Está en la página 1de 5

http://www.eurostemcell.

org/es/las-celulas-madre-de-pulmon-en-la-salud-la-reparacion-y-la-enfermedad TRATAMIENTO PULMONAR

https://www.facebook.com/IsraelinPanama/posts/932037390191192:0 TRATAMIENTO PULMONAR

http://pvalero-criocord.blogspot.com.co/2013/04/quemaduras-ulceras-corneales-y.html CELULAS MADRE

Las células madre de pulmón en la salud, la reparación y la enfermedad

Hoja informativa Enfermedades de pulmón


Las enfermedades crónicas de pulmón como el cáncer y la enfermedad pulmonar obstructiva
crónica (EPOC) están entre las causas más comunes de muerte en Europa y suponen un gasto de
más de 100 billones de euros al año. Estas enfermedades provocan cambios en las células
pulmonares. La investigación con células madre no sólo nos ayudaría a entender las causas que
provocan estas enfermedades, sino que también nos ayudaría a
encontrar futuros tratamientos.

¿Qué sabemos? ▼
Muchas de las enfermedades pulmonares más comunes de Europa,
como el cáncer de pulmón y la enfermedad pulmonar obstructiva
crónica (EPOC) están causadas por daños producidos en las células
que forman los pulmones. Los estudios de las células madre del
pulmón podrían aportar nuevos conocimientos sobre estas
enfermedades y sentar las bases para futuros tratamientos.

Las células madre de los pulmones son importantes para el desarrollo


pulmonar inicial del feto. Aunque no abundan, las células madre del
pulmón son importantes para reparar daños en los pulmones y sustituir
las células especializadas que forman los pulmones, que mueren de forma natural y deben
sustituirse.

¿En qué están trabajando los investigadores? ▼


Las células madre del pulmón aparecen en los pulmones en desarrollo del feto y en los pulmones
adultos, pero no son exactamente las mismas. Los investigadores saben que se producen
cambios, pero no se conoce bien en qué se diferencian estas células.
Los investigadores están estudiando cómo los daños producidos en los genes que controlan el
crecimiento y la multiplicación de las células madre de los pulmones podrían llevar a las células a
seguir dividiéndose y multiplicándose y potencialmente a convertirse en cánceres del pulmón.
La mayor parte de las investigaciones sobre células madre del pulmón se ha llevado a cabo en
ratones. Sin embargo, los estudios recientes están empezando a examinar cómo se relacionan los
resultados anteriores con las células pulmonares de humanos.
¿A qué retos nos enfrentamos? ▼
Estudiar el funcionamiento de las células del pulmón humanas en el laboratorio es muy difícil,
porque estas células forman estructuras y tejidos complejos que todavía no es posible replicar
artificialmente en el laboratorio.
 Células madre de pulmón  El futuro
 ¿Por qué estudiar las células madre de  Obtener más información
pulmón?  Find out more (English)
 La investigación actual  Reconocimientos y referencias

Nuestros pulmones trabajan incansablemente. En la vida media de un ser humano. A lo largo de


nuestra vida, nuestros pulmones respiran entre 20 y 40 millones de veces y por ellos circula un flujo
de aire de entre 7000 y 10,000 litros al día.
Los pulmones de los mamíferos están compuestos por 2 regiones diferentes:

1. Las vías o conductos respiratorios, que incluyen la tráquea, los bronquios y los bronquiolos.
2. La región donde sucede el intercambio gaseoso, o espacios alveolares

Los científicos han descubierto que cada una de estas regiones contiene tipos únicos de células
madre y células progenitoras. En un pulmón normal, las células progenitoras están presentes y
son abundantes en cada región. Estas células se dividen con el objetivo de reemplazar las células
viejas o dañadas y así mantener el pulmón sano. Las células progenitoras son: las células basales
de la tráquea, las células secretoras del bronquiolo, y las células alveolares de tipo 2. Se cree que
sólo la división de estas células es suficiente para mantener la estructura del pulmón durante la
vida adulta.

