Está en la página 1de 1

E 2 Cultura LA VOZ DEL INTERIOR

CÓRDOBA. JUEVES 16 DE JULIO DE 2009

Entrevista a SAMANTA Schweblin, escritora

“Algo tiene que ser perturbador


para que me siente a escribir”
La joven narradora argentina publicó “Pájaros en la boca”, un volumen de cuentos con personajes,
climas y episodios inquietantes.

Por Gustavo Pablos

diferencia de gran parte de PERFIL

A los escritores jóvenes, Sa-


manta Schweblin parece ad-
ministrar su figura pública
Samanta Schweblin nació en Buenos Ai-
res en 1978. Su primer libro de cuentos,
con cierta reticencia. El núcleo del disturbio, obtuvo el Premio
Quizás por eso la circulación de su nom- del Fondo Nacional de las Artes 2001 y
bre entre sus pares (hablar de “con- el Premio Nacional Haroldo Conti. Mu-
temporáneos” sería un exceso) es más chos de sus cuentos fueron editados en
bien sigilosa, secreta, o al menos no se revistas y antologías latinoamericanas
impone con la fuerza expansiva de una y extranjeras, y ya han sido traducidos
detonación. Su pertenencia a algunos al inglés, al francés, al alemán, al sueco
de los grupos –o mafias, como dicen los y al serbio. Pájaros en la boca, su se-
más cínicos, y quizás con razón, por la gundo libro, obtuvo el Premio Casa de
forma en que suelen proceder– que in- las Américas.
tegran esa extensión virtual denomi-
nada “campo literario” es imprecisa,
ambigua, sin escándalos. que para mí armar un libro de cuentos
Sin embargo, sus cuentos, como los (sumar un cuento tras otro para lograr
de Pájaros en la boca (Emecé), o al me- un libro), será siempre una decisión un
nos una franja representativa, parecen poco forzada.
ubicarse en la dirección opuesta, ya que
producen el efecto de un exceso conte- La exigencia del lector
nido. Un elemento perturbador, in- –Más allá de los aspectos conscien-
quietante, a veces amenazante –un per- tes y que tenés bajo control cuando
sonaje, un clima, una serie de episodios–, escribís, ¿te gustaría que tus cuen-
que puede estar casi desde un comien- tos produzcan determinados efectos,
zo, revelarse paulatinamente o bien ha- quizás no previstos?
cia el final, se termina presentando con –Preferiría que no, preferiría poder
una contundencia que pone en suspen- controlarlo todo hasta el último lector
so cualquier clase de certeza y de sere- (risas). Pero eso es imposible. Puede
nidad, y además despliega un poder que acotarse y controlarse el 100 por ciento
transmite la omnipotencia y la arbitra- del cuento, pero el lector es el lector. Un
riedad de los hechos. editor inglés me aseguró una vez que
Tal vez sea un beneficio para la lite- Matar a un perro era una alegoría de
ratura que Schweblin haya situado en la última dictadura. Un amigo dice que
sus ficciones a esos personajes raros, Samanta Schweblin nació en 1978. “Pájaros en la boca” es su primer libro y ganó el Premio Casa de las Américas. Bajo tierra es evidentemente una alu-
extraños, o a los testigos o víctimas ac- sión a los chicos muertos de Cromañón.
tuales o inminentes de sus acciones, que que va desde los mundos de diseño del van a terminar las cosas, y ni siquiera turbador para que me siente a escribir, Ninguno de esos cuentos fue escrito con
padecen o están a punto de padecer, que marketing hacia los autores y las obras si van a continuar. para que me interese entender esa ame- esas intenciones. De todas formas, vale
saben que deben escapar o protegerse con el objeto de inyectarles un valor naza, o esa situación inquietante. La hacer una aclaración. Las interpreta-
de algo, o que sólo registran lo que su- simbólico que compense sus falencias, La tensión como estímulo tensión es el único elemento que, en ma- ciones quedan abiertas, y eso no está
cede y que cambiará la naturaleza y la parece no interesarle demasiado, y en –En el momento de comenzar a es- yor o menor medida, debería atravesar mal, es parte del juego, y del potencial
cualidad de lo que vendrá para conver- caso de que no fuese así sabe disimu- cribir, ¿buscás que los cuentos ten- el cuento de punta a punta. Cuando se de la literatura. Pero lo que sí hay que
tirlos en otra cosa. Aunque, por su- larlo muy bien. gan esa cualidad de inquietantes, acaba la tensión se acaba la historia. cuidar, lo que sí debería quedar clarí-
puesto, ya no será función de ese cuen- En una generación donde la produc- perturbadores, o más bien es algo a –Una vez que has escrito varios simo, y es importante que el escritor
to desarrollar o revelar esa transfor- ción parece ser un efecto secundario de lo que tiende tu imaginación y tu for- cuentos, como los de ajuste hasta lo-
mación sino tan solo indicar esos mo- la pertenencia –al campo, a un grupo, a ma de escribir? “Pájaros en la boca”, grarlo, es la inten-
mentos de inflexión, de paso de un es- una mafia–, Schweblin, como algunos –A veces siento que escribo como lec- ¿qué características EL LIBRO ción, la emoción
