Está en la página 1de 18

202

PROGRAMA DE FORMACION BIBLICA Y MINISTERIAL

AREA
BIBLICA

EL LIBRO DE LOS HECHOS


Recopilación realizada por José O. Telmo

 Título. “Praexis Apostolon” = Hechos de los Apóstoles”, que proviene del siglo II. Es probable que
este título surgiera porque en el primer capítulo se dan los nombres de los apóstoles (1:13). El
énfasis está en el grupo de los doce con la discusión posterior del reconocimiento de Pablo. Se
destaca la autoridad y funciones únicas del grupo. Ellos hacen y enseñan. Así que nos
encontramos con tres conceptos claves: el grupo apostólico, la actividad apostólica y la
enseñanza apostólica. Pero en realidad no es tanto los apóstoles sino lo que Dios hace por medio
de los suyos. El libro presenta la forma en que el mismo Jesús enfocó la atención sobre el
Espíritu Santo (1:4, 5). Después, es el derramamiento del Espíritu (2:4) el que pone en
movimiento la acción del libro. Se menciona al Espíritu, o se hace referencia a Él un total de 51
veces. Por este motivo, muchos han sugerido que estaría más acertado un título como Los
Hechos del Espíritu Santo.
 Escritor. Tradicionalmente se atribuye a Lucas, el médico compañero de Pablo en sus viajes
misioneros (Col.4:14; cf. Flm.24; 2Tim.4:11). Aparentemente un gentil originario de Antioquia.
Aparece mencionado en el Canon Muratoriano.. A pesar de haberse escrito especulando a favor
y en contra de esta autoría, no hay suficientes evidencias para atribuir a otro este libro.
 Fecha y lugar. Se desconoce. Aprox. 62/64 D.C.
 Texto y palabra claves. Vs. 1:8. Testimonio, testigos, testificar.
El tema central del testimonio cristiano es Cristo.
La agencia designada del testimonio cristiano es la Iglesia.
La esfera de influencia del testimonio cristiano es el mundo entero.
El secreto infalible del testimonio cristiano es el poder del Espíritu Santo.
 Destinatarios. Específicamente a Teófilo, en general, a la Iglesia naciente, especialmente la
gentil. Los sucesos que Lucas sí incluye fueron a la vez significativos y típicos. En el momento en
que él escribió, las iglesias de los distintos lugares estaban en comunicación las unas con las
otras y estaban familiarizadas con muchos de los sucesos descritos en el libro. De esta manera,
las personas que leyeron primero los Hechos, no tendrían dificultad alguna en ver la relación de
su propia iglesia local con la sucesión de los hechos descritos en el libro.
 Propósito. «El objetivo de Lucas en su doble obra era el de aportar un relato coordinado de los
orígenes cristianos. Esta conclusión no depende de la formulación de Hechos 1:1, aunque
algunas de las antiguas tradiciones parecieran apoyar verbalmente a esta concepción. Pero la
versión Reina Valera, Revisión 1960, que dice "hablé acerca de todas las cosas que Jesús
comenzó a hacer y a enseñar", elimina todo malentendido.
Lucas 24:42–53 Hechos 1:4–14

Jesús come pescado, 42–43 come con sus apóstoles, 4


promesa del Padre, 49 promesa del Padre, 4
revestidos de poder, 49 recibiréis poder, 8
testigos de estas cosas, 48 mis testigos, 8
cerca de Betania, 50 el monte de los Olivos, 12
fue tomado arriba en el cielo, 51 fue tomado arriba, 9
los discípulos vuelven a los
discípulos vuelven a Jerusalén, 52 Jerusalén, 12
alabando a Dios, 53 perseveraban en oración, 14
En Hechos, Lucas emprende la tarea de perfilar el cumplimiento de la misión de Jesús en el
mundo en términos del establecimiento en su iglesia a través de los hombres que él había
capacitado, y la diseminación del movimiento bajo el impulso del Espíritu Santo que él había
prometido. La obra es una historia religiosa, y como tal tenía la intención de ser tanto informativa
como edificante, marcando el progreso del evangelio desde Jerusalén hasta Roma (ver 19:21;
203
PROGRAMA DE FORMACION BIBLICA Y MINISTERIAL

28:14). Se puede entrever un propósito adicional, que es de carácter apologético. La oposición