Izquierda: Estructura del pulmón adulto. Derecha: Anatomía del pulmón y células madre de
pulmón

Las células madre, aun siendo mucho menos comunes que las progenitoras, se encuentran tanto
en pulmones embrionarios como en adultos. Algunas de estas células madre, contribuyen al
desarrollo inicial del pulmón y ayudan en la reparación y regeneración del mismo a lo largo de la
vida. Y la disfunción de estas células puede contribuir al desarrollo de enfermedades pulmonares
parece surgir a raíz de se.

En los pulmones de ratón se ha


descubierto que un escaso número de
células madre muy poco frecuentes y
que están ubicados en los conductos
de las vías aéreas, en respuesta a una
lesión severa (infección de la gripe por
ejemplo), pueden dividirse y producir
nuevas células que contribuirán a la
regeneración tanto a los conductos
respiratorias como a las regiones de
intercambio de gases. Como prueba de
este concepto, estas células también se
han podido cultivar in vitro y se han
utilizado como un tratamiento para
regenerar pulmones lesionados en ratón.

Israel en Panamá · 27 de julio de 2015 ·

CÉLULAS MADRE PODRÍAN CURAR PULMONES DAÑADOS

Las enfermedades de las vías respiratorias como el enfisema, la bronquitis, el asma y la fibrosis quística
son, en conjunto, la segunda causa de muerte a nivel mundial. Más de 35 millones de estadounidenses
sufren de enfermedades respiratorias crónicas. Científicos del Instituto Weizmann están proponiendo
una nueva dirección que en un futuro podría resultar en el desarrollo de un nuevo método para aliviar
algunos de estos males. Los resultados, que fueron publicados en Nature Medicine, muestran cómo sería
posible utilizar células madre embrionarias para reparar tejido pulmonar dañado.

La investigación se basó en la siguiente idea: algunas células madre que residen normalmente en los
pulmones son muy parecidas a las células madre en la médula ósea. En cada órgano, las células madre,
en lugar de estar distribuidas a lo largo de los tejidos, están concentradas en compartimientos especiales
que contienen todas las provisiones que las células madre necesitan. El Prof. Yair Reisner, del
Departamento de Inmunología del Instituto Weizmann, dice: “Esta información sugirió que podríamos
utilizar nuestro conocimiento relacionado a las técnicas de trasplante de células madre de médula ósea
para reparar el tejido pulmonar”.

El trasplante de médula ósea se basa en dos principios primordiales: la habilidad de las células madre
para navegar en la sangre hacia el compartimiento apropiado y la limpieza previa del compartimiento
para hacer espacio a las células madre trasplantadas. Reisner y su grupo pensaron que se podrían aplicar
estos principios para introducir nuevas células madre en los pulmones. Sin embargo, antes de que
pudieran hacer esto, ellos necesitaban encontrar una fuente de células madre pulmonares que fueran
adecuadas para ser trasplantadas, lo que constituye un problema, ya que estas fuentes son bastante
escasas.

El grupo superó este obstáculo utilizando células madre de embriones de 20 a 22 semanas. Su


investigación mostró que ésta es la ventana de tiempo ideal para recolectar las células: células más
jóvenes no han completado el proceso de diferenciación; células más viejas son menos capaces de
regenerar el pulmón. Posteriormente, el equipo condujo una serie de experimentos durantes los cuales
limpiaron los compartimientos de las células madre en el pulmón con un método que ellos desarrollaron,
y luego las nuevas células madre fueron inyectadas en los ratones modelo de daño pulmonar. Las células
madre embrionarias pulmonares lograron navegar a través de la sangre hasta los pulmones y establecerse
en los compartimientos apropiados. Al cabo de seis semanas, estas células se estaban diferenciando en
tejido normal de pulmón. El daño en los pulmones de ratones fue reparado y su respiración mejoró
significativamente.

En un futuro Reisner pretende determinar la dosis


correcta de los fármacos utilizados para prevenir el
rechazo de las células trasplantadas, que serán
necesarios luego de este tipo de procedimientos.
“Nuestra verdadera idea, que ha sido reafirmada por
este éxito”, dice Reisner, “es crear un banco de tejido
pulmonar que sea una fuente de células madre
embrionarias de pulmón”. Este banco podría ser una
fuente disponible de células para reparar el daño en
aquellos individuos con enfermedades respiratorias
severas.

