Está en la página 1de 18

LA HISTORIA DE SAN NICOLAS

Hace muchos años atrás "San Nicolás" era una hacienda muy hermosa; donde había una
fábrica de caña, de donde sacaban azúcar y ron; también había un hermoso y vistoso
colegio de Japoneses donde estudiaban sólo Japoneses, era un colegio muy estricto,
había también un hermoso y elegante cine donde asistían para ver sus películas, también
había una Iglesia donde asistían todas las personas a misa los sábados y domingos,
también había un hospital donde podían atender a todas las personas enfermas, con
buena atención médica, había un hermoso mercado donde vendían toda clase de
productos alimenticios, tenían un grande estadio donde los niños podían hacer deporte,
donde había un resguardo policial para cuidar toda la hacienda San Nicolás.

Pasaron muchos años, para que la hacienda San Nicolás se derrumbara por el terremoto
del año 1964.

EL CERRO DE LA HORCA

El Cerro de la Horca es un acantilado cuyos pies bañan rugientes las aguas del mar; es
apodado así porque se cuenta que en tiempos atrás los indios que vivían en la Fortaleza
ajusticiaban en ese lugar a los ladrones, asaltantes, arrojándolos desde la cima hasta el
mar. Asimismo, se arrojaban desde allí a los niños que nacían con defectos físicos.

Cuentan los visitantes que se han quedado hasta la noche, que el mar trae lamentos y
gritos de bebes, así como los gritos de los justiciados; quienes llegan hasta aparecer y
querer rodar al que se encuentra porque quieren vengarse de sus antiguos verdugos.

EL TESORO DE LA FORTALEZA

Se cuenta que en las noches de luna se oyen tambores y la fortaleza se ilumina en la


cumbre, se alza también una gran algaraza y aparecen, bajando de la fortaleza
adornados en filas, los indios fantasmales que hacen gran bullicio con el arrastrar de sus
pies y el sonido de sus tambores; bajando al llano chancan todo lo que se encuentran por
allí; especialmente las casas de esteras que están en la base de la fortaleza. Los que
viven allí saben que los indios han salido a custodiar el tesoro que hace muchos años
atrás lo han enterrado en la fortaleza, y nadie se atreve ni siquiera a husmear. . .
Al día siguiente se asoman a ver sus casas destruidas, pero todo está como si nada
hubiera sucedido.

LA HISTORIA DEL CERRO CHIMU CAPAC

Dicen que una vez en aquellos tiempos del Imperio Incaico existía una fortaleza de
Incas llamada Chimú Cápac (Cultura Chimú). En esta cultura reinaba un Inca, el cual
percibía y obedecía todas las órdenes de su Dios sol.

Por mucho tiempo este Inca pensó en desobedecer las órdenes, hasta que un día
desobedeció del Sol. Entonces el Sol castigó a esta fortaleza con el castigo del hambre y
la sed, llegando a hundirse y enterrarse por completo.

Muchos años después llegaron unos investigadores con la ambición de encontrar todas
las riquezas que fueron enterradas, pero no llegaron a sacar nada porque la entrada
secreta se perdió y nunca más llegaron a salir. luego llegaron más estudiosos y
decidieron introducir un perro por otra puerta o entrada secreta, pero sólo lograron sacar
la cadena porque no se sabe cómo el perro no logró salir.

Actualmente a esta fortaleza hundida se le denomina con el nombre de "El Cerro Chimú
Cápac".

LOS ENTIERROS DE LOS INCAS

Contaba la gente antigua, que en los cerros en las noches oscuras después de media
noche, en la lejanía se veía fuego, una llamarada de color amarillezca y azulina, muy
intensa en los cerros y hablaban que donde veían llamarada en los cerros era porque
había entierros de los incas, como por ejemplo oro, cántaros llenos de oro, piezas de
oro, también contaban que cuando una persona caminaba por cerros o lugares desolados
y veían una luz dejaban una prenda, sombrero, chompa, camisa, etc. Al día siguiente,
ellos iban con picos, lampas a desenterrar el cerro y en algunas ocasiones encontraban
cántaros llenos de oro.

Otras personas al encontrar entierros llevaban ayudantes, como amigos para que les
ayudaren a desenterrarlo.
Si en el momento de desenterrar uno de ellos peleaba o discutían el entierro que era de
oro se volvía de color negro.

También cuentan que al desenterrar estos entierros, sale un vapor oscuro en forma de
humo con un irritante olor y que el respirar ese vapor la persona tiene una alta fiebre,
dolores en su cuerpo por lo que siempre tienen que ir preparados.

