Está en la página 1de 3

RELACIÓN Y DIFERENCIAS DE RESPONSABILIDAD SOCIAL Y DESARROLLO SOSTENIBLE

El desarrollo sostenible es un concepto ampliamente aceptado y un objetivo rector que obtuvo


reconocimiento internacional después de la publicación en 1987 del informe Nuestro Futuro
Común de la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo de las Naciones Unidas. El
desarrollo sostenible consiste en satisfacer las necesidades de la sociedad respetando los límites
ecológicos del planeta y sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones de satisfacer
sus necesidades. El desarrollo sostenible tiene tres dimensiones –económica, social y
ambiental–, que son interdependientes; por ejemplo, la erradicación de la pobreza requiere la
promoción de la justicia social y del desarrollo económico, así como la protección del medio
ambiente.

Desde 1987, la importancia de estos objetivos se ha reiterado en numerosos foros, tales como
la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo en 1992 y la Cumbre
Mundial sobre Desarrollo Sostenible en 2002.

La responsabilidad social tiene a la organización como su centro de interés y concierne a las


responsabilidades de una organización respecto de la sociedad y el medio ambiente. La
responsabilidad social está estrechamente ligada al desarrollo sostenible. Como el desarrollo
sostenible se refiere a objetivos económicos, sociales y ambientales comunes a todas las
personas, se puede utilizar como una forma de resumir las más amplias expectativas de la
sociedad que necesitan ser tomadas en cuenta por las organizaciones que buscan actuar
responsablemente. Por tanto, el objetivo primordial de una organización socialmente
responsable debería ser contribuir al desarrollo sostenible.

El objetivo del desarrollo sostenible consiste en alcanzar la sostenibilidad de la sociedad en su


conjunto y del planeta. No concierne a la sostenibilidad o a la viabilidad continua de una
organización específica. La sostenibilidad de una organización individual podría ser o no ser
compatible con la sostenibilidad de la sociedad en su conjunto, la cual se logra abordando los
aspectos sociales, económicos y ambientales de manera integral. El consumo sostenible, el uso
sostenible de los recursos y los estilos de vida sostenibles son actividades relevantes para todas
las organizaciones y están asociados a la sostenibilidad de la sociedad en su conjunto.
RESPONSABILIDAD SOCIAL DESARROLLO SOSTENIBLE

Qué es Responsabilidad social:

La responsabilidad social es el compromiso, obligación y deber que poseen los individuos,


miembros de una sociedad o empresa de contribuir voluntariamente para una sociedad más
justa y de proteger el ambiente.

La responsabilidad social puede estar comprendida por acciones negativas y positivas, es decir,
las primeras se refieren a abstenerse de actuar y las segundas a actuar.

La responsabilidad social es llevada a cabo por un individuo (responsabilidad social individual) o


por el personal que conforma una empresa u organización.

Por ejemplo, las estrategias de responsabilidad social por parte de un ente gubernamental, una
empresa o una organización, pueden ser la recuperación de espacios públicos para el disfrute
de los vecinos de la comunidad.

La responsabilidad social se originó por la preocupación por parte de los individuos, las
autoridades públicas e instituciones de los daños causados al medio ambiente producto de la
actividad económica.

Debido a ello es que presionan a los responsables de las empresas a cumplir los requisitos
ambientales y exigen al Estado proclamar leyes ambientales, así como verificar su aplicación y
cumplimiento.

La responsabilidad social es un concepto normativo, pero no es obligatorio, es decir, no tiene


fuerza de ley.
A pesar de ello, no se puede dejar de observar, ya que es indispensable que los ciudadanos
tomen una actitud madura y creen conciencia con el medio ambiente y la sociedad.

El cumplimiento de la responsabilidad social genera beneficios para la sociedad y la empresa u


organización, ya que aumenta su reputación, fomenta la confianza pública y mejora la salud de
los trabajadores y de los individuos que conforman la sociedad.

Los primeros estudios sobre la responsabilidad social se realizaron en la década de 1950 en


Estados Unidos, en Europa fue en la década de 1960.

Las primeras manifestaciones surgieron en el año 1906, pero no fueron tomadas en cuenta, y
fue solo en el año 1953 que en Estados Unidos se consideraron como tal.

A partir del año 1970 comenzaron a surgir asociaciones interesadas en el tema, transformando
este tema en un nuevo campo de estudio.

La responsabilidad social se encuentra plasmada en acuerdos internacionales como la


Declaración Universal Biótica y Derechos Humanos.

En países, como, por ejemplo, México, existen normas que pretenden ayudar a las
organizaciones o empresas a contribuir al desarrollo sostenible, al satisfacer las necesidades de
la población sin comprometer los recursos naturales y el medio ambiente.

DESARROLLO SOSTENIBLE

También podría gustarte