Está en la página 1de 5

AUGUSTO SALAZAR BONDY.

AUGUSTO SALAZAR BONDY

1.­ Datos biográficos.

Augusto Salazar Bondy nació en la ciudad de Lima, un 8 de diciembre de
1925;  sus   primeros   estudios   los   inicia   en  el   Colegio  Alemán,   para   luego
continuar   su   primaria   y   secundaria   en   el   Colegio   San   Agustín   (1933   ­
1941). En 1945 ingresa a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos
donde se matricula en la Facultad de Letras para seguir la especialidad de
Filosofía, en este periodo destaca por su gran mérito académico, en el cual
se le otorga una beca de estudios para continuar su carrera estudiantil en
el   país   de  México,   se  inscribe  en  el  Colegio  de  México  y   la   Universidad
Nacional Autónoma de México. Aquí conoce al español José Gaos, quien es
el máximo impulsor del existencialismo fenomenológico en Latinoamérica y
también es un gran impulsor del estudio de la historia de las ideas y del
desarrollo   filosófico   en   Hispanoamérica.   Según   David   Sobrevilla   esta
estancia fue muy importante “Aquí redacto su tesis Las ideas del saber, la
naturaleza y Dios en el pensamiento de Hipólito Unànue bajo dirección de
José   Gaos,   con   la   que   regreso   a   Lima   graduándose   de   Bachiller   en
Humanidades… en julio de 1950”.

En 1951 hasta el 53 viaja a Francia y en Alemania, en Paris estudia en la
Ecole Normale Supèrieure y en la Sorborna donde entra en contacto con la
AUGUSTO SALAZAR BONDY.

filosofía   de   Gastón   Bachelard.   Luego   en   Munich   donde   es   alumno   de


Romano Guardini por dos semestres. Regresa ese mismo año en Lima para
sustentar su tesis Ensayo sobre la distinción entre lo irreal y el ser ideal
para obtener el grado de Doctor. Al año siguiente estará como profesor de
la Universidad Mayor de San Marcos, este mismo año publica La filosofía
en   el   Perú.   En   1956   funda   el   Movimiento   Social   Progresista   donde   lo
integra varios reconocidos intelectuales del Perú, ahí hacen difusión de sus
ideas políticas en el periódico Libertad, luego de cuatro años de profesor
universitario incursiona en docencia escolar, donde es profesor del Colegio
Guadalupe,   al   año   siguiente   es   miembro   de   de   la   comisión   de   elaborar
currículo doctoral de la facultad de educación de la San Marcos, en 1962
publica   su   libro Las   tendencias   filosóficas   en   el   Perú.   Luego   en   1964
conjuntamente   con   otros   destacados   intelectuales   fundan   el   Instituto   de
Estudios Peruanos, al año siguiente publica su libro Historia e las ideas en
el Perú contemporáneo. En 1968 publica su libro muy polémico ¿Existe una
filosofía   de   nuestra   América? Al   año   siguiente,   integra   la   Comisión
Encargada de la Reforma de la Educación.

Luego en 1970 es nombrado Vicepresidente de dicha comisión, para luego
al siguiente año ser el presidente del Consejo Superior de Educación, al año
siguiente   público Para   una   filosofía   del   valor.   En   1973   es   invitado   a   la
cuarta Jornadas Académicas y al Simposio de Filosofía, en la Universidad
del  Salvador  en   argentina,   es   donde  tiene  un  polémica   muy   grande   con
Leopoldo Zea, en base a esta discusión es donde nace el movimiento de las
filosofía de la liberación. En 1974, un 6 de febrero fallece Augusto Salazar
Bondy, nuestro filosofo más importante que hemos tenido en el Perú, antes
de fallecer deja dos libros finalizados “Bartolomé o de la dominación” y “La
educación del hombre nuevo” que serán publicados de manera póstuma, sin
embrago dejo una obra inconclusa, en la que solo desarrollo dos capitulo,
pero   dejo   el   bosquejo   del   índice   que   pensaba   elaborar,   con   esta   obra
pensaba abordar el problema de la dominación y dar una alternativa para
la liberación, este libro lleva por título Antropología de la dominación.

2.­ Pensamiento filosófico.

Nuestro mayor estudioso del pensamiento de Salazar es David Sobrevilla.
El distingue hasta cuatro etapas en su pensar. Sin embargo creemos que es
más   didáctico   y   conveniente   hacer   tres   etapas   en   el   pensar   de   Augusto
Salazar Bondy.
AUGUSTO SALAZAR BONDY.

2.1.­ Etapa formativa (1945­1961):

Esta etapa está marcada por sus estudios universitarios realizados en la
Universidad Nacional Mayor de San Marcos, donde fue influenciado por
Walter Peñaloza, Carlos Cueto Fernandini, Mariano Ibérico y en especial
por Francisco Miró Quesada Cantuarias; otra influencia muy importante es
la “formación fenomenológica durante su estudio con José Gaos en México y
luego en Paris y Munich, lo que puede comprobarse fácilmente en su tesis
de 1953 Ensayo sobre la distinción del ser irreal y el ser ideal … en Paris se
interesó por el marxismo”

2.2.­ Etapa de madurez (1961 ­ 1968):

