condición más beneficiosa
en el alcarice o interpretacióri Cie'liña.11,orm~-leg-afo_c_oñvencíonai:-pero-ño cuan-
do errexto_es_Claro-. En fa-práctica~ podo general, las dudas se plantean respec- Dispone que cuando __una ~-!:_-!ua~ión,3!!!!!.!~<?.!.~!!...~!!!.É__~_f?.~nefic~9~!!:J!.qra el trg_:_
to d_~ !ªs cláusülis de. los convenios coleC:tivos de frabajo. ., ..... ' bajador se la debe resp~tar: la modificación debe ser para ampliar y no para dis-
Hasta la reforma introducida porla lef 26.428; la' postura mayoritaria en- rñíñüír~cterecfío-s'."]~,rpunto--de partiCla eselréconocirñíeñtoén-ei contrato indi-
tendía que no era aplicable en los casos de valoración de pruebas en un litigio vidual cleTrabajo Cfetina--situacíOnconCreta-ii:ias favoraoleaTtraoajacforque-Tá
judicial, ya que en el momento de fallar, el juez debía tener la plena convicción que establece la nueva norma~qúese~fia])rá~dea'pllcar~~~~~-~~--·~-=-=-~---=·=··=
de la razón de quien resulte vencedor en el pleito, y, en caso de duda, debía se- --Resültaino\scutíDle'qüe-ercoñfiato no puedeser modificado en perjuicio
guir produciendo pruebas e investigando para alcanzar la certeza. del trabajador por debajo del orden púolicoTa6oraf~que está compuesto por las
Con la reforma de la ley 26.428 al art. 9º de la LCT, es aplicable en los ca:: normasimperativas·q-Üe surgenClelaley, los estatutos especiales y los convenios
sos de valoración de pruebas en un litigio judicial, y en el momento de fallar, el colectivos de trabajo y que constituyen mínimos inderogables. A dichas fuentes
juez, en caso de duda razonable en la apreciación de la pruebª en los casos con- se suma ahora el propio contrato de trabajo, ya que el art. 12 de la LCT fue mo-
cretos, debe resolver en el sentido más favorable al trabajador, sin perjuicio de dificado por la ley 26.574 (BO del 29/12/2009) que agregó al texto la expresión
su facultad de seguir produciendo pruebas e investigando para alcanzar la certe- "contratos individuales de trabajo" en la enumeración de fuentes.
za y lá plena convicción de la razón de quien resulte vencedor en el pleito. Al respecto, el art. 7º, LCT prescribe que "las partes, en ningún caso, pue-
La rgg_gifü:_(l_c!9.I1jg~grp()raJ_C!frase que la ley 21.297 había eliminado de la den pactar condic10nes menos favorables para ertraEafaaor-qilelasdispriestas
ley 20.744, extendiendo su alcance no sólo en la apreciación de la ley, sino tam- en las noriñas.Tegales;·zonvencíOñes~coTeciivasCletraoafOo]aiidos~é-oiiTuerzaae
- bi~P:_g_ la prueba. · iale"s~-ocfiié-·reslllieiicoiiffafias-álás mismas:Tales aCfCis'tleVanápatejáda· la san-
~=-Énn (füb-io pro operario ~~-!-maderivación del principio P!"ºtector_io; de allí ción prevista en el art. 44 de esta ley". --
que no resultaba lógico reducir su aplicación a la duda en la interpretación de - El art. 13, LCf''<Iispone que "las cláusulas del contrato de trabajo quemo-
la leysino -que~tambíe·n:·~aebía-pro-yectirse-·aToscasos--eii 'que-exi8tfora una duda difiquen en perjuicio del trabajador normas imperativas consagradas por leyes
razonable del juzga4or, uriá~-véi-vaToracta-con-las~reglas ae1as-.ma-críiica·1a.ro- o convenciones colectivas de trabajo serán nulas y se considerarán sustituidas
talidad-de~Ias~prÜéb,i's producidas en un litigio. de pleno derecho por éstas".
Es decir que las condiciones de trabajo individualmente pactadas por las
1.2. La regla de la norma más favorable partes no pueden ser modificaClas para el futuro en perjuiCio aertraoajador, aun
cuanClo surjan de un convemo coíeCtivo homologado. · -~---------~~--~-------
Así como en el caso anterior la duda recaía en la interpretación de una nor- Tampoco las cláusulas de un convenio colectivo pueden reducir los dere-
ma, a9_:!:1Í se presentcm dos o más r¡ormas apli~ables q una n'lisma sit11ación jurí- chos del trabajador más allá de los límites de la ley. Como excepción a esta regla
en--rarcaso,-
dic11;_ ~[juez debe, necesarzamente,-Tncllnarse--foi-a(juélla que resul- ca1)e-·senalárlosar1:s:·9·0-yss.~~.,léy24.2f()7'(Cey''ae PyMEs) que fija un régimen de
te !!!:4~fC11J()rcz~!~ a_l trabajador, aunque sead~ jerar{ufain_feri~r. ES decir, mien- disponibilidad colectiva por el cual, por un lado, se "pueden modificar en cual-
tras que~~l in dubio pro operario es uná reglá ·ae-iii.terprefaC1fü1j ésta es una re- quier sentido las formalidades, requisitos, aviso y oportunidades de goce de la
gla de aplicación. J •
licencia anual ordinaria", excepto en lo que se refiere al derecho de gozarla, por
·:El párr: fº del art. 9º, LCT establece que "en caso de duda sobre la aplica- lo menos cada tres años en el período de verano, cuando ella no se concede en
ción de normas legales o convencionales prevalecerá la más favorable al traba- forma simultánea a todo el personal (art. 154, párr. 3º, LCT) y, por otro lado, se
jador, considerándose la norma o conjunto de normas que rija cada una de las puede autorizar el fraccionamiento del pago del sueldo anual complementario
en tres períodos (art. 91, ley 24.467).
PRINCIPIOS DEL DERECHO DEL TRABAJO 67
66 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA

Señala De la Fuente que tanto la expresión norma irrenunciable como


2. Principio de irrenunciabilidad norma indisponible, como sinónimo de norma imperativa, a pesar de ser' su uso
frecuente, _resulta inapropiada e incorrecta, pero sobre todo muy peligrosa por
2.1. lmperatividad de normas, irrenunciabilidad y disponibilidad de las confus10nes y equívocos a que puede inducir, razón más que suficiente para
derechos que se descarte por completo su empleo. La expresión es jurídicamente incorrec-
ta porque en la teoría general del derecho no se concibe una renuncia a normas
Previo a analizar el principio de irrenunciabilidad resulta necesario preci-
o leyes, ya que resulta impensable que las personas puedan renunciar los man-
sar los conceptos de imperatividad, irrenunciabilidad y disponibilidad., que pue-
datos generales que emite el legislador, pues carece de poder de disposición so-
den llevar a confusiones y, por ende, ser utilizados en forma equívoca.
bre ellos.
Cuando hablo de imperatividad, me refiero a normas. Las normas imp~a­
Y_agrega,_ siguien~o a Ojeda Avilés "la impropiedad de decir que la ley sea
tivas son aquellas que no pueden ser modificadas o sustituidas por la voluntad
renunc~iable o irrenunciable, por cuanto la ley, por su privilegiada posición, por
de las partes, y se oponen a las normas supletorias o aísposífivas:-que-pueden
su caracter soberano, se encuentra totalmente al margen de dichos conceptos
ser alteradas o dejadas sin efecto por las personas. Es decir, las normas impera-
que le son por completo extraños", afirmándose después que la renuncia a las
tivas son una valla, un freno a la autonomía de la voluntad. leyes ~s una "~xpres_ión c~Y.ª. sola enunciación repugna al jurista". Los concep-
En el derecho del trabajo se presenta un fenómeno particular, ya qµe casi
tos de ren~ncia y dispomb1hdad de derechos están íntimamente relacionados
todas las normas ~Q!Ürnperativa..s pero tienen una peculiarida4 que las carac- ya que quien renuñé1ano-so1o-debe'feñe:na·cap'acioad"iiecesaria'sfriotarñbieñ l~
teriza: no pueden ser dejaoá.-s sin efecto por las partes si establecen condiciones Oisponíl5iliclactclel-(jeteclnn1fectaaü]fü~}a-refi'üncia:· ------·------------------ -·-·········--
menos favorables a los trabajadores; pero pueden libremente disponer de ellas --.~·Sigüie~a~--~ Alvarez, señaTo"qúe~entré--éfc__9nc~p_!g___4eindisponibilidad y el
en la medida en que mejoren los derechos allí consagrados.
Es decir que se trata de una categoría especial de normas denominadas de _irre_~.~nc~~b.~.~.~-~~d)~-~I. un~~E-~!~~~n de ~én~e~---~ esp_~E~e~ Ta~diSpc>"síCion=cre·un
áefecno comprende fa renuncia, pero pueae limitarse y existir una dispombih-
"imperativas-dispositivas", las cuales, como apunta De la Fuente, pasaron in- 4a({ relativa que excluya aesta 7 • ------
advertidas hasta que aparecieron las normas laborales dictadas para proteger al
Por el contrario, los conceptos de irrenunciabilidad e imperatividad son
trabajador; eran imperativas si se trataba deo1smmmr los Clerecnos que acorda-
baf!,_.Y dispo*iv_~s ep-casoae aumentarlos. ------------ autónomos e independientes, aludiendo el primero a los derechos y el segundo
a las no:mas. D~ ahí que haya ca~o.s en los cuales 1osdereClios asignados por
Así se establecen mínimos infranqueables que permiten la consagración de
norm~s imperativas? ,una vez adqumdos, pueden ser renunciados por su titular
mayores beneficios para el trabajador en virtud de acuerdos individuales o co-
y a la mversa, tamb1en se dan SUQUestos en gue los derechos S()n i_rrenunciables
lectivos (arts. 7º y 13, LCT, y 7º, ley 14.250) 5 • Según el autor, este tipo de nor- aunque provengan de nOrñlaSñülmpera~tivas~como.sºuceae··e:~onTos~ctereclio-s~ael
mas constituye una categoría especial perfectamente diferenciada, ya que no son traba jador8 • ----·~---~-·--·-··-~---·~·--~·~----~·-··.,---~-··~"'·"··· ··=··~~~~---~,,..

imperativas ni dispositivas exclusivamente, sino las dos a la vez: imperativas en


un sentido y dispositivas en sentido contrario, por lo que propicia que a estas 2.2. Concepto y alcance
normas se las individualice como imperativas-dispositivas, o viceversa (disposi-
tivas-imperativas). En consecuencia, a la clasificación tradicional de las normas ~orno refiere De la Cueva, el derecho del trabajo existe para asegurar a los
en imperativas y dispositivas, según sea su grado de eficacia frente a la autono- t!a~~L~~<!.!:!~ . !~.E.~~~~p~~~E . r~~~--~esus sa1arios y no la s1mpledeClaracwn de que
mía de la voluntad, se debe agregar, como un tercer género, las normas impera- perc1füran determmados salarios~---
tivas-dispositivas. --sílos tra0a1adores puelieran renunciar a las indemnizaciones que les co-
Sin embárgo, en la década de los noventa en el derecho del trabajo se dic- rresponden después de sufrido un riesgo personal, o pudieran admitir los des-
taron leyes que también tienen una característica particular, ya que si bien son cuentos qu~ les propusieran los pat_rones después de haber devengado determi-
imperativas, no priman sobre la autonomía colectiva e individual, sino sólo so- nados salarios, el derecho del traba10 perdería su nota de imperatividad y pasa-
bre esta última, pudiéndose mediante convenios colectivos de trabajos estable- ría a la categoría de jus dispositivum 9 • "
cer condiciones menos beneficiosas, ya que para éstos la norma ha pasado a ser ~ T~en~()-~-~--S~nt~ ~-E~!áctc:EJ~ro_!ec!o~io d(!l derecho del trabajo, no bas-
supletoria. tana la s1mpfe,,em~1-~~-~.ll?~Il1-ª.~-T:1~ pusieran en pie de Igualdad -por lo me-
Son las llamadas "normas de disponibilidad colectiva", por ejemplo, el nos con relac1on a determinados aspect<Yfcle·tarelación- a ambas partes, si los
art. 198, LCT, "jornada reducida", y los arts. 90 a 93, ley 24.467 -PyMEs-, d~re~ho~~~J:~~..~~!__!r.~~~t~~_?E_E~~ieran ser objeto de ienu-nCiapor medio de
y los derogados art. 3º, ley 25.013 y art. 1º,ley 25.250 que habían regulado el la negociacwnpart1cú1ar. ------·-·---·----~--------·-· --·-·--·--·· ··----·---·------····-·---·

período de prueba (art. 92 bis, LCT). ~·-Na--·oasfa-consagrar el derecho, sin que se requiera una serie de medidas
En cambio, cuando me refiero a irrenunciabilidad y disponibilidad hago para asegurar en los hechos el cumplimiento efectivo de las normas protecto-
alusión a derechos y no. a normasE>. Ello es así, por cuanto las personas-sófo
pueden reñunciar a los dereclios-consagrados en las leyes, pero_ilo--á-eSt:as, que 7
les s6ii a1eiiasy no-lespertenecen. --------------- - ÁLVAREZ, Eduardo O., "Autonomía individual e irrenunciabilidad de derechos" DT
,;;:;_ - - - - - - - - - - • - - - ~ --· ••••----· ··-~- ••--v ~-~~ ···~··,--•-·-•A• __ ,_ '"k"'""'--,.?-'• -'"""-"" -~- XLVlll-A-903. I

8 DE LA FUENTE, Horado H., Orden público, cit., ps. 77/79.


9
D_E_ LA CUEVA, Mario, cit. por LóPEZ, Justo, Ley de Contrato de Trabajo comentada,
5 DE LA FUENTE, Horado H., Orden público, Astrea, Buenos Aires, 2003, p. 69.
Contabilidad Moderna, Buenos Aires, 1978, p. 133.
6 DE LA FUENTE, Horado H., Orden público, cit., ps. 66/67.
68 MANUAL DE DERECHO LABORAL - ARMANDO GRISOLIA PRINCIPIOS DEL DERECHO DEL TRABAJO

ras. Dentro de los medios técnicos que deben emplearse para lograr ese objeti- Co.ntra:iamente a lo dispuesto en el art. 57, LCT con relación al emplea-
vo, la irrenunciabilidad de los derechos cumple una función sumamente impor- dor, el silenc10 del trabajador en ningún caso puede generar una presunción ·en
tante10. su contra. Si bien el Código Civil establece en el art. 919 que el silencio frente a
El principio de irrenunciabilidaq constituye uno de los instrumentos desti- una. ~ntimación no significa conformidad ni asentimiento, salvo que medie obli-
nados_a.evTfai-q ue erfr-ao·ajado-r;·Ior-Z-aélo _por-üñ:asitl.lacion soclaIY. económica- gacion de responder, en el derecho del trabajo si el trabajador guarda silencio no
mente desventajº~§l:fr~!l!e a su-éinpleador, aó~í)~eestip~[~:~i.~~~-~-.9.ue impliquen puede entenderse que ha consentido determinada situación.
renuncias y, para ello, excluye la validez de toda convención de parte que supri- El_~~!'._§§, LCT dispone que "no se admitirán presunciones en contra del
mao""redüzca los dereclio·s-pievisfüs-enlas normas legales, éSt:atütos proteSiona- trabajador ni derivadas de la ley ni de las convenciones colectivas de trabajo,
Tes o convenciones colectivás. .... ·-· ·- .. que conduzcan a sostener la renuncia al empleo o a cualquier otro derecho sea
El fin de este príñcipio, como lo sostuvieron autores como Bayón Chacón que las mismas deriven de su silencio o de cualquier otro modo que no implÍque
y Pérez Boiija,·-~II~_-Pfotec~ig11 de quien, ~.<?.~~~-~-~t-~_acLón __e_~()I:J/>~-~~~L~~cial una forma de comportamiento inequívoco en aquel sentido".
menos privilegiada, puede ser fácilmente coaccionado y obligado . ~ _renunciar al . E~ decir que ~~~l~~-~~~J~!ll!ª,absoluta la posi?ilidad de que por cual-
e1ercicio'(feuñClerechomllciiasveces'.J?resüñfu"y·cnscutíbfe;·trente_a_unaofer- qmer tipo d~ pres~nción (iuris et de iure, iuris-úúitum o, áun~~h.oiñz.ñiS)SelTegue
ta quevengaaremecrrar,-con su valor numérico inferior, una necesidad 4e aten- a soste.ne~ _I~- re.nuncia a cualquier derecho. Constituye una excepción =erc:on-:-·
ción urgente, incluso en los casos en que no fuera posible probar debidamente sentimientcn.ácif'o cleltraoa]aaor qu~ surge de su comportamiento inequívoco
el fraude a la ley ni la existencia de una vía compulsiva suficiente para invalidar (que no admita dudas) y que lleve a mterpretar que efectivamente prestó su li-
el acto de renuncia 11 • bre conformidad.
Hay distintas teorías que pretenden fundamentar la existencia del princi- ~a interpretación de los arts. 12, 58, 145 y 240, LCT, permite concluir que
pio de irrenunciabilidad; sin entrar en disquisiciones doctrinales, cabe afirmar la validez de toda renuncia del dependiente a cualquier derecho que le corres-
que se basa en la imperatividad de muchas de las normas laborales y, concreta- ponda requiere que ella.surj~ de~ compo:tamiento inequívoco del trabajador, no
mente, en el orden público laboral que no puede ser vulnerado: no cabe dismi- bastando para ello su sdenc10 m cualqmer otra actitud o manifestación que no
nuir ni anular los beneficios establecidos en dichas normas. configure el comportamiento mencionado.
En sentido amplio, se ha definido doctrinariamente la irrenunciabilidad .La clara directriz fijada por el art. 58, LCT, impide que se valore como pre-
como la imposibilidad jurídica del trabajador de privarse voluntaríamente--ae sunció1:1, en contrfl de los reclamos judicialmente efectuados por el trabajador, la
-o
u:na másventajas-cOñceaídas [To:Y-eraerecño7lettratRijo·errsirveliefíc10.-···-···· ausencia de reclamos oportunos durante la vigencia del vínculo.
-------Para-eiiteiidffel alcanceaelpfincip1cn1eírtenufltiabilida:d, previamente se Sin embargo, la Corte Suprema también ha sostenido que si bien es cierto
debe recordar que la voluntad de las partes del contrato individual está conteni- que el silencio del trabajador no puede ser concebido como renuncia a sus de-
da dentro del marco obligatorio conformado por normas heterónomas (ajenas) rechos (~allo~: ~1?:558) no menos lo es que tal principio cede a la exigencia de
y cambiantes (sujetas a permanentes modificaciones). la segundad 1undica, por una parte, en atención a circunstancias relativas a las
La norma inferior (cláusula contractual) reemplaza a las superiores (ley o personas y, por otra, cuando ha transcurrido un tiempo suficiente como para
conveniü}sitienen mayores beneficfos-p'ar-a'ertrabajador, mieñfras"iio "altere' el entender que la situación ha sido consentida. (Corte Sup., 11/7/1998 "Zorzin
urd-errpúl::rlic<:nrbsuhrm-('norn:ras ·que hacen a· 1a·siil:>-sisienciaele la comumdad y Víctor Rubén v. Yacimientos Petrolíferos Fiscales SA", Fallos: 255:11l). '
exce-den·er niarcocreia autonomía de la voluntad). El art. 12, LCT fue modificado por la ley 26.574 (BO del 29/12/2009), que
El 12rinc~io ~e irrenunciabilidad está contemJ?lado no sólo en el art. 12 agregó al texto la expresión "contratos individuales de trabajo" en la enumera-
(modíficado 'por-h fé'y~-26.5-74, B<TcierZ97127ZOU9T;-sinóTambién en los arts~-2~~ · ción d~ ~fuentes, produciendo así un importante cambio. El art. 12, LCT, en su
1~~"'-1~.?=.?~J2.§Q1 ,~'ºT. La renuncia puede ser definida como "el abandono vo- redaccio~ actual, establece que será nula y sin valor toda convención de partes
luntario de un derecho mediante un acto jurídico unilateral". El derecho del tra- que suprima o reduzca los derechos previstos en esta ley, los estatutos pro(esio-
bajo considera que cuando el trabajador renuncia a un derecho, lo hace por fal- nal~s, las convenciones ~olectivas y los contratos individuales de trabajo, ya sea
ta de capacidad de negociación o por ignorancia, forzado por la desigualdad ju- al tiempo de su celebración o de su ejecución, o del ejercicio de derechos prove-
rídico-económica existente con el empleador. nientes de su extinción.
La LCT procura evitar esas renuncias y por eso -basándose en los princi- El efecto de la violación es la nulidad de la cláusula violatoria de la irre-
pios propios del derecho del trabajo y en su carácter protectorio (tutelar)- de- nu~ciabilidad. Dado el carácter de la cuestión, el trabajador puede plantear la
clara que lo pactado por debajo de las normas imperativas no tiene validez, es nulidad del acto de renuncia que él suscribió.
inoponible al trabajador e ineficaz jurídicamente. Es sustituido de pleno derecho Declarada la ineficacia del acto, y de conformidad con lo dispuesto por el
por la norma que corresponda aplicar. Es decir que coloca un límite concreto a a~t. 13, LCT, las cláusulas nulas son suplantadas automáticamente por las pre-
la disponibilidad de los derechos del trabajador. ~- vistas en las normas legales o convencionales. ·

2.3. Distintas posturas hasta Ja reforma al art. 12, LCT introducida


10
VAZQUEZ VIALARD, Antonio, Tratado ... , cit., t. 2, p. 222. por la ley 26.574 (BO del 2911212009)
11
BAYÓN CHACÓN, Gaspar - PÉREZ BOTIJA, Eugenio, Manual de derecho del trabajo, t. 1,
Marcial Pons, ·España, 1975, p. 231, cit. por VAZQUEZ VIALARD, Antonio, Tratado ... , cit., Hast~ la reforma intro.ducida por la .ley 26.574 al art. 12, LCT, la pregun-
t. 2, p. 223. ' ta que cabia formular era si la LCT consideraba irrenunciable todo el derecho
PRINCIPIOS DEL DERECHO DEL TRABAJO 71
70 MANUAL DE DERECHO LABORAL-JULIO ARMANDO GRISOLIA

y los fallos de la Corte Sup., "Bariain v. Mercedes Benz" -del 7/10/1986- y


del trabajo o si, al contrario, dejaba parte de ese derecho fuera de la irrenun- "Padín Capella v. Litho Formas SA'' -del 12/3/1987-).
ciabilidad. Desde un extremo al otro -y con diversos matices- se podía sostener que
El alcance variaba según la posición que se adoptara: la rígida o amplia todos los derechos son irrenunciables y el acuerdo era inválido, o que eran irre-
consideraba que todo era irrenunciable; la -flexible o· restringida, que no todo nunciables sólo los mínimos legales (interpretación literal del art. 12, LCT en su
era irrenunciable, sino sólo las normas que protegen la integridad física, moral redacción anterior), y el trabajador con su consentimiento expreso podía acep-
y económica de los trabajadores al establecer beneficios. tar cambios que lo perjudicaran y alteraran condiciones estructurales del con-
Otra posición sostenía que todos los derechos son irrenunciables (no pue- trato.
den ser abdicados a cambio de nada), pero que los correspondientes al orden Mi postura previa a la reforma introducida por la ley 26.574 apuntaba a la
público laboral son indisponibles (no pueden ser negociados ni a cambio de una irrenunciabilidad absoluta con disponibilidad relativa: la validez de un acuerdo
contraprestación); mientras que los mayores derechos pactados en el contrato que modifica condiciones esenciales de trabajo no sólo debía ceder ante la prue-
individual son disponibles: el trabajador puede reducirlos o suprimirlos a cam- ba de un vicio de consentimiento del trabajador, una situación de lesión sub-
bio de otro beneficio (por ejemplo, se pacta una reducción salarial a cambio de jetiva o una afectación de los mínimos legales (Vázquez Vialard), sino también
una proporcional reducción de la jornada laboral). cuando el trabajador abdicaba derechos gratuitamente, a cambio de nada.
No había dudas de que los mínimos inderogables que surgen de la l~y, los Para se~ váli~o debía recibir una contraprestación relativamente equiva-
estatutos especiales y los convenios colectivos de trabajo homologados :_que lente; al decir de Alvarez, los derechos emergentes de normas no imperativas
conforman el orden público laboral- eran irrenunciables. Pero, efectuando una son irrenunciables pero disponibles a título oneroso, no pudiendo ·considerar-
simple lectura del art. 12, LCT, se advierte que nada decía respecto de los con- se una contraprestación suficiente la promesa de la conservación del puesto de
tratos individuales. trabajo.
Por ejemplo, si en un contrato individual de trabajo, el trabajador negocia- El acuerdo debe ser el reflejo de un acto voluntario del trabajador, efectua-
ba una remuneración por encima del mínimo legal y del básico de convenio, se d.o con discernimiento, intención y voluntad. Sin embargo, la desigualdad nego-
planteaba el interrogante de si -pasado el tiempo- tenía o no la posibilidad c1al en la que se encuentra el trabajador, el estado de necesidad, la posibilidad de
de renunciar a ese monto y cobrar lo estipulado en la escala salarial del conve- perder su fuente de ingreso, el alto índice de desempleo y el trabajo no registra-
nio colectivo aplicable. do, definitivamente conspiran contra su plena libertad para decidir.
Para la postura flexible la respuesta era afirmativa, porque era algo pacta- Lo que resultaba claro y no era discutible es que los mínimos legales inde-
do por encima de los mínimos inderogables: se puede renunciar a lo que ha sido rogables estaban fuera de todo tipo de concertación y de posibilidad de nego-
libremente pactado en un contrato individual por encima de los mínimos inde- ciación, esto es, los derechos emergentes de la LCT, de los convenios colectivos
rogables ("piso") que conforman el orden público laboral; el trabajador tiene y de los estatutos profesionales. El acuerdo suscripto entre las partes no podía
autonomía de la voluntad por encima del orden público laboral. implicar para el trabajador una reducción de los derechos reconocidos por el
En ese entendimiento, afirmaban que el principió de irrenunciabilidad se convenio colectivo de trabajo.
aplica a aquellos derechos cuya causa se funda en una norma que integra el or- En la jurisprudencia también se observaban las di.stintas posturas. Así, se
den público laboral, pero no a los que tienen su causa en un negocio indivi- ha sostenido que respecto de los restantes derechos el trabajador puede consi-
dual -contrato individual de trabajo-, en la medida en que supere los míni- derar oportuno pactar cambios de condiciones que resulten perjudiciales, siem-
mos inderogables establecidos por el orden público laboral (arts. 12 a 15, LCT). pre que no exista vicio de consentimiento o se afecte la justicia· de la relación
Sostenían que adoptar la postura contraria es darle una innecesaria rigidez al en cuanto a la paridad de los cambios. Por lo tanto, por acuerdo tácito o ex-
preso de partes se puede producir la novación de la rélación de trabajo (ver el
sistema, que no se compadece con la situación del derecho laboral en el plano
voto del Dr. Vázquez Vialard en C. Nac. Trab., sala 3ª, 30/8/1985, "Casterán v.
internacional. Raña Veloso").
Cabe citar como jurisprudencia trascendente, que avalaba esta posición,
Por eride, siempre entendí que no se debía ir"en busca de los vicios d~ la
el caso "Bariain, Narciso v. Mercedes Benz Argentina SA" (sala 6ª, 14/5/1985;
voluntad, sea cual fuere el ámbito de negociación, ya que, como bien lo expresa
Corte Sup., 7/10/1986; sala 7\ 30/11/1988). Se trataba del caso de un ingeniero De la Fuente, las mismas razones que fundamentan la irrenunciabilidad de los
que aceptó ser reubicado con una categoría y salario menor para evitar un des- derechos provenientes de las normas imperativas (en lo sustancial, evitar abusos
pido indemnizado. de la autonomía de la voluntad, la ignorancia y el estado de necesidad) justifi-
La Corte Suprema entendió arbitrario el pronunciamiento de la sala 6ª y la can también que se desconozca validez a los actos mediante los cuales el traba-
sala 7ª resolvió que no existió intimidación ni amenazas y, por tanto, que no es- jador abandona derechos derivados del contrato.
tuvo viciada su voluntad (art. 937, CCiv.). El trabajador opta entre dos propues- El ordenamiento jurídico protege al trabajador mediante fo que Álvarez
tas: la renuncia a los beneficios o el despido debidamente indemnizado, lo que denomina "sustracción normativa de contenido", afectando el objeto mismo
no constituye un acto ilícito. La doctrina del fallo establece que en el caso par- del negocio, mediante un sistema atípico en el derecho privado que concede al
ticular puede renunciarse a aquello que está por encima del orden público labo- trabajador derechos no sólo irrenunciables, sino -en la mayoría de los casos-
ral, que es lo protegido especialmente por el ordenamiento jurídico. indisponibles.
Nunca compartí esta postura. Es obvio que ---"-Como quedara dicho- el al- Desde esta perspectiva, siempre sostuve que los derechos que surgen de las
cance del principio de irrenunciabilidad variaba según la J;'OStura doctrinaria que normas imperativas son indisponibles y, por lo tanto, irrenunciables, y no pile-
se adoptara (ver posiciones de De la Fuente, Vázquez Vialard, Goldin y Álvarez,
72 MANUAL DE DERECHO LABORAL- ARMANDO GRISOLIA
PRINCIPIOS DEL DERECHO DEL TRABAJO 73
den ser negociados por el trabajador ni aun a título oneroso: el titular no pue-
de renunciar a ellos, como expresamente lo dispone la LCT (indisponibilidad Con la reforma de la ley 25.674, ya no existe discusión en establecer que
absoluta). los acuerdos novatorios para ser válidos, no deberán encubrir ningún tipo de re-
nuncia, y si el trabajador debe efectuar alguna concesión deberá hacerlo a cam-
2.4. la reforma al art. 12/ LCT de la !ey 26.574 (BO del 2911212009) bio de otra que efectúe también el empleador, ya que -de lo contrario- carece-
rá de todo valor y deberá estarse a los términos del contrato original.
Con la reforma introducida por la ley 26.574 (BO del 29/12/2009), los ma-
En conclusión, corresponde desconocer la validez de acuerdos que impli-
yores derechos emergentes de normas no imperativas (contratos individuales de
quen renuncia de derechos, aun cuando éstos emerjan de normas no imperati-
trabajo) también son irrenunciables y resulta imposible abdicar de ellos, lo que vas.
tiene su fundamento en la técnica del ordenamiento jurídico para paliar la des-
igualdad del poder de negociación de las partes. 2.5. Otros efectos de la irrenunciabilidad
Por lo tanto, la discusión doctrinaria que se mantuvo durante varias déca-
das ha perdido vigencia, porque el legislador, al introducir la expresión "o los Las funciones de orientación, información, integración e interpretación de
contratos individuales de trabajo", estableció la imposibilidad de renunciar a los principios del derecho del trabajo no sólo se dirigen al juez, que es el respon-
cualquier derecho, sea que derive de las normas de orden público laboral, o de sable de dirimir la controversia, sino también al legislador, que es el encargado
la propia autonomía de la voluntad. ' de dictar las leyes.
Como hiciera referencia, siempre compartí la postura amplia, y así que- La LCT prohíbe la cesión de derechos y la afectación o transferencia de
dó plasmado en diversos trabajos y en mi tesis doctoral. Son diversos y com- créditos a terceros por cualquier causa, ya sea que provengan de normas im-
plejos los fundamentos que me llevaban -junto con autores como Hierrezuelo perativas o del contrato individual de trabajo (art. 148, LCT), y condiciona la
y Perugini- a adherir a la postura amplia, que encontraba sustento en las tres transacción y la compensación.
dimensiones que componen la teoría trialista del mundo jurídico que expusiera Resulta claro que si el trabajador ha sido privado del poder de transigir,
brillantemente Goldschmidt. compensar o ceder derechos nacidos de normas no imperativas, a pesar de tra-
La reforma produce un cambio positivo. De todaslormas.,JJ._Q_a_t_ien4_e º!!°-ªL____ tarse de negocios que garantizan una contraprestación, con mucha más razón
objeciones que la doctrina oportunamente le señalara al art. 12, LCT. carecerá del poder de disponer de aquéllos a cambio de nada.
La primera es la redundancia de sostener Será nula y sin valor, ya que la Por ende, este tipo de cláusulas deben ser declaradas nulas, de nulidad ab-
nulidad hace perder efectos al acto jurídico, el cual carece de validez. soluta, por objeto prohibido.
La segunda observación -de mayor importancia- es la referencia que se Cabe mencionar otras dos normas relacionadas con el principio de irre-
hace a la "convención de partes", ya que la renuncia es un acto jurídico unila- nunciabilidad: los arts. 145 y 260, LCT.
teral por el cual una persona (en este caso el trabajador) abdica de un derecho. El art. 145, LCT, dispone que el recibo no debe contener renuncias de nin-
Por ende, la renuncia no se efectúa en el marco de un acuerdo de voluntades guna especie, ni puede ser utilizado para instrumentar la extinción de la rela-
y no requiere la conformidad de la otra parte, porque se da algo a cambio de ción o la alteración de la calificación profesional en perjuicio del trabajador;
nada. Si lo que se produce mediante la convención de partes es una modificación toda mención que contravenga esta disposición será nula. Le resta validez a las
en el contrato de trabajo se tratará de una novación objetiva y no de una renun- manifestaciones contenidas en los recibos, ajenas al hecho de la recepción del
cia. Pero para evitar cualquier tipo de suspicacias, no puede disfrazarse una re- pago que instrumenta.
nuncia bajo la apariencia de un acuerdo de voluntades, porque sería un acto si- El art. 260, LCT, tampoco admite el efecto cancelatorio del pago sino sólo
mulado vedado por el propio art. 12, y también por el art. 14, LCT. enla medida de lo efectivamente abonado, por lo cual cualquier entrega de di-
Es decir, que el empleador que pretenda realizar alguna modificación en el nero para satisfacer un crédito laboral se considera "a cuenta del 'total adeu-
contrato de trabajo sólo tiene dos vías, la del ius variandi y la de la novación dado, aunque se reciba sin reservas y quedará expedita al trabajador la acción
objetiva. para reclamar el pago de la diferencia que correspondiere, por todo el tiempo
Por la primera podrá introducir todas aquellas modificaciones relativas a de la prescripción".
la prestación de servicios siempre y cuando se respeten los límites previstos en Como quedara expresado, el principio de irrenunciabilidad obra principal-
los arts. 66 y 69, LCT (razonabilidad, no alteración de condiciones esenciales mente en el art. 12, LCT y oblicua_mente en el art. 7° del mismo cuerpo legal.
del contrato de trabajo, indemnidad y prohibición del ius variandi disciplina- El art. 12 nulifica cualquier conducta del trabajador que disminuya nive-
rio). les protectores establecidos en leyes, convenios colectivos y contratos individua-
Mediante la novación objetiva podrá modificar los términos del vínculo les de trabajo.
jurídico, afectando incluso condiciones esenciales del contrato de trabajo, pero El art. 7º extiende la nulidad a cualquier comportamiento contrario a las
para ello deberán efectuarse concesiones recíprocas. Por ejemplo, podrá redu- condiciones laborales dispuestas por ley, convenio colectivo o laudo con fuer-
cir la remuneración a cambio de una disminución proporcional de la jornada de za de ley, de lo que se deduce que el nivel logrado por encima de las leyes o de
trabajo. Pero no podrá considerar el mantenimiento de la r~lación laboral como los convenios colectivos no puede renunciarse, ya que dicha conducta contra-
uno de los términos de la ecuación, porque esto importaría una renuncia y no dice tales disposiciones y, sobre todo, vulnera la garantía protectora del art. 14
· una novación, ya que el trabajador estaría dando algo a cambio de nada, o me- bis, CN.
jor dicho, a cambio de algo que ya tiene, como es su trabajo. Expresando la disparidad real entre empleador y trabajadores, el principio
de irrenunciabilidad les impide a éstos abandonar niveles protectores, cualquie-
PRINCIPIOS DEL DERECHO DEL TRABAJO 75 Í;
74 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA

