Está en la página 1de 53

LA PSICOMOTRICIDAD

La psicomotricidad en educación escolar es considerado como un enfoque, no como


un método de enseñanza, Lo importante aquí es el hacer y ser corporal ligado con las
experiencias de movimiento, introduciendo una perspectiva de mayor relación y una
actitud de escucha ante las necesidades y motivaciones de los estudiantes.

Los principios básicos de la psicomotricidad, se fundan en estudios psicológicos y fi-


siológicos que relacionan el movimiento con las funciones cognitivas, el aprendizaje,
la formación de la persona.

Berruezo (1994), presenta un panorama de la evolución de la Psicomotricidad; resalta


las aportaciones que en cada segmento histórico se han realizado.

Entre las principales corrientes, conceptos y representantes de este campo están:

• Finales del siglo XIX: descubrimientos de la fisiología nerviosa.

• Principios del siglo XX: la necesidad de percibir al ser humano como una
unidad; el cuerpo más que una presencia en el mundo, es agente de relación,
fuente de comunicación e integrador de la realidad de los otros, los objetos,
el espacio y el tiempo.

• El conocimiento sobre el ser humano se amplía, surgen nuevos conceptos y/o se


modifican los ya existentes relacionados con su ser y actuar. A continuación se
describen brevemente aquellos que se relacionan más estrechamente con el
ámbito psicomotriz.

1. Se da una situación propicia en la que convergen al menos tres corrientes


científicas con aportaciones importantes:

a) La patología cerebral: acepta la ruptura en la correspondencia entre la


lesión y el síntoma.

b) La neurofisiología: estudia la adaptación del sistema nervioso.

c) Dupré (1905) acuña el término Psicomotricidad al sintetizar la relación entre


los trastornos de la mente y su reflejo a nivel corporal.

1
2. La neuropsiquiatría infantil (Dupré 1907): Identifica la inmadurez, retraso o
detención de desarrollo de un sistema, como posible causa de la presencia
de un trastorno motor; pone de relieve el paralelismo existente entre la
actividad psíquica y la motriz.

• Psicoanálisis: da al cuerpo una importancia nueva, acepta que posee además de


su existencia objetiva una realidad fantasmática.

• Henry Wallon (1925):

a. Enfatiza el desarrollo emocional del niño y el tono muscular como telón de


fondo de todo acto motor y trama en la que se teje la emoción.

b. Hace referencia a la noción de unidad funcional, biológica de la persona hu-


mana donde el psiquismo y el aspecto motor no constituyen dos dominios
diferentes, sino que representan la expresión de las relaciones reales del ser y
del medio.

c. Resalta la importancia del movimiento en el desarrollo psicológico del niño,


anticipa las diferentes direcciones que podrá tomar la actividad psíquica. El
“desplazamiento del espacio” puede adoptar tres formas, teniendo cada una su
importancia en la evolución psicológica del niño:

• Pasivo-exógeno: reflejos de equilibrio, reacciones a la gravedad.


• Desplazamientos corporales “activos o autógenos” en relación con el
medio exterior: la locomoción y la prensión.
• Reacciones posturales: Se manifiestan en el lenguaje corporal (gestos,
actitudes y mímica).

• Gourevitch y Ozeretski (1930): el trabajo de Kretschmer, sirve de base para el


estudio de las constituciones psicomotrices.

• Guilmain, (1935): apoyándose en los postulados de Wallon y concordancias


psicomotoras, realiza el primer método de evaluación psicomotriz.

• Ajuriaguerra: inserta elementos del psicoanálisis, desarrolla el papel de la función


tónica no sólo como telón de fondo de la acción corporal sino también como
medio de relación con el otro.

2
• Psicobiología: Psiquismo y motricidad como expresión de las relaciones del indi-
viduo y del medio.

• Piaget: la actividad motriz:

a. Punto de partida del desarrollo de la inteligencia; el conocimiento corporal


que tiene relación con el propio cuerpo y hace referencia constante al
cuerpo del otro.

b. La actividad motora y la actividad psíquica no son realidades extrañas. La


organización cognoscitiva se construye en relación con la dinámica de la
acción que al repetirse, se generaliza y asimila los objetos nuevos, varía y
se adapta en función de la cualidad de los objetos (acomodación). La coordi-
nación de la asimilación y de la acomodación constituye una nueva realidad
del mundo.

c. El dinamismo motor, es el punto de partida de la construcción o elaboración


de los diferentes datos expuestos de aquello que se denomina inteligencia.

• Paidopsiquiatría: desarrollo de la función tónica a través de (Ajuriaguerra, Wallon y


psicoanálisis).

• Ajuriaguerra: inserta elementos del psicoanálisis, desarrolla el papel de la función


tónica no sólo como telón de fondo de la acción corporal sino también como
medio de relación con el otro.

• Lapierre y Aucouturier originan la psicomotricidad relacional, que parte de la


insatisfacción de los planteamientos de la gimnasia y el deporte, y resaltan la
función del movimiento como elemento insustituible del desarrollo infantil.

• Posteriormente Aucouturier, desarrolla la noción de práctica psicomotriz.

• Lapierre desarrolla una corriente dirigida a los individuos adultos que en la actua-
lidad se llama análisis corporal.

• La corriente ecléctica que acepta la hipótesis inicial del paralelismo psicomotor, en


la cual el desarrollo psíquico y el desarrollo motor se encuentran estrechamente
ligados de tal forma que la educación de uno de ellos repercute en el otro
(Michaux, Douché y Masson).

3
• Enseñanza de la Psicomotricidad en la Pitié Slapetrierè en 1950.

• Mme. Soubirain (1967): crea el Instituto Superior de Reeducación Psicomotriz.

• Destacan las aportaciones de: Boucher y Jean Le Boulch (Psicocinética),


Aucouturier (Práctica Psicomotriz), André Lapierre (Psicomotricidad Relacional y
Análisis Corporal), Bergès (imitación del gesto y Relajación), Da Fonseca
(Sistema Psicomotor Humano).

• En los 70’s, la psicomotricidad accede al ámbito educativo vinculada a la Edu-


cación Especial, se generaliza posteriormente a la Educación Infantil y Primaria,
etapas en las que los niños parten de la globalidad hacia el descubrimiento pro-
pio para que a través del mundo que les rodea, logren llegar a la etapa de la
operatividad con la adquisición de los conceptos externos a él.

• Siglo XXI: las investigaciones, publicaciones, talleres y centros de formación que


surgen a finales del siglo pasado, se acrecientan y fortalecen en todo el mundo
dirigidos y coordinados por diversos teóricos y representantes de la Psicomotri-
cidad, entre ellos se encuentran: Pablo Bottini y Esteban Levin (Argentina),
Pedro Pablo Berruezo, Juan Antonio García Núñez y Alfonso Lázaro (España),
Beatriz Loureiro (Brasil), Bergès (Francia), Franco Boscaini (Italia), Begoña
Suaréz (México), Da Fonseca y Rui Martins (Portugal), entre muchos otros
profesionales destacados en este campo en todo el mundo.

A lo largo de un siglo de historia, todos aquellos que de una u otra forma han
transitado en este campo; con su sello característico, de acuerdo a sus propias
posibilidades y peculiar perfil, han dejado huella para construir poco a poco a partir
de sus experiencias, una concepción de la psicomotricidad y un campo de
actuación que permite saber observar, mirarse en el otro, y desprenderse de sí,
para conocer a fondo a la persona y encontrarse a sí mismos.

1. Concepto de Psicomotricidad
El vocablo psicomotricidad, alude a la unión de dos nociones.

• El prefijo “psico”, derivado del griego fijxo: alma o actividad mental.


• El sustantivo motricidad: algo que es motor, que produce y tiene movimiento.

4
Se hace en general referencia a la unión entre lo motor y lo psíquico, a la posibilidad
de producir modificaciones en la actividad psíquica a través del movimiento.

Desde el punto de vista pedagógico, conlleva una actividad intencional, volitiva, que
progresa a medida que el niño madura física y psíquicamente, y permite el domino de
los movimientos de las diferentes partes del cuerpo, en cuanto que precisa un control
coordinado de los elementos responsables.

Algunas aproximaciones al término son las siguientes:

• Destrooper (1975): no es la expresión de dos dominios sobrepuestos, solapados,


sino de una unidad funcional, traducción de la unidad y de la globalidad del
ser.

• Bucher (1976): estudio de los diferentes elementos que requieren datos


perceptivo-motrices, en el terreno de la representación simbólica, pasando
por toda la organización corporal, tanto a nivel práctico esquemático, así
como en la integración progresiva de las coordenadas temporales y
espaciales de la actividad.

• Abbadie (1977): técnica que favorece el descubrimiento del cuerpo propio, de sus
capacidades en el orden de los movimientos, descubrimiento de los otros y del
medio, de su entorno.

• Quirós y Schrager (1979): educación o reeducación del movimiento, o por medio


del movimiento, que procura una mejor utilización de las capacidades psíquicas.

• Muniaín (1997): disciplina educativa/reeducativa/terapéutica, concebida como


diálogo, que considera al ser humano como una unidad psicosomática, y que
actúa sobre su totalidad por medio del cuerpo y del movimiento.

El concepto de psicomotricidad es amplio, e involucra los siguientes aspectos:

• El movimiento, es una actividad natural en el ser humano, y una necesidad


básica para el niño.

5
• La psicomotricidad percibe al ser humano como una unidad psicosomática;
que a través del cuerpo y el movimiento, evoluciona actuando,
comunicándose y relacionándose con el mundo que le rodea.

• Toma en cuenta los progresos y


adquisiciones motrices, que permiten al
niño descubrir el mundo que le rodea y
actuar sobre él.

• Epistemológicamente, reconoce al “otro”,


como un ser individual, autónomo y
social, con inteligencia y voluntad.

• Valora tanto los aspectos evolutivos del niño


en el ámbito ontogenético de la personalidad,
como en las distintas fases del proceso de maduración de la persona.

Su esencia y actuación se describe en la definición presentada en el Foro Europeo de


Psicomotricidad (1966)

• “…integra las interacciones, cognitivas, emocionales, simbólicas y


sensoriomotrices en la capacidad de ser y de expresarse en un contexto
psicosocial. La psicomotricidad, así definida, desempeña un papel
fundamental en el desarrollo armónico de la persona…”.

2. Fundamentos Científicos de la Psicomotricidad

Partiendo de la concepción de la persona como una unidad psicosomática, Boscaini


refiere que se presentan dos procesos necesarios y significativos para su desarrollo
armónico:

1. Orgánico-madurativo: ligado a leyes genéticas, que permite prever la aparición


de las diferentes etapas del desarrollo neuromotor y neuro-psicológico.

2. Relacional y ambiental o psicosocial: Considerando los aspectos subjetivos e in-


teractivos, siempre presentes en cada situación en la cual se sitúa el individuo.

6
Bajo esta perspectiva, un proceso puede actuar de manera autónoma y a la vez influir,
incidir o actuar conjuntamente con el otro. Al considerar a la persona en su unidad
psicosomática, se toma en cuenta la relación que existe entre el conocimiento
científico médico-biológico; y el psicológico relacional; es así como la neurología y la
psicología aportan las bases para ubicar a la Psicomotricidad en este espacio
científico al buscar una síntesis equilibrada entre las dos áreas sin ser la una o la otra.

