Está en la página 1de 19

Aparato reproductor masculino

Es el encargado junto con el aparato reproductor femenino de la reproducción y


preservar la especie está compuesto por órganos internos y órganos externos entre los
que encontramos el pene y el escroto que son los externos y los testículos, epidídimo,
conducto deferente, vesícula seminal, próstata y glándulas de Cowper como órganos
internos.

El testículo

Están situados inferiormente al pene, en el escroto. El testículo izquierdo generalmente


desciende un poco más bajo que el derecho. .

Al principio de su evolución los testículos se sitúan a cada lado de la columna vertebral


y a la altura de los riñones retroperitoneal,. Gradualmente, descienden y se acercan a la
región inguinal. Luego emergen de la cavidad abdominal a través del conducto inguinal
y penetran en el escroto donde suelen hallarse situados al nacer. Cuando el testículo no
baja correctamente se produce una condición llamada criptorquidia.

1
Forma, orientación, dimensiones, color y
consistencia.

Su Forma es ovoide; es aplanado transversalmente y su eje mayor es oblicuo de superior


a inferior y de anterior a posterior.

Su volumen y peso están sujetos a importantes variaciones individuales. Un testículo


pesa por término medio 20 gramos y mide de 4 a 5cm de longitud 2,5 centímetros de
espesor y 3 centímetros de altura la altura se mide de un borde al otro siguiendo una
dirección perpendicular al eje mayor.

La superficie del testículo es lisa, pulida y brillante por todas las partes donde está
cubierta por la túnica vaginal. Su color es blanco ligeramente azulado. Su consistencia
debido a la gran tensión de su envoltura es firme se ha comparado con la del globo
ocular.

Configuración externa y relaciones.


Cada testículo presenta dos caras una media y otra lateral; dos bordes, uno anterior y
otro posterior y dos extremidades o polos, uno superior y otro inferior.

La cara media es convexa y está recubierta en su mayor parte por la túnica vaginal salvo
posteriormente, cerca del borde posterior del testículo, se relaciona con el rafe medio
que divide cada testículo.

La cara lateral también es convexa y está en relación superiormente con el epidídimo a


lo largo del borde posterior del testículo y lateralmente con las paredes del escroto.

El borde posterior, que es de hecho posterosuperior, es ligeramente convexo y se


relaciona con el epidídimo y con los vasos del cordón espermático, que abordan el
testículo por su borde posterior, medialmente al epidídimo y posteriormente a la cabeza
de este órgano.

El borde anterior es anteroinferior es convexo y libre; está relacionado en toda su


extensión con la túnica vaginal.

El polo superior o extremidad superior está cubierto por la cabeza del epidídimo. La
hoja visceral de la túnica vaginal que recubre el polo superior del testículo pasa
directamente sobre la cabeza del epidídimo.

2
Constitución anatómica.

En un corte vertical a lo largo del eje mayor del testículo muestra que este órgano se
halla rodeado por una membrana fibrosa denominada túnica albugínea.

La túnica albugínea es resistente e inextensible y confiere al testículo su color blanco


azulado.. Su espesor es de término medio de 1 mm, aumenta a lo largo del borde
posterior del testículo, principalmente en la mitad anterior de dicho borde, donde
presenta un notable engrosamiento denominado mediastino testicular. Los vasos y
numerosos conductillos pertenecientes a las vías espermáticas recorren en todos los
sentidos.

Del vértice a las caras laterales del mediastino testicular parten numerosos tabiques que
divergen hasta la cara profunda de la túnica albugínea, dividiendo el testículo en
pequeñas masas denominadas lobulillos testiculares.

3
Capas del testículo

Este al igual que el abdomen costa de 7 capas una encima de la otra hasta llegar al
testículo y de externa a interna son:

 Piel
 Dartos
 Tejido celular subcutáneo
 Fascia espermática externa
 Fascia Cremastérica
 Fascia espermática interna
 Tánica vaginal que tiene 2 hojas una parietal y una visceral.

1. Piel o escroto: es fina, muy flexible y de color oscuro; está surcada por
pliegues transversales.

2. Dartos: es una delgada membrana rojiza que se une a la cara profunda


del escroto. Está compuesta por fibras musculares lisas, fibras conjuntivas y fibras
elásticas.

3. Capa celular subcutánea: La capa celular subcutánea es delgada y contiene los


vasos y nervios superficiales de la región escrotal.

4. Fascia espermática externa: Esta lámina fibrocelular, delgada y frágil, prolonga


en el escroto la hoja de revestimiento superficial del músculo oblicuo externo del
abdomen.