ra fuese su causa (ley, convenio colectivo, acuerdo de empresa, usos y costum- mandada .por ningún .c~n.cepto emergente del vínculo laboral que las uniera, ello
bres, negocio jurídico laboral, decisión del empleador). hace cosa Juzgada en JUICIO posterior donde se reclama un crédito que no fue ob-
jeto del proceso conciliado.
La teoría de los actos propios se ve desplazada por el principio de irrenun-
ciabílidad establecido en los arts. 7º y 12, LCT. Los "actos propios" carecen de Un sector de la doctrina critica el alcance del plenario en el entendimien-
validez en cuanto supriman derechos reconocidos en normas imperativas (sala to que si la homologación reemplaza a la sentencia, la cosa juzgada debería re-
caer solamente sobre los rubros reclamados en el expediente -el thema decide-
8ª, 24/8/2012, "Pietsch, Graciela Alicia v. Wal-Mart Argentina SRL'').
mdum- y no por la relación laboral.
2.6. Excepciones En lo atinente a la cosa juzgada y la expresión "nada más tendrá que re-
clamar por la relación laboral que los uniera", no opera sobre reclamos de ac-
. El principio de irrenunciabilidad de los derechos presenta distintas excep- cidentes de trabajo basados en el art. 1113, CCiv. (fallo plenario 239 de la C.
c10nes: Nac. Trab., 25/8/1982, "Alzaga").
1) Transacción. Es un acto jurídico bilateral por el cual las partes, ha- El art. 2 77 de la LCT resta validez al desistimiento expreso sin ratificación
ciéndose concesiones recíprocas, extinguen obligaciones litigiosas o dudosas personal (además debe ser homologado): acá se da un desistimiento tácito ho-
(art. 832, CCiv.): cada una cede parte de sus derechos. mologado: se trata de una renuncia implícita a rubros no reclamados.
Tiene efecto de cosa juzgada material sobre la pretensión objeto del nego- A partir del 1/9/1997 entró en vigencia, en el ámbito de la Capital Federal,
cio jurídico transado. No se la puede hacer válidamente sino presentándola al la ley 24.635 (BO del 3/5/1997) que establece un régimen de conciliación obli-
juez de la causa a los fines de su homologación. gatoria previo a la instancia judicial. Se crea el Servicio de Conciliación Laboral
2) Conciliación. Consiste en un acuerdo suscripto por el trabajador y el Obl~gatoria (SeCL~), dependiente del Ministerio de Trabajo, y un Registro
empleador y homologado por autoridad judicial o administrativa. Nac10nal de Conc1hadores Laborales, dependiente del Ministerio de Justicia,
La conciliación, en el ámbito del derecho del trabajo, es una forma habi- formado por abogados con antecedentes en el derecho del trabajo.
tual de finalización del proceso; la Ley de Procedimiento Laboral otorga al juez Por lo tanto, aquel trabajador que (en el ámbito de la Capital Federal) in-
la facultad de intentar que las partes arriben a un acuerdo conciliatorio en cual- tente reclamar a su empleador un crédito de naturaleza laboral emergente de
quier estado de la causa. La conciliación, en el ámbito judicial, requiere necesa- un contrato de. trab~j? .-despido, diferencias salariales, enfermedad inculpa-
riamente la homologación del juez del trabajo. ble,. etc.- previo\ a m1c1ar una demanda J·udicial deberá ' con carácter obliga-
La conciliación tiene por fin extinguir obligaciones controvertidas y litigio- tono, prese.ntar su ~eclam~ en el Servicio de Conciliación Laboral Obligatoria
sas, pero en el caso de que se haya despedido al trabajador sin causa, ya no exis- (~eCLO). S1 en est~ msta?c1~ 1:1º se llega a un acuerdo conciliatorio, queda habi-
ten obligaciones controvertidas que conciliar y su reparación resulta irrenuncia- litado para rec~rr.ir a la JUSt1cia laboral y presentar la demanda judicial.
ble (art. 12, LCT). No puede la demandada pretender que el trabajador tiene / . El proced1m1ento ante el SeCLO es gratuito para el trabajador que -por
obligación de aceptar un acuerdo donde se disminuyen sus derechos indemniza- s1 mismo o apoderado o representante sindical- debe formalizar su reclamo en
torios, en sede administrativa (sala 7ª, 61512004, "González Lenguaza, Silvestre un f_?rmulario tip~, c~:msignando.e.n forma sintética su petición; el SeCLO desig-
v. Consorcio Propietarios Monroe 4962/68"). nar~ por sorteo publico un. co~c1hador al cual entregará dicho formulario y ci-
Si bien desde el punto de vista del derecho procesal civil es un modo anor- tara a las partes a una audiencia que debe celebrarse dentro de los diez días de
mal de finalización del proceso, en el procedimiento laboral es un instituto de su designación. .
suma trascendencia, ya que es un acto conjunto de partes y órgano judicial o En caso de llegarse a un acuerdo conciliatorio, hay que instrumentarlo en
administrativo. Al decir de Perugini, es una "reconciliación" y se transforma en form~ clara en u-? ~eta ~special y someterlo a la homologación del SeCLO -de-
un medio útil de solución o superación de conflictos laborales, ya que las partes pendiente del Mm1steno de Trabajo-, que deberá observar si se hallan reuni-
conocen la naturaleza y las motivaciones que lo originaron; una de las principa- dos los presupuestos contemplados en el art. 15, LCT.
les ventajas sobre la sentencia es que no es impuesta. El art. 15, LCT dispone que "los acuerdos transaccionales conciliatorios
En Capital Federal, aún luego de la modificación del procedimiento la- o liberatorios sólo serán válidos cuando se realicert con interve11~ión de la auto-
boral que dejó sin efecto la audiencia de conciliación al iniciarse el proceso 1:idad judicial º. administra~iva, y mediare resolución fundada de cualquiera de
-ley 24.635 que modificó la ley 18.345-, el régimen actual mantiene la obli- e~~as que acredite que ~ediante tales actos se ha alcanzado una justa composi-
gación del juez de instar la conciliación en la primera audiencia oral (art. 80, c10n de los derechos e mtereses de las partes". ·
párr. 3º, in fine). El art. 44, ley 23.545 (BO del 17/11/2000) -antievasión- agregó tres
En el proceso de homologación se deben extremar los cuidados y debe sur- nuevos párrafos al art. 15, LCT.
gir de una consciente y meditada resolución del juez, que debe verificar la co- En el primero, con el propósito de que la Administración Federal de
rrección del acto y expedirse sobre la justicia de sus términos. Ingresos Públicos (AFIP) determine la existencia de obligaciones omitidas y pro-
En cuanto a sus límites, no resultan homologables conciliaciones sobre de- c~da en su coi:is.e/cuencia, impon~ a la autoridad administrativa o judicial intervi:.
rechos que surjan de hechos reconocidos por el empleador ni que vulneren pau- n_zente la remzszon de las actuaciones, en aquellos supuestos en que, pese a exis-
tas legales inderogables (irrenunciabilidad, orden público). tir un acuerdo homologado, una o ambas partes pretendieren que no se hallan
Cabe recordar la doctrina del fallo plenario 137 de la Cámara Nacional alcanzadas por las normas que establecen la obligación de pagar o retener los
del Trabajo, "Lafalce, Ángel v. Casa Enrique Schuster SN' (29/9/1970), que sos- aportes con destino a los organismos de la seguridad, así como también si de
tiene que si el trabajador manifiesta que nada más tiene que reclamar de la de- las constancias disponibles surgieren indicios de que el trabajador afectado no
76 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA PRINCIPIOS DEL DERECHO DEL TRABAJO 77

se encuentra regularmente registrado o de que ha sido registrado ~a:díamente o. "la extinción del contrato de trabajo por renuncia del trabajador, medie o no
con indicación de una remuneración inferior a la realmente percibida o de que preaviso, como requisito para su validez, deberá formalizarse mediante despa-
no se han ingresado parcial o totalmente aquellos aportes y contribuciones. cho telegráfico colacionado, cursado personalmente por el trabajador a su em-
El segundo párrafo que se incorpora prevé que la autoridad judicial o ad- pleador o ante la autoridad administrativa del trabajo".
ministrativa que omitiere actuar del modo establecido en es~a no:ma qu~da­ La LCT se asegura de que la decisión del trabajador no tenga vicios y sos-
rá incursa en grave incumplimiento de sus deberes como funcionario y sera, en tiene que no se presume la renuncia. Justamente, el art. 58 dispone que "no se
consecuencia, pasible de las sanciones y penalidades previstas en tales casos. admitirán presunciones en contra del trabajador ni derivadas de la ley ni de las
Los inconvenientes prácticos que traía aparejados la norma son.el deber de convenciones colectivas de trabajo que conduzcan a sostener la renuncia al em-
analizar y controlar los hechos sobre "bases indiciarias", y que las causas enu- pleo o a cualquier otro derecho, sea que las mismas deriven de su silencio o de
meradas no son excepcionales sino que abarcan la mayoría de los reclamos y cualquier otro modo que no implique una forma de comportamiento inequívo-
expedientes laborales. . . . co en aquel sentido".
Ademá~, la gravedad de las sanciones aplicables ei: cas~ de n:icumplimien-
El tema se desarrolla en el capítulo "Formas de extinción del contrato".
to, y la amplitud de los supuestos contemplados e? el parr. 1 , obligaba a la au- 4) Prescripción. Es una forma de extinción de la acción por el transcurso
toridad administrativa o judicial a remitir la totalidad de los acuerdos homolo- del tiempo. En el derecho del trabajo, la abstención de ejercer un derecho, es de-
gados con el objeto de eximirse de responsabilidad. cir, la inactividad o desinterés durante el término de dos años desde que el crédi-
El dec. 146/2001 (BO del 13/2/2001) -reglamentario del art. 44, to es exigible produce la extinción de la acción. En materia de seguridad social,
ley 25.345- dispone la modalid~d mediante la c1:1al la aut?ridad ~dministrati­ el plazo de prescripción es de diez años.
va del trabajo debe dar cumplimiento a lo prescnpto en dicho art1~ulo y est~­ La prescripción liberatoria es el instituto por el cual se extingue la acción
blece un sistema de información mediante uq registro de las actuac10nes relati- derivada de un derecho subjetivo como consecuencia de la inacción de su titular
vas a los conflictos individuales y pluriindividuales para que sea consultado por durante el tiempo señalado por la ley. No afecta el derecho del acreedor, pero
la Administración Federal de Ingresos Públicos. ,. lo priva de la acción para reclamar por él, de modo que la obligación subsiste
El decreto dispone que mensualmente la autoridad administ~ativa del tr~­ como natural (art. 515, inc. 2º, CCiv.).
bajo debe informar a la Administración Federal de Ingres?s Públic?s ~a ~ot~}1- El principio general surge del art. 256, al disponer que "prescriben a los
dad de los acuerdos individuales y pluriindividuales sometidos a su 1unsdiccion dos años las acciones relativas a créditos provenientes de las relaciones indivi-
y formalizados durante el período mensual de que se trate. . duales de trabajo y, en general, de disposiciones de convenios colectivos, laudos
- Asimismo, fija que la autoridad administrativa del tr~ba10 debe .llevar un con eficacia de convenios colectivos y disposiciones legales o reglamentarias del
sistema de información mediante un registro de las actuaciones relativas a los derecho del trabajo. Esta norma. tiene carácter de orden público y el plazo no
conflictos individuales y pluriindividuales sometidos a su jurisdicción -en los puede ser modificado por convenciones individuales o colectivas".
términos de la ley 24.635-, el cual quedará a disposi~ión de la .A.FIP ~ara su Dado el proclamado carácter de orden público de la norma, las partes
consulta. Aclara que la obligación impuesta a la autoridad adm1mstrat1va del -individuales o colectivas- no pueden pactar plazos mayores ni menores de
trabajo en el art. 80 reformado por la ley 25.345 se co?sidera satisfecha con el prescripción, ni establecer otros modos de suspensión e interrupción que los
cumplimiento del procedimiento contemplado en los .parrafos precedentes. previstos legalmente. Es un ejemplo de la inderogabilidad absoluta de la norma
De todas formas es difícil que en un acuerdo arribado ante el SeCLO pue- laboral, ya que ni siquiera puede ser modificada en beneficio del trabajador.
da haber constancias'que constituyan indicios de registración irreg1:lar,. máxi- El art. 3964, CCiv. expresamente dispone que "el juez no puede suplir de
me cuando el trabajador debe formalizar su reclamo en un formulario tipo, en oficio la prescripción", mientras que el art. 3962 del mismo cuerpo legal esta-
el que consigna en forma sintética su petición. Por lo demás, cabe recordar que blece que "la prescripción debe oponerse al contestar la demanda o en la prime-
la C. Nac. Trab., en el plenario 49 ("Vida! Piñeiro, Franciso v. Miñam?:es .Arca ra presentación en juicio que haga quien intente oponerla", lo que implica que
y Cía.", 1/12/1958), sentó la siguiente doctrina: "las partes en las co.nci~iacio~es debe ser invocada por la persona a quien benefici§l; generalmente se la opone
pueden imputar a rubros sobre los que no deben efectuarse aportes 1ubilatonos, como excepción, esto es, como defensa nominada a la cual la ley otorga un tra -
sumas mayores a las reclamadas en la demanda", s_iendo h.abitu~l que enlama- tamiento especial.
yoría de los acuerdos se impute la deuda a rubros mdemmzatonos. El plazo de prescripción respecto de cada crédito comienza a correr a par-
El último párrafo incorporado al art. 15 expresamente aclara que la homo- tir del momento de su exigibilidad.
logación administrativa o judicial les otorgará a esos acuerdos autori~ad de ~osa La suspensión del término de la prescripción -que impide que siga co-
fuzgada entre las partes que los hubiesen ce~e,,brado, pero no los har~ op~mbles rriendo pero no borra el plazo transcurrido- tiene lugar cuando se constituye
a los organismos encargados de la recaudacion de los aportes, contribuciones y en mora al deudor, en forma fehaciente. Tiene efecto "durante un año o el me-
demás cotizaciones destinadas a los sistemas de la seguridad social, en cuanto se nor término que pudiere corresponder a la prescripción de la acción" (art. 3986,
refiere a la calificación de la naturaleza de los vínculos habidos entre las partes párr. 2º, CCiv.).
y a la exigibilidad de las obligaciones que de esos vínculos se deriven para con También tiene efecto suspensivo el· reclamo iniciado, en la Ciudad
los sistemas de la seguridad social. · . Autónoma de Buenos Aires, ante el SeCLO, por un plazo de seis meses (art. 7º,
Ver capítulo de Derecho Administrativo y Procesal del Traba10. ley 24.635).
3) Renuncia al empleo. La LCT fija requisitos especiales (ad solemnitatem)
Con fecha 61612006, la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo en
que se relacionan con la validez de la renuncia. El párr. 1º del art. 240 refiere que pleno (fallo plenario 312) resolvió por mayoría en la causa "Martínez, Alberto
MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA PRINCIPIOS DEL DERECHO DEL TRABAJO 79
78

v. YPF SA" que la citación para el trámite conciliatorio ~nte el SeS:LO, no surte y servic~os debieron ser otorgadas, desde la fecha de consolidación del daño por
los efectos de la interpelación prevista ~n el art. 3986, l?~rr. 2º, CCiv.; Yque e~ el mcapac1dad permanente y a los dos años del cese de la relación laboral (art. 44
contexto del art. 7º, ley 24.635, no se ajusta la suspens10n del plazo d~ prescrip- LRT). '
ción a la duración del trámite conciliatorio, aunque dure menos de seis meses. 5) Caducidad. Si el trabajador, dentro de un plazo determinado, no ejerce
El art. 7º ley 24.635, establece que la presentación del reclamo ante el su derecho, se extingue y pierde la posibilidad de ejecutar en el futuro el reclamo
SeCLO en lo q~e hace al plazo de prescripción liberatoria lo s.uspei:ide "···l?ºr el pertinente, es decir, se pierde el derecho por el transcurso de un plazo legal.
término que establece el art. 257, LCT.. .": L~ redacci~n motivo ~iversas m.ter- El art. 259, LCT dispone que "no hay otros modos de caducidad que los
pretaciones, dividiéndose la doctrina y ~a JUrisprudenc1~ entre qm~nes conside- que resultan de esta ley".
raban que la existencia de este ordenam1en~o leg~l espec~fico y prec1s<? desplaza- El instituto de la caducidad -del mismo modo que la prescripción- es de
ba el régimen general del art. 3986, párr. 2 , CCiv., y qmenes los eqmpar~ban. orden público y se funda en la idea de seguridad jurídica. Sin embargo, existen
Tampoco existía uniformidad de criterios a la hora de determmar s1 cuan- importantes diferencias: mientras la caducidad extingue el derecho debiendo
do la norma expresa que la presentación del reclamo " ... suspe~,d~rá ~l curso de ser declarada de oficio por el juez, la prescripción únicamente extingu'e la acción
la prescripción por el término que establece el ar;. 257, LC!··· s:~mfic~b~ que judicial correspondiente para ejercerlo, lo que implica que el derecho subsista
el lapso de suspensión era de seis meses, o se habia pretendido _cei:ir la,mciden- como una "obligación natural" (art. 515, inc. 2º, CCiv.); es el obligado quien
cia en el curso de la prescripción solamente a lo que durase el tramite en se~e ad- debe oponer dicha excepción "al contestar la demanda o en la primera presen-
ministrativa (en otras palabras, si el mero reclamo ante el SeCLO suspendia. por tación en el juicio" (art. 3962, CCiv.).
seis meses el curso del plazo de la prescripción, o si sólo lo afectaba por el tiem- Asimismo, la prescripción puede ser suspendida o interrumpida en su cur-
po efectivo de la actuación y hast~, un límite má~im?,de seis meses)· so, posibilidad no contemplada para la caducidad. Por otro lado, a fin de que
El voto mayoritario entendio que la tramitacion ante el SeCLO produ- opere la prescripción, los plazos son relativamente prolongados, en tanto que en
ce efectos suspensivos y no interruptivos, ya que tanto el párr. 2º del art: ~986, la caducidad son, por lo general, muy reducidos.
CCiv., como el art. 7º, ley 24.635, hacen referencia expr~sa a la su~pension del La caducidad es el instituto en virtud del cual la inacción del titular de un
plazo prescriptivo, lo que implica.qu.e, unyeríodo. determma?,º de tiempo nos.e derecho subjetivo durante el tiempo señalado por la ley genera su pérdida. Las
compute para establecer la prescripc10n l~beratoria d~ la .~ccion, y al fenecer di- partes. -individuales o colectivas- no pueden establecer ningún supuesto de
cho plazo, se reanudan l~s plazos i~medi~t~r;iente an~die.ndose el m:e~o plazo c~duc1dad, ya que resultan válidos únicamente los previstos en la ley. La cadu-
al anterior (art. 3983, CCiv.). Tambien decidio que el t_er~mo que e~ reg1men es- cidad no puede ser suspendida ni interrumpida, y no requiere ser opuesta por la
pecial (art. 7º, ley 24.635) establee~ es de seis. meses: umco plazo cierto y deter- parte a la cual beneficia, ya que opera ipso iure.
minado que se desprende del reenv10 normativo. . ., Los supuestos de caducidad aplicables a la relación individual de trabajo
En cuanto a la pretendida equiparación del trámite con la mterpelac1on del son los contenidos en las siguientes normas: arts. 67, 135, 157, 186, 200 y 269,
art. 3986, CCiv. (que dispone que la constitución en mora del deudor ~uspende LCT y art. 11, ley 24.013 (art. 3º, dec. 2725/1991). Contemplan estos casos:
el curso de la prescripción por un año), resolvió que el efecto suspensivo de la - susp~nsión disciplinaria no cuestionada, el art. 67, LCT, fija un plazo de
interpelación extrajudicial que establece la norma general queda relegado por la 30 días para impugnar la medida y si no lo hace, se entiende que la consintió;
norma específica que reenvía al "término"q~e est~~l~ce el art. 2?7, ~S:T" · - daños intencionales del trabajador: el empleador tiene 90 días para de-
Asimismo, el art. 257 establece que sm peqmc10 d.e la aphc~b~hda~ de las mandar (art. 135);
normas del Código Civil, la reclamación ante la autoridad ~d~imstrat1va ~el - vacaciones no gozadas: del art. 157, LCT surge que si el empleador no
trabajo interrumpirá el curso de la prescripción durante el tramite, pero en mn- otorga las vacaciones y el trabajador no se las toma antes del 31 de mayo las
pierde; '
gún caso por un lapso mayor de ~ei~ ?1e~es":. . .
La interrupción de la prescripcion mutihza el tiempo transcur;id~ hasta el - maternidad: la mujer que concluye su licencia posparto tiene 48 horas
:1
acaecimiento del hecho que la determina. Al cesar sus efect~s, ~ermmo de la para optar por el período de excedencia (art. 186,LCT);
- franco compensatorio no gozado: si el trabajador no lo toma dentro de
prescripción comienza a computarse nuevamente"desde el J?rir:~ipio ..
El párr. 1ºdel art. 3986, CCiv. dispone que la pr~scripc1on se mte:rumpe los 14 días 'siguientes al día inhábil trabajado, lo pierde (art. 200, LCT);
por demanda contra el poseedor o deudor, aunque sea mterpqesta ai:te Juez n~­ - perseguir los bienes del fallido retirados del establecimiento: aunque su
competente o fuere defectuosa y aunque el demandante no haya temdo ~apaci­ actual poseedor lo sea de buena fe, si la acción no se interpone dentro de los seis
dad legal para presentarse en juicio". ~sta inte!rupci~n carece de efect? s1 se de- meses de su retiro (art. 269, LCT), caduca el derecho;
siste de la demanda o si se declara desierta la mstancia (art. 3987, CCiv.). - multas de la Ley de Empleo: si el trabajador no cursa en tiempo y for-
También interrumpe la prescripción el reconocimiento por parte del deu- ma la intimación del art. 11, ley 24.013, no son procedentes.
dor del derecho de su acreedor (art. 3989, CCiv.). .. La jurisprudencia tiene dicho que el instituto de la caducidad siempre es
El art. 258 sostiene que "las. acciones provenientes de la responsab1hdad de interpretación restrictiva, y debe serlo aún más en el ámbito laboral en la
por accidente de trabajo y enfermedades profesiona~es prescribirá~ a ~os dos (2) ~edida ~n qu~ afecte. derech?s reconocidos al trabajador, de inequívoc~ fina-
años a contar desde la determinación de la incapacidad o el fallecimiento de la lidad asistencial y alimentaria y cuya subsistencia debe favorecerse (sala 3ª
' . 30/8/2001, "García, María v. Telica SA y otro"). '
víctima". .
La ley 24.557 -Ley de Riesgos del Trabajo- establece 9ue la prescrw- 6) Desistimiento de acción y de derecho. El art. 304, CPCCN establece que
ción opera desde la muerte del trabajador, desde que las prestac10nes en especie "en cualquier estado de la causa anterior a la sentencia, las par~es, de común
PRINCíPIOS DEL DERECHO DEL TRABAJO
81
80 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA

otorgar preaviso en el contrato a plazo fijo lo transforma en un contrato por


acuerdo, podrán desistir del proceso manifestándolo por escrito al juez, quien, tiempo indeterminado.
sin más trámite, lo declarará extinguido y ordenará el archivo de las actuacio- . Las manifes~ac~ones de este principio se observan en todo el plexo norma-
nes. Cuando el actor desistiera del proceso después de notificada la demanda, se ti.~o. Como quedo dicho, el art. 90, LCT incorpora el principio de indetermina-
deberá requerir la conformidad del demandado, a quien se dará traslado notifi- cion del contrato, al establecer que "el contrato de trabajo se entenderá celebra-
cándosele personalmente o por cédula, bajo apercibimiento de tenerlo por con- d.o por tiempo in~~termin~do", para lue.go exigir concretos recaudos para auto-
forme en caso de silencio. Si mediare oposición, el desistimiento carecerá de efi- rizar .l~ contratac10n por tiem~o determinado: en forma expresa y por escrito, y
cacia y proseguirá el trámite de la causa". . condic10nado a que las modalidades de las tareas o de la actividad razonable-
El art. 305, CPCCN, expresa que "en la misma oportunidad y forma a que mente apreciadas, así lo justifiquen. '
se refiere el artículo anterior, el actor podrá desistir del derecho en que fundó la El art. 27, ley 24.013, ratifica la vigencia del principio de indeterminación
acción. No se requerirá la conformidad del demandado, debiendo el juez limi- del plazo, que se extiende hasta que el trabajador se halle en condiciones de go-
tarse a examinar si el acto procede por la naturaleza del derecho en litigio, y a zar de los beneficios jubilatorios, salvo que se configuren algunas de las causales
dar por terminado el juicio en caso afirmativo. En lo sucesivo no podrá promo- de extinción previstas en la ley (art. 91, LCT).
verse otro proceso por el mismo objeto y causa". Evidentemente la ruptura anticipada e incausada del contrato de traba-
El desistimiento puede ser de la acción o del derecho. El primero' requiere jo es penalizada por la normativa laboral y, si bien el acto resolutorio es eficaz
la conformidad del demandado, ya que si bien pone fin al proceso, permite vol- -~om~ /consecuencia del sistema de estabilidad impropia que adopta nuestra
ver a interponer la misma pretensión con posterioridad. El· desistimiento del de- legislac10n- el empleador debe pagar las indemnizaciones tarifadas impuestas
recho, por el contrario, implica la renuncia a ejercer el derecho en el cual se fun- por la ley.
dó la pretensión, que no puede ya ser deducida nuevamente; por ello no requie- Otra manifestación de este principio se verifica cuando el contrato de tra-
re conformidad del demandado. bajo se mantiene pese a .~roducirse un cambio en la persona del empleador, sea
En cualquiera de ambos casos son necesarias la ratificación personal del P.ºr mue:te (con excepc10n de que su figura sea fundamental para la subsisten-
trabajador y la homologación judicial: hasta tanto ésta no se dicte, el desisti- cia del vinculo), por transferencia o cesión del establecimiento (arts. 225 y ss.,
miento puede ser revocado (art. 306, CPCCN). LCT), o en el supuesto de transferencia del personal (art. 229, LCT).
. Pe:o no ~ólp la n~~ación s~b~etiva es una consecuencia del principio de
3. Principio de continuidad de la relación laboral continmdad, sino tambien la objetiva, que supone cambios a las condiciones
pactadas, y que se justifica en el dinamismo que caracteriza al contrato de tra-
En caso de duda entre la continuación o no del contrato de trabajo, o res- bajo (en la medida en que no vulnere d principio de irrenunciabilidad).
pecto-desucfüraciün, se (iebereSO!iJer- en favorclelaexzstencTéraeun contrato Tam~ién constituyen derivaciones concretas del principio de continuidad
por tiefripo7naeieiiñiñado~1 ~ontrato de traoafc>es detraeto sucesTvo;es-aecir las contemdas e~ los art~. 43, 58 y 241? ~CT. El art. 43 prevé que si el objeto del
que.se.Cfesarrollapor-rriedló~ae-.p-iesfaé:ioné-siepetioas eneTfiempo:·~~~-~~~~- contrato /f~ese s?lo parcialmente prohibido, su supresión no perjudicará lo que
ción continuaa:a. ·· · · --~--~-~---····-------~-~~~-·~-·~--···~·
res~lte valido, siempre que ello sea compatible con la prosecución de la vincu-
El principio apunta _al mar¡,tenimi~r¡,~o de l~ fuente ~:. trabajo: e) c;Q!F!!!!}O lación. El art. 58 declara inadmisibles las presunciones en contra del trabajador
de tra6ajo-iTene vocación de permanencia;·esfü..ótorga·seg~ridad).trélnquilidad que condu~can ~sostener la renuncia al empleo o a cualquier otro derecho, deri-
aT trabajador desde el p~ntü~aevísfii-ecoríóm~c-6_ y_psico[ógico, ya que fa ocupa- ven de ~u siler:ic10 o/ de cualquier otro modo que no implique una forma de com-
cióilfija le-asegura-ingresos para su subsistené:ia y lo aleja de la frustración que portamiento ineqmvoco en aquel sentido. El art. 241 sólo permite considerar
provoca el desempleo, y se vincula co11 ~l C()!lC~Et() c:!_e_~~!él~il~~ad, es decir, ~-él ex~ que la relación queda extii:iguida por voluntad concurrente de las partes, cuan-
pectativa de conservar su empieo-·m.1en!fas é_úffipJ_aaClecüadámente ~gn lªsg!J!i- ?o re~ulta del comportamiento concluyente y recíproco de ellas, que traduzca
gacioflt;s coñtr~ic~uaies.--------- ineqmvocamente el abandono de la relación.
.......... Esto beneñé:ia también a los empresarios, ya que la excesiva rotación de En cambio, el legislador se aparta del principio general contenido en el
empleo produce un alto costo económico (tareas de reclutamiento y aprendizaje art. 10, LCT-y del art. 58, que no admite presunciones en contra del trabaja-
de los nuevos trabajadores) y la continuidad se manifiesta en mayor experiencia dor- cuando en el art. 1~6, LCT establece que "si la mujer no se reincorpora
y se concreta en los premios (plus) por antigüedad, que es un reconocimiento al a su empl~o luego de vencidos los plazos de licencia previstos por el art. 177, y
trabajador por los servicios prestados a la empresa a lo largo del tiempo. no comumcara a su empleador dentro de las 48 horas anteriores a la finaliza-
El principio se observa en la legislación laboral, que apunta a conservar el ción de los mismos? /que se acoge a los plazos de excedencia, se entenderá que
empleo, preferir los C()ntratos de tiempo indete~!ñínado y evrtafla· extinción del opta por la percepc10n de la compensación establecida en el art. 183, inc. b), pá-
'en'
Coñtrato detrabá)ü','ádmitiendo cambios. (por efémplo la persona del emplea- rrafo final".
dor) y suspensiones en los contratos, manteniéndolos a pesar de la nulidad de Es decir que en este supuesto, la LCT optó por considerar disuelto el víncu-
alguna de sus cláusulas y sancionando la resolución del contrato sin causa. lo laboral ei: c~so de que la mujer no se reincorporara a su empleo, ni comuni-
Lo dicho está consagrado en distintos artículos de la LCT. El art. 1 O dis- cara el acogimiento a los plazos de excedencia.
pone que "en caso de duda, las situaciones deben resolverse en favor de lá con- En tal sentido, Ferreirós señala que el principio de continuidad se corres-
tinuidad o subsistencia del contrato", mientras que el art. 90 prescribe que el pond~ co.n un efecto del contrato de trabajo al que el legislador le dio rango
principio general son los contratos por tiempo indeterníina«do, exceptuando las constituc10nal que es la estabilidad en el empleo; de tal manera, se concreta la
demás formas de contratación. Asimismo, el ~I't-. 91_establece que la omisión de
82 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA PRINCIPIOS DEL DERECHO DEL TRABAJO 83

