Está en la página 1de 5

OBJETIVO GENERAL:

Investigar efectos de la construcción de género en el desarrollo personal, familiar, educativo


y social mediante; diversas fuentes bibliográficas para llegar a una mejor comprensión del
tema.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS:

 Definir los efectos de la construcción de género.


 Detallar cada uno de los conceptos mediante análisis de cada tema.
 Concluir los efectos del género en cada uno de los ámbitos de desarrollo.

MARCO TEÓRICO

EFECTOS DE LA CONSTRUCCIÓN DE GÉNERO

Los científicos sociales y los especialistas del desarrollo utilizan dos términos distintos para
referirse a las diferencias biológicas y a aquellas construidas socialmente, éstos son sexo y
género, respectivamente. Aun cuando ambos se relacionan con las diferencias entre
mujeres y hombres, las nociones de género y sexo tienen connotaciones distintas.

La construcción de género se interrelaciona con otras condiciones que existen en la vida de


cada persona como son su cultura, su etnia, su clase social, su edad, su comunidad religiosa,
su planteamiento político y la historia de su comunidad o su familia. Todas las personas,
mujeres y hombres, nacemos dentro de un grupo social que determina qué debemos ser
dependiendo de nuestro sexo. Esta construcción social de género conduce a la creación de
las desigualdades sociales de género: determina la subordinación de uno de ellos, el
femenino, frente al dominio y poder del otro género, el masculino. Se potencian unas
características en el género femenino frente a otras en el género masculino que se
concretan en las identidades de género.

El proceso de formación de identidades determina las oportunidades y limitaciones que


tendrá cada individuo, según su género, para desarrollarse plenamente, pero también
determina las posibilidades de desarrollo sostenible para el colectivo en el cual se
desarrolla.

Debido a estas diferencias y desigualdades, nacen los conceptos de "igualdad de género" y


"educación para la igualdad". Para entender la desigualdad, hay que distinguir entre sexo y
género:

 Sexo: Diferencias biológicas entre hombres y mujeres.


 Género: Explica que las desigualdades se construyen socialmente, varían según las
culturas y los tiempos históricos, por lo tanto, podemos modificarlos.
Tanto desde una perspectiva social como individual es necesaria la igualdad para lograr, por
un lado, un mayor desarrollo democrático, social y económico; y por otro, para poder
desarrollarse como personas libres e independientes, por lo que hay que compartir
obligaciones y derechos. La desigualdad entre mujeres y hombres no resulta beneficiosa
para nadie porque dificulta el desarrollo de las cualidades de las personas y, por tanto,
mantiene una situación injusta y frena el desarrollo de sociedades justas, equitativas y con
derechos.

Así, hablar de igualdad no significa que mujeres y hombres sean idénticos. Se habla de
igualdad cuando se produce la misma estimación de la experiencia, conocimientos y valores
de mujeres y hombres, y se facilitan iguales oportunidades para participar en el desarrollo
político, económico, social y cultural, y beneficiarse de los resultados, en igualdad de
condiciones. La formación será un pilar básico para transmitir estos valores desde edad
temprana.

La igualdad está reconocida a nivel jurídico, de tal forma que las leyes ofrecen un igual
tratamiento a hombres y a mujeres. Pero para que la igualdad formal se convierta en
igualdad real son necesarias las Políticas de Igualdad.

IMPLICACIONES DE LOS MODELOS FAMILIARES Y EDUCATIVOS SOBRE EL DESARROLLO DE


LOS ROLES DE GÉNERO

Este breve repaso acerca de cómo y dónde se aprende a ser mujer pone claramente de
manifiesto que tanto desde la familia como desde la escuela es posible intervenir para
modificar los roles tradicionales de género, y hacer que niñas y niños aprendan –a lo largo
del proceso de socialización- a desarrollar capacidades ligadas al desarrollo integral de la
persona que hagan de esta un ser autónomo e independiente y que no estén condicionadas
por su sexo biológico. Los modelos familiares tradicionales junto al modelo mixto imperante
en la mayor parte de los centros escolares ayudan a perpetuar los roles tradicionales y, por
tanto, las desigualdades de género.

Si a esta panorámica general le añadimos además el dato de que aún hoy en nuestro país,
en los albores del siglo XXI, sigue existiendo un grave desequilibrio en el reparto de
responsabilidades entre hombres y mujeres; así como en todo lo que tiene que ver con
estrategias de conciliación de la vida laboral y familiar, la conclusiones bastante clara: en
gran medida se aprende a ser mujer, gracias a los modelos y expectativas de vida que
exhiben las personas adultas del contexto familiar y escolar.

Esta afirmación que como señalábamos anteriormente es evidente no supondría ningún


problema para nosotras si ese modelo de mujer que se está construyendo en la mayoría de
las familias y centros educativos no respondiese al estereotipo tradicional femenino, donde
las mujeres permanecen todavía en una clara situación de inferioridad, que las impide
participar activamente –en igualdad de condiciones que sus compañeros varones- en el
mundo en el que viven tomando decisiones relevantes y asumiendo las responsabilidades
que de ellas se derivan. Lo que hace que en muchas ocasiones se vean sometidas a graves
situaciones de violencia de todo tipo, que anula completamente su voluntad haciendo de
ellas personas dependientes física y psicológicamente.

