Está en la página 1de 6

Química

Industrial Colegio de Educación Profesional Técnica del estado de Veracruz


ORGANISMO PÚBLICO DESCENTRALIZADO DEL GOBIERNO ESTATAL
Plantel Orizaba
6208

Rocas

En geología se llama roca al material compuesto de uno o varios minerales


como resultado final de los diferentes procesos geológicos. El concepto de
roca no se relaciona necesariamente con la forma compacta o cohesionada;
también las gravas, arenas, arcillas, o incluso el petróleo, son rocas.
Las rocas compuestas o poliminerálicas están formadas por granos o
cristales de varias especies mineralógicas y las rocas monominerálicas están
constituidas por granos o cristales de un mismo mineral. Las rocas suelen ser
materiales duros, pero también pueden ser blandas, como ocurre en el caso
de las rocas arcillosas o las arenas.
En la corteza terrestre se distinguen tres tipos de rocas:
Rocas ígneas: rocas formadas por la solidificación de magma o de lava
(magma desgasificado).
Rocas metamórficas: rocas formadas por alteración en estado sólido de
rocas ya consolidadas de la corteza de la Tierra, cuando quedan sometidas a
un ambiente energético muy diferente del de su formación, de presiones y
temperaturas muy altas.
Rocas sedimentarias: rocas formadas por la consolidación de sedimentos,
materiales procedentes de la erosión de rocas anteriores, o de precipitación
a partir de una disolución.
Las rocas están sometidas a continuos cambios por las acciones de los
agentes geológicos, según un ciclo cerrado (el ciclo de las rocas), llamado
ciclo litológico, en el cual intervienen incluso los seres vivos.

CLASIFICACIÓN DE LAS ROCAS POR SU ORIGEN


Las rocas se pueden clasificar atendiendo a sus propiedades físicas, tales
como la composición química, la textura, la permeabilidad, entre otras. En
cualquier caso, el criterio más usado es el origen, es decir, el mecanismo de
su formación. De acuerdo con este criterio se clasifican en ígneas (o
magmáticas), sedimentarias y metamórficas, aunque puede considerarse
aparte una clase de rocas de alteración, que se estudian más a menudo
entre las sedimentarias.

1. Rocas magmáticas o ígneas


Se forman por la solidificación de un magma, una masa mineral fundida que
incluye volátiles, gases disueltos. El proceso es lento, cuando ocurre en las
profundidades de la corteza, o más rápido, si acaece en la superficie. Rocas
Ígneas o magmáticas: (la palabra ígnea viene del latín ignis que significa
fuego), originadas a partir de un magma o roca fundida, rica en diversos
elementos, éstos se van asociando y cristalizando conforme se va enfriando
la masa magmática. El resultado en el primer caso son rocas intrusivas,
formadas por cristales gruesos y reconocibles, o rocas volcánicas, cuando el
magma llega a la superficie, convertido en lava por desgasificación.
Si el enfriamiento se produce en el interior de la tierra, será paulatino,
regular y estable, por lo que se originarán cristales bien formados. Según
LUIS ALBERTO OLIVERA ZEPEDA
BIOLOGÍA
Química
Industrial Colegio de Educación Profesional Técnica del estado de Veracruz
ORGANISMO PÚBLICO DESCENTRALIZADO DEL GOBIERNO ESTATAL
Plantel Orizaba
6208