máxima seguridad que brinda el contrato de trabajo, que es el derecho al em- res para "proporcio?arlos" a .º~ros (arts. 29 y 29 bis, LCT), 0 de quien contrata
pleo y que está dada, a la vez, por el principio de continuidad y la protección o subcontrata traba1os o servic10s que corresponden a la actividad normal y es-
contra el despido arbitrario 12 . pecífica que desarrolla (art. 30, LCT).
4. Principio de primada de la realidad Del mismo modo exti~nde la responsabil~dad solidaria a las empresas ma-
?res respecto de sus subordmadas, y a las relacionadas dentro de un mismo con-
Este principio otorga prioridad a los hechos, es decir, a lo que efectivamen- J~?to econó~ico, "cuando hayan mediado maniobras fraudulentas o conduc-
te ha ocurrido en la realidad~ sobre las.formas o aparienciasolo-que las partes c10n temeraria" (art. 31, LCT).
han convemdo: el contrato de traoa]o es-un-''"contrato-realiaacl"":--·-·-·. . Tam~ién condena el abuso de la personalidad jurídica, mediante la cual se
..
--Prescinde de 1as~Iormas para~liacer . .prevalecer=1o· que-
realmente sucedió. mtenta ev1~ar la respo1:1sa~ilidad adoptando formas societarias aparentes. Con
Tiene su origen en la doctrina mexicana elaborada por De la Cueva. ~l fin de e':itar las apariencias en fraude a la ley y revalorizar el principio de rea-
Por lo tanto, a diferencia del derecho civil, que le da especial relevancia a h_da~, haciendo ~so ~el~~ teoría del abuso de la personería (clean hands), pres-
lo pactado por las partes (a quienes entiende libres para disponer de sus dere- cmdiendo de su mscripc10n, se las puede declarar personas ficticias o interpues-
chos), en el derecho del trabajo, en caso de discordancia entre lo que ocurre en tas con carácter fraudulento.
la práctica y lo que surge de documentos suscriptos poríaSpartes o ,acuerdos
celebrados entre ellos (lo que se pactó o documentó), se debe dar preferencia a 5. Principio de buena fe
los hechos. ·- · ···----------··
---Prima la verdad de los hechos -la esencia de la relación que vinculó a las Es un principio y!!_n d_:~:~!!:_e ~~":!..~z:cta recíproco de las partes que si bien
partes sobre la apariencia,~Ta forma o la denominación que asignaron éstas no es espec1fic? 0elCle7éClfo ael tr-~l5a10, adquiere esencial relevancia, ya que el
al contrato. ~~tr~!º no solo ~~!:!.~~~~ pres_t~c10nes de carácter pairiñioniarsinó-·fambién
deberes de conducta. · -··---•C. • ····-········· · · -· · ·--· ······ •• · ' ..._----·
(El art. 23, LCT, sostiene que "el hecho de la prestación de servicios hace
presumir laexiStencia de un contrato de trabajo, salvo que por las circunstan- ---~-~~~!~~jj~6.3:··~cT dispone que "las partes están obligadas a obrar de bue-
cias, las relaciones o causas que lo motiven se demostrase lo contrario. Esa pre- na fe, a1u~~~~~_?._su~~~~~~~-~.~~i:1:.~~.~ propfo-deünouen empleador y de un
sunción operará igualmente aun cuando se utilicen figuras no laborales para ca:.. Euen tral5a1~dor, fanto al celel5rar, e1écutarc>"extiñgiiirercoritrito-0Tá-reTacíóñ-
racterizar al contrato, y en tanto que por las circunstancias no sea dado calificar de !!=~~~~lº ". CoJ;npieii?e}1-aeber ae actuar con-fiaefioacryadoptar. conductas
de empresario a quien presta el servicio". aaec:i~aas en el cumplimiento de sus obligaciones, aplicándose durante toda la
En ese sentido, el art. 14, LCT, determina que "será nulo todo contrato por relacion laboral.
el cual las partes hayan procedido con simulación o fraude a la ley laboral, sea De tal manera, que en el Derecho del Trabajo el principio vive, en el mar-
aparentando normas contractuales no laborales, interposición de personas o de c?~ del contrato, -~n lél et,~pa previa a él, como, por ejemplo, en efCaso de selec-
cualquier otro medio. En tal caso, la relación quedará regida por esta ley". c10n de personal~·ªºllde el principi())11ede y~()lélrs~ por una ~iscririiíiiáCioñlios­
Se actúa con simulación ilícita cuando se pretende disfrazar la verdade- t~. o Pº1: /el desconocirríierito dé las capacidade's que ·seoJrecieron'recoiiocer para
ra naturaleza dependiente de la relación bajo ropajes de figuras extralaborales fa elecc10n.
(locación de servicios, locación de obra), perjudicando al propio trabajador, a / Es_ evidente que también enl"_§-frañscurso1 del contrato ambas partes es-
quien se le niegan los beneficios que la legislación laboral establece en su favor, tan ob~~~~~~ a l1na conducta acorde con el mismo. El trabajaélor .. a eii cuanto-
y a la sociedad toda, al sustraer recursos -aportes- destinados a los organis- su prestaci~~ ~:-~~~~:~ a ~:1:. E~~re~() --~~e,~~ª(),__ §1_ s~,,8..t:1,~ir-ªl!i~té!1J~...9i~~!PlLI?-_é!~ y
mos de previsión y seguridad social. el .:_~r~I.:aaor en cuanto al pago de la remunerac10n, a las condiciones dignas y
Se actúa fraudulentamente cuando, ajustando el comportamiento a las dis- eqmtativas dé labor, a la seguridad, P.f"r·p.f",,. ... ,.. · - - - -............ _, _____ ,_,__ ,,., • .,.,., .......... ___,_,,,,••,,;;

posiciones legales, se busca evadir el fin previsto por ellas. Dado que el instru- Yeilcuan~oala e~~i~C.~1:1: ~coiifrato, sobrevuela el principio en el respe-
mento utilizado es la simulación ilícita, en este artículo se hace mención conjun- t?yor el plazo mdetermmado de aicño-contrato y,, llegado el caso, por la extin-
ta a ambos supuestos, disponiendo la nulidad de todo lo actuado en esos casos, c10n adecuada a derecho. En todas léls ~tap~~ debe ~xistir ause11cia total de frau-
y la sustitución (art. 13) por las normas imperativas pertinentes. ~~dol() <:>_~ulpa, que son 108-fres-grarides enerriigos-Clel-príiicipToeiiesfiiClío:-···~
La legislación laboral busca evitar el fraude (por ejemplo, suscribir recibos "'"El tema tratado se desarrolla en el Capítulo "Derechos y deberes de las
en blanco) y considera ilícita la utilización de personas interpuestas insolventes partes".
("hombres de paja", figuras societarias), estableciendo la responsabilidad soli-
daria de personas vinculadas a otras que reciben inmediatamente la prestación 6. Principio de no discriminación e igualdad de trato
laboral (arts. 29, 30 y 31, LCT).
A fin de evitar la utilización de figuras fraudulentas, la ley prevé normas es- Por ~~n lado, ,~.-~E.!·.!.?'~~~ c?nsagra el principio de igualdad ante la ley y
pecíficas que determiriañ·-ia resporisabilidad.solidarii.deT''eiñpleador encubier- ~ace alus10n a l~___ !S.t:i.~Iª-~-ª--~11!~.f'.!_~guales y en igualdad ~e _situacio11es". Se ex-
to", en los casos de interposición de "uno" que se limita a contratar trabajado- tiende ~l plano_ salarial con lo dispiiestoeil·{rart·:~11rEis;·cN···a.Testa6lecer- el
prmc1p1cr de Igual remuheráéión por igual tarea:... ·-···-·~--- '
12 FERREIRós,
Este p~inCipio;··cüyOaritecedéiitEse·remonta a uno de los principios de la
Estela, M., "Principio de continuidad de la relación laboral", Summa
Laboral, t. 1, 1ª ed., AbeledoPerrot, 2011, p. 343.
OIT _('~salario igual, ~in ?isti1:1ción de sexo, P<lE:l un trabajo ~e igual valor"), fue
acogido en el plano mternac10nal en la Declaración de Montevideo de 1991.
PRINCfPIOS DEL DERECHO DEL TRABAJO 85 t.
84 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA

. Por un lad~, el trabajador que invoca la existencia de un trato discrimina-


En distintos artículos la LCT se refiere a este principio que comprende la torio debe acreditarlo, pero, a su vez -de existir un tratamiento distinto- la
obligación del empleador de no discriminar por razones de sexo, religión, esta- e~p~es~ P1:ed.e excepci~narse demostrando que ese trato desigual no es arbi;ra-
do civil, raza, ideas políticas, razones gremiales, edad, etc. (arts. 17, 70, 72, 73, no m discnmmatono, smo que responde a causas objetivas.
81, 172 y 187, LCT), lo cual también se puede hacer extensivo al aspecto físico El crit~ri?.de otorgar igual trato a los trabajadores en igualdad de situacio-
y a la discapacidad. Cabe recordar que el art. 11, ley 25.013 (derogado por la nes _Y la posibilidad del e.~pleador d~ premiar los méritos de un trabajador por
·-~ley 25.877), creaba la figura del despido discriminatorio. encima de la remunerac1on establecida en el convenio colectivo fue sostenido
El art. 17 bis, incorporado por la ley 26.592 (BO del 21/5/2010), prevé por la Corte Suprema en la causa "Ratto, Sixto, y otros v. Productos Stani SA"
que "las desigualdades que creara esta ley a favor de una de las partes, sólo se ~?-8/6/~966) -luego incorporado al art. 81, LCT-, y posteriormente en el caso
entenderán como forma de compensar otras que de por sí se dan en la rela- Fernandez, Estrella v. Sanatorio Güemes SA" (23/8/1988).
ción". En es~.. intelig~ncia, se h~, resu~lto que el criterio del principio de "igual
La norma reconoce una realidad ampliamente receptada por los tribuna- rem1:nerac1on por igual tarea , radica en consagrar un trato legal igualitario
les que fue uno de los principales motivos de la escisión de nuestra disciplina a qmenes se hallen en un~ .razonable igualdad de circunstancias, doctrina que
del derecho civil: la existencia de una disparidad negocia! entre las partes, que
la Corte. S~prema de J ust1cia de la Nación ha aplicado también reiteradamen-
fue compensada progresivamente por normas protectoras de los derechos de los
t~ al decidir que frente a circunstancias disímiles nada impide un trato también
trabajadores. ' diverso? d~ mane~a q1:1e resulte excluida toda diferencia injusta o que respon-
Sostuve que el artículo " ... constituye un avance hacia la intención de vol-
da a entenas arb1tranos -Corte Sup., Fallos 265:242, "Fernández Estrella v.
ver a la redacción original de la Ley de Contrato de Trabajo, restableciendo así
Sanatorio Güemes SA", 25/8/1988- (sala 2ª, 23/8/2004, "Kury, Mario Osear
el texto del originario art. 19 de la ley 20.744, neutralizado por la ley 21.297 del
gobierno militar del año 1976 (... )dando uri marco adecuado de interpretación v. Argencard SA").
a la regla en que se funda el principio in dubio pro operario: la discriminación También sostuvo la Corte que la garantía de igualdad ante la ley radi-
inversa. En efecto, como lo ha establecido la jurisprudencia de modo invetera- ca en consagrar un trato legal igualitario a quienes se hallen en una razona-
do, la igualdad entre las partes contratantes (premisa basal del derecho común) ble igual.d~d de ~ircui;istancias, lo que no impide que el legislador contemple en
no está presente en el ámbito laboral, donde existe diferencia negocia!, de poder forma distmta s1tuac1ones que considere diferentes, en tanto dichas distincio-
e intereses, y también -en ocasiones- de nivel de instrucción entre los que son nes. no ~e fo~m1:1len con criterios arbitrarios, de indebido favor o disfavor, privi-
parte del contrato de trabajo" 13 • leg10 o mf~no~idad p~rsonal o de cl~se, ~de ilegítima persecución (Corte Sup.,
Justamente, la incorporación del art. 17 bis, LCT, implica el reconocimien- 21612000, Gmda, Lihana v. Poder E1ecut1vo nacional s/empleo público" Fallos:
to normativo del poder estatal para intróaucir desigualdades jurídicas, como 313:1513, consid. 57 y sus citas). '
mecanismo de nivelación de la disparidad negocia! existente entre las partes de .. Lo que_!_~!:Y_~as~~~.~-~s 1-~- discriminacióll arbitraria. Resulta claro que no
la relación jurídica contractual laboral. Implica VIOl~r ~l prmc1p10 OC 1gfialaaa;stpof'causas··abjetivas -por ejemplo,
Con la reforma de la Constitución de 1994 adquirieron rango constitu- mayor labon~sidad- el empleador abona una remuneración mayor a determi-
cional los tratados sobre derechos humanos (art. 75, inc. 22), entre ellos, el nados dep~nd1ente~ y no a otros, siempre que se respeten los salarios mínimos
Pacto de San José de Costa Rica que prohíbe la discriminación por raza, color, del convemo colectivo de aplicación.
sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de cualquier otra condición social . Se ha se.ñ~l~do en doctrina que el principio de no discriminación no sólo
(art. 1.1). nge ~~sde el mic10, durante el desarrollo del contrato y hasta su extinción, sino
Asimismo, la OIT puso en marcha una política activa para combatir la dis- tamb1en ante~, o sea e? la etapa de selección de postulantes; es precisamente allí
criminación y la desigualdad en materia laboral; como ejemplos cabe citar el donde se advierten mas claramente los efectos de una cultura discriminatoria.
convenio 111, sobre la discriminación en el empleo y en la ocupación, y el con- Por tr.ata~se el es~adio precontractual de una "zona gris" donde resulta di-
venio 100, sobre igualdad de la remuneración. ficultoso dilucidar cuales son los derechos que le asisten a la persona discrimi-
También adquirió jerarquía constitucional la Convención sobre la ~ada frente al abuso de que es objeto, son escasas las ocasiones en las que este
Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (art. 75, tipo de casos llegan a los tribunales.
inc. 22, CN). El dec. 254/1998 (BO del 11/3/1998) dispuso que se acuerden pro- Ello obede~e principalmente a dos motivos. El primero reside en la difi-
puestas entre el Consejo Nacional de la Mujer y el Ministerio de Trabajo a fin cultad p~obat~na de los a~to~ de discriminación emanados de particulares. En
de promover la igualdad de oportunidades y de trato entre mujeres y varones este sentido, Kiper.-~n ~nte~~o que comparto- ha sostenido que "teniendo en
en el ámbito del trabajo. cue?ta que la no di~~nmmac1on es un principio que cuenta con sustento consti-
Sin perjuicio de lo expuesto, cabe dejar aclarado que lo que prohíbe la ley tuc10n~l (la protecc10n emana de la Constitución Nacional y de los tratados in-
son las discriminaciones arbitrarias entre el personal, es decir, distinciones in- ternac10nales con similar jerarquía), cuando el trabajador se siente discrimina-
fundadas; no impide que el empleador otorgue un trato desigual en situaciones d_o -~.~r a~~una ~~las. ~a~sas~el on.tJ_~_tt!."i!!!_anai pesa so Ere el ~!IlJ?leador. Ocurre
desiguales: el principio se refiere a identidad de situaciones. qtre es 1Ilucho ~as. d1~1cil pat~cel primero prol5ar-1a~aiscriiiiinacióii, que para el
se.gu.. ndo . ª· cr.edita.r la 1usta causa·, s1· es·· q·ue· ex1'·ste "··. E··s·t··a...pos1cion
· · . . · · ............... _....-··· en
se sustenta
lo.que eh doctrina y jurisprudencia se cónoce como @!.:t?:.cipio de carga dinámi-
13 GRISOLIA, Julio A. -AHUAD, Ernesto J., Ley de Contrato de Trabajo comentada, 5ª ed., ca de la prueba. · ·· ···---··-·-·-
Estudio, Buenos Aires, 2012.
86 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA PRINCIPIOS DEL DERECHO DEL 87

El segundo se basa en la circunstancia de que el damnificado no es "traba- positivo y la función integradora del derecho para llenar las lagunas del sis-
jador" en el sentido estricto de la expresión (todavía no ha sido incorporado, tema-fürídico.
y consecuentemente no existe contrato de trabajo), y no está alcanzado por las Résulfa de trascendental importancia cuando la aplicación de una nor-
leyes especiales y protectorias en materia laboral, pese a que indubitablemente ma a un caso determinado produce una situación "disvaliosa" o no querida
se encuentran vulnerados los derechos tonsagrados en los arts. 14, 14 bis y 16, por el propio legislador. Al interpretar la norma usando como filtro el prin-
CN, y aquellos plasmados en los tratados internacionales con rango constitu- cipio de equidad se humaniza su aplicación y se corrigen los resultados in-
cional incorporados a partir de la Reforma de 1994 en el art. 75, inc. 22, de la justos. · .
Carta Magna. Aristóteles, en la Ética a Nicómaco, la concibe como una corrección de la
La traba que supone la dificultad probatoria puede salvarse efectuando generalidad de la ley; no la considera algo distinto por esencia de la justicia, es
una correcta interpretación de la normativa reseñada, que permitirá en muchos decir, no sustituye ni corrige a la justicia, sino que es la misma justicia la que co-
casos, alcanzar soluciones más justas. rrige la injusticia estrictamente legal que se comete en el caso particular, cuando
En este sentido, fallos de la Cámara Nacional en lo Civil como "Sendoya, sólo se la considera bajo el esquema genérico y abstracto de la norma general.
Josefina O. v. Travel Club SA s/daños y perjuicios" (sala H, 41912000, DT 2001- Ese carácter general de la ley la torna imperfecta o de difícil aplicación a
A-784) y "Asociación Mujeres en Igualdad v. Freddo SA s/amparo" (sala H, casos particulares. Es allí donde juega un papel trascendente la equidad: no in-
16/2/2002) -ambos con votos de Kiper- han destacado en forma detallada la terviene para juzgar a partir de la ley sino de la justicia que la ley misma está di-
correcta interpretación de la normativa vigente, al hacer lugar en el primer caso, rigida a realizar.
a una indemnización por daños y perjuicios por la no incorporación al empleo La Corte ha descalificado fallos por la iniquidad del resultado, persiguien-
de una trabajadora diabética, y en el segundo a un amparo promovido por una do una solución justa en cada caso, más allá del contenido normativo rigurosa-
asociación de mujeres (Mujeres en Igualdad), tendiente a que la empresa proce- mente estricto. Ha buscado así legitimar sus decisiones mediante la invocación
diese a incorporar a futuro a su plantel sólo trabajadores de sexo femenino has- de principios que, al adecuarse a cada caso concreto, han provisto la solución de
ta compensar la desigualdad producida por la toma casi exclusiva de personal equidad necesaria para que la función judicial no se extravíe en el camino que
de sexo masculino, debiendo, a tal fin, presentar un informe anual y permitir el llevaría a una arbitrariedad más peligrosa aún, si sustituyese el juez al legislador
acceso a la información correspondiente, bajo apercibimiento de multas, previa bajo el pretexto de que la ley es injusta.
audiencia de las partes. · Por encima ~e lo que· las leyes parecen decir literalmente, es propio de la in-
Cabe destacar que si bien la Constitución Nacional garantiza la libertad de terpretación indagar lo que ellas dicen jurídicamente, es decir, en conexión con
contratar, también hay que tener en cuenta que los derechos que ella ampara no las demás normas que integran el ordenamiento general del país. En esta inda-
son absolutos sino que están sujetos a las leyes que los reglamentan. gación no cabe prescindir de las palabras de la ley, pero tampoco atenerse ri-
La prohibición de discriminar constituye, en este caso, un límite a dicha gurosamente a ellas, cuando la interpretación razonable y sistemática así lo re-
libertad, obligando al empleador a mantener un criterio neutro predicable por quiere (Fallos 241:277).
igual tanto para el hombre como para la mujer. La equidad posibilita que el juez ante una solución disvaliosa en un caso
Además de las políticas activas de la OIT para combatir la discriminación concreto por aplicación "estricta de la norma" no se transforme en un "escla-
y la desigualdad en materia laboral (Convenios 111y100, entre otros), con la vo" de la letra de la ley y deba aceptar el summum ius~ summa iniuria, sino que
reforma constitucional de 1994 adquirieron rango constitucional tratados sobre se aparte de la letra para aplicar el espíritu de la ley para lograr una solución
derechos humanos (art. 75, inc. 22), entre ellos, el Pacto de San José de Costa más justa.
Rica, que prohíben la discriminación por raza, color, sexo, idioma, religión, opi- Para decidir, el juez no debe prescindir de las consecuencias que natural-
niones políticas o de cualquier otra condición social. mente derivan del fallo ya que eso constituye uno de los índices más seguros
Discriminar implica ser tratado de manera distinta. En el ámbito de las re- para verificar la razonabilidad de la interpretación y su congruencia con el siste-
laciones laborales, la discriminación es ilegal cuando el tratamiento difor,encia- ma en el que está engarzada la norma. Cuando la aplicación literal de una nor-
do sea además, injusto. Ello ocurre, por ejemplo, cuando se base en característi- ma lleva a un resultado absurdo, inequitativo, arbitrario, es preciso recurrir a la
cas personales o estado, tal como el sexo o la raza, por citar sólo algunos. equidad, que humaniza la aplicación del derecho y corrige los resultados injus-
La discriminación puede tomar distintas formas, y no es indispensable que tos (justicia del caso concreto) 14 •
sea intencional para que sea merecedora de reproche y reparación. La equidad cumple dos funciones esenciales en la formación de la norma
Ver capítulos "Derechos y deberes de las partes" (Deber de no discriminar e particular: la interpretación del derecho positivo y la función integradora del
igualdad de trato) y "Despido" (fallo de la Corte Sup., 7/12/2010, "Álvarez"). derecho para llenar las lagunas del sistema jurídico.
En la función integradora del derecho el criterio de equidad tiene una am-
7. Principio de equidad plia influencia: los jueces están facultados para aplicar los principios generales
del derecho -entre ellos la equidad- tomando en cuenta las circunstancias del
7. 1. Consideraciones generales caso, si la cuestión no puede resolverse ni por las palabras, ni por el espíritu de·
la ley, ni por los principios de leyes análogas.
~~ pue?e ~efi~ir la equidad como la justicia del caso concreto. El princi-
pio está consa-grado effelart:-tl;l:eT:-t:requida-d-.f.mrrP.:h~-des funciones ~§._en­
ciales en la formación de·ra:-norma particufar:--la interpre-tacíoñ-aerae;echo 14
GRISOLIA, Julio A., "La equidad y la función jurisdiccional...", TySS 2002-14:9.
PRINCIP.IQS DEL DERECHO DEL TRABAJO 89
88 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA
recho, las garantías y derechos constitucionales y los tratados internacionales, y
La Corte Suprema tiene establecido (Fallos 249:37 y sus citas) que la mi- el logro de resultados concretos jurídicamente valiosos.
sión judicial no se agota con la remisión a la letra de la ley, toda vez que los jue- . Siguiendo ~ Ari~tót~l~s, la equidad no sustituye ni corrige a la justicia,
ces, en cu~nt? servidores del derecho y para la realización de la Justicia, no pue- smo que es la misma JUSticia la que corrige la injusticia estrictamente legal que
den prescmdir en modo alguno de la ra,tio legis y del espíritu de la norma, ello se produce en el caso particular al aplicarse el esquema genérico y abstracto de
así por considerar que la admisión de soluciones notoriamente disvaliosas no la norma general. Por todo ello, para aplicar la equidad, el magistrado no debe
resulta compatible con el fin común tanto de la tarea legislativa como de l~ ju- buscar otros fundamentos que la propia justicia: "Obra en fraude de la ley el
dicial. ' que, respetando las palabras de ella, elude su sentido" (Paulus).
La hermenéutica de la ley debe integrarse a su espíritu a sus fines al con-
. 7.2. Conclusiones
]Unto armónico de1 ordenamiento jurídico, y a los principios' fundamentales' del
derecho en el grado y jerarquía en que éstos son valorados por el todo norma- - La equidad opera cuando el derecho positivo resulta ineficiente para lo-
tivo, cuando la inteligencia de un precepto, basada exclusivamente en la litera- grar una solución de justicia en una situación concreta que escapa a los términos
lidad de uno de sus textos, conduzca a resultados concretos que no armonicen generales contempl~dos en la norma. El magistrado tiene el derecho y, en casos
con los principios axiológicos enunciados precedentemente, o arribe a conclu- g~aves, el deber d.e mvocar la equidad en aras a defender el valor superior justi-
siones r~ñidas con las circunstancias singulares del caso o desemboque en, con- cia, porque constituye -junto con la imparcialidad y la independencia de crite-
secuencias concretas notoriamente disvaliosas. rio- la más alta y genuina virtud del juez.
Aplica.r la ley, e?- modo alguno puede devenir en una tarea mecánica, por- - En el Derecho del Trabajo sirve de correctivo a la generalidad de la ley
que ello es mcompatible con la naturaleza misma del derecho y con la función y resulta de trascendental importancia cuando la aplicación de una norma a un
esp~cífica de los magistrados que les exige siempre conjugar los principios .con-
c~so d:terminado. produce una situación "disvaliosa" o no querida por el pro-
temdos en la ley, con los elementos fácticos del caso, pues el consciente desco- p10 legislador. Al mterpretar la norma usando como filtro la equidad se huma-
nocimiento de unos u otros, no se compadece con la misión de administrar jus- niza su aplicación y se corrigen los resultados injustos.
ticia (Fallos 234:482; 249:37, entre otros). - El juez no debe prescindir de las consecuencias que naturalmente deri-
Es decir, que la "dichosa rectificación de la justicia estrictamente legal" van del fallo, ya que eso constituye uno de los índices más seguros para verificar
-al decir de Aristóteles- debe aplicarse si se evidencia un resultado notoria- la razonabilidad ,de la interpretación y su congruencia con el sistema en el que
~ente inj;isto y disvalioso, de cumplimiento oneroso, nocivo o perjudicial al
está engarzada la norma.
b~en comun. Fallar de otro modo en causas en que el bien jurídico tutelado, por
- Para utilizar la equidad stricto sensu el magistrado debe enfrentarse a
e~ei:nplo, es la salud, la vida, viola, además del principio de igualdad, los prin-
cuestiones objetiva y realmente excepcionales, y la aplicación de la norma gene-
cipios cons~grados en el propio Derecho del Trabajo (art. 11, LCT): los princi-
ral al caso particular debe producir un resultado manifiestamente injusto, de tal
pios de eqmdad -que humaniza la aplicación del derecho y corrige los resulta-
gravedad que se transforme en erróneo, absurdo, inequitativo, irritante y mani-
dos injustos- y de justicia social -dar a cada cual lo que le corresponde a fin
fiesto, toda vez que la seguridad jurídica y el bien común requieren que la auto-
de lograr el bien común, respetando la dignidad del trabajador como persona
ridad de la ley sea respetada.
humana (principio protectorio, art. 9º, LCT)-.
- Cu~ndo en dichas oportunidades la aplicación literal y mecánica de
. La equid~d es la solución que tiene el derecho para subsanar sus imper-
u~a de~ermma?a no~m~ lleva a un resultado absurdo, no querido por el pro-
fecc10nes, suplir y armonizar la ley positiva cuando resulta insuficiente. De allí
pio legislador, meqmtativo, arbitrario y provoca una vulneración de derechos
que, siguiendo a Aristóteles, considero que la equidad-dichosa rectificación de
fundamentales -humanos- del trabajador, el magistrado debe recurrir a la
la justicia estrictamente legal- no es en esencia algo distinto que la justicia: no
equidad para corregir el resultado injusto, ya que adoptar otro proceder iría
~u.stit~~e ni c?rrige a la justicia, sino que es la misma justicia la que corrige la
m1usticia estrictamente legal que se produce en el caso particular al aplicarse el en desmedro del objetivo de "afianzar la justicia" plasmado en el Preámbulo
esquema genérico y abstracto de la norma general. d.e la Constitución Nacional: sin justicia efectiva~no hay sistema de conviven-
Si par~imos del presupuesto de que administrar justicia es la misión especí- cia.
fica de los Jueces, y que éstos son la "justicia viva y personificada" (los hacedo- - El juez laboral debe desechar la interpretación meramente teórica lite-
r~s ~e la justicia en el caso singular), también habremos de convenir que justicia
ral y rígida de la ley y por ello desinteresada de sus resultados prácticos co~cre­
sigmfica la recta determinación de lo justo en concreto. tos (una sentencia ''.form~lmente" justa), e inclinarse por una interpretación que
En tal sentido, el llamado legalismo literal, que consiste en aferrarse incon- contemple las particularidades del caso, el orden jurídico en su armonía total,
dicionalmente a las palabras de la ley en el entendimiento de que la ley positiva l?s fines que la ley pe:sig~e, los principios fundamentales del derecho, las garan-
agota el derecho y éste se circunscribe a aquélla, constituye un vicio por defec- tias y derechos const1tuc10nales y los tratados internacionales, y el logro de re-
to de la equidad-virtud. sultados concretos jurídicamente valiosos. No hay que olvidar que como refie-
En definitiva, el juez laboral debe desechar la interpretación meramente re Paulus "obra en fraude de la ley el que, respetando las palabras de ella elu-
t~órica, literal y rígida de la ley y por ello desinteresada de sus resultados prác-
de su sentido". '
ticos c~ncretos (una sentencia "formalmente" justa), e inclinarse por una inter- ~ Por todo ello, para aplicar la Equidad, el magistrado. no debe buscar
pretaci5m que contemple las particularidades del caso, el orden jurídico en su otros fundamentos que la propia Justicia.
armoma total, los fines que la ley persigue, los principios fundamentales del de-
90 MANUAL DE DERECHO LABORAL - ARMANDO GRISOLIA PRINCIPIOS DEL DERECHO DEL TRABAJO 91

