Está en la página 1de 4

Según Neil Leiper (1981), el turismo analizado desde el punto de vista de la teoría general de los

sistemas lo describe como, "Un sistema abierto de cinco elementos, interactuando en un amplio
medioambiente".

Leiper (1990) considera que es el turista el catalizador que, al prepararse para el viaje, crea un
sistema turístico embrionario. Cuando el turista viaja el sistema turístico adquiere forma por la
consecuente interacción de elementos, no por los atributos inherentes a las personas, a los lugares
o a las organizaciones empresariales. Sólo cuando el turista visita un destino el rol turístico del lugar
adquiere forma, como le sucede al resto de elementos del sistema. La sostenibilidad del sistema
estará en función de que dichos procesos se mantengan en el tiempo.

Para Leiper (1990) el turista constituye un stakeholder crítico en el inicio del sistema y en el
funcionamiento del mismo, tanto en las regiones de origen como en las regiones de destino. El resto
de elementos y sus atributos adquieren una importancia secundaria, al menos en las propuestas
iniciales del autor. En su modelo el residente en el destino turístico no juega un papel central en la
planificación y gestión del turismo, ni los agentes vinculados a la gestión de las empresas turísticas
(desde el directivo hasta el recepcionista), ni las instituciones asociadas al turismo (agencias,
entidades de deportes, etc.) ni los gobernantes. Hoy en día no sólo se reconoce dicha importancia
sino que se exige una gestión responsable, sostenible y cooperativa.

El autor presenta dos diagramas teóricos para representar al turismo. El primero, identificado como
elementos geográficos del turismo, representa el origen, el destino y las rutas de tránsito.

Con este diagrama Leiper agrega algunos conceptos. El resultado es un modelo fundamentalmente
espacial pero con presencia de otras categorías de elementos. En este modelo denominado sistema
de turismo, hay tres aspectos básicos:
Turistas

Son los actores del sistema. Los turistas parten de su lugar de residencia, viajan al destino en el cual
permanecen durante cierto tiempo y luego regresan al lugar de origen.

Elementos geográficos

El espacio emisor de visitantes que constituye la localidad de residencia habitual donde se generan
recursos a ser gastados por el turismo, se busca información u se hacen reservas. El espacio receptor
es la razón de existencia del turismo, motiva los desplazamientos y recibe los principales efectos de
la actividad. El espacio de tránsito comprende todas las localidades por las cuales los turistas pasan
hasta llegar al destino.

Industria turística

Es el grupo de empresas y organizaciones involucradas en la oferta del producto turístico. Está


representada en las tres regiones geográficas pero no en todo el espacio por lo cual siempre hay
posibilidades de utilizar recursos que no están específicamente volcados a la atención de los turistas.

El modelo del sistema turístico de Leiper permite la localización de varios sectores del turismo,
distinguiéndolos como pertenecientes mayoritariamente al origen, al destino o al espacio de
tránsito. Por ejemplo, la mayor parte de los agentes de viaje se encuentran en la región generadora
de turistas. La industria turística se hace presente en la región de destino.

El sector de transporte está ampliamente representado por la región de la ruta de tránsito. Esa
distinción espacial también puede ser encarada como una forma de categorización de los factores
determinantes de los flujos turísticos.
Pionero del estudio del turismo en México y América Latina, describió al turismo desde una
concepción sistemática de la siguiente forma: "el turismo está integrado por un conjunto de partes
o subsistemas que se relacionan para alcanzar un objetivo común"

Según Sergio Molina, el Sistema Turístico es un conjunto abierto de procedimientos relacionados e


integrados con su medio ambiente en el que establece una especie de trueques, y este se encuentra
integrado por un subconjunto de subsistemas los cuales se relacionan entre sí, interactuando para
llegar a un objetivo común, Se ayuda del concepto económico en función del gasto, así como las
necesidades físicas y emocionales del turista. Siempre está en transición porque este depende de
las necesidades y ambiciones del turista.

En realidad es una especie de soluciones y propuestas abiertos porque con sus canales de entrada
importa insumos tales como energía, materiales e información (necesidades y expectativas, etc.)
que se procesan en el sistema y de sus canales de salida resultan productos y/o servicios turísticos
que se ofrecen al supersistema socio- cultural." Son sistemas dinámicos, en constante cambio y
adaptación" (Molina 1997. Su estructura es óptima cuando el conjunto de elementos del sistema se
organiza y las relaciones con el entorno son tales que admiten cambios y adaptaciones, como el
crecimiento en el caso de organismos biológicos (Parsegian visto en Molina, 1997)

ESTRUCTURA SEGÚN SERGIO MOLINA

La superestructura: Son el conjunto de instituciones públicas o privadas, así como los procesos de
mercadeo del producto turístico. Comprende todos los organismos especializados tanto públicos
como privados encargados de optimizar y modificar cuando sea necesario, el funcionamiento de
cada una de las partes que integran el sistema así como armonizar sus relaciones para facilitar la
producción y venta de los múltiples y dispares servicios que componen el producto turístico.

La demanda: constituyen los turistas residentes en el país y en el extranjero.


La infraestructura: la cual incluye aeropuertos, carreteras, redes de agua potable, drenaje, de
teléfono, etc.

Los atractivos: Son lugares que despiertan el interés del turista por visitar un destino gracias a sus
características tangibles y/o intangibles destacadas. Un destino para considerarse atractivo debe ser
competitivo y para lograrlo, se debe satisfacer las motivaciones que impulsaron a los visitantes a
viajar a él. Los atractivos turísticos de un destino se dividen en naturales como parques, desiertos,
playas, etc., y culturales como la gastronomía, el folclor y la arquitectura de sus monumentos y sitios
históricos.

El equipamiento y las instalaciones: se integran por hoteles, moteles, campings, trailer parks,
restaurantes, cafeterías, agencias de viajes, albercas, canchas de tenis, etc.

La comunidad receptora: se refiere a los residentes locales ligados directa e indirectamente con el
turismo.