Está en la página 1de 48

PLAN de COMUNIDAD

ECLESIAL y
PASTORAL CIUDADANÍA
ORGÁNICA 2018
2018

ARQUIDIÓCESIS DE MONTERREY 2017-2019


PLAN DE PASTORAL ORGÁNICA,
COMUNIDAD ECLESIAL Y CIUDADANÍA 2018.
ARQUIDIÓCESIS DE MONTERREY 2017-2019.

Impreso y Hecho en México.


Primera edición. 7000 Ejemplares.
1 de Enero de 2018.
Año de la Juventud.
Monterrey, Nuevo León, México.

Elaborado por:

VICARÍA EPISCOPAL DE PASTORAL.


ZUAZUA No. 1100 SUR.
CENTRO, MONTERREY, N.L.
C.P. 64000.
TEL (81) 11582477
www.arquidiocesismty.org
vicariadepastoral@arquidiocesismty.org

Portada:
Arriba: “Virgen del Roble, Patrona de la Arquidiócesis de Monterrey”.
Litografía. Basílica del Roble en Monterrey, N.L. Fragmento.
Abajo: “Cerro de la Silla”, Monterrey, N.L.
Fotografía de dominio público.

Contraportada:
Interior:
“Basílica de Nuestra Señora del Roble”.
Fotografía de dominio público.
Exterior:
“La Catedral de Nuestra Señora de Monterrey”.
Fotografía de dominio público.
PLAN de
PASTORAL
ORGÁNICA

2018
ARQUIDIÓCESIS DE MONTERREY 2017-2019
ÍNDICE.
DECRETO DE PROMULGACIÓN DEL PLAN DE PASTORAL ORGÁNICA.

INTRODUCCIÓN. 1

ELEMENTOS PARADIGMÁTICOS PARA PLANEAR CAMINANDO. 3

I. MEMORIA AGRADECIDA. 5
1. Primer Sínodo de la Arquidiócesis de Monterrey 1996-2001. 6
2. Plan Diocesano de Pastoral Orgánica 2001-2005. 6
3. Plan de Pastoral Orgánica 2006-2010. 7
4. Plan de Pastoral Orgánica 2011-2015. 7

II. ESCUCHA, DIÁLOGO Y ENCUENTRO. 8


1. Mirar y escuchar al prójimo con misericordia. 8
2. El encuentro nos hace caminar como pueblo. 9

III. DIALOGAR SOBRE LA REALIDAD CONTEMPLADA. 11

IV. NÚCLEO DE ATENCIÓN PASTORAL. 13

ELEMENTOS PROGRAMÁTICOS PARA PLANEAR CAMINANDO. 15

I. MIRADA PASTORAL CONTEMPLATIVA. 17


1. ¿Cómo compartimos la vida? 17
2. Fortalezas y debilidades al compartir la vida en la Comunidad Eclesial. 18
3. Fortalezas y debilidades al compartir la vida en la Ciudad. 19
4. Desafíos ante la situación de la Comunidad Eclesial y la Ciudad. 20

II. DISCERNIMIENTO COMUNITARIO. 21


1. La encarnación: Dios sale al encuentro de todos. 22
2. Jesús que escucha, dialoga y se encuentra con todos. 23
3. Encuentro con todos en la Comunidad Eclesial y la Ciudad. 24
4. Los resultados del Discernimiento Comunitario. 25
ÍNDICE.
OBJETIVO ARQUIDIOCESANO 2018. 25

URGENCIAS PASTORALES. 25

III. PASTORAL MISERICORDIOSA. 26

ORIENTACIONES PASTORALES. 27

CRITERIOS PASTORALES. 28

PROYECTOS PASTORALES. 30
PROYECTOS PASTORALES ARQUIDIOCESANOS. 31

IV. ITINERARIO ESPIRITUAL. 33


1. Creer para tener vida. 34
2. Creer juntos, en comunidad. 34
3. Una comunidad creyente que ama. 35
4. Una comunidad configurada por la Eucaristía. 35

V. REVISIÓN Y SEGUIMIENTO. 36

ORACIÓN POR EL PLAN DE PASTORAL ORGÁNICA 2018. 37


Plan de Pastoral Orgánica 2018

INTRODUCCIÓN.
“La alegría está en el camino”, nos dijo en una Persona, Familia, Comunidad Eclesial y Ciudadanía,
ocasión el Papa Francisco. Esto significa que se relacionan íntimamente, por lo que tenemos el
además de poner nuestra mirada en el horizonte reto de “articularlas” en nuestro trabajo pastoral.
hacia donde nos dirigimos, hemos de alegrarnos de
ser una Iglesia que se goza en su caminar, Durante el 2017, a través de distintos encuentros
descubriendo la fidelidad de Jesús que camina con con laicos, consagrados, sacerdotes y
ella. organizaciones de la sociedad civil, miramos
contemplativamente nuestra vida comunitaria e
A lo largo del año 2017, hemos buscado hicimos un ejercicio de Discernimiento Comunitario
implementar el Plan de Pastoral Orgánica, Persona que tuvo como momento privilegiado, la Asamblea
y Familia, animándonos a asumir el desafío de Eclesial Diocesana. En ella definimos el Objetivo
ponerlas en el centro de nuestra acción pastoral. Arquidiocesano, las Urgencias y las Orientaciones
Pastorales para este año 2018.
Este Plan nos pedía que elaboráramos proyectos
para favorecer la espiritualidad personal y familiar; En este marco, presentamos el Plan de Pastoral
que promovieran el desarrollo integral de cada Orgánica, Comunidad Eclesial y Ciudadanía 2018
persona; impulsaran la integración familiar y que al igual que el Plan anterior, está estructurado
atendieran a las familias necesitadas. Cada en dos partes: la primera describe los Elementos
instancia pastoral de la Arquidiócesis ha buscado Paradigmáticos, que inspiran nuestra acción
responder, desde su realidad concreta, a lo que el pastoral y la segunda presenta los Elementos
Plan nos propuso a todos. Programáticos, que nos ayudarán a elaborar
Proyectos Pastorales que atiendan este segundo
Ahora es el momento de dar un segundo paso en el Núcleo de Atención Pastoral. Agregamos además,
“planear caminando” de nuestra Arquidiócesis. cuatro Proyectos Pastorales que asumiremos como
Nuestro Pastor nos pidió que revisáramos cómo Arquidiócesis, fruto de la Post-Asamblea 2017 y de
estamos compartiendo la vida en la Comunidad las Asambleas de Zona.
Eclesial y en la Ciudad, con la convicción de que, las
personas y las familias se plenifican en la vida ¡Caminar juntos nos llena de esperanza! Que sea el
comunitaria, siendo esta la que les ayuda a Espíritu de Dios el que anime e impulse nuestras
comprender su verdadera identidad y sentido de acciones pastorales para que así sean camino de
vida. misericordia.

Pbro. Miguel Ángel Espinosa Garza


Vicario Episcopal de Pastoral
Arquidiócesis de Monterrey
Comunidad Eclesial y Ciudadanía 1
ELEMENTOS PARADIGMÁTICOS
PARA PLANEAR CAMINANDO

I. MEMORIA AGRADECIDA.
II. ESCUCHA, DIÁLOGO Y ENCUENTR0.
III. NÚCLEO DE ATENCIÓN PASTORAL.
Plan de Pastoral Orgánica 2018

No partimos de cero
I. MEMORIA AGRADECIDA.
“Custodien la memoria del largo camino hasta
ahora recorrido, sean deuteronómicos y sepan
suscitar la esperanza de nuevas metas, porque el
mañana será una tierra `rica en frutos´ aunque nos
plantee desafíos no indiferentes”. En su reciente
visita a México, el Papa Francisco invitó con estas
palabras a los obispos a acompañar con sabiduría
al pueblo mexicano en el camino de la vida y a
escribir páginas en su historia, que también es
historia de salvación, para que no pierda la
esperanza.

“Custodiar la memoria”, es precisamente lo que


buscamos al presentar este sencillo y significativo
recorrido por los distintos Planes de Pastoral
Orgánica de la Arquidiócesis de Monterrey,
partiendo del Documento Conclusivo del Primer
Sínodo, hasta el recientemente concluido Plan de
Pastoral Orgánica 2011-2015.

Reconocemos en la planeación arquidiocesana, un


proceso largo y efectivo de planteamiento de
estrategias, definición de objetivos, presentación
de líneas de acción, ejecución de iniciativas,
actividades y proyectos, así como una gran labor
apostólica de nuestros obispos y arzobispos a lo
largo de este tiempo.


Al hacer memoria agradecida del pasado, hemos
detenido nuestra mirada en algunos de los La alegría
elementos que tratan el tema de la Comunidad
Eclesial y la Ciudadanía en los Planes. evangelizadora
El momento de planeación actual se sabe siempre brilla
poseedor de una herencia pastoral, por lo que que
no empieza de cero. Los Proyectos Pastorales que
sobre el trasfondo
se van implementando encuentran cabida gracias de la memoria
al trabajo pastoral de muchas personas que antes
de nosotros, araron la tierra, sembraron la semilla, agradecida:
regaron el terreno y cuidaron su crecimiento. Sin
es una gracia que


duda también cosecharon frutos que siguen
redituando en gracia para quienes ahora
caminamos en esta Iglesia de Monterrey.
necesitamos pedir
Sirva este esbozo para que siga brillando nuestra Papa Francisco
alegría evangelizadora y caminemos con
esperanza.
Evangelii Gaudium No. 13
Comunidad Eclesial y Ciudadanía 5
Arquidiócesis de Monterrey

1. PRIMER SÍNODO
DE LA ARQUIDIÓCESIS
DE MONTERREY
1996-2001.
Ha sido la mayor experiencia comunitaria vivida por
esta Iglesia a los largo de sus años de existencia.