8. Principio de justicia social La ley 23. 789 (BO del 31/7/1990) establece para los trabajadores depen-
dientes (y para los jubilados y pensionados) un servicio de telegrama y carta do-
Es un concepto amplio y consiste en dar a cada cual lo que le correspon- cumento gratuito para el remitente. Este servicio puede ser utilizado para cual-
de a fin de lograr el bien común. Se vincula con la protección de la dignidad del quier comunicación, vinculada con el contrato de trabajo, dirigida a ~~ emplea-
trabajador como persona humana plasmada esencialmente en el principio pro- dor. El gasto que demanda el sistema se carga en una cuenta del Mmisterio de
tectorio y, en el plano colectivo, con lá libertad sindical. Trabajo.
También está consagrado en el art. 11, LCT, al establecer que "cuando una El dec. 2281/1993 (BO del 25/11/1993) dispone que el telegrama no po-
cuestión no pueda resolverse por aplicación de las normas que rigen el contra- drá contener un texto de más de treinta palabras, excluidas las referidas a datos
to de trabajo o por las leyes análogas, se decidirá conforme a los principios de necesarios para su emisión y recepción; la carta documento no podrá tener una
la justicia social, a los generales del derecho del trabajo, la equidad y la buena extensión mayor a un ejemplar del formulario respectivo.
fe". La ley 24.487 (BO del 27/6/1995) regula el servicio de telegrama del traba-
Para Vázquez Vialard, el concepto de justicia social no sólo actúa como jador al empleador y establece que el empleador condenado en cost~s está obli-
uno de los criterios a utilizar para cubrir las lagunas de la ley, sino que cons- gado a pagar el importe de los telegramas y cartas documento enviados por el
tituye una idea directriz de todo el ordenamiento jurídico laboral. Por lo tan- trabajador que hubiere obtenido sentencia favorable.
to, su papel no se limita a constituir un elemento al que debe recurrir el juz- El dec. 150/1996 (BO del 21/2/1996) fija las modalidades del servicio de
gador en forma subsidiaria, sino que, además, como principio general del telegrama y carta documento previsto en la ley 23.789 al consignar -entre
Derecho del Trabajo, tiene la función de orientar la tarea interpretativa. Sin otros puntos- que consiste en un servicio gratuito para el remitente, que se en-
duda de que buen respaldo de lo antedicho lo encontramos en los propios tér- trega a la empresa de correos, la cual debe conservar el registro de cada envío
minos de la Ley de Contrato de Trabajo; es ella quien menciona a la "justicia por el término fijado para la prescripción de derechos según la legislación, labo-
social" como uno de los principios del derecho, que no ve cómo podría diso- ral, previsional o de obras sociales que correspondiere.
ciarse de los que son propios del Derecho del Trabajo, como tampoco podría La res. 149/1999 MTEySS (BO del 7/4/1999) establece que a partir del
excluirse a la "equidad" y a la "buena fe", por más que en el art. 11, LCT se 11411999, el despacho obrero previsto en las ley~s 23.789 y 24.487 ;ie~e las si-
las mencione como pautas de· interpretación y de aplicación de la ley en for- guientes modalidades: si el texto no supera las tremta palabras, el envio tiene tra-
ma separada. tamiento telegráfico, y el servicio es prestado en los términos de la res. 343/1996
Por otra parte, en los distintos supuestos en que pueda o deba ubicarse el MTEySS; si el texto supera las treinta palabras, el envío tiene tratamiento pos-
operador jurídico, sea para interpretar o integrar la ley, el concepto de justicia tal, y el servicio es prestado en los términos del anexo 1.del dec. 150/1996. T~l
social no deja de ser un criterio de orientación obligado (arts. 91 y 11, LCT.). envío no podrá tener una extensión mayor a la de un e1emplar del formulario
Tiene cierta aproximación con la justicia distributiva, donde no hay precisa- específico. . .
mente equivalencia entre las prestaciones debidas, sino más bien proporcionali- Los gastos que demandan la impresión y distribución de los formularios
dad, que se busca en función de la situación de cada cual. La "justicia social" es están a cargo del Correo Argentino SA, en su totalidad (el Ministerio de Trabaj?
aquella que se interesa por dar satisfacción a un sistema de repartos en donde el abona al Correo Argentino SA -por cada despacho obrero- un valor determi-
valor solidaridad juega un papel preponderante. nado fijado por deC:reto).
La justicia social proyecta sus efectos sobre el legislador y su intérprete y El principio de gratuidad no debe confundirse con el beneficio de litigar
fue receptada en la Ley de Contrato de Trabajo como principio orientador. sin gastos.
El principio de gratuidad, como quedara dicho, implica desde una pers-
9. Principio de gratuidad pectiva protectora la imposibilidad de gravar el ejercicio de las acciones judi-
ciales o de las peticiones administrativas, pero no impide la condena en costas.
Es el principio que garantiza el acceso gratuito de los trabajadores a la jus- Es decir, que no desplaza las normas contenidas en el art. 68, CPCCN respec-
ticia para reclamar por sus derechos. Se materializa en la eximición a los tra- to de la imposición de las costas, por lo que no incluye la eximición de su pago
bajadores del pago de la tasa de justicia, y en la etapa prejudicial en la posibili- cuando el trabajador resulte vencido en el juicio y el fallo le imponga esa con-
dad de remitir intimaciones telegráficas y hacer denuncias en sede administrati- dena accesoria.
va sin costo alguno. El beneficio de litigar sin gastos está expresamente destinado a eximir total
Con esta protección se trata de evitar que los trabajadores resignen sus de- o parcialmente de las costas a aquellós que carecen de recursos o de la imposibi-
rechos por falta de recursos económicos. Esta gratuidad se extiende también a lidad de procurárselos y debe ser formalmente solicitado, exigiéndose determi-
los procedimientos administrativos. nados requisitos para la solicitud (arts. 78 y 84, CPCCN). El beneficio de gra-
El art. 20, LCT dispone que "el trabajador o sus derechohabientes goza- tuidad establecido por el art. 20, LCT, sólo opera a favor del "trabajador o sus
rán del beneficio de la gratuidad en los procedimientos judiciales o administra- derechohabientes". Por lo tanto, si cuando se discute la existencia del contrato,
tivos derivados de la aplicación de esta ley, estatutos profesionales o convencio- no se prueba la relación laboral subordinada y la sentencia es desfavorable en
nes colectivas de trabajo. Su vivienda no podrá ser afectada al pago de costas tal sentido, dicho beneficio no se aplica.
en caso alguno. En cuanto de los antecedentes del proceso resultase pluspetición Su objeto fundamental es establecer la igualdad económica de las partes en
inexcusable, las costas deberán ser soportadas solidariamente entre las partes y juicio que resultaría afectada por si, ante las inevitables desigualdades de fortu-
el profesional actuante". na entre las mismas, una de ellas se encontrara en situación de no poder hacer
92 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA PRINCIPIOS DEL DERECHO DEL 93

v~ler ~us derechos por la carencia de bienes para solventar su actuación judi- 11. Principio de progresividad
~ial, siendo una de las instituciones que tiende a hacer efectiva la garantía de la
igualdad ante la ley consagrada en el art. 16, CN. Su fundamento radica en úl- El llamado "principio de progresividad" está inserto en el diseño del Derecho
tima instancia en la inviolabilidad de la defensa en juicio. ' Internacional de los Derechos Humanos en general, y del Pacto Internacional
de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC) en particular, según el
cual todo Estado Parte se compromete a adoptar medidas para lograr progre-
1 O. Principio de razonabilidad
sivamente la plena efectividad de los derechos reconocidos (art. 2.1). Implica la
"obligación positiva" de los Estados de "garantizar el ejercicio y disfrute de los
. Es un pri.ncipio general del derecho que opera como filtro en la áplicación derechos de los individuos en relación con el poder, y también en relación con
de mterpretac10nes "disvaliosas" de una norma o de determinadas situaciones. actuaciones de terceros particulares".
Se trata de un accionar conforme a la razón y a determinadas pautas de conduc- Este principio apunta a que las garantías constitucionales de los trabajado-
ta que resultan lógicas y habituales. res en virtud de la protección establecida en el art. 14 bis, CN, no se vean con-
En el ~rt. 65, LCT, hace referencia al carácter funcional con que el emplea- dicionadas por eventuales normas regresivas que atenten contra el orden públi-
dor .debe e1.erce: las facultades de dirección, y el art. 66 dispone que el ejercicio co laboral.
del ti~~ vartandi /no debe importar "un ejercicio irrazonable de esa facultad", y Por un lado, impone el deber de que ante cada cambio normativo en mate-
tambien en el parr. 2º del art. 242, expresa que la valoración de la injuria "debe ria laboral, se vaya progresivamente ampliando el nivel de tutela y no se dismi-
ser hecha prudencialmente por los jueces". nuya; y por otra parte, implica la recuperación de los derechos de los trabajado-
. Señala Velasco que el fundamento de este principio es que el comporta- res, reformando la legislación, incorporando mayores beneficios laborales en las
miento de las partes de la relación laboral es el de un hombre común actuan- leyes y los convenios colectivos de trabajo, y compatibilizando la jurisprudencia
do normalmente. Es importante en los casos de abuso, ilicitud, incu~plimien­ con los principios y garantías del carácter de protectorio.
to, tanto por parte del empleador como del trabajador y en el aspecto indivi- El principio de progresividad de los derechos del trabajador también sus-
dual o colectivo. tenta la adquisición de los derechos consagrados por las constituciones nacio-
. Asimismo, aclara el autor mencionado que este principio no tiene un con- nal y provinciales, los tratados y convenios de la OIT, estatutos profesionales, y
temdo concreto, lo que le permite una gran elasticidad, ya que la "razonabili- demás fuentes normativas por las que los trabajadores obtengan mayores dere-
dad" ~ ".racionalidad" varía con el tiempo y el espacio, y, además, es netamen- chos. Establece que una vez adquiridos revisten el carácter de obligatorios, in-
te sub1etivo. derogables e irrenunciables, bajo pena de la nulidad de los actos que se contra-
pongan, ya que disponer de los beneficios del trabajador una vez obtenidos con-
Diversos aspectos de la Ley de Contrato de Trabajo han tenido en consi-
figura un comportamiento ilícito.
d.eración este principio, en especial en el art. 29 ("Interposición y mediación"),
Su esencia es el sentido prospectivo de las normas constitucionales, que de-
siendo otros de los artículos que también lo receptan el 68 y el 69; es decir que ben direccionarse en idéntico sentido que las declaraciones, convenciones y tra-
tanto las facultades de dirección, la de reglamentación la de alterar las formas tados sobre derechos humanos a los cuales nuestro país ha adherido.
Y modalida?es del trabajo y las de aplicar sanciones disciplinarias se encuen- Que el principio se haya visto fortalecido por las normas contenidas en los
tran confen~as para satisfacer la organización del trabajo en la empresa. Por instrumentos citados anteriormente no es un dato menor, dado que las obliga-
eso el negoc10 laboral no admite el antojo o capricho del empleador. Sus ac- ciones concretas asumidas por el Estado resultan exigibles judicialmente, dando
tos deben ser funcionales, es decir, estar justificados en el fin común de la em- origen a obligaciones positivas.
presa. En el PIDESC -del que la Argentina es Estado contratante- se compro-
Los salarios son otro de los tópicos alcanzados por este principio que re- metieron a adoptar mejores medidas en forma progresiva-gradual-, y la obli-
gula el. art. 114, ~CT,. delegando la facultad de su determinación en los jue- gación mínima es no regresividad, esto es: abstenerse de adoptar políticas y me-
ces, qmene~ ?eberan fi1a~.fos raz?i:iablemente de acuerdo con " .. .la importancia didas que empeoren la situación de los derechos económicos sociales y cultura-
de los ~ervic10s, y ademas condiciones en que se presten los mismos, al esfuer- les vigentes al momento de adoptar el tratado internacional.
zo realizado y a los resultados obtenidos". Su última proyección la encontra- Este principio ha adquirido especial relevancia dentro de nuestra disciplina
mos en el cap. IV -"De la extinción del contrato de trabajo por justa causa"- a partir de la expresa referencia que efectuara la Corte Suprema de Justicia de
art .. ~42, LC~, que en su párr. 2º al hablar de la "injuria" sostiene que "la valo- la Nación en el pronunciamiento "Aquino, !sacio v. Cargo Servicios Industriales
r~~10n deb~ra ser hecha pru?encialmente por los jueces, teniendo en considera- SA s/accidente" (Corte Sup., 21/9/2004). Consagra la directiva tendiente a que
c10~ el caracter de las relac10nes que resulta de un contrato de trabajo, según las leyes no establezcan limitaciones que, en definitiva, impliquen "alterar" los
lo dispuesto en la presente ley y las modalidades y circunstancias personales en derechos reconocidos por la Constitución Nacional (art. 28), y se direccionen a
cada caso". "Prudencialmente" significa proceder razonando es decir aplican- la búsqueda de la mejora continua de las condiciones de existencia del trabaja-
do el principio citado15. ' ' dor (art. 11.1, PIDESC).
El principio de progresividad, también enunciado por la Convención
1
Americana sobre Derechos Humanos, precisamente respecto de los derechos
./ ~, VELASCO, Luis, M., "Los principios del derecho del trabajo en épocas de flexibiliza- económicos y sociales (art. 26), fue recogido por tribunales constitucionales de
cron , Summa Laboral, t 1, 1ª ed., AbeledoPerrot, 2011, ps. 552 y 553. diversos países. Así, la Corte de Arbitraje belga, si bien sostuvo que el art. 13.2.c,
94 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA PRINCIP!.OS DEL DERECHO DEL TRABAJO 95

PIDESC, no tenía efecto directo en el orden interno, expresó que "esta dispo- - Principio de homogeneización: se puede conceptualizar como el des-
sición, sin embargo, se opone a que Bélgica, después de la entrada en vigor del tinado a promocionar y promover -desde el derecho del trabajo entendido
Pacto a su respecto, adopte medidas que fueran en contra del objetivo de una como regulador de procesos sociales- el llamado Estado Social, que garantiza
instauración progresiva de la igualdad de acceso a la enseñanza superior...". el bienestar de los ciudadanos tendiendo a la homogeneización social. Es utili-
zado por la doctrina española.
Principios del derecho del trabajo - Principio de parasubordinación: el derecho del trabajo fue ampliando
su objeto de protección, para incluir bajo su égida trabajos autónomos como fi-
FUNCIONES ENUMERAClÓN guras intermedias, o el trabajo cuentapropista, aunque sin modificar su natura-
ORIENTADORA leza, que sigue siendo autónoma. Surge como consecuencia de los cambios acae-
E INFORMADORA Protectorio {1"Aplicación
dubio'""'''""''
de la norma más favorable cidos en las últimas décadas en el mundo del trabajo y en nuestra propia disci-
(arts. 7°, 8º, 9°, 13, LCT) Condición más beneficiosa plina, cada vez más identificable con un derecho social.
- Principio de normalización del trabajo atípico: apunta a conciliar las

- NORMATIVA lrrenunciabilidad de los derechos Excepciones


rociOO
Conciliación
Renuncia al empleo
nociones de dependencia y ajenidad con las nuevas formas que adopta el traba-
jo humano en estos tiempos, con la necesidad de sujetarlas a derecho, utilizando
O INTEGRATIVA (arts. 7º, 12, 13, 15, 58, LCT) Prescripción
Caducidad . los elementos indiciarios que se hallen en estado fluido en función de las trans-
Desistimientode acción y derecho · formaciones antes mencionadas. Es también resultante de la crisis y las comple-
Continuidad de la relación laboral (arts. 10, 90, LCT) jas transformaciones sucedidas en el mundo del trabajo en los últimos años.
Primaciade larealidad(art. 14, LCT) - Principio de pluralidad de los microsistemas: consiste en el reconoci-
miento de la existencia de grupos determinados con especificidades propias, que
INTERPRETATIVA Buena fe (art. 63, LCT)
conforman subsistemas que son consecuencia de esa realidad. Nace como lógi-
No discriminación e igualdad de trato (arts. 14 bis, CN; 17, 70, 72, 73, 81, 172 y 187, LCT) co corolario de la ampliación del objeto de protección del derecho del trabajo y
Equidad(art. 11, LCT) su consiguiente diversificación.
Justicia social (art. 11, LCT)
- Principio de integración y pacificación: Pese a que la clase trabajadora
UNIFlCANTE O no configura formalmente un sujeto de derecho, es aceptado que desde el ám-
DE ARMONIZACIÓN Gratuidad(art. 20, LCT)
DE POLÍTICA bito que le es propio, la política del derecho inserte principios propios, que des-
LEGISLATIVA Razonabilidad(arts. 65, 66 y 242, LCT) cienden en la creación y aplicación de las normas consecuentes que diluyan sus
Y JUDICIAL
Progresividad efectos en el derecho social y en el entramado de las relaciones laborales, cada
vez más complejas.
Este principio, asimismo, se manifiesta en la llamada "jurisprudencia du - Principio de integración jurídica en el orden social: surge como corola-
cliquet", que prohíbe la regresión pero no la progresión; por lo tanto, un gobier- rio lógico de la horizontalidad del derecho del trabajo y su carácter de rama ho-
no que intentara sustraerse al programa de reformas sociales atentaría contra la rizontal homogénea y compleja, tanto en razón de los sujetos que la componen,
Constitución, que es garantía no solamente de que no se volverá atrás, sino de como de sus objetos jurídicos y relaciones sociales.
que siempre se irá hacia adelante.
VI. MEDIOS TÉCNICO-JURÍDICOS
V. NUEVOS PRINCIPIOS DEL DERECHO DEL TRABAJO
Los medios técnico-jurídicos o legales son el conjunto de instrumentos o
A los principios del derecho del trabajo tradicionales, siguiendo a Estela herramientas que están expresamente enumerados en el derecho positivo y que
M. Ferreirós, cabe agregar otros, de elaboración doctrinaria y jurisprudencial tienen por finalidad equilibrar la relación de disparidad entre empleador y tra-
más reciente. bajador. Son necesarios para que los principios del derecho del trabajo resulten
- Principios del esfuerzo compartido y de nivelación social: apuntan a re- aplicables en la práctica y tienen un fin protectorio o tuitivo.
partir en forma proporcional los esfuerzos de los diferentes actores sociales ne- Son adoptados tanto por la ley como por la negociación colectiva y se ma-
cesarios para llevar adelante el empuje humano y económico para alcanzar una nifiestan en normas que surgen de la aplicación práctica de los principios del de-
justa distribución de la riqueza. Se deben aplicar fundamentalmente en épocas recho del trabajo y que restringen el marco de decisión del empleador. Uno de
de crisis. los principales medios técnico-legales es la limitación de la autonomía de la vo-
Están ligados a los conceptos de justicia, de proporcionalidad y de igual- luntad mediante el orden público laboral.
dad, y se basan en la idea rectora de que debe darse una equivalencia adecuada Ambas partes pueden pactar libremente siempre que no se vulneren los mí-
entre las prestaciones contractuales que son consecuencia de las diferencias de nimos inderogables, que constituyen el orden público laboral. Si se pacta una
poder entre las partes, tratando al desigual en proporción a la desigualdad exis- cláusula que viola dicho orden público, es nula y queda sustituida automática-
tente, en una suerte de discriminación inversa. Su correcta utilización aporta al mente por la válida.
derecho del trabajo el equilibrio necesario en aquellos casos en los que existen Asimismo, opera como límite la irrenunciabilidad de los derechos con-
diferencias de poder apreciables entre las personas, en particular respecto del ni- sagrados en las normas imperativas que constituyen el orden público laboral
vel social y en épocas de crisis. (arts. 12 y 13, LCT). También lo dispuesto en el art. 260, LCT, protege los eré-
96 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA
PRINCIPIOS DEL DERECHO DEL TRABAJO 97
ditos de los trabajadores al disponer que el pago insuficiente será considerado
como pago a cuenta del total adeudado aunque el trabajador lo reciba sin re- que su pretensión sea desestimada, si el he- (sala 10ª, 17/4/2002, "Mayer, Eliane v. Liga
servas. cho no resulta, de alguna manera acreditado Israelita Argentina contra la Tuberculosis y
Esta disposición forma parte de las normas protectorias, y se trata de una (sala 8ª, 30/11/2005, "Aldabe, Leoncia Irma de Medicina Preventiva y otro", DT 2003-
derivación del principio de irrenunciabilidad. Su razón de ser reside en la natu- v. Cosmesur SA y otros"). A-77).
raleza alimentaria de la remuneración del trabajador. Aun cuando el silencio del trabajador no
Si bien el trabajador no está obligado a recibir pagos parciales, en caso de 2. Principio de irrenunciabilidad puede ser concebido como renuncia a sus de-
que los aceptara, son considerados como pagos a cuenta del total adeudado, No se puede soslayar la particular natura- rechos, el hecho de haber dejado transcurrir
aunque sean recibidos sin reservas. leza jurídica del pacto de cuota litis (convenio el actor más de cinco meses para efectuar su
Otro de los medios consiste en evitar el fraude y preservar la vigencia del de resultado), ni las peculiares características primer reclamo, luego de interrumpida la re-
de las partes involucradas (trabajador /clien- lación contractual con la demandada, revela
contrato de trabajo, al establecer la nulidad de todo contrato en el cual se haya que ha existido una prolongada actitud omi-
te y el profesional que lo representa). Deben
procedido con simulación o fraude, aparentando normas contractuales no labo- analizarse con estrictez las previsiones en él siva tanto del actor como del demandado res-
rales, interposición de personas o de cualquier otro medio (art. 14, LCT). contenidas, los requisitos formales y, en espe- pecto de la relación habida, que trasunta el
En la LCT se observan restricciones a las facultades de organización, di- cial, los alcances de la expresión de voluntad mutuo desinterés en ella (sala 7ª, 30/8/2005,
rección y disciplinarias del empleador cuando establece que deben ser ejercidas del trabajador, así como el cumplimiento de "Lambardi, Sebastián v. Organización Levin
en forma razonable, con fines funcionales y respetando la dignidad y los dere- una exigencia de neto corte de orden público SA").
chos patrimoniales del trabajador y evitando toda forma de abuso del derecho cual es la contenida por el art. 277, LCT, que
resulta tuitiva de la manifestación de consen- 4. Acuerdos transaccionales, conciliatorios
(art. 68, LCT). En ese sentido, se restringe la facultad del empleador de modifi- o liberatorios. Homologación
timiento expresada por el dependiente, res-
car las condiciones de trabajo -ius variandi- estableciendo límites concretos. guarda el principio de irrenunciabilidad de
En el plano del derecho colectivo, se advierte la condena a las prácticas an- Escapa a la aplicación de la doctrina del
los derechos laborales y apunta a garantizar plenario "Lafalce" el caso donde se presen-
tisindicales (desleales), la búsqueda de la negociación de buena fe (arts. 2º, 4°, la adecuada comprensión de los alcances del tó como derechohabiente la concubina de
9º y 12, ley 14.250) y la consagración de la autonomía de la voluntad colectiva convenio. Por ello, si no se verifica el recaudo un trabajador fallecido y celebró un acuer-
al establecer la posibilidad de los sujetos colectivos de negociar los convenios de la ratificación personal a la que se refiere do con la empleadora, sin invocar la repre-
colectivos de trabajo. Asimismo, el Estado asume el papel de policía de traba- el artículo referido, el pacto de cuota litis no sentación del hijo menor de aquél -circuns-
puede ser homologado (sala 9ª, 28/9/2012,
jo para lograr el cumplimiento de las normas laborales al ejercer el control ad- tancia que torna inoponible el acuerdo res-
"Gauna, Gustavo Ramón v. Enrique Zeni y pecto del menor-, y la ausencia de interven-
ministrativo. Cía. y otros/accidente acción civil").
También en el plano internacional se observa la búsqueda de cooperación ción del Ministerio de Menores -omisión
No puede tenerse por válida la renuncia ésta que, a todo evento, acarrea la nulidad
y unificación de normas laborales y de fijación de condiciones de labor (OIT). del convenio, al menos respecto al niño-
de un trabajador en los términos del art. 240,
LCT mediante el envío de un correo elec- (sala 43, 28/5/2009, "Prieto, Verónica Andrea
JURISPRUDENCIA trónico, pues los recaudos que exige la nor- v. Martina, Héctor y otros s/daños y perjui-
ma (despacho telegráfico colacionado cursa- cios"). Si la suma en dólares depositada origi-
do personalmente por el trabajador a su em- nariamente en una cuenta bancaria del Banco
1. Principio protectorio que correspondiere por la incorporación de
pleador o ante la autoridad administrativa Ciudad pertenecía a menores, y fue imposi-
otros beneficios, pues tratándose de la mo-
1.1. Norma más favorable para del trabajo) no es sólo a los fines de cumplir ción judicial que dicha suma no sufriera mer-
dificación de un convenio colectivo por otro
el trabajador con formalidades legales, sino para cerciorar- ma alguna garantizando así los derechos de
convenio colectivo carece de aplicación la
se que la voluntad de la persona trabajado- aquéllos, las diferencias que por la pesifica-
regla de la condición más beneficiosa y di- ción y luego la redolarización decididas, así
El nacimiento de un convenio colectivo ra no se encuentre viciada con vistas a prote-
chos cambios pueden realizarse en beneficio como las tasas de interés aplicadas no pue-
de empresa no puede derogar las directivas ger la irrenunciabilidad de los derechos que
o en perjuicio del trabajador sin que éste pue- den causar ninguna merma en tales sumas.
de un convenio de actividad, de tal manera, le asisten conforme con el art. 12 de la LCT.
da aferrarse a las condiciones anteriores so Así, la Corte Suprema resolvió en el caso
en el caso concreto de los empleados jerár- Es que las formalidades establecidas en la ley
pretexto de que ellas eran más beneficiosas "Emm SRL v. Tía SA'' (20/3/2007) que "no
quicos del Banco Hipotecario podían optar referida forman parte del orden público la-
(sala 13, 29/8/2003, "Rodríguez, Eduardo O. puede válidamente alterarse la sustancia de
por la aplicación en su beneficio del convenio boral y su apartamiento es sancionado con la
y otros v. Telefónica de Argentina SA", DT los bienes cuya custodia se le confió al banco,
que les fuera más favorable en materia de to- nulidad (sala 13, 23/12/2011, "Rojas, Liliana
2004-B-1058). en su carácter de depositario judicial...", de
pes indemnizatorios, ya que así lo establece Beatriz v. Celmovi SA'').
el art. 245, párr. 3º, LCT (sala 5ª, 20/7/2001, 1.3. In dubio pro operario tal modo "el capital debe permanecer incólu-
"Fridman, Ana v. Banco Hipotecario SA y 3. Renuncia a derechos. Exclusión me, toda vez que cualquier conversión obli-
otros/diferencias de salarios"). En el proces~ laboral, rigen las reglas del de presunciones gatoria -en tanto se traduzca en una quita-
onus probandi. Es carga de la actora acredi- resultaría confiscatoria y por ello devendría
1.2. Condición más beneficiosa tar el presupuesto de su pretensión. Ello no La circunstancia de que el actor no haya inexorablemente en inconstitucional". Para
Es improcedente el reclamo por diferen- implica someterla injustamente, ni en viola- realizado reclamos fehacientes referidas a más, las diferencias que en definitiva resulta-
cias salariales sustentado en el incumplimien- ción del principio in dubio pro operario ni que la modalidad de la relación laboral no ren de los intereses devengados por el plazo
del orden público laboral. Afirmado un he- se adecuaba a un típico. contrato de traba- fijo en pesos y los que debieren liquidarse si
to del acta acuerdo del 28/6/1994 -modifi-
cho relevante por el pretensor, pesa sobre él jo con anterioridad a la ruptura del víncu- el plazo fijo hubiere permanecido en dólares,
catoria del CCT 20111992- en cuanto de-
la carga de probarlo, lo que no significa im- lo, no reviste trascendencia alguna a los fines en caso de arrojar saldos negativos, deben ser
roga el rubro remunerativo 'del art. 15, res.
ponerle alguna actividad, sino el riesgo de de la procedencia de la indemnización por soportadas por la entidad bancaria, en tanto
103911992 DNRT y lo reemplaza en la parte
despido, pues su silencio no puede constituir nunca pueden afectar el capital de autos (sala
presunción en su contra -art. 58, LCT- 2ª, 14/5/2010, "Targhetta, Laura por sí y en
98 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA PRINCIPIOS DEL DERECHO DEL TRABAJO 99

rep. de sus hijos menores v. Consolidar AFJP miento se verificó mes a mes, ningún plazo de La ley 23.592 dio un paso fundamental "Legascue, Jorge Alberto s/recurso de apela-
SA s/ind. por fallecimiento"). prescripción habría operado. contra la discriminación al facultar a los jue- ción y nulidad". Mayoría: Petracchi, Highton
ces a pulverizar el acto discriminatorio y re- de Nolasco, Maqueda, Zaffaroni, Lorenzetti,
El principio de irrenunciabilidad del 6. Caducidad parar las consecuencias derivadas del episo- Argibay. Abstención: Fayt).
art. 12, LCT, admite expresas excepciones fi- dio lesivo. El art. 1º, al enumerar de modo
jadas en la propia ley laboral, una de ellas la El art. 259, LCT, claramente dispone sólo enunciativo las causales de discrimina- La ley (art. 13, inc. c], ley 23.898) dispen-
conciliación del art. 15 (además del desisti- que no existen otros modos de caducidad ción, incluye expresamente a la " ... opinión sa de la tasa de justicia -y, por ende, del de-
miento, de la prescripción y de la caducidad). que los que resultan de la ley, y el art. 919, (... ) gremial", lo cual abarca los actos repro- pósito- a los trabajadores en relación de de-
El legislador ha privilegiado a la conciliación CCiv., quita valor al silencio del trabajador chables acontecidos antes, durante e incluso a pendencia y sus causahabientes en los juicios
como uno de los modos de finalización del (sala 10ª, 14/2/2001, "Vergara, Carlos R. v. la finalización de la vinculación laboral. Esta originados en la relación laboral, pero no a
confli~to individual y, por lo tanto, la reso- Transportes Santa Fe SA"). ley es plenamente aplicable a las relaciones los profesionales cuando se trata de los ho-
lución homologatoria producida en sede ad- laborales individuales. Ello es así porque a norarios que· les pertenecen, a pesar de las
ministrativa tiene presunción de legitimidad 7. Primacía de la realidad todos los habitantes de la Nación les está ga- connotaciones atribuibles a su trabajo (Corte
(art. 12, ley 19.549), resultando aplicable la rantizada la igualdad real o de oportunidades Sup., 181412006, "Córdoba, Elvecia Balbina
Toda vez que el actor en forma simultá- y de trato que prevé nuestra Ley Fundamental v. Poo SAPA". Mayoría: Petracchi, Highton
doctrina del plenario "Lafalce" (nro. 137, del
nea ingresó a trabajar para Siembra Seguros a partir de la entrada en vigor de la modifi- de Nolasco, Maqueda, Zaffaroni, Lorenzetti,
291911970) y su revisión judicial cabe apre-
de Retiro SA, para Best Market SA, para cación constitucional del año 1994 (art. 75, Argibay. Abstención: Fayt).
ciarla con criterio restrictivo y admitirla en
Siembra AFJP y para Siembra Seguros de inc. 23, CN) (sala 10ª, 28/6/2010, González,
aquellos casos, a manera de ejemplo, en los
Vida, cuatro empresas distintas pero todas Gerardo Esteban v. Casino Buenos Aires SA, 11. Principio de progresividad
que se demuestre una grosera o notoria vul-
neración al principio de irrenunciabilidad, o integrantes del mismo grupo económico, re- Compañía de Inversiones en Entretenimiento La Corte Sup., en autos "Arcuri Rojas,
cuando media la presencia de alguno de los sultando la AFJP la que llevaba adelante la SAU"). Eisa v. ANSeS", estableció que corresponde
vicios de la voluntad (falta de discernimien- vinculación en la que se pactó un sueldo fijo
aplicar la ley 24.241, por ser la norma más
to, intención, libertad, simulación) (sala 10ª, más elevado que en las otras, el principio de 9. Principio de buena fe favorable, en virtud del principio de progre-
1411012010, "Desalojo, Claudio Orlando v. primacía de la realidad lleva a la conclusión
La C. Trab. Tucumán, sala 3ª, en autos sividad, para el otorgamiento de la pensión
Xerox Argentina ICSA"). de que el actor tenía un solo contrato de tra- por el fallecimiento del causante, quien tenía
bajo, aunque la parte "empleadora" estuviera "Nieva, Mercedes F. v. Push Logística SRL",
301312011, consideró acreditada y justificada treinta y dos años de aportes pero cuyo de-
5. Prescripción. Plazo. Efecto configurada verdaderamente por varias em-, ceso se produjo en vigencia de la ley 18.037,
presas (sala 5ª, 221212011, "Rojo, Julio César la causal de distractp invocada por el actor
para resolver el contrato de trabajo, toda vez veinte días después de que expirara el plazo
La C. Nac. Trab., sala 2ª, en autos "Gil v. Siembra Seguros de Retiro SA''). de cinco años previsto por el art. 43 de dicha
Leiva, Ricardo M. v. Nación Seguros de Vida que interpretó que el silencio opuesto a los
Cuando de los elementos de juicio se infie- telegramas intimatorios del trabajador ten- ley (3/11/2009).
SA y otro", 301512011, consideró que un
acuerdo modificatorio de las condiciones del re la existencia de una relación laboral, el he- dientes a que se aclarara su situación. labo- El art. 7 5, inc. 23 de la Constitución
contrato de trabajo, aunque cuestionado en cho de que el actor emitiera facturas o que es- ral y que se cumpliera con las obligaciones de Nacional, fortalece la vigencia del principio
su validez, no es asimilable a un acto unilate- tuviera inscripto ante la AFIP como respon- pagar los créditos salariales pendientes debe de progresividad en materia previsional, des-
ral del empleador prohibido por la ley, por lo sable inscripto en IVA, no obsta tal conclu- juzgarse .como un obrar contrario al princi- calificando todo accionar gubernamental que
que resulta evidente que no se configura un sión. Esto es así porque debe regir el princi- pio de buena fe que debe presidir las relacio- en la práctica da un resultado r~gresivo en
acto nulo de nulidad absoluta determinante pio de "primacía de la realidad". Y válida- nes jurídico-laborales (art. 63, LCT), lo que el goce efectivo de los derechos (ver Fallos:
mente puede concluirse que la entrega de di- hace procedentes las indemnizaciones de ley 329:1602). Ferreirós. Rodríguez Brunengo.
de la imprescriptibilidad alegada por el recu-
cha documentación así como la menciona- (art. 246, LCT). 30.69712002 (sala 7ª, 2411112009. "Barberis,
rrente, sino un acto anulable alcanzado por el
art. 256, LCT, en materia de prescriptibilidad da inscripción constituyen exigencias forma- La actitud asumida por el trabajador que Nilda María y otro v. Adecco Argentina SA
de las acciones relativas a créditos provenien- les de la empleadora para eludir la aplicación omitió ilustrar a su empleadora el no en- y otro").
tes de las relaciones individuales del trabajo. de las normas laborales que resultan indis- contrarse en condiciones de obtener los be-
ponibles para las partes (sala Y, 301612006, neficios de la jubilación, opera en contra 12. Aplicación analógica de los principios
La C. Nac. Trab., sala 10\ en autos "Sansoni, Alejandro Manuel v. Editorial de los principios de buena fe que debe im- y el derc~_cho internacional
"Antuña, Marta K. v. Empresa Itatí SRL'', Sarmiento SA''). perar en la relación laboral (art. 63, LCT)
151712011, reconoció que aun cuando se en- La situación de la trabajadora que de-
(sala 93, 251612010, "Techera, Juan Pedro v.
tendiera -a despecho de una expresa dispo- 8. Prohibición de hacer discriminaciones. sarrollaba tareas de cuidado de enfermos,
Compañía Fluvial del Sud SA").
sición como los arts. 9º y 14, ley 24.013, o Igualdad de trato como actividad principal, pero no exclusi-
incluso el art. 79, LCT (t.o.)- que la omi- 10. Principio de gratuidad va, ya que realizaba también labores que po-
sión del trabajador de reclamar importó, por La C. Nac. Trab., sala 1ª,en autos "Gutié- drían calificarse de doméstica, de sábados a
el transcurso del tiempo, la prescripción de rrez, Hugo O. v. Ingratta SA", 5/8/2011, de- La exención prevista por el art. 13, inc. e), lunes, se trata de un contrato atípico, al cual
la acción para lograr el reconocimiento de su terminó que la resolución del contrato de tra- ley 23.898, se refiere a los trabajadores en re- se aplican básicamente, pero no exclusiva-
real fecha de ingreso, nada lleva a que el pun- bajo decidida por la empleadora responde a lación de dependencia que intenten defender mente, las normas del derecho civil que ri-
to de arranque o de inicio del plazo prescrip- una actitud discriminatoria hacia el trabaja- en juicio derechos originados en la relación gen la locación de servicios, con adecuacio-
tivo deba computarse exclusivamente a par- dor cuando éste, a pesar de haber perdido las laboral, supuesto que no se configura cuan- nes a los principios del derecho del trabajo.
tir del primer mes en que la empleadora in- elecciones, cumplía un rol fundamental a la do, con motivo de la conducta desarrollada La trabajadora prestó servicios dependientes
cumplió su obligación de registrar en debida hora de hacer llegar los reclamos del colecti- en el desempeño como profesional del dere- a favor de quien tiene la facultad de dirigir-
forma el contrato de trabajo (conf. arts. 79, vo laboral a las autoridades de la empresa, y cho en forma autónoma, el letrado recurrente los y a cambio de una remuneración, es su-
LCT [t.o.], 7º, ley 24.013, y 11, ley 26.476), la patronal no logra acreditar las causas in- ha recibido la sanción disciplinaria cuya razo- jeto del Derecho del Trabajo aunque la mo-
sino que, por el contrario, como tal incumplí- vocadas en la comunicación. nabilidad cuestiona. (Corte Sup., 811112005, dalidad carezca de una regulación específi-
1,.
100 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA

ca, y por ello, está alcanzada por la tutela del cionales de jerarquía constitucional y supra-
art. 14 bis de la CN que impone proteger el legal. Hoy en día, el Derecho de los derechos
trabajo" ... en sus diversas formas ..." (sala 1ª, humanos, admite la existencia de las normas
241912010, "Colombo, María Yolanda v. De supranacionales que se imponen a la sobera-
Paola de Odorisio, Liliana Alicia"). nía de los Estados en aquellas materias que
son de orden público internacional, por cons-
El empleador al despedir al trabajador por
tituir principios básicos de la convivencia in-
no desafiliarse a un sindicato para afiliarse a
ternacional. Éstos, que constituyen el denomi-
otro no sólo ha vulnerado los derechos del CAPÍTULO V
nado jus cogens, incluyen el respeto de los de-
acto~ a la protección contra el despido arbi-
rechos fundamentales por encima de intereses
trario, sino que también ha transgredido el
derecho fundamental del trabajador a no ser y voluntad de los Estados (del voto de Zas) CONTRATO DE TRABAJO.
discriminado por motivos antisindicales con- (sala 1a, 19/3/2010, "Olguín, Pedro Marcelo RELACIÓN DE DEPENDENCIA
sagrado en normas constitucionales e interna- v. Rutas del Sur SA s/acción de amparo").