Los proyectos de investigación del Prof. Yair Reisner son financiados por el Fondo de Beneficencia
Leona M. y Harry B. Helmsley; la Fundación de Beneficencia Steven y Beverly Rubenstein; y Roberto y
Renata Ruhman, Brasil. El Prof. Reisner es titular de la Cátedra Profesoral Henry H. Drake de
Inmunología. Fuente: aurora-israel.co.il

http://www.mediterraneamedica.com/medicina-regenerativa/

¿Sabías que ya es posible tratar la artrosis?

TRATAMIENTO DE LAS HERNIAS DISCALES Y DE LA ARTROSIS DE LAS


ARTICULACIONES CON CÉLULAS MADRE
MEDICINA REGENERATIVA
¿Qué es? Su aplicación en trastornos musculoesqueleticos El proceso (Fraccion estromal
+ PRP Aferresis) Aplicaciones Consejo científico Asesor Factores de crecimiento
Medicina regenerativa más a fondo Aspectos legales Evidencias científicas Descargar
Tríptico

Qué es: La medicina regenerativa, es el campo interdisciplinario de investigación y de aplicaciones clínicas

enfocadas a la reparación y regeneración de células, tejidos u órganos con la finalidad de restaurar una

función dañada. Los factores de crecimiento desencadenan efectos biológicos como la proliferación y

diferenciación celular, la generación de vasos sanguíneos y la migración de las células a los lugares donde es

necesario que se produzca la regeneración.

Las nuevas técnicas en medicina regenerativa utilizan células mesenquimales adultas (células madre

contenidas en la “fracción estromal vascular” (Stromal Vascular Fraction o SVF), del tejido graso,) obtenidas

de la grasa del propio paciente y plasma rico en plaquetas obtenido por AFÉRESIS (PRP-A) como fuente de

factores de crecimiento y otras proteínas presentes en el plasma sanguíneo, todo dirigido a estimular la

regeneración tisular.

¿Qué son las células madre mesenquimales?

El cuerpo humano está formado por diferentes tipos de células y cada una de ellas tiene una función
específica para que el organismo funcione correctamente. Las células que originan todos estos tipos de células
especializadas son las células madre o troncales.
Las células madre pueden dividirse ilimitadamente y autorrenovarse produciendo más células madre sin
perder su potencial o dando lugar a diferentes tipos de células especializadas.

Las células madre actúan en la regeneración o reparación de los tejidos dañados y sustituyen las células que
mueren de forma rutinaria. Así, cuando un individuo se ha desarrollado, una pequeña parte de células madre
queda residiendo en la mayoría de los distintos tejidos, para activarse cuando sea necesario reparándolos o
regenerándolos, manteniendo de ésta manera el organismo sano.
Las células madre mesenquimales están presentes en el tejido conectivo y esta localización les facilita el
acceso para actuar rápidamente sobre los focos de lesión cuando sean requeridas. Se han aislado células
madre mesenquimales de distintos tejidos: cerebro, pulmón, riñones, corazón, bazo, pulpa dental, hígado,
médula ósea y de una fuente mucho más fácil y accesible como es el tejido adiposo.
De hecho, el tejido adiposo es la fuente más abundante de células madre mesenquimales del cuerpo humano
adulto, donde podemos encontrarlas en un número de 100 a 500 veces mayor que en la médula ósea. Estas
células tienen capacidad de dividirse y diferenciarse hacia distintos tipos celulares: osteocitos (hueso),
condrocitos (cartílago), adipocitos (tejido adiposo), hepatocitos (hígado), cardiomiocitos (corazón), neuronas,
etc. En la última década se han desarrollado una serie de investigaciones clínicas y preclínicas que han
demostrado la vital utilidad de las células madre mesenquimales en la regeneración de tejidos y órganos.
Además se ha observado, que modulan reacciones adversas en distintas enfermedades, sobre todo en las
degenerativas y autoinmunes.
Este potencial las ha convertido en herramientas fundamentales de la medicina regenerativa, una nueva rama
de la medicina, que se basa en la utilización de estrategias similares a las que, de forma natural usa el
organismo, para la renovación de las células y tejidos dañados.