En su Primera Unidad, revisó como tema general:


“La fe cristiana ilumina al hombre y al mundo” y de
modo particular, la relación Iglesia-Mundo,
destacando al hombre como autor, centro y fin de
toda la vida económico-social y a todos, como
destinatarios y protagonistas de la política.

Se rasaltó como un logro, el lugar que ocupaba


Nuevo León en relación con otros estados, tanto en
su contribución a la producción nacional, como en
el dinamismo de su industria.

Por otro lado, ya se percibía como limitación la


distribución desigual del ingreso, la falta de apoyo a
la educación popular y la apatía e indiferencia de la
comunidad global ante los problemas económicos,
políticos y sociales.
2. PLAN DIOCESANO
El Documento Conclusivo mencionaba que la DE PASTORAL
Iglesia no había podido calar hondo en la sociedad, ORGÁNICA
haciendo llegar los principios evangélicos y de 2002-2005.
justicia social sobre sus problemas económicos.

Las Líneas Pastorales buscaron enfatizar la Guiado por el esquema del Sínodo, en su Primera
enseñanza de la caridad evangélica, fomentando Unidad, trató los temas de economía, política,
los valores de justicia, solidaridad, trabajo y ahorro, cultura y religión, de la mano de Documentos del
así como la difusión de Documentos de la Iglesia en Magisterio de la Iglesia como “Gaudium et Spes” y
materia social en toda la Arquidiócesis. “Christifideles Laici”.

Gracias a las Disposiciones del Sínodo, hoy En el Marco de la Realidad, destacó un avance en el
contamos con un Secretariado de Pastoral Social terreno de la democracia, así como la vivencia de la
más sólido que ha intensificado la enseñanza social tolerancia, la pluralidad, el diálogo, el respeto a la
de la Iglesia, promoviendo la pastoral en el mundo mujer, etc.
del trabajo y suscitando especialmente entre los
jóvenes, algunas iniciativas de apostolado social. En sus Líneas de Acción y Modos de Aplicación,
relacionó la fe con la economía, la política, la
En la historia de nuestra pastoral, la serie de cultura y la religión, insistiendo en la necesidad de
Documentos Postsinodales dieron seguimiento a vincularla desde la catequesis y la liturgia. Propuso
las Disposiciones de esta experiencia de caminar además, la incorporación del civismo y la ética en el
juntos. plan de estudios de las escuelas católicas.

6 Hacia una Pastoral Misericordiosa


Plan de Pastoral Orgánica 2018

3. PLAN DE
PASTORAL
ORGÁNICA
2006-2010.

Este Plan resaltó los frutos de vida cristiana en


nuestra Iglesia diocesana. Uno de ellos fue y sigue
siendo hasta la fecha, la celebración de Asambleas
Eclesiales Diocesanas donde se ha ido viviendo el
gozo por una participación abundante y
diversificada en nuestra Iglesia por parte de fieles
laicos, consagrados, sacerdotes y obispos.

Habiéndose realizado en ese tiempo el Taller


llamado: “Toda la fe, en Toda la Vida”, emergieron
los Núcleos Problemáticos, entre los que se
mencionaron la falta de sensibilidad y compromiso
para responder pastoralmente a los problemas
sociales, la insuficiente comunión y participación
entre los agentes de pastoral en la comunidad
cristiana y un escaso testimonio ante la sociedad. 4. PLAN DE
PASTORAL
La Misión planteada por el Plan llevó a todos en la
Arquidiócesis a comprometerse vívamente en la ORGÁNICA
transformación de la sociedad, siendo una Iglesia 2011-2015.
evangelizada y evangelizadora.
Con la misma metodología que el Plan anterior y
Entre las Líneas de Acción se planteó asumir la como fruto del Diagnóstico de la Realidad y del
espiritualidad de comunión como fuerza que apoya Discernimiento Eclesial, se definieron como
el trabajo pastoral y la participación eclesial. Núcleos Problemáticos, la necesidad de contar con
herramientas y espacios sociales que permitieran el
Además se buscó la creación y adopción de desarrollo de las personas y comunidades, así como
herramientas necesarias para la transformación de el deterioro en los cuadros de valores a causa de un
las personas, los ambientes y las estructuras ejercicio prevalentemente lucrativo de los medios
sociales. de comunicación. Por otro lado, se percibió la
desesperación y la falta de confianza ante la
realidad política que se vivía y el laicismo de las
estructuras gubernamentales, lo que provocó un
alejamiento del Estado con la Iglesia.

Con la inspiración del Documento de Aparecida, la


segunda Línea de Acción orientó la vivencia
comunitaria, sobre la base de una espiritualidad de
comunión, fomentando en los fieles la conciencia
de pertenencia y compromiso con la Iglesia.

Entre las metas se encontraron, el fomento de la


fraternidad entre los fieles y de la solidaridad hacia
la sociedad.

Comunidad Eclesial y Ciudadanía 7


Arquidiócesis de Monterrey

De puertas abiertas y en salida


II. ESCUCHA, DIÁLOGO Y ENCUENTRO.
1. Mirar y escuchar al prójimo con misericordia.


Cuando Abraham escuchó a Dios y se atrevió a
responder a su propuesta, nuestro Padre irrumpió La escucha nos ayuda
en la historia de salvación; cientos de años
después, gracias a que María escuchó al Ángel y se a encontrar el gesto y la
atrevió a dejar a Dios hacer en ella su voluntad, se palabra oportuna que nos
hizo presente la salvación en Jesús.
desinstala de la tranquila
Estos dos diálogos salvíficos nos dejan claro que condición de espectadores.
Dios ha decido irrumpir en nuestra historia
mediante su Palabra, es Él quien ha comenzado
Solo a partir de esta escucha
este “diálogo” y ha convertido nuestra capacidad respetuosa y compasiva se
de escucha en un gesto de salvación: “quien a
ustedes escuche, a Mí me escucha” (Lc. 10, 16).
pueden encontrar los
caminos de un genuino
En este sentido, el Papa Francisco nos invita a crecimiento, despertar el
“ejercitarnos en el arte de escuchar, que es más que
oír” (EG 171) y para que nuestra escucha haga deseo del ideal cristiano,
presente la salvación, hemos de esforzarnos las ansias de responder
porque nuestro prójimo obtenga de nosotros “una
atención amante” (EG 199) y una mirada plenamente al amor de Dios
misericordiosa que nos mueva a hacernos y el anhelo de desarrollar
próximos y solidarios con todos los que se cruzan
en nuestro camino, tal como el Buen Samaritano, lo mejor que Dios
que hizo presente el amor de Dios al mirar al ha sembrado en la


herido, escuchar sus lamentos, detener su camino
y ayudarlo en todo lo que necesitaba. “Lo primero,
propia vida
en la comunicación con el otro, es la capacidad del
corazón que hace posible la proximidad, sin la cual
no existe un verdadero encuentro espiritual”
Papa Francisco
(EG 171). Evangelii Gaudium No. 171

8 Hacia una Pastoral Misericordiosa



Plan de Pastoral Orgánica 2018

Convencidos que el prójimo, en especial el herido y


Precisamente en esta excluido, es camino de fidelidad a Dios, hemos de
buscar renovar el encuentro entre nosotros en la
época y también allí Comunidad Eclesial y en la Ciudad, no solo como
un gesto de buena voluntad, sino más bien como
donde son un `pequeño una manera de evangelizar.
rebaño´ (Lc. 12, 32), los Salir de nosotros mismos, de nuestras estructuras
discípulos del Señor son parroquiales, de nuestros grupos y prácticas
rituales comunes, ha de servir para escuchar y
llamados a vivir como dialogar con nuestro prójimo más alejado. Esto en
nuestra Arquidiócesis, será un verdadero gesto
comunidad que sea sal evangelizador.

de la tierra y luz del Este diálogo abierto y misericordioso es anuncio de


la Buena Nueva, para desarrollar en nuestras
mundo (cf. Mt 5, 13-16). comunidades y en la ciudad, “una fraternidad
Son llamados a dar mística, contemplativa, que sepa mirar la grandeza
sagrada del prójimo y descubrir a Dios en cada ser
testimonio de una humano” (EG 92).

pertenencia En este año, nuestras iniciativas de escucha, el


diálogo que desarrollemos y nuestro encuentro con
evangelizadora de los demás, quieren ser un signo para toda la
sociedad, de que cada persona es digna de ser
manera siempre nueva. tomada en cuenta, pues en ella Dios ha querido ser
¡No nos dejemos robar amado.


la comunidad! Así nos lo deja claro el Papa Benedicto XVI cuando
afirma: “Amor a Dios y amor al prójimo se funden
entre sí: en el más humilde encontramos a Jesús
Papa Francisco mismo y en Jesús encontramos a Dios” (DCE 15).

Evangelii Gaudium No. 92

2. El encuentro nos hace caminar como pueblo.


El Señor sale a nuestro encuentro y nos pone en situación de encuentro, mientras caminamos porque
“… es un Dios que se aproxima. Un Dios que se hace cercano. Un Dios que empezó a caminar con su pueblo y
luego se hizo uno de su pueblo en Jesucristo, para hacerse cercano” (Cfr. Homilía del Cardenal Jorge Mario
Bergoglio. Encuentro de Pastoral Urbana, 2012).