l. CONTRATO DE TRABAJO

1. Definición
Constituye una relación jurídica típica que genera obligaciones de caracte-
rísticas predeterminadas por la ley y que se compone de los siguientes elemen-
tos esenciales:
- sujetos: trabajador y empleador;
- objeto: la prestación de trabajo en condiciones de subordinación, y
- caúsa final: que es para el empleador la apropiación del resultado del
trabajo prestado y, para el trabajador, la percepción de una remuneración.
Remitiéndonos a la normativa del derecho común, reza el art. 1137, CCiv.: ·
"hay contrato cuando varias personas se ponen de acuerdo sobre una declara-
ción de voluntad común destinada a reglar sus derechos".
Como podrá observarse, al igual que todo contrato, el de trabajo requiere
del acuerdo de voluntades, aunque dicho acuerdo sólo recaiga -ah initio-, en
10 esencial del objeto (la obligación personal e infungible a que se obliga el tra-
bajador y la contraprestación a cargo del empleador), siempre dentro de los pa-
rámetros de la subordinación.
Específicamente, el art. 21, LCT dispone que "habrá contrato de traba-
jo, cualquiera sea su forma o denominación, siempre que una persona física se
obligue a realizar actos, ejecutar obras o prestar servicios en favor de la otra y
bajo la dependencia de ésta, durante un período determinado o indeterminado
de tiempo, mediante el pago de una remuneración. Sus cláusulas, en cuanto a la
forma y condiciones de la prestación, quedan sometidas a las disposiciones de
orden público, los estatutos, las convenciones colectivas o los laudos con fuerza
de tales y los usos y costumbres".

2. Elementos
De la definición transcripta cabe destacar los siguientes elementos que con-
figuran el contrato de trabajo:
1) existe un acuerdo de lJOltf:JJ.tades para que cada parte cumpla sus obli-
gaciones: cuando trtfflia-ia-e:Xpr~iór{''se obligue" se refiere a que el contrato se
perfecciona cuando las partes prestan s~ consentimiento;
CONTRATO DE TRABAJO. RELACIÓN DE DEPENDENCIA 103
MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA
102
~~!..é>_:~_eE-es, S~12:_el consecuente deber del t.r:ap~jad_Qr de acatarlas; de este modo
2) se trata de un servicio personal, lo cual define al trabajo como un "hacer queda s~met1do a una organización del trabajo akna~r-eiiüiiciando a su inde-
infm1gible": aj hacer reforencia a "persona física", la norma descarta la posioili- pendencia.
dad· de que u.na persona de existencia ideal o jurídica preste el servicio; . ~sencialm~nte es 1:1na vinculación jerárquica en la que el empres~rio -pro-
3) no tiene relevancia la denominación asignada por las partes ni las for- pieta:10 del capital- tief!~ __ P()!~St.<!..c:lAe_()rg~f!.!:z:ar_yAi~!girel trabajo de C()n-
mas, lo que se evidencia al consignar "cualquiera sea su forma º. denomina- formidad C::()n_ l_()s fi?es de la empresa,!1:11~ntras ql!e el trabajador no asumé.des-
ción": el contrato es el acuerdo en sí mismo, sin formafülades; adqmere trascen- gos ya que el trab~J()_ s~ efectúap()rcuenta ajena. .
dencia erpiiildi)I;Je primacía de la réalidacfy. la presundón establecida en el ~ampoco r~ci~e el trabajador de formá directa los beneficios de su labor,
"ll'- art. 23, LCT. Además, y por tratarse de un derecho de carácter tuitivo, tanto la
es decir que la a1emdad no lo_ es sólo con respecto al riesgo sino también con
forma como las condiciones de la prestación quedan sometidas a las disposicio- respecto a los ~ªY?~es ben~fic10s que el empresario pueda obtener en la medida
nes de orden público, los estatutos, las convenciones colectivas o los laudos con que ellos, en prmcip10, no mfluyen sobre su salario.
fuerza de tales y los usos y costumbres; . 4) D.e tracto sucesivo: s_c::_~esar~?!lª po~ medio de prestaciones repetidas en
4) no tierie importancia elplazo, existe_c<mtrato habiéndose~~l~~~p_or ~L~!~-~po, ~~ .11~_.co_ntrat() de ~Jecucion contmuada y no instantánea, aun en las
l:ln plazo cíerto o incierto, fo que· queda evidenciado al consigñar "durante un mo~~Iidades de plazo determmado (por ejemplo, contrato eventual); en su eje-
período determinado o indeterminado de tiempo". A pesar de lo expuesto, la ley cuc10n opera una cooperación entre las partes para alcanzar el fin perseguido
de contrato de trabajo promueve la indeterminación del plazo, al punto tal que (art. 62, LCT).
contempla, en diversos supuestos, la conversión de las excepciones (contratos a 5) No f or:rzal: -~ªX ~~~~rtad <l,~ formas ya que -salvo en algunas modalida-
plazo) en contratos de tiempo indeterminado; des- no se exigen formas determmadas para su celebración.
5) el trabajador se obliga a poner a disposición del empleadot.§!!..f!!-.<!.!_~Cf: de 6) Oneroso: tiene C01?!~!1!_~9_E.e-~1"~1!1_()!1Jal; el art. 115, LCT establece que el
trabajo, q:ue·s·e i.1fasma en "realizar actos, ejecutar obras o prestar servic_ios";lo ~ontra_!?.~?-~~-P!~~-1:1~e Sl"ª!_l!it()_Y el art. 76, LCT dispone que el pago de la re-
que constituye un elemento esencial del contrato en virtud del ~~al el trab~jador munerac10n/e~ una .ooligación esencial del empleador.
-~e cofI!promete arealizar su prestación llevando a cabo su actividad por clleñ:ta ~n el tipi_co contrato laboral el esfuerzo realizado por el trabajador es re-
y_~i~s_g() ajeno y en beneficio del principal? . ./ conocido mediante una contraprestación denominada remúneración cuyo pago
6) el <!mplead_or a~ume el compromiso del pago de una retrzbuc!._on -re- se encuent~a 'ª cargo del empleador que, a su vez, se beneficia con la actividad
muneracfrni=--p~()r ·el trabajo recibido siendo ésta una de sus principales obliga- del dependiente.
ciones al punto tal que su incumplimiento da derecho al trabajador a abstener
tareas sin que ello importe un incumplimiento contractual, hasta tanto se regu-
. !) Bil~te~a! Y sinalagmático:_ ~él-~nél~eralida~ }1Ilp~rta reciprocidad en las
posic~ones JUridicas de}_a~ p_artes iJ?tervmientes;J2sderechos y obligaciones _del
lariza su situación de pago; traba1ad~~~e ~orresp_()~~~? <:_()n_}o~--~~1-~rnPleador y viceversa. · · ·
7) el trabajo se pone a disposición de la empresa de otro, y el etr!l!.!f~§p,rio El smalagma func10nil aluáe a lá. reCiprocictad en li medida que el deber
lo organiza, lo aprovecha y asume los riesgos del negocio, es decir, existe ajeni- de una de las partes se complementa con el derecho de la otra y a la prestación
dad. de uno le correspo?de la contraprestación de la otra parte. '
Conforme lo expuesto, el contrato, consecuencia del acuerdo de voluntad 8) Conmutativo: h~y eq1:1iYél!~~~iél .....<:~1.él.~J2!~-~tacio_!!5:_S; las ventajas para
de las partes, es el acto a partir del cual nace la relación jurídica que las vincula- ambas partes no dependen de un acontecimiento incierto. La certidumbre existe
rá y que generará de forma recíproca derechos y obligaciones. con :especto a las prestaci~nes ~cargo de cada una de las partes y de ellas deri-
va cierto ~r~do ~e proporc10nahdad que justifica el intercambio.
3. Caracteres 9j T1p1co: ti~~e una regulación propia contemplada en la LCT que admite
Los principales caracteres del contrato de trabajo son los siguientes: m~~-~!idades ~spec~éll~s !dativas al tiempo o a la forma de la prestación O.e-los
1) ,Conse1J§1::f:.al: el contrato de trabajo S(;!.. perfecciona por el m~ro_.~en­ s~~~~i~-~r 9u~--~º ~i~tin.?~en ~laramente de otros C()n_t:at()~· Sus caracte~ísiicas y
timiento de las partes, sin otro requisito que su validez (arts. 21 y 45, LCT). Si disciplma le son exclusivas y posee particularidades que 16 distinguen del resto
bien en principio no se exige la forma escrita, ello obedece a que tanto la ley, los de las figuras contractuales.
estatutos especiales y los convenios colectivos regulan los contenidos que ha- 11. RELACIÓN DE TRABAJO
cen a las cuestiones básicas del contrato. De efectuarse estipulaciones escritas
que resulten de la negociación entre las partes, ello no interfiere en la validez del El...~E!.::2~,~ST dispone que "habrá relación de trabajo cuando una perso-
contrato celebrado y perfeccionado con el mero consentimiento recíproco, ex- na r~ahce ~ctos, e1ecute obras o preste servicio en favor de otra, bajo la depen-
preso o tácito. dencia _de esta en forma voluntaria y mediante el pago de una remuneración
2) Personal: el contrato de trabajo e~ personalísimg_respec;to.d~1!~~_p-~jacl_or cualqmera sea el acto que le dé origen". '
y se sustenta en las características personales.. aef contratado. (:_~_g_s!~!_uye para Es. u.r:ª situació? de hecho que m~nifiesta una relación de dependencia. De
éste una obligación de hacer infungible, que se basa en las condiciones persona- la ?efimc10n transcnpta .puede conclmrse que, sin perjuicio del contrato de tra- '
ies (especialización, determinado conocimiento, ~ítulo, etc.), que m()tivaron su bé!~ -a.cuerdo de voluntades materializado en un acto jurídico-- la relación
contratación. ~--- ~.!!~-~~l~ ~sJ.a,prestación efectiva de las tareas, las que pueden c~nsistir en fa
3) Carácter dependiente del trabajo: existe unél su~ordinación !_écnica, jµrí-
e1ecuci<;?P:~~-<;?-~Eél~-'--ª~tos o servicios.
dica económica entre el trabajador y el empleaooi. ·c·?mprenaela raCultad de
104 MANUAL DE DERECHO LABORAL -JULIO ARMANDO GRISOLIA
CONTRATO DE RELACIÓN DE DEPENDENCIA 105
La ley considera que quien trabaja en relación de dependencia celebró con
anterioridad por lo menos un acuerdo tácito, que resulta válido ya que el con-
trato de trabajo es, por esencia, informal.
En consecuencia, el hecho de efectivizarse la puesta a disposición de la
fuerza de trabajo por parte del trabajador, a favor del empleador, y a cambio
del pago de la remuneración, configura la situación contemplada en el art. 22,
l 111. SUJETOS DEL CONTRATO DE TRABAJO

1. Trabajador
El ar_t~ 2,5_, .LCI expresa que se considera trabajad()r "a la perso_nafísica
LCT. o
que se''übiigue. preste servicios en las condiciones previstas en los aris:·11 ·22
A fin de evitar que el empleador utilice los servicios del trabajador y poste- aeesta ley, cualesquiera que sean las modalidades-de1a"presfaci6n"~
riormente desconozca el vínculo fundándose en la inexistencia de contrato, impo- Se trata de una persona física con capacidad jurídica, que se obliga a pres-
ne que los efectos de la relación sean similares a los del contrato de trabajo, salvo tar servicios en relación de dependencia y en f arma personal a cambio del pago
que un tercero de buena fe lo desconozca y se haya opuesto a esa prestación. de una retribución. Por lo tanto, el derecho del trabajo no considera trabajador
a los incapaces, a los autónomos ni a las entidades colectivas. El carácter de la
1. Contrato sin relación de trabajo prestación es personal, por lo cual no se puede delegar el cumplimiento de la
actividad.
El art. 24, LCT establece que: "los efectos del incumplimiento de up. con- Además de todo lo expuesto al tratar la relación de dependencia, también
trato de trabajo, antes de iniciarse la efectiva prestación de los servicios, ·se juz- se puede llegar al concepto de trabajador dependiente por exclusión, determi-
garán por las disposiciones del derecho común, salvo lo que expresamente se nando quiénes no pueden serlo. .
dispusiera en esta ley. Dicho incumplimiento dará lugar a una indemnización En tal sentido, cabe afirmar que no reúne dicha calidad:
que no podrá ser inferior al importe de un mes de la remuneración que se hu- - Quien no es persona física.
biere convenido, o la que resulte de la aplicación de la convención colectiva de - Quien no esté obligado a prestar servicios.
trabajo correspondiente". - Quien, aunque obligado a prestar servicios, no esté obligado a ser remu-
Por lo tanto, puede existir contrato de trabajo sin relación de trabajo, cir- nerado (art. 277, CCiv.).
cunstancia que sucede cuando las p;artes celebran Ün. acue!d() en virtucl-del cual - Quien no preste servicios bajo la dependencia de otro, en calidad de su-
se é'stablecen obligaciones pero se estipula que la efectiva· pre~stación--de tareas bordinado.
de·¡;:a:r"t:e a-eft:ra~~jac.für·c~ffie-ñzaa·en-tecfliilitilr.~i:se·-t:ra:t:a--a-e-~iJ-ªf.l!~r.~~ para - Quienes,' como ocurre en la locación de obra (arts. 1629 y 1631), no se
trabajar :9-u~ ~1:\fi ~io_!Jegº--ª·-~cu1<:1rse. comprometen personalmente a la realización de un servicio, sino que se limitan
Lo que se po~tergaen este caso es. el i11ici() de la efectiva ejecl1ción de las a la entrega de un resultado cuyo autor es jurídicamente irrelevante.
9 bliga~l0nes. coll1pr,orll.etidas: prestar tareas- para el trabajador· y·aboiiar·remu- - Quienes realizan prestaciones personales obligatorias configuradas
neración para el empleador, pero ello no descarta la existencia de otras obliga- como un deber legal. Tal es el caso de la carga pública que pesa sobre un testi-
ciones que nacen a partir del acuerdo de voluntades como ser, por ejemplo, la go.
no competencia, buena fe, entre otros. - Cuando se trate de servicios exigibles por una relación de empleo públi-
Por ejemplo, en el caso de que el empleador contrate a un trabajador que co y que su regulación legal se funde en normas constitucionales o bien de de-
no puede iniciar la prestación laboral hasta dentro de quince días porque va a recho administrativo.
contraer matrimonio, o si producida la entrevista y conviniendo las partes que Conforme lo expuesto, el trabajador ªll1Pc:J.rado por }aLCT se caracter~za
el trabajador debe presentarse el lunes a las 9 horas, no se lo recibe, argumen-
tando que no van a requerir sus servicios o bien negando la existencia de la con-
por vincularse con su empleador a través de' una 'rélaC'ion ·ae-
tlp~-~~~ª-r--~~ñaa·a:·
(que al5iifca: los·aspectüs: económico, técnico y jerárquico, aunque con sus dife-
tratación. La prueba -muchas veces de difícil producción- recae en el frustra- rentes matices), lo que lo distingue del trabajador autónomo y además se inser-
do trabajador. . · ta en una organización ajena y percibe por sus labores una remuneración cuyo
En cuanto a los efectos del incumplimiento del contrato, antes de iniciarse
monto se encuentra determinado por la normativa que resulte aplicable (LCT,
la efectiva prestación de los servicios, el art. 24, LCT remite a la acción de daños Convenio Colectivo de Trabajo, Estatuto, etc.), sin asumir riesgos.
y perjuicios del derecho civil; como mínimo, se debe pagar al trabajador una in-
demnización que no puede ser menor a un mes de la remuneración convenida. 1. 1. Auxiliares del trabajador
Respecto de la responsabilidad precontractual ante la frustración del con-
trato, la parte que hubiera perjudicado a la contraria debe reparar los daños El art. 28 hace referencia a los auxiliares del trabajador cuando dispone
ocasionados siempre que estén fehacientemente comprobados y que pueda re- que: "si el trabajador estuviese autorizado a servirse de auxiliares, éstos serán
prochársele al empleador haber falseado datos, retaceado u omitido informa- considerados como en relación directa con el empleador de aquél, salvo excep-
ción necesaria para la concertación del negocio jurídico (arts. 1109 y 1198, ción expresa prevista por esta ley o los regímenes legales o convencionales apli-
CCiv.; arts. 62, 63, 65 y 68, LCT). cables".
En caso de trabajo no registrado ("en negro"), hay contrato de trabajo y Se trata de un caso de intermediación del trabajador. La norma establece
;relación de trabajo, ya que hay acuerdo de voluntades y prestación de la activi- que los auxiliares son aquellas personas que ayudan al dependiente en la reali-
dad, pero ni el contrato ni el trabajador fueron registrados por el empleador en zación de sus tareas, al disponer que si estuviese expresamente autorizado por
los términos del art. 7º, ley 24.013. el empleador a servirse de ellos, los auxiliares serán considerados dependientes
del empleador.
106 MANUAL DE DERECHO LABORAL - ARMANDO GRISOLIA CONTRATO DE TRABAJO. RELACIÓN DE DEPENDENCIA 107

Un trabajador no puede ser empleador de otro, porque no es un empresa- 2. Empleador


rio, no organiza la empresa ni tiene a su cargo un establecimiento.
El responsable del cumplimiento de todos los deberes respecto del auxi- . El art. 26, ~CT det~rmina quiénes puede revestir la calidad de empleador,
liar es el empleador principal, debiendo excluirse la responsabilidad del traba- al.di~p?ner que ~e considera empleador a lª-.P~r_s_gg~físi~<:t.<:> conjunto d~ ellas
jadór que tiene ayudantes. Es para prevenir el fraude por interposición de per-
un traoa1ador". __ .. ---- ··
serviCfos
o_L11.!_ig!C,~'- tenga o nopersonalidagjurídica propia, que requiéra 108- d~,
sonas (art. 14), lo cual se verifica cuando se utiliza a un trabajador como em-
pleador aparente. ~~-~~~-!~~t~j_e_1!~'1:}.~.r~()~ª física o jurídica qu~. organiza y dirige el trabajo
En caso de no estar autorizados, no se configura con la empresa vínculo de prestaao por el traba¡ador dependiente, contando además con facultades de
carácter laboral. En cambio, cuando, por ejemplo, un encargado de casa de ren- ~on~~~-~-y~}-~~pEnar~~~-Et-~lcañc~ d~I~·coiicepto e~ amplio:' piiedeser -emplea-
tas es ayudado por sus familiares a efectuar sus tareas específicas, ello no gene- dor tanto una perso~a de ex:istencia VlSlble como una persona jurídica, también
ra responsabilidades para el consorcio empleador, ni convierte al familiar en de- pueden serlo las entidades sm fines de lucro -por ejemplo, organizaciones cul-
pendiente (art. 2º, ley 12.981). turales-, una asociación irregular -en formación- una sociedad de hecho 0
inclusive, un conjunto de personas físicas. ' '
1.2. Socio empleado Pueden ser empleadores las personas físicas, con excepción de los incapa-
ces de he~ho y de derecho. También los sujetos colectivos, entre los que se pue-
El art. 2 7 se ocupa del socio empleado, que es aquella persona que, aun den menc10nar:
integrando una sociedad -en carácter de socio o accionista-, presta a ésta su - Las personas jurídicas públicas o privadas: se encuentran enumera-
actividad en forma principal y habitual con sujeción a las instrucciones o direc- das en el art. 3~, CCiv: .q1:1e establece lo siguiente: "Las personas jurídicas pue-
tivas que se le impartan. Por lo tanto, de hallarse cumplimentadas las condicio- den ~er de caracter publico o privado. Tienen carácter público: 1) El Estado
nes establecidas, la LCT considera al socio empleado como trabajador depen- Nacional, las Provincias y los Municipios. 2) Las entidades autárquicas. 3) La
diente, sin perjuicio del reconocimiento de los derechos emergentes de su cali- Iglesia Católica". ·
dad de socio. . Asimismo, dispone la norma que tienen carácter privado: "1) Las asocia-
Quedan exceptuadas de lo dispuesto precedentemente las sociedades de fa- cion~s y l~s fund~ctones que tengan por principal objeto el bien común, posean
milia entre padres e hijos que carecen de naturaleza laboral (art. 277, CCiv.). P~trzmonio ~roñio, sean capaces por sus estatutos de adquirir bienes, no sub-
El art. 2 7 apunta a prevenir el fraude que se produce cuando mediante la szstar: excluszvament~ de asign.a~iones del Estado, y obtengan autorización para
adopción de una figura contractual no laboral -la sociedad- y utilizando una funcionar. 2) Las. sociedades civiles y comerciales o entidades que con(orme a la
simulación ilícita, se intenta evadir la aplicación de las normas laborales, ha- ley t~ngan capa~tda~para adquirir derechos y contraer obligaciones, aunque no
ciendo aparecer al empleado como integrante de la sociedad. Además, admite la requieran autor1zac10n expresa del Estado pq,ra funcionar".
acumulación de la calidad de socio y de trabajador en el caso de que concurran - Los sujetos previstos en al art. 46, CCiv.: o sea aquellas asociaciones
las notas tipificantes de la relación de dependencia. que pese a no t~ner existencia legal como personas jurídicas formales, se las re-
La norma antifraude dispuesta en el art. 27, LCT no es la única que con- cono~e c?!11º simples ~~ociaciones. civiles o religiosas. La ley impone que su
templa posibles situaciones de simulación o fraude a través o por intermedio de constituc~on y desig.nac10n de autoridades se haga por escritura pública 0 instru-
una figura societaria. Así, el art. 102, LCT establece que: "el contrato por el cual mento privado certificado por escribano, so pena de considerar solidariamente
una sociedad, asociación, comunidad o grupo de personas, con o sin persona- responsables a los administradores y fundadores.
lidad jurídica, se obligue a la prestación de servicios, obras o actos propios de - Las sociedades ~e hecho o irregulares: cuyos actos no son oponibles a
una relación de trabajo por parte de sus integrantes, a favor de un tercero, en terceros y en consecuencia son responsables solidarios los socios fundadores 0
forma permanente y exclusiva, será considerado contrato de trabajo por equi- administradores de las mismas. '
po, y cada uno de sus integrantes, trabajador dependiente del tercero a quien se - Co"!junto de pers?n~s físicas: siempre que no configuren una sociedad
hubieran prestado efectivamente los mismos". de hecho muna persona Juridica. Ello surge del propio texto del art. 26, LCT
De esta forma, la ley persigue desactivar la posibilidad de que se evite la cuando refiere al conjunto de personas físicas.
aplicación de la normativa laboral y de seguridad social mediante la utilización
2. 1. Empresa
de una figura societaria, sea ésta regular o irregular.
En principio, un miembro del directorio de una sociedad anónima no po- . El art. 5º, LCT define a la empresa como "la organización instrumental de
día ser empleado de una compañía, ya que integra un órgano colegiado que med10s personales, materiales e inmateriales, ordenados bajo una dirección para
conduce su destino, asumen responsabilidades legales y sólo puede ser removi- el logro de fines económicos o benéficos".
do por los accionistas. Además, cobra un honorario, en régimen autónomo y no - los ~edios :rzateriales son los instrumentos de producción;
hay aportes de seguridad social ni derecho a indemnización. - ~os 1n_mater1ale~ los conocimientos y la tecnología en general; en ellos no
En cambio, un ejecutivo es. un empleado, que puede ser despedido por el se debe mclmr al traba1ador, ya que el hombre no es una mercancía.
directorio y que tiene los derechos previstos en la LCT. La L~T utiliza un concepto organizativo y finalista para definirla, es decir,
Actualmente es habitual que un director, además de sus obligaciones espe- como un mstrumento para satisfacer necesidades humanas. En realidad no es
cíficas, asuma funciones ejecutivas, y se ha considerado que en algunas situacio- un ente jurídico ni un sujeto de la relación laboral, ya que ésta se establ;ce en-
nes se podría revestir ambos caracteres. tre personas físicas o jurídicas.
MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA
CONTRATO DE RELACIÓN DE DEPENDENCIA 109
108