EL MISTERIO DE LA ISLA DE PUERTO SUPE

Dicen que hace muchos años vivía en Supe un valiente y generoso pescador amigo de
todos, especialmente de los niños y ancianos, un día, inolvidable, para los que querían y
estimaban salió con su chalana como de costumbre a pescar pero al anochecer solo llegó
su chalana más no él, lo dieron por muerto, pero a los tres días lo encontraron amarrado
a un tronco en la Isla casi al centro y desde ese entonces los pescadores afirman que
juegan en ese lugar dos llamitas de oro.

EL CABALLERO

Una lugareña de Puerto Supe nos contó que cuando, por su negocio se quedaba a dormir
en la playa "La Isla", a las doce de la noche escuchaba un relinche por los cerros de la
playa, al asomarse para observar vio aparecer a un caballero con armaduras tan
brillantes como el Sol. Junto a él su caballo blanco tenía el rostro cubierto con una
máscara y se dirigía hacia el mar y se perdía en la profundidad de sus aguas. Dice que
todas las noches se repetía la escena.

PUERTO SUPE "LLANTOS DEL MAS ALLA"

Los pescadores de este turístico distrito cuentan que al anochecer o en la madrugada


escuchan por las orillas del mar llantos y gemidos que se supone son de aquellos que
perecieron ahogados y que hasta hoy no encuentran consuelo de haber dejado a sus
seres queridos en la tierra y que desesperados buscan ser reemplazados por otros
ahogados para tranquilizarse.

LA NOVIA DEL RIO PATIVILCA

Según los lugareños de las riberas del río Pativilca que algunas noches especialmente de
luna llena se escucha un llanto estremecedor de una joven, efectivamente, dicen que se
trata de una bella campesina que murió ahogada durante un placentero paseo realizado
con su joven y apuesto novio.

EL SECRETO DE LAS COLUMNAS DEL RIO PATIVILCA

Dicen que algunos choferes de ruta larga acostumbraban dejar frutas, panes y dulces
debajo del puente Pativilca porque piensan que en las columnas del puente se
encuentran varias personas muertas, aquellas que una vez desaparecieron de sus hogares
y fueron secuestrados por los famosos "Pishtacos", quienes los llevaron a la columna de
los puentes y los encerraron vivos y afirman que ellos son los que hasta hoy en días los
que sostienen el puente.

LA PILETA DE SUPE ANTIGUO

Me cuenta que hace muchos años atrás en Supe, había una pileta en el parque, y todas
las noches la gente se acostaba temprano, sólo se quedaban aquellas personas que se
habían quedado bebiendo o en una fiesta.

Una noche don Marcial cuenta que venía mareado y delante de él caminaba una mujer,
lo siguió hasta su casa y ésta era la de una viuda, al llegar don Marcial se preparó para
hablarle, en esos momentos alguien silbó, mientras volvió la mirada atrás pues ella
había desaparecido, se le pasó la borrachera y llegó a su casa botando espuma.

CHUPA CIGARRO

Cuenta las personas que "Chupacigarro" fue un gran imperio, que se caracterizó por sus
tejidos. Estos eran muy finos y estaban hechos de lana de alpaca, era una de las mejores
culturas en textileria.

La población era muy pequeña, pero fueron trabajadores, ya que supieron sacar adelante
a Chupacigarro, hasta llegar a ser la cultura que producía más lana que cualquier otra.

Todo andaba bien hasta que un día en la madrugada se produjeron una serie de truenos y
comenzó a llover durante cuatro horas y todo el imperio Chupacigarro, desapareció y no
lo encontraron más.
LA LEYENDA DEL HUECO DE ORO

Había una vez un señor que pasaba todos los días con su caballo blanco por un callejón,
y en uno de esos días, se paralizó su caballo y el señor al ver que no se movía, se bajó
de su caballo y vio que poco a poco iba abriendose un hueco en la tierra y se dio con la
sorpresa que había encontrado un hueco de oro, entonces el señor con la desesperación
agarró una barra de oro y se fue a su casa le contó a su familia lo que le había pasado,
entonces llevaron un camión al sitio donde se le había presentado el hueco de oro y se
dieron con la sorpresa que no había nada.

Nos enseña que debemos agarrar solo lo que necesitamos y no ser ambiciosos.

LA HISTORIA DELTUNEL PELIGROSO

Hace muchos años atrás cuentan mis antepasados que en el Cerro Chimú Cápac, vivían
los incas y que en la parte más alta del Cerro hicieron un túnel donde enterraban a los
muertos, y después cuando iban a sacarlo no se encontraba nada, por ese motivo lo
taparon. Entonces llevado por la curiosidad un hombre logró entrar y salir del túnel, lo
hizo, pero con una mazorca de maíz de oro.