El aprendizaje motor, se realiza normalmente de forma inconsciente (implícito), pero


cuando se memorizan secuencias de movimiento, una parte de este proceso puede
ser explícito: y el aprendizaje por imitación que es frecuente en el niño, es en gran
parte explícito y consciente.

En el cerebro, este aprendizaje depende de la actividad de amplios sectores


interconectados, pero existen ciertas estructuras que tienen una función específica:

a. El aprendizaje motor condicional depende de las áreas corticales motrices y


premotrices.

b. Adaptación y adquisición de un condicionamiento: relacionadas con el cerebelo.

c. La adquisición de un contexto prefrontal y de los ganglios del cortex, que inter-


vienen también en la adquisición de secuencias motrices y de señales identifica-
das con la recompensa.

En cuanto a la corteza cerebral y los hemisferios cerebrales, cada uno de ellos tiene
funciones específicas:

a) El hemisferio izquierdo o mayor: relacionado con las funciones lingüísticas, lógi-


cas y racionales, y por lo tanto con el pensamiento operatorio concreto e hipoté-
tico deductivo.

b) El hemisferio derecho, o menor: favorece las experiencias viso espaciales y por


lo tanto, las experiencias corporales estrechamente sostenidas por la
afectividad que se relaciona con el sistema límbico.

El concepto propio del cuerpo: senso motor, perceptivo motor y preoperatorio


concreto, comprendidos dentro del lenguaje no verbal, se va organizando gracias al
hemisferio derecho y a sensaciones visuales, táctiles propioceptivas y a las
experiencias. Este último hemisferio es lo propio de la Psicomotricidad, que va

7
valorizando al cuerpo en movimiento y en relación con el medio, favorece la
organización de todas las funciones psicomotoras y mentales en términos
prevalentemente afectivos, no verbales y con escasa conciencia.

Si las actividades psicomotoras son expresiones del hemisferio derecho, el objetivo


final de la psicomotricidad es ayudar al niño a que utilice el otro hemisferio y así
permitirle integrar las experiencias corporales afectivas y no verbales, con las
conscientes y verbales, a fin de lograr tanto una autonomía, como aprendizajes reales,
respetando sus características personales y evolutivas.

3. Ámbitos de la Psicomotricidad

La psicomotricidad puede y debe trabajar sobre tres aspectos:

• Sensomotricidad: capacidad de las


sensaciones espontáneas del propio cuerpo,
la finalidad es “abrir“vías nerviosas que
transmitan al cerebro el mayor número
posible de informaciones.

• Perceptomotricidad: capacidad perceptiva que


implica estructurar la información recibida,
integrándola en esquemas perceptivos que
den sentido y unidad a la información
disponible.

• Ideomotricidad: educar la capacidad representativa y simbólica.

Las orientaciones de la práctica psicomotriz son:

A) La psicomotricidad educativa: dirigida a sujetos sanos, normales; la práctica


requiere de un mínimo grado de especialización perfectamente exigible a un
educador/a infantil.

8
B) La psicomotricidad terapéutica: dirigida a sujetos que presentan trastornos en su
desarrollo y conductas motrices, su práctica requiere de un psicomotricista.

C) La motricidad reeducativa que toma elementos de ambas: dirigida a personas


que presentan fundamentalmente retrasos o alteraciones menores o parciales
en su evolución psicomotriz.

4. Objetivos de la Psicomotricidad

El objetivo básico es la formación del esquema corporal y la socialización del niño.


Para lograrlo encamina su actividad a desarrollar mediante el movimiento, la postura,
la acción y el gesto, la capacidad de interacción del mismo con el entorno a fin de
lograr la adaptación y generar autonomía.

Conocer, por medio del cuerpo el entorno, apropiarse de él y expresarse por medio del
movimiento, favorecen la maduración y ayudan al niño a organizar y estructurar su
relación con el mundo que le rodea. La psicomotricidad en Preescolar, debe entonces
desarrollar una práctica psicopedagógica que proporcione al niño actividades
sensoriomotrices, que faciliten su maduración biológica, afectiva y cognitiva.

Las vivencias y experiencias que se adquieren en este proceso, son polarizadas por el
niño en su mundo de contraste, donde la razón y la afectividad se mezclan dando paso
a nociones fundamentales: grande-pequeño, alto-bajo, alegre-triste, entre otras, que le
permiten conocer, identificar y expresar su estado de ánimo, afectos y concepción del
mundo.

El objetivo será entonces, conocer al niño, descubrir la infraestructura simbólica que


tiene su acción espontánea, para favorecer y potenciar su adaptación armónica al
medio a partir de su identidad.

Lo anterior se fundamenta y manifiesta en los parámetros psicomotores: la relación


que establece el cuerpo, con el tiempo, el espacio y los otros.
Los objetivos del trabajo psicomotor, parten de las situaciones y del trabajo a realizar,
tomando en cuenta al niño como persona, número de sesiones, número de niños en el
grupo con los que se va a trabajar etc., adaptándose así a una situación concreta.

Para Lázaro, los objetivos y contenidos básicos de la psicomotricidad están


encaminados a contribuir al nacimiento y crecimiento de la capacidad simbólica,

9
desarrollar la capacidad de inhibición motriz y acceder a la expresión y al control de los
propios estados emocionales. Partiendo de lo anterior, los objetivos generales serán:

1) Sentir y experimentar el propio cuerpo como realidad diferenciada de los objetos


y los otros.

2) Descubrir el placer sensoriomotriz y emocional


a través de la ejercitación en las estimulaciones
básicas.

3) Ser capaces de adoptar actitudes posturales


adecuadas en las diversas actividades de la
vida cotidiana.

4) Favorecer la adquisición de habilidades senso-


perceptivas-motoras, que le permitan un progresivo acceso a las conductas
motrices de base (coordinación dinámica, equilibrio y coordinación visomotriz).

5) Orientarse de forma paulatina en su propio cuerpo, para orientar posteriormente


los objetos en los espacios cotidianos y organizar el espacio proyectivo y eucli-
diano.

5) Controlar su comportamiento a través de la regulación de sus propias acciones


en relación con los objetos y con los otros.

6) Progresar en la adopción de conductas socialmente favorables al otro


(conductas pro sociales) aprendiendo a controlar y/o derivar la agresividad por
medio de los objetos mediadores o situaciones de juego.
5. Contenidos de la psicomotricidad

La psicomotricidad:
a) Implica, además de las estructuras sensoriales, motrices e intelectuales, los
procesos que coordinan y ordenan progresivamente los resultados de estas
estructuras.
b) Incide en el individuo, a partir de su cuerpo y su acción.
c) Parte de la globalidad del ser humano, para intervenir en una de sus áreas,
dando elementos de referencia para que logre integrarse a la totalidad del
proceso de desarrollo.

10
Para conocer las dimensiones del cuerpo, tradicionalmente se han realizado diversas
estructuras de contenidos que organizan las conductas motrices; entre estas se
encuentran las siguientes:

5.1 Habilidades Motrices

Parten de los reflejos -movimientos involuntarios-; y se definen como la capacidad


adquirida por aprendizaje de producir resultados previstos con el máximo de certeza y
frecuentemente, con el mínimo desperdicio de tiempo, energía o de ambas cosas.
a) Control Corporal: Habilidades referidas al dominio del cuerpo y su mejor
conocimiento.
b) Locomoción: Movimientos elementales locomotores, considerados como los
primeros movimientos voluntarios.
c) Manipulación: Adquisiciones que parten del reflejo de presión o de Grasping y

11
derivan en movimientos elementales manipulativos.
Estas tres categorías: Conductas neuromotrices, motrices básicas y perceptivo-
motrices derivan en:
d) Habilidades Genéricas: Que requieren un grado madurativo mayor y donde
aparecen integradas.
e) Habilidades Específicas: Nacen de las anteriores y propias de los deportes.

Dan como resultado la coordinación.

Estas habilidades se manejan en la práctica psicomotriz, e involucran la maduración


del sistema nervioso y de la estructuración perceptiva.
Dimensiones corporales de la psicomotricidad (Berruezo)
 El cuerpo que se mueve: Conductas motrices básicas, neuromotrices y
perceptivomotrices, bajo esta perspectiva, surge su relación con las siguientes
áreas: el control tónico postural, equilibrio, coordinación dinámica y visomotriz,
orientación espacial, dominio lateral, control respiratorio, el ritmo y la
secuencia, así como la relajación.

 El cuerpo que conoce: Contenidos que hacen referencia a aspectos de elabo-


ración, de representación o de control, cognitivos del movimiento: control cor-
poral, imagen corporal, esquema corporal, identidad, estructuración temporal,
ejecución práxica, creatividad, aprendizaje perceptivo motor y grafomotricidad.

 El cuerpo que se relaciona: Contenidos que se refieren a la dimensión


relacional o comunicativa del movimiento: diálogo tónico, comunicación,
lenguaje, empatía, seducción, agresividad, liderazgo, respeto a las normas,
conflicto, cooperación-competencia, construcción-destrucción, juego. Nos
abocaremos a presentar en este apartado las características del juego,
actividad natural de la infancia.

 El cuerpo que siente: Incluye los contenidos que tienen que ver con los
aspectos emocionales o afectivos del movimiento: expresión emocional,
simbolización, placer, seguridad, temores, miedos, frustración, aceptación,
rechazo, deseo, angustia, bloqueo y fantasía.

12
5.2 Sistema Psicomotor Humano (Víctor Da Fonseca)

Propuesta de Víctor Da Fonseca, que abarca tanto las habilidades motrices como
aspectos cognitivos, comunicativos, sociales y afectivos.
Es un sistema que se construye a partir del control tónico, hasta alcanzar el dominio
práxico especializado, propio de nuestra especie.
Da Fonseca refiere que la Psicomotricidad es un sistema complejo, integrado por siete
factores psicomotores independientes: Tono, equilibrio, lenguaje, lateralización, soma-
tognosis, estructuración espacio-temporal, praxia gruesa y praxia fina.

13
Propiedades del Sistema Psicomotor Humano
1. Totalidad: Un todo único. Noción de integración Psicomotor.
2. Interdependencia: Interrelación y combinación de factores.
3. Jerarquía: Contiene niveles de organización y de complejidad creciente.
4. Autorregulación: Sistema teleológico y sinergético.
5. Intercambio: Sistema abierto con entrada y salida, coactivados eferente y defe-
rentemente.
6. Equilibrio: Sistema anti-entrópico.
7. Adaptabilidad: Ajustado a las exigencias ecológicas.
8. Equifinalidad: Melodía-variedad.

Este es un sistema único, cuyos factores se interrelacionan y funcionan de acuerdo a


con ciertas propiedades, favoreciendo el desarrollo global de la persona, (estructura
somática, afectiva y cognitiva); lo cual implica el tratar de comunicar al mundo, a través
de sus acciones y de forma articulada, sus deseos, afectos y posibilidades de
conceptualización.