IV. REQUISITOS DEL CONTRATO


2.2. Empresario
La misma norma refiere que el empresario es "quien dirige la empresa por .Lo.s reql:Li~_i~-º~ del contrato de trabajo que se relacionan con su validez son
los sigmentes: el consentimiento, la capacidad, el objeto y fa forma.
sí, 0 por medio de otras. personas, y. c<?ll: el ~t;al se relacionan j~rárquic/amente
los trabajadores, cualqmera sea la participac10n que las leyes asignen a estos en
1. Consentimiento
la gestión y dirección de la empresa". .
Resulta relevante la ausencia de empresa y de empresario para descartar la
El perf~ccionamiento del contrato está precedido por la búsqueda del fu-
existencia de relación de trabajo. Por ejemplo, en el caso del plomero que traba-
t~ro ?~pendi~nte; la empresa la inicia -generalmente- por medios de comu-
ja en una vivienda se observa que la casa no es una organización de medios en
mcac10~ escritos -por ejemplo, diarios-, formulando la oferta de empleo
la que se prestan servicios ni está dirigida. por U1_1 empl.eador.
La norma menciona como empresario a qmen dinge la empresa, ya sea por y especificando los requerimientos pretendidos para cubrir las necesidades.
sí 0 por intermedio de otras person~s qu~/ se hall~n en la mencionada rela~}ón je- P~sterior~e?~e, se inicia un proceso de selección entre los postulantes, que im-
rárquica con los trabajadores. La situacion particular se plantea en relac10n con plica el anahs1s de los antecedentes del aspirante y la realización de exámenes fí-
los grupos de empresa o empresas vinculadas. ./ . / . sicos, psíquicos y técnicos.
Hay una sola actividad laboral a los efectos de la rela~10n 1undic~ depen- . ~inalizado este proces?, el empleador tiene la potestad de elegir a su
diente. Muchas veces se configura el fraude laboral con el ob1eto de eludir la res- arbitno la persona que qmera contratar: a esto se denomina libertad de
ponsabilidad del verdadero empleador. contratación. En cambio, al iniciarse el vínculo laboral, la volunJad de_ las
y
P-3-!..~~-44.restrirz?ida por ef ~rir:cipio de irrenuncia13ilidad ~i orden.pú-
2.3. Establecimiento -~~J29!'al, es decu que esta _limitado el principio de autonomía de lavo-
luntad. ··
El art. 6º LCT define al establecimiento como "la unidad técnica o de eje- -----Bl consentimiento. consiste en la exteriorización de la voluntad de las par-
cución destindda al logro de los fines de la empresa, a través de una o más ex- tes contratantes de realizar un contrato con determinado objeto. A su vez éste
plotaciones". / / puede ser expreso o tácito. '
Es el lugar donde se produce. Es una parte de la empresa q1:-1e .-mas alla de El art. 1145~ CCiv., dispone que "es expreso cuando se manifiesta verbal-
su autonomía- depende de ella. La empresa puede explotar distintas ramas y, mente, por escrito, o por signos inequívocos. El consentimiento tácito resultará
por ende, estar integrada por varios establecimientos. . .. de hech?s'.º de actos que lo presupongan, o que autoricen a presumirlo".
Cobra relevancia el concepto cuando se trata de establecer la viabilidad ~e
Asimismo, el art. 1146, CCiv., establece que "el consentimiento tácito
la pretensión de eximición parcial de la obligación de indemnizar,. al despedir
s~ presumi~á si una de las partes entregare, y la otra recibiere la cosa ofre-
con fundamento en las causales reguladas en el art. 247, LCT, o al disponer sus-
ci.d~ o pedida; o s~ una de las partes hiciere lo que no hubiera hecho, o no
pensiones por causas económicas. hiciere lo que hubiera hecho si su intención fuese no aceptar la propuesta y
Los arts. 225 y 227, LCT, hacen referencia a su transferencia y a su arren-
damiento o cesión transitoria. La ley 23.551 fija la cantidad de delegados de oferta".
personal de cada establecimiento, teniendo en co.nsideraci~n el n~~~ro de tra- Generalmente se presta en forma verbal respecto de las condiciones de tra-
bajadores que se desempeñan en él (art. 45), Y. di~pone la mopombihdad del.a bajo, h~rario, durac!~n de la jornada y remuneración. Las partes pueden esta-
tutela gremial por el representante del establecimiento en el cual cesen las acti- blecer diversas condic10nes en el contrato en tanto no conculque el orden públi-
vidades, o se opere una suspensión general de las tareas (art. 51). c? ~aboral (arts. 7º y 12, LCT) y remitirse respecto del restante contenido a lo
fi1ado .expresamente en las demás fuentes del contrato de trabajo (ley, convenio
3. El Estado colectivo, usos y costumbres, etc.).
El art. 45, LCT establece que "debe manifesfarse por propuestas hechas
El Estado puede ser tangencialmente suje~o del de~echo del trabajo como ~or una de las partes del contrato de trabajo, dirigidas a la otra y aceptadas por
empleador cuando asume tal carácter en relaciones reg.1das p~r ~as nor!Ilas la- est~, se trate de ause~tes o presentes", bastando que se enuncie lo esencial del
borales. Sin embargo, su función esencial es la de autoridad pu~hca, ~l i~t~rve­ ob1eto de la contratación -las obligaciones principales que asumen las partes-
nir como órgano de control y de aplicación tanto en las relaciones mdivi?ua- (~rt. 46). Cuando expresa entre "ausentes", la ley se refiere a la contratación a
Jes como colectivas por medio del Ministerio de Trabajo, Empleo y Segundad distancia. En lo demás, rigen las normas del derecho común.
Social. . E~ la práctica, en contadas ocasiones se utiliza la fC:rma escrita, y el con-
Debe. efectuarse una necesaria distinción entre las figuras del empleado o sentimiento se da con la p~estación laboral concreta, es decir que se manifiesta
trabajador del Estado, y la del funcionario público, ya 9ue los/pr!meros realiz~n en el desarrollo de la actlVldad con la ejecución del servicio.
actos de apoyo, como agentes inmediatos de la autoridad publica, a contrario 1 De todos modos, como el consentimiento puede verse afectado por diver-
del funcionario, que es titular de la función pública y ejerce poder de mando .
sas razones (ent:e ellas, necesidad económica, error o ignorancia, etc.), la LCT
~e en~arga de brindar pro~e~~ión a través de distintas normas poniendo especial
enfasis en proteger la posibilidad de que el trabajador vea disminuidos o cerce-
1 CóRDOVA, Efrén, "Relaciones laborales en la función pública en América latina",
nados sus derechos más elementales.
Revista Internacional del Trabajo, vol. 99, nro. 3, julio-septiembre 1980, p. 313 ..
MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA CONTRATO DE TRABAJO. RELACIÓN DE DEPENDENCIA 111
110

ción expresa efectuada por el padre y la madre e inscripta en el tribunal de co-


2. Capacidad de las partes
mercio local, o de forma tácita cuando el hijo mayor de 18 años estuviese aso-
¡
La capacidad de derecho es la aptitud ~e la per~ona para adq~ir{' ;1e::i:~
los derechos y contraer obligaciones; es decir, la aptitud para fser t1tu a 1 .
ciado al comercio del padre o de la madre o de ambos (conf. arts. 11 y 12,
CCom., derogados por ley 26.579).
· · ;d· s La capacidad de derecho no puede faltar en orma tota, m1en- Al contrario, no tienen capacidad para ejercer el comercio y, obviamen-
c10nes Jun ica · 1 · · · d s derechos
tras que la de hecho se refiere concretamente a e1erc1c10 e eso · te, no pueden ser empleadores: 1) los incapaces, que incluye a los menores no
emancipados, 2) los interdictos, los dementes declarados en juicio (arts. 140
2.1. Capacidad del empleador y 141, CCiv.), 3) los sordomudos que no sepan darse a entender por escrito
(art. 153, CCiv.), 4) los inhabilitados judicialmente por embriaguez habitual o
No existen normas específicas en materia ~~boral respecto d~ la capfcida1 uso de estupefacientes, 5) los disminuidos mentales que no llegan a ser demen-
requerida para contratar trabajadores. en relac1on_ ~e dependencia, por o cua tes (art. 152 bis, CCiv.), 6) los interdictos y fallidos -ya que sus actos son ino-
rigen los principios generales que contiene la ley c1~11. . r . . d ponibles a la masa- (art. 24, CCom.). Asimismo, resultan anulables los actos
La inhabilitación judicial que fija el art. 152 bis, CCiv., no es Imttat_iva e jurídicos de los dementes no declarados en juicio (art. 1045, CCiv.).
la capacidad para celebrar contrato de trabajo, sa~v<? en c~;so de que e s~1eto se La incapacidad de derecho del fallido para ser empleador sobreviene una
encuentre además restringido en su poder de adm1mstrac10n. · vez acontecido el desapoderamiento de sus bienes, luego de la declaración de
La ersona jurídica contrata por medio de ~us representantes legales, pero quiebra, y respecto únicamente de la administración y disposición de ellos.
también ~or medio de quienes, sin serlo -al decir de De la Fuei;t~- aparezcan Asimismo, la declaración de quiebra lo inhabilita para ejercer actos de co-
facultados para ello (art. 36, LCT), en una suerte die mandat~Ja~1to. do se da mercio por sí o por interpósita persona, para ser administrador, gerente, síndi-
Si el empleador es una persona física, tiene p ena capacz a cuan co, liquidador o fundador de sociedades, asociaciones mutuales y fundaciones
alguno de estos supuestos: d · 1 18 -os mientras dure la inhabilitación (art. 238, ley 24.522).
a) siendo mayor de edad: la capacidad ylena se a qmere a os an
(ley 26.579, BO del 22/12/2009; art. 126, CC1v.); . h bT . ; de 2.2. Capacidad del trabajador. Ley 26.390 (80 del 25/612008)
b) si tiene 18 años y está emancipada comercialment~ por a :i_.1~ac~of
edad otorgada por quien ejerza la patria potestad, o por el 1uez a ¡eI od e tu-
tor, 0 del menor, si estuviere bajo tutela (arts. 10 Y 11, CCom., eroga os por
La capacidad para celebrar un co~trato de trabajo en calidad de emplea-
do, parte del reconocimiento de tal facultad a partir de una edad determinada
por motivos de política de empleo y de resguardo de valores propios de la per-
ley 26.579); · · (18 - para el va-
c) si es menor pero está emancipado por mat:1momo anos sona del trabajador (física y psíquica), que autoriza la realización de tareas su-
· 131 ; 1º 2º CCiv) bordinadas. ·
rón y 16 para la mu1er, art. 'parrs. Y ' · · l d 121/12/2009 (BO
La ley 26.579, sancionada el 2/12/2009 Y promu ga ªe ; La LCT establecía la edad mínima en 14 años (art. 32), a pesar de que el
d 122/12/2009) modifica el Código Civil y establece la mayona de e~ad a ~s
1 convenio 138 de la OIT (ratificado por ley 24.650), que rige la materia, lo colo-
1~ años. De toclos modos, hasta los 21 a~os los l?adres deben cumplir con a ca en 15 años. De todos modos, el propio convenio establece la posibilidad de
obligació~ en materia de previsión y segur11d3a2d s1o6c~alÚ8 275 306 459 y 265, que aquellos países cuya economía y medios de educación.estén suficientemente
desarrollados, fijen inicialmente una edad mínima de 14 años.
Modifica los arts. 126 a 128, 131 Y , , , ' '
CCiv y deroga los arts. 10, 11 Y 12, CCom. . l8 - El párr. 2º del art. 128, CCiv. dispone que: desde los 18 años el menor pue-
Establece que son menores las personas que no cumplieron 1os anos~ de celebrar contrato de trabajo en actividad honesta sin consentimiento ni au-
· ; beres los que aún no tienen 14 y menores adultos los que se en torización de su representante, quedando a salvo al respecto las normas del de-
menores 1mpu 579)
cuentran entre los 14 y los 18 años (arts. 126 y 127,_ ley 26. . 1 r recho laboral. Por su parte, el art. 283, CCiv. establece que: se presume que los
Res ecto de la incapacidad de los menores, dispone que cesa a cump ir menores adultos, si ejercieren algún empleo, profesión o industria, están autori-
los 18 (a~ts. 126 a 128). La norma afecta la cap~cida~;para cel~brar cont~a1 zados por sus padres para todos los actos y contratos concernientes al empleo,
de trabaº o como empleador, dado que con la mod1ficac1on,. a partir de esa e a , profesión o industria.
pueden ~ramitar habilitaciones, firmar contratos de todo tipo, e1cart~ ei:iprei:i- La ley 26.390 (sane.: 4/6/2008; promul.: 24/6/2008; BO del 25/6/2008)
dimientos comerciales, comprar y vender inmuebles y casarse a os anos sm modifica la LCT en.materia de capacidad para celebrar contrato de trabajo en
autorización de sus padres. bl 1 · 1 ·d d calidad de trabajador, elevando la edad mínima de admisión al empleo a 16
No se trata de una aptitud plena, ya que la ley esta ece a particu _an .ª años con la finalidad declarada de combatir el trabajo infantil y fortalecer la
de poner en cabeza de los padres o tutores el deber de m~nte~e: ;su~ obh?;c -
10 protección del trabajo adolescente.
nes en materia de previsión y seguridad s~cial. Es una d1s;p~s1cjon e Jv{
ente También introduce modificaciones en materia salarial y en lo relativo a la
contenido social que apunta a proteger al 1oven en un peno ? e s~ a ~te~ en facultad para estar en juicio, y en las leyes 22.248 (actualmente rige la ley 26.727
' la bu;squeda de traba1· o o iniciando estudios umvers1tanos, y el dec. 301/2013, BO del 22/3/2013), 23.551, 25.013 y el dec.-ley 326/1956
que se sue1e es t ar a 1
con lo cual el contar con apoyo paterno resulta fundamenta. (derogado por ley 26.844 de abril de 2013).
Cuando existía emancipación, ésta debía ser efectuada po_r ~os padres _me- Sustituye la denominación del Título VIII de la LCT, que queda redactado
diante escritura pública e inscripta en el Registro de ~stado C1Vll y ?ª6ª~~f:d de la siguiente manera: Título VIII: De la prohibición del trabajo infantil y de la
de las Personas; y si el menor fue emancipado comercialmente, por a a I. I a- protección del trabajo adolescente.
CONTRATO DE RELACIÓN DE DEPENDENCIA 113
MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA
112
la madre o del tutor se encuentre subordi~~~ produ~tzva, la empresa del padre,
cualquiera de las formas de descentralizac. , .
En el art. 2º establece la elevación de la edad mínima de admisión al em- tzsta o proveedora de otra empresa n p d ,ª bconomzcamente o fuere contra-
pleo a 16 años, quedando prohibido el trabajo de las personas menores de di- da en esta norma. , o o ra o tener la autorización estableci-
cha edad en todas sus formas, exista o no relación de empleo contractual, y sea
En materia de jornada el art 9º 1 26 .
prohibiendo la ocupacio'n de' . ,dey .390, sustituye el art. 190 LCT.
éste remunerado o no. que toda ley, convenio colectivo o cualquier otra fuente , personas e 16 a 18 - d . ' '
También dispone urante mas de seis horas di'ari·a t . . anos en to o tipo de tareas
d ~sw uc10n desigual de las horas lab ora bles no podra
normativa que establezca una edad mínima de admisión al empleo distinta de d . ·b ·, s o remta y seis sema~a1es; Y establece que la
la fijada en el segundo párrafo se considerará a ese solo efecto modificada por dianas. superar las siete horas
esta norma, ejerciendo la inspección del trabajo funciones conducentes al cum-
Respecto de la jornada de las personas ,
plimiento de dicha prohibición. za su extensión a ocho horas di·a·. menores de mas de 16 años, autori-
. ·, d nas o cuarenta y och 1 .
El art. 3º sustituye el texto del art. 32, LCT, por el siguiente: Art. 32.- nzac10n e la autoridad administrativa lab 1 d o ~en:1ª1:ª ~~'previa auto-
Capacidad. Las personas desde los dieciocho (18) años, pueden celebrar contra- En lo atinente al trabajo no t or~ e cada 1unsdiccion.
to de trabajo. Las personas desde los dieciséis (16) años y menores de dieciocho nores de 18 años en traba1· os noctc urna, prohi~e la ocupación de personas me-
(18) años, pueden celebrar contrato de trabajo, con autorización de sus padres, . urnos entendiéndo 1 1 .
d urante e1mtervalo comprendido e t ' 1 20 1 . se como ta es os realizados
responsables o tutores. Se presume tal autorización cuando el adolescente viva En los casos de establecimient~s rt ba~l y as 6 horas del día siguiente.
independientemente de ellos. nos diarios que abarquen las . . a nhes que desarrollen tareas en tres tur-
El art. 4º hace lo propio con el art. 33, LCT, que queda así redactado: Art. ., b vemticuatro oras del d' 1 , d
c10n a soluta en cuanto al em 1 d ia, e peno o de prohibi-
33.- Facultad para estar en juicio. Las personas desde los dieciséis (16) años ,. 1 P eo e personas menor " ,. ·
es t e t1tu o, sustituyéndose la h.b .. , es ... estara regido por
están facuitadas para estar en juicio laboral en acciones vinculadas al contrato o . .d, pro 1 ic10n por un lap d.d
vemtI os (22) y las seis (6) ho ras d e1 d"'ia sigmente
. . so compren
,1 I o entre las
relación de trabajo y para hacerse representar por mandatarios mediante el ins- menores de más de dieciséis (16) años". 'pero so o para las personas
trumento otorgado en la forma que prevén las leyes locales, debiéndose cumplir
en cualquier circunstancia las garantías mínimas de procedimiento en los proce- Respecto del descanso al mediodía el .
LCT, por el si.guiente· Art 191 D ' art. 10 sustituye el texto del art. 191
. .1!1e za za. r~,. a¡o a domicilio.
sos judiciales y administrativos establecidos por el art. 27, ley 26.061, que crea y; ·. · · . - escanso al d' d' T. b · '
areas penosas, peligrosas o insalubres R
el sistema de protección integral de los derechos de niños, niñas y adolescentes. menores de dieciocho (18) a - b. .emzszon. Con relaczon a las personas
En materia salarial, sustituye el texto del art. 119, LCT (art. 5º, ley 26.390), . l nos que tra a¡en en h d l -
e rzge o dispuesto en el art 174 d oras e a manana y de la tar-
estableciendo la prohibición de abonar -por ninguna causa- salarios inferio- ta en los arts. 175 y 176 de ~sta ley~ esta ley; en todos los casos rige lo dispues-
d
res a los que se fijen "de conformidad al presente capítulo", salvo los que resul-
ten de reducciones para aprendices o para trabajadores que cumplan jornadas
no~es. Ende cuanto a las vacaciones establece
18 años gozan de un 'eríodo , expresamente .que las personas me-
qumce días, en las condiciones previst mm1m~ de licencia anual no inferior a
de trabajo reducidas, no impuestas por la calificación, de acuerdo con lo dis-
puesto en el art. 200. el art. 187, LCT, estableciendo el principio de igualdad Deroga los arts. 192 y 193, LCt. as en el Titulo V de la ley (art. 194, LCT).
También modifica
de remuneración al disponer que "Las personas desde los dieciséis (16) años y En materia de accidentes o enfermed d .
menores de dieciocho (18) años podrán celebrar toda clase de contratos de tra- LCT, y establece que en caso de acc·d a des mcbulpables, modifica el art. 195
. I ente e tra a1·0 d f d '
bajo, en las condiciones previstas en los arts. 32 y siguientes de esta ley. Las persona tra b a1adora menor de d d . o e en erme ad de una
reglamentaciones, convenciones colectivas de trabajo o tablas de salarios que tareas prohibidas a su respectoe oª t' s1 secdomprueba. s~r su causa alguna de las
f ., , e ectua a en condic · 'fi
se elaboren, garantizarán a estostrabajadores igualdad de retribución, cuando racc10n a sus requisitos se consid , wnes que s1gm quen in-
cumplan jornadas de trabajo o realicen tareas propias de trabajadores mayores. fermedad como resultadte de 1 e~~ra por ~s~,solo hecho al accidente o a la en-
a acc10n u omis10n del e 1 d 1 ,
El Régimen de Aprendizaje y Orientación Profesional aplicable a los trabajado- e os arts. 1072 y eones CCi . d .. mp ea or, en os terminas
Asimismo dispone ~ue siv~l sm ~d m1tirse prueba en contrario.
d 1
res desde los dieciséis (16) años hasta los dieciocho (18) años estará regido por
las disposiciones respectivas vigentes, o que al efecto se dicten". cho de encontr~rse circunstancial~~c\ en~e o la. enfermedad obedecieren al he-
En cuanto a la prohibición de contratar menores, modifica el art. 189, LCT, tio de trabajo en el cual fuere ilícit n e e ~!~.~a1ador o la trabajadora en un si-
y establece la prohibición para el empleador de ocupar personas menores de 16 del empleador, éste podrá probar sª ~ fro d1 I a su pre~~ncia, sin conocimiento
años en cualquier tipo de actividad, persiga o no fines de luero. La ley 26.390 tamb·, . du ª t~ e responsabilidad.
Complementando lo anterior, se incorpora a la LCT el art. 189 bis, con el
ien mtro uce diversas
menores de distintos estatutos especiale E
-servicio doméstico- (clero d
f d ·fi ·
º· ,1 cac10nes en el régimen de
s. n re acwn con el dec.-ley 32611956
siguiente texto: Art. 189 bis.- Empresa de la familia. Excepción. Las personas
mayores de catorce (14) y menores a la edad indicada en el artículo anterior po- ye los arts. 2º y 3º fi1·ando la egdaadº P?r. la ley 26.844 de abril de 2013 ), sustitu-
· . .' . mm1ma en 16 años R d 1 , .
drán ser ocupados en empresas cuyo titular sea su padre, madre o tutor, en jor- ra a¡o agrarzo mtroduce mod·fi . . especto e reg1men del
t b ' I cac10nes en mat · d ·d
nadas que no podrán superar las tres (3) horas diarias, y las quince (15) horas puntos de su articulado. ena e capac1 ad en distintos
semanales, siempre que no se trate de tareas penosas, peligrosas y/o insalubres,
ley 26.390), determinando qc~eetaszvo, mo I ca el art. 13, ley 23.551 (art. 21
Respecto del derecho l t. d.fi
y que cumplan con la asistencia escolar. La empresa de la familia del trabaja-
. ., personas mayores de 16 - . . '
dor menor que pretenda acogerse a esta excepción a la edad mínima de admi-
d e autonzac10n, podrán afiliarse. anos, sm necesidad
sión al empleo, deberá obtener autorización de la autoridad administrativa la-
boral de cada jurisdicción. Cuando, por cualquier vínculo o acto, o mediante
MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA CONTRATO DE TRABAJO. RELACIÓN DE DEPENDENCIA 115
114

También modifica el régimen del contrato de aprendizaje. El art. 22 modifi- ~enor es titular de un crédito laboral que surge de la muerte de algún causaha-
ca el art. 1º,ley 25.013, que quedará redactado de la siguiente manera: Art. 1º.- b1/ent~ (art. 248, LCT); en este caso debe ser representado por el progenitor su-
Contrato de trabajo de aprendizaje. El contrato de aprendizaje tendrá finalidad persttte o por un tutor.
formativa teórico-práctica, la que será descripta con precisión en un programa ~especto de l<;>s d~~echos sindicales, desde los 16 años está facultado -sin
adecuado al plazo de duración del contrato. Se celebrará por escrito entre un neces1d~d de autorizac1on:::- a afiliarse al sindicato o desafiliarse. En cambio, es
empleador y un joven sin empleo, de entre dieciséis (16) y veintiocho (28) años. !
necesario co~tar con 8 anos para ser delegado o integrar una comisión interna
Este contrato de trabajo tendrá una duración mínima de tres (3) meses y una Y tener 21 anos para mtegrar órganos directivos.
máxima de un (1) año. A la finalización del contrato el empleador deberá entre- . Lo~ dementes declarados judi~ialmente -las personas que por causa de
gar al aprendiz un certificado suscripto por el responsable legal de la empresa, mcae.ac1dad mental no tengan .aptitu~ par~ dirigir su persona o administrar
que acredite la experiencia o especialidad adquirida. La jornada de trabajo de sus. ienes (a~ts. 140 Y 141, CC1v.)- tienen mcapacidad absoluta para contra-
los aprendices no podrá superar las cuarenta (40) horas semanales, incluidas las tar, en c.amb10, los .dem:ntes n~ declarados no son incapaces, aunque el acto
correspondientes a la formación teórica. Respecto de las personas entre dieci- que realicen .puede mvahdarse. s1 al momento de su otorgamiento estaban pri-
séis (16) y dieciocho (18) años de edad se aplicarán las disposiciones relativas a vad.os de razon (art. 1045, ~Ci~~), ya que carecían de discernimiento (art. 921,
la jornada de trabajo de los mismos. No podrán ser contratados como aprendi- CC1v.). En e~te c~/so, la obhgac10n contraída en un intervalo lúcido sería váli-
ces aquellos que hayan tenido una relación laboral previa con el mismo emplea- dba comdo obhgac10n natural, y el empleador no podría repetir la remuneración
dor. Agotado su plazo máximo, no podrá celebrarse nuevo contrato de aprendi- a ona a.
zaje respecto del mismo aprendiz. El número total de aprendices contratados no . También son inca~aces los inhabilitados judicialmente por embriaguez ha-
podrá superar el diez por ciento (10%) de los contratados por tiempo indeter- bm~al, uso de estupe~ac~e?tes, disminución mental o prodigalidad (art. 152 bis,
minado en el establecimiento de que se trate. Cuando dicho total no supere los ~Civ.), pero -en prmc1p10- pueden celebrar contrato de trabajo porque pue-
diez (1 O) trabajadores será admitido un aprendiz. El empresario que no tuviere en ot?r!?ar actos?e administración sin conformidad del curador.
personal en relación de dependencia, también podrá contratar un aprendiz. El S1 bien el fallido -como qued~ra dicho-, en principio, no puede contra-
empleador deberá preavisar con treinta (30) días de anticipación la terminación tar como e~plea~or, puede ser traba1ador, porque la quiebra le impide adminis-
del contrato o abonar una indemnización sustitutiva de medio mes de sueldo. ~rahr su patnm.on~o comprendido en la masa, pero no el ejercicio de los derechos
El contrato se extinguirá por cumplimiento del plazo pactado; en este supuesto m erentes a su persona.
el empleador no estará obligado al pago de indemnización alguna al trabajador .Lo~ cc.mt~~tos de trabajo_rued~n ser celebrados por argentinos 0 extranje-
sin perjuicio de lo dispuesto en el párrafo anterior. En los demás supuestos regi- ros/ sm lm.11.tac10n. Los extranJ~ros ile?ales y los residentes temporarios que no
rá el art. 7° y eones. de la presente ley. Si el empleador incumpliera las obligacio- esten habilitados por la autoridad migratoria para desarrollar actividades re-
nes establecidas en esta ley el contrato se convertirá a todos sus fines en un con- muneradas :nc~adran en el concepto de contrato de trabajo de objeto prohibi-
trato por tiempo indeterminado. Las cooperativas de trabajo y las empresas de do, lo cual s1gmfica que es nulo, pero dicha nulidad es inoponible al trabajador.
servicios eventuales no podrán hacer uso de este contrato. que co~s~rva sus derechos (art. 40, LCT). Ver más adelante "Contrato de obJ·e~
A modo de síntesis, puede establecerse lo siguiente. to proh1b1do".
Tienen capacidad laboral limitada: los menores entre 16 y 18 años, si vi-
ven independientemente de sus padres o tutores, pueden trabajar con su co- 2.2.1. Personas con discapacidad
nocimiento. En caso de vivir con ellos, se presume su autorización (art. 283,
La. ley 22._43 l -que establece un sistema de protección integral de las per-
CCiv.).
Tienen plena capacidad laboral y libre disposición de sus bienes: los mayo- sonas discapacitadas- en su art. 2º (aclarado por el art. 9º, ley 24.901) los defi-
res de 18 años y los menores emancipados por matrimonio. ne como: toda persona q":'e padezca una alteración funcional permanente 0 pro-
Al contrario, no pueden trabajar ni celebrar contrato de trabajo los meno- ~ong~da, motora, s~nsorzal.o mental, que con relación a su edad y medio social
res de 16 años: existe una expresa prohibición de trabajar en cualquier activi- zn:plzque desventa¡as co_nszderables para su integración familiar, social, educa-
dad, con excepción de las empresas en las cuales trabajen miembros de la fami- cional o labor~!. Es decir que se trata de personas que si bien no pueden desa-
lia (art. 189, LCT, ref. por ley 26.390). rrollar determmadas tareas, pueden realizar otras.
La LCT dedica varios artículos al trabajo de menores (arts. 187/195), que d ~l .estado d~ discapacidad se acredita con la presentación de un certifica-
prohíben el trabajo nocturno, el trabajo a domicilio y las tareas penosas, peli- º i_n:~1co expedido que debe consignar "su naturaleza y su grado así como las
grosas o insalubres, y limitan la jornada a 6 horas diarias y 36 semanales. La ex- pos1b1hdades de. rehabilitación del afectado" e "indicará qué tipo de actividad
cepción es la jornada de los menores de más de 16 años, que, con autorización laboral o profes10nal puede desempeñar" (art 3º ley 22 431) d'd
la S t / d E d d S 1d . ' . ; es expe I o por
administrativa, puede extenderse a 8 horas diarias y 48 semanales. ecre ~n~ e sta o e a u Pública o por el órgano que establezcan las le-
En cuanto a su capacidad procesal, está facultado para estar en juicio la- yes provmciales.
boral en acciones vinculadas al contrato de trabajo y para hacerse representar •/ La ley 25.689 ~BO del 3/1/2003) modificó el art. 8º, ley 22.431, en rela-
por mandatarios, con la intervención promiscua del Ministerio Público a partir ~on Jºn el porcentaJe de o~upación de personas con discapacidad por parte del
de los 16 años (art. 33, LCT, ref. por ley 26.390). bf.ta o nac10nal, sus orgamsmos descentralizados o autárquicos, los entes pú-
La capacidad procesal es la relativa al ejercicio de derechos provenientes . icods no es.t~tales~ la~ empr~sas del Estado y las empresas privadas concesiona-
del contrato de trabajo celebrado por el menor y no está referida a cuando el rias e serv1c10s pubhcos, e mtrodujo el.art. 8º bis.
CONTRATO DE TRABAJO. RELACIÓN DE DEPENDENCIA 117
116 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA

subjetiva del trabajador y que puede haber quedado fuera del contrato de tra-
El artículo modificado dispone que el Estado nacional está obligado a ocu- bajo (por ejemplo, el contador que es contratado sólo como empleado adminis-
par personas con discapacidad que reúnan condicion_es de idoneidad para el car- trativo).
go en una proporción no inferior al 4 % de la totalidad de su personal Y a es- Consiste en realizar actos, ejecutar obras y prestar servicios (art. 21, LCT),
tablecer reservas de puestos de trabajo para ser excl1:sivam~nte ocupados por es decir que se trata de una obligación de hacer, que puede o no estar concreta-
ellas. Aclara lo que comprende el término Estado nac1_onal, mcluy~ndo_ los tres mente determinada.
poderes que lo constituyen, sus organismos descentralizados o auta~qmcos, los El art. 38, LCT establece que "no podrá ser objeto del contrato de trabajo
entes públicos no estatales, las empresas del Estado y las empresas pnv.adas con- la prestación de servicios ilícitos o prohibidos". El objeto del contrato de traba-
cesionarias de servicios públicos. jo debe ser: 1) posible, 2) lícito, y; 3) no prohibido.
Mediante la res. 802/2004 MT (BO del 5/11/2004) se creó el Prog_rama Por lo tanto, la prestación laboral debe consistir en hechos posibles -de-
de Inserción Laboral para Trabajadores con Discapacidad, destinado a mser- terminados o determinables- y lícitos. La posibilidad está referida a que el he-
tar laboralmente en el sector privado a los discapacitados como a grupos espe- cho o prestación para la que la persona se obliga sea posible en sí, aunque no
cialmente vulnerables, por medio de un pago directo durante 9 meses, que pue- sea posible en esa persona, por lo cual la falta de aptitud o habilitación del tra-
de integrarse a la suma aportada P?r los empl~adores a fin de alcanzar el mon- bajador contratado para la tarea no invalida el contrato por imposibilidad del
to de la remuneración correspondiente. As1m1smo, la res. 57512005 ~r (BO objeto.
del 3/8/2005) creó el Programa de Apoyo Económico a Microemprend1m1entos En lo que hace a la determinación del objeto, y sin perjuicio de que es ad-
para Trabajadores con Discapacidad. misible en el contrato de trabajo algún grado de indeterminación (art. 37, LCT),
como regla general la obligación de hacer o dar cosas absolutamente indeter-
3. Objeto minadas es nula.
La licitud está referida a la exigencia de que el objeto del contrato (la pres-
Está constituido por la prestación de una actividad_,Persona~ e infungible tación) no contraríe ninguna prohibición legal, pero tampoco a la moral y las
-un quehacer humano insustituible-, según la ~ategona profe~1onal del tra- buenas costumbres.
bajador que estipulan'las partes. Esto resulta esenc_1~l para determmar las tareas Respecto de ésta, la legislación recoge un concepto de tipo sociológico, en
que debe desarrollar el trabajador y su remuner_ac10n. " tanto la inmoralidad es considerada ilicitud si contradice la conciencia popular
Como principio general el art. 3 7, LCT d~sJ?one que: el co_ntrato. de t~a- del lugar y tiempo en que el contrato debe tener eficacia 2, no pudiendo el juez
bajo tendrá por objeto la prestación ~e ~na act1Vldad yersonal e mfung1ble, 1~­ apartarse de lo que la colectividad en un momento histórico determinado en-
determinada o determinada. En este ultimo caso, sera c~nfor~: a la ~ategona tienda por moralmente aceptable o tolerable.
profesional del trabajador si se la hubiese tenido en cons1derac10n al tiempo de En aquelJos supuestos en los que el trabajo desempeñado en sí mismo sea
celebrar el contrato o en el curso de la relación, de acuerdo a lo que prevean los lícito pero se desenvuelva dentro de una organización que no lo es, el contrato
estatutos profesionales y convenciones colecti_vas de trabajo". . . también estará viciado, pero no en razón del objeto, sino por ilicitud de la cau-
Sin embargo, si bien el art. 37, LCT dispone que la actividad p~rsonal sa, entendida en un sentido subjetivo.
o infungible que constituye la prestación obj~t~ del con~r~to de trab~JO i:~e­ El derecho de trabajar y ejercer toda industria lícita tiene rango constitu-
de ser indeterminada o determinada, de be existir una mm1ma dete~mm.ac10n, cional, encontrándose plasmado en el art. 14 de la Carta Magna, que dispone
ya que de lo contrario el trabajador podría ser asignado a cualqmer tipo de que todos los habitantes de la Nación gozan de tal derecho, conforme a las leyes
tareas. que reglamenten su ejercicio. Del texto de la norma se desprende que para go-
Por lo general, las partes, al celebrar el contra~~ verbalmente, se ponen de zar de la protección constitucional la industria ha de ser lícita, y que puede estar
acuerdo sólo en los aspectos principales de la relac1on laboral, queda?-do to?o reglamentada: o sea, hay relatividad en el ejercicio de tales derechos.
lo restante -en lo cual se puede incluir distintas condiciones de traba10- su1e- El legislador ha dejado plasmado el principio general de que son lícitos los
to a la leoislación aplicable y a los convenios colectivos. hechos jurídicamente posibles, que no estén prohibidos por la ley, ni sean con-
En ~al sentido, el art. 46, LCT establece que: bastará, a los fines de la ex- trarios a la moral y a las buenas costumbres, ni configuren delitos (art. 953,
presión del consentimiento, el enunciado de lo e~encial del objeto de ¡la contra- CCiv. y nota), ya que los hechos contrarios al derecho no pueden ser objeto de
tación, quedando regido lo restante por lo que disp~ngan las leyes, los est~tutos una obligación eficaz, porque jamás se podrá invocar la protección de la justicia
profesionales o las convenciones colectivas de t~~ba¡o, o lo qu.e se concef tue ha- para asegurar su ejecución.
bitual en la actividad de que se trate, con relaczon al valor e importancia de los
3.1. Contratos de objeto ilícito
servicios comprometidos. . .
Lo comprometido es lo convenido en el contrato; por e1emplo, ~~se con-
El objeto ilícito es contrario a la moral y las buenas costumbres (art. 39,
trató a alguien para hacer trámites admini~trativos, ésa es l.a pre_stac10n a qu_e
LCT), es decir que es reprochable desde el punto de vista ético. Se puede citar,
está obligado el dependiente, y la debe realizar aunque sea licenciado en admi-
como ejemplo, el "prestar servicios" para una banda que se dedica a delinquir
nistración de empresas. . o al juego clandestino.
Al contenido y la calidad del trabajo compromet!do los determma la ca-
lificación contractual (categoría), que es la tarea o con1unto de ~~reas sobre ~as
cuales hubo acuerdo de partes como constitutivas de la prestac1on del tra~a1a­ 2
Pozzo, Juan D., Derecho del trabajo, t. 1, Buenos Aires, 1948, p. 566.
dor. N 0 se debe confundir con la calificación profesional, que es una cu~lidad
118 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA CONTRATO DE RELACIÓN DE DEPENDENCIA 119

