Está en la página 1de 5

DIVERSIDAD CULTURAL EN

MÉXICO

Aníbal López Ahuja


Temas para pensar y convivir
COLEGIO LANCASTER DE CUERNAVACA
DIVERSIDAD CULTURAL EN MÉXICO

Hay que recordar que la diversidad en México comenzó con la conquista española entre 1519
y 1521.

El territorio que hoy conocemos como México cobijaba a muy diversos grupos indígenas
perfectamente diferenciados entre sí, no sólo por sus variados elementos culturales, como
son el atuendo tradicional, la vivienda, las costumbres religiosas o la cocina, sino por algo
más tajante y evidente: el idioma.

México es un país de diferentes etnias y religiones. Es un país con siglos de tradición y de


historia donde el mestizaje es una de sus características principales. De la fusión de los
indígenas mesoamericanos y de los españoles nació este gran país.

El vestido tradicional mexicano trata más acerca de confort gracias al tejido transpirable. La
ropa tradicional mexicana se pensó por la comodidad y es suelto por las temperaturas de
México. Este tipo de vestido es largo y acampanado y tiene pequeñas mangas abullonadas.

Comida típica de México. La comida mexicana se basa principalmente en el maíz, somos


muy consumidores del maíz. Un ejemplo sería: La tortilla, los tamales, el pozole, las gorditas,
las quesadillas, los huaraches, las tostadas, los nachos, la chatarra, etc.

Por su ubicación geográfica, México posee una gran diversidad en flora y fauna lo que
propicia una gran variedad de especies.

Por tal motivo para la elaboración de los separadores se consideraron 5 estados, los cuales
se caracterizan por su gastronomía, vestimenta, flora y fauna.
En el caso de Oaxaca se consideró el barro negro. El barro negro es un estilo de alfarería
originario de Oaxaca, México. Se distingue por su color, brillo y diseños únicos. Oaxaca es uno
de los pocos estados de México que se caracteriza por la continuidad de sus artesanías
ancestrales en la vida cotidiana. El barro negro es uno de los muchos estilos de alfarería
del estado, que también incluyen las piezas verdes vidriadas de Santa María Atzompa; no
obstante, el barro negro es uno de los más conocidos y mejor identificados con el estado.
Es también, uno de los más populares y apreciados estilos de alfarería en México.