Según el Evangelio, encontrarse con una persona significa, entre otras muchas cosas, descubrirla enfrente,
mirarla a los ojos, escucharla, acompañarla, dialogar con ella, alentarla y compartir el camino. Jesús nos
pone la muestra en cada uno de los encuentros que tiene con las personas e incluso con la multitud, para
quienes tiene detalles que sorprenden, por una cercanía y confianza tal, que inspira a muchos hasta el grado
de dejarlo todo y seguirlo.

Esa cercanía inspirada por Jesús “crea comunión y pertenencia, dando lugar al encuentro” (Papa Francisco a los
Obispos del CELAM, 2013). Así pues, todos estamos llamados a caminar cerca de Jesús, formando un pueblo
en el que las diferencias desaparecen, para dar origen a un pueblo nuevo en el que “Cristo es todo en todos"
(Col. 3, 11) porque todos somos hijos del mismo Dios.
Comunidad Eclesial y Ciudadanía 9

Arquidiócesis de Monterrey

El ABC de la pastoral,
el saludo y la sonrisa,
así como el diálogo, no
son siempre posibles
ya que muchos de
nosotros hemos
sido heridos y la
desconfianza en los
demás, así como la
pobre autoestima, nos
impiden relacionarnos
debidamente con los


otros

Mons. Rogelio Cabrera López


III Carta Pastoral

Para la Iglesia, la escucha, el diálogo y el encuentro no son medios, sino fines. Lo que queremos en nuestras
reuniones, celebraciones y apostolados; lo que deseamos en nuestras familias y comunidades; lo que
estamos luchando todos por vivir en la ciudad, es precisamente la posibilidad de escucharnos con atención y
respeto para dialogar, convencidos de que el otro tiene algo bueno que decirnos con su punto de vista y sus
propuestas, ya que “es necesario construir puentes o desbloquear para que haya comunicación... para que la
comunicación dé lugar a la amistad...” (Papa Francisco a los jóvenes en Cuba, 2015).

El encuentro que deseamos se suscite con todos, nos lleva a compartir alegrías, angustias, tristezas,
problemas y esperanzas de los demás, pero no desde lejos, sino desde dentro del pueblo al que
pertenecemos. Como discípulos misioneros, debemos cumplir el deseo del Papa Francisco e involucrarnos en
la situación donde vivimos, acompañando a todos los hermanos (Cfr. EG 24). Esto significa reafirmar “el
gusto espiritual de ser pueblo” (Cfr. EG 268-274) siendo conscientes de la vocación que tenemos de ser “luz en
el Señor" (Ef. 5,8) para meternos a fondo en el tejido social y desde él, ayudar a vencer la oscuridad, sin miedo
y con firme determinación, pues “la misión es una pasión por Jesús pero, al mismo tiempo, una pasión por su
pueblo” (EG 268).

No podemos cerrar los ojos ante el prójimo, debemos cuidarnos de la indiferencia y el egoísmo como
enemigos de una Pastoral Misericordiosa que busca compartir la vida, ser comunidad, escuchar inquietudes,
intercambiar opiniones, estableciendo en el camino los acuerdos que mantengan firme el compromiso de
buscar el mayor bien posible para los demás porque “Si uno separa la tarea por una parte y la propia
privacidad por otra…dejará de ser pueblo” (EG 273).

10 Hacia una Pastoral Misericordiosa


Plan de Pastoral Orgánica 2018

Nuestro modo de hacer pastoral


III. DIALOGAR SOBRE LA REALIDAD CONTEMPLADA.

“ … sentimos
el desafío de
descubrir y
transmitir la
mística de
vivir juntos…
de encontrarnos…


de apoyarnos
Papa Francisco
Evangelii Gaudium No. 87

En el proceso de planeación de la Pastoral Orgánica Esta mirada y reflexión comunitaria es


Arquidiocesana, para el período 2016-2020, hemos precisamente fruto del diálogo sobre la realidad
caminado construyendo entre todos el que contemplamos.
“Modelo Pastoral Contemplativo, Comunitario y
Misericordioso”. Nos hemos ido apropiando de él en El aspecto comunitario de nuestro Modelo Pastoral
distintas asambleas y encuentros, gracias a la y de la forma de seguir evangelizando, se
metodología que incluye un ejercicio de Mirada caracteriza por el encuentro, la corresponsabilidad
Pastoral Contemplativa, la práctica de un y la participación cercana, abierta, disponible,
Discernimiento Comunitario y la realización de una creativa, dinámica y madura de los discípulos
Pastoral Misericordiosa a nivel arquidiocesano, misioneros entre sí y con las demás personas de la
zonal, decanal y parroquial. Comunidad Eclesial y la Ciudad.

En su IV Carta Pastoral, nuestro Arzobispo dice que De esta manera, Discernimos Comunitariamente,
“En el proceso de gestación de nuestro nuevo plan de iluminando la Mirada Pastoral Contemplativa,
pastoral, hemos querido partir de la mirada desde la vida de Jesús y de la Iglesia, a través del
contemplativa, pero poniendo el acento en una diálogo fraterno y eclesial para descubrir lo que
mirada y una reflexión comunitaria. Por ello, la mirada Dios nos pide, respondiéndole juntos, donde “el
contemplativa que hemos realizado, no la ha llevado a objetivo de estos procesos participativos no será
cabo un pequeño grupo de expertos, sino que principalmente la organización eclesial, sino el sueño
convocamos a todas las comunidades parroquiales a misionero de llegar a todos” (EG 31).
capacitarse para salir juntos, mirar juntos la realidad,
reflexionar juntos y proponer juntos los caminos a
seguir en nuestro plan”.

Comunidad Eclesial y Ciudadanía 11


Arquidiócesis de Monterrey

Si lo que buscamos es encontrarnos, evidentemente el Discernimiento Comunitario ofrece la oportunidad


para hacerlo en un clima de oración, fraternidad y llenos del Espíritu Santo.

En todo discernimiento está implicada una mirada contemplativa de la realidad que nos exige tomar en
cuenta la cultura de la ciudad donde vivimos y los hechos que están sucediendo, para reconocer los signos
de los tiempos, las semillas que está sembrando el Espíritu, las llamadas de Dios y su caminar en esa historia
concreta.

Esto implica “planear caminando” y una disponibilidad para cambiar los planes y esquemas propios,
adaptándolos a lo que los demás necesitan, porque siempre existe el riesgo de partir de uno mismo,
exigiéndole a la realidad que se adapte a eso que a uno le parece más atractivo o que no le es conveniente.

En el Discernimiento Comunitario se ponen en juego muchas cosas, tan es así que nuestro Arzobispo, en su
IV Carta Pastoral, nos alerta respecto al individualismo, situándolo como desafío y tentación a vencer, frente
al caminar comunitario que exige siempre esta práctica.

El discernimiento está al alcance de todos en la Comunidad Eclesial y en la Ciudad, no es una práctica solo
de los místicos o los muy avanzados, sino que es también una actitud que se convierte en estilo de vida
cuando se busca cotidianamente lo que agrada a Dios.

Con la finalidad de prepararse para la toma de decisiones, ayudando a todos a asumir la más conveniente,
en el Discernimiento Comunitario se llega a la conclusión por consensos y no por mayoría de votos o en base
a la opinión de grupos de influencia.

Al discernir comunitariamente procuremos:

§ Manifestar y expresar lo que sentimos y pensamos, respetando que los demás se expresen.
§ Superar toda forma de individualismo, autorreferencialismo y olvido de los demás, así como
toda tentación de intolerancia.
§ Escuchar con atención y paciencia, buscando comprender no solo los estados de ánimo de los
demás, sino también sus argumentos y razones.
§ Ser solidarios y corresponsables, sintiéndose parte de un pueblo que camina y no solo del grupo
que discierne.

12 Hacia una Pastoral Misericordiosa


Plan de Pastoral Orgánica 2018

Enfocando la mirada
IV. NÚCLEO DE ATENCIÓN PASTORAL.


Como hemos dicho, en 2016 iniciamos el proceso
de planeación atendiendo la realidad de las
Personas y las Familias, dando como resultado el
… estoy convencido
Plan de Pastoral Orgánica, Persona y Familia 2017 de que la gran Ciudad
que estamos implementando a través de proyectos
en nuestra Arquidiócesis. no es algo que debamos
Al mismo tiempo, durante el 2017, nos acercamos
ver como adversario,
a otra realidad preguntándonos cómo estamos
compartiendo la vida y enfocando nuestra mirada
sino como colega.
para descubrir Urgencias Pastorales a las que Iglesia y mundo,
responderemos eclesialmente a través de
Proyectos Pastorales. Arquidiócesis y gran
Ciudad, vamos por


El Núcleo de Atención Pastoral que hemos
contemplado y al que nos dedicamos el mismo camino
especialmente en este 2018 es:

Comunidad Eclesial Mons. Rogelio Cabrera López


IV Carta Pastoral
y Ciudadanía
Considerar este año a la Comunidad Eclesial y a la Es necesario tocar y dejarse tocar por ellas pues
Ciudadanía, no anula ni hace a un lado el Núcleo de “Dios vive en nuestras Ciudades, la Iglesia vive en
Atención Pastoral Persona y Familia, ya que ambos nuestras Ciudades… Jesús sigue caminando en
se articulan tanto en el proceso de planeación nuestras calles, mezclándose con su pueblo,
como de ejecución. implicándose e implicando a las personas en una
única historia de salvación” (Papa Francisco, Visita
De esta manera ponemos en el centro de nuestra a los Estados Unidos, 2015).
atención pastoral a las Personas para que las
Familias a las que pertenecen, sean casas y Así, el Plan de Pastoral Orgánica 2017 sigue vigente
escuelas de comunión. como lo muestra la siguiente tabla:

En la Comunidad Eclesial, acompañamos a estas AÑO DE NÚCLEOS DE


ATENCIÓN
ATENCIÓN
PASTORAL
PLANEACIÓN
familias para que salgan de sí mismas y vivan la
solidaridad entre ellas, abriendo un diálogo ¿Cómo estamos Persona 2017
2016
fraterno como Ciudadanía, buscando una amando? Familia en adelante

convivencia social respetuosa, incluyente y


corresponsable. ¿Cómo estamos Comunidad 2018
2017 compartiendo Ciudadanía en adelante
la vida?
Nuestro Modelo Pastoral considera tanto a la
comunidad como a la ciudad como lugares de ¿Cómo estamos
Pobreza 2019
encuentro con Dios llenos de oportunidades y 2018 atendiendo a los
Solidaridad en adelante
más pobres?
desafíos.

