Está en la página 1de 15

Frustración:

Definiciones:

1. La frustración es una respuesta emocional común a la oposición relacionada con la ira y la


decepción, que surge de la percepción de resistencia al cumplimiento de la voluntad
individual. Cuanto mayor es la obstrucción, y la mayor de la voluntad, más la frustración es
probable que sea. La causa de la frustración puede ser interna o externa. En las personas, la
frustración interna puede surgir de problema en el cumplimiento de las metas personales y
deseos, las pulsiones y necesidades, o tratar con las deficiencias observadas, tales como la
falta de confianza o temor a situaciones sociales. El conflicto también puede ser una fuente
interna de la frustración, cuando uno tiene objetivos contrapuestos que interfieran unos con
otros, puede crear una disonancia cognitiva. Las causas externas de la frustración implican
condiciones fuera de un individuo, como un camino bloqueado o una tarea difícil. Mientras
que hacer frente a la frustración, algunas personas pueden participar en el comportamiento
pasivoagresivo, lo que hace difícil identificar las causas originales de su frustración, ya que
las respuestas son indirectas. Una respuesta más directa, y común, es una propensión a la
agresión.

2. Frustración es aquello a lo que a nadie nos gusta llegar en esta vida.

Según la Real Academia de la Lengua Española, se entiende frustrar como privar a alguien de lo
que esperaba, pero para la persona que lo experimenta supone mucho más que todo esto, es
una situación sumamente desagradable, sobretodo cuando se ha luchado mucho por
conseguir algo determinado.

3. Consiste en un estado de decepción, con una importante carga emocional, que se produce
cuando se espera que algo deseado se realice y resulta imposible hacerlo por diferentes
motivos.

Los sentimientos frustrantes dependen de cada uno, es decir, hay un umbral de tolerancia, y
cada individuo se posicionará en un punto determinado, dependiendo de sus características.

De este modo vemos como hay personas que no aguantan lo más mínimo, es decir, que
quieren las cosas ahora y ya, pero por el contrario existe otro tipo de personas que son más
tolerantes en este tema.

4. En Derecho penal: La frustración es un estadio intermedio entre la tentativa y la


consumación. Es más grave que la tentativa (ejecución iniciada de un delito, que no se
prosigue por causas distintas del desistimiento voluntario del agente), pero menos grave
que la consumación (realización completa del delito). Por ello a los autores de un delito
frustrado se les impone la pena inmediatamente inferior en grado a la señalada para el
delito consumado. El código penal español establece, al regular los delitos contra el jefe de
estado, igual pena para el delito frustrado y la tentativa de matar al jefe de estado que para
el delito consumado.
1. INTRODUCCIÓN

Este trabajo trata el tema de la frustración sus factores causantes y las estrategias que se usan
para un manejo efectivo, como un resultado indeseable ante la imposibilidad satisfacer los
objetivos que se han fijado, y por ende este nos acarreara consigo una serie de consecuencias
o mecanismos de defensa de acuerdo a la intensidad del objetivo de que se deseaba, como
también se habla de otra situación que se encuentra en estrecha relación con la frustración
como es el conflicto.

2. ¿QUÉ ES LA FRUSTRACIÓN?

Dollard, Doob, Millar, Mower y Sears en Lahey (1999) sostienen que a la frustración se le
define como el bloqueo de algún comportamiento dirigido a alcanzar una meta, por lo tanto
todas aquellas situaciones en nuestra vida que donde se nos vea bloqueado algún
comportamiento, meta, necesidad que no sea satisfecha o una situación donde nos veamos
coartados, será un factor que nos llevara en mas de alguna medida a sufrir de frustración.

Generalmente cuanto mas fuerte es el motivo de la meta, tanto mas intensa es la frustración
cuando no se satisfaga el objetivo. Por tanto entre mayor sea el deseo por alcanzar una meta o
la importancia de nosotros mismos por satisfacer una necesidades, y nos veamos
imposibilitado de alcanzar la meta o satisfacer esta necesidad, mayor será la frustración que
experimentaremos, dado que sentiremos que hemos fracasado en lo que nos habíamos
propuesto y también será mas dificil el poder reponernos de este suceso o salir de el estado de
frustración.

Otras definiciones de frustración:

• Cuando un trabajador actúa para lograr un objetivo y encuentra alguna barrera u obstáculo
que le impide lograrlo, se produce la frustración (Mayorca 2005). • Para que exista una
frustración debe haber una motivación, o necesidad, no satisfecha. De acuerdo a la
importancia del motivo será la intensidad de la frustración. (Castro 2002).