judía al evangelio es presentada, mostrando que no se limita a medidas restrictivas y a
persecución en la tierra de Palestina, sino que se expresa vocalmente ante los oídos de las
autoridades romanas cuando Pablo y otros son acusados de turbar la paz y de crear un espíritu
de deslealtad en contra del César (17:7; 18:13). Pareciera que Lucas usa toda oportunidad para
incluir en su relato cualquier cosa que vindique el testimonio cristiano en contra de toda sospecha
que éste constituya una amenaza para el imperio, De especial importancia es la decisión de Galio
(18:14-15). Los judíos disfrutaban el derecho de efectuar propaganda religiosa bajo protección
romana y protegían, como es natural, muy celosamente su privilegio. Les irritaba muchísimo ver a
los cristianos, que al principio eran todos judíos, sacar partido de dicha situación y arrogarse el
mismo privilegio. Lucas trata de demostrar que el gobierno romano rehusó ser obligado a tomar
medidas represivas en contra de los cristianos. Aun en la misma Roma Pablo tuvo la libertad de
evangelizar (28:30-31). Es posible que exista, de modo subsidiario, un elemento polémico en
contra de los judíos. Una y otra vez el historiador muestra como el evangelio es presentado a los
judíos, sólo para ser rechazado por ellos. Al mismo tiempo se enfatiza que los gentiles se
muestran ansiosos por aceptar el mensaje. No deja de ser notable que esta doble reacción sea la
nota que sirve de cierre al relato (28:23-28). Lucas presenta en el plano histórico el problema al
cual Pablo se dirige en el plano teológico (Romanos 9-11).»
 Características. La obra sigue un plan bien definido, todo se estructura alrededor de la
evangelización del mundo (1:8), en un progreso que se presenta en frases que viene a ser un
estribillo como resumen de avance (1:8; 2:47; 5:14-16; 6:7; 9:31; 13:24; 16:5; 19:20). Para Lucas
la meta final es la comunicación entre las culturas y la evangelización mundial, y el poder
indispensable para llevar a cabo esta tarea se encuentra en el Espíritu Santo.
Lucas utilizó el sumario generalizador, que había observado en Marcos (ver 1,32-34.39; 3, l0-12),
para rellenar los huecos entre episodios independientes y continuar su relato. El sumario
generaliza los incidentes y circunstancias de los episodios narrados, convirtiéndolos en rasgos
habituales y típicos de un período.
Otras características son:
1) Hechos es definitivamente un documento misionero.
2) El relato es necesariamente fragmentario.
3) Dos centros capitales, Jerusalén y Antioquía; con dos apóstoles destacados, Pedro y Pablo.
4) Los discursos son prominentes.
5) Los términos “hablar”, “predicar” y “dar testimonio”, son comunes.
6) El Espíritu Santo es la clave del éxito de la misión cristiana.
 Fuentes. Lucas abrevó de varias fuentes aparte de ser protagonista de su relato como lo señala
en varias partes (16:11-17; 20:5-21:18 y capítulos 27 y 28). La parte referida a las experiencias
paulinas bien pudo obtenerlas directamente de él. Por haber conocido a muchos de los discípulos
como Silas, Timoteo, etc.; y moverse en el círculo de íntimo, seguramente pudo recabar bastante
información que luego se sirviera para redactar su libro. Además de ello y demostrando ser un
buen historiador (Lc.1:1-4), habrá tenido acceso a los diferentes documentos que circularían entre
las iglesias como así también a algunos libros del NT que ya se habían escrito.
 Texto: Surge originariamente de dos líneas troncales “texto egipcio” y texto occidental”.
 Género literario. Narrativo. Histórico. Estilo pulido, preciso y con material incluido selectivamente
en función del objeto del libro: la historia de la salvación. Presenta un estilo vivaz, creativo y con
un lenguaje corriente (koiné). Se verifica un lenguaje diferente en los discursos de Pedro y de
Pablo, el primero más brusco y el segundo más depurado. Los recursos lenguísticos son bien
empleados, con trato enérgico y gráfico. Aparecen grandes relatos bien redactados y pequeños
detalles que evidencian a un buen historiador. La redundancia o repetición es un recurso al que
apela con eficacia. Siguiendo construcciones con moldes más o menos fijos. A diferencia de
muchos otros libros del NT, el libro no tiene una conclusión formal. Simplemente se termina sin
más sugiriendo que el abrupto final es algo intencional. El libro tenía que llegar a su fin, como
también aquella primera generación había llegado al suyo. Pero los Hechos del Señor Resucitado
a través del Espíritu Santo no terminarían entonces. Continuarían a lo largo de los siglos como
continúan hoy mismo dondequiera que el pueblo de Dios se reúna unánime con el ardiente
anhelo de escudriñar Su Palabra, buscar sus dones y realizar su obra.
 Valor histórico. El libro de los Hechos es especial. No hay ningún otro libro semejante en toda la
Biblia. Israel ha aprendido la lección, y la idolatría ya no es problema. Más importante aún es que
Jesús ya ha venido. Su muerte en el Calvario ha puesto en vigencia el nuevo pacto (Hebreos
204
PROGRAMA DE FORMACION BIBLICA Y MINISTERIAL

9:15). Con su resurrección les ha traído bendición y gran gozo a sus seguidores (Lucas 24:51,
52). Hay una sensación de plenitud y al mismo tiempo de entusiasmo provocado por una jubilosa
esperanza que invade todo el libro.
Debemos reconocer que así como el libro de los Hechos no nos da detalles sobre todos los
apóstoles, tampoco nos relata toda la historia del crecimiento de la Iglesia. En muchos casos sólo
nos da breves resúmenes de lo acontecido al igual que los discursos y sermones son también
resúmenes. Los relatos condensados fueron necesarios. Debido a la cantidad limitada de espacio
disponible en los antiguos libros o rollos de papiro. Otro factor: el historiador debe seleccionar los
sucesos que le parecen significativos, los que señalan tendencias, cambios y relaciones. Por esto
Lucas sigue un tema sugerido por las palabras de Jesús: "Me seréis testigos en Jerusalén, en
toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra." (1:8). Los siete primeros capítulos se
centran en los sucesos de Jerusalén, y describen el crecimiento y las pruebas iniciales de la
Iglesia. Entre el capítulo 8 y 12 se revela cómo el Espíritu rompió barreras en Judea y Samaria.
Finalmente, del 13 al 28 presentan la forma en que el Evangelio comenzó a moverse hasta lo
último de la tierra. En ellos se destaca la existencia de nuevos centros para el esparcimiento del
Evangelio en Antioquía, Efeso y Roma. La claridad y la progresión lógica de Lucas hacen que la
mayoría de los eruditos que creen en la Biblia estén de acuerdo en que Lucas es un historiador
de primera clase, no sólo por lo que incluyó en los Hechos, sino también por lo que no incluyó.
El vs. 1:8 ofrece una natural división del libro. El escrito es único por su contenido histórico
brindando no sólo la narración ordenada sino también precisa acerca de los orígenes del
cristianismo. Este libro es inigualable por su veracidad y exactitud histórica, probada por
referencias verificadas una y otra vez.
El valor se agiganta porque además completa la actividad del Cristo resucitado y claramente
establece su vínculo con el Espíritu Santo, quien desciende como respuesta de su oración y su
promesa, siendo enviado tanto por el Hijo como el Padre.
Explica además la venida del Espíritu Santo al mundo para residir única y permanentemente en
los miembros de la Iglesia de Cristo. La presencia y ministerio del Espíritu Santo queda enseñada
de manera que los creyentes se encuentran preparados al leer en las Epístolas las lecciones y las
exhortaciones referidas a Él.
Tenemos además una exposición del Evangelio creído y predicado por los apóstoles, base de
toda la creencia y práctica de la Iglesia. Especialmente en los sermones encontramos el
contenido de los sucesos históricos y las afirmaciones doctrinales que sostenía la Iglesia
Primitiva.
Trasfondo de las cartas apostólicas. Los Hechos hacen más que darnos una simple transición o
"cambio de velocidades" entre los evangelios y las epístolas. Nos proporcionan el ambiente de las
Epístolas, y son necesarios para comprender mejor cada una de las verdades que ellas enseñan.
Valor biográfico: vidas y ministerios de Pedro y de Pablo. Si no dispusiéramos de Hechos
ignoraríamos mucho de la vida y ministerio de estos hombres destacados. La labor y el liderazgo
influyente de estos hombres marcaron para siempre la marcha del cristianismo.
Marco histórico del ministerio apostólico de Pablo. Si no tuviéramos Hechos ignoraríamos sobre
la persona y obra de Pablo. Si pasamos directamente de los Evangelios a las Epístolas no
podríamos hallar respuestas acerca de Pablo, de dónde surgió y se erigió como apóstol.
Manual de la obra misionera. Hechos provee principios para la acción evangelística y misionera
de las iglesias. El cristianismo es misionero por definición y lo narrado en Hechos arroja mucha
luz sobre los conceptos y métodos misioneros.
Surgimiento de una Iglesia universal. A partir de Pentecostés, se le da gran importancia al
crecimiento de la Iglesia. Hay una clara evidencia de la orientación del Espíritu y de un
crecimiento que es tanto espiritual como numérico. También se presta atención a la forma en que
el Espíritu promovía la unidad del Cuerpo a medida que iba creciendo. Por esto, uno de los temas
importantes de Los Hechos del Señor Resucitado a través del Espíritu Santo es la edificación de
la Iglesia. Con toda claridad vemos que el libro de los Hechos es un libro de la Iglesia, que nos da
importantes enseñanzas sobre su naturaleza, crecimiento, vida y razón de ser.
 Contenido temático. Describe el crecimiento y desarrollo de la Iglesia de Cristo como una
institución independiente, siendo el elemento de unión entre los escritos evangélicos y las cartas
apostólicas. Este permite dar el marco a las actividades y creencias del cristianismo. Todo
comienza con el ministerio final del Cristo resucitado entre sus discípulos culminando en su
Ascensión (1:1-11). Luego se extiende en el testimonio de los cristianos encabezados por el
grupo apostólico en diferentes ámbitos y ubicación geográfica, comenzando en Jerusalén y
terminando en Roma.
205
PROGRAMA DE FORMACION BIBLICA Y MINISTERIAL