Elementos básicos del Sistema Psicomotor Humano

a. El cuerpo humano.
Es el punto de arranque de la percepción que configura nuestro mundo, instru-
mento de relación interpersonal y vehículo de comunicación.
Posee características físicas, topológicas, funcionales y estructurales; y como
condición de la acción, es necesario para realizar determinados aprendizajes y

14
para la ejecución posterior de ciertas potencialidades como el habla, la lectura
y la escritura.
En la concepción educativa, permite llegar a la comprensión de los conceptos,
gracias a la analogía existente entre la acción corporal y la acción mental que
elabora y organiza los conceptos.

b. El movimiento humano.
Es más que una acción que surge como resultado de una respuesta nerviosa
(reflejos), es fuente de experiencias, conocimientos y afectos, que se han de
comunicar a través del lenguaje.
El niño, responde a los estímulos del medio ambiente a través del movimiento,
intrínseco a la vida, que pasa de ser concreto e inmediato en sus medios y me-
tas, en fuente de aprendizaje; e influye tanto en la madurez del sistema
nervioso como en el psiquismo.
Las diferentes funciones motrices no sólo son una experiencia del cuerpo, bajo
esta perspectiva la psicomotricidad:
 Favorece el movimiento para el desarrollo global del individuo.
 Favorece la eficiencia de los niños en tareas que requieren del
pensamiento y capacidades preceptúales.
 Se apoya en los esfuerzos de ajuste motor del sujeto.
 Contribuye a la conducta humana, sea esta instrumental o mental.
La presencia de un adulto interesado en esta actividad psicomotriz en el niño y
la atención que le brinda al mismo, lo motivan a desempeñar una gran cantidad
de actividades, que le son propuestas o bien que él propone, que configuran la
acción.

c. Praxias.

Concepto: Es una actividad motriz,


autónoma pero compuesta por una serie
de movimientos que se combinan y
coordinan de una determinada manera
para lograr un fin determinado.

Fundamentos de la praxia:
 Surgen como una función simbólica que tiene su origen en la exploración de
los objetos y de otros.

15
 Son fruto del aprendizaje y no movimientos reflejos o automáticos.
 Reflejan el aspecto intencional de la conducta.
 Nacen en el pensamiento, están interiorizadas antes de expresarse en
acciones o movimientos.
 Desarrollan el pensamiento y lenguaje.
 implican la regulación minuciosa de la cooperación de los diferentes grupos
musculares, que permite un adecuado ajuste del movimiento al fin propuesto.
 Es un medio de información que sirve de soporte a la cognició

LA PSICOMOTRICIDAD EN EL NIVEL INICIAL

La educación inicial y preescolar forma la primera etapa dentro del Sistema Educativo
Nacional y están dirigidas a la atención de niños y niñas de cero a seis años de edad.
Su objetivo fundamental es estimular el desarrollo de todas las capacidades del niño:
físicas, afectivas, intelectuales y sociales.

En cuanto al desarrollo motor, estos niveles buscan facilitar y afianzar los logros que
posibilitan la madurez en el control del cuerpo, madurez que va desde la postura, los
movimientos locomotrices y aquellos movimientos corporales que coadyuvan en el
proceso de representación del propio cuerpo además de las coordenadas espacio-
temporales en las que se desarrolla la acción.

En el campo de lo cognitivo y lingüístico (del conocimiento y del lenguaje) se proponen


una representación adecuada de la realidad y el desarrollo del lenguaje como
instrumento de comunicación y como medio de reflexión.

En los aspectos del equilibrio personal, así como en el de las relaciones


interpersonales e integración social, la educación inicial y preescolar se proponen:

 Lograr el desarrollo de la individualidad del niño o niña, mediante el


descubrimiento de la propia identidad y la confianza en sí mismo.

 Dentro del contexto social se pretende el aprendizaje de una serie de reglas


sociales, hábitos y actitudes.

 Fomentar el espíritu de cooperación, solidaridad y respeto hacia los demás.

16
Por medio de la experiencia como fuente de aprendizaje, la educación inicial y
preescolar buscan capacitar al niño para:
 Conocer, controlar y cuidar su cuerpo.
 Valerse por sí mismo para satisfacer necesidades básicas.
 Observar y explorar su entorno físico.
 Evocar y expresar diversos aspectos de la realidad.
 Utilizar el lenguaje oral correctamente.
 Apreciar diferentes formas de representación como la música, la pintura o la
actividad corporal.
 Sentirse miembro y participar en los diferentes grupos a los que pertenece.
 Establecer vínculos de relación con iguales y adultos.
 Actuar en grupos de iguales respetando los intereses de los demás.
 Conocer las características culturales de su comunidad.

1. Importancia y Finalidad del Desarrollo Psicomotor En El Nivel Inicial

El desarrollo psicomotor en los niños y las niñas, juega


un papel relevante en el posterior progresos de las
habilidades básicas de aprendizajes, desde la
capacidad para mantener la atención, la coordinación
visomotora o la orientación espacial. Siendo todos
estos aspectos claves para el posterior desarrollo de la
escritura y la lectura.
Los pasos fundamentales en el desarrollo psicomotor
que facilitan el posterior desarrollo del aprendizaje son:
el arrastre y el gateo.
La correcta realización de estos movimientos sientan
las bases para la bipedestación (caminar) y estimulan aspectos básicos del
aprendizaje como son:

• La coordinación entre la mano y el ojo.


• El desarrollo del cuerpo calloso.
• Aumentar el conocimiento del propio cuerpo.
• Facilita el proceso de lateralización.
• Estimula el ritmo y por tanto la orientación temporal.
• Facilita el desarrollo de las habilidades visuales.

17
2. Tipos de Psicomotricidad

a) Práctica de ayuda psicomotriz (terapéutica):


Se realiza en centros privados o colegios, tanto individual como grupal, pero desde un
enfoque que toma en cuenta las especiales características de los niños o adultos con
problemas o patologías.

b) Psicomotricidad acuática:
Es útil cuando él bebe necesita vivenciar motrizmente sus capacidades de
movimientos en el agua le apoya a elaborar sensaciones y percepciones primero de
peso, volumen, distancia, esquemas e imagen corporal y sus necesidades y deseos.
c) Práctica psicomotriz educativa (preventiva):
Los infantes a corporales como jugar adquieren intuitivamente los aprendizajes
necesarios para desarrollarse en la escuela y en la vida. De esta forma lúdica trabajan
conceptos relativos al espacio, al tiempo, destrezas motrices para el equilibrio, la vista,
etc.

3. CARACTERÍSTICAS FÍSICO MOTRIZ DEL NINO EN EL NIVEL INICIAL

a) Características Psicomotoras
DE 0 A 1 AÑO:
 Se pasan los objetos de una mano a otra.
 Saca y mete objetos en un envase de boca ancha.
 Colabora para alcanzar la posición sentada.
 Gateo activo y se para con apoyo.
DE 1 A 2 AÑOS:
 Agarra el lápiz en forma de empuñadura.
 Intenta construir una torre.
 Empuja y arrastra un juguete.
 Camina de forma independiente.
DE 2 A 3 AÑOS:
 Imita trazos circulares y verticales.
 Construye torres de 6 a 7 cubos.
 Sube y baja escaleras con más seguridad.

18
 Transporta juguetes de gran tamaño.

DE 3 A 4 AÑOS:
 Ensarta cuentas grandes.
 Moldea diversos materiales con las manos.
 Salta en un mismo sitio con ambos pies.
 Camina hacia atrás.
DE 4 A 5 AÑOS:
 Trazos más definidos al dibujar.
 Rasga una figura curva.
 Sube y baja escaleras alternando los pies.
 Mayor equilibrio corporal.
DE 5 A 6 AÑOS.
 Envuelve un regalo.
 Recorta en línea recta y en zig-zag.
 Tira y recibe la pelota con ambas manos.
 Enlaza, abotona y baja cierres.

b) Características Socio-Emocionales
DE 0 A 1 AÑO:
 Observa a todo ya todos a su alrededor.
 Inicia la relación de apego con los padres.
 Se pone bravo si no puede agarrar algo.
DE 1 A 2 AÑOS:
 Demanda la atención de los adultos.
 Muestra afecto a un objetivo.
 Expresa amor por sus padres y conocidos.
DE 2 A 3 AÑOS:
 Juega a imitar escenas conocidas
 Manifiesta desagrado cuando algo no le gusta.
 Saluda espontáneamente a personas conocidas.
DE 3 A 4 AÑOS:
 Reconoce cuando alguien le pasó algo malo.
 Juega e interactúa con otros niños.
 Muestra emociones con el rostro.
DE 4 A 5 AÑOS:
 Se identifica con una lámina de su cuerpo.

19
 Expresa rabia con expresiones verbales.
 Escoge a sus amigos y disfruta estar con ellos.
DE 5 A 6 AÑOS:
 Inventa juegos dramáticos.
 Dice por favor y gracias.
 Le gusta conversar mientras come.

c) Características Cognitivas:
DE 0 A 1 AÑO:
 Sigue los objetos con la mirada.
 Trata de alcanzar y tocar un objeto suspendido frente a él.
 Aprende que llorando puede conseguir algunas cosas.
 Discrimina a su madre de otras personas.
DE 1 A 2 AÑOS:
 Puede sacar objetos de un recipiente.
 Busca y utiliza un objeto que le ayude alcanzar otro.
 Es capaz de señalar el objeto que se le nombra.

DE 2 A 3 AÑOS:
 Coloca objetos adentro, fuera, arriba, abajo cuando se le pide.
 Asocia colores estableciendo pares de objetos, con idéntico color.
 Puede contar hasta tres y cuatro objetos

DE 3 A 4 AÑOS:
 Hace pares con objetos iguales.
 Reconoce los números hasta el 10.
 Puede contar mecánicamente hasta el 15.
DE 4 A 5 AÑOS:
 Respeta el contorno de la figura al colorear.
 Reconoce su nombre.
 Describe y representa sucesos sencillos.
DE 5 A 6 AÑOS:
 Cuenta un mínimo de 20 objetos.
 Recuerda lo realizado el día anterior.
 El indicio sensorial permite completar su representación mental del objeto.

20
d) Características del Lenguaje:
DE 0 A 1 AÑO:
 La primera actividad vocal es llorar.
 Balbuceo constante.
 Relaciona el escuchar las voces de los familiares o personas más cercanas.
DE 1 A 2 AÑOS:
 Dice algunas palabras cortas formadas por sonidos simples.
 Aparecen las palabras monosílabas reduplicadas. ( mama, papa, tata, tete,
etc.).
 Utilizan el lenguaje para reclamar algo que satisfaga una necesidad.
DE 2 A 3 AÑOS:
 El lenguaje se emplea para explorar el entorno y crear un mundo de fantasías.
 Emplea adverbios de lugar y cantidad.
 Nombra cosas familiares como gente importante, animales, partes del cuerpo.
DE 3 A 4 AÑOS:
 Emplea los artículos “el” y “la”.
 Utiliza el “no” con mucha frecuencia.
 Articula y pronuncia de acuerdo a la edad.
De 4 a 5 años:
 Sus oraciones tienen de 4 a 5 palabras.
 Maneja preposiciones como: arriba, abajo, en, sobre, detrás, etc.
 Utiliza más verbos que sustantivos.
De 5 a 6 años:
 Sus oraciones tienen de 6 a 8 palabras.
 Utiliza más conjunciones, preposiciones y artículos.
 Puede definir palabras sencillas y conoce algunos antónimos.

