Está en la página 1de 2

Evolución de los Arrecifes

Los episodios de extinción coinciden con aquellos reportados para otras comunidades
costeras marinas y estuvieron asociadas con episodios de enfriamiento climático global
y de regresión
oceánica (Sheehan 1985).

Sin embargo, la extensión de los intervalos de recuperación luego de los episodios de


extinción fue inusual, lo que sugiere que los ecosistemas arrecifales son particularmente
sensibles a perturbaciones ambientales de gran escala. (Copper 1989).

Los arrecifes de coral son uno de los ecosistemas más antiguos del planeta. Las
primeras etapas de la evolución del arrecife de coral comenzaron hace 400 millones de
años. Algunos arrecifes de coral tienen más de 10.000 años. Su crecimiento vario según
la especie siendo de 5 mm por año la variedad que menos crece.
Se estima que los arrecifes de coral cubren una superficie de 600 mil km cuadrados en
el Pacífico, el Indico, el Caribe y el Mar Rojo, mayormente entre los trópicos de Cancer
y Capricornio. También podemos encontrarlos donde fluyen las corrientes cálidas
como en Florida y en el sur de Japón.
Un estudio reciente encabezado por investigadores de la Unidad Académica de
Sistemas Arrecifales del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología (ICMyL), con sede
en Puerto Morelos, Quintana Roo, aporta información relevante del papel que
desempeñan las propiedades ópticas de los esqueletos de coral en la evolución y
ecología de los arrecifes, uno de los ecosistemas más antiguos, diversos y valiosos del
planeta.

Sensibles al calentamiento global


En su investigación encontraron que las morfologías más efectivas para dispersar la luz
como los corales ramificados y las morfologías aplanadas, son los que se han
identificado como las más sensibles para sufrir blanqueamiento, mientras que las menos
eficientes son las que han mostrado más fortaleza frente al estrés por alta temperatura.
Por ello, no todas las especies de coral son igualmente sensibles al calentamiento global
del planeta, pero en definitiva todos los corales van a ser muy sensibles al estrés
lumínico que resulta del estrés por alta temperatura, sobre todo en las especies con
mayor capacidad de amplificar la luz. Para saber cuál será el impacto sobre el arrecife
debemos además determinar qué tan sensibles son las especies que construyen el
arrecife de coral. No todos los corales hacen arrecife; esta comunidad hay que
verla como un bosque. Ahí hay muchos tipos de plantas, pero sólo los árboles lo
construyen. Si se van, aparece un nuevo ecosistema, una pradera. Algo así pasa en el
arrecife de coral, donde hay especies equivalentes a los árboles que si se ven dañadas
el impacto es mucho mayor.
Cuando desaparezcan los corales constructores (los de mayor tamaño, capaces de
crear la roca suficiente para sustentar al sistema) o su abundancia se vea muy reducida,
la probabilidad de que sobreviva el arrecife de coral se verá tremendamente
comprometida, junto con la complejidad de interacciones tróficas que
mantiene y los servicios que ofrece a las comunidades que viven cerca.
La capacidad de adaptación de esta simbiosis a los cambios no la conocemos aún, pero
estas transformaciones se producen muy rápido para que los corales puedan
adaptarse, “ahora conocemos el talón de Aquiles de esta simbiosis que es su enorme
fragilidad frente al estrés lumínico”. Además, el arrecife de coral está sometido también
a presiones locales muy fuertes asociadas al turismo.

Hace pocos días se revelo que el 35% de la gran barrera de coral ha muerto, por el
cambio climático algo lamentable La Gran Barrera de Coral australiana está en peligro
de desaparecer. Este paraíso natural -que tienen 2.300 km. de longitud y puede ser
distinguido desde el espacio- está sufriendo un blanqueo masivo, el tono que adquiere
cuando está muriendo, a causa del calentamiento global. Tras meses de investigaciones
aéreas y subacuáticas, un grupo de investigadores descubrió que una tercera parte del
coral de las zonas norte y central están muertos o falleciendo. En algunas partes de la
barrera ya se ha perdido casi la mitad de los corales. Los puntos más críticos se
encuentran frente a las costas de Townsville y Papúa, Nueva Guinea.

Los arrecifes son afectados por la acción de la naturaleza como corrientes, huracanas
y tormentas.
Los crecimientos rápidos de las algas en el arrecife pueden matar a los corales ya que
compiten entre sí por luz y espacio. Pero los corales han evolucionado por millones de
años y se han adaptado para defenderse de las causas naturales. La alta fecundidad,
la producción de nematocistos, extender sus pólipos solo de noche son solo una
muestra de estas adaptaciones. Hasta el momento han sido muy exitosos.
El blanqueamiento de corales se ha descritos en muchas áreas tropicales incluyendo el
Caribe.
El blanqueamiento es provocado por la expulsión de las zooxantelas y se le ha atribuido
a pequeños aumentos en la temperatura. Se ha asociado esto a la mortalidad de
muchas colonias de corales que en ocasiones parecen recuperarse naturalmente. La
enfermedad de banda negra ha sido descrita como tejido necrótico que crece en los
corales y parece ser causada por la cianobacteria Phormidium corallyticum.
La destrucción de los arrecifes de coral en el mundo continúa. El aumento de las
emisiones de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera actualmente está provocando
la expansión de algas venenosas en los océanos. De acuerdo con una investigación
científica en la Gran Barrera de Coral (frente a la costa australiana de Queensland), el
incremento de los niveles de CO2 está potenciando las algas venenosas que matan a
los corales cuando compiten por un espacio.
Si se mantiene el nivel actual de emisiones de CO2 -según los investigadores-, en 2050
los arrecifes de coral en el mundo estarán en serios problemas para sobrevivir, y para
2100 desaparecerán por completo del planeta.
Importancia de los arrecifes de coral
La importancia de los arrecifes de coral radica en que:
• Nos protegen de marejadas y oleajes fuertes durante tiempo de tormentas y
huracanes;
• Modifican significativamente la dirección y velocidad de las corrientes marinas
permitiendo el establecimiento de comunidades asociadas a este sistema como las
praderas de yerbas submarinas y el manglar;
• Exportan nutrientes a los sistemas terrestres (cuando las corrientes son de mar a tierra
y reciben nutrientes de estos sistemas terrestres (en caso de que las corrientes sean
de tierra a mar)
• Sirven de hábitat para muchas especies marinas de consumo humano y como puente
de pesca comercial y deportiva.
• En ellos se encuentran muchos animales acuáticos que son fuentes de alimento de
organismos superiores.

También podría gustarte