Está en la página 1de 5

NTRODUCCIÓN La Administración Tributaria es el examen y evaluación crítica y

sistemática externa. practicada por el Auditor Tributario Fiscal en base a un conjunto


de procedimientos y técnicas sobre las operaciones, estados contables y demás
docu¬mentos sustentatorios de carácter comercial, financiero, tributario y legal,
pertene¬cientes a los contribuyentes, dentro de un marco legal tributario aplicable a
cada periodo sujeto a verificación y fiscalización. La Auditoria Tributaria es el examen
de una declaración jurada de un contribuyente y la documentación sustentatoria para
poder llegar a una determinación acertada de los tributos partiendo de la verifica¬ción
de la base imponible de los mismos; intereses y sanciones, que deba pagar como
consecuencia de la realización del hecho imponible. Constituye una investigación,
diseñada y planificada por la Administración Tri¬butaria para verificar la veracidad de
la información presentada por el contribu¬yente así como su cumplimiento correcto y
oportuno, de tal forma que cada contribuyente cumpla con su obligación impuesta por
el poder de imperio del Estado para el cumplimiento de sus fines. AUDITORIA
TRIBUTARIA I. DEFINICION La auditoria tributaria si bien es cierto es practicada sólo
por la Administración Tributaria (juez y parte a la vez), puede ser desarrollada en
forma independiente por profesionales competentes y calificados para información
interna de la empresa o sujeto pasivo de la obligación tributaria. En esta situación la
auditoria, conjunto de procedimiento y técnicas, es desarrollada dentro de ciertos
parámetros estable¬cidos en el acuerdo llegado entre las partes, el contribuyente y el
auditor. En general. se puede definir a la Auditoria Tributaria como la aplicación de un
conjunto orgánico de procedimientos y técnicas para: a) Verificar la determinación de
la base Imponible. b) Verificar el cumplimiento de las obligaciones tributarias por parte
de los contri¬buyentes. c) Cumplir con los fines de la auditoria tributaria. II. FINES y
OBJETIVOS En primer lugar definiremos brevemente el término fin u objetivo, el cual
refiere una meta, un propósito, una finalidad que debe tenerse en cuenta por cuanto
dependien¬do de cuáles sean éstas, crearán un marco estructural dentro del cuál se
aplicarán los procedimientos y técnicas de auditoria. 2.1. Fines La Auditoria Tributaria
tiene como fines para el período revisado: a) Determinar los resultados de la empresa
en forma real y cierta así como la materia imponible. b) Descubrir errores de carácter
técnicos cometidos en forma voluntaria o Involuntaria. c) Descubrir los posibles
fraudes. Además de los fines señalados en el párrafo anterior deberá señalarse al
contribuyente las deficiencias observadas y brindar sugerencias constructi¬vas. La
función educativa cumple un rol importante dentro de los objetivos de la Administrados
por cuanto mediante éstos se consiguen tanto como a través de la estricta
fiscalización. La Auditoria Tributaria desarrollada por auditores Independientes deberá
perseguir los siguientes fines: a) Formar una opinión sobre la situación tributaria de la
empresa, la deter¬minación de la base imponible y de la deuda tributaria del
contribuyente por un periodo determinado de acuerdo a las leyes vigentes en el
mismo espacio de tiempo. b) Juzgar sobre los libros contables, registros, documentos,
operaciones, Declaraciones Juradas y cumplimiento de obligaciones formales dados
por leyes especificas. c) Suministrar al cliente una revisión critica del pasado
(señalando las defi¬ciencias observadas) y asesoramiento útil para el futuro a través
de suge¬rencias constructivas. 2.2. Objetivos De los objetivos se puede distinguir dos
aspectos fundamentales de la actividad de la Administración Tributaria: la prevención
y la represión. En estos aspectos actualmente prima la característica represiva
ejercida a posteriori por la Administración. Debemos considerar que los objetivos
esta¬blecidos por la alta administración se caracterizan por ser objetivos amplios,
generales cuyo objetivo medular es la maximización del cumplimiento voluntario de
las obligaciones fiscales y el incremento de la masa contributiva. Para la
Administración Tributaria el objetivo de la auditoria tributaria o fiscal se basa
principalmente en determinar correctamente la base imponible de los distintos tributos
y su deuda impositiva tal como lo señalan las leyes y reglamentos al respecto.
Debemos subrayar también que los objeti¬vos de la Administración están
compatibilizados con los objetivos financieros, económicos y sociales del Gobierno.
Para efectos de determinar si se ha cumplido con los objetivos propuestos, la
Administración debe haberlos definido en términos de los resultados que se espera
alcanzar, de tal forma que se pueda comparar el rendimiento de la Administración y
tomar las medidas correctivas del caso 51 no se obtiene lo presupuestado.
Evidentemente, los objetivos determinados en función a resultados posibilita
concentrar los esfuerzos de todas las áreas que partici¬pan en la Administración
Tributaria. III. AUDITOR TRIBUTARIO 3.1. DEFINICION Es el profesional que en el
ejercicio de su función fiscalizadora o profesión aplica los procedimientos y técnicas
de Auditoría Tributaria para verificar el cumplimien¬to de las obligaciones tributarias
de los contribuyentes en concordancia con las normas tributarias vigentes y los
principios de contabilidad generalmente acepta¬dos. El auditor tributario fiscal tendrá
una responsabilidad ante la Administración Tributaria y el contribuyente mientras que
el auditor tributario independiente su responsabilidad será ante los propietarios,