4
5. Músculo cremáster: es aquella capa proporcionada por las fibras musculares del
músculos oblicuo interno a nivel del conducto inguinal.

6. Fascia espermática interna: Es una evaginación de la fascia transversalis en forma


de saco, que contiene el cordón espermático, el epidídimo y el testículo.

7. Túnica vaginal del testículo: La túnica vaginal del testículo es una serosa que se
separa del peritoneo, del cual constituye una dependencia. Comprende dos hojas o
láminas
que tienen continuidad una con otra: una parietal y otra visceral.

Las vías espermáticas

Las vías espermáticas son las vías de excreción del esperma testicular y se extienden
desde los túbulos seminíferos hasta la uretra.

Estas vías están compuestas por varios segmentos, que son: los túbulos seminíferos
rectos, la red testicular, los conductillos eferentes o el conducto del epidídimo, el
conducto deferente, la vesícula seminal, el conducto eyaculador que desembocan en el
seno prostático junto con la secreción de la próstata y por la uretra, esta es la vía que
toman los espermatozoides al salir de los testículos hacia afuera.

Los túbulos seminíferos rectos son los conductos excretores de los lobulillos. Los
túbulos seminíferos de un mismo lobulillo se unen en un solo conducto colector, corto,
estrecho y rectilíneo, que ocupa el extremo superior del lobulillo.

Rete testis o red testicular. es una red de conductos anastomosados entre si y


excavados en la parte inferior del mediastino testicular. Las mallas de esta red son
irregulares principalmente alargada, sobretodo de anterior a posterior y se entrecruzan
con los vasos que atraviesan el mediastino.

5
La red testicular está unida al epidídimo por medio de finos conductos situados unos
posteriores a otros y denominados conductillos eferentes del testículo. Los conductillos
eferentes del testículo aproximadamente entre 9 y 12 y su longitud es de 15 mm,
mientras que la del conducto que los constituye es por término medio de 15 cm.

El conductillo eferente del testículo mas anterior tiene continuidad con el extremo
anterior del conducto del epidídimo. Los demás desembocan en este conducto de forma
sucesiva y uno posteriormente al otro, a lo largo de la cabeza del epidídimo, de ahí los
espermatozoides saldrán al conducto deferente y posteriormente irán a la vesícula
seminal de la cual saldrán por 2 conductos eyaculadores y terminaran en el seno
prostático donde luego seguirán por la uretra hacia el exterior.

El Epidídimo

El epidídimo es un órgano alargado de anterior a posterior y situado sobre el testículo ,


se extiende sobre el borde posterior del testículo y sobre la parte colindante de la cara
lateral de dicho órgano. El epidídimo tampoco es rectilíneo sino que describe una curva
de concavidad antero inferior que se adapta a la concavidad del testículo.

.En el epidídimo se describen tres partes una parte anterior abultada, que es la cabeza
del epidídimo, una parte media denominada cuerpo del epidídimo por ultimo un
extremo posterior que recibe el nombre de cola del epidídimo. De un extremo al otro el
epidídimo mide 5 cm de longitud.

Su altura y espesor alcanzan de 10 a 12 mm a la altura de la cabeza. Su anchura es casi


la misma aproximadamente 1cm, a lo largo del cuerpo y de la cola. Su espesor por el
contrario disminuye notablemente de anterior a posterior: es de 5 mm en la parte media
del cuerpo del epidídimo y tan solo 3 mm en el extremo posterior.

La cabeza del epidídimo es voluminosa y redondeada, su cara inferior descansa sobre el


polo del testículo al que se halla unida por los conductillos eferentes del testículo, por
tejido fibrocelular y por la túnica vaginal.

6
La hoja visceral de la túnica vaginal recubre la cabeza del epidídimo anteriormente y a
los lados y se continua inferiormente sobre el testículo y superiormente sobre el cordón
espermático.

Del extremo anterior a la cabeza del epidídimo parte a veces un pequeño órgano
estrecho en su origen y abultado en su extremo libre, que se cierra en el fondo del saco.
Es el apéndice del epidídimo se trata de un vestigio embrionario, resto del extremo
superior del conducto mesonefico.

Constitución anatómica.
El epidídimo está constituido básicamente por un conducto muy flexuoso y aglomerado
varias veces sobre si mismo Extendido este conducto mide aproximadamente 6 m de
longitud y su calibre es de 0,3 mm por término medio. En su parte anterior y a la altura
de la cabeza del órgano, el conducto del epidídimo recibe los conductillos eferentes del
testículo.

