FUNDACIÓN CULTURAL

EUSEBIO GÓMEZ GARCÍA
Y JUSTINA BERDÍA LÓPEZ
Avda. Eusebio Gómez, 6
39620 Sarón - Cantabria
Tel.: 942 56 36 08

VEGA DE PAS: UN RECORRIDO POR SUS CALLES

La Vega de Pas no es un punto que destaque por sus grandes monumentos o cualquier tipo de obra
arquitectónica, pero si podemos acercarnos merece la pena visitar cualquier rincón que nos ofrece el pueblo,
pues en pocos lugares vamos a encontrar un paisaje natural y humano tan característico como el de la Vega
de Pas.
En este lugar se mantiene una vida tranquila y tradicional que nos permitirá descansar y disfrutar de
sus gentes y costumbres, así como de su estupenda gastronomía destacando sobre todo sus magníficos
postres los sobaos y las quesadas pasiegas.
Para comprender mejor a los pasiegos y su modo de vida, que lentamente se va extinguiendo, es
necesario visitar el entorno del pueblo donde muchos de los vecinos habitan aún en las cabañas pasiegas
viviendo de la ganadería, no es difícil encontrar alguna persona cargada con el cuévano o realizando la muda
de cabaña en cabaña con sus animales. Viven de esta forma sin ningún tipo de lujo ni comodidad, en muchos
casos sin luz ni agua en sus casas, lo que para nuestros ojos de visitante nos parece tan increíble que un lugar
no muy lejos de otros núcleos urbanos modernos se sigan manteniendo estos modos de vida que apenas han
variado con el paso de los siglos. Nos ofrece por lo tanto la Vega de Pas conocer un pueblo luchador y tenaz,
que se sigue enfrentando a los elementos de un modo tradicional, pero quien sabe si resistirá mucho tiempo o
estaremos asistiendo al fin del pueblo pasiego, de sus modos de vida y costumbres.
Dentro del pueblo destacamos la plaza donde se encuentra la iglesia construida en el siglo XVIII, el
ayuntamiento y un grupo de casas montañesas en hileras de varias alturas junto con las grandes galerías de
cristales. Estas casas están hechas siguiendo la misma estética, sus paredes de piedra, de madera sus galerías
y sus tejados de pizarra como la gran mayoría de la Vega de Pas.
También podemos visitar el Museo de las Tres Villas Pasiegas que nos ayudará a comprender un poco mejor
la vida y el carácter de los pasiegos, pues en su interior reproduce una cabaña pasiega con todo detalle, desde
la cuadra donde se encuentran los animales, hasta la planta superior, donde se representa el pajar y la zona de
habitación de la familia. En este museo encontramos los útiles que utilizan los pasiegos en su vida diaria
tanto para su trabajo en el campo como para su vida cotidiana, útiles de cocina, mobiliario de la casa, ropas...
etcétera.
Si seguimos caminando por las calles del pueblo hasta el cruce nos encontraremos con unas casonas
y una capilla hoy en ruinas sobre una colina junto a la carretera, en este lugar se encuentra también el busto
del que fue su dueño el doctor Madrazo. Este conjunto es lo que queda de lo que a principios del siglo XX
fue el primer sanatorio de la provincia que tenía las mejores y más avanzadas técnicas en medicina del
momento y que se inauguró en la Vega de Pas años antes que en Santander.
No podemos acabar este recorrido por la Vega de Pas sin mencionar una obra que aún hoy siembra la
polémica, a pesar de que nunca se llegó a inaugurar y que fue abandonada hace casi cincuenta años se trata
de la estación de tren y del túnel de la Engaña que formaban parte del proyecto de ferrocarril Santander-
Mediterráneo. El túnel es uno de los más largos de España con un recorrido de casi 7 kilómetros y une las
provincias de Cantabria y Burgos. Por su situación y por el estado de ruina en que se encuentra el paraje
parece casi fantasmal, pero las vistas que desde allí nos encontramos sobre el valle son magníficas.