3. CAUSAS DE LA FRUSTRACIÓN.

El termino frustración se aplica a las circunstancias que dan como resultado la falta de
satisfacción de una necesidad o un motivo. (Withaker 1989). De acuerdo a esta observación
que se nos ha dado de la frustración, podemos decir esta se puede llegar a presentar en cada
una de las etapas de nuestra vida, como por ejemplo cuando estábamos pequeños y había un
juguete que deseábamos con gran anhelo y que se nos negaba la posibilidad de tenerlo, hasta
cuando siendo ya adultos y en nuestra vida profesional se nos vea impedida la posibilidad de
ascender dentro de una empresa u obtener el aumento que tanto se deseaba, ambas
situaciones aunque totalmente distintas y ahora adultos pueda ser que consideremos ala
primera como una cosa superflua y sin importancia, las dos necesidades que en su momento
consideramos muy importantes para nosotros, pero que el mero hecho de no ser satisfechas o
alcanzadas nos generaron frustración en algún nivel.
Principales reacciones ante una situación frustrante Las reacciones ante algo que nos está
provocando una frustración, se utilizan principalmente para cambiar o terminar con aquellos
que nos produce la frustración.

Hay tres tipos:

1. Una respuesta de ataque y agresión, consistente en agredir a aquello que nos está
produciendo es estado de frustración (el objeto de frustración), aunque no es una solución
válida, ya que no desaparece.

2. Respuesta de Huida. No se trata tampoco de la mejor de las soluciones, ya que solo


consiste en huir de la frustración, intentar evitarla, pero no se resuelve.

3. Respuesta de sustitución. Es la única de las tres reacciones que es apropiada para


enfrentarse a la frustración. Tolerancia de la frustración

Los factores generadores de frustración son relativos y diferentes en cada persona en


particular ya que en algunas personas una situación le causara de frustración mientras que en
otra puede ser no le genere frustración en lo absoluta; esto debido a que las situaciones con
las hemos convivido desde pequeño nos preparan, nos habitúan ante estos factores o nos
vuelven mas vulnerables ante otras esto ,cle acuerdo a que las personas difieren
considerablemente en sus reacciones ante la frustración y al estrés.
A medida que vemos que la meta se ve cada vez mas dificil de alcanzarla aumenta la sensación
de fracaso resultando en estado de frustración aunque en algunos casos para las personas la
sensación de frustración puede pasar desapercibida en otras puede que no.

Por otra parte los estándares de vida que le exige la sociedad o el entorno que le rodea puede
ser que hagan que el fallar o no lograr satisfacer un deseo no se una opción, por lo cual algunas
personas en ciertos entornos ya sea laborales o de dentro de ciertas sociedades haga que sean
mas susceptibles a caer en un estado de frustración, ya que si un individuo se desenvuelve en
un medio en que las personas en la mayoría de casos han logrado sus metas y se han
desempeñado con éxito, ante una falla o al verse impedida esta persona de alcanzar su meta
puede ser que experimente con gran facilidad una sensación de fracaso llevándolo como
consecuencia a la frustración, esto de acuerdo a lo que nos dice Withaker (1989) "El potencial
de frustración en general es mayor en las personas que viven en las ciudades industrializadas
que aquellos que viven en sociedades primitivas, más sencillas", puesto que en las sociedades
industrializadas el deseo por el éxito y sobresalir es una necesidad en la mayoría de las
personas en cambio en las sociedades primitivas al ser sus necesidades únicamente las
primarias es mucho mas dificil que esta caiga en frustración ya que las exigencias son menores.

Algunas veces la frustración es causada a veces por factores existentes dentro de nosotros
mismos, que impiden la satisfacción de ciertos motivos.
Esto debido a que muchas veces la frustración se debe a que algunas veces las metas que nos
imponemos tienden a ser pocos realistas los cual hace muy difícil alcanzar, y en otros casos se
da que la persona es demasiado critica de si misma, por lo cual alcanza una meta pero ella
considera que no la alcanzo en la medida deseada por lo cual sufre de cierto nivel de
frustración. Esto se podemos observarlo cuando una persona ante los demás tiene éxito
cumple todas las metas que se fijo y satisface las necesidades que el tiene pero el hecho que
esta persona pueda seguirse fijando estándares mas altos en el momento que alcanza lo que
se propuso y no sentirse conforme en ese momento en especifico puede generarle frustración
en mas de alguna medida.

La tolerancia de la frustración se aplica al grado y la duración 61-él estrés que una persona
tolera antes de sufrir desorganización o desarrollar los mecanismo de defensa, por lo que la
tolerancia ante la frustración podría ser considerada como la relación del tiempo que una
persona permanece ante una situación causante de estrés y el grado en que esta persona se
vería afectada ante esta misma por lo cual una situación que normalmente no nos afectaría
mucho, pero al permanecer esta por demasiado tiempo nos llevara finalmente a un estado de
frustración y por lo tanto esta llegara a sufrir las consecuencias o mecanismos de defensa de la
frustración.