 NIVELES PSICOMOTORES

a) Nivel Tónico-Emocional

En este nivel se pretenden desarrollar actividades que ayuden al niño a mejorar los
cauces de relación consigo mismo y con los demás, utilizando los objetos, como un
elemento importante de apoyo fundamental, siendo intermediario de la comunicación.
Trabajaremos la tensión, distensión y el diálogo tónico como base del intercambio
comunicativo, tensiones, acuerdos y situaciones fusiónales, para llevar luego a los
niños a una distensión tónica y la consiguiente relajación y sensación de bienestar.

21
Los contenidos básicos de este nivel serán el tono y la emoción.

En este nivel es donde se desarrollan actitudes de escucha hacia uno mismo y los
demás, comenzando a desarrollar respuestas ajustadas, favoreciendo la propia
iniciativa de los niños y confianza en sí mismos, canalizando las frustraciones a través
de diálogos tónico - emocionales, satisfactorios.
El placer comunicativo se pone en juego, favoreciendo todo tipo de comunicación:
verbal y no verbal, potenciando el acercamiento a los otros, y el deseo de actuar,
pudiendo llegar a ajustar situaciones de fusión con los demás. Utilizaremos objetos
blandos, cálidos, flexibles, envolventes, suaves, etc.

b) Nivel Sensorio-motor

En este nivel trabajamos el placer por percibir


el movimiento del propio cuerpo y de madurar
las conductas motrices y neuromotrices
básicas. Se produce la evolución desde
movimiento descontrolado hasta el gusto por el
control.
Es la búsqueda de las posibilidades
corporales, de sus límites, sensaciones,
riesgos y desafíos en posturas y posiciones,
tanto dinámicas (motilidad, movilidad) como
estáticas. Son los procesos tónico posturales.

En este nivel, trabajaremos aspectos como:


 Sensaciones propioceptivas, a través de situaciones de tensión, relajación
(cenestésicas), equilibrio, desequilibrio, reequilibración, laberíntico vestibulares.
 Posiciones estáticas y dinámicas (posturales).

En este nivel abordaremos el sistema postural (postura, posición, actitud), tono


equilibrio y ejes; la conciencia corporal (esquema, imagen y concepto) y las grandes
coordinaciones (giros, saltos, desplazamientos).Los objetos a utilizar, son los que
permiten realizar grandes movimientos (rodar, saltar, subir, bajar…); colchonetas de
distintos grosores, módulos de goma espuma, pelotas grandes, cajas y telas (sólo

22
sirven para arrastrar) En este nivel podemos encontrar, bastante dependencia de los
procesos tónico -emocionales.

c) Nivel Perceptivo Motorico

En este nivel, descubren el pacer del movimiento intencionado, con una funcionalidad,
implica percibir el espacio exterior, proyectarlo internamente y saber moverse en él. Se
van produciendo repeticiones al servicio de controlar la acción. Se necesita tener un
cierto nivel de representación.

Trabajamos por tanto, el desarrollo del esquema corporal, los espacios (interior,
postural, de relación) y tiempos (interno, rutinas, para acoplarlo al externo), las
relaciones con los objetos, entre los propios objetos y en el plano, buscando sus
características, acciones, reacciones y su localización, orientación y organización en el
espacio y tiempo. Todo ello nos ayuda a:

 Interpretar los estímulos.


 Destacar unos estímulos de otros, seleccionándolos, discriminándolos,
asociándolos e integrándolos.
 Organizar la acción y anticipar el tiempo de reacción entre otras cosas. En este
nivel se va preparando el proceso de abstracción que da acceso a lo simbólico.
Los aspectos que se trabajan son las distintas percepciones (exteroceptivas,
propioceptivas, e interoceptivas), su integración, asociaciones y las coordinaciones
tanto global como segmentaria. Podemos utilizar: objetos blandos y ligeros o rígidos
con formas estables (picas, zancos…)

d) Nivel Proyectivo Simbólico

En este nivel, vamos a favorecer la aparición de la actividad mental específicamente


humana (atención, lenguajes expresivos etc.), como resultado de todo el trabajo
anterior (tónico emociona, sensorio motor y perceptivo motriz), es decir este nivel,
surge de la actividad mental como resultado de la motora apoyada en la realidad.

Al quedar la información corporal automatizada, el niño/a va accediendo al nivel


simbólico.
Progresivamente va formando imágenes mentales, siendo capaz de recrear las
propiedades de las cosas, seres, objetos, y evocarlos, abriéndose al mundo exterior,

23
dotándoles de distintos significados. Va elaborando su mundo junto a otros,
socializándose, creando proyectos en común, utilizando como herramientas los
lenguajes.
En este nivel, se canaliza al máximo la comunicación del niño/a, valiéndose de la
expresividad psicomotora.
Trabajaremos codificaciones, decodificaciones, imitaciones, praxias, ecopraxias,
juegos de imitación, evocación, escenificación, de fantasía, reglados, rituales;
utilizaremos elementos para construir espacios, objetos, dramatizar… (Palos, telas,
cojines, cajas…etc.).

e) Nivel Sígnico

En este nivel superior, se desarrolla una relación arbitraria, entre los significados y los
significantes. Los educadores, introducimos los signos de los diferentes lenguajes
(musical, lógico matemático, plástico…) como una forma de comunicar, ideas,
sentimientos, realidades etc.

En este nivel los signos no guardan ninguna relación analógica con la acción pero sin
embargo la determinan.

Tenemos que tener en cuenta que muchas de las situaciones que se dan en la
escuela, en la vida…, son de carácter sígnico, estamos rodeados de signos que los
niños/as conocen y manejan. En este nivel se produce una evolución, desde las
situaciones simbólicas hacia las conceptuales.

4. ORGANIZADORES FUNDAMENTALES DEL LENGUAJE Y EL MOVIMIENTO

a) El lenguaje

En este aspecto, es conveniente que los niños no sólo comprendan el lenguaje, es


necesario fomentar el uso oral del mismo, ya que mediante el lenguaje expresivo se
aprende a organizar el pensamiento y a comunicarse con los demás.
Procedimientos para fomentar la expresión de los niños en esta etapa:
 Presentarles diversos objetos para que ellos describan sus características y
cualidades.
 Conversar con ellos sobre su propia experiencia; su familia, su casa, lo que
hacen cotidianamente, etcétera.

24
 En las actividades de construcción, solicitarles que primero expliquen lo que
van a hacer.
 Mostrarles imágenes gráficas y pedirles que expresen lo que ven o que
inventen una historia con ellas.
 Completar frases o inventarlas.
 Preguntarles acerca de algunos sonidos; que los asocien a situaciones.
 Inventar un cuento entre todos.
 Dramatizaciones sencillas con títeres o marionetas.

b) El movimiento:

La psicomotricidad es una técnica educativa que utiliza el movimiento para conseguir


ciertos fines educativos y para el desarrollo psicológico de los niños.
Aunque parece que se asemejan, la educación física y la psicomotricidad éstas se
diferencian en que, aunque puedan llegar a usar los mismos ejercicios y movimientos,
el uso, las secuencias, las actividades, así como los objetivos perseguidos por ambas
son diferentes.

Mientras la educación física se ocupa del desarrollo funcional del cuerpo y del
rendimiento del mismo, la psicomotricidad utiliza la motricidad para lograr el desarrollo
psicológico (global) del individuo. Aunque el aspecto somático (corporal), también tiene
relación con el desarrollo integral del individuo.

5. COMBINACIONES DE MOVIMIENTO ELEMENTALES:

 Posiciones del cuerpo: Ponerse de pie, sentarse, con las piernas extendidas,
luego con las piernas juntas y separadas, ponerse de rodillas, sobre una rodilla,
sobre la otra, balancearse hacia delante y hacia atrás, etcétera.

 Desplazamientos: Marcha sobre un pie, sobre el otro, de puntas, con los


talones, en cuclillas.

 Carrera: Con desplazamiento, sin desplazamiento.

 Salto: Alternando los pies, con los pies juntos, con un solo pie, sin desplazarse.

25
 Sentido del movimiento: Hacia adelante, hacia atrás, hacia un lado, hacia el
otro, hacia arriba, hacia abajo, alrededor, dentro de, etcétera.

 Planos de altura: En el suelo, a baja altura, a media altura.

 Ritmo: Lento, normal, rápido, acelerado, desacelerado.

6. PSICOMOTRICIDAD EN EL NIVEL INICIAL

La psicomotricidad, un tema muy mencionado para el nivel de educación inicial, y


consiste en la capacidad que poseen los niños para dominar su cuerpo y en la
expresión a través de habilidades por medio de este, según la etapa por la que estén
pasando.
Se necesita estimular este desarrollo psicomotriz porque de ello depende su
desempeño más adelante. La psicomotricidad se divide en dos áreas: la
psicomotricidad fina y la psicomotricidad gruesa.

Hoy hablaremos de la psicomotricidad fina


que está referida a todas las actividades o
acciones que los niños realizan
específicamente con sus manos, por
medio de la coordinación óculo-manuales.
Las actividades que realiza con por
ejemplo: rasgar, embolillar, picar, cortar,
pegar, punzar, pintar, usar herramientas,
coger cosas con las yema de los dedos,
coger cubiertos, coser, amasar, modelar,
etc.

Todos esos movimientos que el niño haga con su cuerpo son movimientos más de
precisión y con un elevado nivel de coordinación. Esta empieza más o menos a la
edad de un año y medio, aquí el niño inicia metiendo bolas en un recipiente como
botellas, donde tiene el pico angosto y el niño trata de precisar la entrada de la bola en
la botella, esto lo hace sin ningún aprendizaje.

Para la adquisición completa de la maduración de la motricidad requiere un proceso


pues hay diferentes niveles de dificultad y precisión. Para conseguirlo el niño tiene que

26
partir de un nivel muy simple y continuar por el proceso hasta lo complejo, e ir
cumpliendo las pautas conforme se les vaya exigiendo de acuerdo a su edad.
En la motricidad fina los aspectos que se trabajan en el nivel inicial y escolar son:
coordinación viso-manual, motricidad facial, motricidad fonética, motricidad gestual
(explicación más detallada en el siguiente articulo).

La psicomotricidad fina juega un papel importante en el desarrollo de la inteligencia.


Ayudan también a detectar carencias y condiciones físicas, como la debilidad en los
dedos, conocido como la osteoplastia, huesos elásticos; y poder darle el tratamiento
que necesita o los ejercicios necesarios para una mejorar.
En el siguiente artículo vamos a ver sobre el desarrollo de las psicomotricidad fina que
inicia desde los cero años hasta los cinco años de la edad escolar.

A. PSICOMOTRICIDAD FINA

En el primer ciclo hablaremos sobre el tema de la psicomotricidad, específicamente de


la psicomotricidad fina y prometimos explicar un poco más acerca de los aspectos que
se trabajan en el nivel inicial y escolar. Por eso ahora explicaremos cada uno de ellos:

 Coordinación Viso-manual:

Esta conducirá al dominio de la mano del niño. Los


elementos que intervienen en esta coordinación
son: la mano, la muñeca, el antebrazo y el brazo.
Tenemos que tomar en cuenta que antes de poder
exigir al niño la habilidad y agilidad de su muñeca y
mano sobre un cuaderno o una hoja, pues primero
tendrá que hacer sus trabajos en un papel más
amplio como un papel sabana o un papel de molde
y hacerlo sobre el suelo, que es donde hay más
comodidad para explayarse o también en la
pizarra, y hacerlo con elementos de poca
precisión.