7
Vesículas seminales

. Las vesículas seminales son dos reservorios en los cuales se acumula el esperma.

Situación y dirección.

Cada una de ellas esta en comunicación con el extremo terminal de uno de los
conductos deferentes y se extiende lateralmente a este, entre la vejiga urinaria y el recto,
siguiendo una dirección oblicua lateral, posterior y un poco superior.

Forma y dimensiones.

Las vesículas seminales son órganos alargados y aplanados de superior a inferior y de


anterior a posterior y abullonado en todas sus superficies.

Su diámetro al principio muy estrecho, aumenta desde su origen en el conducto


deferente hasta su extremo terminal. Así se puede distinguir en cada vesícula: a) un
extremo anteromedial denominado conducto excretor, por el cual la vesícula se une al
conducto deferente; b) un extremo posterolateral redondeado denominado fondo, y c)
una parte media o cuerpo comprendida entre los extremos..

La vesícula seminal se sitúan al igual que los conductos deferentes en el espesor del
tabique retro vesical, que por consiguiente se halla dividido a lo largo de estos órganos
en dos laminas una anterior y otra posterior, la posterior es siempre más gruesa. La
vesícula seminal se relaciona con los órganos vecinos por medio de este tabique.

La cara anterosuperior de la vesícula seminal se corresponde con el fondo de la vejiga


urinaria, de la cual puede separarse fácilmente. Cuando la vejiga urinaria esta vacía, las
vesículas seminales rebasan el reservorio vesical y se tuercen lateral y posteriormente a
este.

La cara posterior se halla en contacto con el recto pero no se adhiere a este. Es


conveniente señalar que el tabique retro vesical en cual se encuentran las vesículas
seminales representa la parte anterior de la vaina fibrosa del recto.

8
.

Desde ese punto el conducto se dirige oblicuamente en sentido inferior y anterior a


través de la próstata y termina en el folículo seminal y se separan uno de otro para
descender a los lados de este divertículo.

Los dos conductos eyaculadores están contenidos en todo su trayecto en el espesor de la


próstata y se hallan rodeados por tejido conjuntivo ricos en vasos venosos, que suelen
denominarse tejido cavernoso. En un principio se adosa uno a otro en la línea media;
después se encuentran con el utrículo prostático cerca del folículo seminal y se separan
uno del otro para descender a los lados de este divertículo.

Vasos del testículo

1. La arteria testicular desciende hacia el escroto, en medio o posterior a las venas


del plexo pampiniforme. A la altura o en las proximidades del epidídimo da una
rama epididimaria.

La rama epididimaria bordea el epidídimo desde la cabeza hasta la cola, donde se


anastomosa con las arterias del conducto deferente y cremastérica.

La arteria testicular desciende hasta el borde posterior del testículo, cruzando la cara
medial del epidídimo. Penetra también en la túnica albugínea y se divide poco después
en dos ramas secundarias o terminales, una lateral y otra medial. Estas dos ramas
discurren en el espesor de la túnica albugínea, una en la cara medial y otra en la cara
lateral del testículo y Cada una de ellas vasculariza la mitad sagital correspondiente del
testículo Cada una de estas «arterias de las caras testiculares» se dirige de inmediato
posteriormente, se incurva a cierta distancia del polo inferior del testículo y, por último,
asciende a lo largo del borde anterior del órgano hasta alcanzar su polo superior.

Estas arterias dan origen a ramas superficiales que discurren en la túnica albugínea.
De estas ramas, por último, parten ramitas interlobulillares que ascienden por los
tabiques interlobulillares. Unas son cortas y terminan en los lobulillos vecinos; otras son
largas, alcanzan el mediastino testicular y terminan bien anastomosándose entre sí, bien
en los lobulillos vecinos, los cuales alcanzan siguiendo una trayectoria recurrente.

9
2. La arteria del conducto deferente se adosa al conducto deferente en todo su recorrido
y se anastomosa, en el polo inferior del testículo, con la rama epididimariade la arteria
testicular y, a veces, con una de sus ramas terminales.

3. La arteria cremastérica se anastomosa también muy frecuentemente en su terminación


por medio de ramificaciones muy finas con las arterias testicular y del conducto
deferente.

4. La arteria del conducto deferente, las ramas prostáticas de la arteria vesical inferior,
la arteria vesical inferior y la arteria rectal media contribuyen de modo muy variable a la
vascularización de las vesículas seminales, de la ampolla del conducto deferente y de
los conductos eyaculadores.

VENAS

Las venas del testículo y de la parte anterior del epidídimo constituyen el grupo
Venoso anterior o plexo pampiniforme del cordón espermático.

