Está en la página 1de 5

Baños Hernández Alfonso Isai

Semestre: 4 Grupo: 1
Critica: Pequeño cerdo capitalista
Capítulo 1. Ahorrar: de veritas que todos podemos.
El capítulo 1 es muy interesante ya que aparte de decirte que todos podemos
ahorrar te explica a lujo de detalle las diferentes formas de ahorrar, comienza
hablando de ¿Por qué cuando somos estudiantes y no tenemos un trabajo
gastamos menos que cuando tenemos un empleo?, explica que, en muchas
ocasiones, así como ganamos más dinero más gastamos y que lo peor es que no
sabemos en qué se va tanto dinero.
Te da ejemplos de cómo en realidad estas gastando en lugar de ahorrar con varios
ejemplos, pero a mí el que más me gusto fue el que hablaba sobre los letreros de
descuento que no por estar “de oferta” en realidad debes de comprarlo, la gente
gasta mucho dinero en cosas que en realidad no necesita sino que simplemente
quiere, esto no está mal ya que de vez en cuando hay que darnos un regalo a
nosotros mismos, simplemente hay que buscar que lo que compremos en realidad
sea la mejor opción, hay que aprender a comprar.
En resumen para concluir el capítulo menciona que simplemente existen dos formas
de ahorrar, la primera es reduciendo gastos de tu vida cotidiana, en el libro
menciona un ejemplo sobre un taxi, pero aplicándolo en mi vida creo que podría
ahorrar una cierta cantidad de dinero si tan solo me levantara 10 minutos antes para
alcanzar el transporte escolar, y la otra forma para ahorrar es si generas tus propios
ingresos, ingresos extras con cosas que podrías realizar sin requerir mucho tiempo,
este enunciado podría complementarse con la frase “si eres bueno en algo nunca
lo hagas gratis”.
Capítulo 2. Metas constantes y sonantes…
Aquí explica que todos debemos de tener una meta, un sueño, el cual
queramos lograr, y que para lograrlo obviamente se necesite de dinero, su punto
clave es el por qué ahorrar si no existe un propósito.
Inspira a que no dejes ir tus sueños por falta de dinero, el dinero no es un
impedimento en problema es que no sabemos ahorrarlo y algo que te facilitara esto
es tener claras todas tus metas, debes de definir ¿Qué quieres?, ¿Cuánto cuesta?,
¿Cuándo quieres cumplirlo?, ¿Qué vas a hacer para lograrlo? y ¿Dónde invertirás
tu dinero?,
En lo personal pienso que ese es el principal problema de mucha gente, que no
tiene bien definido lo que quiere, que no tiene metas o sueños, y que si los tiene
piensa que son sueños locos que nunca podrán cumplir, pero no los pueden cumplir
simplemente por falta de compromiso y dedicación, siento que estas preguntas son
esenciales para poder plantear bien tus metas y así lograr ahorrar el suficiente
dinero para cumplirlas y que no se queden en sueños locos.
Capítulo 3. ¿En qué se te va el dinero?
Aquí explica todo lo que conlleva el hacer un presupuesto, como saber ¿En
qué se te va el dinero?, es muy fácil gastar el dinero, pero es muy difícil el saber en
qué te lo gastas, existen muchas fugas de dinero que no tomas en cuenta cuando
realizas el presupuesto y lo que propone la autora es que anotes todos tus gastos
por un mes, por más mínimos que sean estos gastos al final del año suman una
cantidad considerable.
A simple vista me parecía muy fácil realizar mi presupuesto, pensaba que
simplemente se trataría de llenar las tablas, pero no fue así, en realidad no se en
que gasto mi dinero, se supondría que debería de tener mucho más dinero
ahorrando, pero no es así, espero que con este capítulo pueda darme cuenta de
todos los gastos que tengo y que, según yo, no eran un gasto considerable.
Capítulo 4. Que no te agarren en curva: el fondo de emergencia
En realidad, se habla muy poco de este tema, prácticamente son dos páginas
del libro, pero sin duda alguna es algo que todos deberíamos de tener presente, uno
nunca sabe cuándo se va a necesitar dinero y no necesariamente por una
emergencia médica o familiar, simplemente también lo puedes ocupar para algo que
quieres comprar y de repente lo bajan mucho de precio, en ese momento
necesitarías dinero para aprovechar la oferta.
Sin duda alguna la forma en la que explica el cómo debes de determinar tu fondo
de ahorro es muy buena, te pide datos muy básicos, datos que sin duda alguna los
puedes recordar inmediatamente.
Capítulo 5. Tu deuda no es culpa de tu banco
Como el titulo lo dice, tu deuda no es culpa de tu banco, la autora tiene
completamente la razón con este punto.