La frustración en la mayoría de los casos tiende a se acumulativa por lo tanto una persona al
vivir una serie de situaciones frustrantes de pequeña importancia para ella, pero que estas por
así decirlo vayan sumándose y al final estas logren desbalancear la vida del individuo y que
este se llegue a sentir frustrado, aun cuando cada una de estas individualmente no le causarían
frustración en absoluto, pero el intervalo en que ocurren y la susceptibilidad del sujeto en ese
momento sea un factor importante para que estas le generen un estado de frustración.

Las frustraciones que ofrecen amenazas directas a la concepción o la imagen que tenemos de
nosotros mismos, es probable que sean sentidas intensamente y que esta genere un mayor
impacto. Esto se puede observar cuando nosotros tenemos una concepción de que estamos
desenvolviéndonos bien en una actividad o que hemos triunfado en el desempeño de esta,
pero una tercera persona nos dice que ante ella o que ante los demás no hemos hecho bien
nuestro trabajo, o que hemos fracasado en nuestro desempeño esto nos hará que la sensación
de frustración sea de gran intensidad, y por ende, también así será la forma en que la persona
desarrolle un mecanismo de defensa.

4. MECANISMOS DE DEFENSA Y EFECTOS DE LA FRUSTRACIÓN.

Cuando no consigues alcanzar el objetivo que te has propuesto y por el que has luchado. Se
siente ansiedad, rabia, depresión, angustia, ira. Sentimientos y pensamientos autodestructivos
para el sujeto. (Ibarra, 2000).

Los mecanismo de defensa siempre se verán surgir al momento en que no se cumple un


objetivo deseado aunque, en todos los casos estos no son concientes, por lo cual podemos
afirmar que las respuestas ante la frustración son en gran medida un reflejo, como cuando una
persona ve que un objeto le es arrojado hacia su cara la primera reacción de la persona será
poner las manos para protegerse, este es un reflejo que se tiene sin siquiera la persona pensar
o recapacitar que hacer ante el objeto que le pegara, esta lo hace, de igual manera los
mecanismos defensa surgen involuntariamente o sin siquiera nosotros percatarnos esto, por lo
que podemos afirmar que el empleo de mecanismos de defensa, siempre o generalmente se
presentan de manera inconsciente.
Estos mecanismos de defensa surgirá de acuerdo el entorno en que se encuentre y a la
situación ya que algunas situaciones posibilitan o favorecen mayormente un tipo especifico de
respuesta, así como también el ambiente en que se desarrollo la persona, como por ejemplo si
un niño ve que su padre al verse frustrado usualmente tira objetos dentro de la casa o golpea
cosas o a la persona que le genera la frustración, este al crecer y al verse en situaciones de
frustración, reaccionara de manera agresiva de igual manera que reaccionaba su padre por lo
cual se puede afirmar, que los mecanismos de defensa ante la frustración aunque _
inconscientes son resultados, en algunos casos del aprendizaje o como hemos visto que otras
personas reaccionan ante la frustración.

1. Desplazamiento: es un mecanismo de defensa que consiste en trasladar los


sentimientos negativos que nos provoca la frustración hacia una persona que nada tiene que
ver. Esto suele pasar cuando nos sentimos fatal porque tenían que habernos subido el sueldo,
por ejemplo, y en lugar de enfrentarnos al jefe proyectamos esos sentimientos hacia nuestra
pareja, que nada tiene que ver con el aumento de sueldo.

2. Otro mecanismo de defensa es la fantasía, que consiste en negar la realidad,


entonces la persona imagina soluciones o actuaciones, para solucionar esa situación
frustrante, el problemas es que siempre se trata de soluciones imposibles de realizar en la
realidad.

3. También nos encontramos con la proyección como otro mecanismo de defensa. La


proyección consiste en atribuir nuestros sentimientos negativos y nuestros pensamientos, a
otra persona.

4. La negación de la realidad, de forma inconsciente, sobre la situación que nos produce


la frustración, es otro método que se puede usar para intentar encontrar solución.

5. Cuando la persona actúa ante la frustración de forma contraria a como se debería


actuar, se le denomina reacción.

6. Otro mecanismo de defensa es el de la regresión, en el que se actúa con pautas de


conductas típicas de una edad evolutiva inferior a la que se tiene. Esto se ve cuando de
repente vemos que la reacción, de por ejemplo nuestra pareja, es como la de un niño
pequeño, que lo único que le falta es ponerse a patalear en lugar de intentar encontrar una
solución mejor.
La ansiedad.

