Está en la página 1de 18

REDES SOCIALES Y DERECHO PENAL

Preámbulo. I. Redes sociales. II. Delitos utilizando las redes. 2.1. Pornografía
infantil. 2.2. Ciberacoso. 2.3. Grooming. 2.4. Delitos contra el honor. 2.5.
Coacción. 2.6. Suplantación de la identidad (Phishing). Conclusiones.
Bibliografía. Anexos.

Preámbulo.

La tecnología, ha tenido una evolución vertiginosa, en el ámbito de la


informática y las comunicaciones, esta última, es su mejor representación,
porque a través de ella, se mueve nuestra aldea global, el comercio, el derecho,
y las redes sociales, para dar un ejemplo, incidiendo en cambios sustanciales
en la forma de vivir de las personas.

Sin lugar a dudas las redes sociales están a la vanguardia de la comunicación y


de la información, porque permite la comunicación, desde cualquier punto del
planeta, lo que hace pocas décadas era imposible concebirla.

Lamentablemente el ámbito delictivo también ha evolucionado, en este mundo


moderno, y con nuevas formas delictivas, provocando nuevas formas y
estrategias en su lucha. Como señala Bauer (2015) “En el ámbito jurídico-penal
estos fenómenos han suscitado nuevos desafíos a los Estados, cuyos
instrumentos normativos tradicionales pasaron a ser ineficaces para responder
de forma satisfactoria a las múltiples e inéditas situaciones derivadas de las
nuevas tecnologías” (p, 15).

Existen personas, organizaciones que han visto la esfera de las redes sociales
como un ámbito para poder cometer delitos y ciertamente la falta de
mecanismos efectivos de sanción punitiva y lo difícil que era detectar a los

1
sujetos activos del delito, incidía para que los delitos cometidos en las redes no
sean castigados sumariamente.

Revisando la legislación nacional encontramos que nuestro derecho sustantivo


penal, viene realizando los cambios acordes a las nuevas formar o diseños que
realiza la criminalidad cibernética. Esperemos que esta tendencia se mantenga
para que dichos delitos no tengan un incremento que perjudica a tantas
personas.

I. Redes sociales.

Las redes sociales es una forma de interacción social, señala Sanz (2014) “Las
redes social consisten en un sistema abierto que se haya en construcción
permanente y que involucra a conjuntos que se identifican por tener las mismas
necesidades y problemáticas y que se organizan para potenciar sus recursos.
Las llamadas redes sociales online consisten en servicios prestados a través de
Internet que permiten a los usuarios generar un perfil público, en el que plasmar
datos personales e información de uno mismo, disponiendo de herramientas
que permiten interactuar con el resto de usuarios. Hay, por tanto, una
vinculación entre usuarios” (p, 7)

Una definición que podemos dar personalmente es que las redes social, es un
sistema que ofrece, que personas de distintos lugares se puedan comunicar,
utilizando el internet, para ello cada persona que ingresa a la esfera de las
redes va configurar una serie de datos para que puedan ser identificados en
dicho sistema.

Castell (1996) señala que “nos encontramos con diversos tipos de redes
sociales que son utilizadas para diferentes finalidades: bien como forma de
comunicación entre los usuarios, como herramienta de marketing por parte de

2
las empresas, que cada vez de acercan más a potenciales clientes por estos
medios, o bien con cualquier otra finalidad”. (p, 12)

II. Delitos utilizando las redes.

La constitución de 1993, a pesar de haber sido concebida en un gobierno irrito


como es el fujimontesinismo, creo una carta magna, con sólidas bases jurídicas
llamada a irradiar todo el sistema jurídico, en el contenido encontramos que la
propia carta magna le otorga supremacía, y es en base a esta posición es que
implica que debe ser respetada y acatada por toda la sociedad.

En nuestra constitución encontramos una serie de presupuestos del ámbito


penal, dichos presupuestos o principios han sido plasmados también en los
principios rectores que el código penal regula en su título preliminar.