Aun siendo contrario a la moral y a las buenas costumbres, excepcional- La privación de todo efecto jurídico a las situaciones de hecho así cr~a?as
mente no se considerará ilícito si las leyes, ordenanzas municipales o los regla- surge no sólo de la calificación de inmorales o antiéticos de esos empleos o com-
mentos de policía lo consintieran, toleraran o regularan (art. 39, in fine). portamientos, sino también de que resultan indeseables en el. interés. común -y
El concepto de lo lícito e ilícito -e inclusive en algunos casos de lo que en el interés individual de los trabajadores afectados-, pudiendo citarse como
puede ser considerado moral o inmoral- ha sido dinámico, guardando estrecha ejemplos el trabajo prestado en un burdel, en un taller dedicado a la fabricación
relación con el devenir histórico, religioso y social. de monedas falsas, en una empresa dedicada a la venta y delivery de drogas ile-
Existen zonas grises en las cuales se ubican actividades que resultan difíci- gales vía Internet, o en una agencia que se ocupa de estafas.
les de clasificar. Se trata de conductas a las que hace referencia la última parte En aquellos casos en los que el individuo hubiese sido engañado sobre la
del art. 39, LCT, que son contrarias a la moral y las buenas costumbres o no son finalidad del trabajo prestado (no podía conocer que era ilícito), tampoco hay
bien vistas, pero sin embargo no configuran delito y resultan socia~mente ac~p­ contrato de trabajo, debiendo regirse por las reglas del derecho común las cues-
tadas o toleradas, ya sea por existir un vacío legal o porque se consiente su e1er- tiones referidas a determinar si el sujeto respectivo tiene o no pretensiones de
cicio o se encuentran amparadas por la legislación laboral. enriquecimiento sin causa o mediante acto ilícito.
Por ejemplo, trabajar como bailarina nocturna, alternadora, st:ipper o En doctrina y jurisprudencia se ha discutido si lo que habrá de ser determi-
teibolera; como empleado en un sex-shop, en una hot line, o como tar1etero de nante a la hora de calificar la ilicitud será únicamente el tipo de trabajo presta-
night-clubs; aquellos contratados para hacer claque; lo.s encargados de e~ec­ do, o también la actividad general del establecimiento dentro de la cual se presta
tuar delivery de bebidas alcohólicas en el ámbito de la Cmdad de Buenos Aires el trabajo. Así, cuando el trabajo en sí mismo sea lícito, pero puesto al servicio
cuando rige la "ley seca"; y el negocio del juego y la apuesta, por citar unos de una organización de tipo delictiva (por contraposición a los contratos vicia-
pocos. . . dos por ilicitud del objeto cuando el trabajo comprometido es en sí mismo in-
No se incluye la prostitución, ya que es tolerada cuando sea e1ercida en for- moral) el contrato también está viciado, pero por ilicitud de la causa, entendi-
ma autónoma (de otro modo no hay contrato de trabajo ni actividad tolerada, da ést; en un sentido subjetivo, esto es, como el fin real y práctico que las par-
sino que se configura de delito de proxenetismo o explotación sexual; arts. 125 tes se proponen al contratar.
y 126, CPen.).
3.2. Contrato de objeto prohibido
3. 1. 1. Efectos de Ja ilicitud
El objeto prohibido .es el contrario a la ley o a las normas reglamentarias.
En cuanto a los efectos del contrato de objeto ilícito, produce la nulidad El art. 40, LCT considera prohibido el objeto del contrato cuando las nor-
absoluta: no es susceptible de confirmación por hallarse afectado el orden pú- mas legales y reglamentarias hubieran vedado el empleo de determinadas perso-
blico; el contrato de objeto ilícito no genera consecue:zcia alguna entre las par- nas o en determinadas tareas, épocas o condiciones.
tes; ni el trabajador ni el empleador pueden efectuar nmgún reclamo con funda- Es una norma protectora y resulta coincidente con el art. 953, CCiv. que
mento en la LCT (art. 41). establece: el objeto de los actos jurídicos deben ser cosas qué estén en el comer-
Krotoschin sostiene que el contrato de trabajo que tuviese objeco o cau- cio, o que por un motivo especial no se hubiese prohibido que sean objeto de al-
sa ilícitos resulta nulo en el sentido de que no sólo carece de todo efecto con- gún acto jurídico, o hechos que no sean imposibles, ilícitos, contrarios a las bue-
tractual, sino que tampoco produce los efectos cuasicontractual~s de una sim- nas costumbres o prohibidos por las leyes, o que se opongan a la libertad de las
ple relación de trabajo, pues se entiende que .las ~10rmas concerme!1tes ~anto ~l acciones o de la conciencia, o que perjudiquen los derechos de un tercero. Los
contrato como a la relación efectiva de traba10 solo comprenden situac10nes li- actos jurídicos que no sean conformes a esta disposición, son nulos como si no
citas es decir, relaciones de trabajo que podrían ser objeto de un contrato váli- tuviesen objeto.
do. La nulidad por objeto ilícito del contrato de trabajo siempre produce efec- Cabe citar los siguientes ejemplos: el trabajo' de menores, de las mujeres en
tos ex tune. el período del preparto (30 o 45 días, a opción de la mujer) y posparto (45 o 60
La declaración de nulidad, tanto en los contratos de objeto pr9hibido días), el trabajo de menores y mujeres en tareas p~nosas, peligrosas o insalubres,
como en los de objeto ilícito, debe ser efectuada de oficio por los jueces, es decir, las horas extras laboradas en exceso de lo permitido o en jornadas insalubres. •
En cuanto a sus efectos, si bien produce la nulidad del contrato o de los as-
aun sin mediar petición de parte. La autoridad de aplicación tiene la facultad de
pectos que se contraponen a las normas o reglamentaciones, la prohibición está
inspeccionar y -en su caso- aplicar multas.
siempre dirigida al empleador (art. 42, LCT): es inoponible al trabajador y, por
Se puede mencionar, como ejemplo, el caso en que se hubiere pactado una
tanto, no afecta los derechos adquiridos durante la relac~ón.
remuneración inferior al salario mínimo, vital y móvil. Dicha cláusula sería
Aquí el bien jurídico tutelado es el interés del traba1ador, derecho al recla-
nula, quedaría remplazada ipso iure por el mínimo legal o convencional corres-
mo de las acreencias con motivo de la extinción del contrato de trabajo.
pondiente, el contrato proseguiría y el trabajador tendría derecho a reclamar las
No perjudica la parte válida: son nulas las cláusulas ilícitas y quedan de
diferencias devengadas entre lo percibido y el salario correspondiente.
pleno derecho sustituidas por la norma legal o convencional aplicable (art. ~~'
En el caso del contrato de trabajo de objeto ilícito ni siquiera se forma una LCT), subsistiendo el vínculo en la medida en que con ello no se alterare decisi-
relación efectiva de trabajo, puesto que en esta hipótesis no hay nada más que vamente su normal prosecución. .
la apariencia de una relación de trabajo, puesto que "no produce consecuencias Por lo tanto, el trabajador puede reclamar por el cobro de las remunera-
entre las partes que se deriven de esta ley". Ergo, no habría en este caso un real ciones debidas y-en caso de despido sin causa- exigir las indemnizaciones le-
contrato de trabajo, sino una mera apariencia de tal. gales pertinentes. ·
CONTRATO DE TRABAJO. RELACIÓN DE DEPENDENCIA 121
120 MANUAL DE DERECHO LABORAL - ARMANDO GRISOLIA

para la celebración del contrato de trabajo, salvo lo que dispongan las leyes o
Para que proceda la declaración de oficio de nulidad sin que medie petición convenciones colectivas en casos particulares.
de parte, debe ser absoluta y manifiesta: por más repudiable que sea el acto vi- Por lo tanto, el principio general es que el contrato de trabajo es informal:
ciado de nulidad absoluta si ella no aparece manifiesta en el propio acto, reque- no hay formas impuestas u obligatorias.
rirá previamente indagar acerca de su existencia. Sin embargo, a pesar de ser esencialmente informal, existen excepciones
Por ejemplo, el contrato de trabajo de un trabajador extranjero ilegal es legales; por ejemplo, se requiere la forma escrita en el contrato a plazo fijo, en
de objeto prohibido, pero el empleador podría resultar dispensado en el caso de tal sentido, el art. 90, LCT dispone que: el contrato de trabajo se entenderá ce-
dolo del trabajador, cuando a sabiendas hubiese ocultado su condición de resi- lebrado por tiempo indeterminado, salvo que su término resulte de las siguien-
dente ilegítimo. En tal caso, la nulidad-aún absoluta- podría ser peticionada tes circunstancias: a) Que se haya fijado en forma expresa y por escrito el tiem-
por el empleador, pues si bien la prohibición del objeto está dirigida en su con- po de su duración (... ).
tra (art. 40, párr. 2º), cabe considerar que ejecutó el acto sin conocer el vicio que En el caso del contrato de trabajo eventual, (art. 99, LCT), la ley 24.013 in-
lo invalidaba (art. 1047, CCiv.). corpora la forma escrita como requisito en los siguientes casos:
La propia declaración supone, por otra parte, un acto nulo, ya que si se Art. 69 . - Para el caso que el contrato de trabajo eventual tuviera por ob-
tratara de un acto meramente anulable, lo correcto sería hablar de anulación y jeto sustituir transitoriamente trabajadores permanentes de la empresa que go-
no de declaración de nulidad. En efecto, por más amplia que sea la interpreta- zaran de licencias legales o convencionales o que tuvieran derecho a reserva del
ción de la norma contenida en el art. 1047, CCiv. (" ... La nulidad absoluta pue- puesto por un plazo incierto, en el contrato deberá indicarse el nombre del tra-
de y debe ser declarada por el juez, aun sin petición de parte ..."), nunca puede bajador reemplazado(... ).
alcanzar a los actos anulables. Art. 72.- En los casos que el contrato tenga por objeto atender exigencias
extraordinarias del mercado, deberá estarse a lo siguiente: a) en el contrato se
3.2.1. Extranjeros consignará con precisión y claridad la causa que lo justifique; (... ).
Asimismo, la ley 25 .013, en cuanto regula el contrato de aprendizaje es-
La ley 25.871 (BO del 21/1/2004) -que derogó la ley 22.439 en materia tablece que se debe celebrar por escrito entre un empleador y un joven sin em-
de política migratoria- regula las condiciones en que los extranjeros pueden pleo, de entre 16 y 28 años y tiene una duración mínima de 3 meses y una máxi-
desarrollar una tarea, sea en relación de dependencia o en forma autónoma. ma de 1 año.
Esta ley fue reglamentada por el dec. 616/2010 (BO del 6/5/2010). La ausenqa de formalidad exigida no origina la nulidad del contrato sino
Los extranjeros sólo pueden desarrollar tareas, sea en relación de depen- que origina la presunción de un contrato de trabajo por tiempo indeterminado,
dencia o en forma autónoma, siempre que hayan sido autorizados para ello. La debiendo cargar el empleador con la prueba de su temporalidad.
admisión del ingreso y permanencia de los extranjeros puede ser: 1) permanen- El carácter informal del contrato de trabajo no obsta a que la LCT exija
te, 2) temporaria, 3) transitoria, o; 4) precaria (aquellos que gestionan la regu- una forma determinada (forma impuesta) para ciertos actos, que en esos casos
larización de su permanencia). constituye requisito para su validez, es decir, para que dichos actos cumplan el
Los permanentes están habilitados para ejercer industria lícita y a desem- efecto previsto.
peñar una tarea en relación de dependencia en igualdad de derechos que los ar- A modo de ejemplo, cabe citar distintos actos que para perfeccionarse re-
gentinos en todo el territorio del país, a menos que se hubiere limitado super- quieren la forma escrita:
manencia a un lugar determinado. - comunicación del embarazo (art. 177);
Los que tienen residencia temporaria pueden ser empleados durante el lap- - notificación del matrimonio (art. 181);
so de vigencia de la autorización (otorgada por la autoridad migratoria, depen- comunicación de la excedencia (art. 186);
diente del Ministerio del Interior). En cambio, los transitorios no pueden traba- - comunicación de la fecha de vacaciones (art. 184);
jar, salvo que estén expresamente autorizados. - notificación de las suspensiones (art. 218);
Los que tienen residencia precaria, excepcionalmente, pueden ser autori- conformidad del trabajador en caso de cesión del personal (art. 229);
zados a realizar tareas en el plazo, lugares y con las modalidades que determine - notificación del preaviso (art. 235); " ·
la autoridad migratoria. renuncia (art. 240);
Los inmigrantes ilegales tienen prohibido trabajar o realizar tareas remu- - extinción por mutuo acuerdo (art. 241);
neradas o lucrativas, ya sea por cuenta propia o ajena, con o sin relación de de- - comunicación de la justa causa del despido (art. 243 );
pendencia; ninguna persona podrá emplearlos con esos propósitos, resultando intimación para que el trabajador se jubile (art. 252);
-en caso de violación a la prohibición- aplicables las disposiciones del art. 42, - la conciliación y la transacción (art. 15, LCT);
LCT. - la intimación para registrar debidamente la relación laboral (art. 11,
ley 24.013, texto ley 25.345).
4. Forma Para proteger los derechos del trabajador la LCT impone al empleador de-
terminadas obligaciones formales, entre otras llevar la documentación laboral
Para la celebración del contrato de trabajo rige el principio de libertad de que registra al dependiente.
las formas. Esto significa que no se requiere una forma determinada como re- La legislación laboral también requiere formas ad solemnitatem en deter- '
quisito de validez, como en el caso de los contratos formales. El art. 48, LCT minados actos, y de no ser observadas el acto se considera inexistente ("se ten-
dispone que las partes podrán escoger libremente sobre las formas a observar
122 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA
CONTRATO DE TRABAJO. RELACIÓN DE DEPENDENCIA 123 Í;

drán por no sucedidos"). Sin embargo, el trabajador puede inv?car su existencia


si lo beneficia, pero no el empleador (no puede alegar su propia torpeza). - la prueba documental-esencialmente recibos de sueldos, cartas docu-
mento, telegramas y certificados-,
5. Causa - la prueba pericial -especialmente la contable mediante el control efec-
tuado por el experto a los libros que obligatoriamente debe llevar la empre-
La ley no se refiere a la causa del contrato de trabajo. Doctrinariamente se ~~ .
entiende que es lo que determina que el negocio jurídico se celebre. - la prueba informativa -informes provenientes de entidades públicas y
Se puede distinguir entre causa-fuente y causa-fin. privadas-y,
La causa-fuente es el motivo objetivo que llevó a las partes a. contratar. - la prueba testimonial -declaración de testigos sobre hechos que han
Trasladado este concepto al contrato de trabajo, la causa-fuente puede ~er, P<;>r conocido por sus sentidos-.
ejemplo, el aviso del diario o alguien que le avisa a una persona de la existencia El tema se desarrolla en el capítulo Derecho Administrativo y Procesal del
de un posible empleo. Trabajo.
En cambio, la causa-fin se relaciona con el fin que cada parte tuvo para
contratar; por ejemplo, la necesidad de capacitarse. 3. Presunciones
V. PRUEBA DEL CONTRATO DE TRABAJO 3.1. Presunción del art. 23,. LCT

1. Introducción El art. 23, LCT establece que el hecho de la prestación de servicios hace
presumir la existencia de un contrato de trabajo, salvo que por las circunstan-
El art. 50, LCT establece que el contrato de trabajo se prueba por los mo- cias, las relaciones o causas que lo motiven se demostrase lo contrario. Esa pre-
dos autorizados por las leyes procesales y lo previsto. e~ el ~rt. 23 d.e esta ley. sunción operará igualmente aun cuando se utilicen figuras no laborales, para ca-
La prueba del contrato de trabajo no reconoce hmita.c10nes articula~as por racterizar el contrato, y en tanto que por las circunstancias no sea dado calificar
el derecho común ni incorpora restricciones específicas, smo que agrega mstru- de empresario a quien presta el servicio.
mentos probatorios -la presunción del art. 23, LCT- que le son rigurosamen-
El he.cho de la prestación de tareas hace presumir -salvo prueba en con-
te propios. ·
trario- la existencia de contrato de trabajo (art. 23, LCT); la existencia de la
\._ El principio que rige es el de la liberta~ de prueba, ya que el con~rato
presunción r'edtice las dificultades que puede generar el ofrecimiento y produc-
de trabajo puede probarse por todos los med10s comunes (art. 1190, CCiv., y
ción de prueba.
art. 208, CCom.), además de la presunción consagrada en el art. 23, LCT, y sur-
ge de la mera prestación de servicios. Se debe tener en cuenta que la carga p~o­ Por lo tanto, se configura una presunción legal de la existencia de contra-
batoria, en un juicio laboral, recae en la parte que invoca un hecho y no en quien to de trabajo :-de sus notas tipificantes- cuando se acredita la prestación de
lo niega;lprincipio procesal adoptado en el art. 377, CPCCN. servicios para otro. Esto produce como consecuencia la inversión de la carga
/'Por lo tanto, si un trabajador invoca la existencia de un contrato de tra- probatoria. Cuando opera la presunción del art. 23, recae sobre el empleador
bajo y la empresa lo niega, es al trabajador a quien corresponde demostrar sus la carga de probar que esos servicios personales no tienen como causa un con-
afirmaciones.Sin embargo, la presunción contenida en el art. 23, LCT -la pres- trato de trabajo.
tación de servicios hace presumir el contrato de trabajo- invierte la carga de El legislador, en el art. 23, LCT, establece que cuando se pn1eba la presta-
la prueba. . . . ci~n -~~- s~rvicios (esto es, el trabajo por cuenta ajenar.P.~~Q~J?.I~.~~ul!ii!~~J!Ií.rnn­
En cambio, si el trabajador invoca la existencia de un contrato por tiem.p,? tráto éle trabáfo (es decir, la relación de dependencia).
indeterminado y el empleador lo niega pero aduce que entre las partes medio, .Lá1ey, sin embargo, no consagra esa presunción de un modo absoluto: r.e:-
por ejemplo, un contrato de plazo fijo, es al empleador a quien le corresponde ..C::2X!Q~e~.~~QC:J.9.J1es cua,1)QQP.9IJ9:§.~9!.C::.YP.§!-ª11.~!'!.?~.h1.s.. re~ci9.11es .9. c:ªusa,s_-9..l:l~JQ
probar tal afirmación. lT!QJ;iY~P: fü~ <::fomR§l!'.'.ª.fü~.ku.~QJJJr.élrio, así como sólo incluye el uso de figuras no
laborales "en tanto que por las circunstancias no" sea dado calificar de empresa-
2. Medios de prueba rio a quien presta el servicio".
Lg _pr~s@ció11 es iurfs, t,gnt1:1:m, es decir que admite prueba en contrario: el
Respecto de los medios de prueba aceptados ??~ las leyes proce~ales de las
distintas jurisdicciones, existe amplitud en la posibilidad d~ Rroducir pruebas.
·ª
en:plead()r ~!~.1l~ ª-s.E..~:!C:~E1!S:~.~!249~l2s medios pr~orios que hace reforencia
el art. 50,, LCTpara desvirtuar la presunción deJ.~L~Jsten,cia d.rl_con_rrato.
En el ámbito de Capital Federal rige la ley 18.345 de Procedimiento Laboral~ re-
Existe una controversia tanto en la jurisprudencia como en la doctrina con
formada por la ley 24.635 y el Código Procesal Civil y Comercial de la Naci~n,
relación al alcance de la presunción. Los defensores de la postura restrictiva sos-
y en la provincia de Buenos Aires rige la ley 11.653 (BO del 16/8/1995), modifi-
tienen que para que se torne operativa es menester acreditar no sólo la presta-
cada por la ley 13.829 (BO del 10/7/2008), 14.142 (BO del 26/7/2010) y 14.399
(BO del 12/12/2012). · ción de servicios, sino su carácter dependiente (en los términos de los arts. 21 y
Los principales medios de prueba para acreditar la existencia del contra- 22), es decir, la existencia del contrato de trabajo; mientras que los que propi-
to son: cian una postura amplia -a la que adhiero- entienden que la sola demostra-
- la prueba con(esional, ción de la existencia de prestación a favor de un tercero es suficiente para que
opere la presunción.
124 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA CONTRATO DE TRABAJO. RELACIÓN DE DEPENDENCIA 125

Esta última es la tesis mayoritariamente aceptada por la jurisprudencia, y La pr~~H.!:t~ig_g p_µ~g~~-~E.,sf esv.~E!~~4~=por pr~eba en contr~rio ~E.~E__t_~d-~_p<?.r
a su respecto cabe destacar que el texto del art. 23 no hace mención al carácter
dependiente de la prestación de servicios, el que sí es requerido por los arts. 21 ~~J~~ffr~r~1~~~~~~a:~~t~~~ ~f!e~~~~~~erfí~~f6:-~~~--~-~E~~--ci,~,,~~1?li~~E~
y 22. perjuicio de lo que expresa el art. 57, LCT, en cuanto al valor presun-
La interpretación del art. 23, LCJ, que restringe la operatividad de la pre- cional del silencio, hay que integrar esa norma con el art. 919, CCiv. y conside-
sunción al caso en que se hayan acreditado servicios prestados en relación de rar que el silencio observado por el empleador frente a la intimación del traba-
dependencia, desactiva el propósito de la norma. jador importa manifestación de voluntad "conforme a la interrogación" porque
Para desvirtuar la presunción de la existencia de un contrato de ~rabajo el había "una obligación de explicarse ante la ley".
empleador debe acreditar que "el hecho de la prestación de servicios" está moti- La ley requiere un plazo razonable, que nunca puede ser inferior a dos días
vado en otras circunstancias desvinculadas de un contrato laboral. hábiles. Como no hábiles se incluye a los días no laborables para las empresas,
Asimismo, se puede recurrir a indicios y presunciones para determinar la en los cuales no existe opción de trabajar y, en general, cuando el empleador
existencia de trabajo en relación de dependencia y del correspondiente contrato haya optado por no trabajar.
de trabajo. A modo de ejemplo, cabe nombrar los siguientes: VI. RELACIÓN DE DEPENDENCIA Y TRABAJO AUTÓNOMO
- cuando se prestan servicios personales no sustituibles, o se incorpora
una persona en una empresa, aunque sea en actividades que, si bien hacen a su 1. Noción de dependencia
giro, no son esenciales;
- cuando la prestación de las tareas se efectúa en el establecimiento del Como se consignara en el Cap. I, el trabajo que regula la LCT no es todo
empleador; el trabajo humano; queda fuera de su alcance el trabajo benévolo, el familiar y
- cuando una de las partes debe acatar órdenes y cumplir horarios. el autónomo, que no incluyen la nota de dependencia: el autónomo trabaja por
El juez laboral, para identificar la existencia o no del contrato de trabajo, su cuenta y riesgo, no está sometido a una organización ajena, sino que lo hace
en su propia organización o trabaja solo. Es un trabajador independiente: tra-
debe basarse en el principio de primacía de la realidad, que otorga prioridad a
baja bajo su propio riesgo.
ésta respecto de lo que está documentado o manifiestan las partes de su relación:
En el trabajo benévolo, amistoso o de vecindad lo característico es que el
deben primar los datos objetivos que surgen del contenido de la relación.
"prestador" (para distinguirlo del término "trabajador") no tiene como fin el
Al contrario, hay ciertas circunstancias que excluyen la existencia de un
hecho de percibir un salario como contraprestación, sino meramente tiene la in-
contrato de trabajo; por ejemplo: tención de realizar un aporte a favor de un vecino, amigo, persona necesitada o
- los servicios prestados de empresa a empresa; una institución, y que esa prestación sea circunstancial o limitada en el tiempo
- las prestaciones no personales efectuadas por terceros; (sala 9ª, 23/2/2.012, "Vela, María Luisa v. Asociación Civil EMAUS").
- la inexistencia de órdenes o del cumplimiento de horarios; El trabajador protegido por la LCT y el derecho individual del trabajo es
- la organización del trabajo por el propio trabajador. el que presta su actividad personal a cambio de una remuneración, en relación
Jurisprudencialmente se resolvió que se encontraba configurada la presun- de dependencia o subordinación respecto de otro -empleador· (persona física o
ción de la existencia de un contrato· de trabajo en los términos del art. 23,.LCT, jurídica)- que requiere de sus servicios.
en un caso donde una persona desempeñaba tareas de limpieza emitiendo fac- Es decir que trabaja en una organización ajena, sometido a las directivas o
turas en carácter de monotributista. Si la demandada, en el momento de contes- instrucciones que se le imparten y bajo el riesgo de otro, que recibe la tarea y la
tar, reconoció la existencia de la prestación de servicios por parte del actor, tal dirige: no asume riesgos económicos. ·
situación hace presumir la existencia de un contrato de trabajo en los términos El trabajo en relación de dependencia es un trabajo dirigido. El trabajador
del art. 23, LCT. está bajo la dependencia o dirección del empleador: el trabajador pone a dispo-
sición del empleador su fuerza de trabajo y se somete a sus decisiones e instruc-
3.2. Presunción del art. 57, LCT ciones respecto del trabajo, y el empleador se compromete a pagarle la remune-
ración pactada y a otorgarle condiciones de trabajo dignas, seguras e higiénicas
El art. 57 establece que constituirá presunción en contra del empleador su para su condición humana.
silencio ante la intimación hecha por el trabajador de modo fehaciente, relativa Asimismo, este trabajador no realiza sus tareas en función de su parecer
al cumplimiento o incumplimiento de las obligaciones derivadas del contrato de sino de acuerdo a las directivas técnicas brindadas por el empleador, y también
trabajo, sea al tiempo de su formalización, ejecución, suspensión, reanudación, es posible distinguir cierto grado de sujeción personal del trabajador a los pode-
extinción o cualquier otra circunstancia que haga que se creen, modifiquen o ex- res de dirección y disciplinarios del empleador.
tingan derechos derivados del mismo. A tal efecto, dicho silencio deberá subsis- Puede decirse que el contrato de trabajo, como figura propia del derecho
tir durante un plazo razonable, el que nunca será inferior a dos días hábiles. del trabajo, conforma una relación jurídica "típica" que genera obligaciones de
La LCT establece otra ta,gs_~tzciÓ'tLÉ:EiUff:1:ZtU:!!L!1!. lt!1!.ºT c:f~l tr,q,~EL<!1?r ~e.11 determinadas características predeterminadas por la ley, y que se sustenta en
c~:tiL~_fiQ~.Q.~l~mQkg.sl2r a un emplazamiento. Esa actitud configura un una relación que como tal tiene sujetos -trabajador y empleador-, un objeto
accionar contrario al principio de bue11a fe que debe prevalecer en el contrato -la prestación de servicios dependiente- y una causa final que es para el em-
de trabajo, a fin de. eyjtar la il1certidumbr'eefel trabajador sobre las circunstan- pleador la apropiación del resultado del trabajo prestado y para el trabajador la
CÜ!.L4~~Jg_ r~I~<:iÓJ:l_J~~Q~~r~-~-=~·=-----=~"'=-~--,..~,=~~~~~==·~~~=~~=,,.~~~-"···---~-<-•·-··· ''"'~.;_,<
percepción de una remuneración.
126 MANUAL DE DERECHO LABORAL - ARMANDO GRISOLIA CONTRATO DE TRABAJO. RELACIÓN DE DEPENDENCIA 127

2. Proyecciones de la dependencia pleador de dirigir en el empleo la conducta del trabajador hacia los objetivos
de la empresa.
De acuerdo a la descripción del fenómeno como suele aparecer a los ojos El trabajador está sometido a la autoridad del empleador: facultades de or-
del observador y a fin de comprender en una idea, o a través de parámetros, los ganización, dirección, control y poder disciplinario.
distintos aspectos que componen el ~oncepto que marca la entrada el mundo del No o~s~ante, el hecho de que una persona "realice actos, ejecute obras o
derecho del trabajo, es posible destacar que la relación de dependencia se carac- preste servic10s en favor de otra [... ] mediante el pago de una remuneración"
teriza por la subordinación, que a su vez se manifiesta en un triple sentido: no implica necesariamente la existencia de contrato de trabajo. Lo importante.
es deter:1Ili1:1ar si act~a "b~jo la dependencia de otra", que -como quedara di-
2. 1. Técnica cho- significa la existencia de una relación de autoridad entre ellas .
.La nota característica que distingue la relación de trabajo es que la depen-
El trabajador somete su trabajo a los pareceres y objetivos señalados por dencia es personal.
el empleador; este tipo de subordinación resulta más amplia y palpable respecto
de los trabajadores con menor calificación, y más tenue en relación con los más 3. Contrato de trabajo y locación de servicios
capacitados profesionalmente.
Perugini, citando a Krotoschin, explica que aunque hay otras relaciones en La locación de servicios es un contrato civil por el cual una parte se com-
las que el deudor se encuentra en cierta dependencia respecto del acreedor, la re- promete a prestar el servicio y la otra a pagar una suma determinada de dinero·
lación de trabajo se distingue porque la dependencia es de tipo personal. Tanto sin perjuicio del carácter autónomo de la prestación y de que su objeto consis~
en la locación de servicios, como en la locación de obra o en el mandato, el lo- te en el resultado, el locador acepta ejecutar el servicio que le contratan bajo las
cador acepta en principio ejecutar la tarea conforme a las intenciones del loca- instrucciones del locatario.
tario, pero queda librada a la decisión del primero el modo de cumplir con el El autónomo es titular del CUIT (Clave Única de Identificación Tributaria)
encargo. y debe cumplir obligaciones tributarias (presentar la declaración jurada del im-
En el contrato 'de trabajo, el trabajador dependiente siempre estaría sujeto p.uesto a la~ ganancias) y previs!~nales (aportar mensualmente al sistema previ-
al derecho de dirección del empleador, en cualquier momento y con relación a s~onal), emite .~acturas por servic10 prestado, percibiendo una retribución (pre-
las modalidades de la ejecución, careciendo de toda autonomía al respecto3 • c10 u hono:anos). Además, organiza su propio trabajo (puede tener trabajado-
Sin embargo, la sujeción a las directivas del empleador y la realización de res dependiente~), establece las condiciones y tiempo de trabajo y asume los
tareas en función de los pareceres de éste puede no ser tan clara y desdibujarse riesgos de la actividad. '
frente a relaciones laborales en las que el trabajador posea una alta calificación A pesar de estas diferencias, se presentan dudas en diversos casos para de-
e incluso, conocimientos especiales de los que el empleador carezca. termi~ar la existencia de relaci~n de dependencia, inclusive a veces los propios
A pesar de ello, la disminución o inexistencia de dependencia desde el pun- organismos recaudadores de la seguridad social desconocen el carácter autóno-
to de vista técnico no importará excluir a dicha relación del ámbito de protec- mo de determinadas relaciones entendiendo que configuran un fraude. Los ca-
ción del trabajo dependiente. sos deben ser resueltos a la luz del principio de primacía de la realidad y toman-
do en cuenta la presunción de relación laboral en los casos de prestación de ser-
2.2. Económica vicios (art. 23, LCT).