Entre los Evangelios y las Cartas está “Hechos”. Este el libro es muy importante pues sin él
desconoceríamos la historia de la iglesia primitiva, excepto lo que pudiéramos adivinar o deducir
de las cartas. El libro no pretende ser un relato completo. Lo que hace es abrirnos una serie de
ventanas a través de las cuales podemos contemplar eventos significativos en la historia de la
iglesia primitiva.
Hechos nos dice tres cosas: 1º) cómo se extendió la Iglesia y cómo, acatando las órdenes de
Jesús, su mensaje partió de Jerusalén a toda Judea, a Samaria, y hasta lo último de la tierra
(1:8). 2º) Nos dice cómo este asombroso movimiento se inició con sólo ciento veinte personas
(1:15), y cómo todo ello fue obra del Espíritu Santo (1:8). 3º) Hechos nos dice cuál fue el mensaje
de la iglesia primitiva. Aquí tenernos un resumen de los discursos de Pedro (2:1436,3: 12-26, 4:8-
12,4:24-30); de Esteban (7:2-53), y de Pablo (13:16-41, 14:15-17, 17:22-30. Por ellos nos
enteramos de la esencia del mensaje cristiano: I. Ha amanecido una nueva era, mediante la vida,
muerte y resurrección de Jesucristo. II. La vida entera de Jesús, pero particularmente su muerte y
resurrección, son el cumplimiento de la profecía. III. Cristo regresará para juzgar a vivos y
muertos. IV. Por tanto, hay que arrepentirse y recibir el perdón y el don del Espíritu Santo. V.
Quien no se arrepiente, cosechará las consecuencias de su rechazo. En estos discursos hay algo
de suma importancia para nosotros. Los primeros predicadores nunca dejaban de mencionar la
Resurrección.
 Teología. Aun cuando Lucas fue fiel compañero de Pablo, curiosamente no menciona sus
escritos. Por el tiempo en que Lucas escribió Hechos, Pablo ya había escrito varias de sus cartas.
Lucas, entonces, debe haber conocido las epístolas paulinas. Pero en Hechos, su propósito es
escribir como un historiador más que como un teólogo. Pero esto no significa que este libro
carezca de teología. Más bien, encontramos una serie de asuntos teológicos planteados en los
varios discursos que Lucas registró.
Lucas conocía y expresaba verdades teológicas sobre el Espíritu Santo, el papel de Jesús, el
cumplimiento de las profecías del AT y la posibilidad de aceptar a los gentiles fuera de la ley.
Pero aunque era teólogo, no debemos suponer que este libro sea una teología sistemática, y
debemos disimular nuestra frustración si deja insatisfechas las curiosidades del siglo XX. La
presencia de ideas e intereses teológicos no significa que no podemos confiar en la historia que
se presenta.
Dios en palabra y acción. Se enfatiza a Dios revelándose (“la palabra”) y actuando intensamente
(especialmente por medio del Espíritu Santo) – 17:27. Se revela a sí mismo como:
– Creador - 14:15; 17:24
– Soberano – 4:24; 13:28; 17:26
– Bondadoso – 14:17; 17:30
El Espíritu Santo.
– Su persona divina 5:3-4
– Se residencia permanente en los creyentes – 2:1ss
– Su obrar en la extensión del Evangelio y la formación de la Iglesia – 8:26-30; 10:19,
etc.
– Su capacitación poderosa de los creyentes – 1:8
– Su guía y gobierno de la Iglesia – 13:2-4
Soteriología.
– La fe salvadora debe ser en Jesucristo – 10:43; 11:17; 14:23; 16:31; 18:8
– La fe sola es suficiente (lo que incluye el arrepentimiento) – 4:12; 15:5; 16:31
– El acto de creer es por gracia soberana – 13:48
– Los efectos de la salvación son vida eterna (13:48); justificación eterna (13:39);
remisión de pecados o perdón eterno (2:38; 10:43; 22:16)
– Las obligaciones de ser salvado son: bautizarse (2:38, 41; 8:12, 36-38; etc.); testificar
(2:47; 8:4; 9:20; etc.); comunión práctica (2:44; 11:27-30; etc.).
La iglesia.
– Singular: la unidad de la Nueva Creación
– Plural: la multitud de asambleas locales
– Su fundamento divino: la obra del Espíritu santo
– Su fundamento humano: la doctrina de los apóstoles
206
PROGRAMA DE FORMACION BIBLICA Y MINISTERIAL