LA MALDICION DEL FUNDO DE HUARALICA

Anteriormente la hacienda de Huaralica era como otras haciendas, donde las personas
cosechaban en abundancia, pero hubo un día una maldición que fue ganado por medio
de un juego de casinos junto a los caballos, su esposa con todos sus hijos, etc. Por eso la
dueña de esa hacienda lloraba amargamente porque su esposo le hizo todo ese juego,
entonces el esposo hizo un pacto con el diablo maldiciendo esa hacienda diciendo:
vengan, griten, vengan y no progresarán por mi maldición. Y esto es verídico, porque
hoy en día las personas que trabajan en ese fundo por más de veinte años se les ve igual,
no hay progreso.

EL DUENDE

Cuentan que en la chacra de don Anselmo Sánchez en el lugar llamado La Florida -


Barranca desde hace muchos años habían épocas en que el sembrado era escarbado
como si se tratará de un centenar de gallinas, ya cansados con estos destrozos, don
Anselmo y sus tres hijos acordaron vigilar todas las noches, en una de ellas vieron a lo
lejos una sombra y al acercarse más quedaron perplejos de asombro al comprobar que
era una mujer muy bella con patas de gallina, los vecinos enterados de lo ocurrido
aconsejaron a la familia colocar panes, dulces y frutas en el lugar del sembrado ya que
decían ellos que las ánimas encantadas buscaban eso.

Y de allí en adelante jamás apareció.

LA HISTORIA DEL DUENDE

Cuentan las personas ya de edad, que en un tiempo, por el pozo dulce de San Nicolás
por la noche vieron a un duende, quien le dijo a aquellas dos personas que lo habían
visto, que es lo que deseaban más, si querían dinero, aquellas personas se sorprendieron
mucho que por un momento se quedaron paralizadas, el duende desapareció así por así,
pasaron uno a dos meses se les volvió a aparecer a las mismas personas, pero en otro
lugar (por las chacras), aquellas personas le pidieron dinero, luego de un momento a
otro, aquellas personas tuvieron muchos bienes, pero al pasar algunos meses aquellas
personas desaparecieron y nunca se volvió a saber nada de ellos

ELTUNEL SECRETO
(Leyenda)

Esta leyenda nos cuenta que en el tiempo de los Incas el cerro llamado Chimú Cápac,
ubicado actualmente en la ladera San Nicolás. A la entrada del barrio de Cantagallo, del
canal matriz de regadío que alimenta los terrenos que se encuentran en las faldas del
Cerro Chimú Cápac.

Existe actualmente este túnel que comunica hasta la Fortaleza de Paramonga y hasta
orillas del mar en el denominado lugar "ASPERO"

También cuenta la leyenda que de la boca de este túnel, a partir de las 12.am. (noche),
salía una pata con sus patitos de color del oro. Al frente había un pino que echaba, la
pata descendía desde la boca del túnel hacia el pino y antes de la madrugada la pata y
los patitos regresaban nuevamente al túnel. Y así la gente decía que había un tesoro en
este lugar. Llegando así unos investigadores que al no poder ingresar por el túnel lo
sellaron con cemento.
EL ÁRBOL QUE SE CAÍA

En el fundo "Capellanía" por un callejón había un árbol que tenía muchas décadas que
ni los propios habitantes sabían de donde venía porque nunca habían visto ese tipo de
árbol.

Decían y que era verdad que tenía espinas que median 20 cm. de ancho y de largo, aquel
árbol media 30 metros de largo y era muy coposo.

Cuando la gente pasaba a las doce de la noche y de luna llena dicho árbol se caía o se
echaba y no dejaba pasar a nadie.

También decían que cuando las personas con sus animales o con caballos, relinchaba y
no se acercaban, porque decían que ese árbol estaba embrujado y que estaba poseído por
el diablo.

Y ahora el árbol, hace dos años se partió en tres partes, pero no ha vuelto a crecer.

LA COSTURERA ENGAÑADA

Cuenta la historia que hace muchos años había una costurera que se quedaba hasta altas
horas de la noche haciendo sus quehaceres, un día mientras hacía sus quehaceres,
pasada la medianoche, oyó a lo lejos una procesión, que se acercaba cada vez más;
cuando la procesión estaba cerca de su casa miró a la ventana a la procesión con gente
vestida de negro.