Las tareas, trabajos o actividades que ayudar a desarrollar la coordinación viso-


manual son: enhebrar, colorar, pintar, punzar, dibujar, recortar, picar, moldear, amasar.

27
 Coordinación Facial:

Aquí se presenta dos adquisiciones, una de ellas es el dominio muscular, y el otro es


la posibilidad de comunicarse y relacionarse con las personas que los rodea, esto se
hace a través del cuerpo y especialmente de nuestros gestos voluntarios e
involuntarios de la cara.

En la infancia debemos facilitar al niño esta parte del dominio facial ya que le servirá
para comunicarse, y exteriorizara sus sentimientos y emociones.

 Coordinación Fonética:

El niño en sus primeros meses de vida emite sonidos, hablamos de cualquier tipo de
sonido, va descubriendo poco a poco que puede emitirlos y va aumentando los
cambios de sonidos que puede hacer va copiando lo que escucha. Pero todavía no
tiene la madurez necesaria para emitir sonidos controlados como las palabras.
Lo que ha pasado es que ha iniciado su aprendizaje fonético que lo llevara luego a
emitir palabras. Poco a poco ira primero con las silabas, luego palabras como juegos
no como un dialogo, por ejemplo sonidos de animales, u objetos, o cuando mostramos
biberón y le decimos: ¡Leche!

El niño al año y medio puede iniciar un lenguaje, no con muchas palabras pero si con
frases simples.

Ya entre los dos y tres años el niño sistematiza su lenguaje y estructurará frases que
cada vez se irán haciendo más complejas. Al finalizar los tres años todavía quedaran
para perfeccionar algunos sonidos y su gramática.
Entre los tres y cuatro años el niño ya puede y debe hablar claro, ya debe tener un
dominio verdadero del aparato fonador, y la palabras deben emitirse con sonido
perfecto. En el transcurso de la escolarización y conforme va madurando el niño se
seguirá con resto del proceso de su maduración lingüística.

Hoy hablaremos del desarrollo de la psicomotricidad fina, esta va en desarrollo


progresivo pero no en igual nivel algunos progresos son acelerados y otros son lentos,
pero sin ninguna gravedad de problema.

28
Cuando el niño recién nace sus manos están casi todo el tiempo cerradas, y no tiene
el control como en otras partes de su cuerpo. Suele tener reflejos inconscientes en las
palmas de sus manos, y si colocamos un objeto en sus manos lo atrapara pero sin
saber que lo está haciendo, este reflejo se llama Darwiniano, y este desaparece entre
los dos y tres meses.

Como a las ocho semanas, descubren que tienen manos y juegan tocándose entre
ellas, o cuando alguien los alza intentan tocar el rostro de la persona que se les
acerca, y a los 3 meses ya empiezan a utilizar también el sentido de la vista.
Entre los dos a cuatro meses empieza a desarrollar la coordinación ojo – mano, el
infante intenta coge las cosas al verlas, y hace una práctica de ensayo y error.

Alrededor de los cuatro y cinco meses, la mayoría de los infantes logra el “máximo
nivel de alcance”, base importante en el desarrollo de la motricidad fina y es cuando el
infante coge un objeto que está a su alcance, mirando solo el objeto más no sus
manos.

A los seis meses ya toman objetos pero todavía de forma un poco torpe, porque se les
suele caer rápidamente, también comienzan a golpear objetos o ponerlos en su boca.
Aproximándose al primer año exploran los objetos, los tocan con la mano completa o
con su dedo índice. Ya al año o pasado el año toman objetos con los dedos pero como
tenazas.

Entre el año y los tres años todavía continua con


el gateo pero su capacidad de manipulación de
los objetos es más compleja, realiza actividades
como: dar vueltas a las páginas de un libro: coge
lápices, lapicero, plumones o crayones y hace
garabatos; tira de cuerdas o marca el teléfono.
Luego en el proceso de su desarrollo en esta
etapa sus dibujos van toman forma, por ejemplo
un círculo, y puede llegar a armar una torre de
seis cubos. Entré los tres y cuatro años que es la
etapa de la educación inicial, el niño realiza
trabajos más complejos tales como: atarse los
zapatos o utilizar cubiertos.

29
A los tres años el niño ya puede realizar trazos más controlados, puede hacer un
circulo y hasta el dibujo de personas pero muy simples. A los cuatro años utilizan las
tijeras, ya pueden transcribir palabras como su nombre con letra imprenta y
mayúsculas, y copias figuras geométricas, se pueden abotonar siempre que sean
botones grandes, modelan plastilina haciendo objetos de varias partes.

Terminando ya la etapa preescolar el niño de cinco años ya ha alcanzado el mayor


nivel de desarrollo de las habilidades motrices finas y puede dibujar, cortar, trazar,
pegar, punzar, embolillar, rasgar, trozar y picar; e incluso puede abotonarse y atarse
los pasadores.

Hasta aquí podríamos decir que el niño ha alcanzado su máximo nivel de desarrollo
motriz, pero quizá para algunos sea más lento entonces continuara en la primaria solo
hay que tener mucha paciencia.

B. PSICOMOTRICIDAD GRUESA

En este capítulo abordaremos sobre la


psicomotricidad gruesa, como ofrecimos en un
artículo anterior cuando hablamos de la
psicomotricidad fina. Bueno la psicomotricidad
gruesa se refiere a todas las acciones realizadas
con todo el cuerpo, al control de los movimientos
musculares, al equilibrio y que llevan al niño a
desplazarse solos, como por ejemplo cuando
realizan actividades como sentarse, controlar su
cabeza, gatear, mantenerse de pie, saltar, lanzar
pelotas, correr, rodar, caminar, girar, saltar, los
diversos deportes, la expresión corporal y otros.
Estos cambios avances y mejoras los van
logrando conforme su sistema neológico va
madurando.

También podríamos decir que la psicomotricidad gruesa es la habilidad que va


adquiriendo el niño al mover los músculos de su cuerpo, al mantener el equilibrio,
esto le hace adquirir agilidad, fuerza y velocidad en los movimientos de su cuerpo.

30
Puedes observar a los niños cuando salen a jugar a la hora de recreo, allí pues
practican toda la psicomotricidad gruesa que pueden.

Todos los niños no lo desarrollan igual, pues eso depende de la madurez de su


sistema nervioso, su temperamento, su carga genética y también la estimulación
ambiental.

La psicomotricidad gruesa va en desarrollo céfalo – caudal, esto quiere decir que


empieza en el cuello, luego el tronco, después la cadera y por último en las piernas.
Debemos tener en cuenta que dentro de lo normal el niño debe controlar la cabeza a
los dos meses, control postural y sedestación (mantenerse sentado) a los seis meses,
gateo a los nueve meses, bipedestación (capacidad de locomoción y mantenerse
parado en ambos pies) a los diez meses, deambulación a los doce meses. Pero
deberían preocuparse si el niño a los cuatro meses no controla su cabeza, a los nueve
no se sienta y a los dieciocho meses ni si quiera se pone en pie o da algunos pasos.

Ambas habilidades fina y gruesa se tiene mucho en cuenta en las instituciones


educativas de educación inicial, y se suelen evaluar por separado pero eso no quiere
decir que funciones por separado, pues siempre se trabaja de manera simultánea y a
eso se le denomina habilidad o destreza motora.

31
LA PSICOMOTRICIDAD EN LA EDUCACIÓN PRIMARIA

1. DEFINICION

La experiencia vivida (como estudiante y como profesional de la enseñanza y la


educación) me demuestra que, por muchas leyes educativas que se sucedan y
complementen o sustituyan entre sí, hay una realidad que no cambia ni en los
documentos escritos ni en la práctica real.

Me refiero al hecho de que los colegios, sus proyectos curriculares, su estructura y


organización, su mobiliario incluso, conceden mayor importancia, se preocupan casi
exclusivamente de la adquisición de conocimientos, procedimientos y actitudes desde
una visión y postura estática del cuerpo (a veces también de la mente, pero esa es
otra cuestión que no tiene cabida en el tema de este artículo).

Para entender lo que digo, basta comprobar cómo los niños y niñas se llevan la mayor
parte del tiempo que pasan en el colegio sentados/as, procurando controlar sus
necesidades de movimiento por temor a ser reprendidos/as por el/la profesor/a.

Sólo en determinados espacios y momentos (los escasos momentos horarios


dedicados a la educación física y al recreo, parte del cual la dedican a tomar el
desayuno) tienen la posibilidad de disfrutar del trabajo con su cuerpo, con el cuerpo de
los/as otros/as, con el espacio abierto, con el movimiento, con el juego.

Esta realidad, en edades concretas como la etapa de primaria, es espacialmente


llamativa y falta de toda lógica personal y pedagógica. Los niños y niñas en estas
edades tienen una necesidad (irrefrenable y a su vez sana) de movimiento, de
actividad dinámica y continua, de acción. Están inmersos/as en un proceso de
crecimiento en el cual resulta fundamental conocer su cuerpo, sus posibilidades y
limitaciones, para controlarlo, dosificar sus esfuerzos y aprender a relajarse en
determinados momentos.

Necesitan conocer y estructurar su tiempo y el espacio en el que se mueven, adaptar


sus movimientos al de los/as demás, disfrutando de las relaciones con éstos/as y
aprendiendo reglas básicas de convivencia a través de los juegos y dinámicas
grupales.

32
La Psicomotricidad es el área específica para el aprendizaje de todos estos aspectos,
básicos para el desarrollo integral (escolar y personal) de los niños y niñas. El
problema que nos encontramos es que, si bien en la etapa de educación infantil y en
los colegios o aulas específicas de educación especial, es frecuente encontrar este
recurso incluido en el Proyecto Curricular de Centro, en muy pocos colegios públicos,
por no decir ninguno, vemos que la Psicomotricidad se trabaje de forma explícita y
sistemática (contando con profesionales específicos, aula y materiales apropiados,
regularidad horaria) con los niños y niñas de la etapa de educación primaria.

Hasta aquí mi opinión, pero como igualmente pienso que una buena crítica ha de ser
constructiva y ofrecer alternativas, después de exponer mis ideas acerca de la
importancia de la Psicomotricidad en la etapa de primaria, comparto con quien quiera
leerlo parte de mis conocimientos sobre el tema y una propuesta de actividades para
poner en práctica la teoría. Sirva sólo como un ejemplo de las miles de alternativas y
posibilidades que existen para trabajar los diferentes contenidos y aspectos que
engloba el trabajo psicomotriz, dependiendo siempre de a quién/quienes vaya dirigido
el trabajo, sus edades, características personales, preferencias.

2. ELEMENTOS PSICOMOTORES

A continuación se definen los conceptos involucrados en el desarrollo de las


actividades motrices.