RUTA YERA-VEGA DE PAS-PANDILLO

Salida: El Campiazo, barrio situado cerca de la estación de Yera, en un cruce de carretera que lleva al puerto
de las Estacas de Trueba.
Llegada: Al barrio de Pandillo.
Dificultad: Ninguna.
Duración: Se tarda una hora y media en recorrer unos 8 Km.
Época recomendable: Cualquiera del año.
FUNDACIÓN CULTURAL
EUSEBIO GÓMEZ GARCÍA
Y JUSTINA BERDÍA LÓPEZ
Avda. Eusebio Gómez, 6
39620 Sarón - Cantabria
Tel.: 942 56 36 08

Descripción de la ruta: Partimos desde El Campiazo por un sendero que entra en el valle, pasando cerca de
un grupo de cabañas pasiegas que nos permite conocer el modo de vida pasiego.
Seguimos caminando hasta atravesar el río Yera por un puente, este último río se une con otro llamado el
Anján, seguimos la ruta y encontraremos una zona con varias cabañas llamada El Avellanal.
El río seguirá acompañando nuestro recorrido, siguiendo la misma dirección veremos otros puentes de
piedra. El camino llega a unirse con la carretera por la que continuaremos durante 200 metros para volver al
sendero dejando a la izquierda Sel de la Canal, con otro grupo de cabañas.
Continuamos por el sendero hasta llegar a una pista que nos lleva directamente a través de una pendiente
hasta la Vega de Pas, donde podremos visitar el pueblo, su plaza, degustar sus sabrosos platos tradicionales,
sobre todos sus famosos postres: los sobaos y las quesadas pasiegas. Incluso podemos acercarnos hasta el
Museo de las Tres Villas Pasiegas, donde podremos comprender un poco mejor como viven los pasiegos en
las cabañas como las que hemos visto en nuestro recorrido; ya que este museo es una fiel construcción de
una de ellas, y en él se exponen útiles, herramientas y se hace un poco de historia de este fascinante pueblo.
Desde la plaza del pueblo, por una carretera a la izquierda de la iglesia, se accede al barrio de Pandillo, en el
que podremos encontrar uno de los paisajes pasiegos más típicos, con su tapiz verde y sus pétreas cabañas
resguardadas tras sus muros.

RUTA LAS TRES VILLAS PASIEGAS

Salida: Desde el pueblo de Entrambasmestas.
Llegada: San Roque de Río Miera.
Duración: Todo el día ya que se trata de unos 80 Km. que realizaremos en coche.
Época recomendable: En cualquiera del año podemos conocer el encanto de estas villas.
Descripción de la ruta: Partimos del pueblo de Entrambasmestas, hasta aquí llegaremos por la carretera que
lleva al Escudo, en un cruce encontraremos un desvío a la derecha hacia la Vega de Pas, uno de los puntos
que visitaremos. Tomamos esa carretera llena de curvas y no demasiado ancha, después de unos kilómetros
nos encontraremos con una indicación a la derecha que nos lleva por una carretera llena de curvas hasta San
Pedro del Romeral, la primera de las villas pasiegas que visitaremos. Es un pueblo pequeño, en medio de la
naturaleza, la carretera nos lleva justamente a la plaza del pueblo donde nos encontramos con la iglesia, una
bolera cubierta y un conjunto de casas. En las laderas de las montañas veremos las conocidas cabañas
pasiegas que no nos abandonarán durante el resto del viaje. Tras visitar San Pedro del Romeral ponemos
rumbo a la Vega de Pas por la carretera que nos ha traído aquí, para ello bajaremos hasta el cruce anterior,
giraremos a la derecha y tras unos pocos kilómetros llegaremos, al barrio de Candolías perteneciente ya a
Vega de Pas. En este punto, y antes de entrar a la plaza del pueblo, continuaremos por la carretera que lleva
al puerto de Las Estacas de Trueba, durante la ascensión veremos a la derecha un edificio de gran tamaño en
la ladera de un monte, hacia él nos dirigimos se trata de la estación de Yera, por allí se proyecto pasar un
ferrocarril que uniría Santander con el Mediterráneo, finalmente el proyecto no se llevó a cabo pero gran
parte de las obras del mismo fueron construidas y es curioso ver este edificio junto con uno de los túneles
más largos de España de casi 7 Km. y que nunca fue utilizado. Tras la visita a la estación descenderemos a la
Vega de Pas, en el cruce giraremos a la derecha y llegaremos a la plaza del pueblo completamente
empedrada, junto a la iglesia y un conjunto de casas de varias alturas, todas construidas en piedra y con sus
tejados de pizarra tan característicos de la zona. En este pueblo podemos degustar en cualquiera de sus
establecimientos sus platos típicos, su cocido montañés, sus carnes asadas de un modo tradicional, o
cualquiera de sus postres tan famosos como los sobaos y las quesadas pasiegas.
Si nos apetece conocer un poco más de las cabañas pasiegas que hemos visto y seguiremos viendo durante el
viaje, podemos visitar el Museo de las Tres Villas Pasiegas situado en este pueblo y que reproduce en su
interior una cabaña pasiega, además de los distintos útiles y aperos de labranza que aún hoy siguen utilizando
los pasiegos.
Seguidamente tras pasear por el pueblo, podemos continuar el viaje, esta vez nos dirigimos al puerto de la
Braguía que separa la Vega de Pas, con otra población que se puede considerar pasiega, Selaya. Este pueblo
FUNDACIÓN CULTURAL
EUSEBIO GÓMEZ GARCÍA
Y JUSTINA BERDÍA LÓPEZ
Avda. Eusebio Gómez, 6
39620 Sarón - Cantabria
Tel.: 942 56 36 08

