Está en la página 1de 2

UT 6: La perspectiva de género en la intervención social.

TEORÍA DEL GÉNERO

SISTEMA SEXO-GÉNEO
Los sistemas funcionan porque los diferentes elementos que lo forman mantienen relaciones e
interactúan entre sí. Sexo y género en el sistema social se relacionan de forma independiente.
SEXO: características biológicas que diferencian a hembras y machos de cualquier especie.
Diferencias a nivel genital, gonadal y genético.
GÉNERO: Conjunto de características, oportunidades y expectativas que los grupos sociales 1
asignan a las personas que los integran (y que éstas asumen como propias) en base a las
características biológicas.
El una construcción social: varía en función de la época y el grupo social.
Características del sistema sexo-género:

 Bipolar: se oponen lo femenino y lo masculino.


 Dicotómico: los sexos se excluyen mutuamente.
 Jerárquico: origina relaciones de dominación/sumisión.
ESTEREOTIPO DE GÉNERO
Rasgos. Imágenes mentales y creencias que atribuyen a mujeres y hombres características
diferenciadas.
Características de los estereotipos de género:

 Homogéneos: en la actual cultura occidental varían poco de unos lugares a otros.


 Bipolares: las cualidades atribuidas a las mujeres se excluyen de las que corresponden
a los hombres.
 Complementarios: las tares de hombres y mujeres se complementan entre sí
(funcionalidad).
Los estereotipos de género nos son neutrales, están en el origen de los ROLES de GÉNERO que,
al ser asimétricos, dan lugar a desigualdades y discriminaciones.
PREJUICIOS DE GÉNERO
Son juicios previos, no comprobados, de carácter favorable o desfavorable, a cerca de una
persona o grupo, en función del sexo.
Incorporan elementos de emoción y acción.

ESTEREOTIPO
Componente cognitivo

DISCRIMINACIÓN PREJUICIO
C omponente conativo Componente emocional

Marta Fernández. IES Río Trubia. Curso 2017/18


UT 6: La perspectiva de género en la intervención social. TEORÍA DEL GÉNERO

ROLES DE GÉNERO

Son los papeles (funciones) sociales que se definen por la pertenencia a uno y otro sexo. En
términos generales a los hombres se les asigna el rol productivo y a las mujeres el
reproductivo.

SOCIALIZACIÓN DIFERENCIAL
2
Desde que nacemos y a lo largo de nuestra trayectoria vital vemos cómo son y qué hacen
hombres y mujeres en nuestra familia, comunidad, escuela, medios de comunicación,…
Percibimos que hay formas diferentes de ser, de hacer y de estar en el mundo para hombres y
mujeres.

Reproducimos e incorporamos a nuestra vida los modelos de conducta aceptados, como algo
“natural”, a través de un sistema de refuerzo y penalización. A través del proceso de
socialización aprendemos también las consecuencia de adoptar o transgredir estos modelos.

La socialización de roles sexuales es el proceso a través del cual, a las personas se nos asignan
unas determinadas tareas y expectativas, por el hecho de ser hombres o mujeres.

Interiorización de roles de género


1) A través de un amplio sistema de costumbres, valores y creencias
2) Por los modelos de referencia.

No se nace mujer, se aprende a serlo. Simone de Beauvoir. “El segundo sexo”.

Principales agentes de socialización diferencial:


 Familia: figura paterna y figura materna (corresponsabilidad)
 Escuela: grupo de iguales, maestros y maestras, conocimiento.
 Medios de comunicación (estereotipos publicitarios): en relación al cuerpo y respecto
a la vida cotidiana

El fracaso de la socialización diferencial:


 Genera insatisfacción. Sobrevalorar puede ser estresante y opresivo, mientras que
infravalorar puede ser limitador y represivo. Toda acción socializadora que
sobredimensiones generará insatisfacción.
 No logra sus objetivos. La realidad que ni hombres ni mujeres somos como pretende
trasmitir el proceso de socialización diferencial, a pesar de que tengamos que vencer
fuertes resistencias del entorno.
 No resulta adaptativa. La socialización diferencial restringe las posibilidades de
autorrealización, de crecimiento y desarrollo de las personas. Esto lleva a una
insatisfacción que se resuelve, a menudo, con graves conflictos entre personas de
ambos sexos, especialmente en el seno de las parejas.

Marta Fernández. IES Río Trubia. Curso 2017/18