descienda la temperatura, van creciendo unos u otros minerales. Los


primeros en hacerlo, a partir de las elevadísimas temperaturas iniciales y
hasta los 1100º C aproximadamente, son los ortomagmáticos, entre los que
se encuentran en orden directo los peridotos, diamantes, circones, apatitos,
biotitas, ortosas y cuarzos. Los restos fundidos que quedan entre los 1100º C
y los 600º C, originan los minerales pegmatíticos, penetrando y cristalizando
en fisuras y cavidades, formando cristales a veces grandes y bien
configurados. Entre estos se pueden mentar algunos berilos (aguamarina) y
turmalinas entre otros. Entre 600º C y 400º C, se produce la fase llamada
pneumatolítica, en la que los gases restantes en contacto con otras materias,
se solidifican formando nuevos cristales. Así se forman entre otros, topacios y
granates. Por último, y por debajo de 400º C, se forman los hidrotermales a
partir de los líquidos calientes, que en su ascenso hacia la superficie de la
tierra rellenan fisuras y pequeñas cavidades quedando atrapados y
cristalizando. Se forman así esmeraldas, fluorita, pirita, etc.
Las rocas magmáticas intrusivas son con mucho las más abundantes, forman
la totalidad del manto y las partes profundas de la corteza. Son las rocas
primarias, el punto de partida para la existencia en la corteza de otras rocas.
Dependiendo de la composición del magma de partida, más o menos rico en
sílice (SiO2), se clasifican en ultramáficas (o ultrabásicas), máficas,
intermedias y siálicas o ácidas, siendo estas últimas las más ricas en sílice.
En general son más ácidas las más superficiales.
Las estructuras originales de las rocas ígneas son los plutones — formas
masivas originadas a gran profundidad —, los diques, constituidos en el
subsuelo como rellenos de grietas, y coladas volcánicas, mantos de lava
enfriada en la superficie. Un caso especial es el de los depósitos piroclásticos,
formados por la caída de bombas, cenizas y otros materiales arrojados al aire
por erupciones más o menos explosivas. Los conos volcánicos se forman con
estos materiales, a veces alternando con coladas de lava solidificada (conos
estratificados).

Las rocas ígneas se pueden clasificar en tres tipos:


• Rocas plutónicas: Formadas por la solidificación de magmas en
profundidad, se presentan en grandes masas llamadas batolitos. La
roca que más frecuentemente se forma y presenta así es el granito que
en el Pirineo Axil forma zonas elevadas como el Macizo de la Maladeta,
Posets, norte de Bielsa, Balneario de Panticosa y Respumoso-Balaitus.
Es una roca muy dura, compacta y homogénea, rota por diaclasas a
través de las cuales la erosión puede separarlo en bloques rocosos,
frecuentemente de varios metros. De cerca, en corte fresco, se
observan los granos minerales grises de cuarzo (algo traslúcidos),
blanco-opacos de feldespato, y negro en laminillas brillantes de mica
(biotita). En la zona de Batisielles (Benasque) los feldespatos pueden
ser más grandes (de hasta varios centímetros), pero en general tienen
tamaños de unos milímetros.

LUIS ALBERTO OLIVERA ZEPEDA


BIOLOGÍA
Química
Industrial Colegio de Educación Profesional Técnica del estado de Veracruz
ORGANISMO PÚBLICO DESCENTRALIZADO DEL GOBIERNO ESTATAL
Plantel Orizaba
6208

• En superficie es frecuente que tengan líquenes, algunos verdosos (esto


es frecuente en las rocas silíceas).
• Rocas filonianas: representan magmas u otros productos de origen
ígneo que se han introducido en grietas (en el interior terrestre). Allí se
han enfriado y, en consecuencia, ahora presentan geometría de filón
que corta, atravesando, las rocas entre las que se metio.
• Rocas volcánicas: Se forman por el enfriamiento de lavas que
solidificaron en la superficie terrestre en conos volcánicos, o a muy
poca profundidad (por ejemplo en sus chimeneas). Este último es el
caso de las andesitas que constituyen el Anayet, Midi d'Ossau y otros
afloramientos cercanos. Se presentan con un aspecto similar al de las
rocas filonianas (minerales claros y oscuros visibles "flotando" en una
"pasta" de grano muy fino). También en algunos puntos muy concretos
del Sistema Ibérico existen rocas volcánicas, asimismo del paleozoico.
A veces son incluso piro clásticas, es decir, formadas por acumulación
de los productos de explosiones volcánicas, que podrían recordar a un
conglomerado, pero son muy compactas y de colores verdoso oscuro
(como en Codos).