En relación a Chiapas se cuenta con una indumentaria tradicional que tiene su origen en la
ciudad de Chiapa de Corzo. Suele ser calificado como traje típico de Chiapas, a pesar de
que en este estado mexicano existe una gran diversidad de vestidos tradicionales. El traje
se compone de una blusa de satín con escote semicircular, lleva un vuelo de tul con flores
bordado en petatillo con hilos de seda y artisela de colores. La falda también es de satín
larga y muy amplia, incluso hoy es visto por el mundo de la moda como una pieza de talla
internacional por su belleza y lucimiento.
El traje de chiapaneca, término que se acuña desde la época de la Conquista española, ha
modificado su forma y color, iniciando en la década de los 40 en un solo tono,
monocromático, para pasar a los diversos matices en los años 70. El traje en ese momento
(1914 vestido más antiguo), consistía en un contado en blanco y negro y sin vuelo (petatillo
con flores de colores), además de usar una enagua lisa sin olán (tira de petatillo que mide
dos metros de largo y va debajo de la falda): era una costumbre que cada mujer hiciera su
propia ropa, la mayoría de las mujeres sabía bordar.
En tabasco se consideró su flora y fauna, se distinguen cinco ecosistemas principales,
estrechamente relacionados con los tipos de clima presentes, así como con factores
hidrológicos y el relieve. La selva se halla reducida a unas cuantas hectáreas en los
municipios de la Sierra y a pequeñas extensiones en el sur y oriente del estado.
La sabana cubre hoy extensas áreas del estado, en los municipios de la Chontalpa y
los Ríos. Los pantanos se extienden por casi todo el estado, principalmente en la
región homónima. El manglar se halla a lo largo de la costa con el Golfo de México y de los
sistemas lagunarios importantes. Los ecosistemas acuáticos son abundantes y se
encuentran en todo el estado.
Debido a sus características hidrológicas y climáticas, Tabasco se cuenta entre los estados
con mayor diversidad biológica del país. Asimismo, se distingue por un alto nivel
de endemismo en las especies presentes.
En Veracruz podemos encontrar bosques de Oyamel. El oyamel (Abies religiosa), conífera
de la familia de las Pinaceae, es una hermosa especie arbórea del territorio mexicano
protagonista en varios escenarios: sus bosques son santuarios para la mariposa monarca
y pulmones de la ciudad más grande del mundo, así como de los estados de Morelos,
Hidalgo, Puebla, Michoacán, Jalisco, Guerrero, Tlaxcala, Veracruz y Distrito Federal.
El bello árbol mexicano mide de 40 a 60 metros de altura, prefiere una altitud de 1,700 a
3,500 metros sobre el nivel del mar, y siempre habita en lugares con grandes pendientes y
fríos o templados, donde forma bosques húmedos. Esto conlleva que tenga un tipo de
distribución muy dispersa y que sus poblaciones estén aisladas geográficamente entre sí.
La palabra “oyamel” procede del náhuatl oyametl, que significa abeto, nombre que este
árbol recibe en la parte central del país; sin embargo, el nombre ha ido cambiando de
acuerdo a las regiones y al grupo étnico, como se indica en el cuadro anexo.
Algunas creencias consideran al oyamel como mensajero de Dios. Durante la Colonia, este
árbol llamó la atención de los evangelizadores por la posición en cruz de sus ramillas, por
lo que los frailes lo rebautizaron partiendo del vocablo indígena con el que se le conocía en
México. El oyamel forma parte de nuestras creencias y tradiciones, pues aparece en
testimonios y en la tradición popular en forma de leyendas.

Y finalmente en Sonora es reconocida la danza del venado. Una parte muy importante de la
herencia cultural de los estados de Sonora y Sinaloa yace en la cosmovisión de sus
pueblos indígenas, en este caso, los mayos y yaquis, quienes reivindican su identidad a
través de rituales como la Danza del Venado, también llamada Mazoyiwua.

Esta danza es una de las más antiguas que subsisten en México; algunos investigadores
señalan que su ejecución se ha visto poco alterada desde la época prehispánica, de ahí su
relevancia histórica y antropológica.

El simbolismo de este ritual se relaciona con el vínculo del hombre a su entorno geográfico y
la veneración que hace de la naturaleza como fuente de vida y sustento. Uno de los rasgos
culturales más marcados en las culturas mesoamericanas era su respeto hacia la naturaleza,
esto se traducía en ceremonias cargadas de una gran significación en las que solían pedir
permiso a la Madre Tierra antes de extraer sus recursos.

El venado fue una de los animales más trascendentales para la cultura de los indígenas
mayos y yaquis desde tiempos remotos, por lo que, la Danza del Venado, es una
representación de su actividad como cazadores por generaciones. La antigüedad de la Danza
del Venado se calcula en más de cinco mil años.

Todo lo anterior nos muestra el hermoso país en el que vivimos, pero sobre todo la
responsabilidad que tenemos para cuidarlo y proteger a cada una de sus especies.
Bibliografía
biblioteca digital. (s.f.). Obtenido de
http://bibliotecadigital.ilce.edu.mx/sites/fondo2000/vol2/20/htm/sec_5.html

La ciencia y el hombre. (septiembre de 2006). Obtenido de


https://www.uv.mx/cienciahombre/revistae/vol19num3/articulos/bosques/index.htm

México Desconocido. (s.f.). Obtenido de https://www.mexicodesconocido.com.mx/ecosistemas-y-


fauna-mexicana.html

monografías. (s.f.). Obtenido de https://www.monografias.com/docs/Diversidad-Cultural-En-


M%C3%A9xico-FKKSK4JMY

wikipedia. (s.f.). Obtenido de https://es.wikipedia.org/wiki/Cer%C3%A1mica_de_barro_negro