merece la pena ser visitado por el conjunto de casonas y palacios del siglo XVII, choca en este punto la
riqueza de estas casonas con las pobres cabañas pasiegas vistas hasta ahora.
Abandonaremos Selaya por la carretera que va a Campillo y que nos lleva a la última de las villas pasiegas,
San Roque de Riomiera. En esta ascensión encontraremos un mirador el del Alto del Caracol, llamado así por
su semejanza con el animal. Desde él obtendremos unas maravillosas vistas del valle.
Tras el descenso nos encontramos con la carretera que lleva a Lunada, si nos fijamos obtendremos datos de
la importancia que esta zona tuvo durante el siglo XVII, cuando hubo una deforestación masiva debido a la
gran actividad de la fábrica de cañones instalada en el pueblo de La Cavada y los astilleros de Guarnizo. De
esta actividad aún queda la estructura de lo que fue un resbaladero por el que bajaban los troncos de los
árboles, y en una de las curvas del puerto de Lunada se puede ver una casa, llamada la Casa del Rey que
conserva un escudo en recuerdo de estas actividades.
Descenderemos después de ver estas curiosidades hasta San Roque de Riomiera, pequeño pueblo rodeado de
montañas y por supuesto sus laderas salpicadas de las ya conocidas cabañas pasiegas, es este el punto final
de nuestro recorrido entre los pasiegos.

RUTA AL TÚNEL DE LA ENGAÑA

Salida: El Campiazo, barrio cercano a la estación de Yera, situado en un cruce de carreteras que llevan al
puerto de las Estacas de Trueba.
Llegada: Túnel de la Engaña.
Dificultad: Escasa.
Duración: Apenas 1 hora, son 3 kilómetros sin dificultad.
Época recomendable: Cualquiera del año.
Descripción de la ruta: Partimos de El Campiazo y tomamos una carretera hacia la estación abandonada de
Yera, primero será cuesta abajo para ascender posteriormente, encontraremos pronto cabañas pasiegas y los
primeros edificios abandonados que un día fueron utilizados por los trabajadores que participaron en la
construcción del ferrocarril Santander-Mediterráneo que nunca llegó a funcionar. Al llegar lo primero que
veremos es el andén con el muelle de carga y el edificio que se proyectó para ser estación en un estado de
semi-ruina, aunque todavía se puede apreciar su división interna, y hasta no hace años aún se podía subir por
la escalera a los pisos superiores aunque hoy no es recomendable por su estado de abandono.
Desde el mirador de la estación tendremos un bonito paisaje del fondo del valle. Continuaremos el paseo
hacia la boca del túnel siguiendo la dirección de lo que en su día fue el trazado de las vías hacia el Oeste,
disfrutando del paisaje y del monte. Antes de llegar al túnel más largo de España con casi 7 kilómetros de
longitud, debemos cruzar primero otros cuatro lo suficientemente pequeños para no precisar iluminación al
atravesarlos. Posteriormente, tras bordear el barranco de Aján por su margen derecha alcanzaremos nuestro
destino. Aunque terminado, el túnel de La Engaña jamás estuvo en uso.
Hace algunos años, los amantes de la bicicleta o del coche todoterreno organizaban rutas que atravesaban el
túnel hasta llegar al otro lado. En la actualidad realizar esta ruta nos parece poco recomendable, ya que en su
interior y dado el carácter de abandono del túnel tiene alguna parte que se ha derrumbado. Como alternativa
proponemos cruzar la divisoria por el monte, para ello hay que tomar un camino a la derecha de las ruinas
que allí se encuentran. La pendiente es algo dura, pero las impresionantes vistas enseguida hacen que la
ascensión merezca la pena.