Mucha gente piensa que debe tanto dinero por culpa de su banco, que el banco en
ocasiones es el mismísimo diablo, pero en realidad esto es totalmente falso, nadie
te obliga a comprar algo que en realidad no necesitas, es decisión tuya y solo tuya
el gastar de más cuando no tienes dinero.
El capítulo básicamente te habla sobre las desventajas y beneficios que tiene el
crédito, porque si, también tiene varios beneficios si lo sabes utilizar, la principal
desventaja es que en la mayoría de los deudores piensan que con pagar el mínimo
de su tarjeta de crédito ya están del otro lado cuando la verdad es totalmente
diferente, si tu pagas simplemente el mínimo de tu tarjeta de crédito lo que sucede
es que tu deuda original nunca disminuye y simplemente estas pagando los
intereses de tu deuda, asi que no debemos de utilizar las tarjetas de crédito asi.
Pero ¿Cómo debemos de utilizarlas?
Las tarjetas de crédito son de mucha ayuda cuando se va a comprar algo a meses
sin intereses o al menos es lo que yo pienso, nos ayudan a comprar cosas que en
verdad podemos pagar en un futuro no muy lejano pero que simplemente no
cuentas con un dinero suficiente en el momento de la oferta, pero cuidado no hay
que malinterpretar esto, esto no significa que debemos comprar por comprar cosas
que no necesitamos y que al final por adquirir muchas cosas no nos alcance el
dinero al final de la quincena para poder pagar como dice la autora mínimo el doble
del mínimo de tu deuda.
Sin embargo donde no estoy de acuerdo o pienso que no habla muy congruente es
cuando te dice que es importante el tener una tarjeta de crédito para tener un buen
buro de crédito, la autora dice en capítulos anteriores que es mejor comprar cosas
al contado y nunca tener una deuda o en el peor de los casos en una emergencia
debes de tener un fondo de emergencia para poder saldar todos los gastos de dicha
emergencia, y en esta parte te menciona que debes contar con un buen buro de
crédito para tener la opción a un préstamo en algún futuro, siendo que si sigues los
consejos del libro no tendrías el por qué llegar a dicho extremo de pedir un crédito
tan grande como para ser revisado tu buro de crédito por quien te prestara el dinero
en dicho caso.
Capítulo 6. Inversiones
Invertir, sin duda alguna es algo interesante de hacer pero que en muchas
ocasiones no sabemos cómo hacer.
Pero la forma en la que explica este tema la autora se me hace una forma
sumamente interesante y comprensible para todo el público que no tiene
conocimiento sobre finanzas.
Desde la primera hoja te atrapa diciéndote que tu dinero por más que ahorres está
perdiendo, si perdiendo ya que si lo invirtieras en cualquier cosa podrías generar
activos, sin embargo, un punto esencial para lograr comprender esto es conociendo
la importancia de tu dinero, el saber que tu dinero le está dando dinero a alguien
más sin duda alguna no creo que le agrade a alguien, te expone que simplemente
teniendo tu dinero en una cuenta de banco, ese banco está generando ganancias
sin darte nada de estas, pero como lo había explicado en capítulos anteriores, esto
no es culpa del banco, la culpa no es de nadie más que tuya, si la culpa es de
nosotros que no nos tomamos 1 hora de nuestro día para ir al banco y preguntar
cómo puedes invertir tu dinero de la forma que más te convenga y digo banco por
que también existen otros lugares donde puedes invertir pero a mi consideración es
la forma más sencilla y fácil de que tu dinero no siga perdiendo.
Existen muchas formas de inversión, pero sin duda alguna la que a mi parecer me
sonó más interesante fue la idea de invertir en la bolsa de valores, honestamente
pensaba que el invertir aquí requería de mucho conocimiento sobre finanzas y que
era muy difícil el entrar a este mundo de inversiones, pero después de leer el
capítulo me di cuenta que es muy fácil, lo único que debes de tener es paciencia y
unos mínimos conocimientos sobre finanzas.
Sin duda alguna hasta el momento este capítulo es el mejor del libro, porque aparte
de enseñarte que tu dinero es importante, te enseña a cómo invertirlo desde algo
muy fácil como el ir al banco y pedir una forma de inversión, crear una cuenta de
cetes o irte directamente a lo grande que es invertir en la bolsa de valores.
Capítulo 7. Lo que siempre quisiste saber y no te atreviste a preguntar de las
afores y del retiro
Para ser sinceros sabía que era una afore, pero después de lo explicado en
el libro ahora se la importancia que tienen en la vida de las personas.
El principal enfoque de este tema es saber la importancia de las afores y del retiro
para los mexicanos ya que a pesar de vivir en el mismo país no todos nos podemos
pensionar de la misma forma y todo a raíz de la reforma del año 1997 donde cambio
completamente en sistema de retiro.
Pero como todo en esta vida existen ventajas y desventajas que se explican de
manera muy contundente en el libro, por ejemplo, los que se pueden jubilarse con
la ley 73 tienen derecho a jubilarse con menos semanas cotizadas, pero a diferencia
de los regidos por la nueva ley de las afores ellos tienen cierto límite para un periodo
sin cotizar al seguro.