Las venas de la parte posterior del epidídimo forman el grupo venoso posterior o plexo
testicular posterior del cordón espermático. Las venas del conducto deferente se dirigen
por una parte a los troncos venosos del cordón espermático, y por otra, en la pelvis, a
los plexos vesical, prostático y seminal.

Las venas de las vesículas seminales y de los conductos eyaculadores terminan en esos
mismos plexos.

VASOS DEL ESCROTO

10
ARTERIAS. Las arterias superficiales proceden de las arterias pudendas externas,
ramas de la arteria femoral, y de la arteria perineal, rama de la arteria pudenda interna.
Estas arterias se ramifican en la capa celular subcutánea y se anastomosan entre sí.
Las arterias profundas proceden de la arteria cremastérica, rama de la arteria epigástrica
Inferior.

La arteria cremastérica desciende posterior a la fascia espermática interna


hasta el polo inferior del testículo, donde se anastomosa con las arterias testicular
y del conducto deferente, y también con las arterias superficiales. La arteria
cremastérica irriga el músculo cremáster, la fascia espermática interna y la lámina
parietal de la túnica vaginal.

VENAS.

Las venas superficiales desembocan en la vena safena mayor por medio de las
venas pudendas externas, y en la vena pudenda interna por medio de las venas
perineales superficiales. Una y otras se anastomosan con las venas subcutáneas de las
regiones vecinas. Las venas profundas terminan en los plexos venosos del cordón
espermático.

PENE

11
El pene es el órgano de la reproducción en el hombre. Se fija superiormente al escroto
y anteriormente a la sínfisis púbica. Su forma y dirección difieren según se halle en
estado de flacidez o de erección. En estado de flacidez, el pene presenta la forma de un
cilindro aplanado de anterior a posterior que pende anteriormente al escroto.

En estado de erección, el pene aumenta de volumen, volviéndose rígido y elevándose


anteriormente al abdomen. La superficie del glande es lisa y de color rosado o rojo
oscuro, según el pene se encuentre en estado de flacidez o de erección. El pene termina
anteriormente en un abultamiento conoide: el glande del pene.

El glande del pene está horadado en su extremo anterior o vértice por el orificio externo
de la uretra. El prepucio del pene puede no rebasar la corona del glande, pero también
puede recubrirlo y formar un manguito más o menos completo. Cualesquiera que sean
sus dimensiones, el prepucio está siempre unido a la cara inferior del glande por el
frenillo prepucial.

Cuando el prepucio se extiende hasta el extremo anterior del glande, su orificio anterior
suele ser lo bastante amplio para ser retraído posteriormente a la corona del
glande con facilidad. Pero a veces resulta estrecho, y en ese caso el glande no puede
salir de su vaina, lo que produce la fimosis. Alrededor del cuello del glande, los
tegumentos del pene forman un repliegue anular: el prepucio del pene.

12
Órganos eréctiles

CUERPOS CAVERNOSOS DEL PENE. Los cuerpos cavernosos del pene son dos y
se extienden desde las ramas isquiopubianas hasta el glande del pene.

CUERPO ESPONJOSO DEL PENE. El cuerpo esponjoso del pene es un órgano


eréctil que envuelve la uretra anterior en toda su longitud. Mide por término medio 13
cm de largo cuando el pene está flácido y 18 cm cuando está en erección. Este órgano se
aloja superiormente en el canal longitudinal inferior que forma el adosamiento de los
cuerpos cavernosos.

El extremo posterior del cuerpo esponjoso del pene se ensancha y se denomina bulbo
del pene. El bulbo del pene es un abultamiento piriforme formado por el engrosamiento
del extremo posterior del cuerpo esponjoso del pene.

13
Túnicas o envolturas del pene

Las capas son 4 entre las que están las siguientes :

 Piel
 Dartos
 Capa celular
 Fascia profunda del pene

Prepucio del pene: es la capa de piel que se encarga de recubrir el glande.

Ligamento suspensorio del pene. El ligamento suspensorio del pene fija este órgano
a la pared abdominal, a la sínfisis púbica y al pubis. Está compuesto por tres láminas
principales: una media y dos laterales.

14
ARTERIAS DEL PENE

ARTERIAS. Las arterias se dividen en superficiales y profundas . Las arterias


superficiales están destinadas a las envolturas y proceden de las arterias pudendas
externas y de la arteria perineal, que discurren en la capa celular. Algunas finas
ramificaciones nacen de las arterias dorsales del pene.