– Sus autoridades: apóstoles, ancianos y diáconos


– Su organización: iglesias locales interdependientes
– Sus características: testimonio, persecución, comunión
– Su ambiente: confraternidad íntima; su perseverancia fiel (Hc.2:42); sus actividades:
testificar y orar; sus ordenanzas: el partimiento del pan y el bautismo.
Misiones.
– Principio fundamental: el discípulo individual
– Principio universal (a todos): expansión geográfica, numérica, cualitativa
– Principio del movimiento: áreas no alcanzadas
– Principio de grupo: establecimiento de nuevas iglesias locales
– Procedimiento: predicar y enseñar continuamente
Escatología.
– El Reino de Dios era el tema de la predicación – 8:12; 14:22; 19:8; 20:25; 28:23
– El regreso personal de Cristo – 1:9-10
– El avance del evangelio no puede ser detenido, es irresistible
– El final de Israel – promesas del reino mesiánico 3:12-26
– El programa de las edades o La restauración de todas las cosas – 15:13-18
 Cristología. Jesús es la figura central del libro de los Hechos, como lo es también en los
evangelios y las epístolas. Los libros se complementan mutuamente y lo exaltan a El. Hechos
muestra que toda la vida de la Iglesia continuaba girando en torno al Cristo viviente, el que había
resucitado, ascendido y se había sentado a la derecha del Padre para interceder. Pablo en los
capítulos 12 a 14 de la Primera Corintios, dice algo importante sobre el Espíritu Santo, pero en el
capítulo 15 vuelve a centrar la atención en el Cristo resucitado. Igualmente, aunque Hechos da
enseñanza sobre la obra del Espíritu, y nos enseña buena parte de ella, en primer lugar centra su
atención en Jesús. El es el Príncipe de la Vida, el que vino, el que se halla presente por medio del
Espíritu, y el que ha de regresar. La vida y el poder de su resurrección fluyen por todo el libro.
 Lecciones. Citamos a Francisco Rodríguez P. de su introducción “La vida en la Iglesia Primitiva”,
comentando el libro de los Hechos:
«Una característica en Hechos es la sencillez y la fuerza con la que se manifiesta en las
iglesias de ese tiempo la vida de Cristo y la presencia del Espíritu. … Una lección que
aprendemos es que nuestras iglesias han progresado mucho en su organización y
formación cultural, pero no se ve con tanta claridad la frescura de la vida de Cristo y la
presencia del Espíritu. Esto ha causado muchas divisiones y contradicciones, hasta el
punto de seguir caminos muy distintos llevando el mismo nombre de cristianos. … La
aplicación actual es que reconozcamos que hemos de recuperar esa vida en Cristo y ese
poder del Espíritu en cada una de nuestras iglesias. Porque cuanto más nos separemos
de esa Iglesia nacida de la Palabra y formada por la Palabra, más nos separaremos
unos de los otros, y también de Cristo y Su Palabra. … Estas iglesias sólo nos
manifiestan la vida de Cristo nítida y transparente, sin otra ley que la del amor que el
Espíritu alumbra en sus corazones. Se sienten y se saben libres en espíritu, dispuestos a
testimoniar de la vida de Cristo en el mundo, sin ser del mundo.»
Hechos no es un patrón sobre cómo hacer obra misionera o cómo organizar una iglesia, así como
tampoco sobre cómo actuar cuando nos amenaza un naufragio. Hechos es relevante para
quienes estén en todas las situaciones y culturas en la medida en que aporta buenos ejemplos y
la seguridad de que sea como fuere que se vean las cosas, Dios está en acción detrás del
escenario, como ha estado siempre con su pueblo en el pasado. Lo que hay buscar son los
conceptos eternos y los principios prácticos para nuestra guía personal y eclesial. Podemos
aprender mucho de Hechos sobre cómo conducir nuestras propias vidas de manera cristiana,
pero debemos hacerlo tomando seriamente el libro y las intenciones de su autor y aprendiendo a
valorar la historia que narra antes que nada por su propio valor.
 Cronología.

La Resurrección y Pentecostés (48 días después) 30 D.C.


Martirio de Esteban (Hch.6:8 - 8:1) 33
Conversión de Pablo (Hch.9:1-19) 33-34
207
PROGRAMA DE FORMACION BIBLICA Y MINISTERIAL

Pablo Visita a Pedro en Jerusalén (Gá.1:18) 35-36


Martirio de Jacobo (Hch.12:1-5) 41-44
Pablo en Cilicia y Siria (Gá.1:21, Hch.9:30) 35-46
Muerte de Herodes (Padre del que mató a Juan Bautista) (Hch.12:20-25) 44 –Firme
El hambre en tiempos de Claudio 44-48 -Firme
Pablo Visita a Jerusalén (Gá.2:1-10) 46
Primer Viaje de Pablo: Chipre y Galacia (Hch.13, 14) 47-48
Expulsión de los judíos de Roma 49 (probl.)
Concilio de Jerusalén (Hch.15); Gálatas 49
Segundo Viaje de Pablo: Asia Menor, Macedonia y Grecia (Hch.16, 17) 49-50
Proconsulado de Sergio Paulo Antes del 51
Pablo en Corinto (Hch.18:1-18); 1ª y 2ª de Tesalonicenses 50-52 -Firme
Pablo Visita a Jerusalén y Antioquía (Hch.18:21-22) 52
Proconsulado de Galión 52-53 (probl.)
Tercer Viaje de Pablo (Hch.18:23 - 19:41); Iª de Timoteo, 1ª de Corintios 52-55
Proconsulado de Félix 52-56 -Firme
Macedonia, Dalmacia y Acaya (Hch.20); 2ª de Corintios 55-57
Pablo Va a Jerusalén (Hch.21:1 - 23:22) 57
Elevación de Festo 57-60
Pablo Preso en Cesarea (Hch.23:23 - 26:32); Romanos 57-59 -Firme
Efesios, Filipenses, Colosenses, Filemón
Pablo enviado a Roma (Hch.27:1 - 28:31); Tito 59-62
2ª de Timoteo Después

 Bosquejo. Una posible división es en base a dos figuras descollantes del relato: Pedro (cap. 1 a
12) y Pablo (cap. 13 a 28). El paralelismo es notable y juega un papel importante a los fines de la
expansión del cristianismo. Primero, en la comunidad judía y luego, entre los gentiles.