Claro que el tema es algo de suma importancia y lo pienso así porque creo muchos
de nosotros no pensamos ni por un momento que va a ser de nosotros cuando ya
no estemos en las mejores condiciones para trabajar al nivel que lo hacemos ahora,
y siento que esa la principal visión de la autora, el hacer conciencia en los lectores
sobre su futuro, sobre la importancia que tiene un fondo para el retiro y el por qué
debemos ahorrar desde jóvenes para este.
Capítulo 8. Protege lo que más te importa, para eso existen los seguros
La importancia de los seguros, asi definiría el capítulo, pero es mucho más
complejo de lo que parece, prácticamente existen seguros para todo, el problema
es que no todos necesitamos todos los seguros.
Todos debemos de seleccionar que tipo de seguro nos conviene más y no porque
sea el más barato si no por que dependiendo de la edad que tienes dependen tus
prioridades, no es lo mismo que le preguntes a un joven de 25 años que acaba de
comprar un carro a una señora que acaba de ser mamá, en este ejemplo uno
debería de asegurar su carro y la señora comprar un seguro de vida por si algo le
llegara a pasar.
Sin duda alguna explica que el tener un seguro es importante, pero para mí este
tema no me atrapo e incluso me pareció aburrido talvez fue porque a pesar que
existen muchos seguros, en esta etapa de mi vida no me interesa ninguno, ningún
seguro cubriría algo que realmente me importe, no tengo un carro, no tengo una
casa y mucho menos tengo un dependiente económico por el cual preocuparme.
Pero a pesar de que me pareció tedioso es bueno saber que existen tales cosas,
puede que ahorita no me interese adquirir alguno, pero en algún futuro muy
probablemente me parezca de mayor relevancia en tener uno, ya sea que compre
un carro o que alguien dependa de mí, en ese caso obviamente veré este tema con
otros ojos y sabré donde buscar información para contratar el que más me
convenga.
Capítulo 9. ¿Con quién se quejan los inconformes?
Todos en algún momento de nuestra vida hemos tenido un problema con alguna
compra, puede que no es lo que vimos en la página de internet o que tan solo una
semana después de comprar dicho producto ya no sirva, la verdad es que es muy
frustrante como la empresa que te vendió tal cosa después de que no sirviera no se
quiere hacer responsable de sus productos defectuosos y es ahí donde este capítulo
te ayuda porque si por alguna razón desconoces el dónde te puedes ir a quejar aquí
te dice dónde.
Obviamente lo más común es que las quejas sean por algo que compraste, pero
también existen quejas de carácter financiero, los cargos a la tarjeta que muchas
personas no saben por qué son y que en varias ocasiones no tendrían que pagar,
también existe donde presentar una queja, la verdad esta fue la parte del capítulo
que desconocía ya que nunca me he encontrado en una situación de este carácter.
El capítulo más que bueno me pareció muy curioso, ya que aproximadamente hace
menos de seis meses a mí me pareció algo con una compra en línea, había pedido
un Xbox por la tienda digital de Elektra, lo compre así porque en línea estaba más
barato que en físico (aparte de un descuento por el buen fin), pero bueno el punto
es que el Xbox me llegaría en un plazo de diez días máximo, pasaron 2 meses y
no llego nada, ahí fue cuando decidí ir a quejarme con Profeco ya que en las
sucursales de Elektra me decían que no sabían por que la compra fue digital y
simplemente me daban largas, y la verdad es que Profeco si te ayuda, si interviene,
trata de agilizar el proceso para que recuperes tu dinero, lo único malo que tiene
Profeco es que el proceso es muy lento, te dan citas para dentro de meses, el
producto lo compre en noviembre y recibí mi rembolso hasta febrero de este año, si
te ayuda pero como todo tiene sus deficiencias.
Conclusión
El libro en general es muy bueno, es un libro que de temas que pensábamos que
eran muy complejos de entender logra dar explicaciones muy comprensibles para
todo público.
En lo personal me ayudó mucho porque gracias a él aumente mis conocimientos
sobre mis finanzas personales, el cómo poder ahorrar, donde invertir mi ahorro y en
que vale la pena gastar.
Sin duda alguna lo que debemos de recordar al final del libro es que en realidad no
tenemos dinero para ser más ricos, debemos de querer dinero para poder cumplir
todos nuestros sueños, creo que ese fue el punto principal del libro, que el dinero
no sea un impedimento para lograr los sueños que anhelamos.
Y aunque en algunos capítulos perdí el interés por uno o dos temas en definitiva
recomendaría este libro a otras personas que lo necesiten y es que, aunque tus
finanzas personales no sean las peores no está nada mal el conocer un poco más
acerca del tema.