Las arterias profundas se distribuyen en los órganos eréctiles y en la porción esponjosa


de la uretra. Proceden todas de la arteria pudenda interna y son las siguientes: las
arterias cavernosas para los cuerpos cavernosos; las arterias del bulbo del pene y
uretrales para el bulbo del pene, la uretra y el cuerpo esponjoso, y por último, las
arterias dorsales del pene, que proporcionan ramas a la vez a los cuerpos cavernosos, al
cuerpo esponjoso y al glande.

Drenaje del pene

15
Las venas superficiales se dirigen a la vena dorsal superficial del pene.

La vena dorsal superficial del pene discurre de anterior a posterior por la cara dorsal
del pene, en la capa celular subcutánea Llega así anterior a la sínfisis, donde
se dirige lateralmente, en general hacia la izquierda, y drena en la vena safena mayor.

Las venas profundas del pene se unen en un grueso tronco colector, la vena dorsal
profunda del pene

La vena dorsal profunda del pene procede de la unión de dos plexos situados uno a la
derecha y otro a la izquierda, a lo largo del cuello del glande, y formados por la unión
de las venas del glande. Sigue a continuación sobre el eje medio de la cara dorsal del
pene, profunda a la fascia profunda del pene y entre las dos arterias dorsales.

Atraviesa la membrana perineal del diafragma pélvico y termina en el plexo venoso


prostático.

A lo largo de todo su trayecto, la vena dorsal profunda del pene recibe:

 Numerosas ramas laterales que rodean lateralmente los cuerpos cavernosos y


drenan la sangre venosa de estos órganos y del cuerpo esponjoso, y ramas
superiores, que emergen de los cuerpos cavernosos a lo largo del surco
longitudinal superior y drenan también en la vena dorsal profunda del pene.

PRÓSTATA

16
Se sitúa inferior a la vejiga urinaria, superior al suelo del periné, anterior
al recto y posterior a la sínfisis púbica, alrededor de la encrucijada formada por la
uretra y las vías espermáticas.

Relaciones de la próstata

. Cara anterior: músculo esfínter externo de la uretra, expansión preprostática de la


fascia superior del diafragma pélvico y el plexo venoso prostático.

Cara posterior: se relaciona con la pared anterior del recto,.

Caras inferolaterales: venas de la parte lateral del plexo Prostático, músculo elevador
del ano y de la fascia de la pelvis, vejiga urinaria, recto , sacro-

Base: vejiga urinaria, rodete interuretérico de la vejiga urinaria

Vértice: tabique rectovesical y al recto, la uretra parte de la próstata por el vértice o


cerca de éste, un poco anterior o posteriormente al mismo.

CONSTITUCIÓN DE LA PRÓSTATA Y RELACIONES INTERNAS DE LA


GLÁNDULA PROSTÁTICA.

La próstata, tal como la hemos descrito, no está solamente constituida por tejido
glandular. La glándula engloba órganos que la atraviesan y se incorporan a la masa
prostática.

Estos órganos son: la porción prostática de la uretra, el músculo esfínter interno


de la uretra, la parte superior periprostática del músculo esfínter externo de la uretra,
el utrículo prostático y los conductos eyaculadores. Hemos descrito anteriormente estos
órganos y sus relaciones con la próstata.
Vasos de la próstata:

17
Las arterias de la próstata proceden de las ramas prostáticas de las arterias vesical
inferior y rectal media.

Las venas de la próstata drenan anterior y lateralmente en el plexo venoso prostático


y posteriormente en el plexo venoso seminal. La sangre de dichos plexos es conducida
a la vena ilíaca interna por las venas vesicales.

GLÁNDULAS BULBOURETRALES

Las glándulas bulbouretrales (de Cowper) son dos pequeñas masas glandulares del
grosor de un hueso de cereza, que están situadas una a la derecha y otra a la izquierda,
superiormente a los extremos laterales salientes del bulbo del pene.

Se hallan bien en el espesor del músculo transverso profundo del periné, bien en
la parte posterior e inferior del músculo esfínter externo de la uretra.
El tejido que está en contacto con la glándula es laminar y laxo, lo cual permite
aislarla fácilmente del cuerpo glandular.

De cada glándula bulbouretral parte un conducto excretor que se dirige oblicuamente

18
en sentido anterior y medial hacia el del lado opuesto. A continuación, los dos
conductos discurren en paralelo, primero a través del bulbo del pene y después en el
espesor de la pared uretral.

Estos conductos, que presentan una longitud de 3 a 4 cm


por término medio, se abren en la uretra en la pared inferior del conducto, en la parte
anterior del fondo de saco del bulbo del pene.

19