Cuando se disponía a cerrar su ventana se le acercaron dos personas de negro quienes le


dieron una vela y se fueron con la procesión. La señora cerró su ventana puso la vela
sobre la mesa y se fue a dormir. A la mañana siguiente halló sobre el lugar de la vela un
hueso; a raíz de ello empezó a sentirse mal. Un día la costurera le contó a unas amigas
acerca de lo sucedido, quienes le dijeron que fueran al cementerio a la media noche y
enterrara el hueso en el fondo del cementerio y que se fuera sin mirar atrás y directo a
dormir. La señora lo hizo y al día siguiente empezó a sentirse mejor.
HISTORIA DE LA CALLE MATABRUJO

Según reportes obtenidos por señores de avanzada edad y abuelos, relatan que años atrás
existía una calle a la espalda del colegio Ccalamaqui, en la cual habitaban personas
llegadas de la sierra, y además un mal hechicero brujo. Quien hacia maldades y daños a
los pobladores. Este hechicero vivía con un gato, siempre paraba metido en su casa, no
tenía pareja.

A su casa de éste llegaba gente de plata, de alto nivel económico. Todos los vecinos
asombrados y sorprendidos por la visita de éstos señores al brujo, se preguntaban el
porque y a qué llegaban estas personas. Simplemente era para hacer actos y secciones
malignas.

Estos actos se realizaban los días martes y viernes a las 12 p.m. de la mañana siguiente.
Los vecinos se dieron cuenta que éste era brujo, pero nadie se atrevía a presentarse ante
él y decirle que se vaya ya que era un malvado. El brujo notó que los vecinos se dieron
cuenta de su existencia y que además querían acabar con él...

Entonces el brujo empezó a causar graves problemas contra los vecinos, les hacía daño
y maleficios, este brujo tenía con él en su casa, una olla gigantesca con líquido blanco,
como una especie de leche, cada vez que se bañaba en ella se transformaba en un ave o
en lo que él quisiera. Ya los vecinos enterados de a qué hora el malhechor salía de su
casa, decidieron entrar y acabar con éste con sus propias manos.

Un día éste brujo salió muy temprano a la calle; pero en forma de pájaro, ya cuando los
vecinos ingresaron a la casa de éste brujo, encontraron muñecos sin cabeza.

Los vecinos vaciaron todos sus libros y además la olla que contenía la sustancia que le
servía de antídoto a éste brujo, ya que había salido transformado en ave. Los vecinos
preparados esperaron la hora de regreso de éste. De repente se siente que abre la puerta
y entra el ave y es golpeado con palos, piedras, etc., de parte de los vecinos. Luego es
atado y quemado, ya que no podía convertirse en persona porque no tenía la sustancia.
Al ser quemado y encima golpeado, éste vuelve a la normalidad, pero muere quemado,
y los vecinos vivieron felices por el resto de sus días y a partir de allí lo denominaron a
dicha calle como "Matabrujo".
EL CASTIGO

Cuentan que hace mucho tiempo existió una mujer que era muy pobre, que tenía un
hijito y que el marido la había abandonado, la madre con mucho sacrificio crío al hijo
hasta que se hizo hombre, este muchacho fue a buscar trabajo y después de encontrarlo
reunió dinero y mas tarde contrajo matrimonio, olvidándose por completo de quien le
dio la vida.

Así pasaron algunos años y el mozo tenía grandes extensiones de terreno en los que
sembraba papa; la madre al saber de su hijo se fue a buscarlo para solicitarle que le
regalara un poco de papas para su comida. El hijo se encontraba en esos momentos en el
campo, en plena cosecha de papas y los sacos estaban amontonados en uno y otro lugar,
de lejos vio a una anciana que se acercaba a duras penas al sitio donde él y su mujer se
encontraban; al percatarse de que era su madre le dijo a su mujer, que tampoco era
generosa :

Mira esa vieja de mi madre, seguramente viene a pedirme que le regale papa, pero no le
vamos a dar nada; escóndeme en esas hojas hasta que se vaya.

Y el muchacho se metió entre el montón de hojas de papa, su mujer lo cubrió


completamente. Al acercarse la anciana a preguntar por su hijo, no sin antes percatarse
del engaño, ya que ha lo lejos se dio cuenta, esperó un rato después que la mujer le dijo
que su hijo no estaba, y se alejó llorando llegó hasta la cumbre de un monte donde se
encontró una cruz, entonces ella sacó el pechocon que amamantó a aquel hijo ingrato y
gimiendomaldijo la leche que lo crió, pidiendo al Señor que los castigue.

Mientras tanto en el campo de papas, la mujer comenzó a llamar a su esposo diciendo :

Pablo, Pablo, sal ya porque ya se fue tu mamá, pero él no le respondía, ella lo siguió
llamando pensando que se había quedado dormido, se acercó al montón de hojas y lo
destapó, al hacerlo profirió un grito horrible y se alejó del lugar gritando; el llanto y la
maldición de su madre lo había alcanzado y como castigo se había convertido en un
montón de gusanos que pululaban en las papas.

EL DIABLO ENGAÑADO POR UNA MUJER


En un viejo pueblo una mujer que era muy hermosa; tenia los ojos café, su cabello era
de color negro y frisado, tez blanca, sus labios rosados y tenía una figura
despampanante.