De acuerdo a Feldman (1998) La ansiedad es el estado emocional desagradable que resulta de


una situación frustrante. Por lo cual no es de extrañarse que ante unas situación de frustración
puede ser que desarrolle ansiedad, la cual puede ser que se liberada físicamente ya sea con
conductas tan usuales como el estar moviendo una piernas cuando nos encontramos sentados,
comernos las uñas, impaciencia, etc. como un estado de ansiedad en el cual no nos sintamos a
gusto en ningún ambiente o situación, por muy placentera que sea esta.

Reacciones orientadas a la realidad.


Como nos dice Ibarra (2000) si el motivo que da lugar la frustración es débil, el sujeto tiende a
disminuir el esfuerzo que desarrolla para lograr su objetivo, pero si el motivo es fuerte, el
sujeto redoblara su esfuerzo para obtener lo que pretende.

Es decir que ante un hecho en donde no se alcanzo una meta o se logro satisfacer una
necesidad, la persona lejos de entrar en una situación de frustración esta pondrá, todo su
empeño en lograr superar esa barrera y seguirá luchando por lograr el objetivo que
anteriormente se le vio imposibilitado cumplir o será un factor detonante, para que la persona
desde ese momento ponga todo sus empeño por lograr todos los objetivos que esta se trace.
Pero por otra parte si el motivo es débil puede ser que la persona se derrote o no le preste
importancia, por lo cual este disminuya el esfuerzo por logara su objetivo, pero ante una
necesidad o un deseo débil será mas fácil de superar la frustración o de encontrar con que otra
meta reemplazarla.

Racionalización.

Uno de los mecanismos de defensa mas comunes en la racionalización. Cuando racionalizamos,


encontramos razones lógicas, pero falsas, para nuestra conducta pasada, pero para nosotros
son aceptadas como verdaderas. Esto se da como cuando una persona al no lograr un objetivo
propuesto lejos de aceptar que fue un fallo o un error cometido por el un factor determinante
para no alcanzar su objetivo este busca excusas o razones que ante el son lógicas para poder
justificar su fracaso pero estas son completamente falsas, dado que a ninguna de las personas
nos agrada aceptar el que hemos fallado y por lo tanto siempre buscaremos excusas para
justificarnos.

Proyección.

Según lo que Whitaker (1989) cita de Coleman (1979) La. proyección es una reacción defensiva
mediante la cual un individuo descarga la culpa de sus deficiencias, errores y malas acciones en
otros; y atribuye a otros sus impulsos, pensamientos y deseos inaceptables. De acuerdo a esta
aseveración al nosotros no lograr un objetivo, por errores que nosotros cometimos o
conductas que no eran aceptables y la culpa en otras personas generalmente de rango inferior
por así decirlo, las mas vulnerables en su entorno o aquellas que el considera que justificara
sus fallas, como es en el caso de un gerente de una empresa que al no poder cumplir a
cabalidad con las tareas que se asignaron a su departamento, este se excusara proyectando
sus errores o sus deficiencias en las pesos que son sus subordinadas, esto con el fin de esta
poder salir bien librada ante los demás en la empresa o para poder el sentir, que el trato
cumplir con lo que le fue asignado pero no fue su culpa sino de los demás.

Identificación.

La identificación es todo lo contrario a la proyección, se da cuando nos identificamos con


alguna idea o sentimiento, asumimos ciertas características de la persona o personas
admiradas, esto se da cuando ante nuestro fracaso una persona nos de una mano y nos ayude
a salir adelante, puede ser que copiemos las conductas o habilidades de esta persona por ser
objeto de nuestra admiración, y ver que con su ayuda y sus habilidades logramos cumplir los
objetivos o que copiemos las características de esa persona, o que nosotros observemos a una
persona cercana a nosotros, la cual posee habilidades las cuales le han permitido ser exitosa y
alcanzar sus metas, y por ello lleguemos a tratar de imitarla.

Esto mecanismo de defensa es hasta cierto punto positivo, la identificación del no alcance de
una meta puede proporcionar a una persona ambiciones, ideales y finalidades, ya que la
persona al asumirse características de otras personas puede que esta al adquirir estas
características de la persona admirada pueda empezar una nueva etapa en su vida, y mediante
estas característica que asumido ella posee se vuelvan propias y permanentes en el individuo y
por lo tanto logre cumplir los objetivos que se proponga, logrando proponerse nuevas metas u
objetivos y logre superar con mayor rapidez la frustración. Pero por otra parte puede ser que
al final el individuo al imitar demasiado las características de esta persona admirada, puede
que este pierda su identidad y no viva nada más que copiando el comportamiento de su héroe
y llegue a desarrollar una dependencia de observar a esta persona, para poder trabajar en el
alcance sus metas.