Entonces el derecho penal se desenvuelve dentro de los postulados de nuestro


marco constitucional, De allí la relevancia de la función del derecho penal
dentro de un estado constitucional de Derecho. Como destaca Roxin (2002) “El
Derecho Penal, es un instrumento de control social (entendido este como
aquellas disposiciones los cuales la sociedad ejerce su dominio sobre los
individuos que la componen a fin de asegurar su estabilidad y supervivencia)
que es usado en todo proceso de criminalización por parte del Estado, quién
monopólicamente define las conductas señaladas como delictivas” (p, 9)

La función del derecho punitivo, es la tutela de los bienes jurídicos, por ello
nuestro sistema penal, tiene norma rectoras, según las cuales se ha de tratar el
delito. Como precisa Villavicencio (2009) “El derecho penal, describe conductas
prohibidas, prevé las penas y medidas de seguridad; regula como se ejecutaran
las garantías que tendrá el sujeto durante el proceso” (p, 9).

3
Entre estas normas rectoras, tenemos lo dispuesto por el artículo IV del título
preliminar del Código Penal, el derecho Penal encuentra su razón de ser en la
protección de bienes jurídicos (principio de lesividad). “De esta manera, para
que una conducta sea considerada ilícita no sólo se requiere de una realización
formal, sino que además es necesario que dicha conducta haya puesto en
peligro o lesionado un bien jurídico determinado” (Franco.2013.p, 158).

Las acciones que se comenten en las redes, cumplen con todas los requisitos
para ser considerados delitos. Ahora como señala Pifarre (2013) el
desenvolvimiento vertiginoso de la actividad social de la red ha ocasionado el
desplazamiento del delito tradicional al delito a la red, que es donde ahora se
desarrolla la vida (sobre todo de los niños y los jóvenes) y en consecuencia
donde hay oportunidad para el delito, por lo tanto para adaptarse a la nueva
realidad, el delito ha debido transformarse adoptante nuevas formas, que lo
hagan eficaz por este medio. Se ha generado un conjunto de nuevos
comportamientos delictivos.

Entre los diferentes delitos que regula nuestro derecho sustantivo penal
relacionados con las redes tenemos:

Pornografía infantil

Ciberacoso

Grooming

Redes sociales y derecho Delitos contra el honor


penal

Coacción

Suplantación de la identidad (Phishing)


4
2.1. Pornografía infantil.

Hemos encontrado que es el delito que más se comete a través de las redes, y
que los sujetos activos se cuentan por miles.

El Consejo de Europa, perfilo la definición de la pornografía infantil como


“cualquier material auditivo o visual en el que se emplee un menor de edad”.
Para el Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño
relativo a la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños en
pornografía es: “Toda representación, por cualquier medio, de un niño dedicado
a actividades sexuales explícitas, reales o simuladas, o toda representación de
las partes genitales de un niño, con fines primordialmente sexuales”

La definición de pornografía no es unívoca y cambia con la jurisdicción, pero en


líneas generales se entiende como aquellos materiales visuales o táctiles que
representan actos sexuales con el fin de provocar la excitación sexual del
receptor. La pornografía no se limita a una sola disciplina y puede manifestarse
en el cine, la fotografía, historietas, literatura, pinturas, esculturas y, sobre todo,
Internet, pero en estos materiales también se encuentran aquellos de
pornografía que incluye a menores de edad, o pornografía infantil”

Entonces la pornografía va comprender toda representación donde un menor


este realizando actividades sexuales explicitas, que comprende toda
representación de los genitales del menor con fines predominantemente
sexuales, representaciones sexuales en la que participen niños, esta se puede
trasmitir por cualquier medio.