Todos los hombres del pueblo se habían enamorado de ella porque era hermosa y
coqueta. Pero a ella le gustaban los hombres con mucho dinero; que cumplían con todos
sus caprichos, después que los conseguía los dejaba. Como era tan bella, el diablo la
trataba de impresionar; porque él se enamoró de ella; la mujer se dio cuenta y le pide
algo imposible para todos. Le pidió que traiga agua para su pueblo, pero el único río
más cercano se hallaba a muchos kilómetros del pueblo, si conseguía agua para su
pueblo ella se iba a casar con el diablo.

El diablo estaba contento; porque él sabia que si podía hacerlo. Mandó a sus servidores
construir sequiones para que pueda pasar el agua.

La mujer al ver que no cantaba el gallo y la petición estaba por cumplirse; buscó una
manera como el diablo pierda la apuesta. Pensó en una trampa perfecta para engañar al
diablo; la mujer cogió su gallo y sus patas lo puso en la candela, el gallo de dolor cantó.
El diablo dejó de construir el sequión y desapareció.

La mujer ganaba la apuesta, hizo cantar al gallo a la fuerza y el diablo perdió la apuesta
y fue engañado por una mujer y nunca más volvió a aparecer.

LA SOMBRA MISTERIOSA

Desde hace muchísimos años los ancianos de este histórico distrito cuentan que cuando
van al cementerio a dejar flores o ha visitar a sus amigos, familiares o seres queridos
sienten que una ligera sombra desaparece, dicen que se trata de una mujer que fue
enterrada viva ya que había tenido un paro cardiaco y la creyeron muerta.

LA CIUDAD SAGRADA DE CARAL

Es el nombre de uno de los más completos e imponentes establecimientos del Valle de


Supe, se encuentra en el extremo Sur-Este, en la quebrada seca de Chupacigarro y forma
parte de un complejo de cuatro extensos centros urbanos distribuidos en quebradas
paralelas, uno a continuación del otro, a lo largo de 6 Km. Que son denominados
Chupacigarro Este, Chupacigarro Centro, Chupacigarro Oeste.

Chupacigarro Este (grande) es el centro urbano de 50 hectáreas, en donde se ha hallado


algo así como una ciudad organizada en barrio, se trataría de una gran ciudad. Propio
Langlois, existían líneas rojas ondulantes que podrían representar serpientes o restos de
animales fantásticos que vieran los antiguos cronistas.

La segunda plataforma está a unos cuatro metros debajo de la plataforma superior,


aunque en la parte Sur alcanza un desnivel de seis metros. Mide 34 metros por el lado
Norte y 86 metros por el lado Oeste y Este 25 metros por el lado Sur donde alcanza 12
metros. Al pie el muro de contención existe una grada de 0.80 mts. Que sirve de sostén
al muro al que se sube por una rampa. Al lado este existe restos de dos cuartos
enlucidos con amarillo y rojo.

La tercera plataforma, o sea la inferior, es de contornos irregulares. No sigue


paralelamente los contornos de la plataforma superior, sobre estas terrazas descansan lo
que se llama bastiones. Las gradas por el lado este son especiales. Esta plataforma tiene
106 metros por el lado Oeste, 53 por el lado Norte, 133 por el este y 43 metros por el
Sur. El desnivel hacia la segunda plataforma es de unos cinco metros. Aquí se
encuentran restos de habitaciones en el ángulo sureste.

El complejo arquitectónico de Paramonga está integrado, además por el Cerro la Horca,


de unos 100 metros de altura, situado en la desembocadura del Río Fortaleza a orillas
del mar.

El Cerro La Horca ofrece la particularidad de ser fuerte pendiente y, por lo mismo el


acceso a la cumbre es bastante dificultoso. Uno de los lados, cortado casi a pico, mira
hacia el mar.

En esta cima se han encontrado momias enfardeladas, todas ricas en material


arqueológicas.

Según las versiones que comentan algunos pobladores manifiestan que, a fines del año
1890, en la campiña del antiguo Supe, en dicho lugar habitaban algunos pobladores los
cuales empezaron a ser muy pecadores, ya que se volvieron rresponsables, borrachos,
mujeriegos, etc.

Diversas familias tenían problemas vivían en un desorden, era un caos. Entonces debido
a todo esto el

21 de Enero de 1,891, aparece un aluvión, pasando por el centro del pueblo de Supe y la
arrasó completamente.