Sustitución.

La sustitución podemos describirla como el intento de vencer un defecto subjetivo que existe
en cierto aspecto de la actividad, sobresaliendo en otro. Es decir que ante la imposibilidad de
alcanzar un objetivo en área o actividad, esta persona retira sus esfuerzos por lograr cumplir
sus objetivos por lograr triunfar en esa área o ya no le será tan atractiva la meta, pero lo
sustituirá sobresaliendo en otras áreas, como es en el caso de algunos niños que al no poder
triunfar en las áreas académicas básicas como la matemática, lenguaje, etc. este sobresaldrá o
tratara de sobresalir en otras como podrían ser los deportes o las artes.

Evasión.

Ibarra (2000) sostiene que Cuando utilizamos mecanismos de evasión en la búsqueda del
ajuste, nuestra conducta está dando a entender que hemos renunciado a la lucha franca y nos
acogemos a los tipos evasivos de ajuste que nos proporcionen protección contra el peligro. La
persona al ver frustrada la posibilidad de no alcanzar la mata que se había propuesto, puede
que esta llegue abandonar la lucha por lograr su objetivo por lo cual esta prefiere dejar de
luchar por lograr su meta, en lugar de seguir avanzando, para llegar según ella ayer que fracaso
lo cual según ella será peor que el haberse retirado, como es en el caso de una persona que al
iniciarse en un nuevo empleo y durante las primeras semanas o meses sienta que la presión,
que las exigencias del trabajo son altas, por tanto no se sienta capaz, y ella piense que le va ser
difícil cumplir con las tareas que le han sido asignadas pero ella antes de sentir que fracaso y
evitar llegar al caso de que ella piensa que lo pueden llegar a despedir, por no cumplir las
tareas que le asignaron y por lo tanto ante que se llegue esta situación, ella prefiere retirar sus
esfuerzos y renunciar porque para ella será mas honroso decir que se retiro antes de decir que
fallo.

Agresión.

La conducta agresiva va orientada modificar la situación o a liberar la frustración auque no sea


una conducta deseable. Frente a un hecho frustrante y al no hallar forma de cómo liberar esa
frustración o como defendernos, ante la persona que nos hace ver que hemos fracasado
puede ser que reaccionemos, agrediendo a esa persona o a los que tengamos en nuestro
entorno, ya sea la agresión de forma verbal o física aunque en nuestra sociedad esta es una
conducta no aceptada pero, probablemente por instinto primitivo reacciones en mayor
manera en forma agresiva ante la presentación de un hecho frustrante.

Una conducta agresiva, la cual se manifestara en el frustrado en forma de reacción que no


solamente estará encaminada hacia considera que es responsable, sino también, en ocasiones,
hacia alguien otro que puede ser totalmente ajeno. (Ibarra, 2000). Podemos observar que
algunas veces las personas no reaccionan de forma agresiva ante el suceso o persona que nos
producido, o nos ha llevado ha sentirnos frustrados ya sea por un posible castigo o por
diferentes hechos, pero puede ser que explotemos con otra persona que no tiene nada que
ver en lo absoluto con la causa de la frustración, una persona puede ser que las situaciones
frustrantes se le presenten en su hogar y este libere esa agresividad en su trabajo o viceversa,
como es el caso de cuando una persona en su trabajo se llegue a ver frustrada ya sea por la
presión o por que no se siente a gusto con lo que hace, pero en su trabajo no denote ninguna
conducta agresiva pero que al salir de su trabajo y en su camino a casa manejando, al
enfrentarse con el trafico este comienza a pelear, agredir o en su mayoría de forma verbal a
cuanto conductor se le cruce en el camino aun cuando estos no tengan nada que ver sus las
razones que le causan en su mayoría la frustración que sufre, pero este de manera
inconscientemente o conscientemente siente que de alguna forma libera su frustración,
causada por su trabajo.

La suma de sensaciones de frustración que se podrían tener guardadas en el inconsciente se