Una natural división del libro en clave geográfica surge del vs. 1:8. Aún esta división presenta
algunas dificultades y resulta insatisfactoria a nivel temático. Otra posible división proviene
tomando en cuenta ciertos pasajes “resúmenes” que aparecen que indican un progresivo
desarrollo del cristianismo en diferentes aspectos como ser geográfico, numérico, doctrinal, etc.

A continuación brindamos la división analítica de Scroggie / Demaray / Lacueva.

PERIODO JUDIO DEL TESTIMONIO DE LA IGLESIA


1:1 - 8:3. Años 30-37. Fundación. Ciudad central: Jerusalén

1. Fundación de la Iglesia (1:1-2:13):


(a) Los días de preparación (1: 1-26).
(b) El día de Pentecostés (2: 1-13).
2. Testimonio de la Iglesia (2: 14-47):
(a) Un Credo sencillo; Discurso de Pedro (vv. 14-41).
208
PROGRAMA DE FORMACION BIBLICA Y MINISTERIAL

(b) Una conducta santa; Descripción de la Iglesia primitiva (vv. 42-47).


3. Oposición a la Iglesia (3:1-4:31):
(a) La ocasión (3: 1-26).
(b) La expresión (4: 1-22).
(c) La secuela (4: 23-31).
Disgustos dentro
4. Ejercicio de la disciplina (4:32-5:16):
(a) Circunstancias que la provocaron (4:32-37).
(b) Ocasión específica que se presentó (5:1-10).
(c) Su efecto saludable (5: 11-16).
Aflicción desde afuera
5. La Iglesia bajo prueba (5: 17-42):
(a) Detención y suelta de los apóstoles (vv. 17-21a).
(b) Probación y triunfo de los apóstoles (vv. 21b-42).
Disgustos dentro
6. Administración de la Iglesia (6: 1-6):
(a) La querella de los discípulos (v. 1).
(b) La reunión de la Iglesia (vv. 2-4).
(c) La elección de los diáconos (vv. 5-6).
Aflicción desde afuera
7. La Iglesia es perseguida (6:7 - 8:3):
(a) El motivo (6:7).
(b) El foco donde se centró (6: 8 - 8: la).
(c) El resultado (8: 1b-3).

PERIODO DE TRANSICION DEL TESTIMONIO DE LA IGLESIA


8:4 - 12:25. Años 37-47. Extensión. Ciudad central: Antioquía de Siria

1. Preparación de Felipe para un testimonio más amplio (8: 4-40):


(a) El Evangelio en Samaria (vv. 4-25):
1) Mediante Felipe (vv. 4-13).
2) Mediante los apóstoles (vv. 14-25).
(b) El Evangelio proyectado hasta Africa (vv. 26-40).
2. Preparación de Saulo para un testimonio más amplio (9: 1-31):
(a) La conversión de Saulo (vv. 1-9).
(b) La consagración de Saulo (vv. 10-19a).
(c) La confesión de Saulo (vv. 19b-22).
(d) La conspiración contra Saulo (vv. 23-31).
3. Preparación de Pedro para un testimonio más amplio (9:32-10:48):
(a) Pedro en Lida (9: 32-35).
(b) Pedro en Jope (9: 36 - 10: 23a).
(c) Pedro en Cesarea (10: 23b-48).
4. Preparación de los apóstoles para un testimonio más amplio (11: 1-18):
(a) La querella contra Pedro (vv. 1-3).
(b) Indagación del caso de gentiles conversos (vv. 4-17).
(c) La conclusión deducida por los apóstoles (v. 18).
5. Preparación de la Iglesia para un testimonio más amplio (11: 9 - 22: 25):
(a) Progreso de la Iglesia en Antioquía (11: 19-30).
209
PROGRAMA DE FORMACION BIBLICA Y MINISTERIAL

(b) Persecución de la Iglesia en Jerusalén (12: 1-23).


(c) Prosperidad de la Iglesia en general (12: 24-25).

PERIODO GENTIL DEL TESTIMONIO DE LA IGLESIA


13:1 - 28:31. Años 47-63. Extensión. Ciudad central: Roma

1. Actividad infatigable de Pablo (13:1-21:26):


(a) Primer viaje misionero (13: 1 - 15: 35):
1) Llamada y dedicación en Antioquía (13: 1-3).
2) Circuito en Asia Menor (13:414: 28):
(i) Viaje de ida (13: 4 - 24: 20). (ii) Viaje de vuelta (14: 21-28).
3) La reunión en Jerusalén (15: 1-35).
(b) Segundo viaje misionero (15: 36 - 18: 22):
1) Labores apostólicas en Asia Menor (15: 36 - 16: 10).
2) Labores apostólicas en Macedonia (16: 11-17: 15).
3) Labores apostólicas en Acaya (17:16 -18:22).
(c) Tercer viaje misionero (18:23 - 21:16):
1) Actividades de Pablo en Asia (18:23 -19:41).
2) Experiencias de Pablo en Europa (20: 1-5).
3) Viaje de Pablo a Jerusalén (20: 621: 16).
2. Actividad fructífera de Pablo (21:17-18:31):
(a) En Jerusalén (21:17-23:35):
1) Detención del apóstol (21: 17-36).
2) Defensa del apóstol (21:37-23:11).
3) Peligro del apóstol (23: 12-22).
4) Liberación del apóstol (23: 23-35).
(b) En Cesarea (caps. 24 al 26):
1) Pablo ante Félix (cap. 24).
2) Pablo ante Festo (25: 1-12).
3) Pablo ante Agripa (25:13-26:32).
(c) En Roma (caps. 27 y 28):
1) En el mar (cap. 27).
2) En la isla (28: 1-10).
3) En la ciudad (28: 11-31).
210
PROGRAMA DE FORMACION BIBLICA Y MINISTERIAL

GRAFICAS DEL LIBRO DE LOS HECHOS

Harold L. Willmington en “Auxiliar Bíblico Portavoz”, Editorial Portavoz.