Comunidad Eclesial y Ciudadanía 13


ELEMENTOS PROGRAMÁTICOS
PARA PLANEAR CAMINANDO

I. MIRADA PASTORAL CONTEMPLATIVA.


II. DISCERNIMIENTO COMUNITARIO.
III. PASTORAL MISERICORDIOSA.
IV. ITINERARIO ESPIRITUAL.
V. REVISIÓN Y SEGUIMIENTO.
Plan de Pastoral Orgánica 2018

Miramos como Jesús


I. MIRADA PASTORAL CONTEMPLATIVA.
La mirada contemplativa es “una mirada de amor 1. ¿Cómo compartimos la vida?
frente a la crudeza de la realidad” y nos permite
“hacer un buen discernimiento a la luz del Evangelio Para orientar nuestra salida a mirar
siguiendo las orientaciones del Papa Francisco” contemplativamente la realidad, se realizó una
(III Carta Pastoral, Mons. Rogelio Cabrera López). “Lectio Divina Pastoral” con la participación de los
miembros de los grupos y movimientos reunidos en
Como hemos visto en el 2016, la pregunta ¿cómo la Comisión Arquidiocesana para los Laicos (CAL),
estamos amando? nos puso en camino y despertó los integrantes de los Secretariados,
un gran interés por la Persona y la Familia, poniendo Departamentos, Comisiones y Pastorales
delante de nosotros desafíos ante la situación (SEDECOPA), el presbiterio de Monterrey y algunas
particular que vivimos (Cfr. Plan de Pastoral organizaciones de la sociedad civil.
Orgánica, Arquidiócesis de Monterrey, 2017).
La “Lectio Divina Pastoral” buscó que las personas
En el contexto de estas realidades, damos un paso oraran con el Evangelio teniendo una experiencia de
adelante al “planear caminando”, colocando otro encuentro con Jesús y de salida, mirando la realidad
ladrillo sobre el ya puesto, con la conciencia de que de todos los días como Él la miraría.
forman un conjunto y de que somos, como ha dicho
nuestro Arzobispo, “una comunidad siempre en Este ejercicio se acompañó de una encuesta que
camino”. ayudó a que los participantes hicieran conciencia
respecto de las fortalezas y debilidades que
Ahora nos preguntamos ¿cómo compartimos la tenemos al compartir la vida en la Comunidad
vida en la Comunidad Eclesial y en la Ciudad? para Eclesial y la Ciudad.
“asumir una mirada común de la realidad, que
sentimos y vivimos las personas, las comunidades y la Posteriormente, escuchando a todos, buscamos e
ciudad, recobrando como discípulos misioneros, la identificamos dichas fortalezas y debilidades para
intencionalidad pastoral y con fidelidad al Evangelio y asumir una mirada común.
a la persona de Jesús a quien seguimos” (IV Carta
Pastoral, Mons. Rogelio Cabrera López).

“ Solo comenzando por las familias; acercando


y abrazando la periferia humana y existencial de los territorios
desolados de nuestras ciudades; involucrando las comunidades
parroquiales, las escuelas, las instituciones comunitarias,
las comunidades políticas, las estructuras de seguridad; solo así
se podrá liberar totalmente de las aguas en las cuales


lamentablemente se ahogan tantas vidas

Papa Francisco. Discurso a los Obispos de México, 2016.

Comunidad Eclesial y Ciudadanía 17


Arquidiócesis de Monterrey
2. Fortalezas y debilidades al compartir la vida en la Comunidad Eclesial (Ver Tabla 1).

Hay una correspondencia entre los datos que nos dan las fortalezas y las debilidades, pues las características
que aparecen con más frecuencia como fortalezas, son las mismas que se perciben como menos débiles y
viceversa. Compartir la fe, profesar la fe y celebrar la fe, son las características de la Comunidad Eclesial que
se perciben como más fuertes; vivir la fe y la hospitalidad, son fortalezas pero percibidas como menos
fuertes que las tres mencionadas.

En la lista de fortalezas se encuentran al fondo: expresión de sentimientos, el conocimiento de la realidad y


la comunicación.

Esto corresponde con las debilidades: la comunicación, el conocimiento de la realidad y la expresión de


sentimientos. Si consideramos sólo las debilidades, un mayor número de personas ha señalado la
comunicación como la parte más débil, fijándonos un poco más, la debilidad más grande es la expresión de
sentimientos, aunque no está lejos de las otras dos.

Gracias a la mirada contemplativa que hemos hecho de la Comunidad Eclesial, descubrimos que:

§ Somos comunidades evangelizadoras que tratan de llevar a otros a un encuentro personal con Jesús.
§ Buscamos crecer en la comprensión del Evangelio, celebrando la fe juntos.
§ Nos falta tener mayor confianza para compartir lo que sentimos y la capacidad de ser más empáticos.
§ No siempre sabemos tomar en cuenta la opinión de todos, ni ser tolerantes ante las diferencias.
§ Batallamos para iluminar con la fe y la Palabra de Dios la situación social en la que vivimos.
Tabla 1

FORTALEZAS DE LA DEBILIDADES DE LA
COMUNIDAD ECLESIAL COMUNIDAD ECLESIAL
NO. CARACTERÍSTICAS NO. CARACTERÍSTICAS
1 COMPARTIR LA FE 1 COMUNICACIÓN

2 PROFESAR LA FE 2 CONOCER LA REALIDAD

3 CELEBRAR LA FE 3 EXPRESIÓN DE SENTIMIENTOS

4 VIVIR LA FE 4 FRATERNIDAD
5 HOSPITALIDAD 5 VIVIR LA FE
6 FRATERNIDAD 6 SERVICIO

7 SERVICIO 7 HOSPITALIDAD
8 COMUNICACIÓN 8 PROFESAR LA FE
9 CONOCER LA REALIDAD 9 COMPARTIR LA FE
10 EXPRESIÓN DE SENTIMIENTOS 10 CELEBRAR LA FE

18 Hacia una Pastoral Misericordiosa


Plan de Pastoral Orgánica 2018
3. Fortalezas y debilidades al compartir la vida en la Ciudad (Ver Tabla 2)

Percibimos que las fortalezas más grandes de la Iglesia de Monterrey, en el tema de Ciudadanía son: la
solidaridad, el fomento de la paz, la participación y responsabilidad democrática; por otro lado, también se
consideró la búsqueda del bien común, pero no con la misma relevancia.

Las mayores debilidades detectadas en este núcleo son: cultura de la legalidad, responsabilidad social e
información, casi con la misma importancia que el cuidado y preservación del medio ambiente.

Fijándonos un poco más, la responsabilidad social parece ser la característica más débil junto con la
información, pasando la cultura de la legalidad a tercer lugar.

Gracias a la mirada contemplativa que hemos hecho de la Ciudadanía, descubrimos que:

§ Nos percibimos fuertes en nuestra disposición para ayudar de modo desinteresado a quien nos necesita.
§ Convivimos con tolerancia, respeto y justicia, evitando la discriminación y la violencia.
§ Ejercemos nuestra Ciudadanía con el voto y participando en la construcción de una mejor sociedad.
§ Nos falta contribuir con nuestras capacidades y talentos al mejoramiento social, económico y ambiental
de nuestra Ciudad.
§ Batallamos para analizar de modo crítico la situación en la que vivimos.
§ Debemos crecer en el cumplimiento de las leyes, el rechazo a la corrupción y al engaño.

Tabla 2

FORTALEZAS DE LA DEBILIDADES DE LA
CIUDADANÍA CIUDADANÍA
NO. CARACTERÍSTICAS NO. CARACTERÍSTICAS
1 SOLIDARIDAD 1 CULTURA DE LA LEGALIDAD
2 FOMENTAR LA PAZ 2 RESPONSABILIDAD SOCIAL

PARTICIPACIÓN Y 3 INFORMACIÓN
3 RESPONSABILIDAD CUIDADO Y PRESERVACIÓN DEL
DEMOCRÁTICA 4
MEDIO AMBIENTE
4 BIEN COMÚN 5 VOLUNTARIADO
5 DERECHOS HUMANOS 6 BIEN COMÚN
6 VOLUNTARIADO PARTICIPACIÓN Y
7 CULTURA DE LA LEGALIDAD 7 RESPONSABILIDAD
CUIDADO Y PRESERVACIÓN DEL DEMOCRÁTICA
8
MEDIO AMBIENTE 8 DERECHOS HUMANOS
9 RESPONSABILIDAD SOCIAL 9 SOLIDARIDAD
10 INFORMACIÓN 10 FOMENTAR LA PAZ

Comunidad Eclesial y Ciudadanía 19


Arquidiócesis de Monterrey

4. Desafíos ante la situación de la Comunidad Eclesial y la Ciudad.

En nuestro acercamiento a la Comunidad Eclesial y la Ciudadanía, identificamos 4 debilidades a las que debe
responder el Plan de Pastoral Orgánica 2018. Para cada una resaltamos algunos aspectos que las explicitan.