DESARROLLO PERSONAL, CRECIMIENTO PERSONAL

Y otras expresiones similares, como la de autoayuda (utilizada sobre todo en el contexto


editorial) son un conjunto muy variado de propuestas de psicología popular,
pseudocientíficas o espiritualistas que pretenden conseguir cosas tales como la
actualización de las potencialidades humanas (psicológicas y espirituales) que la persona
puede hacer más allá de su desarrollo natural en función de la edad.

Este tipo de planteamientos pretenden que con el trabajo de crecimiento personal la


persona aprenda, a través de la conciencia de sí mismo, a aprovechar sus posibilidades de
pensar, sentir y actuar para cosas tales como:
 Usar el pensamiento libre o autónomo.
 Dominar una libertad responsable, siendo líder de sí mismo.
 Tener salud emocional.
 Lograr el éxito en sus emprendimientos.

Sus partidarios pretenden que es un trabajo distinto, pero de alguna manera coincidente o
complementaria al que puede hacerse con la psicoterapia. Argumentan cosas tales como
que la psicoterapia trata de ordenar algo que está desordenado, es decir, es el paso de la
desorganización a la organización, del caos al equilibrio, mientras que el crecimiento
personal trata de llegar a la plenitud, es decir, una vez que ya se tiene la organización y el
equilibrio, desarrollar la propia capacidad para el gozo, la vitalidad y la creatividad.

Sus objetivos pretenden ser:


 Conocerse a sí mismo, con honestidad, ubicando virtudes y defectos.
 Evaluar qué quiere conservarse, mejorase o cambiarse, y ubicar las herramientas para
hacerlo.
 Librarse de los obstáculos interiores y exteriores que alguna vez o de alguna manera
impidan el liderazgo y el buen desempeño como trabajador y como líder.
 Ser quien se quiere ser; donde el pensar, el sentir y el actuar sean una unidad coherente
o guardar relación con la actitud personal y responsabilidad.

LA FAMILIA Y EL DESARROLLO DE LA PERSONALIDAD

¿Fue planeado y bienvenido su nacimiento? ¿ Qué edad tenían sus padres? ¿ Estaban
sanos física y emocionalmente? ¿Eran ricos o pobres? ¿Cómo encajó su personalidad con la
de ellos? ¿Cuántas personas viven en su hogar?

Estos factores sociales tempranos tienen gran influencia en el niño que usted fue y en la
persona que es. Además, usted mismo influyó en su familia. Los sentimientos que sus
padres experimentaban y las acciones que realizaban estuvieron influidas por el sexo, el
temperamento, la salud y el orden en que usted nació.

La clase de familia en que creció, probablemente fue muy diferente de la que existió un
siglo antes, y se espera que los cambios en la vida familiar sean mucho más profundos en el
futuro. Es posible que los bebés de hoy solo tengan un hermano, sus madres trabajen fuera
del hogar y sus padres se hallen más comprometidos en su vida que lo que estuvieron sus
propios padres. En la actualidad, un infante tiene entre un 40 y un 50% de probabilidad de
crecer con un solo padre, más a menudo con la madre, y quizás por causa del divorcio.

Estos cambios en la vida familiar están revolucionando la investigación acerca de


la socialización (cómo aprenden los niños aquello que la cultura juzga adecuado). Las
relaciones que se forman en la infancia determinan muchos de los patrones para la
socialización temprana del niño. Anteriormente, las investigaciones solo tenían en cuenta
las relaciones que los infantes establecían con la madre; hoy se reconoce la importancia de
las que establecen con el padre, los abuelos, los hermanos y otras personas que los cuidan.

Asimismo, se tiene en cuenta cómo opera el sistema familiar en su totalidad. ¿Cómo afectan
las relaciones maritales el trato que cada esposo mantiene con el bebé? ¿Actúan de modo
diferente los padres cuando ambos están con el bebé o cuando solo está uno de ellos?
Preguntas como estas han producido respuestas interesantes. Por ejemplo, si ambos padres
están presentes y conversan entre sí prestan menos atención a su hijo. La estrecha relación
que se crea entre algunos esposos puede disminuir la posibilidad para estar más cerca de
los hijos; en otros casos, la paternidad fortalece el matrimonio o introduce tensiones en
este. Si se toma la familia como una unidad, puede verse la telaraña de relaciones que se
tejen en su interior.

Los lazos creados durante la infancia pueden determinar la capacidad para establecer
relaciones en la vida. Ahora se verá como los bebés influyen y son influidos por quienes se
mantiene cerca de ellos.

CONCLUSIONES:
 La mayor parte de las mujeres tiene hoy otros espacios de desarrollo personal que,
a pesar de convivir con los roles más tradicionales, crean nuevas formas de relación
con el ambiente cultural.
 El concepto de equidad está ligado a la justicia, imparcialidad e igualdad social, pero
como esta igualdad social no se da entre estratos sociales y entre hombres y
mujeres, la equidad de género trata de empatar las oportunidades existentes para
que sean accesibles de manera justa para ambos géneros.
 El concepto de equidad de género puede explicarse como la capacidad de ser
equitativo, justo y correcto tanto con mujeres como con hombres. Por lo tanto, ésta
se refiere a la justicia en ofrecer el acceso y el control de recursos a mujeres y
hombres por parte del Estado.