211
PROGRAMA DE FORMACION BIBLICA Y MINISTERIAL
212
PROGRAMA DE FORMACION BIBLICA Y MINISTERIAL
213
PROGRAMA DE FORMACION BIBLICA Y MINISTERIAL
214
PROGRAMA DE FORMACION BIBLICA Y MINISTERIAL
215
PROGRAMA DE FORMACION BIBLICA Y MINISTERIAL

APÉNDICES

 Hablar en lenguas. «Hay dos aspectos que se deben tener en cuenta al tratar este asunto de las
lenguas. En primer lugar, las lenguas (idiomas) que se consideran en Hch 2, 10, 19 (y probo cap.
8); y en segundo lugar, el don de lenguas (idiomas conocidos) en la iglesia apostólica. Es
evidente que no tuvo vigencia permanente el aspecto considerado en segundo lugar (1 Co 13:9-
13), ni fue un don que se le concedió a cada creyente. Se requería el don paralelo de la
interpretación (1 Co 12:10; 14:1-40). Esta señal, consistente en un don con su interpretación,
tenía por fin la instrucción de la iglesia antes de que las Escrituras del NT estuvieran completas.
Con respecto al primer aspecto, las lenguas fueron un medio por el cual el Espíritu Santo se
presentó a Israel en el día de Pentecostés (2:4-13). Fueron una señal de la verdad de que Jesús
era el Mesías, y de la nueva era del Espíritu que se presentaba.
A los judíos se les llamó nuevamente a la reflexión, por medio de la evidencia de que los
samaritanos habían recibido el E.S. (Hch 8:14-17); y aunque se carece de una mención
específica, se les habría hecho ver, por medio de una manifestación sobrenatural, que estos
samaritanos tan despreciados por ellos, habían recibido también el mismo don que los judíos (cp.
11:17).
Este es el uso de las lenguas en momentos en que se hace la entrega del don del E.S. a los
gentiles (Hch 10:44-47). Nada podría haber sido más convincente a Pedro en su escepticismo e
incredulidad, lo mismo que a sus otros colegas judíos, que tanto Cornelio como los demás
gentiles hablaran también en idiomas sobrenaturales, así como lo hicieron los judíos en
Pentecostés.
216
PROGRAMA DE FORMACION BIBLICA Y MINISTERIAL

Los discípulos de Juan el Bautista que recibieron el E.S. y hablaron en idiomas que nunca hablan
aprendido (Hch 19:610), fueron un testimonio similar ante la poderosa comunidad judía de Efeso.
Para los discípulos de Juan el Bautista, a quien los judíos aceptaban en general como un profeta
enviado por Dios, se consideraba como muy significativo el hecho de ser bendecidos por el E.S.
después de ser bautizados en el nombre del Mesías rechazado por los judíos. A pesar de todo,
"[los judíos] no quisieron oír" (Is 28:11-12) como lo había predicho Isaías (1 Co 14:22).»
Merrill F. Unger en “Nuevo Manual Bíblico de Unger”, Editorial Portavoz.

 Los Hechos: un libro de Dios (2º Timoteo 3:16-17). «Los hombres y mujeres de nuestro tiempo
dicen que, después de todo, La Biblia misma afirma que ADÁN fracasó; que NOÉ se emborrachó;
que ABRAHAM fue demasiado viejo para tener un hijo; que ISAAC era un soñador; que JACOB
practicó bastante la mentira; que LEA era fea porque fue preferida antes por RAQUEL; que JOSÉ
fue maltratado por los futuros patriarcas de Israel; que MOISES era tartamudo; que GEDEON
tenía bastante miedo; que SANSÓN era un pelilargo y mujeriego; que RAHAB era una prostituta;
que JEREMIAS era muy jovencito al iniciarse en las cosas religiosas; que DAVID tuvo un affaire y
fue un asesino; que ELIAS se quiso suicidar; que ISAIAS predicó desnudo; que JONÁS huyó de
Dios; que NOEMÍ era una viuda rencorosa; que JOB quedó en la bancarrota total sin ser su culpa;
que JUAN el Bautista tenía una dieta rara y vivía en forma extraña; que PEDRO negó con insultos
a Cristo; que los discípulos se quedaron dormidos y abandonaron a Jesús; que MARTA se
afanaba desmedidamente por todo; que MARIA MAGDALENA era una mujer endemoniada; que
la MUJER SAMARITANA era divorciada ... más de una vez; que ZAQUEO era un corrupto muy
bajito; que PABLO era un fundamentalista religioso; que TIMOTEO tenía una úlcera por los
nervios y timidez; y que ¡LÁZARO era un cadáver ambulante! Y encima tienen el tupé de declarar
que fueron usados por un Dios santo para el avance de sus proyectos.
Esas y otras muchas cosas dicen que La Biblia enseña. Y en alguna medida eso es así. Pero
olvidan dos detalles muy importantes:
1- la impecabilidad de la persona y la obra de Jesús;
2- que muchos de las personas antes enumeradas fueron transformadas por la sola bondad de Dios.
Que a pesar de sus muchos defectos esas personas experimentaron el poder de la gracia divina.
Los cristianos afirman que, después de todo, La Biblia misma registra que ADÁN fue restaurado
por Dios, que NOÉ se enmendó; que ABRAHAM tuvo un hijo con SARA, ¡una mujer vieja!; que
ISAAC siguió la fe de su padre; que JACOB se entregó a Dios; que LEA fue aceptada y amada;
que JOSÉ se sobrepuso dignamente al maltrato de sus hermanos; que MOISES fue un brillante
líder y portavoz de Dios; que GEDEON logró un gran éxito militar; que SANSÓN fue fiel a su
llamado al final de sus años; que RAHAB que abandonó la prostitución; que JEREMIAS fue leal a
Dios todos sus años de servicio; que DAVID se humilló por su terrible pecado y Dios tuvo
inmensa misericordia; que ELIAS fue celoso de Dios; que ISAIAS profetizó del Mesías a pesar de
los agravios recibidos; que JONÁS se volvió a Dios confesándolo ante multitudes; que NOEMÍ
mostró gran amor por su nuera RUT; que JOB reconoció la grandeza soberana de Dios; que
JUAN el Bautista fue considerado un gran profeta por los judíos; que PEDRO fue restaurado por
Cristo y fue su valeroso apóstol; que los discípulos sellaron su testimonio del Evangelio con sus
vidas; que MARTA creyó las palabras de Cristo; que MARIA MAGDALENA fue transformada por
la resurrección de Jesús; que la MUJER SAMARITANA predicó de Jesús como el Mesías; que
ZAQUEO devolvió cuadruplicado lo que robó; que PABLO abrió su corazón con un amor
sacrificado a todas las naciones; que TIMOTEO cumplió fielmente el mandato apostólico; y que
¡LÁZARO resucitó y estuvo de dar nuevamente su vida por causa de Cristo! Y encima todos ellos
fueron ampliamente usados por un Dios santo en sus soberanos planes.»