2. Rocas Sedimentarias:
Se producen cuando se forman concentraciones de elementos sólidos o
líquidos, solubles o insolubles, que al entrar en contacto reaccionan
formando los minerales. Este fenómeno se produce de diversas maneras: por
acción química al reaccionar los elementos sedimentarios, formándose las
calizas. Por acción de microorganismos sobre el sedimento como ocurre con
el azufre y el hierro. Por evaporación de la solución acuosa quedando los
elementos nuevamente solidificados y asociados, formando minerales como
la halita. Por concentración de geles, solidificados forman calcedonias y
ópalos. Y por alteración de la parte superior de un yacimiento por sedimentos
nuevos, se forman las malaquitas, limonitas y turquesas.
Se constituyen por diagénesis (compactación y cementación) de los
sedimentos, materiales procedentes de la alteración en superficie de otras
rocas, que posteriormente son transportados y depositados por el agua, el
hielo y el viento, con ayuda de la gravedad o por precipitación desde
disoluciones. También se clasifican como sedimentarios los depósitos de
materiales organógenos, formados por seres vivos, como los arrecifes de
coral o los estratos de carbón. Las rocas sedimentarias son las que
típicamente presentan fósiles, restos de seres vivos, aunque éstos pueden
observarse también en algunas rocas metamórficas de origen sedimentario.
Las rocas sedimentarias se forman en las cuencas de sedimentación, las
concavidades del terreno a donde los materiales arrastrados por la erosión
son conducidos con ayuda de la gravedad.
Las estructuras originales de las rocas sedimentarias se llaman estratos,
capas formadas por depósito, que constituyen formaciones a veces de gran
potencia (espesor).

LUIS ALBERTO OLIVERA ZEPEDA


BIOLOGÍA
Química
Industrial Colegio de Educación Profesional Técnica del estado de Veracruz
ORGANISMO PÚBLICO DESCENTRALIZADO DEL GOBIERNO ESTATAL
Plantel Orizaba
6208

Su etimología procede del latín- sedimentum y del griego- guarrum. estas


son rocas formadas en la superficie por lo cual se les denomica oxigenas
también es denominan por la compactacion .
El magna del interior de la tierra, puede salir a la superficie en estado líquido,
y con los elementos necesarios para cristalizar, pero ocurre muy rápidamente
por el enfriamiento de la lava, formando en ocasiones vidrios naturales
amorfos. Es el caso de las obsidianas.
Las rocas, son asociaciones de minerales con características constantes,
como los granitos, la kimberlita, fosforita, sílex, lapislázuli, etc.
Existen tres grandes grupos de rocas sedimentarias:
• Rocas detríticas: Están formadas por fragmentos de rocas
preexistentes que se acumularon al disminuir la velocidad de las
corrientes que los transportaron.
• Rocas químicas: Se forman por precipitación química de sustacias
disueltas en agua. Podríamos decir que están formadas principalmente
de cemento (sin apenas fragmentos), al reves que las detríticas.
• Rocas organógenas: Están formadas principalmente por
acumulaciones de restos de seres vivos. Si lo que más abunda son
caparazones podemos denominarlas calizas organógenas pues su
composición y el cemento son calcáreos. A veces reciben otros
nombres según los organismos que las componen (calizas de
alveolinas, de nummulites, lumaquelas, ...). Los restos deben
predominar en la roca, pues si no diríamos simplemente que es una
caliza con fósiles.
• Los carbones, petróleo y gas natural se originan a partir de la materia
orgánica de seres vivos que en condiciones especiales no se
descompone sino que se transforma en compuestos enriquecidos en
carbono. Además de las capas de carbón de las minas (lignito turolense
y algo de antracita en Sallent) se pueden encontrar a veces en
sedimentos normales fragmentos de plantas carbonizadas.

3. Rocas Metamórficas
Estas rocas se forman cuando unas sustancias ya formadas, sufren
alteraciones por contacto con una masa magmática ascendente que las
convierte en minerales nuevos. Pero también se produce el metamorfismo,
cuando las rocas sufren alteraciones en presión y temperatura en los bordes
de las placas continentales. En el primer caso, se llamará metamorfismo de
contacto, pudiendo ser pneumotolítico o hidrotermal (dependiendo de la fase
magmática en que se produzca el metamorfismo). Se forman así glosularias,
zoisitas, magnetitas, espinelas y corindones (rubíes y zafiros). En el segundo
caso hablamos de metamorfismo regional, apareciendo zoisitas, andalucitas,
distenas y pizarras entre otros.
En sentido estricto es metamórfica cualquier roca que se ha producido por la
evolución de otra anterior al quedar ésta sometida a un ambiente
energéticamente muy distinto del de su formación, mucho más caliente o
más frío, o a una presión muy diferente. Cuando esto ocurre la roca tiende a
LUIS ALBERTO OLIVERA ZEPEDA
BIOLOGÍA
Química
Industrial Colegio de Educación Profesional Técnica del estado de Veracruz
ORGANISMO PÚBLICO DESCENTRALIZADO DEL GOBIERNO ESTATAL
Plantel Orizaba
6208