tado a otro. otros, sólo parece admitir su pertenen- tora, y eso, de alguna forma, te asegura necesitás ver en el verdadera, la di-
En ese sentido, su apuesta es por la cia a un oficio, a un artesanado en el que cierta tensión. Es como decía Arlt, “en- conjunto como para “Pájaros en la boca”, por rección final del
literatura y por los mundos que desde la única certeza es que cuando se co- tre escribir y jugar a la pelota, prefiero decirte que están lis- Samanta Schweblin, Editorial cuento. Eso debería
ella se pueden proponer hacia el mun- mienza a cavar (como sucede en unos siempre jugar a la pelota”. Entonces al- tos para la publica- Emecé, Buenos Aires, 180 pági- llegar sin ruido, in-
do. Mientras que el camino inverso, el de su cuentos) no se sabe cómo y dónde go tiene que ser lo suficientemente per- ción? nas. Precio: $ 45. tacto.
–Convengamos que –¿Qué valor le
el formato “libro”, tal otorgás al lector
“Ninguno de mis cuentos podría ser novela” como lo conocemos, es
un formato a favor de la
como instancia
que completa la
novela. Una novela tie- obra? ¿Ha sido de
Si bien la obra de Samanta Schweblin es bien evaluada podría decir que a los cuentistas principiantes nunca se ne entre 200 y 300 pági- utilidad, en el cre-
por muchos escritores reconocidos, genera cierto asom- les justificará la dirección inversa. Los cuentistas son nas. Se basta a si mis- cimiento de tu es-
bro su insistencia en el género cuento y su negativa a es- breves, precisos y efectivos hasta en su etapa de apren- ma para “venderse” co- critura, esa mira-
cribir novelas, al menos por el momento. Pero cabe pre- dizaje (risas). mo libro. Al cuento le da del lector ge-
guntarse y preguntar por los motivos y la continuidad –o –¿A qué se debe la devaluación del cuento en nues- pasa como a los cuen- neral, no especia-
no– de una elección que, en los últimos años y en casi to- tro país? ¿Se trata de una cuestión editorial y de mer- tistas, tienen que su- lizado?
do el mundo, parece desplazar a sus obstinados cultores cado o puede que haya otros factores que influyan? marse entre varios pa- –Sí, por supues-
a un margen del sistema literario. –Está devaluado, sí, pero aún así creo que se lee bas- ra hacer número y me- to que es importan-
“No tengo una negativa a escribir novelas, sino una tante, y casi arriesgaría a decir que esta nueva generación recerse una antología te. Y a veces más el
preferencia a escribir cuentos. Quiero decir que no es de lectores no hace tanta distinción entre novela y cuen- de 200 páginas. Lo que de este lector al que
una negación impostada ni nada de eso”, dice. Y señala to. A su vez la relación del mercado con los lectores fina- quiero decir es que, en vos llamás “gene-
que trabaja ideas que considera “mejores” para cuentos les es como la historia del huevo y la gallina. El mercado realidad, cada cuento ral”, que el “espe-
que para novelas. “No creo que ninguno de mis cuentos es lento y prejuicioso, pero obedece a los lectores. Y los lec- debería bastarse a sí mismo, es algo ce- cializado”. Me parece además una bre-
hubiera podido terminar siendo una buena novela –ase- tores, que tienen la libertad de leer y comprar lo que quie- rrado, que excluye por completo los cha ya saldada. Creo que hoy en día el
gura la autora–. Cuando tenga una idea que amerite 200 ran, se encuentran con que la oferta de los títulos (dispo- mundos que conforman el resto de los que era lector “general” en realidad ya
páginas escribiré 200 páginas. No es una postura políti- sición, precio, promoción) no siempre es democrática. cuentos. no lee, prefiere ver la tele o alguna peli
ca, sino más bien pragmática”. –¿Qué te interesa encontrar en un escritor, sea de –¿Armás proyectos de escritura en la compu. Está en otra cosa, o en el
–¿Qué opinión tenés de los escritores que consi- cuentos o de novelas? con cierta unidad? peor de los casos, lee libros de no fic-
deran que los cuentos son un preludio para la no- –Una visión única, personal, del mundo. Ese ambien- –Por supuesto que hay una selección. ción. En cambio el lector literario es ca-
vela? te mágico y original que hace que uno, desconociendo el Hay cuentos que quedaron fuera de Pá- da vez más exigente. Y como primer lec-
–Para un novelista principiante, escribir cuentos pue- autor de lo que está leyendo, piense sin embargo: “Mmm, jaros en la boca, porque aunque man- tor de cada libro que lee, confía en el pe-
de ser un buen preludio para la novela, es verdad, su- esto debe ser Kafka. Ufff, por favor, esto es un Keret de tenían un nivel, quizá no eran acordes so de las palabras más que en los pro-
pongo que a eso se referirán esos escritores. También acá a la Quiaca. ¿Y esto? Borges, sin lugar a dudas”. en el clima, o en la técnica. Pero creo pios escritores.