Por su parte Bouyssou (2015) nos dice al respecto:

“La pornografía utiliza como víctimas a niños y niñas, destruye vidas


porque el circuito que apela a la humanidad para ceñirse sobre ellos en pro

5
de la mercantilización, de la distribución del material pornográfico, así
como el reclutamiento de víctimas de explotación sexual comercial, tiene
garantizada su permanencia y aun su incremento, en tanto y en cuanto los
seres humanos insistan en valorarizar lo humano, mediante la apropiación
y destrucción de vidas infantiles y adolescentes, donde se viola todos y
cada uno de los derechos de los niños, sus derechos y sus personas”
(p,13)

En las décadas anteriores, la curiosidad, morbo, o el consumidor de las


imágenes pornográficas, tenía que acudir a las revistas, videos de actos
sexuales, y fotos de menores en dichos actos, con riesgo obviamente de ser
descubiertos, cada cierto tiempo por la policía que hacia sus intervenciones de
acuerdo a ley. Nada es estático, todo cambia, ahora dichas personas, tienen al
internet como el instrumento privilegiado para acceder a la pornografía infantil.

El internet, le permite a este consumidor, que no tiene una característica


particular porque puede ser desde un menor de edad hasta una persona de la
tercera edad, tampoco distingue entre nivel cultural, puede ser desde una
persona común y corriente hasta un destacado profesional, el internet va
permitir que desde el trabajo, la casa o cualquier internet público se pueda
acceder a las imágenes de pornografía, puede acceder a todas las imágenes de
todo el mundo, a la producción mundial de este tipo de imágenes que es objeto
de afición en todo el mundo.

Este consumidor, se vuelve adictivo, no es un consumidor estático, sino que


sigue buscando nuevas direcciones en las redes, busca foros, chat, web,
comunidades, etc., donde otras personas con los mismos gustos intercambiaran
imágenes, videos, audios, etc., .convirtiéndose de consumidores en unos
activos difusores de la pornografía infantil en internet.

6
Al igual que el delito de violación de menor de edad, en el delito de pornografía,
estamos ante una actividad que se da dentro de las casas, de la familia, amigos
etc. En estos casos es difícil de detectar la presencia de pornografía.

Indudablemente en contra de este mercado ilícito, es trascendental, trabajar, en


la familia, los padres tiene que cuidar, proteger y supervisar a sus hijos respecto
a la utilización de las redes sociales de manera irresponsable. La escuela,
también es una institución relevante, para poder evitar este tipo de casos.

La lucha contra la pornografía infantil, se realiza a nivel internacional, cada vez


con mayor efectividad, donde interviene la Interpol, el FBI y las diferentes
autoridades delos países relacionados con el delito

2.2. Ciberacoso.

A través de las redes se personas inescrupulosas acosan desde la


clandestinidad a las personas, pueden ser de distinta manera y con diferentes
objetivos (a diferencia del Grooming, que tiene contenido sexual)

El ciberacoso no está tipificado como tal en nuestro Código Penal, sin embargo,
estas conductas pueden, y deben ser castigadas a través de otros delitos que
podrían encajar con esta figura:

1. Delitos contra la integridad

2. Delitos contra el (honor

3. Delitos de amenazas y coacciones

Pifarre (2013) comenta que en el ciberacoso, estamos ante un compulsivo


acosador “el perfil criminológico del acosador, que en general es distinto cuando

7
su actividad de acoso se desarrolla solo en la red. Mientras que en el mundo
real el acosador se enfrenta a su víctima principalmente de manera directa y por
tanto se suele tratar de una persona con un perfil fuerte, la persona que solo
acosa a través de la red suele obedecer a un patrón más apocado, que sería
incapaz de realizar la misma conducta en el mundo real, y se ampara en el
anonimato y la distancia que le proporciona la red” (p, 4)

2.3. Grooming.

Es lo que se conoce: el acoso sexual a menores en internet. Se define a este


fenómeno como el proceso conducente a ganarse la confianza del menor
obteniendo control sobre el mismo para lograr tener acceso sexual a éste.