evolucionar hasta alcanzar características que la hagan estable bajo esas


nuevas condiciones. Lo más común es el metamorfismo progresivo, el que se
da cuando la roca es sometida a calor o presión mayores, aunque sin llegar a
fundirse (porque entonces entramos en el terreno del magmatismo); pero
también existe un concepto de metamorfismo regresivo, cuando una roca
evolucionada a gran profundidad — bajo condiciones de elevada temperatura
y presión — pasa a encontrarse en la superficie, o cerca de ella, donde es
inestable y evoluciona a poco que algún factor desencadene el proceso.
Las rocas metamórficas abundan en zonas profundas de la corteza, por
encima del zócalo magmático. Tienden a distribuirse clasificadas en zonas,
distintas por el grado de metamorfismo alcanzado, según la influencia del
factor implicado. Por ejemplo, cuando la causa es el calor liberado por una
bolsa de magma, las rocas forman una aureola con zonas concéntricas
alrededor del plutón magmático. Muchas rocas metamórficas muestran los
efectos de presiones dirigidas, que hacen evolucionar los minerales a otros
laminares, y toman un aspecto hojoso. Ejemplos de rocas metamórficas, son
las pizarras, los mármoles o las cuarcitas.

CLASIFICACIÓN DE ROCAS POR SU COMPOSICIÓN.

Rocas silíceas. Están formadas por silice (SiO2) o silicatos, y se reconocen


porque son duras (no se rayan con la navaja, y rayan al vidrio) y no
reaccionan con el ácido clorhídrico diluido, es decir, no producen burbujas.
Existen rocas silíceas sedimentarias (sílex, algunas areniscas y
conglomerados), ígneas (prácticamente todas ellas) y metamórficas
(cuarcita).
Rocas carbonatadas. Se rayan fácilmente con la navaja y reaccionan con el
acido produciendo burbujas de CO2. En ellas es predominante el carbonato
de calcio (caliza) o mezclado con caliza (por ejemplo en margas). También
pueden ser rocas que posean fragmentos de caliza (por ejemplo
conglomerados carbonatados) o cemento calizo (por ejemplo areniscas
carbonatadas). Son llamadas también rocas calcareas.
Un tipo especial son las dolomitas cuyo carbonato es de calcio y manganeso.
También se rayan con la navaja pero no reaccionan con el ácido en frío sino
en caliente.
Rocas arcillosas. Aunque las arcillas son silicatos, se diferencian de las
silíceas por su aspecto terroso y su plasticidad al mojarse. No reaccionan con
el ácido si son puras, comenzando a hacerlo si son margosas.
Rocas salinas o evaporitas. Están constituidas por sales del tipo sulfatos
(yeso) o cloruros (sal gema). El yeso se reconoce por su escasa dureza (se le
raya con la uña). La sal gema y otras sales parecidas se reconocen por su
sabor salado más o menos amargo. No reaccionan con el ácido (es necesario
lavarlas bien de posibles impurezas).
Rocas ferruginosas. Si el hierro es abundante su color suele ser rojizo y se
reconocen porque se vuelven magnéticas al calentarlas al rojo vivo. Las
areniscas ferruginosas poseen cemento de hematites (Fe2O3). También se
LUIS ALBERTO OLIVERA ZEPEDA
BIOLOGÍA
Química
Industrial Colegio de Educación Profesional Técnica del estado de Veracruz
ORGANISMO PÚBLICO DESCENTRALIZADO DEL GOBIERNO ESTATAL
Plantel Orizaba
6208

comportan así otros minerales ferruginosos como los de las minas de Ojos
Negros (goethita, siderita, limonita, etc.)
Rocas carbonosas. Algunas rocas de tonos negros conservan materia
orgánica que con frecuencia huele mal (al partirlas) o por lo menos
reaccionan (burbujean) con agua oxigenada. También son carbonosas (no es
lo mismo que carbonatadas) los carbones y los hidrocarburos como el
petróleo o el gas natural. Los carbones se reconocen con facilidad
comprobando que son combustibles.
Otras composiciones. Con bastante frecuencia suele haber mezcla entre
las composiciones anteriormente descritas. Para proceder a su examen e
identificación conviene coger muestras recién fragmentadas y limpias de
restos de barro o vegetación que habrá que retirar.

LUIS ALBERTO OLIVERA ZEPEDA


BIOLOGÍA