Breves
Está on line la nueva “Ruleta China”
Los bienes culturales pasan al frente
La obra en base a bordados cribe la nota central de un
La industria del sector supera los
que el artista cordobés Pablo
Peisino mostró en la última
envío especial sobre el direc-
tor de cine australiano Peter
beneficios de algunos servicios básicos.
edición de ArteBa es una de las Weir, de quien se publican AGENCIA EFE el sector de bienes culturales cre-
estaciones del recorrido por la además fragmentos de dos en- ció de manera constante desde
feria porteña que se puede le- trevistas. Como en otras edi- Buenos Aires. La industria cul- 2003, especialmente en cuanto a
er (y ver) en el último número ciones, esta entrega de Ruleta tural de la Argentina genera comercio exterior, aunque éste
de la revista virtual Ruleta Chi- China se mete con más cine, 10.700 millones de pesos al año sigue presentando un carácter
na (www.ruletachina.com). Eu- teatro, música, poesía y re- (2.810 millones de dólares), lo que estructuralmente deficitario res-
genia Guevara, la editora, es- señas de libros. supone el 2,98% del Producto pecto de las importaciones.
Bruto Interno (PIB), y supera el En concreto, las exportacio-
beneficio de servicios básicos co- nes fueron protagonizadas por
Publicarán biografía de García Márquez mo el de la energía. el sector editorial, que repre-
Según el estudio “Coyuntura sentó el 68% de las ventas de bie-
Madrid. La biografía del escri- Márquez: A Life, publicada en Cultural” realizado por el Siste- nes culturales, frente al 21% del
tor colombiano Gabriel García inglés en 2008 y que resume las ma de Información Cultural de sector fonográfico y al 11% del La industria editorial impulsó el crecimiento.
Márquez escrita por el británico entrevistas periódicas que du- Argentina (Sinca), el PIB de es- audiovisual.
Gerald Martin será publicada en rante 30 años sostuvo Gerald te sector atravesó en 2007 su La exportación de libros ar- El arte plástico, sin embargo, les exportados fueron adquiri-
español en octubre, señaló Jai- Martin con el autor de Cien años cuarto año de crecimiento con- gentinos generó beneficios por 357 ni siquiera aparece registrado dos por países americanos, es-
me Abello Banfi, director de la de soledad. La Editorial Monda- secutivo y superó, de esta forma, millones de pesos al año (más de en el estudio porque, entre otras pecialmente por los limítrofes,
Fundación Nuevo Periodismo dori tiene los derechos de esta las cifras de industrias como la 93 millones de dólares), y las edi- cosas, no hay una legislación fa- seguidos de Estados Unidos (9%),
Iberoamericano que preside el edición en castellano y prevé la del gas, agua, algodón y calzado. toriales que centraron la mayor vorable a la exportación de Europa (7%) y Asia (4%), aun-
Nobel de Literatura. Se trata de publicación tanto en España co- La información, que propor- parte de la atención extranjera obras. que en 2008 hubo un cierto es-
la traducción de Gabriel García mo en países de Latinoamérica. ciona datos de 2007, indica que fueron De la Flor y Del Zorzal. El 77% de los bienes cultura- tancamiento de ventas.