A. Respiración
La respiración es un reflejo de supervivencia que nos ayuda a la oxigenación de la
sangre y el cerebro. Las fases de respiración son aspiración o inhalación y espiración
o exhalación. Las vías por las que se respira se pueden clasificar en externas (nariz y
boca) e internas (tráquea, bronquios y laringe). Hay dos tipos de respiración: torácica
y abdominal. Se recomienda que durante una actividad física la inhalación se haga
por la nariz, y la exhalación por la boca; así como propiciar desde pequeños la
respiración abdominal.

B. Sensación
Es la información que recibimos a través de nuestros sentidos, de los órganos y de la
sensibilidad cinestésica (movimiento, postura y equilibrio).
C. Percepción
Es el procesamiento de la información recibida a partir de las sensaciones.

33
D. Sensopercepciones
A través de los sentidos se recibe la información del mundo exterior; esas sensaciones
viajan al sistema nervioso central, donde se interpretan y cobran significado,
generando así una percepción. A partir de esa percepción hay una respuesta motriz.
E. Tono muscular
Es el estado involuntario y permanente de tensión activa de los músculos que varía en
intensidad y sirve como base al movimiento y a la postura.
F. Equilibrio
Es la estabilidad que se consigue al estar parado o en movimiento.
G. Coordinación
Es la habilidad de ejecutar movimientos de manera armónica. Existen tres formas de
coordinación:
• Coordinación global. Se refiere a la coordinación corporal de manera general.
• Coordinación óculo-manual. Es la coordinación ojo-mano.
• Coordinación óculo-pedal. Es la coordinación ojo-pie.
H. Esquema corporal
Es una construcción. No nacemos con un esquema corporal. Éste se estructura a
partir de la sensibilidad cinestésica. Representa el conocimiento corporal y el uso que
se hace de éste o de sus partes en el espacio y el tiempo. Sirve como base de todos
nuestros movimientos.
I. Lateralidad
Es la preferencia de uso de un lado del cuerpo, ya sea el derecho o el izquierdo. Esta
preferencia se da por la predominancia de un hemisferio sobre otro. El zurdo tiene
predominancia del hemisferio derecho; el diestro, del hemisferio izquierdo.
J. Espacio
El espacio se comienza a construir cuando el bebé inicia sus primeros
desplazamientos; es por eso que está muy ligado al movimiento y al esquema
corporal. Se sitúa el cuerpo en relación con unos puntos de referencia y se integran al
mismo tiempo los diferentes elementos que lo componen.
K. Tiempo
El tiempo no se percibe a través de los sentidos, sino que se va construyendo
mediante elementos externos: el día, la noche, las estaciones del año, las
modificaciones de las cosas y los seres vivos. La organización temporal nos permite
situar el orden de los acontecimientos relacionándolos entre sí.
L. Ritmo
El tiempo permite la creación del ritmo a través de lo sucesivo y la duración.

34
3. APORTES DE LA EDUCACIÓN PSICOMOTRIZ A LA INSTITUCIÓN
EDUCATIVA

Antes de analizar los aportes que la educación psicomotriz brinda a la institución


educativa, creo conveniente que reflexionemos sobre algunas cuestiones puntuales
que nos permitirán comprender el lugar que esta disciplina le otorga al cuerpo y al
movimiento en el proceso de aprendizaje, sea este dentro de la institución o en el seno
de la familia.
 La psicomotricidad considera al cuerpo no solo en términos biológicamente
determinados sino constantemente dentro de una perspectiva psicoafectiva,
relacional, ambiental.

 El movimiento se construye y emerge desde la actitud que le brinda sostén


orientación y continuidad al acto, y ésta tiene su raíz organizativa en la manera en
que el tono muscular se crea, se distribuye, se consume.

 Revaloriza el lugar del movimiento en la adquisición y desarrollo de la identidad,


del pensamiento, de la comunicación, de la expresividad, de la creatividad y del
pensamiento, atribuyéndole una significación neurofisiológica, pero y al mismo
tiempo considerándolo manifestación cognitiva y afectiva, siempre y cuando ese
movimiento se inserte en una relación significativa válida para sí y para el otro.
El movimiento aparece como denominador común que integra en su accionar una
estructura cognitiva, una carga afectiva y un nivel de ajuste motor, es decir integra
el saber , querer y poder hacer en una acción significativa.

El cuerpo aparece como escenario donde el movimiento protagoniza y unifica todo


el acto. El movimiento opera como estructurante y estructura de los procesos
afectivos y cognitivos.

A. EDUCACIÓN PSICOMOTRIZ

La educación psicomotriz propone, partir de la vivencia, de la


exploración y de le espontaneidad para alcanzar estructuras
cognitivas mas complejas, donde el conocimiento y el dominio
corporal se constituyen en EJES organizadores de todo el proceso.
Favorece la aparición de la expresividad motriz y posteriormente su

35
desarrollo hacia tres objetivos que se complementan y enriquecen
mutuamente:

 La comunicación
 La creación
 La formación del pensamiento operatorio ( supone la capacidad
de análisis y síntesis)

Se trata de acompañar al niño en ese difícil tránsito del acto al


pensamiento, poniendo el acento en el proceso, propiciando
situaciones de exploración y búsqueda.

El Psicomotricista interviene (cualquiera sea la actividad espontánea o


propuesta y la edad de los niños) desde la VIVENCIA, facilitando la
PERCEPCIÓN E INTERIORIZACIÓN de la misma para llegar a la
REPRESENTACIÓN , siendo estas últimas las que dan
progresivamente sentido a la vivencia enriqueciéndola y
organizándola al mismo tiempo. Es importantes recuperar la
experiencia corporal en las situaciones grupales para organizarlas en
unidades significativas compartidas de exploración , de conocimiento
y de comunicación.

Podríamos concebir a la educación psicomotriz como una educación


DEL cuerpo y POR el cuerpo y el movimiento ya que ésta le permite al
niño progresivamente:
 tomar conciencia de su propio esquema corporal y de las
posibilidades de expresión de éste,
 adquirir y controlar progresivamente sus competencias motoras
de acuerdo a sus etapas madurativas,
 crear estructuras espaciotemporales adecuadas,

El movimiento no es el fin último de la intervención, sino el MEDIO


ESENCIAL de la experiencia, de la toma de conciencia y de la
capacidad simbólica, el objetivo de la educación psicomotriz es

36
favorecer a través de la experiencia corporal la construcción de
estructuras cada vez más complejas, ya sean estas de orden de lo
“psico” (en sus dos vertientes cognitiva y afectiva) o de lo “motor”,
organizando así la motricidad funcional, relacional y comunicativa del
sujeto.
La educación con base psicomotriz garantiza la percepción ,
interiorización y representación de categorías corporales y
espaciotemporales creando las condiciones necesarias para el
aprendizaje sistemático.

B. EDUCACIÓN CON BASE PSICOMOTRIZ

Nuestra manera de considerar al sujeto nos posiciona desde una


visión radicalmente diferente sobre el proceso de aprendizaje, donde
el cuerpo constituye el elemento esencial para aprender y operar.

La práctica psicomotriz es un medio óptimo para el desarrollo de la


habilidades básicas que requiere el aprendizaje sistemático, al
priorizar la comunicación, la creación, la espontaneidad, la
exploración, la vivencia sienta las bases para generar estructuras
complejas donde apoyar el aprendizaje de la lectoescritura.

Cuando un niño logra salir del egocentrismo en el que todo está en


relación a su cuerpo y a la acción propia, organiza y consolida
estructura espacio temporales en sistemas de conjuntos, soportes del
pensamiento operatorio.

No se puede enseñar la representación del tiempo y del espacio pero


sí plantear acciones psicomotoras en las que el niño al aplicar las
estructuras espaciotemporales sufre su influencia con lo que las
mismas estructuras semodifican.

37
En el juego, en la exploración, en la creación e imaginación motriz el
niño coordina estructuras y vivencias en sistemas que luego expresa
verbal o gráficamente y se transfieren a acciones más integradas.

La acción al mismo tiempo que es medio para elaborar las estructuras


es manifestación acabada de dichas estructuras.

En la escuela se interviene en un espacio y tiempo determinado


generando situaciones en una primera instancia a nivel de resolución
sensorio motor, partiendo de la acción espontánea y evolucionando
luego hacia la capacidad perceptiva, representativa y simbólica de
dichas acciones que le permiten al niño operar con imágenes
mentales de acciones y objetos sin que estén estos presentes.

Así, el movimiento se plantea como EJE y ORGANIZADOR en la


construcción de los aprendizajes y de las aptitudes mentales.

No alcanza con incorporar una hora de Psicomotricidad a la estructura


curricular, para concretar una propuesta de Psicomotricidad en la
escuela se requiere de un proyecto institucional que replantee la
concepción de aprendizaje, que reflexione sobre las necesidades
específicas del niño y sus procesos madurativos y que privilegie como
fin último las condiciones para su desarrollo armónico a través del
placer del movimiento. Un proyecto educativo coherente y continuo
tendiente a la prevención y detección temprana de alteraciones de la
estructura y dinámica motriz, cognitiva y relacional.

C. ¿EN QUE MEDIDA LA EDUCACIÓN PSICOMOTRIZ FAVORECE LOS


APRENDIZAJES ESCOLARES?

“ Se debe considerar a la educación psicomotriz como una educación


básica en la escuela primaria. Condiciona todos los aprendizajes escolares,
éstos no pueden ser alcanzados si el niño no ha logrado tomar conciencia
de su cuerpo, lateralizarse, situarse en el espacio, dominar el tiempo, si no

38
ha adquirido la necesaria habilidad y coordinación de sus gestos. Se debe
dar prioridad a la educación psicomotriz desde la más temprana edad, ya
que la misma, concientemente realizada permite prevenir algunas
inadaptaciones que una vez estructuradas son difícilmente modificables...”
J. Le Boulch

El movimiento es la manifestación más visible de la forma de ser y de estar


que posee cada individuo. El placer que produce y las emociones que lo
acompañan constituyen el marco vivencial para el descubrimiento de sí
mismo y del entorno. Cuando el niño logra instalarse libremente en el
espacio, en contacto con los objetos y con los demás, accede
gozosamente al camino de la comunicación, de la creatividad, de las
operaciones lógicas.

La psicomotricidad tal como es concebida en los actuales lineamientos


curriculares otorga al niño posibilidades de búsqueda y de expresión que le
permiten armonizar sus vivencias en el plano corporal, intelectual y
socioemocional. A través de esta propuesta el niño construye:

1. Condiciones de atención perceptivas por medio de la educación del


esquema corporal, conocimiento y control progresivo del propio cuerpo.
2. Condiciones nueroperceptivas (educación de la mano en función del
grafismo, educación de las capacidades perceptivas espaciotemporales y
su organización). Así, el cuerpo actuante y el pensamiento están en la raíz
de todos los aprendizajes sin excepción, en interacción dinámica, sentando
bases para el pensamiento abstracto y el despliegue creativo.