genera la sensación de fracaso, causante en la mayoría de los casos de la auto-agresión.
(Castro, 2002). Una persona al no poder liberar su frustración mediante cualquiera de los
mecanismo de defensa anteriormente descritos, esta se llega a agredirse a si misma ya sea
física o verbalmente para así el poder liberar toda esa agresividad, puesto que el considera
inaceptable agredir a los demás por la forma en que se educo o porque teme al castigo o
consecuencia que esta acarrearía en caso de liberarla contra otro.
La inhibición de la conducta agresiva dependerá del grado de castigo que se espera como
consecuencia de la ejecución de la conducta en cuestión. (Doob y Sear, 1939; Gram. y Cols,
1963; Hokanson, 1961 en Fernández 1991). En su entorno laboral una persona puede ser que a
esta no se considere una persona agresiva, ya que esta se puede estar reprimiendo ya que ella
esta consciente del castigo que le acarrearía el agredir a otros y por lo tanto este prefiera
tragarse el impulso de agresión ante la posibilidad de que al dale rienda suelta a este pueda
perder su trabajo. Por otra parte esta supresión de la respuesta agresiva puede desarrollar
apatía. La apatía la podemos definir como la tendencia indeferencia o a ser atraído, a la
inactividad o falta de atención, con frecuencia se presenta cuando se reprimen impulsos
agresivos. Como se da en el caso de que las personas que son agresivas ante situaciones
frustrantes pueden tender a ser apartadas de los grupos y casi no socializar, apara así evitar
que las situaciones le hagan llegar a sentirse frustrado y así evitar agredir a alguien.

Huida y retirada.

La huida y retirada ante un suceso de frustración se observa cuando la conducta agresiva no es


posible, o cuando esta no ha producido eliminación de la situación frustrante. (Withaker 1989).
Una persona al sentir que en un ambiente o en una discusión se le ha coartado su meta por la
cual estaba ahí y esta se siente frustrada, prefiere retirarse ante la imposibilidad de liberar su
frustración mediante la agresión, y antes de que llegue a explotar y liberar su agresión prefiere
retirarse o huir de ese lugar o de la discusión, para así evitar el castigo que le podría acarrear el
responder de forma agresiva; o bien para poder huir o retirarse del medio o causa de la
frustración y así poder superar el hecho al o estar presentes los factores causales de la
frustración.

La presión.

La presión surge del intento de evitar acontecimientos negativos, en algunas ocasiones puede
causar mas estrés que los acontecimientos mismos. (Lahey, 1999). La presión que nosotros
mismos nos aplicamos o que nos genera el entorno puede ser desencadenada como una
reacción para evitar el acontecimiento negativos como es el caso de fallar en la obtención de
un objetivo pero esta en muchos casos puede llegar a tener resultados aun peores que el que
podría generar la frustración al momento de fallar.

5. EL CONFLICTO.

Ya sea que la frustración nos genere algún tipo de conflicto interno o viceversa se puede llegar
a denotar que existe una relación entre ya ambos, esto de acuerdo a lo Lahey (1999) que nos
dice que el conflicto esta muy relacionado con la frustración. Este sucede cuando hay dos o
mas impulsos que no pueden ser satisfechos debido a que interfieren entre si, es decir que
siempre existirá un conflicto cuando tengamos dos o mas impulsos o necesidades por ser
satisfechos, debido a que uno interfiere en el otro por lo tanto el tomar una decisión, puede
ser un factor que no cause algún tipo de los conflictos como los que se pueden acotar a
continuación.
En los conflictos de atracción-atracción, la persona tiene que escoger entre dos objetivos,
ambos positivos y de igual valor aproximadamente. Los conflictos de atracción-atracción se
darán cuando tengamos dos o mas opciones u objetivos, en el supuesto que ambos son
positivos y que uno posee tanto valor para la persona como el otro entre mas semejante sea
las ventajas y la atracción que se tenga, mas dificil resultara realizar la toma de una decisión y
que esta de primas a primeras sea considerada como la mas adecuada. Como se podría
apreciar el caso de una persona que posee dos ofertas de trabajo, en empresas que ambas son
igual de importante, la experiencia que se ganara es casi la misma, y los sueldos son similares,
esto causara que para la persona sea mas dificil el poder llegar a tomar una decisión de
finalmente en cual empresa trabajar, dado que ambas son igual de atractivas ante él.

En los conflictos de evitación- evitación implica fuentes de estrés más evidentes. La persona
debe escoger entre dos o más opciones todas ellas negativas. En esta clase conflicto ambas
opciones son poco o para nada atractivas, dado que ambas conllevan a situaciones negativas,
probablemente ambas sean igual de negativas para la persona pero es necesario llegar a tomar
una decisión, como cuando se nos dan opciones entre realizar una labor u otra pero no nos
gusta desarrollar ninguna de las dos o son igual de desagradables por lo cual, será aun mas
difícil de poder llegar a tomar una decisión, y mientras tomamos una decisión puede que
estemos sometidos ante un estrés, debido a las consecuencias que no podía llegar a acarrear
cualquiera que fuese la decisión

Los conflictos de atracción-evitación surgen cuando conseguir un objetivo implica una


consecuencia negativa En este caso se tiene que la decisión de se nos ve dificultada por el
hecho que realizar un objetivo, que llevara consigo una ventaja pero a la vez acarrea una
consecuencia negativa por lo cual la realización o no de este es una decisión muy dificil de
tomar.