En esta etapa es donde comienza a cuestionar y a criticar la filosofía que se
viene desarrollando tanto en el Perú como en toda América. Aquí es donde
siente  comprometido  con   la   reflexión   y   el   quehacer   filosófico   de   nuestra
tierra. Es por eso que nos dice “tenemos el capitalismo en casa, pero no
como   promotor   de   una   economía   de   bienestar,   sino   como   generador   de
miseria creciente” donde comenta que el capitalismo crea y fomenta más
atraso económico, como problemas de orden cultural, social y político en las
naciones tercermundistas como el Perú. Este sometimiento suele hacer que
los   países   Americanos   por   su   condición   de   países   sub   desarrollados   no
puedan ser dueño de su propio destino, ni tampoco tengan la libertad de la
soberanía para dirigir los destinos nacionales, sino quien decide suele ser
un   país   desarrollado.   “Hay   por   eso   en   el   Perú   un   grave   problema   de
integración social y de personalidad cultural que, por lo demás, es también
típico de los países subdesarrollados. Hondas divisiones sociales, regionales
y culturales separan a unos peruanos de otros y conspiran a hacer de la
unidad nacional no un hecho efectivo sino una utopía irrealizable”

2.3 Etapa de la filosofía de la Liberación (1968 ­ 1974):

Se inicia a partir de 1969, después de la publicación de ¿Existe una filosofía
de nuestra América? La que causa mucha controversia, porque trataba de
decir que la separación que se hacía de la filosofía Peruana que se realizaba
en América, “aún se encuentra atrapada entre los Escila del universalismo
abstracto   y   los   Caribis   del   contextualismo   radical.   Como   si   entre
universalismo y contextualismo hubiera necesariamente que optar” (Fidel
Tubino. P. 55) en este libro Salazar no quiso entrar en controversia, sino
hacer   de   conocimiento   que   tanto   la   posición   regionalista   y   universalista
AUGUSTO SALAZAR BONDY.

ambas son posicione que hacen que prevalezca la cultura de dominación y
de   subdesarrollo.   Todo   esto   no   hace   más   que   acentuar   una   filosofía
inauténtica e imitadora. Sin embargo debemos cultivar una filosofía que
sea nacida en nuestra tierra, la cual debe hacer conocer la cultura de la
dominación   “para   poder   salir   de   la   situación,   orientemos   el   trabajo   de
nuestro filosofar, clara y decididamente en el sentido de tratar de cancelar
la   dominación   interior   y   exterior,   o   sea,   en   el   sentido   de   lo   que   puede
llamarse una filosofía de la liberación, que es lo opuesto a la filosofía de la
dominación”

3.­ El pensamiento educativo de Augusto Salazar Bondy.

Nuestro filósofo se unió a la reflexión teórica con el compromiso político y
social   de   manera   concreta,   a   través   del   Movimiento   Social   Progresista,
donde participo incluso en procesos electorales, aunque sin mucha fortuna.
Tras   el   fracaso   electoral   de   1962   y   luego   el   posterior   golpe   militar   del
general   Juan   Velasco   Alvarado   en   1968;   Salazar   fue   llamado   por   el
régimen   en   el   poder   para   encargarse   de   la   reforma   educativa.   Ante   la
sorpresa de muchos, Salazar Bondy acepto la participación en la Comisión
encargada de la reforma educativa, que luego de dos años será nombrado
vicepresidente, para que el siguiente año (1971) sea designado presidente.
“Si hay que apuntar que por primera vez en la historia del Perú se pone en
marcha   una   evaluación   técnica   del   sistema   educativo,   que   constituye   el
diagnostico a partir del cual se proyecta una de las reformas más completas
y complejas de la educación en América Latina”. La razón porque acepto
esta responsabilidad, se debía al sentido realista de Salazar Bondy, donde
podía ver en esta oferta una ocasión de poder contribuir desde el poder de
este   importantísimo   cargo   la   contribución   de   la   mejora   educativa   de   su
país.   Esta   enorme   responsabilidad   le   quito   mucho   tiempo   para   su
producción intelectual, pero le brindo una mayor incidencia real sobre el
cambio educativo. 

Nuestra educación debe estar diseñada por nuestra  propia  capacidad de


buscar soluciones a los problemas del subdesarrollo y pretender poner el
camino del desarrollo, porque la educación es “la primera arma de la lucha
contra   el   atraso   y   la   pobreza”.   En   lo   cual   se   requiere   que   los   maestros
comiencen a orientar a los alumnos hacia la dimensión que la educación
“comprende   tanto   el   sistema   de   vida   como   el   cultivo   de   la   persona”,   es
donde debe tallar el agente de cultura, como es conocido el maestro, donde
debe   transmitir   la   capacidad   creadora   en   la   corrección   y   eficacia   de   la
imagen del mundo esto tan solo se logra cuando nuestro sistema escolar
puede comprender que la educación se encuentra enfocada para el trabajo,
sin ninguna especie de distancia entre la técnica y las humanidades, ya que
AUGUSTO SALAZAR BONDY.

ambas fundan la racionalidad de la vivencia humana, hay tres principios
fundamentales: 

1) La   capacidad   de   socialización,   tanto   ayudan   a   la   integración   y   el


desenvolvimiento entre individuos.
2) La toma de conciencia de las diferencias culturales en los distintos
grupos humanos, para la comprensión de su origen y su fundamento,
donde apunta a la universalización del hombre.
3) La creación de una propia libertad para nuestra sociedad. Todo esto
se   conseguirá   si   tratado   de   buscar   la   liberación   de   la   estructura
económica, ya que la educación no es ajena a los problemas sociales,
si no es un espejo fiel del reflejo de la crisis de la sociedad.