COMUNIDAD ECLESIAL
NUESTRA FRATERNIDAD
NUESTRA COMUNICACIÓN
¿Nos conocemos y disfrutamos el
¿Nos comunicamos tomando en
tiempo juntos, tratándonos como
cuenta la opinión de todos y siendo
hermanos, compartiendo lo que
tolerantes ante quien piensa
sentimos y poniéndonos en los
diferente a nosotros?
zapatos de los demás?

v Hay dificultad para tomar en cuenta y


v Pocas veces se expresan los sentimientos
con calma la opinión de los demás.
en los grupos y comunidades.
v Existe poca tolerancia ante quien piensa
v Persiste la falta de empatía, confianza
diferente de nosotros.
y compasión en las reuniones comunitarias.
v Se percibe una necesidad de ser escuchados
v Hay una actitud despersonalizada en nuestro
y atendidos, así como acompañados.
trato con los demás.
v Podemos constatar una necesidad de
v Hay necesidad de sentirse como hermanos,
herramientas de desarrollo humano
miembros de una sola familia.
para mejorar la comunicación.

CIUDADANÍA
NUESTRA CAPACIDAD PARA NUESTRA
CONOCER Y ATENDER RESPONSABILIDAD SOCIAL
LA REALIDAD ¿Contribuimos con nuestras
¿Nos dejamos iluminar con la fe y la capacidades y talentos al
Palabra de Dios al conocer y analizar la mejoramiento social, económico
situación social que vivimos y ambiental de nuestra Ciudad,
en la comunidad? buscando el bien común?

v Hay poca formación cívica y cultura de la


v Hay poco interés por conocer la realidad que legalidad, abundando la corrupción e
vive la sociedad. impunidad.
v Persiste el divorcio entre fe y vida que hemos v Hay interés por el mejoramiento social,
desatendido y nos hace indiferentes económico y ambiental, pero poco se hace al
v Hay poca capacidad para acercarse a respecto.
escuchar y dialogar con la realidad. v Hay poco compromiso y participación social
v Se desconoce cómo atender pastoralmente v Se percibe poca participación de las personas
ciertos acontecimientos sociales. en programas de voluntariado y acción
comunitaria.

20 Hacia una Pastoral Misericordiosa


Plan de Pastoral Orgánica 2018

Con Jesús iluminamos el camino


II. DISCERNIMIENTO COMUNITARIO.
Tener los mismos criterios de Jesús al acercarse a la Para que los Proyectos Pastorales que surjan a partir
realidad y sobretodo al conocerla y analizarla, es de este Plan tengan cimientos firmes y
uno de los retos que nos vamos planteando en este profundamente enraizados en el Evangelio, se ha
proceso de planeación. realizado a lo largo del año 2017 una profundización
alrededor de las actitudes que Jesús tiene en su
El Discernimiento Comunitario nos invita, como encuentro con las personas, así como la presencia
hemos dicho, a considerar cada vez más la Palabra de Dios en las personas, la ciudad y sus
de Dios, el Magisterio de la Iglesia y el paso del acontecimientos, de tal manera que la
Espíritu en la vida de la comunidad y en nuestra Arquidiócesis de Monterrey camine hacia la
propia vida. realización de una Pastoral Misericordiosa, con
todo lo que esto implica.
Nuestro Arzobispo, en su IV Carta Pastoral nos dice,
citando el Directorio General para la Catequesis No. Esta reflexión desde la vida de Jesús, de la Iglesia y
109 que: “La encarnación no ignora las situaciones de de la comunidad, se ha ido construyendo en base a
pecado y errores humanos. ‘En este trabajo de distintos esfuerzos de discernimiento personal y
inculturación, las comunidades cristianas deberán comunitario en el proceso de planeación, animado
hacer un discernimiento: se trata de `asumir´, por por muchas personas en grupos, movimientos,
una parte, aquellas riquezas culturales que sean parroquias e instancias pastorales. Cabe aclarar que
compatibles con la fe; pero se trata también, por otra lo que buscamos es provocar a todos a seguir
parte, de ayudar a `sanar´ y `transformar´ aquellos discerniendo para aportar referencias bíblicas,
criterios, líneas de pensamiento o estilos de vida que teológicas, pastorales y testimoniales a lo que aquí
estén en contraste con el Reino de Dios´”. se desarrolla.

Comunidad Eclesial y Ciudadanía 21



Arquidiócesis de Monterrey

1. La encarnación: Dios sale al encuentro de


todos. El Evangelio de Juan
El misterio de la encarnación es un misterio de nos muestra
amor. Dios nos ama porque es amor y está en cada
uno de nosotros como fundamento de nuestro ser.
en cada diálogo
de Jesús con
Los cristianos, estamos llamados a descubrir esa
realidad en cada uno para vivirla conscientemente. cada persona,
una bella
En este camino de comprensión del misterio, en
toda la Arquidiócesis hemos tenido la oportunidad pedagogía de la


de leer durante todo el 2017 el Prólogo de San Juan.
Invitados por nuestro Arzobispo, en cada
encarnación
comunidad parroquial reunida para celebrar la Misa
dominical, fue propuesto como reflexión para
“dejarnos iluminar por la Palabra de Dios, luz Mons. Rogelio Cabrera López
verdadera que ilumina a todo hombre (Jn 1, 9)” (Cfr. IV Carta Pastoral
Comunicado de Mons. Rogelio Cabrera, Prot. No.
3/2017).
La revelación de Dios no solo es una enseñanza, sino
su misma persona. Al hacerse carne, la Palabra ni
En este apartado, hemos considerado el Prólogo de
dejó de ser Palabra, ni dejó de ser Dios. Al contrario,
San Juan como un elemento iluminador, con la
al hacerse carne, la Palabra desarrolla su función al
salvedad de que cualquier explicación que demos
máximo, es decir, comunicar. Y es en la encarnación
será siempre provisional y limitada, ya que nunca
donde Dios se comunica de modo insuperable.
llegaremos a comprenderlo del todo.
En la encarnación, la Palabra sigue siendo Dios, pero
a) “Y la Palabra se hizo carne...” manifestado como el ”Dios-con-nosotros”, un divino
encuentro con la humanidad.
Por amor, Dios es el que se ha abajado y ha
compartido su ser con nosotros en Jesús y no es la
persona la ha tenido que subir al cielo. Eso es lo que
significa la encarnación. Así, en su Hijo, podemos
llegar a saber lo que es Dios como ”Palabra hecha
carne”.

Cuando San Juan dice: ”carne” se refiere al mismo


hombre sometido a su debilidad, pero susceptible
de recibir el Espíritu. Carne no es lo contrario de
espíritu, sino la posibilidad de que el Espíritu se
manifieste.

En la antropología judía no existía el concepto de


alma y cuerpo. Para ellos el ser humano era un todo
indivisible. Cuando nos dice que “se hizo carne”,
quiere decir que la Palabra asumió la humanidad en
su totalidad hasta lo más bajo del ser humano.

Quiere decir que la revelación definitiva de Dios, no


es una sombra, un sueño o una ilusión óptica, sino
una realidad tangible, un encuentro verdadero.

22 Hacia una Pastoral Misericordiosa


Plan de Pastoral Orgánica 2018
b) La encarnación de Dios en Jesús, es No puede pasar de largo ante quien está sufriendo.
nuestra referencia. Los evangelios recuerdan en diversas ocasiones el
encuentro de Jesús con las personas y la forma en
Los cristianos no podemos comprender a Jesús sino que captaba con su mirada sus sentimientos. Los
desde Dios, ni podemos conocer a Dios sino desde miraba y se conmovía porque los veía sufriendo,
Jesús. abatidos o como ovejas sin pastor.


El Hijo pertenece enteramente al Padre. Por eso
mirar a Jesús es una referencia para conocer a Dios,
pero también para parecernos a Él. La verdadera
Jesús no nos habló mucho acerca de Dios. No nos
encarnación antes
dejó ninguna doctrina expresa y organizada acerca de juzgar, escucha
de Él, ni una enseñanza teórica acerca de su Reino.
Jesús “vivió” a Dios, “practicó a Dios”. y valora también
lo que hay de
Aquello que siente, dice y hace... todo ello es
provocado por Dios que es luz en sus ojos, calor en auténtico en la
su corazón y energía en sus manos. Todo lo mira
iluminado por Dios, todo lo percibe movido y cultura que
empujado por Él. se evangeliza
2. Jesús que escucha, dialoga y se encuentra y en las personas
con todos. que han nacido
y crecido en


En su encuentro con los demás, Jesús nos revela que
Dios es pura amistad y cercanía, ternura y
solidaridad y que cada persona puede encontrar en
ese ambiente
Él un horizonte para mirar y un motivo para esperar;
puede encontrar en Él cómo aliviar y cómo curar
todos los sufrimientos de su propia historia. Mons. Rogelio Cabrera López
IV Carta Pastoral
Jesús tiene un estilo de amar inconfundible y es muy
sensible al sufrimiento de la gente.
Rápidamente se ponía a curar a los más enfermos
para alimentarlos con sus palabras. Quien ama
como Jesús, aprende a mirar los rostros de las
personas compasivamente porque es admirable su
disponibilidad para hacer el bien.

