Está en la página 1de 2

EVOLUCION Y ORIGEN DEL HOMBRE

Según las Investigaciones producidas por grandes científicos varios siglos atrás,
es importante establecer una idea clara, mediante la compresión y análisis de
cada teoría establecida sobre la descendencia de la raza humana.

Se ha dicho entonces, a través de la historia, que para conocer el origen del


hombre es necesario comprender las adaptaciones sociales, económicas y
anatómicas de cada una de las especies de los homínidos, por tal motivo, es
producente dejar atrás la teoría de la creación del hombre por la mano de Dios, y
empezar a analizar nuevas hipótesis surgidas por descubrimientos arqueológicos,
en los que se han visto involucrados principalmente los rasgos físicos, el lenguaje,
entre otros factores relevantes del ser humano.

Partiendo de este hecho, se puede empezar diciendo que el ser humano


desciende de los primates, su evolución fue la consecución de la adaptación a
diferentes y drásticos factores ambientales, además de las necesidades surgidas
para su propia supervivencia es así que se da como resultado a seres con la
capacidad de caminar erguidos, elaboración de la cultura material, además del
incremento significativo de la capacidad cerebral, entre otros. También este
descubrimiento científico se puede complementar por medio de otra teoría, que los
órganos del hombre tienen una gran semejanza con los de los gorilas, por lo que
se coloca en el mismo género Homo al hombre y al orangután, y aunque las
diferencias estructurarles entre el hombre y los primates son pequeñas e
insignificantes, se puede esclarecer una característica principal y sumamente
relevante como lo es el cerebro, el cual dio lugar a las actividades del pensamiento
y del lenguaje, este último como factor esencial para la separación del género
humano con relación a los animales.

Otra teoría establece que el ser humano ha evolucionado partir de los peces, cuya
evidencia se puede encontrar no sólo en los fósiles, sino también en el cuerpo
humano. Es importante denotar que la base de esta teoría es fundamentada
principalmente en la cara, la cual se forma en el vientre materno en los dos
primeros meses de vida, y es vista como el rasgo más expresivo que se tiene, por
lo que todos comparten una serie de características comunes como lo son un par
de ojos, una nariz, una boca y un surco naso labial; formados por tres secciones
principales que rotan y se unen durante el desarrollo fetal, por lo que esta
transformación sólo tiene sentido si se tiene en cuenta que, por extraño que
parezca, el hombre es descendiente de los peces.

El origen y evolución del hombre a través de la historia, ha sido centro de


controversia entre la ciencia y la religión específicamente; el choque entre las
creencias que se han tenido desde tiempos atrás y los nuevos hallazgos o
descubrimientos arqueológicos, además, de estudios, hipótesis y análisis de
múltiples puntos de vista científicos, hace pensar de cierta manera, que es todavía
imposible definir, encontrar o establecer un dato exacto sobre como el ser humano
surgió verdaderamente en el planeta; desde puntos de vista propios, si se tiene en
cuenta desde lo religioso o científico ambos serian valederos, la fe como tal no se
puede ver aludida por hipótesis surgidas anteriormente o hasta en la actualidad,
ya que las personas tienen derecho a creer y pensar en criterios sumamente
religiosos; sin embargo, si se es un poco más objetivo, todas las teorías surgidas
con base a discernimientos científicos, se pueden ver correlacionadas de manera
cronológica, mediante las mencionadas teorías de evolución, y de tal manera
establecer una nueva hipótesis del origen del ser, fundamentada principalmente
en aquella que establece que el hombre surgió de los peces, específicamente
como un organismo celular producido en el agua, y transformándose a través del
tiempo con base criterios de supervivencia y adaptación climatológica, en una
nueva especie como lo es la mamífera, de ahí se parte este ciclo y empieza a
verse un gran cambio en el la estructura molecular dando como resultado al simio,
este a su vez empieza a desarrollar su cerebro a través de varias circunstancias
anteriormente mencionadas, dando así origen a un ser con capacidad de
pensamiento con lo es el homo sapiens y posteriormente, luego de múltiples
etapas evolutivas al hombre.