Villacampa (2015) sintetiza las fases de este delito:

- La fase del establecimiento de amistad que implica que el ofensor


conoce al niño.
- Fase de conformación de la relación, que es una extensión de la primera
fase en la cual el adulto puede iniciar conversaciones sobre cuestiones
relacionadas con la vida del menor como el colegio o cuestiones
domésticas, entablando a menudo una relación de amistad con él.
- Fase de valoración de riesgo, en aquellos casos en que el ofensor pasa
a preguntas para obtener información acerca de las posibilidades de
detención de su conducta por parte de los padres o cuidadores del
menor, así sobe cuestiones como en qué lugar de la casa tiene el
ordenador y cuáles son los otros usuarios del ordenador.
- Fase de exclusividad, cuando la conversación se torna más personal o
privada y el niño es incitado a revelar problemas personales y secretos.

8
- Fase sexual, que se inicie cuando el adulto conduce la conversación
hacia un terreno en que la confianza entre ambos parece ya instalada.

La realidad de este flagelo en nuestro país es alarmante, según Perú 21, en el


2016, el 77% de escolares admitió haberse sentido acosado en la red.

“Para entrar en algunos foros de pornografía se exige colgar imágenes nuevas


de menores y ellos las consiguen por Facebook, a través del ‘grooming’”

2.4. Delitos contra el honor.

Los delitos contra el honor, están regulados en nuestro derecho punitivo, pero
se han presentado caso donde a través de las redes sociales (utilización del
internet o medios virtuales vía blog o páginas sociales) se utiliza para perjudicar
el honor o reputación de alguien.

Los ataques al honor son ataques inmediatos a la dignidad de la persona, es


decir, a su autoestima y fama. Surge un problema en relación a la dignidad de
las personas, y es que las distintas posiciones y situaciones de los individuos
hacen que el grado respeto a esa dignidad tenga que ser determinado de forma
circunstancial. En este sentido, el trato adecuado a la dignidad de un niño no lo
es para una persona adulta, y viceversa. Lo que puede resultar lesivo para la
dignidad de un particular puede no serlo para una personalidad pública.

2.5. Coacción.

A través de la coacción en la vía normal ósea fuera de la esfera de las redes


sociales se conmina a otra persona hacer algo indebido o hacer algo en contra
y en perjuicio de la víctima.

9
En la esfera de las redes sociales, de acuerdo a Sanz (2014) es más complicado que
estas conductas puedan llevarse a cabo mediante las redes sociales, pues solo
extraordinariamente, cuando la intimidación ejercida a través del ciberespacio sea muy
grave, podrá entenderse la misma equivalente a la fuerza exigida para la violencia en
las coacciones. En el resto de los casos estaremos, más bien, ante amenazas
condicionales que, en muchos casos, también serán agravadas si se acaba
cumpliendo la condición exigida.

2.6. Suplantación de la identidad (Phishing).

El derecho a la identidad es aquel que protege a la persona en lo que constituye


su propio reconocimiento: quién y cómo es. Comprende diversos aspectos de la
persona que van desde los más estrictamente físicos y biológicos (su herencia
genética, sus características corporales, etc.) hasta los de mayor desarrollo
espiritual (sus talentos, su ideología, su identidad cultural, sus valores, su
honor, reputación, etc.).

La suplantación de identidad supone el uso público de un nombre y de unos


apellidos de un tercero, que puede existir o ser imaginario.

En el delito de suplantación de identidad, una persona ingresa a las redes y se


apodera u obtiene documentos, datos e informaciones de una tercera persona
que los utiliza para suplantarlo o hacerse pasarse por él, en muy diversos
ámbitos de la vida cotidiana.

10
Conclusiones.

- Las redes sociales son parte de la vida cotidiana de las personas, son
exigibles en los estudios y en el trabajo y están presente en la esfera
comercial, lamentablemente también se han sido introducidos al ámbito
delincuencial, naciendo una relación que tiene diversas aristas de estudio
como es el derecho penal y las redes sociales.

