Está en la página 1de 5

Autor: Ana Beatriz Canaviri Herrera

AZTECAS
Teotihuacan (lugar donde nacen los dioses) fue el nombre que se le dio a una de las
ciudades más importantes de Mesoamérica. Este termino esta en el idioma náhuatl, dado
por los aztecas que se asentaron en la ciudad alrededor del siglo XIII.

Los aztecas llegaron al lugar pero este había dejado de existir varios siglos antes, por lo
que sus calles y edificios estaban cubiertos; pero se podía divisar la antigua ciudad, se
encontraron restos de cerámicas y esculturas y los dos grandes montes que encerraban a
las pirámides del Sol y de la Luna llamaron su atención.

Los aztecas no supieron quien la había construido sin embargo atribuyeron su origen a los
dioses de ahí nació el famoso mito del Quinto Sol.

“Según el cual la tierra había pasado por cuatro edades o soles. En el Quinto se reunidos los
dioses, convocaron a dos de ellos con el fin de que se arrojen a la hoguera. Son Tecucistécatl y
Nanahuatzin. El primero es arrogante y vanidoso: el otro es sencillo y esta enfermo. Ambos se
preparan haciendo penitencia y ofrendando a los dioses. Llegado el momento, Tecucistécatl
avanza hacia la hoguera pero duda en arrojarse hasta en cuatro ocasiones. “Prueba tú,
Nanahuatzin”, dicen los dioses al enfermillo. Éste no duda y se lanza dentro de la hoguera. De
inmediato se convierte en Sol y surge luminoso. Viendo alto, el soberbio Tecucistécatl hace lo
mismo y se convierte en luna. Esperan a que es sol salga. Unos piensan que se hará por el oeste,
otros se inclinan a pensar que será por otros lados. Únicamente algunos de ellos, como Xipe Tótec
y el mismo Quetzalcóatl, piensan que lo hará por el oriente. Y así sucede. Es por esto que el
primero de ellos rige como Tezcatlipoca Rojo, el rumbo oriental del universo. En el caso de
Quetzalcóatl, dios del viento, el templo circular esta siempre ubicado frente al Templo Mayor de
Tenochtitlan, viendo hacia el oriente, el rumbo por donde sale el Sol. Sin embargo falta aun que el
Sol se ponga en movimiento. Entonces los dioses vuelven a dialogar y resuelven sacrificarse, todos
deben morir.
Es así como por medio del sacrificio y muerte de los dioses el Sol comenzó su andar diario por el
firmamento. Entonces crearon los dioses a los hombres. Correspondió a Quetzalcóatl ir al Mictaln,
al mundo de los muertos, para recuperar los huesos de los antepasados. Después de muchas
peripecias logra robarlos y huye del lugar. Luego de esto los deposito en el lebrillo precioso de la
diosa y sangro su miembro para con la sangre bañarlos, dando vida al género humano.”

Esta ciudad tiene mucha importancia para los aztecas que posteriormente construirán
Tenochtitlan basándose en la distribución que tenia. Estaba dividida en cuatro cuadrantes
El centro esta ocupado por la Pirámide del Sol, posteriormente será el Templo de Quetzalcóatl.
Estos dos son muy importantes considerados el centro del universo.
Autor: Ana Beatriz Canaviri Herrera

Pirámide del Sol

También se conoce que los aztecas hacían peregrinajes periódicos a Teotihuacan donde excavaban
para conocer la obra de quienes la hicieron. En el templo Mayor de Tenochtitlan se encontraron
más de 40 objetos teotihuacanos procedentes de la vieja ciudad, entre los que habían: mascaras
de piedra, vasijas de cerámica y otros: que fueron depositados como ofrenda en honor de Tláloc y
Huitzilopchtli.
También se encontraron edificios que guardan el orden arquitectónico de tablero, otros ejemplos
son los Templos Rojos donde los muros contienen pinturas con elementos presentes en
Teotihuacan. Las esculturas son imitadas, tales como las del dios del fuego Huehueteotl, labradas
en piedra.
Aquí se ve un claro ejemplo: a la izquierda se muestra una pintura teotihuacana y a la derecha un
“Templo rojo”; si se observa con detalle el estilo de ambos es similar.
Autor: Ana Beatriz Canaviri Herrera

Bibliografía

MATOS Moctezuma, Eduardo: Tenochtitlan, México, Ed. Fondo de Cultura


2006 Económica, 1ra. Edición

http://sepiensa.org.mx/contenidos/l_calen/calen_2.htm

http://ocotelulco.blogspot.com/2010_11_01_archive.html

http://www.jornada.unam.mx/viajera/?destino=edomex&seccion=05
Autor: Ana Beatriz Canaviri Herrera

Arqueología General

Interpretación del pasado Azteca

Ana Beatriz Canaviri Herrera

Antropología

Universidad Mayor de San Andrés

I/2011
Autor: Ana Beatriz Canaviri Herrera

Intereses relacionados