El trabajador realiza determinada labor pero no recibe de forma directa VII. LA CRISIS DEL CONTRATO DE TRABAJO.
el producto de su trabajo y tampoco comparte el riesgo de la empresa. Por un LA PARASUBORDINACIÓN
lado, el trabajador pone su fuerza de trabajo a disposición del empleador a cam-
bio de una remuneración, y por el otro, los mayores beneficios o los quebran- . Se ~odría ubicar l~ g~nesis de la crisis del contrato de trabajo por tiempo
tos derivados de la explotación sólo benefician o perjudican al patrono, resul- mdetermmado y el surgimiento de nuevas figuras "atípicas" o "parasubordina-
tando ajenos al obrero. das" a fines de los años 70, cuando en Europa se produce un cambio de rumbo
El elemento económico incluye además la significación económica que la en el or?enamiento laboral como resultado de la recesión económica de la pri-
relación tiene para cada una de las partes: para el empleador la apropiación del mera mitad de esa década y de los efectos producidos en los niveles de empleo.
resultado del trabajo prestado por el trabajador, y para éste, la percepción de un ~a mayoría de los principales países que hoy conforman la Unión Europea
salario a cambio de poner su esfuerzo personal a disposición de aquél. recurneron a una batería de medidas normativas para paliar los efectos de la
crisis ocupacional y económica, que al margen de sus diferencias comienzan a
2.3. Jurídica poner en tela de juicio algunos principios básicos del derecho del trabajo· allí
aparecen estos contratos "atípicos". '
Conforme lo expuesto, la subordinación jurídica es la principal caracterís- . A pesar ?~ haberse i~eado co?1-o fruto de la emergencia, estas nuevas op-
tica para configurar la dependencia y consiste en la posibilidad jurídica del em- c10nes de pohtica normativa carecieron, por diversos motivos de vocación de
reversibilidad, y durante la década siguiente, el debate europe~ se centró en las
3
KROTOSCHIN, Ernesto, Tratado Práctico de Derechó del Trabajo, t. 1, Depalma,
llamadas "nuevas formas de empleo", destipificantes del contrato de traba1o
Buenos Aires, 1981, p. 109. originario. '
128 MANUAL DE DERECHO LABORAL - ARMANDO GRISOLIA
CONTRATO DE TRABAJO. RELACIÓN DE DEPENDENCIA 129

El surgimiento y mayor utilización progresiva de estos contratos aparece


con la transformación de los métodos de producción y la descentralización pro- La jurisprudencia debió casuísticamente (y no siempre con criterio homo-
ductiva. Ésta debe entenderse como el modo de organizar el proceso de pres- géneo) establecer la existencia de subordinación en aquellas actividades fronte-
tación de servicios y de elaboración de bienes recurriendo a la contratación de rizas que despertaban incertidumbre, pero siempre sobre la disyuntiva que im-
proveedores y suministradores externos para la ejecución de ciertas fases del portaba admitir la presencia de subordinación para aplicar íntegramente la nor-
proceso o las actividades, que se caracteriza fundamentalmente por la fragmen- mativa laboral, o excluirla totalmente de cualquier protección.
tación y segmentación del ciclo productivo y la externalización o exterioriza- En algunos casos, fue el propio legislador quien mediante leyes especiales
ción de ciertas fases, funciones o actividades de dicho ciclo. (estatutos) le asignó determinada protección a ciertas actividades; o bien exclu-
Esto evidentemente lleva al nacimiento de un nuevo tipo de relaciones in- yó la naturaleza laboral en otras (por ejemplo, fleteros y productores asesores
terempresariales, sustentadas en vínculos de cooperación y coordinación, pero de seguros).
también de dependencia, recurriendo a figuras contractuales típicas como el A pesar de los aspectos negativos señalados, el concepto de dependencia
contrato de ejecución de obra o contrato de empresa, los contratos de arrenda- cumplió su función durante casi medio siglo sin demasiados inconvenientes.
miento de servicios, de depósito, de transporte o los contratos de comisión y de Sin embargo, las transformaciones económicas y tecnológicas, la descen-
agencias; o bien, a la creación de nuevas figuras contractuales como los contra- tralización productiva y las nuevas formas de organización del trabajo obligan
tos de franquicia, de factoring, de merchandising, de facilities managemf!nt, de a un profundo replanteo de esta cuestión, teniendo en cuenta la existencia de un
logística, de mantenimiento o suministro de informática. · número cada vez mayor de trabajadores que si bien podrían encuadrarse como
Han señalado autores como Naomi Klein 4 que la combinación de algunos autónomos, al prestar servicios independientes jurídicamente, en cambio, se en-
de estos contratos ha dado pie a la aparición de las llamadas "empresas sin tra- cuentran en una posición de dependencia económica.
bajadores", a las que se puede definir como aquellas especializadas en la inter-
mediación entre la financiación, la producción y la comercialización, organiza- VIII. NUEVAS PERSPECTIVAS DEL CONCEPTO DE DEPENDENCIA
das a partir de una marca o de una imagen comercial de reconocido prestigio.
El fenómeno de la descentralización productiva -complejo, variado y ge- Planteado así el conflicto, no puede desconocerse que las soluciones distan
neralizado por naturaleza- produjo, al decir de Spiro Simitis, la "desorganiza- mucho de ser pacíficas. Desde una concepción netamente protectoria se preten-
ción del derecho del trabajo", poniendo en crisis el paradigma normativo de la de extender 'el concepto de dependencia para incluir dentro del ámbito laboral
empresa clásica y de la organización de medios que tiene lugar en su seno, pero todos estos casos 'que hoy no están protegidos.
también el del trabajador, si se lo entiende en su doble condición de parte de una En Italia se desarrolló la noción de parasuhordinación y en Alemania se
relación obligatoria y de miembro de un grupo que agrega intereses comunes. creó legislativamente la figura de los "casi asalariados", los cuales no dejan de
Como consecuencia de la ruptura del sistema tradicional de relaciones la- ser trabajadores independientes, pero al ser económicamente dependientes, no
borales y la falta de adecuación normativa a la nueva situación, no resulta difí- obstante estar excluidos de la protección contra el despido, se benefician con
cil conocer la identidad y la ubicación del titular de los derechos y deberes na- ciertas disposiciones del derecho del trabajo relativas a los conflictos laborales,
cidos del contrato de trabajo, pero sí la figura del empresario, que se desdibuja el descanso y las condiciones de trabajo, e incluso podrían tener derecho a ne-
con la consiguiente inseguridad jurídica. gociar las condiciones de trabajo colectivamente.
En nuestro medio y en otros países de la región -a diferencia de Europa, Goldin, siguiendo el informe Boissonnat y Supiot, se inclina por una nue-
en donde hubo aggiornamiento y reingeniería de la categorización y de los me- va categoría jurídica, que denomina "contrato de actividad" (del que ya hablaba
canismos de distribución-, el fenómeno descentralizador se ha canalizado por Deveali hace muchos años), que consistiría en un contrato marco con una per-
las vías de la precariedad y la flexibilización laboral. sona moral que coordina sus políticas de empleo y sus necesidades y garantiza
La dependencia es uno de los conceptos cuya delimitación más dificultad al trabajador durante su desempeño dependiente, pero también en otras instan-
ha planteado a la doctrina jurídica. cias de su carrera (como las del trabajo autónomo, el tiempo de formación, el de
Esto se observa en la propia LCT, que no la define concretamente, limitán- descanso, el de atención de las obligaciones cívicas" o familiares, etc.), la conti-
dose a resaltar la relación jerárquica existente entre las partes (art. 5º), las facul- nuidad de un mínimo remuneratorio y cierta protección social.
tades de organización y dirección con que cuenta el empleador (arts. 64 y 65), Se superaría de ese modo la limitación que deriva del encerramiento de la
las que como consecuencia natural de esa disparidad negocia! deben ser ejerci- relación individual en un contrato entre asalariado y empleador jurídicamente
das con carácter funcional y sujetas a las limitaciones impuestas poda ley; in- definido como responsable de una sola empresa, reduccionismo éste que impide
cluso cuando se refiere al contrato y a la relación de trabajo hace expresa alu- la difusión de la responsabilidad económica y social más allá de la empresa, en
sión a la dependencia pero sin determinarla. particular en el seno de las redes de subcontratación y cocontratación.
Esta omisión, que se explica en la propia elasticidad de la expresión, llevó Desde esta perspectiva, el contrato de actividad favorecería una movilidad
a que fuera la doctrina la encargada de establecer (con la amplitud necesaria) que no sería sinónimo de precariedad, inseguridad o éxclusión; el sistema, a su
sus elementos tipificantes, haciendo hincapié en su faz jurídica y desatendiendo vez, se beneficiaría con las capacidades de adaptación requeridas, y las empresas
la técnica y, especialmente, la económica. con una flexibilidad y una reactividad que contribuirían a mejorar su competiti-
vidad a partir de una organización cooperativa y una flexibilidad mutualizada.
4
KLEIN, Naomi, No logo. El poder de las marcas, Paidós, Buenos Aires, 2001. Con ese objeto, el contrato de actividad conciliaría flexibilidad productiva, evo-
lución del trabajo y continuidad de las trayectorias personales.
CONTRATO DE TRABAJO. RELACIÓN DE DEPENDENCIA 131
130 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA .

2. Contrato de sociedad
Admite que estas construcciones, por su grado de sofisticación y su me-
cánica financiera e institucional, parecen inalcanzables, por el momento, en los . Uno de los requisitos del contrato de sociedad es la affectio societatis, ma-
países de América latina, en atención a la crítica escasez de recursos económi- mfestado normalmente en los constantes aportes de sus socios, su participación
cos y organizacionales. -ta~to en las ganancias como ~n las pérdidas- y la asunción de los riesgos
Candal advierte tres alternativa·s posibles: a) dejar la subordinación como prop10s de la empresa. En camb10, en el contrato de trabajo -si bien existe la
centro de imputación normativa tal como está actualmente, asumiendo el dere- cc:operación basada e? la buena fe- está limitada, ya que el trabajador depen-
cho civil la protección de trabajadores en situación de autonomía o directamen- die~te ~o asume los nesgas de la empresa ni participa de sus ganancias, siendo
te no regulando dicha actividad; b) modificar el contenido del concepto a fin de retnbmdo su trabajo por un salario.
que se extienda a más supuestos de hiposuficiencia de quienes prestan un traba-
jo personal por cuenta ajena; y c) adoptar otras pautas que actúen como puer- 3. Contrato de mandato
tas de acceso, al menos parcial, a la legislación protectoria del trabajo (funda-
mentalmente en lo que se refiere a la seguridad e higiene). El contrato de mandato comercial es un contrato por el cual una persona
Concuerda con Baylos en el sentido de que el derecho del trabajo debería se oJ:>liga a administrar uno o más negocios lícitos de comercio que otra le en-
lograr una mayor "permeabilidad de entrada y salida de su normativa". Cree comienda (art. 221, CCom.). El mandato comercial puede ser "mandato con re-
conveniente que aquel trabajador (profesional, intelectual o altamente califica- presentación" o "sin representación". La representación significa la expresión
do, dotado de un caudal nada significativo de información) con suficiente poder de la voluntad de un representado por medio de un tercero (representante)
de negociación, utilice a pleno su autonomía individual para autocomponer sus como si el primero hubiese participado en la concertación del negocio. '
mecanismos de tutela, incluso a través de figuras contractuales no laborales (y Es .decir que el representante tiene una atribución legal o convencional que
con ventajas aún mayores que las que confiere nuestra disciplina), y que dicha le per~ite con~retar la negociación mediante una declaración de voluntad que
relación pueda salir del campo protectorio del derecho del trabajo y de las pre- tendra efecto directo sobre el representado. El carácter representativo no es im-
prescindible en el contrato de mandato, pudiendo el mandatario contratar en su
sunciones que éste contiene.
Peró al mismo tiempo las normas protectorias deberían dar "entrada" a P.r.?pio nombre o en el del mandante. En cambio, en el mandato sin representa-
c10n, el representante -al carecer de ese poder- no puede concluir el negocio
aquel trabajador sin poder de negociación alguno que, frente a una realidad
porque debe con~rtarse por medio del representado. ·
aplastante que no le deja otra alternativa y a una gran demanda de trabajo y es-
El art. 1869, CCiv. establece que el mandato civil tiene lugar cuando una
casez de su oferta, se encuentra sujeto o cautivo en una forma de contratación
parte da a otra el poder (que ésta acepta) para representarla al efecto de ejecu-
que le es impuesta bajo un régimen de auténtica autonomía, pero que, sin em- tar en su nombre y por su cuenta uno o varios actos jurídicos.
bargo, depende económicamente del contratante de sus servicios, que actúa (y Existen casos en que el trabajador dependiente llega a ser mandatario de
se ampara) bajo un falso pero legalmente garantizado presupuesto de absoluta su empleador, representándolo jurídicamente, como, por ejemplo, los gerentes u
igualdad con su cocontratante. otros altos empleados. Cuando la LCT, en el art. 21, se refiere a los "actos", lo
hace re.specto de cualquier tipo de ellos, por lo cual el mandato forma parte del
IX. CASOS DUDOSOS DE RELACIÓN DE DEPENDENCIA contemdo del contrato de trabajo en tanto reúna los requisitos de dependencia
y pago de la remuneración.
Ver el tema en detalle en Grisolia,Julio A., Tratado de Derecho del Trabajo . ~~ el contrato de mandato, las partes se ponen de acuerdo respecto de la
y de la Seguridad Social, t. 1, Abeledo Perrot, 2013. e1ecuc10n de la obra, mandato o servicio, pero queda a disposición del locador
el mod? de c~mplir con el mandato. En cambio, en un contrato de trabajo, el
X. DIFERENCIAS DEL CONTRATO DE TRABAJO CON OTRAS FORMAS dependiente siempre se somete al poder de dirección del empleador y al modo
DE CONTRATACIÓN que determine para su ejecución, careciendo de autonomía.

1. Contrato de locación de obra 4. Contrato de agencia

En este contrato, una parte se compromete a realizar una obra -locata- El agente es quien trata negocios comerciales en nombre de otro, sin ser su
rio- y la otra -locador- a pagar por ella una contraprestación en dinero. En empleado. En este contrato, una de las partes (agente, representante o vendedor)
apariencia, se asemeja al contrato de trabajo, pero se diferencia por el carácter -que gestiona pedidos en forma autónoma- asume el cargo de promover por
autónomo de la prestación y por su objeto, que consiste en el resultado (la eje- cuenta de otro (fabricante) la celebración de contratos en una zona determinada
cución de la obra prometida); en el contrato de trabajo existe relación de depen- por la venta de un producto a cambio de un precio establecido en el contrato.
~l el~~ento determi?ante de este contrato es que el agente tiene su propia
dencia, y el objeto es la prestación misma de la tarea.
Si bien el contrato de trabajo puede tener como objeto la ejecución de una orgamzac10n de ventas a1ena a la del principal, complementándolo en este as-
obra, el trabajador dependiente sólo se obliga a efectuar la tarea pero sin asegu- pecto.
rar su resultado, lo que sí ocurre en la locación de obra y servicios. La locación Si bien el agente debe rendir cuentas de su actuación, no está sujeto a con-
trol en ':l cumplimiento de sus funciones. Debe poseer sede propia, para lo cual
de obra implica para el empresario la asunción de riesgos económicos, ya que se
montara locales, se proveerá de personal necesario, organizará la propaganda
compromete a alcanzar el resultado a su costa.
132 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA CONTRATO DE RELACIÓN DE DEPENDENCIA 133

de sus productos y los colocará a su propio riesgo. En el agente no se verifica la No~ enfrentamo~ a una realidad que ya nos ha alcanzado: el fenómeno del
dependencia económica referida a la carencia de medios para su propia organi- teletr.aba10, con tra~a1adores jóvenes que utilizan muchas veces sus propias he-
zación, justamente porque los posee. rramientas de ~rab~J? (notebooks, micro-pe, netbooks, subnotebooks y laptops,
cel':1lares mult~func10n, e~c.) con software de autor o no provisto por el empre-
5. Contrato de concesión sario,. para qmenes esos mstrumentos representan más que una herramienta de
traba10, un vehículo de comunicación inmediata con círculos de estudio, amis-
El concesionario es un comerciante independiente que se compromete a
tades y otros contactos.
vender en nombre propio solamente productos de una marca determinada en
una zona otorgada por el concedente. La concesión exclusiva otorga al fabri- 2. El teletrabajo como modalidad de prestar servidos
cante o productor la apertura inmediata de un nuevo mercado y la presunción
de una organización dedicada a la comercialización de sus productos. Así es ~orno aparece el teletrabajo que puede definirse como el fenóme-
En cambio, el copcesionario espera que este tipo de relación exclusiva no que consiste en la realización de cierto tipo de trabajos sin la presencia físi-
atraiga la clientela de sus productos de marca, generalmente prestigiada, que ca del empleador, por parte de personal a su cargo, que se mantiene en contac-
no vende otro comerciante. El concedente tiene la posibilidad de reglamentar t~ coi:,, él mediante la utilización de las tecnologías de la información y la comu-
y controlar el servicio y el concesionario debe prestar el servicio y soportar di- mcac10n (TICs).
cho control. La~ !~~s pueden d.e,,finirse a la vez como aquellas tecnologías que permiten
Esto no significa una subordinación técnica, económica ni jurídica, sino la adqmsic10n, .~rodu~c10n, al~acenamiento, tratamiento, comunicación, regis-
que el control se ejerce por medio del dominio que siempre debe tener el con- tro y presentacion de mformación en forma de voz, imágenes y datos contenidos
cedente sobre la prestación del servicio; éste es el elemento esencial del contra- en sen~le~ de natur~leza acústica, óptica o electromagnética.
to de concesión. . Si bien. el fenon:ei:? no es nuevo, ya que se podría considerar una espe-
c~e .del traba10 a domicilio, no puede desconocerse que debido al avance tecno-
6. Contrato de distribución l<;>gico antes apuntado, est~ modo de ~restar servicios presenta desafíos que no
sie.n:pre pueden ser atendido~ convementemente por las normas vigentes, que
El distribuidor es un colaborador autónomo del productor que dirige su
origu:almenteJu~ron concebi.d~s para responder a situaciones planteadas por
establecimiento y compra al fabricante artículos de consumo masivo para re-
traba1adores .que prestan servicios con presencia física en la empresa.
vender a los minoristas (alimentos). En principio, la diferencia que existe con el
. Concebido desde el punto de vista tradicional, esta figura viene a desdibu-
contrato de concesión es la intensidad de las relaciones entre las partes, ya que
1ar algu~os de los elementos que tradicionalmente conforman el concepto de de-
mientras en el contrato de distribución el comerciante· es autónomo, en el de
pendencia labor~l -subordinaci'ó1: técnica, jurídic~ y económica- pero se pre-
concesión el concesionario está más identificado con el comerciante.
En consecuencia, el contrato de concesión requiere más dependencia eco- senta como una mteresante modalidad que ya ha sido adoptada por varias em-
nómica con el fabricante que el de distribución. La diferencia que existe con el p.resas ei:- nuestro país y que lejos de involucionar crece día a día. Además, no
~iempi:e implica una relación de subordinación; también puede haber teletraba-
contrato de agencia es que mientras en éste el agente concierta el negocio sin
efectuar la compraventa, en aquélla el negocio del distribuidor es la venta a los JO au~onomo. EH.o depende de los elementos o indicios que en cada caso puntual
permitan conclmr en una u otro sentido.
clientes en su nombre. Ver el tema en detalle en Grisolia, Julio A., Tratado de Derecho dei Trabajo
y de la Seguridad Social, t. 1, Abeledo Perrot, 2013.
XI. TELETRABAJO

1. Introducción XII. VOLUNTARIADO SOCIAL


Las llamadas "nuevas tecnologías" -email, Internet, mensajería instantá- Se den?m~n.a volunt~riado social a la actividad social espontánea llevada
nea, weblogs, cámaras webs, informática en general, etc.- se han incorpora- a ca?o por mdi:vid~os solidariamente motivados, en forma autoconvocada o a
do al espacio organizacional de la empresa -y a nuestras vidas- desde hace traves de º~samzac10ne~ de distinto orden y sin perseguir expectativas de lucro
años. (remunerac10n o cualqmer otro tipo).
El derecho laboral y la jurisprudencia, hay que reconocerlo, viene hacien- Se trata de una figura jurídica que está ausente en la tipología contractual
do esfuerzos importantes para adaptarse a esa realidad, aunque en algunos ca- es~ec.ífica, don?e el comp~rtamiento de las partes puede adoptar algunas carac-
sos se pierda la noción de la dimensión del fenómeno. t~ristica~ propias de los vmculos laborales, aunque se trata de situaciones bien
El uso de la tecnología ha generado un crecimiento del empleo; por ejem- diferenciadas.
plo, en Estados Unidos se pronosticó un aumento del 16% en los empleos dis- Está reglamentado por la ley 25.855 (BO del 8/1/2004), y sus decs. regl.
ponibles para los redactores y editores entre 2002 y 2012, del 6,2 % para analis- 17/2004 (8/1/2004) y 750/2010 (31/5/2010).
tas de noticias, reporteros y corresponsales, del 13,6% para los fotógrafos, del . La norma en ~uestión establece en su art. 4º que "la prestación de servi-
26,4% para los editores de película y video y del 21,9% para diseñadores grá- cio~ p~r el voluntariado .. : se. p.resume ajena al ámbito laboral y de la previsión
ficos. En Europa, el sector de filmaciones y producción audiovisual generaba un soc.ial ; por lo cual, en prmcipio, el desempeño de tareas de este tipo estaría ex-
millón de empleos en 2003, frente a los 850.000 que existían en 1995. clmdo de la presunción establecida en el art. 23, LCT.
CONTRATO DE TRABAJO. RELACIÓN DE DEPENDENCIA 135
134 MANUAL DE DERECHO LABORAL - JULIO ARMANDO GRISOLIA

Esta postura fue avalada por nuestro más alto tribunal, cuando señaló que
Ver el tema en detalle en Grisolia, Julio A., Tratado de Derecho del Trabajo "el Estado se encuentra en posición de variar unilateralmente el contrato, inclu-
y de la Seguridad Social, t. 1, Abeledo Perrot, 2013. sive en lo concerniente a las funciones que han sido encomendadas al empleado,
siempre que tales modificaciones sean impuestas de modo razonable" 8 .
XIII. EMPLEO PÚBLICO
En lo referido a la estabilidad del empleado público, el máximo tribunal
1. Introducción ha reiteradamente reivindicado la validez del instituto de prescindibilidad como
una herramienta necesaria para lograr que la Administración Pública sea eficaz,
Siguiendo a Perugini 5 las notas características del empleo público no difie- funcional y económica; en ese sentido, las previsiones contenidas en el art. 11,
ren sustancialmente de las que podría tener el mismo sujeto con un ·empleador ley 25.164, sobre la materia, constituyen un paso importante en orden a la des-
privado, en tanto el empleado público se encuent:a ~n una pos~ció1?- jerárquica- activación del precepto constitucional, toda vez que no es dable preponderar el
mente inferior bajo las órdenes y directivas del prmcipal, y ha sido mcorporado interés individual por sobre el interés general 9 •
en una organización ajena, a efectos de ceder el resultado del esfuerzo personal
a cambio de una remuneración. 2. Régimen del empleo público
Por lo tanto, el empleado público no deja de ser u~ ein~leado en r.elación
de dependencia de la Administración Pública, que por dich~ circun~tanc~a c?m- El régimen del empleo público se encuentra regulado por la ley 25.164,
parte muchas de las características que han hecho del traba1ador .P:~vado ob1eto sancionada en el mes de septiembre de 1999, en que se aprobó la "Ley Marco
de la protección de las leyes e, inclusive, se encuentra en una P?Sic10n de mayor de Regulación de Empleo Público Nacional", que reemplazó las disposiciones
subordinación que aquéllos 6 • de la ley 22.140, y por el dec. 2031/2006 (BO del 24/1/2007).
De todos modos, y pese a la estrecha relación entre uno y otr?, no caben El texto de la ley 25.164 debe compatibilizarse con la ley 24.185 de ne-
dudas acerca de que la singular condición del empleador -:el prop10 Estado- gociación colectiva en el ámbito de la Administración Pública, por la cual el
imprime a la relación condiciones que la ?istinguen de la prm~era. Estado nacional afirma el compromiso asumido al ratificar el convenio 154 de
Lo hasta aquí expresado, ha determmado en consecuencia que la ley haya la OIT, esto es, la inclusión de la Administración Pública nacional en el ámbi-
establecido órdenes normativos diferenciados, en función de los cuales el víncu- to de la negociación colectiva, y con las contenidas en el convenio colectivo de
lo que relaciona a la administración con sus empleados resulta ajeno al ámbito trabajo para la Administración Pública nacional suscripto entre la Unión del
del derecho laboral, propia del derecho público y, como tal, un capítulo del de- Personal Civil ·de'fa Nación y el Estado nacional en el marco de dicha disposi-
recho administrativo. ción legal, aprobado por el dec. 66/1999.
La naturaleza jurídica del empleo público dio lugar a un interesante deba- Vale aclarar, no obstante, que en principio esta estructura normativa re-
te en la doctrina administrativa, dividida entre: · sulta materia ajena al derecho del trabajo, ya que a pesar de lo previsto en el
1) quienes sostienen que se trata de una situación o status estatutario, le- art. 2º, LCT, d sometimiento de las relaciones de empleo público al régimen de
gal o reglamentario, por lo cual no se los "emplea" ~ino que se los "nom?ra" la convención colectiva que regula la ley 24.185, como expresamente lo dispo-
mediante un acto administrativo emanado de la autoridad competente, momen- ne su art. 19, no trae como consecuencia el encuadramiento del personal en el
to a partir del cual sus derechos y obligaciones se regulan por actos de la admi- régimen de contrato de trabajo.
nistración; .~ . ~
2) quienes reconocen un elemento consensual en la forma.cion d~l vmculo y
XIV. El TRABAJADOR AUTÓNOMO
una situación legal o reglamentaria posterior susceptible de ser modificada por
la administración a su solo arbitrio; 1. Introducción
3) quienes consideran que se trata de un contrato administrativo.
Pero más allá de estas distinciones, no existen dudas acerca de que el Estado Partiendo de lo establecido por el art. 14 de la Constitución Nacional en
goza de determinadas prerrogativas, para modificar el status de dichos trabaja- cuanto consagra que: "todos los habitantes de la Nación gozan de los siguien-
dores, incluido la remuneración. ~ . .. . . tes derechos conforme a las leyes que reglamenten su ejercicio; a saber: de tra-
Marienhoff, por su parte, entiende que la razon de la posibilidad de dismi- bajar... ", a lo que se suma el art. 14 bis, que dispone: "el trabajo en sus diversas
nuir el salario hacia el futuro se encuentra precisamente en que se trata de un con- formas gozará de la protección de las leyes" puede inferirse que, en principio, lo
trato administrativo, a cuyo respecto, entre las prerrogativas de la Administración que se protege es el trabajo como tal, sea éste dependiente o independiente.
Pública, está la de modificar el contrato dentro de ciertos límites 7 • Ello, por cuanto dicha tutela se lleva a cabo sobre el trabajo y sobre el tra-
bajador y es de carácter especial, profunda y netamente protectoria, en la medi-
5 PERUGINI, Alejandro, Relación de dependencia, cit.
da que el trabajo es considerado uno de los pilares esenciales para el desarrollo
de un país y para la dignidad del hombre.
6 En el mismo sentido, ver CARNOTA, Walter F., "La remuneración del sector públi-
co como propiedad constitucionalmente protegida", DT 2002-B-1852/1853; GUIBOURG,
Ricardo A., "El contrato de trabajo y la naturaleza jurídica del empleo público", LT XXVll- 8
Corte Sup., Fallos 315:2561, 318:500 y 323:1566, entre otros.
481; y FERNÁNDEZ MADRID, Juan C., Tratado práctico de derecho del trabajo, t. 1, La Ley, 9
Buenos Aires, 1989, p. 666. Fallos 261 :336, 266:159, 276:265, entre muchos otros. ÁLVAREZ MAGLIANO, M.
7 MARIENHOFF, Miguel S., Tratado de derecho administrativo, t. 111-B, Abeledo-Perrot,
Cristina - FERA, Mario, El derecho del trabajo según la Corte Suprema de Justicia de la
Nación, Ad-Hoc, Buenos Aires, 2002, ps. 177/179.
Buenos Aires, 1970, ps. 271/272.
136 MANUAL DE DERECHO LABORAL - ARMANDO GRISOLIA
CONTRATO DE TRABAJO. RELACIÓN DE DEPENDENCIA 137

Ahora bien, cuando la Constitución Nacional establece la protección del


trabajo "en sus diversas formas" luego enumera una serie de derechos especia- . Sin embar.go, y tal como lo señala Ferreirós 10 , nadie puede negar en estos
les: condiciones dignas y equitativas de labor; jornada limitada; descanso y va- tiempos la r,eal~dad dada por la existencia de trabajo organizado por una per-
caciones pagados; retribución justa; salario mínimo vital móvil; igual remunera- s~na. para s1 misma, pero que mantiene dependencia económica con otro que
ción por igual tarea; participación en ·las ganancias de las empresas, con control ehpt1camente (no fraudulentamente), recibe la provisión de sus prestaciones de
de la producción y colaboración en la dirección; protección contra el despido hacer.
arbitrario; estabilidad del empleado público y organización sindical libre y de- En estos casos, nos encontramos frente a profesionales que desarrollan sus
mocrática, que están dirigidos a regular la protección del trabajo dependiente. t~reas en un lugar propio, autoorganizados, asumiendo sus propias responsabi-
Sin embargo, ya se ha hecho referencia a que, desde hace varios años, el de- hdade~, pero que ~ún así mantienen un vínculo obligacional menos oblicuo que
recho del trabajo viene atravesando una nueva etapa en la que aparecen muchas el trad1c10nal en virtud del cual quedan constreñidos a atender clientela de una
veces desdibujadas las notas de la dependencia y donde la brecha entre el traba- empresa ajena o personas que están vinculadas al otro, manteniendo la libertad
jador autónomo y el dependiente se ha acortado de manera considerable. Ello para sus propios asuntos, pero en un volumen que genera importante diferen-
en gran parte obedece al desarrollo de nuevas tecnologías, a la elevación del ni- cia de tiempo y de dinero.
vel de formación de los trabajadores, a la descentralización productiva, etc. E~iste una ma!cada dependencia de tipo económico que permite distinguir
A partir de lo expuesto, y descartando los supuestos en que se configu- a :ste tip? de tr.aba1ad.ores de ~os autónomos propiamente dichos, pero que aún
ra fraude, es interesante analizar qué sucede con el trabajador autónomo en as1, mantiene diferencias suficientes como para no entrar dentro de la órbita de
Argentina donde, a diferencia de lo que ocurre en países como España, Colombia protección del derecho del trabajo.
y Venezuela no existe tratamiento legal específico. Es el típico caso de los médicos que pueden tener pacientes propios y aten-
d~rlos en su c~nsultori? privado. pero a la vez prestar sus labores para una clí-
2. El trabajador autónomo en la Argentina mca o sanatono y perc1b1r por dichas tareas la parte más importante de sus in-
gresos.
A diferencia de lo que ocurre con el régimen instituido a partir de la exis- En e~tos casos, existe una suerte de dependencia de tipo económica porque
tencia de relación de dependencia, esto es, el sistema de protección del trabaja- el ;nayor m&reso .nac~, del pag? que realiza el sanatorio y, por otra parte, por
dor consagrado por la Ley de Contrato de Trabajo y sus concordantes y com- mas que la or~a~!zac1?!1 y el !1esgo sean propios, siempre existe un importan-
plementarias, el caso del trabajador autónomo presenta particularidades que te margen d.e, ena1enac10~ de libertad, ,q~e se advierte, por ejemplo, en no poder
merecen un especial tratamiento y revisión de la regulación en miras al logro de negar atenc10n a los pacientes de la chmca, en fijar determinados cobros en lle-
una mayor protección. var a cabo guardias, etc. '
Como primera cuestión es importante señalar que se entiende por trabaja-
Ver el tema-en detalle en Grisolia, Julio A., Tratado de Derecho del Trabajo
dor autónomo. Según el diccionario de la Real Academia Española, la palabra y de la Seguridad Social, t. 1, Abeledo Perrot, 2013.
autónomo recibe las siguientes acepciones: "Que tiene autonomía", "Que tra-
baja por cuenta propia".
En los casos regulados por la LCT y concordantes, el trabajador depen- PRÁCTICA LABORAL.
diente realiza tareas para los clientes del empleador sin tener contacto frecuen- MODELOS
te con ellos.
En contraposición, el trabajador autónomo tiene clientes propios y desa- 1. Telegrama para solicitar aclaración de la situación laboral
rrolla su actividad por su propia cuenta y riesgo, es decir, que no depende de Ante negativa de tareas, intímole plazo dos días hábiles aclare situación laboral
otro para su desarrollo laboral, no recibe órdenes ni se encuentra sujeto al po- bajo apercibimiento de considerarme despedido por su culpa.
der disciplinario de un tercero.
De alguna forma, se puede definir al trabajador autónomo como aquella 2. Contestación del empleador que niega la relación ·
persona física que realiza de forma habitual, personal, directa, por cuenta pro-
pia y fuera del ámbito de dirección y organización de un tercero, una actividad Rechazo por malicioso e improcedente su telegrama nro. [... ].Niego existencia de
vínculo laboral. Lo exhorto a abstenerse de formular reclamos improcedentes.
económica o profesional a título lucrativo, independientemente de que ocupe a
trabajadores por cuenta ajena. 3. Contestación del empleador que aduce otro vínculo
Conforme lo expuesto y en principio, el trabajo autónomo se opone al tra-
bajo dependiente y entre sus caracteres principales se encuentran: 1) la autoor- Rechazo por malicioso e improcedente su telegrama nro. [... ].Niego existencia de
ganización del trabajo; 2) la asunción de los riesgos derivados de su actividad vínculo laboral. Usted fue contratado a fin de efectuar una tarea determinada consis-
(ganancias o pérdidas); 3) trabajo por sí y para sí (por cuenta propia). tente en [... ].Entre nosotros medió un contrato de locación de servicios.
Quienes realizan sus tareas bajo estas condiciones se denominan común-
mente trabajadores independientes, sea que las mismas queden insertas en el ,
1
°
FERREJRós, ~stela M., Derechos subjetivos inherentes a la actividad del trabajador au-
ámbito de una locación civil de servicios o de obra, asuman la posición de co- tonomo, ponencia pre,sentada en el 1° Congre:o del Trabajador Autónomo. Organizado
merciantes que venden los bienes producidos por el empresario (como los con- por ARTRA, la Maestna en Derecho del Trabajo y Relaciones Laborales Internacionales
cesionarios) o configuren contratos mercantiles como el de transporte. de la UNTREF, SADL, CAPTA y FEMEBA (Facultad de Ciencias Económicas de la UBA