 La relevancia del cristianismo de Los Hechos. «El cristianismo bíblico es un tanto ofensivo
para la mente del hombre del siglo XXI. ¿Por qué? Porque no termina de digerir el ámbito
sobrenatural en que nació y se desenvuelve tal movimiento. Los muchos milagros, las oraciones
contestadas, las vidas transformadas, la resurrección de Cristo, etc.; son cuestiones inaceptables
para los arrogantes seres humanos modernos. Ante todo ello culmina por rechazarlo o al menos
desvirtuar los hechos claramente reconocidos como ciertos hasta ahora.
Pero hay otra cosa que se levanta como una enorme dificultad para el pluralismo ideológico
imperante: el exclusivismo dogmático de la fe evangélica. Es ella o nada, es todo ella y nada de
cualquier otra cosa. Este principio es algo incomprensible y por ende, resistido. Tales
afirmaciones terminantes y excluyentes chocan con la democrática mente del hombre
217
PROGRAMA DE FORMACION BIBLICA Y MINISTERIAL

posmoderno. Sostiene que tiene que haber lugar para todas las ideas y propuestas, que la
enseñanza bíblica es una más entre tantas pero nunca la verdad excluyente.
Hay algo que el hombre de siglo XXI no puede tolerar del cristianismo apostólico y es su
exigencia monopolizadora, su demanda total del ser humano. Sostiene que está bien que alguien
profese su fe particularmente pero no que pueda predicar que ella lo es todo para él, debe haber
lugar para otras cuestiones que el mundo propone e impone, diría yo.
Pero también le molesta que el cristianismo pretenda ser la respuesta definitiva a sus problemas
existenciales. ¿Qué de las otras ciencias como la filosofía, la psicología, la sociología, la
antropología, etc.? La cosmovisión cristiana fundada en La Biblia es vista como un
fundamentalismo rechazable porque implica desplazar del centro a la poderosa reina ciencia.
Entender que la ciencia que los hombres desarrollaron por mucho progreso alcanzado, les sirve
de poco para despejar sus dilemas, es algo que ellos no aceptan. Tiene y debe haber lugar para
los logros humanos. Si hemos sido capaces de tanto -afirman los actuales terrícolas- ¿cómo es
posible de que no sirve para gran cosa?
Pero sobre todo le resulta insultante la declaración evangélica porque ella afirma que el hombre
es el mismo al de ayer, por mucho que pasaron tantos siglos con sus avances y experiencias bien
registrados en sus libros. Estas cosas les resultan producto de la ignorancia y el atraso por no
decir de la arrogancia retrógada de la religión.»

 El Camino Cristiano (Juan 14:6). «El cristianismo surge en medio de un mundo plagado de
religiones, mitologías y filosofías de todo tipo. Las condiciones en que surgió fueron
desfavorables, siendo sus primeros dos siglos de historia una minoría perseguida y aceptada
mayoritariamente por gente desfavorecida socialmente, sin influencias en el poder político, y
cargada de problemas. Pero los cristianos predicaron constantemente un mensaje inalterable:
Jesucristo es el único salvador de todos los seres humanos. Y lo hicieron así no porque no
conocieran la existencia de otras creencias sino porque las conocían muy bien.
Los cristianos de la Iglesia Primitiva jamás retrocedieron ante la oposición más tenaz, nunca se
volvieron atrás de sus declaraciones ni intentaron cambiar sus estilos de vida. Ellos practicaron lo
que predicaron y predicaron lo que vivieron.
Debemos estudiar el libro de Los Hechos por las razones expuestas pero también porque
contiene una poderosa e implícita exhortación a que nos examinemos honradamente para ver si
el cristianismo que practicamos y el evangelio que predicamos, son los mismos que establecieron
los apóstoles.
¿Pero qué es este Camino? El cristianismo:
1- nació del judaísmo;
2- no surge como un sistema de doctrina y de práctica totalmente elaborado;
3- aparece por el movimiento sobrenatural del Espíritu Santo;
4- registra un crecimiento inexplicable:
a. numéricamente veloz,
b. geográficamente sin fronteras,
c. cualitativamente coherente,
d. indiscriminadamente abarcativa.»

Contenido Sección
El cristianismo y la restauración de todas las cosas 1:1-6:7
La adoración y el testimonio cristiano 6:8-9:31
La santidad y su teoría y prácticas cristianas 9:32-12:24
La doctrina cristiana de la salvación 12:25-16:5
El cristianismo y el mundo pagano 16:6-19:20
El cristianismo y la defensa y confirmación del Evangelio 19:21-28:31
David Gooding en “Según Hechos”, Editorial CLIE.
218
PROGRAMA DE FORMACION BIBLICA Y MINISTERIAL