Como hemos dicho, Jesús es Dios que se encarna


porque quiere encontrarse con nosotros, los seres
humanos de todos los tiempos y de todos los
lugares.

Gracias a los evangelios, podemos decir con certeza


y seguridad, que toda la vida de Jesús, desde su
nacimiento hasta su muerte e incluso después de la
resurrección, fue una larga serie de encuentros
personales, en los cuales comunicó su fe, amor y
esperanza a los hombres y mujeres con quienes
compartió su existencia en el mundo.

Comunidad Eclesial y Ciudadanía 23


Arquidiócesis de Monterrey
Como Jesús, estamos llamados a liberar a los Encontrarse con el otro implica situarse frente a él
demás del miedo, la cobardía, la soledad, las cara a cara para conocerlo, amarlo y recibir su amor;
ambiciones y las debilidades, para llenar su para establecer con él una relación de amistad en la
corazón con la verdad y con el amor de Dios, que cada uno se comunique, dando lo que siente y
iluminándolos con su luz que no se apaga. vive en su corazón, su esencia e intimidad personal.

Para escuchar, dialogar y encontrarnos como La Comunidad Eclesial y la Ciudad queremos que
Jesús, hemos de ser “discípulos misioneros que sean espacios de encuentro que generen armonía y
saben ver, sin miopías heredadas; que examinan la paz, aún entre los que son diferentes o quienes no
realidad desde los ojos y el corazón de Jesús y desde se comportan como nosotros.


ahí la juzgan” (Papa Francisco en su viaje a
Colombia, 2017).
…al que es diferente
3. Encuentro con todos en la Comunidad
Eclesial y la Ciudad no se le trata como
a un enemigo. Se le acoge.
La vida de todos los seres humanos, nace, crece,
se desarrolla y llega a su madurez en, por y para el Pues en el bien de cada
encuentro. El encuentro de los padres comunica
la vida a los hijos; el encuentro de los padres, los
uno, se encuentra
hijos y de los hermanos entre sí, constituye la en el bien de todos…
familia, principio y fundamento de la sociedad y
de la Iglesia. El encuentro con las personas Dios no discrimina
cercanas abre nuestra mente y nuestro corazón al
mundo, da lugar a la amistad y hace posible que la
a nadie. Debemos
sociedad crezca y se desarrolle con vitalidad. abrirnos a las periferias,
reconociendo que
también aquellos
marginados, incluso
aquel que es rechazado
y despreciado por la
sociedad, es objeto de la
generosidad de Dios.
Todos estamos llamados a
no reducir el Reino de Dios
a los confines de la
`iglesita´ nuestra
`pequeña iglesita´,
sino a dilatar la Iglesia
a las dimensiones


del Reino de Dios
Papa Francisco
24 Hacia una Pastoral Misericordiosa
Plan de Pastoral Orgánica 2018

4. Los resultados del Discernimiento Comunitario

El Discernimiento Comunitario que hicimos, dio como resultado el Objetivo Arquidiocesano para el año
2018, siendo este la dirección que queremos que tome la acción pastoral en su conjunto, el propósito por el
que los discípulos misioneros caminaremos y lucharemos.

OBJETIVO ARQUIDIOCESANO 2018


Realizar una Pastoral Misericordiosa
que, a través de la escucha y el diálogo,
haga posible el encuentro con todos
en la Comunidad y la Ciudad.
Otro de los resultados, fue la identificación de Urgencias Pastorales, a partir de las debilidades más sentidas
que hemos revisado en la Mirada Pastoral Contemplativa.

Mientras el objetivo señala la dirección y el propósito que seguiremos en nuestra atención pastoral, las
urgencias indican lo que buscaremos hacer concretamente para cumplirlo, es decir “el qué”.

URGENCIAS PASTORALES
DEBILIDAD URGENCIA
NUESTRA Ejercitarnos en el arte de escuchar
COMUNICACIÓN y dialogar con todos.
Salir de nosotros mismos
NUESTRA
compartiendo la vida
FRATERNIDAD
y la alegría de caminar juntos.
NUESTRA CAPACIDAD PARA Mirar compasivamente
CONOCER Y ATENDER nuestra ciudad, sus personas
LA REALIDAD y sus acontecimientos.
Responsabilizarnos solidariamente
NUESTRA
de nuestro bien y el de todos,
RESPONSABILIDAD SOCIAL
como estilo de vida.

Comunidad Eclesial y Ciudadanía 25


Arquidiócesis de Monterrey

Amamos como Jesús


III. PASTORAL MISERICORDIOSA.
Uno de los modos de hacer pastoral de nuestro Pastorales con la finalidad de dar elementos para la
Modelo es precisamente el misericordioso, que implementación de este Plan de Pastoral Orgánica
como hemos dicho, consiste en manifestar la 2018.
ternura de Dios en toda acción pastoral, buscando
hacer siempre el mayor bien posible para la Para cada urgencia se definieron dos orientaciones
santificación de todos. que buscan despertar la creatividad pastoral y el
ánimo por transformar la realidad, imitando a Jesús,
Se caracteriza por la sensibilidad, la empatía y la como dice el Papa: “Hacer obras de misericordia
compasión interior y exterior de los discípulos siempre es padecer incomodidades. El Señor ha
misioneros, que movidos como Jesús, responden a padecido la incomodidad y por nosotros: fue a la cruz.
las necesidades más reales de las personas, las Para darnos misericordia… Las obras de
comunidades y la ciudad. misericordia son las que nos sacan del egoísmo y nos
hacen imitar a Jesús más de cerca” (Papa Francisco,
En la Asamblea Eclesial Diocesana 2017, al presentar Homilía en Santa Martha, 2017).
el Objetivo Arquidiocesano 2018 y las Urgencias
Pastorales, se pidió a los asistentes proponer Como dijimos, las urgencias indican “el qué” y las
Orientaciones Pastorales como líneas de acción que orientaciones presentan “el cómo” podríamos
indicaran el camino para la elaboración de Proyectos hacerlo.

26 Hacia una Pastoral Misericordiosa


Plan de Pastoral Orgánica 2018

ORIENTACIONES PASTORALES
COMUNIDAD ECLESIAL
URGENCIA PASTORAL URGENCIA PASTORAL
NUESTRA NUESTRA FRATERNIDAD
COMUNICACIÓN Salir de nosotros mismos
Ejercitarnos en el arte compartiendo la vida y la alegría
de escuchar y dialogar con todos. de caminar juntos.
ORIENTACIONES PASTORALES ORIENTACIONES PASTORALES

Fomentando la comunicación con Favoreciendo el sentido de


Dios como base de la comunicación pertenencia a la Comunidad Eclesial
entre nosotros. sin excluir a nadie.

Formando a los agentes de pastoral Promoviendo la cercanía


en mediación, diálogo y y el conocimiento de las personas
resolución de conflictos. de la comunidad.

CIUDADANÍA
URGENCIA PASTORAL URGENCIA PASTORAL
NUESTRA CAPACIDAD PARA NUESTRA RESPONSABILIDAD SOCIAL
CONOCER Y ATENDER LA REALIDAD Responsabilizarnos solidariamente
Mirar compasivamente nuestra ciudad, de nuestro bien y el de todos,
sus personas y sus acontecimientos. como estilo de vida.
ORIENTACIONES PASTORALES ORIENTACIONES PASTORALES
Sensibilizando a través de experiencias
Formando en la vivencia de
de apostolado y contacto con la
los valores cívicos y morales.
realidad de los más necesitados.
Organizando la atención pastoral
Garantizando que el Evangelio y la
a personas y grupos vulnerables,
misericordia sean nuestros criterios
vinculándonos con organizaciones
en la atención pastoral de todos.
de la sociedad civil.

Comunidad Eclesial y Ciudadanía 27


Arquidiócesis de Monterrey

CRITERIOS PASTORALES
Una vez que entregamos al Arzobispo las Orientaciones Pastorales, nos vimos en la necesidad de definir
Criterios Pastorales a manera de sugerencias prácticas que pueden servir de impulso y guía en la elaboración
de Proyectos Pastorales.

Estos criterios tienen como base y marco de referencia el Objetivo Arquidiocesano 2018 que nos lanza a
hacer posible el encuentro con todos en la Comunidad Eclesial y la Ciudad.

Todo Criterio Pastoral es camino de auténtica conversión que sólo podrá darse a través del encuentro
personal con Cristo (Cfr. DA 12) y de la experiencia comunitaria fortalecida por la formación. De esta
conversión surgirá el compromiso y la pastoral misericordiosa como consecuencias.

La tarea consiste en asumir ciertas actitudes fieles al Modelo Pastoral, de ahí que los criterios estén
inspirados en la mística que nos ofrecen los modos Contemplativo, Comunitario y Misericodioso.

Cada criterio describe al encuentro con ciertas características, propone algunas actitudes a vivir y presenta
un texto inspirador del Magisterio de la Iglesia para la reflexión personal o comunitaria.

Nuestros Proyectos Pastorales ofrecerán espacios para la escucha y el diálogo tomando en cuenta los
siguientes criterios:

28 Hacia una Pastoral Misericordiosa


Plan de Pastoral Orgánica 2018

1. El ENCUENTRO es CERCANÍA, crea COMUNIÓN y SENTIDO DE PERTENENCIA.


Esto se logra saliendo en busca del otro, deteniéndonos, abriéndonos, buscando identificarnos con
los demás y experimentando el amor.
“Los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres de nuestro tiempo,
sobre todo de los pobres y de cuantos sufren, son a la vez gozos y esperanzas,
tristezas y angustias de los discípulos de Cristo “ (GS 1).