Entonces muchas familias emigraron a las ciudades aledañas como Supe Puerto,
Barranca, Huayto y Lima para radicar en dichos lugares. Con inmovibles construcciones
de edificios (pirámides), de una, dos y tres pisos, organizados dentro de un sistema de
cercados de tamaño variado. Pirámides y plazas circulares hundidas, grandes pirámides
escalonadas con una serie de plataforma y recintos en cada una de ellas, las cuales están
vinculadas a patios hundidos y pequeños. Hay que aclarar que esas ruinas han sido
estudiados durante años por un arqueólogo Francés.

Los vestigios hasta ahora encontrados hacen suponer que se tratara de una ciudad muy
antigua de cerca de 3,000 a.c. Se trata de un sitio arqueológico.

Con características monumentales y arquitectónicas más grandes que se han hallado en


el país. Este hallazgo confirma una externa actividad agrícola, cuyos productos incluso
provendrían de la selva.

Un equipo de profesionales y científicos han llegado a conclusiones que bien podrían


cambiar la "Historia Oficial" y replantear las teorías sobre los orígenes remotos de las
primeras civilizaciones en el continente y en especial en el Perú.

EL TUNEL MISTERIOSO

Actualmente el nuevo San Nicolás, ubicado a orillas de la falda del cerro Chimú Cápac,
nos envuelve en los relatos como: El Túnel que se despliega desde la parte más alta,
llegando a orillas del mar. A la altura del balneario El Áspero, dicho túnel esconde
consecuencias inevitables de poblaciones que se dejaron llevar por la curiosidad, y
cuentan que un grupo de personas se fueron a introducir al túnel pero que lograron
ingresar solo cuatro personas, pasaron los días y nunca volvieron a salir de aquel túnel
que escondía un laberinto dentro de su interior, lo cual la explicación más acertada
podría ser de que se perdieron en el interior. Estas experiencias dolorosas para sus
familiares dieron motivos para que las autoridades lo cerraran con enormes rocas.

LEYENDA DE SUPE PUEBLO

Había una vez una costurera que siempre se quedaba planchando y cosiendo hasta tarde,
un día escuchó a lo lejos música de procesión y seguía cosiendo y planchando y cada
vez se escuchaba mas cerca dicha música.

Al estar ya casi cerca de su casa dejó de planchar y coser, y entonces decide abrir su
ventana para ver de que se trataba la música. Entonces se da con la sorpresa de que ve
una procesión donde iban personas vestidas de negro de pies a cabeza, las cuales
llevaban velas encendidas y cuando la procesión estaba cerca de ella una persona se le
acerca y le da dos velas, y la procesión siguió rumbo, dobló en la esquina y desapareció
de su vista, entonces cerró su ventana, apagó las velas, las dejó en la mesa y se hecho a
dormir hasta el día siguiente. Levantándose temprano encontró en su mesa en vez de las
velas dos huesos, que al verlos se asustó.

A partir de ese día se empezó a enfermar y a bajar de peso cada día más y más. Al ver
que se sentía muy enferma decidió consultar con algunas personas contándoles lo que le
había sucedido, quienes después de escucharla le dijeron que tenía que ir al cementerio
a las doce de la noche sola llevando los dos huesos los cuales tenía que enterrarlos al
final del cementerio al costado de la cruz, después de escucharlos les hizo caso y fue al
cementerio, después de salir del cementerio se fue a su casa a descansar.

Entonces a partir del día siguiente de haber enterrado los huesos empezó a sentirse
mejor de salud y recuperar su peso después de varias semanas.

EL DIABLO ASESINO

Cuentan los ancianos que hace mucho tiempo atrás, un señor supano acudía todas las
noches a regar sus sembríos en una chacra que tenía en la campiña. Hasta que uno de
esos días, siendo la media noche, él escuchó el llanto de un bebé y como este llanto se
hacía cada vez más intenso, se acercó hasta el lugar del que provenía y llegando vio a un
bebé abandonado, el señor muy entristecido tomó en brazos al bebé, abrigándolo y sin
pensarlo dos veces se dirigió a su bestia para regresar al pueblo. Pero ya en el camino de
regreso, el señor en la pesadez de la noche, escuchó la voz de un niñito que le decía
mírame. Pero él no le hacia caso, ya que no había nadie más que lo rodeara, sólo estaba
junto al bebé, quien se supone no habla, la voz se repetía cada vez más rápida.

A tanta insistencia el señor descubrió la cara del bebé y éste le dijo:

¡Mira mis dientes!

El señor se asombro mucho pues el bebé tenía los dientes (caninos) muy grandes y
también una cola. Era el diablo, muy atemorizado se desmayó y empezó a botar espuma
y el animal en el cual venía montado, le trajo hasta la puerta de su casa, donde al verlo
quedaron desconcertados.

A raíz de esto, cuenta la tradición que en la chacra algunas noches se repite ese llanto, y
la persona quien lo oye debe maldecirlo y botarlo, pues el llenarse de temor es lo peor.