4. PSICOMOTRICIDAD Y LAS ÁREAS CURRICULARES

A. ACTIVIDADES DE PSICOMOTRICIDAD PARA LÓGICA


MATEMÁTICA

Para la adquisición del concepto de número, el niño pasa por un proceso


continuo y paulatino, en el que va explorando y conociendo, mediante sus
sentidos, su cuerpo, su movimiento y su relación consigo mismo, a las

39
personas, los objetos y el entorno. La psicomotricidad es importante para
que el niño adquiera un pensamiento matemático sólido que le permita
acceder a la aritmética, al cálculo, a la geografía y a otros campos
involucrados en la coordinación, el esquema corporal, la lateralidad, el
espacio y el tiempo. Para que todo esto se logre es importante que se le
permita al niño observar, experimentar, comparar, proponer y resolver; y
qué mejor que sea a través del juego. Por esta razón se agregaron
actividades dirigidas al desarrollo de la lógica matemática, las cuales llevan
una secuencia según los pasos señalados para llegar al concepto de
número. Ya que el niño de primaria no puede acceder a las operaciones
básicas de aritmética y la resolución de problemas si no ha adquirido
previamente todos los pasos que se grafican en el siguiente esquema:

Los niños de primaria han adquirido múltiples experiencias y aprendizajes,


gracias a ellas han formado un pensamiento cada vez más complejo. El
niño, a través de la experimentación, va creando relaciones entre personas,
objetos y situaciones que forman parte de su vida cotidiana. Estas
relaciones le dan la base para formar el pensamiento matemático.
En la Guía de psicomotricidad y educación física de preescolar se
describieron los procesos mediante los cuales el niño accede a la noción
de número: coordinación, esquema corporal, lateralidad, ubicación

40
espacial, ubicación temporal, clasificación, seriación, cantidad y número.
Por lo que en esta Guía se considera que los niños ya han logrado concebir
la noción de número. Una vez que el niño concreta este aprendizaje, está
listo para las operaciones de aritmética básicas: la suma y la resta.

Las acciones que sirven como base de estas operaciones son el agregar
en el caso de la suma, el quitar en el caso de la resta y la comparación en
ambos casos. En un primer momento, estas acciones se realizarán con
ayuda de material concreto para dar oportunidad al niño de formar las
representaciones mentales propias de estas operaciones. A la par de las
operaciones aritméticas básicas se forma la noción de medición, que parte
de las mismas relaciones que la suma y la resta; es decir, la comparación
de conjuntos: más que, menos que e igual que. En esta serie de
comparaciones, el niño se va dando cuenta de que existen números
mayores y menores que otros con lo que adquiere la noción de medida
(tamaño). En las primeras mediciones del niño se utilizan unidades de
medida no convencionales e inicia con la manipulación de objetos; por
ejemplo, llenar recipientes, igualarlos, vaciarlos. Paulatinamente se irán
introduciendo los sistemas de medidas tradicionales, como el reloj para el
tiempo, el metro para la distancia, la báscula para el peso, etcétera.

La adquisición de las formas geométricas se da como una necesidad del


niño de conformar y estructurar el espacio donde se desenvuelve. Es así
como compara objetos, agrupa y generaliza formas iguales y similares;
posteriormente se les asignará un nombre.

Las nociones espaciales ya establecidas y las formas geométricas le dan la


posibilidad al niño de experimentar operaciones más complejas, como la
multiplicación y la división, donde el niño pondrá en juego su capacidad y
habilidad en la resolución de problemas cotidianos que impliquen partición
y cálculo de múltiplos.

B. ACTIVIDADES DE PSICOMOTRICIDAD PARA LA ADQUISICIÓN DE


LA LECTURA Y LA ESCRITURA

41
 La escritura y la lectura

En este apartado se proporcionan actividades de psicomotricidad referidas


a los procesos de escritura y lectura, con una secuencia paulatina de
acciones básicas y necesarias para su desarrollo.
La adquisición de la lectura y la escritura, al igual que la lógica matemática,
requieren los siguientes procesos psicomotores: la construcción del
esquema corporal, el espacio, el tiempo, el ritmo, la lateralidad y, en
especial, la coordinación óculo-manual.

Para que sea posible que el niño realice los trazos y la lectura de las
grafías, es necesario que exista una disociación y segmentación del
movimiento, discriminación de formas, direccionalidad del trazo, un tono
postural adecuado, una correcta prensión del lápiz, además de un
conocimiento social de la finalidad de la escritura y la lectura. Por tanto se
hace pertinente trabajar todos estos aspectos motores y cognoscitivos a
través de la psicomotricidad para preparar de manera adecuada un
proceso tan complejo como el lenguaje escrito.

En este apartado se proporcionan actividades de psicomotricidad referidas


a estos procesos. La escritura es una forma de expresión del lenguaje que
implica la comunicación simbólica con ayuda de signos escogidos por el
hombre. Ajuriaguerra (1964) distingue tres grandes etapas de desarrollo
en la escritura:

1. Fase precaligráfica. El niño está iniciando el proceso, por lo cual aún es


incapaz de ajustar su escritura, es decir, sus trazos son torpes, sus grafías
están mal cerradas, su inclinación y curvas están mal controladas. En esta
etapa se encuentran los niños de preescolar.
2. Fase caligráfica infantil. El niño ha logrado dominar las principales
dificultades de sostener
y mantener el lápiz; la escritura alcanza un nivel mayor de madurez y
equilibrio. Podemos ubicar en esta fase a los niños de primaria.
3. Fase poscaligráfica. Se introduce un elemento muy importante que es la
velocidad, especialmente para tomar notas y buscar estrategias para

42
ordenar ideas modificando incluso la forma de las grafías. Regularmente
esta etapa se presenta en la secundaria.

 Factores del desarrollo de la escritura

1. El desarrollo de la motricidad. El desarrollo psicomotor del niño es la


base para que se dé el proceso de la lectura y escritura. Este proceso se
lleva a cabo bajo las leyes de maduración del sistema nervioso, de las que
dependen los movimientos gruesos y finos de las extremidades. Este
desarrollo se divide en dos niveles:
a) Las regulaciones de tono y postura, así como las coordinaciones óculo-
motrices.
b) El desarrollo de las actividades digitales finas (psicomotricidad fina).
2. El desarrollo de la afectividad y la socialización condiciona el desarrollo
de la escritura. El desarrollo afectivo y social es muy importante en la
escritura, ya que la estabilidad emotivo-afectiva es indispensable para una
buena organización, la precisión, el control y la orientación de los
movimientos.
3. El desarrollo del lenguaje y los factores de estructuración espacio-
temporal. La escritura es un lenguaje gráfico; por tanto es importante el
desarrollo del lenguaje oral. De igual forma, se implican la orientación en el
espacio y la estructuración del tiempo, lo que les ayudará a orientar y unir
de manera lógica y secuenciada las grafías en el espacio gráfico de la hoja.
4. El ejercicio y las exigencias de la situación y del medio. La escuela
ofrecerá espacios y experiencias para escribir, a través de las cuales la
actividad gráfica se coordine, se organice, se precise y se consolide.

 PLANOS DE LA MOTRICIDAD GRÁFICA

1. Postura y actitudes segmentarias. Es importante la postura que adquiera


el niño al momento de escribir. Se recomienda que esté de frente a la
mesa, y que coloque sus glúteos al fondo de la silla, con la espalda erguida
y los pies apoyados en el piso. Para un mejor desplazamiento al momento
de escribir, se recomienda inclinar ligeramente la hoja hacia el lado

43
contrario de la mano que se va a utilizar; los diestros se inclinarán hacia la
izquierda y los zurdos, hacia la derecha.

2. Movimiento gráfico. La secuencia de desplazamiento que realiza el niño


en la escritura es hombro, codo y muñeca. A partir de que madura este
proceso, se segmenta el movimiento hasta que logra escribir moviendo
únicamente la muñeca. Es importante respetar la direccionalidad de la
escritura. En nuestra cultura se escribe de arriba hacia abajo y de izquierda
a derecha.

3. La velocidad. La velocidad en la escritura progresa en relación con la


maduración neurológica.

4. El ritmo. El ritmo es un elemento necesario tanto para la escritura como


para la lectura, ya que ambas requieren una repetición regular y una
secuencia ordenada de grafías.

5. La presión. La presión hacia el lápiz se va controlando poco a poco; al


inicio puede ser tanta la presión que incluso puede rasgar el cuaderno o
dejar marcadas varias hojas, lo que puede provocar rigidez en los dedos,
en el puño y en el antebrazo. Para que se adquiera conciencia de la
presión al tomar el lápiz y al trazar, se pueden llevar a cabo ejercicios de
tensión y distensión.

 CÓMO TOMAR Y SOSTENER EL LÁPIZ

El modo de tomar el lápiz cambia con la edad del niño; al inicio lo toma con
toda la palma de la mano y poco a poco modifica esta acción hasta lograr la
pinza digital, utilizando tres dedos, la cual perfecciona a la edad de seis o siete
años. El lápiz se toma entre los dedos pulgar e índice ligeramente flexionados,
apoyándose con el dedo medio, sin tomarlo demasiado cerca del extremo
inferior del lápiz.

44
 CAPACIDADES QUE SE DESARROLLAN EN LA LECTURA

Movimientos oculares e Identificación de las palabras

• Movimientos oculares. El niño realiza una exploración visual, durante


la lectura desplaza la mirada por la línea del texto de izquierda a
derecha.
• La discriminación visual. El niño debe identificar las formas de las
grafías (letras) para identificarlas.
• El reconocimiento. Se refiere a que el niño reconoce una letra y para
ello requiere de la memoria.
• La identificación. Se da cuando el niño es capaz de nombrar la letra y
asocia la letra con el sonido.

Perceptivo motores

• Coordinación óculo-manual. Permite controlar los movimientos de los


ojos, coordinando el movimiento de la mano junto con la mirada.
• Percepción figura-fondo. El niño logra centrar su atención en la figura
y no el fondo donde se sitúa ésta.
• Orientación izquierda-derecha. Esta orientación es convencional en
nuestra cultura y se logra en el niño a través de la memoria, la repetición
y el proceso cognoscitivo

5. PSICOMOTRICIDAD Y EDUCACIÓN FÍSICA

Como ya se ha mencionado, todo lo que tiene que ver con el movimiento del
cuerpo es muy importante para los niños de primaria, ya que a partir de éste
pueden estructurar nuevos aprendizajes y nuevas formas de relacionarse con
el mundo que los rodea. La línea que separa la psicomotricidad y la educación
física es muy delgada, ya que comparten muchos elementos y conceptos; en
esta Guía se hace una propuesta para que, como instructor comunitario,
puedas guiar a los niños por el camino de la educación física, el cual está
orientado a preparar el cuerpo para la ejercitación física sin descuidar el
desarrollo psicomotor propio de las edades que comprende la educación
primaria comunitaria.

A continuación se nombran los elementos que contienen las sesiones de


educación física, se definen y se explican y se dan unos ejemplos de ellos.
Después se da un ejemplo con la estructura de una sesión donde deberán
incluirse cada uno de los elementos con sus respectivas actividades. También
se incluye un ejemplo del formato de la planeación para que organices tu

45
trabajo y llevar un registro de él. En la parte de materiales se proporcionan
algunas sugerencias; en caso de que no sea posible adquirirlos, es
conveniente que crees los objetos necesarios para cubrir los objetivos. Algunas
veces es posible reutilizar material.