2. El ENCUENTRO implica ESCUCHA, DIÁLOGO y deseo de CAMINAR JUNTOS.


Esto se logra con la práctica del silencio y el interés en la palabra del otro, renunciando al
autorreferencialismo para vivir la fraternidad.
“El aislamiento o la clausura en uno mismo nunca generan esperanza, en cambio,
la cercanía y el encuentro con el otro, sí. Solos no llegamos a ninguna parte”
(Papa Francisco a los jóvenes en Cuba, 2015).

3. El ENCUENTRO crea ARMONÍA, gracias a la TERNURA y la COMPASIÓN.


Esto se logra con serenidad, abriendo espacios para superar el anonimato y donde valoremos la
diversidad para integrar a todos.
“Cuando el corazón está auténticamente abierto a una comunión universal, nada ni nadie está excluido
de esa fraternidad. Todo está relacionado y todos los seres humanos estamos juntos como
hermanos y hermanas en una maravillosa peregrinación” (LS 92).

4. El ENCUENTRO nos RESPONSABILIZA y COMPROMETE.


Esto se logra con la entrega de lo mejor de uno mismo, yendo más allá de nuestros intereses,
propiciando que todos participen.
“El mundo en el que vivimos y especialmente los jóvenes tiene necesidad de modelos, de personas que
nos muestren cómo hacer que surja lo mejor de nosotros mismos, para hacer fructificar los dones y los
talentos que nos ha dado Dios y, al hacer esto, indicar el camino hacia un futuro mejor para nuestras
sociedades” (Papa Francisco a miembros de la Liga Nacional de Futbol Americano, 2017).

5. El ENCUENTRO nos PONE EN CAMINO para que Dios nos encuentre.


Esto se logra teniendo una mirada de fe a través de la cual decubrimos a Dios que nos invita a
caminar sin tener restricciones para servir y experimentar la salvación.
“Dios ha enviado a su Hijo, que se ha encarnado y hecho una vida como nosotros…. amar como amó
Jesús, como nos enseñó, siguiendo su ejemplo, caminando por el camino de Jesús. Y el camino de Jesús
es el que nos da la vida” (Papa Francisco, Homilía en Santa Martha, 2016).

Comunidad Eclesial y Ciudadanía 29


Arquidiócesis de Monterrey

PROYECTOS PASTORALES
La programación de Proyectos Pastorales es el momento de máximo aterrizaje y de concretización de las
Orientaciones Pastorales, en orden a responder a las Urgencias y a alcanzar el Objetivo Arquidiocesano
2018. Debe ser un momento muy participatvo, buscando la corresponsabilidad y la colaboración del mayor
número de personas.

Hay muchas formas de elaborar y programar proyectos, por lo que cada comunidad parroquial, instancia
pastoral, comunidad religiosa, grupo o movimiento, puede seguir alguna que ya conozca o que les parezca
adecuada.

Para la elaboración de proyectos, pueden ser de utilidad las siguientes recomendaciones:

1. Es muy importante tener presente el Núcleo de Atención Pastoral que estamos considerando.
Repasemos la Mirada Pastoral Contemplativa de la Comunidad Eclesial y Ciudadanía.

2. Hay que ser muy concretos y evitar generalidades. Tomemos en cuenta a qué Urgencia y
Orientación Pastoral responde el proyecto.

3. Es importante clarificar el método que vamos a seguir. Recordemos que queremos mirar
contemplativamente, discernir comunitariamente y actuar con misercordia.

4. Seamos una Iglesia de puertas abiertas y en salida misionera buscando nuevos espacios y
lugares para llevar a cabo el proyecto.

5. Hay que hacer un calendario muy claro y preciso. Tengamos presente las fechas de otras
actividades y eventos.

6. Es vital definir quiénes son los responsables, asegurando la ejecución del proyecto y buscando
el involucramiento de la mayor cantidad de personas.

7. No debe olvidarse dar seguimiento y revisar los avances, retrocesos e impacto del proyecto en
la comunidad, para hacer ajustes. Vamos aprendiendo a “planear caminando”.

30 Hacia una Pastoral Misericordiosa


Plan de Pastoral Orgánica 2018

PROYECTOS PASTORALES
ARQUIDIOCESANOS
Como fruto del Discernimiento Comunitario realizado en la Post-Asamblea 2017 que reunió a obispos,
vicarios episcopales, decanos y sacerdotes encargados de la SEDECOPA (Secretariados, Departamentos,
Comisiones y Pastorales), así como en las Asambleas de Zona que convocaron a laicos, consagrados y
sacerdotes, presentamos los cuatro Proyectos Pastorales Arquidiocesanos que asumimos para responder a
las Urgencias Pastorales que tenemos en la atención pastoral de la Comunidad Eclesial y la Ciudadanía.

COMUNIDAD ECLESIAL

1er PROYECTO PASTORAL


Centro Diocesano de atención y escucha
pastoral a personas en situación de conflicto.
Ofrecer un servicio interdisciplinar
OBJETIVO de atención y escucha pastoral a personas
en situación de conflicto.
URGENCIA
NUESTRA COMUNICACIÓN
PASTORAL
Ejercitarnos en el arte
A LA QUE
de escuchar y dialogar con todos.
RESPONDE

2º PROYECTO PASTORAL

Taller: “Hacia una Cultura del encuentro”.

Capacitar a los agentes de pastoral de


OBJETIVO nuestras parroquias como promotores
de comunidades más fraternas.
URGENCIA
NUESTRA FRATERNIDAD
PASTORAL
Salir de nosotros mismos compartiendo
A LA QUE
la vida y la alegría de caminar juntos.
RESPONDE
Comunidad Eclesial y Ciudadanía 31
Arquidiócesis de Monterrey

CIUDADANÍA

3er PROYECTO PASTORAL

Parroquia en salida.

Salir y encontrarnos con los hermanos que viven


en zonas marginadas de nuestras parroquias,
OBJETIVO
para promover acciones concretas que
atiendan sus necesidades.
URGENCIA NUESTRA CAPACIDAD PARA
PASTORAL CONOCER Y ATENDER LA REALIDAD
A LA QUE Mirar compasivamente nuestra ciudad,
RESPONDE sus personas y sus acontecimientos.

4º PROYECTO PASTORAL

Taller: “¿Cómo ser un buen Ciudadano?”


Abrir un espacio de diálogo y reflexión
en nuestras parroquias creando conciencia
OBJETIVO
de nuestra responsabilidad cívica
en la promoción del bien común.
URGENCIA NUESTRA RESPONSABILIDAD SOCIAL
PASTORAL Responsabilizarnos solidariamente
A LA QUE de nuestro bien y el de todos,
RESPONDE como estilo de vida.
Corresponde a la Vicaría Episcopal de Pastoral el seguimiento para el diseño y ejecución de estos proyectos,
en comunión con los Vicarios Episcopales, Decanos y con los sacerdotes responsables de Secretariados,
Departamentos, Comisiones y Pastorales (SEDECOPA) según corresponda el tipo de proyecto y su alcance.

32 Hacia una Pastoral Misericordiosa


Plan de Pastoral Orgánica 2018

Luz para nuestros pasos


IV. ITINERARIO ESPIRITUAL.
“Les invito a leer detenidamente cada encuentro que En el Objetivo Arquidiocesano 2018, la escucha y el
nos narra el evangelio de Juan y aprendamos la diálogo son condiciones para hacer posible el
pedagogía misionera de Jesús contemplando cómo encuentro entre todos, por lo que la cuarta pista
dialoga Él con cada persona, cómo se acerca, cómo de lectura: “el encuentro y movimiento como claves
tiene la iniciativa y provoca el encuentro, cómo del seguimiento”, que nos ofrece nuestro Pastor,
escucha, etc.” (IV Carta Pastoral, Mons. Rogelio nos ayuda a identificar que “los Evangelios relatan
Cabrera López). numerosos encuentros de Jesús con hombres y
mujeres de su tiempo… una característica común a
Con estas palabras, nuestro Arzobispo nos propone todos estos episodios es la fuerza transformadora
enriquecer nuestra planeación pastoral con la que tienen y manifiestan los encuentros con Jesús, ya
lectura y reflexión del Evangelio de Juan y nos ha que abren un auténtico proceso de conversión,
regalado claves de lectura que nos permiten comunión y solidaridad” (IV Carta Pastoral, Mons.
identificar la pedagogía de Jesús, tal y como lo Rogelio Cabrera López).
señala el mismo Juan: “Jesús realizó en presencia de
sus discípulos muchos otros signos que no están Revisemos algunos aspectos de este Evangelio que
escritos en este libro. Éstos han sido escritos para que da luz a nuestros pasos mientras planeamos, pues
crean que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que sin este alimento, la acción pastoral se torna vacía
creyendo tengan vida en su nombre” (Jn 20, 30). y sin sentido.

Comunidad Eclesial y Ciudadanía 33


Arquidiócesis de Monterrey

1. Creer para tener vida.

El Evangelio de Juan, es un Itinerario de fe, esto


parece decir todo y nada a la vez porque en cierto
sentido toda vida cristiana supone la fe, ya que para
un discípulo de Cristo, la fe es un presupuesto
obvio.

Sin embargo, el evangelista Juan no parece pensar


así, para él no se puede obviar la fe.

Por principio de cuentas esto lo vemos en un hecho


sorprendente ya que nunca utiliza el sustantivo “fe”
sino el verbo “creer” y por lo tanto, la fe no es algo
que se tiene, sino algo que se vive, algo que
engendra vida: “y creyendo tengan vida en su
nombre” (Jn. 20, 31).