Este llanto sería del diablo, quien se hace pasar por indefenso, para matar a las personas
que sin saber caen en la trampa.

HISTORIA DE CANTAGALLO

Recibía esta denominación porque aquí se criaban muchos gallos de pelea. Fue un sitio
muy lindo cuando vivían los japoneses en el año 1919.

Después del terremoto del 66 donde murieron un centenar de familias, todo quedó
destruido y desolado.

LA LEYENDA DE SAN NICOLAS

Hace muchos años atrás, apareció un anciano en San Nicolás que llamó la atención de
las personas de la localidad, que decidieron saber de donde era y que hacia allí, él les
dijo que era de Huaraz y que necesitaba de su ayuda para sobrevivir, les contó que las
personas eran muy malas y que no creían en Dios. Entonces las personas le ofrecían
pan, comida, agua hasta plata, pero él le dijo vayan y compren velas para que madero y
pidiéndole bendición, porque pronto habrá un terremoto, recen mucho y póngale velas a
la cruz que han olvidado.
EL ÁRBOL DEL DIABLO

Este misterioso árbol se encuentra en el fondo de la campiña de Supe pasando la laguna.


Este árbol es muy temido y respetado. Muchas personas con tan sólo verlo cambian de
rumbo y se van por otro camino y no pasan por su lado. Se ganó este nombre, por su
forma de ser, pues es difícil de encontrar grande y grueso, y sobre todo porque a su
alrededor se llena de moscas y no paran pájaros en él y casi no tiene hojas.

Muchas personas comentan y dicen que este árbol en las noches se echa en el camino y
no deja pasar a nadie que camine por aquel lugar. Muchas veces intentaron matar,
quemándolo, cortándolo, pero se dieron con la sorpresa que no se puede acabar
definitivamente.

Para muchos es difícil de creer, pero pregunten o vayan a verlo.

LA ACEQUIA DE SUPE

Cuenta la tradición que años atrás, había un Inca que gobernaba Supe y que tenía una
hija muy linda, la cual era admirada y enamorada por todos, pero ella sólo quería a uno
de los caciques de su padre.

El nombre de ella era María. Este era una cacique joven que estaba enamorado de
María; llegó un día en que él le propuso matrimonio, ella se sintió muy feliz; el padre de
ella le dijo que sólo casaría con su hija si construía una acequia para su pueblo, porque
en ese tiempo había mucha sequía de agua y el pueblo carecía de ella; el cacique aceptó
su propuesta pero le pidió por favor que le ponga a sus órdenes a mil hombres, el padre
de la joven al ver que era tanta la insistencia del cacique para con su hija, decidió
ayudarlo y ponerle a su disposición los mil hombres, pero el cacique al escuchar la
condición que le puso el Inca, se puso inseguro en poder hacerlo, pero la gente del
pueblo lo animó, fue así como él pudo construir la acequia para Supe; y pudo casarse
con María.

"Por otro lado la gente de Supe estaba muy contenta porque ya no sufriría más la
escasez de agua, ellos le pusieron por nombres. "La Acequia de Supe".

LA HISTORIA DE SUPE
Hace años atrás el antiguo Supe era un pueblo solitario, tranquilo, su gente sólo se
dedicaba a la agricultura y ganadería, era un valle hermosos, lleno de frutas y animales
salvajes como el coyote, los lobos, buey, los tigrillos y venados, también en esa época
se hablaba mucho de los brujos, era un tiempo donde se practicaba la brujería y daba
miedo, por los cuentos y leyendas que contaban los abuelos.

También se hablaba de los cerros, y atemorizaba mucho a la población, porque si se


derrumban estos lagos el pueblo de Supe sería borrado del mapa del Perú. La gente se
alborotaba, no sabían que hacer se iban pasando la voz los pobladores que presentían
algo terrible corrían hacia los cerros más altos para protegerse y desde allí, miraban
como el agua atraía, barro, piedras y lodos, era un huaico gigante, todo el pueblo de
Supe incluyendo la iglesia, que era muy alta y grande quedaron tapados.

La gente que estaban en los cerros, solos, aislados de los otros pueblos, se fueron más
arriba y formaron el nuevo Supe, formando lo que ahora se conoce como la Campiña de
Supe.