En las recomendaciones se dan algunas sugerencias que debes tener en


cuenta para cuidar la integridad de cada uno de los niños. Se incluye
orientación acerca de primeros auxilios básicos, en caso de presentarse alguna
lesión, los cuales pueden brindarse sólo mientras se canaliza al niño al servicio
médico más próximo. La educación física es una disciplina pedagógica que
promueve el desarrollo del individuo por medio de la práctica de la actividad
física. Brinda al niño un desarrollo motor adecuado a su capacidad, interés, y
necesidades del movimiento corporal. De esta manera logra estimular y
desarrollar habilidades, hábitos y actitudes que se manifestarán en un mejor
desempeño en el ámbito escolar, familiar y dentro de su comunidad.

A. Enfoque de la educación física

El enfoque de la educación física en la actualidad es “motriz de


integración dinámica”. Es motriz, pues se basa en el movimiento corporal,
propiciando aprendizajes significativos en el niño, rescatando al máximo
los beneficios que la actividad física brinda para el desarrollo de
habilidades, hábitos y actitudes relacionados con el movimiento corporal.
Es de integración dinámica, pues el niño estará preparado para su
interacción con los sujetos, objetos y los diferentes entornos de su vida
cotidiana. Es importante recordar que el niño es el centro del proceso
educativo; no se debe limitar su participación.

B. Propósitos generales de la educación física

• Mejorar la capacidad coordinativa.


• Estimular, desarrollar y conservar la condición física.
• Propiciar la manifestación de habilidades motrices.
• Propiciar en el niño confianza y seguridad.

46
• Adquisición de hábitos.
• Fomentar actitudes positivas.
• Fomentar actitudes sociales.
• Fortalecer la identidad nacional

C. Elementos de la educación física

Los elementos involucrados en el desarrollo de las actividades físicas son


fundamentales tanto en la educación física como en la psicomotricidad, y
fueron definidos en la Unidad 2. Para recordarlos, se listan a continuación:
• Respiración.
• Sensación.
• Percepción.
• Sensopercepción.
• Tono muscular.
• Equilibrio.
• Coordinación.
• Esquema corporal.
• Lateralidad.
• Espacio.
• Tiempo.
• Ritmo.

Además de los elementos que comparte con la psicomotricidad, la educación


física favorece las cualidades físicas del movimiento que se definen como las
diferentes características cualitativas innatas o adquiridas que distinguen a los
movimientos físicos. Estas cualidades físicas básicas del movimiento son:
fuerza, resistencia, agilidad, velocidad y coordinación.

6. JUEGOS PREDEPORTIVOS Y DEPORTE ESCOLAR

La educación física no sólo pretende la ejercitación física y la recreación, sino


que también promueve la práctica del deporte en sus diferentes disciplinas.

47
 Juegos pre deportivos

Se refieren a la actividad física de conjunto en la que se combinan elementos


técnicos de diferentes deportes, con la aplicación de las reglas fundamentales
o modificadas para su realización. Su tarea es propiciar el aprendizaje y la
formación previa a la participación del deporte.

 Deporte escolar

Es toda actividad física individual o de conjunto, cuya reglamentación,


instalaciones y equipo son adaptados a las características de niños y jóvenes
en edad escolar; de carácter claramente formativo, favorece los aprendizajes,
habilidades y actitudes.
El deporte escolar, además de responder a la necesidad que todo niño o niña
tiene de jugar, te permite, como instructor, canalizar adecuadamente la
competencia y durante su práctica se enriquece la interacción social de los
niños.

 Deportes básicos

Son los que en su realización participan las formas básicas de movimiento en


forma natural y que, por sus características, en el ámbito escolar propician el
desarrollo de habilidades y destrezas físicas; en cuanto a la regionalización del
deporte escolar, obedecerá a las características de la región y a los intereses
de los niños. Ejemplos: basquetbol, voleibol, futbol.

7. ¿CÓMO LLEVAR A CABO UNA SESIÓN EN EL NIVEL PRIMARIO


DE PSICOMOTRICIDAD?

Informa a los niños que se llevarán a cabo sesiones de psicomotricidad a


través de diversas actividades y juegos. La duración recomendada para las
sesiones es de 30 a 40 minutos tres veces por semana, y debe asignarse un
área por día, es decir, un día para psicomotricidad, otro para matemáticas y
otro para lectoescritura. El tiempo de la sesión se divide en tres momentos:

48
1. Introducción (de 5 a 10 minutos). Se induce al niño a la conciencia corporal a
través del reconocimiento del espacio y la respiración. También se pueden
realizar ejercicios de calentamiento (ver más adelante “Propuestas de
actividades introductorias”).

2. Desarrollo (de 20 a 25 minutos). Se llevarán a cabo las actividades de esta


Guía que habrás seleccionado previamente para su planeación. También se
pueden realizar actividades diseñadas por ti mismo.
3. Cierre (de 5 a 10 minutos). Se disminuye paulatinamente la actividad hasta
llevarlos nuevamente a la conciencia corporal, la relajación y verbalización. En
las actividades de cierre puedes incluir canciones tranquilas (ver más adelante
“Propuestas de actividades de cierre”).

Para la planeación, considera la evolución de los patrones de movimiento y los


elementos de la psicomotricidad. Desarrollar un propósito por sesión es
suficiente. Deberás respetar el orden sugerido en la teoría, además de adecuar
las actividades y los materiales.

A. PROPUESTAS DE ACTIVIDADES INTRODUCTORIAS

Estas actividades tienen como fin preparar al cuerpo para la ejecución de


los movimientos descritos en las fichas. A continuación se presentan
algunas sugerencias.

1. Reconocimiento del espacio: los niños caminarán libremente por todo el


espacio, desplazándose en distintas direcciones y velocidades (atrás,
adelante, de lado, lento, rápido, veloz).
2. Los niños caminarán libremente por el espacio, desplazándose en
distintos planos y niveles: arriba, en medio, abajo, adelante, atrás, derecha
e izquierda.
3. Realizar el Juego del calentamiento.
4. Mover las partes del cuerpo que menciones, incrementando la velocidad
de los movimientos según el ritmo de la música; recuerda siempre llevar un
orden en la secuencia del movimiento, ya que esto ayudará a la

49
estructuración del esquema corporal. Se inicia desde la cabeza hasta los
pies.
5. Se puede iniciar con una ronda que incluya movimientos, como Naranja
dulce, Amo ato, Doña Blanca, El lobo, entre otras.

B. PROPUESTAS DE ACTIVIDADES DE CIERRE

Las actividades de cierre contemplan dos momentos: el primero se refiere a


las actividades cuyo objetivo es regresar a la calma y el segundo está
dirigido a la verbalización y concientización del movimiento mediante
preguntas como “¿qué fue lo que más te gustó de la actividad?”, “¿cómo le
hiciste para realizar (mencionarás el nombre del ejercicio)?”, y “¿cómo te
sientes?” A continuación se dan algunas sugerencias para llevar a cabo el
primer momento del cierre.
1. Pide a los niños que se acuesten en el piso, de ser posible en una manta
o tela. Pon música suave y da indicaciones de mantener los ojos cerrados;
después, solicítales que tensen y relajen las partes del cuerpo que
menciones (desde la cara hasta los pies). Al terminar, dales unos minutos
para que se queden recostados descansando. Pide que muevan brazos y
piernas, y luego que abran los ojos y permanezcan recostados unos
instantes. Finalmente, indica que se incorporen apoyándose sobre un
costado y levantando por último la cabeza para evitar mareos.

2. Los niños estarán de pie formando un círculo. Da la indicación para que


muevan la parte del cuerpo que menciones. Los movimientos deben ser
suaves, simétricos y seguir el ritmo de la música. Moverán primero el pie
derecho; luego el izquierdo, la pierna derecha, la pierna izquierda, el
tronco, el brazo derecho, el brazo izquierdo y la cabeza. Después pide que
dejen de mover las mismas partes pero en orden inverso, comenzando por
la cabeza y terminando con el pie derecho.

3. Pide que caminen siguiendo el ritmo de la música y posteriormente da la


indicación de que dejen de mover la parte del cuerpo que les menciones,

50
comenzando por los pies. El objetivo es que se queden completamente
inmóviles.

4. Dile a los niños que se acuesten en el piso y escuchen atentamente la


música y tus indicaciones. Deberán cerrar los ojos e imaginar que se hacen
cada vez más pequeños hasta alcanzar el tamaño suficiente para meterse
en una botella. Luego imaginarán que intentan salir, pero no se pueden
estirar. Después de unos minutos les dirás que han logrado romper la
botella, por lo que podrán estirarse libremente y recobrar su tamaño real.

5. Acostados, los niños imaginarán que se transforman en cubitos de hielo,


para lo cual deberán hacerse chiquitos y tensar todo su cuerpo. Después
de 30 segundos comenzarán a derretirse, momento en el cual deberán
relajarse hasta quedar completamente derretidos en el piso.
6. Permanecerán acostados en el piso y les pedirás que respiren de
manera profunda y lleven el aire hacia el abdomen reteniéndolo por
algunos segundos para luego sacarlo suavemente por la boca. También
pueden realizar el mismo ejercicio llevando el aire hacia el pecho
(diafragma).

51
CONCLUSIONES

 la importancia que brinda la psicomotricidad al nivel primario no


solamente demuestra el dominio del acto de escribir sino que nos
permite percibir una amplia gama de aportes que modifican radicalmente
la concepción de aprendizaje.

 Varios son los aportes que podemos observar a través de la práctica que
van desde la revalorización, conocimiento, del cuerpo, su lugar, su
estructura, su movimiento, importancia, funcionamiento, hasta el dominio
del gesto, permitiendo el pasaje de la pura acción motriz al pensamiento
y a la comunicación, a través de la conquista progresiva y toma de
conciencia del cuerpo en movimiento y su organización en estructuras
relacionales significativas.

 La práctica psicomotriz en educación resalta el hacer, la experiencia, no


en sí misma sino en el hacer significativo, que solo cobra sentido en la
relación grupal, hacer que permite que el niño sea protagonista y aplique
su sello personal al complejo proceso de adquisición de saberes.

52
REFERENCIAS

 Calmels, Daniel, 2003. ¿Qué es la psicomotricidad?, Argentina, Lumen.


 Frostig, Marianne, 1987. Educación del movimiento, Argentina,
Panamericana.
 Galaor, Isabel, Guadalupe Gómez, Óscar Muñoz, Arturo Ortega y Luis
de la Peña, 1989¿A qué jugamos?, Serie Literatura infantil, México,
Conafe,
 Guardiola, Alejandro 2007. Alfabetización motriz, España, Ediba Europa
Eon,
 Rigal, Robert 2006. Educación motriz y educación psicomotriz en
preescolar y primaria, España, Inde Publicaciones,
 Torres, José 2008. La clase de educación física en el preescolar:
estrategias y recursos didácticos, Trillas.
 Zapata, Óscar 1989., Juego y aprendizaje escolar: perspectiva
psicogenética, México, Pax.

 Blanco del valle David (2009). la psicomotricidad en la educación


primaria. La importancia en el desarrollo de los niños y niñas.
Recuperado el 20 de junio de 2012, de
http://www.ellapicero.net/node/3199

 Martin Molina, Francisca (2006). “Psicomotricidad en educación infantil y


educación primaria” Recuperado el 23 de junio de 2012, de
http://www.cepgranada.org/~jmedina/articulos/n3_06/n3_06_30.pdf

53