Creer como acción tiene consecuencias directas


sobre la vida de las personas. Por “creer en la
palabra de Jesús” (Jn. 9,34) el hombre que era ciego
es expulsado de la sinagoga; el funcionario real se
pone en camino a su casa, confiando que su hijo ha
sido curado (Cfr. Jn. 4, 50-53). Y sobre todo, 2. Creer juntos, en comunidad.
“creyendo se llega a ser hijo de Dios” (Jn. 1, 12-13).
Creer transforma la vida, y tiene consecuencias con Ahora, aunque el acto de creer es algo personal, el
el destino final de esta vida: el juicio o la vida eterna Evangelio de Juan no olvida que creer en Jesús crea
(Cfr. Jn. 3, 18). una comunidad.


El dicho central del Prólogo, que es como el
Hay que contemplar programa de todo el Evangelio, se encuentra en
plural: “los que creyeron” (Jn. 1, 12-13); así, de la
al Maestro y poner misma manera, cuando Pedro responde a la
atención en su pregunta de Jesús, lo hace en primera persona del
plural: “nosotros sabemos y creemos, que tú eres el
pedagogía, confrontar santo de Dios” (Jn. 6, 67-69), el acto de creer tiene
como sujeto un “nosotros”, una comunidad.
nuestro actuar con el
de Él, ya que si lo El Evangelio enfatiza este aspecto comunitario del
creer, cuando se refiere al discípulo amado, testigo
queremos seguir, fundamental del relato: “este es el discípulo que da
debemos también testimonio de estas cosas y lo ha escrito; y sabemos
que su testimonio es veraz” (Jn. 21, 24).
actuar pastoralmente
Las palabras conclusivas nos muestran que, desde
como Él actuó


el inicio hasta el fin, detrás del Evangelio de Juan se
en su vida y misión encuentra una comunidad creyente que vive su fe
comunicándola y dando testimonio de ella. La
comunidad formada por los que creen, no es
cualquier comunidad, es la comunidad de los hijos
Mons. Rogelio Cabrera López de Dios (Cfr. Jn. 1, 12-13; 11, 52), de la familia de Dios,
IV Carta Pastoral “hijos del Padre y hermanos de Jesús” (Jn. 20, 17).

34 Hacia una Pastoral Misericordiosa


Plan de Pastoral Orgánica 2018
4. Una comunidad configurada por la
Eucaristía.

En el Decreto de Promulgación de este Plan de


Pastoral Orgánica, nuestro Arzobispo nos pide que
“al terminar las Eucaristías Dominicales, leamos con
la comunidad el texto Eucarístico de Juan 6, 53-58;
pidiéndole a Dios que sea la misma Eucaristía
la que nos vaya configurando como Iglesia
Arquidiocesana”.

Los signos de la Eucaristía son el pan partido y el


vino derramado por eso durante siglos, se llamó a la
Eucaristía “la fracción del pan” para significar el
gesto de partir y comer.

Al partirse y dejarse comer, Jesús está haciendo


presente a Dios, porque Dios es don infinito y
entrega total a todos. Como cristianos, debemos
partirnos y repartirnos para dejaros comer, triturar y
asimilar para, en pocas palabras, desaparecer en
beneficio de los demás.
Los discípulos y primeros creyentes son también
hijos de “la Madre de Jesús” (Jn. 19, 24-25). El creer Cuando Jesús dice: “esto es mi sangre”, está diciendo
produce entonces unos vínculos tan fuertes como esto es mi vida que se está derramando y
los de la sangre, solo que más profundos y consumiendo en beneficio de todos. Nuestra vida
radicales, porque provienen de Dios. sólo será cristiana si se derrama, si se consume en
beneficio de los demás.
3. Una comunidad creyente que ama.
Por eso, una celebración de la Eucaristía no es
¿Cuáles son los rasgos característicos de la compatible con nuestros egoísmos, con nuestro
comunidad creyente según el Evangelio de Juan? desprecio por los demás, con nuestros odios,
“Os doy un mandamiento nuevo, que os améis unos rivalidades o complejos de superioridad. Eso no
a otros como yo os he amado: amaos así unos a tiene nada que ver con lo que Jesús quiso expresar
otros. En eso conocerán todos que sois mis discípulos, en la última cena. Celebrar la Eucaristía es
en que os amáis unos a otros” (Jn. 13, 34-35). Estas comprometerse a ser fermento de encuentro, de
palabras de Jesús se encuentran en el contexto de unidad, de armonía, de amor y de paz que se logra a
su despedida (Cfr. Jn. 13-17), justo después de la través de la escucha y el diálogo con todos.


última cena, cuando ha lavado los pies a sus
discípulos (Cfr. Jn. 13, 4-11). El amor de la
comunidad ha de traducirse en servicio mutuo, en Leamos con la comunidad
acciones concretas de humildad y entrega al
hermano, como el maestro lo ha hecho (Cfr. Jn. 13, el texto Eucarístico de
15). Vemos así que el fruto del creer es un amor Juan 6, 53-58; pidiéndole
servicial.
a Dios que sea la misma
El camino de fe de este Evangelio se convierte en un
“amor-amistad” en dos direcciones: de Cristo hacia
Eucaristía la que nos vaya
configurando como


los creyentes y de los creyentes hacia su prójimo
(Cfr. Jn. 13, 1; 15, 12-13), teniendo como horizonte
original el amor del Padre celestial (Cfr. Jn. 3, 16). El Iglesia Arquidiocesana
amor de la comunidad creyente debe ser
misericordioso y total, como el Padre y el Hijo nos
lo han mostrado al encarnarse, es decir, al
Mons. Rogelio Cabrera López
encontrarse con nosotros. Comunidad Eclesial y Ciudadanía 35
Arquidiócesis de Monterrey

La alegría está en el camino


V. REVISIÓN Y SEGUIMIENTO
Salir y realizar una Mirada Pastoral Contemplativa Al evaluar, necesitamos tambien discernir
de la realidad, regresar para hacer un comunitariamente para reisar si con los proyectos
Discernimiento Comunitario de lo contemplado y pastorales nos hemos manifestado como Iglesia de
buscar que nuestros Proyectos Pastorales puertas abiertas y en salida misionera, animados
manifiesten una Pastoral Misericordiosa, no solo por el Espíritu Santo.
son momentos que forman parte de un método
pastoral, sino también son una propuesta de Con esto no queremos hacer abstracciones
revisión de vida personal y pastoral como parte de complicadas, espiritualizando lo que hacemos o la
nuestro camino de conversión individual y realidad que tocamos, sino acercarnos a la realidad
comunitaria. que vamos a servir de una manera contemplativa,
siendo capaces de descubrirla más auténtica y
El método nos invita a asumir un estilo de vida más profunda.
semejante al de Jesús, fijándonos no sólo en lo que
hacemos, sino también en las actitudes con las que Una revisión y seguimiento así, implica que la
realizamos nuestro servicio pastoral. comunidad que va a realizar el Proyecto Pastoral ,
sea involucrada desde su elaboración y
Por ejemplo, si vamos a salir a mirar las periferias programación, para que lo comprenda claramente,
para encontrarnos con nuestros hermanos y buscar lo ejecute y luego pueda discernir los frutos
una mayor integración en la comunidad, el método alcanzados.
nos va a pedir que nos preguntemos: ¿con qué
intenciones vamos a su encuentro?, ¿qué actitud Cada comunidad parroquial e instancia pastoral de
asumimos cuando estamos con ellos?, ¿alcanzamos la Arquidiócesis, deberá definir el tiempo para
a descubrir a Dios en esos hermanos?, ¿qué frutos revisar y dar seguimiento a sus propios Proyectos
de vida se van logrando a través de esta actividad? Pastorales. Por otro lado, a nivel Arquidiocesano
buscaremos momentos y espacios para hacer
Esto exige que en la evaluación que hagamos se también este ejercicio, pues si no revisamos nuestra
supere tanto el “subjetivismo del yo” como el simple acción pastoral, difícilmente este Plan Pastoral
“chequeo de actividades” para que no se quede sólo logrará su objetivo.
en revisar si una actividad se realizó o no.

36 Hacia una Pastoral Misericordiosa


¡Vamos a caminar!
ORACIÓN POR EL
PLAN DE PASTORAL ORGÁNICA 2018
Señor Jesús,
Palabra hecha carne,
somos una comunidad de creyentes
que camina como Iglesia de Monterrey.

Conscientes de nuestra historia


y como fieles seguidores de tu Evangelio,
nos reconocemos como Iglesia
de puertas abiertas y en salida misionera.

Con una mirada contemplativa,


hemos discernido comunitariamente,
con el compromiso de realizar
una pastoral misericordiosa.

Deseando permanecer en ti,


te pedimos que, a través
del Plan de Pastoral Orgánica 2018,
hagamos posible el encuentro con todos
en la Comunidad Eclesial y la Ciudad.

Estamos seguros
que con la ayuda de tu Espíritu,
podremos desarrollar proyectos pastorales
basados en la escucha y el diálogo.

Lo ponemos en tus manos


por medio de nuestra Buena Madre,
la Virgen del Roble,
Patrona de la Arquidiócesis de Monterrey,
aceptando su invitación para hacer
lo que Jesús nos diga.

Amén.
“ Imploremos un nuevo Pentecostés
y pidamos a María, en su advocación
de Nuestra Señora del Roble,
Patrona de nuestra Arquidiócesis,
que interceda por todos nosotros
para que podamos llevar
a cabo una auténtica


renovación misionera
Mons. Rogelio Cabrera López
IV Carta Pastoral
www.arquidiocesismty.org