Está en la página 1de 2

Todo se encuentra en la mente humana, todo es posible en ella.

“Hacer el máximo esfuerzo implica actuar por amor, no por recompensa.”

En el texto se tratan temas muy importantes en el corriente de la vida de cualquier


persona, desde los pensamientos hasta las actitudes que debemos tomar frente a
las situaciones o conflictos. Todos estos temas se desenlazan en uno que abarca,
como el mismo texto lo indica, hacer el máximo esfuerzo (ultimo tratado).
Refiriéndose al texto también en concreto se encuentra que los tres acuerdos
anteriores al último, funcionan efectivamente si y solo si se hace el máximo esfuerzo
o se cumple este cuarto acuerdo. Esto tiene mucho sentido en todos los aspectos
humanos ya que todo está en nuestra mente. Si nos mentalizamos de no hablar mal
de los demás, de no imaginarnos cosas, entre otras millones de idea que se pueden
extraer de ese texto, haremos las cosas bien y con una palabra clave, a conciencia.
Es muy importante tener conciencia de las cosas, sobre lo que hacemos, decimos
y pensamos, por ejemplo, al tener un noviazgo, matrimonio, algún tipo de unión
sentimental con una persona o de pronto un lazo de amistad muy muy cercano, en
algún momento para que las cosas marchen bien va a ser necesario pensar y
meterse en los zapatos de la otra persona, puede ser hasta para una fiesta sorpresa.
¿Sera que le gusta la fiesta? ¿Sera que le gustan las personas que invitare?
Todo este tipo de pensamientos pueden ser positivos ya que no se van a utilizar en
contra ni de la persona pensante y la pensadora. Ahora bien tomando el mismo
ejemplo pero ya no con una fiesta sorpresa sino con los celos (que son producto de
la mente) claro en algunos casos sobrepasa la mente a actitudes o acciones como
tal, las cuales pueden generar un conflicto y hasta la terminación de la relación,
simplemente por una pelea que paso a mayores y ¿Por qué? Por una simple y
tranquila acusación sin argumentos, también llamados celos.
Cabe aclarar que existen ocasiones las cuales más que imaginación, puede darse
por casualidad una vista de la infidelidad como tal, pero imaginando que esto no
pasara, siempre por temor a perder a esa persona que se ama, se puede terminar
siendo un obsesivo compulsivo.
Así como estos son miles los ejemplos que se pueden poner sobre la discusión de
dos o más personas (chismes) por un tema inventado, producto de la imaginación
o con una mala intención. Por ende es muy importante la comunicaron desde las
amistades hasta las relaciones no solo afectivas sino también familiares. Aunque
todo eso cueste un poco hace parte de dar lo máximo y lo mejor de cada uno, ya
que aunque sea complicado pedir permiso al padre, comprender una situación con
padres, entre otras, es necesario para mantener esa buena relación tan hablada.
No es nadie más que puede coordinar dichas palabras sino la persona misma, por
eso todo está en la mente de cada ser humano. También es muy importante saber
expresarse, porque aunque la comunicaciones es la clave, la forma de comunicar
también influye, para algunas lastimosamente y para otras menos mal, existe la
tecnología que ahora reemplaza algunas de esas charlas, aunque ese es un tema
aparte es bastante discutible.
Haciendo referencia también a un tema bastante importante del libro, nos indica
que, en otras palabras “Si vives en un sueño del pasado, jamás podrás disfrutar el
sueño del presente y vivirás a medias con autocompasión, sufrimiento y lágrimas.”
Esto indica cuán importante es manejar la mente para no quedar en cosas del
pasado (accidentes, muertes, derrotas, entre otras) que lo único que hacen es
hacernos pesar la cabeza de sentimientos de culpa y posible rencor.
Existen muchas personas a las cuales por razones injustas les asesinan a sus
familiares y tienen dos opciones, vivir con el recuerdo o valga la redundancia,
recordar el recuerdo, con eso se refiere a solo recordar la persona. Claro y es
totalmente entendible que son procesos que no se desarrollan en 1 o 2 días, más
bien pueden durar año o toda la vida, ahí es donde está el problema. Justamente el
texto lo que nos trata de hacer entender es no recordar ese tipo de cosas, tener la
suficiente inteligencia emocional para dejarlo atrás todo.
Debemos como seres humanos aprender que el futuro está al frente, en la mirada
muy lejana, como se aclara no es fácil pero no es algo imposible. En concreto si se
pide ayuda a Dios, mucho menos va a ser imposible. Por ende es muy importante
dar lo mejor para cada uno.

Santiago Alcázar Chamorro


Ingeniería de Sistemas
104615020630