LA CASA DE LAS BRUJAS

Frente a la casa cooperativa de Paramonga se levanta una vivienda muy antigua; el cine,
el casino de empleados , el club Circolo, las viviendas de arquitectura moderna que la
rodean sirven de contraste a la impresionante vivienda hecha la mayor parte de madera.
Junto a ella se yerguen infinitos unos enormes ficus, cuyas copas grasientas y negruzcas
por el humo son el refugio de numerosas avecillas que parlotean ruidosas e
incesantemente todo el día. De arquitectura exótica, tiene la forma de aquellas lejanas
casas de las montañas suizas; seguramente que la añoranza o el sueño extravagante del
ex propietario la hizo construir así. Se estira por encima de las demás viviendas, alta,
espigada, avizora la ciudad a través de su puntiagudo techo de alas inclinadas, avizora la
ciudad a través de su puntiagudo techo de alas inclinadas como para recibir un efímero
aguacero, sus angostas puertas custodiadas por faroles y columnas son una invitación al
misterio, su ambiente de casa abandonada, sus celosías desgarradas, las telarañas que la
luz del sol descubre al entrar y los murciélagos que por la noche la habitan; le dan el
aspecto singular de casa de leyendas de fantasmas; y los niños la miran con recelo, han
escuchado a los mayores que es la casa de "Las Brujas" y en sus fantasiosas cabecitas
bulle ya la historia de las brujas que la habitan, especialmente que llegan por las noches
y que celebran sus fiestas para el día de los brujos.

LOS TEMIBLES PISHTACOS

Cuentan los abuelos que por el puente que cruza la panamericana, se escondían los
temibles pishtacos, ellos venían en auto o en camioneta y esperaban ocultos dentro de la
caña y a veces los trabajadores pasaban tranquilos sin saber lo que les esperaba y otras
veces eran ocultos dentro de la caña y a veces los trabajadores pasaban tranquilos sin
saber lo que les esperaba y otras veces eran cogidos cuando estaban regando su chacra;
pero el desventurado que caía en sus manos era víctima de una muerte atroz,
desapareciéndose de preferencia gente que no tenía familiares encontrándose sus ropas
dentro de las cañas.

Los pishtacos tenían un trapo mezclado con una sustancia adormecedora, cogían a sus
víctimas y agarrándolas fuertemente le ponían el trapo en la boca y la nariz de tal forma
que no podían respirar y la sustancia del trapo los desmayaba, una vez desvanecido
comenzaban a pistarlo, es decir, lo hacían desangrar quitándole la cabeza con un
machete y luego procedían a quitarle los brazos y las piernas los que arrojaban por
diversos lugares y tan solo en un costal llevaban el tronco del muerto con la finalidad de
extraerle el aceite, pues se dice que el aceite más fino del mundo, es el aceite del cuerpo
humano y que las fábricas tiene piezas muy finas que requieren de ese aceite especial
para que funcionen sin malograrse y duren bastante. Este aceite se dice también es para
que funcione por primera vez la fabrica de papel; y es cuando los pishtacos hicieron su
aparición.

Se cuenta que en una oportunidad capturaron a dos pishtacos, los trabajadores


armándose de valor les tendieron una trampa y una vez en su poder los temibles
asesinos, se dieron con la sorpresa que eran un ingeniero y un empleado, de todas
maneras los mataron en igual forma que ellos mataban a sus víctimas y una vez
descuartizados llevaron las partes y las mezclaron con el cemento del puente que va
para Huaricanga que por ese tiempo, lo estaban construyendo; es creencia general que el
cadáver de un pishtaco da "fuerza" al puente y tiene más duración y resistencia, por la
ferocidad que ese hombre a tenido en vida.
LOS INDIOS DE LA FORTALEZA

La fortaleza de Paramonga, monumento arqueológicos más importantes de este lugar,


por sus características enigmáticas no puede estar exenta de motivos fantasmales y de
apariciones. Así, se cuenta que uno de los vecinos de esta ciudad estaba regando su
Chacra, que queda por las inmediaciones de la Fortaleza, escuchó un ruido y pensando
que se trataba de alguna situación que se estaba celebrando ha esa hora se acercan sin
temor; con mucho cuidado trepó por el montículo mientras que el ruido de los tambores
aumentaba; cuando al fin llegó se puso a mirar escondido entre una de las paredes de
adobes y se dio con la tremenda sorpresa de ver a unos indios vestidos ricamente con
adornos de oro en las falditas que usaban y con brazaletes, aretes, y prendedores de
plata; sus cabezas tenían unas cintas con adornos de plumas y de metal y todos juntos
danzaban y elevaban sus brazos en señal de adoración; él al ver que no había mas gente
y a pesar de escuchar el ruido de los tambores no sabía quien lo tocaba y como cada vez
lo oía más fuerte por la impresión se desmayó.

Mas tarde cuando despertó todo se encontraba sumido en un silencio profundo y


haciendo los modos posibles se paró y salió huyendo.

Al contarles a sus vecinos lo que había visto le dijeron que como era luna llena, las
apariciones estaban celebrando una fiesta en honor a la diosa luna