- Son diversos los delitos que se han ido adicionando en la esfera penal, a
través de las redes sociales, como la suplantación, el ciberacoso, pero
de todos ellos, el más utilizado es la pornografía infantil, sobre este
delito, el estado viabilizo esta problemática social, comprometiendo a las
instituciones del Estado y sociedad en general a articular acciones para
el control oportuno del cometimiento del delito, con miras a defender el
derecho a la integridad sexual de las niñas, niños y adolescentes.

- La pornografía infantil, en los últimos años, ha experimentado un


incremento sustancial, principalmente en virtud del desarrollo de las
nuevas tecnologías como Internet, representando un desafío de política
criminal a los Estados. El Perú, en la línea de otros países de su entorno
cultural, ha optado por combatir el citado fenómeno principalmente con la
adopción de tipos penales cada vez más amplios que, a día de hoy,
castiga no sólo a los productores, sino también a los consumidores
privados e, incluso, la pseudopornografía, justificando los mismos en el
deber de transposición de la normativa internacional al derecho interno.
2. La expansión penal en torno a la pornografía infantil no puede ser
justificada únicamente por el mero deber de transposición de la
normativa internacional – y especialmente europea -, una vez que si bien
es cierto que el citado deber existe, no es menos cierto que los Estados

11
son libres para decidir la mejor manera de adoptar dichas
recomendaciones, armonizándolas de la mejor manera posible según su
contexto específico.

12
Bibliografía

Bauer, F. (2015) en la tesis titulada: “Los delitos de pornografía infantil

como paradigma del moderno derecho penal (estudio del. Artículo

189 CP)”, para la obtención del grado de Doctor en Derecho por la

Universidad de Sevilla. Universidad de Sevilla.

Bouyssou, N. (2015) en la tesis titulada: ”Los Delitos de Corrupción de

Menores y Pornografía Infantil” Sevilla. Universidad de Sevilla. Tesis

para optar el título de Doctor en Derecho.

Castells, Manuel (1996) “La Sociedad Red (The Rise of Network Society),

La Era de la Información”, Volumen 1. Alianza.

Franco, A (2013) en la tesis titulada “El consentimiento en los delitos contra

la libertad sexual en adolescentes mayores de 14 años y menores de

18, en los pronunciamientos emitido por parte de los señores fiscales

provinciales representantes del Ministerio Publico del distrito judicial

de Lima durante los años 2007 al 2012 ”. Lima. Universidad Mayor de

San Marcos. Tesis para optar el Grado de Magister en Derecho con

mención en Ciencias Penales

Pifarre, M. (2013) “Internet y redes sociales: un nuevo contexto para el

delito” Universidad Aberta de Catalyuna. Revista de estudio de

Derecho Y Ciencia Política.

13
Roxin, C. (2002). Política Criminal y Sistema del Derecho Penal. Buenos

Aires. Editorial Hammurabi S.R.L.

Sanz, P. (2014) Redes sociales y Derecho Penal. Valladolid. Universidad de

Valladolid.

Subraya E. (2014) Propuesta sexual telemática a menores u online child

grooming: configuración del presente delito y perspectivas de la

modificación. En estudios penales y criminológicos. Vol. 34

Valencia, N. (2014) Pornografía Virtual Infantil. Barcelona: Universidad de

Barcelona.

Villacampa, C. (2015) Delitos contra la Libertad e Indemnidad Sexual de los

menores. Adecuación del derecho español a las demandas

normativas supranacionales de protección. Navarra. Editorial

Aranzadi. S.A.

Villavicencio, F. (2009). Derecho Penal Parte General. Editorial Grijley. 1ra

edición.

Villacampa, C. (2015) Delitos contra la Libertad e Indemnidad Sexual de los

menores. Adecuación del derecho español a las demandas

normativas supranacionales de protección. Navarra. Editorial

Aranzadi. S.A.

14
Anexos

15
16
17
18