 Israel y la Iglesia. Si los primeros siete capítulos describen un mensaje que se ofrecía a los
judíos, entonces, ¿dónde encaja la Iglesia, el cuerpo de Cristo? La respuesta: la Iglesia empezó
en Pentecostés, pero Dios no la reveló a plenitud sino hasta más tarde, principalmente a través
de los escritos de Pablo. Cristo prometió edificar su Iglesia (Mt 16.18); pero casi en el mismo
instante le dio a Pedro «las llaves del reino de los cielos» (Mt 16.19). Pedro usó estas «llaves»
para abrir la puerta de la fe a los judíos en Pentecostés (Hch 2), a los samaritanos (cap. 8) y a los
gentiles (cap. 10). En otras palabras, hay una transición en estos primeros siete capítulos de
Hechos, con Israel y el reino saliendo de la escena, y entrando la Iglesia y el evangelio de la
gracia de Dios.
Cristo les prometió a los apóstoles un bautismo del Espíritu (Hch 1.5) y esto sucedió en
Pentecostés (Hch 2; véase 1 Co 12.13) y en la casa de Cornelio (Hch 10.45; véase 11.15–17).
Estos dos sucesos incluyeron tanto a judíos como a gentiles, y así se formó el cuerpo de Cristo.
Los apóstoles no sabían si Israel recibiría o no su oferta del reino (1.6, 7), pero Cristo sí lo sabía.
De esta manera la Iglesia estaba a punto de hacerse cargo del propósito de Dios debido al
fracaso de Israel.
Es fácil ver que a medida que la acción de la Iglesia empieza a llenar las páginas de Hechos,
Israel se vuelve menos y menos significativo en el programa de Dios sobre la tierra. En el capítulo
final (28.17ss) Pablo pronunció el juicio de Dios sobre la nación. Como explica Romanos 9–11
Dios dejó a un lado a Israel hasta que «la plenitud de los gentiles» (Ro 11.25) pudiera ser una
realidad mediante el ministerio de la Iglesia. Debe reconocerse este énfasis del reino que se halla
en los primeros siete capítulos de Hechos; de otra manera uno pudiera aplicar ciertas prácticas
que en realidad no se ajustan a la iglesia de hoy. Por ejemplo, algunos cristianos bien
intencionados quieren «regresar a Pentecostés» en busca de su ideal espiritual; pero a la luz del
análisis que acabamos de hacer, Pentecostés (un festival judío) incluyó señales para los judíos
que no necesariamente tienen relevancia para la iglesia de hoy. El «comunismo cristiano» de
Hechos 4.31ss no es para nosotros hoy. Fue una evidencia temporal de la obra de gracia del
Espíritu, un cuadro de la bendición del reino que vendrá. Por supuesto, los principios espirituales
dados en estos capítulos se aplican a los creyentes de todas las edades; pero debemos tener
cuidado de no mezclar la verdad del reino del AT con la verdad de la Iglesia, y así confundir el
mensaje y el ministerio.

 BIBLIOGRAFÍA.

Anónimo, “Los viajes del apóstol Pablo”, Fundación Bíblica “La Buena Semilla”, 2004.
Barclay, W. “Hechos de los Apóstoles”, en El Nuevo Testamento Comentado, La Aurora, 1974.
Barclay, W. “Introducción a La Biblia”, Casa Bautista de Publicaciones, 1987.
Brown, R.E. y otros “Nuevo Comentario Bíblico San Jerónimo”, Editorial Verbo Divino, 2004.
Bruce, F.F. “Hechos de los Apóstoles”, Nueva Creación, 1998.
Campbell Morgan, G. “The Birth of the Church”, Pickering & Inglis Ltd, 1968.
Carro, D. y otros “Comentario Bíblico Mundo Hispano, Tomo 18, Hechos”, por G. Williamson, Editorial
Mundo Hispano, 1994.
González, J.L. “Hechos de los Apóstoles”, Ediciones Kairos, 2000.
González, J.L. “Historia del Cristianismo, Tomo 1”, Editorial Unilit, 1994.
Gooding, D. “True to the Faith”, Hodder & Stoughton, 1990. Hay versión en castellano: “Según
Hechos”, Publicaciones Andamio (GBU) y CLIE, 1998.
Green, M. “La evangelización en la iglesia primitiva” (varios tomos), Ediciones Certeza, 1979.
Guthrie, D. / Motyer, J.A. «Nuevo Comentario Bíblico”, Casa Bautista de Publicaciones, 1992.
Halley, H.H. “Compendio Manual de La Biblia”, Editorial Vida, 2004.
Harrison, E.F. “El Comentario Bíblico Moody - Nuevo Testamento”, Editorial Moody, 1971.
Harrison, E.F. “Introducción al Nuevo Testamento”, Libros Desafío, 2007.
Henry, M. / Lacueva, F. “Comentario Exegético Devocional a Toda La Biblia”, Editorial CLIE, 1989.
Hodgkin, A.M. “Christ in all the Scriptures”, R&R Clark Limited, 1909.
Jamieson, R. / Fausset, A.R. / Brown, D., “Comentario Exegético y Explicativo de La Biblia - Nuevo
Testamento”, Casa Bautista de Publicaciones, 1983.
219
PROGRAMA DE FORMACION BIBLICA Y MINISTERIAL

Jeffery, P. “De piedra en piedra”, El Estandarte de la Verdad, 2000.


Jeremías, J. “ABBA, el mensaje central del NT”, Ediciones Sígueme, 2005.
Keener, C.S. “Comentario del Contexto Cultural de La Biblia”, Editorial Mundo Hispano, 2006.
Kistemaker, S.j. “Hechos, Comentario al NT”, Libros Desafíos, 2001.
MacDonald, W. “Comentario al Nuevo Testamento”, Editorial CLIE, 1995.
Mears, H.C. “Lo que nos dice La Biblia”, Editorial Vida, 1979.
Meyer, F.B. “Pablo, siervo de Jesucristo”, Editorial CLIE, 1989.
Parker, J.G. “Estudios sobre Los Hechos”, Editorial Portavoz, 1998.
Robertson, A.T. “Estudios sobre el N.T.”, Casa Bautista de Publicaciones, 1983.
Robertson, A.T. “Imágenes Verbales del N.T.”, (varios tomos), Editorial CLIE, 1988.
Roloff, J. “Hechos de los Apóstoles”, Ediciones Cristiandad, 1984.
Ryrie, C.C. “Teología Bíblica del NT”, Editorial Portavoz, 1999.
Scott, J. B. “El plan de Dios en el N.T.”, Logoi, 1989.
Scroggie, W.G. / Demaray / Lacueva, F. “Manual Bíblico Homilético”, Editorial CLIE, 1987.
Simons, R. “Exploremos Hechos”, Unilit-FLET, 2003.
Stalker, J. “La vida de San Pablo”, Editorial Caribe, 1991.
Tenney, M.C. “Nuestro Nuevo Testamento”, Editorial Portavoz, 1989.
Trenchard, E. “Los Hechos de los Apóstoles”, Editorial Portavoz, 1998.
Unger, M.F. “Nuevo Manual Bíblico de Unger”, Editorial Portavoz, 1987.
Vincent, M. R. «Vincent`s Word Studies of the New Testament II”, MacDonald Publishing Company,
s/f.
Wenham, G.J. y otros “Nuevo Comentario Bíblico Siglo XXI, NT”, Editorial Mundo Hispano, 2003.
Wiersbe, W.W. “Bosquejos Expositivos de La Biblia, AT y NT”, Editorial Caribe, 1995.
Wilkenhauser, A. “Los Hechos de los Apóstoles”, Editorial Herder, 1981.
Willmington, H.L. “Auxiliar Bíblico Portavoz”, Editorial Portavoz, 1995.