socios, accionistas, clientes y acreedo¬res de la firma, bancos, inversionistas en
perspectiva y empleados. Para el cumplimiento de esta labor puede solicitar la
intervención de otros profesio¬nales cuando la naturaleza de las operaciones o la
complejidad de las mismas requieran de la aplicación de profesionales de otros
campos o áreas para una mejor comprensión de las actividades que realiza el
contribuyente para una mejor deter¬minación del cumplimiento de las obligaciones
por parte del contribuyente. Para la Administración Tributaria será la herramienta a
través de la cual podrá determinar en forma imparcial el cumplimiento de las
obligaciones del contribu¬yente y el instrumento que le permitirá cumplir sus fines.
3.2. CARACTERISTICAS y CUALIDADES Para efectos de cumplir su labor
adecuadamente y debido a la importancia que tienen como representantes del
Estado, la Administración Tributaria debe dentro de los límites de los fondos
apropiados, hacer accesible a sus empleados todo el adiestramiento para la ejecución
efectiva de su labor, porque se requiere de perso¬nal altamente especializado. Debe
dominar la ciencia contable, de acuerdo con los principios de contabilidad
generalmente aceptados debe conocer ampliamente la legislación tributaria y los
regímenes especiales o promocionales vigentes así como estar preparado en
técni¬cas de auditoría tributaria para aplicarlas. 3.3. DEBERES Para un funcionario de
la Administración Tributaria su responsabilidad es inter¬pretar la ley, tratando de
encontrar el significado razonable de las normas legales a la luz de la intención del
legislador y no adoptar una interpretación forzada bajo la creencia de que así está
protegiendo los ingresos del fisco. Por lo tanto, los auditores de la Administración
Tributaria deben hacer reparos u objeciones al contribuyente sólo cuando ellas tengan
mérito y nunca en forma arbitraria o con propósito de negociación: asimismo cuando
ésta tenga mérito no deben titubear en hacerla. Su responsabilidad será como,
representante del Estado. la de proteger impar¬cialmente los derechos tanto del
Estado como los del contribuyente, por consi¬guiente será su obligación: a)
Determinar los resultados de los contribuyentes en forma real y cierta y que el
Impuesto resultante sea justo de acuerdo con las leyes tributarias. b) Descubrir
errores de carácter técnico cometidos en forma voluntaria e Involuntaria. c) Verificar
los gastos y deducciones procedentes. d) Descubrir los posibles fraudes. e)
Determinar las sanciones tributarias correspondientes cuando hubiere lugar. El
Deudor Tributario es la persona obligada al cumplimiento de la prestación tributaria
como contribuyente o responsable. IV. DEUDOR TRIBUTARIO 4.1.
CONTRIBUYENTES Son Contribuyentes las personas naturales o jurídicas y
entidades que tengan patrimonio, ejerzan actividades económicas o hagan uso de un
derecho que. con¬forme a ley, genere la obligación tributaria. De acuerdo con el
Código Tributario contribuyente es aquél que realiza, o respecto del cual se produce el
hecho generador de la obligación tributaria. En este sentido el Contribuyente es el
obligado directo al pago del tributo es el sujeto pasivo de derecho de la obligación
tributaria y desde el punto de vista del Derecho Tributario el “deudor tributario”. 4.2.
RESPONSABLES Son responsables las personas que, sin tener la condición de
Contribuyentes deben cumplir la obligación tributaria por disposición expresa de la ley.
En este sentido, los responsables, son sujetos pasivos de hecho de la obligación
tributaria. En realidad el responsable no es el titular de una obligación simplemente
soporta obligaciones accesorias de terceros por mandato de la ley, pero nunca
soporta la obligación principal de pagar el tributo, por cuánto actúa como “agente de
retención” o “agente de percepción”. • Agentes de Retención Son los responsables
directos designados por la ley para retener los tributos en la fuente. Efectuada la
retención es el único responsable ante la Adminis¬tración Tributaria, en caso contrario
responderá solidariamente. El “agente de retención” es responsable ante el
contribuyente por las retenciones que efec¬túe contraviniendo las normas pertinentes,
sin perjuicio de la sanción admi¬nistrativa o penal, según el caso. De acuerdo con la
Ley Penal Tributaria, constituye un Delito Tributario, no empozar al fisco las
retenciones efectuadas. • Agente de Percepción Son los responsables directos
designados por la ley para percibir los tributos en la fuente. Efectuada la percepción
tiene las mismas responsabilidades que el “agente de retención”. El “agente de
percepción” en realidad viene a ser un cobrador de los tributos para el Fisco por
mandato de la ley. No efectúa ningún descuento en el momento de realizar pagos
más bien por su función o situación está obligado a recibir o cobrar al contribuyente un
monto o porcentaje por concepto de tributos junto con el Importe del servicios o precio
que cobra. • Designación de Agentes de Retención o Percepción De acuerdo con la
Norma IV del Código Tributario sólo por Ley o norma de rango similar, se puede
designar Agentes de Retención o Percepción. Sin embargo, el articulo 10° del Código
Tributario establece que en defecto de la ley, mediante Decreto Supremo, pueden ser
designados agentes de reten¬ción o percepción los sujetos que por razón de su
actividad, función o posi¬ción contractual estén en posibilidad de retener o percibir
tributos y entregar¬los al acreedor tributario. Adicionalmente la Administración
Tributaria podrá designar como agente de retención o percepción a los sujetos que
considere que se encuentran en disposición para efectuar la retención o percepción
de tributos. • Responsables Solidarios La responsabilidad es