Los conflictos de atracción-evitación múltiples suponen que el individuo debe escoger entre
alternativas que contienen a la vez consecuencias positivas y negativas. (Lahey, 1999).

Frente al conflicto es probable que la persona experimente mucha ansiedad antes de tomar
una decisión final. (Withaker 1989). Mientras se toma una decisión toda la serie de decisiones
que tomemos al saber en que medida pueden afectar nuestra vida nos puede llevar a sufrir de
ansiedad, dado a que las consecuencias que llevara consigo la decisión que realicemos, y a eso
hay que añadirle el hecho que en muchos casos se llegan a considerar mayormente los
resultados negativos, a los que nos puede conllevar la decisión que tomemos y llegar
frustrarnos lo cual hace que la ansiedad que genera la toma de una decisión sea grande.

6. COMO SUPERAR LA FRUSTRACIÓN.

Si se dispone de metas sustitutas de igual o casi igual atracción, experimentamos menos


frustración cuando se nos impide alcanzar una meta específica. (Withaker 1989).s decir que si
canalizamos nuestro esfuerzo y energía en lograr otra meta, en el momento que sentimos que
hemos fracasados será mas fácil de salir de un estado de frustración, entonces cuando nos
veamos que hemos fracasado en algo lo mas recomendable es buscar o formulamos un nuevo
objetivo, de manera que nos permita salir adelante y superar con mayor facilidad de esta
etapa y al lograr la nueva meta nos sentiremos mejores con nosotros mismos.

También el tener metas sustitutas nos podrá ayudar a superar la frustración, ya que por así
decirlo ese podría ser un plan B o plan alternativo en caso que uno salgo mal se puede emplear
el otro, de igual manera si cuando fracasamos al tratar de cumplir un objetivo pero logramos
otro casi al mismo tiempo la frustración se sentirá con menor intensidad y puede ser que se
supere con mayor facilidad.

Si ante una situación frustrante logramos reconocer nuestros errores o las causas que no
imposibilitaron alcanzar nuestras metas, podemos iniciar un proceso mediante el cual,
trataremos de no cometer una vez mas los mismos errores del p-asado, o sabremos como
reaccionar ante la configuración especifica de hechos que nos impidieron alcanzar la meta, por
lo cual, debemos aprender de aquellas situaciones frustrantes del pasado y lejos de verlas
'únicamente como una situación desagradable, sino también como algo que nos dejo una
lección y a partir de ese momento luchar por evitar que esa situación se vuelva a dar.

Es como se dice en el lenguaje popular si nos caemos de la bicicleta hay que volvernos a subir y
seguir adelante, de igual manera ante ver imposibilitado alcanzar una meta ver cuales fueron
los errores y volver andar, es la mejor manera de seguir en el camino.
7. CONCLUSIÓN.

La forma en que reaccionaremos y los efectos que no conllevara cuando veamos insatisfecho
un objetivo, dependerá en gran medida del entorno en que no hallamos desarrollados y
también del ambiente y que nos desenvolvamos, por ende no todas las personas sentirán en
mismo grado frustración que otras ante esas mismas situación u objetivos incumplidos. Las
situaciones frustrantes se presentaran siempre a lo largo de nuestra vida, ya que no existirá
una vida perfecta, pero, el deber es del individuo de no dejarse derrotar ante estas y aprender
de ellas para poder seguir adelante y luchar por las nuevas situaciones que se nos presentaran
en el desarrollo de nuestras actividades,

8. REFERENCIAS.

Lahey, (1998). "introducción a la Psicología" 6 Ed. Madrid, España: McGrawHill Iberoamericana


Editores, S.A de C.V.

Wittaker James, Wittaker, Sandra J (1991). "Psicología con aplicación para Iberoamérica"

4' Ed. México: McGrawHill Interamericana Editores, S.A de C.V.

Feldman, Robert S. (1998). 'Psicología con aplicación a los países de habla hispana",

5a Ed. México: McGrawHill Interamericana Editores, S.A de C.V.


Fernández, José L. (1991). `Psicología general II- Tomo II", 7' Ed. Madrid, España: Impresos y
revistas SA.

Santos, J.A. (2004). "La Ruta. Un mapa para construir futuros", San Salvador, El salvador:
Editorial Universidad de El Salvador.

Castro, Anacelis. (2002) "La frustración". Extraído el 13 de marzo de 2006 del sitio Web.
www.anacelis.com

Mayorca, Walter A. (2005) "motivación y productividad", extraído el 22 de marzo de 2006 del


sitio Web www.ilustrado s. com / publicaciones / EEEZZFpplubuUYqnRg.p hp

Principales reacciones ante una situación frustrante

Las reacciones ante algo que nos está provocando una frustración, se utilizan principalmente
para cambiar o terminar con aquellos que nos produce la frustración.