RUTA ASCENSO A LA BRAGUÍA

Salida y Llegada: Vega de Pas.
FUNDACIÓN CULTURAL
EUSEBIO GÓMEZ GARCÍA
Y JUSTINA BERDÍA LÓPEZ
Avda. Eusebio Gómez, 6
39620 Sarón - Cantabria
Tel.: 942 56 36 08

Dificultad: Media.
Duración: 50 minutos aproximadamente para poder coronar la cumbre del puerto en bicicleta.
Época recomendable: Cualquiera del año.
Descripción de la ruta: Se trata de una ruta para realizarla en bicicleta mientras disfrutamos del paisaje que
nos ofrece el puerto de la Braguía, que aunque no tiene rampas muy duras, las curvas no dejan de repetirse.
Partiremos de la misma plaza de la Vega de Pas con dirección a Selaya, la carretera está recién arreglada con
lo que el firme es muy bueno, el tráfico normalmente es escaso. Hasta la cumbre no hay mucha distancia no
llega a los 6 Km. y medio, los más difíciles son los tres primeros kilómetros, pero en su ascensión no
encontraremos ninguna rampa digna de mención. La pendiente se mantiene durante todo el recorrido entre
un 6 y un 7 %, aunque llegando al último kilómetro esta se reduce paulatinamente, así llegamos a coronar el
puerto desde donde podemos disfrutar de la naturaleza y de un hermoso paisaje, el de los pasiegos, sus
cabañas y sus montes, así como el imponente Castro Valnera, fácilmente reconocible por ser el pico más alto.

RUTA A CASTRO VALNERA DESDE EL PORTILLO DE LUNADA

Salida y Llegada: Desde el Portillo de Lunada situado en la carretera de Liérganes a Espinosa de los
Monteros.
Dificultad: Nivel medio, ya que es una ruta de montaña sin problemas, aunque hay una parte después de
pasado el Pico la Miel que se debe hacer con cuidado.
Duración: Aproximadamente se tarda de una hora y media a dos horas en llegar a la cima.
Época recomendable: Entre la primavera y el otoño.
Descripción de la ruta: Partimos desde el Portillo de Lunada hacia el suroeste, pronto veremos la estación
de esquí de Lunada, y a partir de ahí el siguiente punto será el Pico la Miel de 1.580 metros, antes podemos
observar las diferencias que hay en las vertientes de la montaña, por el lado de Burgos más tendida.
Siguiendo ahora hacia el sur, ya que hay unos cortados que impiden continuar, el siguiente tramo es el más
complicado ya que nos encontramos con unas pendientes cortas pero importantes, que nos conducen hasta un
collado (1.400 m.). En éste existe una torca en la que aguanta mucho la nieve, dicen que incluso en verano se
la ha visto con varios metros.
Continuamos por la derecha y subimos una pendiente, cuando llegamos a su cima descubrimos unas vistas
impresionantes del Castro Valnera y del Valle del Pas, después de pasar por varias cimas sin mayores
dificultades llegaremos a la cima de Castro Valnera con una altitud de 1.707 metros.
Desde la cumbre las vistas son inmejorables, prácticamente de toda la región, desde su litoral con alguna de
sus playas y Santander hasta las cimas más elevadas como Peña Sagra o los Picos de Europa.