Disponible en: http://tesisproyectos.com/2017/09/05/auditoria-tributaria/[/url]


email: informes@tesisproyectos.com

AUDITORIA TRIBUTARIA
Dentro de la literatura nos podemos encontrar con distintas conceptos de Auditoria, sin embargo
las variaciones entre uno y otro están dadas ya se a por el tipo de auditoria o el enfoque de cada
una de ellas.

Hoy en día la auditoria, dada la evolución de la economía,


de la administración y la tecnología, ha incursionado en otros campos diferentes a los
tradicionales, como lo eran el financiero, tributario y operativo. Ello ha obligado a la
especialización de determinadas áreas en que se encuentra inmerso un ente económico. Es así
como es posible encontrar auditorias presupuestarias, de gestión, de informática, etc.

La auditoria es en esencia una forma efectiva de control, que ayuda a retroalimentar la


administración de los entes económicos. Así como los dueños de las empresas, por medio de la
auditoria financiera, les interesa saber si los estados financieros reflejan la situación real de sus
negocios, también a través de la auditoria tributaria, se evalúa el grado de cumplimiento de las
obligaciones tributarias y la carga efectiva de impuestos que están soportando.

‘La Auditoria Financiera y la tributaria van muy de la mano. Es normal que mediante una buena
auditoria financiera se detecten fácilmente efectos tributarios en las bases imponibles
declaradas.
La Auditoria Financiera se define como el procedimiento destinado a cerciorarse de la
razonabilidad con que los estados financieros presentan la situación financiera a una fecha
determinada, como así mismo la conformidad con los principios contables generalmente
aceptados y de la uniformidad con que se han aplicado tales principios entre un ejercicio y otro.

La Auditoria Tributaria se define como el procedimiento destinado a determinar la correcta


determinación de la obligación tributaria principal o sustantiva, como así también de aquellas
accesorias o formales. Esta auditoria utiliza en la práctica los mismos procedimientos técnicas y
normas de la Auditoria Financiera tradicional, por lo tanto se tendrán presente las Normas de
Auditoria y los boletines técnicos del Colegio de Contadores. La razón de esta referencia se
sustenta en que gran parte del trabajo realizado por el auditor tributario, tiene características
propias de una auditoria financiera, por lo que se requiere que su trabajo se desarrolle
sustentándose en normas reconocidas y de aceptación general, como así también las impartidas
por organismos oficiales.

El objetivo de la Auditoria Tributaria es la evaluación del cumplimiento de las obligaciones


tributarias. La tarea del auditor debe estar encaminada a establecer en rigor, el cumplimiento de
las obligaciones tributarias, y en lo posible, planificar adecuadamente las tareas inherentes y
aquellas que estén relacionadas con dichas obligaciones.

La auditoria tributaria realizada por el S.I.I., nace por la necesidad de fiscalizar a los
contribuyentes. En cambio la efectuada por agentes externos, se crea por la necesidad de
ajustarse a la normativa legal tributaria vigente.
Auditoria Tributaria Tributaria Impuestos Tributación Auditoria