Hay tres tipos:

1. Una respuesta de ataque y agresión, consistente en agredir a aquello que nos está
produciendo es estado de frustración (el objeto de frustración), aunque no es una solución
válida, ya que no desaparece.

2. Respuesta de Huida. No se trata tampoco de la mejor de las soluciones, ya que solo


consiste en huir de la frustración, intentar evitarla, pero no se resuelve.

3. Respuesta de sustitución. Es la única de las tres reacciones que es apropiada para


enfrentarse a la frustración. Se trata en sustituir la situación que nos está incomodando por
otra que no produzca estos sentimientos.

Causas de la frustración: Procesos frustrativos

- Frustración por barrera. Un obstáculo nos impide obtener el objetivo.

- Frustración por incompatibilidad de dos objetivos positivos. Tenemos la posibilidad de


alcanzar dos objetivos pero no podemos porque son incompatibles entre si.

- Frustración por conflicto evitación-evitación. Debemos evitar dos situaciones negativas. Suele
provocar huida o abandono.

- Frustración por conflicto aproximación-evitación. Nos encontramos indecisos ante una


situación que provoca resultados positivos y negativos en igual medida, lo que nos produce
ansiedad.
Conscuencias de la frustración

Agresividad

Regresión y comportamiento infantil

Tristreza y depresión

Introversión

Origen de la frustración en el trabajo

• Eliminar arbitrariamente objetos deseables.

• Impedir a los individuos que completen un trabajo.

• Inducir en los sujetos sentimientos de fracaso y la desconfianza hacia sus propias


capacidades.
• Refrenar desde el exterior la expresión de los impulsos del individuo y la afirmación de su
propia personalidad.

• Fomentar las discrepancias entre los deseos y las posibilidades de satisfacerlos.

• Implantar un liderazgo insatisfactorio.

Evitar la Frustración

• Identificar el origen (analizar la causa según los procesos frustrativos)

• Buscar objetivos alternativos

Siempre que sea posible hay que investigar las causas de la conducta defensiva, es decir, el
motivo de frustración. Sin embargo, es conveniente dejar que se libere la presión a través de
estos medios, porque son una válvula de seguridad para la salud mental del sujeto, que luego
deberá enfrentar su propia realidad.

OTRAS REACCIONES

Toda frustración (especialmente en las organizaciones productivas) se convierte en agresión o


bien en depresión. Esto trae como consecuencia diferentes reacciones o conductas típicas,
además de las ya mencionadas que se enuncian en el siguiente diagrama:

Si no se supera la frustración de manera constructiva o defensiva (mediante la utilización de un


mecanismo de ajuste psicológico temporal), se puede reflejar en actitudes o conductas
destructivas, que se manifiestan en agresión, dentro o fuera del entorno laboral, o en
depresión que se manifiesta también en fenómenos destructivos, que afectan al propio
individuo o a la vitalidad organizacional.

El ser humano frustrado no es productivo, por lo tanto conviene prevenir y evitar la


insatisfacción de las necesidades motivacionales humanas, hasta donde sea posible; o bien
educar para que el hombre aprenda a lidiar con sus frustraciones, aceptando la frustración
como tal, tomando conciencia de la experiencia vivida y fortaleciendo su "yo" para obtener un
mínimo de desequilibrio psico-afectivo (el mínimo daño a su autoestima) derivado de los
sentimientos frustrantes.

Una persona frustrada puede reaccionar de diferente manera; puede emitir una conducta
constructiva o una conducta defensiva, puede desahogar la frustración o reservarla; pero
siempre se verá afectado él mismo y su entorno.

Conducta Constructiva

Cuando una persona incapaz de satisfacer una necesidad, luego del esfuerzo de conductas
desplegado, se da cuenta de su realidad, la asume y no siente la necesidad de defender su ego
o su yo, porque reconoce que el "fracaso" es sólo el resultado de su acción incorrecta o de una
variable fuera de su control; entonces, está presentando una conducta constructiva que le
permitirá aprender de esta experiencia aparentemente negativa, para obtener mejores
resultados en el futuro.
Conducta Defensiva

Todas las personas experimentamos frustraciones, y una característica propia de la naturaleza


de nuestra mente, cuando no adoptamos una conducta constructiva, es defendernos
automáticamente de la sensación de fracaso, utilizando alguna de las distintas formas de
conducta defensiva. Es una manera típica de resolver alguna dificultad, sin sentirnos mal con
nosotros mismos.

A continuación se presentan sendas tablas que resumen la explicación de algunas conductas


defensivas y evasivas típicas: